CURSO_E-DC-4.1.

Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


CURSO _ E-DC-4.1.


FEDERICO COPPENS _ <tamfritz@ibw.com.ni>
HERNAN VAN DE VEL.DE _ <cicapnic@ibw.com.ni>


ABRIL. 2005


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


índice
1. Introducción :2


Perspectiva histórica sobre La Educación PopaLar 1:2
2.1. Revoiaoion IndastriaL 5 Movimiento obrero (sigio XlX) 12
2.2. PastoraL SociaL CatóLica ¿juventud obrera Cristiana goc,1j25) 13
2.3. Sandino 5 eL ¡Ejercito Defensor de La soberania NacionaL (1327-1334) 14
2.4. PoLiticas re-forrnistas de desarroLLo 5 “Ahïabetización Fancionai” 19
2.5. Prirnera campana de aifabetización vnasiva e integraL en La 1


RevoLdción Cuba na j
2.9. Conferencia Episcopai de MedeLLin 5 opciónpor Los pobres 21
2.7-. ÏPflI/LLD Freire 5 La "Pedagogia deL Oprirnido” (1392) 23
2.2. qastavo qatierrez 5 La "Teoiogia de La Liberación” (1371) 22
23. La ONA en La Revoiación Sandinista (gm) 3o
22.1o. EL CoLectivo de Migeres de Boston (1320) se


3. Educación Popniar 5 escaeLa 4o
Ed acación Popaia r: ana necesidad vnetodoiógica 5:2
4.1. Principios FdndavnentaLes 53
4.2. Concepción diaLéctica deL aprendizaje 59
4.3. ReLación practica-teoria-practica 52
4.4. La ‘producción coLectiva deL conocimiento c3
4.5. Educación PopdLar 5 Participación 97»
4.a. Educacion Popaiar 5 Organización 7-0
4.7. Función Económica de La Educacion Popuiar 73
4.2. La Función IdeoLógico-Poiitica de La Educación Popai
‘tj. Función SocidCuLtI/LraL de La Educación Popaiar
4.10. EDI/LCACIÓN Popaiar, EvaLaación 5 Sistematización
4.11. Educación PopiLLar 5 MetodoLogia P-CD/¿acern


5. Técnicas de Educación Papi/dar _ una ingrfgóidcción
5.1. Advertencia
5.2. EL VaLor Pedagógico deijaego
5.3. EL Diseno Metodoiógico
5.4. Momentos rnetodoiógicos de ana activida


c. conoiicgendo...
Eibiiog rafia
Anexo: EscaeLa sab-Regionai de Fort/nación ¡”i


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


I. Introducción
“Hasta ahora, los filósofos se han dedicado a
interpretar el mundo; se trata de cambiarlo”.


Ludwig Feuerbach


srcmm ¿v Llama


l.l
Contrario a lo que podría dejar creer el título “Técnicas de Educación Popular”,
no pretendemos ofrecer aquí otro recetario más de técnicas de animación para
“dinamiqueros de grupos”. Por muy importante que resulte brindar pautas
operativas para el trabajo práctico de facilitación de procesos de desarrollo
comunitario, las técnicas no pueden constituir una finalidad en si mismas; sólo
son medios para alcanzar objetivos educativos.


Por lo tanto, si no queremos enfatizar las técnicas, nuestra intención consiste más
bien en promover la apropiación coherente de los fundamentos de la Educación
Popular como compromiso político y ético. Efectivamente, ya veremos que para
ser realmente significativa y - por ende - plenamente eficaz, la utilización de las
llamadas “técnicas de animación” ha de inscribirse en un sistema metodológico
de referencia para una pedagogía alternativa. Esta es la propuesta de la
Educación Popular.


Calificamos la Educación Popular como un sistema metodológico de referencia a
fin de subrayar su carácter plural y dinámico. No se trata de un conjunto de
técnicas organizadas en un método, y tampoco de una teoría monolítica y


acabada. La Verdad es que esta indefinición teórica constituye su principal
Virtud, aún si puede resultar algo incómodo para much@s no poder amparar su


2
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


quehacer en un conjunto de conceptos y preposiciones teóricas supuesto a


brindar garantías de cientificidad. La Educación Popular no pretende ser teoría
porque no apunta ante todo al conocimiento; es un sistema metodológico,
necesariamente dinámico, cuyo objetivo consiste en facilitar la acción


transformadora de sectores populares para el mejoramiento de sus condiciones de
vida.


Desde luego, sería algo incoherente brindar, de entrada, una definición de la


Educación Popular porque, como lo señala Carlos Núñez en el título de uno de
sus libros, es “Un concepto que se define en Ia praxis” 1 . Además de señalar así
una gran Verdad, Carlos Núñez nos invita a asumir un reto: precisar


constantemente el significado de la Educación Popular a partir del examen crítico
de nuestros quehaceres, adecuándolos siempre de manera oportuna en función de
las realidades que Vivimos. En este sentido, la Educación Popular es una
propuesta metodológica pertinente para el trabajo de facilitación de procesos de
desarrollo comunitario: ir desarrollando alternativas de superación, construyendo
colectivamente oportunidades para avanzar a partir de las realidades que Vivimos


Para decirlo de otra forma, encerrar la Educación Popular en una definición


teórica sería como esterilizarla. A lo mejor, al final de este curso, podremos


consensuar una concepción de la misma después de compartir nuestras múltiples
experiencias de facilitadoras/es en este campo. Sin embargo, nos parece
imprescindible discutir aquí, de manera crítica, las acepciones tradicionales de
los dos términos que se conjugan en la noción de Educación Popular.


Antes de proponer algunos elementos para esta discusión, reflexionemos:
¿Qué entendemos por educación?


‘ Núñez H. Carlos, 1992, 53.


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


¿Qué entendemos porpopular?


La raíz etimológica de Educación nos remite al latín “ex - ducare” [conducir fuera
de...]. Desde ahí, la educación se define generalmente como el desarrollo o
perfeccionamiento metódico de las facultades y aptitudes de un ser para su
perfecta formación adulta. Implícitamente, se entiende que el papel activo
fundamental en la educación lo asume la/el educador[a) que conduce el proceso
educativo mediante la transmisión de conocimientos existentes. En cambio,
quien es educad@ juega tradicionalmente un papel pasivo de asimilación de
informaciones que le permitirán salir de un estado inicial de vacío, de ignorancia,
llenándose de los saberes acumulados por otr@s que le precedieron. En esta
perspectiva tradicional la/el “alumn@” [siempre del latín “a — lumen” = privad@


de luz] sale de un estado primitivo “de naturaleza” , es decir de supuesta
ignorancia total, para sumarse a “la civilización”.


En cambio, nuestra concepción de la educación apunta a la producción conjunta
de conocimientos, siempre novedosos, construidos desde experiencias
particulares y lugares sociales específicos, presentando siempre un carácter
político porque orientados a la acción. A partir de la aplicación de esta
perspectiva a la Educación Popular, George Black y John Bevan señalan: El punto
de partida de la educación se encuentra en dos preguntas básicas:


o ¿Qué está pasando?
o Y¿qué podemos hacer?


En cualquier parte que estas dos preguntas sean hechas, analizadas y respondidas
colectivamente, la educación se da. Desde luego, si el proceso es participativo,
crítico, y apoya al pueblo a organizarse para cambiar su situación, todo proceso de
construcción de oportunidades de aprendizaje puede reivindicar su filiación con la
metodologia de la Educación Popularz.


2 George Black y John Bevan La pérdida del miedo: Educación en Nicaragua antes y después de la
Revolución. Citado por Deborah Barndt en Para Cambiar esta casa La Educación Popular en tiempos de
los sandinistas, INIEP, 1995, p. 10.


4
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


La cita anterior ya hacía referencia al segundo término que tenemos que discutir,
el pueblo, que tiene dos acepciones básicas:


1. EI pueblo social, desde una óptica descriptiva, lo conforma el conjunto de
sectores sociales explotados, objetivamente necesitados de emancipación para
liberarse de distintas formas de discriminación. El pueblo social es entonces
el conglomerado de diferentes minorías dominadas y marginadas en base a
diferentes criterios que pueden conjugarse, reforzándose mutuamente, o no:
clase social, origen étnico, procedencia geográfica, género, edad, convicciones
filosóficas o religiosas, etc.... Tomando en cuenta esta diversidad de criterios
de discriminación a partir de los cuales se define el pueblo social, el ideal del
“pueblo unido” resulta bastante excepcional. Lo común es más bien su
carácter plural y heterogéneo, muchas veces con intereses encontrados que
pueden llevar los distintos sectores populares a enfrentarse entre si.
Adelantándonos, podemos afirmar que la superación de esta segmentación del
pueblo social mediante la identificación de intereses comunes a todos los
sectores sociales marginados constituye precisamente una de las tareas
fundamentales de la Educación Popular, en aras de su empoderamiento como
actor social colectivo. Ahí es donde interviene el proceso de liberación
mediante la Educación Popular.


2. Este empoderamiento es requisito para poder hablar de la segunda acepción
del pueblo, esta vez en un sentido político. Se hace referencia aquí a la
movilización de sectores sociales unidos de cara a un proceso de liberación
con respecto a la enajenación. Por lo tanto, el pueblo político se define por su
lucha en contra de las elites dominantes, llevando a cabo acciones comunes
de reivindicación. Esto supone que, previamente, se realice un análisis
conjunto de los mecanismos estructurales de dominación — subordinación,
que se comparta la utopía de una sociedad alternativa, que se definan
objetivos, que se identifiquen alianzas, que se formulen estrategias, etc.... En
esta segunda acepción política de ‘pueblo’, la referencia fundamental apunta a
la conformación de movimientos sociales de liberación y, en cuanto a la
Educación Popular, podemos anticipar desde ahora que la categoría política
fundamental es el antagonismo “opresor — oprimido”, cualquiera que sea el
criterio de discriminación que lo origine.


Ahora bien, en América Latina particularmente, no podemos discutir el concepto
de pueblo sin hacer referencia, aunque sea brevemente, al fenómeno del
populismo que analiza, por ejemplo, el sociólogo francés Alain Tourainee’. Desde
Domingo Perón en Argentina hasta Arnoldo Alemán en Nicaragua, cantidad de
líderes políticos han invocado el pueblo apelando a la unidad nacional en contra


3 Alain Touraine: La Parole et le Sang, Ed. Plon, Paris, 1987.


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


de la lucha de clases. No obstante, más que referirse al pueblo en su significado
social de sectores objetivamente discriminados, éstos representantes de las clases
dominantes suelen desactivar la connotación reivindicativa y luchadora del
pueblo invocando la unidad de la patria, haciendo abstracción de sus
contradicciones de clases. Además, es interesante subrayar, siempre desde una
perspectiva etimológica, que el concepto de patria nos remite más bien al
patriarcado y al des-orden social que lo sustenta.


Aún después de estas precisiones etimológicas, ya hemos señalado que no
queríamos encerrar, de entrada, la Educación Popular en una definición teórica
pues, incluso si supone obviamente una epistemología, no se trata de reducirla a
un discurso. Lo fundamental en la Educación Popular no es lo didáctico ni lo
pedagógico, tampoco lo epistemológico o lo político; lo más importante es — como
decía Paulo Freire - el compromiso ético y la búsqueda de la coherencia entre los
componentes mencionados anteriormente. Desde luego, resulta más coherente
aprehender la Educación Popular a partir de su quehacer, precisando su objetivo
fundamental, más allá de las peculiaridades que determina cada contexto, las que
obligarán a adecuar este sistema metodológico para cada situación concreta.


Según Fernando de la Riva, el objetivo último de la Educación Popular consiste
en contribuir a la construcción de una sociedad sustantivamente democrática en
la que la capacidad y la posibilidad de intervenir y participar en la orientación de
los cambios sociales y en la toma de decisiones no sea, como señala Paulo Freire,


algo adjetivo, formal, sino un elemento sustantivo; en la que todos los hombres y
mujeres, todos los pueblos, puedan alcanzar el máximo grado posible de
desarrollo humano y puedan contribuir, en condiciones de igualdad, a la
construcción de un mundo mejor, más solidario, más cooperativo, en una mejor y
mayor armonía con la Naturaleza4.


4 Fernando de la Riva, Educación Popular: educación en el tejido social. Equipo Claves, “Documentación
social”, No 84, julio—septiembre 1991. Citado por Graciela Bustillos y Laura Vargas, Técnicas
participativaspara la Educación Popular, Tomo II, Ed. Popular, Madrid, 1999, p. 12.


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTION DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Siempre apuntando a lo metodológico, la mexicana Graciela Bustillos y Laura
Vargas, de Costa Rica desglosan este objetivo en tres etapas:


o Facilitar, en los grupos y colectivos sociales, el conocimiento o
reconocimiento de su realidad social y de sus formas de actuar y
desenvolverse en ella.


o Favorecer el desarrollo, personal y colectivo, de la capacidad de analizar,
comprender y transformar esa realidad concreta.


o Impulsar la organización de grupos y colectivos, la vertebración de un tejido
social capaz de actuar con autonomía en la mejora de su realidad5.


En la actualidad, la noción de Educación Popular nos remite fundamentalmente,
aunque no exclusivamente, al continente latinoamericano donde, desde hace
unas tres décadas, se gestaron las innovaciones más creativas en cuanto a la
construcción, experienciación, sistematización y divulgación de prácticas
educativas alternativas tendientes a promover la participación consciente y
organizada de sectores populares en procesos de transformación de su realidad
concreta para el mejoramiento de sus condiciones de vida. Esta dinámica es la
que se reconoce generalmente bajo el nombre genérico de Educación Popular.


Según estas mismas autoras, entre los diferentes factores que justifican el interés
particular por la corriente latinoamericana de Educación Popular, se pueden
destacar los aspectos siguientes:


o La pluralidad de las corrientes de pensamiento que confluyen en ella, como el
humanismo, el cristianismo de base y la Teología de la Liberación, o el
marxismo, reinterpretado desde la realidad latinoamericana, etc. La
Educación Popular es un espacio de encuentros y de consensos.


o Su concreción práctica en un conjunto, amplio y diverso, de experiencias
diseminadas por todo el continente y, lo que resulta más peculiar, el esfuerzo
constante de conceptualización y profundización en sus fundamentos teóricos,
rescatados precisamente a partir de las prácticas y alimentando continuamente
éstas. La Educación popular trata de formular nuevas síntesis entre teoría y
práctica.


o La producción de nuevos instrumentos metodológicos y didácticos adecuados
a los objetivos, a los códigos culturales y a las condiciones muchas Veces
extremas de la realidad de los sectores populares latinoamericanos, superando


5 Graciela Bustillos y Laura Vargas, op. cit., p. 13.


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


la escasez de recursos con imaginación y creatividad. La Educación Popular
redimensiona el concepto de “acción educativa” transgrediendo buena parte de
sus tradicionales límites.


o El desarrollo de nuevas formas organizativas, en los propios “centros” u
organizaciones no gubernamentales que promueven muchas de las iniciativas y
en su coordinación mutua, basadas en la cooperación horizontal y solidaria.
La Educación Popular trata de extenderse y consolidarse mediante la
construcción de “redes”.


o La opción consciente por un determinado tipo de sujetos-destinatarios, los
sectores populares, yla apuesta por su “protagonismo histórico” en los procesos
de cambio social para hacer posible un nuevo modelo de desarrollo y la
construcción de una democracia participativa. La Educación Popular recupera
yreelabora el “sentido de clase”.


o La orientación consciente y permanente de su práctica “educativa” hacia el
reforzamiento de los procesos organizativos de esos sectores populares. La
Educación Popular se concibe como un importante y potente recurso para la
potenciación y articulación de los Movimientos Populares.


o La afirmación, como consecuencia de todo lo anterior, de la dimensión
“política” de su intervención “educativa”. La Educación Popular, los grupos,
los centros, participan activamente en los procesos de construcción de nuevas
formas de expresión y acción política en distintos países de América Latinaó.


Ahora bien, para iniciar esta reflexión, resulta interesante ubicarnos en una
perspectiva histórica a fin de evidenciar que la Educación Popular se ha venido
construyendo de manera dinámica a partir de la confluencia de una gran
diversidad de aportes. Veremos en particular que la noción de Educación Popular
es mucho más antigua de lo que nos imaginamos frecuentemente, pues este
término se origina en Europa en la segunda mitad del siglo XIX, en el contexto de
la Revolución Industrial, asociado al desarrollo del movimiento obrero. Ya en el
ámbito geográfico latinoamericano, haremos referencia luego, a algunos de los
episodios de las luchas de liberación protagonizadas por diferentes sectores
populares, desde diferentes trincheras, a lo largo del siglo XX. Reseñar las etapas
más sobresalientes de estos movimientos populares - inspirados en tendencias
ideológicas, políticas, religiosas y pedagógicas diferentes - nos permitirá definir


más claramente la Educación Popular, identificando el denominador común de


6 Idem, p. 11 — 12.


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


todos estos esfuerzos : la búsqueda de la liberación con respecto a una situación
de opresión, la construcción de una nueva concepción del poder compartido, la
promoción de oportunidades de desarrollo humano para todas y todos, el
mejoramiento de las condiciones de Vida en un marco de equidad,


Estos insumos nos permitirán entonces contestar con mayor propiedad la


pregunta ¿qué es la Educación Popular? Ya hemos señalado que no es un
conjunto de técnicas neutras, casi nada lo es, ni un método didáctico que se
puede agarrar como una receta; tampoco se limita a ser una corriente pedagógica
o un pensamiento epistemológico, y la Voluntad política no basta. En realidad la
Educación Popular es un sistema metodológico que incluye todos estos
componentes a la Vez ylo que le da coherencia es el compromiso para la lucha, la
indignación ante la injusticia y la apuesta a la educación como una herramienta
fundamental de la transformación cultural que consideramos imprescindible para


el triunfo V consolidación de un bloque popular7.


En el segundo capítulo, precisaremos el campo de aplicación de la Educación
popular. Veremos que, aún cuando resulta lógico asociar Educación Popular con
los procesos de aprendizajes no formales que la han generado, esto no significa
que los aportes revitalizadores de esta propuesta metodológica no puedan
aplicarse también al campo de la educación formal, susceptibles de contribuir
grandemente al mejoramiento de su calidad. Muy equivocadamente se cree que
esta metodología sólo debe aplicarse en la educación no formal, sin embargo, nos
atrevemos a plantear que, donde más se necesita de una Educación Popular, de
una educación que permita y promueva la participación de las personas
involucradas en procesos de construcción de verdaderas oportunidades de
aprendizaje, es justamente en nuestros muy formales sistemas escolares.


En el tercer capítulo, desglosaremos las principales pautas de este sistema
metodológico que designamos con el concepto de Educación Popular.
Empezaremos de una manera muy pragmática, contestando algunas preguntas


7 Esther Pérez, Centro Memorial Martín Luther King en memoria del


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


concretas que nos ayuden a delimitar su campo de aplicación. También
discutiremos algunos principios fundamentales de la Educación Popular como la
concepción dialéctica del aprendizaje, la articulación práctica — teoría — práctica,
la importancia de la participación y la organización. En fin, analizaremos
sucesivamente las funciones económica, político-ideológica, y socio-cultural de
la Educación Popular. Anticipando ya el contenido del próximo curso 6.1. de
este programa de especialización, señalaremos cómo los sistemas de evaluación y
monitoreo de nuestro quehacer y su sistematización constituyen elementos
imprescindibles para fortalecer el sistema metodológico de la Educación Popular.
En fin, para concluir este importante capítulo dedicado a las pautas
metodológicas de la Educación popular, incluiremos la propuesta metodológica
del CICAP conocida como ‘P-COA_acem’, que ya fue presentada en uno de los
cursos anteriores de este programa de especialización que estamos construyendo.
Sin embargo, nos pareció oportuno facilitarles apuntes de la misma, pues se trata
indudablemente de una contribución interesante de una de las contrapartes
participantes en programa.


Luego, sensibles a la necesidad de brindar también pautas operativas, para
regresar a la praxis, dedicaremos el último capítulo a una selección de técnicas
clásicas de Educación Popular. Empezaremos esta parte advirtiendo, una vez
más, que las técnicas no son más que herramientas para facilitar procesos; no
valen por si solas. Lo que les da el significado es el compromiso político que las
inspira; lo que les da coherencia es el sistema metodológico en el cual están
enmarcadas. También brindaremos allí algunos elementos de reflexión sobre la
importancia del juego como elemento pedagógico. Luego, propondremos una
secuencia de momentos metodológicos que nos pueden inspirar a la hora de
planificar una actividad educativa-organizativa, un taller, en una lógica de
Educación Popular. Para cada uno de estos momentos, presentaremos algunos
ejemplos de técnicas tomando en cuenta los criterios siguientes:


o Las características del grupo.
o Los objetivos particulares que se pretenden lograr.
o Las condiciones de tiempo, espacio y recursos disponibles.


10
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Después de todo lo anterior habrá lugar en este texto y tiempo en este curso para
ir construyendo nuestras conclusiones.


La bibliografía consultada permitirá profundizar más según intereses propios
personales o compartidos. Cada obra mencionada está al acceso de los autores de
este texto, tal que pueden coordinarse con ellos para lograr cualquier consulta
específica.


Y de último, incluimos en anexo un texto reciente de FUNPROCOOP de El
Salvador sobre la Escuela Sub-Regional de Formación Político-Pedagógica de la
Red Alforja.


Estamos invitadas/os para la reflexión crítica, desde nuestras prácticas e
integrando algunos aportes teóricos, tal que logremos construir nuevos elementos
que enriquecerán indudablemente nuestro trabajo de campo y nuestras prácticas
futuras en general.


Como Trabajo de Campo para este curso, se les plantean dos opciones:


1. Completar el capítulo 2 ‘Perspectiva histórica sobre la Educación Popular’,
realizando una investigación sobre una de las experiencias de Educación
Popular mencionadas al final del mismo [p. 38), u otra, destacando su
contribución a la construcción de la Educación Popular como sistema
metodológico. La tarea consiste en redactar en equipo [máximo 3) una síntesis
[5-10 páginas), más un informe de proceso, a nivel personal, justificando la
calificación de dicha experiencia como ‘Educación Popular’ y expresando el
significado de esta misma experiencia para sus quehaceres socio-educativos
en la actualidad.


2. Planificar, desarrollar y evaluar un taller [de al menos 1 día) basado en una
metodología acorde al ‘sistema metodológico’ que constituye una Educación
Popular, sobre cualquier tema y entre quiénes ustedes consideren más
oportuno. Además de entregar [a nivel de equipo) el diseño metodológico,
documentos de apoyo y la memoria, la tarea consiste en la redacción del
informe de proceso [a nivel personal) en el cual evidenciarán críticamente que
la metodología desarrollada se enmarca efectivamente en una lógica de
Educación Popular.


Adelante. . .


ll
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


2. Perspectiuu histórica sobre lu
Educación Popular


Queda todavía por escribir una historia de la Educación Popular en América
Latina. En las páginas que siguen señalamos algunos hitos a tomar en cuenta
para esta tarea de comprender históricamente su significado y su papel para la
construcción del movimiento popular latinoamericano. Demasiado a menudo, se
obvia esta perspectiva histórica, así como también la reconstrucción y
sistematización de los procesos vividos, menospreciando así el valor de la gran


diversidad de experiencias que constituyen los ladrillos con los cuales se ha
venido construyendo el sistema metodológico de la Educación Popular.


2.1. REVOLUCIÓN INDUSTRIAL Y MOVIMIENTO OBRERO (SIGLO XIXP


La Educación Popular no es un fenómeno reciente. Su origen se busca desde
mediados del siglo XIX, asociado al desarrollo de los movimientos obreros en el
amplio y complejo proceso de organización del proletariado industrial en los
países del Norte de Europa donde, progresivamente, se había estrenado la llamada
Revolución Industrial a partir de los años 1780: Inglaterra primero, luego Bélgica
y Alemania, etc.... Generalmente, esta etapa no se toma en cuenta cuando se
hace referencia a la historia de la Educación Popular, pero resulta muy
interesante remontarnos a estos antecedentes a fin de subrayar, de entrada, la
articulación fundamental entre Educación Popular y lucha de clases, entre
procesos de aprendizaje y reivindicación de una sociedad más justa.


Efectivamente, los orígenes del movimiento obrero, tanto en su expresión sindical
como a través del surgimiento de partidos con una orientación de clase proletaria,
están llenos de experiencias educativas ligadas directamente a las exigencias de
organización de la clase obrera. Estos planteaban la superación de las tendencias
corporativistas o gremiales, en la búsqueda de mecanismos de defensa y
regulación ante los embates del sistema capitalista que había dado nacimiento al
proletariado y a su explotación sistemática.


l Para toda esta parte, Ver Eric J. Hobsbawm : L ’Ere des Révolutíons, Ed. Complexe, Bruxelles, 1988.
l 2


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Así, desde la conformación en 1864 de la I Internacional [Asociación
Internacional de los Trabajadores) en Londres, bajo la dirección de Karl Marx, el
proceso de organización política del movimiento obrero se manifestó mediante
diferentes iniciativas de formación de líderes obreros que darían lugar a los
primeros sindicatos. Estas iniciativas tomarían progresivamente un carácter más
sistemático a través de las “escuelas sindicales” que apuntaban simultáneamente
al desarrollo de capacidades tales como la lecto-escritura o la oratoria, de
habilidades prácticas como el manejo de imprentas y la elaboración de materiales
de divulgación, así como de actitudes solidarias y reivindicativas. Se trataba,
indudablemente de una “educación para la vida” pues el desarrollo de tales
capacidades, competencias y actitudes apuntaba a una organización más eficaz de
la lucha contra la injusticia y la explotación, para mejorar las condiciones de vida
de la clase trabajadora.


Progresivamente surgiría también la preocupación de organizar actividades
recreativas y culturales para la clase trabajadora, orientadas implícitamente a
favorecer la aparición de una identidad orgullosa entre el proletariado como
fundamento de la conciencia de clase. En las ciudades industriales más
importantes de Bélgica por ejemplo, país pionero en la Revolución Industrial,
aparecen las Casas del Pueblo como espacios de encuentro de la clase obrera.
Obviamente, la preocupación mayor era la lucha sindical pero también el rescate
y la valoración de la cultura popular. Es así como se organizan bandas musicales,
grupos de teatro, círculos de estudios, cursos de alfabetización para las hijas e
hijos de los obreros, etc.... En muchos casos, estas iniciativas mantienen vínculos
orgánicos con las estructuras sindicales o los partidos socialistas, llegando a
constituir en la práctica canteras de líderes para el movimiento obrero. Es
interesante señalar, por ejemplo, que las letras de lo que constituye hasta hoy el
principal símbolo del movimiento obrero, el himno de la “Internacional”, es
producto de un concurso de poesía realizado en 1871 en uno de estos espacios de
promoción de la identidad cultural de la clase trabajadora.


2.2. PASTORAL SOCIAL CATÓLICA Y ÏUVENTUD OBRERA CRISTIANA (]oc,1925)


A finales del siglo XIX, ante el fortalecimiento del movimiento obrero dominado,
a nivel ideológico, por la filosofía socialista y la influencia de la Internacional de
los Trabajadores, personalidades “progresistas” de la Iglesia Católica empiezan a
manifestar su preocupación por el peligro que se “pierda” a las clases populares.


En respuesta a esta preocupación, sacerdotes católicos de los barrios obreros se
apropian de la metodología educativa y organizativa del movimiento obrero,
promoviendo organizaciones de masa como alternativas a las estructuras
socialistas. Es así como empiezan a estructurarse, particularmente en Bélgica y
en los Países Bajos (Holanda), los llamados pilares: una serie de instituciones -
socialistas por una parte, católicas por Otra, y liberal en menor medida - que
acompañan al ciudadano desde el nacimiento hasta la muerte: maternidades,


13
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


clínicas, escuelas, organizaciones de jóvenes, sindicatos, asociaciones culturales,
mutualidades, medios de comunicación, partidos políticos, etc.


Temporalmente interrumpidos durante la I Guerra Mundial (1914-1918), estos
esfuerzos reinician con más fuerza y de manera más estructurada una vez
concluido el Conflicto armado, sacando provecho de las divisiones del
movimiento obrero entre la tendencia social-demócrata [III Internacional de
Berne) y la tendencia dominada por el Partido Comunista ruso [III Internacional
de izquierda o Komintern].


Es así Cómo la labor organizativa desarrollada en Bélgica por el sacerdote Joseph
Cardijn, quien llegaría luego a ser obispo, con adolescentes y jóvenes obreros
daría lugar, en 1925 a la Juventud Obrera Cristiana (JOCJ que se desarrolló
rápidamente en los suburbios obreros de las principales ciudades industriales de
Bélgica y en París. La JOC llegó muy rápidamente a conformarse como federación
internacional, adquiriendo una fuerte presencia en algunos países latino-
americanos como el Perú. Jugó un papel muy importante para la formación de
militantes y líderes de los sindicatos ligados a la Iglesia Católica.


Aún cuando nunca llegaron a tener el mismo impacto que la JOC, es interesante
señalar que, paralelo a ésta, la Iglesia había promovido también, a partir de 1929,
la organización de otros movimientos de masa sectoriales como la Juventud de
Estudiantes Cristianos [IEC] y la Juventud Agrícola Cristiana (JAC). Esto nos
demuestra que la Iglesia Católica había adoptado una estrategia sistemática de
atención especializada para los diferentes sectores sociales, entre los que se
consideraban más estratégicos ideológicamente o donde se percibía un mayor
peligro de contagio de las ideas socialistas.


De cara al tema de la Educación Popular, lo interesante del caso es que estos
esfuerzos de la Iglesia Católica para recuperar su influencia entre las clases
populares se fundamentarían en la formulación explícita de una estrategia de
pastoral social que llegaría a constituir una Verdadera metodología de
evangelización y Educación Popular.


2.3. SANDINO Y EL EJÉRCITO DEFENSOR DE LA SOBERANÍA NACIONAL (192 7-
19341


Aterrizando ya al contexto latinoamericano, resulta muy interesante referirnos al
pensamiento pedagógico de Augusto César Sandino que sustentaba todo el trabajo
de educación política de las tropas del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional
[EDSN]. Al respecto, Carlos Tünnermann Berrnheim, ministro de educación de
Nicaragua a principios de los años ‘80, señala: Maestro fue también Sandino. Y
en más de un sentido. Primero, en el sentido trascendente, porque, como nadie,
contribuyó a conformar Ia conciencia de un pueblo, a encauzar sus energías, su
capacidad de rebeldía, hacia el objetivo supremo de Ia libertad de 1a Patria. [...]


14
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Luego, en un sentido concreto, directo, en el sentido que podríamos llamar tanto al
dirigente de la educación como del maestro del aula, Sandino supo ser
consecuente. No olvidemos que el “General de Hombres Libres” [...] hizo que sus
oficiales aprendieron todos a leer. [...] Esto ocurrió con el General Pedro
Altamirano. Nos dice: “Durante los azares de la lucha y a pesar de su edad,
solamente porque yo se lo ordené, Altamirano aprendió a leer y escribir
cancaneando y cacarañeando, pero ha progresado mucho y ahora, asómbrese,
también sabe escribir a máquina pero con un solo dedo”. Lo mismo ocurrió con el
General Pedro Blandónz.


Más adelante sigue diciendo Carlos Tünnermann: En esta Visión de Sandino, la
cultura, la educación es sólo un instrumento, un medio para conseguir fines muy
prácticos. Necesita que sus oficiales todos aprendan a leer y a escribir para que
transmitan sus informes con eficiencia, para que la comunicación entre los
comandos de sus columnas sea lo más eficiente posible. [...]. Pero es sobre todo
en contacto con nuestros compatriotas, miskitos, sumos, ramas, zambos, donde se
da cuenta de la urgente necesidad de la educación como instrumento de desarrollo
social. En el aspecto específicamente de educación, organiza en su ejército un
“Departamento Docente” que él describe así: “La tarea del departamento docente,
aunque para mí de gran importancia, resultó muy complicada debido a las
circunstancias. Se trataba de enseñar a leer y a escribir a muchos de los oficiales
que no sabían y al noventa por ciento de los soldados que eran analfabetas. A
cada oficial que lo necesitaba, se le asignó un ayudante para que le diera clase
entre batallas y emboscadas y que reportara su progreso periódicamente. Entre
los soldados esta tarea resultaba más difícil, pero se hacía todo esfuerzo posible”.


Desde luego: La primera escuela rural creada en Nicaragua bajo el doble signo
pedagógico ypolítico, esto es, una Verdadera escuela para la liberación, la abrió el
General Augusto César Sandino en las montañas de las Segovias en 1928. Una
Verdadera escuela rural, junto a los grandes ríos y bajo los altos árboles. Donde
alfabetizador y alfabetizando compartían las mismas condiciones inlióspitas: el
mismo suelo hallado por las bombas y el mismo cielo nublado por los aviones.
Donde el maestro era un guerrillero, guerrillero el alumno, y alumnos y maestros
juntos, siempre guerrilleros, lo que equivalía a enseñar, aprender y disparar en
situaciones apremiantes4.


En conclusión, Tünnermann subraya todavía la estrecha relación entre labor
educativa y proyecto político: Porque fue luchando que Sandino aprendió, y fue
enseñando que Sandino luchó. Dándose el pedagogo y el político juntoss.


2 Carlos Tünnermann Bernheim, Pensamiento Pedagógico de Sandino. Materialpara alfabetizadores. MED,
Managua, 1983, p. 7 — 13.


3 Idem, p. 11.
4 Idem, p. 13.
5 Idem, p. 15.


15
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


2.4. POLÍTICAS REFORMISTAS DE DESARROLLO Y “ALFABETIzAcIóN
FUNCIONAL” (DÉCADAS ‘40 Y ‘50)


Más allá de una iniciativa - clandestina por supuesto - como la del General
Augusto César Sandino en Nicaragua, las primeras campañas oficiales de
alfabetización dirigidas a las clases populares que se llevaron a cabo en América
Latina datan de los años ‘40.


Recordamos en particular al tristemente famoso Instituto Lingüístico de Verano
[ILV) vinculado a las denominaciones evangélicas más conservadoras de los
Estados Unidos de Norteamérica, que promovió campañas de evangelización
entre las poblaciones indígenas del Perú mediante la alfabetización en lenguas
indígenas, hasta entonces sin escritura, con la elaboración y divulgación de
diccionarios entre estos idiomas y el castellano.


Por otra parte, se desarrollan también iniciativas gubernamentales como en
Ecuador, dónde el gobierno promulgó una Ley de Alfabetización en 1942. En


República Dominicana por ejemplo:


Se estableció que, durante los veranos de 1942 y 1943, los maestros debían utilizar
dos horas por día para enseñar a grupos de quince a veinticinco analfabetos a leer,
escribir y contar. Asimismo Trinidad y jamaica utilizaron este método a
comienzos de la década de 1940. Del mismo modo, también a mediados de la
década del 40, en Honduras se lanzó un programa en el cual maestros y
estudiantes alfabetizarían cada uno a cinco personas durante un año. [...] En 1945
se realizó en Guatemala un programa para reducir el analfabetismo en “tiempo
record”. La campaña experimental se inició en la ciudad de Guatemala y, como
observa Ebaugli, dejó mucho que desear: “Se inscribieron unos 3 mil analfabetos.
Al final del período de prueba quedaban unos 300 y sólo unos pocos (tres, según
una estimación!) habían aprendido a leer y escribir”. Foster registra resultados
similares en Ecuador”.


Difícilmente los resultados hubieran podido ser mejores pues todas estas
iniciativas obviaban todo análisis relativo a las causas estructurales de la


situación de increíble marginación y miseria en la cual se encontraba la mayoría


6 La Belle Thomas J., Educación na-formaly cambio social en América Latina, Ed. Nueva Imagen, sin
fecha, p. 143-144. Citado por Peresson M, Mariño G. y Cendales L. en Educación Populary
Alfabetización en América Latina, Dimensión Educativa, Bogotá, 1983, p. 28.


l 6
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


del pueblo, generalmente de origen indígena, en todos los países mencionados.
Su exclusión del sistema educativo y, desde luego, el analfabetismo, sólo era una
manifestación de estas estructuras sociales injustas cuyas raíces estaban tan
profundamente arraigadas desde la época colonial que era totalmente ilusorio
pretender extirparla mediante campañas realizadas en “tiempo record”.


Por otra parte, estos programas no eran ni contextualizados ni adecuados a las
características particulares de la población analfabeta. Así, al finalizar la década
de los ‘40, la recién fundada UNESCO lanza el programa conocido como
“Educación Fundamental”, basado sencillamente en una simplificación de los
programas oficiales de educación primaria, brindando además capacitaciones
Vocacionales y domésticas7.


En los años ‘50, con el empuje de movimientos revolucionarios en Guatemala y
Cuba, el campo reformista se convenció de la necesidad de ejecutar reformas más
convincentes para mantener el pueblo bajo control. En el marco político-
ideológico de la Alianza para el Progreso, los gobernantes latinoamericanos
reunidos en Punta del Este asumieron el compromiso de impulsar programas de
Reforma Agraria y de alfabetización a cambio de recibir la ayuda externa del
gobierno norteamericano. La Reforma Agraria apuntaba a la modernización de
los sistemas de producción mientras la alfabetización, mediante la nueva
modalidad de “Educación Funcional”, pretendía elevar la capacidad productiva
de los trabajadores agrícolas. Sabemos ahora que estas supuestas Reformas
Agrarias impuestas desde los Estados Unidos de Norteamérica no dieron ningún
resultado, en parte talvez porque, a raíz del asesinato del presidente john F.
Kennedy y el inicio de la guerra en Vietnam, el gobierno norteamericano de
Johnson dejó de apoyar esta lógica reformista, asumiendo en cambio una lógica
represiva contra los movimientos populares mediante el apoyo militar a los
regímenes dictatoriales.


7 Peresson M, Mariño G. y Cendales L., op.cit. p. 29.
l7


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Sin embargo, es interesante subrayar que, en materia de educación, la UNESCO
intentó mantener Viva esta tendencia reformista, apareciendo entonces conceptos


tales como “desarrollo de recursos humanos” y “educación permanente” de la
mano de obra empleada en el sector moderno de la economía, como condición
para un esperado “despegue económico”. Efectivamente, detrás de estas políticas
reformistas estaba la concepción del desarrollo asociado al crecimiento
económico, que suponía una alfabetización orientada al mejoramiento de la
productividad laboral y al mantenimiento de la tranquilidad social. Asimismo, el
Banco Mundial, en su programa de lucha contra la pobreza pretendía mejorar las
condiciones de Vida de la población menos favorecida a fin de evitar situaciones
explosivas a las cuales pudiera llevar el aumento creciente de la miseria. Es en el
marco de este programa que surge el concepto de “Educación no formal”.


En esta perspectiva surge entonces el Programa Experimental Mundial de
Alfabetización (PEMA) ejecutado conjuntamente por la UNESCO y el PNUD, que
consistía en combinar la alfabetización y elementos de aritmética con cursos
Vocacionales básicos y variados: agricultura, corte y confección, albañilería,
electricidad, etc....
En las conclusiones del Congreso Mundial de Ministros para la Liquidación (sic!)
del Analfabetismo reunido en Teherán en 1965, se afirma:
Lejos de ser un fin en s1’ misma, la alfabetización funcional debe estar concebida
de manera que prepare al hombre para el desempeño de un papel social, cívico y
económico que sobrepase ampliamente los límites de una alfabetización
rudimentaria reducida a la enseñanza de la lectura y la escritura; debería ser
ocasión para adquirir nociones útiles para la elevación inmediata del nivel de
vida: lectura y escritura no deben servir sólo para la adquisición de conocimientos
elementales de tipo general, sino para la preparación de trabajo, el aumento de la
productividad, una participación más amplia en la vida cívica, una mejor
comprensión del mundo circundante y, por último, para facilitar el acceso al fondo
cultural humano”.
Según la evaluación del programa PEMA realizada por la misma UNESCO en el
caso de Ecuador por ejemplo: La mayor deficiencia del proyecto fue la falta de
apoyo financiero y logístico del gobierno. El fracaso relativo del proyecto al no
lograr sus objetivos puede atribuirse en último término a la insuficiencia de
fondosg.


8 UNESCO, Programa Experimental de Alfabetización. Evaluación crítica, p. 10. Citado por Peresson M,
Mariño G. y Cendales L., op. cit., p. 30.


9 Idem, p. 31.
18


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


2.5. PRIMERA CAMPAÑA DE ALFABETIZACIÓN MAsIvA E INTEGRAL EN LA
REVOLUCIÓN CUBANA (1961)


Desde la época de la lucha en la Sierra Maestra, a principios del año 1957, el
Comandante Ernesto Che Guevara ya insistía en la necesidad de elevar los niveles
educativos de los combatientes guerrilleros, improvisando para ello cursos
nocturnos de alfabetización en los cuales se juntaban también colaboradores
campesinos de esta región oriental de Cuba que la dictadura de Batista mantenía
en un estado de completo abandono.


Sin embargo, no fue sino hasta dos años después del Triunfo de la Revolución
Cubana, en enero de 1961, que el Gobierno Revolucionario da inicio a la primera
campaña de alfabetización masiva realizada en América Latina. Tenía un
enfoque integral pues el objetivo meramente educativo estaba indisoluble y
explícitamente ligado a un objetivo de transformación de las estructuras socio-
económicas heredadas del régimen de Batista. Según un informe de la UNESCO
relativo a la situación cubana en esta época: Se necesitaba 35.000 aulas y sólo
había 17.000. La mitad de los niños en edad escolar no frecuentaban ninguna
escuela. Desde luego, esto contribuía cada año a aumentar el número de
analfabetos”. Sin embargo, además del reto de ampliar la insuficiente oferta de
servicios educativos para la niñez, el gobierno estaba decidido a enfrentar
también el reto de la alfabetización de adult@s. Siempre según la UNESCO, el
23,6% de la población era analfabeta, con grandes desigualdades entre las
ciudades (11% de analfabetismo) y las zonas rurales (41,7%).


Entre otros objetivos de la campaña, señalados en el Manual para el alfabetizador,
se menciona: Con ello se propone incorporar a casi la tercera parte de nuestra
población a la comprensión del proceso revolucionario y a su rápida evolución, así
como incrementar la producción por medio de una mayor capacitación cultural y
técnica”.
Más adelante, el mismo documento señala: El analfabetismo, producto del
subdesarrollo provocado por la intervención del imperialismo y producto directo
del atraso económico-político del país, es un enemigo poderoso que debemos


1° UNESCO, Métodos y medios utilizadas en Cuba para la supresión del analfabetismo. Citado por Peresson
M, Mariño G. y Cendales L. en op.cit., p. 34 — 35.


n Ministerio de Educación de Cuba, Alfabeticemos. Manualpara el alfabetizador, La Habana, 1961, p. 5.
19


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


vencer y, así como nos unimos cubanos de todos los sectores para defender la
soberanía de nuestra patria, nos uniremos también para liberar a nuestro pais de
ese enemigo interno y lograr con su liquidación una plena libertad y una unidad
incorruptible.
En cuanto a sus resultados, la experiencia cubana fue la primera campaña de
alfabetización realmente exitosa, un factor fundamental para este logro siendo la
Voluntad política incondicional del gobierno revolucionario que, a pesar de
atravesar una situación muy difícil a nivel económico, político y militar, dedicó
recursos considerables para la campaña. Manifestación simbólica de esta
decisión política es el hecho que el año 1961 haya sido decretado como “Año de
la Alfabetización”.


