ManualdeComunicación

Manual de Comunicación
É“para la Saltggfi 3g;422
. _ ,Herramlentas para la producclon de


materiales y acciones comunicativas
en las prácticas comunitarias




{Y


Manual de
Comunicación


para la


y Salud


HERRAMIENTAS PARA LA PRODUCCIÓN DE
MATERIALES Y ACCIONES COMIINICATIVAS


EN LAS PRÁCTICAS COMUNITARIAS.


¿


V= x




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
Herramientas para la producción de materiales y
acciones comunicativas en las prácticas comunitarias.


Este Manual fue producido por el Área de
Comunicación del PROGRAMA DE REFORMA DE LA
ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD (PROAPS):


Lic. Eugenia Monti
Lic. Javier Taborda
Lic. Soledad López
Lic. Liliana Nicolino
Lic. Luciano Debanne
Lic. María Noel Tabera
Lic. Cecilia Wedemeyer
Lic. Pía Dalmasso


Gestión de Producción:
Dr. Carlos Laje (h)


Diseño y diagramación
María Noel Tabera


Las ilustraciones de este manual fueron realizadas por
Jorge Cuello para La Salud en Cuadritos, Proyecto de pro-
moción y prevención de Salud para la Escuela Inicial y
Primaria. PROAPS, Córdoba, 2006- 2007-


Este material está disponible en la página web: wvv\N.proaps.cba.gov.ar


X




GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA


AUTORIDADES


Gobernadorlde la Provincia de Córdoba
Dr. JOSE MANUEL DE LA SOTA


Vice-Gobernador de la Provincia de Córdoba
Cr. JUAN SCHIARETTI


Ministro de Salud I
Dr. OSCAR FELIX GONZALEZ


PROGRAMA DE REFORMA DE LA
ATENCION PRIMARIA DE SALUD (PROAPS)


Jefe de Proyecto (B.II.D.)
Lic. ERNESTO MARTINEZ


Unidad Ejecutora Provincial
Coordinadora:


Cra. SILVINA RIVERO


Sub Unidad Ejecutora
Coordinador General:


Dr. ENRIQUE ROZENBLAT






Indice


LA PREVENCIÓN Y PROMOCIÓN DE SALUD 9
COMO HORIZONTE.


SOBRE ESTE MATERIAL. 11


PARTE I
1. ¿Qué Comunicación para qué Salud? 15


2. Una herramienta para definir la acción 23
comunicativa: Análisis del escenario
comunicativo de una comunidad.


3. Elaboración de un plan de comunicación: 35
¿Qué acciones para qué objetivos?


PARTE II


4.¿Qué acciones para qué Comunicación? 47


5- Comunicación interpersonal: 55
Comunicarse es encontrarse.


6- ¿Cómo producimos materiales radiofónicos? 75


7- ¿Cómo producimos materiales audiovisuales? 101


112


%i“
8- ¿Cómo producimos materiales gráficos?




i
9- ¿Cómo nos vinculamos con los medios 165
masivos de comunicación?


ANEXOS


1. ¿Cómo financiamos nuestras acciones? 207


2.¿Cómo presentamos Io que hacemos? 221


3. Calendario de fechas claves en salud. 235


BIBLIOGRAFÍA 239




INDICE DE FICHAS .0
QE.


Índice de fichas


Ficha N° 1: La Comunicación entendida como diálogo. 22


Ficha N° 2: La comunidad como escenario de comunicación. 34


Ficha N° 3: Elaboración de un Plan de Comunicación. 43


Ficha N° 4: EI Taller. 72


Ficha N° 5: EI Lenguaje Radiofónico. 95


Ficha N° 6: EI guión radiofónico. 96


Ficha N°7: La Cuña Radiofónica. 97


Ficha N° 8: EI radioteatro. 98


Ficha N° 9: EI Lenguaje Audiovisual. 119


Ficha N° 10: EI guión audiovisual. 120


Ficha N° 11: La producción de materiales gráficos. 160


Ficha N° 12: EI afiche. 161


Ficha N° 13: EI folleto. 162


Ficha N° 14: La cartilla. 163


Ficha N° 15: EI vínculo con los Medios Masivos. 200


Ficha N° 16: EI Mapa de Medios. 201


Ficha N° 17: La gacetilla de prensa. 203






\..4


La prevención y promoción
de Salud como horizonte


con el Programa de Reforma de la Atención Primaria de la Salud, el
Gobierno de la Provincia de Córdoba trabaja en la transformación del sis-
tema sanitario a través del diseño, planificación e implementación de
acciones tendientes a pasar del modelo asistencial tradicional a otro, cuya
base conceptual es la Atención Primaria de la Salud.


El desafío es desarrollar políticas que aborden la salud como un Derecho
y no como la mera ausencia de enfermedad. Y esta sola definición impli-
ca promover cambios de concepción y hábitos en todos los actores invo-
lucrados: entre quienes integran los equipos de salud y también, en cada
uno de los miembros de la comunidad, tanto individuales como colecti-
vos.
La prevención y la promoción de la salud deben guiar nuestras prácticas.


Sabemos que este camino es largo y complejo de transitar. Algunos pasos
hemos dado:


¿l? La ley 9133 de Garantías Saludables, sancionada en el 2003, y que
aporta el marco legal para que el cambio pueda instrumentarse. Es un
paso importantísimo pero no suficiente.


¿li La formación de los recursos humanos que se suman al sistema
y la reconversión de los que ya lo integran es otra apuesta que se viene
desarrollando a través de distintos espacios y programas. Y que deberá
continuar en articulación con los centros formadores de profesionales de
la salud.


¿l? La adecuación de la infraestructura para el desarrollo de prácticas
enfocadas desde la APS. Reacondicionar los centros de salud para que ten-
gan espacios en los cuales realizar actividades con participación comuni-
taria, construir rampas de acceso y nuevos consultorios es un modo de
crear las condiciones para poder trabajar desde una perspectiva diferente.


¿li El diseño e implementación de un sistema informático que haga
realidad la historia clínica única para cada habitante de la provincia, per-
mitiendo abordar a cada persona de un modo integral y no como víctima
de una enfermedad puntual.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Y tantos otros proyectos y líneas de trabajo que hablan de la voluntad
política de concretar esta transformación y que se convierten en avances
en la concreción de este objetivo.


Ahora bien, con esto no alcanza. Si la salud es un derecho, es importante
ejercerlo, exigirlo, construirlo. Necesariamente implica la participación de
otros actores que —junto al Estado que tiene la responsabilidad de garan-
tizar el acceso a la salud- hagan realidad este cambio.
La comunidad debe estar dispuesta a ejercer este derecho participando
activamente en la construcción de su propia salud, y las organizaciones de
la sociedad civil asumen un rol clave actuando como nexo y facilitador de
vínculos en pos de la incorporación de hábitos saludables.


Y aquí quiero destacar algo que desde el PROAPS hemos priorizado desde
el comienzo y que es el motivo por el cual hemos desarrollado este
manual: la importancia de la comunicación para abordar nuestras inter-
venciones comunitarias en la construcción del cambio.
La comunicación entendida como diálogo y no sólo como transmisión de
información. La comunicación que nos permite elaborar y hacer llegar
información a través de distintos medios y sobre todo, aquella que impli-
ca ocuparse de las relaciones entre actores, el reconocimiento de sus capa-
cidades y saberes, el estímulo a la reflexión, el diálogo y la participación.


Es así, que el Área de Comunicación del PROAPS tiene un rol fundamen-
tal: estimular la construcción colectiva del cambio a través del involucra-
miento de todos y cada uno de sus protagonistas.
Trabajando en esta línea es que en el 2004 se distribuyó entre los Equipos
de Salud Familiar que desempeñaban sus tareas en distintas localidades
de nuestra provincia, la primera edición del Manual de Comunicación para
la Salud.
Ese material, junto con los aportes en ese sentido que hicieron quienes
trabajaron con él, dio lugar a esta segunda edición que ustedes tienen en
sus manos.


Esperamos que les sea útil para continuar en el camino iniciado.


Dr. Enrique E. Rozenblat




SOBRE ESTE MATERIAL i
\..4


Sobre este
material


Este es un manual de comunicación para la salud.


Esto, que dicho así resulta una obviedad, es una perspectiva de trabajo.
Este material es una apuesta a la promoción y prevención de salud,
como camino para la participación activa de los ciudadanos en los temas
referidos a sus condiciones de vida.


Si la promoción y prevención en salud requieren de la participación ciu-
dadana, entonces la comunicación es central en el desarrollo de este tra-
bajo.
Pero no cualquier trabajo desde la comunicación. De nada servirían un
conjunto de técnicas de transmisión de información, de nada servirían
técnicas diseñadas sólo para convencer.


Para llevar adelante desde la Atención Primaria de la Salud procesos que
realmente logren mejorar nuestras condiciones de vida, es necesario
involucrar a la comunidad. Hoy los Equipos de Salud necesitamos enta-
blar diálogos con la comunidad si queremos que ésta sea sujeto de ese
proceso de cambio.


En este Manual la comunicación es entendida como construcción colec-
tiva de vínculos y sentidos, es decir de modos de entender y vivir el
mundo. Esta forma de entender la comunicación es, a nuestro juicio, la
más útil para trabajar desde la prevención y promoción de salud.


Necesitamos, entonces, herramientas prácticas para construir el diálogo
con las comunidades, barrios o pueblos en los que elegimos llevar ade-
lante nuestra tarea. Este manual busca dar cuenta de esas necesidades
con aportes concretos y orientados al tipo de tareas que desarrollamos
diariamente.


Para que sea más claro y sencillo de usar, lo hemos dividido en dos par-
tes.


En la primera parte desarrollamos la base de esta propuesta. Allí van a




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


encontrar herramientas elementales para empezar a dialogar verdadera-
mente: guías para el diagnóstico y la planificación en comunicación para
las comunidades en donde trabajamos. Esta es la tarea inicial sobre la
que podrá construirse cada una de las acciones y materiales que utiliza-
remos en el desarrollo de ese plan.
Esta primera parte esta basada en el planteo teórico-metodólogico del
comunicador uruguayo Gabriel Kaplún y del Programa DRC del Centro
Nueva Tierra, para el trabajo en comunicación comunitaria.


A medida que avancen en la tarea de dialogar con la comunidad, la
segunda parte de este manual probablemente será la más consultada.
Allí van a encontrar algunos aportes técnicos para diseñar las acciones y
materiales necesarios que hagan efectivo ese diálogo: sugerencias prác-
ticas para la elaboración de productos audiovisuales, radiofónicos, grá-
ficos y de instancias de comunicación cara a cara.


Cada tema ha sido desarrollado incluyendo experiencias de Equipos de
Salud de Córdoba y de distintas organizaciones de Latinoamérica, que
ejemplifican lo expuesto y, en muchos casos, pueden ser inspiradoras
para nuestra práctica diaria.
Además hemos diseñado una serie de fichas que resumen los temas cen-
trales y funcionan como guía para la producción y el trabajo.


Esperamos que este Manual de Comunicación para la Salud facilite la
tarea diaria de trabajar por un país más justo e igualitario en materia de
salud.








1- ¿QUÉ COMUNICACIÓN PARA our’: SALUD? '
V


¿Qué Comunicación
para qué Salud?


¿Cómo pensar la Comunicación para la Promoción
de Salud?


cuando hablamos de salud no todos nos referimos a Io mismo, hay dis-
tintas concepciones que se concretan en diferentes tipos de acciones a Ile-
var adelante en una misma situación. Cuando hablamos de comunicación
sucede Io mismo, las distintas maneras de entender la comunicación nos
llevan por caminos diferentes.
Así, "comunicar" se relaciona con acciones como dar a conocer, informar,
manifestar, influir, revelar, expresar, poner en común; que organizadas nos
dicen que Ia "comunicación" tiene un doble origen y significado, uno más
ligado a Ia transmisión de información y otro a dialogar con otro/s.


La comunicación como transmisión de mensajes o de información, es Ia
concepción más difundida y se presenta siempre de esta manera:


EMlSORvsab MENSAJE"'V’ RECEPTOR


Este esquema simplifica demasiado el hecho comunicativo y no nos permi-
te pensar, y por Io tanto actuar, en todo Io que entra en juego cuando nos
comunicamos. En una rápida mirada al esquema anterior, Io que podemos
ver es un "emisor" y a un "receptor" inamovibles:


* EI emisor es el que dice, el que tiene toda Ia información, y está carga-
do de la responsabilidad de armar un mensaje inequívoco.


*EI receptor es planteado como eI último tramo del proceso, sin inciden-
cia en Ia construcción de Io que se dice y de Io que se pone en juego.


Esta es una manera unidireccional de pensar Ia relación entre los que se
comunican: el emisor es el que dice y construye el sentido de Io que se quie-
re decir, mientras el receptor sólo Io asimila. Desde esta concepción, los
integrantes del equipo de salud serían emisores, ocuparían el rol del que
tiene el saber y la palabra autorizada para hablar de salud.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Muchas veces asumimos la actitud de "nosotros
tenemos el saber sobre la salud, ustedes sólo tienen
creencias y conductas que deben cambiar". Y aun-
que esta frase suene exagerada, aparece impreg-
nando en mayor o menor medida — muchas veces
en forma inconsciente- la actividad de los trabaja-
dores de la salud. Y entender la comunicación como
simple transmisión de mensajes, a pesar de ser la
concepción más difundida, no permite trabajar
desde un enfoque de la promoción de la salud que
busca producir cambios de valores y prácticas en la
población con la que se trabaja.


Es fácil darse cuenta que nunca somos exclusivamente "emisores" o
"receptores" puros, sino que el sentido de lo que decimos se va produ-
ciendo colectivamente a medida que se desarrolla la relación comunica-
tiva.
Pero además ninguna relación comunicativa sucede en el vacío, nos
comunicamos desde espacios concretos, que tienen una historia, una
geografía específica, porque somos parte de una trama social compues-
ta por una red de relaciones interpersonales y mediáticas.
Los mensajes que producimos están inscriptos en esa trama sociocultu-
ral que opera en el momento en que los producimos y también en el
momento de la recepción. Esa trama, esa historia, esa situación socio-
cultural, inciden en el significado que nuestros mensajes y discursos van
a adquirir.


Por eso aquí vamos a trabajar desde una idea de comunicación enten-
dida como diálogo, como relación que necesariamente implica la par-
ticipación de al menos dos actores implicados, sean personas, grupos u
organizaciones, y por lo tanto, vamos a partir del hecho de que no
puede haber relación comunicacional desde de la existencia y voluntad
de un solo actor: el emisor de los mensajes. Siempre existe otro en la
comunicación.


La comunicación es una dimensión de la vida y de las relaciones socia-
les.




1- ¿QUÉ COMUNICACIÓN PARA our’: SALUD?


Por eso, cuando hablamos de comunicación, hablamos de actores que
se relacionan entre sí dinámicamente, a través de medios o no,
donde existe un UNO y un OTRO o varios otros con quienes cada
actor, individual o colectivo, establece interacciones.


Esta concepción es la que nos permite trabajar en sintonía con la de
Promoción de la salud que busca construir una vida saludable, a partir
de generar condiciones para que individuos y grupos desarrollen la
capacidad de actuai; se empoderen y tomen decisiones positivas para su
saludy eI bienestar colectivo’ . ¿Por qué? Porque para que esto sea posi-
ble, es necesario generar vínculos que permitan compartir el modo en
que entendemos y construimos una vida saludable. Y esta construc-
ción de vínculos y sentidos compartidos es la dimensión comunica-
tiva de nuestra tarea


l) La construcción de vínculos y
sentidos compartidos es la
dimensión comunicativa de


nuestra ta rea .


Esta dimensión comunicativa de los procesos de promoción de salud,
tiene que ver con cómo se establecen esos vínculos, esas interacciones,
para construir en común esas posibilidades. Estamos hablando, de
acciones que tienen una fuerte dimensión educativa.


¿Qué problemas y necesidades son
problemas y necesidades de comunicación?


Decimos que la comunicación es una construcción de vínculos y senti-
dos compartidos, esto significa que estamos hablando de un diálogo
entre interlocutores. Este diálogo puede ser más o menos difícil de
lograr. A veces puede cumplir sus objetivos y otras veces no, y es ahí
cuando hablamos de "problemas de comunicación".
Ahora bien, aunque lo comunicacional atraviesa todas las prácticas en
las que nos relacionamos con otros, no todos los problemas que surgen
en esas relaciones son problemas que tengan su origen en la comunica-
ción de los actores, ni que puedan solucionarse con más o mejores
medios de comunicación.
1- Helena Restrepo. Promoción de la salud; Cómo construir vida saludable. 2001.
Material del Curso Internacional de Promocion de la Salud 2005.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


El comunicador uruguayo, Gabriel Kaplún, señala que los problemas y
necesidades de comunicación pueden centrarse en:


* La necesidad o la dificultad para establecer o restablecer
VÍNCULOS.


Estos son los problemas de comunicación que surgen cuando se piensa
qué relación se quiere establecer con algunos actores de la comunidad, o
con algún grupo en particular para trabajar sobre algo.
Por ejemplo cuando tenemos dificultades para acercarnos a los jóvenes
para trabajar junto con ellos sobre salud sexual y reproductiva.


i? La necesidad / dificultad para producir, compartir y hacer cir
cular SENTIDOS.


Cuando hablamos de sentido hablamos de los significados y de la direc-
ción y el valor que le otorgamos a los mensajes y discursos que produci-
mos.
Esta dirección y valor está dada por las ideas compartidas, lo que habitual-
mente conocemos como: "una forma de ver el mundo" o "un horizonte
compartido", que vamos construyendo en las diversas dimensiones de
nuestra vida. Es lo que la gente vive, piensa y sueña sobre diferentes temas
que hacen a la vida y al mundo en que vivimos.
Entonces, por ejemplo, cuando hablamos de salud, hablamos de unas
ideas compartidas sobre la salud. Estas ideas o sentidos compartidos
nunca son individuales sino que se van haciendo junto con otros.


El sentido compartido no se logra sin vínculos. Pero, al mismo tiempo, el
vínculo no es nada si no hay un horizonte común. Hace falta una direc-
ción que nos marque el camino que vamos a recorrer, que hacemosjunto
con otros.
La construcción colectiva, de lo que entendemos por salud y enfermedad,
y de los modos de hacer promoción de la salud, son problemas de comu-
nicación. Y también problemas que están muy vinculados a la educación.
Llenar de contenido ideas como "hábitos saludables", "alimentación varia-
da" es una tarea difícil porque probablemente ya existan en la comunidad
ideas previas de lo que esto significa, y quizás no sea lo que nosotros pro-
ponemos. La tarea de producir, compartir y hacer circular esos nuevos sig-
nificados para esas palabras, esas nuevas formas de entender la salud, es
parte de la dimensión comunicativa del trabajo en la promoción de la
salud.


se’ 3°




1- ¿QUÉ COMUNICACIÓN PARA our’: SALUD?


¿Cómo podemos determinar cuáles son nuestras
dificultades para entablar el diálogo con el otro?


cuando se dice que se tiene un problema de comunicación se está
expresando una necesidad insatisfecha, la ausencia de algo.
Para poder avanzar sobre este tema, retomamos la propuesta de Gabriel
Kaplúnl, que distingue entre necesidades y satisfactores3-
Las necesidades de comunicación son de carácter antropológico, básicas
para el desarrollo de la vida humana. Los satisfactores de las necesida-
des son de carácter cultural, y por lo tanto se definen en cada cultura y
en cada comunidad.


Por ejemplo, muchas veces uno dice que
necesita un pantalón o tal o cual prenda de
ropa, cuando en realidad la necesidad que
se está expresando es la de abrigo, y el\satisfactor de esa necesidad en nuestra cul-
tura es un pantalón pero en otra podría ser
una piel de oso.


Las necesidades de las que hablamos tienen que ver con diferentes
dimensiones de la vida. Unas tienen que ver con el ser, otras con el
tener, otras con el estar. Otras necesidades tienen que ver con la acción
o con el hacer.


SER vs» Saludable
TENER sa...» Alimento
HACER vs» Comer bien
ESTAR v.» En un entorno saludable


2- Comunicación Popular: ¿Es o se hace.7, 5° Seminario - Taller del Programa de Desarrollo de Recursos de
Comunicación de Organizaciones Comunitarias del Centro Nueva Tierra. Buenos Aires. 2003.
3 - Para desarrollar este planteo Gabriel Kaplún toma la propuesta de Manfred - Max Neef.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿lx


En comunicación estas cuatro dimensiones de las necesidades se pueden
expresar así:


SER ma» Receptivo, abierto, expresivo
TENER .5» Canales, medios, materiales
HACER «n» Escuchar, expresarse, dialogar
ESTAR una» Espacios formales e informales


de comunicación


La propuesta es pensar nuestras necesidades de comunicación desde
estas cuatro dimensiones porque si no podemos estar reduciendo nues-
tros problemas y necesidades.
Si entendemos de esta manera las posibles necesidades de comunica-
ción, entonces un video, una cartilla o un afiche, o un spot radiofónico
no son necesidades sino posibles maneras de satisfacerlas. Esta propues-
ta nos permite hacer un análisis más profundo para entender mejor cuá-
les son los problemas en juego y cuál es el mejor modo de encararlos.
Porque si no lo que planteamos como posibles satisfactores de esas
necesidades pueden serlo solo superficialmente y entonces la necesidad
va a seguir insatisfecha.
En general cuando decimos que tenemos problemas de comunicación
pensamos que nos hacen falta canales o medios. La dimensión del tener
es la que más solemos abordar y suelen ser los tipos de satisfactores que
buscamos desarrollar: hacer más cartillas, llenar la comunidad de afi-
ches, entregar cientos de volantes, etc... Esto es como creer que todas
las necesidades de salud se resuelven sólo con medicamentos, sin tener
en cuenta los hábitos de vida o el ambiente en que vivimos.


Por eso, es importante también pensar en las otras dimensiones para
tener una mirada más amplia y profunda que nos permita abordar la
complejidad de las relaciones comunicativas y de sus problemas.
Entonces, si decimos que deberíamos ser capaces de escuchar más, de
dialogar más, Io que necesitamos es un tiempo y un espacio para ello, o
revisar cuáles son los espacios previstos para la escucha, o qué espacios
formales o informales se abren para el diálogo con los actores de la
comunidad.


0'79 , “Ï‘W




1- ¡QUÉ COMUNICACIÓN PARA QUÉ SALUD?


Rol del Equipo de Salud desde la dimensión
comunicativa


La intervención comunitaria de todo equipo desde la promoción de
salud, determina cierto trabajo de comunicación, por ejemplo:


Promover la
construcción
colectiva de
una "vida salu-
dable"


Aportar a la
generación de
políticas públi-
cas en salud.


D e s a r r o | | a r
intervenciones
en comunica-
ción que pro-
porcionen con-
diciones favora-
bles para la
adopción indi-
vidual y colecti-
va de compor-
tamientos salu-
dables.


REQUIERE


REQUIERE


REQUIERE


v» Implementar planes de
comunicación para facilitar la parti-
cipación de la comunidad en los pro-
cesos de incorporación de prácticas
que mejoren la calidad de vida,
expresión de demandas y definición
de políticas de salud.


vs»? Colocar en la agenda pública
local los temas de salud prioritarios
para la comunidad.
v») Favorecer el diálogo entre la
comunidad y las distintas instancias
de gobierno.


v»? Identificar y priorizar situa-
ciones que afectan la salud y el bien-
estar colectivo susceptibles de mejo-
ra a través de procesos de participa-
ción.
v») Diseñar planes efectivos de
comunicación, con foco en el reesta-
blecimiento de vínculos y la crea-
ción/circulación de sentidos compar-
tidos.
u) Desarrollar prácticas de
comunicación que contengan las
dimensiones del ser, tener, hacer y
estar para dar respuesta a distintas
necesidades-
un? Crear las condiciones de sus-
tentabilidad en el tiempo de las dis-
tintas prácticas. .




i. FICHA N° 1


La coMumcAcróN entendida
como DIALOGO


Actores que se relacionan entre sí dinámicamente, a
través de medios o no, donde existe un UNO y un OTRO
o varios otros con quienes cada actor, individual o
colectivo, establece interacciones.


iOué problemas y necesidades son pro-
blemas y necesidades de comunicación?


ak La necesidad o la dificultad para establecer o
restablecer VINCULOS


ak La necesidad l dificultad para producir, com-
partir y hacer circular SENTIDOS.


¡Cuáles son las dificultades para entablar un diálogo
con el otro, para comunicarnos?


UN PROBLEMA DE COMUNI-
Las


nïífesldafies Ïfnen que vel:
cAmóN EXPRESA UNA COI’! Ieren es Imenslones.


NECESIDAD INSATISFECHA. °°" 9' sERv °°" 9' TENER! °°"
el ESTAR, con el HACER.


En COMUNICACIÓN estas cuatro dimensiones de las necesidades
se pueden expresar así:


SER ya» Receptivo, abierto, expresivo
TENER «s» Canales, medios, materiales
HACER v»! Escuchar, expresarse, dialogar
ESTAR vs» Espacios formales e informales


de comunicación


l * ROL DEL EQUIPO DE SALUD DESDE IA DIMENSIÓN COMUNICAIWA


l
alli Promover la construcción colectiva de una "vida saludable".
al: Aportar a la generación de politicas públicas en salud.
al: Desarrollar intervenciones en comunicación que proporcionen condiciones favo-


rables para la adopción individual y colectiva de comportamientos saludables.




2 - IINA HERRAMIENTA PARA DEFINIR LA ACCIÓN COMUNICATIVA
llo\..'4


llna herramienta para definir
la acción comunicativa:
Análisis comunicativo
de una comunidad


Dijimos que cuando se
habla de una necesidad se
está hablando de la ausen-
cia de algo, ausencia que
generalmente se expresa en
términos de deseos. Mirar
los problemas y las necesi-
dades desde el lado de los
deseos es importante por-
que el deseo funciona como un articulador. Reconocer los deseos presentes
en los lugares y sobre las problemáticas con las que vamos a trabajar nos
puede proporcionar la fuerza movilizadora.
Ahora, para poner en acción el deseo del otro en los procesos de comuni-
cación, es necesario desarrollar la capacidad de ponerse en su lugar. Esto
no significa que debemos pensar como ese otro, sino hacer un esfuerzo por
entender su punto de vista, el lugar desde el cual mira, aún para discutir
con él.
Para dialogar con otro, individual o colectivo, primero tengo que entender
cómo es, saber qué le pasa, cuáles son sus palabras, sus historias, sus mane-
ras de ser. Para entablar un diálogo real siempre debemos partir del otro.
Muchas veces los proyectos de los técnicos introducen "lógicas del pensar"
que tienen poco que ver con los procesos de una comunidad, porque en
realidad solo parten de los "deseos" de los técnicos. Pensar desde los deseos
presentes en la comunidad y no sólo desde las necesidades o desde el diag-
nóstico técnico, puede ayudar a construir una propuesta que al interpelar
se vaya construyendo desde una lógica común. Si esto se logra es posible
que se generen acciones que trasciendan el proyecto puntual y que se inser-
ten en un proceso colectivo más amplio y permanente en la comunidad.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Entonces para pensar qué hacer con los problemas y necesidades comu-
nicacionales que tenemos como equipo de salud, necesitamos compren-
der al otro con quien nos queremos comunicar como parte de una
comunidad. Por eso es necesario pensar en la comunidad como un esce-
nario de comunicación, porque los diálogos que queremos establecer
son parte deson parte de la trama de relaciones que constituyen la
comunidad que integramos.


¿Qué elementos forman la comunicación de una
comunidad?


Muchas de las cosas que suceden cotidianamente en las comunidades
en las que trabajamos pueden ser vistas como hechos de comunicación:
conversaciones, pintadas en las paredes, fiestas y encuentros, peleas,
chismes, etc.
Para desarrollar nuestra tarea de manera que sea útil a la gente con la
que trabajamos, debemos tener en cuenta esa comunicación natural y
espontánea.


Siempre hay que tener en cuenta que la historia de la comunidad, comu-
nicándose sobre los más variados temas, precede a nuestro trabajo. Por
lo tanto, hay que pensar en el conjunto de hechos en los cuales unos
actores se comunican con otros a diario de manera cotidiana y espontá-
nea. Y hay que tener en cuenta que esa comunicación se realiza desde
un abanico muy amplio de objetivos, opiniones y sentimientos e incluso
muchas veces desde diferencias muy grandes entre esos actores.
Por eso, si queremos establecer un dialogo real con esos actores, es
importante conocer bien esa comunidad y sus modos de comunicarse.


Tenemos que evitar parecernos a esas perso-
nas que se suman a una conversación sin
conocer de lo que se estaba hablando y
empiezan a dar opiniones y a decir como
se tiene que hacer las cosas... eso siem-


pre genera antipatía y establece una barrera
que dificulta el diálogo.




2 - llNA HERRAMIENTA PARA DEFINIR LA ACCIÓN COMUNICATIVA


Esta mirada previa sobre la comu-
nidad va a potenciar nuestro tra-
bajo, nuestros boletines, afiches,
campañas, etc. Porque además, si
no sabemos escuchar, desaprove-
chamos un montón de conocimien-
tos y experiencia que se han ido
construyendo y acumulando a lo
largo de la historia común de esa
gente con la que trabajamos.


Por eso es necesario analizar algunos elementos antes de empezar nues-
tro diálogo con la comunidad:


als Los actores que viven y desarrollan sus actividades en la comu
nidad
Los procesos sociales, históricos, culturales y políticos que
atraviesan a la comunidad.
Los problemas y contenidos que la movilizan
Los lenguajes y códigos que cada comunidad utiliza, entiende
y disfruta.
Los espacios y circuitos en los que se mueven y encuentran los
miembros de la comunidad.
Los medios y técnicas de comunicación que se usan cotidiana
mente


ikikikikik


Los actores


En este punto vamos a señalar que cuando hablamos de los actores de
la comunidad no solo hablamos de los otros sino también de nosotros.
El equipo de salud es parte de esa comunidad en la que trabaja y está
igualmente cruzado por múltiples aspectos que determinan, limitan y
potencian su trabajo y el modo en que se comunica.
Por eso aquí vamos a señalar algunas consideraciones para el equipo de
salud y los otros actores de la comunidad.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


EL EQUIPO DE SALUD:
Cuando pensamos en los modos de vincularnos y dialogar con
la comunidad con la que trabajamos debemos tener en cuenta
no solo el modo en que nosotros vemos a los otros actores que
desarrollan sus actividades allí, sino también como nos ven esos
actores a nosotros.
Para eso es útil respondernos preguntas como:
¿Cuáles son nuestros objetivos?, ¿en qué consiste nuestro tra-
bajo?, ¿qué vamos a aportar a la comunidad?, ¿de qué modo
nos organizamos como equipo para realizar nuestras tareas?,
¿qué instituciones nos atraviesan?, ¿con quiénes nos relaciona-
mos y cómo?, ¿qué tipo de comunicación estamos construyen-
do con los otros?, ¿cómo influyen estas cosas en nuestro traba-
jo con la comunidad?, ¿cómo ve/valora/considera nuestro traba-
jo la comunidad?


LOS OTROS ACTORES DE LA COMUNIDAD
En nuestra comunidad hay distintos actores sociales: los jóve-
nes, las madres, los adultos, los abuelos, etc. También están los
actores organizados, es decir, los grupos comunitario, la escue-
la, el club, el municipio, los comerciantes, la policía, etc. Cada
actor tiene sus propios intereses, fuentes de poder, historia, con-
flictos, objetivos, visiones de la realidad que surgen de sus prác-
ticas y definen su identidad. Y cada uno de ellos es un produc-
tor de hechos de comunicación.
Sus intereses y fuentes de poder definen el tipo de relación que
se plantea con el resto de los actores de la comunidad, y estas
relaciones pueden ser más o menos democráticas, con mayor o


menor diálogo, con mayor o menor acuerdo
con los otros.
Para que nuestro trabajo con la comunidad
sea eficiente debemos preguntarnos: ¿Qué
actores sociales existen allí?, ¿qué tareas
desarrollan?, ¿qué intereses tienen?, ¿qué
intereses son comunes a los de otros acto-
res y a los nuestros, y cuáles diferentes o
incluso opuestos?, ¿de dónde proviene su
poder, su legitimidad dentro de la comuni-
dad?




2 - llNA HERRAMIENTA PARA DEFINIR LA ACCIÓN COMUNICATIVA


Los procesos sociales, históricos, culturales y políticos que
atraviesan a la comunidad


Cada ciudad, comunidad, pueblo, barrio es el resultado de un entrama-
do de tradiciones, relatos y acontecimientos que pesan en la memoria y
en el modo diario de ser de sus habitantes.
Para generar procesos que estén verdaderamente arraigados en la vida
de cada comunidad, apuntando a que los miembros de esa comunidad
se apropien de esas propuestas, debemos recuperar esa historia colecti-
va.
Si no hacemos esto, nunca entenderemos el por qué de las cosas que
suceden ni podremos cambiarlas o fortalecerlas según el caso. Incluso
podemos cometer errores groseros que destruyan el trabajo que veni-
mos realizando.
En este punto cabe preguntarse: ¿Cuál ha sido la historia reciente de la
comunidad?, ¿en que trabajan, de qué viven, cómo se relaciona eso con
otras dimensiones de su vida?, ¿qué actividades culturales realizan?,
¿qué música escuchan, qué ven en televisión, cómo se divierten?, entre
otras cosas...


¿Jx


Siguiendo con el ejemplo que veníamos
dando, es como si nuestro personaje
que recién se suma a la conversación
empezara a hacer chistes sobre alguna
enfermedad en una casa donde se la ha
sufrido...


Los problemas y contenidos que movilizan a la comunidad


Para poder iniciar un diálogo con la comunidad tenemos que saber cuales
son esas cuestiones que están presentes como demandas o necesidades y
que son vividas como urgencias o cosas de suma importancia en la vida del
lugar.
Temas como el embarazo adolescente, las adicciones, la alimentación, las
enfermedades de trasmisión sexual, pueden ser problemas importantes para
la comunidad y debemos ponerlo en nuestras prioridades comunicacionales.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Probablemente aparecerán conflictos de intereses entre los distintos
actores, que viven cada problema de manera diferente, según el
lugar social y cultural que ocupan en la comunidad, a qué se dedi-
ca o cuales son sus intereses y objetivos. Debemos leer con la mayor
claridad posible ese juego para aportar a un proceso de participa-
ción y apropiación de nuestras propuestas por parte de la comuni-
dad.


En relación a lo que nosotros trabajamos ¿Qué temas son conside-
rados importantes? ¿Por qué? ¿Quiénes consideran importante cada
tema, qué opinan los otros actores sobre esos temas? ¿Cuáles son
las principales demandas de la comunidad?


Lenguajes y códigos


Puede suceder que a pesar de que nos esforzamos por hacer afiches
o cartillas que sean bonitas y prolijas, no les gusten o no sean leídas
por aquellos con quienes queríamos dialogar, explicarle o invitarlos
a participar en algo.
A veces eso sucede porque no tenemos en cuenta los lenguajes y
los códigos que la comunidad maneja y disfruta.
Los lenguajes son "universos de significación"; algo amplio como
pueden ser el lenguaje sonoro, escrito, visual, oral, etc.
Los códigos son los "sistemas de reglas específicos" dentro de cada
lenguaje. Entonces dentro del lenguaje oral existe un código amplio
que es el castellano y dentro del castellano códigos más específicos
como el código de la cárcel, el de los médicos, el del barrio, el de
los jóvenes, etc...


Tenemos que lograr que nuestros productos y actividades de comu-
nicación utilicen múltiples lenguajes (oral, visual, escrito, sonoro)
siempre teniendo en cuenta que tipo de lenguaje utilizan con mayor
facilidad y disfrutan aquellos con quienes queremos dialogar.


Algo similar sucede con el uso de los códigos, tenemos que estar
muy atentos y ver cómo utilizan cada lenguaje (oral, escrito, visual,
etc.) en la comunidad.




2 - IINA HERRAMIENTA PARA DEFINIR LA ACCIÓN COMUNICATIVA 04.1-.


Si organizamos un encuentro de madres
para que al mismo tiempo se puedan
vacunar los niños de la comunidad, no \
podemos poner música clásica, es más / X
probable que se cree un mejor clima ‘-
si ponemos la música que esas
madres escuchan: folclore, cuarteto,
cumbia, románticos, por ejemplo.


Es muy común que no se tengan en cuenta estas cosas cuando elabora-
mos nuestros medios de comunicación o hablamos con la gente.


Además no tenemos
que olvidarnos que la
forma del mensaje
muestra la manera en
que concebimos al
interlocutor.


Supongamos que escribiéramos el siguiente texto pensado en una cam-
paña de lactancia materna:
"Ventajas de la lactancia materna: Apoyo inmunológico específico e ines-
pecífico, anticuerpos, receptores análogos, lactoferrina, Iosocimas, leu-
cocitos macrófagos, granulocitos, linfocitos T y B, maduración anatómi-
ca y funcional de la barrera intestina|...", etc.


Seguramente nadie se va a enganchar con nuestra cartilla y no produci-
remos ningún cambio porque este mensaje puede estar bien para el
texto de la ponencia de un congreso, pero no comparte los códigos de
las madres de nuestra población a cargo.


Por eso debemos preguntarnos: ¿La comunidad en la que trabajamos
sabe leery escribir?, ¿prefieren y disfrutan más escuchar las cosas o leer-
las?, ¿de qué manera se relacionan entre sí?, ¿cuáles son sus códigos?,
¿qué cosas son vistas con simpatía y cuales no? Entre otras...




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Los espacios y circuitos


Si queremos pensar de
manera completa la
comunicación de la
comunidad, tenemos
que tener en cuenta tam-
bién los diferentes espa-
cios en donde estamos
y por donde circulamos
nosotros y la población
con la que trabajamos.
En cada uno de estos
espacios nos relaciona-
mos de manera diferen-
tes con las otras perso-
nas presentes y estamos
más predispuestos a formas diferentes de diálogo.
Para tener cierta claridad en relación a esos espacios y a cómo comuni-
carnos de manera más eficaz en cada uno de ellos es útil distinguir luga-
res de circulación, de concentración y de reunión.
El análisis de los circuitos y espacios donde trabajamos nos permite
saber que podemos esperar de cada uno de ellos en nuestros intentos
por comunicarnos.


v 1. 4-.
4 ÍHX/n‘
.-c.0\ l. ïrvb{“ix#'z'fi€- '*-..."\¡. 6'31.’ F y _’ - 1 u"
r?


Los lugares de circulación son aquellos espacios por los que la gente
pasa, generalmente sin detenerse durante mucho tiempo. Algunos
ejemplos son: pasillos, escaleras, calles y veredas, etc.
En estos espacios es difícil que la gente se detenga a leer textos largos
o a discutirlos, por lo tanto los medios adecuados para los espacios de
circulación son aquellos medios que generan fuerte impacto. Por
ejemplo: cartelería con muchas imágenes, o colores fuertes, muñecos
que representen cosas, murales, esculturas, instalaciones, materiales
sonoros cortos e impactantes, etc.
Los lugares de concentración son aquellos en los que la gente se junta
con algún objetivo común aunque no necesariamente tengan que rela-
cionarse entre si para lograr ese objetivo. Por ejemplo la cola de un
banco, la sala de espera del dispensario, la parada de los colectivos, etc.




2 - IINA HERRAMIENTA PARA DEFINIR LA ACCIÓN COMUNICATIVA


En los espacios de concentración, en los que Ia gente espera algún
tiempo, podemos invitar a la gente a leer algo mientras hacen la
cola o esperan su turno. En
estos espacios es con- :5


a
5:,


veniente privilegiar " f‘)
medios que brinden ¡f .. figgvx
información. Aquí
podrían repartirse A


v» »volantes,
' | , ' s‘POTGJEÉÜSP . v,‘ , n .o armar un_p’erIo Ico l m \ Í . _mural, o quizas armar - "'


aI90 para que la gente
escuche que convIne "l l’ . ‘gl’ ü
música e información.


«I,
Finalmente los espacios
de reunión son aquellos __
en los que se juntan gru-
pos de personas organizados, de
mayor o menor cantidad de miembros, que necesitan comunicarse
entre sí para lograr un objetivo común. Ejemplos de esto podría
ser el aula de un colegio, la sala donde se realizan talleres o reu-
niones, Ia iglesia, etc.
En los espacios de reunión la gente tiene la posibilidad de discutir
y reflexionar, o comprometerse con algunas tareas. En estos espa-
cios podemos utilizar medios que permitan Ia reflexión y orga-
nicen la acción. Aquí son útiles las cartillas, apuntes, los videos de
formación, o afiches que tengan información para ser discutida.


Aquí entonces nos preguntaremos: ¿Qué espacios de circulación,
concentración y reunión existen en la comunidad?, ¿en qué medi-
da podemos aprovechar/os para nuestro trabajo.?


Los medios y técnicas de comunicación


En cada uno de nuestros espacios de comunicación se dan diferen-
tes formas de diálogos, encuentros e interacciones.


. as,
i, -É%




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


En este sentido, hay
diálogos que se pro-
ducen de manera sis-
temática y planifica-
da; y otros en los
que intervienen la
casualidad o el
encuentro no previs-
to y sin objetivos
particulares.
Al mismo tiempo, es
importante aclarar


que cuando hablamos de la comunicación no solo nos referimos a
los medios de comunicación. No solo hablamos de las cartillas y los
afiches, de cuando pasamos un mensaje por la radio o aparecen
campañas televisivas que hacen referencia a nuestro trabajo o a las
problemáticas que trabajamos.
Esto que venimos desarrollando también debe ser pensado cuando
hablamos cara a cara con la población, en las consultas o las entre-
vistas, incluso cuando pensamos fiestas o reuniones.


Para aclarar el panorama podríamos decir que existen dos niveles de
la comunicación: el nivel interpersonal y el nivel de la comunica-
ción a través de medios.


N.
Tenemos que ser muy cuidadosos en


K)
estos aspectos, porque aquí también
existen códigos que hay que respetar:


" que tan fuerte hablamos, como nos sen-
tamos o cuando nos reímos pueden ser
entendidos como faltas de respeto o
como una actitud pedante o poco abier-
ta al diálogo.


‘¡ha . ‘Ïv.- »




2 - IINA HERRAMIENTA PARA DEFINIR LA ACCIÓN COMUNICATIVA QE.


De la misma manera que pensamos en los códigos cuando armamos un
producto gráfico o radiofónico, tenemos que tener en cuenta los códi-
gos de nuestros interlocutores en los momentos en que nos comunica-
mos cara a cara.


Pero también hay
información que es
necesario que perdure
en el tiempo porque
los actores que necesi-
tan comunicarse no se
encuentran en un
mismo momento o
lugar
En esos momentos
necesitamos utilizar
algún medio de comu-
nicación.


Por eso cuando habla-


>_ .
3


‘¿V?sr


flv
a fl»


l"?


Tl"‘


' "fiiï
mos de la comunicación a través de medios, nos referimos a todos los
productos que elaboramos para comunicarnos, es decir a aquellas ins-
tancias de comunicación que utilizan un soporte material: cartillas, afi-
ches, paneles, diarios murales, programas de radio, spot, videos...
En este sentido cabe preguntarse: ¿Qué instancias de comunicación
interpersonal formales existen en la comunidad? ¿en qué medida pode-
mos aprovecharlas para desarrollar nuestro trabajo? ¿Qué medios con-
sumen y disfrutan habitualmente?


— v3‘




FICHA N° 2


La comunidad como escenario
de comunicación


si:


dela


comunidad


II


lCaClOh


Elementos


dela


comun


EL EQUIPO
Los DE SALUD


ACTORES


Los
ACTORES
DE LA
COMUNIDAD


Los PROCESOS
SOCIALES, HISTÓRICOS,
CULTURALES Y POLÍTICOS
QUE ATRAVIESAN A LA
COMUNIDAD


Los PROBLEMAS Y
CONTENIDOS QUE
MOVILIZAN A LA
COMUNIDAD


LENGUAJES Y
cónrcos


Los ESPACIOS Y
CIRCUITOS


Los MEDIOS Y
TÉCNICAS DE
COMUNICACIÓN


¿Cuáles son nuestros objetivos? ¿En qué consiste nuestro
trabajo? ¿Qué vamos a aportar a la comunidad?¿De qué
modo nos organizamos como equipo para realizar nues-
tras tareas?¿Qué instituciones nos atraviesan?¿Con quié-
nes nos relacionamos y cómo?¿qué tipo de comunicación
estamos construyendo con los otros?¿cómo influyen estas
cosas en nuestro trabajo con la comunidad?¿cómo
ve/valora/considera nuestro trabajo la comunidad?


¿Qué actores sociales existen allí? ¿Qué tareas desarro-
llan? ¿Qué intereses tienen? ¿qué intereses son comunes
a los de otros actores y a los nuestros, y cuáles diferentes
o incluso opuestos?¿De dónde proviene su poder, su legi-
timidad dentro de la comunidad?


¿Cuál ha sido la historia reciente de la comunidad?
¿En que trabajan, de qué viven, cómo se relaciona eso
con otras dimensiones de su vida? ¿Qué actividades
culturales realizan? ¿Qué música escuchan, qué ven
en televisión, cómo se divierten?, entre otras cosas...


¿Qué temas son considerados importantes? ¿Por qué?
¿Quiénes consideran importante cada tema, qué opinan los
otros adores sobre esos temas? ¿Cuáles son las principales
demandas de la comunidad?


¿La comunidad en la que trabajamos sabe leer y escri-
bir? ¿prefieren y disfrutan más escuchar las cosas o
Ieerlas? ¿de qué manera se relacionan entre sí? ¿cuá-
les son sus códigos? ¿qué cosas son vistas con simpa-
tía y cuales no? Entre otras...


¿Qué espacios de circulación, concentración y reunión
existen en la comunidad?


¿Qué instancias de comunicación interpersonal forma-
les existen en la comunidad? ¿en qué medida pode-
mos aprovecharlas para desarrollar nuestro trabajo?
¿Qué medios consumen y disfrutan habitualmente?




3 - ELABORACIÓN DE UN PLAN DE COMUNICACIÓN 04.1-.


Elaboración de un plan
de comunicación:


¿Qué acciones para
qué obietivos?


Entonces después de este recorrido que nos permiten analizar los pro-
cesos de comunicación de la comunidad, vamos a desarrollar un esque-
ma que propone Gabriel Kaplún para realizar acciones concretas con
esa comunidad, desde una convocatoria o una cartilla, hasta una cam-
paña general que incluya varias acciones.


A partir de la herramienta que se desarrolló en el capítulo 2, presenta-
mos en este capítulo una propuesta de trabajo para lograr que nuestras
acciones en comunicación resulten pertinentes y productivas en función
de nuestros objetivos como equipo de salud.


Los materiales comunicativos tienen como objetivo no sólo proporcionar
información sobre algunos temas o problemas que vive la comunidad,
sino también, en determinados contextos, generar y facilitar el desarro-
Ilo de una experiencia de aprendizaje, una experiencia de cambio y
enriquecimiento. Este puede ser un cambio conceptual o perceptivo,
axiológico o afectivo, de habilidades y actitudes.
La propuesta de comunicación que vamos a desarrollar implica pensar la
producción de acciones y materiales comunicativos con un sentido
educativo y parte de preguntas simples que guían la construcción de un
Plan de Comunicación.