Por otra parte, resulta importante destacar que la Campaña de Alfabetización
impulsada en Cuba se realizó en diferentes fases que reflejaban una preocupación
por adecuar la metodología a las características de los diferentes contextos. Así,
las estrategias implementadas fueron diferentes en las zonas rurales, en los
centros industriales y en las zonas urbanas. Además, la unidad lingüística de
Cuba evitó el tener que realizar campañas especiales en idiomas indígenas, a
diferencia de muchas experiencias anteriores en países pluri-étnicos. En fin, la


isla contaba ya con una red de vías de comunicación relativamente bien


desarrollada.


Pero, como lo señalara Fidel Castro en su discurso de clausura de la Campaña, el
22 de diciembre de 1961, el factor decisivo fue la participación y movilización
masiva del pueblo organizado:


Aquella habría sido una tarea imposible, pero imposible para un pueblo que
viviera bajo la opresión, habría sido una tarea imposible para cualquier pueblo del
mundo, excepto que esta tarea se la hubiese planteado un pueblo en revolución.
Sólo un pueblo en revolución habría sido capaz de desplegar el esfuerzo y la
energía necesarios para llevar adelante tan gigantesco propósito”.
Por su parte, la UNESCO Valoraría luego los resultados de la campaña de
alfabetización cubana en estos términos: Cuba fue declarada ante el mundo,
primer territorio de América liberado del analfabetismo el 22 de diciembre de


12 Fidel Castro, La educación en revolución. Instituto cubano del libro, La Habana, 1976, p. 54 — 56. Citado
por Mario Peresson et a1., op.cit. p. 37.


20
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


1961, al ser alfabetizados 707.212 habitantes, de los cuales 231.057 en la zona
urbana y 476.155 campesinos, quedando al finalizar la campaña 271.995
analfabetos, muchos de los cuales se integrarían a campañas de alfabetización
residual“.
Lamentablemente, producto del aislamiento impuesto al gobierno revolucionario
de la isla por el imperialismo norteamericano, los logros de la campaña de
alfabetización en Cuba se divulgaron muy poco hacia los otros países de América
Latina.


2.6. CONFERENCIA EPISCOPAL DE MEDELLÍN Y OPCIÓN POR LOS POBRES“


A partir de 1962, la Iglesia Católica inicia un profundo proceso de reformas en el
contexto del Concilio Vaticano II, el cual concluye en 1965, fuertemente marcado
por la personalidad del nuevo Papa Juan XXIII. Los documentos del Concilio
Vienen a ratificar la perspectiva de la nueva pastoral social ya evocada arriba, los
cuales se manifiestan en cambios que nos parecen hoy día bastantes ingenuos
pero que tuvieron un impacto trascendental en esta época. Para mencionar sólo
lo más palpable: la liturgia ya no se da en latín sino en los idiomas locales.
Además, abren pista para una mayor adecuación a las especificidades culturales
del mensaje cristiano a la realidad y a una mayor participación de l@s laic@s.


En América Latina, estas pautas fueron recibidas con muchas esperanzas y la II


Conferencia Episcopal Latinoamericana, reunida en Medellín en 1968, se esforzó
por llevar a la práctica las promesas de Vaticano II. Ante todo, la Iglesia
latinoamericana afirma su “opción preferencial por los pobres” y, como estrategia
evangelizadora, ante la insuficiencia del clero en la mayoría de los países, decide
impulsar las Comunidades Eclesiales de Base [CEB’s]. Esto significaba apoyar la
formación de laic@s como Delegad@s de la Palabra, brindándoles una


herramienta metodológica innovadora estructurada en tres momentos: el famoso
VER - IUZGAR - ACTUAR.


13 UNESCO, Métodos y medios utilizadas en Cuba para la supresión del analfabetismo. p 28. Citado por
Mario Peresson et al., op.cit. p. 36.


14 Para toda esta parte, Ver Elmer Romero (coord.), Harinapara mi costal. Una experiencia de educación
popular en El Salvador, Ed. Equipo MAIZ, San Salvador, 2000, p. 10-1 l.


2 l
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


En virtud del VER, las comunidades cristianas analizaban su realidad, muchas
veces dotándose de una guía de interpretación inspirada en los avances de las
Ciencias Sociales, la sociología particularmente. Luego, IUZGAR implicaba
esencialmente relacionar la realidad así descrita a partir de una contextualización
del mensaje cristiano, buscando en los Evangelios alguna situación similar que
les diera pistas. En fin, con el ACTUAR, estas comunidades cristianas pretendían
tomar parte activa en la transformación de las estructuras sociales injustas.


Aún con una perspectiva a veces muy paternalista, esta búsqueda de una
metodología adecuada para que la población analizara mejor su realidad,
desarrollara una conciencia crítica y, por ende, se sumara a la lucha con la mente
clara, fue indudablemente una dinámica esencial en la cual se generó, en
América Latina, la propuesta de la Educación Popular. En particular, tenía el


mérito de plantear preguntas concretas: ¿Cómo llegarle al pueblo, cómo
entusiasmarlo y despertarle las ganas de luchar? Y, entre las respuestas brindadas
por estos primeros grupos de “animación pastoral”, algunas siguen constituyendo
referentes metodológicos ineludibles para quienes impulsan procesos de
Educación Popular: talleres comunitarios de reflexión, dinámicas de animación,
tecnicas de promoción de la participación, análisis de coyuntura, establecimiento
de relaciones horizontales, etc.....


Sin embargo, después de suscitar un período de gran dinamismo en el seno de
innumerables organizaciones de inspiración cristiana, el metodo “Ver — juzgar —


Actuar” perdió su vitalidad al ser aplicado cada vez más al análisis de situaciones
micro-sociales, como ‘ensimismisándose’ en grupos parroquiales o pequeñas


comunidades, sin perspectivas de desembocar en una generalización de sus
reflexiones a situaciones estructurales. En otras palabras, pareció haberse
olvidado que, además de ‘Actuar localmente’, es importante ‘Pensar globalmente’,
es decir trabajar a partir de situaciones concretas pero vinculándolas con un
análisis socio-económico, político y cultural sólido y amplio.


22
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


2.7. PAULO FREIRE Y LA “PEDAGOGÍA DEL OPRIMIDo” (1968)


Mientras la afirmación por los obispos latinoamericanos de la “opción
preferencial por los pobres” enrumbaba los sectores más progresistas de la Iglesia
Católica en la importantísima dinámica que acabamos de reseñar, el pedagogo
brasileño Paulo Freire publicaba sucesivamente sus dos libros más famosos: La
educación como práctica de 1a libertad” primero, y la Pedagogía del
Oprimido” luego.


Aún cuando, desde hace algunos años, ciertos autores se han dedicado a la tarea


de criticar a Freire, no se puede negar que el conjunto de su obra, y
particularmente la publicación de estos dos libros, brindó respuestas
fundamentales para la construcción de la propuesta metodológica de la
Educación Popular. Sea lo que sea, como lo señala Carlos Torres: Hoy, en
pedagogía, se puede estar con Freire o contra Freire, pero no sin Freire”.


Nacido en Recife en 1921, Paulo Freire había tenido sus primeras experiencias en
alfabetización de adultos en 1961 participando en el Movimiento Ecuménico de
Cultura Popular. Su experiencia como profesor de portugués lo había llevado a
criticar los métodos tradicionales de educación de adultos que - como Vimos más
arriba - habían impulsado los diferentes programas educativos oficiales luego de
la II Guerra Mundial, conformes a los intereses de la expansión del capitalismo
dependiente en nuestro continente. Freire criticó, en primer lugar, la perspectiva
esencialmente “bancaria” de estos programas tradicionales. Los comparaba con la
idea de una alcancía en donde se acumulan los conocimientos como monedas
pero no hay creación de riqueza, no surgen nuevos conocimientos. Al final del
año escolar, cada ‘alumno’ tiene que romper su chanchito, que es el examen, y
aquel que mejor ha tesaurizado ‘individualmente’ los conocimientos y los puede
reproducir tales cuales es declarado el mejor, el más rico. Aquí, el conocimiento
es transmisión vertical, bancaria, desde un educador que se supone que lo detiene
todo y lo entrega “generosamente”, al que se supone ignorante cuya mente sería
como un receptáculo vacío para rellenar. En esta perspectiva bancaria, el
aprendizaje no es más que la acumulación de los conocimientos de otros,
concebidos como capital, pero no hay creación colectiva de nuevos
conocimientos, es decir que no hay producción de riqueza.


15 La primera edición en portugués, con el título: Educagáo como práctica da liberdade, Ed. Paz e Terra, Río,
data de 1967.


16 Aunque incompleta, la primera edición de Pedagogía del aprimida, en Santiago, data de 1969.
17 Carlos Torres Novoa Entrevistas con Paula Freire, Ed. Gernika, p. 13.


23
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


De ahí viene la famosa frase de Paulo Freire: Nadie lo sabe todo, nadie lo ignora
todo, todos aprendemos juntos. Y esta otra que dice: Nadie enseña a nadie, todos
nos enseñamos juntos. Educador[a) y educando están inVolucrad@s en una
relación mutua de construcción colectiva de nuevos conocimientos, que no puede
deslindarse de la construcción de un nuevo modelo de sociedad situado
históricamente a partir del sujeto educativo.


En 1964, cuando él y el equipo del Servicio de Extensión Cultural que dirigía en
la universidad de Recife habían preparado coordinadores y hecho planes para
iniciar un amplio proyecto basado en la organización de mil “círculos culturales”
de alfabetización en todo Brasil, se dio el golpe de Estado militar. Freire fue
acusado de subversión y llevado a prisión. Después de pasar unos meses en la
cárcel, Freire optó por el exilio, primero a Bolivia, luego en Chile, donde trabajó
en el Departamento Nacional de Educación de Adultos, y finalmente en Suiza,
colaborando durante muchos años con el Consejo Mundial de Iglesias. Esta
institución le permitió viajar bastante y participar en numerosas experiencias de
alfabetización, experiencias que sistematizó en sus libros.
En éstos, Los planteamientos de Freire sobre la no neutralidad de la tarea
educativa, el diálogo como método de concientización, la igualdad entre educador
y educando como partícipes de un proceso que implica develar la realidad y
asumir el compromiso histórico de la liberación de los hombres, y muchos más,
dieron una nueva orientación a la concepción tradicional yhan ejercido una gran
influencia en los trabajos de alfabetización y educación de adultos en América
Latina, y su aporte marca toda una época en el campo de la educación popular.
Este nuevo enfoque de la alfabetización como concientización difiere totalmente de
las concepciones anteriores, verticalistas y fancionalistas, que consideraban que el
analfabetismo era la causa del atraso y el freno al proceso de industrialización y
modernización, como si éstas no encubrieran unas relaciones de dependencia y
explotación en capitales, tecnologías e insumos, Verdadera causa del atraso de
estos pueblos”.
Luego, desde una perspectiva más clasista, Freire formula otra crítica
fundamental a la educación tradicional considerada como mantenedora de una
situación de opresión y alienación. Los planteamientos posteriores del pedagogo
Illich harían extensivas estas críticas al conjunto del sistema escolar capitalista.
La propuesta de Freire apuntaba a una educación popular liberadora, dialógica, y
concientizadora, tendiente a la liberación de la opresión y a la transformación
social. Así, en el campo de la educación de adultos específicamente, él proponía


18 Mario Perresson et al., op.cit. p. 33.
24


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


alfabetizar a partir de la problematización y el análisis crítico de la realidad
vivida por las y los participantes del proceso de aprendizaje, lo que posibilitaba
además el establecimiento de una relación horizontal entre educadores y
educandos.


Otra idea fundamental de Freire en esta perspectiva es que: Nadie libera a nadie,
ni nadie se libera solo. Los hombres se liberan en comunión. Mucho se ha
criticado a Freire por el uso del concepto de “concientización” que seguiría
reflejando una relación desigual, paternalista, en la cual el ‘alumno’19 permanece
en un papel pasivo de beneficiario mientras el “generoso” educador le otorga los
beneficios de la liberación. La Verdad es que, desde el principio, Freire insistió en
el protagonismo fundamental del educando.


Así, en el título Pedagogía del Oprimido, queda claro que no se trata de una
pedagogía m el oprimido sino que: Esta enseñanza y este aprendizaje tienen
que partir, sin embargo, de los “condenados de la tierra”, de los oprimidos, de los
desarrapados del mundo y de los que con ellos realmente se solidaricen. Porque
¿Quién sentirá mejor que ellos los efectos de la opresión? ¿Quién más que ellos
para ir comprendiendo la necesidad de la liberación? 2"


Además, siempre atento a mantener una postura dialéctica, Freire afirma


también: Ahí radica la gran tarea humanista e histórica de los oprimidos: liberarse
a sí mismos y liberar a los opresores. No se trata, para Freire, de darle
sencillamente vuelta a la tortilla, de tal manera que los oprimidos de ayer se
vuelvan los opresores de mañana y vice-versa. La verdadera liberación sólo es
viable en y por la superación de la contradicción opresores - oprimidos que, en
última instancia es la liberación de todos“. Refiriéndose a esta necesidad de
imaginar nuevas relaciones de poder compartido, Freire señalaba en una
entrevista que le hacía Rosa María Torres en 1985: ...para fines de este siglo, uno
de los mayores desafíos que tenemos que enfrentar los que soñamos con la


19 Recordando el significado etimológico de esta palabra, ya señalado en la introducción: “a-lumen” = privado
de luz.


2° Paulo Freire: Pedagogía del oprimido, p. 34.
21 Idem. p. 39.


25
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


transformación revolucionaria de la sociedad burguesa es la necesidad de encarar
la toma del poder no solamente como un problema de tomar el poder sino de
reinventarlozz.


Ahora bien, uno de los aspectos más novedosos del aporte de Freire para la época
es que se trata de un método elaborado a partir de la sistematización de sus
experiencias. Paulo Freire es un investigador pedagógico con una pedagogía
investigadora; tampoco es un pensador que friamente, con un conjunto de
principios maquinados en la tranquilidad de un escritorio o en la tarea
catedrática, desarrolla una argumentación que luego, imperecederamente, va
pregonando por doquier. Al contrario, es un pensador de la praxis, un pedagogo de
la conciencia, es decir un critico que interroga su propia praxis docente en el
contexto de la lucha de clases donde toma lugar. [...] es también un pensador
itinerante. Su pensamiento se va modificando, plenificando, radicalizando”.
En respuesta a señalamientos, criticándole ciertos cambios en sus concepciones,
particularmente en cuanto a la incorporación de la lucha de clases en su análisis,
Freire hacía referencia a esta evolución de su pensamiento a partir de las
experiencias acumuladas:


yocreo que el Paulo Freire de hoy tiene cierta coherencia con el Paulo Freire de
ayer. El Paulo Freire de ayer no ha muerto. Quiero decir que yo he estado vivo
durante todos estos años... Pero el Paulo Freire de hoy necesariamente lleva
consigo las marcas de la experiencia. Por ejemplo, el Paulo Freire de hoy tuvo la
oportunidad, tuvo la suerte de conocer Nicaragua. A mis 60 años yo no conocía
Nicaragua, a no ser la Nicaragua dominada. El Paulo Freire de hoy tuvo la suerte
de vivirla experiencia de Chile, el Chile de la transición de Allende, el Chile de la
frustración de un golpe de Estado. El Paulo Freire de hoy tuvo la oportunidad de
conocer Tanzania, de participar en transformaciones profundas a partir de la
expulsión de los colonizadores en Angola, Guinea-Bissau, Cabo Verde y Sao Tomé.
El Paulo Freire de hoy tuvo la oportunidad de experimentar un poco en Nicaragua
y también en Granada. Entonces sería un desastre, sería muy triste si yo no
hubiera aprendido con estos cinco o seis momentos históricos, si hoy en día
siguiera siendo el mismo que llegó al exilio veinte años atrás, primero en Bolivia y
después en Chile. Yo tengo aún que aprender haciendo y Viendo las cosas que se
están haciendo“ .
Su afirmación: Nadie educa a nadie; nadie se educa solo; los hombres se educan


entre s1’ mediatizados por el mundo, fue el hilo conductor de experiencias


22 Rosa María Torres: Un encuentra con Paula Freire, en Selección de lecturas sobre metodología de la
Educación Popular, Asociación de Pedagogos de Cuba, La Habana, 1998, p. 58-72.


23 Carlos Torres Novoa, op.cit. p. 11.
24 Rosa María Torres, op.cit. p. 58.


26
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


educativas de carácter subversivo, en dónde el diálogo, la crítica y la
problematización de la realidad fueron los instrumentos del aprendizaje que
sustituyeron la memorización, la obediencia y el silencio de la enseñanza clásica.
El cambio de perspectiva para la educación formal era revolucionario. Como lo
señala Elmer Romero:


Ya no más ir a sentarse para escuchar una historia que sucedió en otros lugares y
hace mucho tiempo, ignorando la historia Viva que se estaba haciendo. Ya no más
acumular teorías que no dicen nada sobre el quehacer cotidiano. La propuesta
radicalmente transformadora de la educación propone que la práctica cotidiana
de la gente, su realidad inmediata, debe ser el punto de partida para su proceso de
conversión en sujeto consciente del cambio”.
Con otra de estas fórmulas muy sugestivas que lo llegaron a caracterizar, Freire
introduce la tesis, muy innovadora para la época, de la pluralidad de saberes.
Cuando afirma: Nadie es absolutamente ignorante y nadie es absolutamente sabio.
Todos nos educamos unos a otros, esto implica reconocer y Valorar los


conocimientos específicos que cualquiera, desde la persona más humilde,
analfabeta incluso, puede aportar para la construcción de un saber colectivo.


Además, en el fondo, el aporte de Freire le dio una dimensión radicalmente nueva
a la alfabetización. Alfabetizar ya no era sencillamente y de manera funcional
“enseñar a leer y a escribir”, sino en un sentido más exacto, aprender a escribir su
Vida, como autor y como testigo de su historia - biografiarse, existenciarse,
historizarse, haciendo referencia al proceso a través del cual la Vida se hace
historia [...] el proceso en que la Vida como biología pasa a ser vida como
biografia. Por lo tanto, alfabetizar es concienciar”.
Es indudable que, a pesar suyo, el “método Freire” fue muchas Veces desvirtuado,
Víctima de su propio éxito. Efectivamente, aunque valiosas en si, las técnicas de
alfabetización de Paulo Freire, tomadas aisladamente, haciendo abstracción de su


opción política liberadora, pierden todo significado. Así, señala M. Peresson:


25 Elmer Romero, op. cit. , p. 13.26 Emaní María Fiori, Aprender a decir su palabra. El método de alfabetización delprofesor Paula Freire.
Introducción a Paulo Freire, Pedagogía del oprimido. Siglo XXI Editores, México 1982, p. 4.


27
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Mientras la UNESCO trabaja con su enfoque de Educación Funcional, que
básicamente pretende elevar la productividad del trabajador, surge la
contrapropuesta de Freire, que recalca la dimensión política de la Alfabetización; a
pesar de la diferencia de enfoques, la UNESCO asimila el método de Freire, y lo
lanza dentro de sus propuestas de desarrollo. Surgen asi campanas de
Alfabetización según el método de Freire pero cuyos marcos de interpretación son
totalmente diferentes”.
Ojalá esta muy breve reseña del aporte considerable de Paulo Freire a la
edificación de la Educación Popular nos motive para leerlo en el texto original,
superando así estas instrumentalizaciones abusivas del “método Freire” que lo
han desvirtuado.


2.8. GUSTAVO GUTIÉRREZ Y LA “TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN” (1971)


En 1971 el teólogo peruano Gustavo Gutiérrez publica un libro cuyo título,
Teologia de la Liberación, tendría una repercusión enorme, no sólo en América


Latina sino en todo el mundo. Se trata fundamentalmente de rechazar la
instrumentalización conformista del mensaje cristiano que durante siglos fue
invocado por las clases dominantes para justificar las desigualdades e injusticias
socio-económicas como producto de la “voluntad divina”. Afirmaba al contrario


que el llamado Reino de Dios tenía que construirse en la tierra, aquí y ahora.


A partir de la contribución de Gustavo Gutiérrez, quien brindó una justificación
teológica a la opción preferencial por los pobres afirmada algunos años antes en
Medellín, numeros@s sacerdotes, religiosas y laic@s delegad@s de la palabra
adoptaron una actitud profética poniéndose definitivamente al lado de las/Os
pobres, llevándoles el mensaje liberador del Evangelio por todos los rincones de
América Latina. Es importante subrayar también que ciertas denominaciones
evangélicas se sumaron a esta dinámica, acercándose en el terreno, católicos y
protestantes con una perspectiva genuinamente ecuménica que incluyó también
sectores ateos. LO fundamental es que, más allá de sus convicciones filosóficas o


27 Peresson M, Mariño G. y Cendales L., Educación Populary Alfabetización en América Latina, Dimensión
Educativa, Bogotá, 1983, p. 33.


28
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


religiosas, compartieran el mismo compromiso por las luchas de liberación de los
pueblos latinoamericanos. Así fue como, en muchos países de América Latina,
revolucionarios y creyentes se encontraron, no sin tensiones, en el camino de las
luchas populares. Unas/os inspirados en el marxismo latinoamericano y otras/os
en la Teología de la Liberación”. En algunos casos, como el del sacerdote
colombiano Camilo Torres, la radicalidad de este compromiso fue tal que les llevó
a sumarse a la lucha armada.


Obviamente, esto cuestionaba muy profundamente la jerarquía de la Iglesia
Católica cuya doctrina rechaza tradicionalmente la violencia como método de
lucha política, venga de donde venga. Sin embargo, ante la evidencia de la
injusticia estructural en numerosos países de América Latina, ante el creciente
descaro de regímenes dictatoriales utilizando la violencia y la represión
sistemática como método de gobierno, conforme la doctrina de “seguridad
nacional”, esta posición doctrinal de la Iglesia Católica no podía justificarse más.
Así, Mons. Helder Cámara fue el primer obispo que concedió legitimidad ética a
la violencia revolucionaria en América Latina. Ahora bien, concederle
legitimidad ética no significa justificarla porque don Helder Cámara siempre
rehusó reconocer la eficacia de la violencia como método de lucha. Para esto,
habría que esperar casi veinte años más, con Mons. Arnulfo Romero en El
Salvador.
Es en este contexto de profundo cuestionamiento en la Iglesia Católica que la
propuesta metodológica de la Educación Popular se desarrolla con una gran
diversidad de experiencias llevadas a cabo por agentes religiosos en el campo de
la pastoral: alfabetización de adult@s, escuelas populares ligadas a las
parroquias, rescate de la cultura y la religiosidad popular, talleres de reflexión y
organización comunitaria, formación de líderes, etc...


Todos estos esfuerzos dieron rienda suelta a Ia creatividad de quienes los
impulsaban. La diversidad de experiencias pudo integrarse como parte de un
mismo fenómeno porque conservaron un principio de identificación: sólo se puede
llamar Educación Popular a aquella práctica que tenga como objetivo Ia
transformación de Ia sociedad y se vincula, directa o indirectamente, a Ia lucha
revolucionaria”.


28 Elmer Romero et al., op.cit. p. 12.
29 Idem. p. 12.


29
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


2.9. LA CN 3° EN LA REVOLUCIÓN SANDINISTA (1980)


Desde la época de las primeras acciones guerrilleras en Bocay y Pancasán, en sus
primeras proclamas de 1962 y 1965, el Frente Sandinista de Liberación Nacional
se había comprometido con la realización de una campaña de alfabetización en
Nicaragua. Asimismo, se cuenta que en una oportunidad en que el fundador del
FSLN, Carlos Fonseca Amador, visitaba unos de los campamentos guerrilleros al
mando de Germán Pomares - El Danto — observando como éste y otros les estaban
enseñando a los campesinos el arme y desarme de diferentes tipos de fusiles así
como varias tácticas de la guerra de guerrilla, él le dijo a Germán Pomares: Y
también enséñenles a leer..., frase que, catorce años después, habría de
convertirse en consigna de la Cruzada Nacional de Alfabetización.


Por su parte, Mario Peresson señala: Después de una larga historia de lucha,
Nicaragua logra el triunfo revolucionario el 19 de julio de 1979, dando fin a una
de las dictaduras más oprobiosas del continente e inmediatamente después y
“cuando la tierra todavía olía a sangre”, según expresión de Ernesto Cardenal,
empezó a organizarse la Cruzada Nacional de Alfabetización llamada: “Héroes y
Mártires por la Liberación de Nicaragua“ .
La realidad es que la planificación de la Cruzada había empezado meses antes del
triunfo de la revolución, cuando la Dirección Nacional del FSLN había encargado
a una comisión la tarea de elaborar los lineamientos fundamentales de lo que
habría de ser esa campaña de alfabetización una Vez en el poder. La Cruzada no
fue pues otra cosa que la realización de un largo sueño Sandinista plasmado
gracias a la Voluntad política de los dirigentes revolucionarios y al entusiasmo
organizado de todo un pueblo”.
Nicaragua heredó de Somoza 50,000 muertos, más de 100,000 heridos, 150,000
personas desplazadas de sus hogares, 40,000 niños huéifanos, 4,200 viviendas
destruidas, una deuda externa de 1,500 millones de dólares, pérdidas económicas
por 480 millones de dólares a raíz de la guerra, más de la mitad de su población
analfabeta, una aguda malnutrición infantil y una dramática situación económica
y social para las amplias mayorías de la población”. Sin embargo, apenas 15 días
después del triunfo revolucionario contra una de las dictaduras más corruptas y
sangrientas del continente, este pequeño país desvastado por la guerra y por la
muerte, anunciaba su compromiso de erradicar el analfabetismo.


3° Cruzada Nacional de Alfabetización
31 Peresson Mario et al., op. cit. p. 37.
32 Rosa María Torres, Nicaragua: Revolución Popular, Educación Popular, Ed. Linea, México, 1985, p. 19.
33 CEPAL, Nicaragua: repercusiones económicas de los acontecimientospolíticos recientes, E/CEPAL/G.


1091/ReV.1, diciembre 1979. Citado por Rosa María Torres, op.cit., p. 18.
30


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Una de las primeras tareas fue Ia realización de un censo, a fin de determinar el
número de analfabetas entre Ia población mayor de 10 años, su ocupación y
localización geográfica, así como Ia disponibilidad para aprender o enseñar“. Los
primeros resultados revelaron que un 50,2 % de la población se declaraba
analfabeta - cifra que se incrementaría luego a 64 % - , con grandes desigualdades
geográficas pues algunas regiones como el departamento de Río San Iuan
presentaban hasta más de 90 % de analfabetismo. Pero este censo evidenció
también la enorme disposición y solidaridad popular pues, por cada tres
analfabetas, un(a) nicaragüense estaba dispuest@ a alfabetizar durante unos 5
meses hasta en las zonas más remotas e inhóspitas del país. En total se
movilizaron unos 180,000 alfabetizadoras/es.
La UNESCO reconocería luego la Cruzada Nacional de Alfabetización
nicaragüense como una de las mayores movilizaciones populares del siglo. Y el
escritor argentino Iulio Cortázar, en un artículo titulado EI pueblo nicaragüense
maestro de si mismo, señaló que la Cruzada convertirá Ia totalidad de] país en
una gigantesca escuela en Ia que de alguna manera Ia mitad de Ia población
enseñará a Ieer y a escribir a Ia otra mitad”.
A nivel organizativo, semejante movilización requería una logística sólo
comparable a la de la recién librada guerra de liberación que, estuvo presente
como inspiración y referencia en la estrategia organizativa y logística, en la
terminología militar traducida en frentes, brigadas, columnas y escuadras de
alfabetización, en el espíritu insurreccional que animó e hizo posible la Cruzada.
Desde el principio, la Cruzada fue concebida como la “Segunda Guerra de
Liberación” y l@s alfabetizadoras/es fueron organizad@s en tres modalidades
principales, cuyos nombres resultan muy significativos: el Ejército Popular de
Alfabetización [EPA] por una parte, compuesto fundamentalmente por
estudiantes y maestr@s quienes alfabetizarían a tiempo completo en las zonas
rurales; las Milicias Obreras de Alfabetización (MDA), compuestas de obrer@s
urban@s quienes alfabetizarían a sus compañer@s en sus mismos centros de
trabajo; y l@s Alfabetizadoras/es Populares (AP), emplead@s públic@s, amas de
casa y pobladores/es en general quienes alfabetizarían a la población urbana.
Además, se sumaron numerosas brigadas de voluntari@s internacionalistas, sobre
todo de América Latina y Europa.
L@s alfabetizadoras/es estaban organizad@s en escuadras de 30 personas, cada
una con 2 ó 3 docentes como asesores/es técnic@s. A su vez, las escuadras
estaban agrupadas en columnas, éstas en brigadas y las brigadas en frentes. De la
misma manera que para la guerra de liberación, el país estaba dividido en 5
frentes para la alfabetización. Vale subrayar sin embargo, que la alfabetización en
la Costa Caribe de Nicaragua, en los idiomas Miskito y Sumu, sólo empezaría
hasta en septiembre de 1980.


34 Rosa Maria Torres, op. cit., p. 19.
35 Citado por Orlando Pineda Flores, La Cruzada Nacional de Alfabetización de Nicaragua, ana esperanza


para la UNESCO, en Agenda Latinoamericana 2004, Ed. en Nicaragua Fundación Verapaz, Managua,
2004, p. 236.


31
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Desde el momento que se pensó en una campaña masiva e intensiva, se vio
también que seria indispensable una gigantesca movilización popular, un trabajo
intenso y coordinado de todas las instituciones estatales y organismos de masas, y
la suspensión de escuelas, colegios e universidades. La juventud, fuerza
fundamental de la insurrección, habría de ser también la fuerza motriz que
llevaria adelante la guerra contra el analfabetismo, acompañada y asesorada por
los maestros, organizados en la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua
[ANDENWÏ
Mientras se realizaba y procesaba el censo, se estaba diseñando la cartilla “El
Amanecer del Pueblo” así como el manual “Cuaderno de Orientaciones para el
Alfabetizador”, inspirados de otras experiencias de alfabetización en América
Latina y África y basados en el método psicosocial de Paulo Freire. Las 23
lecciones que componen la cartilla recogen temas estrechamente ligados a la
realidad de Nicaragua, a la Revolución, y al programa de gobierno. En ella se
habla de Sandino, de Carlos Fonseca, del papel del FSLN y las masas en la
insurrección final y en la victoria; de los Comités de Defensa Sandinista, la
juventud Sandinista 19 de ]ulio, y las demás organizaciones revolucionarias
creadas por la Revolución, y de su papel en la producción, en la austeridad, en la
defensa, en la unidad; de la Reforma Agraria, la salud, la educación, la recreación
de los niños, la vivienda, la liberación de la mujer, la integración de la Costa
Atlántica, la democracia, la libertad de cultos, la solidaridad internacional, todos
ellos pilares del programa revolucionario”. Por su parte, l@s miembros del
Ejército y de la Policía, instituciones recién fundadas, fueron alfabetizad@s
mediante una cartilla diferente, “Liberación”, cuyos contenidos hablaban de sus
funciones y deberes para con el pueblo y con la patria.
Asimismo, para la capacitación inicial de l@s alfabetizadoras/es, se procedió a
partir de un núcleo de 80 maestr@s que capacitarían a l@s alfabetizadoras/es a
través de un mecanismo multiplicador. Sin embargo, antes que en áridas jornadas
pedagógicas, los talleres se convirtieron en una semana de reflexión, discusión y
clarificación política. En un clima de compañerismo y solidaridad en donde se
mezclaban jóvenes estudiantes, obreros, eX-combatientes, amas de casa y
empleados públicos, las lecturas y las discusiones giraban en torno a la coyuntura,
a la historia nacional, al papel del alfabetizador y de la Cruzada dentro de la
estrategia revolucionaria. Los métodos y técnicas de alfabetización, las
orientaciones y prácticas sobre el manejo de la cartilla y los demás materiales
auxiliares, vinieron al final”.
El 23 de marzo de 1980, todo estaba listo y, al grito de “¡Vencimos en la
insurrección, venceremos en la alfabetizaciónl”, l@s brigadistas fueron
juramentad@s y despedid@s en un acto multitudinaria en la Plaza de la
Revolución de Managua. Un pantalón, un par de botas, una cotona gris, una
insignia de la Cruzada, una mochila, una hamaca, una lámpara de gas y los


36 Rosa María Torres, op.cit. p. 19.
37 Idem, p. 20.
38 Idem, p. 22.


32
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


materiales didácticos era todo lo que acompañaba a este inmenso y jubiloso
ejército de alfabetización que, día tras día, partía de las ciudades a compartir
varios meses con el campesino. Ni la amenazante propaganda
contrarrevolucionaria, ni los lamentos y enfrentamientos familiares lograron
desanimar a los jóvenes. Ya en el terreno, la dura vida del campesino, su pobre
comida y sus precarias condiciones de vivienda, las largas caminatas, las
inclemencias del invierno, los insectos, las enfermedades, la falta de luz eléctrica y
de agua potable en muchas comunidades, tampoco lograron desalentarlos.
Incluso, los asesinatos de brigadistas a manos de contrarrevolucionarios armados
no hicieron, más tarde, sino reafirmar a estos jóvenes la convicción de quedarse
hasta culminar su tarea”.
De acuerdo con el principio pedagógico según el cual todo proceso de aprendizaje
es de doble vía, el Padre Fernando Cardenal, coordinador de la Cruzada, había
dicho: Creemos que será un campaña nacional en un sentido doble. Años más
tarde, él Valoraría incluso que quienes más habían aprendido en la Cruzada
habían sido posiblemente l@s mism@s alfabetizadora/es. Durante cinco meses,
desafiando enormes dificultades y privaciones, miles de estudiantes y maestros
convivieron con el campesino, le ayudaron en las tareas agrícolas, le dieron
educación sanitaria, le enseñaron a leer y escribir, recogieron sus tradiciones, sus
canciones y leyendas. Aprendieron, a su vez, a trabajar la tierra, a ordenar, a
cortar leña, a conservar ypreparar los escasos alimentos, a caminar largos trechos
para conseguir el agua; aprendieron a comunicarse con el campesino, a valorar su
trabajo y su esfuerzo para educarse a pesar del cansancio, la edad, los problemas
de vista y la dureza de la mano acostumbrada al machete y al maltrato.
Aprendieron a enseñar, pero sobre todo, aprendieron a aprender del pueblo y de su
realidad. Por ello, los miles de brigadistas que volvieron, entre vitores y lágrimas, a
celebrar la fiesta nacional de victoria sobre el analfabetismo, no eran ya los
mismos. Estos eran, ahora plenamente, jóvenes de la revolución“.
Además, fundamentada desde el principio en los aportes de la Educación Popular
y de Paulo Freire en particular, la campaña de alfabetización nicaragüense fue
concebida como “un hecho política con implicaciones pedagógicas”, pues sus
objetivos apuntaban mucho más allá del solo aprendizaje de la lecto-escritura.


Los objetivos de la Cruzada, tal como aparecen en el Cuaderno de Orientaciones
para el Alfabetizador, eran los siguientes:
1. Erradicar definitivamente el fenómeno social del analfabetismo en Nicaragua.
2. Promover un proceso de concientización a nivel nacional, para que las masas


de nuestro pueblo, antes marginadas, se integren libre y eficazmente en el
proceso de democratización del país, tomen parte activa en el desarrollo
nacional y en la reconstrucción del país.


39 Idem, p. 21.
4° Idem, p. 23.


33
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


3. Contribuir a la unidad nacional, integrando al campo con la ciudad, al
trabajador con el estudiante, al Atlántico con el resto del país, etc...


4. Continuar, inmediatamente después de erradicado el fenómeno social del
analfabetismo, el proceso educativo de los adultos, creándose para tales efectos
el Vice-ministerio de Educación de Adultos“.


Dice Rosa María Torres: Enseñando a leer y escribir, la campaña buscaba al
mismo tiempo alfabetizar políticamente a las masas, estimulando la reflexión en
torno a su propia realidad y a la del país, difundiendo y discutiendo el proyecto
revolucionario, propiciando la participación críticamente consciente de las masas
en las tareas de la Revolución. Uniendo a alfabetizadores y alfabetizandos en una
práctica de vida común, la campaña contribuiría a romper con las tradicionales
barreras entre urbano yrural, intelectual ymanual, letrado e iletrado, haciendo de
esa relación una mutua experiencia concientizadora. De esa manera, la Cruzada
contribuirÍa a fortalecer la unidad nacional, acercando entre sí no sólo a los
distintos sectores sociales sino a las dos regiones fundamentales del país, la del
Pacífico y la del Atlántico, cuyas profundas diferencias geográficas, históricas y
etnoculturales habían venido profundizándose aún más por la falta de mutuo
conocimiento y contacto“.
Las dimensiones y el éxito de la Cruzada Nacional de Alfabetización nicaragüense
la consagraron no sólo como el evento educativo más trascendental en la historia
de Nicaragua, sino como una de las experiencias de Educación Popular más
relevantes a nivel mundial. Para los nicaragüenses y el mundo entero, la Cruzada
constituye hasta hoy el logro más hermoso de la Revolución Popular Sandinista,
con un impacto simbólico considerable. En cinco meses, el analfabetismo había
sido reducido a un 12.4 % de la población. El premio internacional “Nadezlida
Krupskaya” otorgado por la UNESCO a Nicaragua en agosto de 1980, fue el
reconocimiento mundial a esa “experiencia exaltante, cuya finalidad trasciende el
propio campo de la educación y apunta a modificar profundamente las relaciones
recíprocas entre los distintos sectores del país”, como lo expresara Amadou-
Matliar M 'Bow, director general de la UNESCO“.
En cuanto a la evaluación de los factores de éxito de la Cruzada, Fernando
Cardenal sintetiza una de las lecciones aprendidas al término de tan importante
hazaña educativa al decir: Nosotros empezamos sin un centavo, comenzamos sin
saber quién iba a alfabetizar, mucho menos sabíamos qué era una campaña
nacional de alfabetización. La técnica se aprende, el dinero se consigue pero lo que
no se puede improvisar es la mística de un pueblo“.


41 Ministerio de Educación, Cuaderno de Orientacionespara el Alfabetizador, Managua, 1980, p. 5.
42 Rosa María Torres, op.cit. p. 22.
43 Idem, p. 39.
44 Fernando Cardenal S.J., (entrevista), Cruzada Nacional de Alfabetización, Cuadernos de Educación No 76,


Laboratorio Educativo, Caracas, (sin fecha), p. 58. Citado por Mario Peresson et al, op. cit., p. 40.
34


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Ahora bien, por el profundo impacto de la Cruzada y por el muy legítimo orgullo
de haberla podido llevar a cabo con gran éxito sin recursos y menos de un año
después del Triunfo de la Revolución, existe la tendencia en Nicaragua a
cristalizar y hasta suspender en ella los avances educativos de la Revolución“.
Así, en la actualidad much@s nicaragüenses utilizan indistintamente los
términos “Educación Popular” y “Alfabetización de adult@s”, como si fueran
sinónimos y como si la primera se redujera a la secunda. Y a veces se llega
incluso a creer que esto concluyó con la Cruzada, el 23 de agosto de 1980. Sin
embargo, aún antes de esta fecha, el Comandante Carlos Núñez señalaba:


...Yes bueno que tengamos conciencia que éste es el inicio. Una vez terminada la
Cruzada se acometerá la labor de dar seguimiento a este primer esfuerzo.
Tendremos que asegurar la integración al estudio, el acceso a la técnica y a la
cultura no únicamente de los recién alfabetizados, sino de todos aquellos que se
quedaron a medio caminar y que con esta Revolución han alcanzado el derecho de
continuar“.
La verdad es que: Desde su gestación, la CNA se concibió no como un punto
terminal sino como un punto de partida que habria de iniciar un proceso de
educación permanente de los sectores populares. No obstante, fue ya una vez
arrancada cuando se vio claramente la necesidad de una post-alfabetización
inmediata, ante la perspectiva de aprovechar la red organizativa y operativa que
se había logrado montar en torno a la Cruzada, de mantener latente el “estado
educativo insurreccional” del pueblo y de evitar, hasta dónde fuera posible,
retrocesos en el aprendizaje”.
Lamentablemente, a pocos meses de celebrarse el 25 aniversario de la Cruzada
Nacional de Alfabetización en Nicaragua, las cifras disponibles evidencian un


acelerado recrudecimiento del analfabetismo (30 % de la población mayor de 15
años], mucho mayor todavía en la población pobre, donde alcanza un 43,5 %.
Además, la calidad educativa es tan baja, que equivale a una escolaridad
prácticamente nula, en condiciones en que lo que cuenta, cada Vez más, y tanto a
más que los años de escolaridad, es la calidad de la educación que se recibe“.


45 Rosa María Torres, op.cit., p. 39.
46 Comandante de la Revolución Carlos Nuñez Tellez, Intervención en el Primer Congreso Nacional de la


Alfabetización, Managua, 09 de junio de 1980. Citado por Rosa María Torres, op. cit. p. 42.
47 Rosa María Torres, op.cit., p. 42.
48 Maria Ivette Fonseca, Los indicadores de la Educación en Nicaragua, Save the Children — Noruega en


Nicaragua, Managua, 24 de febrero 2005.
35


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


2.10. EL COLECTIVO DE MUIERES DE BOSTON (1980)


Después de este largo - porque muy apasionante y bien documentado - acápite
sobre Educación Popular y Cruzada Nacional de Alfabetización en la Nicaragua
Sandinista, es interesante referirnos, aunque sea más brevemente, a los
importantes aportes que realizaron otros sectores sociales para la edificación de la
Educación Popular como sistema metodológico orientado a la liberación de
sectores oprimidos. Efectivamente, a partir de los años '80, hemos podido
presenciar una gran diversificación de los grupos sociales que se han constituido
mediante procesos de Educación Popular.


Siempre en una perspectiva cronológica, a principios de los años ‘80, las
organizaciones de mujeres en varias partes del mundo conocieron un avance
importante con el desarrollo de la teoría de género que vino a revitalizar y
democratizar el movimiento feminista. Emblemático de este nuevo impulso dado
al movimiento feminista mediante la integración de un enfoque de género fue, en
1980, la publicación del libro “Nuestros cuerpos, nuestras Vidas”49, por el
Colectivo de Mujeres de la ciudad de Boston, integrado esencialmente por
mujeres afro-americanas e hispanas. El gran impacto popular de este libro radica,
por una parte, en la adopción de una metodología de Educación Popular, pero
también por el hecho de centrarse y dar respuestas, con un enfoque integral, a
una problemática concreta y muy sentida por la mujeres migrantes: la salud
sexual y reproductiva.
Una clave de este éxito fue que, en vez de seguir analizando de manera bastante
abstracta y general la situación de discriminación que sufren las mujeres en el
mundo, las integrantes de este colectivo decidieron enfocar un aspecto más
específico que es la pésima relación que las mujeres tenían generalmente con los
médicos, todavía mayoritariamente hombres, aún en una especialidad como la


ginecología. Decidieron tomar su salud en sus propias manos, prescindiendo de
aquellos médicos especialistas, condescendientes, paternalistas, sentenciosos y


nada informativos”.


49 Colectivo del libro de salud de las mujeres de Boston (l981—3), Nuestros cuerpos, nuestras vidas. Un libro
porypara las mujeres. The Boston Womans Health book colective, Boston, 383 pp.5o Idem, p. 11


36
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Después de una primera serie de reuniones bastante informales de discusiones
entre un grupo de amigas, consultando ocasionalmente a estudiantes de medicina
para aspectos más técnicos, se dieron cuenta que las mejor ubicadas para hablar
de sus cuerpos y, más integralmente de sus vidas, eran las mismas mujeres, en
base a sus experiencias. Las reuniones iniciales se convirtieron en talleres sobre
aspectos más específicos pero siempre en una perspectiva integral: la salud, el
bienestar físico, emocional y espiritual.
Luego, cada una de las integrantes del principio multiplicó estas iniciativas
reproduciendo talleres hasta conformar una verdadera red de mujeres,
recopilando experiencias, sistematizándolas por temas, imprimiendo folletos...
que se fueron juntando en un libro. Primero con fotocopias encuadernadas, luego
en una edición barata que se editó una y otra vez, cada vez con menos tiempo
entre las ediciones y con mayor tiraje. El producto es un material de referencia
extremadamente útil para la realización de trabajo de Educación Popular sobre
salud sexual y reproductiva, sobre todo pero no exclusivamente con grupos de
mujeres, y sobre enfoque de género en general.
Además de esta aplicación muy práctica, dando respuestas de una manera
particularmente pertinente y sencilla a problemas cotidianos y universales de
todas las mujeres, otro de los aportes fundamentales para la construcción de la
Educación Popular como sistema metodológico que este Colectivo de Mujeres de
Boston, emblemático del trabajo que realizan también muchos grupos similares y
mujeres organizadas en todo el mundo, radica sobre todo en el trabajo de
reflexión sobre la identidad y el desarrollo del concepto de autoestima. Y una
lección importante que han brindado las mujeres para la perspectiva liberadora
de la Educación Popular es que, en una Visión de proceso: Lo importante no es
ganar Ia lucha sino darla. La tenacidad es fundamental pues: EI Valor de Ia lucha
está en e] testimonio de Ia lucha misma“ .


Queda claro que la selección de las experiencias históricas presentadas en las
páginas anteriores como contribuciones a la construcción de la Educación
Popular a lo largo del siglo XX no pretendía ser exhaustiva. Hemos seleccionado
estos casos por su carácter emblemático y también por disponer de información


más o menos sistematizada al respecto pero es obvio que existen un sinnúmero de
experiencias pedagógicas muy interesantes, desarrolladas por otros sectores
sociales y en contextos a Veces muy particulares, cuyos puntos de vista


específicos e innovaciones metodológicas son también muy dignas de destacar.


51 Helio Gallardo, Política Populary Cultura Política en la 2da. Mitad del siglo XX, ponencia presentada en
el III encuentro latinoamericano de Educación Popular, Guatemala, 28 de marzo al l de abril 2001.


37
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Entre otras experiencias valiosas que, por falta de tiempo para investigarlas, no
vamos a incluir en este capítulo, podemos mencionar las siguientes:


o El movimiento mundial de la niñez y adolescencia trabajadora organizada,
particularmente a partir de la adopción, en 1989, por la Asamblea General de
las NU de la Convención sobre los Derechos de la Niña y el Niño.


o El movimiento de l@s campesin@s sin tierras, particularmente en Brasil, y la
reivindicación de una verdadera Reforma Agraria.


o EL proceso organizativo del movimiento gay que se ha desencadenado en
respuesta a la discriminación homofóbica creciente a raíz de la epidemia del
VIH-Sida, y la utilización de una metodología de Educación Popular para su
identificación como sector desarrollando el ‘orgullo gay’, y la promoción de
prácticas sexuales alternativas de ‘sexo seguro’, logrando disminuir considera-
blemente la incidencia de la enfermedad entre la comunidad homosexual.


o El movimiento desencadenado alrededor de la lucha del Ejército Zapatista de
Liberación Nacional en 1994, que tuvo un impacto simbólico sin precedentes
al afirmar, desde el principio, que no apuntaba a la toma del poder sino a la
democratización verdadera de la sociedad mexicana, pretendiendo con su
lucha ser el catalizador en la búsqueda de una concepción diferente del poder
compartido.


o El movimiento alter-mundialización y la organización de los Foros Sociales
Mundiales que brinda un aporte muy innovador con la utilización de la
Internet para la Educación Popular.


o El movimiento que se está organizando actualmente y que ya cosechó sus
primeros exitos en países como la India, Uruguay, Bolivia, etc... reivindicando
la no-privatización del agua y el reconocimiento de este recurso como
patrimonio de la humanidad.


Como alternativa para el trabajo práctico a realizar en el marco de este curso,
queremos proponerles que aportan su contribución al rescate histórico de la gran
diversidad de experiencias pedagógicas que hicieron y siguen haciendo lO que
agrupamos bajo el término genérico “Educación Popular”. Concretamente, se
trataría de investigar una de estas experiencias, describirla críticamente e


identificar su aporte específico para la construcción de la Educación Popular


como sistema metodológico.


38
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC—4. 1 .: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Ahora bien, en conclusión de este primer capítulo, sólo esperamos haber podido
ilustrar claramente que el punto de partida en todas estas experiencias es siempre
una situación objetiva de discriminación/opresión, ante la cual se organiza un
movimiento popular de liberación buscando, en la Educación Popular, una mayor


eficacia para su lucha. Desde luego, la esencia de todas estas experiencias es
siempre la lucha al servicio de la cual se recurre a una práctica educativa
liberadora. Es decir, como afirmaba Paulo Freire: La educación popular es


sustantivamente política y adjetivamente pedagógica.


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


3. Educacion Popular u escuela
Después de la reseña histórica del capítulo anterior, la pregunta que nos queda es:


¿Podemos hablar de g (sala) Educación Popular ante semejante diversidad
de experiencias? A todas luces, la respuesta es ‘NO’ de tal manera que se debería
de usar la marca del plural para referirse a ‘las Educaciones Populares’. Además
de estarse construyendo en base a un sinnúmero de experiencias pedagógicas
desarrolladas en campos muy Variados, no hay una concepción única respecto a
lo que es la Educación Popular y tampoco existe un marco teórico definido,
mucho menos un “label” que garantice la calidad de las numerosas iniciativas
pedagógicas que reivindican inspirarse en la corriente metodológica de la
Educación Popular.


Lamentablemente, en estos últimos años resulta bastante frecuente encontrarse
con escritos de autoras/es quienes afirman enmarcarse en una metodología de
Educación Popular, aún cuando no contribuyen ‘para nada’ a la búsqueda de una
mayor justicia social en una perspectiva liberadora. Esto es bastante común en el
campo de la educación formal donde, por aplicar mecánicamente algunas
técnicas dizque “participativas” y adoptar una terminología supuestamente


- - - - u nprogresista, creen poder calificar su quehacer educativo de popular . Este
fenómeno ha contribuido a cierta devaluación de la Educación Popular, hasta tal


punto que, como señala el doctor Juan Bautista Arríen: Con cierto irrespeto
alguien se ha atrevido a calificar esta situación como una feria de educacionesl.
Desde luego, es preciso empezar aclarando la relación que se establece entre
Educación Popular y Educación Formal, es decir esencialmente con el sistema
escolar. Más generalmente, queremos situarla con respecto a la distinción que
suele hacerse entre educación formal, educación no-formal y educación informal.


l Juan Bautista Arríen, Educación en concertación. Para un proyecta educativo nacional. PREAL-UCA,
1997, p. 66.


40
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTION DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Para ser coherente con uno de los principios de la Educación Popular que
profundizaremos en el capítulo siguiente, sería importante empezar escuchando y
valorando las experiencias que tienen al respecto l@s participantes en este
programa de especialidad en Gestión del Desarrollo Comunitario.


Por ejemplo, las y los compañeras/os de EPRODEP cuyo proyecto pedagógico
principal es una escuela dentro de la llamada Educación Formal de Guatemala y
el nombre de su organismo está por ‘Estudios y Proyectos de Educación Popular’.
Una combinación muy interesante cuya fundamentación práctico-teórica
contribuirá seguramente a orientar nuestras reflexiones.
Desde otra contraparte de Volens-Itinerans en Centroamérica, el INPRHU-Estelí,
se plantea el aporte siguiente que nos puede ayudar para esclarecer la relación
entre las modalidades de educación formal, no-formal e informal :A diferencia del
juego, que contribuye grandemente a la formación integral pero como “sin querer
queriendo”, la educación formal tiende a la transmisión intencionada de
conocimientos, esencialmente teóricos, en el marco de unos espacios, unos tiempos
y unas normas muy precisamente definidos. En las sociedades modernas, esta
función lia sido confiada de manera casi exclusiva a la institución escolar, de tal
manera que ésta es considerada actualmente como la única instancia pedagógica
legítima para llevar a cabo esta misión, aún cuando conviene recordar que, en un
país como el nuestro la escuela no es accesible para todos yla calidad de la misma
deja mucho que desearz. Además, en una perspectiva histórica, resulta un tanto
paradójica esta pretensión del sistema escolar de monopolizar la función
educativa cuando, en Nicaragua por ejemplo, su generalización no tiene más de
medio siglo de existencia.
Siguiendo la lógica de la definición de educación formal contenida en la cita
anterior, en el caso de la educación no-formal podemos decir que sí hay un
propósito educativo explícito pero que sus espacios, tiempos y normas no están
reducidos al marco institucional escolar, lo cual no significa que no se propicien
de manera intencionada la creación de oportunidades de aprendizaje. Además, la
educación no-formal no apunta esencialmente a la transmisión de contenidos
sino al análisis y la construcción de significados alrededor de temáticas de la Vida
cotidiana. En el libro ya citado, el doctor Arríen hace el recuento siguiente de los
ejes temáticos más frecuentemente abordados por diferentes iniciativas de
educación no-formal:


2 José Elías Alvarez, Elba Ponce Sandoval y Federico Coppens, ¡.. Yse nos quitó el miedo.’ El despertar de la
niñez campesina. Instituto de Promoción Humana — Estelí, Estelí, 2003, p. 63-64.


4 l
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Educación alimentaria, educación ambiental, educación audiovisual, educación
cívica, educación comunitaria, educación para la democracia, educación en
derechos humanos, educación ética, educación familiar, educación nutricional,
educación de padres, educación para la paz, educación en población, educación
política, educación para la prevención del Sida, educación para la salud,
educación sexual, educación para la solidaridad, educación tecnológica,
educación para el trabajo, educación en Valores, educación Vial, etc.. [...] Es
necesario reconocer que todo esto contiene aspectos muy positivos, uno de los
cuales es sin duda que mediante ellos la educación se relaciona más directamente
con los principales problemas de la Vida moderna y que su tratamiento genera
metodologías pedagógicas más relevantes y pertinentes para la vida de la
población3.
Con respecto a la educación informal, el propósito no suele ser educativo, aún
cuando su Valor pedagógico sea implícito e incluso Valorado. El objetivo
manifiesto es generalmente otro - muchas veces recreativo, como en el ejemplo
emblemático del juego mencionado en el documento de INPRHU — y el provecho
educativo de una experiencia informal de educación es en gran parte
impredecible. Queda claro que cualquier experiencia, por muy informal que sea,
siempre conlleva algún aprendizaje pero la naturaleza e intensidad del mismo
depende totalmente de la disponibilidad del/de la educando y de su subjetividad.


Ahora bien, esta distinción entre educación formal, no formal e informal, resulta


bastante académica pues, desde la perspectiva del/de la educando, estos
contextos de aprendizaje deberían de ser complementarios. Por lo que no se trata
de oponer Educación Popular y Educación Formal como si fueran incompatibles,
o de asociar exclusivamente la primera con procesos no formales o informales.


En un taller, facilitado por el CICAP, de iniciación a un proceso de reflexión y
construcción de metodologías más apropiadas de aprendizaje integral, en un
contexto de Educación Superior, una de las participantes expresaba: “En realidad,
no debería de haber ninguna educación, ni la formal, ni la informal, ni la no


1”formal, que no sea ‘educación popular.
Y es Verdad, una educación que no es popular sólo puede ser una educación
elitista y, por lo tanto, discriminadora, alienante y ajena a los intereses
populares...


3 Juan Bautista Arrien, op.cit. p. 67.
42


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Por otra parte, en el primer curso del programa de especialidad que estamos
construyendo, específicamente en el capítulo 12 titulado ‘La ‘facilitación’ dentro
del marco de una filosofia educativa humanista, moderna, holística y
constructivista’, se planteó literalmente: Existen muchas inquietudes en Nicaragua
alrededor de la calidad de los procesos educativos. ¿La escuela, de verdad educa?
¿O más bien des-educa? ¿Sólo en la escuela se educa? [...] Al observar un[a}
niñ@ de dos o tres años, sorprende su gran capacidad creativa. Después de unos
años en la escuela, igual sorprende cómo esta capacidad, más bien, va
desapareciendo. En la universidad, la falta de creatividad es uno de los más
sentidos obstáculos para much@s estudiantes y docentes, muy pronunciadas en el
área de investigación, aunque igual ‘frenante’ [porque frena, amarra, limita,...] en
todas las áreas del S[ab]EB humano4.
Con lo anterior queda expreso el hecho, ni discutido en el campo de la pedagogía
y las ciencias sociales en general, que la educación NO se reduce al área del
quehacer en la escuela. Además, importante es la inquietud latente en cuanto al
papel - ¿el peso? — que juega la educación y sus características en los diferentes
contextos [los llamados ‘formales’, ‘no formales’ e informales’).


En el mismo texto mencionado anteriormente se planteaba también: La educación
formal, muchas veces es considerada la más importante, sin embargo al valorar la
fuerza educativa de todo el conjunto de relaciones interpersonales que
establecemos, entonces la educación formal más bien viene a ser el
complementa dentro de todo el contexto socio-educativo 5.


Si, como ya señalamos, la escuela gratuita y obligatoria para todas y todos no
tiene más de medio siglo de existencia en América Central, resulta muy
sorprendente constatar la rapidez con que esta institución ha logrado imponer su
legitimidad y casi monopolio, hasta tal punto que, en el hablar común se tiende a
confundir educación y escolaridad. Es aún más sorprendente sabiendo que, en
Nicaragua por ejemplo, la escuela aparece cada Vez más incapaz de satisfacer las
exigencias de cobertura universal, mucho menos si nos referimos a la calidad.
Desde luego, en una perspectiva histórico-antropológica, es obvio que la escuela
como institución encargada de brindar educación formal, apareció mucho
después de las modalidades informales y no formales de educación. Por lo tanto,
su objeto debe ser complementarlas en la perspectiva de una “educación total”, y
no eliminarlas o sustituirse completamente a ellas.


4 Van de Velde H., 2004, 88.5 Ídem, 90
43


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Para profundizar en este análisis de las relaciones existentes entre las
modalidades formales, no formales e informales de educación, citaremos una
publicación del Instituto Cooperativo Interamericano [ICI] de Panamáü analizando
el papel de la educación en la sociedad latinoamericana:
La educación no puede ser analizada como un hecho aislado de los demás
componentes de la realidad social. La educación, en general, y el sistema
educativo en particular, es el resultado de la forma cómo está estructurada la
sociedad global.
Para llegar a la comprensión del papel que cumple la educación en nuestras
sociedades latinoamericanas es fundamental, en primera instancia, aclarar la
diferencia que existe entre ‘educación’ y ‘sistema educativo’.
La educación no es igual al sistema educativo tradicional
La gran mayoria de los estudios reducen la educación al sistema escolar y dentro
de éste, sólo a algunos aspectos. Lo primero que debemos tener claro es que la
educación no es igual al sistema educativo.


í‘ /Esta confusión trae como consecuencia afirmar que solo está educado/a aquel/la
que lia ido a la escuela”, restándole importancia al resto de instituciones que
participan en la educación tales como la familia, los medios de comunicación, la
religión, las organizaciones comunitarias, los grupos de amigos/as, los centros de
trabajo, etc.
1. El papel del Sistema Educativo tradicional


Hay que recordar que los sistemas escolares tradicionales en América Latina están
insertos dentro de estructuras económicas, políticas y sociales que están marcadas
por el subdesarrollo y la dependencia estructural de los grupos de poder interno y
de los países dominantes. Estas relaciones de dominación y dependencia, son el
resultado de un proceso histórico complejo que marca la forma como nuestras
débiles economías se han insertado en el mercado mundial y también se
reproducen al interior de nuestras sociedades.
A lo largo de este proceso de dominación de unos países sobre otros y de una clase
social sobre otras, los sistemas educativos han desempeñado un papel, que en
forma resumida podemos caracterizar como:
Una FUNCIÓN ECONÓMICA
El sistema educativo tradicional se lia encargado de capacitar profesionalmente a
los individuos/as de cada clase social, de acuerdo a su nivel (gobernantes,
empresarias/os, técnicos/as, profesionales, obreros/as, mano de obra agrícola,
costureros/as, etc}. Así, el sistema educativo tradicional lia venido preparando a
cada uno/a en los oficios y ocupaciones que nuestras economías dependientes
necesitan para su funcionamiento.


6 Moreno M. del P. y otras/os (1997), Educación Popular: una metodología. ICI, Panamá, P.l—l0.
44


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Aquí se encuentra la raíz de la función selectiva de nuestros sistemas educativos.
Las oportunidades de acceso al sistema escolar están determinadas por la clase
social a la cual pertenece la persona, así los grupos sociales marginados y de
menores ingresos, tienen poca o ninguna posibilidad de recibir una instrucción de
la misma calidad que los grupos económicamente poderosos.
Esta selectividad se refleja también en las posibilidades de continuar los estudios
de un nivel educativo a otro {primaria a secundaria, secundaria a universidad].
Vemos que cada vez son más escasas las personas pertenecientes a grupos
marginados que puedan llegar con éxito a la cumbre de la “pirámide escolar”
[desde pre-escolar hasta la universidad}. Talvez lo consiguen unas pocas
personas, no en forma masiva, y por motivos personales, no estructurales. El
sistema está diseñado para ‘colar’ o filtrar sólo a unas/os cuantas/os.
Una FUNCIÓN IDEOLÓGICO-POLÍTICA
El sistema educativo tradicional transmite una visión de la sociedad [ideología]
que es la que conviene a los intereses de las clases dominantes. Estos valores,
ideas, hábitos y formas de pensar sirven para reproducir y legitimar [hacer creer
que son buenas] las estructuras de dominación entre los paises y dentro del país.
Cabe mencionar, por ejemplo, la transmisión del conformismo como norma para
adaptarse a aceptar la desigualdad social, la falsa idea de movilidad social, que
hace creer que el sólo esfuerzo personal es suficiente para alcanzar mejores
posiciones económicas: asimismo, se fomenta la acriticidad [no cuestionamiento a
lo establecido], el mito de una educación ‘apolitica’, neutra, lo que en la práctica
equivale a una forma oculta de hacerpolítica a favor del sistema vigente.


2. El sistema educativo informal: su papel


Aunque el sistema educativo informal cumple también una función socializadora y
transmisora de ideología, sus formas y mecanismos varian, ya que no depende de
la política educativa del estado, sino de los que tienen el control de los diferentes
medios de educación informal. Las/os maestras/os de educación informal son
entre otras/os: la madre, el padre u otras/os familiares, las pandillas de amigos/as,
la televisión, la radio ylos periódicos, el sacerdote o pastor, el patrón o la patrona,
las/os compañeras/os de trabajo.
Muchas veces, estas/os cubren más espacios de la vida de una persona que la
educación formal, aunque no todas/os tienen la misma influencia e intensidad.
Los medios de comunicación poseen una amplia cobertura y difusión e influyen
fuertemente en la formación de hábitos de consumo, de costumbres y modos de
vida que el pueblo va convirtiendo en modelos para vivir.
La educación informal es vivencial, parte de la realidad que se vive, en algunos
casos trata de integrar diversas ramas del conocimiento: sus métodos son activos,
participativos, adaptables a grupos con diferentes niveles de conocimiento
académico y experiencia.


45
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


3. ¿Qué relación tienen entre si los dos sistemas de educación?


Ambos sistemas, aunque aparentemente separados y actuando en espacios
distintos, tienen algunos elementos comunes. A nivel general, podemos decir que
ambos cumplen la función de ser un vehículo a través del cual el sistema
dominante conserva ylegitima su existencia.
Pero esta unidad no significa que no existen contradicciones.
En la escuela no se adquieren sólo conocimientos, se aprenden también valores y
normas de conducta, así como:


* A privilegiar el trabajo y éxito personal, sobre el trabajo en equipo y la
solidaridad. Se inculca el individualismo yla desconfianza hacia los demás.
* Al tener un sentimiento de inferioridad: se divide a los alumnos/as en ‘buenos
ymalos’, se sobrevalora el éxito intelectual.
* A ser sumisos/as: a no cuestionar, no discutir, a someterse a la autoridad
absoluta, a sentir la necesidad de un jefe.
* A respetar el orden establecido por los/as demás: sólo hay un método, una sola
verdad, una sola solución, las ya establecidas.
* A tener miedo al conflicto: se prohíbe la política en la escuela, se evita el
conflicto.


En la escuela los papeles están previamente determinados:
Alumno No sabe Profesor Sabe


Escucha Habla
Calla Ordena
Obedece Decide
Es juzgada/o juzga, castiga y califica


El/la profesor[a] tiene un lenguaje determinado, sólo se permite hablar bien. A
veces el/la niño/a no comprende nada, no es su lenguaje cotidiano, el que usa en
su casa, tiene que descontar éste y aprender otras palabras. Trata a todas/os las/os
niñas/os de una manera uniforme, todas/os deben trabajar al mismo ritmo, con el
mismo libro y material. El o la maestro/a cuando pregunta, ya tiene previamente
la respuesta y no admite respuesta diferente. El comportamiento se controla con
sanciones, se evalúa a través de ‘obstáculos’ que el estudiante debe saltar.
La educación que se recibe en las escuelas no es aplicable a las necesidades de la
vida diaria. Los conocimientos son parcializados y no permiten apreciar la
integralidad del conocimiento. Los métodos que utiliza, más bien, son pasivos.


Sin embargo, no se puede descartar la llamada educación tradicional, pues
algunos de sus contenidos y métodos son válidos.
Muchas veces lo que la escuela enseña idealmente es confirmado, modificado, o
desmentido por los medios de educación informal. La educación informal está
más actualizada que la escuela. La escuela enseña lo ya institucionalizado,


46
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


mientras que los mecanismos informales, sobre todo los medios masivos de
comunicación, entregan los últimos avances, que con el correr del tiempo, serán
institucionalizados.
La escuela enseña el deber ser, los modelos ideales de vida, al igual que la familia
y la iglesia. Mientras que los medios informales enseñan a ser y hacer en la
práctica. La vida de la persona se desarrolla entre la educación que recibe en
todos los ambientes en donde se desenvuelve y la escuela a la que asiste para
‘educarse’. Hay una contradicción entre lo que aprende en la vida y la realidad y
lo que aprende en la escuela. De allí resulta un comportamiento dual, no
coherente, en muchos aspectos, como por ejemplo, el terreno sexual. Otra
contradicción evidente es la que se presenta entre los valores que privilegia la
escuela, como el trabajo intelectual, la memoria, mientras que la educación
informal es más práctica, enfatiza las habilidades individuales, las técnicas, los
oficios, la capacidad de hacer.


Después de conocer este aporte del ICI de Panamá, sinteticemos:
¿Cómo concebimos las diferencias entre educación formal, no formal e
informal?
Anotemos nuestros hallazgos en el cuadro siguiente:


Educación Formal Educación No Formal Educación Informal
Ejemplo


Características


Por otra parte, en base a nuestra propia experiencia, ¿la escuela realmente
educa?
Clasifiquemos nuestros argumentos a favor y en contra en el cuadro que sigue y
comparamos. ¿A qué conclusión llegamos?


47
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


¿La escuela de Verdad educa?
Sí No


Conclusión:


Ahora bien, de cara a ubicar la Educación Popular entre estas modalidades
formales, no formales e informales de educación, es interesante citar al mexicano
Carlos Núñez H. quien, siguiendo la perspectiva que adoptamos en el capítulo
anterior, insiste en que la Educación Popular es un concepto que ha de definirse
en la praxis7. Desde luego, para analizar el siguiente extracto es preciso construir
nuestra propia posición tomando en cuenta nuestras experiencias vividas hasta el
momento. Al respecto, les invitamos a prestar especial atención a la distinción
que propone este autor entre práctica social y praxis.


De acuerdo a lo expresado, tenemos que dejar bien claro lo que entendemos por
educación popular, pues como ha sucedido históricamente, el término, -más que la
concepción-, empieza a ser aplicado como palabra de moda para referirse a Viejas
fórmulas que han sido “inventadas” e inducidas en América Latina por muy
diversas instancias {e intenciones].


Así, tenemos que diferenciarla de la “educación no formal”, es decir, una
educación que rompe los moldes rígidos de la escuela tradicional en los aspectos
“formales”, pero continúa transmitiendo con los mismos enfoques y
procedimientos, una serie de “conocimientos” previamente diseñados y
organizados por expertos.
Es la superación del “aula”, pero dentro de la misma “escuela” y casi siempre está
ligada a programas oficiales. La relación “educador-educando” se mantiene con
todo el Verticalismo del “maestro-alumno”. Dentro de esta categoría pueden
quedar los programas de “educación a distancia”, “educación abierta”,
“acelerada”, etc.


7 Carlos Núñez H, Educar para transformar, transformarpara educar’, (1992), 52-57.
48


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Otro medio que empieza a ser llamado educación popular [y ciertamente está más
cerca] es la llamada “educación de adultos”; es decir, educación dirigida a
sectores no atendibles [por razones de edad} dentro de los programas establecidos
en el sistema educativo formal. El contenido de esta educación gira muchas Veces
sobre aspectos propios de la escuela formal, pero no tienen Validez académica
oficial.
La mayoría de las Veces, el contenido se enfoca a tratar temas relacionados con la
Vida familiar, social y de la comunidad; así, educación para la salud, relaciones
familiares, educación sexual, artesanías, habilidades y oficios, son característicos
de este tipo de programas.
En muchísimos casos, los métodos de trabajo son altamente tradicionales y
prácticamente escolares. Las academias parroquiales, los ‘centros de desarrollo
comunal del DIF’ y muchos otros similares, son muestras clásicas de este tipo de
programas.
En ocasiones, y debido a esos espacios de ‘inserción’ en el mundo oficial o
internacional, algunos programas adquieren modalidades mucho más cercanas a
un auténtico trabajo popular, tanto en orientación y contenido, como en métodos y
técnicas.
Pero son los menos, y la mayoría de las experiencias novedosas [oficiales o
privadas} de este tipo, lo son por la relativa utilización de métodos y técnicas
participativos y de ciertas herramientas didácticas.
El énfasis en lo pedagógico y/o lo didáctico hacen a muchos definir sus programas
como de educación popular, identificando el uso de audio-Visuales, películas,
dinámicas, etc. con las características esenciales de la educación popular.
Todos estos enfoques y muchos otros similares como el ‘extensionismo’ son, a
nuestro juicio, parciales por cuanto dejan de lado explícitamente, la
intencionalidad política del modelo educativo con que se trabaja. Muchas veces,
aunque el sector ‘beneficiado’ sea el pueblo, la orientación en contenido y forma,
no responde a sus intereses en cuanto clase.
Yaqui está, para nosotros, la característica esencial de la educación popular, pues
si bien puede incorporar algunos de los elementos de los otros modelos, su
definición está dada por su concepción y compromiso de clase y por su ligazón
orgánica con el movimiento popular, definido en términos políticos [no
necesariamente partidarios}.
Por eso, para nosotros la EDUCACIÓN POPULAR es un proceso de formación y
capacitación que se da dentro de una perspectiva política de clase y que forma
parte o se vincula a la acción organizada del pueblo, de las masas, en orden a
lograr el objetivo de construir una sociedad nueva, de acuerdo a sus intereses.


8 DIF: Desarrollo Integral de la Familia. Institución mexicana de cobertura nacional con múltiples programas
típicamente asistenciales.


49
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


EDUCACIÓN POPULAR es el proceso continuo y sistemático que implica momentos de
reflexión y estudio sobre la práctica del grupo o de la organización; es la
confrontación de la práctica sistematizada, con elementos de interpretación e
información que permitan llevar dicha práctica consciente, a nuevos niveles de
comprensión. Es la teoría a partir de la práctica y no la teoría ‘sobre’ la práctica.
Así, una práctica de educación popular no es lo mismo que ‘darle’ cursos de
politica a la base, ni hacerle leer textos complicados, ni sacarlo por largos periodos
de su práctica, para formarlo, sino tomar la propia realidad [y la práctica
transformadora sobre esta realidad] como fuente de conocimientos, como punto de
partida y de llegada permanente, recorriendo dialécticamente el camino entre la
práctica y su comprensión sistemática, histórica, global y científica y sobre esta
relación ‘entre teoria y práctica’. Así, los conocimientos producidos sobre otras
prácticas, los eventos formativos como tales, los materiales de apoyo, el
intercambio de experiencias, etc., etc., adquirirán su justa dimensión.
Debemos reiterar nuestra posición y alejarla de cualquier criterio ‘espontáneista’ o
‘basista’ en donde todo lo que haga el pueblo, la sola acción —y cualquier acción-
es válida y verdadera. Esto no niega en absoluto el valor que la misma práctica
tiene como hecho educativo en si, pero trata de ubicar el reto que significa asumir
dicha práctica con plena conciencia y sentido histórico.
Pero tampoco creemos en una posición ‘vanguardista’, en la que unos pocos
intelectuales, sin contacto con el pueblo y su proceso, dictan las normas de verdad
ylas pautas a seguir.
Ni una posición ‘basista’ o ‘espontaneista’, ni una posición ‘vanguardista’, sino
una auténtica PRAXIS 9 sustentan, orientan y desarrollan una verdadera tarea de
EDUCACIÓN POPULAR como la entendemos.
Esto no significa la mitificación de una tarea importantísima, como lo es la lucha
ideológica, en perjuicio de una práctica política que la acompañe, sustente y
fortalezca. Pero esa práctica política no puede ser tampoco asumida en forma
tradicional, con métodos Verticalistas y autoritarios que la hacen caminar al
margen de la realidad objetiva de las masas y de su pertinente análisis y
comprensión a nivel ideológico.
El sentido de educar, no es entonces entendido como un hecho escolar en el que, el
que sabe [aunque sea de política} informa y ‘educa’ al que no sabe; es pues un
proceso continuo y sistemático de interacción entre práctica y teoría, impulsado y
acompañado por aquellos compañeros que tengan mayor nivel y capacidad de
análisis, reflexión e información.
9 Los términos se Vulgarizan y empiezan a ser utilizados sin propiedad tanto por sectores que comparten la
posición ideológica o la concepción teórica que los genera, como incluso por quienes se sitúan en posiciones
antagónicas; así ha pasado con la famosa ‘concientización’, ‘cambio de estructuras’ y muchos otros, como
PRAXIS, que hoy día muchos utilizan como un sinónimo elegante y de moda para hablar de práctica.
Queremos entender por praxis la concepción que integra en una unidad dinámica y dialéctica, a la práctica
social y su pertinente análisis y comprensión teórica, a la relación entre la práctica, la acción y lucha
transfonnadora y la teoría que orienta y ayuda a conducir la acción. Es la unidad entre pensamiento y acción,
que pennite asumir concientemente el rol histórico que cada hombre está llamado a ejercer.


50
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Después de esta lectura, saquemos nuestras conclusiones en cuanto a la relación
entre Educación Popular y las modalidades formales, no formales e informales de
educación.


¿Qué elementos nuevos aporta Ia cita del texto de Carlos Núñez?


¿Está de acuerdo con éI o no ypor qué?


Discuta, critique y complete el esquema siguiente:
Educación


FORMAL NO FORMAL INFORMAL
PLANIFICACIÓN sistemática sistemática no sistemática
EVALUACION sistemática no sistemática no sistemática


Programa
Ejemplo Escuela Educativo en la Familia


Tele


¿Sus conclusiones?


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua


51




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


4. Educacion Popular: una necesidad
metodológica


Llegando a este nivel de nuestra reflexión, ya sabemos que, considerando la
diversidad de experiencias que se fueron acumulando a lo largo de la historia
para venir construyendo el sistema metodológico, las que podemos agrupar bajo
el término genérico de Educación Popular, bien utilizaríamos la marca del plural.
Además, como señala C. Núñez, lo mejor es partir de una sistematización de
estas experiencias históricas, es decir de la praxis, para llegar a conceptualizarla.


Otra conclusión es que lo común de todas estas experiencias de Educación
Popular es su compromiso político para con la liberación de los sectores
populares víctimas de la opresión. Desde luego, mucho más que la metodología o
la aplicación de técnicas participativas, éste es el aspecto fundamental a tomar en
cuenta para caracterizar lo que entendemos por Educación Popular.


Con respecto a su campo de aplicación, aún cuando se asocia generalmente la
Educación Popular con procesos no formales de aprendizaje, esta relación no es
nada mecánica ni exclusiva. Incluso, afirmamos que el reto más interesante
consiste en incidir desde el campo de la Educación Popular en la renovación del
sistema escolar, contribuyendo al mejoramiento de su calidad, propiciando
mejores articulaciones con modalidades no formales e informales de aprendizaje.


Sin embargo, para poder incidir eficazmente, la Educación Popular es también
una necesidad metodológica a concretizar en cada contexto, a construir creativa
y oportunamente, pero con rigor, entre l@s actoras/es relacionad@s, es una obra
colectiva que permite cosechar frutos en el camino, en el proceso, tanto como a
través del producto o los productos a lograr. Es un camino que permite avanzar,


sin retroceso que no sea táctico, un camino para adelante hacia un horizonte, un
sueño que puede hacerse realidad con la contribución constructiva y creativa de
tod@s nosotr@s. Un camino que vale la pena seguir construyendo. Un desafío,


un reto...


52
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


En este capítulo pretendemos identificar las principales pautas metodológicas
que, sin llegar a convertirse en reglas absolutas o pasos a seguir mecánicamente,
nos han de inspirar para mejorar nuestro quehacer como educadoras/es populares
facilitadoras/es de oportunidades de aprendizaje alternativas pertinentes en
diferentes contextos y sectores populares, entre quienes trabajamos.


4.1. PRINCIPIOS FUNDAMENTALES


Al revisar la literatura relacionada, nos encontramos con diferentes maneras de
referirse a los principios fundamentales de la Educación Popular. Decidimos
presentarlos aquí de una manera muy pragmática, a partir de una serie de
preguntas concretas que ha de plantearse la/el educador[a) popular a la hora de
planificar su trabajo. Sin embargo, no pretendemos contestar estas preguntas


aportando LA respuesta “correcta”. Al contrario, sólo queremos brindar posibles
elementos susceptibles de contribuir a la reflexión.


4.1.1. ¿Qué es Educación Popular?


La Educación Popular es un proceso de aprendizaje durante el cual el pueblo o
algún sector del mismo, construye su conciencia de una situación social de
opresión y fortalece sus habilidades, particularmente a nivel organizativo, para
superarla. El ya mencionado Instituto Cooperativo Interamericano (ICI) de
Panamá, plantea lo siguiente:
Hemos dicho que la Educación Popular no se reduce a la aplicación de un
conjunto de técnicas para hacer más participativos los talleres. Cuando hablamos
de educación popular, nos referimos a un ‘proceso’ de aprendizaje colectivo del
pueblo, que apunta al fortalecimiento de su organización a fin de transformar la
realidad en función de sus interesesl.
Asimismo, el mexicano Carlos Núñez H. plantea que: [Nuestra] concepción de
educación popular implica necesariamente la sintesis orgánica de aspectos de
contenido y de forma [metodologia], que guardan además, la necesaria coherencia
con los objetivos que se desprenden de una definición conceptual, que la ubica
como una práctica educativa ligada permanentemente al quehacer del pueblo
organizado y sus condiciones objetivas. Para que los programas de Educación
Popular que se definen como tales produzcan cambios y generen acciones
l Moreno M. del P. y otras/os (1997), Educación Popular: una metodología. ICI, Panamá, p. 42-68.


53
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


conducentes con los objetivos políticos planteados por la organización responsable
del programa, es necesario adoptar un planteamiento metodológico que le dé
coherencia interna y una concepción dialéctica que le dé coherencia política2.


4.1.2. ¿Por qué la Educación Popular?


La Educación Popular es una respuesta pedagógica a la explotación económica, la
discriminación social, la dependencia cultural y la dominación política,
identificando y analizando críticamente las causas y consecuencias estructurales
e históricas de los fenómenos sociales a partir de sus manifestaciones concretas.
En otras palabras, mientras persistan desigualdades, la Educación Popular seguirá
siendo necesaria.


4.1.3. ¿Para qué la Educación Popular?


Su finalidad esencial es contribuir a la construcción de una sociedad nueva, más
humana y justa. Esto significa, como lo señalaba Paulo Freire, que el proceso de
Educación Popular no termina con la liberación de los sectores oprimidos sino
que debe alcanzar también la liberación de los sectores opresores, apuntando más
generalmente a la superación de toda estructura injusta de sumisión-dominación,
en sus manifestaciones sociales, económicas, culturales y políticas.


4.1.4. ¿Para quiénes?


Contrario a lo que podrían insinuar ciertas aplicaciones reductoras, no se trata de
una herramienta utilizada sólo con personas analfabetas en los países del Tercer
Mundo de manera que puedan aprender a leer y escribir. Es válida para cualquier
sector de la sociedad en cualquier país del mundo que esté interesado en cambiar
alguna situación de opresión e injusticia. Si la educación debe ser una
herramienta de transformación, un concepto activo, esto también define para
quien es la Educación Popular: para aquellas personas que están más interesadas
en cambiar la situación porque ésta les está oprimiendo. Es decir, el sujeto
prioritario de la Educación Popular es el pueblo que siente en carne propia la
injusticia, diferenciándose sectores tales como obrer@s, campesin@s, mujeres,


2 Carlos Nuñez H., Transformarpara Educar, Educarpara transformar, México, 2002, pp. 57-71.
54


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


niñ@s y adolescentes, pueblos indígenas, homosexuales... En fin, cualquier


minoría objetivamente oprimida. La Educación Popular supone, en primer lugar


el fortalecimiento de sus identidades sectoriales, facilitándose procesos a través
de los cuales se adquieran conciencia ‘para si’ de esta situación objetiva de
opresión, desarrollando progresivamente las capacidades requeridas para asumir
el derecho de ser actoras/es protagonistas de su propia historia.


El hecho que el protagonismo del proceso de cambio tenga que descansar
fundamentalmente en los mismos sectores marginados no significa, como lo
señalaba Paulo Freire, que dicho proceso no admita alianzas con otros sectores
sociales sinceramente interesados en la superación de la injusticia y que puedan
facilitar procesos educativos-organizativos apuntando a este cambio. Pero éste no
puede ser un proceso de una vía, sino debe construirse como una dinámica
colectiva involucrando a tod@s en un proceso de enseñarse un@s a otr@s, de


aprender haciendo. Es participativa ya que compromete totalmente a l@s
participantes en el triple proceso de investigación, educación, organización.


4.1.5. ¿Dónde?


En la Educación Popular no hay aulas, ni cursos específicos, ni grados, ni textos...
Ia “escuela” es Ia Vida cotidiana de los grupos y sectores populares3. Es válida en
cualquier lugar especialmente porque una de sus características principales es
que se tiene que desarrollar de acuerdo al contexto particular en el que se está
dando. Se puede aplicar en cualquier lugar y con cualquier sector, pero
adaptándose siempre sus técnicas al contexto particular, tomando en
consideración el sistema político-económico y la ideología dominante, el lenguaje
y la cultura del pueblo así como las contradicciones específicas del momento. Se
parte del hecho de que el medio de vida transforma a las personas que lo habitan
e incluso condicionan su manera de pensar. Pero el reto consiste en que, al
desarrollar su protagonismo como actores históricos, las personas adquieran las
capacidades para transformar su entorno.


3 Graciela Bustillos y Laura Vargas, Técnicasparticipativas para la educación popular, Tomo II, Ed.
Popular, Madrid, 1999, p. 13.


55
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


4.1.6. ¿Cuándo?


En cuanto a los momentos de la Educación Popular, la terminología europea la
asocia generalmente con la formación permanente, expresión criticada por
autores como Carlos Núñez pues deja de lado la opción política liberadora que
debe ser fundamental. Sin embargo, esta expresión resulta interesante en el
sentido de subrayar que, además de educación para la vida, la Educación Popular
es una educación a lo largo de toda la vida. Va más allá de cualquier contexto
histórico. “La lucha sigue...”


4.1.7. ¿Cuáles son los temas de la Educación Popular?


Como lo demostró la reseña histórica esbozada en el primer capítulo, los
contenidos temáticos que se pueden abordar mediante una metodología de
Educación Popular no admiten ninguna delimitación a priori. Los ejes de entrada
del proceso educativo serán siempre los problemas más cercanos, los que más
interesan a los diferentes sectores populares y colectivos concretos“.
Generalmente sin embargo, en aras de una mayor eficacia, se recomienda partir
de situaciones muy concretas y en las cuales exista posibilidad estratégica de
alcanzar logros significativos relativamente a corto plazo. Efectivamente, esto
constituirá un aliciente para fortalecer la organización y proponerse,
progresivamente, metas más ambiciosas e involucrando a más gente.


4.2. CONCEPCIÓN DIALÉCTICA DEL APRENDIZAIE


La esencia de la Educación Popular como sistema metodológico es la concepción
dialéctica del aprendizaje. Como señala Paulo Freire, se trata de un principio
epistemológico fundamental:


Si se define al conocimiento como un hecho acabado, en si, se pierde Ia visión
dialéctica que explica [solamente ella} Ia posibilidad de conocer. Conocimiento es
proceso que resulta de Ia praxis permanente de los seres humanos sobre Ia
realidad5.


4 Idem.
5 Carlos Torres Novoa, Entrevistas con Paulo Freire, Ed. Gernika, 1978, p. 63.


56
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Así, el aprendizaje que se promueve en una metodología de Educación Popular
comienza con la reconstrucción de las experiencias de trabajo y organización de
1@s participantes (la práctica inicial), dedicando especial atención a las propias
contradicciones y a la manera espontánea de enfrentarlas. Luego, se propicia una
reflexión crítica sobre estas experiencias y una interpretación coherente de la
misma, en relación con experiencias similares de las cuales se identificarán
coincidencias y diferencias (generalización teórica). En fin, se orienta este
proceso de comprensión de la propia realidad a la formulación de alternativas y a
su operativización mediante la planificación y realización de una acción
estratégica que supere la práctica inicial [práctica transformadora]. A la vez, este
proceso es sistemático, avanzando de lo concreto a lo abstracto para regresar de
nuevo a lo concreto pero con una perspectiva cada vez más globalizante.