Eies para armar un Plan de Comunicación


Para realizar acciones o producir materiales de comunicación con un
sentido educativo, debemos realizar una doble definición e investiga-
c i ón :




. MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
s/


UNA INVESTIGACIÓN TEMÁTICA: en Ia que defi- M.
niremos el tema general a partir del cual nos vamos a vin- '


cular con un sector de la comunidad. Aquí respondere-
mos a Ia pregunta: ¿sobre qué vamos a dialogar?.
A veces eso está definido por la propia especifici-
dad del trabajo. Si estamos desarrollando un pro-
grama vinculado a la maternidad ese será nece-
sariamente nuestro tema general.
A partir de esa definición debemos estudiar el
tema, qué otras experiencias hubo, qué infor-
mación existe sobre ese tema, cuáles son los des-
arrollos teóricos, etc.
En algunas ocasiones es posible que sean temas
sobre los que ya sabemos mucho y esta investigación será más corta y esta-
rá más vinculada a descubrir nuevas formas de poder compartir nuestros cono-
cimientos o de relevar experiencias anteriores de comunicación en relación a
ese tema. Cómo lo trabajaron en otras experiencias, qué vuelta le encontraron
a los aspectos difíciles de explicar, etc.


* UNA INVESTIGACIÓN DIAGNÓSTICA: en la que indagaremos y defi-
niremos ¿con quiénes nos queremos comunicar? Dijimos que toda acción
comunicativa, toda construcción de mensajes desde la perspectiva de la pro-
moción de salud, debe tener en cuenta principalmente a aquel con quien nos
queremos comunicar. Entonces es muy importante poder responder claramen-
te a esta pregunta.
Es muy común que intentemos producir medios de comunicación "para todos",
"para cualquiera que lo quiera leer", el problema es que pensando de esa mane-
ra obviamos una premisa fundamental: no todos somos iguales. Tenemos que
pensar que no le gustan ni necesita las mismas cosas el anciano y la adolescen-
te, el ama de casa y los niños, el joven que vive que con los padres y el traba-
jador metalúrgico que sostiene una familia, etc, etc, etc.
Si no pensamos a quién le queremos hablar, a qué segmento de la comunidad,
lo más probable es que solo le hablemos a los que más se parecen a nosotros.
Porque, en general, tendemos a creer que todas las personas comparten nues-
tras creencias, nuestros valores, nuestros lenguajes y nuestros códigos.
Por eso hablamos de segmentar el público, es decir determinar con precisión
a qué grupo de la comunidad está dirigido este material que estamos arman-
do, este taller, cartilla, encuentro, revista, volante, cuña radiofónica, festival,
etc.




3 - ELABORACIÓN DE UN PLAN DE COMUNICACIÓN 04.1-.


Entonces, por ejemplo, podríamos definir que vamos a trabajar con
mujeres, que además sean jóvenes, y como nuestro programa trabaja
maternidad, elegimos trabajar con embarazadas. Así nuestros principa-
les interlocutores será: mujeres jóvenes embarazadas.
Una vez definido esto, empieza el trabajo de conocer un poquito más a
fondo a ese grupo y de conocer sobre que cosas es útil, interesante y
posible dialogar con esas personas. Entonces habrá que preguntarse
¿cómo son, cuál es la historia de aquellos con quienes queremos
comunicarnos? Es posible que nosotros ya tengamos una relación pre-
via con este sector, posiblemente conozcamos a muchas mujeres emba-
razas de nuestra comunidad, incluso mucho antes de que estuvieran
embarazadas. Entonces se trata de recuperar lo que conocemos de ellas
en función de nuestra experiencia previa.
A partir de allí, tenemos que conocer ¿qué piensan ellos de aquello
sobre lo que queremos dialogar? Así podremos incorporar los contex-
tos y situaciones en que funcionarán nuestros mensajes y materiales, y
las características del medio. (ver Ficha N° 2).


Una vez que realizamos las dos investigacio-
nes (temática y diagnóstica) es necesario
abordar una tarea un poco más compleja
pero fundamental para que la producción
de materiales y acciones sea efectiva y no
desperdiciemos tiempo, trabajo y recursos
que son cosas que siempre faltan.


El paso siguiente será definir tres ejes que estructuran el proceso de pro-
ducción de materiales y acciones de comunicación: EJE CONCEPTUAL,
EJE PEDAGOGICO y EJE COMUNICATIVO.


El EJE CONCEPTUAL es el que responde a la pregunta general de
¿QUÉ?: ¿sobre qué vamos a hablar?, ¿cuál es el tema? Este eje se cons-
truye a partir de la investigación temática.
La investigación temática es la que nos permite definir las ideas princi-
pales del tema sobre el que se busca generar una experiencia de apren-
dizaje. Es la que nos permite determinar el mapa conceptual: qué se dice




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿‘x


primero y qué se dice después.
Cómo es imposible desarrollar un tema en toda su complejidad y exten-
sión, la investigación temática, junto con la investigación diagnóstica
nos permiten delimitar las cosas que vamos a decir en función de aque-
llos con quienes vamos a dialogar. Quizás sea más fácil con un ejemplo:


3 reproductiva. Todos sabemos lo complejo que es abordar
3 esta temática, los múltiples desarrollos que hay en relación
3 a este tema y además los factores morales, ideológicos y
3 políticos que intervienen.
3 Quizás cuando analizamos la población con la que trabaja-
3 mos nos damos cuenta de que hay que darle prioridad a los
3 hábitos saludables en relación al embarazo o a trabajar en
3 relación a la educación sexual, más que sobre infecciones
3 de transmisión sexual (aunque seguramente también esta-
3 rán presentes). Entonces nuestro eje conceptual será princi-
3 palmente ese: hábitos saludables en mujeres embarazadas.
3 Cómo verán, esto deja a fuera un muchas cosas vinculadas
3 a la salud sexual y reproductiva, pero nos permite trabajar
3 a fondo el tema definido. Quizás después haya que seguir
3 trabajando, en otras cartillas o nuevos talleres, sobre los
3 otros temas que ahora no abordamos.


°Atenc¡ón! Como vamos a trabajar de manera más cen-
trada y específica, es importante la investigación diag-
nóstica porque nos permite saber cuales son las nece-
sidades reales de la población con la que trabajamos y
no solo lo que nosotros como profesionales de la salud
tenemos para decir...


El EJE PEDAGÓGICO es el camino que le proponemos recorrer a los
actores con quienes queremos entablar un diálogo. Es la distancia que
hay entre lo que la gente piensa y siente hoy sobre algún tema (en nues-
tro caso "hábitos saludables en mujeres embarazadas") y lo que nosotros
proponemos.


9ra . “Ï




3 - ELABORACIÓN DE UN PLAN DE COMUNICACIÓN


Este camino se puede esquematizar así:


"Queremos pasar de...." Ñ "a ...."


En nuestro ejemplo podría ser:
Queremos pasar de: "las mujeres embarazadas no se realizan contro-
les porque no los creen ni importantes ni necesarios".
a: "que las mujeres embarazadas reconozcan la importancia de los
controles para garantizar un buen desarrollo el embarazo".


Como vemos este camino parte del lugar donde está el destinatario
respecto al eje conceptual propuesto, y a partir de ese lugar plantea
un recorrido en función de los objetivos propuestos para nuestra
acción comunicativa.


El EJE PEDAGÓGICO expresa los objetivos de nuestro Plan de
Comunicación: es el ¿PARA QUE?


Pero es imposible partir desde el lugar del otro si no lo conocemos. Por
eso para poder definir el EJE PEDAGÓGICO tenemos que realizar la
investigación diagnóstica. Debemos conocer cuáles son las ideas pre-
vias sobre las cuáles, con las cuáles, y muchas veces contra las cuáles se
va a construir una nueva concepción, una nueva conceptualización, una
nueva actitud o una nueva habilidad.
Esta nos permite conocer los contextos y los actores con quienes quere-
mos establecer un vínculo comunicativos. Esto implica algo más que
asignarle unas categorías estándar de edad, sexo, ocupación origen geo-
gráfico, social, etc. Implica entender qué saben, qué quieren, qué pien-
san, qué imaginan y qué ignoran del tema ola problemática en cuestión
con la que vamos a trabajar.
Podemos responder a estas preguntas con la herramienta que desarro-
llamos en la FICHA PRÁCTICA N° 2 que cierra el capítulo 2.


Hay que saber que nuestras acciones y nuestros materiales van a gene-
rar una tensión, un conflicto entre las ideas previas de los actores y nues-
tro planteo. Vamos a problematizar no sólo la concepción inicial de
nuestros interlocutores, sino a veces también los aspectos afectivos y los
valores. Esta tensión es la que permite y produce el cambio de concep-
ción, de actitud, de acción.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Ahora bien, no siempre ese con-
flicto implica la destrucción abso-
luta de las ideas previas. Muchas
veces éstas son los cimientos con
los cuáles construir nuevas concep-
ciones. Las mismas personas, a veces,
tienen sobre un tema/problema varias
opiniones en principio contradictorias
que contienen intuiciones certeras.


Ya sabemos con quienes vamos a trabajar, sabemos también sobre qué
queremos dialogar y hemos definido para qué, qué cambios queremos
lograr. Ahora, ustedes dirán "bueno, y ¿cómo lo hacemos?".
Ese es eI EJE COMUNICACIONAL: ¿CÓMO? ¿a través de qué recursos,
medios, acciones, es más útil y productivo entablar ese diálogo?.
Aquí definimos el modo concreto en que proponemos recorrer el cami-
no. Entonces el eje comunicacional puede ser una metáfora, una ima-
gen, o una consigna.
Una vez más para poder encontrar el eje comunicacional necesitaremos
conocer ¿cuáles son los lenguajes y códigos de la comunidad?, y más
específicamente de aquellos sectores de la comunidad con los que
vamos a dialogar en esta oportunidad. En función de esto podremos
definir cuáles son los medios y acciones más adecuados, dentro de los
que están a nuestro alcance.


Aquí es donde vuelve a cobrar importancia la investigación diagnóstica
que realizamos, porque ese diagnóstico no solo nos permitió conocer
los códigos y lenguajes que la comunidad utiliza y disfruta, sino que
además en la charla seguramente habremos recogido múltiples anécdo-
tas, refranes, historias de la zona y de la gente que vivió allí, fragmen-
tos de sus alegrías y sus penas, de sus fiestas y sus reclamos.
Todo eso que surge de la investigación diagnostica, se junta y dialoga
con los saberes teóricos y técnicos de nuestra investigación temática, de
nuestra formación profesional, y se transforman en insumos a partir de
los cuales construiremos nuestro eje comunicacional.


0 >17 ,
” Ï




ELABORACIÓN DE UN PLAN DE COMUNICACIÓN .0.
dll.


Para esto hace falta una gran
capacidad de juego que permita
resignificar los refranes, trabajar


con el humor, con la poesía,
.¡ tomar historias de la gente y


hacer que sirvan para hablar de
salud...


En el Plan de Comunicación que venimos desarrollando a manera de
ejemplo ya definimos que vamos a dialogar con "mujeres jóvenes emba-
razadas" (nuestro ¿QUIENES?) que vamos a trabajar sobre "hábitos salu-
dables en mujeres embarazadas" (EJE CONCEPTUAL) y que lo vamos a
hacer para "que las madres reconozcan la importancia de los controles
para el buen desarrollo del embarazo" (EJE PEDAGÓGICO).
Ahora bien, como sabemos que ese sector de nuestra comunidad no
concurre al centro de salud local salvo cuando se enferma, no tenemos
forma de darle una cartilla, o charlar con ellas en una consulta o hacer
que lean un afiche... Aquí se define nuestro eje comunicativo, nuestro
¿CÓMO?.
Quizás sabemos por nuestra investigación diagnóstica que en general
las jóvenes de la comunidad escuchan mucho la radio local, y sabemos
también que les gusta el cuarteto o el folclore.
Entonces quizás hay que pedirle ayuda a ese grupito de jóvenes músicos
que ensaya en el Centro Cultural y grabar un jingle en clave de cuarteto.
Una cancioncita que hable sobre la necesidad de los controles durante
el embarazo, que sea picaresco y contenga un poco de humor, que invi-
te a acercarse al centro de salud.
Luego vamos a tener que pedirle a la radio comunitaria que lo incluya
en su tanda, que suene por los parlantes durante la Peña, o en algún fes-
tival o antes de que empiece el partido de fútbol del club del barrio o
del pueblo...


Es solo un ejemplo y seguramente como este encontraran muchos,
mejores y muy diferentes, lo importante es recordar que es necesario
conocer y utilizar los lenguajes, códigos y medios que aquellos con quie-
nes queremos dialogar utilizan.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Si no, corremos el riesgo de
hacer cartillas que solo sirvan
para nivelar la mesa de algún
consultorio...


Algunas consideraciones a tener en cuenta


Cuando comiencen a trabajar con esta propuesta se darán cuenta que
no tiene un punto de inicio fijo. Quizás se pueda empezar por definir los
interlocutores o quizás empecemos por definir la temática. Es posible
también que algunas cosas no puedan ser definidas por nosotros por-
que nuestro trabajo es parte de algo mayor: un programa para adoles-
centes o mujeres. Entonces habrá pasos que marquen y determinen el
resto del proceso.
Lo que hay que asegurar es el análisis y trabajo con todos los elementos
que forman esta propuesta: sus tres ejes, sus investigaciones, sus defini-
ciones anexas. Y por supuesto hay que asegurarse que exista coherencia
entre ellas, que no nos pase que hacemos cartillas cuando en la investi-
gación diagnóstica vimos que el grupo con el que trabajamos no sabe
|eer..


l


j La relación dinámica entre los tres ejes permitirá cons- ¡’l
j truir el camino que invitamos a recorrer. ,1’
j El EJE PEDAGÓGICO es el que articula a los otros dos, en ,1’
l tanto es el que expresa los objetivos de lo que queremos ,1’
l, hacer. En este proceso nos daremos cuenta que lo que defi— I,"
', nimos como EJE CONCEPTUAL no debe ser sólo una expo- a‘
', sición lógica de argumentos. El EJE COMUNICACIONAL ‘.\
'¡ puede llevarnos a repensar los otros dos, puede que desen- ‘\‘
,5 cadene nuevas ideas que nos hagan revisar otras posibilida- ‘.‘


,.‘ des no previstas, y a la vez puede hacernos pensar en la ‘¡
¡‘ consecuencia y pertinencia del planteo. l


,1 Finalmente, los actores con quienes dialogamos podrán o l
,:' no haber cambiado algunas concepciones, percepciones, a


,1’ valores; pero sin duda habrán empezado a mirar otras posi- e
,1’ bilidades y habremos establecido vínculos que nos permiti- a
," rán recorrer otros caminos. a
l


‘¡ha . ‘Ï




FICHA N°3 h.


¡Elaboración de un Plan de Comunicación |
. EJE CONCEPTUAL ,| INvEsnoAcIoN ¿OMS ¿QUÉ? _ _ INVES11IGACIONDIAGNOS11CA interesay . b 1 ¿WW TEMA11CA


l YSEGMENTACIÓN PWW? °s° '°-q"°
vam“ ma“ ‘m’


¿Qué pm a dialogar‘? damos Y Pm‘ _ ,


l
sandel


Nos permite conocer a temo em'_' riencias u .,
nuestros interlocutoresy problema?
sus contextos: existe sobre ese
¿Con quiénes nos que- tema?, ¿cuáles
remos comunicar’?


EJE PEDAGÓGmO
son los desanollos


¿Cómo son, cuál es su _ . teóricos sobre esel historiayoontexto? ¿PARA QUE? tema?
N ¿Qué Plensa" de aque- ¿CuáI es el camino que


Ilo sobre lo que quere- invitamos a recorrer?
mos dialogar’? deseresponqeoon Ia 3”“...____°‘...'..’.°s... . ÏÏÏ......:::::::::::::::
FICHA PRACTICA N° 2


G
LENGUAJES Y CÓDIGOS EJE COMUNÍCACÍONAL
Anécdotas, canciones, ¿COMO?
leflalles» “¡Sbflaï etc- ¿A través de qué recursos,


CONTENIDOS Ymedios, acciones, es más
útil y productivo entablar


DESARROLLOSMEDIOS TÉCNICAS
ese diálogo?


AccIoNEs DE PRooucTos pe
COMUNICACIÓN COMUMCACION


SEGUNDA
PARTE


¡ATENCIÓN!
Este plan de comunicación no tiene
un lugar fijo de entrada.
Cada situación particular define cual
de estos elementos es el primero a
tener en cuenta.
A veces algunos de estos elementos
ya estan definidos de antemano. Solo hay que asegurar la pre-sencia y coherencia al definirlos diferentes componentesde la propuesta. +e--------








li. ¿QUÉ ACCIONES PARA ouÉ COMUNICACIÓN?


¿Qué acciones para
qué comunicación?


Frenemos un poco, estamos entran-
do en la segunda parte del manual.
Ya analizamos nuestra comunidad
como escenario de comunicación y
esbozamos juntos nuestro plan de
comunicación: ¿sobre qué vamos a
dialogar?, ¿con quiénes nos quere-
mos comunicar?, ¿cuál es el camino
que invitamos a recorrer?, ¿cómo?, ¿a través de qué recursos,
medios, acciones, es más útil y productivo entablar ese diálogo?
En esta última pregunta nos quedamos. Lo que vamos discutir ahora
es cómo realizar las acciones de comunicación que definimos en el
plan. Para eso vamos a retomar algunas cosas dichas un par de pági-
nas atrás.


En cada uno de nuestros espacios de comunicación se dan diferentes
formas de diálogos, encuentros e interacciones. Los diálogos que que-
remos establecer son parte de la trama de relaciones que constituyen
la comunidad que integramos.
Así, cuando hablamos de la comunicación no solo nos referimos a los
medios de comunicación. No solo hablamos de las cartillas y los afi-
ches, o de cuando pasamos un mensaje por la radio o aparecen cam-
pañas televisivas que hacen referencia a nuestro trabajo o a las proble-
máticas que abordamos.
También debemos trabajar desde la propuesta que venimos desarro-
llando en cada una de las instancias y encuentros con la comunidad:
cuando hablamos cara a cara en las consultas o las entrevistas, incluso
cuando pensamos fiestas o reuniones.
Entonces, como decíamos un par de páginas atrás, existen dos niveles
de la comunicación: el nivel interpersonal y el nivel de la comunica-
ción a través de medios.




v?


¿‘x
MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Estos dos niveles atraviesan todas la relaciones comunicativas que
entablamos como equipos de salud. Por eso, cualquier estrategia de
comunicación que planifiquemos debería partir de la complementa-
riedad entre acciones que se asientan en el vínculo cara a cara con
otras basadas en la producción de materiales mediáticos.


Por ejemplo, si un eje de nuestro traba-
jo es la salud sexual y reproductiva, y
queremos priorizar a los adolescentes de
nuestra comunidad; lógicamente no
sólo vamos a producir un folleto, sino
que también vamos a realizar otro tipo
de actividades que sirvan de base a los
materiales que producimos. Estas activi-
dades pueden ser talleres o charlas en
las escuelas.


Las propuestas pueden ser diversas, lo importante es que cuando armemos
nuestro plan de comunicación tengamos en cuenta que Ia vida comunica-
tiva de nuestra comunidad está atravesada por relaciones que tienen que
ver con estos dos niveles: el cara a cara o interpersonal y el mediático.


Decíamos que la producción de materiales de comunicación que realiza-
mos como equipos de salud tiene un fuerte sentido educativo y, junto con
otras actividades, forman parte de una estrategia que no sólo busca pro-
porcionar información sobre algunos temas o problemas que vive Ia comu-
nidad, sino también y fundamentalmente, generar y facilitar el desarrollo
de una experiencia de aprendizaje y de cambio.


Entonces, nuestros materiales y acciones de comunicación tienen como
objetivos promover conductas, cambiar hábitos, comportamientos y cos-
tumbres, informar sobre temas de salud. Pero sobre todo construir y forta-
lecer los vínculos con la comunidad.
Para eso, debemos apuntar a promover la participación de los diferentes
actores que la integran, porque solo así podremos lograr un proceso real
de aprendizaje y cambio.


¿’o vgzvéiïi’,
—rf




lr. ¿QUÉ ACCIONES PARA ouÉ COMUNICACIÓN?


Claro es fácil decirlo, pero... ¿Cómo podemos lograr que la
comunidad participe?


No caben dudas que trabajar conjuntamente con los grupos de la comuni-
dad nos permitirá producir materiales y planificar acciones en comunicación
que resulten pertinentes y productivas en función de nuestros objetivos
como Equipo de Salud.
Como ya dijimos, lo primero es reconocer los deseos y las problemáticas
sobre las que vamos a trabajar. Porque esto es lo que nos puede proporcio-
nar Ia fuerza movilizadora.
Para poner en acción el deseo del otro, en los procesos de comunicación es
necesario desarrollar la capacidad de ponerse en el lugar del otro. Pero tam-
bién se trata de que ese otro participe activamente en la producción de las
acciones y materiales del plan de comunicación.
La participación de integrantes de la comunidad es un modo de garantizar
que el diálogo se haga efectivo, así la producción de materiales ya es produc-
to de ese diálogo. Cada uno de esos materiales van a ser camino y llegada de
un proceso educativo y de vinculación.


Pero es necesario pensar claramente qué tipo de proceso de elaboración y
organización conjunta estamos en condiciones de garantizar. No siempre es
posible la participación de integrantes de la comunidad en todo el proceso.
Uno de nuestros principales condicionantes es el tiempo. Tenemos que tener
en cuenta que los tiempos de producción suelen ser más largos mientras más
personas haya involucradas en el proceso.
Por eso es útil pensar en algunas cuestiones clave:
¿qué personas de la comunidad están motivadas y tienen ganas de partici-
par en el proceso de producción?, ¿quiénes


a, Dim-susana
por el lugar que ocupan en la comunidad es
importante que participen para que no erre-
mos con nuestra propuesta, quiénes garan-
tizan la interpelación y el diálogo?
A partir de esto todavía falta decidir, ¿en
qué fases de la producción podríamos
invitarlos a participar y con qué tipo de
actividades y responsabilidades?,
sin dejar de lado ¿quiénes, del
Equipo de Salud, van a asumir el
acompañamiento de esas personas?




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Les planteamos un ejemplo de cómo podría
trabajarse la participación de adolescentes
en Ia producción de materiales sobre saludfija]y reproductiva: 4


Supongamos que el equipo de salud define que es necesario
trabajar con los adolescentes de su comunidad sobre salud
sexual y reproductiva. Lo hace porque sabe que este es un aspec-
to de la vida que define el modo de pensarse a uno mismo y su
relación con los otros, y también define el futuro inmediato de
ese adolescente.
A partir de su actividad diaria, el equipo detectó, que los adoles-
centes no tienen la información suficiente sobre salud sexual y
reproductiva, o que la que tiene es inexacta o distorsionada.
Entonces, este Equipo de Salud resuelve que una de la patas de
su estrategia comunicacional con ese grupo será:


Realizar un folleto de preguntas y respuestas que
resuelvan interrogantes que los adolescentes se
hacen frecuentemente sobre la sexualidad, el amor,
el sexo, la reproducción y posibles enfermedades.


Ahora viene la pregunta del millón: ¿cómo plantear la participa-
ción de los adolescentes en la producción de este folleto?


El Equipo podría plantearse un proceso que incluyera las siguien-
tes etapas:


* Generar que los adolescentes se hagan preguntas sobre
salud sexual y reproductiva. Con los escolarizados las preguntas
pueden ser hechas en el ámbito de las escuelas (en actividades
especificas como talleres, o en charlas informativas). Con los no
escolarizados, con pequeñas encuestas administradas por pares
en lugares en que estos se concentran (el kiosco, el playón depor-
tivo, etc.).
¿Y quiénes son los pares que harán las encuestas? Puede ser
algún grupo que haya demostrado interés especial cuando el
Equipo trabajó en las escuelas.




li. ¿QUÉ ACCIONES PARA ouÉ COMUNICACIÓN?


* El resultado va a ser un cúmulo de preguntas que es
necesario examinar, agrupar por temas y reformularlas para
hacerlas claramente comprensibles. Esta tarea puede ser
hecha en conjunto entre el Equipo y el grupo de jóvenes que
participó en la realización de las encuestas y otros que se
hayan querido sumar. Los jóvenes deberían ver si las pregun-
tas resultarán interesantes a otros y si son comprensibles.
* Otra tarea puede ser agrupar las preguntas por


temas. Así, si son demasiados, es posible que debamos recor-
tarlos, o veamos la necesidad de realizar varios folletos. Esto
nos daría pie para pensar una campaña, más que una activi-
dad puntual.
* Lo que sigue es armar las respuestas. Esta tarea se


asienta principalmente en el equipo, es importante que se tra-
baje interdisciplinariamente. También es fundamental que se
realice en conjunto con los jóvenes. ¿Por qué? Porque sólo así
lograremos que realmente las respuestas "lleguen" e interpe-
len a los jóvenes. Así, acabamos de armar el borrador del
folleto.
* Con el borrador armado lo que nos queda es definir


que tipo de imágenes son las que necesitamos. Esta puede ser
una tarea a cargo del grupo de adolescentes.
* Ahora el prototipo del folleto ya está listo. Es el


momento de revisarlo y corregirlo todos juntos para ver si el
barco que construimos es el que nos llevará a buen puerto.
* Una última actividad de prueba antes de imprimirlo,


puede ser testearlo con adolescentes que no hayan participa-
do de la producción, pueden ser jóvenes de distintas escuelas
de la localidad. Así nos aseguramos que realmente sea perti-
nente y comprensible.


Por supuesto esta no es la única manera de involucrar a gru-
pos de la comunidad en la realización de materiales y en la
organización de acciones de comunicación, existen muchas
otras, lo importante es estar atentos a cuál es la que necesi-
tamos para poder desarrollar un buen proceso.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Es importante tener en cuenta también que no necesariamente tene-
mos que producir nosotros todos los materiales con los que podemos
trabajar. Quizás ya existan productos comunicativos que podemos
emplear en el marco de nuestra estrategia, de nuestro plan de comuni-
cación.
Así que atentos y no olvidemos que:


yy) En general, la producción de materiales es un proceso que lleva
tiempo, implica muchos recursos y energía. Por ello, la primera tarea
del equipo es preguntarse cuán necesaria es la producción de nuevos
materiales. Pueden existir ya materiales de comunicación (volantes, car-
tillas, videos, folletos, afiches o cuñas radiales) que podemos utilizar
para llevar adelante nuestro plan de comunicación.
Diferentes organizaciones e instituciones especializadas en salud, en
comunicación, y/o en comunicación para la salud, producen materiales
y los ponen a disposición en forma gratuita a quienes los requieran.
Hoy, no resulta demasiado complicado acceder a ellos gracias a Internet.
Estas son algunas direcciones electrónicas donde podrán encontrar
materiales sobre comunicación para la salud:


* Sociedad Argentina de Pediatría (SAP)
www.sap.org.ar


s! Organización Panamericana de la Salud (OPS)
wvvw.paho.org/spanish


s! Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)
wvvw.cdc.gov/spanish


s! Observatorio Comunicación y Salud
Esta página ofrece documentos, bibliografía, investigaciones,
experiencias y sugiere bibliografía especializada en
comunicación para la salud
wvvw.portalcomunicacion.com


* Grupo Comunicación y Salud de Andalucía
Cuenta con algunos recursos para realizar entrevistas, y
con información sobre formación en comunicación y salud.
http://wvv\N.samfyc.es/ComunicacionySa|ud/




li. ¿QUÉ ACCIONES PARA ouÉ COMUNICACIÓN?


s! Guía Metodológica de Comunicación Social en Nutrición
http://www.fao.org/DOCREP/003/X6957S/X6957S01.htm


¡y Manual de comunicación social para programas de
promoción de la salud de los adolescentes
http://wvv\N.paho.org/Spanish/HPP/HPF/ADOL/ComSocia|.pdf


s! La iniciativa en comunicación: Red Salud
Noticias, cursos, becas, premios, eventos, experiencias y ejemplos de
campañas en comunicación y salud.
http://vv\Nw.comminitcom/Ia/redsalud/


vvÏ Si encontramos lo que andábamos buscando, entonces hay que
fijarse si realmente es lo que necesitamos, si es un material pertinente para
desarrollar las actividades de comunicación planificadas y si responden a los
objetivos que nos propusimos. Es importante que estos materiales sean per-
tinentes. Para eso podemos preguntarnos:
¿La manera en que plantean el eje conceptual tiene que ver con el abordaje
que proponemos de ese problema o tema?
¿Se dirigen al sector de la comunidad con el que nosotros queremos traba-
jar? ¿es apropiada el formato, el estilo, el uso del lenguaje, y el nivel de com-
plejidad que plantea?
¿Están realmente disponiblesy son accesibles al Equipo de Salud? ¿Podemos
modificarlos para adaptar/os a nuestra comunidad?
Ya sea en materiales elaborados por otros o si los tenemos que realizar
nosotros, tenemos que recordar que los productos comunicativos que
utilicemos tienen que ser:


* CLAROS: Los mensajes deben ser capaces de transmitir claramente
la información para asegurarnos que la comunidad comprenda lo que que-
remos decir. Así limitaremos las malas interpretaciones. Para esto tenemos
que evitar los términos incomprensibles porque son muy técnicos o científi-
cos.fi TENER UNA IDEA EJE: es fundamental trabajar los mensajes sólo
sobre "algunos" puntos principales. Sobre Tendremos que priorizar la infor-
mación para que lo central no se nos pierda en un cúmulo de información,
que sino es innecesaria, al menos es imposible de absorber de una sola vez.




.0. MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿"x


* ATRACl'IVOS: El mensaje debe conseguir alguna de estas acciones
con la comunidad: "atrapar", estimular, desafiar, impactar, alertar.
* CREÍBLES: El mensaje debe ser creíble, veraz, consistente, sincero,


confiable y fidedigno.


* TENER IMPORTANCIA COMUNITARIA: Los mensajes deben basarse
en lo que la comunidad percibe como más importante para ella, y no solo en
lo que es más importante o más interesante para el Equipo de salud. ¿De qué
sirve tener razón si nadie va a escuchamos?


Ahora bien, ya hemos analizado a nues-
tra comunidad como un escenario
de comunicación, a partir de allí
hemos elaborado nuestro
plan de comunicación y
hemos previsto cómo
podemos involucrar a la
comunidad en este proce-
so.
En esta segunda parte les a %Qa


'
presentamos cómo planificar 9 8
una acción comunicativa y cómo producir
materiales gráficos, radiofónicos y audiovisuales. Y por supuesto, un eje fun-
damental para los equipos, cómo vincularnos con los medios masivos de
comunicación.


D! ¿o V "i?




5 - COMUNICACIÓN INTERPERSONAL 04.1-.


Comunicación interpersonal:
comunicarse es encontrarse


Esta propuesta de trabajo en comunicación que venimos desarrollando no sólo
nos permite producir materiales sino también orientar las acciones de comunica-
ción que se basan en la interacción cara a cara.
Es bastante habitual que el primer paso en el abordaje de una comunidad consis-
ta en un relevamiento de sus integrantes (tanto individuales como colectivos e ins-
titucionales). La mayoría de las intervenciones comienzan con un diagnóstico
poblacional o una "encuesta" para obtener información que permita conocer con
quienes vincularse. También se hacen este tipo de relevamientos para encarar
temáticas específicas como las adicciones, la lactancia materna, los hábitos alimen-
tarios, solo para citar algunos ejemplos.
Es un modo de partir del otro, conocerlo y sistematizar ese conocimiento para que
sea el punto de partida de las acciones a realizar o programar.
Por eso es importante también que cuando utilizamos este tipo de recursos, nos
tomemos el trabajo de contarle a quien responde, para qué es esa encuesta, qué
vamos a hacer con los datos que obtengamos y cuál es la importancia de que nos
dediquen su tiempo y nos respondan.


Pero estas son algunas de las tantas instancias
en las que hablamos cara a cara con nuestra
comunidad, lo mismo ocurre en las consul-
tas o las entrevistas, o incluso cuando pen-
samos eventos como fiestas o reuniones.
Como ya dijimos, llamamos comunica-
ción interpersonal a estos intercambios
que se dan cara a cara: las charlas informa-
les, los encuentros ocasionales, los saludos;
pero también a espacios más organizados o
formales como talleres, reuniones, fiestas,
consultas, entrevistas, etc. Este tipo de relacio-
nes son sumamente importantes y cotidianas
en la tarea del Equipo de Salud. Son incluso la base para
cualquier producción de materiales, y centrales en la construcción del vínculo con
la comunidad.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Los códigos del encuentro: lenguaje y códigos en
la comunicación interpersonal.


cuando hablamos o incluso cuando nos cruzamos en la calle, en la cola del
del supermercado o en una sala de espera también existen códigos que hay
que respetar. Esto es algo que todos sabemos y manejamos habitualmente.
"Fulanita es una ordinaria, nunca saluda cuando te la cruzas..."
es una frase que probablemente todos hemos oído o dicho
alguna vez.


Es por esto que tenemos que tener en cuenta los códigos de
nuestros interlocutores en los momentos en que nos comunica-
mos cara a cara. Esto es así en aquellos momentos más infor-
males, como cuando nos cruzamos a Fulanita en la calle, pero
especialmente en los momentos más formales como una con-
sulta o cuando estamos haciendo una encuesta.


Del mismo modo en que tenemos que ser cuidadosos, también
tenemos que ser inteligentes y no desperdiciar este tipo de comunicación,
este modo de encontrarse con los vecinos de la comunidad. También pode-
mos trabajar la comunicación para la salud a partir de la planificación de ins-
tancias de comunicación interpersonal.


Muchas veces los eventos que contemplan actividades de este tipo nos per-
miten generar un hecho cultural que nos conecta con la comunidad. Es un
modo de compartir y hacer propios algunos espacios públicos como plazas,
calles o clubes, entre otros. Un modo de que también allí, en la fiesta y el
tiempo libre, en medio de la diversión y la alegría se discuta y charle sobre
salud. Porque estar sanos también es eso, la posibilidad de disfrutar.


El lenguaje audiovisual escénico como el teatro callejero, las murgas, el tea-
tro de títeres o muñecos, son en general lenguajes que tiene mucha eficacia
para la animación comunitaria y tienen un alto impacto en espacios públicos.
Muchos Equipos de Salud pueden contar hermosas experiencias en este sen-
tido.
También podemos trabajar la promoción y prevención de salud a partir de
distintos procesos de organización, que permitan involucrar a muchas perso-
nas de la comunidad que estén interesadas, donde cada cual, equipo y comu-
nidad, van aportando sus saberes y capacidades.




5 - COMUNICACIÓN INTERPERSONAL i
\..4


Experiencias como la organización de promotores de salud barriales,
las campañas de educación en los que los jóvenes se transforman en
referentes de sus pares a partir de su organización como grupo para
capacitarse, o incluso la participación de organizaciones barriales y
comunitarias, como bibliotecas populares u organizaciones sindicales,
en el trabajo de promoción de la salud son solo algunos pocos ejem-
plos entre muchos otros que podemos encontrar.


Algunas de las ventajas de las instancias de comunicación interperso-
nal son que:


Hace más fácil un diálogo de igual a igual, y genera una cer-
canía con aquellos con quienes elegimos trabajar.


El diálogo cara a cara permite el debate y aclaración de las
propuestas, cuando nos comunicamos a través de medios ese debate
es más complicado y lejano.


Esa posibilidad de discutir y aclarar hace que este tipo de diá-
logo sea más eficaz en relación a nuestros objetivos.


Además nos permite considerar nuevos enfoques y perspecti-
vas de los que nosotros proponemos


Por otro lado, permite que centremos nuestro trabajo en
comunicación de manera más concreta


Todo esto genera un impacto mayor y más profundo de nues-
tras estrategias de comunicación y educación.


La principal desventaja de las instancias de comunicación interpersonal es
la dificultad para llegar con nuestra propuesta a grupos amplios de gente.
Cuantas más personas abarque mas difícil resulta su ejecución por la can-
tidad de miembros del Equipo de Salud que hacen falta.
Si pensamos estrategias de comunicación que solo incluyan instancias de
comunicación interpersonal podemos hablar de una baja cobertura y en
ese sentido de costos relativamente elevados por persona a la que Ilega-
mos con nuestro trabajo. Por eso a la hora de pensar estrategias de comu-
nicación efectivas lo mejor es combinar la producción de materiales con
instancias de encuentro que nos permitan discutir y profundizar sobre los
temas que trabajamos.


Encontrase cara a cara y charlar, es quizás el primer acto de comunicación ¿Por
qué desperdiciarlo como recurso para trabajar la prevención y promoción de
salud? j 253


,-F A
n


%




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿lx


Algunas instancias organizadas de comunicación
interpersonal


Así como existen miles de momentos en que nos encontramos espontá-
neamente cara a cara, también podemos pensar en instancias de comu-
nicación con la comunidad más planificadas y organizadas.
Aquí deberemos pensar los objetivos de esos encuentros, los temas
sobre los que trabajaremos, las metodologías de ese trabajo.
En ese marco los eventos, talleres y consultas son tres instancias de
comunicación interpersonal importantes en el trabajo para la promoción
y prevención de salud.


De manera muy general, aquí van algunas consideraciones sobre estos
espacios que pueden sernos
útiles a la hora de pensar
encuentros de este tipo con
las comunidades en que
trabajamos


Eventos:
planificar la alegría


Un evento como una
peña, una obra de títeres,
o una jornada cultural que
puede incluir varias de
estas actividades, nos puede per-
mitir instalar un tema en la comunidad y darle
visibilidad a lo que estamos trabajando. Además puede constituirse en
un espacio de encuentro fundamental para fortalecer los vínculos que se
van construyendo en el día a día desde la tarea del equipo.
Y por si esto fuera poco nos sirve para capitalizar el trabajo educativo que veni-
mos haciendo a partir de nuestro trabajo diario en cada consulta o taller y con
cada afiche, volante o folleto, porque sirve para fijar las ideas que venimos tra-
bajando.




5 - COMUNICACIÓN INTERPERSONAL
llo\..'4


La producción de eventos depende fundamentalmente de la capaci-
dad de organización y trabajo del grupo que se hace responsable de
llevarlo adelante. En la medida delo posible debemos lograr que se
forme un grupo de trabajo que trascienda al Equipo de Salud, de
esta manera fortalecemos los vínculos del equipo con la comunidad
e incluimos desde sus propios intereses en las discusiones y el tra-
bajo sobre salud a otras personas más allá de los profesionales.


AI mismo tiempo, es fundamental tender la mayor cantidad de redes
posibles hacia la comunidad. Porque eso también garantiza la parti-
cipación en el evento.


Los comerciantes
pueden aportar algo
para la difusión, un
grupo de madres puede
encargarse del buffet, a los chi-
cos del colegio les tocara manejar
el sonido y el club puede prestar
la cancha de básquet. La idea es
que al final del día recaudemos un
poco de plata para los folletos de
la próxima campaña.


Especialmente en comunidades chicas este tipo de acciones comunicativas
generan un gran impacto y aceptación, porque no se trata solo de un
espacio para dialogar sobre salud sino de espacios de encuentro y expre-
sión cultural.


_.S, a ‘ s9




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Los jóvenes y las mujeres, por ejemplo, suelen estar muy abiertos a este
tipo de espacios de participación siempre y cuando seamos capaces de
trabajar conjuntamente sin intentar imponer nuestras ideas y concepcio-
nes todo el tiempo. Recuerden que un recital o una obra de títeres no
necesariamente tienen que ser rigurosos en su tratamiento sobre temas
de salud, muchas veces son excusa para encontrase y empezar a debatir.


Pero para eso debemos garantizar y tener en cuenta una serie de cosas
fundamentales:


VNÓ Debemos elegir un eje para el evento que sea convocante, para
que asistan muchos de los vecinos de nuestra comunidad. Quizás sea
bueno asociarse con otras instituciones que trabajen temas vinculados a
los nuestros y que nos permita pensar ejes más amplios. Por ejemplo, si
el Centro Vecinal va a organizar algo para el Día de la Madre. Nosotros
podemos sumarnos al evento desde nuestro trabajo con lactancia
materna y sexualidad responsable.


un.) Debemos garantizar un buen equipo de trabajo integrado por
personas de la comunidad con ganas y motivadas para realizar esta
tarea. Para lograr un buen funcionamiento tenemos que planificar con-
juntamente con ellos las tareas, definir claramente los responsables y los
recursos necesarios.


vw} Debemos pensar en una fecha oportuna, para facilitar la asisten-
cia. Para eso necesitamos conocer muy bien la vida de la comunidad.
También podemos aprovechar alguna fecha del calendario de salud que
resulte una buena oportunidad para generar una instancia de encuen-
tro.


yy) Debemos conseguir fondos o recursos. Hay que ir haciendo lis-
tas de gastos posibles cuidando de no gastar lo que no tenemos ni de
imaginar cosas por fuera de nuestras posibilidades materiales y huma-
nas.


vv) Debemos planificar la difusión. Es la clave de Ia convocatoria,
pensemos en afiches, volantes y propaladoras.


0 >17 ,
” Ï




5 - COMUNICACIÓN INTERPERSONAL
llo\..'4


Talleres: enseñar aprendiendo, aprender enseñando


Aunque el nombre está muy extendido y muchas veces llamamos taller
a cualquier encuentro de formación, la metodología de taller presupone
que todos sabemos cosas importantes para ser compartidas y que en el
encuentro construimos nuevos conocimientos a partir de los saberes
colectivos.
El taller es una forma de trabajo que implica participación y que se
estructura para la acción,a partir de un grupo concreto, donde aprender
es igual a realizar.
El taller se basa en actividades que se desarrollan individualmente, en
pequeños grupos y en el trabajo conjunto
Y es bueno que se desarrolle en un espacio propio para reforzar las con-
ductas participativas y solidarias a través de los vínculos y el trabajo en
equipo.


En ese sentido el taller nos permite integrar:
* La teoría con la práctica
* La reflexión con la acción


* Las vivencias con la experiencia


De este modo el proceso de aprendizaje no se basa en una simple tras-
misión de conocimientos, sino que se trata de una interacción de expe-
riencias que movilizan los niveles cognitivos, emocional, afectivo y viven-
cial, de todos los participantes, incluidos quienes lo coordinan, que en
nuestro caso probablemente sea el Equipo de Salud


El taller paso a paso
Al igual que otras instancias de participación ordenadas, todo taller
requiere una planificación.


Primero que nada tenemos que pensar: ¿para qué vamos a hacer el
taller? ¿qué temas vamos a trabajar? ¿Cómo vamos a hacer para que en
el taller todos puedan y quieran participar? ¿Qué actividades propone-
mos? ¿Qué recursos vamos a utilizar?




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿‘x


A partir de esas primeras preguntas vamos a diseñar una guía de traba-
jo que tenemos que compartir a grandes rasgos con los participantes del
taller cuando empecemos con este.
Siempre es bueno ir escribiendo lo que vamos planificando. Esto nos
va a ayudar durante el desarrollo del taller porque ordena el traba-
jo aun cuando en algún momento haya que ir cambiando lo planifi-
cado en función de lo que va saliendo. Una planificación escrita nos
permite acordar el plan de trabajo de esa jornada
con los que van a participar del taller.
Además, puede servirnos para repetir la experien-
cia, sistematizarla y compartirla con otros equipos
salud


Cuando planificamos un taller tenemos que deci-
dir:


ie ¿QUIÉNES VAN PARTICIPAR?
Mientras más conozcamos a los participantes más
provecho vamos a sacarle al taller, porque pode-
mos pensar las actividades y temas de discusión
más vinculadas a los intereses y objetivos de esas personas. Muchas
veces se puede partir de un relevamiento previo al taller con una
serie de preguntas muy cortas que le podemos hacer a quienes invi-
tamos en el momento de convocarlos al taller. Otra posibilidad es
empezar el taller con esas preguntas y hacer una puesta en común.
En ese caso se pueden hacer preguntas como: ¿Por qué participo de
este taller? ¿Cuáles son mis expectativas al unirme al ta||er?¿Por qué
quiero formar parte de un equipo de trabajo para la salud en este
barrio o en esta comunidad?
Estas preguntas sirve de presentación de los participantes y de
pequeños diagnósticos para que todos los participantes sepan que
pueden esperar de este espacio. Por otro lado, esta es una buena
forma de evitar las desilusiones y de no crear falsas expectativas.


ie ¿CUÁLES SON Los OBJETIVOS DEL TALLER?
¿Para qué lo hacemos? En todos los casos el punto de partida para el
armado del taller son las necesidades y deseos de la comunidad con la
que vamos a trabajar en ese taller. Los objetivos se definen desde el
cruce entre nuestras propuestas y las necesidades de los participantes.


‘¡ha . ‘Ï




5 - COMUNICACIÓN INTERPERSONAL


El objetivo de un taller es el recorrido que queremos hacer desde
una situación previa a una situación a donde queremos llegar.


* ¿QUE TEMAS VAMOS A TRABAJAR?
Los contenidos de un taller pueden ser conocimientos concep-
tuales, valores, habilidades prácticas, representaciones sociales
que queremos transformar o problemas complejos, de fondo,
que debemos entender para mejor alguna situación.


* ¿QUE ACTIVIDADES VAMOS A DESARROLLAR
DURANTE EL TALLER?


Podemos hacer debates, actuar, trabajar en grupo discutiendo,
dibujar, trabajar con cartillas o textos, con video debates, con
radio debate. Cada una de las actividades debe definirse en fun-
ción de las posibilidades materiales de llevarlas adelante, y de
los intereses y capacidades de los participantes del taller.
Existen varios libros de dinámicas y actividades, pero también es
muy importante la creatividad de los coordinadores para ir
adaptando y creando modos de trabajo que sean acorde a cada
grupo.


* ¿QUÉ MATERIALES, RECURSOS Y MEDIOS VAMOS A
UTILIZAR?


Tenemos que pensar en función de las actividades qué materia-
les vamos a necesitar. Desde afiches, plasticolas, lápices, hasta
grabadores o video-reproductoras. Tenemos que planificar bien
esas cosas para que no nos quedemos con las actividades a la
mitad. Aquí están
los principales gas-
tos del taller, por
eso también es
importante ver si
tenemos los recur-
sos necesarios para
llevar adelante esas
actividades o tene- '
mos que planificar
otras.




o’ 3°


¿‘x
MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


¿CUÁLES VAN A SER LOS DIFERENTES MOMENTOS DEL
EN UENTRO?
Cada taller tiene diferentes momentos que dependen de los objeti-
vos, las actividades planteadas y la disponibilidad de los participan-
tes. Sin embargo no debe faltar nunca un primer momento de pre-
sentación donde cada uno cuenta quién es y se pone en común lo
que vamos a hacer en las horas que siguen. Un momento de cierre
que permita poner en común lo trabajado y llegar a algunos acuer-
dos generales. Y un momento de evaluación donde revisamos el
taller, sus objetivos, dinámicas, duración etc. Este último momento
es de suma importancia porque es lo que nos permite saber si lo que
hicimos sirvió o si hay que modificar algo.


* ¿DE QUÉ MODO VAMOS A EVALUAR LA EXPERIENCIA?
Tenemos que evaluar siempre nuestra práctica. Una primera evalua-
ción es la que realizamos en el mismo taller, pero además podemos
evaluar más aspectos. ¿Quiénes vinieron? ¿Eran quienes esperába-
mos? ¿Por qué no vinieron otra personas que queríamos que estén?
¿Se logró Io que nos propusimos? ¿Sirvió el taller para hacer lo que
queríamos o tenemos que pensar en otra cosas? ¿Cómo fue la par-
ticipación del equipo de salud? ¿Qué pudimos diagnosticar a partir
de las discusiones?