Con respecto a esta concepción dialéctica, dice Paulo Freire: Separada de la
práctica, la teoría se transforma en simple Verbalismo. Separada de la teoría, la
práctica no es más que activismo ciego. Es por eso que no hay auténtica praxis
fuera de la unidad dialéctica, acción — reflexión, práctica — teoría. En la misma
forma, no hay contexto teórico si éste no está en unión dialéctica con el contexto
concreto. En este contexto concreto donde los hechos se dan necesariamente, nos
encontramos envueltos por lo real pero sin comprender críticamente porque los
hechos son lo que son. En el contexto teórico, manteniendo lo concreto a nuestro
alcance, buscamos la razón de ser de los hechos. En este contexto concreto somos
sujetos y objetos en relación dialéctica con la realidad.[...] Esto hace la unidad —
no la separación — entre práctica y teoría, acción y reflexión. Sin embargo, ya que
estos momentos sólo pueden existir como unidad y proceso, cualquiera sea el
punto de partida de hecho demanda y contiene el otro punto. Yes por eso que la
reflexión es sólo legítima cuando nos hace retroceder — como insiste Sastre — al
contexto concreto donde busca aclarar los hechos".
Siempre con respecto a esta concepción dialéctica del aprendizaje, la cual supone
tanto una desarrollada capacidad de auto-crítica, una buena dosis de humildad y


una paciente visión de proceso, resulta bastante interesante todavía esta respuesta


del mismo Freire:


A propósito de las críticas que se me hacen [...] me interesan las críticas que me
clasifican como idealista, reformista, paternalista y otras cosas. [...] Estas críticas
son hechas a partir principalmente de mis primeros trabajos en los que hay


6 Ídem, p. 85.
57


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


indiscutiblemente, ingenuidades, posturas débiles, pero en los que bay también
posturas críticas. Lo que sucedió es que tuve siempre una práctica dialéctica. Pero
al buscar teorizar la práctica, yo tuve momentos de ingenuidad en la teoría que
intenté hacer de mi práctica. [...] Por ejemplo creo que no se puede hacer una
crítica de mi libro “La Educación como Práctica de la Libertad” sin hacer, al
mismo tiempo, una crítica del contexto histórico donde yo tuve mi experiencia.
Pues una cosa es criticar el libro aisladamente, y otra es criticarlo dentro del
contexto brasileño de los años 1960 a 1964. Dentro de este contexto, este libro era
altamente crítico. Era más crítico que ingenuo. Pero esto no absuelve mi
ingenuidad7.


4.3. RELACIÓN PRÁCTICA-TEORÍA-PRÁCTICA


Como lo señala entonces el propio Freire, la concepción dialéctica del aprendizaje
se manifiesta esencialmente en la unidad práctica-teOria-práctica, que el equipo
del Instituto Cooperativo Interamericano (ICI) de Panamá explicita así:
La práctica y la teoría tienen una vinculación íntima. No puede entenderse una
sin la otra. Ambas se influyen y se determinan mutuamente. Nuestro actuar
condiciona nuestros conocimientos y al mismo tiempo, nuestros conocimientos
condicionan nuestro actuarg.
A continuación, retomaremos los tres momentos que el ICI distingue en esta


relación, enriqueciendo sus aportes con los de Carlos Núñez.


a. La práctica social
Entendemos por práctica social a nuestro actuar sobre la realidad natural y social,
es decir, todas las actividades que realizamos para sobrevivir, para mejorar y
transformar el mundo que nos rodea. Son las acciones [hechos y pensamientos]
que realizamos como personas, grupos, clases o naciones, en forma consciente e
intencionada, para crear, modificar o transformar constantemente la realidad en
que vivimos. Así la práctica social puede ser: productiva o económica, una
práctica organizativa, una práctica cultural o una práctica histórica.
Por su parte, Carlos Núñez indica una diferencia sustancial entre ‘partir de la
realidad’ y ‘partir de la práctica’.
Pero esa realidad no existe como tal, ajena al hombre y a la sociedad; es el
accionar individual, grupal, colectivo, consciente e intencionado y a todos niveles,
la que crea, modifica y transforma constantemente a la misma realidad. A esto
llamamos ‘práctica social "’.


7 Ídem, p. 52 — 53.
8 Moreno M. del P. y otras/os, op. cit., p. 42.
9 Núñez Carlos, op. cit., p. 57-71.


58
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Más adelante, Núñez precisa todavía: En síntesis, el punto de partida en esta
propuesta metodológica, es buscar el autodiagnóstico de la organización o grupo
en la realidad objetiva en la que se encuentra; de las acciones que en esa realidad
realiza en orden a transformarla; y sobre el nivel de conciencia e interpretación
que sobre la realidad y sus acciones, tienen. Y en esta interpretación, no sólo
influirán aspectos objetivos, sino también toda la carga subjetiva [connotativa] que
de hecho se tiene”.
Con respecto a la inVestigación-diagnóstica de la realidad, Paulo Freire nos dice:
Estoy haciendo una investigación porque tengo sumo interés de conocer la realidad
para poder transformarla. Esto no significa sin embargo, que yo deba distorsionar
esta realidad en mi análisis para adecuar mi intención revolucionaria con datos
que no son reales. Por eso es que insisto: no critico la neutralidad de la ciencia, ni
la neutralidad de los científicos, sino que repito aqui lo que siempre digo: “toda
neutralidad afirmado es una opción escondida”, no puede ser de otra forma. Esto
no significa que el cientifico social deba someter su trabajo científico para
desvirtuar la realidad que busca conocer, a su acción política o ideológica. Lo que
él tiene que hacer, es poner su ciencia al servicio de su acción política y esto todos
lo hacen; porque aquellos que dicen que no lo hacen, lo están haciendo,
precisamente, por asumir una neutralidad que no existe“.
Siguiendo con el aporte del ICI con respecto a la unidad práctica-teoría-práctica,
subrayan la importancia de la práctica como fuente de conocimiento.
Dentro de esa unidad fundamental, la práctica es el fundamento de la teoría y es
la finalidad del proceso de conocimiento. Si queremos comprender una cosa,
tenemos que entrar en contacto con ella, tocarla, olerla, verla funcionando,
utilizarla. Si queremos conocer la realidad, debemos estar adentro de ella,
participar de ella. Por ejemplo, si queremos entender el problema del
analfabetismo en una comunidad indígena, debemos acercarnos a esta comunidad
y ver cuántas personas analfabetos hay, qué acciones se han realizado, si la gente
quiere o no alfabetizarse, etc. En otras palabras, nuestro conocimiento sólo puede
existir y desarrollarse gracias a la confrontación con el mundo real”.
A la vez, la práctica es el criterio de verdad y fin de aprendizaje.
Siguiendo el ejemplo anterior, los conocimientos que adquirimos sobre el
analfabetismo en las comunidades indígenas, deben ser aplicados en una nueva
práctica que ayude a resolver el problema. La importancia de la teoría es pues la
que sirve de guía para la práctica. Una teoría interesante, que sólo se discute, se
escribe y se archiva, por muy buena que sea, es letra muerta. Por otro lado, la
única forma de saber si nuestro conocimiento sobre algo es falso o verdadero, es
probándolo en la realidad concreta, en la realización de actividades prácticas que
verifiquen su validez.
1° Idem.
11 Carlos Torres Novoa, op. cit. p. 71.
12 Moreno M. del P. y otras/os, op.cit., p. 42-68.


59
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Pero la práctica no habla por si misma. Ella debe ser analizada e interpretada, a
través de la reflexión, la crítica. Sin esta comprensión teórica, la práctica
permanece oculta. De allí, la importancia de la teoría, no sólo como una guía
para la práctica, sino como un instrumento para comprender la práctica realizada.
En el ejemplo anterior, si hemos implementado algunas acciones para enfrenar el
analfabetismo en las comunidades indígenas, necesitamos evaluar, analizar los
resultados concretos, volver a reflexionar sobre nuestro trabajo. Así, esta reflexión
teórica nos ayuda a una comprensión más profunda de nuestra práctica y vamos
logrando que ésta se vuelva más eficaz.
La práctica enriquece el conocimiento y éste enriquece una nueva práctica. Esta
unidad teórico-práctica dentro de la vida de la organización, forma una especie de
espiral: practicar, conocer, practicar de nuevo, conocer otra vez. Esta espiral es
ascendente, es decir, que cada vez nuestra práctica y nuestros conocimientos
alcanzan un nivel más elevado y en esa medida nuestra lucha por transformar la
sociedad, también se hace más eficaz.
Sobrevalorar uno de los dos elementos de esta unidad indisoluble, tiene
consecuencias importantes: activismo o teoricismo. Si le damos más peso a la
teoría en si misma, y nos quedamos en reflexionar y analizar el problema o la
situación, en buscar muchos libros, pero no proponemos alternativas o soluciones
viables, caemos en el teoricismo. Pero también está en el lado contrario, la
tendencia a sobrevalorar la práctica y tener una actitud de desprecio hacia el
aporte de la teoría. Se actúa sin plan, sin reflexión ordenada, sin evaluar las
acciones. Nos dejamos absorber por las coyunturas, cometiendo siempre los
mismos errores. La reflexión y profundización teórica sobre la realidad es
considerada ‘una pérdida de tiempo’ o ‘un lujo que no podemos darnos’. Esto
impide el avance del trabajo y trae como consecuencia el estancamiento de las
organizaciones.


b. El proceso de teorización
Siempre según el ICI: Teorizar no significa desvincularse de la realidad. Desde el
mismo momento que partimos de la práctica, ya estamos refleXionando sobre ella.
Pero con la teorización tratamos de hacerlo en forma ordenada, intencionada,
buscamos superar el ‘conocimiento común’, mediante un procesos sistemático en
que los y las participantes cuestionan su realidad, preguntan y analizan el porqué
de las cosas para ir profundizando en las causas más estructurales.
El pueblo también teoriza, a su manera, pero teoriza, Por eso el proceso de
teorización no podemos hacerlo al margen del saber popular. El pueblo a lo largo
de su caminar, ba ido acumulando ideas, conceptos, toda una lógica de
pensamiento, que responde a su experiencia y se constituye en una auténtica
‘teoria popular’. Este saber popular es una mezcla de concepciones ideológicas
producto del sistema dominante, y también de contenidos de resistencia ylucha.
El o la educador[a} debe descubrir y ‘aprender’ la lógica interna que está presente
en el saber popular, su forma de razonar, su forma de analizar los problemas.


60
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


En este sentido, la Educación Popular debe reconocer la pluralidad de saberes -


un principio que ya afirmaba Paulo Freire - y propiciar el diálogo entre ellos.
Como proyecto histórico, la Educación Popular apunta a la democratización de la
cultura, reconociendo la Validez de saberes calificados de empíricos porque
basados en la experiencia de la Vida cotidiana, la ‘cultura popular’. Este
principio no significa por lo tanto rechazar, de manera ingenua según Freire, la
Validez del conocimiento científico o académico sino la superación de la
contradicción entre estas dos formas de conocimientos que son complementarias.
Ninguna es superior a la otra; son dos momentos del proceso de construcción del
conocimiento, entre los cuales debería de existir una relación horizontal de
enriquecimiento mutuo. La Educación Popular en este caso propone que el saber
científico surja y se fundamente en el saber popular, sin que se imponga, sino
compartiendo lo que sabemos. A la vez, el momento de la teorización científica,
concebido como sistematización de la cultura popular, ha de fortalecer las nuevas
prácticas que se proponen los sectores populares.


Por su parte, en la obra ya citada”, Carlos Núñez hace referencia al momento
metodológico de la teorización planteando:
Pero teorizar no significa hacer cualquier tipo de reflexión, significa, en primer
lugar, realizar un proceso ordenado de abstracción, que permita pasar de la
apariencia exterior de los hechos particulares, a sus causas internas —estructurales
e históricas- para podernos explicar su razón de ser, su sentido. Este proceso de
abstracción no puede ser, por tanto, inmediato ni espontáneo, sino que debe
hacerse a través de aproximaciones sucesivas, lo que implica seguir
necesariamente un recorrido ordenado de análisis y síntesis, para hacerlo
coherente.
En segundo lugar, significa llegar a adquirir una visión totalizadora de la
realidad, en la que cada elemento de ella sea captado en su articulación dinámica
y coherente con el conjunto: esa unidad compleja y contradictoria que constituye
la realidad concreta. [Interrelación dialéctica entre los factores económicos,
políticos e ideológicos, históricamente determinados]. Se trata pues, de percibir y
entender cada fenómeno particular dentro del movimiento que lo relaciona con la
totalidad social en un momento histórico concreto.
En tercer lugar, debe permitir obtener una Visión crítica y creadora de la práctica
social. Es decir, adquirir una actitud de cuestionamiento sobre el proceso causal


13 Carlos Nuñez H.,op.cit., pp. 57-71.
61


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


de los hechos y su dinámica interna, que lleve a profundizar, ampliar y actualizar
constantemente el conocimiento que se tiene sobre ellos. Esto significa, a la vez,
una exigencia de permanente impulso a la capacidad creadora y a la re-
elaboración de los elementos de interpretación teórica, para adecuarlos a las
nuevas circunstancias, y orientar por tanto, de manera efectiva y realista, la nueva
acción sobre ellas. El conocimiento teórico, dentro de esta dinámica, deja de ser
una mera ‘comprensión’ de lo que sucede, para convertirse en un instrumento
activo de crítica, en manos de las clases populares, que permitirá dirigir la historia
hacia lo que debe suceder, conforme con sus intereses.
En cuarto lugar, este proceso de formación teórico-práctica, debe llevar a amplios
sectores de las masas populares a adquirir la capacidad de pensar por si mismas.
De esta manera podrán asumir convicciones propias y no estarán simplemente
esperando de otros la ‘correcta’ interpretación de los acontecimientos, para
aceptarlos pasiva y dogmáticamente. Esta propia convicción, racional yfirme será
la base real sobre la que podrá asentarse una voluntad política que impulse
orgánicamente las acciones de clase más allá de una pura emotividad irreflexiva.
Es decir, una auténtica mística de clase, capaz de comprometer todas las energías
vitales —e incluso la vida misma- en la construcción de una nueva sociedad, la
cual no podrá hacerse efectiva sino como producto de una ‘creación histórica’ de
las clases populares. Porque ‘ninguna’ gran obra humana es posible sin la
mancomunidad llevada hasta el sacrificio, de los hombres que la intentan.
Volviendo al aporte del ICI, éste señala como tercer momento:


c. La vuelta a la práctica en la Educación Popular
Cuando hablamos de volver a la práctica, esto no significa regresar al punto de
partida inicial. Tenemos que regresar a la práctica planteando acciones que
combaten los problemas que hemos analizado en toda su complejidad. En el
regreso a la práctica, se busca convertir los conocimientos sobre un problema en
forma de enfrentarlo a través de una nueva práctica o una práctica
transformadora.
Refiriéndose también al regreso a la práctica, Núñez aclara:
“Volver a la práctica”, constituye un regreso al punto de partida, pero no entendida
en el sentido original del cual se partió, pues esto significaría la anulación del
movimiento dialéctico. El proceso de reflexión teórica sobre el punto de partida,
nos debe provocar el avance en términos no sólo intelectivos, sino en la calidad
racional, organizativa y política de las acciones transformadoras de la misma
realidad de la cual se partió. No se trata pues de un volver mecánicamente, sino
de avanzar dinámica y creativamente, aunque sin alejarnos nunca de nuestra
propia realidad“ .


14 Ídem, p.77.
62


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


4.4. La producción colectiva del conocimiento


Otro principio fundamental es que la Educación Popular se basa en procesos
participativos, promoviendo el desarrollo de sectores populares como sujetos
sociales, es decir potenciando su protagonismo como actores de cambios sociales,
identificando sus problemas más sentidos, investigando sus manifestaciones,
analizando sus causas y consecuencias, formulando alternativas, organizándose
para llevarlas a cabo, gestionando recursos, planificando acciones, evaluando su
quehacer, etc... La participación que se promueve es libre, activa, eficaz,
consciente, crítica.


Según el ICI, éste es el segundo gran principio metodológico de la Educación
Popular, vinculado al primero, y lo explicitan así”: Su funcionamiento consiste en
que el saber no es propiedad de intelectuales y académicas/os, ni tampoco es algo
acabado y estático, que puede ser transmitido por unos/as a la conciencia de
otras/os. En la Educación Popular, el saber se considera como algo inacabado,
Vivo, dinámico, que se desarrolla a través del diálogo y reflexión colectiva. Los
conocimientos deben producirse en el propio proceso educativo, no en forma
personal como resultado de una mente brillante, sino en forma conjunta con el
aporte de todas/os, con la orientación del/de la coordinador[a], y tomando en
cuenta otras experiencias.


a. ¿Qué es Ia producción colectiva del conocimiento?
Se trata de un método o proceso en el cual se integran elementos o ideas en forma
ordenada, a través de la participación colectiva basada en los conocimientos y
experiencias del grupo, para llegar a construir teoría y nuevos conocimientos que
permitan mejorar la práctica.


b. ¿Qué se necesita para producir colectivamente el conocimiento?
Existen ciertas condiciones que ayudan a que se realice este proceso de
construcción colectiva del saber:
Ambiente y actitudes humanas adecuadas: se necesita que exista un clima de
confianza entre las y los participantes que permita sentirse a gusto y no tener
temor de ser rechazada/o, a la Vez que una motivación y disponibilidad para
compartir, con una apertura al diálogo y a aprender de las ylos demás, aportando
todo lo que esté a nuestro alcance. Esto requiere un genuino interés en el tema de
estudio o debate y una claridad en los objetivos que se pretenden alcanzar con este
tema. En este sentido resulta muy importante Valorar la experiencia que cada uno
y una puede aportar, un respeto mutuo, un verdadero convencimiento de que


15 Moreno M. del P. y otras/os, op.cit, p. 60-68.
63


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


colectivamente se produce mejor que en forma individual, y una actitud
disciplinada y ordenada que facilite el avance de la discusión.
Pensamiento crítico: esto significa no aceptar pasivamente todas las ideas, sino
desarrollar un hábito de duda metódica que convierta cada tema en un debate, un
desafio, una pregunta. Cada hecho debe problematizarse, cuestionarse, razonarse,
evaluarse. No aceptar ninguna idea, sólo porque la ‘dijo Fulanito’ que es una
autoridad en la materia.
La participación consciente y activa: esto no significa hablar muchas Veces, ni
acaparar la palabra, sino aportar ideas en el momento en que vemos que son útiles
en el debate. Nunca debemos dejar de participar por creer que ‘no es importante
lo que voy a decir’ o que ‘otra u otro ya lo dijo mejor que yo’. Debemos creer en
nuestra capacidad de enseñar a otras y otros, así como en nuestra capacidad de
aprender de otros y otras. La participación consciente y activa implica entonces,
desarrollar el hábito de no ser sólo receptores pasivos de las ideas de otras y otros.
La creatividad: es un ingrediente indispensable en la producción colectiva del
conocimiento. Si no somos receptores del saber, entonces tenemos que ser
creadores/as de saber nuevo. Ya no memorizamos y repetimos definiciones, sino
que construimos conceptos que expliquen la realidad y la práctica en que estamos.
Ya no copiamos métodos usados en otras realidades, sino que creamos y
adaptamos nuestra propia manera de hacer las cosas, la que se adapta a nuestras
necesidades.
Aprovechar experiencias y conocimientos acumulados: lo anterior no significa
despreciar el conocimiento producido por otras personas o grupos, el cual más bien
sirve para enriquecer el nuestro. No se trata de partir de cero, sin tomar en cuenta
lo que otras y otros han avanzado. No se trata de despreciar los libros. De lo que
se trata es de tomar en cuenta el producto de otros procesos de conocimiento, y de
otras prácticas sociales, cuestionándolos, utilizándolos críticamente, y a partir de
allí, producir nuestros propios conocimientos. Lo colectivo, lo social, no significa
tampoco matar al aporte individual, sino recogerlo ypotenciarlo.
La apropiación de los conocimientos: es un proceso colectivo, los conocimientos
no sólo se comparten, sino que se busca que cada participante se apropie de ellos,
los haga suyos, parte de si mismos, de manera de poder utilizarlos y reproducirlos.
No hay verdadero apropiación cuando la persona no está en capacidad por si
misma de aplicar ymultiplicar el conocimiento adquirido.
Una coordinación efectiva: para que el proceso de producción de conocimientos
tenga los resultados esperados, es de importancia clave la persona que coordina y
orienta el proceso. No se trata de dar la palabra, se trata de ordenar las ideas que
van saliendo, hacer preguntas motivadoras y desafiantes, devolver en forma de
síntesis parciales los avances en la discusión, y no perder de vista el tema de
discusión ysu objetivo.


64
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


c. ¿Qué cosas impiden o dificultan la producción colectiva del conocimiento?
Así como hay condiciones que le favorecen, también hay situaciones que la
dificultan o impiden, tales como:


Actitudes humanas negativas: conflictos o tensiones entre las y los participantes
que rompen el clima de confianza, personalizar las diferencias de opiniones,
asumir actitudes indiferentes o de “qué me importa lo que salga”, yo sigo
pensando así, o actitudes diversionistas que distraen al grupo del objetivo
propuesto y “contagian a los demás” de un espíritu de relajo. También el
agotamiento y cansancio físico y mental dificulta una buena producción [los
grupos cansados no producen bien]. Cuando las y los miembras/os del grupo
tienen su mente ocupada en otro tipo de problemas o intereses distintos a los que
se discuten, están presentes sólo físicamente, pero su cabeza ‘anda lejos’, lo cual
también resta eficacia al aprendizaje colectivo.
Errores en la participación: tales como la pereza o el temor a participar, por un
sentimiento de inferioridad, la falta de motivación sobre el tema o la falta de
claridad en los objetivos, también dificulta el aprendizaje colectivo. También el
acaparamiento constante de la palabra por algunas/os trae como consecuencia
que decae el interés en la discusión y disminuye la participación, porque “todo
está ya dicho”.
Errores de la coordinación: una coordinación insegura, excesivamente flexible,
que pierde el hilo de la discusión, o que no motiva a participar, no conduce al
grupo al logro de los objetivos. Tampoco una coordinación rígida o autoritaria,
prepotente que corta las iniciativas del grupo, desvaloriza los aportes más
sencillos, o establece una relación Vertical con las ylos participantes, puede lograr
una máxima producción de conocimientos, porque ‘liquida’ al grupo.


Relacionando estas reflexiones con nuestras prácticas, en la propuesta del CICAP
de una metodología constituida por Procesos de Construcción Conjunta de
Oportunidades de Aprendizaje, integrante de una actitud emprendedora de
calidad [P-COA_acem]16, se contemplan los principios siguientes:


Transparencia metodológica: aprender a través de la metodología. Cuando en el
proceso de aprendizaje la metodología en si se convierte en objeto de
aprendizaje... aprender a hacer, aprender a crear, aprender a ser...
Exigencia productiva: en primer lugar consigo mismo, no sin razón, sino para
‘producir’ más, para ‘crear’, para construir junto con otras personas...
Flexibilidad exigente: realismo y contextualización... sin perder de Vista el
objetivo propuesto. ..


16 Se profundizará más en el inciso 4.10 de este mismo capítulo.
65


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Equidad oportuna: una equidad con sentido, una equidad necesitada... [no darle
lugar a la mujer por ser mujer, sino por saber identificar y reconocer sus
cualidades,...]
Intereses compartidos: identificar los aspectos comunes en nuestros intereses y
establecer alianzas alrededor de ellos, entre institución y trabajadoras-es, entre
facilitador[a) y participantes,. . .
Seriedad: sistematicidad y coherencia...


¿Hay otros principios que consideramos deben tomarse en cuenta dentro del
marco de una Educación Popular? ¿Cuáles y por qué?


De todo lo expuesto en este capítulo hasta ahora, haga el listado de los principios
mencionados y priorice, según su propia experiencia, los 3 más urgentes en
profundizar en nuestras prácticas educativas actuales. Fundamente su selección.


Listado de principios:


Principio 1:
Fundamentación:


66
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Principio 2:
Fundamentación:


Principio 3:
Fundamentación:


4.5. EDUCACIÓN POPULAR Y PARTICIPACIÓN


En las páginas anteriores, ya nos referimos varias Veces a la importancia de la
participación como elemento fundamental del sistema metodológico de la
Educación Popular. Se trata efectivamente de un eje transversal que cruza todos
los aspectos de esta metodología hasta tal punto que, lo hemos señalado ya,
algunas interpretaciones reductoras no dudan en asimilar Educación Popular con
la utilización de técnicas participativas.


Esto es una interpretación abusiva porque, si bien la participación es un derecho
humano fundamental, esto mismo da a entender que no constituye una finalidad
en si misma. Es un requisito, consignado en diferentes instrumentos jurídicos,
cuyo objetivo es garantizar - supuestamente - iguales oportunidades de desarrollo
humano integral para todas y todos. Así que esto no es tan sencillo pues, si bien
la participación constituye una necesidad para poder hablar de Educación
Popular, no es una condición suficiente por si sola. Las experiencias acumuladas
en materia de desarrollo comunitario indican claramente que, sin una


participación activa, real y efectiva de la comunidad un proyecto de desarrollo
fracasa. Es más, el punto de partida de toda intervención de desarrollo es
precisamente que l@s habitantes de dicha comunidad asuman la iniciativa
fundamental, desarrollando sus capacidades como sujetos protagonistas de
procesos endógenos de desarrollo local más que como beneficiari@s de proyectos
ajenos.


67
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Obviamente, esto es un proceso que no se logra de la noche a la mañana. De tal
manera que hay que distinguir diferentes niveles de participación. Consideremos
el esquema siguiente:


La Escalera de la Participación”
Auto-


desarrollo
Partici ación
Interzrctiva J Sá J J


Participación .'
Funcional r ‘O


articipación r


P01‘ \
, Incentivos


Par 'cipación
por Consulta


Suministro
de


Información


Pasividad


Pasividad: Sólo hay participación cuando se les llame, sin incidencia alguna en
decisiones en cuanto a qué proyecto o su implementación.


Suministro de Información: Las personas constituyen una fuente de información
nada más, ni siquiera influyen o se dan cuenta del uso que se Va a dar a la
información.


Participación por Consulta: Agentes externos consultan puntos de vista.
Indirectamente podría haber cierto nivel de incidencia a través de las
opiniones emitidas, sin embargo nadie lo garantiza, ni le da seguimiento.


Participación por Incentivos: Las personas participan, facilitándoles
determinados recursos o incentivos (materiales, sociales, capacitación). Se
cuenta con la participación de la gente, pero no hay incidencia directa todavía
en las decisiones.


Participación Funcional: Las personas participan formando equipos de trabajo
que cumplen determinadas funciones. Aunque no hay participación en la
formulación de un ro ecto, sí ha en el monitoreo el a'uste necesario en ely y
cam1no.


Participación Interactiva: Los grupos locales participan en la formulación,
implementación y evaluación del proyecto, sin embargo hay todavía un ente
externo dirigente frente al proyecto.


Auto-desarrollo: Los grupos locales organizados toman iniciativas sin esperar
intervenciones externas y si hay, estas se hacen en forma de asesoría y como
socios.


17 Geilfus F (1997), 80 herramientas para el desarrollo participativo. IICA, p. 3.
68


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTION DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua


J




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


También hay que analizar en cuáles aspectos “se deja que participe la gente”. Es
muy común encontrar proyectos donde las opciones fundamentales se deciden
entre líderes y sólo se consultan a las “bases” para aspectos operativos de
ejecución o de logística relativamente secundarios. Así, es significativo constatar,
hasta en las organizaciones que se ufanan de ser eminentemente participativas,
que esta participación se restringe de manera casi automática cuando se aborda el
control sobre los recursos financieros, invocándose necesidades de eficacia, de
confidencialidad, etc.


La verdad es que no se puede hablar de verdadera participación mientras no


exista una plena transparencia y un control democrático sobre los recursos,
particularmente financieros. Y desde luego, podemos incluso afirmar que dicho
control sobre los recursos financieros constituye la prueba de fuego para una
auténtica democracia participativa. Una experiencia muy innovadora y coherente


de ello es la participación ciudadana en la definición del presupuesto de un
municipio como Porto Alegre, en Brasil. Obviamente, tocamos aquí un aspecto
crucial de la Educación Popular como es el empoderamiento de los sectores
populares, pues está claro que el control de los recursos es la clave del poder.


Por otra parte, tod@s conocemos líderes o lideresas ya sea en el campo político u
otro, quienes demuestran una gran habilidad para recurrir a la participación
popular cuando les conviene, ya sea para ratificar sus propias decisiones o para
legitimar periódicamente su cargo de “representante” de los intereses populares.


En base al esquema de la “Escalera de la Participación”, reflexionemos de manera
auto-crítica: ¿Cuál es el nivel de participación que se ha logrado en nuestros
proyectos? ¿Cuáles son los aspectos donde se promueve una amplia participación
y cuales son los aspectos donde ésta se restringe?


69
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


4.6. Educación Popular v Organización


Para abordar este tema, nos referiremos esencialmente a 1a transcripción literal de
partes de un artículo de Oscar Jara“.


En la década de los 70, particularmente en el Cono Sur, la dinámica de
movilización y organización de masas que levanta un proyecto histórico
alternativo a los modelos de dominación oligárquicos, reformistas y desarrollistas,
llevó a cuestionar los planteamientos iniciales de Freire en los que la toma de
conciencia crítica [a través de la “concientización? aparecia como un momento
previo a la acción organizada, como una acción meramente cultural y
problematizadora. [El propio Freire iria redefiniendo su concepción, a partir de su
experiencia en Chile y sobre todo en Guinea-Bissau, pero sus nuevos
planteamientos no han tenido la difusión ni la influencia de los anteriores}.
La gran cantidad de experiencias educativas que se generan en este periodo, se
irán encontrando y articulando progresivamente con la misma dinámica
organizativa de los sectores obreros, campesinos y barriales. Muchos grupos ya no
verían separada la actividad educativa de la actividad político-organizativa,
fundamentalmente porque las acciones de educación popular se empiezan a dar
por exigencia misma del proceso organizativo y de movilización de masas.
En este período se dará una creciente participación en el Movimiento Popular, de
muchos grupos de cristianos inspirados por la linea renovadora de Medellin y de la
Teología de la Liberación. Gran cantidad de programas de carácter promocional o
desarrollista, cambiarán su orientación por una linea más ligada a las tareas
politicas.
Más importante todavía será el surgimiento, en las propias organizaciones de
masas, de instancias y formas de educación popular al servicio directo de sus
necesidades de formación de cuadros dirigentes y de las mismas bases [tales como
bibliotecas populares, centros de comunicación barriales, centros de formación
obrera, grupos de teatro y música popular, cursillos sindicales, boletines
informativos, periódicos de opinión clasista, etc.].
Así, la educación popular irá pasando progresivamente a ser considerada como
parte importante del proceso organizativo y no sólo como una actividad con la que
las organizaciones políticas y de masas se relacionan, porque es propia de centros
e instituciones especializadas.
Igualmente, se va haciendo más claro por la propia experiencia vivida, que la
conciencia espontánea de las masas populares no se puede transformar en
conciencia “crítica” sólo porque se dé un proceso educativo problematizador de su
realidad. Se descubre que el factor educativo fundamental no es el proceso


18 Oscar Jara, Educación Popular: un concepto en búsqueda de definición práctica. en “Selección de
lecturas sobre metodología de la Educación Popular”, Asociación de Pedagogos de Cuba, La Habana,
octubre 1998, p. 5-10.


70
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


pedagógico en s1’, sino las acciones de lucha [a veces más espontánea, otras más
organizadas] en las que el pueblo interviene vitalmente en la historia. Que la
educación popular no es un momento previo de toma de conciencia, luego del cual
se podría pasar a la acción conciente, sino que la educación popular debe ser un
proceso permanente de teorización sobre la práctica ligado indisolublemente al
proceso organizativo de las clases populares.
En cualquier caso, será la dinámica de ascenso del movimiento popular lo que
impulsará la creación de programas, instancias y formas de educación popular,
con el objeto de comprender y orientar las acciones de masas ante el momento
histórico que se vive.


En sintesis, no será la existencia de corrientes pedagógicas renovadoras la que
impulse la expansión de la educación popular, sino que serán las exigencias
objetivas del movimiento de masas lo que impulsará la redefinición política de las
concepciones educativas en los últimos diez años. [...]


A partir de lo anterior, Oscar Jara no duda en afirmar que el fortalecimiento de las
organizaciones clasistas constituye el objetivo principal de la Educación Popular.


Si somos coherentes con las pistas de análisis histórico presentado en el punto
anterior, tenemos que concluir que ya no tiene sentido acercarnos hacia una
concepción de la educación popular en América Latina, ni por el lado de las
posibles modalidades que pueda asumir el proceso educativo [extraescolar o
escolar, formal o no formal}, ni por el lado de los métodos, técnicas o
procedimientos que se utilicen (seminarios, talleres, medios audiovisuales, teatro,
trabajo de grupos, etc}, sino por la ubicación del carácter de clase del proceso
educativo, por la definición de los intereses de clase a los que lleva a cabo en un
determinado contexto histórico].
Por eso es que creemos que el término “popular” no es más que una referencia a
este carácter definitivamente clasista, que ubica el proceso educativo como un
proceso ligado a las necesidades, exigencias e intereses de las clases populares.
Las experiencias más desarrolladas de educación popular no se plantean ahora
como objetivo simplemente el fortalecer una conciencia “crítica” en las masas
populares. Se plantea de manera mucho más precisa que lo que se trata es de
fortalecer y desarrollar una conciencia de clase en las masas populares de nuestro
continente. Pero, ¿qué significa fortalecery desarrollar la conciencia de clase?
La conciencia de clase no se mide por el nivel de instrucción escolar, ni por la
capacidad de memorizar definiciones o conceptos “revolucionarios”. La conciencia
de clase no se mide tampoco por la “claridad política” individual que adquiera tal
o cual miembro de las clases populares. Es siempre una conciencia social,
colectiva, que se expresa en determinado grado de organización de clase, como
manifestación conciente de la práctica que realiza. La conciencia de clase no
existe, pues, sino como práctica organizada, conciente, de clase. [...]


71
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


La formación y desarrollo de la conciencia de clase, no se da, por tanto, en un puro
terreno ideológico o pedagógico, aislado de la vida material; sencillamente porque
la superestructura político-ideológica de una sociedad, es el lugar donde se
conforman las fuerzas de la conciencia y la Voluntad como expresiones activas y
vivas del proceso histórico material que se da en la estructura socio-económica.
Así, el terreno de la conciencia de clase, no es el terreno de las “ideas clasistas”
independientemente de la práctica de clase, sino el terreno donde esa práctica
colectiva se hace consciente para poderse transformar a si misma, interviniendo
activa y organizadamente en la transformación estructural de la sociedad.
De alu’ que sea el proceso de formación y consolidación de las organizaciones de
clase (económicas, políticas y culturales], el que nos interesa fundamentalmente.
Porque organizándose de acuerdo a sus propios intereses, para luchar por ellos, las
masas superan la dispersión y el aislamiento. La organización permite ejercitar
acciones colectivas autónomas y autosuficientes que fortalecen la confianza en sus
propias posibilidades. La organización permite planificar, experimentar, evaluar y
criticar colectivamente acciones de lucha concretas que van cimentando su
identidad como clase. La organización ante tareas del presente exige tomar en
cuenta las experiencias del pasado, y descubrir asi las raíces de una memoria
colectiva que recobra actualidad y sentido. Las acciones organizadas permiten
descubrir que para satisfacer los intereses de clase, no bastan las conquistas
inmediatas, sino que es preciso enrumbarlas lIacia la consecución de un proyecto
histórico alternativo al actual: la construcción de una nueva sociedad donde
desaparezca la explotación económica, la dominación política y la dependencia
cultural. [...]
La formación y consolidación de la organización de clase, suponen, por tanto, la
existencia de un esfuerzo activo, ordenado y sistemático de análisis, estudio y
reflexión sobre la práctica y a partir de ella para llevarse a cabo. He aqui el lugary
el sentido de la educación popular. Por ello es que, dentro de estos términos, el
objetivo de la educación popular de fortalecer la conciencia de clase de los sectores
populares, no puede significar otra cosa que impulsar una acción educativa
liberadora, como una dimensión necesaria de la actividad organizativa de las
masas.
Por esta razón, las modalidades y formas que puede asumir la educación popular
pueden ser múltiples y variadas, dependiendo de las necesidades, características y
exigencias del movimiento popular del que forma parte. Su papel será el de
descubrir la razón de ser de la práctica de las masas en el nivel en que ésta se dé,
para darle una perspectiva estratégica.
Si bien toda actividad educativa es política, la educación popular aparece como
inminentemente política, ya que no busca conocer o contemplar la realidad social
desde fuera, sino que pretende descifrar desde el interior del movimiento histórico
su sentido, interviniendo activa y conscientemente a su transformación, haciendo
de la actividad espontánea de las masas una actividad transformadora
revolucionaria, es decir, una actividad teórico-práctica.


72
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


La educación popular, pues, será ta], en Ia medida que sea — efectiva y
prácticamente — una arma que permita a las clases populares asumir
organizadamente con lucidez y pasión, su rol de sujetos activos en Ia construcción
de Ia historia.
Después de conocer este punto de vista de Oscar Iara, ¿Cómo ubicamos la
función social de nuestro quehacer como educadoras-es populares en una
perspectiva clasista?


4.7. FUNCIÓN ECONÓMICA DE LA EDUCACIÓN POPULAR


La inserción radical de la Educación Popular en el quehacer diario de la gente
conlleva, necesariamente, aspectos económicos: las estrategias de sobrevivencia
mediante la promoción y organización de modalidades alternativas, apuntando a
mejorar la economía familiar,. .. Si pretende brindar respuestas a las necesidades
más sentidas de los sectores populares, la Educación Popular no puede
permanecer ajena a este campo. Sin embargo, el reto consiste en hacerlo
conservando la coherencia con los valores humanos de solidaridad, promoviendo
modelos ya probados de Economía Popular, de comercio justo,... alternativas que
se están desarrollando frente al reflejo individualista del “Sálvese quien pueda”.


En el contexto de las políticas de ajustes estructurales impulsadas a partir de la
década de los años 80, comenzaron a formularse, tanto en Norteamérica como en
Europa y América Latina, propuestas económicas alternativas tendientes a la
promoción del auto-empleo así como a mantener la perspectiva del trabajo como
mecanismo de integración y cohesión social fundamental. Estas iniciativas se
dieron a conocer con diversos nombres: economía social, economía solidaria,
empresas comunitarias, tercer sector, etc. Cada una de estas denominaciones
corresponde a diferentes modalidades organizativas de micro-emprendimientos
de ámbito local: redes cooperativas, mutualistas o asociativas de producción, de
ahorro y crédito, de ayuda mutua, fondos de inversión social. Esta diversidad
refleja la intensidad y el dinamismo de los sectores populares en la búsqueda de
alternativas al neoliberalismo. Desde luego, la Economía Popular es también “un
concepto que se está definiendo en Ia praxis”.


73
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


En América Latina, la Economía de Ia Solidaridad impulsada desde los años 80,
entre otros por Luis Razeto en Chile“, inspirada en movimientos cristianos de
base“, plantea la búsqueda y promoción de alternativas económicas por y para
los pobres. Parte de la idea que el interés y el lucro privado no son los únicos
motores de la organización económica, y que es posible desarrollar formas
solidarias, sustentadas en el trabajo voluntario o donaciones altruistas, todo
regulado por una ética de los agentes involucrados consecuentes con la opción
por los pobres.
El objetivo común de todas estas modalidades es económico, pero no lucrativo:
generar actividades susceptibles de mejorar la calidad de vida de participantes
Voluntari@s, unid@s en base a relaciones de producción solidarias y
democráticas, para enfrentar conjuntamente y a nivel comunitario los problemas
sociales derivados de la reestructuración económica y la exclusión de amplios
sectores“. Los beneficios que obtienen —vistos como un medio y no como un fin-
sólo pueden reinvertirse en la misma empresa, distribuirse entre sus trabajadores
o invertirse en beneficio de la comunidad. No pueden ser vendidas.
Estas propuestas pretenden relativizar la importancia de los criterios de eficiencia
y rentabilidad en la actividad económica de mercado capitalista, sustituyéndolos
por los de bienestar y cohesión social. Pero a la vez alimentan una gran confianza
en la revolución tecnológica en curso que les permita acceder a formas de
comunicación e información sofisticadas, facilitando la conformación de redes
internacionales de comercialización, financiamiento y el acceso a tecnología
avanzada. Esto lleva a una relación ambigua con el mercado, considerado un mal
necesario, cuyos excesos se pretende evitar. Algunas de estas formas de
organización económica no se vinculan solamente con la producción y el
comercio, sino también con servicios tales como centros de investigación, los
servicios de salud y educación e incluso con servicios públicos en asocios con
gobiernos locales”.
Se advierte que la constitución de un sistema de economía popular tiene
importantes dimensiones culturales, que trascienden ampliamente los límites


estrechos de la economía en el sentido que le dan la mayoría de los profesionales
de esa disciplina. Así, supone potenciar el saber intuitivo -acumulado por los
agentes populares en sus experiencias de producción y reproducción- a través de
nuevos diagnósticos, explicaciones e hipótesis de comprensión histórica, y
facilitar el pensamiento propositivo y emprendedor en base a la recuperación
crítica de la historia de experiencias aisladas o colectivas que avanzaron en el


‘9 Entre otros trabajos, Ver: Razeto, 1985, 1987, 1988, 199o, 1991.
2° Ver “Carta de Porto Alegre”, Encontro Latino de Cultura e Socioeconomia Solidarias, Porto Alegre
(Brasil), agosto de 1998.
21 Ver Greg MacLeod (1995).
22 Ver Greg MacLeod (1996).


74
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTION DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


logro de mejores condiciones de Vida. Supone también la reinstalación de
utopías sociales movilizadoras de la Voluntad.


Como ilustración de esta dinámica de Economía Social, les presentamos un
artículo de la Red de Educación Popular con Mujeres (REPEM] de Uruguay,
relacionado con esta problemática y con una perspectiva de género”.


Entre las diversas respuestas de los sectores populares a las adversas condiciones
socioeconómicas prevalecientes en América Latina, los emprendimientos
productivos liderados por mujeres presentan un especial interés en tanto
constituyen estrategias donde se combinan de manera sinérgica componentes
educativos, económicos y de género, con el resultado de transformaciones
profundas en las personas, en los colectivos que integran y, al interior de éstos, en
el vínculo inter-generacional y en muchos casos inter-parental, así como en las
relaciones que llegan a establecerse a nivel de las comunidad y, en algunos casos,
en ámbitos sociales mucho más amplios.
La Red de Educación Popular entre Mujeres de América Latina y el Caribe
[REPEM] y dentro de ésta, el Grupo de Trabajo Latinoamericano Género,
Educación y Economía Popular [GTL] ban venido centrando desde 1992, su
atención sobre este tipo de emprendimientos, básicamente sobre aquellos que se
desarrollan en los contextos de pobreza.


sociales que se posean {como forma de inserción en la sociedad} son partes
fundamentales de un patrimonio de bienes y cualidades de indudable importancia
económica. Prueba de ello es cómo este patrimonio {o la ausencia del mismo],
condiciona decisivamente la capacidad productiva, la participación en el sistema
económico yla cuota de poder con que la misma se realiza.
Definiciones más “sociales” de la pobreza incluyen otros aspectos que caracterizan
dicha condición, como el acceso a la atención de la salud, a la educación, a los
servicios de apoyo, etcétera. También suelen señalarse actitudes, sentimientos y
creencias que operan como barreras psico-sociales: la desvalorización personal, el
desconocimiento de los derechos —y por lo tanto, su falta de ejercicio—, la escasa o
nula participación social, todo lo cual retroalimenta yperpetúa la pobreza.


Si las relaciones de género ubican a la mujer en un lugar secundario y
subordinado, la pobreza agudiza los sentimientos de desvalorización, ya sea por el
aislamiento y dependencia de una vida circunscripta al hogar, por la dedicación a
empleos muypoco calificados o como es frecuente, por ambas cosas.


23 Iliana Pereyra, Género, educación y economía popular: Los emprendimientos productivos de las mujeres
de sectores populares _ Resultados de estudios...Red de Educación Popular con Mujeres (REPEM),
Uruguay, Internet, 2004.


75
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Retomando ahora nuestra pregunta por la eficacia de los emprendimientos
económico-productivos gestionados por mujeres como una respuesta a la pobreza,
podemos concluir:
1.


2. Dada la permanencia de los grupos en el tiempo —y con ello la continuidad del
empleo y del ingreso—, las capacidades cuyo desarrollo propician los
emprendimientos, las experiencias de relación y participación inherentes a la
gestión económico-productiva, etc., difícilmente pueda pensarse en una regresión
de estas mujeres a su situación ‘pre-proyecto”. Aún en el caso de un “crack”
empresarial, los activos que han generado las seguirán acompañando, individual o
colectivamente.
3. La integración y la permanencia de las mujeres jóvenes en estas experiencias
abre caminos para la continuidad de un ‘modelo’ positivo de conductas y actitudes
en el colectivo, alcanzando también a las hijas de sus protagonistas.
4. La visión resultante es la de un quiebre de la cadena causal que alimenta la
reproducción biológica y social de la pobreza, especialmente si a ello pudieran
contribuir programas de apoyo adecuados. Sabemos que el fenómeno global de la
pobreza es poderoso y que quizá sus efectos puedan reaparecer de modos
imprevistos en las futuras generaciones. Neutralizar esta eventualidad, sin
embargo, ya no es responsabilidad exclusiva de las mujeres, sino de la sociedad,
en el camino hacia un modelo más justo, integrado y democrático.


Después de conocer este ejemplo del papel de la Educación Popular en la
generación de iniciativas micro-económicas, en una lógica de sobrevivencia
cotidiana, otro ejemplo es la contribución de la Educación Popular en la
concienciación sobre la problemática del abastecimiento de agua potable y la
organización de movimientos de protesta en contra de la privatización de este
recurso fundamental y los consecuentes aumentos de precios. En Bolivia, donde


la privatización del agua potable significó hasta un aumento de 600% en el precio
de este recurso fundamental, pero también en Uruguay y en Argentina, ya
lograron la cancelación de multimillonarios contratos de explotación pasados con
una multinacional francesa“. Asimismo, en Kerala, al oeste de la India, un


movimiento popular organizado esencialmente por mujeres logró la expulsión de
la Coca-Cola, acusada de sobre-explotar y contaminar fuentes de agua potable”.


24 Walter Chávez, Eflervescencepopulaíre en Bolivie, in Le Monde Diplomatique, mars 2005, p. 11.
25 Vandana Shiva, Lesfemmes du Kerala contre Coca-Cola, in Le Monde Diplomatique, mars 2005, p. 20-


2 1 .
76


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


¿Conocemos otras experiencias exitosas en las cuales un movimiento popular
organizado logró incidir en el campo económico, demostrando así la eficacia de
una metodología de Educación Popular aún en contra de empresas
multinacionales? Compártanlas en pequeños grupos y saquen conclusiones con
respecto a la función económica de la Educación Popular.


4.8. LA FUNCIÓN IDEOLÓGICO-POLÍTICA DE LA EDUCACIÓN POPULAR


ÍÍ en el camino hacia un modelo más justo, integrado y democrático” (de
sociedad), fueron las últimas palabras del ejemplo citado en el inciso anterior,
donde se enfocó la función económica de la Educación Popular. Retomamos
estas mismas palabras para fundamentar la función ideológico-política de la
misma. ¿Qué es más justo, que es más democrático?... ¿A quién le corresponde
contestar la pregunta? Desde hace Varios años, se está hablando mucho de
“Educación para la Democracia”, incluso en los sistemas de educación formal.
Pero, ¿Qué criterios utilizamos? Para unas personas, Estados Unidos es ejemplo
de sociedad democrática, para otras personas lo es más bien Cuba. Para unas la
democracia se cumple al realizar elecciones; para otras la democracia se debe
concebir de manera integral, considerando sus componentes social, económico y
político.


A finales de febrero, Herman compartió con nosotr@s por e-mail una expresión
que dice lo siguiente:


“En Io político construyo mi decisión y posición, y Visualizamos ‘un mundo mejor
que es posible’; en Io pedagógico Vamos construyendo las oportunidades que a1 ser
aprovechados encaminan hacia un acercamiento a é]. No cabe una pedagogía sin
política, ni política sin pedagogía... Ia una depende de Ia otra, ambas, en Ia
práctica, están integradas en un solo compromiso“, en toda vida
comprometida...” (Herman Van de Velde, 27 de febrero 2005 — Estelí / Nicaragua).


77
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


¿Está Usted de acuerdo con esta expresión?


¿Por que?


A continuación se describen algunas experiencias relacionadas con Educación
Popular en América Latina. Les invitamos a identificar cómo se expresa en cada
una particularmente la función ideológico-política de la Educación Popular.


“Alforja” es un concepto que suena al referirse a Educación Popular en
Centroamérica. ALFORIA es una coordinación regional que articula el trabajo de
ONG’s de Centroamérica y México. Surgió como red entre 1980 y 1981, a partir
de acciones de apoyo conjunto a programas de Educación Popular en Nicaragua
[Cruzada Nacional de Alfabetización — CNA, Capacitación en Reforma Agraria,
Jornadas Populares de Salud, Formación de promotores y dirigentes, Rescate de
testimonios de Colaboradoras-es históricas-os de la insurrección, recuperación de
historias comunitarias, etc.], las que fueron posteriormente extendiéndose a toda
Centroamérica y México, Vinculándose también con experiencias similares en
Sudamérica y el Caribe. Una de las ONG’s miembras de esta red es el Centro de
Estudios y Publicaciones — CEP, de Costa Rica. A continuación, extractos de un
aporte de este Centro para el Foro Social Mundial de Porto Alegre en Brasil 2002:
Elementos de un contexto que cambia:


En Costa Rica Se han venido demostrando, de manera creciente, las deficiencias de
los mecanismos de representación política —legislativa y partidaria- del sistema,
manteniéndose muy débil la “voz propia” de los sectores sociales.
Temas sensibles, como la privatización de las telecomunicaciones y la energía
eléctrica a nivel nacional han despertado movimientos de protesta ciudadana,
muy plurales que no necesariamente han respondido a las dirigencias de
organizaciones Sociales consolidadas. Las expresiones callejeras de protesta han
Sido espontáneas y sin liderazgo orgánico.
¿EN QUÉ CONSISTE NUESTRO TRABAJO?
Impulso de procesos educativos-políticos que generen capacidades de análisis,
sistematización, negociación, propuesta, articulación política, elaboración de
agendas sociales, auditoría Social y una participación propositiva y crítica desde
prácticas concretas: locales, nacionales, regionales, continentales.
E]ES DE TRABAJO:
o Incidencia, participación ciudadana y auditoría social
o Fortalecimiento de la capacidad política de las mujeres
o Gestión del riesgo en las agendas sociales


78
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


o Sistematización de prácticas socio-políticas aleccionadoras y valoración del
impacto de procesos educativos.
¿coN QUIENES TRABAJAMOS?


o Comunidades locales urbanas y rurales que han desarrollado algún nivel de
organicidad para impulsar procesos de articulación yformación


o Organizaciones sociales populares para fortalecer su desarrollo organizativo y
elevar su capacidad de propuesta


o Movimientos y agrupaciones de mujeres
o Mujeres líderes
o Iniciativas y movimientos sociales locales y nacionales
o Organizaciones de desarrollo
o Agencias de la cooperación solidaria y sus contrapartes
PRINCIPALES APUESTAS


Hay que empezar señalando que la misión institucional del CEP-Alforja nos coloca
directamente en relación con la cultura política: “Construir una cultura política
que transforme las relaciones de poder en Costa Rica y Centroamérica”.
Tratamos de propiciar cambios en la cultura política de los sectores populares
centroamericanos, como una forma de fortalecer la política popular. Lo hacemos:
- Entrando en la disputa ideológica. Vivimos un momento caracterizado por la
continuidad y contigüidad de los discursos que legitiman sobre la globalización y
esconde la necesidad de buscar alternativas. En este contexto, es imperativo entrar
en la disputa ideológica por el “otro sentido” de los conceptos, por la “otra mirada”
de la realidad. Más que concentrarnos en desarrollar la capacidad de propuesta
es necesario reivindicar las miradas no ideologizadas de los sectores populares
sobre el Estado, el gobierno local, los partidos políticos, las organizaciones, las
relaciones sociales de género, lo privado ylo público, lo legal ylo legítimo, etc.
- Reconstruvendo las vieias trincheras para construir política o poder
gogular. La incidencia en políticas públicas es el lugar donde las circunstancias
económicas, políticas e ideológicas nos han ido colocando. Esto nos ha llevado a
concentrarnos —y a veces reducirnos- a la demanda de espacios de participación
ciudadana. Es tarea de la educación popular reconstruir los espacios para la
construcción de alternativas, para repensar el poder, para acumular fuerza y para
discernir los asuntos trascendentales de la vida [el modelo de desarrollo, las
políticas económicas, la cuestión ambiental, la inequidad entre hombres y mujeres,
la “bondad” de un mundo globalizado para el consumo].
- Construyendo nuevas trincheras para democratizar la vida: La emergencia
de nuevas y nuevas sujetos plantea importantes desafíos a la educación popular.
Visibilizar las diversidades, asumir las diferencias y construir consensos y disensos
es una de las nuevas tareas en las que nos hemos embarcado.


79
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


- Trabajando en la articulación entre lo local, zonal, nacional V regional.
Frente a la desarticulación como realidad subjetiva y objetiva, es importante que
la educación popular aporte a la articulación entre los distintos ámbitos y
demandas. Tres elementos nos parecen clave para orientar esta labor con un
sentido estratégico:
- El elemento más concreto y “objetivo”: la demanda, propuesta, Agenda Común
aglutinadora.
- La Organización en proceso acumulativo alrededor de la Agenda Común.
- Los mecanismos de articulación, de negociación y de presión para alcanzar lo
propuesto. Es el elemento más ‘político” por cuanto tiene una implicación directa
en la transformación de las relaciones de poder.
Paralelo entre los rasgos de la cultura dominante y las nuevas prácticas políticas
alternativas que propiciamos con nuestro trabajo, se puede observar:


CULTURA DOMINANTE PRACTICAS POLITICAS ALTERNATIVAS
1. Democracia formal. 1. Democracia participativa
2. Política partidaria con sentido en si misma, 2. Concepción de la política como un medio para
autonomizándose del resto de la sociedad. transformar la realidad en función de un bien


común definido desde “lo popular”y una Visión
integral de las personas y del desarrollo.


3. Acción política como cacería de Votos, de lealtades y3. Intereses de la sociedad civil organizada.
clientes.
4. Partidos políticos atribuyéndose la representación 4. Participación y debate.
general.
5. Verticalismo y caudillismo de los hombres y de las 5. Equidad e igualdad de género.
pocas mujeres que acceden a los espacios de toma de
decisiones. Dominio patriarcal.
6. Propuestas económicas ypolíticas vinculadas a 6. Propuestas sostenibles (ecológicas, económicas,
intereses transnacionales. polÍticas...Vinculadas al bienestar de la mayoría}.
7. Construcción de lo social desde el Estado, 7. Construcción desde la sociedad civil,
manipulando a la sociedad civil. reivindicando los deberes del Estado.
8. Visión fragmentada de la realidad, que busca 8. Visión crítica yholistica de la realidad, buscar
mitigar efectos. transformar las causas, junto a la atención urgente


de algunos efectos.
9. Enfatiza en resultados parciales a coito plazo. 9. Impulsa procesos de corto, mediano ylargo


plazo.
10. Clientelismo, oportunismo ypopulismo. 10. Participación conciente, negociación y sentido


de oportunidad.
1 1. Importancia de la organización formal. 1 1. Importancia de las personas en la oiganización.
12. Ciudadanía como identidad homogeneizadora. 12. Personas más responsables que se asuman en


su propia representación y en el ejercicio de deberes
y derechos.


13. Participación ciudadana tutelada o subsidiado. 13. Pluralidad y Visibilidad de nuevos actores y
temas.


14. División entre lo público ylo privado. 14. Empoderamiento individual y colectivo como
clave.


15. División entre lo personal ylo colectivo. 15. Integralidad de la Vida. Sentido político de lo
personal.


16. Incidencia política como un ejercicio hacia fuera. 16. Incidencia política como ejercicio de cuido
personal y social.


80
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


1 7. La organización como principal satisfactor de 17. La organización yla organicidad como
necesidades. constructoras de identidad y de sentido de


pertenencia.
18. Presión para lograr consensos y ocultar los 18. Construcción de consensos y respeto a disensos.
disensos yla diversidad. Visión de las prácticas
democráticas como acuerdos conseguidos sin
confrontar posiciones.
19. Agendas sectoriales o basadas sobre consensos 19. Agendas comunes que potencian la diversidad y
superficiales. la pluralidad.
20. Capacidad de adherir como valor. 20. Autonomía de criterio como valor.


Nuestros aportes más significativos giran en torno a:
o La elaboración de agendas políticas de las organizaciones a nivel local
o La sistematización de prácticas socio-políticas para relevar aprendizajes de las


organizaciones y en los actores y actoras individuales sobre la acción politica
organizada.


o La relación entre género, democracia y fortalecimiento de la capacidad politica de las
mujeres urbanas y rurales


o El ejercicio yla metodologia para el control de la ciudadania o auditoria social
o La gestión del riesgo y la vulnerabilidad socio-ambiental
o La construcción de redes sociales para articular la acción social popular


San josé, 27 de enero 2002


En Nicaragua, CANTERA es la ONG miembra de la red Alforja. A continuación
reproducimos algunas reflexiones de este organismo en cuanto a la función
ideológico-política de la Educación Popular.


Los educadores populares, ¿entre la política v la cultura política?


El presente documento contiene algunas reflexiones, pistas y aprendizajes
obtenidas a través de la experiencia de los equipos de CANTERA en el trabajo
territorial de los diferentes proyectos en los municipios de Mateare, Managua y
Belén, municipio del departamento de Rivas, sobre nuestro papel en relación a la
politica popular y la cultura politica en la cual estamos insertos dentro de nuestro
contexto nacional y local.
Nuestro punto de partida
La DGTSOIIG COIIlO SUÍGÍO


Partimos del reconocimiento y de la importancia de nuestro ser como individuos
dentro de la integralidad de la sociedad a diferentes niveles:
o La persona. Hemos venido trabajando desde hace mucho tiempo, a través de los
proyectos para que las personas sean sujetos activos de su propio desarrollo lo que
conlleva al reconocimiento consciente de que éstas tienen deberes y derechos como seres
humanos y como ciudadanos y ciudadanas. A través de los talleres y cursos de formación


81
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


de líderes y liderezas, las personas y organizaciones están asumiendo cada dia más la
lucha por los espacios de participación de la comunidad en el gobierno local y las
instituciones del estado que tengan presencia en los territorios.
o La familia con la que se está trabajando en cambios de actitudes, promoviendo
un espiritu de trabajo colectivo, decisiones consensuadas, participación en las diferentes
acciones comunitarias, mejoramiento de las relaciones familiares, participación de
hombres y mujeres en las actividades comunales, sociales y políticas, entendiendo la
politica como el ámbito de participación de la gente a nivel institucional, dentro de la vida
y el contexto local no partidario.
o La cultura. En nuestra concepción institucional de Cultura entendemos ésta
como el conjunto de las diversas expresiones y formas de relacionarse la persona consigo
misma, con su espiritualidad, con las otras personas, con el grupo, con el mundo, con la
divinidad, con el medio ambiente, que son propias de un grupo humano ,se transmiten de
generación en generación e identifican a ese grupo, cohesionándolo y develando u
ocultando concepciones y formas de ver el mundo que están en continua transformación.
Las culturas conllevan la concepción de su utopía social como paradigma hacia el cual se
enrumban.


La cultura política v el contexto nacional


Históricamente la cultura política en Nicaragua ha estado signada por la
existencia de paralelas históricas en las que se repartían disputaban el poder
liberales y conservadores, sin que la población tuviera muchas opciones por quien
votar. En la actualidad el fenómeno parece repetirse ahora entre liberales y
sandinistas.
Los procesos de elección limitan la participación de la comunidad al ejercer su
derecho al voto de manera consciente pues le hacen poner en duda el poder como
ciudadano o ciudadana a elegir a la persona que se considere más adecuada para
los cargos de las autoridades municipales ynacionales.
También es parte de la cultura política de las personas en las comunidades
confundir política con ‘política partidaria” porque la comunidad no está clara de
la diferencia entre la política y los deberes y derechos ciudadanos y los confunde
con sus diferentes opciones y derecho al voto por “x” o “y” persona de un
determinado partido político, lo que constituye un obstáculo para el trabajo de
educación ciudadana y de fortalecimiento democrático.
La cultura política en Nicaragua en las últimas décadas se ha caracterizado por
una fuerte polarización que ha generado lo que podríamos denominar “voto
militante”, que conmina al ciudadano o ciudadana a ejercer una especie de voto
de castigo en contra del partido adversario aunque no se este de acuerdo con la
persona que se va a elegir. Esto también ha generado lo que se conoce como voto
en cascada que es marcar a todas las personas del mismo partido en los diferentes
cargos de elección aunque éstas no llenen sus expectativas.
Por toda esta experiencia la comunidad tiene mucha desconfianza, las alianzas
entre los partidos politicos cada vez son más claras y evidentes, la gente dice que


82
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


aunque digan que hay diferencias entre uno y otro partido los dirigentes
nacionales hacen sus acuerdos, según les convenga.
Se tuvo la experiencia de la suscripción popular, que por falta de cultura en este
sentido no tuvieron mucha acogida y apoyo popular y fueron muchas las
suscripciones que quedaron endeudadas con el Consejo Supremo Electoral por no
haber tenido la cantidad suficiente de votantes y si consiguieron algo fue
solamente para tener en el concejo a un concejal, cosa que a muchos los salvó de
la deuda.


A pesar de que muchas personas consideraron que las suscripciones populares
iban a ser una alternativa estas no continuaron porque desaparecieron por ley en
el marco de las alianzas entre liberales y sandinistas.
Los efectos de las situaciones antes descritas han dado como resultado que ya la
gente ni siquiera quiere participar en los procesos de consulta popular y por su
parte algunos partidos políticos quieren continuar con la tradición de tener a
representantes que ya han tenido experiencias en cargos públicos, que ya han
estado en el poder y que no abren espacios a que personas jóvenes o que no han
tenido experiencia asuman los retos de tratar de mejorar la imagen de nuestra
cultura política.
Por ejemplo, mucho se ha propagado lo de preparar a personas que vayan
relevando a otras en cargos de dirección y liderazgo, sin embargo a la hora de
elegir a las personas se proponen las mismas y en la mayoría hombres, ¿dónde
están las mujeres?
Haciendo un análisis de quiénes ocupan los cargos de dirección en las
instituciones a nivel local o nacional se ha visto que las áreas más cotizadas o de
mayor proyección las tienen los hombres y las mujeres están en los cargos
intermedios, en las propuestas municipales son pocas las mujeres, por ejemplo,
que eran candidatas a alcaldesas, eran más las propuestas a concejalas, sin
embargo estas tal vez irían con cargos de suplentes yno de propietarias.
Nuestra propuesta en construcción. Nuestro rol.


Concebimos nuestro rol como facilitadores/as de procesos en las comunidades por
lo que trabajamos en que los/as pobladores/as se asuman como sujetos activos de
su propio desarrollo con su propias ideas, principios, y diferentes puntos de vista,
por lo que promovemos la participación ciudadana en los diferentes ámbitos
comunales, a todos los niveles: desde las reuniones que se den en la comarca o el
barrio y que afectan a todos y a todas o a la mayoría, hasta la participación en los
cabildos municipales, tomando en cuenta sus necesidades y sus prioridades.
Entendemos nuestro papel como educadores y/o facilitadores de procesos.
Entendiendo los procesos como avances evolutivos de planificación conjunta,
definiendo objetivos, metas, tiempos, que nos orienta a cambios para responder
mejor al desarrollo adecuado de las personas y de las organizaciones con las que
trabajamos, dependiendo de las características y necesidades de cada una de las
comunidades.


83
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


¿Cuántas decisiones gubernamentales se dan en los municipios de las que la gente
no participa o no se da ni cuenta? Si afecta directamente a las comunidades,
¿cómo se toma en cuenta a las comunidades afectadas directamente por tales
decisiones? ¿Qué debemos hacer como institución ante estas situaciones?
Nuestras acciones con los ciudadanos v ciudadanas


La promoción yformación de liderazgos locales
Hemos venido trabando en la capacitación de los y las líderes as a nivel local y
nacional. De una u otra manera el trabajo que hacemos en las comunidades nos
permite que la gente que ha pasado por nuestros procesos educativos y de
formación de liderazgo y capacitación tomen un rol activo y beligerante en la
resolución de problemas que afectan a las comunidades, que estén luchando por
sus derechos, que estén participando en las diferentes áreas como la salud, la
educación, la producción, la niñez, la juventud, etc.
Las campañas de educación ciudadana
El conocimiento de las leyes ciudadanas, de la ley de municipios, de los derechos
organizativos que tiene la comunidad, el Código de la Niñez, la ley 230, permite
que las personas se vayan involucrando poco a poco en la vida social ypolítica de
la comunidad. En conjunto y en coordinación con las comunidades la reflexión
colectiva nos lleva al conflicto de reconocer y cuestionar espacios socialmente
construidos, tradicionalmente considerados sagrados al cuál las comunidades
deben de luchar por participar en esos espacios, partir de los ámbitos privados a
los públicos y de lo social a lo político, así como las discriminaciones de género
Con las alcaldías.


Al trabajar con las diferentes personas, grupos, organizaciones de las comunidades
nos referimos a un sistema social en el cual estamos inmersos y que dentro de su
globalidad nos lleva al análisis de las posibilidades de actuar en el ámbito del
gobierno municipal, espacio relevante en el desarrollo local.
Uno de nuestros aportes a la formulación de estrategias de desarrollo municipal
han sido los de educación ciudadana. Hemos desarrollada campañas masivas e
impulsado procesos de formulación de agendas locales hechas directamente por
las personas de los diferentes sectores, para aportar desde la comunidad a
enriquecer la visión de alcaldes y concejales sobre las prioridades de la población,
aportando de esta manera al desarrollo municipal.
Los contextos locales y a nivel nacional nos imponen como tarea institucional
prioritaria la construcción de una estrategia de trabajo municipal en base a la
experiencia de trabajo de los y las facilitadores/as de procesos en los diferentes
municipios donde tenemos presencia,
Esta estrategia de trabajo con las alcaldías municipales que nos permitirá incidir
en la formulaciones de planes de desarrollo y de estrategias de desarrollo
municipal concebidas en conjunto y en coordinación con las autoridades y las


84
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


comunidades que son quienes conocen su problemática y que son las personas
más idóneas para hacer una estrategia e implementarla.
Las acciones de cabildeo e incidencia


En este sentido como institución también estamos participando en una Bed
Nacional de Desarrollo y Poder Local en la que están integradas muchas
organizaciones que trabajamos en las localidades y que desde los territorios
estamos tratando de aportar a que la gente tenga una cultura política de decidir
concientemente a las personas más idóneas a los cargos gubernamentales ya que
esas personas son las que representan a las mayorías y si están en el poder es para
trabajar en pro del pueblo yno de un partido político.
También a nivel local hemos hecho mapeos de actores relevantes a fin de
impulsar procesos de coordinación para la potenciación de recursos en beneficios
de las comunidades donde tenemos presencia.
La formación de relevos
Además estamos trabajando la formulación de pistas para el trabajo con jóvenes,
adolescencia y niñez porque consideramos importante que si queremos tener
cambios de actitudes en la cultura de la comunidad hay que trabajar en los
procesos de sensibilización desde las personas, desde la familia en los diferentes
ámbitos, que contemple lo personal ylo social, lo privado ylo público, lo cultural y
lo social, lo político y lo económico promoviendo la igualdad de participación, de
deberes y derechos de hombres y mujeres sin diferencias, ya que nuestro aporte es
el querer construir una sociedad en la que la gente sea protagonista de su propio
desarrollo, con igualdad y equidad.


Desde Guatemala, SERIUS, Servicios Jurídicos y Sociales S.C., es la ONG que
participa en la Red Alforja. A continuación un aporte de este organismo:


El reconocimiento de la comunidad como actor real V de base del sistema
social, jurídico v político, hacia la construcción democrática de la paz v el
desarrollo humano integral


"¿Qué podemos hacer ahora?... ya probamos acción católica, ya probamos
cooperativa y liga campesina, ya probamos Democracia Cristiana, ya probamos
guerrilla... y todo sigue igual o peor que antes... ahora nos toca probar con nuestra
propia organización, como mayas, uniendo todo esto que hemos probado".
[dirigente campesino l<’iche}
La principal motivación para la fundación y el trabajo de SER]US, ha sido desde el
principio, la reconstrucción y fortalecimiento de la comunidad indígena rural,
como actor de larga duración, con posibilidades de ser base del sistema jurídico
político nacional. Esta opción estratégica ha tenido una base cultural e histórica.


poder y autoridad como un atributo que dignifica a la persona por la oportunidad
de servir y promover la búsqueda del bienestar comunitario. De acuerdo a estos


85
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


valores, el ocupar cargos de autoridad es un signo de honra para la persona. El
poder dignifica a quien lo detenta, y para la asamblea de la comunidad[1], sus
autoridades son delegados, no representantes, en virtud que ellos llevan la voz de
las decisiones tomadas en asamblea y no las toman arbitrariamente amparados en
los cargos que ocupan.
En ese sentido, el tener autoridad implica entre otras, las siguientes atribuciones:
El ejercicio del poder local [el gobierno de la comunidad], la protección de bienes e
infraestructura comunales, velar por los límites de la comunidad, promover el
desarrollo y bienestar comunales, coordinar las diferentes actividades de los
comités de desarrollo, ejecutar las decisiones de la asamblea de la comunidad y
velar por el orden comunitario.[2]


prácticas han cambiado, la concepción y el ejercicio del poder, reproducen el
principio de representación colegiada y comunitaria, pues el gobierno y
representación de la comunidad es ejercido por un grupo delegado por la misma.
Por otro lado, resaltan la especificidad del servicio en la distribución del poder,
pues las autoridades tienen atributos especiales de acuerdo a su función
comunitaria: Hay un encargado de velar por la salud, hay otros que son guías,
otros a cargo de preveniry resolver conflictos[3].
La cultura maya ha sabido muy hábilmente mantener los valores y principios
propios de su cosmovisión, que fundamentan la estructura socio política que
mantienen a la fecha. Sin embargo, diversos factores eXógenos han influido
históricamente en el debilitamiento de su tejido social: La Comisión del
Esclarecimiento Histórico [1999][4] señala que “A partir de 1982, y como práctica
generalizada, las autoridades tradicionales mayas fueron sustituidas por delegados
que procedían del ámbito castrense, como los comisionados militares ylos jefes de
las PAC. En otros casos, el Ejército intentó controlar, cooptar e infiltrar las
estructuras tradicionales de autoridades mayas que las vivían.” Señala,
asimismo, que el efecto de dicha estrategia fue la ruptura de los mecanismos
comunitarios y de la transmisión oral del conocimiento de la propia cultura, asi
como la vulneración de las normas ylos valores mayas de respeto y de servicio a la
comunidad, introduciendo en reemplazo, prácticas autoritarias y de uso arbitrario
de poder.
Por otro lado, señala que la presencia guerrillera también provocó el
desplazamiento de autoridades tradicionales, restándoles poder, mediante la
implantación de sus estructuras de autoridad, como las Fuerzas Irregulares Locales
y los Comités Clandestinos Locales, así como los liderazgos que de ellas se
generaron.


Por estas razones, en SEBIUS hemos tomado como elementos para el
refortalecimiento de la comunidad: la reconstrucción del tejido comunitario, la
institucionalización de la comunidad, la democratización de la autoridad, la
vinculación de las distintas formas colectivas de autoridad comunitaria con las


86
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


autoridades municipales, es decir el alcalde auxiliar o comunitario, el alcalde
Municipal yla Corporación o Concejo Municipal.
En la medida que hemos conocido más de cerca los sistemas comunitarios de los
pueblos mayas, Vemos que sus principios fundamentales se pueden extender
también a las comunidades de las regiones no indígenas del pais y a las
comunidades del área metropolitana, tomando en cuenta su realidad y
características propias .
El planteamiento se ha fortalecido últimamente con la propuesta de Varias
organizaciones de construir una economía popular planificada lo cual implica
necesariamente la participación y el acuerdo de toda la población y de las
autoridades comunitarias y municipales. La idea es una especie de economía
autodependiente.


experiencias o procesos de organización y participación comunal y sus
coordinaciones en diferentes niveles. A partir de estas experiencias y concepciones
organizativas, SEBIUS, lia elaborado, tomando estas concepciones organizativas,
una propuesta teórica y metodológica de organización participativa de la
comunidad, que se desarrolla en la acción educativa y que constituye el
planteamiento principal en una propuesta de nuevo Código Municipal.
Ha sido una experiencia de educación popular a partir de la cual se trata de
aportar a una cultura política democrática desde las comunidades rurales,
tratando al mismo tiempo de fortalecer a estas, con la formación de dirigentes y el
fortalecimiento institucional, a través de los acompañamientos a organizaciones
que pueden ser ejemplos, la legalización de asociaciones de comunidades, la
realización de ciclos de capacitación y asesoria, la investigación diagnóstica y la
incidencia ciudadana en la definición legislativa y de políticas.


[1] Conformado por la reunión de los Vecinos.


[2] Entrevistas personales con lideres comunitarios y alcaldes auxiliares de las comunidades de
Clziuixchimal, Clzuanoj yPaxtocá. Totonicapán. Noviembre 1999 yAbril 2000.


[3] Presidente en turno de la Asociación de Alcaldes Auxiliares de los 48 cantones de Totonicapán.
Pág. 25.


[4] Comisión para el Esclarecimiento Histórico. “Guatemala: Memoria del Silencio —Conclusiones
y Recomendaciones del Informe de la Comisión para el Esclarecimiento Históricoz Arte, Color
yTexto, S.A. Segunda Edición. Guatemala. 1999. pg. 3


Desde El Salvador, FUNPROCOOP, Fundación Promotora de Cooperativas, que
asume actualmente [2005] la coordinación de la Escuela sub-regional de
Formación Político-Pedagógica para una Educación Transformadora — Alforja,
hace la siguiente reflexión relacionada con el asunto de la relación entre política
y Educación Popular:


87
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTION DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


El Salvador post terremoto: Condena para reconstruir la misma sociedad de
desastre u oportunidad para transformarla en una sociedad más iusta


Reflexiones vivenciales para pensar en una cultura política diferente desde las
contradicciones de una izquierda que se busca y se desencuentra.
En el Salvador con esta coyuntura del terremoto, se volvieron a enfocar las
profundas injusticias estructurales que por un momento amenazaban de ser
invisibilizadas
diluyendo nuestra conciencia política, sin saber muy bien por qué lo uno se
relacionaba automáticamente a lo segundo, casi nos fuimos creyendo que un buen
plan de Nación preparado por los ylas mejores consultores de la UNESCO y PNUD
mundialmente reconocidos, un plan además ampliamente consultado e integrado
con nuestras opiniones de dignos y dignas representantes de la sociedad civil, iba a
poner fin a las contradicciones que Violentaron nuestros destinos.
En este momento de búsqueda de autonomía ante la tradicional línea partidaria,
surge el convencimiento que las relaciones de poder entre géneros bien enfocadas,
la implementación de una agricultura en equilibrio armónico con un
medioambiente preservado, la participación de una ciudadanía consciente de sus
derechos antes ignorados por la incomprebensible ceguera de la ideologización,
iban a ser los factores que finalmente garantizarían que este plan lleve a bien el
tan anhelado deseo de nuestro pueblo de vivir una vida con dignidad.
En la euforia de tantas ideas nuevas y brillantes, nos relacionamos con todos los
actores de la sociedad civil, cada vez menos con nuestros tradicionales sectores
populares, autoasignándonos su representación y a la vez el protagonismo en la
resolución de la pobreza, llegamos hasta las esferas gubernamentales, viajamos a
Estocolmo y Madrid, cabildeamos, concertamos y estamos convencidos de nuestra
incidencia en las políticas que definen el rumbo de nuestro país y, por qué no, el
del mundo entero.
El FMLN por su lado, se debate en la disputa del poder interno, algunos de
nosotros y nosotras dizque renovándolo con el nuevo bagaje de estas ideas
pragmáticas, muchos y muchas retirando nuestro apoyo tradicional e
incondicional, no tenemos interés en apostarle a una cuota de poder personal, o ya
no necesitamos reivindicarlo en este espacio. Otras y otros convencidos de que
sólo nuestras utopías socialistas nos darán la fuerza y sabiduria necesaria para
seguir adelante, sin saber exactamente como estas se expresan en nuestras formas
de vivir los cambios de ahora. Finalmente los que nos hacemos eco de las voces de
abajo: solo la unidad nos dará la fuerza... llevamos el mensaje y tocamos la
alarma. Este Partido [FMLN], el nuestro [lo hemos construido juntos y juntas]
logra aun movilizar a los descalzos, cuenta con la confianza innegable de los
sectores medios, incluyendo el voto esta vez de todas y todos nosotros, sale
triunfando en la mayoría de los grandes municipios del país. Casi nos
convencemos de que pronto lograremos el espacio para dar el cambio.


88
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Primero Mitch... hablamos de transformar la sociedad... el gobierno de reconstruir,
queremos aprovechar la oportunidad para enfrentar de cara la vulnerabilidad de
la injusticia crónica y cada vez más profunda de nuestra gente... algunos
hablamos de reformas estructurales, otros todavía nos atrevemos a proponer
transformaciones radicales.
Luego de la primera sacudida, el terremoto de la dolarización, el cajero nos escupe
billetes verdes, los bancos se disculpan: lo lamentamos no podemos devolver en
colones... ya somos un país desarrollado... 13 de enero: la segunda sacudida, el
primer terremoto, el país quedó paralizado por el impacto, la pesadilla del dólar
opacada por la pesadilla de la muerte... ya nadie piensa en la marcha. En un solo
día el país se veía diferente... aparecieron los pobres, los sin techo, los
hambrientos, los descalzos, oímos sus gritos que nos reclamaban el cumplimiento
de la misión que nos habíamos asignado: ¡resuelvan ustedes! Hicimos lo que
pudimos, nuestra especialidad en activismo fue oportunamente aplicada y nos
ganamos la confianza de la cooperación. La tierra se abrió y escupió sus
descontentos, ahora las erosiones y las grietas quedaban a la vista de todas y
todos! Entre temblores, temblorcitos, terremotitos y terremototes que durarían por
más de tres meses, recibimos el tercer gran impacto, el 13 de febrero: otro
terremoto, cada vez más grietas se abrieron y... Algunas alcaldías de ARENA, y
propietarios aprovechan para recuperar sus tierras terremoteadas y convertirlas en
paraísos para el ecoturismo.


al pie de la letra la misión de Estado Benefactor, con el cual soñamos, sin contar
con los medios y mucho menos con la voluntad política de los de arriba, sus
promotores son acusados de ladrones y aprovechadores, a pesar de haberse
desvelado quebrándose la cabeza para ver cómo ser justo ante tanta necesidad y
con tan pocos recursos... broncas que incluso terminaron con muertos.


con los excluidos, los marginados, los desigualados, para seguir apostándole a
transformaciones radicales, sólo lograremos ponerle un nuevo maquillaje a
nuestras grietas mientras esperamos el próximo desastre. Nos convencemos que no
es el terremoto el que causa desastres sino las profundas inequidades sociales, que
logramos invisibilizar a fuerza de buenas o malas voluntades.
Hoy estamos convencidos que para no volver a construir la misma sociedad de
desastres, sólo nos queda iniciar la construcción de una sociedad nueva
realizando cambios que por muy pequeños que sean, nunca pierdan de vista su
verdadero cumplimiento en la realización de las transformaciones estructurales de
esta sociedad injusta, incluyendo nuestras estructuras culturales.
Más específicamente aún, necesitamos transformar nuestra cultura política
entendiendo esta como las formas de cómo reproducimos y construimos nuestras
relaciones mediatizadas por el poder desde lo más íntimo en nuestra casa, en la
comunidad hasta en los espacios más públicos y en las esferas del poder formal.
Nuestras formas de reproducir a diario las relaciones en cada uno de estos


89
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


ámbitos, las expresiones estructurales que nos condicionan a vivir y muchas veces
sufrir estas relaciones y finalmente nuestras formas de pensar, proyectar e
imaginarnos el poder que nos permite transformar la injusticia social estructural
que Vivimos a diario. Yno hablamos de relaciones estrictamente de género aunque
estas las incluimos, sino que nos referimos a las relaciones entre clases, géneros,
razas, grupos de edades, entre identidades diferentes, etc...
Ante semejante reto, la educación popular no ha muerto sino que se reencuentra
con su esencia en la pedagogía del poder y del conflicto de la cual nos hablan
Freire y josé Luis Rebellato, y su profundo sentido ético nos interpela. Hoy más que
nunca es necesario:
1. Pensar en impulsar procesos de transformación de largo plazo pero radicales, que nos
permitan articular lo cotidiano con lo estratégico, el corto, mediano con el largo plazo.
2. Concientizar sobre las implicaciones de la realidad actual si no intentamos actuar
sobre ella.
3. Estrenar nuevas estructuras que faciliten nuevas formas de relaciones para ejercer el
poder de manera colectiva.
4. Crear capacidades para gestionar el conflicto como una fuente de aprendizaje
permanente, transformándolo en un instrumento para conocer la realidad, abordando
nuestras reflexiones desde nuestras contradicciones, sin aspirar necesariamente a su
superación sino ante que nada para aprender de ellas.
5. Producir habilidades para impulsar procesos más horizontales, sinérgicos desde adentro
hacia afuera desde abajo hacia arriba, entre diferentes para acumular fuerzas para un
poder diferente que nos garantizara la sostenibilidad de las transformaciones estratégicas.
6. Reinventar como enfrentar las contradicciones estratégicas de las relaciones entre los
opuestos, haciendo la diferencia con nuestras relaciones con los diferentes con los cualesfinalmente nos complementamos en la construcción de esta nueva sociedad.
7. Finalmente recuperar nuestros Valores de solidaridad, honestidad y transparencia, no
tanto en temas abordados en los talleres de formación sino en nuestras practicas de
intercambio, de Vivencias cotidianas Volver a buscar formas de colaboración que no pasen
necesariamente por los recursos económicos.
8. Finalmente Volvernos capaces de Vivir también nuevos Valores como el derecho a la
felicidad, integrar la dimensión del placer, el derecho a disfrutar, y a no aplazar la
satisfacción al futuro.


Ana Bickel _ FUNPBOCOOP


¿Cuáles son las conclusiones que podemos sacar después de conocer estas
experiencias de algunas ONG’s de Centroamérica dedicadas a la Educación
Popular? ¿Cuáles son las coincidencias y divergencias entre los diferentes países
en cuanto a la concepción de la función político-ideológica de la Educación
Popular?


90
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


4.9. FUNCIÓN SOCIO-CULTURAL DE LA EDUcAcIóN POPULAR


Resulta difícil distinguir los aspectos socio-culturales de los económicos y
políticos en un hecho educativo, en una relación humana basada,
necesariamente, en concepciones globales, sistémicas y fundamentalmente
holísticas. Sin embargo, al menos en teoría, podemos enfocar el análisis de la


Educación Popular desde un punto de Vista más relacionado con uno u otro
aspecto.


Esta Vez ejemplificaremos esta perspectiva con un aporte del Centro Memorial
Martin Luther King de Cuba.


La construcción de historia V cultura a partir
del pueblo, sus acciones y sus sueños


Nuestra exposición se deriva esencialmente de la experiencia que hemos
compartido en los últimos años: el Programa de Educadores Populares del CMLK.
El Programa se inició en 1995 y el centro de su atención ha estado en estimular
una participación consciente de los sujetos en la conducción de los procesos
sociales. Para decirlo con otras palabras, queremos contribuir al empoderamiento
de personas que trabajan en proyectos comunitarios diversos. El énfasis
fundamental del programa se ha concentrado en acciones de formación, aunque
también se han desarrollado actividades de otro tipo.
Nuestras prácticas tienen una clara intencionalidad ética y política. El ámbito de
la cultura yla subjetividad y cómo hacer política desde lo cotidiano es central para
nosotr@s. Estamos trabajando en el fomento de valores sustantivos como la
autonomía, la solidaridad y la participación; en la articulación de lo nuevo con la
memoria y el saber acumulado. Estamos desarrollando una estrategia de trabajo
que se enriquece continuamente con la práctica.


paradigmas, pero es aqui también donde pueden perderse. Es un ámbito de
constantes aprendizajes y desaprendizajes. Los modelos de dominación
interiorizados podemos hacerlos cambiar pero no sin esfuerzo. A veces implica
una lucha contra estructuras que están muy “incrustados” en nuestra piel y llegan
a ser de carácter inconsciente. Lo que es cultural se arraigo a Veces de manera tan
profunda que percibimos como natural lo que en realidad ha sido aprendido, y
como propio lo que en realidad es ajeno.


social contemporáneo el interés por la cultura política se ha generalizado y ese
interés es lógico puesto que estamos en una época en el que las dominaciones se
ejercen cada Vez como apuestas a la subjetividad. La dominación intenta “dictar”
a través de la cultura.


91
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Paulo Freire reclama una reinvención del poder yhabla de dos derechos sagrados
del pueblo: saber mejor lo que ya sabe y participar en la producción del
conocimiento que no está todavía creado. Cultura popular liberadora y poder
popular se articulan. Uno sin el otro no puede subsistir sin caer en
reduccionismos.
Queremos llamar la atención de manera particular sobre la relación entre cultura,
política y subjetividad porque como hemos dicho es un énfasis que ha tenido
nuestro Programa de Formación de educadores populares. Sostenemos que la
Educación Popular no es un conjunto de métodos y técnicas neutras, sino É
concepción politico pedagógica que marca una posición ante la realidad que
apuesta a la transformación cultural para que los procesos liberadores del
campo popular se desplieguen en toda su potencialidad.
Batificamos que toda educación esta preñada de premisas y modos de hacer que la
hacen parte de un proyecto, de un ideal de sociedad. Ninguna práctica educativa
es neutra. Pero también que la educación política no puede ser estrecha, no puede
estar limitada a los temas tradicionales “politicos”. Tiene que servir para la
socialización de los hallazgos de las ciencias sociales en todos los campos y
nutrirse de ellos e incorporar saberes, sentidos e iniciativas del campo popular
para enriquecer los procesos.