¡A no dormirse!


Una vez planificado el taller, definido el día,
la hora y el lugar; no hay que olvidarse de
convocar a todos los interesados. Mientras
mejor sea la convocatoria más probable es el
éxito del taller. Podemos usar miles de for-
mas algunas de las cuales están desarrolladas
en este manual: afiches, cartas, anuncios..
¡A no dormirse!




La consulta: construir vínculos saludables


La consulta es sin duda el espacio de comunicación interpersonal por
excelencia de los Equipos de Salud. Es un espacio complejo porque está
cruzado por diferentes expectativas por parte de quienes asisten a ellas.
En muchos casos son experiencias con fuerte carga negativa porque
están asociadas al malestar, más
que al trabajo para sentirse bien.


En cada consulta existen al menos
dos aspectos a tener en cuenta en
relación a la comunicación: el diá-
logo y el espacio en donde tene-
mos ese diálogo.


. ,El dialogo


Cuando hablamos con alguien en
una consulta también debemos
partir de las sensaciones, necesidades y deseos de aquellos con quienes
estamos trabajando. Tenemos que conocer sus códigos y lenguajes, y sus
limitaciones para hacer lo que les recomendamos.
Muchas veces nos cuesta mucho entender que la gente que concurre a
los espacios de consulta no sigan nuestros consejos y que, en algunos
casos, incluso lleguen a enojarse con nosotros porque se sienten perse-
guidos y/o culpabilizados.
Pero el modo de actuar del profesional de la salud seria muy distinta si
pensamos que la salud es un derecho que esa persona tiene, y no una
obligación. La propuesta de la práctica de Consejería, que la mayoría
conocemos, es útil para pensar este tipo de diálogo con los miembros
de la comunidad en la que trabajamos. Es así porque propone asumir
que la salud y el seguimiento de las indicaciones del equipo es un dere-
cho o una opción de cada persona. Esto favorece el cumplimiento por
parte del profesional de su función facilitadora y evita la tentación de
decidir "por el otro" con todas las limitaciones que ello conlleva: incum-
plimiento de pautas terapéuticas, farmacológicas o de conductas, erro-
res diagnósticos y de prescripción, denuncias, etc.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Porque: ¿Cuál es realmente nuestro objetivo cuando nos comunicamos con
quienes asisten a la consulta? ¿presionar|os?, ¿dejar bien claro que en la
consulta somos nosotros los que mandamos?, ¿demostrarles que estuvimos
en el último Congreso Mundial de Diabetes? ¿O más bien facilitar cambios
de conducta y motivar la toma de decisiones de esa persona?¿No somos
acaso los más interesados en obtener, preguntando, información fiable para
poder intervenir más eficazmente? ¿No son mayores las ventajas que quien
se acerca a una consulta obtiene cuando el profesional dialoga, pregunta,
escucha y hace un esfuerzo por ponerse en el lugar del otro ?


Más allá de las múltiples consideraciones que se podrían hacer tenemos que
lograr ponernos en el lugar del paciente con quien estamos dialogando
¿verdaderamente entiende Io que estamos diciendo?, ¿qué vocabulario uti-
|izamos?, ¿le estamos proponiendo cambios que puede hacer o son pro-
puestas que, en su situación, son inviables o extremadamente difíciles de Ile-
var adelante?
Aquí es importante tener un panorama general no solo de Ia situación par-
ticular de esa persona con la que hablamos sino también de sus condicio-
nes de vida. Para eso puede ayudarnos el diagnóstico previo que vimos en
eI apartado "ANÁLISIS DEL ESCENARIO COMUNICATIVO DE UNA COMUNI-
DAD".


HOFPi TN.
El espacio de la consulta


Pero además las consultas se dan en un
lugar específico que también trasmite y
genera cosas. Tenemos que ser capaces
de generar un ambiente agradable no
solo en el lugar donde se desarrolla la
consulta sino también en los lugares donde la gente espera.
Esos espacios son espacios que podemos aprovechar para comunicarnos
más allá de los diálogos cara a cara, utilizando algunos medios que sirvan
de complemento y refuerzo a lo que nosotros decimos verbalmente. Las car-
teleras, afiches y dibujos, o que suene música en donde se intercalen algu-
nos spot radiofónicos sobre salud o se muestren videos que trabajen con
nuestras problemáticas son posibilidades que podemos tener en cuenta.
Aun si todo esto no fuera posible, tenemos que hacer un esfuerzo para
que el clima de esos momentos sea de alegría y encuentro comunitario


6 4Q V
" Ï




5 - COMUNICACIÓN INTERPERSONAL


más que de carga. Esto que quizás parezca una carga más a nuestro tra-
bajo cotidiano, es en realidad un modo de hacer ese trabajo más placen-
tero y útil. ¿Cuánto más puede aprovechar una consulta una mamá que
mientras esperaba leyó un afiche sobre lactancia materna y tiene ahora
cosas que preguntar?, ¿no es más fácil dialogar con una persona que
estuvo charlando con un vecino al que hacía mucho que no veía que con
una persona que siente que perdió 30 minutos de su vida para que le
digan que está enfermo y que ya no va a poder comer lo que le gusta?
Por último, asegúrense de que quienes vienen a las consultas tengan dis-
ponible toda la información que podría serles útil. Esto no significa solo
que si preguntan les podamos dar la información. Hay que hacer que la
información vaya hasta donde ellos están.
Carteles visibles y atractivos sobre las próximas fechas de vacunación,
sobre los horarios de atención... carteles con los nombres de los profesio-
nales que los atienden y sus especialidades. Información sobre dónde y
cómo se pueden conseguir remedios, son solo algunas de las tantas cosas
que podríamos informar y que facilitarían el acceso a la salud de esas per-
sonas al tiempo que facilitan nuestro trabajo durante la consulta.


Siempre es mejor si el espacio a ‘
en el que estamos es agrada-
ble. En la medida de lo posible
tenemos que hacer de los
lugares donde se desarrollan ¿J
las consultas, espacio en j
donde den ganas de estar.


Algunas experiencias creativas


Por ultimo queríamos compartir las experiencias de un Equipos de Salud
y de una organización que desde una propuesta creativa lograron trans-
formar Ias instancias de consulta en espacios donde la comunidad se
encuentra y disfruta. En estos casos, al consulta se transforma en un
evento cultural en sí mismo en el que intervienen múltiples instancias y
materiales de comunicación. Sabemos que muchas veces no es posible


* '-, . .59;° %




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


llevar adelante experiencias de este tipo todo el tiempo, pero también
creemos que pueden ser inspiradoras...


El colectivo de los ¡uegos


Esta es una propuesta que llevó adelante un grupo de pro-
fesionales de Cruz Alta.
Se propusieron trabajar en la promoción de la nutrición
infantil con niños de 0 a 5 años, incluyendo el trabajo con
madres en relación con la lactancia materna. La estrategia
incluyó la realización de una campaña de difusión perma-
nente orientada a las familias de los niños en particular y a
la población en general. Esta consistió en la distribución de
folletos y la realización de intervenciones artísticas barrio
por barrio en un colectivo con un altoparlante invitando a
participar de diversas actividades.
Convocaron a un grupo de madres para diseñar juntos dife-
rentes tipos de juegos sobre alimentación saludable.


Ellos nos cuentan su experiencia:
EI colectivo de juegos nace como una herramienta de
comunicación. Partimos de Ia idea de acercarnos a la comu-
nidad, a sus barrios, en definitiva, poder llegar a todos los
vecinos de Cruz Alta. En nuestra comunidad viven 8000
personas que están muy dispersas geográficamente. Por
eso surgió Ia idea de un colectivo al que todos puedan
subir y participar abiertamente.


Nuestro primer objetivo era difundir nuestra propuesta de
trabajo. Por eso la presentamos formalmente a las institu-
ciones del pueblo. Realizamos un acto en Ia Casa de Ia
Cultura de Cruz Alta donde dimos a conocer nuestro pro-
yecto.
También hicimos publicidad por radio, televisión y afiches.
Tratamos que estas publicidades generen incógnitas,
impacten y salgan aI aire todas al mismo tiempo




5 - COMUNICACIÓN INTERPERSONAL


Presentamos el colectivo a la comunidad en el mes
del día del niño. Cortamos la calle céntrica principal,
convocamos a todos los que participaron en el arma-
do del colectivo. Se colocaron pancartas alusivas a la
nutrición infantil y la lactancia materna.
En esta actividad participaron siete jardines de la
comunidad, que recorrieron todo el centro de Cruz


Alta, hasta el parque de diver-
siones. Allí soltamos globos y
entregamos frutas con un men-
saje.


Presentar el proyecto de esta
manera nos ayudó a promover
la participación de la comuni-
dad, y a despertar el interés y
curiosidad en la población.


En la siguiente etapa comenza-
mos a trabajar en los barrios.


Para esto hicimos mucha difusión, principalmente a
través de autoparlantes. El autoparlante recorría el
barrio, pasaba el día anterior y el mismo día del
encuentro. Esto nos permitió llegar a las personas
que no escuchaban radio ni televisión. Media hora
antes de la actividad recorrimos el barrio invitando a
todo el mundo. Para eso tuvimos en cuenta que
quien recorriera el barrio fuera conocido por la
gente. Así garantizamos una rápida difusión "boca a
boca".


El colectivo recorría despacio
todo el barrio, convocando a
los vecinos a través de un
autoparlante que pasaba
música infantil.




Oi
MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Para nosotros era muy importante
que las personas que subían al
colectivo, bajaran con ganas de vol-
ver. Para eso la primer actividad que
propusimos fue que los padres
armaran juegos, que cada padre
pudiera jugar con su hijo.
AI final de cada actividad se relacio-
naba la importancia que tenía pres-
tar atención al niño en el juego, y en
su alimentación para que pueda
jugar.


También organizamos charlas con profesionales
sobre diferentes ejes temáticos. Hicimos talleres de títe-
res, de teatro, y de expresión corporal.


Cada actividad tenía un seguimiento, monitoreo y eva-
luación permanente. De esta manera, hacíamos las
modificaciones que considerabamos necesarias en
aquellas actividades que fueran poco participativas.


Todas estas actividades lograron
que las madres y los niños se
apropiaron de la propuesta. Por
ejemplo, cada madre antes de
bajar del colectivo, ayudaba a
acomodar para que pudiéramos
ir a otro barrio.
Hoy nos proponemos la conti-
nuidad de esta experiencia,
incluyendo trabajar con los ado-
lescentes de la comunidad.




5 - COMUNICACIÓN INTERPERSONAL


El brujita de Bulubú


Esta es un proyecto que llevó adelante el Equipo de
Salud Familiar de Dean Funes.
La propuesta partió de pensar una estrategia para la
Campaña de Vacunación Doble Viral en niños de 4 años.
El objetivo era que los niños se sintieran motivados y no
tuvieran miedo a la vacunación.


El Equipo representó la canción del "Brujito de Gulugú"
de María Elena Walsh. Así se distribuyeron los persona-
jes entre los distintos miembros del Equipo de salud, y
comenzaron los ensayos y confección de los trajes de los
personajes.
El doctor aparecía manejando su cuatrimotor, un auto
de cartón con sistema de tiradores, y llevaba una jeringa
grande con la que vacunaba a los habitantes de Gulugú,
para salvarlos de la brujería.


La actividad se realizó en los docejardines de infantes de
la ciudad de Dean Funes en el momento previo a la vacu-
nación.
Los diferentes grupos de niños vivieron esta actividad
desde la curiosidad, disfrutando dela representación,
participaban con palmas en los diferentes momentos de
la obra, en apoyo a la acción del doctor que per-
seguía al brujito.


Esta representación permitió explicar a
los niños los beneficios de vacunarse, y


i"


generó la aceptación por parte de ellos a
ser vacunados.
Así, vivieron ese momento más relajados.




i. FICHA N° ll


+e------------


El Taller
TALLERES DE PREVENCION Y Este es solo un modo posi-
PROMOQÓN DE LA SALUD ble de escribir Ia planifica-


ción _de un taller, _ ca_da


TALLER l: LACTANCIA MATERNA Éfigrdiiïgiisdeiiaïdiiïenci;
guiarse para que el trabajo


objet¡vos¡ durante el taller sea másfacil y ordenado.
w) Facilitar
v» Aportar a
w} Lograr que....


Participantes: madres de la comunidad
Responsables: Equipo de Salud - Dra. Robino
Duración aprox.: 3hs
Bibliografía de trabajo: Manual de comunicación para la salud


I MOMENTO: INTRODUCCIÓN. (1o')
Dinámica: Exposición. Desarrollo: En plenario el coordinador presenta el taller y al


equipo de salud.


II MOMENTO: PRESENTACIÓN DE LOS GRUPOS (30')
Dinámica: Baile de rondas. Armado de parejas.
Desarrollo: El coordinador explica que deben formarse dos rondas de igual número de
miembros. En una ronda los integrantes miran al exterior y la otra ronda envuelve a la
primera con los miembros mirando hacia adentro de manera que la ronda 1 y la ronda l
2 quede cara a cara. Mientras suena la música las rondas giran en sentido opuesto
hasta que se corte la música. En ese momento cada uno debe recordar quien tiene al
frente. Se reinicia la música y vuelven a girar en sentidos opuestos. Cuando se corta la l
música nuevamente cada uno debe buscar a su pareja inicial y sentarse en el suelo. La


lpareja que se sienta última pierde. Una vez que todas las parejas están sentadas
deben comentar su nombre y por qué están en el taller
Luego en plenario algunas parejas elegidas al azar se presentaran de manera que cada


lmiembro de la pareja presenta el grupo y función de su compañero. Se suceden las
presentaciones hasta que estén presentados todos los grupos presentes en el taller.


Materiales: reproductor de música, Música movida l




FICHA N° ll


III MOMENTO: DISCUSIONES GRUPALES (1 H 30')


INSTANCIA GRUPAL


Dinámica: trabajo en comisiones.
Desarrollo: Los participantes del taller se reúnen por grupos de trabajos el coordina-
dor reparte consignas para ser leídas en forma grupal. (209.
Luego el grupo reflexiona y contesta por escrito en afiches las siguientes preguntas
(40):
¿hasta que edad es bueno amamantar? ¿Por qué?
¿en que ayuda al bebe? ¿y a Ia familia?


INSTANCIA PLENARIA


Desarrollo: Un representante de cada grupo lee las respuestas escritas para todos
los participantes del taller (30') el coordinador sistematiza en papelógrafos.
Materiales: afiches


IV MOMENTO: DISCUSIÓN PLENARIA (1 H)


Dinámica: discusión plenaria.
Desarrollo: el coordinador presenta Ia siguiente pregunta y abre el debate: "¿cuales
son los beneficios de darle Ia teta a nuestros bebes?"


V MOMENTO: CIERRE (1 H)


Dinámica: plenario.
Desarrollo: En reunión plenaria se evalúa rápidamente el taller y se analizan los
temas de los próximos talleres.


'l
l
l
l
l
l
l
l
l
l
l


Dinámica: Exposición. Trabajo con afiches
=


l
l
l
l
l
l
l
l
l
l
l


DESPEDIDA


i






¿Cómo producimos
materiales


radiofónicos?


. ,


si bien lo primero que se nos viene a la mente al hablar de radio
es un radiorreceptor sintonizado en el auto o en la cocina, existen
distintos modos de trabajar con productos radiofónicos.
Para comenzar el desarrollo de este apartado que tiene que ver con
la producción de materiales radiofónicos es importante saber que el
lenguaje radiofónico puede ser utilizado de distintas formas en
relación a los espacios y circuitos de comunicación de la comunidad
en los que vayamos a trabajar.
Solo a la manera guía acá Ies presentamos tres modos de utilizar los
productos radiofónicos según se quiera generar discusión, difusión
o reflexión alrededor de los temas trabajados. En ese sentido recuer-
den que para potenciar nuestro trabajo de comunicación es impor-
tante saber que se puede esperar de los distintos tipos de espacios
y circuitos de la comunidad (ver Los espacios y circuitos — Capitulo. 2).


Para los espacios de circulación que son espacios donde se puede
trabajar la difusión de temáticas se puede recurrir a las
Propaladoras.
Llamamos Propaladoras a esos parlantes que se ponen en los desfi-
les, o en las calles, o en autos que circulan anunciando por las
calles.


Para los espacios de concentración y generar Ia discusión de
temáticas se puede recurrir a Ia radio abierta, programación de
radioemisoras o alguno de sus programas específicos: a través
de invitaciones, espacios cedidos o programas propios del equipo
de salud.




.0. MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿IÍ/


Para los espacios de reunión que son espacios donde se puede traba-
jar la reflexión de temáticas se puede recurrir a los Radio debates. Estos
son debates que se generan a partir de materiales grabados que se escu-
chan grupalmente como parte de actividades de formación o reuniones
de grupo.


Cada situación merece un análisis de las posibilidades que ofrece cada
medio, recordando que un mismo producto (por ejemplo una cuña)
puede ser utilizada en distintos momentos y medios sonoros.
Por eso, cualquiera sea el espacio en que se los utilice, todos los produc-
tos tiene en común un modo de construir los mensajes, algunas reglas
que es bueno tener en cuenta. Eso define lo que podemos llamar len-
guaje radiofónico, es decir el modo en que se articulan palabras, soni-
dos y silencios...


LA RADIO ABIERTA
Abrirse a la palabra
del otro


La radio abierta es aquella producción
radiofónica que se realiza en vivo, en un
lugar abierto y público. Es una herramienta
muy útil para la difusión y la visibilidad de
problemáticas importantes para la gente
de la zona donde instalamos la radio. Es una producción que esta en la
frontera entre la producción de materiales radiofónicos y la producción de
eventos (Ver capítulo 5).
La base de una radio abierta es la entrevista o la charla con la gente que
está en el lugar y se acerca. Por eso, las actividades públicas de comunica-
ción como estas además de difundir la información y saberes que maneja-
mos como Equipo de Salud, aportan fundamentalmente a la construcción
de nuevos vínculo más sólidos y profundos con la comunidad de la que
somos parte.




6- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES RADIOFÓNICOS?


Esos vínculos se construyen en el diálogo que establecemos con la
gente que pasa caminando, nos miran, a veces con simpatía, a veces
con fastidio, a veces de acuerdo con nosotros y otras no.
Por eso este formato nos obliga a superar la vergüenza de ser obser-
vados, escuchados y evaluados por lo que decimos. Y que al mismo
tiempo visibilizan al equipo de salud asociándolo con las temáticas
que allí se discuten. Incluso es un modo de relacionarnos con aque-
llas personas con las que no estamos en contacto permanente.


Si logramos que la gente que anda dando vueltas, se acerque a
curiosear, participe de la experiencia, hable y nos de su opinión,
podremos conocer los objetivos, demandas y reivindicaciones de
otros actores sociales.


Así ampliamos nuestra visión del
mundo y de la realidad, y al mismo
tiempo desmitificamos la visión de un
Equipo de Salud separado de la reali-
dad más allá de la medicina.
La práctica de la radio abierta es un
desafío que si logramos superarlo,
eleva la autoestima y la confianza en
las capacidades propias y en las del
equipo de trabajo.


El lenguaie radiofónico
El lenguaje radiofónico se basa en la oralidad. Es por eso que es el len-
guaje más fácil de compartir: la inmensa mayoría de nosotros podemos
hablar y escuchar.
Ahora bien, que todos hablemos el mismo idioma no quiere decir que
nos entendamos sin problemas ¿Cuántas veces nos ha pasado, por
ejemplo, que al intentar hablar con gente más joven sentimos que
hablamos con un marciano? O cuando tenemos la oportunidad de
encontrarnos con gente de otras zonas del país y una misma cosa se dice
de mil formas diferentes.


.- ‘__>J n ‘ áÉEsa




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Es por eso que para trabajar desde la oralidad no podemos descuidar los
códigos de aquellos con quienes queremos dialogar. (ver Capítulo 2 -
Lenguajes y Códigos)


Hay que tener en cuenta algunas indicaciones que hacen que nuestros
productos radiofónicos sean claros y entendibles:


VU’ Escriban una idea por frase. Nada de: "es conveniente comer
la mayor diversidad de alimentos, incluyendo cereales, carnes y lácteos
diariamente, en las comidas cotidianas". Cuando armamos un producto
radiofónico deberíamos decir algo así como : "Coma diversos alimentos.
Incluya cereales, carnes y lacteos diariamente."


vv} Usen frases cortas, sencillas y directas: sujeto, verbo y predi-
cado. °Pero que no parezca un telegrama!


yy) Utilicen palabras de uso diario y cortas, no es bueno utilizar
palabras densas o difíciles porque son más difícil de entender de una
sola vez.


vv} Eviten los términos demasiado abstractos.


vv} No se pueden utilizar "comillas", ni dos puntos, ni punto y
coma porque es muy difícil trasmitir su significado al leerlas en voz alta.
Eliminen en general las expresiones vinculadas a la gráfica como "lo
antedicho" o "tal como señalábamos más arriba..."


vv} No utilicen porcentajes ni cifras complejas. Hay que redonde-
ar y de ser posible comparar esos números con cosas de la vida cotidia-
na. Por ejemplo en vez decir "el 40 % de los niños de la comunidad
sufren algún grado de desnutrición..." prueben con "4 de cada 10
niños..." o hagan comparaciones: "imagine que el nivel de desnutrición
en nuestra comunidad es igual a que en cada familia con tres hijos uno
estuviera desnutrido".


vs) No hay que temer a las redundancias la oralidad necesita de
las repeticiones porque apoyan la comprensión y enfatizan los mensa-
jes. Recuerden que el oyente no puede volver atrás para revisar algo que
ya se dijo. Un buen recurso es repetir lo dicho con otras palabras o reto-
mar constantemente las ideas centrales: "recién decíamos que el taba-
quismo es una adicción como cualquier otra. Para hablarnos más de esta




6- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES RADIOFÓNICOS?


adicción que es el cigarrillo vamos a conversar con la doctora..."


yy) °Y hay que sacarse las muletillas! Es muy molesto escuchar a
alguien que a cada momento repite: esteee... , mmhh... ; bueno...;
nada... y cosas así.


El que escucha recibe al mismo tiem-
po un montón de estímulos y distrac-
ciones, quizás este limpiando la
casa, estudiando, en la cama
en esas noches en que el
sueño no acude fácilmen-
te, en el patio los domin-
go de partido, arriba del
auto o en el trabajo.


En medio de todo eso, tenemos que lograr que al oyente le llame la
atención lo que decimos, que se sienta atraído y finalmente que
entienda claramente y de una sola vez lo que decimos porque no
puede volver atrás, como puede hacerlo en un volante o un afiche.
Esto no parece una tarea sencilla especialmente para alguien que no lo
ha hecho nunca. No hay que olvidarse que una cosa es charlar con
alguien cara a cara y otra cosa es hacerlo cuando no vemos a la otra per-
sona ni sabemos que está haciendo. Por eso es importante imaginarse a
ese ‘oyente modelo‘ que queremos que nos escuche. Este es un trabajo
que requiere cierto ordenamiento y probablemente van a tener que tra-
bajar varias veces sobre cada producto.
Por eso debemos escribir lo que vamos a decir, que sonidos vamos a
usar, que música elegimos y cuando se utilizará cada uno de esos recur-
sos. La herramienta a través de la cual realizamos esto es el guión radio-
fónico.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


LA RADIO:
Un medio importante en el trabajo con la comunidad


La radio es un medio de comunicación enormemente personal,
íntimo y tiene un rasgo que la distingue: está en todos lados.
De los medios masivos, es el que cuenta con mayor accesibilidad
y en los sectores populares o de menos recursos esta accesibili-
dad es total. Y aunque el consumo de la radio es generalmente
pasivo, entre los medios masivos, la radio se destaca por ser
aquel que mejor posibilita una comunicación mas horizontal que
permite al oyente participar de lo que se emite.


La participación de los oyentes se produce de distintas maneras,
a veces mediante programas que estimulan las llamadas; pero
también algunas emisoras comunitarias, posibilita una participa-
ción mucho mas activa que va desde la participación en la ges-
tión del medio hasta la definición de los programas o temas que
se tratan.


La radio informa, entretiene, acompaña, y puede educar, con-
cientizar, promover. Es un buen vehículo para llegar a quienes no
utilizan el sistema de atención de salud en las ciudades y áreas
rurales, y sobre todo para comunicarse con los sectores de menos
recursos.


Recuerden que cuando hablamos de radio no solo nos referimos
a las radios o emisoras tradicionales, aquellas que tienen una
estructura muy armada (con empleados administrativos, locuto-
res, periodistas departamento comercial, etc.), sino también a las
que emiten dentro de algunas escuelas en los recreos, de las que
pueden instalarse en una plaza, de las radio parlantes que pue-
den recorrer el barrio, de las que tienen las iglesias o algunas
ONGs, de las FM donde una misma persona hace de locutor, ope-
rador de sonido, y productor del programa, y también barre el
pISO.


o




6- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES RADIOFÓNICOS?


El guión radiofónico


Para trabajar de manera ordenada siempre es bueno planificar lo más
posible lo que se va a hacer. En este caso lo que tenemos que prever es
aquello que vamos a decir y el modo en que lo diremos. Para esto exis-
te un herramienta muy útil especialmente para quienes recién empiezan
a trabajar con el lenguaje radiofónico.


El guión, un instrumento que también utiliza la TV y el cine, es la forma
en que se presenta de manera escrita una producción radial.
En él debemos hacer constar todo lo que se va a grabar, incluidos los
mínimos detalles: música, efectos sonoros, diálogos, silencios, pausas.
Incluso si la pieza radiofónica, esta basada en representaciones o drama-
tizaciones debe decir exactamente donde y cuando los actores tienen
que toser, gritar, tartamudear, llorar, marcar el énfasis que debe dársele
a una palabra o una frase.
En los guiones más sencillo se consignan las indicaciones para el opera-
dor bajo la denominación de CONTROL y las indicaciones para quienes
hablan bajo la denominación de LOCUTOR o bien con el nombre de los
personajes
Lo que dice el locutor (y esto es extensible si hay personajes que hablan,
narradores, etc.), usualmente se escribe en letras minúsculas. En cambio,
en letras mayúsculas, se consignan todas la instrucciones e indicaciones
que deben ser seguidas por el locutor y el operador de radio.


Aquí un ejemplo del guión de un producto radiofónico que hizo la
Organización Panamericana de la Salud (OPS) para la promoción y difu-
sión de la "Semana de Vacunación en las Américas".


CONTROL: MUSICA PASA A FONDO Y ACOMPAÑA AL LOCUTOR


LOCUTOR: La mejor protección contra las enfermedades son las
vacunas. Los niños de 0 a 5 años deben tener sus
vacunas al día. Las mujeres en edad fértil deben
vacunarse contra el tétanos. Del 24 al 30 de abril todos
los países de las Américas y el Caribe se han unido en la
Semana de Vacunación. (PAUSA) Vacunación, un gesto




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


de amor. (PAUSA) Un mensaje de la Organización
Panamericana de la Salud.


CONTROL: ENTRA AUDIO RISA DE NIÑOS Y SUBE MUSICA


Dos productos para trabajar la comunicación para
la salud desde lo radiofónico


Hasta aquí hemos visto elementos generales que hay que tener en
cuenta a la hora de elaborar productos sonoros que nos permitan tra-
bajar la promoción de salud y desarrollamos algunas pautas específicas
para el ordenamiento de ese trabajo a partir de un guión radiofónico
que nos permita trabajar de manera más prolija y efectiva.
Como se habrán dado cuenta, la potencialidad de este lenguaje para
nuestro trabajo es gigantesca. La imaginación y creatividad para combi-
nar sonidos, silencios, música y palabras en un producto que sirva para
el diálogo con la gente de nuestras comunidades, son el único limite
para las posibilidades que nos brinda este lenguaje.
De esta gama de posibilidades, en este manual presentaremos algunas
herramientas concretas para la elaboración de dos tipos diferentes de
productos radiofónicos:


Ambos son fáciles de producir y muy útiles en la comunicación para la
salud. Sin embargo hay que tener en cuenta que la producción radiofó-
nica lleva bastante trabajo e implican la puesta en juego de habilidades
y destrezas que se van aprendiendo y perfeccionando con el paso del
tiempo y la práctica.


La cuña o spot radial: el mensaje machacador
Es un mensaje, un anuncio que se intercala entre distintos programas
radiales o en el transcurso de ellos. Un auténtico montaje sonoro en el


‘¡ha . ‘Ï




6- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES RADIOFÓNICOS?


que intervienen palabras, melodías, y efectos especiales, todo ello
ensamblado de modo que el resultado es un mensaje global, claramen-
te identificable como tal por el oyente.
Como el significado del término cuña sugiere, es una pieza que sirve
para separar, para llenar algún hueco. La cuña, también denominada
spot radial (de spotlight, una luz potente que se utiliza para iluminar
una zona pequeña) tiene una serie de características que la definen:


¿li Es un espacio de corta duración dedicado a la difusión de un
mensaje.


¿li Suele durar entre 15 y 30 segundos.
¿li Es un mensaje que ha sido preparado y grabado previamente,


para su emisión en diferentes programas (y puede ser también
diferentes emisoras).


ali En conjunto, está formado por frases, que aparecen
acompañadas de música o de ciertos efectos sonoros.


als Tiene autonomía absoluta (estética y conceptual) en relación al
resto de la programación de una emisora radial.


Las cuñas son muy buenas para dos grandes propósitos:


¿li Recordar algo (es bueno lavarse las manos para prevenir
enfermedades). El machacar hasta el cansancio una frase puede
impulsar a una acción, a un cambio de conducta.


¿IE Impulsar a una acción (lavarse las manos antes de comer)


Algunas ventajas de las cuñas radiales:


¿li Son económicas. Pueden ser producidas sin costo.
als Son rápidas de producir.
als Son fácilmente adaptables a nuestra comunidad cuñas


realizadas en otros lugares.


Suele tener cuatro componentes básicos que conforman su estruc-
tura:


¿li Llamada de atención




¿‘x
MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


¿li Presentación de la situación / el hecho


¿l? Argumentación a favor de...
als Una apelación al oyente


Veamos con un ejemplo, esta estructura. Se trata de una cuña para la
prevención del SIDA entre adolescentes de nivel socio económico medio
en una gran ciudad. Lo hacemos en formato de guión así se van fami-
Iiarizando con su uso.


CONTROL MÚSICA BOLICHERA MUY ALTA DOS SEGUNDOS
Y PASA A FONDO


Adolescente 1 Mujer: (HABLANDO POR TELEFONO) Ey °¿Qué onda
con Nicolás?!


Adolescente 2 Mujer: Todo bien. Fantástico!! °¿Y sabés qué?! No voy
a poder volver con vos. Vamos a otro lado des


pués del Boliche.
Adolescente 1 Mujer: Pero, ¿tenés claro para lo que vas no?
Adolescente 2 Mujer: (CON MUCHO ENFASIS) Obvio!!!!!


Adolescente 1 Mujer: Entonces... ¿Llevas forro, no?
Adolescente 2 Mujer: (ENFATIZANDO) Siiiii. Obvio! !!!


CONTROL SALE MÚSICA


Locutor: De-cida libre y responsablemente tu sexualidad.
Un mensaje del Equipo de Salud Familiar.


En este ejemplo, la música "bolichera" del inicio actúa como el Ilamador
auditivo. Su objetivo es captar Ia atención del oyente que seguramente
estará compartiendo Ia escucha de la radio con otra actividad.
No siempre la "llamada de atención" tiene que ser generada por la músi-
ca. También puede actuar como llamador, una frase atractiva, misterio-
sa o provocativa destinada a despertar la curiosidad o un efecto sonoro
que altere la monotonía de Ia escucha. Esta parte de la cuña sirve ade-
más "para decirle" al oyente "ojo, esto es otra cosa distinta al programa




6- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES RADIOFÓNICOS?


o al anuncia que venís escuchando", sirve para diferenciarla de la progra-
mación habitual.
Las otras dos partes en la estructura de una cuña, la presentación de la
situación y la argumentación, generalmente van unidas. En nuestro caso
es: dos adolescentes que se comunican por teléfono antes de una salida
nocturna, y una de ellas va a tener relaciones sexuales con su novio-
amigo por lo que una recomienda el uso del preservativo. Esta parte
tiene como objetivo convencer al oyente, por lo que deberían aparecer
los beneficios o las ventajas, en nuestro caso, de una conducta.
La apelación al oyente, la ultima parte de la cuña, es el cierre del men-
saje. Es el llamado a la acción. Debe resultar especialmente convincente.
Debe sentirse fuerte, potente. En nuestro ejemplo, es cuando el locutor
dice "de-cida libre y responsablemente tu sexualidad". Aquí también, es
conveniente que aparezca el emisor del mensaje (el equipo de salud en
nuestro caso) de modo que el oyente pueda identificarlo. Y también
puede darle mayor credibilidad al mensaje.


Los estilos de las cuñas


Las cuñas pueden ser elaboradas siguiendo distintas estrategias o esti-
los. Pueden, como en el ejemplo de las vacunas de la OPS que vimos
cuando trabajamos guión radiofónico, seguir un estilo netamente infor-
mativo, o también pueden ser construidas con dramatizaciones, como
nuestro ejemplo de prevención de SIDA en adolescentes.
Aquí vamos a mencionar algunas de estas estrategias para que al
momento de hacer una cuña, el equipo de Salud tenga en la cabeza que
existen muchas maneras de entrarle al asunto.


Lo que sigue es solo una
guía: los estilos pue-


den mezclarse y
combinarse.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿‘x


Entre las distintas estrategias o estilos de cuñas encontramos las que se
basan en:


— EL JINGLEHVIÚSICA.
— LA DRAMATIZACIÓN o LAS ESCENAS DE LA VIDA COTIDIANA.
- Los TESTIMONIOS DE GENTE COMÚN, DE EXPERTOS o DE FAMOSOS.
— LA IDEA DE PROBLEMA-SOLUCIÓN.
- UNA COMPARACIÓN.
- Lo INFORMATIVO.
— EL HUMOR.


m» CUÑAS BASADAS EN JINGLE/MÚSICA.
Son aquellas cuñas en que Ia música tiene el papel protagonista o una
especial relevancia. Los principales beneficios de este tipo de cuña son
que permite captar la atención de los oyentes más fácilmente e implicar-
Ios en el contenido de la cuña. AI mismo tiempo facilita la repetición de
una frase o una palabra sin irritar al oyente. Y delimita el grupo de oyen-
te sin necesidad de decirle "este mensaje es para tal o cual".
Cuando el mensaje apela a lo emocional la música es un buen aliado
porque ayuda a crear un estado de animo que se quieras lograr, arma
ambiente.


un!) CUÑAS BASADAS EN LA DRAMATIZACIÓN 0 LAS ESCENAS DE
LA VIDA COTIDIANA.


Se trata de miniproducciones en las que se relata una escena normal,
cotidiana, realista, para luego en el final poner un contenido de corte
informativo. La cuña de las adolescentes y el SIDA que vimos remite a
este estilo. Estas cuñas son muy buenas para lograr que el oyente se
identifique con los personajes y las situaciones representadas.


¡AJ CUÑAS BASADAS EN LOS TESTIMONIOS: de gente común/ de
experto/ de famoso.
En estas cuñas una persona da su testimonio y cuenta las ventajas, los
beneficios de tal o cual conducta.
Cuando la que da su testimonio es la gente de la comunidad, se busca que
el oyente se identifique con esa persona. Para eso la persona cuenta su


64g V "Ï




6- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES RADIOFÓNICOS?


ta su experiencia en relación a aquello que de que trata el mensaje. En
estos casos lo más difícil de lograr es una actuación improvisada que
resulte creíble, por eso lo ideal es que no sea una actuación sino un tes-
timonio real.
En otras cuñas se exponen el testimonio de un experto recurriendo a
personas entendidas en la materia que avalan el mensaje. En nuestro
caso, los expertos son los agentes de salud. De todas maneras debe-
mos tener cuidado en la utilización de este estilo porque podría situar al
agente de salud en una situación desigual con el oyente: "Yo tengo el
saber, tu tienes creencias que debes modificar". Tal como hemos visto
generar esta distancia entre nosotros y aquellos con los que queremos
dialogar no aporta a los procesos educativos que queremos generar.
Finalmente, también se puede recurrir a personajes mas o menos famo-
sos o conocidos por el oyente que, por su fama, se consideran indicados
para recomendar alguna acción o conducta, dándole credibilidad al
mensaje. Al igual que las cuñas que incluyen a gente de la comunidad la
principal ventaja de utilizar a personajes reconocidos es que se produce
la identificación del famoso con el mensaje. También pueden hacer que
actúen como famosos (a través de la imitación de voces) personajes
inexistentes físicamente como los dibujos animados o haciendo buenas
imitaciones.


UV’ CUÑAS BASADAS EN LA IDEA DE PROBLEMA-SOLUCIÓN.
Este tipo de cuña comienza presentando un problema que preocupa al
oyente y que queda resuelto mediante la adopción de la conducta que
el mensaje promueve o estimula. Es necesario para el empleo de este
estilo, que el problema que le planteamos al oyente sea el que realmen-
te tiene y siente como importante. Debe sonar creíble y recordable.


UV’ CUÑAS BASADAS EN UNA COMPARACIÓN.
Se trata de comparar dos situaciones y conseguir un cambio de actitud
hacia la situación que es mas favorable a la salud del oyente.


M CUÑAS BASADAS EN LO INFORMATIVO.
Son aquellas cuñas en las que se informa de una actividad empleando
un estilo directo y se apela al oyente a la realización de una acción. Un
ejemplo de esto es la cuña que vimos más arriba de la Organización
Panamericana de la Salud (OPS) para la promoción y difusión de la
"Semana de Vacunación en las Américas".




¿Ü


¿‘x
MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


HIV’ CUÑAS BASADAS EN EL HUMOR.
Más que un estilo por si mismo, el humor puede ser un recurso presen-
te en cuñas que utilicen distintos estilos. Pero hay que tener cuidado, de
la misma amanera que puede ser memorable y efectivo, puede ser un
papelón si no se acierta con el código humorístico del oyente al que diri-
gimos el mensaje.
Como ejemplo les presentamos dos cuñas radiales de una organización
feminista de Perú, tomadas de ”Radioapasionados. 21 Experiencias de
radios comunitarias en el mundo".Manuales Didácticos, CIESPAL 18. Es
interesante ver aquí la importancia de utilizar códigos acordes a la
población con la queremos trabajar. Si bien nos sirve de ejemplo, vean
como estas cuñas en Perú son efectivas y causan gracia. Aquí seguro que
no serían igual de eficaces...
Este es el primer ejemplo de cuña sobre abusos de hombres a mujeres:


4


Primer ejemplo


Efecto: mujeres cantando en procesión
Hombre: (Disimulado) Ora por nosotros pecadores...
Mujer: Oiga, señor,
Hombre: Ave María... Ave Mariiia...
Mujer: Le digo que no empuje... Se Ia da de vivo, ¿no?... °ahora


verá!
Hombre: °Aaaaaay...! °Que me quema...!!!!
Locutora: Los mañosos andan sueltos °Apaga Ia vela por


donde mas duela!


ESTE ES OTRO_EJEMPLO
DE CUNA


Música tensa y ambiente de calle
Violador: Psss.. Pss... Mamacita...
Mujer: ¿Qué le pasa señor?
Volador: ° Qué cuerpo, qué piernas, qué curvas...!
Mujer: Déjeme tranquila, no moleste.
Violador: °Que ojos, qué boca, qué cara!
Mujer: ¿Cara?... °Karateca! (Golpes de karate de ella y


alaridos de él!
Locutora: A cada pavo... °Ie llega su Navidad!"


'30




C
El radioteatro: entreteniendo y comunicando Í
para la salud L


Los radioteatros son historias reales o ficticias que pue-
den trasmitirse en varios capítulos y que tienen una dura-
ción variable. En su desarrollo intervienen voces, efectos de
sonido, música y silencios.
Es como un teleteatro o un programa de ficción de nuestra TV, nada mas
que por radio. Hay una historia, los personajes de la historia se animan
y hablan por si mismo en las voces de los actores que Ias encarnan (que
puede ser cualquier miembro del Equipo de salud o una persona de la
comunidad). Los climas, las referencias de dónde están los personajes,
el ambiente, se construyen por intermedio de la música, con efectos
sonoros, o se da a entender en el mismo relato.


Para radiodramatizar una historia hay que tener claro una cosa: tiene
que haber historia, una trama, un conjunto de acciones que los perso-
najes realizan para resolver el conflicto. Hay que pensar: ¿cuál es el con-
flicto principa|?, ¿cómo aparece, cómo va resolviéndose o enredándo-
se?, ¿qué solución tiene?. Delinear personajes: ¿quiénes son?, ¿qué
caracteres tienen?, ¿por qué actúan así?. Y finalmente, cuál es el men-
saje que se quiere implícitamente comunicar: ¿qué es lo que quiere
decirse?


Los hechos narrados en los radioteatros se organizan, igual que en las
películas y obras de teatro, en tres momentos básicos: presentación,
desarrollo y desenlace.


En Ia presentación el público conoce a los personajes, las relaciones que
tienen entre sí, el contexto donde se desarrolla la historia y algunos
detalles más.
Durante el desarrollo, aparecen los conflictos, crisis y nudos problemá-
ticos, es decir todas las cosas que provocan cambios y alteran la situa-
ción inicial, o transforman a alguien. Aquí es donde se genera Ia tensión.
Finalmente viene el desenlace que es donde los conflictos comienzan a
solucionarse y la historia cu|mina.Un poco de historia para entender...




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Lo ideal en un radioteatro es que estos
tres elementos se presenten de manera


' - lineal, uno después del otro, sin saltos
i’ en el tiempo porque hacen difícil la' comprensión de la historia.


Un poco de historia para entender...
A muchos de ustedes el radioteatro les resultará algo extra-
ño. Algo de lo cual han sentido algún comentario, pero que
probablemente nunca hayan escuchado. Es que el radiotea-
tro es un viejo formato de la radio surgido en la Argentina
como el cruce de la radio, el teatro y los folletines (o novelas
por entregas). Hubo radioteatros gauchescos, infantiles, sen-
timentales, históricos, policiales, comedias, etc.
A medida que el éxito iba aumentando este formato se fue
serializando y las compañías radioteatrales incluso salían de
gira por los barrios realizando presentaciones reducidas de
las obras.
En síntesis, la característica que marco al radioteatro fue la
enorme aceptación por parte del pueb|o..
El radioteatro vivió su época de esplendor entre 1930 y 1970,
y luego, por múltiples factores, entre ellos el auge de la TV, y
la irrupción del teleteatro, comenzó a declinar.


A pesar de esta declinación que hace aparecer como inexis-
tente el formato en las radios comerciales, el radioteatro
todavía tiene algunas expresiones. Es un genero muy utiliza-
do en publicidad aunque en general son dramatizaciones
muy cortas.
La experiencia de muchas radios comunitarias en
Latinoamérica en la producción de radioteatros para el traba-
jo educativo con la comunidad demuestran que es una herra-
mienta posible en la comunicación para la salud.




6- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES RADIOFÓNICOS?


Este formato radiofónico es muy bueno para :
als Plantear un problema, para mostrar un conflicto y enfrentar al


oyente a una opción.
¿l? Compartir un mensaje (que debe estar implícito en la acción


dramática y no como una moraleja explícita o un sermón)


También es interesante destacar algunas ventajas del radioteatro para el
trabajo en Salud:


als La dramatización permite rescatar historias, relatos, anécdotas,
tradiciones de la comunidad.


¿l? Siendo una ficción suele acercarse mucho a la realidad.
La dramatización es un genero que suele gustar mucho.


als Permite la participación de muchas personas como actores,
escritores, musicalizadotes, y realizadotes de sonidos


¿li A través de ellos se pueden comunicar mensajes de salud de
manera entretenida.


°A escribir!
Claro que, hasta acá, la producción de un radioteatro parece más diver-
tido que fácil de hacer, por eso les damos algunos secretos que ayudan
a escribir los diálogos que son la base de toda dramatización en lengua-
je radiofónico:


Primero identifiquen una problemática (los trabajos con las fichas 1 y 2
facilitan este paso) a partir de esto deben identificar las personas que
enfrentan dichos problemas y pensar en modos de resolverlas. De esta
forma ya tenemos el nudo conflictivo y los personajes.


La información se puede organizar en un cuadro así:


PERSONAJES CONFLICTO RESOLUCIÓN


Santiago, Santiago agrede Norma le ayuda a
Eugenia, el hijito Constantemente a Eugenia a separarse
de ellos, Norma Eu9enla C0" ¡ÑSUlÏOS de Santiago y a
una amiga de Y la amenaza C0“ Que empezar una nueva
Eugenia V.a a pelder a S” l"l° vida con su hijoSl lo deja




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿‘x


A partir de estos elementos hay que contar la historia. Empiecen por
imaginar el contexto de las acciones, el lugar y el tiempo. Piensen ¿Qué
ruidos y sonidos hay en esos lugares? ¿Qué música se escucha de
fondo?
Ahora hay que escribir los diálogos. Para eso escriban teniendo en cuen-
ta los sentimientos de cada personaje. ¿Qué es lo que este personaje
quiere y siente?
Escriban mirándolo. Imaginando sus movimientos, las facciones de su
cara. ¿Qué es lo que hace?
Recuerden que en el lenguaje radiofónico hay que escribir con frases
directas y cortas: éstas ayudan a dar claridad y agilidad a los diálogos.
Cuando eso este listo, hay que escribir esos diálogos en un guión radio-
fónico (revisen el apartado de Guión Radiofónico) consignando no solo
los diálogos, sino también la parte que debe decir un locutor y las pau-
tas para el operador técnico que deberá crear el ambiente.


_ Siempre, como en todas las cosas, es mejor ir
aprendiendo de a poco.


N- Empiecen escribiendo piezas cortas pero bien
K) trabajadas. Ensáyenlas, busquen una música


- acorde e intenten actuar lo mejor posible.
Mientras más se diviertan en la realización mejor
va a salir porque se nota al aire el ánimo de los


j actores.


Como ya dijimos el radioteatro permite la participa-
ción de muchas personas como actores. Es un for-
mato muy útil para trabajar con la comunidad, no
solo cuando hay que actuarlo sino también
cuando se lo produce y escribe.
El que no se anima a actuar puede hacer los
efectos de sonidos (puertas o ventanas,
pasos, ruidos ambientes).
Las posibilidades son infinitas y dependen de la capacidad de juego de
quienes desarrollan el radioteatro. Con el tiempo se puede ir avanzando
a piezas más largas e incluso en varios capítulos.


‘¡ha . ‘Ï




6- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES RADIOFÓNICOS?


Por último...


Una vez que hemos realizado la grabación del radioteatro y antes de
ponerlo en el aire es conveniente someterlo a una serie de preguntas con
el objetivo de evaluarlo:


í Impresión general: ¿le gustara a la gente, se entiende confacilidad?
Técnica: ¿el sonido es limpio, los efectos sonoros se
comprenden, la música acompaña bien?


Actuación: ¿los personajes parecen reales o fingidos, se
transmite el carácter de cada personaje?