Por otra parte, tenemos que referirnos aquí a una de las evoluciones particulares
que ha tenido la Educación Popular, sobre todo en Europa, y que ha sido a Veces
criticada por su reduccionismo en la medida que parece obviar el compromiso
político fundamental para centrarse en la animación socio-cultural, como una
pedagogia de la participación social, próxima a la Educación de Adultos, aunque
mucho más informal yno formal en sus métodos y ámbitos de aplicación“.


Considerando sin embargo, la importancia del desarrollo de la identidad sectorial
como requisito para la generación de procesos de desarrollo comunitario, es
Válido destacar la función socio-cultural de la animación comunitaria como
componente en el marco de una Educación Popular integral. En la medida que
cada comunidad local logra consolidar su propia identidad alrededor de intereses
y necesidades comunes, esto le permite liberarse de perspectivas ajenas y
desarrollar capacidades de iniciativas locales. La iniciativa local con posibilidades
de logro y dentro del marco de una Educación Popular debe apuntar en sus
objetivos a:


26 Vargas L, Bustillo G. y Marfan M., op.cit. 1998, p.6.
92


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


1.- Fortalecer el desarrollo personal y los liderazgos ‘democráticos’.
2.- Una estrategia que aborde en forma realista los principales problemas y
oportunidades que tiene la comunidad local.
3.- Favorecer la movilización de la sociedad civil en procura de su desarrollo.
4.- Promover la concertación, el consenso y la cooperación entre los diversos
actores sociales, políticos y económicos.


En la vida del pueblo, que es el taller donde se Viene forjando la Educación
Popular, hay personas concretas, nombres, apellidos, historias personales,
caracteres, cualidades, defectos. Así como hemos visto que el concepto de pueblo
constituye generalmente una abstracción, caracterizándose más bien por las
divisiones intersectoriales y la heterogeneidad, cada comunidad la componen
personas con intereses encontrados, a veces antagónicos incluso. Muchas veces,
la primera tarea concreta en un proceso comunitario de Educación Popular
consiste en trabajar para la superación de estas diferencias superficiales,
identificando progresivamente que, a nivel más profundo, existen coincidencias
de intereses y necesidades alrededor de las cuales se pueden organizar. No
obstante, esto no significa negar o ignorar a la persona y diluirla en el grupo, sino,
al contrario, en ser capaces de construir unas condiciones donde el grupo y la
persona se fortalecen mutuamente, se necesitan y se apoyan.


Entre los elementos clave para el éxito de una iniciativa local, se necesita de la
participación comprometida de todos los actores, individuales, grupales y
organizacionales alrededor de una problemática común. Mientras una
comunidad esté atomizada, no hay más que una suma de problemas particulares;
a partir del momento en que se organizan, esta suma de problemas se vuelve una
problemática global. Obviamente, esto lo hace más complejo pero también más
legítimo a partir del momento en que se plantea como una reivindicación
colectiva. Por ejemplo, hoy sabemos que una madre no puede enfrentar sola el
problema de la violencia juvenil; necesita asociarse con muchos otros actores: la
escuela, el vecindario, grupos de jóvenes, las iglesias, instituciones del Estado,
ONG’s, etc. para resolverlo como una problemática generalizada, identificando


93
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


sus causas estructurales y elaborando estrategias de intervención, formulando e
implementando alternativas de solución.


Esto supone la negociación, el consenso, la mediación, los acuerdos, sin esperar


necesariamente la unanimidad, ni la superación definitiva de las diferencias.


Estas actividades son estratégicas, en el sentido que permiten ir ajustando las
acciones al logro de los objetivos definidos, aunando voluntades, tratando de no
perder de vista lo importante y distinguiéndolo de lo secundario. Frente a esta
dimensión de la cuestión del desarrollo local, la animación comunitaria se torna
una herramienta básica de viabilización del mismo. No hay desarrollo local
posible sin animación comunitaria y sin que esta incorpore a la comunidad una
mirada estratégica. O sea, estamos hablando del fortalecimiento de identidades y
de nuevas formas organizativas basadas en la cooperación horizontal y solidaria.


Por la importancia del contexto particular de las comunidades y de las personas,
es indispensable identificar las motivaciones y sentimientos existentes. Muchas
veces estos se expresan en actividades sociales culturales espontáneas, en fiestas
o celebraciones, en juegos y en la diversión. Por lo mismo en la Educación
Popular no pueden faltar los espacios festivos, ya que es necesario respirar,
oxigenarse para seguir caminando. Aquí juega un papel muy importante Ia
cultura. La cultura está hecha de los sentimientos del pueblo”. La Educación
Popular es creativa y siempre plural porque recurre constantemente a formas
culturales de la idiosincrasia local como herramientas educativas, estimulando la
energía e imaginación del pueblo.


La Educación Popular trata de extenderse y consolidarse mediante la
construcción de redes. La orientación consciente y permanente de su práctica
, . , . . . .educativa hacia el reforzamiento de los procesos organizativos de esos sectores
populares. La Educación Popular se concibe como un importante ypotente recurso
para Ia potenciación y articulación delos Movimientos Populares”.


27 Moreno M. et al. , Educación Popular: Una Metodología, ..... .. 1997, p. 111.28 Ídem, p.7.
94


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


4.10. EDUCACIÓN POPULAR, EVALUACIÓN Y SISTEMATIZACIÓN


Si la Educación Popular es esencialmente un sistema metodológico para guiar
nuestras acciones, esta metodología conlleva necesariamente pautas para


reelaborar periódicamente los objetivos de nuestra acción colectiva, revisar y
adecuar los métodos y técnicas de actuación, redefinir criterios para planificar


una nueva práctica transformadora. Significa, desde luego, dotarse de un sistema
permanente de evaluación y monitoreo de la práctica, para adecuarla a las
modificaciones del contexto, a la evolución de las necesidades de los sectores
populares, a las nuevas prioridades estratégicas, a las nuevas capacidades que se
habrán desarrollado en la marcha, etc...


Además, no se trata solamente de evaluar nuestras prácticas, sino de
sistematizarlas para identificar las lecciones aprendidas a favor de los procesos
vividos. Más adelante, dentro de este Programa de Especialidad en Gestión del
Desarrollo Comunitario tendremos un curso dedicado especialmente a una
propuesta metodológica para sistematizar procesos educativos-organizativos.
Desde luego, no queremos anticiparnos ahora a los contenidos de este próximo
curso sino simplemente subrayar porque la Educación Popular supone la
sistematización como práctica educativa.


La sistematización es fundamentalmente una actitud ante la vida, una disposición
a adoptar siempre una actitud reflexiva y crítica sobre su propia práctica para
aprender de ella y luego Volver a una práctica mejorada. Supone anti-
conformismo y voluntad de superación. Pero además, en virtud del
reconocimiento a la pluralidad de saberes al cual se refería Paulo Freire, tengo


que reconocer siempre que he de aprender de las experiencias de otr@s, por muy
singulares que sean, a fin de contrastar las mías. En esta perspectiva, la
sistematización es fuente privilegiada de conocimiento en la lógica dialéctica de
la relación práctica — teoría — práctica que, como hemos visto al principio de este
capítulo, es una de las principales pautas metodológica de la Educación Popular.


95
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Uno de los mayores especialistas del tema en América Central, Oscar Jara,
sintetiza en una página — la que reproducimos a continuación - una propuesta de


definición de la sistematización, los elementos a tomar en cuenta para llevarla a
cabo, su lógica y su utilidad:


El ejercicio de sistematizar no es una tarea simple, si por ello entendemos el hacer
una reflexión crítica sobre el proceso de una o varias experiencias, con el fin de
descubrir o explicitar la lógica del mismo. Pero su gran Virtud es que debe ser
realizado por las mismas personas que las llevan a cabo. Supone llevar
ordenadamente un registro de lo que se realiza, para luego poder penetrar en el
sentido ylógica del proceso tal como se dio y no tal como hubiéramos querido que
se diera. Supone definir criterios sobre los aspectos a sistematizar, dado que las
experiencias de trabajo popular que realizamos abarcan una multitud de
elementos de diversa naturaleza.
La sistematización permite reconocer las etapas o momentos del proceso vivido,
ubicar las características que definen cada una de ellas y explicarse por qué se ha
pasado de una etapa a otra. Descubrir qué elementos han intervenido en cada
etapa, cuál ha sido la relación entre ellos, cuáles han sido más determinantes que
otros; confrontar críticamente Varias experiencias, para encontrar pistas y pautas
para el futuro.
Sistematizar no es contar la experiencia, pero tampoco es hacer una elucubración
teórica con el pretexto de la experiencia. Por eso, penetrar en este terreno
intermedio entre la descripción yla conclusión teórica no es aventura fácil, pero no
deja de ser apasionante: descubrir las enseñanzas que nos deja el proceso vivido,
aprender de nosotros mismos y de lo que hacemos. En este sentido, no creo que
haya nadie que tenga prohibido el acceso a la sistematización de su propio
quehacer. Dos condiciones son básicas: el método para realizarla de forma
ordenada, y la disposición a aprender permanentemente. Muchos pueden pensar
que la primera condición es la más difícil. Yo creo que es la segunda. Porque
requiere sencillez, humildad, capacidad autocrítica, aceptación de limitaciones,
sentir que no se tienen respuestas definitivas”.
Profundizaremos en todos estos aspectos en el curso 6.1. de este programa de
especialización en Gestión del Desarrollo Comunitario.


29 Oscar Jara Holliday, en el prologo a la obra colectiva de Ivania Ayales y ot1'@s, Hacienda camino al andar.
Guía metodológica para la acción comunitaria. OEF Internacional, Washington, 1991, p. Viii.


96
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTION DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


4.11. EDUCACIÓN POPULAR Y METODOLOGÍA P-COA ACEM


En uno de los cursos anteriores de dicho programa, Herman nos presentó una
metodología de aprendizaje, conocida como P-COA_acem, que constituye una
contribución a la construcción de la Educación Popular como sistema
metodológico elaborándose en la praxis. Los principios de esta propuesta
presentan muchas coincidencias con diferentes aspectos abordados en las páginas
anteriores: se trata de un aprendizaje eminentemente colectivo y basado en la
decisión comprometida de cada participante. Desde luego, les invitamos a cerrar
este capítulo analizando críticamente este aporte del CICAP en relación a las
pautas metodológicas de la Educación Popular.


Al referirnos a la construcción de ‘oportunidades de aprendizaje’, de hecho
estamos partiendo de una concepción pedagógica totalmente diferente. Nos
estamos refiriendo a una responsabilidad compartida entre facilitadora/es —


promotora/es y l@s demás participantes en general. El aprendizaje no está
concebido como un hecho dado, sino como una oportunidad a construir.


Profundizando el APRENDER


Una Metodología de... P-COA_acem
¿Qué significa ?


[receso de


Qonstrucción
Colectiva de


Qportunidades de
Aprendizaje, integrando una


ïtitud
Eprendedora de Calidad


97
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


B — COA _ acem: Todo APRENDIZAJE resulta de un Broceso
Todo PROCESO:


P — QOA _ acem:


. parte de una situación inicial


. lleva su tiempo


. se Visualiza de antemano


. imagina un punto de llegada


. pasa por etapas


. es gradual


. lleva aciertos y desaciertos


. es colectivo...


Todo Proceso de APRENDIZAJE implica una Qonstrucción


Nunca se construye dos Veces la misma casa
Toda construcción, en esencia, es creativa
Construir es participar creativamente
Construir es aportar (‘abrir puertas’)
Construir es ‘inventar’ y crear soluciones
Toda construcción parte de un estudio de las condiciones existentes,
y las toma en cuenta
Dependiendo de las condiciones puede ser que cuesta más o que
cuesta menos, pero siempre cuesta


Todo Proceso de aprendizaje implica un ES...FUERZO... Colectivo en el
camino. . . para que se haga Verdad que el haber aprendido E_S una FUERZA
personal construida colectivamente... ya hablando del PRODUCTO


Un esfuerzo Qolectivo
Nunca se aprende sólo por propia cuenta
Son indispensables las fuentes de información (y tienen que ver las
y los demás)
Necesitamos de técnicas de ‘recopilación’ de la información
Son importantes los aportes de las demás personas, ya que me hacen
‘pensar’
Son importantes los aportes de TODAS las demás personas
relacionadas y participantes, SIN EXCEPCION


98
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


P—cQA_ acem: Todo Proceso de APRENDIZAJE implica el aprovechamiento
de... Qportunidades construidas colectivamente...


Las oportunidades no están dadas, ni se presentan por si solas, sino
SE CONSTRUYEN
Más activa la participación propia en la construcción de una
oportunidad, mayor posibilidad de aprovecharla
Al identificarme con ella, no la dejaré escapar


acem: Todo nuestro quehacer como educadoras/es, facilitadoras/es,
docentes — estudiantes, madres y padres, hijas e hijos,
orienta hacia el Aprendizaje


El aprendizaje como PRODUCTO indica un resultado, un efecto, un
IMPACTO a nivel PERSONAL
Mientras que su proceso es eminentemente COLECTIVO, su impacto
es esencialmente PERSONAL
Vivir es aprender a ser (realizarse paulatinamente), Vivir el aprender
es SER (disfrutar el camino]
Tradicionalmente, a pesar de la ‘enseñanza’, mucha gente ha
aprendido... ¿cómo será si en Vez de querer ‘enseñar’ más bien,
entre todas/os facilitamos el APRENDER?
Facilitar el aprendizaje implica: hacer el aprendizaje más fácil...
NUNCA más difícil... ¿Io cumplimos?


Esto es lo que pretende una metodología P-COA_acem


P — COA _ ïem: Todo aprendizaje se exterioriza en ïtitudes, es decir en:
. Pensamientos (conocimientos teórico-prácticos, interpretaciones cognitivas)
. Sentimientos (experiencias vividas, interpretaciones sentidas)
. Conductas (formas expresas de relacionarse con su ambiente, comportamientos]


Actitudes
Reflejan armonía o discordia
Expresan el ser
Siguen construyéndose toda la vida
Constituyen mi relación con el mundo
Facilitan o dificultan
Construyen o destruyen


99
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


P — COA _ acem: La Vida, por su esencia es toda un EMPRENDIMIENTO. .. para
vivirla necesitamos construir una ACTITUD


EMPRENDEDORA, es decir...
gtitud Eprendedota


Saber tornar iniciativa y tomarla
Saber calcular riesgos
Saber enfrentar riesgos ‘calculados’
Saber identificar alternativas de superación o de solución
Saber negociar (negocio — empresa)
Haber superado una ‘cultura de miedo’, una ‘cultura de pobreza’
(fatalismo)
Saber construir una CULTURA DE CALIDAD


actitud emprendedora de CALIDAD
Trabajo CONSCIENTE
Trabajo ORIENTADO
Trabajo VALORADO críticamente
Trabajo IDENTIFICADO [con identidad)
con una VOLUNTAD de SUPERACIÓN PERMANENTE


Posibles Momentos Metodológicos


Ideación [orientación al objetivo]
Invitación (motivación, colectivización)
Concepción metodológica (planificación)
É _ Construcción de Procesos de lntercambio Productivo
Búsqueda activa de información:
- formulación de preguntas
- identificación de fuentes [primarias y secundarias]
- aplicación de técnicas de recolección de información
Crítica - confrontación
Acción-reflexión-acción / experienciación
Formulación (darle forma]: palabra-ción,
externalización
Proyección — comunicación
Profundización, conversión en más bienESTAR, más bienSER, mayor
conciencia crítica / concienciación
Ideación... otra Vez pero con mayor profundidad, de mayor y mejor
alcance...


Verbalización, expresión,


100
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Principios. ..


Transparencia metodológica
Exigencia productiva
Flexibilidad exigente
Equidad oportuna
Intereses compartidos
Seriedad: sistematicidad y coherencia


Enfogue. ..


I Holístico
I Integral
I Aprendizaje GLOBAL _ ‘glocalidad’


Ejes transversales. . .


I Participación (construyendo)
I Comunicación
I Experienciación
I Concienciación


Valores. . .


Confianza
Empatía
Disposición propia e invitada
Respeto [permiso]
Persistencia responsable


Técnicas. . .


Independientemente que no hay técnicas ‘determinadas’ que ‘garantizan’ una
metodología P-COA-acem exitosa, sí se pueden identificar técnicas
facilitadoras..., siempre y cuando se apliquen creativa, oportuna y
participativamente.


Técnicas facilitadoras. . .


Regla de 3
PIP
Promoción activa y positiva de asumir responsabilidades
Negociación y diálogo — relaciones de ganar / ganar


101
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Experienciación de la implementación oportuna de búsqueda de consenso y de la
decisión por mayoría
Preguntas generadoras de ‘cuestionamientos’...
Impacto (provocación)
Provocación de experiencia de ‘éxito’
Ensayo personal
Informe de proceso [personal]
Confrontación productiva entre ‘lo sentido’ y ‘lo supuesto Objetivo’... constatando
que lo subjetivo es parte componente, parte integrante esencial de una realidad
vivida, aún por las 0 los ‘científicas/os’. “Lo más objetivo es integrar Io
subjetivo”
Conversación
Referencia a fuentes de información (primarias o secundarias]
Ver para entrever y prever, mover para promover y remover, siempre volver y
devolver, revolver sin absolver...
H_ccc: Hipótesis Crítica, Compartida y Constructiva [propositiva)
Trabajo en RED (principio de intereses compartidos]


¿Qué hacer frente a una (aparente) apatía?


“Somos un equipo”
Caracterización inicial
prepararnos)
Construcción COLECTIVA de alternativas frente a las necesidades sentidas
(subjetivas) y necesidades objetivas, frente a intereses iniciales
compartidos parcialmente. . .
Llegar a ACUERDOS (negociados, consensuados, a nivel de equipo y
bilaterales,. . .).
Visualizar lo NO negociable...
Respetar aspiraciones personales... y ...normas sociales
Edificando CREDIBILIDAD y CONFIANZA


[línea base — transparencia metodológica —


Hasta aquí una propuesta [no concluida] de ‘marco metodológico’, una propuesta
en construcción...


Esperamos sus aportes frente a la misma. Les invitamos a identificar desde la
propuesta... ‘lo Viejo conocido’ y lo ‘nuevo por probar’, también las semejanzas y
las diferencias con lo expuesto hasta el momento en cuanto a la ‘Educación
Popular’. . .


102
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC—4.l.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Lo viejo conocido Lo nuevo por probar


semejanzas con ‘Educación Popular’ Diferencias con ‘Educación Popular’


*
13


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC—4. 1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


5. Tecnicas (Je Educación Popular: sugerencias
5.1. ADVERTENCIA


Antes de empezar, recordemos con Graciela Bustillos y Laura Vargas que:


El solo hecho de utilizar técnicas participativas para la Educación Popular no significa ni
garantiza que se esté haciendo realmente Educación Popular. Las técnicas se usan para que
la gente participe; o para animar, desinhibir o integrar a los participantes; o para hacer más
sencillos o comprensibles los temas o contenidos que se quieren tratar, etc... Estas técnicas,
también sirven para todo esto [según contenidos yforma}, pero sobre todo deben usarse como
herramientas dentro de un proceso que ayude a fortalecer la organización y concientización
popular. Muchos grupos e instituciones, al no tener claro esto último, usan las técnicas sin
contribuir a este objetivo; ylo más grave es que existen algunos que precisamente las utilizan
para ir en contra de este objetivo, disfrazándose en una seudo participación.’


Por su parte, Carlos Núñez critica también el ‘dinamicismo’:


De manera que acabamos convirtiendo el uso de las herramientas, que es la didáctica que
genera la participación, en un fin en s1’ mismo, lo que ha llevado tanto a la desviación del
dinamicismo o tecnicismo: solo poner técnicas para que la gente se aburra menos. Las
herramientas didácticas, cualquiera que éstas sean, son aquellas llaves permanentes que
abren el proceso de participación, de análisis, en la construcción del conocimiento. Abren y
provocan nuevas actitudes de cambio. ¿Qué herramientas debo utilizar? Yo tengo que poder
saber cuántas herramientas tengo en mi arsenal. Tengo que saber cuál es la más apropiada
en un momento determinado para la construcción de un conocimiento nuevo?


Desde luego, las técnicas de Educación Popular, conocidas generalmente como ‘dinámicas
de grupo’, sólo tienen sentido si se enmarcan dentro de una metodología de aprendizaje
coherente y fundamentada en un sistema metodológico tal como la Educación Popular,
cuyas características fueron analizadas en el capítulo anterior. Son herramientas o
instrumentos para facilitar procesos. No Valen por si solas, sino solamente en la medida
que se adecuen a:


o Las características del grupo y sus intereses particulares
o Los objetivos que se pretenden lograr
o Las condiciones de tiempo, espacio y recursos disponibles.


1 Graciela Bustillos y Laura Vargas, op.cit., p. 21.
2 Carlos Núñez: Educación Popular en los nuevos tiempos. Contextos, tendencias y desafíos. Ponencia presentada en el


Foro La Educación Popular ante la educación formaly los nuevos desafíos, IPADE, Managua, 5, 6, 7 de febrero del
2004, Managua. P. 37.


104
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


5.2. EL VALOR PEDAGÓGICO DEL IUEGO.


Otra de las pautas metodológicas fundamentales de la Educación Popular - que no quisimos
abordar en el capítulo anterior para dejarla como introducción a este capítulo sobre las
Técnicas de Educación Popular - es la convicción del gran Valor pedagógico que tiene el
juego para el desarrollo integral de las personas.


Para empezar, definir el concepto de ‘juego’ o el Verbo ‘jugar’ no es tan fácil como pareciera
pues supone sintetizar una enorme cantidad de manifestaciones diferentes. Como señala
un trabajo de sistematización del INPRHU-Estelís:


Resulta muy difícil definir qué es el juego, aún cuando sabemos que es algo natural,
espontáneo e indispensable tanto en la Vida de los seres humanos como en la de la mayoría
de las especies animales superiores. En cambio, parece más fácil describir lo que hacen las
niñas/os e incluso las adultas/os cuando juegan y lo que necesitan para jugar. Desde luego,
jugar es ante todo un acto observable, medible, más que un concepto abstracto. En la
práctica, esta actividad puede ser física y espiritual, meramente gratuita, generalmente
fundada en convenciones o la imaginación, que no tiene — en la conciencia de quien la
practica — otro fin que sí misma, ni otra meta que el placer que le procura. [...] En la
concepción del desarrollo humano integral que sustenta nuestro quehacer, en el Instituto de
Promoción Humana [INPRHU] de Estelí, el juego es — en articulación con el trabajo y el
estudio — una fuente fundamental de la formación de todo ser humano.
Al estar el juego estrechamente vinculado con la globalidad del ser en acción, querer
abordarlo en todas sus dimensiones daría lugar a una verdadera enciclopedia, lo cual no
pretendemos aquí. Más bien, nuestro interés se enfoca en la dimensión pedagógica del juego:
así como es necesario aprender a jugar, también es preciso jugar para aprender y
desarrollarse de manera integral. 4


Por su parte, Myriam Oyaneder nos ofrece una perspectiva interesante sobre las raíces


históricas y antropológicas del juego:


Su antigüedad es difícil de determinar, se puede decir que nace con el ser humano, yno cabe
duda de su contribución a la especie humana, no hay humanidad allí donde no hay juego.
La literatura especializada establece que el juego se inicia con actividades como la caza, la
alimentación, lo religioso, místico y mágico, dando origen a lo lúdico. El ser humano juega a
todo [Homo Ludens}, a las cartas, juegos de mano, adivinación, destreza, azar, cálculo,
canciones de corro o rondas, a través de ellos se pueden apreciar representaciones
simbólicas, astrológicas, relaciones con la magia, el derecho, la religión y la muerte.


3 Elías Alvarez y Federico Coppens, ¡ Siéntese, cállese y copie ! Sistematización de ocho años de capacitación al
magisterio urbano y rural en el municipio de Estelí, INPRHU-Estelí, 2da Ed. 2000, 226 p. Ver en particular el capítulo
IV, El Juego en la Escuela, pp. 163-192.


4 Idem, p. 165.
105


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Actualmente una gran Variedad de juegos, algunos de los cuales aún están presentes, tienen
miles de años. Epistemológicamente ‘juego’ deriva del vocablo latín ‘Iocus’, que significa
‘diversión’ y también ‘broma’; desde la antropologia [Vidart, 1995} se sostiene que el juego es
una actividad voluntaria que busca la alegría, creación e invención gratuita y supone
además un estado espiritual que rompe con la opacidad rutinaria de la vida.
En síntesis, podríamos decir que es una actividad primaria de la infancia, los mismos autores
afirman que es a través del juego "donde el niño aprende a explorar, desarrollar y controlar
sus habilidades fisicas y sociales, a adaptarse a su entorno y conocer su cultura". No siempre
los juegos fueron propiedad de los niños y niñas, antiguamente era propio de los magos, de
los chamanes y era utilizado con fines curativos y religiosos, y la fuente del poder que ellos
ejercían era proveniente de los dioses. Paulatinamente estos ritos y juegos fueron
desapareciendo de la práctica de los sacerdotes y en lugar de extinguirse tomaron una nueva
forma de expresión, esta quedó relegada a juegos de los hombres, luego de las mujeres y
finalmente se les asoció preferentemente a la vida de los niños.5


Si lo difícil es sintetizar la complejidad y diversidad del acto de jugar, resulta más fácil
describir empíricamente el comportamiento de l@s jugadoras/es o lo que utilizan para jugar.
Así, resulta significativo que la literatura existente se refiera generalmente más a los
juguetes como soportes materiales del acto de jugar que a este último como concepto
abstracto. Asimismo, no causa mayor problema enumerar las aportaciones del juego al
desarrollo psicomotor, intelectual, imaginativo, afectivo, social... de las personas (ver
cuadro abajo).


Lo que podemos lograr a través del JUEGO
Desarrollo psicomotor Desarrollo cognitivo Desarrollo social Desarrollo emocional
- Coordinación motriz - Estimula la atención, - Procesos de comunicación y - Desarrolla la
- Equilibrio la memoria, la cooperación con otras/os subjetividad
- Fuerza imaginación, la - Conocimiento del mundo - Produce satisfacción
- Manipulación de creatividad, - Preparación para la vida emocional
objetos la discriminación de la laboral - Controla la ansiedad
- Dominio de sentidos fantasía y la realidad, y - Estimulación del desarrollo - Promueve la expresión
- Discriminación el pensamiento científico ético simbólica de la
sensorial y matemático - Favorecen la comunicación, agresividad
- Coordinación - Desarrolla el la unión y la confianza en si - Facilita la resolución de
visomotora rendimiento misma/0 conflictos
- Capacidad de la comunicación y el - Potencia el desarrollo de las - Facilita patrones de
imitación lenguaje, y el conductas prosociales identificación sexual


pensamiento abstracto - Disminuye las conductas
agresivas y pasivas
- Facilita la aceptación
interracial


5 Myriam Oyaneder, Jugar, aprendery crear, an legado de la humanidad, en revista ‘Perspectiva’ # 16, 2002, p. 63.


106
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Si bien el cuadro presenta cada aspecto por separado, es importante subrayar que el juego
nunca afecta a uno de ellos aisladamente, sino a todos en conjunto. Y posiblemente sea


esta integralidad la característica más enriquecedora del juego, la que más potencia el
desarrollo humano.


En cuanto a las teorías pedagógicas existentes sobre el juego, Myriam Oyaneder propone 1a
reseña siguiente:


Existe una diversidad de teorías respecto al juego de destacados investigadores y pedagogos.
La teoría de Stanley-Hall sostiene que "el desarrollo del individuo recapitula la evaluación de
la especie", por tanto, vio en los juegos infantiles la reproducción de actividades de la
humanidad primitiva; la teoría de Karl Gross se centra en la observación de los juegos de los
animales y de los hombres y reconoce en el instinto lúdico un valor biológico, es decir, los
juegos de animales en su primera edad ejercitan y anticipan las actividades que él llama la
"teoria del pre-aprendizaje"; la teoría de Carr concede al juego una utilidad biológica, hace
ver al juego como un poderoso estimulante del crecimiento y como un medio para fijar las
funciones catárticas, dice que la acción catártica de los juegos es lucha y fuerza. Claparade
plantea que el juego "es el trabajo, el bien, el deber, el ideal de vida, la única atmósfera en
que su ser psicológico puede insertarse y, en consecuencia, puede actuar. El niño es un ser
que juega ynada más", ypor último, la teoría de Buytendijk, quien afirma que el objetivo del
juego, sea del animal o de un niño, no tiene nunca el carácter de un objeto determinado, por
tanto, el objeto del juego es algo que vive únicamente cuando el individuo que juega con él,
siente el fuerte sentimiento de la propia plenitud vital. Para Piaget el juego es esencialmente
asimilación, es decir, cuando el niño manipula el mundo, lo transforma y lo asimila a sus
esquemas mentales. Por tanto, la asimilación y repetición, es algo que se hace por el placer
de hacerlo, por lo tanto, cualquier actividad puede transformarse en juego por medio de la
Hepetición. Froebel señala que el juego es la expresión de la vida interior del niño, que libre
y espontáneamente manifiesta su forma de captar el entorno, testimoniando así su
inteligencia. Concebía al jardín de infantes como un "jardín donde se debía cultivar" la
actividad creadora del niño, la cual se manifiesta a través del juego.
Para Ericson y Freud, el juego hace la función de desarrollar la fuerza del yo, es decir,
cuando el niño juega coloca situaciones de su vida diaria. Mediante el juego puede resolver
situaciones que normalmente no las puede enfrentar, por tanto, el juego sería un mecanismo
de defensa frente a la realidad, que le permite enfrentarse mejor a la realidad y controlar los
impulsos del "ELLO" ya que el juego permite satisfacer las necesidades. Nuestro destacado
científico Humberto Maturana, Premio Nacional de Ciencias, describe el juego como
cualquier actividad que se hace por si misma, es decir, no se realiza por las posibles
consecuencias, no va asociada a sentimientos de culpa. Plantea que es un " enómeno
cotidiano del vivir, de todas las dimensiones del vivir, es fimdamental para la configuración
del ser humano como un ser integro que se respeta a si mismo y que respeta a los demás.
¿Por qué juego?, se pregunta: porque es gratuito, lúdico, libre, liberador, creativo, vale en sí
mismo. juego porque tengo ganas, porque me da alegria. En síntesis, el juego sin el carácter
de LIBERTAD, el juego dejaría de ser el juego. Existe una estrecha relación entre infancia,


107
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC—4. 1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


juego y juguetes y en el desarrollo histórico-social del hombre tienen una misma
ontogénesis. En un principio, los pueblos nómades, especialmente los niños, participaban de
las actividades propias de la subsistencia, por lo que la infancia, entendida como tal, no
existia. Aun cuando progresivamente el hombre va a ir asentándose y abandona su vida
trasliumante, y surge la agricultura como forma de vida que obliga al ser humano a
permanecer en lugares definidos, los niños y niñas también se incorporan al proceso
productivo y para ello se les daba instrumentos apropiados para su tamaño, para que
cooperaran dentro de sus posibilidades al trabajo de la comunidad. Aunque los objetos que
utilizaban no correspondían a sus destrezas motoras, no constituían aún juguetes, sino
herramientas de trabajo a escala reducida.”


Existen muchas maneras más o menos complejas de clasificar los juegos. Para nuestro
propósito, basta distinguir de momento entre el juego como actividad lúdica, libre y
espontánea, y por Otra parte el juego intencionado, aprovechando su potencial pedagógico.
En esta perspectiva, el INPRHU-Estelí señala7:


las jugadoras-es experimentan el placer, la emoción, la sorpresa y la gratuidad dejando
riendas sueltas a la imaginación y la creatividad, sin otro objetivo que la pura diversión de
las-los participantes. El mejor ejemplo de juego espontáneo es el juego de roles, en el cual
las-los participantes se abstraen del presente para explorar y cumplir cosas extraordinarias y
maravillosas: ser mamá, papá, astronauta, bombero, rey, dinosaurio, pájaro, bueno o malo...
De cara a la educación, el juego no es sólo diversión y placer, no hay que verlo como un
simple “liberador de problemas que permite desahogar el estrés” como dicen algunas
maestras/os; es también una actividad necesaria para el desarrollo yla socialización de toda
persona. Efectivamente, a través de sus diversas formas, el juego permite organizar y
estructurar su proceso psíquico, elaborando tanto sus capacidades cognitivas como afectivas.
El juego es aprendizaje. [...]
En primer lugar, el juego distensiona y evita el aburrimiento de la rutina, que aparece como
el mayor enemigo de la motivación, tanto de estudiantes como de docentes. Desde luego, el
juego es la clave principal para garantizar la integración armoniosa y la participación
efectiva de todas-os las-los participantes en su proceso educativo. Las actividades se vuelven
más amenas y se obtienen mejores resultados. [...]
Por otra parte, (las maestras/os) señalaron que el carácter total del juego, involucrando
simultáneamente la expresión corporal, intelectual y afectiva del jugador{a}, refleja su
personalidad integral. En el juego, una/o llega a conocerse a sí misma/o, aprendiendo a
controlar sus defectos y a valorar sus cualidades, que son las condiciones básicas de la
autoestima. Asimismo, los juegos colectivos constituyen un espacio privilegiado para el
establecimiento de una comunicación horizontal. [...]


6 Idem.
7 Elías Alvarez y Federico Coppens, op.cit. p. 168-169.


108
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC—4. 1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Algunas maestras/os destacaban también que el juego es una Vía esencial para entrar en
contacto con la naturaleza y propiciar su exploración. En síntesis, el juego permite
relacionarse consigo misma/0, con la sociedad y con el mundo que nos rodea. [...]
A partir del juego puramente lúdico y conociendo sus potencialidades, la tentación es grande
de apropiarse de esta actividad — hasta entonces libre y sin otro fin que la diversión — y de
estructurarla, enmarcarla para volverla más “rentable”, hacerla cumplir objetivos de
disciplina escolar, es grande para las pedagogas-os. Esta tendencia no es nueva. Como lo
Veremos después, a lo largo de la historia se lia utilizado el juego como instrumento
pedagógico en el proceso de aprendizaje. [...]


Efectivamente, Miriam Oyaneder recuerda que el mismo Platón ya decía en este sentido: “Al
enseñar a los niños pequeños ayúdate con algún juego y verás con mayor claridad las
tendencias naturales en cada uno de ellos”.


Siguiendo con el aporte del INPRHU:
Entonces, el juego constituye uno de los espacios donde las niñas-os y los seres humanos en
general pueden expresarse a Veces de forma directa, otras Veces de manera simbólica, es
decir mediante imágenes. Es además un espacio para compartir inquietudes y problemas,
para poner en marcha el proceso de socialización y aprender del medio social. Y es ésta
precisamente la dimensión que se pierde de vista y que a la postre, es el mayor y mejor
aporte del juego, no porque los problemas se acaben o se resuelvan jugando, sino porque al
compartirlos, adquieren una nueva dimensión y es más factible encontrarles soluciones."


En esta perspectiva, las técnicas de Educación Popular son una serie de procedimientos a
ejecutar por el grupo, por lo general con un enfoque lúdico, tal que durante su desarrollo se
experiencian, a nivel micro-social, situaciones o fenómenos de la Vida real que dan pie a
una reflexión globalizadora posterior. El juego provee de nuevas formas para explorar la
realidad y estrategias diferentes para operar sobre ésta. Para el INPRHU-Estelí:


Las/os niñas/os viven desde la fantasía del juego muchas cosas que en el futuro serán reales,
esto les permite practicar la comprensión del mundo. En el juego, la niña-o se hace
consciente de sus sentimientos y aprende a manejarlos.”


Inversamente, el juego rescata la capacidad de ‘fantasear’ tan desarrollada en la niñez, como
ausente entre adultas/os. Por eso muchos de estos juegos proponen un regreso al pasado
que permite aflorar nuevamente la curiosidad, la fascinación, el asombro, la espontaneidad
y la autenticidad. ¿Será este ‘regreso’ lo que les da tanto miedo a las personas adultas para


8 Miriam Oyaneder, op.cit.
9 Elías Alvarez y Federico Coppens, op.cit. p. 170.
1° Idem, p. 171.


109
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC—4. 1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


ponerse a jugar? Los juegos favorecen la expresión de lo espontáneo, en un mundo donde la
mayoría de las cosas están reglamentadas y codificadas, permiten rescatar facetas
reprimidas de la imaginación, desarrollar y experienciar diferentes estilos de pensamiento y
por ende identificar nuevas alternativas de solución para un problema.


Por otra parte, además de permitir mayor comprensión de asuntos de la Vida real y ampliar


las perspectivas de solución, la utilización del juego en procesos de aprendizaje y
socialización constituye también oportunidades para fortalecer y consolidar las relaciones
entre l@s participantes y reflexionar autocríticamente sobre lo actuado a nivel personal de
cara a un grupo. En Educación Popular, las técnicas grupales permiten profundizar en el


análisis de las relaciones sociales o la cohesión del grupo de participantes en un juego
colectivo. Con respecto a la función socializadora del juego para la reproducción y
transmisión de valores y normas de comportamiento en la sociedad, se plantea:


Esta relación entre el juego y la norma es doble: por una parte, los juegos mismos y la
manera de jugar están condicionados por los factores culturales de la sociedad en la cual
una-o se desarrolla. ¡No cualquiera puede jugar a cualquier cosa en cualquier momento o en
cualquier lugar! Toda práctica lúdica esta sometida a reglas sociales de distintos tipos que se
interiorizan y se reproducen mediante el juego. Por otra parte, el juego es socialmente
educativo porque, paulatinamente, la niña-o toma conciencia de la necesidad de respetar las
reglas existentes para que el juego pueda funcionar. Luego, aprende incluso que las mismas
jugadoras-es pueden concertarse para formular sus propias y nuevas reglas, lo cual supone
una actitud critica ypropositiva respecto a las reglas anteriores.“


Para finalizar este acápite sobre el Valor pedagógico del juego, Miriam Oyaneder presenta
una síntesis de principios básicos que las/los educadoras/es hemos de tener siempre
presentes:


* El juego debe aceptarse como un proceso, no necesariamente como un resultado.
* El juego no es la antítesis del trabajo, ambos son parte de la totalidad de nuestras Vidas.
* El juego es necesario para niños y adultos.
* El juego es un medio de aprendizaje.
* El juego al interior de la sala de actividades debe ser significativo e intencionado.
* Debe dejarse espacios para la creación espontánea.”


H Idem, p. 172.
12 Miriam Oyaneder, op.cit.


l lO
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC—4. 1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Por otra parte, el equipo del INPRHU-Estelí formula también algunas advertencias
específicas para la utilización del juego en procesos de Educación Popular“:


En primer lugar, no hay que ver en el juego la solución milagrosa susceptible de resolver
todos los problemas que se presentan en el aula de clase. Al contrario, un juego mal
planificado, mal orientado, mal utilizado o en un mal momento puede provocar peores
problemas en un grupo más que aportar soluciones. Más que estudiar la teoria
psicopedagógico del juego, se trata de tener siempre en mente algunas “reglas” de sentido
comun:
- Al juego, hay que tomarlo en serio. Es importante preservar cierta espontaneidad de
jugadoras/es, pero esto no quiere decir que se pueda improvisar cualquier juego en cualquier
momento. Tanto para el juego espontáneo como para el juego intencionado, se requiere un
mínimo de planificación: fijarle objetivos, anticipar lo que puede pasar, preparar condiciones
y garantizar que todas/os puedan participar.
- Es indispensable conocer bien al grupo. Si el juego propuesto resulta demasiado difícil o
demasiado sencillo, las niñas/os se pueden frustrar. Ello implica también conocer las
características particulares de cada participante a fin de poder evitar que alguna/o resulte
excluida/o. Hay que privilegiar los juegos colectivos que fomenten la solidaridad en vez de los
que favorecen el individualismo elitista y la exclusión de la mayoría [los juegos de
“eliminación” donde las perdedoras/es tienen que salirse}.
- La maestra/o que promueve el juego en su práctica docente no tiene que involucrarse
demasiado sino guardar una postura de facilitadofla), creando las condiciones necesarias.
Implica también tener mucha paciencia para observar con atención e intervenir solamente
cuando sea estrictamente necesario. Esta postura le debe permitir también sacar las
lecciones del juego y promover la reflexión posterior en base a la práctica lúdica. Sin
embargo, esto ba de manejarse con flexibilidad pues, en ocasiones será provechoso a nivel
afectivo que la/el docente participe plenamente en el juego junto con sus estudiantes.


Aunque sea limitándonos a su dimensión pedagógica, el tema del juego es extremadamente
rico de tal manera que podríamos todavía profundizar en muchos aspectos verdaderamente
apasionantes que no hemos podido abordar en estas pocas páginas. Por ejemplo, en la


evolución de los juegos en función del desarrollo psico-social de la persona, inspirándonos
particularmente de los trabajos de Jean Piaget; en la perspectiva histórica sobre el juego y
los juguetes; en el análisis del juego desde un enfoque de género; en la economía del juego;
etc...


Sin embargo, tenemos que dejar claro que nuestra intención consistía solamente en
introducir este capítulo sobre las técnicas de Educación Popular, justificando el uso


13 Idem, pp. 184-185.
l l l


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


generalizado en los talleres de dinámicas grupales, muchas veces con un carácter lúdico,
para introducir diferentes temas de reflexión. A continuación, presentaremos una selección
de técnicas, que se recomienda utilizar en procesos de Educación Popular. Sin embargo, no
todas las técnicas que presentamos son particularmente divertidas. Por ejemplo, como es
lógico, empezaremos presentando el “diseño metodológico” como clásico instrumento
utilizado para planificar actividades de Educación Popular. En éste precisamente, suelen
desglosarse las diferentes técnicas a utilizar en un taller. A la vez, el diseño es el
instrumento intermedio entre las técnicas puntuales y la integralidad del proyecto global, el
proceso a desarrollar.


5.3. EL DISEÑO METODOLÓGICO.


Ninguna técnica tiene un valor sólo por si misma. Su valor lo adquiere por su ubicación
dentro del diseño de una reunión, un taller, un seminario, una jornada educativa,
actividad tampoco tiene un valor en si, ya que responde a todo una lógica de trabajo
establecida dentro del marco de un proyecto más global, o de la organización. Así que
podemos afirmar que:


1. El objetivo que se pretende lograr con el desarrollo de una técnica tiene que relacionarse con
el objetivo de la actividad más global que se está realizando.


2. El Objetivo de la actividad tiene que relacionarse con el objetivo más general del proyecto O
de la Organización en general.


Al planificar una actividad, por ejemplo dentro del marco de un proyecto de ‘Salud
Comunitaria’, es necesario, en primer lugar tener presente los objetivos y resultados
esperados de este proyecto. Después, nos concentraremos en los diferentes aspectos a
prever para el desarrollo de la actividad. Para esto elaboramos un diseño metodológico que
viene siendo la primera técnica de Educación Popular para la planificación de una actividad
educativa-organizativa.


A su vez, dentro del diseño, se plasmarán las diferentes técnicas de Educación Popular que,
como herramientas educativas, nos ayudarán a lograr el objetivo general planteado así como
el desglose de los objetivos específicos. A continuación, una propuesta de estructura para
diseño metodológico:


112
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 - Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Diseño Metodológico”
Actividad: Fecha: Lugar:
Objetivo general:


Objetivos Técnicas Procedimientos Recursos Tiempo Responsable
1. Registrar nuestra - Inscripción. - A medida de su llegada, se les - Lista de 8100-8130 - Chepe.
participación. pedirá a l@s participantes anotarse asistencia,


en la lista de asistencia. Asimismo, tarjetas,
se les entregará una tarjeta en la marcadores,
cual escribirán su nombre para maskintape.
pegársela en el pecho.