Trama: ¿comienza llamativamente, va creando interés creciente,
el final es sorpresivo, o es muy obvio.?


Contenido en salud: ¿qué quiere decir sobre la salud, se
entiende eso con claridad, el mensaje de salud aparece
implícito?


A manera de ejemplo, aquí presentamos un fragmento del guión de un
radioteatro, que si bien no estaba escrito con el propósito de transmitir
mensajes de salud es interesante para registrar como se construye una
trama y como, si usamos un lenguaje bien coloquial podemos lograr la
identificación de los oyentes con los personajes y la historia.


LA CÁBALA DE DON JOSE


CONTROL EFECTO 1: AMBIENTE DE COMERCIO
EFECTO 2: PUERTA QUE SE ABRE
EFECTO 3: CAMPANITA


Rosa: ¿Qué te doy Mary?
Mary: ¿Cinta bebe, tenés?




¡ÍIÍ/


Rosa:
Mary:


MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Si, ¿qué color?
Roja


CONTROL: EFECTO RUIDO DE CAJONES


Rosa:


Rosa:
Mary:
Rosa:


Mary:


Rosa:


Mary:
Rosa:


Mary:
Rosa:


Tengo ésta, mira, que es medio aterciopeladita,
y ésta acá que es mezcla con nylon . ¿Para qué
la necesitas?
Para el Negro
¿Para el negro?
Si porque se la tengo que poner a los
calzoncillos.
¿A los calzoncillos le vas a poner cinta bebe?
Si, por cábala viste.
¿En qué anda ese negro ahora?. ¿Es por algún
trabajo?
No, es por el Mundial. Cuando juega la
Argentina, el se sienta a verlos partidos solo si
tiene puesto un calzoncillo con un moñito rojo.
No me preguntes porque, porque las cábalas
son así, cosa de locos
Mira, yo no se si será cosa de locos, pero yo
también tengo mi cábala.
No jodas. En serio?
Si, yo le doy un beso a todos los jugadores
antes de que empiece el partido. Bueno, en
realidad el beso se lo doy a la pantalla.
Y tu marido que dice?
Se pone re celoso...


CONTROL TEMA LOS SUEÑOS DE TODO EL MUNDO


Extracto de un radioteatro del Programa "La Plaza" (1999)
Radio Comunitaria La Ranchada- Córdoba Ciudad




FICHA N°5 ú.


El Len uaie Radiofónico


>


SE BASA EN LA


<


áespacios de circulaciónqfi
ORAUDAD son espacios para Ia difusión de temáti-


cas se puede recurrir a las
Propaladoras.
Para los espacios de reunión que son
espacios para la reflexión de temáticas
se puede recurrir a los Radios debates.
Para los espacios de concentración
que son espacios para Ia


Para trabajar desde Ia
oralidad no podemos
desconocer los códigos
de aquellos con quienes
dialogamos. A


í


11111111111111111111111


Ver discusión de temáticas
’Lengqajesy se puede recurrir a Ia Los (¿Spams


cfáïodáalgsz
programacion de radios, y cuantos
a programas específi-
cos o a radios abiertas.


Para que los productos radiofónicos sean claros y entendibles:
Escriben una idea por frase.
Usen frases cortas, sencillas y directas
Utilicen palabras de uso diario y cortas.
Eviten los términos demasiado abstractos.
Eliminen las expresiones vinculadas al lenguaje gráfico. No
se pueden utilizar ”comillas", ni dos puntos, ni punto y coma
No utilicen porcentajes ni cifras complejas.
Repitan. No hay que temer a las redundancias porque apoyan
la comprensión y enfatizan los mensajes.


CON ESTO HAYQUE LOGRAR QUEAL OYENTE La mejor manera de lograr esto
———————————————————————1


S!‘
S!‘


áfiáfiáfiáfiáfi
D le llame Ia atención Io que decimos, es e3°"¡b¡°“d° '° ;-----------


. , . |Q que se sienta atrardo por el mensaje y 2:61am“ a g GV?!’
.que entienda claramente y de una sola l . , .


l I Vez ¡o que declmos Para eso hay que ¡Radroromcohacer UN GUION. ---------- --




si:


i. FICHA N° 6


Es la forma en que se
presenta de manera
escrita una producción
radial


El guión radiofónico
Hay que hacer constar
todo lo que se va a gra-
bar, incluidos los míni-
mos detalles: música,
efectos sonoros, diálo-
gos, silencios, pausas,
énfasis...


TITULO:
PRODUCTO (Cuña, radioteatro, etc)


TEMA (salud sexual y reproductiva)


CONTROL:
Se consignan las indicaciones para
el operador. En MAYUSCULA


(aquí las indicaciones por
ejempIo:TEMA MÚSICAL: SANTA TEJE-
RINA - LEÓN GIECOCORTINA 10" Y
PASAA FONDO


Locutor:
Se consignan las indicaciones para
Ia lectura. En MINUSCULA


"Los índices de mujeres que mueren por
abonos mal realizados son cada vez
mayores..."


ENTRAAUDIO ENTREVISTA: DOCTOR
CONTROL JIMÉNEZ CORTINA 10" Y PASAA


FONDO


Locutor 2 "Y esto ¿cómo
se ve en nuestra


comunidad?"


CORTINA 10" Y PASAA
CONTROL FONDO.ENTRA SONIDO DE MUJERES


HABLANDO


(y así tantas veces como
haga falta...)




r—————————————————————————


a


FICHA N°7 ú.


La Cuña Radiofónica
su


’m


CUÑA o SPOT
Es un montaje sonoro en el
que intervienen palabras,
melodías, y efectos espe-
ciales ensamblado de
modo que el resultado es
un mensaje global, clara-
mente identificable por el
oyente.


SoN BUENAS PARA
o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o oog d! Recordar algo


ser producidas sin costo. ’


nuestra comunidad cuñas 5
É . . . . É‘??.'¡.Z.aq?.3. 59.". RÏÏPP. 'H9?.’?Éi-. . . 3lSE BASAN EN
o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o no


gdb- El Jingle/ la Música. _
É db- La Dramatización o las escenas E


de la vida cotidiana.


de expertos o de famosos.


3 alb- Una Comparación. ’


CARACTERÍSTICAS
QUE LA DEFINEN


do ala difusión de un mensaje.
Suele durar entre 15 y 30 segundos.


en diferentes programas y emisoras.


efectos sonoros.


programación de una emisora radial


Es un espacio de corta duración dedica g


Es un mensaje que ha sido preparado y
grabado previamente, para su emisión 5


Está formado por frases, que aparecen
acompañadas de música o de ciertos


tiene autonomia absoluta (estética y
conceptual) en relación al resto de la 5


ESTA FORMADA POR


. i! Llamada de aten-
ción j


' la situación / el í
_ hecho


' favor de... '


Ver
Guión Radiofónico


Ficha N°6


con


oo


u.


oceano


K—K—K—K—K—K———


si:




á. FICHA N° 8


El radioteatrofis Identificar una problemática:
¿De qué va a tratar?fis Es importante partir del público con el
que queremos dialogar para pensar el
radioteatro


Pautas para la
elaboración de
un radioteatro


I Elementos dela I
' comunicación de '
: la comunidad
¡ Ver ficha2 ¡


ESCRITURA


Presentación


Contexto


¿Dónde se realizan las acciones?
¿Qué ruidos y sonidos hay en
esos lugares? ¿Qué música se
escucha de fondo?


Personajes


¿quiénes son?, ¿qué carácter tie-
nen?, ¿por qué actúan así?¿qué
es lo que este personaje quiere y
siente? ¿qué es Io que hace?
¿cómo hablan?


Desarrollo Conflictos ¿cuál es el conflicto principal?¿cómo aparece, cómo va resol-viéndose o enredándose?¿qué solución tiene?
¿qué papel cumple cada persona-
je en ese conflicto?


Resolución o Desenlace ¿qué es lo que quiere decirse otransmitirse?si:




FICHA N°8 ú.


GRABACIÓN


Actores
Participantes


¿Quiénes actúan: la comunidad, l
los miembro del equipo de salud, |
otros?
¿quién lo graba? ¿Se edita, quién l
lo hace?


Operadores
técnicos


¿Quién lo graba? ¿Se edita, quién
llo hace?


Infraestructura
Recursos


Soportes


¿Dónde lo vamos a grabar? Si lol
hacemos en vivo en la radio ¿cuán-
tos micrófonos hay, entramos todos
en el estudio?, ¿en que soporte lol
grabamos? ¿CD, cassette? ¿cómollos conseguimos?


EVALUACIÓN


Impresión general ¿Le gustará a la gente, se entiende confacilidad?


Técnica
¿El sonido es limpio, los efectos sonoros
se comprenden, la música acompaña
bien?


Actuación
¿Los personajes parecen reales o fingi-
dos, se transmite el carácter de cada per-
sonaje?


Trama
¿Comienza llamativamente, va creando
interés creciente, el final es sorpresivo, o
es muy obvio.?


Contenido en salud
¿Qué quiere decir sobre la salud, se
entiende eso con claridad, el mensaje de
salud aparece implícito? si:






7 - iCÓMO PRODUCIMOS MATERIALES AUDIOVISUALES?


¿Cómo producimos
materiales


¿cuántas veces hemos dicho que "una imagen vale más que mil pala-
bras"? Vivimos en la era de la imagen, pero ya no de la imágenes estáti-
cas de las cavernas, ni de las grandes obras de arte, las imágenes de hoy
se mueven y se combinan con sonidos y música. A partir dela unión del
lenguaje visual y el sonoro hemos creado un nuevo lenguaje: el audiovi-
sual


El lenguaje audiovisual se basa principalmente en Ia imagen, pero ade-
más está integrado por un conjunto de símbolos y elementos que nos
brindan la posibilidad de generar materiales de comunicación para la
salud muy atractivos pero, hay que decirlo también, muchas veces difí-
cil de producir.


Este lenguaje se caracteriza básica-
mente por apelar a nuestros senti-
dos visual y auditivo; es decir,


imagen, sonido y palabras.
Pero en este caso la imagen
prevalece sobre lo verbal.
Pero al mismo tiempo no es
solo un amontonamiento de
imágenes, palabras y sonido
sino que todos los elementos
que la componen tienen senti-
do en conjunto.


Existe una gran variedad de productos audiovisuales que pueden utilizarse
de distintas maneras en relación a los espacios y circuitos de comunicación




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


de la comunidad con la que estamos trabajando. Como ya dijimos, cada
uno de estos espacio y circuitos va a permitir trabajar los temas de dife-
rente manera difundiéndolos, discutiendo y reflexionando sobre ellos.
Para cada una de estas acciones debemos seleccionar los productos
audiovisuales mas convenientes.


Para los espacios de circulación, que son espacios donde podemos tra-
bajar la difusión de los temas, podemos utilizar, por ejemplo, un spot
de promoción. Estos son productos audiovisuales breves, como peque-
ñas propagandas, y nos pueden ayudar dar a conocer algunos temas.


Para los espacios de reunión buenos para reflexionar sobre algunos
temas, podemos utilizar el video debate sobre alguna temática especi-
fica (puede ser sexualidad, violencia familiar o adolescencia, entre tan-
tas). Estos, al igual que los radio debates, son debates que se generan a
partir de materiales grabados que se ven grupalmente como parte de
actividades de formación o reuniones de grupo. Este tipo de productos
cumplen una función no solo informativa, si no que además generan y
facilitan el desarrollo de una experiencia de aprendizaje y motivan a que
se acerquen a algún tema aquellos que participan de las actividades.


Para los espacios de concentración, que permiten la discusión de
temas, podemos utilizar el video institucional, entre los productos más
conocidos. En este tipo de productos audiovisuales registramos ordena-
damente nuestras diferentes practicas, a partir de diferentes recursos. El
registro de nuestras actividades (fiestas, jornadas, eventos, entrevistas,
tareas comunitarias) es un buen complemento de nuestro trabajo y nos
permite compartir lo que vamos construyendo y aprendiendo con aque-
llos con los que fuimos vinculándonos.


Independientemente de qué material vamos a utilizar en cada espacio,
todos los productos audiovisuales tienen en común algunos elementos
y características que es bueno conocer y manejar para que nuestro tra-
bajo sea efectivo. Todos esos elementos combinados forman lo que lla-
mamos: lenguaje audiovisual.


1-750 y =:




7 - ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES AUDIOVISUALES?


El lenguaie audiovisual


como hemos dicho más arriba el lenguaje audiovisual se basa en la
imagen, es partir de ella y de acuerdo a como la registramos que elabo-
ramos nuestros mensajes. En relación a la imagen debemos tener en
cuenta los planos y ángulos desde los que filmamos, los movimientos de
la cámara y la iluminación que tienen las situaciones que vamos a regis-
trar.
Pero además de la imagen, el lenguaje audiovisual se complementa con
el sonido. Una mezcla adecuada de estos elemento nos va permitir crear
un buen producto de comunicación.
Quizás puedan crear excelentes productos audiovisuales sin conocer
demasiado como se llama cada cosa que ponen en práctica, sin recono-
cer el tipo de plano utilizado o el ángulo desde le que filmaron la entre-
vista.
De todas maneras vamos a desarrollar brevemente algunos conceptos
básicos porque pueden servir como disparadores de nuevas ideas para
quienes ya manejamos una cámara o puede hacer que perdamos el
miedo si nunca lo hicimos.


No olviden que las imágenes y los
sonidos que elegimos mostrar
deben ser coherentes con los
códigos de aquellos para quienes
creamos el video.
(ver Códigos y lenguajes)


La imagen: lo que mostramos y lo que no mostramos


Las imágenes que toma una cámara son siempre una selección del
camarógrafo, en el cuadradito de una pantalla, elegimos mostrar algu-
nas cosas y dejar afuera otras. El modo en que introducimos pedacitos
de realidad en nuestros productos audiovisuales puede hacer que nues-
tro videos sean más o menos efectivos.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Al filmar una imagen tenemos que tener en cuenta principalmente los
planos y los ángulos, los movimientos de cámara y la iluminación.


Cuando hablamos de planos hacemos referencia a la proximidad de la
cámara con la realidad. Podemos mostrar algo de lejos, y entonces
entrará en la imagen mucho más del contexto de la situación filmada, o
podemos mostrar algo desde bien cerca, y entonces toda la atención
estará centrada en una situación, acción o personaje específico.
Cómo regla general para elegir el plano a utilizar, podemos decir que no
hay que dejar mucho espacio alrededor dela acción que queremos mos-
trar. Salvo raras ocasiones, no debe quedar espacio "vacío", donde no
suceda nada, alrededor de los protagonistas de nuestro producto.
Esto no significa que haya que filmar siempre a dos personas, a veces el
protagonista en una situación es un grupo grande de gente...


Los planos más conocidos van de los más lejanos, los intermedios a los
más cercanos.


Los planos más lejanos, son aquellos en los que Ia cámara abarca un
escenario completo. Por ejemplo: un auditorio, un lugar donde se lleva
a cabo una reunión, una sala donde se está realizando una campaña de
vacunación.
En este tipo de planos existe mucha distancia entre la cámara y el obje-
to central de nuestra atención. Se puede mostrar algo muy amplio en
donde no se distingan exactamente quiénes están vacunando, por ejem-
plo, o mostrar las acciones y las personas un poco más en detalle.
Es recomendable que no utilicemos demasiado este tipo de planos, por-
que dan las sensación de que el video es lento y por lo tanto resulta abu-
rrido. Llamamos a estos planos generales.


Imaginen el registro de una campa-
ña de vacunación en un solo plano
general donde se vea durante 15
minutos una sala repleta de gente
vacunándose, seguramente al


cabo de 5 minutos nuestros especta-
dores se van a aburrir y perderán el
interés por lo que están viendo.




7 - ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES AUDIOVISUALES?


Los planos medios son los que muestran con mayor proximidad a un
personaje, y sirven para ver con mayor detalle la acción que el persona-
je esta realizando.
Entre estos están el plano entero, que es cuando se muestra a alguien
de la cabeza a los pies.


En una campaña de vacunación,
podemos alternar un plano
general de la sala donde se está
desarrollando la acción con pla-
nos enteros que muestren la
tarea que los integrantes del
Equipo de Salud están llevando a
cabo específicamente.


El plano americano que es cuando mostramos a alguien desde la cabe-
za hasta las rodillas. Este plano muestra con más detalle la acción y tiene
un valor más expresivo.


El plano medio, desde la cabeza hasta la cintura, nos sirve para presen-
tar la acción que realiza un personaje dejando de lado su contexto.


El exceso de planos medios da la sensación de que nuestro personaje
está aislado de la realidad que lo rodea por eso siempre es bueno alter-
nar el uso de los diferentes planos. Igual que cuando abusamos de los
planos lejanos, si nos excedemos con los planos medios también hace-
mos que nuestro video se torne muy monótono y aburrido.


Por último están los planos más cercanos, como el primer plano que es
cuando mostramos al personaje desde la cara hasta el hombro, y el
plano detalle, cuando mostramos una parte del personaje, por ejemplo
la mano que vacuna, o los ojos llorando.
Estos planos se usan para dar mayor énfasis a una acción o para desta-
car las emociones de un personaje. Es recomendable que en nuestras
producciones este tipo de planos sean cortos y que los intercalemos con
otros tipos de planos.


'-' v-e “”!°




.0. MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿"x


Otro recurso técnico que tenemos que tener en cuenta es la posición de
la cámara con respecto a lo que vamos a filmar, es decir, el ángulo de
la cámara.


Existen distintos tipos de ángulos. El ángulo normal, es donde la cáma-
ra esta situada a la altura de la mirada de la persona que esta filmando;
el picado es cuando se pone la cámara mirando la situación o el perso-
naje desde arriba hacia abajo. Este tipo de posición de la cámara gene-
ra una sensación de inferioridad, o debilidad de la situación o persona-
jes.
AI ángulo contrario, es decir, la cámara mirando de abajo hacia arriba,
le llamamos contrapicado. En general este ángulo hace que los persona-
jes y situaciones se vean engrandecidos, y da la idea de poder.


Para terminar la inclinación de la cámara es un recurso que deben haber
visto en los programas de entretenimiento en televisión, porque da la
sensación de vértigo y movimiento de la situación o personajes que que-
remos registrar.


Otro punto importante ha tener en cuenta es cómo mover la cámara.
Todos hemos visto algún video casero (el de las vacaciones o el video de
la despedida de Pirulo cuando se fue a España, e incluso la filmación que
hizo un compañero de la última actividad que hicimos en el Centro de
Salud) donde la cámara se mueve sin sentido dejando afuera la situación
filmada. Eso rápidamente produce cansancio y desinterés en lo que esta-
mos viendo.


Hay muchas posibilidades, la
cámara puede moverse sobre si
misma, de un punto a otro, o bien
desplazándose con nosotros para
registrar toda una situación.
Pero °nada de sacudirla como si
estuviéramos regando el jardín!
Debemos mover la cámara sua-
vemente.




7 - ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES AUDIOVISUALES?


Otra cosita: si bien el uso del zoom es un buen recurso técnico para ale-
jar y acercar objetos o personas sin desplazar la cámara, no es aconseja-
ble utilizarlo en exceso, porque solo vamos a lograr cansar visualmente,
confundir y marear a nuestros espectadores.


Por último en relación a la imagen y ya casi para filmar como profesio-
nales, hay que tener en cuenta algunas cositas referidas a la iluminación.
Cuando vayamos a filmar en un recinto cerrado (sala, salón de actos,
pieza) tenemos que fijarnos que exista suficiente luz como para que la
imagen no salga muy oscura. Si el lugar tiene poca luz, tenemos que
intentar iluminarlo artificialmente. Hay muchas formas de hacerlo, ilumi-
nando directamente a los personajes, haciendo que la luz rebote en una
pared... en la medida de lo posible hagan una prueba antes y vean
como sale.
°Ojo! También hay que fijarse que los espacios no estén muy iluminados
porque demasiada luz pueda "quemar" nuestras imágenes y hacer que
se vea todo blanco. En esos caso debemos reducir las fuentes de luz con
cortinas, paneles, afiches, etc.
Si la filmación se realiza en el exterior, tengan en cuenta que la luz cam-
bia según la hora del día y si está, por ejemplo, muy soleado o nublado
como para llover.


Recuerden que no es lo mismo dejar la
cámara en una posición fija, que mostrar
las cosas con movimiento, desde distin-
tos ángulos e inclinaciones que ayuden
a trasmitir cosas más allá de las pala-
bras y que lo que se registra sea más
interesante para el espectador.


Algunos conseiitos generales


Para que nuestros productos sean claros y el posible trabajo de edición
más sencillo es interesante tener en cuenta algunas cositas generales.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿‘x


A diferencia de los grandes directores de cine que ya tienen planificado
exactamente lo que van a filmar, nosotros por lo general vamos constru-
yendo el relato audiovisual a medida que suceden las cosas, por eso no
es bueno grabar con un solo ojo abierto, porque podemos perder deta-


lles valiosos de lo que está sucediendo.


.3‘- °Y además nos podemos tro-
e‘ pezary quedarnos sin cáma-


ra y sin camarógrafo!


A veces nos dejamos ganar por la fascinación de la cámara y queremos
incluir todo. Después tenemos dos horas de cosas secundarias y quince
minutos de lo que verdaderamente queríamos mostrar. No filmen cosas
que no contribuyen a lo que queremos mostrar.


En general no hay que hacer tomas de más de quince segundos y menos
de cinco. Ese es más o menos el tiempo prudencial para introducir algún
cambio en la imagen que dinamice la filmación: otro plano, un movi-
miento de cámara, o algún otro recurso de los que vimos.


°Y no se olviden de apagar
la cámara, una vez que
hayan captado lo que que-
rían, para no seguir filma-
do cosas sin sentido!


Sonido: ruidos, música y palabras.


El sonido es un aspecto importantísimo del lenguaje audiovisual y com-
plementa la imagen. Si falla, las imágenes por si solas no nos servirán de
mucho, porque serían muy aburridas de ver.
Aunque técnicamente podríamos hacer divisiones más exhaustivas, para
que nos entendamos rápidamente vamos a decir que el sonido




7 - ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES AUDIOVISUALES?


comprende las palabras, lo que dicen los personajes de nuestra filmación;
el sonido ambiente, es decir todo los ruidos que se oyen en cualquier
lugar; y la música que podemos agregar después si es que editamos nues-
tros videos.
No es mucho lo que vamos a decir sobre esto, porque en general requie-
re de demasiados conocimientos técnicos y de la tecnología específica
para hacerlo. Es probable que tengan que pedir ayuda para editar sus pro-
ductos audiovisuales...


De todas formas recuerden que tanto el sonido como la música tienen un
papel importantísimo en la creación de los ambientes que estamos filman-
do, ambos deben ser considerados elementos fundamentales en la filma-
ción.
Si van a utilizar solo el sonido ambiente y es importante que se registre lo
que dice la gente que aparece en el video, asegúrense de que la cámara
tenga un buen micrófono. Si no es así, la mayoría de las cámaras permi-
ten agregar micrófonos para amplificar la recepción. Es realmente muy
difícil seguir con interés un relato audiovisual en que no se escucha lo que
dicen los protagonistas...


Si el material va a ser editado, dedíquenle un tiempo a la elección de la
música porque crea y enfatiza las emociones que queremos trasmitir. Para
esto, la música debe ser acorde a la situación que estamos filmando.


Aquí también es importante tener en
cuenta los gustos musicales de aquellos a
quién está dirigido el producto, un video
para la campaña de vacunación dirigi-
do a niños no puede tener como


, . , . ?
musica temas romanticos de los '80...


°Eviten caer en lugares comunes! Siempre conocemos a alguien que es
fanático de la música y tiene miles de discos... pídanle ayuda, segura-
mente podrá acercarnos algunas propuestas diferentes a las canciones
que suenan todo el día en las radios.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


El guión audiovisual


Ïrabajar de manera ordenada, va a simplificar nuestro trabajo y a
reducir los costos. Por eso debemos planificar lo que se va a hacer.
En este caso Io que tenemos que prever es aquello que vamos a
decir y escuchar, y las imágenes que queremos mostrar y el modo de
mostrarlas.
Para eso, el guión es una herramienta imprescindible para quienes
trabajan con el lenguaje audiovisual.


El guión, un instrumento que también utiliza la radio, es la forma
en que se presenta de manera escrita una producción audiovi-
sual. Es una organización previa de la filmación, en donde registra-
mos en palabras lo que luego vamos a hacer con la cámara.


Antes de sentarnos a escribir el guión de la producción audiovisual,
Io primero que debemos hacer es desarrollar el argumento delo que
vamos a filmar para después desgranarlo en partes y plasmarlo en
el guión en términos de imágenes sonido e iluminación.


Un vez definido lo que queremos contar, en el guión audiovisual se
registran todos los detalles, hasta los mas mínimos, de cómo se van
a captar las imágenes, qué música, diálogo, silencio le corresponde
a cada imagen y en qué lugar, día, hora va ser tomada esa imagen,
a quiénes o qué se va a filmar, etc.


Para eso contamos, en los guiones más simples, con dos columnas:
En una vamos a consignar todo Io relativo a la imagen (planos,
movimientos de cámara, ángulos) y si la filmación se va a realizar en
interiores o exteriores.
En la otra columna vamos consignar todo lo relativo al sonido, a lo
que vamos a escuchar.


Si fuéramos a registrar una campaña de vacunación que vamos a Ile-
var adelante podríamos escribir el guión de la siguiente manera:


,p°:v




TITULO: CAMPAÑA DE VACUNACION


Video institucional, Spot dePRODUCTO promoción, video debate


TEMA vacunación contra Ia rubéola


IMAGEN SONIDO


INTERIOR. CARTEL CAMPAÑA
DE VACUNACION - DIA - La
cámara toma en PP el cartel
por 10"


Tema musical: Todas las maña-
nas son algo bueno - Lerner
10H


EXTERIOR - ENTRADA AL DIS-
PENSARIO- DIA - La cámara
hace un paneo desde Ia calle a
Ia puerta de ingreso tomando
a la gente que va llegando en
un PG


Continua Tema musical: Todas
las mañanas son algo bueno -
Lerner 15"


EXTERIOR - ENTRADA AL DIS-
PENSARIO- DIA - La cámara se
acerca a Ia gente con PM


Sonido: se escucha Ia voz en
off del LOCUTOR: ¿Vienen a
vacunarse? MUJER: SI, con los
chicos


Y así hasta desarrollar todo el registro de Ia campaña .... ..


Referencias: PP= Primer Plano — PG= Plano General — PM = Plano Medio.


I; _ Érika)
J




.0. MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿"x


¿lv
h


Cómo en todos los guiones que podemos desarrollar nosotros, más que
las convenciones sobre el modo usual de escribir un guión audiovisual lo
importante es encontrar un modo que nos sirva en nuestra práctica.


El uso del guión no es caprichoso,
verdaderamente simplifica el
trabajo a la hora de empezar a
filmar, si este no les sirve,
encuentren su modo de escri-
bir el guión pero utilicen la
herramienta porque les aho-
rrará trabajo y dinero.


Tres productos audiovisuales para trabajar la
comunicación para la salud


En este capítulo hemos visto nociones generales que hay que tener en
cuenta a la hora de elaborar productos audiovisuales para el trabajo en
promoción y atención primaria de salud.
Además desarrollamos algunas claves para que ese trabajo se ordene
previamente a partir de un guión audiovisual que nos permita trabajar
de manera más prolija y efectiva.
Como se habrán dado cuenta, este lenguaje puede ser muy útil para
nuestro trabajo, aunque es bastante complejo lograr productos de cali-
dad.
Igual que en el desarrollo de productos en otros lenguajes como el
radiofónico, hay que poner en marcha la imaginación y creatividad para
combinar imágenes, sonidos y palabras en un producto que sirva para
dialogar y vincularnos con aquellos que se acercan a nosotros.


En este manual, y como lo hemos visto arriba, vamos a compartir algu-
nas herramientas para la realización de tres productos audiovisuales


"Zfiiï2713'30




7 - ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES AUDIOVISUALES?


específicos que nos pueden servir de herramientas de trabajo con nues-
tra comunidad. Hablamos del:


¿fi spot de promoción
El tipo de producto audiovisual más conveniente para cumplir con nues-
tros objetivos en el dialogo con nuestra comunidad, se determina a par-
tir de la elaboración de nuestro Plan de Comunicación.


Siempre definimos nuestro producto en función de que vamos a hacer
con él, en donde va a ser mostrado y cuales son los intereses y necesi-
dades de aquellos a los que está dirigido.


Como ya vimos en el capítulo 3, para esto es necesario realizar previa-
mente una investigación temática (¿sobre qué vamos a dialogar? ¿Qué
vamos a decir?) y diagnóstica (¿con quiénes nos queremos comunicar?),
para así definir los ejes conceptuales, pedagógico y comunicativo del
producto que vamos a realizar.


Video debate: una herramienta para la discusión colectiva


Los videos debate son todos aquello videos que podemos utilizar para
generar debates sobre temas específicos. Pensemos por ejemplo en
temas como la violencia familiar, educación sexual, alimentación, etc. No
son solo informativos de estas temáticas, si no también sirven de dispa-
rador para la reflexión.


El video debate como herramienta educativa, nos brinda muchas posibi-
lidades; como la de mostrar en escasos minutos procesos naturales o
sociales que demandan mucho tiempo; observar fenómenos invisibles a
los ojos (como aquellos que muestran los procesos biológicos de la
reproducción sexual); exponer hechos, conceptos o conductas en esque-
mas y/o dibujos (como el de la higiene bucodental), especialmente si se
trata de habilidades que se deben enseñar; presentar testimonios de
referentes creíbles de la comunidad que puedan llamar la atención ante




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿‘x


alguna temática; representar, dramatizar alguna escena de la vida coti-
diana que puede ayudar a la audiencia a reconocerse en ciertos temas y
aprender a actuar ante ellos (como el caso de videos sobre violencia
familiar).


Si bien muchos de estos videos podríamos realizarlos nosotros con nues-
tro manejo mínimo del lenguaje audiovisual, la necesidad de contar con
equipos técnicos (cámara, película, isla de edición, mezcladora de soni-
do), y con recursos económicos para llevarlo a cabo, hace que muchas
veces sea muy difícil o imposible.
Por ello, es importante saber que podemos ahorrar tiempo, y dinero uti-
Iizando materiales ya editados por asociaciones u organizaciones que se
dedican específicamente a ello. Si buscamos con tiempo y algo de
paciencia por temáticas en catálogos, bibliotecas e Internet vamos a
encontrar muchos materiales con los cuales trabajar adecuadamente en
instancias de debate.


Para que las actividades de debate verdaderamente sirvan como instan-
cias educativas, es importante no solo encontrar el material adecuado
que se acerque lo mas posible a la identidad de nuestra comunidad, sino
también generar una guía de reflexión para trabajar después de haber
visto el material; así facilitamos la comprensión de los temas que esta-
mos tratando y aprovechamos al máximo el video elegido.


Recuerden que un debate sobre
una temática específica puede
desarrollarse en diferentes gra-
dos y niveles. A veces trabajare-
mos sobre el nivel de las sensa-
ciones, sentimientos e impre-
sión que causó el material; y
otras veces podemos hacerlo en
el nivel de los contenidos, que
es la reflexión concreta del
tema que propone el material.




7 - ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES AUDIOVISUALES?


Spot de promoción: la cuña audiovisual


El spot de promoción consiste en pequeños avisos sobre temas concre-
tos.
Se pueden realizar a partir de dibujos, textos o dramatizaciones, y el
objetivo es justamente promocionar algo difundiéndolo por algún canal
o en algún evento. Por ejemplo, podríamos utilizarlos al empezar la fun-
ción de cine del pueblo o del barrio, o combinados con otros productos
en las salas de esperas de los centro de salud pero también de otras ins-
tituciones (bancos, municipios, etc)


Cuando piensen y escriban el guión tengan en cuenta que este tipo de
productos se va a utilizar en espacios de circulación, así que el mensaje
debe ser bien claro y concreto.
Solo se trata de lanzar la punta para instalar o informar sobre algún
tema especifico, así que tenemos que lograr captar la atención del
espectador, por lo que imagen y sonido deben estar bien ensamblados.
Para que el resultado sea igual que en el spot radiofónico un mensaje
global, claramente identificable como tal por el público.


Suele tener algunos componentes básicos que conforman su estructura:


¿li Llamada de atención
¿l? Presentación de la situación / el hecho
¿li Argumentación a favor de...
als Una apelación al oyente
als Alguien que lo firme o se identifique como el realizador del spot


La mayoría de las cosas que vimos sobre el
uso y las potencialidades del Spot radiofó-
nico se aplican a este producto revisen el
desarrollo. La cuña o spot radial: el men-
saje machacador del capítulo de lenguaje
radiofónico.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Video Institucional: presentarse en sociedad


El video institucional es una herramienta para la promoción y descrip-
ción de las organizaciones. Sirve para explicar, describir y resaltar las
actividades que realizamos y nuestras características como grupo o al
menos un aspecto especifico que deseemos resaltar por algún motivo.


El video Institucional es además de una presentación para otros, un
registro de nuestras actividades: fiestas, jornadas, eventos, entrevistas,
tareas comunitarias.
En estos casos el video institucional es doblemente importante, sirve de
documento histórico de los actividades que realiza el Equipo de Salud y
la comunidad; y al mismo tiempo puede servir para revivir lo trabajado
grupalmente, analizar y evaluar la actividad para mejorarla en próximos
eventos.
Es uno de los productos audiovisuales más utilizado en tareas como las
nuestras, debido a que es relativamente fácil realizarlo, a la necesidad
que tenemos de registrar nuestras actividades y a que siempre es diver-
tido y gratificante ver lo que hicimos y quienes estaban presentes en esa
ocasión.
Aunque muchas veces toda la producción de este tipo de registros, tiene
mucho de video casero, es bueno que estemos atentos a algunas reco-
mendaciones para que esos registros nos permitan también compartir
nuestras acciones no solo con quienes ya nos conocen y probablemen-
te estuvieron ahí, sino también con otros a quienes nuestras prácticas
pueden resultarles inspiradoras o de gran ayuda para sus propias tare-
as.


Si vamos a filmar un encuentro, evento, taller, (donde hay mucha gente
y la acción se focaliza en dos o tres personajes), debemos recordar que
es necesario que la comunidad se involucre en el proceso de produc-
ción y participe en la elaboración de este registro. Si todos pueden usar
las herramientas o colaborar en algo, la cámara pasa a ser un integran-
te más del grupo, y evitamos los posibles rechazos y vergüenza que da
que otro te filme.
Podemos pedir colaboración para iluminar la sala, ponerla música y rea-
lizar algunas tomas del evento.
Recuerden los consejos que vimos más adelante: filmar todo el evento


,36?




7 - ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES AUDIOVISUALES?


en un solo plano y sin movimiento puede resultar aburrido, vayan alter-
nando los planos generales del publico y la sala donde se hace la reu-
nión, con planos medios en donde se resalte la acción de quien está
exponiendo, vacunando o actuando.


Hay que tener en cuenta también que un video de más de quince minu-
tos con una misma actividad, resulta cansador. Por eso, si solo vamos a
registrar una actividad, es bueno que pensemos antes de prender la
maquina ¿Qué es lo que vamos a filmar? y armemos un pequeño guión
que sintetice lo que vamos a hacer. Quizás este guión no va ser exhaus-
tivo, porque mucho va a depender de lo que vaya pasando durante el
evento, pero podemos pensar cómo vamos a empezar y cómo vamos a
terminar, si va a hablar alguien o no, y cosas como esas.
Esto nos va a evitar que filmemos todo por las dudas y al final después
haya que ponerse a editar o que termine guardado en un cajón porque
nadie quiere ver dos horas de gente vacunándose...


Si vamos a realizar una entrevista, pensemos que lo más importante es
el entrevistado y lo que esta diciendo, de todas maneras para no dejar
fija la cámara en quien esta dando la entrevista, es bueno alternar los
planos generales del lugar donde se esta llevando a cabo la entrevista,
con planos medios y primeros planos del entrevistado. Por ejemplo
podemos filmar el detalle de las manos mientras la persona habla.


Las entrevistas con personas idóneas " l 9
en ciertos temas o con personajes t .
con los que la comunidad se siente
identificada nos pueden servir para
generar discusiones posteriores s
sobre determinadas temáticas.
De esta forma nuestro video
institucional también puede
ser usado en una instancia de
video debate...




.0. MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿"x


¿Q
h


Para ilustrar de que manera podríamos poner en juego algunas de las
cosas que estamos viendo en este capítulo, veamos el ejemplo de una
campaña de vacunación.
La misma se va a desarrollar durante toda la mañana en la sala del dis-
pensario de nuestra localidad, para comenzar la filmación no nos olvi-
demos de revisar si la iluminación de la sala es la correcta, para que las
imágenes salgan nítidas. Sería bueno comenzar filmando en un primer
plano y brevemente algún cartel dela campaña de vacunación, para ubi-
car al espectador. Cortamos esta toma y podemos retomar con planos
generales del exterior del centro de salud; después algunas tomas gene-
rales de la gente llegando al dispensario para vacunarse, alternándolas
con pequeñas entrevistas filmadas con planos medios dela gente dicien-
do porque se acercan a vacunarse. Una vez que tengamos estas tomas
podemos pasar al interior y hacer tomas generales de la sala donde
están empezando a vacunarse y variarlas con planos medios de los inte-
grantes del Equipo de Salud que están realizando la vacunación, y de los
mismos pacientes. Se pueden mostrar que hace la gente mientras espe-
ra, las charlas, los juegos de los chicos, encontrar aquellas imágenes
que, como fotos en movimiento trasmiten el momento.


Siempre es bueno que todo tenga
cierto aire a juego y a diversión,
eso hace perder el miedo y acer-
ca a la gente a actividades como
las que pretendemos realizar.
La alegría es siempre un buen
aliado de la elaboración de
productos de comunicación
para la prevención y promoción
de salud.


'30




El Len uaie


SE BASA EN LA COMBINACIÓN


DE IMÁGENES Y SONIDOS


Para trabajar desde lo
visual y lo sonoro no
podemos desconocer
los códigos de aquellos
con quienes dialoga-
mos.


Ver
Lenguajes y
Códigos
Capítulo 2


Los elementos en que
podemos desarmar el
lenguaje audiovisual


|
SOHI


allELos planos, con esto hace-
mos referencia a la proximi-
dad de la cámara con la rea-
lidad. Existen los planos
generales, los planos


l medios y los cercanos.
|#Los ángulos, es la posición


dela cámara con respecto a
lo que vamos a filmar.
Hablamos de ángulo normal,


l picado y contrapicado.
l álELos movimientos de cámara.


l
akLa iluminación.
alltEl sonido: palabras, música
y sonido ambiente.


FICHA N°9 ú.


udiovisual


son espacios para la difusión de temáti-
cas se puede recurrir a los spot de pro-
moción.


Para los espacios de reunión que son
espacios para la reflexión de temáticas
se puede recurrir a los videos debates.


Para los espacios de
concentración que son
espacios para la discu-
sión de temáticas se
puede recurrir al video
institucional.


Los espacios
y Circuitos
Capítulo 2


Para que los productos audiovisuales sean atrac-
tivos y dinámicos, hay que considerar que:


o No hay que dejarmucho espacio vacío alrededorde la acción que
queremos mostrar


o Tenemos que combinar distintos planos, considerando nuestro
objetivos, pero también el interés de nuestro público.


0 Las diferentes posiciones en las que ponemos la cámara en rela-
ción a lo que estamos filmando, le pueden dar a nuestro produc-
to ritmo y dinamismo.


o Debemos mover la cámara suavemente. Sin sacudida.
0 Hay que fijarse que no haya ni muy poca, ni demasiada ilumina-


cion.
0 Tenemos que grabar con los dos ojos abiertos
o No hay que filmar cosas que no contribuyen a lo que queremos


mostrar.
0 No hay que hacer tomas de más de 15 segundos y menos de 5
0 Apagar la cámara, una vez que grabamos lo que queríamos
0 Cuidar el sonido y la música para que se oiga bien y sean perti-


nente con lo que querecs decir.


La mejor manera de ser ordenados y proli- É ¿’En É
jos es escribiendo lo que vamos a nacer... E Aud¡ov¡sua¡ Epara eso hay que escribir UN GUION : :


Para los espacios de circulación que l




i. FICHA N° 10


si:


El guión audiovisual
Es la forma en que se presenta de mane-
ra escrita una producción audiovisual.
Una organización previa de la filmación,
en donde registramos en palabras lo que
luego vamos a hacer con la cámara.


Se registran hasta los más minimos detalles,
de cómo se van a captar las imágenes, qué
música, diálogo, silencio le corresponde a
cada imagen y en qué lugar, dia, hora va ser
tomada esa imagen, a quiénes o qué se va
a filmar, entre otras cosas.


TITULO: VA - CUNA: Salud para tu bebé
PRODUCTO (Video institucional, Spot de promo-


ción, video debate)
TEMA (vacunación contra la rubéola)
IMAGEN SONIDO (aqui van las indicaciones
(aquí van las indicaciones para la cámara) sobre sonido, música y palabras)
Se consigna el lugar: INTERIOR IEXTERIOR.
Se consigna lo que se va a filmar en mayúscu-
las: CARTEL CAMPAÑA DE VACUNACION
Se consigna el momento: DIA - Se consigna la
acción de la cámara: La cámara toma en PP el
cartel por 10"


Se consigna lo que se va escuchar
en el momento en que se muestre
esa imagen: Tema musical: Todas las
mañanas son algo bueno - Lerner
10"


- ENTRADAAL DISPENSARIO- DIA - La
cámara hace un paneo desde la puerta de
ingreso hacia la calle tomando a la gente que
va llegando en un PG


Continua Tema musical: Todas las
mañanas son algo bueno - Lerner
15"


EXTERIOR - ENTRADA AL DISPENSARIO-
DIA - La cámara hace un paneo desde la calle
a la puerta de ingreso tomando a la gente que
va llegando en un PG


Continua Tema musical: Todas las
mañanas son algo bueno - Lerner
15"


EXTERIOR - ENTRADAAL DISPENSA-
RIO- DIA - La cámara se acerca a la
gente con PM


Sonido: se escucha la voz en off del
LOCUTOR: ¿Vienen a vacunarse?
MUJER: Sl, con los chicos


Y así hasta completar todo el registro...




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?


¿Cómo producimos@ ‘materiales gráficos?7.73
«é/


En los materiales gráficos combinamos palabras escritas e imágenes.
Hablamos de afiches o carteles, volantes, trípticos, folletos, diarios
murales y boletines, entre otros.


Son productos que no requieren demasiada tecnología ni conocimientos
técnicos para elaborarlos. A pesar de eso, hay que tener en cuenta una
serie de aspectos en su realización para garantizar que sean efectivos
cuando ya estén en la calle.
Si lo logramos, nos permiten informar, instalar algo públicamente, plan-
tear problemas, facilitar debates, convocar a actividades, a un bajo
costo.
También nos permiten ahondar, con aquellos con los que los comparti-
mos, en los conocimientos que tenemos sobre algún tema o problema.
Además, con buenos productos y un trabajo de apoyo, podemos gene-
rar una reflexión más acabada y profunda.
Como vemos este tipo de materiales nos permiten una gama muy
amplia de posibilidades y en la mayoría de los casos con poco dinero se
puede llegar a muchas familias de la comunidad. Por ejemplo, fotoco-
piando un volante.


Pero además de eso, tienen vigencia en el tiempo, son un documento
que nos queda y que podemos volver a leer una y otra vez. Los materia-
les gráficos nos permiten "fijar" contenidos a lo largo del tiempo a través
de las relecturas y las discusiones con mayor eficacia y comodidad para
el uso que los materiales radiofónicos y audiovisuales.


\'..4




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿‘x


Por todo esto, este tipo de materiales general-
mente son los que más usamos como
equipos de salud y porque muchas
veces nos sentimos más capacitados y
cómodos para realizar/os.
Sin embargo, cuando empezamos a
trabajar en las distintas comunidades
nos damos cuenta que mucha gente no


____,\puede leer nuestros productos. r f’


A diferencia de los productos audiovisuales y radiofónicos, la gran limi-
tación de los materiales gráficos es que necesitan una serie de conoci-
mientos previos para poder ser leídos.
Los altos índices de analfabetismo y el bajo hábito de lectura que hay en
la mayoría de las comunidades en las que muchas veces desempeñamos
nuestras tareas, hacen que todo el trabajo que ponemos en escribir y
armar nuestros materiales sea en vano. A esto se suma que a partir del
auge de la televisión, los materiales gráficos han perdido capacidad
movilizadora en la gente, sobre todo si se los usa como única estrategia.


Pero podemos sortear estas limitaciones. Por ejemplo asentando la cons-
trucción del mensaje en la imagen, para que sea ésta la que exprese
fuertemente lo que queremos decir.
Si construimos nuestros materiales buscando un equilibrio entre las
palabras y las imágenes que tenga en cuenta las capacidades e intereses
de nuestros futuros lectores, seguramente lograremos productos más
atractivos que despierten curiosidad e interés.
Claro que esto no permite que accedan a nuestra propuesta quienes no
pudieron aprender a leer, pero al menos llegaremos a quienes leen poco
y quizás hasta generemos preguntas que puedan ser contestadas a tra-
vés de la charla o la consulta.
Con una buena estrategia de comunicación basada en la gráfica calleje-
ra, podemos ganar el espacio público de la comunidad y generar inquie-
tud en poco tiempo. En general los productos gráficos tienen una
amplia llegada a la comunidad, si garantizamos una buena distribución.
Además en muchos casos, la entrega de materiales como folletos en
forma personal, puede permitir una instancia de diálogo cara a cara que
debe ser aprovechada.




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?


Si todo nuestro trabajo en comunica-
ción se agota en imprimir y distribuir pro-


ductos, lo más probable es que no logremos
comunicarnos realmente con nadie.
Los materiales que producimos tienen que ser
parte de una estrategia más amplia que se asiente
en el trabajo con la comunidad y la gente con la
que nos vinculamos


Es importante recordar que los distintos productos gráficos pueden ser
utilizados de distintas formas en relación a los espacios y circuitos de
comunicación de la comunidad en la que trabajamos. Cada uno de esos
productos nos permite desarrollar mejor unos objetivos que otros,
según el lugar y el momento en el que los trabajemos. Para lograr cons-
truir vínculos sólidos con los integrantes de nuestra comunidad, es útil
saber qué se puede esperar de los distintos tipos de espacios y circuitos
de comunicación que la atraviesan (Los espacios y circuitos - Capítulo. 2)


Solo a manera de ejemplo podemos decir que para los espacios de cir-
culación que son espacios donde se puede trabajar la difusión, se
puede recurrir a los Afiches que sirven para lograr impacto o llamar la
atención sobre temas o problemas.
Para los espacios de reunión que son aquellos espacios donde se puede
trabajar la reflexión sobre determinadas temáticas recurrimos a mate-
riales que nos ayudan a generar y profundizar debates a partir de tra-
bajos grupales como parte de actividades de formación o reuniones de
grupo. Un producto útil en estos casos podrían ser las cartillas.
Para los espacios de concentración se puede recurrir a volantes o
folletos para informar sobre las problemáticas que se quiere trabajar o
para invitar a una actividad que organicemos.
Cada situación merece un análisis de las posibilidades que ofrece cada
producto, recordando que cada uno de ellos (por ejemplo un volante)
puede ser utilizado en distintas circunstancias y momentos.


Pero cualquiera sea el espacio en que se los utilice, todos los productos




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿‘x


tienen en común un modo de construir los mensajes. Existen algunos
criterios generales que es bueno tener en cuenta.
Esas reglas o criterios dan forma a lo que podemos llamar el lenguaje
gráfico, es decir el modo en que se articulan las palabras, las imágenes,
los espacios en blanco y la distribución de cada uno de estos elementos
en el espacio que disponemos.


El lenguaje gráfico
El lenguaje de la gráfica está basado en la combinación de la palabra
escrita con la imagen.


Pero °atención!, muchos materiales
gráficos están elaborados como si
no estuvieran dirigidos a nadie,
donde pareciera que lo importante
solo es quién habla y lo que esa
persona tiene para decir.


Para que las imágenes y las palabras de nuestros productos interpelen a
nuestros interlocutores tenemos que ser capaces de establecer relacio-
nes de cercanía con ellos. Para eso es bueno recuperar las experiencias y
el contexto en el que se desarrolla la vida de nuestra comunidad: utili-
zando ejemplos, anécdotas, experiencias, juegos de palabras, chistes,
relatos y otras tantas formas que usamos cuando hablamos cotidiana-
mente. (ver Lenguajes y Códigos).


Cuando decidimos producir materiales gráficos iniciamos un proceso de
elaboración que tiene diferentes etapas. Todas son importantes a la hora
de entablar efectivamente un diálogo desde la gráfica. Este camino tiene
cuatro instancias centrales y es común a todos los productos, un afiche,
una cartilla o un volante, aunque cada uno tenga sus particularidades.


1. El punto de partida es la de producción del contenido. Aquí vamos a




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?


hablar de la búsqueda y construcción del texto y de las imágenes con las
que vamos a trabajar


2. El segundo momento es el de la diagramación o diseño. Acá es cuan-
do vamos a organizar lo producido en una superficie dada (cartel, folle-
to, volante, boletín, revista, etc). Es cuando organizamos los diferentes
elementos que vamos a presentar: texto, imágenes, espacios en blanco.


3. Después llega el momento de la impresión, que es cuando vamos
poner en papel lo que diseñamos y podremos ver el producto final.


4. Y finalmente, si no queremos que los materiales solo sirvan para pren-
der el fuego para el asado, tenemos que pensar en el momento de la dis-
tribución.


Bueno... Entonces
vamos paso a
paso.


1 . La producción de contenido: lo primero es
¿qué queremos decir?


La palabra escrita
Para empezar tenemos que reunir toda la información que queremos
trabajar en el producto.
Seguramente hay un montón de cosas que queremos compartir, pero no
podemos hacer productos gigantescos, enciclopedias de varios tomos
para cada tema a trabajar. Por eso hay que encontrar la forma más breve
y eficaz de presentarla, pero asegurándonos de que esté todo lo que
necesitamos contar.
Lo primero que vamos a hacer es determinar el orden de importancia de
la información que presentaremos. Para esto tenemos que pensar siem-
pre en nuestros interlocutores: ¿qué queremos producir en el que lee?
¿qué elementos debería ver primero? ¿qué podría estar haciendo


,
"y




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Por ejemplo, en un afiche que difunde una activi-
dad es imprescindible destacar el lema o consig-
na que convoca más que los detalles de una
reunión, aún cuando el propósito del cartel es
dar publicidad al acontecimiento. El que lee un
afiche callejero está caminando o viene en el


auto prestando atención a otras cosas y no se
detiene. Tenemos que darle una información breve
y que llame su atención aunque esa información no
sea muy completa...


Existen algunos elementos que nos ayudan a producir esos efectos y que
facilitan la lectura de los materiales. Estos son algunos elementos cen-
trales que pueden estar presentes en todo material gráfico:


¡‘P


¡‘P


El título: resume lo más destacado de lo que queremos
comunicar. Un buen título es aquel que combina diversos
elementos de información y atracción. Da un pantallazo de lo
que trata el texto e invita a leerlo.


La bajada: es un párrafo en el que desarrollamos las ideas
centrales del planteo que trabajamos en el material.
Generalmente está ubicado luego del título al comienzo del
desarrollo.


El cuerpo del texto. Donde se desarrolla los argumentos o ideas
secundarias del tema o problema que estamos trabajando.


Una consigna o frase que exprese el mensaje que queremos
comunicar. Se usan en general para cerrar las distintas partes del
texto.


La información de apoyo. Es la información concreta que debe
estar sí o sí. Aunque no es la idea central de nuestro mensaje.
Por ejemplo, la información sobre cuándo, dónde y a quién
vamos a vacunar o realizar el taller sobre salud sexual y
reproductiva.




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?


Al redactar los mensajes para
wnuestros materiales gráficos


no se olviden que además de ¿J
/ser leídos también deben ser


comprendidos.


Para que los mensajes sean comprendidos con facilidad:


Vv} Utilicen palabras y frases claras, sencillas, concisas, concretas y
directas. No hay que usar palabras técnicas. En el caso de que fuera
inevitable debemos explicar bien qué quieren decir.


vvf Escriban oraciones y párrafos cortos para facilitar la lectura.
Cuando la longitud de las frases aumenta, la lectura del texto se hace
más difícil. Se ha comprobado que ocho palabras por frase hacen más
fácil de comprender a un texto.


V“? Revisen la cantidad de información que se va a presentar en
cada material. Sean conciso y eliminen lo que genere confusión. Cada
frase debe expresar una idea o una información. Debemos priorizar las
palabras concretas, fáciles de representar mentalmente más que las de
contenido abstracto.


Vv} Empleen expresiones cotidianas, por más serio e importante que
sea el tema tratado. Escribir coloquialmente facilita la lectura y la acer-
ca al lector más desinteresado.


VVÏ Siempre es importante poner un toque creativo a nuestra pro-
ducción. Podemos usar título y subtítulos grandes, atractivos, con algún
grado de picardía, de juego... y, ¿por qué no?, también de poesía.


V“? Diríjanse a los interlocutores de manera que resulte agradable
de leer. Podemos escribir nuestros materiales como si estuviéramos
hablando con ellos, en un estilo directo, utilizando verbos en segunda
persona o en primera del plural.


""* También podemos poner en boca de algún personaje lo que
queremos decir. Este personaje puede ser ficticio o real.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Así, por ejemplo, podemos recoger la voz de algún vecino, de algún
especialista, el testimonio de alguna mujer; o bien crear un personaje y
hacer que él sirva de hilo conductor de la comunicación.


El criterio general consiste en buscan la mayor simpleza posible en la ela-
boración de nuestros materiales gráficos. Mientras más complejos son
los materiales más difíciles es leerlos. Hay que evitar que terminen en el
primer tachito de basura o que la gente pase de largo sin leerlos.


Si logramos llegar a nuestros
interlocutores se potencia
nuestro trabajo de comuni-
cación.


Las imágenes
Como todos sabemos, hoy en día, la imagen juega un papel muy impor-
tante a la hora de comunicar.
Por un lado, embellece los productos y completa la información que
contiene el texto; pero además el valor informativo de una imagen es,
con frecuencia, superior al de muchas líneas de texto. La imagen es una
excelente forma de explicar algunas ideas que queremos expresar y, en
algunos casos, hasta puede sustituir explicaciones complejas o difíciles.


Cuando hablamos de imágenes nos referimos a:
als Fotografías
¿l? Dibujos
¿li Mapas
als Pinturas
¿li Logotipos
¿li Caricaturas
¿IE Diseño del texto


Pero no todas las imágenes sirven en cada ocasión. Muchas veces las imágenes
terminan siendo incomprensible y haciendo más confuso el material.




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?


Por ejemplo, tenemos que tener en cuenta que en los productos gráfi-
cos que elaboramos no siempre es posible usar fotos, ya que los medios
que generalmente contarnos para la impresión, como las fotocopias,
hacen que el resultado final no sea óptimo.
Sin embargo, las fotos pueden suplantarse por dibujos. AI ilustrar de
este modo, hacemos más atractivos nuestros mensajes y más fáciles de
comprender. Incluso gracias a la expresividad que puede trabajarse en
un dibujo es posible reforzar una opinión sobre determinado asunto.
Piensen sino en las caricatura humorísticas de los diarios en donde con
un solo gesto se expresa toda la personalidad de un personaje...


Por otra parte, la inclusión de
dibujos a nuestros materiales
tiene el valor de reproducir la
labor creativa de los miembros
del grupo y de alentar su
expresión.


En general, cuando elijamos las imágenes tengamos en cuenta también
que deben complementar lo que decimos con las palabras, sino es como
borrar con el codo lo que escribimos con la mano.
Por ejemplo, si lo que queremos decir es que para vivir mejor es necesa-
rio tener en cuenta ciertos cuidados de la salud, deberemos usar imáge-
nes de personas que claramente reflejen ese "vivir mejor", no tendrá sen-
tido que la imagen sea de personas visiblemente tristes.


lln archivo de imágenes


Un archivo de imágenes, como su nombre lo indica, es
una recopilación de imágenes que tenemos a disposición
para cuando haga falta diseñar algún material. De esta
forma nos evitamos las búsquedas en los momentos en
que el tiempo apremia y estamos llenos de otras tareas.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Hacer nuestro propio archivo de imágenes puede ser un
instrumento que nos facilite la tarea de elaborar materia-
les, y por otro lado nos organice el registro fotográfico de
nuestras actividades.


¿Qué puede tener este archivo? En este archivo pode-
mos incorporar dibujos, que saquemos de revistas o de
Internet. Tenemos que buscar sobre todo dibujos de línea
porque si tiene muchos colores o grises cuando los foto-
copiemos se van a "empastar" y pierde mucha calidad la
imagen.
Es importante que las fotos que hagamos de nuestras acti-
vidades o de las que organicen otros actores de la comu-
nidad formen parte de este archivo.


¿Cómo podemos ordenar las imágenes? Podemos orde-
nar las imágenes por temas, o por líneas de acción que
tenga el equipo de salud. Por ejemplo tener una sección
de ilustraciones sobre el chagas, otra sobre salud sexual y
reproductiva, y así... esta carpeta puede ser en papel o
scannear las imágenes y tenerla en la computadora.
Armar el archivo es una tarea sistemática, para la cual
podemos designar un responsable del equipo...


2. El diseño o diagramación del material: ahora
hay que darle forma al asunto


Diagramar es componer gráficamente los contenidos del material
que queremos producir.


Con una correcta diagramación lograremos sostener la atención de
nuestros interlocutores, hacer fácil y agradable la lectura, privilegiar
unos textos en relación de otros y utilizar recursos gráficos que hacen
accesible las ideas más complejas que queremos trabajar.




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?


Para decidir sobre nuestro diseño o diagramación, es conveniente partir
de cinco preguntas básicas:


ma) ¿Qué tipo de material vamos a diagramar? ¿Vamos a hacer
un cartel, un volante, un folleto?


Nov? ¿A quiénes va dirigido el material? Con esta pregunta consi-
deramos los lenguajes y códigos de nuestros interlocutores y en ese
marco hay que considerar sus hábitos de lectura (¿cuánto leen? ¿qué
leen?). Esto definirá, por ejemplo, la relación entre texto e imágenes.


vv? ¿Cuál es nuestro objetivo? ¿Buscamos informar, distraer, per-
suadir, denunciar, convocar, hacer reflexionar, etc.?


vv? ¿Con qué recursos económicos contamos? ¿tenemos algo de
plata? ¿quedó algo de la peña de la semana pasada, sabemos qué nos
van a dar una mano los comerciantes de la zona, se pueden imprimir
con los fondos del proyecto que presentamos, etc?


vv? ¿Con qué recursos técnicos contamos para realizar el dise-
ño? Aquí analizamos si tenemos y manejamos programas digitales de
diseño o lo vamos a hacer de manera artesanal. Quizás elegimos no uti-
lizar la PC porque eso nos permite otro tipo de trabajo o la participación
de otras personas que nos interesa que estén involucrados.


vv? ¿Qué sistema de impresión vamos a utilizar? Hay que pensar
antes de empezar a diseñar si vamos a hacer un original y fotocopiar el
resto, o si conseguimos que una imprenta nos haga un buen precio...


Una vez que contestamos estos cinco puntos básicos es hora de poner-
se a diagramar... pero ¿qué es diagramar?


Diagramar es organizar una superficie dada (cartel, folleto, volante,
boletín, revista, etc), distribuyendo equilibradamente los diferentes ele-
mentos que vamos a presentar.


Bien pero... ¿cuáles son esos elementos? Tranquilos ahí vamos...




.0. MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿"x


Los elementos fundamentales del diseño son:


A. El formato de papel que se va a utilizar;
B. la utilización de colores;
C. el diseño de un logotipo;
D. las superficies de texto e imagen;
E. el tipo de letras;
F. los márgenes o blanqueo del texto;
G. algunas reglas básicas para la diagramación


Sobre cada una de estas cosas
existen libros completos, aquí
solo las mencionamos para que
las tengan en cuentan. Y para
que puedan prever los pasos a
seguir...


A. El formato de papel que se va a utilizar
Este punto depende fundamentalmente de cuál sea el modo de impre-
sión que disponemos y de los recursos con los que contamos. Si lo
vamos a producir artesanalmente o vamos a hacerlo en una computa-
dora. Si vamos a imprimirlo en una impresora hogareña, en un comer-
cio especializado o en una imprenta. En función de estas posibilidades
es que vamos a poder trabajar en superficies más o menos convenciona-
les.
Las opciones más comunes son: el tamaño oficio, el carta y el A4.
También podemos considerar para nuestros productos superficies que
toman como base estos tamaños, como por ejemplo medio A4, un cuar-
to de A4, etc.


B. lltilitación de colores
El color tiene la habilidad de atraer la atención. Pero además, cuando
hay un equilibrio entre los colores y los mensajes que quiero resaltar, uti-
lizar colores nos permite organizar visualmente la información.
Pero también tengamos en cuenta que no todos nuestros productos van
a ser a todo color, en general es probable que por los costos trabajemos




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?
\'..4


a uno o dos colores. Entonces debemos agudizar nuestra creatividad
para lograr una organización visual que sostenga la atención de nues-
tros interlocutores.
Para eso se pueden utilizar diferentes recursos como cuadros de un color
pleno de fondo o grisados. Así podemos destacar o separar diferentes
contenidos de texto.


C. Diseño del logotipo
Si producimos diversos materiales impresos, y con una cierta periodici-
dad, es importante que los presentemos con algún logotipo. El logo le
otorga reconocimiento a todas nuestras producciones, permite que la
comunidad identifique Io que hacemos y se fortalezca la identidad de
nuestro trabajo en salud.
Podemos hacer un logo del equipo de trabajo o utilizar uno general que
nos agrupe en el marco de programas o planes de salud.


D. Establecer las superficies de texto e imagen
Es importante que determinemos con anterioridad qué espacio vamos a
cubrir con texto y cuál con imagen. Nuestra decisión va a depender de
qué es Io queremos trasmitir, a quiénes y de qué forma.
Por ejemplo, si sabemos que nuestra población es lectora, podemos per-
mitir que nuestros materiales tengan más texto, siempre que cuidemos
que haya espacios blancos para que no se haga muy pesado. Pero si por
el contrario en nuestra comunidad las personas no leen mucho o hay un
alto índice de analfabetos, entonces deberemos usar más imágenes para
captar la atención, y sobre todo, para realmente les llegue nuestro men-
saje.


E. El tipo de letras
Cuando elijamos la tipografía de nuestro material, tenemos que procu-
rar que ésta sea fácil de leer. Para eso tengamos en cuenta algunos cri-
terios a la hora de elegir:


ve? Un exceso de letras de caracteres diferentes perjudica la Iegibili-
dad, por lo general hay que elegir una o dos tipografías y su variantes
de negrita y cursiva para indicar diferentes aspectos.


vu) Las letras romanas, las verticales y sin decorado, se leen con más




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


facilidad que las cursivas o las más decoradas:
Eaiíü han pam flaca/zw ¿andy/mk mqar
Escribir bien para hacerse comprender mejor


Vv? Los caracteres anchos son más Iegibles que los altos y finitos:
Escribir bien para hacerse comprender mejor
Escribir bien para hacerse comprender mejor


vu) Los caracteres gruesos atraen la mirada, pero si se abusa de
ellos, el texto se transforma en una masa compacta, pesada y poco legi-
ble.


vvf También las mayúsculas llaman la atención; pero esta atención
sólo puede mantenerse si se las emplea con discreción y en frases cor-
tas.


vvf La tipografía y su tamaño nos permiten resaltar algunas partes
del texto como el título o frases.


6. Los márgenes o blanqueo del texto
Cuando hablamos de márgenes y blanqueo de un material hablamos de
los espacios en blanco que dejamos para hacer más legible y ameno un
texto.
Generalmente en nuestro afán de comunicar más, tratamos de aprove-
char y ocupar al máximo los espacios en nuestros volantes, folletos o
carteles. Y esto hace que produzcamos materiales que no dan ganas de
leer porque dan la sensación de asfixia. Por eso cuando pensamos la
relación entre texto e imágenes, es necesario también tener en cuenta
los espacios en blanco que son como las comas, nos permiten tomar aire
para seguir leyendo.


7. Reglas básicas para la diagramación
Cuando encaramos la tarea de diagramar un material hay que tener en
cuenta algunas reglas básicas que tienen que ver con la visibilidad y la
Iegibilidad, la composición y la proporción.
Es visible y es legible todo lo que puede ser visto y leído sin fatiga y
podríamos agregar con facilidad y agrado. Para lograr esto debemos
saber que:




í


¿iii


í


8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?


Hay que tener en cuenta que el ojo sólo puede ver como
máximo cuatro cosas simples a un mismo tiempo. Esto es
cuatro palabras fáciles o cuatro objetos.


La atención de una persona siempre se centra en la parte
superior de las cosas.


Leemos de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha, el
trayecto de nuestra vista siempre es el mismo.


El tamaño de la letra y el tipo de letra determinan la Iegibilidad.


El índice de Iegibilidad de una superficie como una hoja, sea del
tamaño que sea, se representa así, como lo indicamos en esta
tabla:


28% 33%


16% 23%


Entonces, en los lugares de mayor índice de Iegibilidad debemos
situar las informaciones o mensajes que queremos destacar,
como los títulos o las consignas. Y a la inversa, cuando una
información no es central, debemos colocarla en el lugar de
menos importancia.


Tenemos diferentes formas de diseñar o construir nuestro producto
en función de los recursos técnicos con los que contemos. Podemos
hacerlo a mano, utilizando técnicas de la plástica. O podemos
hacerlo con algún programa de diseño en la computadora, como el
Corel Draw, o el Quark, el Ilustrator, entre otros.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Si nadie en el equipo sabe manejar este tipo
de programas, podemos realizar un
prototipo de nuestro producto en
papel y buscar a un diseñador que
pueda finalmente armar/o en la
computadora. Para eso debemos


llevarle listo todo el material, desde
como queremos que aparezca el texto


hasta las imágenes que vamos a usar.


3. La impresión del material: a parir se ha dicho.
Estamos llegando al final del proceso de producción de un material. Es
el momento de la concreción, donde finalmente ve la luz eso que estuvi-
mos creando. Tenemos diferentes maneras de concretar esta aparición
en función de los recurso que tengamos y de las capacidades técnicas del
equipo que esté trabajando en el plan de comunicación:


VV’ Podemos escribir o pintar a mano, artesanalmente. Esto es posi-
ble sobre todo en el caso de afiches o volantes. Esta opción lleva mucho
tiempo, demanda que muchas manos tomen el lápiz o pincel, y limita
especialmente el número de copias que podemos hacer. Sin embargo
podemos utilizar la manufactura artesanal del trabajo para apoyar el
mensaje y para involucrar a otros integrantes de la comunidad en nues-
tra estrategia de comunicación. Por ejemplo, un problema muy local o
que involucra a niños podría lograr más impacto si es producido a mano.


vu} Una opción que parte de la anterior es hacer el "original" a mano
y luego fotocopiar el número de copias que necesitemos. Tiene todas las
ventajas que veíamos en la opción anterior y nos permite sortear sus limi-
taciones. Es una propuesta de bajo costo en el caso de que necesitemos
un número de copias menor a trescientas, aproximadamente. Para
mayor cantidad de copias probablemente ya nos convenga enviar el tra-
bajo a una imprenta


vvf Enviar el original a una imprenta. Este original debe estar
confeccionado en algún programa de diseño. Esta es la opción más




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?


recomendable en el caso de que necesitemos un gran número de ejem-
plares del producto, en general estamos hablando de más de trescien-
tas copias. A mayor cantidad, más barato nos sale cada uno. Por eso si
necesitamos menos de trescientas copias es mejor buscar otra opción,
como imprimir caseramente o en un lugar que realicen impresiones
láser. Si lo hacemos por imprenta el costo de cada uno será muy alto.


VV’ También podemos recurrir a la serigrafía. En este caso vamos a
necesitar del trabajo especializado de algún taller serigráfico. Hoy exis-
ten muchos talleres de este tipo que son micro-emprendimiento de jóve-
nes u organizaciones. Esta puede ser otra forma de articular con otros
actores de nuestra comunidad. Esta técnica nos puede servir especial-
mente en el caso de que queramos hacer remeras con alguna consigna.
Para productos como volantes o afiches implica costos demasiados
altos.


li. Distribución: la clave del éxito


Este es el último paso de un largo proceso, pero no por eso es menos
importante. La distribución del material gráfico es de vital importancia
para lograr efectividad en la comunicación. La estrategia de distribución
va a variar en función del tipo de producto gráfico. Por ejemplo, en el
caso de los afiches lo fundamental es que lo vean la mayor cantidad de
personas, y por eso es central pensar dónde lo pegamos.
En el caso de los volantes y folletos lo central es que llegue a las manos
de mucha gente, y para eso hay que pensar dónde los dejamos o cómo
los repartimos.
Si nuestro producto es una cartilla probablemente su distribución va de
la mano de algunas actividades en terreno que tenemos planificadas en
tanto son herramientas de formación.


Por eso el modo en que distribuyamos nues-
tros materiales tiene que ver con sus carac-
terísticas, pero también con los objetivos
que hayamos definido para cada uno en
función de nuestra estrategia más amplia.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Para definir cómo vamos a distribuir lo que producimos, es necesario
conocer los hábitos cotidianos de las personas a quienes queremos que
le lleguen nuestros materiales. Para eso tenemos que pensar en los luga-
res en que ese grupo de personas circula (en la calle, dentro de un
local), donde se concentran (un bar, un club, un comedor comunitario,
una iglesia), donde esperan para realizar alguna actividad particular (la
parada de colectivo, la sala de espera del centro de salud, la cola para
realizar trámites), donde concurren (un comercio, un evento), donde
pasan la mayor parte de su tiempo (el trabajo, la escuela, la calle, etc).
Para hacer este análisis es necesario tener en cuenta la ficha N°2 , capí-
tulo 2.


Luego podemos organizar todos estos potenciales lugares en función de
un posible recorrido que nos organice para realizar la distribución del
material. Para estos productos hay diferentes alternativas: la distribu-
ción domiciliaria o casa por casa, la distribución en mano en puntos
estratégicos y la distribución estática en puntos estratégicos, es decir,
dejamos una montañita de volantes o folletos en lugares que considera-
mos clave. También podemos pensar en una combinación de estas alter-
nativas.


Algunas recomendaciones para la distribución de los materiales


Distribución domiciliaria: es cuando dejamos el material casa
por casa. Como es una tarea que requiere de muchas horas para su con-
creción debe ser planificada con precisión. Por ello, consigan de un
mapa de la zona. Marquen la zona a abarcar. Organicen recorridos para
aprovechar mejor el tiempo y no omitir ningún sector en la distribución.
Una manera de ahorrarse todo este trabajo, es conseguir la colaboración
del correo o ente público que ya tenga un mecanismo de distribución
organizado en la zona que le interesa. Así, el Equipo de Salud puede
"abrochar" el volante a facturas de impuestos o servicios, publicidad de
un comercio, una revista.
Esta estrategia de distribución la empleo en forma eficaz un Equipo de
Salud Familiar de Obispo Trejo que distribuyó un volante en su zona pro-
gramática junto a la factura de luz. Así pudo llegar a todas las casas de
su comunidad.




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?
\'..4


vu) Distribución en mano en puntos estratégicos: consiste en
entregar el volante en Ia mano a quienes pretendemos llegar. Para este
tipo de distribución es necesario determinar puntos de concentración o
de mucha circulación de personas. Estos varían de acuerdo al grupo de
la comunidad a quienes queremos llegar. Por ejemplo si pensamos en los
jóvenes entonces tenemos la salida o entrada a escuelas, recitales o
espectáculos, eventos públicos, partidos de fútbol, básquet, comedores
comunitarios, bares, discotecas, bailes, en la calle. Es importante orga-
nizar Ia entrega, porque no es el mismo tiempo que tenemos a la salida
de un colegio -5 min.—, que a la entrada — 30 min. La ventaja de esta
forma de distribución es la posibilidad de diálogo con la persona que lo
recibe, momento en el cual podemos aprovechar para ampliar informa-
ción, para recomendar, para aconsejar, para conocer más a ese grupo.
La dificultad que presenta es que, si son muchas personas al mismo
tiempo, necesitaremos ser muchos también, y de que si entabla conver-
sación con alguien, se nos pasan otras tantas personas por el costado.


vv) Distribución estática en puntos estratégicos: es cuando deja-
mos el material impreso en lugares seleccionados organizado en pilas o
montones para que las personas los recojan. Lo importante es que pon-
gamos el material "a mano de la gente" y para eso tenemos que ver
como funciona cada lugar para determinar cuál es el lugar más conve-
niente para dejarlo, si en el mostrador del comercio o en una mesita, por
ejemplo. Sino podemos agujerearlos y pasarles un hilo para atar de
algún sitio. La ventaja es que disminuye el tiempo y trabajo en relación
a la distribución. La desventaja mayor de esta forma de distribución es
que no sabemos fehacientemente el destino del volante. Hay que hablar
con los responsables de los lugares en donde dejamos el material para
que tanto trabajo no termine en anotador para la cuenta del pan y la
leche...


Es importante que nos organicemos repartiendo tareas y responsabilida-
des para garantizar la mayor cantidad de puntos de distribución en la
comunidad.


También es importante garantizar la distribución a tiempo, si termina-
mos repartiendo el volante de convocatoria a nuestra charla ese mismo
día a la mañana, probablemente nuestra estrategia de difusión no sea
muy efectiva.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿‘x


día a la mañana, probablemente nuestra estrategia de difusión no sea
muy efectiva.


Por eso hay que tener en cuenta los tiempos
de cada una de las etapas de este largo pro-
ceso de producción para garantizar que
nuestros materiales no lleguen tarde y pue-
dan cumplir con los objetivos propuestos.


Para terminar, cuatro preguntas básicas a tener en cuenta para planifi-
car la distribución de materiales gráficos. Antes de empezar a distribuir-
Ias tenemos que tener respuestas para cada una de ellas a partir de lo
que estuvimos viendo:


¿Dónde se exhibirán o distribuirán?
¿Cuándo se exhibirán o distribuirán?
¿Cómo se exhibirán o distribuirán?
¿Quién los colocará o distribuirá?


Productos gráficos para trabajar la comunicación
para la salud
En este manual presentaremos algunas herramientas concretas para la
elaboración de seis tipos diferentes de productos gráfico:


EL AFICHE
EL VOLANTE
EL FOLLETO
LA CARTILLA
LA HISTORIETA
EL PERIÓDICO MURAL


Estos productos son fáciles de producir y muy útiles en la comunicación
para la salud. Sin embargo hay que tener en cuenta que la producción
gráfica implica un proceso con diferentes etapas, y la puesta en juego
de habilidades y destrezas que se van aprendiendo y perfeccionando
con la práctica.


so»?




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?


EL AFICHE Y EL VOLANTE


El afiche
El afiche es uno de los productos gráficos más importantes a la hora de
pensar un plan de comunicación. Es un producto económico, tiene un
alto impacto y nos permiten llegar a mucha gente de nuestra comuni-
dad. Esta diseñado para ser pegado de manera definitiva en lugares
determinados y por lo tanto debe ser de un tamaño suficiente como
para ser visto sin necesidad de prestar atención.


El Volante: un afiche chiquito
Este producto se caracteriza por la sencillez y el bajo costo de elabora-
ción. Como el afiche, también es un medio que busca provocar impac-
to. Se llama volante porque, a diferencia del afiche, está diseñado para
ser entregado individualmente.
La ventaja es que como las personas que lo reciben se lo llevan, pueden
leerlo con más de detenimiento. Por eso podemos trabajar con un poco
más de información.
Tiene las mismas reglas de construcción que el afiche. Así, nuestro afi-
che reducido puede convertirse en un volante.
Una diferencia con el afiche es el modo de distribución. Podemos distri-
buir los volantes de maneras diferentes: casa por casa, en mano en pun-
tos estratégicos y dejarlos en puntos estratégicos. (Ver distribución: La
clave del éxito)


¿Para qué podemos usar el afiche y el volante!
Principalmente el afiche, pero también el volante, son imprescindibles
para lograr que algo se instale públicamente en nuestra comunidad.
Permiten generar la idea de que "algo" existe.


¿Cómo hacemos un afiche y un volante?
En cuanto al texto:
als En estos productos sólo podemos trabajar con una idea central,
que se expresa en el título y en el encabezado.
-* Más que en otros materiales gráficos, aquí debemos expresar-
nos con simpleza y de manera muy concreta.
als Tenemos que asegurarnos de incluir toda la información que la
gente tiene que saber: fechas, horas y sitios de las reuniones.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Esta información va en lo que se llama el pie del afiche.


¿li Igual que para otras producciones es aconsejable usar el humor
para lograr la complicidad de nuestro destinatario. El humor además de
generar cierta proximidad con el interlocutor, es un buen recurso para
elaborar mensajes impactantes.


En cuanto a lo gráfico:
¿IE El afiche y el volante tienen una dia-
gonal central que es la que indica el recorri-
do de lectura, por eso la información prin-
cipal debe situarse donde este recorrido _. .-¡ ----------
comienza tal como se ve en el gráfico.
¿l? La imagen que utilicemos debe ser
llamativa.
¿li El título es el texto que expresa la
idea central, debe estar con letras gruesas
para que tenga peso y resulte fácilmente
visible. i.
als El encabezamiento y el pie permi-
ten construir Ia forma del afiche, le dan
estructura.
¿l? La imagen y el texto no tienen que decir lo mismo, deben com-
plementa rse


Algunos consejos:


5* Es importante que el afiche y el volante estén bien trabajados,
que tengan calidad gráfica, que el texto y la imagen llamen la atención.
Es eficaz si combina palabras y elementos visuales para trasmitir un
mensaje sencillo pero con fuerza.
¿l? El afiche es un formato dedicado a decir algo a una persona que
está en movimiento, que no puede detenerse a captar detalles. Por eso
debemos diseñarlos para ser leídos con rapidez.
¿li Un buen ejercicio para aquellos que no somos profesionales del
diseño es mostrar el producto terminado a otra persona a cierta distan-
cia y preguntarle: ¿Qué dice, se entiende de qué es? ¿pudo ver dónde y
cuándo es Ia actividad que promociona? ¿Qué vió primero?¿Qué sensa-
ciones tuvo al verlo? ¿Qué Ie quedó de lo que vio?




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?
\'..4


Ahora Ies presentamos algunos ejemplos de afiches de diferentes orga-
nizaciones que participaron deI concurso Córdoba Sanaï:


-
ÏL -UÏ_“«.‘“:3° nouEL CÁNCER OE CUELLO DE OTERO ES UN PROBLEMA IIE TODOSPORQUE GCÁSIONI MILES OE MUERTE! (NE PUEUEN EVITIRSE


MEDIANTE LI PREVENCION V El ÏRAÏAHIENÏO ADECUIOO


¿Hace cuánio
que no fe
hacés un
PAP?


1 Las nujere. cp:
¿Iuocurnmlnuac n, ¡
" "°‘°“’““°°" ‘Illa I! uuu! eeuu-


C "¿asnmjeresmz -
gtLajerfll ltiiasïiü-ï IGUETO l!!!y ' mmrazadïé maintain-num!" ‘ ' 3'.'.'l.'.‘.'.'.’3‘.13.'.'..""'"HweledPAPgrafismelCerdmdeQdudnwkeercun.


Es lu DERECHO. EXIGILO.


COSAS QUE LAS MUJERES TENEMOS OUESABER:
ohmqenumwmmmuwonporwugddmmaecminuzwn; a.
‘¡Mummmmnoreuuvaugcupnmuunfipumm
E Pmnnldneïmu Sants üuhdns Liins


Ilue lu mnmlui “' llue la Inutella
no sea una


hotmail?‘ i
nn sea ln mundo


a


_._ 3 <_>a——;._.


1- Concurso destinado al financiamiento de actividades comunitarias realizadas por organizaciones
sociales. PROAPS, Córdoba, 2005 - 2006 - 2007.


19e - ¿se?




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿‘x


¿Dónde pegamos los afiches? ¡Dónde distribuimos los volantes‘!


Un afiche debe pegarse en los lugares de mayor circulación de nuestra comuni-
dad. (ver Lugares y circuitos de comunicación). También se puede enviar a las ins-
titucionesjunto con una carta explicando de qué setrata y pidiendo que lo peguen
en lugares donde se vea.
Para que el afiche sea visto es necesario que lo coloquemos en un lugar que se des-
taque, y tratar de que no compita con otros carteles. Si hay muchos carteles el
nuestro es uno más y pierde efectividad.


Para elegir los modos y lugares de distribución de los volantes y afiches revisen tam-
bién los consejos generales del apartado "DISTRIBUCION: LA CLAVE DEL EXITO".


Algunas cualidades de los afiches:


¿IE No necesariamente requieren palabras, lo cual nos permite tra-
bajar en comunidades con una alfabetización limitada.
¿l? Pueden llegar a miles de personas si están bien ubicados.
¿IE Dejan una impresión visual perdurable cuando son exhibidos en
muchos lugares.
¿IE Pueden contribuir a generar reconocimiento sobre la tarea de
promoción que realiza el equipo.


Cuidado...
Debemos pensar una idea que realmente sea lla-
mativa, si no nuestro afiche o volante pasará sin
pena ni gloria.
Si lo pegamos o repartimos en cualquier lado, sin
tener en cuenta el "mapa" de nuestra comuni-
dad, corremos el riesgo de que pierda impacto.




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?


EL FOLLETO
El folleto es un material un poco más extenso en información que el
volante. Generalmente es una material plegado para generar más de
una carilla. Es un formato que nos permite incorporar información y
organizarla, distribuyéndola en función de las diferentes caras que se
forman al doblarlo. Nos sirve para presentar un tema o problema de
salud para trabajar con la comunidad.


Si bien este formato nos permite trabajar con más información que el
afiche o el volante, para que sea efectivo debemos desarrollar solo un
tema. Si este es muy complejo vamos a tener que recortarlo en función
de alguno de sus aspectos. Debemos seleccionar muy bien qué es nece-
sario decir, porque tampoco caben demasiados datos.


¿Para qué podemos usar el folleto?
El folleto nos permite explicar un tema o un problema, desarrollando argu-
mentos que permitan comprender su complejidad y nos permite contar
nuestras propuestas. Es un herramienta para iniciar el diálogo con nuestros
interlocutores y facilitar el debate con respecto a algunos temas.


¿Cómo hacemos un folleto‘!
En cuanto al texto:
¿IE Debemos escribir una idea por frase. No usen subordinadas.
als En general hay que usar frases cortas, sencillas y directas: sujeto,
verbo y predicado. °Pero que no parezca un telegrama!
¿IE Hay que usar palabras cortas y de uso diario. No es bueno utilizar
palabras densas o complejas porque son más difíciles de entender de una
sola vez. Usen verbos que remitan a acciones concretas.
¿li También tenemos que evitar los términos demasiado abstractos.


En cuanto a lo gráfico:
Existen varias formas de trabajar gráficamente un folleto en función de
cómo doblemos el papel. Por ejemplo, si lo doblamos por la mitad, nos
queda una especie de librito que se llama díptico. Aquí vamos a trabajar
con el formato tríptico, que tiene tres partes de cada lado y es el que per-
mite incluir un desarrollo más complejo.




.0. MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿"x


El tríptico tiene dos caras, una interna y otra externa. En la cara interna
tenemos dos partes y en el externa tres.


Les mostramos en un croquis estas partes para que resulte más clara la
explicación:


1.Tapa: Funciona como un afiche. Debe llamar la atención, ser el gancho
que nos invitar a abrir el folleto. Para eso tiene que ser atractiva.


2.Presentación del tema o problema: en esta cara tenemos que plantear el
problema, su importancia, los principales aspectos, cuáles son las implican-
cias, y sobre todo como afecta a nuestro interlocutor.


3.Desarro||o y propuesta: en la cara interior del folleto, desarmamos el pro-
blema, damos nuestros argumentos y también planteamos nuestras pro-
puestas.


4.Cierre: es la última cara del tríptico, debemos cerrar con alguna frase que
recupere nuestra propuesta, nuestra postura frente al tema. También aquí
va la información sobre nuestra organización o equipo de salud: el logo,
contactos, dirección, teléfono, mail.


Cara exterior del folleto


2.PRESENTACIÓN 4.CIERRE
DEL TEMA o i
PROBLEMA




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?


Cara interior del folleto


3. DESARROLLO DEL TEMA Y PROPUESTA


Cuidado...
No nos equivoquemos en la secuencia
de las caras, si no nuestro folle-
tos se volverá incomprensible.
No nos olvidemos que las imáge-
nes son fundamentales. Un folle-
tos sin imágenes se vuelve aburri-
do, y su lectura se hace tediosa.


\


¡Cómo usamos los folletos? ¿Dónde los distribuimos!
El folleto es una herramienta importante para acompañar el trabajo en
terreno. Cuando vamos casa por casa, o cuando atendemos en los cen-
tros de salud. Nos permite compartir información sobre algunos temas,
y también propuestas o cómo hacer frente a algunos problemas. Así, es
un medio que nos permite iniciar el diálogo con los integrantes de nues-
tra comunidad sobre los temas y problemas que trabajamos como equi-
po. Más que una distribución masiva el folleto es más útil cuando es
entregado en el marco de alguna actividad o encuentro que le de senti-
do.


Para elegir los modos y lugares de distribución de los folletos revisen
también los consejos generales del apartado "DISTRIBUCION: LA CLAVE
DEL ÉXITO"




MANUA DE COMUNIC CIÓN PARA A


Egte es un ejemplo de folleto realizado por una organización que parti-
cIpó del Concurso Córdoba Sana:


CARA EXTERNAPnesewaow AR ï-fi ma!‘.1 H
BIGIIIIII:


'|lno I} lo cu: COI!‘


‘nü. u,‘
IIHÍIÍI III ll ÍIIÏIIIIÜI DI II


' a. Edu-anna n. uln ¡MM-cn vn I-r eliminaron I u annalu lIIlIIllPAULOFIE n: "““° ’" "‘y —_ aumntú 2005II ll Illlll I
S I




¿oïfitns somos!
Nuulm nnsluiuuon, sl («miro de Edumcmn


Popular Paulo Fnín qcznn, as una aman-xenon
sin fines d. ¡uno qu: Irubmu un h: ¡anvunndod


de Guinaxu y humus aledañas
Dudo ol camu-nm, un 19V)‘, ¡nclvmman nunmo
Irubuiu bona la animacion y Ia eslnrnulunon a.
ninas In ¡dnd nrvauohr En mln torno‘ ln
cnc-cion del Jurdm un» m1 x ¡un pmdru


Íundnnwnlal
¡uuu-amando han unos años. u parlirda una \


nnqulelud tompaflidn emm mnnanbrnn de ¡a
cumumdod y de haboiadofos de ln insr-oucmn.
(ornmuomos n uhoudo- ol muy» a. la


uhmanm-on do nunmu Iihm.
Hny. n lrnrls de me prvyocvo. damn un pasa q '


mu. un .I mobil» de lo nurricinn ¡nlunlil _(‘ ‘V
l II t?“ un 2


I' ,
« p}: Q-‘RLJÉ-ÏJsï- h...


CARA INTERIOR


nïifíïïuïfify a n “¿Ïïïfnïïu gmfigïú‘ 2oo5
\ ‘un I! ¡o qu! COME‘


‘su
RJ


" _j I‘ r q‘:
tu mona-earn Who l! no un lúll-


(ïgïfiwmu I d. lullú: Lanxamnunlo de Ines una campaña pum In pravencuan de la '°"'¡’°"° ‘Um’ “ '° qu‘ wm"lugnv Cea-mo de Educacion Popular
desnumcuun y ln ohoaldod lnÍnnhl doalmoda ¡sumo ¡"me D‘ ¡a ¡“msm ¡y
u pudrn y mño: de nunslru comunidad


\


“a.


0 Julio nos: Yellow! un .ua¡_¡___ .5
comedores comunïlorios du Guinufi-sfi;Mi t. n. 341‘ El nbplnvo es pronmvcr ol imorwmbio de m“, ¡h ,,,¡1¡,,,¡¿¡°


' th.‘ saberes sobre eno ptoblemorica v


‘r (oncienrílor a los podras ¡obra lu e AFM" 27m5’ “m” ° _
_ _ _ dtinunivnoi v tlnlms ¡nmlarlns du
unwoorvuncm de lu huanu nlrmnnrnciun en (¡manu Y un“ ü iníluflnciu.
los ninos de El a ú unas.


_ G Slpfllmbu nos; Tullums un n.”
_ escuelas secundarias do Guinuxv y ¡unaw


“' —r' nuevos uspncln: ¿a encuentro para nuestro
0 vr-mu n a. "Mmmm. nos; Ciorrt


do lo Campana ' Uno as lo qua coma‘
Lugar El ¡umpnn .


cumunidnd, que permitan Íorlaloccr los lam;
sociales y ¡ewnocer los lemas y problemas


cumufle! de lo: usemos.




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?


LA CARTILLA


La cartilla es un medio gráfico que desarrolla un tema o un problema
en profundidad. Es un medio más complejo que el folleto y nos permite
introducirnos en un tema, plantear sus principales aspectos y disparar
algunas reflexiones para trabajar con grupos de la comunidad.
Nos permite explicar lo que no podemos hacer en un afiche, volante o
folleto.


¿Para qué podemos usar una cartillaï, ¿cuáles son los obietivos?
Dentro de los materiales gráficos, la cartilla, es el que tiene el perfil más
pedagógico. En general son materiales para la formación o capacitación
sobre determinada problemática. Una cartilla nos permite abordar un
tema con cierta profundidad, y generar debate, discusión y propuestas
desde la comunidad ante determinados problemas.


¿Cómo hacemos una cartilla?
En cuanto al texto:
-* Hay que ir desarmando el problema de a poco. Para eso debe-
mos partir de lo más simple para abordar, después, lo más complejo, en
una secuencia que sea comprensible para aquellos que recién tienen
contacto con el tema.
¿l? Es importante partir de la realidad cotidiana que vive la comuni-
dad, trabajando cómo un determinado problema afecta sus vidas.
¿l? Tenemos que trabajar con información concreta sobre el proble-
ma. Para eso podemos incorporar documentos como parte de leyes, pro-
gramas, canasta básica, entre otros.
¿l? Ejemplifiquemos lo que decimos. Eso nos permite hacer visible
desde cosas cotidianas algunos planteos, y facilitar la discusión.
¿li Aunque la cartilla permite trabajar con un vocabulario un poco
más complejo, aquí también es conveniente usar un lenguaje concreto.
Esto es, usar sustantivos y verbos concretos para que nos entiendan con
facilidad. Cuando introducimos palabras mas complejas debemos hacer-
lo de tal manera que sean fáciles de entender para alguien que no es
especialista en la materia.
¿IE Si uno de los objetivos importantes de la cartilla es que sirva
como material de discusión grupal, es útil incorporar algunas consignas
o pautas para el debate.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


En cuanto a lo gráfico:
En general las cartillas tienen una estructura similar a la del folleto.
Primero se presenta el tema, luego se desarrollan los principales aspec-
tos, se plantea una propuesta para reflexionar o para facilitar el debate,
y luego hay un cierre.
La cantidad de páginas puede ser variable. El tamaño puede variar,
podemos hacer que el tamaño de una hoja sea la mitad de un A4 (15
cm. por 21 cm). O la mitad de una hoja oficio (17,5 cm. por 21,5 cm).
En todos los caso nuestra cartilla tiene que tener una cantidad de hojas
que sea múltiplo de 4. Es decir: 4, 8, 12, 16, etc.
El diseño debe ser aireado y simple para facilitar la lectura, con márge-
nes, titulares grandes, recuadros, dibujos, gráficos y fotos.
Como en el folleto, la tapa tiene la tarea central de ser el gancho que
invite a la lectura. Por eso debe ser atractiva y creativa en la manera de
plantear el problema.


¿Qué recursos podemos usar‘!
als Tenemos que usar titulares grandes, que llamen la atención y
que nos permiten ordenar el recorrido dela lectura.
#5 Podemos incorporar una historieta que nos cuente una historia
que ilustre el problema que estamos trabajando. También podemos uti-
lizar fotos y gráficos.
¿IE Otro recurso interesante es usar recuadros o letreros para desta-
car alguna parte importante del texto. Este tipo de recursos facilitan la
lectura para la formación.
¿IE Podemos incluir documentos, como parte del cuerpo de una ley,
o el calendario de vacunación, o la canasta básica.


Antes de comenzar conviene armar un esquema de cómo va a ser nues-
tra cartilla, cuáles van a ser sus partes, cuántas páginas va a ocupar cada
una, qué tipo de recursos gráficos vamos a utilizar: cuántas fotos vamos
a poner, o si vamos a usar una historieta, o dibujos.


Es como armar un croquis de nuestra cartilla, un mapa que luego nos
guiará en su producción.




3- ‘cómo ,t PRODUCIMOS MATERIALES GRAFICOS?


Estas son al '
-


9Unas paginas de una c
'artIIIa sobr | " " --


pensada para traba'ar c .
. e P anlflcaclon famnha



Q


.
r


J n las familias campesmas;


podriamos duxu que u ANTICDNC[PCc1 mp4.: Iflncumdxnrndecu
du oo pvocrNI. no mm Ma:
eu me Inonvenlo
[uu In ¡»ademas hxev ¡ (u-
m a. afluentes mundos
qm u mande


s .f‘ X65’._ . .
\I—n'l vu en en:
más comun y III


l. ¡ahonda MOIHONALEM
Conlmum en unlomlumdol mua-unn


qm men‘ u


0H1406" 1 lcruhnuon que uuu.- Mg:
a un rmbavno


on!»
u d q... (manu-mm como vnsnuas-
E; un matado comoda muy ¡apra y


mi d: ¡eur u ¡e


mamon xutrnczha-ruxatvorm
í


En: «modo ze new. penurias «quam
mm Im 3


nwsemcnnmcnmddovyhanorrngm
:




.0. MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿"x


Algunos consejos:
Hacer una cartilla no es algo sencillo, debemos planificar muy bien cómo
la vamos a hacer para que quede bien. Por eso quizás nos convenga
tomar algunas cartillas hechas por otros y analizar su estructura, su
guión y su diseño. Ver como es su esquema: ¿cómo plantean el tema?,
¿cómo desarrollan los aspectos más importantes?, ¿cómo lo relacionan
con la comunidad?, ¿cómo explican lo más complejo y las propuestas?