2. Generar un - Dinámica “El -Después de las palabras de - Nada 8130-9100 - Maria Julia.
ambiente de péndulo”. bienvenida, se les pedirá a l@s
confianza entre participantes confonnar....
nosotr@s.


3. Sondear nuestras - Lluvia de - La facilitadora les pregimtará a —Papelógrafos, 9100-9115 - Chepe.
expectativas con ideas en l@s participantes sus expectativas marcadores.
respecto al taller y plenario con con respecto al tema general del
propiciar la pregimtas taller. Se anotarán sus aportes en
apropiación de los generadoras. papelógrafo.
objetivos planteados - A continuación, se pedirá a un-a - Esquema 9115-9130
para el mismo. - Plenario. voluntari@ leer, uno por uno, los lógico de


objetivos escritos en papelógrafo. objetivos en
Se propiciarán los comentarios, papelógrafo.
analizándose en qué medida
permiten satisfacer las expectativas
planteadas e integrando
modificaciones eventuales.


4 . . . . . . . . . . . . . . ..


Un buen diseño metodológico debe presentar una lógica horizontal, así como vertical.
Horizontalmente se nos indica todo lo referente a un objetivo específico que será abordado
durante un determinado tiempo. Verticalmente nos da una idea secuencial de los Objetivos
específicos, en orden lógico, durante el desarrollo de la actividad en general. En cuanto al
Orden lógico vertical es importante garantizar un proceso de PRÁCTICA — TEORÍA —


PRÁCTICA, O dicho en otras palabras: EXPERIENCIA [compartir actitudes] — REFLEXIÓN


[analizar críticamente, enriquecer) — EXPERIENCIA (planificar una nueva acción).


Además, un buen diseño se caracteriza por:


1. Relación clara con el proceso global y los Objetivos generales del proyecto.
2. Coherencia lógica interna (horizontal y Vertical), con el Objetivo de la actividad.
3. Adecuado al contexto (características del grupo, coyuntura].


14 En los módulos correspondientes a los cursos E-DC—l.3. y E-DC-2.1 pudimos conocer otros ejemplos de posible
estructura de un Diseño Metodológico.


113
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC—4. 1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Pertinente (dar respuesta a las necesidades sentidas y expresadas por el grupo].
Preciso, detallado [que otr@ facilitador[a) lo pueda entender y ejecutar].
Factible (condiciones de tiempo, espacio y recursos disponibles].
Realista (delimitación de contenidos].
Creativo [diversidad de técnicas].


PWÑQP‘? Motivador y ameno sin que las dinámicas opaquen el contenido.
10. Buena articulación entre dinámicas y Objetivos.
11. Sacarle el jugo a las dinámicas como fundamentos de la reflexión (sentir — pensar — actuar).
12. Regla de 3 (combinación de reflexiones personales, en sub-grupos y en plenario).
13. Atar cabos (no dejar a l@s participantes colgad@s).
14. Concluir identificando alternativas de solución (¿qué aprendimos? ¿qué haremos?)
15. Bien presentado [limpieza, Orden, buena letra,...).


16. Siempre tener un “Plan B”.


Siempre recordemos que el diseño metodológico es un esquema que debe facilitar MI


trabajo a nivel operativo. Igual como se va desarrollando mi experiencia, también este
esquema puede ir evolucionando. Lo importante es que cada una[o) construya su propio


sistema dinámico de planificación, de elaboración de diseños metodológicos.


5.4. Momentos metodológicos de una actividad educativa-organizativa


Ahora bien, en la lógica de la Educación Popular, el desarrollo de toda actividad educativa-


organizativa presenta una secuencia de momentos estratégicos, más o menos comunes, los


cuales deben incluirse en la planificación. Es decir que constituirán los diferentes objetivos
específicos de un diseño metodológico típico. Sin embargo, esto no es camisa de fuerza
sino que ha de manejarse con la debida flexibilidad.


Previo al taller o a la actividad propiamente dicha, conviene prestarle atención a los
aspectos de tipo logístico: arreglo del local, preparación de los materiales, lista de
asistencia, arreglos para la comida, etc... El hecho de no contemplar estos aspectos
prácticos puede arruinar totalmente un taller.


Entrando ya en materia, estos momentos metodológicos que, generalmente, se tiene que


integrar en un diseño para tener una actividad completa y coherente son:


114
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


. Generar un ambiente de confianza y motivación entre nosotr@s.


. Apropiarnos de los objetivos del taller.


. Promover la expresividad de l@s participantes sobre el tema.


. Dimensionar la importancia del tema en la coyuntura y el contexto.


. Priorizar una problemática.


. Analizar una problemática.


. Afianzar aprendizajes.


. Formulación de alternativas.


©®\1CDU|H>QJN+—\ . Planificar su implementación organizándonos.
10. Evaluar.


Estos momentos llegarán a constituir los diferentes objetivos específicos plasmados en el
diseño metodológico de la actividad. En las páginas siguientes, les presentaremos
sugerencias de técnicas para cada uno de estos momentos, siguiendo esta misma secuencia


lógica.


5.4.1. Propiciar un ambiente de confianza y motivación
Se trata de romper el hielo para que l@s participantes se sientan cómod@s para
involucrarse activamente en el taller, recurriendo obviamente a la función socializadora del


juego que analizamos anteriormente. La selección de las dinámicas utilizadas dependerá
mucho de las características del grupo. Se utilizan generalmente al principio del taller,
para facilitar la integración de l@s participantes, pero también para relajar la tensión
después de abordar algún tema conflictivo o cansado.
Sin embargo, no hay que abusar de estas dinámicas, ni hacerlas muy largas porque esto
puede afectar la seriedad de la jornada de trabajo. En la medida de lo posible, hay que tener
siempre claro el objetivo que se persigue y procurar que se relacionen con el tema.


A modo de ejemplo, les presentamos aquí las dinámicas: “Conociendo los nombres”,
“Canasta Revuelta”, “El péndulo” y “El Mundo”.


115
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


1. Conociendo los nombres


Objetivo: Presentación
Materiales: Nada
Tiempo: aproximadamente 1 min. por participante
Participantes: 15 a 25
Desarrollo:


Se trata de una dinámica muy sencilla, breve y útil para iniciar un proceso con un grupo de
personas que no se conocen. Se les pide ponerse de pie, formando una rueda. Luego, se le pide
al un@ presentarse brevemente, señalando además de sus nombres y apellidos, algunas
informaciones que parezcan relevantes de cara al tema del taller (comunidad de procedencia,
experiencia organizativa, expectativas y temores, opinión personal sobre el tema,...). Sin
embargo, a partir del o de la segund@ participante, antes de presentarse a si mism@, cada un@
tiene que recordar primero los nombres de quienes le antecedieron. Así, cuando se llega al o a la
últim@ participante — generalmente la/el facilitador(a] del taller, se tiene que recitar de corrido
los nombres de tOd@s l@s participantes.


2. Canasta revuelta


Objetivo: presentación y animación
Materiales: Sillas
Tiempo: 15 a 20'
Participantes: ilimitado
Desarrollo:
Tod@s l@s participantes forman un círculo con sus respectivas sillas. El o ella que coordina queda
al centro, de pie. En el momento que el o la coordinador(a] señale a cualquiera diciéndole ¡piña! ,
éste debe responder el nombre del o de la compañer@ que esté a su derecha. Si le dicen ¡naraniafl
debe decir el nombre del o de la compañer@ que tiene a su izquierda. Si se equivoca o tarda más de
tres segundos en responder, pasa al centro y el o la coordinador/a ocupa su puesto. En el momento
que la persona que está dirigiendo dice ¡canasta revuelta! Tod@s deberán cambiar de sillas, el o
ella que se queda sin silla continua coordinando el juego.
Recomendaciones:
Esta dinámica debe hacerse rápidamente para mantener el interés y porque cada vez que diga
¡Canasta Revuelta! El nombre del o de la vecina cambiaría. Esta dinámica es válida para reforzar el
conocimiento de los nombres de l@s participantes.


3. El péndulo


Objetivo: consolidar la confianza
Materiales: nada
Tiempo: 15 '
Participantes: 6 aproximadamente, pudiéndose conformar varios sub-grupos simultáneos.
Desarrollo:
Es una dinámica destinada a consolidar relaciones de confianza o relajar tensiones entre personas
que ya se conocen muy bien, por ejemplo un equipo de trabajo. Si el número de participantes es
mayor de 8 ó 9 personas, se empezará conformando sub-grupos, ya sea de manera voluntaria o
recurriendo a otra dinámica previa. Una vez conformados los sub-grupos, se les orienta a éstos
dispersarse en todo el espacio, quitar los muebles eventuales y formar una rueda bastante apretada.
Luego, en cada sub-grupo, se pide que un[a) voluntari@ pase al centro para hacer de péndulo.
Cerrando los Ojos y conservando los brazos al cuerpo, tendrá que mantenerse recto (pero no tieso!) y


116
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


dejarse caer suavemente de un lado a otro, conservando los pies en el mismo lugar. L@s
compañer@s que l@ rodean l@ detendrán para evitar su caída y l@ volverán a empujar hacia otr@s
compañer@s. La idea es que tod@s l@s participantes se sucedan en el papel del péndulo. Sin
embargo, si alguien no se siente suficientemente en confianza para hacerlo, no se le podrá obligar.
Una vez concluida la dinámica, es interesante propiciar brevemente la expresividad de l@s
participantes en lluvia de ideas sobre cómo se sintieron, ya sea asumiendo el papel de péndulo o en
el de “retenedoras/es”.


4. El mundo


Objetivo: animación, concentración
Materiales: pelota de papel o pañuelo anudado
Tiempo: 15 a 20'
Participantes: ilimitado
Desarrollo:
Es una dinámica corta, que se puede realizar en cualquier momento de un taller, cuando se constata
cansancio o disminución de la atención. L@s participantes se ubican en círculo. Quien coordina
explica que va a lanzar la pelota diciendo uno de los siguientes elementos: aire, tierra, agua. La
persona que recibe la pelota debe devolverla en menos de 5 segundos, mencionando el nombre de
algún animal que pertenezca al elemento indicado. Y así sucesivamente. Quien se equivoque o se
dilata más tiempo para contestar pasa a dirigir la dinámica. De vez en cuando, en lugar de señalar
uno de los tres elementos, la/el coordinador[a) puede decir ¡Mundo! Entonces, tod@s deben
cambiar de lugar.


5.4.2. Apropiarnos de los objetivos del taller


Se supone que la decisión de iniciar un proceso de talleres de capacitación descansa
fundamentalmente en una necesidad sentida por el grupo de participantes. En base a esto,
se elabora una propuesta de una secuencia de talleres cuyos objetivos generales se definen
conjuntamente entre representantes del grupo de participantes y el equipo de educadoras/es
populares que facilitará el proceso.


En cuanto a cada una de las actividades del proceso, es importante buscar la forma en que
l@s participantes puedan conocer y apropiarse de los objetivos de una sesión de trabajo de
una manera que no sea solamente expositiva a fin de propiciar su participación desde un
inicio. No necesariamente se tiene que implementar alguna dinámica para ello pero,
sencillamente, en vez que sea la-el facilitador-a quien lea los objetivos, se le puede pedir a
algún-a voluntari@ hacerlo.


Sea lo que sea, es siempre fundamental dejarles un tiempo a l@s participantes para que
reaccionen sobre los Objetivos planteados y expresen sus expectativas y temores al respecto.


117
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC—4. 1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Eventualmente, hay que tener la flexibilidad requerida para modificarlos aún cuando esto
nos obligue a improvisar durante toda la jornada de trabajo. Esta es una de las razones por
las cuales es importante tener siempre preparado un “Plan B”. A continuación, les
sugerimos dos ejemplos de dinámicas que facilitan la apropiación de objetivos al mismo
tiempo que generan un ambiente de animación: “La Caja Caliente” y “Los Premios”.


1. La Ca]'a Caliente
'xObjetivo: conocer y comentar los objetivos de una sesión de trabajo



Materiales: una pequeña caja de cartón llena de tarjetitas de .‘ ‘


diferentes colores en las cuales están escritos ya sea los diferentes
objetivos a desarrollar o algunas penitencias, una grabadora con
música alegre o algo que haga ruido


Tiempo: 20 a 30'
Participantes: ilimitado
Desarrollo:
Es una dinámica de doble propósito pues permite presentar los objetivos de una actividad a la vez
que se propicia un ambiente de animación. L@s participantes se ubican en círculo y se les enseña
la caja explicándoles que esta caja les puede explotar en las manos de tal manera que se la tienen
que pasar de mano en mano lo más rápido que se pueda, mientras suene la música. Cuando ésta se
pare, quien se queda con la caja la tiene que abrir, sacar una de las tarjetas y leerla en voz alta. Si se
trata de alguna penitencia, la tiene que cumplir. Si se trata de uno de los objetivos planteados para
la actividad, la tiene que venir a pegar en la pizarra y comentarla. Se sigue así hasta concluir con
todos los objetivos. Obviamente, éstos no salen en el Orden lógico, así que parte del ejercicio
consiste en ubicar cada uno en la lista de objetivos, consultando con el plenario la secuencia que les
parezca más lógica. Si esto parece demasiado complicado para el grupo, se puede obviar
sencillamente enumerando los objetivos.
Observación: Esta dinámica también resulta muy útil para recordar y reafirmar las conclusiones de
un taller anterior. En este caso, en cada tarjeta se plantea una pregunta de síntesis, y la/el
participante que la saque tiene que contestarla recordando los resultados alcanzados anteriormente.


2. Los premios


Objetivo: conocer y comentar los objetivos de una sesión de trabajo
Materiales: sillas, tarjetas en las cuales están escritos los diferentes objetivos a desarrollar o


algunas penitencias, caramelos, maskintape.
Tiempo: 15 a 20'
Participantes: ilimitado
Desarrollo:
También cumple un doble propósito: presentar los Objetivos de una actividad y propiciar un
ambiente de animación. Previo al inicio del taller a realizarse en un local donde tod@s estarán
sentad@s, se habrá colocado debajo de cada silla ya sea un papel con uno de los objetivos a
desarrollar, con alguna penitencia a cumplir o algún confite. Una vez que tod@s estén instalad@s,
se les invita a revisar debajo de sus sillas. Al igual que en la dinámica anterior, quien tenga un
Objetivo lo tiene que comentar y quien tenga una penitencia la tiene que cumplir. Está claro que, al
hacerlo satisfactoriamente, ell@s también reciben un confite.


118
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC—4. 1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


5.4.3. Promover la expresividad de l@s participantes sobre el tema


El fundamento de todo proceso de Educación Popular tiene que ser siempre las experiencias
de l@s participantes respecto al tema, empezando por la expresión de las emociones y los
sentimientos que éste suscita. En esta misma perspectiva, incluimos aquí un ejemplo de


las muy numerosas dinámicas que permiten introducir una reflexión sobre el
importantísimo tema de la comunicación en las organizaciones populares, tanto en las
relaciones directas entre personas, como en las indirectas. Nos dan elementos básicos para
discutir, reflexionar e identificar alternativas para el mejoramiento de la comunicación.
A continuación describimos las dinámicas “Mi muñec@ de papel”, “Los refranes”, “El


Rumor” y “Comunicación sin saber de que se trata”. Se puede recurrir también a los
sociodramas, los dibujos, etc... orientando por ejemplo “Ilustren de una manera creativa su
concepción con respecto al tema X”.


1. Mi muñec@ de papel


Objetivo: desinhibición, presentación y expresividad
Materiales: periódicos viejos o papelógrafos usados, maskintape. / ’ .
Tiempo: 1 hora. ' ' ,
Participantes: 15 ó 20, particularmente con niñas y niños \ ,
Desarrollo:
Se trata de una dinámica muy completa para iniciar un proceso de


Ureflexión con un grupo de personas que no se conocen o que están muy
inhibidas. Se empieza colocando en el centro del local una pila de
periódicos viejos o papelógrafos usados y se les pide romperlo todo en
tiras. En un contexto escolar por ejemplo, donde nunca se les permite romper cosas, este primer
paso tiene un efecto de catarsis muy provechoso. Hay que procurar que tod@s se integren, que se
tiren al suelo, que griten, que lancen tiras de papel, etc... el tiempo que sea necesario para que se
desahoguen. Simbólicamente, este primer paso les permite romper esquemas.
Luego, en una segunda fase, se les pone a su disposición varios rollos de maskintape y se les orienta
formar un[a) muñec@ haciendo pelotas y tubos con las tiras de papel, pegando los diferentes
elementos con el maskintape, promoviéndose la expresión de la creatividad y subjetividad de cada
participante. Este segundo momento durante el cual reconstruyen algo personal a partir de lo que
ell@s mism@s rompieron, propicia generalmente una concentración espontánea, la calma después
del alboroto de la primera fase.
Normalmente cada participante se llega a identificar con su muñec@, generándose desde allí un
tercer momento en el cual se le pide a cada un@ hacer hablar su muñec@, ya sea para presentarse o
para expresar sentimientos y emociones respecto a algún tema. Resulta sorprendente constatar
cómo el hecho de hablar de si mism@ en tercera persona, por el intermediario de un títere de papel,
propicia una libertad de expresión mucho mayor. Esto hace posible el abordaje en plenario de
temas muy sensibles como auto-estima, maltrato, abuso sexual, etc...
2. Los refranes


119
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Objetivo: presentación e introducción de un tema
Materiales: tarjetas en las que previamente se han escrito fragmentos de refranes populares,


es decir, que cada refrán se escribe en dos tarjetas, el comienzo en una y su
complemento en otra


Tiempo: 15 a 20'
Participantes: número par, entre 20 y 30
Desarrollo:
Básicamente, esta dinámica sirve para conformar parejas de trabajo al azar. Sin embargo, admite
variantes. Se reparten las tarjetas entre l@s participantes y se les pide que busquen a la persona
que tiene la otra parte del refrán; de esta manera se van formando las parejas que intercambiarán la
información a utilizar en la presentación mutua que se hace después en plenario: nombres, Origen,
ocupación, pasa-tiempo, etc. . ..
Variantes:
Se pueden buscar refranes que se refieran exclusivamente a la temática que se abordará en el taller o
la actividad. Por ejemplo: trabajo, derechos, roles tradicionales,
que hacer una reflexión crítica sobre la concepción de dicha temática contenida en el refrán que les
tocó.
Otra variante es que, una vez conformadas las parejas, se les pida realizar cualquier otra actividad
que requiera una reflexión a profundidad en parejas: lectura de algún documento de apoyo,
intercambio de experiencias,


3. El Rumor


Objetivo: Evidenciar la importancia de una comunicación clara y oportuna así como del
registro de informaciones


Materiales: historia corta pero con abundantes detalles, escrita en papelógrafo
Tiempo: 30’
Participantes: indefinido
Desarrollo:
La persona que coordina el taller prepara un mensaje escrito, de media página máximo, al estilo
“suceso”. Por ejemplo:


‘Dicen que 438 personas están atrapadas bajo un
‘ . derrumbe. Después que pasó el ciclón se inició el


rescate. Se han movilizado miles de personas llevando
medicinas, vendas y otros elementos. Pero dicen que la
gente atrapada 11o fue por accidente, sino que fue un
secuestro, pues hay gente de mucho dinero entre los
atrapados.


Se le pide a un mínimo de cuatro personas voluntarias que se numeren. Todos menos el primero
salen del sitio donde están. Quien coordina lee el mensaje al O a la primer(a] voluntari@, luego se
llama al 2°. El 1° le comunica al 2° lo que le fue leído, pidiéndoles al resto de participantes no
intervenir de ninguna manera. Luego, el 2° le transmite lo que captó del mensaje al 3° y así
sucesivamente, hasta que pasen todos l@s voluntari@s. El o la últim@ vOluntari@, en lugar de
repetir el mensaje oralmente, lo escribe en un papelógrafo. A su vez, el o la coordinador[a) pega al
lado el mensaje original para comparar. El resto de participantes son l@s testig@s del proceso de
distorsión que se da al mensaje cada vez que se reproduce y van anotando lo que va variando en


120
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


comparación con la versión inicial. El ejercicio permite reflexionar sobre el hecho que nuestra
memoria es selectiva y que lo que retenemos de un mensaje depende mucho de nuestra
subjetividad, que nos lleva a descartar lo que nos parecen detalles superfluos o, al contrario, a
destacar lo que creemos que es más importante. Nos permite discutir cómo llegan en realidad las
noticias y acontecimientos y cómo se dan a conocer; cómo esto depende del interés y de la
interpretación que se da y cómo un mensaje distorsionado puede ocasionar atraso, conflictos, etc.
En conclusión, se subraya que en toda organización, la transmisión de la información es
fundamental y que lo mejor es seguramente consignarla por escrito y de manera consensuada.
Variante:
El mensaje original se refiere al tema del taller o es un recorte de periódico real, directamente
relacionado con el mismo. Así, la reflexión que puede propiciarse después de la realización de la
dinámica es doble: ¿Cómo los medios de comunicación suelen abordarlo?; ¿Cuáles son los aspectos
de este tipo de noticia que a nosotr@s nos llaman la atención?


4. Comunicación sin saber de que se trata


Objetivo: ver la importancia de la comunicación para realizar un trabajo en equipo
Materiales: pizarra, tiza, papelógrafos y marcadores
Tiempo: 30’
Participantes: indefinido
Desarrollo:
Se piden tres voluntari@s, quienes salen del salón. Se llama a un@ de ell@s y se le pide que
empiece a dibujar cualquier cosa, se le puede indicar una parte del papel (abajo, en medio, arriba).
Luego se tapa lo que dibujó con papel o cualquier otra cosa, dejando descubierto algunas líneas.
Entra la segunda persona y se le pide que continúe el dibujo. Luego la tercera, repitiendo el
procedimiento anterior. Se descubre el dibujo resultante de los tres. La discusión parte de ver que
no hubo comunicación para realizar el dibujo colectivo. Ver la importancia de conocer qué es lo
que se quiere para poder llevar a cabo un trabajo conjunto, tener acuerdo para alcanzar objetivos
comunes.
Variantes:
Se orienta desde el principio que tienen que dibujar algo relacionado con el tema a tratar. Luego, el
procedimiento es el mismo pero la reflexión nos lleva a descubrir que un mismo tema puede evocar
una gran diversidad de aspectos. Otra variante es que, en vez de dibujar algo relacionado con el
tema, cada participante tiene que escribir un verbo o un adjetivo. El resultado viene siendo como
una lluvia de ideas sobre lo que nos evoca tal o cual tema.


5.4.4. Análisis de coyuntura


El análisis de la coyuntura es un momento metodológico fundamental en los procesos de
Educación Popular pues se trata de analizar críticamente la situación histórica en la cual se
enmarca nuestra lucha.


Idealmente, es bueno actualizar periódicamente este análisis.


121
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


1. Análisis de covuntura


Objetivo: Analizar los diferentes aspectos de la coyuntura
Materiales: papelógrafos, marcadores, maskintape, eventualmente artículos de referencia o


recortes de periódicos.
Tiempo: 120’
Participantes: grupos de 5 o 6 participantes.
Desarrollo:
Se conforman pequeños grupos de 10 participantes máximo y se les recomienda empezar eligiendo
un(a] coordinador(a] y otr@ quien haga de secretari@. Luego, la tarea consiste en caracterizar la
situación actual, abordando por separado los aspectos políticos, económicos, sociales, jurídicos, y
otros que parezcan relevantes de cara al proyecto general [lo militar, lo religioso, lo cultural,...]. A la
vez, se les puede orientar que, en cada uno de estos aspectos, partan de lo local para abordar luego
lo nacional, lo regional y lo internacional [o al revés, aunque en la lógica de la Educación Popular,
es más recomendable partir de lo concreto, lo directamente observable a nivel local).
Concretamente, en cada grupo, trabajarán por lluvia de ideas, la/el coordinador(a) velando para que
tod@s puedan participar y la/el secretari@ sintetizando lo más sobresaliente en papelógrafos
[utilizando por ejemplo un papelógrafo por aspecto o haciendo columnas para favorecer el
establecimiento de los nexos entre los diferentes aspectos].
Después de una hora de trabajo, se reúnen en plenario para socializar. Para evitar repeticiones
inútiles y fastidiosas, se puede pedir que el primer grupo presente un aspecto y los otros intervienen
solamente para completar el análisis o si hay alguna interpretación con la cual no están de acuerdo.
Luego, sigue el segundo grupo con Otro aspecto y así sucesivamente. La/el facilitador de la actividad
debe estar atento a sacar las conclusiones pertinentes en el sentido de identificar cómo la coyuntura
concierne directamente al proyecto.
Variante:
Se les puede brindar algún artículo de referencia o unos recortes de periódicos para consolidar su
reflexión pero, en este caso hay que tener cuidado que no se contenten solamente con resumir estos
posibles insumos. Una manera sencilla de evitar este inconveniente es esperar a que hayan hecho
por lo menos una ronda de opiniones antes de distribuirles las copias de los artículos.
Para agilizar el trabajo, los diferentes grupos pueden distribuirse los aspectos a analizar, de tal
manera que un primer grupo analice solamente lo económico, otro lo político, etc... En este caso,
pueden conformarse los grupos de manera voluntaria, en función del interés particular de cada
participante con respecto a tal o cual tema. Esto garantiza mayor participación durante las
reflexiones de grupo. Una vez concluidas las exposiciones, con todos los papelógrafos pegados ala
vista de l@s participantes, se puede completar el análisis con un FODA. En plenario, se les pide a
l@s participantes identificar, entre todos los elementos señalados, los que constituyen Fortalezas,
Oportunidades, Debilidades o Amenazas. Consensuando cada vez esta clasificación, se subrayan los
elementos correspondientes a cada categoría con un color específico.


2. Noticiero Popular


Objetivo: Presentar la síntesis de un análisis de coyuntura
Materiales: papel, lápices, cartulinas, marcadores.
Tiempo: 30 ’
Participantes: grupos de 5 ó 6 participantes
Desarrollo:
Después de la fase de trabajo de grupo del análisis de coyuntura, en vez de socializar sus reflexiones
de manera expositiva en plenario, se les puede recomendar presentar sus conclusiones de manera


122
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


creativa. Una modalidad para ello es remedando un noticiero, ya sea radial o televisivo. Esto
significa que sinteticen el producto de sus reflexiones, o ilustren las que les parezcan más
relevantes, redactando cables periodísticos, entrevistas, reportajes en directo con equipos móviles,
etc... Incluso, los editoriales o resúmenes noticiosos constituyen una buena manera de sacar
conclusiones.
Recomendación:
En realidad se trata de una modalidad de sociodrama, una técnica que genera normalmente mucha
participación y resulta muy útil, a condición de evitar cuidadosamente que la forma no supere el
contenido, que es lo central. Además, en este tipo de dinámica, suele ocurrir que l@s participantes
se pasen mucho del tiempo establecido, lo que puede resultar aburrido para l@s demás, o que
termine en pura “payasada” con noticias poco relevantes para la reflexión. Desde luego, es
importante que la/el facilitador tenga suficiente autoridad para establecer un límite de tiempo.
Por otra parte, si varios grupos utilizan la misma técnica del Noticiero Popular para presentar los
resultados de sus reflexiones, esto deja rápidamente de ser divertido. Una manera de evitarlo es
propiciar que cada grupo use una técnica distinta de presentación creativa, por ejemplo el periódico
mural que presentamos a continuación.


3. Periódicos murales
Objetivo: Presentar la síntesis de un análisis de coyuntura
Materiales: Papelógrafos, marcadores, recortes de periódicos, pegamento,...
Tiempo: 30’
Participantes: grupos de 5 ó 6 participantes
Desarrollo:
En vez de presentar el resumen de su análisis en un noticiero radial o televisivo, pueden elaborar un
periódico mural escribiendo pequeños artículos e ilustrándolos con fotos recortadas, dibujos, etc...
que pegarán en unos papelógrafos, como si se tratara de las páginas de un periódico. A su vez, estas
se pegan en la pared, donde tod@s las puedan leer antes de comentar su contenido en plenario.


5.4.5. Priorizar una problemática


Después de haber analizado la coyuntura de manera general, es importante centrar nuestro
análisis y quehacer en alguna problemática particular, ya sea considerando su importancia
estratégica o su relevancia particular en la coyuntura. Antes de tomar este tipo de
decisiones, es importante dejar que todo mundo exprese sus preferencias y argumentos.
Sin embargo, muchas veces estas discusiones se hacen muy largas y se corre el peligro que
la participación se centre en unas cuantas personas o que se generen tensiones en el grupo.
Para salir de este tipo de dificultades, se les recomienda implementar una de las dinámicas
siguientes, que permiten garantizar una toma de decisión más democrática.


123
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


1. Priorización por elección


Objetivo: Priorizar una o dos temas entre una Variedad de Opciones
Materiales: Papelógrafo, marcadores
Tiempo: 15’
Participantes: indefinido
Desarrollo:
En plenario se identifican claramente las diferentes opciones posibles y se deja el tiempo suficiente
para que cada un@ pueda expresar sus argumentos a favor y en contra de cada opción. Estas se
redactan lo más claramente posible y se puntean en un papelógrafo, dejando un amplio margen al
lado de cada una. Luego, se le pide a cada participante pasar a señalar su elección, marcándola con
una raya. Cuando tOd@s hayan pasado a votar, se contabiliza sencillamente el número de votos de
cada Opción. Cuando las opciones son muy numerosas, se puede dejar la posibilidad de elegir por
dos O tres de ellas. En este caso, marcan con dos o tres rayas su primera Opción y así sucesivamente.
El resultado final de la votación se saca de la misma manera, contabilizando el número total de
votos para cada opción.


2. El arbol de problemas


Objetivo: Ordenar los problemas con una lógica de sistema y jerarquizarlos por nivel de
abstracción


Materiales: Tarjetas de colores, marcadores, papelógrafos, maskintape
Tiempo: 120’
Participantes: entre 10 y 15 participantes. Se recomiendan dos facilitadoras/es
Desarrollo:
Muchas veces l@s participantes tienden a señalar problemas muy puntuales y concretos o, como
dicen “irse por las ramas”. La verdad es que esto está bien, porque nos permite asegurar que la
reflexión esté aterrizada en la vida cotidiana, que se mantenga el polo a tierra con situaciones
sentidas por ell@s mism@s. Sin embargo, es importante hacer la distinción entre problemas y
problemática. Si los problemas puntuales son las ramas, la técnica consiste en dibujar todo el árbol,
identificando progresivamente cómo se articulan los diferentes problemas, hasta identificar la
problemática global que es el tronco, y sus causas que son las raíces.
Teniendo claro esta metáfora, se procede promoviendo la expresividad de l@s participantes
mediante lluvia de ideas [ver abajo) escritas en tarjetas de diferentes colores (para facilitar la
visualización], las que se recogen, se discuten y se ubican en una “sábana” grande (seis O más
pliegos de papelógrafo pegados por detrás) conformando un esquema en forma de árbol donde cada
“grosor de rama” corresponde a un nivel de abstracción. Muchas veces, se procederá de arriba hacia
abajo, desde las manifestaciones hasta los diferentes niveles de causas — las ramas - para concluir
identificando la problemática general en el tronco común. Luego, se puede seguir el ejercicio
derivando las causas más Ocultas O estructurales.


5.4.6. Análisis de una problemática


Las técnicas que presentamos a continuación nos permiten facilitar diferentes niveles de
análisis sobre una problemática, dependiendo del interés. Cada una de ellas persigue un


124
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


objetivo particular: colectivizar ideas ordenadamente; sintetizar discusiones; clasificar
elementos relacionados; socializar experiencias, sentimientos, opiniones y conocimientos.


Entre otras técnicas, describimos a continuación las siguientes: “Lluvia de ideas”, “Río


revuelto ganancia de pescadores” y “¿Qué Sabemos?”.


1. Lluvia de Ideas por Tarjetas


Objetivo: Colectivizar ideas o conocimientos que cada un@ de l@s
participantes tiene sobre un tema y llegar a una síntesis, conclusiones
0 acuerdos comunes É


Materiales: Tarjetas de colores, lápices, maskintape, papelógrafos
Tiempo: Dependiendo del tamaño del grupo de participantes y del tema


a tratar
Participantes: Indefinido, con grupos más grandes, más tiempo se necesita.
Desarrollo:
Se trata de una técnica básica y muy sencilla que no requiere prácticamente ninguna preparación.
La O el facilitador(a) formula una pregunta clara, donde exprese el objetivo que se persigue. La
pregunta debe permitir que l@s participantes puedan responder a partir de su realidad, de su
experiencia. Luego cada participante contesta, por escrito, en una tarjeta la pregunta. Sólo se anota
una idea en cada tarjeta. La cantidad de ideas que cada participante puede aportar es determinado
de antemano, puede haber o no límites. Cada participante aporta al menos una idea. Cada
participante lee su idea en la tarjeta y luego se va pegando en forma ordenada en el papelógrafo.


FORMAS DE CLASIFICAR LAS TARJETAS:
a. Se pide a un(a] participante que lea la idea de una de sus tarjetas, ésta se coloca en el


papelógrafo, luego se pide que si algún[a) otr@ participante tiene una idea que se refiere a lo
mismo o es similar, la lea también y se colocan juntas todas las que salgan sobre el mismo
tema o aspecto, y así sucesivamente hasta que todas las tarjetas se hayan colocado.
Quedarán así varios grupos de tarjetas. Al final se repasa de nuevo cada grupo para darle un
nombre a cada categoría, sintetizando el concepto central de las ideas reflejadas en cada
conjunto de tarjetas.


b. Otra forma es establecer categorías de antemano, en función del tema. Por ejemplo: logros —
dificultades / los diferentes derechos (salud, educación, vivienda, alimentación,
participación,...] / político, social, económico, cultural /...


Recomendaciones:
. Es útil una breve lluvia de ideas cuando se trabaja en pequeños grupos, preparando un tema que se
va a presentar en plenario. Con la lluvia de ideas con tarjetas tod@s participan.
. El o la facilitador[a) tiene que buscar constantemente el CONSENSO del grupo en cuanto a la
interpretación de los aportes y su ubicación en el papelógrafo.
Variantes:


. La lluvia de ideas se puede hacer también de manera más rápida, registrando aportes expresados
oralmente en papelógrafo sin agruparlos. Es una modalidad más espontánea pero que no permite
garantizar que tod@s participen.


125
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


2. En río revuelto, ganancia de pescadores


Objetivo: Ordenar y/o clasificar un conjunto de elementos sobre cualquier tema
Materiales: Peces recortados en cartulina con un pequeño hoyo en la aleta, cañas de pescar


hechas con palos, hilo grueso y clips que se doblan en forma de anzuelo, maskintape,
papelógrafos


Tiempo: Aproximadamente 1 hora, en relación con el número de peces
Participantes: grupos de 5 ó 6 personas
Desarrollo:
1. L@s facilitadora/es preparan con anticipación ‘pececitos’ de cartulina, en los cuales se escriben
diferentes aspectos relacionados con el tema que se esté tratando. El número de peces debe estar
de acuerdo al tiempo que se tenga. En cada uno hay que poner, solamente, una idea.


2. Se hace una laguna (pintada con tiza] dentro de la cual se colocan todos los peces, doblándose la
aleta provista de un hoyo, de tal manera que se puedan pescar.


3. Se forman grupos según el número de participantes, cada uno con una o dos cañas de pescar.
4. L@s demás participantes del grupo se dedican a clasificar su pesca, ubicando los pescados en
diferentes pilas que pueden ser papelógrafos rotulados según las categorías a utilizar. Por ejemplo:
manifestaciones, causas, consecuencias / nivel individual, familiar, comunitario, municipal,
nacional, internacional / logro, dificultad, amenaza, oportunidad / salud, educación, alimentación,
vivienda,... / económico, social, político, cultural, ideológico /...


7. El equipo que agarra más pescados y los termina de clasificar será el ganador. Aquell@s que se
metan en la laguna o saquen un pez con la mano deben regresar toda su pesca.


5. El equipo ganador presenta su clasificación y los otros complementan quedando todos los peces
integrados a un solo ordenamiento o clasificación. Durante este proceso se va discutiendo el por
qué del ordenamiento de cada pez en determinado lugar.


Recomendaciones:
. Esta técnica es más conveniente utilizarla cuando ya se han discutido algunos elementos del tema


a tratar y para ayudar a clasificar los elementos de un diagnóstico.
. Puede utilizarse para darle al grupo información básica sobre un tema para que la ordene y la


complemente. (Si se ha hecho un diagnóstico previo sería muy rico basarse en él para elaborar el
contenido de los ‘peces’]


. Se puede incorporar ‘premios’ o castigos dentro de los peces para hacer más dinamica la técnica.


. A nivel práctico: la elaboración de los materiales requeridos para esta técnica, en particular esto de
recortar peces, representa una buena inversión en tiempo de preparación. Si se empaca cada pez
con tape transparente, sólo se pegan después sobre cada uno las tarjetas resultantes de una lluvia
de ideas anterior con un pedacito de maskintape, de tal manera que se puedan quitar fácilmente
sin arruinar los peces que quedarán listos para otro taller.


. Es una técnica excelente y divertida pero, como siempre en este tipo de casos, el/la facilitador(a]
tendrá que evitar cuidadosamente que la forma opaque el contenido, propiciando la reflexión
hasta sacar todas las conclusiones del caso.


3. ¿Qué sabemos?


Objetivo: Socializar las experiencias que l@s participantes tienen sobre un determinado
tema, problema o situación


Materiales: Tarjetas o papeles pequeños, un dado y tableros dibujados en 1 cartulina [1 por
BTUPO)


Tiempo: 90 minutos
Participantes: grupos de 4 ó 5 personas


126
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Desarrollo:
Se trata de utilizar un juego de mesa — tipo “La Oca” - como motivación para colectivizar
experiencias, opiniones y conocimientos. En la hoja de papel o cartón se sitúa un tablero de este
tipo:


EN POCAS PALABRAS EN POCAS PALABRAS
¿? ¿? i ¿l? ¿l? i
¿? Pierde un turn ¿? ¿?


Retroceda 3 ¿I? Retroceda 3 ¿?
¿? Avance 2 ¿l? Pierde un tiro
¿? ¿? .1? ¿l?


SALIDA EN POCAS PALABRAS ¿Qué sabemos?


El equipo facilitador elabora una serie de 20 a 40 preguntas sobre el tema a tratar (la mayoría para
ser contestadas por una persona y las otras colectivamente]. Se escribe cada pregunta en una tarjeta
y se le añaden algunas penitencias.


Por ejemplo, si el tema es ‘la situación de nuestra comunidad’


¿Cuántas personas
habitan en la
comunidad?


¿Nos hemos
organizado alguna
vez para resolver
algún problema?


¿Existe algún tipo
de organización


entre los vecinos?


¿Quiénes fueron los ¿En qué trabajan
Primeros los miembros de lahabitantes de esta Comunidad?


comunidad?
¿Hay alguna fiesta
en que participan


todos los miembros
de la comunidad?


¿A qué actividad se
dedicaban estas


personas?


Detrás de las tarjetas con preguntas individuales se dibuja un signo de interrogación y detrás de las
colectivas se escribe ‘DÍgaIo en pocas palabras’. Es mejor usar diferentes colores de tarjetas.


Dígalo con pocas - 7
palabras ¿ '


Se forman grupos de 4 ó 5 personas, cada uno con su tablero, su juego de tarjetas y su dado. L@s
participantes se colocan alrededor del tablero, al lado del cual se colocan los dos grupos de tarjetas
de preguntas. Se rifa quién inicia el juego: cada participante tira el dado y quien tenga más puntos
comienza. Luego se sigue hacia la izquierda. Cada participante coloca en la casilla de salida un
objeto que lo identifica, como podría ser un botón, un moneda u otro objeto. Quien inicie el juego
tira el dado, avanzando el número de casillas indicado. Si esa casilla es de signo de interrogación,


127
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


saca la primera tarjeta de este paquete, lee en voz alta su contenido y la contesta ante el resto de
jugadora-es. Si cae en una casilla de ‘pocas palabras’, agarra una tarjeta de este paquete y la somete
al grupo. Cada un@ tiene que dar su opinión al respecto en pocas palabras. Las preguntas deben
contestarse de inmediato para que la técnica no resulte pesada. Un(a] jugador[a) puede caer en una
casilla que diga que pierde un tiro o que tiene que retrocede. Asimismo, en medio de las tarjetas, le
pueden salir penitencias, ya sea individuales o a realizar colectivamente. El objetivo de éstas es
mantener un ambiente de animación y las penitencias pueden relacionarse más o menos con el
tema; no se trata de atrasar. El juego termina cuando tod@s l@s jugadoras/es llegan a la casilla de
llegada. Si un(a] jugador(a] se encuentra, por ejemplo, a tres casillas de la llegada y en su turno saca
la cantidad de cinco en el dado, deberá contar tres a esa casilla y devolverse dos casillas, o sea
quedará a dos casillas de finalizar el juego, para llegar debe sacar la cantidad que necesita, o sea en
este caso dos.
Recomendaciones:
. Las preguntas de las tarjetas que dicen ‘Dígalo en pocas palabras’ deben plantear situaciones más
amplias, definiciones o interpretaciones, que permitan participar al conjunto. Las preguntas
individuales ‘¿Qué sabemos?’ tienen que apuntar más a la expresión de experiencias, sentimientos u
opiniones personales.
. Se puede realizar entre equipos, utilizándose entonces un solo tablero. Cada jugador(a) representa
entonces un equipo que lo apoya en las respuestas. No obstante, con esta modalidad es difícil
garantizar que tod@s participen y además, se pierde mucho tiempo cuando la-el representante
consulta con su grupo.
. Se les puede pedir que algún[a) participante registre por escrito las respuestas a cada pregunta,
preferiblemente en papelógrafo a fin de favorecer la socialización posterior cuando los diferentes
grupos se junten en plenario. También, se pueden recoger estas respuestas utilizando una
grabadora.
. Se puede jugar en un campo de cemento grande, dibujando con tizas el tablero. L@s mism@s
participantes harán de ‘fichas’ avanzando por los cuadros.
. Esta técnica también resulta muy provechosa para sintetizar las lecciones de un aprendizaje, sacar
las conclusiones de una lectura, etc.
Variantes:
. Una modalidad más sencilla de esta técnica es la rayuela, cada casilla correspondiendo a una
pregunta.
. Otra consiste en hacer una búsqueda de tesoro.
. Las tarjetas con preguntas pueden ser sustituidas por afirmaciones, teniendo que determinarse si
son falsas o verdaderas.


5.4.8. Afianzar aprendizajes
Está claro que el punto de partida fundamental de un proceso de Educación Popular son las
experiencias vividas por los sectores populares, así como las emociones, los pensamientos y
las acciones que acompañaron estas vivencias que hay que valorar reflexionando sobre
ellas. Sin embargo, nunca se ha dicho que se tenía que quedar en este nivel, despreciando
posibles insumos externos susceptibles de enriquecer la reflexión.