¡Cómo usamos y distribuimos la cartilla?
En general, estos materiales se utilizan en el marco de actividades plani-
ficadas por el equipo de salud para trabajar un tema o problema. Por
eso, las cartillas se reparten de mano en mano en función de la discu-
sión o reflexión en algunos grupos de la comunidad.


Cuidado...
No intentemos agotar todo en una carti-
lla, si queremos agotar todos los aspectos
de un tema o de un problema en un
material, lo más probable es que se
torne incomprensible, complicado e
interminable.
Tampoco tenemos que empezar por
lo más complejo, o desde el costado
más denso. Debemos respetar el
orden lógico y construir un recorri-
do de lectura para nuestros lecto-
res. Recuerden que como toda cosa
nueva primero tiene que interesar-
nos, si es muy complicado tende-
mos a dejarla de lado...




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?


LA HISTORIETA


La historieta es un relato narrado a través de la combinación de pala-
bras y dibujos, muchas veces caricaturescos. Es un recurso muy útil para
recrear situaciones cotidianas relacionadas con el tema que estamos tra-
bajando, y así lograr la complicidad de nuestros interlocutores. Es un
muy buen complemento para los textos de folletos y cartillas, porque
ilustra y nos permite incorporar el humor a nuestros materiales.


Podemos trabajar la historieta ¡’VW-Q
como un material en sí mismo
pero requiere que el producto l.
sea atrapante y de una cali-
dad tal que no necesite --:-
mayores explicaciones. En
esos caso su distribución
es similar a la de un
volante o un folleto... \


¿Para qué podemos usar la historieta?
Es una buena puerta de entrada para trabajar temas difíciles y comple-
jos ya que nos permite reflejar gráficamente una escena que muestra lo
concreto del problema, también nos permite ilustrar con ejemplos de
nuestra comunidad el tema o problema que desarrollamos.


¿Cómo hacemos una historieta!
La historieta es un relato que cuenta una historia. Y por lo tanto tiene
una introducción, un nudo o una situación detención y un desenlace. En
una historieta siempre se cuenta algo mediante personajes a los cuales
les van ocurriendo cosas en determinadas circunstancias.
En comunicación para la salud son útiles dos formas básicas:




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


*
En viñetas: que es cuando se plantea toda la historia en un solo
cuadro.


*
En tira: donde la historia se desarrolla en por lo menos dos
cuadros y puede llegar a ser de varias páginas.


Podemos dibujar las historietas nosotros o podemos fotocopiarlas de
autores populares, cambiándoles el texto a los globitos. También pode-
mos recurrir a algún dibujante de la comunidad que se enganche a tra-
bajar con nosotros. Así podemos crear nuestros propios personajes que
nos acompañen en los diferentes materiales que produzcamos.


Estos son algunos ejemplos de viñetas y tiras:
‘¿DMDS ñMlúDfi... ‘¿OMDS DlFCP-ENTES


EsTA ES
P: Ó -


n vay u pnrhnpu
r___ï7mmmmu,“ ‘¡lau vumunMY l


vrcglo! namas w vu m w ¡M‘n. ‘m, miranda: me : 7
En: «¡a j ' _ 7


Hxhzy Ï


-> UNA TIRA


‘QA bum‘ sm
" primer moral


Los ‘PROBLEMAS AMBIENTALES


{ada u: son más los compas Dotacuanes de bomberos ¡Menton Jn sutuncuán está complicada, ya
afectados por las llanos .. contmlar el fuga pero. se acerca cl nvuón hndmnre d: ,.


Es verdad. tenemos que
cuidar mucho el agua, hay
¡unas donde está faltando... Y también tenemos


qua controlar
las causas dr. los


incendios.




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?


EL PERIÓDICO MURAL


El periódico mural o cartelera suele ser uno de los medios más habitua-
les en los trabajo de comunicación con la comunidad.
Es una cartelera montada sobre algún material que nos permita ir reno-
vando la información sin deteriorarse. Allí se van pegando distintos
documentos, dibujos o afiches que entre todos conforman una gama
más o menos variada de información enmarcada en algún eje común
que en nuestro caso van a ser aquellos sobre lo que trabaja el Equipo de
Salud.
Es un medio público que permite informar y dar avisos generales de
interés, y nos permite instalar temas de importancia. Se pueden utilizar
textos que producimos nosotros o incluir cosas que nos interesan: artí-
culos del diario, folletos, información que nos llega de otros lados, etc.
En general, estará ubicada en el centro de salud o en el espacio donde
nuestro equipo desarrolle su tarea. Debemos garantizar que ese lugar
sea de mucha circulación de personas o de concentración. Debe ser muy
visible y estar ubicada en un espacio donde la gente pueda detenerse a
leerla.


Es muy útil en puntos donde la gente se queda a la espera de una aten-
ción médica o de una cita. Como no hay desplazamiento, de alguna
manera se cuenta con un público cautivo que se acercaría al mensaje.
(ver Capítulo 2 — Espacios y circuitos).


Estas son algunas ventajas de usar un medio como la cartelera:


Es un formato muy práctico y fácil de utilizar.
Es económico, su producción no requiere grandes costos.
Podemos actualizarlo rápidamente.


##5## Es un formato que podemos adaptar fácilmente al estilo y a los
códigos de la comunidad con la que trabajamos.


ik Su realización implica un trabajo grupal, al cual se puede
integrar personas de la comunidad.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


¿Para que podemos usar una cartelera mural!
La cartela nos permite mantener informado a los sectores de la comuni-
dad que asisten al centro de salud, hospital o sala en el que trabaja
nuestro equipo. Su principal objetivo es informar e instalar algunos
temas en la comunidad que luego pueden trabajarse con mayor profun-
didad a partir de otros medios. También puede ser un medio donde se
presenten algunos materiales de formación, como una historieta, o fra-
ses que disparan reflexiones o afiches.


¿Cómo podemos organizamos para llevar adelante un periódico mural?
Estas son algunas sugerencias que se pueden adaptar a las particulari-
dades de cada comunidad:
ma) Para organizar el periódico es requisito fundamental consolidar
un equipo de trabajo, donde cada uno sea responsable de diferentes
tareas. También es necesario que haya un coordinador o responsable
general del periódico mural, este puede ser rol rotativo dentro del
grupo.
una) Dentro del equipo podemos incorporar personas de nuestra
comunidad. Es importante que este sea un espacio abierto a la partici-
pación de los diferentes actores.
Vv} Debemos encontrar una dinámica de funcionamiento que nos
permita lograr que la cartelera sea un producto integral y no una colec-
ción de parte que responde a quién era responsable de cada una de las
secciones. Para eso debemos tener instancias grupales donde discuta-
mos el conjunto del material y de qué manera vamos a presentarlo, esta-
blecer un orden de importancia que va a estar dado por los espacios
adjudicados a cada tema.
vu) También esta dinámica de trabajo debe garantizar actualizar la
cartelera periódicamente. El equipo en conjunto discute el material y
aprueba los artículos tanto en el contenido como en la forma.
Vv} Es importante tener un proceso de evaluación sistemática sobre:


El lugar donde colocamos el diario mural.
El material que trabajamos, y el modo de presentarlo.
El involucramiento de la comunidad en la producción.
Si los contenidos corresponden a las necesidades de los
sectores a los que van dirigidos.
Si realmente llegó a nuestro destinatario.ik


##5##




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?
\'..4


¿Cómo hacemos una cartelera mural?
Se arma sobre un panel de una plancha de tergopol, madera, aglomera-
do, fibrofácil, corcho, u otro soporte que permita pinchar o pegar mate-
riales gráficos.
Para trabajar en la cartelera vamos a necesitar manejar recursos de la
gráfica tradicional. Esta es una lista de algunos de los materiales nece-
sarios.


o Marcadores y fibras de diferentes grosores.
o Papeles afiches de colores, para fondos y para letras.
0 Reglas y escuadras para hacer recuadros y diagramar los


espacios.
Tempera blanca o corrector para errores e imperfecciones.
Revistas para recortar dibujos y fotos
Goma blanda y sacapuntas
Una trincheta y una buena tijera
Cinta adhesiva transparente y pegamento en barra, chinches


En cuanto al texto:
En la cartelera vamos a ir pegando distintas producciones, y cada una de
ellas tendrá que cuidar aspectos particulares según se trate de artículos,
mensajes o incluso afiches.
En todos los caso eviten publicar textos demasiado largos y complejos
que aburran al lector. Los textos deben ser más bien breves y sintéticos.
Recuerden que deben poder leerse más o menos rápido, por ejemplo
mientras uno espera para ser atendido.
Eviten las letras demasiado chicas que necesiten que el lector tenga que
acercarse demasiado a la cartelera.
Con el tiempo la práctica va a ser la mejor consejera, mientras tanto
párense frente a la cartelera y hagan el ejercicio de preguntarse sincera-
mente si ustedes leerían lo que está allí. Si es posible consulten a otros.


En cuanto a lo gráfico:
Es importante cuidar la estética de nuestra cartelera. Que tenga una dia-
gramación, esto es que pensemos cada uno de sus espacios, desde los
colores que vamos a usar hasta como son los titulares.
Podemos pensar la diagramación de la cartelera con diferentes seccio-
nes, algunas pueden ser más flexibles y otras responder a criterios más
fijos. Esta puede ser una propuesta de las posibles secciones de un perió-
dico mural:




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


vu) Podemos comenzar con una frase que dispare la reflexión sobre
algún tema que esté trabajando el equipo.


vu) Puede haber una sección de avisos a los vecinos. Acá puede ir
información sobre actividades que se vienen.
También un espacio libre para Mensajes, donde la gente pueda
poner sus propios avisos o mensajes.


vu) Una sección dedicada al análisis de algún documento. Por
ejemplo la ley de violencia familiar. Se puede poner la Iey
entera o parte del texto con comentarios que nos lleven a la
reflexión.
También podríamos incluir recortes de diarios sobre temas de
salud que afecten a la comunidad.
Una sección que cuente algún actividad que hayamos realizado,
como un taller de salud sexual y reproductiva con los jóvenes de
la escuela secundaria. Acá es importante usar muchas fotos.
Vernos a todos en un espacio común nos permite reconocernos
como comunidad.
Una columna de opinión donde cualquier miembro de la
comunidad pueda expresar sus puntos de vista sobre diferentes
problemáticas relacionadas con el barrio.
Un sección que trabaje sobre un tema, por ejemplo, la vida de
los niños, de las mujeres, de los jóvenes. En la cual todos
podamos expresamos, dar nuestra percepción, o experiencia
sobre ese tema, poner materiales que nos parezcan importantes
compartir con otros.


¿í


í
í


Luego esto puede dar lugar a reflexiones grupales.


Es importante usar recursos que nos permitan distinguir las diferentes
secciones y resaltar textos para facilitar la lectura. Podemos usar:


Recuadros y letreros
Letras grandes para los titulares y nombres de las secciones.
Fotos y dibujos
Diferentes colores de fondo para poder hacer más visible las
secciones y facilitar la lectura.


o Los volantes, cartillas, folletos que hemos realizado o que han
hecho otros actores de la comunidad




8- ¿CÓMO PRODUCIMOS MATERIALES GRÁFICOS?


Un periódico mural puede tener un diseño
f‘ estructurado o más abierto:


. o Una cartelera con un diseño más estructurado.



Es como una página de un diario, con seccio-


q nes y estructura fijas, bien determinadas. Con
reglas para los títulos y subtítulos, la ubicación


a- de imágenes, etc.
o Una cartelera abierta: tiene espacio para que la
gente participe colocando mensajes, anuncios,
alguna frase. Las reglas de diagramación son
más abiertas y se van determinando en fun-
ción del material que queremos publicar.


¡Cómo usamos la cartelera?
Como ya dijimos en un espacio de mucha circulación y también de con-
centración, donde Ia gente se pueda detener a leer con tranquilidad y
cómodamente. En general, puede ser el espacio donde trabaje el equi-
po de salud.


Pero cuidado...
Si no la actualizamos periódicamente, si no
cambiamos el material y las cosas quedan ahí
durante meses, la cartelera deja de ser inte- *"“
resante, la gente ya no va a fijarse más, y I’:
cuando queramos retomar/a nos va a costar
volver a lograr la atención de nuestra comu-
nidad. Debemos cambiar el material cada
quince días o por lo menos, una vez al


/


Á
mes. L
También tenemos que ser cuidadosos en
la cantidad de información que pone- fi fimos y en cómo la distribuimos. Si es una
cartelera atiborrada de cosas, no van a
dar ganas de leerla.




3' FICHA N° 11
La producción de materiales gráficos l


[Son-materiales-q-ue heart‘;
{la palabra escrita y las;
limágenes organizadas:


Para los espacios de circulación que
son espacios para la difusión de temáti-


¡en una superfide dada; cas se puede recurnra los Afiches.
¡(carteL ¡Quem! Vohanteii


Para los espacios de reunión que son
ibdeün’ rewsta’ etc) ¡ espacios para la reflexion de tematicas-------------------- -- se puede recurrir a las


Cartillas.
Para los espacios de con-


Nos permiten informar c-entración ql-Je son respa-_ , _ ’ CIOS para la discusion demsm” a'9° p"b"°am°"' temáticas se puede recurrir a
te’ Phntea’ pmmemas’ los folletos y volantes.
facilitar debates, convo-


¿PARA QUÉ NOS SIRVEN?


car a actividades.


Para eso hay que recuperar las experien-
. , ' lla VerLas ¡mgenes y ¡as pa¡a_ cias y el contexto en el que se. desarro Long .63 y


bas de nuesm pmduo la vida de nuestra comunidad. utilizando ¿M1305
tos fienen que ¡mamar a ejemplos, anécdotas, experiencias, jue Capílulo 2
nuesm ¡ntedocutores gos de palabras, chistes, relatos y otras'


tantas fomias que usamos cuando
hablamos cotidianamente.


Para producir materiales gráficos iniciamos un proceso
de elaboración que tiene diferentes etapas.


1. Producción del contenido. Producción del texto, la palabra escrita, y de las
imágenes con las que vamos a trabajar.


2. El momento de la diagramaclón o diseño. Acá es cuando vamos a organi-
zar en una superficie dada (cartel, folleto, volante, boletín, revista, etc) los dile
rentes elementos que vamos a usar". texto, imágenes, espacios en blanco.


ü
3. El momento de la impresión.


4. El momento de la distribución del material.
l.




FICHA N° 12 i.


El afiche l
— I


I
I


Es un producto económi-
co, tiene un alto impacto
y nos permiten de entra-
da llegar a mucha gente
de nuestra comunidad.


ESTÁ FORMADO POR


ooooooooaooooooooooooooooocon ooooooooooo3* Un títuloyencabezado, que expresan la g
. idea central.
3* Un pie del afiche: donde va la informa-SoN BUENOS PARA
5* Una imagen llamativa (puede ser una


z l
5 en nuestra comunidad. ¡ 3 ¿ón de base 3 l


PUNTOS A TENER EN
sv Son económicos. Pueden ser producidos} CUENTA


a bajo costo. 1* Pueden IIegaramiIes de personassiestán? ........................................ ..
ble? ublcad‘)? _ _ g E i! EI afiche tiene una diagonal central É* D913“ “"3 lmPllÏ-“Ó” Visual‘ perdura“; 5 donde se debe ponerla información
Nando S0" emlbldos e" muchos lugares-z más importante donde este recorrido


* Generan reconocimiento sobre la tarea de} emp¡eza_
Pmmdó“ que “¿"23 9'°q“¡l’°- 5 í «tu La imagen y el texto deben comple- .° mentarse, no tienen que decir lo


. mismo.
E * EI título debe estar oon letras gruesas'


para que tenga su peso y resulte fáciI- í
mente visible.


E d! EI encabezamiento y el pie permiten
construir la forma del afiche, le dan"no..................... ooo"un"...


111111111111


o
oosooooooooooooosoooooooooooooooooooooooo


nooo-uACA VA EL 11mm


YALGUNAFRAV
3


DESTACADA.


estructura.
AcA PUEDE IR ......................................... . .
ummas" __ ____


l


Preguntas para planificar la distribución de l
afiches o volantes


ACAVA INFORMA-f
CIÓN como QUIENES _ _
gym, SELLOS“


‘ ormación ¿Dónde se exhibirán o distribuirán?
¿Cuándo se exhibirán o distribuirán?
¿Cómo se exhibirán o distribuirán?
¿Quién los colocará o distribuirá?


_ concreta


NFORMACION como CUÁNDO
ES LAACIWIDAD,




i. FICHA N° 13


El folleto


si:


Es una material plegado que nos


Es un herramienta para iniciar el diálo-


permite incorporar información
Y °’9a"¡z3"3v d¡9"¡b"Yé"d°'3 e" ................ "V. ................... ..función de las diferentes caras 3 Nos pennite explicar un temao un pro- 5
que se forman al doblarlo.


k
5 bIema,desarrarargumentos que penni- 5
tan comprender su complejidad y com- 5
partir nuestras propuestas. 5


É ESTÁ FORMADO PoR S


Dos caras, una intema yotra exter-
na.
LA cARA INTERNA :
DEsARRoLLo Y PROPUESTA: en la
(ara interior del folleto, desarrna-
mos el problema, damos nuestros
argumentos y también plantea-
mos nuestras propuestas.
EN LA EXTERNA:
1. TAPA: Funciona oomo un afiche.
Debe llamar la atención, ser el
gancho que nos invitar a abrir el
folleto. Para eso liene que ser
atractiva.
2. PRESENTACIÓN DEL TEMA o PRO-
BLEMA: en esta cara tenemos que
plantear el problema, su importan-
cia, Ios principales aspectos, cuá-
les son las implicancias, y sobre
todo oomo afecta a nuestro interlo-
cutor.
3. CIERRE: es la última (‘ara del lríp-
tioo, debemos oerrar con alguna
frase que recupere nuestra pro-
puesta, nuestra postura frente al
tema. También aquí va Ia inforrna-
ción sobre nuestra organización o
equipo de salud: el logo, contac-
tos, dirección, teléfono, mail.


go con nuestros interlocutores y facili-
tar el debate con respecto a algunos


oooooooooooooooooo temas. _


LACARAIN'I'ERNA


' PROPUESTA '


LACARAEXTERNA:


LPRESENTAIÓNÏ 3.cIERRE 1.TAPADEL TEMAO
PROBLEMA


¿COMO Lo usAMos?
i El folleto es una herramienta importante para acompa-
ñar el trabajo en terreno. Cuando vamos casa por casa,


CICIOOOOOCICIOOOOOCIN


o cuando atendemos en los centros de salud. El folleto
g es más útil cuando es entregado en el marco de alguna
- actividad o encuentro que le de sentido.




pos de la comunidad.


folleto.


ES IMPORTANTE!


Partir de Io más simple para abordar, des-
pués, lo más complejo.
Partir de la realidad cotidiana.
Trabajar oon información ooncreta sobre el
problema.
Ejemplificar lo que decimos.
Usar sustantivos y verbos concretos.
Incorporar algunas consignas o pautas
para el debate.


Antes de comenzar hay que armar
un esquema de cómo va a ser
nuestra rtilla:cuáles van a ser
sus partes, cuántais páginas va a
ocupar cada una, qué tipo de
recursos gráficos vamos a utilizar:
cuántas fotos vamos a poner, o si
vamos a usar una historieta, o
dibujos.


¿CóMo LA usAMos?


trabajar un tema o problema.


grupos de la comunidad.


La cartilla desarrolla un tema o un pro-
blema en profundidad, plantea sus
principales aspectos y disparar algu-
nas reflexiones para trabajar con gru- '


Nos permite explicar lo que no pode- :
mos hacer en un afiche, volante o


Se utilizan en el marco de actividades planificadas por el Equipo de Salud para


Se reparten de mano en mano para generar la discusión o reflexión en algunos


FICHA N°1ll i.


La cartilla
’ 0 o . .


.° PARA QUE
o NOS SIRVE


‘o
o


...............
Son materiales para Iafonnación


g o capacitación sobre determina- g
g da problemática. Una cartilla nos g
g pennite abordar un tema con g
g cierta profundidad, y generar g
g debate, discusión y propuestas g
g desde la comunidad ante deter- g
g minados problemas. :


, , ¿cóMo SE ESTRUCTURA? _ , _ _ _ _ _ _ _


1. Se presenta el tema.
2. Se desarrollan los principales aspectos
3. Se plantea una propuesta para reflexionar
o para facilitar el debate.


4 Se cierra oon alguna conclusión.
00000IIOOOOOOIOIOOOOOOOOOOO


o o o o o ATENER EN CUENTA:
La cantidad de páginas y el tamaño puede ser variable.
En todos los caso nuestra cartilla tiene que tener una
cantidad de hojas que sea múltiplo de 4. Es decir: 4, 8,
12, 16, etc.
El diseño debe ser aireado y simple para facilitar la lec-
tura, oon márgenes, titulares grandes, rewadros, dibu-


.
' ,gráficosyfotos.


2 La tapa tiene la tarea central de ser el gancho que invi-
j te a la lectura. Por eso debe ser atractiva y creativa en
: la manera de plantear el problema.






9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?


¿Cómo vincularnos
con los Medios


1 Masivos?
Los edisMasivos como actores estratégicos en
la Comunicación para la Salud


Ya sabemos que la comunicación para la salud también incluye la difu-
sión de las actividades y propuestas que realizamos, la tarea de comuni-
car muchas veces es la de informar a otros sobre aspectos de nuestros
trabajo.


En esos casos, los medios masivos de comunicación son un actor estra-
tégico porque en nuestras sociedades son ellos los que determinan en
gran parte de qué se habla y qué se dice sobre esas cosas.
Podríamos decir que en gran medida, los Medios Masivos son los más
poderosos instaladores de temas.
¿Cuántas veces hemos sentido que nos quedamos afuera de las conver-
saciones de nuestros amigos, o compañeros de trabajo, porque no
vemos la serie de las 9 de la noche que todos ven o porque no Ieímos la
investigación sobre los hospitales públicos y las condiciones en que allí
se trabaja que hizo el diario? ¿cuántas frases que usamos cotidianamen-
te, nosotros y la gente de la comunidad en la que trabajamos, son fra-
ses de un conductor de tele, o de radio?


Si lo que queremos es dialogar con nuestra comunidad, es decir comu-
nicarnos, los Medios Masivos pueden ser grandes aliados.
°Pero a no ser inocentes! Los Medios también son actores sociales que
como todos los otros tienen intereses particulares. A veces esos intere-
ses se condicen con los nuestros y a veces no son los mismos e inclusos
son opuestos.


Pero incluso más allá de sus diferentes objetivos también tenemos que
saber que esos medios tienen formas específicas de trabajo, de produc-
ción.


\'..4




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


El trabajo de los equipos de salud en relación a los Medios Masivos ten-
drá que ver con intentar participar en la producción y la definición de los
contenidos sobre salud que esos medios divulgan; y otras veces el tra-
bajo consistirá en adaptarse a las lógicas de producción de lo Medios
Masivos para poder desarrollar una estrategia más amplia de diálogo
con nuestra comunidad.
Si queremos que los Medios Masivos nos tengan en cuenta a la hora de
determinar que van a incluir entre sus producciones o a quienes van a
consultar sobre temas vinculados a la salud, entonces tenemos que
conocer mínimamente sus modos de trabajo para poder ofrecerles algo
que les sirva.


Quizás a veces podamos conseguir que una radio pase nuestras cuñas o
nuestros radioteatros; otras veces vendrán a hacernos una entrevista
porque a esos medios les interesa difundir un tema que nosotros traba-
jamos. Pero puede que también tengamos que hacer que esos mismos
medios se interesen en temas que nosotros consideramos necesario que
se sepan o discutan entre toda la comunidad y entonces elaboraremos
gacetillas u organizaremos conferencias de prensa...


En los Equipos de Salud, tenemos que aprender a explotar y potenciar
este hecho, tomando la iniciativa, para ir construyendo con los medios
una relación que sirva al propósito de comunicar mensajes de salud a la
comunidad. E incluso para construir un vínculo productivo para que el
Equipo de Salud se constituya en un referente local a la hora de hablar
de salud.


Parece útil puntualizar algunos rasgos que caracterizan de manera gene-
ral a los Medios Masivos de comunicación para no esperar de ellos cosas
que en algunos casos no pueden y en otros no les interesa dar:fi Los medios masivos tienen su propia lógica. En la mayoría de los
casos, la lógica comercial, es la que guía su accionar. El Equipo de Salud
tiene que poder generar actividades y productos que, sin guiarse por esa
lógica, sean compatibles con ella. En este sentido, es importante cuidar
la calidad estética de nuestras producciones y en Io posible generar
cosas que además de educativas sean interesantes para el público de
esos medios.




9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?


* La TV por cable al ser un medio pago, es un medio al que en
muchos casos, no accede la mayoría de la población, sino franjas bas-
tante acotadas. Algo parecido ocurre con los diarios.


* En las localidades más pequeñas las radios FM suelen ser uno de
los medios más presentes en Ia comunidad. Particularmente las FM
comunitarias suelen ser muy escuchadas y estar dispuestas a trabajar
temas vinculados a la Promoción de Salud.


* La programación televisiva de producción local, muchas veces
no es la más vista por la propia comunidad. AI igual que con otros
medios, hay que ser capaz de analizar que tipo de medios o programas
son los más convenientes para llegar a Ia gente con la que queremos dia-
Iogar.


* Aunque a primera vista pudiera parecer lo contrario, general-
mente los medios masivos tienen dificultades para llenar espacios con
programación o información local. Tenemos que saber aprovechar esto
para ser referentes y fuentes principales en los temas referidos a la salud.
En ese sentido hay que ser una fuente confiable y de calidad para ser
tenidos en cuenta.


Pero, concretamente, ¿qué podemos hacer con los medios de nuestras
localidades?
Vamos a armar un pequeño listado, quizás ustedes puedan ampliarlo
desde su propia experiencia... En principio podemos:


* Enviarles GACETILLAS o COMUNICADOS DE PRENSA para que
difundan la convocatoria a distintas actividades planificadas por el equi-
po de salud ó que produzcan noticias con hechos de salud de la comu-
nidad.


* Conseguir que difundan productos elaborados por el equipo de
salud sobre prevención de_ enfermedades y promocion de la salud (COR-
TOS AUDIOVISUALES, CUNAS RADIALES, AVISOS GRAFICOS, etc.).


* Invitarlos a que realicen la cobertura periodística de actividades
organizadas por el Equipo de Salud.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


* Convocarlos para que se acerquen a una CONFERENCIA DE
PRENSA donde el Equipo de Salud informe sobre algún tema de interés
en la comunidad.


* Gestionar un espacio permanente en el medio (con una periodi-
cidad concreta) para que el equipo trate temas de salud de interés en la
comunidad, que haga cotidiano el hablar de salud.


* Aprovechar noticias sobre temas de salud con alta repercusión
mediática a nivel regional, nacional o internacional, para que el Equipo
realice una lectura desde una mirada local.


Los Medios Masivos y sus particularidades: el
mapa de medios


Cada medio masivo responde a intereses y objetivos diferentes, por lo
que podemos esperar diferentes cosas de cada uno de ellos.
Hay distintos tipos de medios y cada uno de ellos tiene una forma de ver
el mundo e informa pensado en esos intereses.
Hay Medios que definen su contenido en relación a las necesidades y
demandas de la sociedad, como las radios comunitarias o algunas publi-
caciones barriales; otros Medios solo tienen objetivos comerciales, como
las grandes radios, periódicos y canales de televisión pero que de todas
formas necesitan informar y brindar algunos servicios para que la gente
los consuma.
Algunos solo buscan entretener, otros se centran en las noticias; algu-
nos le hablan a determinado público y otros intenta llegar a públicos
diferentes, etc, etc.


Por eso una herramienta de utilidad para comenzar a trabajar con los
Medios Masivos es el diseño de una mapa de medios.
Este, puede ser una grilla, un gráfico o alguna otra forma de represen-
tación que caracterice a los distintos medios masivos de una localidad.
Este mapa como todo mapa, servirá para guiar, para ubicarnos, para
facilitar la tarea del Equipo al momento que deba sentarse a pensar que
estrategia se va a dar con los medios de su comunidad, y como integrar-
los a su Plan de Comunicación.




9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?


Un mapa como el que planteamos, no debería pasar por alto, siempre
pensando en la localidad:


i? La cantidad de medios.
ii Los tipos de medios (gráficos, radiales, audiovisuales).
* Las secciones de los medios (en gráfica) y los programas (radio


y TV).
Las características de los principales programas y secciones.
(periodístico, de entretenimiento, musical, etc.).
La presencia o no de secciones o programas que aborden temas
de salud, La perspectiva desde la que trabajan la salud.
Los públicos a los que se dirigen esos programas y secciones.
La cantidad de ejemplares que emiten esos medios o su
alcance.


ikikikikik Los programas mas escuchados y vistos, y los diarios o revistas
más leídos.


als Los principales periodistas y conductores de esos medios.


Acá les presentamos un modo de realizar el mapa de medios:


Mapa de medios


CARACTERIZACIÓN GENERAL
En la localidad existen 2 periódicos (uno es un diario y el otro
un semanario), 4 radios FM, y un servicio de TV por cable que
tiene un canal que transmite programación local 6 horas al día.
El diario, la radio FM 100.9 y el cable son del mismo dueño. En
la radio trabaja el periodista mas reconocido en la ciudad. Este
pool impone los temas en la agenda local. Le da bastante
importancia a los temas locales. Toma temas de salud habitual-
mente. El diario sobre todo, es un medio bastante abierto. El
resto de los medios casi no tienen programas periodísticos. Las
FM casi todo el día emiten música. Los programas de radio, en
general, leen gacetillas de prensa. Hay dos FM que apuntan
exclusivamente a segmentos jóvenes (aunque una la escuchan
jóvenes de nivel socioeconómico medio para arriba y a la otra,




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


medio para abajo). Hay otro medio gráfico, una revista men-
sual que funciona como una guía de servicios. Poca producción
periodística. Es de distribución gratuita. Tiene mucha presencia
en la zona programática del ESF. Publica muchas colaboracio-
nes de profesionales (médicos, abogados, psicó|ogos,).mucha
publicidad. Parece una guía de servicios. Tiene una sección que
se llama "por los barrios", donde hay siempre un reportaje a un
vecino conocido, otra "nuestra ciudad" con alguna historia
curiosa de la ciudad, una de "deporte", "actualidad de la ciu-
dad" y una de salud . También trae una receta de cocina, un
Crucigrama y un horóscopo. En "salud" casi todos los números
trae una nota de nutrición y alimentación. No viene firmada.
Parece sacada de otro medio. Es un medio que casi no trae
noticias políticas. Las notas las escribe todas Sebastián
Fernández. Habitualmente aparecen notas escritas por profe-
sionales de la ciudad (psicólogos, abogados, médicos, ingenie-
ros) que abordan desde su hacer profesional problemáticas
cotidianas (violencia escolar, la calidad del agua, recaudos
legales para alquilar, etc.)


Medios Gráficos


Alcance / Caracterización
Distribución


Público


Medios


Tira 2500
ejemplares


Diario "La
Noticia"


- Es el medio mas antiguo de la localidad.
- el referente como medio de comunicación en la


por día. Los
domingos
3000.No lo
lee la gente
de bajos
recursos.Cue
sta 51,20


comunidad. Lo que publica generalmente produce
repercusión y es tomado por los otros medios.
- Es oficialista.
- No tiene secciones especificas de salud, aunque
siempre salen noticias de salud en la sección
"Sociedad".
- José Eizaguirre es encargado de Sociedad".
- Siempre rescatan temas con "interés humano".
- Publica gacetillas de prensa.
- Le da bastante espacio a temas locales.




9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?


Revista Tirada — Es un medio nuevo. Salió hace 2 años.
"Nuestra 3500 — Tiene poco información Trae mucha publicidad.
(¡udadn ejempia-


Parrece
una guia de


servicios“ H l b _ Hres_ - i n una seccion que se ama por os arrios ,
Frecuenda donde hay sniempre un_ reportaje a un vecino_cono—cido, otra nuestra ciudad con alguna historiamensual. . . ,, ,, ,, .
Dbtflbudó curiosa de la ciudad, una de deporte , actualidad. de la ciudad" y una de salud . También trae unan gbatulta" receta de cocina, un Crucigrama y un horóscopo.
Se d'5t"‘ — En "salud" casi todos los números trae una nota
bUYe e" de nutrición y alimentación. No viene firmada.
Zona |0r0- Parece sacada de otro medio
gramática — Es un medio que casi no trae noticias políticas.
de| — Las notas las escribe todas Sebastián Fernández.
Egggaie —_Habitualment_e aparecen notas escritas por profe-
¡05 jue sionales de la ciudad (FÉSICElOQÉS, abogados,


medi-
Vesse ¡a cos, ingenieros) que a or an es e _su acer pro-- fesional problematicas cotidianas (violencia esco-ve siempre .
en todas lar, la calidad del agua, recaudos legales paraalquilar, etc.)
las casas.


Radios
FM Emite las — Es la radio mas seria y acartonada de todas.— E s
100.9 24 del mismo dueño que el diario "La Noticia".


horas.La — A la mañana tiene un programa de noticias condu-
escucha cido por el periodista Carlos Mira, entre las 7 y las 9
mayor- de la mañana. Reportea a los políticos de la ciudad.
mente la Y lee noticias provinciales y nacionales. Le da bastan-
gente en te importancia a lo que es de la ciudad. Al periodis-
Ias oficina ta la mitad de la gente lo odia y la otra mitad lo quie-
y en los re.
negocios — De 9 a las 13 hs. hay un programa que pasa básica-
del cen- mente música y cada 30 minutos alguna noticia local
tro. o mensajes con saludos de la gente. Lo conduce


Paola Vertiz.
— Pasa música mas bien vieja. No la que esta de
moda.
— A la siesta (de 13 a 16) retransmite un programa de
BS AS.
— De las FM es la que mas publicidad pasa.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


FM SUR Emite las 24
horasEl publi-
co es bien
popular. La
escucha
gente de
edad media y
grande (entre
30 y 50 años).


- Es toda programación local.
- A la mañana de 8 a 12 Matías González y
Sonia Bruera conducen "La Mañana". Mezclan
música (bastante) con información local y
notas de interés. Le hablan mucho al ama de
casa. Tiene un cronista que hace notas por los
barrios. Es el programa mas importante de la
radio.
- A toda hora, la música es casi excluyentemen-


años) .Es mas
bien de clase
media para
abajo.


Se escucha te cuarteto.
mucho en la - A la tarde de 18 a 20 hay un programa de
zona progra- deportes.
mática.


FM 90.5 Emite de 6 a - Hay programas pero casi no se diferencian
24 horas.E| entre ellos. Pasan todo el tiempo música y
publico es mensajes de los oyentes.
bien juvenil. - El lenguaje de los locutores es bien juvenil.-
(de 13 a 20 Los oyentes envían muchos mensajes con salu-
años) .De dos.
clase media - A veces se arman concursos con temas musi-
para arriba. cales.


- La música es la que va estando de moda.-
Poca publicidad.
- Casi todos los programas pasan gacetillas de
prensa.


FM Emite de 6 a - Es como la FM 90.5 pero para un oyente de
Cristal 24 horas.E| menos recursos económicos.


publico es - Música de cuarteto y mensajes de los oyen-
bien juvenil. tes.
(de 13 a 20 - Los oyentes envían muchos mensajes con


saludos.
- A veces se arman concursos con temas musi-
cales.
- Poca publicidad.




9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?


Televisión
TV
Cablecolor


En la zona
programá-
tica hay
bastantes
abonados
con el
cable,
aunque la
mayoría
no lo
tiene.


— Es una TV por cable que transmite canales de
cine, deportes, y todos los canales de BSAS.
— Es del mismo dueño del diario "Noticias" y la FM
100.9.
— Tiene una señal local, un canal, que de 6 de la
mañana hasta 18 horas retransmite a Ia FM
100.9. Mientras se retransmite Ia FM, en Ia pan-
talla pasan mensajes de los televidentes.
— la señal local de 20 a 21 horas hay un noticiero
con temas de la ciudad o de Ia provincia.
Entrevistan muchos funcionarios, pasan inaugu-
raciones.
— La gente no mira mucho al noticiero porque es
muy aburrido. Las entrevistas son eternas, largas.
El conductor es muy conocido por los "bloopers"
que hace.


Este mapa sirve para medir hacia donde direccionamos nuestros esfuer-
zos en relación a nuestra capacidad de llegada.
Quizás no tenga sentido intentar llegar a las radios comerciales más
grandes de la ciudad, con las dificultades que eso implica, si existe una
radio comunitaria que emite en la zona en la que queremos trabajar, que
probablemente trabaje temas vinculados a la prevención para la salud,
y que incluso va a estar más interesado en escucharnos y definir con nos-
otros sobre qué cosas es importantes dialogar en relación a la salud.
Por eso hablamos de un actor estratégico, tenemos que evitar deslum-
brarnos con los medios y ser capaces de analizar qué Medio es el ade-
cuado para establecer un diálogo efectivo con la gente de nuestra
comunidad.
Claro que no termina todo allí, también hay que lograr que los oyentes,
lectores y televidentes de esos Medios de comunicación se interesen en
lo que nosotros tenemos para decir.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Como tratar temas de salud en los Medios Masivo:


Muchas veces al tomar contacto con los medios, ya sea a través de una
entrevista que nos realiza una FM local o cuando publicamos un artícu-
lo sobre algún tema de salud para el periódico de la ciudad, nos expre-
samos en un lenguaje que es incomprensible para la mayoría de la
comunidad. Es incomprensible, porque intentamos comunicarnos utili-
zando la jerga profesional, es decir nuestros propios códigos.
Saber expresarse con términos científicos es adecuado y una buena
estrategia de comunicación cuando estamos en un congreso entre pares
o cuando discutimos o charlamos con un compañero de trabajo respec-
to a un paciente. Pero no sirve cuando debemos dialogar con la gente
de la comunidad, porque la mayoría no comparte nuestro código, ni
tiene porque hacerlo, a decir verdad...
Por eso, es fundamental que empleemos un lenguaje sencillo. Por ejem-
plo, si intentamos transmitir lo importante que es la detección precoz de
la diabetes para la salud, es seguro que poca gente le entenderá (ade-
más de que se aburrirá y cambiará el dial) si decimos por la radio:
"La diabetes es una enfermedad crónica de base genética caracterizada
por dos tipos de manifestaciones: un síndrome metabólico consistente
en hiperglucemia, glucosuria, proteínas (....), y un síndrome vascular que
puede ser macroangiopático o microangiopático y que afecta a (...).
Por eso es importante el cribado selectivo en grupos de riesgo: en per-
sonas mayores de 45 años cada 3 años, en personas con antecedentes
de diabetes gestacional, tolerancia alterada a la glucosa, en mujeres con
antecedentes de recién nacidos macrosómicos (...)." °Esto es Chino bási-
co para la mayoría de las personas!
¿Qué cambio podemos producir si nadie nos entiende o peor aun si
nadie nos escucha? Ninguno.
El ejemplo puede sonar exagerado, pero la verdad es que muchas veces
nos expresamos así, hay que hacer un esfuerzo por ponerse en el lugar
del otro con el que dialogamos y en el caso de los medios es más difícil
porque ese diálogos es con muchos "otros" distintos a la vez. Y para peor
no podemos verlos para saber si nos están entendiendo o no.


¡xa v,4 a




9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?


Por eso, tenemos que tener siempre presente,
que lo que decimos, publicamos, difundimos
por los medios masivos, es escuchado por
mucha gente, se amplifica.


Pero atención, eso implica también, asumir la
responsabilidad respecto a lo que comu-
nicamos a través de ellos.
Si no somos responsables podemos dar
mensajes erróneos, confundir a la gente,
motivar/os a que adopten conductas que en
realidad son desaconsejables. Podemos decir
cosas que pueden ofender, molestar a grupos y
a personas..


Hay una anécdota que cuenta que Albert Einstein estaba explicando
ante un auditorio la Teoría de la Relatividad. Explicaba formulas muy
complejas y escribía en un pizarrón. Entonces uno de los presentes le
pide que por favor lo explique de manera más sencilla.
Einstein lo hace y este personaje sigue sin comprender, entonces el físi-
co simplifica aun más su explicación. Esto sucede un par de veces hasta
que finalmente el hombre que había pedido la simplificación, hace un
gesto de haber entendido. Entonces Einstein le pregunta "¿Entendió?",
"si, muchas gracias" le contesta el asistente y Einstein le dice "pero esto
ya no es más la teoría de la relatividad".


Entonces, hay que recordar que al igual que cuando producimos nues-
tros propios materiales y diseñamos las actividades para relacionarnos
con Ia comunidad: el mensaje debe ser comprensible y al mismo
tiempo correcto.


La comprensión de un texto que elaboremos para un Medio Masivo o de
aquello que digamos cuando nos entrevista un periodista, es condición
básica para la comunicación con los lectores u oyentes. Si no logramos
que la gente con la que queremos trabajar comprenda nuestro mensa-
je, pierden sentido nuestras producciones.




.0. MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿"x


h


¿Entonces cómo elaborar mensaies comprensibles?
Es algo simple y difícil a la vez: una vez más hay que partir del otro.
Ponerse en el lugar de Ios lectores, de los televidentes, de los oyentes.
Pensar en ellos, en su realidad cotidiana. Pensar qué es Io qué saben,
qué es lo que piensan, qué es Io que sienten. Tener presente cómo actú-
an, qué los divierte y qué Ios angustia.


¿Por qué si el 99% de la
población a las "vacunas" le dice "vacu—
nas", nosotros vamos a hablar "inmuni—
zaciones" durante una entrevista?
¿Para qué usar palabras incomprensi-
bles si existen otras palabras, términos
o expresiones que son capaces de decir
lo mismo? Ysi es muy difícil echar mano
a una palabra del lenguaje corriente, se
puede emplear un termino técnico pero
explicándolo.


Aquí es donde se ponen en juego nuestra capacidad de diálogo.
Tenemos que volver al Capítulo 3 donde definíamos nuestro eje comuni-
cativo, es decir donde elegíamos y creábamos el modo en que nos
comunicamos con la comunidad luego de conocer sus necesidades y
demandas, pero también sus conocimientos y propuestas.
Entonces es más fácil dialogar, porque conocemos a aquel con quien
vamos a relacionarnos...


¿Cómo ingresar en la agenda de los Medios y hacer noti-
ciables hechos de salud?


Pareciera que para estar en la mayoría de los Medios Masivos hay que
ser noticia. Pero, ¿cómo ser noticia ante Ia cantidad de hechos que Ile-
gan a los Medios todos los días? ¿Cómo un hecho de una comunidad
ingresa en forma de noticia a un Medio?


4639 "ná?2713




9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?
\'..4


Para comprender esto es necesario introducir un concepto clave cuando
hablamos de Medios Masivos: el concepto de AGENDA DE LOS
MEDIOS.


Los Medios Masivos, cotidianamente, al seleccionar qué es o no noticia,
qué publican o no, qué es importante informar según lo que creen le
interesa al público, al lector, al oyente o consumidor de medios, según
sus intereses (políticos, económicos u otros), van conformando una
agenda de temas. Son los temas de los que termina hablando esa socie-
dad, esa comunidad.
Los Medios, al seleccionar, describir y precisar esa realidad externa ter-
minan delimitando aquello que consideran es lo importante. Aquello
sobre lo que la comunidad debe hablar, discutir, opinar.


Este papel, el de configurar la agenda, Io desempeñan todos los medios,
aunque en mayor medida mientras más extendido sea su alcance (can-
tidad de lectores, de oyentes, de televidentes), y su poderío económico.
Pero también depende del prestigio que se haya ido ganando, y la con-
fiabilidad y credibilidad que vaya sumando o restando a diario. Por eso
algunos medios más pequeños son referentes importantes de la gente a
la hora de informarse o aprender.


También puede pasar que un medio, o un periodista aunque no sea el
mas escuchado o leído tenga, por prestigio, por capacidad persuasiva,
un enorme poder al momento de delinear que temas entran en la agen-
da. Los programas dela mañana en Ia radio por ejemplo suelen tener un
papel importante en la conformación de la agenda de temas de los que
se terminara hablando ese día, aunque estos a su vez, muchas veces
retoman la agenda que plantean la prensa gráfica.


A todo esto podríamos preguntarnos ¿Por qué es útil que nuestras pro-
puestas sean parte de la agenda de los medios locales? Si los medios no
quieren hablar con nosotros nosotros podríamos hacer Io mismo con
ellos...
Sin embrago si prestamos atención nos damos cuenta que es común
que la gente incluya o excluya de sus propios conocimientos aquello que
los medios incluyen o excluyen de su propio contenido. Seleccionando
unos temas, enfatizando unos aspectos, subrayando determinados pro-
blemas, los medios van conformando un marco interpretativo, un




.0. MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿IÍ/


esquema con el cual los que consumimos esos medios, "leemos" la rea-
lidad, la de todos y la nuestra.
Un ejemplo que todos reconocemos sobre esto que estamos diciendo,
es cuando comienzan los noticieros en nuestra televisión nacional.
Luego de los saludos de rigor, un presentador dice: "en síntesis esto es
lo importante" (enfatiza la palabra esto); y lee los titulares de las noticias
acotando qué es y no es noticia. Otra presentadora a la noche arranca
diciendo: "estos son los hechos en la Argentina y en el mundo", y tam-
bién va "recortando" qué es y no importante para todos.


Las fechas claves en salud: varias oportunidades
en un mismo año


Una buena ocasión para introducir temas de salud en
los medios masivos son las que denominaremos
fechas clave en el calendario de la salud. Estas son
fechas significativas, tanto de interés nacional como
internacional instituidas por organismos e institucio-
nes de reconocido prestigio como la Organización
Mundial de la Salud (OMS) o la Organización
Panamericana de la Salud (OPS). Podrían resultar bue-
nas "excusas" para plantearse contactos con los
medios el:


ali Día Mundial de la Salud (7 de abril)
ik Día Mundial del SIDA (1 de diciembre)
5* Día Mundial de la Diabetes (14 de noviembre)
ik Día Mundial del Corazón (28 de septiembre)
al: Día Mundial de la Mujer (8 de marzo)




9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?
\'..4


Para explotar al máximo estas fechas clave, es importante que el equipo
de salud siga una serie de pasos:


* Confeccionen una agenda anual con las fechas claves en salud
con reconocimiento nacional o internacional.


* Agreguen a éstas, fechas que refieran a aniversarios o hitos en
salud de carácter local o regional. E incluso podemos instituir nuestras
propias fechas claves por ejemplo: el día que comenzó a funcionar el
Equipo de salud, el día que el Equipo completó el carnet de inmuniza-
ciones N° x, etc. En realidad son excusas para organizar algo.


* Una vez que tengan la agenda completa (aunque siempre es
necesario irla actualizando) siéntense a pensar cual o cuales de las
fechas seria interesante lograr que aparezcan en los medios locales, y
cuales y porque, podrían interesarle a éstos.


* Traten que los temas-fechas que elija se enmarquen en las acti-
vidades, estrategias y planificación que viene desarrollando el equipo y
no queden como cuestiones aisladas, sin continuidad alguna.


* Con anticipación, propónganle al medio o a los medios tratar el
tema que el equipo seleccionó.


* Si pueden vayan con una propuesta concreta al medio:
"El 31 de mayo es el Día Mundial sin Tabaco y creemos que sería


atractivo rescatar un programa a través del cual pudimos en el
barrio Villa Elisa bajar un 20% la cantidad de fumadores".


"Nos gustaría si fuera posible escribir un artículo para el próximo
numero de la revista, para concientizar sobre lo importancia que reviste
la actividad física en pacientes con problemas cardiacos; el 28 de sep-
tiembre es el día Mundial del Corazón y seria una buena excusa para tra-
tar el tema".




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


La gacetilla y el comunicado de prensa: un cami-
no para informarle a los Medios


¿Qué es una gacetilla de prensa?
Se trata de un texto corto que es enviado a un medio masivo de comu-
nicación con el propósito de que éste lo de a conocer; es decir, lo publi-
que, lo difunda. Deberá ser de interés general y dar cuenta de algo que
está por suceder o sucedió.
La mayoría de los medios gráficos suelen tener secciones o columnas
específicas donde publican gacetillas. Otra veces la gacetilla es el punta
pie inicial para que algún periodista construya una noticia sobre el tema.
En radio y en TV, generalmente nuestras gacetillas serán leídas en los
programas de genero informativo (noticieros) y en aquellos que por
algún motivo (el publico al que llega el programa, los temas que trata,
etc.) se vinculan con la actividad que el Equipo de salud quiere que se
difunda.


Nuestro objetivo es que el Medio al que le enviamos la gacetilla de pren-
sa se interese en lo que queremos decir pero fundamentalmente que lo
transmita a sus lectores o audiencia.
De nada sirve enviarles Gacetillas de Prensa a 10.000 medios si no lo leen
o lo leen y lo desechan. Para que eso no suceda, tenemos que ajustar-
nos a las dinámicas de producción de los Medios Masivos.
La mayoría de las veces eso medios no están particularmente interesa-
dos en lo que tenemos para decir ni nos conocen. A eso hay que sumar-
le que no están dispuestos a utilizar mucho tiempo en escuchamos salvo
que lo que tengamos para decir les sea útil.


Es por esto que tenemos que intentar interesar al Medio en un texto
bien breve y conciso.


Como norma general una gacetilla debe ser: Clara, Breve, Concisa e
llustrativa.


vv} Clara: Hay que tener en cuenta que el periodista que lee la gace-
tilla por lo general no conoce mucho sobre nosotros, nuestras propues-
tas, ni intereses particulares por los cuales les enviamos la información.
Debemos ser muy claros, no andar con rodeo en lo que queremos decir




9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?


e intentar redactarla de manera simple sin utilizar frases o términos que
solo nosotros conozcamos.
La redacción de una gacetilla debe ser sobria, evitando redacciones muy
adornadas y llena de adjetivos.
Si utilizamos demasiados adjetivos le dificultamos la tarea al periodista,
pues este debe ponerse a redactarla nuevamente para "Iimpiarla" de
adjetivos.


A veces es bueno apelar a los
sentimientos, pero no hay
que abusar de este recur-
so. Recuerden que existe
una idea general de que la
objetividad de las noticias
significa que no hay senti-
mientos en juego.


vv} Breve: para empezar hay que escribir un resumen que no exce-
da las tres líneas y que sintetice Io más atractivo de la información y
luego, desarrollen con mayor amplitud la información. Una gacetilla no
debería de tener mas de 3 ó 4 párrafos.
Tiene que ser posible leerla casi solo con abrir el mensaje y darle un
golpe de vista. Si es muy extensa prima la pereza del lector. Evitemos
también generar cualquier tipo de dificultad en la lectura: incluirla como
texto adjunto del mensaje, carpetas en caso de ser impresa, demasiadas
imágenes, letras difíciles de leer, etc.


vv} Concisa: Cada Medio recibe muchas gacetillas por día. El perio-
dista o encargado de Ieerlas no le dedica mucho tiempo a cada una de
ellas. Debemos ser capaces de explicar exactamente lo sucedido o
comentar exactamente lo que queremos difundir.
Comencemos por lo fundamental y dejando lo accesorio para el final. Si
es necesario o tenemos interés en brindar más información hay que ela-
borar un documento aparte (en el caso de las gacetillas impresas) o
enviar un mensaje adjunto en caso de que la gacetilla sea enviada por
mail. Allí podemos extendernos un poco más para brindar más información




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


que sirva para elaborar una noticia o incluso podemos enviar la noticia
ya escrita...


vv} llustrativa: Sin que sea extensa, ni complicada, la gacetilla tiene
que dar toda la información necesaria para entender lo que sucede. No
pueden faltar datos importantes que respondan:


¿Qué paso o va a pasar?
¿Cuándo?
¿Dónde?
¿Quiénes participaron o van a hacerlo?


Cuando nos sentemos a redactar una gacetilla de prensa hay que pen-
sar en un título que llame la atención, que impacte.


En general las gacetillas no llevan imágenes. Las podemos agregar solo
si eso le da más fuerza a lo que queremos decir o son indispensables
para entender lo que sucede. Hay que elegir imágenes que sean fuertes
y específicas en relación a lo que queremos informar.


Siempre tenemos que poner un número de teléfono o un modo de con-
tactarse en que el periodista pueda contactarse con nosotros para poder
ampliar la información. Hay que poner también si es posible una direc-
ción de correo electrónico. Y asegurarse que quien responda a ese lla-
mado o mail sea capaz de dar cuenta del tema y pueda responder a las
preguntas de forma clara y completa.


Por último, es conveniente que las gacetillas se presenten firmadas y no
como una especie de anónimo. AI final de la información agreguemos
los datos de la organización, grupo o persona ( nombre, cargo, teléfo-
no, etc.) que firma.


Para no olvidar nada,
está bueno anotar
en un papel, antes
de empezar a escribir,
todo lo que no debería
faltar.




9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?


Acá va un ejemplo para que sea más fácil entender como debería que-
dar nuestra gacetilla:


GACETILLA DE PRENSA


TODOS LOS BEBES TIENEN DERECHO
A SER AMAMANTADOS


El Equipo de Salud Familiar invita a padres y madres de
toda la localidad a participar de una charla sobre la impor-
tancia de la "Lactancia Materna en los primeros años de
vida del bebe".
La reunión, en modalidad taller, se realizará el viernes 17
de mayo a las 18 hs., en el Centro Vecinal de Barrio Las
Lilas, calle Mendoza 789 (frente al Club Unión).


I' 'I
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l Durante el taller se abordaran diferentes temas sobre la l


i lactancia materna: como crece sano el bebe con la leche :¡ de la madre, como dar el pecho correctamente, hasta ¡
l cuando l


i
amamantar al bebe.


:
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
l l
I. J


Se invita especialmente a participar a madres embaraza-
das y madres con bebes de hasta 2 años.
Para mayor información: contactar al Equipo de Salud
Familiar en Posta Sanitaria Barrio Las Lilas ó al teléfono 4-
258945.


Dr. Luis Cornejo
Instructor Docente


Equipo de Salud Familiar
Tel: 4288998


e-mail: luiscornejo@hotmail.com




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Aseguran: que la gacetilla llegue al periodista o al Medio


¿Pero cómo nos aseguramos que después de tanto esfuerzo por
escribir una buena gacetilla esta efectivamente llegue al periodis-
ta?


Generalmente en cada medio, y esto depende del tamaño del mismo,
existen periodistas encargados de las diferentes secciones. Tenemos que
llamar y preguntar a quién habría que hacerle llegar una información
sobre salud. Luego, hay que tratar de entregarle la gacetilla en mano a
ese periodista. 0 al menos hay que hacerlo las primeras veces hasta que
establezcamos un contacto fluido con él. Es bueno tener un contacto
personal con el periodista o con el medio; ésta relación puede enrique-
cer y potenciar futuros contactos.
En general no podemos fiarnos del correo electrónico para enviar gace-
tillas. Si no hay más remedio y solo podemos enviarlo por mail o inclu-
so si dejan la gacetilla en una recepción, luego debemos asegurarnos
telefónica o personalmente que el comunicado de prensa fue recibido
por el periodista que podría publicarla.


Algunos consejos generales con la gacetillas
Hay que decidir previamente que soporte (papel o medio elec-


trónico) usaremos para enviar la información, y asegurarnos que tene-
mos las direcciones postales, el teléfono o el mail a donde lo vamos a
enviar.
* No hay que enviar repetidas veces la misma información, ya sea


en el mismo día o al mes siguiente, porque perdemos credibilidad. Con
enviar una sola vez una gacetilla de prensa es más que suficiente. Es muy
molesto para el periodista recibir lo mismo en más de una oportunidad
o por distintos medios (correo y/o fax y/o email) y tener la tarea adicio-
nal de verificar en archivo dicha información.
* Para verificar si fue recibida la información, debemos consultar


personalmente al medio o al periodista a quien se la enviaron.
* En el caso de los Medios Gráfico (diarios, revistas, etc) tenemos


que mandar una sola gacetilla al periodista que usualmente las publica.
En el caso de la radio y TV, debemos mandar gacetillas a los distintos
programas y no al medio, porque cada programa, generalmente se pro-
duce de manera autónoma al resto.




9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?
\'..4


* Los medios gráficos "tienen horas de cierre" (en el caso de dia-
rios) o "días de cierre" (en el caso de semanarios, mensuarios). Vencido
ese plazo, el medio no puede hacer cambios en la compaginación, por-
que debe ir cerrando páginas para imprimirlo y posteriormente distri-
buirlo. Por eso a partir de ese momento, al medio seguramente no le
interesará la publicación de gacetillas, colaboraciones, o informaciones
en ese número. En la mayoría de las localidades —sobre todo las más
pequeñas- las publicaciones de prensa no salen todos los días, sino que
lo hacen en forma semanal, quincenal o mensual. Hay que tener en
cuenta esto si vamos a difundir una actividad con "vencimiento".


Algunas recomendaciones para las gacetillas enviadas por e-mail


El Mail o correo electrónico es un gran aliado a la hora de dar a conocer
masivamente algunas cosas, sin embargo el uso indiscriminado de este
medio para la publicidad y lo que se conoce como correo basura, hace
que tengamos que ser cuidadoso y adoptar algunos cuidados específi-
cos para que nuestro mail sea tenido en cuenta.


En el caso del mail funciona más que nunca la pereza del lector hay que
hacer que la lectura sea agradable y sin esfuerzo.


Por eso, tenemos que incluir toda la información dentro del cuerpo del
e-mail. Los archivos adjuntos de Word o similares pueden contener virus
o ser incompatibles con los procesadores del periodista que los recibe.
Además obligamos a quien lo recibe a hacer más operaciones para
poder abrirlos, lo cual demanda más tiempo y corremos más riesgos de
que no lleguen o no los lean.


No pongan "enter" hasta terminar el párrafo. El texto de cada párrafo se
acomoda automáticamente en el respectivo programa de correo electró-
nico. Si presiona enter en cada línea se torna un texto difícil de compren-
der e imposible de imprimir.


No enviemos fotos adjuntas en el e-mail a menos que se lo soliciten o
sea imprescindible. Hay que tener en cuenta en cuenta el medio al que
le enviamos la información (diario, revista, Internet, etc.) y ofrecerle las
foto contra pedido por correo en algún soporte magnético (disquete -




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


CD- Zip - etc.), con la resolución y tamaño adecuado para cada caso.
En el caso que nos soliciten el envío de fotos para su publicación en
Internet es conveniente mandarlas en un e-mail aparte de la informa-
ción, teniendo en cuenta que cada foto no debería superar los 150 KB
aproximadamente en formato JPG y no enviar más de dos fotos en un
e-mail, ya que demoraría y entorpecería la recepción de los mensajes de
correo electrónico del destinatario y puede ser borrado del servidor sin
que la información llegue a destino.


No utilicemos tablas o gráficos en medio de la información, no todos los
sistemas son compatibles. Es mejor utilizar fotos de los gráficos o tablas
o transformarlos en imágenes y enviarlos como documentos adjuntos
teniendo en cuenta lo que explicábamos recién en relación a las fotos.


Por último, no enviemos e-mail con fondos ni imágenes animadas que
demoran la recepción de los mismos y hasta llegan a hacer ¡legible el
contenido.


La entrevista con un Medio Masivo


Si el trabajo que hicimos con las gacetillas o partes de prensa a partir de
nuestro Mapa de Medios ha sido efectivo, es muy probable que seamos
la fuente de información a la que recurrirán cuando suceda algo vincu-
lado a las problemáticas de la salud o a la hora de consultar sobre ese
tema.
Poco a poco nos transformemos en referentes para los medios locales a
la hora de tratar temas vinculados a la Salud.
En ese caso, seguramente el modo en que nos invitaran a participar será
a través de una entrevista, es decir a partir de un diálogo con los perio-
distas del medio en el cual nos preguntaran distintas cosas para saber
nuestra opinión o para que compartamos la información que conoce-
mos.
Es bueno entonces saber como prepararse para esta situación. Siempre
hacemos mejor aquello que conocemos como se hace. No se olviden
que aunque tengamos mucha experiencia en el diálogo cara a cara es
posible que durante la entrevista nos traicionen los nervios o nos desco-
loquen algunas preguntas que nos hacen.




9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?


Recuerden que al hablar '
en un medio masivo lo fique decimos es oído,


Jleído o visto por mucha
gente... °hay que estar '
preparados para no cometer
errores!


¿Cómo sacarle el meior provecho‘!


Si una radio, un diario o un programa de TV nos llama para hacernos
una entrevista sobre un tema de salud, debemos tener en cuenta las
siguientes pautas:


Antes de que comience la entrevista:


Siempre tenemos que preguntar al periodista sobre que temas desean
hablar. Debemos intentar que nos den respuestas específicas y no del
tipo: "queremos hablar de sa|ud...". Aquí quizás nos demos cuenta que
no somos la persona indicada para responder sobre ese tema, porque
desconocemos sobre el tema particular sobre el que quieren consultar-
nos.
En ese caso debemos avisarle a quien quiere entrevistarnos y, si es posi-
ble, derivarlo a quien si pueda responderles de manera correcta y acaba-
da.


Si nos damos cuenta que el tema está mal planteado debemos aclarar-
Io antes de comenzar la entrevista para evitar responder sobre presu-
puestos errados.
Un ejemplo burdo podría ser que nos contacten para saber "¿qué hay
que hacer con los sidosos?" en ese caso tenemos que aclarar que ese no
es el modo de referirse a los portadores de VIH y que no "hay que hacer"
nada porque los portadores no son objetos sobre los cuales se decida...
etc.
En este sentido también ayuda preguntar quién realizará la entrevista y
cual será la duración de la misma, así sabremos cuánto sabe nuestro
interlocutor y cuánto tiempo tendremos para explayarnos sobre el tema
en cuestión.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿‘x


Luego debemos pensar también quien es, en general, el público destina-
tario de ese medio o programa, ¿son jóvenes, son adultos? ¿Son muje-
res que están en su casa u hombres en una construcción? ¿Tendrán
algún conocimiento del tema que vamos a hablar o hay que explicar
todo de cero? Recordemos que cuando hablamos a través de un Medio
Masivo no dialogamos solo con un periodista sino principalmente con
toda su audiencia o lectores.


Para llevar adelante estos pasos que acabamos de ver puede ayudarnos
nuestro Mapa de Medios.


Elaboramos nuestras respuestas en función de los datos sobre el medios,
su público, el tiempo que tenemos y de qué vamos a hablar. Sabiendo
esto es posible que podamos prever a grandes rasgos casi todas las pre-
guntas que nos harán.
En la medida de lo posible, es recomendable elaborar previamente e
incluso practicar las respuestas. Para eso primero debemos identificar las
ideas centrales que queremos trasmitir durante la entrevista, y luego
armar una especie de lista de aquello que si o si queremos compartir en
ese diálogo. De esta forma es más fácil no divagar, ni perderse en ideas
secundarias que confundan a la audiencia o los lectores.


Por último tenemos que tener claro que no es obligación aceptar todas
las entrevistas que quieran hacernos. Si el Equipo de Salud evalúa que
su participación no es pertinente o que el Medio que los quiere entrevis-
ta sostiene sobre ese tema un punto de vista incorrecto o por cualquier
otro motivo podemos negarnos a conceder una entrevistas.


TK
Sin embargo no olviden que
en general la participación


\ en un Medio Masivo nos per-
¿ mite dialogar con una grancantidad de personas, muchas
A de las cuales probablemente


no se enterarían de otro
modo de lo que tenemos
para decir...




9.i.CÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?


Durante la entrevista:


Sin que suene armado mantengan las ideas clave que habíamos defini-
do. Nuestras respuestas tienen que girar en torno a esas ideas centrales
para explicar y desarrollar el tema. Sin transformarnos en una máquina
de repetir o un disco rayado, hay que usar esas respuestas para reafir-
mar nuestras ideas claves.


°Pero atención! Esas ideas
centrales no deben contener pre-
supuestos que no conozcan los
que nos escuchan o leen porque
entonces van a sentir que no
hablamos con ellos y perdemos
toda su atención.


Sin ser parcos, ni poco claros tenemos que responder de
forma breve y directamente. En general las respuesta deben durar
menos de 2 minutos. Con respuestas muy largas la entrevista se vuelve
poco dinámica y se empieza a perder la atención.
Hay que practicar auto control. Dejemos que el periodista haga las pre-
guntas y escuchemos Io que nos preguntan.
Controlemos las emociones, el enojo o los nervios pueden hacernos que-
dar mal y que perdamos claridad en lo que queremos decir.


Igual que en otros ámbitos los mejor durante una entrevista es hablar y
actuar con integridad.


¿li Siempre debemos decir la verdad.
a} Si no estamos seguro de la pregunta, pedimos que nos la


repitan.
a]; Si no sabemos algo solo hay que admitirlo. Incluso sería bueno


ofrecerse a obtener información para responder esa pregunta en
otro momento.


a} Si nos damos cuenta que cometieron un error durante la
entrevista pedimos una oportunidad para hacer las aclaraciones
necesarias.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿‘x


Es posible que en alguna ocasión el periodista nos pida que le digamos
que preguntas debería hacernos. Si esto sucede podemos proponerle
redactar un artículo en vez de hacer la entrevista o hacer una columna
en la que nosotros hablemos sobre ese tema sin que nos hagan pregun-
tas.
Incluso esta puede ser una buena oportunidad para ofrecerse a sostener
una sección fija o una columna periódica para hablar de salud en el pro-
grama o Medio.


f‘


‘ies Para eso nos pueden ayu-dar los apartados de len-
guaje radiofónico, audio-
visual y gráfico según el
caso.


La Conferencia de Prensa


Es posible que en algún momento encabecemos como Equipo de Salud
alguna actividad de relevancia en la vida social de la comunidad en la
que trabaja y necesite dar a conocer algo de manera que llegue a todos
los sectores con los que esta vinculado o quiere estarlo. En esos caso
además de enviar gacetillas de prensa y esperar a ser entrevistados, tam-
bién podemos recurrir a lo que se conoce como CONFERENCIA DE
PRENSA.


La conferencia de prensa es una reunión donde participan varios Medios
y en donde se realiza algún anuncio y/o se contestan inquietudes plan-
teadas por los periodistas. Es un buen recurso para hacer lanzamientos,
convocatorias importantes, informar resultados, dar a conocer hechos
trascendentes, y un buen método para dar información de manera uni-
forme a todos los Medios con los que tenemos contacto.


La conferencias deprensa se utiliza para tratar temas con cierta relevan-
cia. El tema debe ser lo suficientemente convocante como para que los
periodistas estén dispuestos a concurrir a la conferencia.




9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?


No debemos abusar del
recurso porque es muy
probable que los periodis-
tas no vayan, o dejen de ir;
si la información que
damos a conocer no
tiene el suficiente ¡nte-
rés para el Medio.


Ahora bien, ¿qué cosas debemos tener en cuenta para organizar
una conferencia de prensa?


Antes que nada deberíamos conseguir una sala o local para realizarla.
Puede ser el Centro de Salud, o un Club, o el Centro Vecinal. Si no lo
tenemos, podemos citar a los Medios a un bar, por ejemplo. En ese caso
debemos asegurarnos de que contamos con la autorización del encarga-
do o dueño del local, y de que el mismo va a estar abierto el día y a la
hora en que planificamos la conferencia.


No hay que olvidarse de mandar unos días antes Gacetillas de Prensa
invitando a los medios. En ella, explicitamos el tema que nos convoca.
Como siempre tenemos que intentar que la gacetilla sea atractiva.
Incluso no está demás hacer una llamadita telefónica a los Medios unas
horas antes persuadiéndolos para que concurran.


Lo mismo que decíamos antes sobre adaptarse a las dinámicas de los
Medios a la hora de escribir gacetillas se aplica en relación a la organi-
zación de conferencias de prensas. Si queremos que los periodistas con-
curran debemos organizar los días y horarios en función de la dinámica
de trabajo de los medios locales. Hay que tener en cuenta horas de cie-
rre de los diarios, horas en que están al aire los programas, etc.




0. MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


También tenemos que ser cuidado-
sos para no superponer la confe-
rencia con actividades que a
los ojos de los medios tengan
mayor interés, por ejemplo, una


conferencia de prensa del inten-
dente local o el desfile de las
escuelas por las calles del pueblo...


Una vez que los Medios llegaron a la conferencia puede que haya dos
momentos: uno, en el que como Equipo de salud hagamos nuestros
anuncios. Y posteriormente, otro en donde los periodistas pregunten
sobre lo dicho.
Como se darán cuenta, conviene estar preparado para ese segundo
momento que es el más imprevisible.
En realidad una conferencia de prensa no es ni más ni menos que una
instancia en donde el equipo de Salud va a ser entrevistado por varios
Medios a la vez. Se aplican entonces para las respuestas en una
Conferencia de Prensa los consejos que vimos para responder una entre-
vista.


El artículo periodístico para un Medio Masivo


El Equipo de Salud puede redactar artículos sobre temas de salud para
ser publicados en diarios, revistas y boletines de la localidad. Podemos
escribirlo frente a una demanda puntual de un medio o para cubrir un
espacio permanente que hayamos gestionado.
Si conseguimos el espacio, tenemos que aprovecharlo, explotarlo al
maximo.


Quizás alguno de nosotros está acostumbrado a leer o escribir artículos
sobre salud para revistas especializadas. En este caso vamos a compar-
tir algunas pautas para redactar artículo destinados al común de la
gente que lee una revista barrial o el suplemento de un diario. La pre-
gunta es...


99'“? "zéïiïs ° ¿ff/zz




9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?


¿Cómo redactar un artículo para publicar en un Medio Masivo?
La primera regla es del sentido común hay que escribir un artículo que
"atrape", que entretenga, que "persuada" al lector.


Veamos algunos consejos para la redacción:


El lenguaje que usamos debe acercarse al medio en que va a
publicar, igual que cuando hablamos cara a cara debemos "hablar" el
lenguaje del lector de ese medio.


Si vamos a crónicar algo o contar de una actividad a realizarse,
lo mejor es introducir la idea principal en el párrafo del comienzo, y
organizar la información de modo que responda a las preguntas ¿qué?
¿quién? ¿cuándo? ¿dónde? Y ¿por qué?


Tenemos que respetar la cantidad de espacio que nos ha asigna-
do el medio, elaborando un artículo que tenga la extensión que nos
pidieron. Siempre dan ganas de escribir un poquito más y nos parece
que no hace diferencia un parrafo más o un párrafo menos. Lo cierto es
que eso puede complicar bastante el trabajo del que diagrama después
y corremos el riesgo de que nos corten partes del texto original.


Podemos, además del cuerpo central del artículo, introducir cua-
dros de texto más pequeños que resalten las ideas principales, que lis-
ten recomendaciones, etc.


No alcanza con escribir correctamente, hay que escribir lindo.
Usen metáforas, chistes, anécdotas de la zona y de la gente que leería
ese artículo. Hagamos un esfuerzo por compartir los lenguajes y códi-
gos de nuestros posibles lectores. Para eso es útil realizar el Diagnóstico
de los elementos de la Comunicación de la comunidad y el Mapa de
Medios (para profundizar, revisen el capítulo 2).


Algunos recursos usuales que podemos emplear para que el artículo sea
fluido y agradable de leer son:


a) PREGUNTAS: hacemos una pregunta al lector, y le vamos
dando respuesta a lo largo del artículo o le dejamos picando al lector la
posibilidad de responderla.




.0. MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿"x


b) CITA DIRECTA: es cuando ponemos entre comillas (" ") lo que
las personas dijeron. Este recurso resalta el vínculo con el habla y hace
mas coloquial y cercano al lector la redacción.


c) MÓDULOS: es clarificador dividir el artículo en módulos temá-
ticos, poniéndole subtítulos a cada uno. Tenemos que ser creativos tam-
bién en esos subtítulos. Podemos jugar con frases populares, canciones,
refranes, etc...


Tendremos que ver en función
del lector y del objetivo que


nos propusimos, que
estrategias funciona-
rían mejor.


Acá van unos ejemplos para que vean como dos artículos que plantean
temas de salud pueden escribirse empleando estrategias discursivas
completamente diferentes.


El primero, "Letra Chica", aborda el tema de los prospectos farmacológi-
cos, lo citamos por la manera en que interpela, por la forma en que se
sitúa en el lugar del otro, para facilitar la apropiación de la información
por parte del lector. El otro, referido a la nutrición, "Las golosinas no
deben ser un premio", es un artículo de corte informativo, de divulga-
ción, y no es tan persuasivo (no decimos que no sirva sino que será útil
para otros objetivos).


Farmacología
L E T RA C H I CA
En ese papel impreso con caracteres mínimos están todos los
secretos, características y cualidades del remedio que esta-
mos a punto de tomar. Pero también están las reacciones


‘OP1;?
¿ZÁ




9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?


no deseables que podrían porvocárnos. Aprender a leer-
Io -entenderlo- también es importante para mantener
nuestra salud en condiciones.


stán hechos para aclarar dudas, pero suelen aumentarlas al
límite de la confusión total. Usted llega a su casa, abre la caja
del medicamento que acaba de adquirir y lee en el prospecto:
"en concentraciones muy altas, puede interferir en las medicio-
nes proteicas séricas totales por reacción cromática falsamen-
te positiva en las determinaciones de glucosuria". No se des-
aliente, situaciones como estas son muy comunes, porque los
prospectos contienen información que, en su mayor parte,
está dirigida a los médicos. Pero eso no significa que una per-
sona que no pasó por la facultad de Medicina —mas que por la
puerta- no tenga que entenderla. Mas si consideramos que
usted es uno de los principales interesados, porque es quien
va a ingerir el remedio.


FALSA ALARMA
El problema de los prospectos es que generan dudas en
muchas personas que los leen. Esto ocurre porque el lenguaje
utilizado para su confección suele ser demasiado técnico o
especifico, por lo cual su comprensión puede dificultarse. Mas
allá de eso, existen ciertos ítems que son mas importantes que
otros, o bien que deberían ser de mayor interés. También
están aquellos que despiertan directamente temor. No es raro
que al leer la información concerniente a, por ejemplo, los
efectos colaterales, usted sospeche que al tomar ese inofensi-
vo remedio para el resfrío, seguro dejará de estornudar, pero
le aparecerán un sinnúmero de males impensablemente peo-
res. Esta es otra falsa preocupación .(...)


MALA COMBINACIÓN
¿Cuántas veces tomó un medicamento y creyó no sentir nin-
gún alivio? Generalmente, esta falta de acción del remedio
sobe el organismo tiene un origen preciso.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


La automedicación es, hoy por hoy, moneda corriente, y
como si esto no fuera desde ya preocupante, son cada vez
mas los médicos que no dan las indicaciones correctas cuan-
do recetan un fármaco. Preguntas lógicas que un paciente
podría hacerle a su medico: ¿este remedio puede causarme
alguna reacción a|érgica?, ¿puedo tomarlo junto con otro
medicamento? ¿debo evitar el alcohol, o algún alimento?
Dudas como estas son muy comunes, por eso, Pablo Pérez
Balino, de la Cátedra de Farmacología de la Universidad de
Buenos Aires, aclara que es muy importante estar al tanto de
las contraindicaciones, antagonismos y antidotismos, tres
palabritas que también figuran en casi todos los prospectos
médicos, y que ya pasamos a explicar.
Contraindicaciones: advierten sobre cualquier síntoma o cir-
cunstancia especial que haga imposible el uso de determina-
dos remedios. Algunas personas son alérgicas a ciertos medi-
camentos y aunque este sea aparentemente de gran ayuda, en
realidad va a causarle mas problemas que beneficios. (...)


INOCUOS Y NO TANTO
Seguramente usted sabrá qué tomar cuando tenga un peque-


camento mas consumido en todo el mundo a nivel farmacoló-
gico. Si lee el prospecto, en ningún lugar encontrará una acla-


hallan bajo el ítem "acción terapéutica", y son otra prueba de
que los prospectos no deben ser motivo de dudas o Veamos:


reduce la fiebre"; y anticefalálgico, "que alivia el dolor de cabe-
za". (...)


ño resfrío o un simple dolor de cabeza. La aspirina es el medi-


ración que diga textualmente: "esta pastilla reduce el dolor de
cabeza y baja la fiebre". Sí encontrará denominaciones tales
como: analgésico, antitérmico, anticefalálgico... Estas se


analgésico significa "que calma el dolor"; antitérmico, "que


Resumen de un articulo publicado por la Revista "Salud Vital"


g




9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?


LAS GOLOSINAS N0 DEBEN SER UN PREMIO


La etapa escolar es el momento ideal para que el niño desarrolle pautas de
alimentación y actividad física saludables. Los niños aprenden mirando y
escuchando, de manera que tanto la familia como la escuela tienen un
papel fundamental en este proceso. Los escolares pueden cubrir perfecta-
mente sus necesidades nutritivas consumiendo alimentos de los 5 grupos
básicos, representados en la pirámide nutricional. El Plan de alimentación
debe ser flexible en la elección de los alimentos para que el chico encuen-
tre placer en el acto de comer y genere así un buen vínculo con la comida.
Es fundamental que se realicen al menos 4 comidas básicas y si se prepara
un menú equilibrado, que todos los miembros de la familia puedan com-
partir y disfrutar de la misma comida, modificando simplemente el tama-
ño de las porciones. Es importante favorecer la costumbre del desayuno,
ya que es lo que permitirá ingerir la energía necesaria para empezar la acti-
vidad del día. Supone entre el 20 y 25 por ciento de las calorías diarias y es
recomendable que reúna lácteos (leche, yogur o queso), cereales (pan,
galletitas de agua, cereales para desayuno) y fruta. Los hábitos alimenta-
rios se pueden inculcar de muchas maneras: haciéndolos participar en la
planificación y preparación de algunas comidas. Preparándoles colaciones
saludables para la escuela y para el resto del día: galletas con queso, leches
con cereal, copas de fruta, yogur, leche, son algunos ejemplos.
incentivando el consumo de hortalizas y fmtas, integrando las verduras en
sus platos favoritos, cortando las verduras con formas divertidas, incorpo-
rando trocitos de fruta en las gelatinas... Los padres deben enseñar lo beneficioso que estos alimentos pueden ser, siendo ellos mismos el ejemplo.
Utilizando con moderación los condimentos (los chicos suelen abusar de
ellos). Evitando el consumo rutinario de alimentos sin valor nutritivo como
gaseosas, golosinas, galletitas, helados, comida rápida, snacks y NO utili-
zándolos a manera de premio. También conviene participar con ellos en
actividades como el ciclismo, juegos tradicionales, la natación o el fútbol,
entre otros. Esas bases saludables los ayudaran a vh/ir una adultez plena.


Lic. en Nutrición, Solange Leban
Articulo aparecido en Revista Viva (Diario Clarín)




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿‘x


Los mensaies de promoción y prevención:
aprovechando espacios de los Medios


una oportunidad que tiene el equipo de salud para difundir mensajes
de prevención y promoción de la salud en forma permanente es ocupar
espacios libres que los Medios pueden tener o espacios que nos hayan
dado a partir de nuestra gestión.


Para aumentar la posibilidad de que nos otorguen esos espacios, tene-
mos que involucrar a los Medios en la acción de prevención y promoción
de salud. Esto no es muy difícil, solo hay que darles la posibilidad de
hacer algo importante por su comunidad siendo parte del trabajo de
prevención y promoción de salud.
Por ejemplo ofrézcales firmar juntos los mensaje que se publiquen o sal-
gan al aire:
"Es un mensaje del Equipo de Salud y de Radio 100.9, juntos, apoyando
la salud de ..."


Acá proponemos algunas estrategias para que se pueden probar o que
sirvan como disparadores de otras ideas:


Una opción es armar mensajes breves de promoción y preven-
ción con un solo concepto clave, una sola frase; luego los llevamos al
diario, el semanario, a la revista o boletín local, yvemos si es posible que
nos cedan un espacio mínimo gratuito para insertarlo en ese medio grá-
fico cada vez que se edita. Si no tienen un espacio fijo podemos pedir
que lo inserten cuando les falla algún aviso pago, o tienen un espacio
sobrante.
Solo como ejemplo, los avisos pueden ser como estos:


La violencia a mujeres y niños no es natural.
Defienda sus derechos.
Equipo de Salud


Una vida sin violencia es un derecho de todos.
Equipo de Salud




9.iCÓMO VINCULARSE CON LOS MEDIOS MASIVOS?


Por supuesto, si nos dan espa-
cios mas grandes y podemos


insertar avisos más traba-
jados, con imágenes o
dibujos, hay que hacer-


lo. Para eso puede ayu-
darnos el apartado de


materiales gráficos.


Lo mismo puede hacerse con las radios locales. Pedimos la colaboración
de algún locutor amigo o de esa misma radio para que nos graben el
mensaje. Solo tenemos que lleven el mensaje ya escrito.
Si se puede podemos tratar de ponerle música así es mas atractivo.
Aquí puede ayudarnos el apartado de lenguaje radiofónico.


También, podemos difundir mensajes que no hayan sido elaborados por
el equipo, por ejemplo, los que produce la OPS y que pueden ser baja-
dos de Internet.


Si conseguimos espacios permanentes, tenemos que planificar los avisos
de modo que repitan el mismo mensaje por un tiempo, pero que no can-
sen ni dejen de actuar como novedad, porque entonces ya no tendría
sentido.


Solo para que vean que esta es una práctica posible, este es un ejemplo
de un espacio gratuito cubierto en un diario.


mallratohfantl
noesunabronn
LA LINEA TELEFÓNICA


102
está para ayudar


Usala correctamente




i. FICHA N° 15


si:


El vínculo con los Medios Masivo:
Son un actor social estratégico Los Equ¡po de samd,
90W“? e" 9ra" Parte dételïïúlïa" tiene que aprender ade que Se hab“ V que Se d“ explotar y potenciar
ïgïfirïïïjflgïcï‘ de temas de este hecho para ir cons-LOS (fiscudón 50cm truir una relación con


MENOS los medlios
que’


_t dsirva a propos: o e
MASIVOS También son actores sociales comunicar mensajes de


que tienen Intereses particulares. Sam a ¡a Comunkjad yAV°°°SGS°S imeresessemdi’ construir vinculosoenoonlos nuestrosyaveces '
no son los mismos e inclusos
son opuestos.


PARA ESO HAY QUE LOGRAR QUE EL EQUIPO DE SALUD SE
HAY QUE CONSTITUYA EN UN REFERENTE LOCAL A LA HORA


SABER QUE DE HABLAR DE SALUD.


Los medios masivos tienen su propia lógica.
En la mayoría de los casos, la lógica que ¿QUÉ PODEMOS
guía su accionar es la comercial. HACER CON LOS
Tenemos que poder generar actividades y MEDIOS?
productos que, sin guiarse por esa lógica,
sean compatibles con ella.fl}? Enviartes GACITILLAS o COMUNICADOS DE PRENSA para que difundan la convoca-
toria a distintas actividades planificadas por el equipo de salud ó que produzcan noticias oon hechos
de salud de la comunidad.


JV) Conseguir que difundan productos elaborados por el equipo de salud sobre prevención de
enfermedades y promoción de la salud (CORTOSAUDIOVISUALES, CUÑAS RADIALES, AVISOS
GRAFICOS, etc.).
¡y!
de Salud.
Iv) Convocados para que se acerquen a una CONFERENCIADE PRENSAdonde el Equipo
de Salud informe sobre algún tema de interés en la comunidad.fly) Gestionar un espacio permanente en el medio (con una periodicidad concreta) para que el
equipo trate temas de salud de interés en la comunidad, que haga cotidiano el hablar de salud.
q» Aprovechar noticias sobre temas de salud oon alta repercusión mediática a nivel regional,
nacional o internacional, para que el Equipo realice una lectura desde una mirada local.


invitarlos a que realicen la cobertura periodística de actividades organizadas por el Equipo




FICHA N° 16
FZZZZZZZZZZZZZZZZZZ‘


' El Mapa de Medios '
l l
l Este es solo un modo posible de orga- l
l nizar el Mapa de Medios a partir de l


l
fichas generales y fichas particulares lpara cada Medio que contengan más


Í detalle... Í


I, l
l MAPA GENERAL DE MEDIOS POR ZONA l
I Zonallocalidad Tipo de medios I
l WIaArena Blanca Gráficos 1. 2. Radiofónicos 1. 2. Audio- 1. 2. Digitales 1. 2. lvisuales
l Nombre de esos Nuestra voz 1 S Radio Amigos 2 N ---------------- l


medios y/o
l ProgramasOrdena _ l


l d°s de‘?
| 22232122Q? |
l narun númerode lficha por cada
l medio2.- ¿tienen l
l programasosec- l


ciones que abor-
ll dan específica-


|
m:


salud? |


l Canfidad de 2 1 l
l mediosalos que l


cced I
l Soblagófi l
l
l
LZZZZZZZZZZZZZZZZZZJ




CA N°16


El Mapa de Medios


FICHA PARTICULAR DE MEDIOS
Nombre del medio: Nuestra Voz
Tipo de medio: Gráfico


Ficha de Genero y Principales Perspectiva Público al
Medio n°: 01 caracterís- periodistas desde la que se


Cantmad de 150 ticas prin- y que tratan dirigen


ejemphres ¡ ejempL
cipales conducto- la salud


alcance geo- res
gráfico


Programaso secciones Columna de Dr. Agrelo Prevención Madres,
que abordan salud opinión (pediatra) amas de


casa


Otras secciones O Columna ntendenteJo Pobladores
programas municipaISe sé de Arena


rvicios y DonossoJos BlancaTrab
Novedades é ajadores
JuegosNotic DonossoJos rurales
ias é Donosso
nacionalesN
oticias del
campo


Observaciones Este Medio existe hace mucha gente y a gente
siempre lo pide y lo recoge del almacén y de la
Estación de Servicio. Generalmente sale el primer
jueves de cada mes.si:




FICHA N° 17


La gacetilla de prensa
Es un texto corto que enviamos a un Medio
Masivo de Comunicación para que éste lo de
a conocer; es decir, lo publique y difunda.
Deberá ser de interés general y dar cuenta de
algo que está por suceder o sucedió.


DEBE SER: IÏ
CLARA: hay que ser claros en lo que queremos decir y redactarla de manera simple sin utilizar tér-
minos que solo nosotros conozcamos. La redacción debe ser sobria.
BREVE: Esoriban un resumen que no exceda las tres líneas y que sintetice lo más importante, luego
desarrollen con mayor amplitud la información. Una Gacetilla no debería de tener mas de 3 ó4 párra-
fos.
CONCISA: Debemos ser capaces de explicar exactamente lo sucedido o lo que queremos difundir.
Comiencen por lo fundamental y dejen lo accesorio para el final.
LUSTRA11VA: tiene que dartoda la infomiación necesaria para entender lo que sucede. Respondan


'I
l
l
l
l
l
l
l
l
l
l


a: ¿Qué paso o va a pasai’? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Quiénes participaron o van a hacerlo? '


l
l
l
l
l
l
l
l
l
l
l
l


ALGUNOS ELEMENTOS A TENER EN CUENTA AL ARMARLA:
Piensen en un título que llame la atención, que impacte.
En general las gacetillas no llevan imágenes. Agréguenlas solo si eso le da más fuer-
za a lo que queremos decir o son indispensables para entender lo que sucede.
Agreguen siempre un número de teléfono o modo de contactarse con la organización
para poder ampliar la información.
Agreguen los datos de la organización, grupo o persona que firma.####
ALGUNOS ELEMENTOS A TENER EN CUENTA AL ENVIARLA:


# Decidan previamente que soporte (papel o medio electrónico) usará para enviarla y asegúrense
que tienen las direcciones postales, el teléfono o el mail a donde lo van a enviar.


# No envíen repetidas veces la misma información. Con enviar una sola vez una gacetilla de pren-
sa es más que suficiente.


# Ccnsulten al medio o al periodista a quien se le envió la información personalmente. Para verificar
si fue recibida.


# En el caso de los Medios Gráfico (diarios, revistas, etc) envíen una sola gaoetilla al periodista que
usualmente las publica. En el caso de la radio y TV, envíenla a los distintos programas y no al
medio, pues cada programa, generalmente se produce de manera autónoma al resto.


# Tengan en cuenta las horas y días en que los medios cierran sus ediciones y ya no se agrega rriás
información


# En el caso de las Gacetillas por mail incluyan toda la infomiación dentro del cuerpo del e-mail.
intenten no enviar archivos adjuntos ni de imágenes ni de textos si lo hacen, no pueden ser dema-
siado pesados. No utilicen tablas o gráficos en medio de la información, nc todos los sistemas son
compatibles. No envíen el e-rriail con fondos ni imágenes animadas.




FICHA N° 17|-
I lln modelo para armar una l
Í Gacetilla de Prensa


o n o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o u o o u o o u o o u o o o n o o n o o n o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o u o o u o o u o o o o o o n oo


¿Gacetilla N° gGACETILLA DEL EQUIPO DE SALUD N° 01 _


ÉTítuIo


ELos días 1 y 2 de septiembre el Equipo de Salud
juntoa los vecinos que se quieran sumar llevaremos
fadelante una limpieza de los espacios públicos del
Ebarrio.


ÉLa tarea consistirá en recolectar todo tipo de basura
fde las plazas y espacios verdes dela zona. Dicha


'


fPárrafo resumen


Ï¿Qué? ¿tarea será organizada por el Equipo de Salud de ,
f¿Cuándo? Ébarrio Potosí junto a un grupo de madres y jóvenes,
E¿Dónde? Se invitamos a todos aquellos que quieran '


É¿Quién? ÉsumarseNos reunimos el mismo sábado 1 en la


¿para distribuir las tareas


; ÉEsperamos contar con su apoyo para la
fApelación al Medio fdifusión de esta actividad que mejora la
go al público ¿calidad de vida de nuestra gente. Muchas
I gGracias.


Para mayor información sobre esta u otra iniciativa}


3 se con el dispensario al 43356790 a equipodesa-g
Z _ lud@hotmail.comf








ANEXO 1 - ¡CÓMO FINANCIAMOS NUESTRAS ACCIONES?
\'..4


¿Cómo financiamos
nuestras acciones?


Introducción


Desde el Área de Comunicación del Proaps y en respuesta a específicas
demandas de capacitación, expresadas por los distintos profesionales y
trabajadores de la salud, hemos elaborado esta cartilla, a fin de acercar-
les las herramientas básicas en la búsqueda y generación de recursos
financieros para la ejecución y sostenimiento de proyectos de interven-
ción comunitaria.


Los que trabajamos con comunidades, sabemos que las necesidades de
las mismas son muy variadas y acuciantes. La capacidad para dar res-
puesta a esas demandas, muchas veces se encuentra limitada a los
recursos de los que disponemos, los cuales muchas veces, no alcanzan
para cubrir las necesidades mínimas para desarrollar nuestra tarea de
forma efectiva.


El punto de partida


cuando queremos emprender una actividad comunitaria lo que menos
nos falta son ideas y recursos humanos, pero nos encontramos en un
callejón sin salida si no contamos con los recursos financieros para lle-
varla adelante.


La captación de recursos económicos es el aspecto del trabajo social que
mayores dolores de cabeza nos plantea; siempre las necesidades son
múltiples y los recursos escasos, lo que se traduce en que podremos lle-
var a cabo tantas tareas como recursos tengamos, por lo que tener
financiamiento nos va a permitir cubrir mayores necesidades de la
comunidad a la que asistimos.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Es entonces donde surgen las preguntas de: ¿cómo hacer para conse-
guir el dinero? , ¿a donde buscar?, ¿a quien preguntar?.


Antes de responder estas preguntas es importante que tengamos en
cuenta que debemos planificar las estrategias para generar los recursos
económicos necesarios, ya que las acciones aisladas no son productivas
en el largo plazo.


Lo primero que tenemos que definir son las necesidades económicas
que implica la realización y sostenimiento de nuestra actividad comuni-
taria. Además debemos identificar quién o quiénes del equipo de traba-
jo se encargaran de esta tarea, como así también establecer los objeti-
vos a cumplir en un lapso de tiempo y con que cantidad de recursos.


Pero para realizar la búsqueda de financiamiento tenemos que tener en
claro cuál es la temática que va a abordar nuestro proyecto (salud repro-
ductiva, niñez, violencia familiar, nutrición etc.), cuál será el área geográ-
fica de cobertura del mismo y que duración tendrá (¿tres, seis meses?,
¿un año, dos?). Esto ya implica un principio de selección sobre a dónde
y a quién buscar. Uno de los criterios más importantes que tienen los
donantes a la hora de realizar sus aportes, es la proximidad geográfica
y temática con los afectados, este dato ya nos dará una pauta de hacia
donde direccionar nuestra búsqueda, ya sea en el entorno más cercano
a la comunidad con la que trabajaremos, como las fundaciones y orga-
nismos nacionales e internacionales.


¿Cuántos fondos necesito para financiar qué? Esta pregunta que
debemos tratar de respondemos, nos ayudará a precisar con mayor
exactitud hacia donde dirigimos nuestra búsqueda de apoyo. Cabe acla-
rar en este punto, que la ayuda que necesitamos, puede o no ser siem-
pre económica. Pensemos que si la respuesta a nuestra pregunta, es que
nos hace falta financiar la movilidad de nuestros recursos humanos, o
bien los insumos para trabajar (hojas, computadoras, etc.), podemos
buscar en vez de dinero en efectivo algún tipo de canje o donación. Las
donaciones en especies (transporte, insumos, un espacio físico para
nuestro trabajo, materiales, etc.); los canjes (publicidad a cambio de
algo que nos haga falta, por ejemplo el sonido para una peña), el traba-
jo voluntario (horas de trabajo), las herramientas necesarias para la rea-
lización de nuestra tarea, pueden ser satisfechas desde nuestro entorno
más cercano y sin necesidad de solicitar dinero en efectivo.




ANEXO 1 - ¡CÓMO FINANCIAMOS NUESTRAS ACCIONES?
lV


Tener precisiones sobre ¿Qué es Io que quiero financiar? (sueldos,
infraestructura, insumos, viáticos, materiales (cartillas, folletos, afi-
ches, video, libros), capacitaciones (talleres, seminarios, cursos), un
proyecto especifico, no solo nos va a ayudar a planificar con mayor
eficacia la búsqueda de fondos, sino también, nos va a permitir
tener bien organizada nuestra actividad comunitaria, sabiendo
donde se encuentran nuestras debilidades y fortalezas para buscar
solucionas efectivas y a largo plazo.


Identificar a los actores de financiamiento


un mapeo de los posibles actores de financiamiento puede ser tan
extenso como creativos seamos a la hora de pensar en quienes y
como nos pueden brindar su apoyo, si bien, en este apartado repa-
saremos las fuentes de financiamiento más comunes, no debemos
cerrar este panorama a Io expuesto.


Un ejercicio que no siempre nos resulta fácil, es dejar de pensar en
las tradicionales fuentes de financiamiento (Estado Nacional,
Provincial, Municipal), si bien ellos son quienes brindan la mayor
cantidad de aportes al tercer sector en la Republica Argentina, no
debemos presuponer que son los únicos. La gran burocracia, los
temas de agenda en la que nuestras prioridades muchas veces no se
encuentran, la lejanía con nuestra realidad cotidiana, no los convier-
te siempre en los mejores aportantes.


Diversificar nuestras fuentes de ingresos es la clave para que nues-
tro proyecto sea sustentable en el tiempo. Involucrar en nuestra
actividad a vecinos de la zona, pequeñas empresas, grupos de inte-
rés y comerciantes, puede resultarnos de gran ayuda a la hora de
concretar nuestra tarea. Con esto les queremos decir que debemos
tratar de no aferrarnos a un único financiador. La realidad económi-
ca de nuestro país nos ha demostrado que las situaciones pueden
ser muy cambiantes, por lo que en cualquier momento podemos
quedarnos sin los recursos necesarios para continuar nuestra activi-
dad comunitaria.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Ahora bien, una vez que tengamos claras y definidas las cuestiones cen-
trales de nuestro proyecto (Temática, Área de cobertura, Duración,
Cantidad de fondos necesarios, Qué voy a financiar) estamos en condi-
ciones de indagar a cerca de quienes cuales son las posibles y más ade-
cuadas fuentes de ayuda para concretar nuestra tarea.


La pregunta que nos surge en esta instancia es ¿cómo y dónde buscar
fondos? y la respuesta parece ser más fácil de lo que pensamos, empe-
cemos por nuestro entorno más cercano, nosotros mismos.


Autogenerar nuestros ingresos


Esta es una manera de movilizar recursos genuinos para costear los gas-
tos de funcionamiento generales, que no siempre son cubiertos a través
de subsidios o donaciones. Involucrar en esta tarea a vecinos, amigos,
asociaciones, Cooperadoras, escuelas, el club de la zona, pequeños
empresarios, comerciantes, puede ampliarnos el espectro de posibilida-
des de financiamiento. Pensemos en que podemos organizar junto a
nuestro entorno actividades que nos permitan generar recursos, como
una peña con grupos de música locales que colaboren con su participa-
ción; un desfile, con los chicos y maestras de la escuela y los comercios
de ropa de la zona; una exposición de algún artista local que preste sus
obras; una rifa, en donde el supermercado nos puede donar los insumos
de la canasta que rifemos; una feria de platos, en las que cada familia
de la comunidad aporte una comida. También podemos pensar en alian-
zas con pequeñas empresas o instituciones de la zona, que pueden brin-
darnos sus servicios o productos, o bien organizar una campaña de
"done su vuelto" con el supermercado, los kioscos y los negocios.


No tenemos que descartar los posibles aportes de particulares que se
sientan identificados con nuestra tarea, sin bien esto, lo podemos cate-
gorizar como donaciones esporádicas, pueden ser colaboraciones
importantes para un momento puntal de nuestro proyecto de interven-
cion.


of _ ,


WN
5x7




ANEXO 1 - ¡CÓMO FINANCIAMOS NUESTRAS ACCIONES?


Las Fuentes Privadas de Financiamiento


Empresas, fundaciones privadas nacionales e internacionales y asocia-
ciones voluntarias, pueden ser una fuente de recursos importante para
la concreción de nuestro proyecto. Generalmente las empresas, tanto
nacionales como internacionales, vehiculizan sus acciones de responsa-
bilidad social empresaria (RSE) a través de la creación de Fundaciones
que reciben fondos de las mismas. De esta manera manifiestan su res-
ponsabilidad y compromiso social, además de ser una forma de asociar
la marca a proyectos sociales, promocionar sus productos y diferenciar-
se de la competencia.


En la argentina existen grandes empresas como Arcor, Minetti, Perez
Compac, Bunge y Born, Fortabat, Hermanos Rocca, Bemberg — Quilmes,
YPF; que tienen sus propias fundaciones y financian diferentes tipos de
programas y proyectos. También a nivel internacional las grandes
empresas multinacionales financian a través de sus fundaciones, es el
caso de la Fundación Ford; Fundación Melinda y Bill Gates; Fundación
Hewlett; Fundación Kellogg, por nombrar algunas.


No hay que descartar en este punto, a la gran cantidad de empresas,
medianas y pequeñas, que sin conformar una fundación colaboran,
mediante el aporte privado, con distintos proyectos y programas socia-
les.


Cuando solicitemos fondos a una empresa, no hay que perder de vista,
cual es la imagen de la misma y si una alianza con esta afectaría a nues-
tros beneficiarios. Es el caso, por ejemplo, de una firma de fertilizantes
(que este contaminando el ambiente con sus productos) y financie un
programa de salud de la comunidad afectada. Tiene que existir una afi-
nidad entre la empresa y la causa apoyada para que el patrocinio sea un
éxito.
Existen además en el ámbito de las Fuentes privadas de financiamiento,
las Fundaciones (nacionales e internacionales) que no están vinculadas a
las empresas como la Fundación Antorchas; Navarro Viola, en nuestro
país y Fundación Avina, etc a nivel internacional; además de las asocia-
ciones voluntarias como Rotary Club, Club Leones, Manos Unidas,
Adveniat, BICE, Misereor, etc.




.0. MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿"x


Direcciones de Fuentes Privadas de Financiamientofi NACIONALES
Instituto de Responsabilidad Social Empresaria
www.iarse.org


Ebase: Información de contribución de donantes
wvvw.ebase.org


Grupo de fundaciones
wvvw.gdf.org.ar


Navarro Viola
www.fnv.org.ar


Club Leon_es Argentina
www.leonismoargentino.com.ar


* FUENTES PRIVADAS NACIONALES VINCULADAS A
EMPRESAS


Fundación Arcor
wwwfundaclonarcororg


Fundación Minetti
www.fundacionminetti.com.ar


Fundación Perez Compac
Bartolomé Mitre 480 2a Piso
Te: 011- 4331-7551 /8361 /0555
Capital Federal


Fundación Bunge y Born
www.fundacionbyb.org.ar


Fundación Amalia Lacroze de Fortabat
Av. Roque Saenz Peña 636 (1035) Cap. Fed.
Te: 011- 4331-1533/ 1539/0548/ 0549/3022/ 3047


Fundación YPF
www.fundacionypf.org


‘¡o "a
WN


¿o
,




ANEXO 1 - ¡CÓMO FINANCIAMOS NUESTRAS ACCIONES?


INTERNACIONALES


Fundación Avina
wvvw.avina.net


Bases de datos online y directorios de agencias financiadoras
wvvw.charityvi||age.com


Manos Unidas
wvvw.manosunidas.org


Adveniat (en aleman)
wvvw.adveniat.de


Fundación Interamericana
wvvw.iaf.orgfi FUENTES PRIVADAS INTERNACIONALES VINCULADAS A


EMPRESAS


Fundación Ford
www.fordfound.org


Rotary Internacional
www. rota ry.org


Fundación Melinda y Bill Gates
www.gatesfoundation.org


Fundación Hewlett
wvvw.hew|ett.org


Fundación Kellog
http://wvv\N.wkkf.org




¿‘x
MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Las fuentes públicas de financiamiento


son generalmente las más conocidas. La mayoría de las OSC se financia
o ha financiado con fondos provenientes del estado; nuestra intención
es abrir el abanico de posibilidades de financiamiento, a fin de no
depender siempre de fondos estatales para llevar adelante sus activida-
des. De todas maneras, el gobierno y sus distintos niveles de gestión
(municipalidad, provincia, nación y organismos que dependen de ellos),
no son la única fuente publica de financiamiento, dentro de esta cate-
goría, por llamarla de alguna manera, podemos encontrar también a
fuentes públicas internacionales como las agencias de cooperación
internacional, las embajadas (representando a otros estados) y los orga-
nismos internacionales (Banco Mundial, Banco Interamericano de
Desarrollo, Naciones Unidas, OEA, etc.).


Direcciones de Fuentes Públicas de Financiamiento


a! NACIONALES
Ministerio de Desarrollo Social de la Nación
wvvw.desarro||osocia|.gov.ar


Ministerio de Salud de la Nación
wvvw.msa|.gov.ar


Dirección Nacional de alimentos
wvvw.a|imentosargentinos.gov.ar/


Sistema de Información, Monitoreo y Evaluación de programas
sociales (SIMPRO)
wvvw.siempro.gov.ar


Centro Nacional de Organizaciones de la Comunidad (CENOC)
wvvw.cenoc.gov.ar


INTERNACIONALES


Banco Mundial
wvvw.wor|dbank.org




ANEXO 1 - ¡CÓMO FINANCIAMOS NUESTRAS ACCIONES?


Banco Interamericano de Desarrollo
wvvw.iadb.org


Información sobre donantes internacionales
wvvw.usig.org


Naciones Unidas
wvvw.un.org


Organización de los Estados Americanos
wvvw.oas.org


Organización Mundial de la Salud
wvvw.who.int/es/


Organización Panamericana de la Salud
wvvw.paho.org


ü AGENCIAS DE COOPERACIÓN INTERNACIONAL


Australia (AUSAI D)
wvvw.ausaid.gov.au


Austria (OAD)
wvvw.oead.ac.at


Alemania
wvvw.gtz.org.ar


Chile
wvvw.agci.c|


Dinamarca
wvvw.um.dk/en


Estados Unidos
wvvw.usaid.gov


España
wvvw.aeci.es




0. MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Francia
www.afd.fr


Holanda
wvvw.minbuza.n|/english


Reino Unido Embajada Británica
www.dfid.gov.uk


Suecia
wvvw.sida.se


Suiza
wvvw.cosude.admin.ch


s! EMBAJADAS
Lista de embajadas extranjeras en argentina
wvvw.intertournet.com.ar/embajadasextranjeras/embext.htm


Information Resourse Center (Embajada de Estados Unidos)
http: usembassy.state.gov/buenosaires


Embajada Britanica
wvvw.britain.org.ar


ü DIRECCIONES INTERNACIONALES DE FINANCIADORES
EN MATERIA DE SALUD


Anesvad (Acción Sanitaria y Desarrollo Social)
España
wvvw.anesvad.org


Fundación ONCE
España
www.fundaciónonce.es


General Service Foundation
Estados Unidos
wvvw.genera|service.org


6.,
WN


¿O




ANEXO 1 - ¡CÓMO FINANCIAMOS NUESTRAS ACCIONES?
\'..4


¿Cómo encontrar el financiador más adecuado?


Para comenzar tenemos que tener en claro algunos puntos, que son
generales para todos los tipos de financiadores y que nos van a ayudar
a focalizar nuestra búsqueda.


Una buena manera de empezar a seleccionar a nuestro posible financia-
dor, es acotando la búsqueda a la temática de nuestro proyecto (ya que
las organizaciones donantes financian por temas específicos) y a la
región (lugar, país, continente) en que la empresa, fundación, asocia-
ción, organismo internacional, etc., financie. Indagar en las bases de
datos de Internet, teniendo en cuenta estos dos parámetros, nos va a
ayudar a identificar mas fácilmente a nuestros posibles financiadores.
Una vez que tengamos a tres o cuatro identificados, leer los reportes
anuales, ya sea por Internet o solicitándolo por correo, es una buena
forma de conocer a quienes han financiado, que tipo de proyectos, etc.
También podemos encontrar en Internet bases de datos de ONG‘s por
temáticas de trabajo; una vez identificadas podemos ver quienes las han
financiado.


Muchas de estas fuentes pueden financiar distintos tipos de proyectos:
los propios (que realizan en forma directa); especiales (de terceros); o
mixtos (cuando se asocian a una organización de la sociedad civil).


Es importante saber, que el financiamiento proveniente de fuentes
públicas y privadas, requiere generalmente cumplir ciertos requisitos
formales (presentación de solicitud de fondos, plazos y tiempos acota-
dos, requerimientos legales, presentación de balances), estos no deben
desalentar nuestra búsqueda; si tenemos, como mencionamos en un
principio, los temas centrales de nuestro proyecto bien definidos, el
resto es solo cuestión de organización. Revisar las paginas de Internet de
cada financiador y asegurarse de cumplir todos los requisitos, antes de
realizar el esfuerzo para la presentación de una solicitud, nos ahorrara
mucho tiempo y trabajo.


A la hora de decidir su apoyo a un proyecto, ya sea de manera directa o
asociándose, tanto los financiadores públicos como los privados tienen
en cuenta que: la organización beneficiaria sea sustentable en el tiem-
po, es decir que la misma sepa como será sostenido el proyecto una vez




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


terminado el financiamiento y cómo se integrara a la comunidad en la
que se desarrolla; que sea transparente en su gestión; que el proyecto
presentado sea replicable, una experiencia que se pueda multiplicar y
desarrollar en otras organizaciones; que en la gestión del proyecto este
involucrada la contraparte, con recursos humanos y materiales; que exis-
tan alianzas con otras organizaciones, que se trabaje en red; que los
objetivos del mismo sean claros y promuevan el protagonismo de la
comunidad beneficiaria; y que sean proyectos innovadores en su área.


Un caso frecuente es pensar que no podremos acceder a ciertos fondos,
por no cumplir con el requisito de ser o constituir una asociación con
personería jurídica (muchas veces solicitado); si este fuera el caso, la aso-
ciación con organizaciones de la sociedad civil (OSC) que la tengan y se
encuentren interesadas en ser participes de nuestro proyecto, soluciona
el problema.


Además de contar con las bases y paginas de Internet, como fuentes de
información, podemos ampliar nuestra búsqueda en las embajadas, allí
podremos encontrar no solo información sobre empresas y fundaciones
que financian proyectos en nuestro país, sino también que agencias de
cooperación trabajan en nuestra región y aportes especiales que hacen
los estados a quienes representan en algunas áreas temáticas. Es el caso
de la embajada norteamericana que cuenta con un sistema de informa-
ción (Information Resource Center) en donde se puede acceder a datos
sobre financiadores, guias de redacción de solicitudes, temas sociales,
etc. Se puede acceder a ella a traves de la pagina http:
usembassy.state.gov/buenosaires.


Otras fuentes de información pueden ser las cámaras de comercio o en
las sedes de las empresas en nuestra ciudad.


Un aspecto muy importante, que debemos tener en cuenta para lograr
que nuestros proyectos sean sustentables en el tiempo, una vez que
logramos obtener fondos de un financiador, es la comunicación perma-
nente que debemos mantener con los mismos. A esto no nos referimos
sólo a procedimientos formales de rendición de fondos, sino también a
sostener un vínculo con nuestro financiador, a mantenerlo informado de
nuestros avances, los resultados, limitaciones y futuros proyectos.


W‘\93v




ANEXO 1 - ¡CÓMO FINANCIAMOS NUESTRAS ACCIONES?


Este aspecto de la comunicación de nuestro equipo de trabajo, muchas
veces olvidado cuando conseguimos los fondos, nos va a permitir una
devolución de nuestras tareas y un involucramiento de nuestros finan-
ciadores que puede devenir a la larga en la concreción de otros proyec-
tos. Es el paso final que comenzó con nuestra primera pregunta: ¿como
y donde buscar fondos para concretar nuestros proyectos?


Ayudas en línea para búsqueda de financiamiento, redacción
de propuestas, estrategias de captación de recursos


Guía de financiación comunitaria
http://wvv\N.guiafc.com/


Soluciones ONG
http://cana|es.so|ucionesong.org


Fundraising
http://wvv\N.fundraising.org.pe


Foundation Center
http://foundationcenter.org/


InnoNet Non-Profit Toolbox
wvvw.inetwork.org


—1——
———————1:1:11:1::::::——
f
\ _ , (\ ¿Que hay que tener en cuenta para ¡
\ elaborar una solicitud de fondos? I
\ ‘laser lo más breve posible l
I üSer lo más claro posible


lÍ ü Prestar atención a los detalles (de formato, de nombres, de
l' lugares) |' ‘k Respetar las fechas y horarios de entregasg \


«¿Cumplimentar los requisitos básicos de las convocatorias \
‘k No agregar documentación que no se solicita


' ‘la Revisar la documentación antes de enviarla I
I.


\
3g.‘


11111111111111111111í




Elementos básicos de una solicitud de
fondos


CARTA DE PRESENTACIÓN: Debe estar escrita con el mem-
brete de la organización y firmada por el responsable.
Expresa el interés por recibir los fondos, la cantidad solici-
tada, el propósito y para cuando harán falta


RESUMEN DE LA PROPUESTA: No más de una página,
debe incluir el presupuesto total del proyecto, el propósito
y duración y los resultados esperados.


INTRODUCCIÓN: No más de dos páginas. Describe la histo-
ria de la organización, sus objetivos, misión, logros, área de
cobertura y población a la que sirve.


DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA O NECESIDAD: Debe esta-
blecer cual es el problema que se tratara de abordar.


METAS Y OBJETIVOS DEL PROYECTO: Define los beneficios
que el mismo traerá.


REQUERIMIENTOS DE PERSONAL: Describe el personal que
se dedicara al proyecto (capacidades, formación) y el tipo
de trabajo que realizará. Si se requiere más personal se
incluirá que tipo y para que tareas se contrataran. Incluir los
CV al final.


MÉTODOS Y CALENDARIO DE IMPLEMENTACIÓN:
Desarrolla las actividades y las fechas de puesta en marcha.


EVALUACIÓN: Presenta el plan y la metodología para deter-
minar si se cumplieron los objetivos propuestos.


PRESUPUESTO: Especifica los gastos, costos de operación,
recursos, insumos, etc.


PLAN DE SUSTENTABILIDAD: Explica como se sostendrá e
proyecto una vez que se acaben los fondos.




ANEXO 2 - iCÓMO PRESENTAMOS LO QUE HACEMOS?


¡Cómo presentamos
lo que hacemos?


Presentaciones Orales


En una situación de presentación pública, lo que hagamos y cómo lo
hagamos afectará la percepción del auditorio hacia nosotros y también
de la información que les estamos proporcionando.
Lo importante es prepararse y hacer una presentación efectiva.
Éstas son algunas sugerencias aplicables a casi cualquier tipo de discur-
so, veamos lo que tenemos que tener en cuenta:
a) Antes de Ia reunión
b) Presentación de apertura
c) Auxiliares en Ia presentación
d) Planificación y preparación
e) Pautas para el diseño
f) Recordatorios para el momento de la presentación.


A) Antes de la reunión
Hay algunos aspectos que tenemos que considerar antes de realizar
nuestra exposición:


* Conozca su auditorio
Prevea diversos intereses, preocupaciones y preguntas.
Considere estos factores en su preparación.


* Prepare su presentación
Elabore una introducción vigorosa.
Desarrolle un máximo de tres mensajes claves.
Reúna sus datos de apoyo.(Fuentes, estadísticas, resultados de investiga-
ciones propias o de algún organismo, en este caso mencionarlo)
Prepare los elementos audiovisuales
Practique, esto es importante para sentirnos más cómodos y relajados.


* Prepárese para contestar preguntas
Anticipe preguntas que pudieran surgir y prepara sus respuestas.
Practique algunas preguntas y respuestas.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿‘x


Bwresentación de Apertura
Una presentación con una apertura vigorosa, marca el tono de la reu-
nión y es crucial en el intento de ganarse la confianza y establecer cre-
dibilidad. Sus elementos incluyen lo siguiente:


1- INTRODUCCIÓN
Recuerde que la identificación con el público es un factor vital para
ganarse su confianza y credibilidad, y que esto lo determinará su audi-
torio en lo primeros 30 segundos. Incluya lo siguiente en su introduc-
cion
Presentación del Equipo , (quiénes somos y de donde somos)
Una exposición del compromiso y la intención del Equipo.
Declaración del propósito y un plan de reunión.


2- MENSAJES CLAVES
Los mensajes claves son puntos que a usted le interesa que el público
recuerde después de la reunión. Deben enfocarse hacia asuntos centra-
les y ser concisos.
Es necesario que se presenten un máximo de tres puntos para que el
público los recuerde.
Incorporar información para apoyar los mensajes claves.


3- CONCLUSIÓN
Es una síntesis de lo expuesto.
Es importante que reitere al pie de la letra sus mensajes clave y haga una
exposición de acción futura. Por ej, ¿qué va a hacer el ESF sobre la pro-
blemática X a costo y a largo plazo?
Una buena conclusión es tan importante como una buena apertura, esto
hace que nuestra presentación sea más efectiva y prolija a los ojos de
nuestro auditorio.


C)AUXILIARES EN LAS PRESENTACIONES
Los auxiliares audiovisuales pueden lograr que sus mensajes sean más
fáciles de entender. Es más fácil que las personas recuerden algún punto
si establecen una asociación visual con las palabras.


Los siguientes son algunos ejemplos de Auxiliares:


¿#7:?




ANEXO 2 - iCÓMO PRESENTAMOS LO QUE HACEMOS?


ooooooooooooooooooooooooo¡»soncocosoooooooooooooooaooooooooooooooooco
a


Videos/películas


z Diagramas..................... .. Fotografías


É Mapas........................... .. Hojas pre-impresas


Dwlanificación y preparación


FACTORES A TENER EN CUENTA:
Capacidad del salón
Número de personas
Arreglo de los asientos
Obstáculos visuales
Iluminación
Enchufes eléctricos (disposición en la sala, si están en uso, su estado)


En caso de tener que dirigirse a otro lugar para realizar la presentación,
chequear previamente con qué recursos técnicos se contará, si se dis-
pondrá de cañón y PC o sólo un retroproyector, si habrá Televisón y
video, equipo de música, etc.
Esto es importante ya que por una imprevisión nuestra presentación
puede quedar arruinada y nuestro trabajo malogrado. Por ejemplo si
tenemos una presentación animada en PowerPoint y resulta ser que en
el lugar donde vamos no tienen cañón.


fiífiífiífiífií
TAREAS PARA HACER:


¿li Organización, enfoque, pruebas y arreglo anticipado del equipo
¿li Designe a alguien para que le ayude con las luces y demás


elementos.
¿li Deje el equipo intacto hasta que el público se retire


TENEMOS QUE ASEGURARNOS QUE ESTO NO FALTE EN NUESTRO
EQUIPO


¿li Focos adicionales
¿li Adaptador eléctrico para tres orificios.
¿li Extensión eléctrica




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Transparencias en blanco
Transparencias
Marcadores, tizas
Cinta adhesiva de papel y/o aislante.fiífiíïkfií


E)Pautas para el diseño de los auxiliares


PARA QUE LOS AUXILIARES VISUALES SEAN MÁS EFICACES ES
IMPORTANTE :


Que digan algo por sí mismos.
Que ilustren el concepto clave.
Apoyen únicamente una idea principal.
Cuando sea posible, utilicen ilustraciones o gráficas en lugar de
palabras.
Contengan un máximo de 6 palabras por renglón y 10
renglones por gráfica.
Que tengan subrayado o resaltado los puntos importantes con
un color contrastante.
Que presenten los hechos con precisión.
Que hayan sido preparados cuidadosamente, nítidos, claros y
ordenados.
Que produzcan impacto.
Que incluyan frases cortas o palabras claves.iii?


iii?


ik


ik


##5##


¡‘Recordatorios para el momento de la presentación


AI planear, practicar y llevar a cabo una presentación, considere los
siguientes aspectos de la comunicación verbal y no verbal:


¿l? Volumen: La intensidad de su voz, refleja la confianza en usted
mismo, su capacidad y su sinceridad. Observe a su auditorio para obser-
var Ias reacciones. Acomódese al ambiente que lo rodea.


¿IE Enunciación y Pronunciación: Hable clara y correctamente.
Tenga cuidado con el uso de palabras desconocidas. Defina los términos
según sea necesario.


¿[s Velocidad, Ritmo y Tono: Debido a los nervios, cuando habla-
mos ante una multitud tendemos a hablar con mucha rapidez, razón
por la cual puede suceder que los demás no sean capaces de compren-
dernos o de asimilar lo que decimos. Varíe su ritmo y hable lentamente
para destacar mensajes importantes.


WS?




ANEXO 2 - iCÓMO PRESENTAMOS LO QUE HACEMOS?


Haga pausas para dar mayor énfasis, y varíe el tono de su voz y el largo
de las oraciones.
El discurso ha de ir acompañado de cierta musicalidad para que nues-
tros interlocutores no se aburran y estén más atentos
Evite repetir palabras tales como okay, No?, este..., ¿verdad?, pues...,
etc.


ik Expresiones faciales y contacto visual: EI contacto visual es
sumamente importante.
Su boca, ojos, frente y cejas también sirven para comunicarse.
Trate de no fruncir el ceño, mire a su audiencia mientras habla, si los
evita puede generar una reacción de desconfianza.


ik Postura: La postura comunica actitud. Trate de mantener una
postura derecha, con las piernas un poco separadas


#5 Gestos: Los gestos pueden realzar o estropear su comunicación.
Tenga cuidado con los suyos y asegúrese que sean apropiados.


#5 Ropa y apariencia: Vístase como su auditorio esperaría verlo en
su lugar de trabajo, o quizás un poco menos formal.


#5 Distracciones: Evite gestos repetitivos tales como aclarar la gar-
ganta constantemente, mirar el reloj, jugar con las llaves o monedas y
caminar constantemente de un lado al otro.


Die: pecados capitales en una exposición oral:


Dar la impresión de no estar preparado.
Manejar las preguntas en forma impropia.
Disculparse a nombre suyo o de su organización.
Desconocer información que se debería conocer.
Falta de profesionalismo en el uso de auxiliares audiovisuales.
Dar la impresión de no ir siguiendo el horario previsto.
No involucrar al auditorio.
No establecer armonía con el público.


. Dar la impresión de desorganización.
10. roveer información errónea.


WWNSWS-“PPN?




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Ïan importante como lo que decimos es la presentación de nuestros
informes escritos.
Con respecto a la forma de escribir, solo mencionaremos algunas reglas
básicas:


Utilizar oraciones cortas.
Cuidar la puntuación
Hacer un uso adecuado de las reglas gramaticales y ortográficas.
Uso de sinónimos y explicaciones que nos ayuden a evitar la
redundancia.
Cuidar la adjetivación
Adoptar un criterio distintivo de títulos.
Establecer una uniformidad tipográfica.ikikik


##5##


¿Cómo armar el ¡nforme!


AI momento de entregar nuestro informe, tenemos que respetar o tener
en cuenta los siguientes aspectos formales:
al: CARÁTULA DE PRESENTACIÓN:
Aquí pondremos el nombre de nuestro trabajo, el lugar, la fecha y el/los
nombres de los realizadores.
En el caso de que sean muchos los nombres los podemos ubicar en una
página siguiente a la carátula. Es importante que detallemos a que dis-
ciplina pertenece y si se trata de un instructor o un residente.


al: ÍNDICE
Todo trabajo tiene que constar de un índice, esto no sólo facilita la lec-
tura, sino que nos obliga a trabajar organizadamente.
El primer punto a tener en cuenta para la realización del índice es que
todas las hojas tienen que estar paginadas.
Lo podemos realizar nosotros o trabajar con el índice autodefinido que
nos facilita la PC. Aunque para realizarlo de esta manera tenemos que
tener la precaución de que nuestros títulos sigan un patrón . Por Ej. Los
títulos principales como título‘, los subtítulos como título 2 y chequear
que los párrafos estén en texto independiente.


1- Es conveniente _que_ esto se redetermine cuando empezamos a tipear nuestro_informe, ya que si
lo hacemos al finalizar pue e llevarnos mucho tiempo y resultar una tarea tedlosa.




ANEXO 2 - iCÓMO PRESENTAMOS LO QUE HACEMOS?


* ORGANIZACIÓN DEL INFORME O DOCUMENTO
Es importante que dividamos nuestro escrito en módulos o capítulos,
esto permitirá que la lectura sea más sencilla y ordenada
Por lo general se utilizan estas secciones
a) Introducción
Breve reseña de todo lo que Ieeremos a continuación
b) Desarrollo
Marco teórico: desde donde nos paramos para decir lo que decimos
Marco metodológico: nos determina el accionar, la utilización de herra-
mientas o estrategias para la investigación, esto en el caso de que la
hubiere.
El cuerpo en si: el desarrollo o el grueso del trabajo o del informe. Puede
estar sub dividido en títulos y subtítulo, no nos olvidemos de las impor-
tancia de airear los párrafos.


si: CONCLUSIÓN
Todo escrito tiene que tener un cierre. Es el espacio donde se presentan,
los resultados que obtenidos en la investigación, las conclusiones surgi-
das del análisis, las propuestas o puntos de partida para nuevos traba-
jOS.


¿IE LAS CITAS
Nuestros trabajos siempre tienen que estar bien documentados, esto les
da seriedad y credibilidad.
Cada vez que tomamos una clasificación de algo, una definición de
algún concepto, Ia incorporación de términos específicos, es vital que
mencionemos a sus autores para no caer en la falacia del plagio. Veamos
formas de citar2:


o Un libro
Ecco, Humberto, Como hacer una Tesis,4°ed, Editorial Gedisa, Bs. As.
1986
Podemos citar un capítulo del libro
Ecco Humberto, Como hacer una Tesis,4°ed. Editorial Gedisa, Bs. As
1986.Cap.4
También podemos hacer alusión a una página en particular.
Ecco Humberto, Como hacer una Tesis,4°ed. Editorial Gedisa. Bs. As
1986.Cap.4, pág.125.


2- Enlel_libro "Como hacer ulna tesis", de Humberto Ecco . Ed. Gedisa Bs As 1986, podemos encontrar
mas informacion sobre como realizar citas bibliograficas y registrar fuentes. _




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿‘x


O Una revista
Revista Gente, edit. At|ántida,.Bs. As 2004. Año 50, n°225
Podemos citar un artículo de esa revista con su autor
Dr. F. Sánchez, El sistema de salud en Ia Argentina, Revista Gente, edit.
Atlántida. Bs. As, 2004. Año 50, n°225, pags. 32 y 33.


o Materiales en internet
Artículos de revista
Sánchez A.A. Contaminación de los alimentos por un virus: un proble-
ma de salud poco comprendido. Emerg Infect Dis (Publicación periódica
en |ínea)2004. (citada el 5 de marzo de 2004) (15 pantallas). Se encuen-
tra en :http://vwvw.cdc.gov/ncidod/EID/eid.htm


Sitios en internet:
Sánchez A.A. Inmunizaciones en niños menores a 2 años en
Centroamérica(Sitio en internet) Comunicación y salud. Disponible en
:http://wvv\N.ingress.com/—astanart/sanchez/sanchez.html


al: BIBLIOGRAFÍA


Los fines de una bibliografía son:
o Hacer reconocible la obra en cuestión
o Facilitar su localización y
o Denotar familiaridad con los usos de la disciplina de que se trata.


La Bibliografía se ubica generalmente al final de nuestro informe y tam-
bién tiene que figurar en el índice.
Primero vamos a registrar los libros consultados, luego las revistas o artí-
culos y al final los sitios de internet.
Generalmente se organizan por orden alfabético o por orden cronológi-
co.


WS?




ANEXO 2 - iCÓMO PRESENTAMOS LO QUE HACEMOS?


Presentación de datos estadísticos


Es común que en nuestros trabajos incorporemos información sobre
investigaciones o estudios que realizamos; datos estadísticos, tablas y
gráficos que nos ayudan a ilustrar nuestros escritos.
Esta información tiene que servir para graficar, para que quien lee nues-
tros trabajos entienda o comprenda mejor lo que estamos diciendo. Si
lo hacemos mal o nos falta información el resultado puede ser el opues-
to y confundir al lector.
Algunas sugerencias para tener en cuenta:


al: DATOS DE POBLACIÓN3
Hay tres número que identificar y que tienen que estar presentes en
todo nuestro trabajo.


POBLACION N°


Población de la localidad de Villa 33.000 habitantesDolores


Población de la zona programática 9.700 habitantes


Población relevada por el Equipo 5.650 habitantesde Salud


A estos dato no los podemos perder de vista ya que son la base para rea-
lizar comparaciones.
Por Ejemplo:
La población de Villa Dolores es de 33.000 habitantes.
La población total de nuestra zona programática es de 9.700 habitan-
tes aproximadamente, por lo que nuestra zona programática compren-
de el 29% de la población total.
De los 9.700 habitante que tiene nuestra zona programática hemos rele-
vado 5.650, lo que nos da el 58% de la zona programática relevada.
De los 5.650 relevados, 45% son hombre, 55%son mujeres.
Los niños de 0 a 6 años de nuestra zona programática, que hemos rele-
vado son 150, esta va a ser nuestra base para todas las actividades que
realicemos con niños de esa edad.


3- Los números no son reales, sólo se los considera a fines de ejemplificar.




MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿‘x


Estos número nos van a servir de base para todas las presentaciones de
porcentajes o comparaciones que querramos realizar4.
Si decimos que el 12% de los niños presentó grado de desnutrición 1, el
12 % de Cuantos? Sobre que base trabajamos ese número?
Por ejemplo si hablamos del 40% de desnutrición es nuestra zona pro-
gramática y la base son 10 niños relevados de los 50 niños existentes,
este dato no es significativo ni representativo.


ii TABLAS


Cada vez que presentamos una tabla con porcentajes, tiene que figurar
la base sobre la que fueron extraídos esos porcentajes.


Como ejemplo veamos la siguientes tabla:


Módulo alimentario N° personas %
Reciben 16 30.18
No reciben 37 69.81


Asistencia Sanitaria N° personas %
Centro de salud 40 15.68
Hospital regional 160 61.53
Privado 35 13.46


Centro de salud y hospital 25 9.61


Estas tablas estaban en un informe en este orden, en la página anterior
se mencionaba que se habían relevado 53 familias que comprendían
260 personas.
Si nosotros sumamos el número de personas sabemos que se trata de
las 53 familias o de las 260 personas y que los porcentajes fueron saca-
dos sobre esas bases.
Pero observemos si no es más sencillo de ésta forma.


4- Llamamos base a el n“ sobre el cual vamos a sacra nuestros porcentajes.




ANEXO 2 - iCÓMO PRESENTAMOS LO QUE HACEMOS?


Módulo alimentario N° personas °/o
Reciben 16 30.18
No reciben 37 69.81
Base o Total 53 familias 100


Asistencia Sanitaria N° personas °/o
Centro de salud 40 15.68
Hospital regional 160 61.53
Privado 35 13.46
Centro de salud y hospital 25 9.61
Base o total 260 personas 100


No importa cuan alejada esté la tabla de los datos que se presentaron
en un principio, 53 familias relevadas conformadas por 260 personas.
Los datos serán fáciles de leer y el lector no tendrá que estar sumando
para ver si se trata de familias o personas.


GRÁFICOS
Igual que con las tablas, si los gráficos no muestran toda la información
que permita hacer una buena lectura de ellos, pueden confundir al lec-
tor más que ilustrar o facilitar la comprensión de algo.
En las referencias del gráfico siempre tiene que estar presenta la base
sobre la cual vamos a trabajar


Veamos un ejemplo:


POBLACIÓN RELEVADA.
PERIODO SEPTIEMBRE DE 2002-AGOSTO DE 2003
3000


250D


I117
15°” D113
100o EITotaIes


500


0


TOTAL DE PERSONAS




¿‘x
MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


En este gráfico no está presente el número de personas que fueron rele-
vadas en cada zona programática.
Poner el total relevado en este gráfico no es pertinente, ya que esa varia-
ble no tiene valor comparativo con las otras.


POBLACIÓN RELEVADA.
PERIODO SEPTIEMBRE DE ZOOZ-AGOSTO DE 2003


1400
12:3 pers.


1200


1000


800


600


400


200


Grupo116 Grupo117 Grupo118


Este ejemplo es más claro.


Podemos identificar cuantas personas fueron relevadas por grupo y el
total de personas relevadas en los tres grupos.
Estos datos en el gráfico anterior no están presentes, además la colum-
na de totales no es representativa ya que no tiene un valor compara-
ble.
Si se le podría agregar como dato comparativo el total de población de
cada grupo o zona programática.


Veamos como sería comparar estos valores:




ANEXO 2 - iCÓMO PRESENTAMOS LO QUE HACEMOS?


PERIODO SEPTIEMBRE DE 2002-AGOSTO DE 2003
POBLACIÓN RELEVADA.


250D
215D


200D


1500
1200 1238 rs. 110o


670 p rs.


50D -


O
Grupo 116 Grupo 11'! Grupo 118


TOTAL RELEVADO: 2891 HABITANTES
POBLACIÓN TOTAL: 4450 HABITANTES


EJTotaI población






ANEXO 3 - CALENDARIO DE FECHAS CLAVES EN SALUD


Calendario de fechas
claves en Salud‘


lComienza la epidemia de Fiebre Amarilla eni


FEBRERO fNo se han registrado eventos significativos


MARZO 5
l 8 :Día Internacional de la Mujer l
i 22 iDía Mundial del Agua i
E 24 EDía Mundial de la Tuberculosis E


l 7 lDía Mundial dela Salud
l 11 :Día Mundial de la Enfermedad de Parkinson:
i 19 iDía del Indio Americano
E 19 EU|timo Caso de Viruela en América E
E 21 EDía de la Higiene y Seguridad en el Trabajo
i 29 ¡Día del Animal


1- Se tomó como base para este calendario, el documento "Efemérides de la_Salud", _e|aborado por el
Departamento de Educacion para la Salud, del Ministerio de Salud dela Nacion. Junio de_ 2002. En el
documento a emas e s c as, ay breves resumenes on e se explica


Eorque
se instituyo ese dia,


y algunos antecedentes. En Internet: http://www.msaI.gov.ar/htm/site/pdf/ FEMERIDES.PDF




1er sábado


MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


MAYO 5


zw
15
18
23


:Día Internacional del Trabajo.
EDía de la Cruz Roja Internacional.
EPrimera Aplicación de la Vacuna contra la
iviruela.
¡Día Internacional de las Familias.
{Día Mundial de la Vacuna contra el SIDA.
iCreación de la Secretaria de Salud Pública dei
Ela Nación en el año 1946 .
EDía Internacional de Acción por la Salud del
Ela Mujer.
¡Día Nacional de la Donación de Órganos.
¡Día Mundial sin Tabaco.


L____________


________________


iDía Mundial del Medio Ambiente.
lFundación de la Cruz Roja Argentina.
EDía de la Seguridad Vial.
¡Día Internacional de la Lucha contra el Uso.
¡Indebido y el Trafico Ilícito de Drogas.


¡Día Internacional de la Cooperación.
EDía del Trabajador Social.
¡Primera Aplicación de la Vacuna BCG.
¡Primera Vacunación Antirrábica en un Ser:
lHumano .


l


EDía Mundial de la Población.
EDía Mundial de la Medicina Social.


L_________


________




ANEXO 3 - CALENDARIO DE FECHAS CLAVES EN SALUD


1er Semana iSemana Internacional de la Lactancia:
i iMaterna.
E 11 EDía del Nutricionista.
E 23 EU|timo Caso de Poliomielitis en América.
E 26 EDía Nacional de la Solidaridad.
i 31 ¡Día de la Obstetricia y de la Embarazada


SEPTIEMBRE
I 3er Martes ÍDía Internacional de la Paz. I
i 12 iDeclaración de Alma-Ata.
E 16 EDía Internacional de Ia Preservación de Ial
E ECapa de Ozono. E
E 21 ¡Día de la Sanidad.


I 27 {Argentina Aprobó la Convención:
l llnternacional por los Derechos del Niño. l
i 28 iDía Mundial del Corazón. i


OCTUBRE g
1er Lunes ¡Día Mundial del Hábitat.
1er Sábado ¡Día Interamericano del Agua.
1er Sábado :Día del Voluntario Hospitalario.


E 3 ¡Día de la Odontología Latinoamericana. i


I 10 :Día Mundial de la Salud Mental. I
i 13 iDía del Psicólogo.
E 15 EDía Mundial del Bastón Blanco. E


I 25 iPromulgación de la Ley de Enseñanza de los;
I :Principios de Salud (1960). I
i 26 lU|timo Caso de Viruela en el Mundo. i--------------




ii
MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


i/


NOVIEMBRE
I 3er Jueves IDía Internacional del Aire Puro.


I 20 :Día Universal del Niño. l
l 21 lDía de la Enfermera.
l 25 iDía Internacional de la No Violencia Contral


DICIEMBRE
I 1 ÍDía Mundial del SIDA. I
i 2 lCreación de la Oficina Panamericana de lai
i ¡salud (OPS). i


E ¡Discapacidad E
I 3 ¡Día del Médico. I
I 10 :Día de la Declaración Universal de los:
i lDerechos Humanos. i
E 29 EDía Internacional de la Diversidad Biológica.i




BIBLIOGRAFÍA ‘o.
dll.


Bibliografía


Adaptación de cuentos. Manual de capacitación 13. Edición ALER. 1989.


Alicia Castro, Gloria Coe y Silvio Waisbord Mapa Funcional de la
Comunicación en Salud, Informe de Conferencia "Comunicación en
Salud: Lecciones Aprendidas y Desafíos en el Desarrollo Curricular”. En
Ica, Perú. Noviembre de 2002.1. Organización Panamericana de la Salud
y Proyecto Change (AED/Grupo Manoff). Enero 2003


Ander-Egg Ezequiel, Periodismo PoPular, Editorial Hvmanitas, Buenos
Aires 1984.
Ander-Egg Ezequiel y Aguilar Idáñez María José, Cómo elaborar un pro-
yecto, Guía para diseñar proyectos sociales y culturales, 13° edición,
ampliada y mejorada., Editorial Lumen/Hvmanitas .Buenos Aires, 1996


Ander-Egg Ezequiel, Introducción a la planificación, Colección Política,
Servicios y Trabajo Socia|,16° edición., Editorial Lumen. Buenos Aires,
2002


Barbero Jesús Martín, La educación desde la comunicación, 1° edición.,
Grupo editorial Norma, Enciclopedia Latinoamericana de Sociocultura y
Educación. Buenos Aires, agosto de 2002


Basili Francisco, Cómo hacer Audiovisuales, Curso de Comunicación
Popular, La Crujía, Prondec. Buenos Aires, 1988.


Comunicación Popular: ¿Es o se hace?, 5° Seminario - Taller del
Programa de Desarrollo de Recursos de Comunicación de
Organizaciones Comunitarias del Centro Nueva Tierra. Buenos Aires.
2003.


Costa Joan, Imagen corporativa en el siglo XXI, 2° edición. La Crujía
Ediciones. Buenos Aires, agosto de 2003.




‘V


¿‘x
MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD


Balán Eduardo, Jaimes Diego, Alegria Hernán, Borri Néstor, Barrio
Galaxia. Manual de comunicación Comunitaria. Programa de Desarrollo
de Recursos de Comunicación de Organizaciones Comunitarias del
Centro Nueva Tierra.2° Edición. Buenos Aires.2002.


Guinchat, Pierre. Para Informar. Editorial Oidá, Barcelona, 1973


Restrepo Helena. Promoción de la salud: Cómo construir vida saludable.
2001. Material del Curso Internacional de Promoción de la Salud 2005
(A distancia), Escuela Valenciana de Estudios para la Salud (EVES),
Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y el Consorcio
Europeo de Maestrías en Promoción de Salud (EUMAHP). 2005.


J.L. Bimbela. El counsellíng: una tecnología para el bienestar del profe-
sional. Escuela Andaluza de Salud Pública


Grasso Livio, Introducción a la estadística en Ciencias Sociales y del
Comportamiento, Impreso por la Universidad Nacional de Córdoba,
Facultad de Filosofía y Humanidades, Córdoba, 1999. Página 25.


Gerbaldo Judith, Radioferoz! Manual de radio participativa con niñas,
niños y jóvenes. Ediciones CECOPAL. 2006.


Kaplún Gabriel, "Contenidos, itinerarios y juegos", Ponencia en VI
Congreso de ALAIC, Asociación Latinoamericana de Investigadores de
Comunicación (2002). Publicada en la Revista Comunicagao & Educacao
N° 27 (Universidad de Sao Paulo, 2003).


Kaplún Mario, Producción de programas de radio, El guión — la realiza-
ción, Colección Intiyán, Ciespal, Quito, 1980. Capítulos 5, 6, 9, y 16.


Lum Max R., Dr.Tinker Tim L., Fundamentos de Principios y Prácticas para
la Comunicación sobre Riesgos para la Salud, Agencia para Sustancias
Tóxicas y el registro de Enfermedades (ATSDR), Departamento de Salud
y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Traducido por: Doris
Córdoba Squires, acreditada por la asociación de intérpretes y traducto-
res de Atlanta, diciembre de 1997.




BIBLIOGRAFÍA ‘o.
dll.


Manual de Comunicación Social para programas de promoción de la
salud de los adolescentes, División de Promoción y Protección de la
salud, Programa de Salud familiar y Población, Unidad Técnica de Salud
y Desarrollo de los Adolescentes, organización Panamericana de la
Salud, Fundación W.K. Kellogg. Washington, DC, Abril de 2001.


Marcel Martin, La estética de la expresión cinematográfica, Apunte de
cátedra Taller de Medios Institucionales, UNC, Facultad de Derecho y
Ciencias Sociales, Escuela de Ciencias de la Información. Córdoba, 1997


Muriel María Luisa, Rota Gilda, Comunicación Institucional: Enfoque
Social de las Relaciones Públicas, Colección Intiyán, Ciespal, Quito, 1980.
Tomo 12, capítulo 5.


Prieto Castillo Daniel, Diagnóstico de comunicación, Manuales didácti-
cos . Ediciones CIESPAL. 1990. Tomo 10


Prieto Castillo, Daniel, "Curso a distancia en comunicación impresa",
módulo 1°, "Palabras e imágenes", Proyecto de Educación a Distancia
UCLAP — Unión Católica Latinoamericana de Prensa-. Quito, Ecuador,
febrero de 1996


Radiopasionados. 27 experiencias de radios comunitarias en el mundo.
Manuales didácticos. Ediciones CIESPAL. 1992.Tomo 10
Revista Chasqui, Vol. 51, Ecuador,Ju|io 1995.


Van Der Bijl Bart, Escrituras desde la lectura. UNDA-AL. Ecuador, 1996
Watson Nora, Elementos para un cine debate, Apunte de cátedra Taller
de Medios Institucionales, UNC, Facultad de Derecho y Ciencias Sociales,
Escuela de Ciencias de la Información. Córdoba, 1997. Página 14.
Sitios y páginas de Internet


Revista Panamericana de salud Pública, Pan American Journal of Public
Health, Información a los autores e instrucciones para la presentación de
manuscritos, Organización Panamericana de la Salud (OPS), Se encuen-
tra en el sitio de la OPS en la Word Wide Web : http://wvvw.paho.org y
también en la siguiente dirección de internet: http://www.scie|osp.org ,
enero de 2003.




0. MANUAL DE COMUNICACIÓN PARA LA SALUD
¿Í/


Schujer Silvia. Schujer María. Aprender con Ia radio. Herramientas para
una comunicación participativa. La crujia ediciones. Las Otras Voces
2005.


Un río son miles de gotas. La capacitación en las radios comunitarias.
Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) e Interconexiones
Cono Sur. Buenos Aires. 2006.




rx
PROAPS
Magnumu ulemu d u¡num u u una




ManualdeComunicación
Share