128
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Lamentablemente, much@s educadoras/es populares caen en cierto populismo creyendo
equivocadamente que recurrir a textos de otras/os autoras/es contradice los fundamentos de
la Educación Popular. Esto es falso. Lo que sí hay que cuidar es no bombardear a las y los
participantes de entrada con materiales teóricos. Asimismo, hay que procurar que el nivel
de abstracción de la lectura o contenido que se brinde como complemento, para consolidar
la reflexión alcanzada en base a la práctica, esté acorde con el nivel alcanzado por el grupo.
No se trata ni de “impresionarles” o “atontarles” mandándoles a leer un documento
demasiado abstracto, ni tampoco de insultar su inteligencia menospreciando sus
capacidades. Hallar el documento adecuado requiere, de parte del equipo facilitador, una
buena investigación documental sobre cada tema que se aborde así como un buen
conocimiento del grupo con el cual se esta trabajando. Asimismo, presentar el contenido de
un documento de manera digerible significa muchas veces un gran esfuerzo. Sin embargo,
existen técnicas alternativas para no mandar siempre a l@s participantes de un taller a leer
folletos después de la reflexión sobre su propia práctica. Por ejemplo: el rompe-cabeza, el
video, la charla y el panel con actores claves,...


1. Rompe-cabeza


Objetivo: Propiciar la apropiación de contenidos breves o de algún esquema
Materiales: Cartulina, marcadores, lápices de color o crayolas, tijeras
Tiempo: entre 10 y 30 minutos
Participantes: si pasan de 12 personas, conformar diferentes grupos, cada uno con un


rompe-cabeza
Desarrollo:
El equipo facilitador tiene que preparar una síntesis del contenido teórico que se quiere divulgar, ya
sea extractos del mismo, palabras claves, esquema,... y las escribe en una cartulina, ilustrando el
contenido con un dibujo alusivo. Luego la recorta en varios pedazos que llegarán a ser las piezas del
rompe-cabeza. No se trata de hacer piezas muy pequeñas pero lo mejor es que haya igual número
de piezas que de participantes en el grupo para que tod@s puedan participar. Se mezclan todas las
piezas. Si se decide hacer varios grupos, se recomienda utilizar cartulinas de diferentes colores
para evitar confusiones entre los diferentes rompe-cabezas. En plenario, se le hace entrega a cada
participante de un pedazo de rompe-cabeza y se les orienta buscar dónde encaja. Al mismo tiempo
que van armando su rompe-cabeza, l@s participantes toman conocimiento de su contenido y lo
comentan, relacionándolo con su realidad.
Recomendación:
. Esta técnica da excelentes resultados para divulgar los aspectos legales relacionados con una
temática. Se copian en la cartulina los artículos principales de la ley correspondiente, ya sea de
manera textual O sintética.


129
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


. En caso de un documento muy extenso, y en caso de trabajar con diferentes grupos, se puede
dividir el contenido en partes que los diferentes grupos socializarán en plenario después del
ejercicio.
. Se puede introducir, adrede, alguna pieza falsa o, al contrario, quitar una. En el primer caso, estas
piezas falsas simbolizan que siempre existen interferencias mientras las faltantes significan que, en
la realidad es bastante remoto que podamos contar con absolutamente todas los elementos de
información antes de tener que tornar una decisión.


2. Video-debate


Objetivo: Presentar reportajes, entrevistas a actores claves o incluso una película de ficción
relacionada con un tema


Materiales: Televisor, video o DVD
Tiempo: Variable
Participantes: Variable, dependiendo del tamaño del televisor
Desarrollo:
Muchos organismos e instituciones que trabajan en la línea de la Educación Popular cuentan con
una videoteca y existen videos muy provechosos vinculados con numerosos temas. Lo delicado de
la técnica consiste aquí en sacarle el jugo al contenido del video a la hora del debate. Lo mejor es
preparar una guía de preguntas generadoras la cual se puede dar a conocer incluso antes de la
proyección. Asimismo, como en todo debate, hay que propiciar que tod@s participen.
Recomendación:
Se recomienda que el video no sea demasiado largo y realmente relacionado con el tema a abordar.
Por otra parte, es importante garantizar una buena calidad de sonido.


3. La charla o el panel


Objetivo: Conocer puntos de vista de un@ o Vari@s actores claves en relación a un tema
Materiales: Nada
Tiempo: Una hora o más
Participantes: Variable
Desarrollo:
La selección de las personas invitadas no dependerá tanto de su especialización en el tema a abordar
sino en su disponibilidad para prestarse a un proceso realmente participativo y a no actuar como
una “autoridad”. En todo caso, se limitará su tiempo de intervención a fin de dedicar la mayor parte
del tiempo para preguntas y respuestas.
Teniendo en cuenta estas condiciones, no hay razón alguna para que una charla o un panel no
pueda ser una técnica provechosa dentro de un proceso de Educación Popular.


5.4.9. Formulación de alternativas


Este es un momento metodológico absolutamente imprescindible en todo proceso de
Educación Popular que tiene necesariamente que apuntar a una acción transformadora
sobre la realidad. Lamentablemente, es demasiado común que se obvie este momento.


130
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


1. Las botellas


Objetivo: Romper esquemas mentales, evidenciar la importancia de la solidaridad como
alternativa a la competencia y al individualismo
Materiales: Un balde lleno de agua, 1 vaso descartable y 1 botella por equipo
Tiempo: 10 minutos
Participantes: varios equipos de 5 ó 6 personas
Desarrollo:
Se les pide a l@s participantes conformar equipos de igual número de participantes y ubicarse en
fila detrás de una línea de partida, donde se coloca el balde de agua. A cada equipo se le da un vaso
y se coloca una botella frente a cada uno, a unos 10 metros de distancia. Una vez que cada equipo
esté ubicado en sus marcas, la/el facilitador(a) orienta sencillamente: “Llenen las botellas” sin dar
más explicaciones. De manera espontánea, empezarán las carreras en relevo, empujándose l@s
participantes de los diferentes equipos, desperdiciando agua en su afán de llenar su botella lo más
pronto posible, hasta que el primer equipo en llenarla gritará “iGanamosl”.
En este momento, la/el facilitador(a] les dice que no es cierto, provocando reacciones airadas,
reclamos, etc... Les pregunta entonces si recuerdan cuál era el objetivo planteado. Y se les aclara
que se trataba de llenar las botellas y no solamente una, que nunca se dijo que era competencia. Y
se les invita a concluir la dinámica, colaborando entre tOd@s de manera más fraterna y sin
desperdiciar ni agua ni esfuerzos, hasta llenar todas las botellas.
Obviamente, la reflexión que se genera después de esta corta dinámica consiste en subrayar que,
cada vez más en nuestras sociedades, tenemos interiorizado un comportamiento competitivo que
nos lleva a desperdiciar los recursos y a desgastarnos luchando un@s contra otr@s en vez de unir
fuerzas. Además, esto nos hace perder de vista otras alternativas posibles.


2. Las lanchas


Objetivo: Propiciar la organización y la búsqueda de alternativas basadas en
consideraciones éticas


Materiales: Nada
Tiempo: 15 minutos
Participantes: mínimo 10 personas [que no sea un número primo]
Desarrollo:
Es una dinámica muy útil para formar pequeños grupos heterogéneos de igual número de
participantes, sobre todo cuando ést@s tienen la tendencia a permanecer en grupitos de a1nig@s y a
no mezclarse con l@s demás. Se reúnen a tod@s l@s participantes de pies al centro del local y,
haciendo referencia a la película “Titanic” por ejemplo, se les plantea una situación de naufragio en
la cual no hay suficientes lanchas salva-vidas para todo mundo. Procurando salvar a la mayor
cantidad de personas, la/el capitán [que es la/el facilitador[a]] prueba varias opciones gritando, por
ejemplo: “¡FOrmen lanchas de 3 pasajeras/Os!”. Lo más rápidamente que puedan, el número
indicado de participantes tiene que agruparse para subirse en una lancha. Se advierte que si sobran
pasajer@s, la lancha se hundirá. La/el capitán(a] cambia la orden varias veces, intentando todas las
combinaciones posibles hasta que queden grupos parejos y, sobre todo, hasta que personas que no
acostumbran juntarse queden en el mismo grupo. Si se trata solamente de conformar pequeños
grupos de reflexión heterogéneos del mismo número de personas, la dinámica concluye allí.
Si no, se les plantea que, aún así, hay demasiadas personas en cada lancha, que el mar está lleno de
tiburones y que no hay esperanzas de que llegue otro barco pronto. En cada grupo, tienen que
identificar las diferentes Opciones posibles para salvarse. Después de 5 minutos de reflexión, nos
reunimos en plenario y cada grupo plantea las alternativas que imaginó, los criterios que se tomaron


131
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


en cuenta, etc... Muchas veces, más de un grupo opta por soluciones éticamente inaceptables como
echar por la borda al más viejo o la más vieja, a quien no tenga hij@s. En algunos casos, deciden
juntarse dos o más lanchas para buscar alguna solución común, etc.


5.4.9. Dinámica de planificación y organización


Después de formular alternativas orientadas a transformar la realidad y mejorar las
condiciones de vida objetivas de l@s participantes, todavía hace falta organizarse
concretamente para llevarlas a cabo.


Existen muchas dinámicas que apuntan al fortalecimiento organizativo así como al
desarrollo de las capacidades de planificación. Su aplicación permite analizar y mejorar la
organización enfatizando en la necesidad de una buena comunicación, de dividirse el


trabajo potenciando las competencias particulares de tod@s, establecer una secuencia
lógica, realizar un trabajo de equipo y planificar el trabajo de forma participativa y
democrática.


Entre otras técnicas que pueden ayudar para desarrollar estos aspectos, mencionaremos: La
Organización, La Baraja de la Planificación y El Puente.


1. La Organización


Objetivo: Identificar la importancia del trabajo colectivo, la planificación y la dirección del
trabajo


Materiales: Tijeras, pegamento, papel (esto para cada grupo de trabajo]
Tiempo: de 30 a 45 minutos
Participantes: grupos de 8 personas máximo
Desarrollo:
Se forman grupos de 8 personas como máximo, nombrándose en cada uno un[a) coordinadOr[a) y
un[a] observador[a] quien debe registrar cómo se organiza el grupo para realizar el trabajo. A cada
equipo se le entrega el material necesario. Se les dice que tienen 15 minutos para realizar el mayor
número posible de aviones [pueden ser ranas, casas, camisas o cualquier otra cosa) utilizando
técnicas de papiroflexia. El grupo que tenga más producción al finalizar el tiempo establecido es el
que gana. Terminado el tiempo se pasa a plenario donde cada grupo va mostrando su producción.
Empezando por el grupo ganador, cuentan cómo realizaron el trabajo, los problemas que tuvieron, lo
que facilitó hacer el trabajo, etc. Quien coordina va anotando en la pizarra o papelógrafo. Una vez
que el grupo dice cómo trabajó, el o la observador[a] cuenta cómo vio el trabajar al grupo.
Posteriormente se pasa a una discusión en plenario partiendo de lo que se anotó en papelógrafo. En
la discusión se puede analizar la importancia de la planificación, la dirección en un trabajo
colectivo o de equipo, la utilización de recursos, la división del trabajo, etc...


132
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Recomendaciones:
Enfatizar mucho lo relacionado con el trabajo en equipo: compartir conocimientos, el valor de la
crítica y autocrítica, el papel que juega la comunicación. Un inconveniente de esta dinámica es que,
muchas veces, un(a) participante impone un “modelo” que consideren fácil y rápido y l@s demás
sólo lo copian. Para evitar este problema, se puede preferir la variante siguiente.
Variante:
En vez de fabricar aviones de papel, se les puede pedir realizar una serie de tareas más
diversificadas, como una invitación a potenciar las capacidades particulares de tod@s l@s
miembros del grupo. Esta dinámica, conocida como “Las Tareas”, ya la realizamos durante el
desarrollo del módulo 3.


2. La Baraja de la Planificación


Objetivo: Ordenar los pasos que deben seguirse en un proceso de planificación
Materiales: tarjetas grandes [como si fueran naipes de una baraja) en las que se escriben 9


pasos de un proceso de planificación
Tiempo: 90 minutos aproximadamente
Participantes: grupos de 4 personas
Desarrollo:
Se divide a l@s participantes en grupos de 4 personas cada uno. Se elabora un juego completo de
naipes para cada grupo y uno adicional. En ellas se señalan los pasos siguientes: 1) Realizar un
diagnóstico de necesidades; 2) Formular los objetivos; 3) Definir las metas; 4) Analizar los recursos
que se tienen; 5) Planificar actividades; 6) Distribuirse las responsabilidades; 7) Distribuir el tiempo;
8) Ejecutar las actividades: y 9) Evaluación.
Se barajan todas las cartas y se reparten nueve a cada equipo, dejando las sobrantes al centro. Cada
equipo debe deshacerse de sus cartas repetidas y tener nueve cartas distintas en la mano o sea los
nueve pasos básicos para la planificación. Se juega como en un juego de naipes: un grupo descarta
una carta repetida y la coloca boca arriba en el centro, y toma la de encima de las ubicadas al centro
[sólo puede cambiar una a la vez). Si el grupo de la izquierda necesita esa carta que está hacia
arriba la toma, si no, saca la que sigue y descarta una repetida y así sigue.
Una vez que un grupo tenga las nueve cartas diferentes deberá ordenarlas de acuerdo a lo que creen
deben ser los pasos ordenados del proceso de planificación. Cuando alguno de los equipos
considera que su escalera (la secuencia de los 9 pasos de un proceso de planificación) está bien
ordenada grita: “¡Escalera! ”. Quien coordinador actuará como juez haciendo que el resto del grupo
descubra si hay o no errores. Si hay errores debe iniciar el reordenamiento. El primero de los
equipos que establece el orden correcto es el que gana.
Se discute en el plenario el por qué del orden de cada paso de la planificación. Los demás equipo
que se equivocaron deben mostrar su escalera y discutir a fondo el por qué de ese ordenamiento.
Luego de esto, cada grupo puede pasar a aplicar los pasos de la planificación en su plan de trabajo
concreto.


3. El puente


Objetivo: Reflexionar sobre la importancia de la organización, la cooperación y
coordinación a lo interno de un grupo de trabajo los equipos


Materiales: maskintape o sillas
Tiempo: 15 a 25’
Participantes: grupos de hasta 15 personas aproximadamente


133
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Desarrollo:
Si el número de participantes es mayor de 15, se formarán dos grupos iguales. Para cada grupo, se
pegan dos tiras paralelas de maskintape en el piso, simulando un puente de unos 30 cm. de ancho y
dos metros de largo. Se pide a tod@s l@s participantes del grupo ubicarse en fila en el puente y se
les pide ordenarse en función de diferentes criterios tales como: por edad de mayor a menor; por
tamaño del más bajo al más alto/a; por el número de hij@s; por el número de años de trabajar; etc...
Cada vez, se reordenan sin salirse del puente.
Una vez concluido el ejercicio o dinámica se reflexiona acerca de ¿Cómo se sintieron? ¿Qué pasó?,
¿Qué relación encuentran entre la dinámica y su trabajo en equipo? ¿Qué lecciones nos deja la
dinámica? ¿Qué estrategias utilizaron para moverse sin caerse al agua?
Variante:
. En vez de marcar el puente con maskintape, se puede usar una hilera de sillas sobre las cuales
estarán parad@s, lo cual lo hace más divertido.


. Esta dinámica puede servir también para presentación. En cada reordenamiento, se les pide
intercambiar nombres y otras informaciones básicas con sus vecin@s.


5.4.10. Evaluación


En todo proceso, es fundamental evaluar al final de manera participativa. Por una parte,
esto le permite al equipo facilitador conocer la valoración de l@s participantes con respecto
al contenido y desarrollo de la actividad para mejorar su práctica. Por otra parte, esto
contribuye a desarrollar la actitud crítica de l@s participantes y propicia su apropiación del
proceso. Sin embargo, si la evaluación se realiza como una formalidad, sin dedicarle


suficiente tiempo, este momento pierde toda relevancia. Para evitar esto es bueno que, en
el diseño metodológico, ya quede planificada la manera cómo se va a realizar la evaluación.
A continuación, algunos ejemplos de técnicas de evaluación.


1. Evaluación escrita con preguntas generadoras


Objetivo: Evaluar diferentes aspectos relacionados con el contenido y desarrollo de una
actividad


Materiales: Papel, lápices
Tiempo: 10 minutos
Participantes: Indiferente
Desarrollo:
Se les pide a l@s participantes evaluar el taller en base a una serie de preguntas generadoras
preparadas de antemano, tales como:


> ¿Qué aprendimos hoy’?
> ¿Cómo estuvo nuestra participación en el taller?
> ¿Qué le pareció la facilitación y la metodología del taller?
> ¿Nos va a servir el contenido para nuestra vida cotidiana?


134
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Es siempre bueno dejar también un espacio para que formulen otros comentarios. También es
importante garantizar el anonimato para evitar que l@s participantes se inhiban de formular
críticas.
Este tipo de evaluación plantea diferentes problemas. En primer lugar, al hacerse al final de una
jornada de reflexión, generalmente no le dedican mucha atención. Por otra parte, el equipo
facilitador recoge las evaluaciones y no se puede garantizar una retroalimentación, por lo menos no
hasta el siguiente taller, en el mejor de los casos.
Variante:
. Estas preguntas pueden prepararse de antemano en un formato impreso.
. Para facilitar el aporte de cada participante se puede pedir que valoren en una escala ordinal de 1 a
10, o en una escala nominal (Excelente, Bueno, Regular, Malo, Pésimo], incluyéndose cada vez un
espacio para que justifiquen su respuesta.


2. Evaluación oral en lluvia de ideas


Objetivo: Evaluar diferentes aspectos relacionados con el contenido y desarrollo de una
actividad


Materiales: Papelógrafos, marcadores
Tiempo: 10 minutos
Participantes: Indiferente
Desarrollo:
Las preguntas generadoras planteadas en la modalidad anterior pueden formularse oralmente y se
registra en papelógrafo, directamente, los comentarios de l@s participantes. Es más espontáneo
pero, en función del nivel de confianza existente entre participantes y equipo facilitador, el hecho
de suprimir el anonimato puede reducir la actitud crítica. En cambio, esta modalidad permite una
retroalimentación directa.


3. Evaluación en pequeños grupos


Objetivo: Evaluar diferentes aspectos relacionados con el contenido y desarrollo de una
actividad


Materiales: Papel y lápices
Tiempo: 10 minutos
Participantes: Indiferente, en parejas o pequeños grupos
Desarrollo:
Se les pide a l@s participantes reunirse en parejas o en pequeños grupos para comentar acerca del
desarrollo y el contenido del taller, ya sea en base a preguntas generadoras o de manera libre.
Luego, expresan sus observaciones por escrito u oralmente, siguiendo cualquiera de las dos
modalidades anteriores. Esto permite una evaluación más consensuada.


135
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC—4. 1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Bibliografía especializada


o Agallo Barrios A. (1983), Dinámica de grupos. Más de 100 juegos para practicar en clase.
Colección Didáctica Contemporánea. Editorial Piedra Santa, Guatemala, 66 pp.


o Castillo P. (red.) (1999), Valores personales. ICI - Panamá, Colombia, 104 pp.


o Cirigliano G. y Villaverde A. (1197), Dinámicas de grupos y Educación. Lumen-Humanitas,


Buenos Aires, 239 pp.


o Geilfus F. (1997), 80 herramientas para el desarrollo participativo. Diagnóstico -


Planificación — Monitoreo — Evaluación. IICA, El Salvador, 208 pp.


o Gómez G. y otras/os (recopilación y redacción] (1999), Vamos a jugar. Iuegos y dinámicas
para Ia Educación # 1. Equipo Maíz, El Salvador, 114 pp.


o Gómez G. y otras/os (recopilación y redacción] (2000), Vamos a jugar (otra Vez]. [uegos y


dinámicas para 1a Educación # 2. Equipo Maíz, El Salvador, 93 pp.


o Gómez G. y otras/os (recopilación) (2002), Vamos a jugar de nuevo. Iuegos y dinámicas


para Ia Educación # 3. Equipo Maíz, El Salvador, 93 pp.


o Londoño A. (1995), 112 dinámicas. Ediciones Dabar, México, 138 pp.


o Marenco A. (1195), Dinámicas de grupo. Guía práctica. Ed. UCA - colección Textos,
Managua, 314 pp.


o Pérez de Villar Ruiz MJ. y Torres Medina C. (1999), Dinámica de grupos en formación de
formadores: casos prácticos. Herder - Biblioteca de Psicología - Textos Universitarios,


Barcelona, 228 pp.


o Sáenz de Aldana I. (2003), Trabajo con grupos. Dinámicas de Integración. SERCAP,
Guatemala, 113 pp.


o Vargas L. y Bustillos G. (1984), Técnicas participativas de Educación Popular (2 tomos),


CEP-Alforja, San Iosé, 284 pp.


136
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


B. CÜHCIUUEHÜÜ


Como base para construir colectivamente nuestras conclusiones, reproducimos
algunas de estas famosas expresiones de Paulo Freire así como citas de otras/os
autoras/es, que sintetizan los principales aspectos de la Educación Popular como
sistema metodológico. Comentémoslas...


* Soy sustantivamente político, y sólo adjetivamente pedagogo.
* Educación Popular es un concepto que se define en la praxis.
* No tiene sentido acercarnos hacia una concepción de la Educación


Popular, ni por sus posibles modalidades, ni por el lado de los
métodos, técnicas o procedimientos que se utilicen sino por la
ubicación del carácter de clase del proceso educativo.


* Aprender es para nosotr@s, construir, reconstruir, constatar para
cambiar, y que nada se hace sin apertura en el riesgo y en la
aventura del espíritu.


* Tod@s nosotr@s sabemos algo. Tod@s nosotr@s ignoramos algo.
Por eso, aprendemos siempre.


* La cultura no es un atributo exclusivo de la burguesía. L@s
llamad@s “ignorantes” son hombres y mujeres cult@s a l@s que se
les ha negado el derecho de expresarse, y por ello, son sometid@s a
Vivir en una “cultura del silencio”.


* Nadie libera a nadie, ni nadie se libera solo. Los seres humanos se
liberan en comunión.


* La Pedagogía del Oprimido, deja de ser del oprimido, y pasa a ser la
pedagogía de los seres humanos en proceso de permanente
liberación.


137
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Técnicas de Educación Popular Abril 2005


ic


ic


La actitud es escuchar, que está más allá de oír. Muchas Veces
oímos muchas cosas, pero tenemos que tratar de escuchar lo que el
otro o la otra está queriéndonos decir, esto es una actitud
fundamental.


Cuando hablo de humildad, no estoy hablando de humillación,
estoy hablando de una actitud fundamental que reconoce que en la
otra persona hay siempre una parte de Verdad, aún cuando se trata
de contra quien estamos luchando.


Es necesario desarrollar una pedagogía de la pregunta. L@s
profesoras/es contestan a preguntas que estudiantes no han hecho.


El diálogo y el conflicto son factores constitutivos de un proceso de
construcción democrática.


En la Educación Popular no hay aulas, ni cursos específicos, ni
grados, ni textos... la “escuela” es la Vida cotidiana de los grupos y
sectores populares.


Separada de la práctica, la teoría se transforma en simple
Verbalismo. Separada de la teoría, la práctica no es más que
activismo ciego. Es por eso que no hay auténtica praxis fuera de la
unidad dialéctica, acción — reflexión, práctica — teoría.


El fortalecimiento de las organizaciones clasistas constituye el
objetivo principal de la Educación Popular.


La Educación Popular será tal, en la medida que sea — efectiva y
prácticamente — un arma que permita a las clases populares asumir
organizadamente, con lucidez y pasión, su rol de sujetos activos en
la construcción de la historia.


Hoy, en pedagogía, se puede estar con Freire o contra Freire, pero no
sin Freire.


138
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


AflEXO_
Escuela Sub Regional de Formación Político - Pedagógica para una Educación
Transformadora de la Coordinación Regional de Educación Popular ALFORIA


Para presentación eu Encuentro de Educación Popular en VFaro MundialPuerto Alegre, Enero 2005
ElaboradoporAua Blc/ral, responsable de la Escuela SubregionalALFORIA


1. La Escuela Sub Regional como parte de un sistema de formación integrado


Desde hace más de 10 años la Fundación Promotora de Cooperativas ha estado
impulsando un esfuerzo de formación político-pedagógica en Educación Popular


para dirigentes y educadoras/es del movimiento social de El Salvador, en el
marco de la coordinación regional de Educación Popular, Red ALFORJA, cuya
coordinación asume en este momento.


A partir del 2002, tres centros de le Red Alforja, SERIUS de Guatemala,


CENCOPH de Honduras y FUNPROCOOP de El Salvador, deciden convertir el
espacio de la Escuela Metodológica en Educación Popular de FUNPROCOOP en
una Escuela Subregional de la Red Alforja e integrar un solo sistema de formación
para fortalecer las capacidades políticas y pedagógicas de militantes y
educadoras/es de los movimientos populares de Guatemala, Honduras y El
Salvador, aportar a la construcción de movimientos regionales y promover el
intercambio entre sujetos políticos de estos países con la proyección de integrar
más adelante a participantes de Chiapas del sur de México.


A partir de esta decisión, participaron dirigentes y educadoras/es de los tres
países en la Escuela Subregional para una Educación Transformadora en El


Salvador, estos participantes asisten a 5 módulos de una semana a lo largo de un
año, y se comprometen a asumir la responsabilidad de participar como
educadoras/es en las escuelas de formación político-pedagógica de sus respectivos
países.


Así en Guatemala, en el año 2004, SERIUS inicia una escuela nacional de


formación político-pedagógica en Educación Popular, dónde participan
educadoras/es del movimiento popular que a su vez asumen responsabilidades


_ 1 _
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


para la reproducción de los principales temas en tres escuelas regionales en
Quezaltenango, Ichcan y Ciudad de Guatemala, también impulsadas por SERIUS.
En todas estas escuelas se retoman los principales contenidos de la Escuela
Subregional, adaptándolas a las necesidades del contexto nacional y de las
respectivas regiones donde se impulsan estos procesos de formación.


En El Salvador, la FUNPROCOOP asume la responsabilidad de impulsar una
escuela de formación política con el Movimiento Popular de Resistencia, 12 de


Octubre, MPR12, en 10 zonas del país y aprovecha el espacio de la Escuela
Subregional de la red Alforja para la formación de las/os educadoras/es que
imparten los talleres de cada una de las escuelas locales, al mismo tiempo
realiza un proceso de seguimiento a estos/as educadores/as mediante jornadas de
preparación de contenidos y metodología de las diferentes jornadas de las
escuelas de militantes del MPR12. Para las escuelas del MPR12 se retoman


algunos contenidos de la Escuela Subregional, y se adaptan a la realidad
salvadoreña y del movimiento, pero el énfasis esta más en la dimensión política
ya que en este caso no se pretende formar a educadoras/es.


En Honduras, hasta la fecha solamente han participado educadoras/es de algunas
organizaciones del Movimiento Popular, y es recién en este año que CECOPH
plantea abrir un espacio de formación con la participación de algunos/as ex-
estudiantes de la escuela subregional para reproducir los principales contenidos
de esta, siempre tomando en cuenta el contexto específico de Honduras.


A futuro se está pensando en convertir el espacio de la Escuela Subregional en
dos esfuerzos diferentes ya que poco a poco la formación de educadoras/es de los
movimientos sociales será asumida en cada uno de los países respectivamente.
Por un lado se piensa realizar una serie de 3 talleres por año donde participarán
únicamente educadoras/es de las escuelas nacionales, para el intercambio y


elaboración de información teórica e instrumentos didácticos y la sistematización
de las experiencias nacionales para mejorar la calidad política y pedagógica de los
procesos de formación de cada país. Además en este espacio se integrarían las/os
educadoras/es de las escuelas de formación de los demás Centros de ALFORJA, en


_ 2 _
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


la medida que se consigue el financiamiento para estas. Por otro lado se
impulsarán una serie de foros-talleres (1-2 por año) sobre los temas específicos
que se considere necesario profundizar desde una visión mesoamericana, como
un esfuerzo de seguimiento a las/os participantes más destacadas/os de las
diferentes escuelas y para fortalecer la articulación de los diferentes movimientos
populares de Mesoamérica para su acción coordinada.


Finalmente, desde ya, el equipo de educación de FUNPROCOOP y algunas/os
educadoras/es de la Red Alforja han aportado a los diseños de contenidos y
metodología del Foro Mesoamericano de los Pueblos, y realizaron la preparación
y asesoría de las/os facilitadoras/es de este evento que este año se desarrolló en
Julio del 2004 en San Salvador. Pensamos que esto es un esfuerzo que se podrá
seguir realizando en este y otros espacios, en la medida que se consolide todo este
sistema de formación.


Z. Los principales aspectos de la Escuela Subregional para una Educación
Transformadora


Como lo dice su nombre, el objetivo principal de esta escuela es desarrollar
capacidades políticas y pedagógicas para transformar: transformar a las personas
que participan, aportar a la transformación de sus organizaciones y movimientos


a los cuales pertenecen, y a la vez contribuir a la transformación de la sociedad en
la cual vivimos. Para ello el eje central alrededor del cual articulamos todos los
contenidos y la misma metodología es:


Relaciones de poder, equidad y participación política


El diseño del proceso pretende articular cinco módulos de manera coherente con
nuestra forma de concebir la construcción colectiva del conocimiento, es decir


que m construyendo un punto de partida con las/os participantes desde su
práctica, su historia, sus concepciones y visiones, desde el mismo contexto en el


cual viven en sus países a nivel regional y mundial, para ubicar las principales
contradicciones, nudos y retos que enfrentan en su trabajo educativo y en su
acción política transformadora.


_ 3 _
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


En un segundo momento se profundiza en algunos temas clave,
problematizándolos siempre desde las prácticas y concepciones de los/as
mismos/as participantes, cuestionando estas, aportando nuevas teorías, para
finalmente sacar conclusiones que abonan a cambios en las actitudes, Visiones y
prácticas políticas y educativas de las/os participantes.


En un tercer momento, en base a la misma metodología aplicada a lo largo de los
diferentes talleres se profundiza en la metodología, concepción e instrumentos de
la educación popular, tratando de ejercitar algunos instrumentos, de reconocer la
lógica de los procesos de construcción de conocimiento articulados a procesos de
acción política.


Y finalmente se hace una recuperación de toda la experiencia vivida, como un


ejercicio de sistematización participativa que permite reforzar los principales


aprendizajes aprendidos a lo largo de la escuela, y nos arroja luces para mejorar
estos procesos de formación a futuro.


Así, si bien todos los años se mantiene la lógica central de este proceso, también
año por año se le hace aportes y cambios para mejorar y enriquecer esta oferta de
formación.


Concretamente los Principales Contenidos abordados a lo largo de 5 talleres de 4
días y medio son los siguientes:


1er Módulo: La realidad, nuestras prácticas y concepciones para transformarla


En este módulo el énfasis está centrado en realizar un diagnóstico del grupo de
participantes con el cual se inicia el proceso, mediante lo que llamamos en
ALFORIA el triple diagnóstico, que hoy es incluso quíntuple, puesto que aparte
de Ver las prácticas políticas y educativas de las/os participantes, sus
concepciones, Visiones y el contexto, también se abordan sus motivaciones y los
principales aprendizajes de su historia. En un segundo momento se
interrelacionan estos aspectos, confrontándolos para ubicar las contradicciones
que surgen entre ellos para formular los principales retos que se les presentan a
las/os participantes en cuanto a su práctica política y educativa. A lo largo de
todo este taller se articulan los contenidos a la propuesta de Educación Popular
de la Red Alforja, su metodología y su visión de la realidad para finalmente
despertar la esperanza en la posibilidad de cambiar la realidad mediante
procesos educativos y políticos y comprometer a cada participante con esa


_ 4 _
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


posibilidad de cambio. Al mismo tiempo las/os participantes han vivido a lo
largo del taller un proceso de construcción colectivo del conocimiento y
encuentran algunas pistas para hacer cambios en prácticas educativas y políticas.


2do Módulo: Relaciones de Poder, Cultura e Identidad


Este es el primer módulo de profundización y análisis crítico, para ello se parte de
una interpretación crítica de las relaciones de poder que establecen las/os
participantes en su casa, en su trabajo, para finalmente relacionar estas a las
relaciones de poder que se implementan en el ámbito público comunal, nacional
y mundial. Desde esta reflexión se empieza a analizar la construcción social de
las relaciones de poder y de todas las relaciones humanas, relacionándolo con la
construcción de una cultura hegemónica mundial capitalista y patriarcal,
dominadora y vertical que se contrapone a y obstruye la construcción de culturas
emancipadoras de cambios.
A partir de esta reflexión se aborda la construcción de identidades de género, de
pueblos, de organización o movimiento, tratando de contraponer identidades
opresoras y liberadoras, y se va descubriendo cómo la identidad es un elemento
subjetivo fundamental que es parte de nuestra construcción social, es la
identidad que nos proporciona sentido de pertenencia y nos da la seguridad
necesaria para asumir riesgos, para atrevernos a romper los límites de lo
establecido. También Vemos que podemos des-construir y reconstruir estas
identidades a través de cambios que implementamos en las relaciones que
establecemos con las/os demás en lo personal y en lo colectivo. Que estos
cambios nos llevan a construir una nueva cultura liberadora desde nuestras
prácticas políticas y educativas.
También se ve la necesidad de construir una correlación de fuerza contra-
hegemónica al poder establecido que hoy hegemoniza al mundo y nos penetra en
nuestras prácticas y en lo más íntimo de nuestros sueños, y funciona como un
poder oculto que nos inmoviliza. Vemos que una correlación de fuerza a favor de
una cultura liberadora empieza desde lo más pequeño, desde la casa, pero
también se tiene que intencionar en nuestras organizaciones y en lo público, en la
calle, como movimientos en alianza con partidos políticos populares, etc...
Así reflexionamos que para tener poder de cambio real, es importante la
construcción de identidades revolucionarias de clase, capaces de integrar
nuestras identidades más fragmentadas de género, de pueblos, de sectores, de
razas sin sustituir estas, y finalmente abonar a la construcción de una cultura con
valores de solidaridad, cooperación que se concreta en acciones educativas y
políticas que acumulan un poder desde abajo, desde adentro, y que enfrenta el
reto de poder ser contra-hegemónico a la cultura del poder hegemónico basado en
valores capitalistas y patriarcales. Por otro lado, se hace énfasis en la necesidad
de construir o fortalecer un referente político capaz de hacer suyo esta identidad
revolucionaria y a la vez capaz de movilizar a la población y construir correlación
de fuerza en las calles.


_ 5 _
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Por otro lado se trabaja alrededor de la frase clave “El mandar obedeciendo” que
expresa una nueva forma de ejercer el poder, de manera horizontal, asumiendo
responsabilidades y no sólo derechos, respondiendo a las/os que nos delegan
poder, desde la familia, desde nuestras organizaciones, en las formas de cómo
educamos y hacemos política, y apuntamos pistas para establecer, desde ya, estas
nuevas relaciones de poder como muestras de la nueva sociedad que queremos
construir y que al implementarlas fortalecen nuestras identidades revolucionarias
y nos llevan a inventar nuevas formas de actuar políticamente.


3er Modulo: El proyecto capitalista-neoliberal y el proyecto de un nuevo mundo
posible


Se presenta la propuesta capitalista neoliberal y se descubre conjuntamente cómo
esta influye en nuestras prácticas que creemos transformadoras. Se analizan
críticamente algunas experiencias como por ejemplo los presupuestos
participativos de Puerto Alegre, las estrategias del MST, las propias experiencias
de las/os participantes, para tratar de sacar pistas de cómo implementar
experiencias que no abonen a las mismas estrategias del neoliberalismo, que
finalmente en vez de abonar a un desarrollo sostenible, como lo enuncian
nuestros proyectos, sólo aportan a la sostenibilidad del subdesarrollo y
obstaculizan la liberación del ser humano, cuartando sus posibilidades de acción
política.
Desde el análisis de varias experiencias como la de Nicaragua, Cuba, Venezuela,
de los movimientos revolucionarios de Guatemala, y El Salvador, se retorna el
debate sobre socialismo y comunismo, tratando de sacar los principales
aprendizajes que nos dejan estas experiencias para finalmente reflexionar sobre el
proyecto político que es necesario construir en nuestros países. Se profundiza en
el rol que deben de asumir los partidos políticos populares y su relación con los
movimientos populares. Se trata de re-significar términos como sujetos políticos
y referentes políticos, se abre el debate sobre el protagonismo, el Vanguardismo y
se amarra con las reflexiones del taller anterior sobre las nuevas relaciones de
poder. Los limitantes del democratismo y una nueva concepción del socialismo
que permita la participación real de los sectores populares, pero al mismo tiempo
garantice una conducción política de los procesos transformadores.


4to Módulo: Metodología, aplicación de métodos y técnicas en la Educación
Popular


En este modulo el énfasis está en nuestra propuesta de Educación Popular de la
red ALFORIA, no como una propuesta terminada sino como una propuesta en
construcción permanente a la cual también abona las misma escuela subregional,
puesto que todos sus módulos se implementan sobre la base de esta metodología.
La reflexión inicia sobre diferentes modelos educativos, y las/os participantes
reconocen en sus prácticas cómo aplican estos modelos y cómo muchas veces
implementan prácticas conductistas y bancarias. Se hace énfasis sobre la


_ 5 _
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


diferencia entre enseñar y aprender a ser, y finalmente se retoma la palabra de
Freire: ”¡Educar es el momento mágico en que perdemos la tentación de enseñar!”
y esta frase cruza todos los momentos de este módulo.
Luego profundizamos en el proceso de construcción colectiva del conocimiento,
reconocemos los principales momentos que debe contemplar este para que las/os
integrantes participen de este, puedan interpretar críticamente sus Visiones y
prácticas y de ahí adquieran nuevos conocimientos prácticos y Visiones. Se hace
toda una reflexión sobre la importancia de relacionar estos procesos con la
práctica política de las/os participantes, y se trata de encontrar formas de cómo
relacionar los procesos educativos con procesos políticos, integrando a los
objetivos educativos objetivos políticos capaces de orientar procesos más
integrales.
Finalmente se hacen una serie de ejercicios prácticos para afianzar las
capacidades pedagógicas de las/os participantes, para terminar reflexionando
sobre el perfil y las actitudes que hay que construir para ser un Educador Popular.
En este sentido se vuelve a remarcar como el/la educador(a) tiene poder y según
como lo maneja logrará implementar un verdadero proceso colectivo de
construcción del conocimiento.


5to Módulo: La sistematización participativa de nuestras experiencias para
aprender de ellas


En este módulo se presenta la propuesta de sistematización de Alforja, también
como una propuesta en construcción sobre la cual se abre el debate en algunos
momentos del taller. Se parte de un ejercicio personal de las/os participantes
sobre su Vida personal alrededor de sus prácticas y compromisos políticos y
sociales. Este ejercicio permite reflexionar sobre la importancia de recuperar la
historia para Ver el futuro, sirve para hacer puentes entre los momentos difíciles
del pasado y el hoy, nos permite recordar el futuro. También el ejercicio permite
reconocer los diferentes momentos de un proceso de sistematización.
En un segundo momento se hace un ejercicio de sistematización de la misma
experiencia de la escuela metodológica, lo cual permite afianzar los
conocimientos adquiridos a lo largo de la escuela y aplicar diferentes
instrumentos de sistematización. Finalmente se trata de hacer una propuesta de
sistematización a aplicarse en las organizaciones e instituciones participantes.


El seguimiento Inter Taller


Para relacionar todo este proceso con la práctica concreta de las/os participantes,
en cada taller las/os participantes asumen compromisos concretos de actividades
y cambios personales que Van a implementar en sus prácticas. También se
comprometen con realizar algunas lecturas y se les entrega una guía de lectura
para que realicen una pequeña síntesis de lo leído con una interpretación crítica


_ 7 _
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E-DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


de su contenido. Así al inicio de cada taller las/os participantes analizan
críticamente lo realizado y presentan sus dudas o nudos encontrados en estas
prácticas y lecturas.


3.


1.


Los principales aprendizajes y valoraciones sobre esta experiencia


Un elemento fundamental es haber aprendido a interrelacionar lo político con
lo pedagógico, logrando así que las/os participantes se comprometan o
reafirmen este compromiso con su historia y la historia de sus pueblos y con
las transformaciones que se necesitan realizar. Esta interrelación permanente
es la esencia de nuestra propuesta de Educación Popular, es la que marca la
diferencia con otras propuestas educativas y nos ha permitido contribuir a
contrarrestar de una manera convincente la despolitización que sufren
nuestras sociedades post-guerra.
El hecho de hacer interactuar participantes con cierta formación académica
con dirigentes locales representa un reto que no siempre hemos logrado
superar del todo, pero a la Vez es una manera de interrelacionar diferentes
sectores e identidades en un mismo espacio lo cual enriquece los
conocimientos que se Van construyendo y permite ejercitar en este mismo
espacio relaciones de poder diferentes. Así el propio espacio de la escuela
metodológica se convierte en un laboratorio de las transformaciones que
queremos realizar.
Reafirmamos la importancia de relacionar siempre la práctica concreta de
las/os participantes con las teorías que Vamos construyendo, única manera de
hacer transformaciones reales en las personas, en las instituciones u
organizaciones y en los contextos dónde interactúan. Sin embargo, Vemos que
logramos más transformaciones personales, mientras que la incidencia en las
organizaciones e instituciones de las/os participantes depende mucho de los
espacios que tienen para aplicar sus nuevos conocimientos.
Los procesos transformadores son muy lentos y muchas Veces nos urge el
cambio y corremos el riesgo de arrebatar los procesos y querer abordar
demasiado temas a la Vez. Saber dosificar la interrelación de contenidos
teóricos con contenidos metodológicos es un reto permanente que nos cuesta
superar y el espacio de la escuela se nos hace muy corto para poder incidir
más. De ahí el hecho de interrelacionar este espacio de formación con
procesos de formación concretos, como el de la formación de militantes del
MPR12 por ejemplo, ha sido un acierto porque es el espacio dónde podemos
profundizar más en todo lo abordado a lo largo de la escuela, a la Vez es un
proceso de Validación de nuestra propuesta, nos orienta sobre cuáles son los
puntos a profundizar y cuáles son menos importante. Sin embargo, existe la
demanda permanente de hacer talleres de seguimiento y de profundización, a
la cual no hemos podido dar respuesta hasta la fecha.


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTION DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


5. La importancia de trabajar la dimensión subjetiva y nuestras limitantes para
hacerlo bien. Hemos aprendido mucho de la psicología social y del
feminismo, lo cual ha fortalecido nuestra capacidad para hacerlo, pero
también tuvimos que reconocer claramente cuando eran situaciones que no
podíamos manejar por carecer de mayores conocimientos en este campo.


Toda esta experiencia nos permite reafirmar la Vigencia de la Educación Popular
para la transformación de nuestra realidad, sin embargo ha sido necesario el
análisis crítico permanente de nuestras prácticas en este campo, y en ello


contribuyeron cada uno de los módulos desarrollados a lo largo de estos años.
Vemos que en los contextos tan adversos en los cuales nos toca Vivir en la
actualidad, la Educación Popular solamente se justifica si se hace de manera
sistemática, que requiere de muchos conocimientos pedagógicos y compromiso
político, No tenemos el derecho de llegar simplemente a ‘revolver la ignorancia
de la gente’, o decirles lo que hay que hacer. Nuestra responsabilidad como
educadoras/es es grande y tenemos mucho poder, tenemos que ser capaces de
hacer las preguntas adecuadas en el momento adecuado, saber profundizar en el


conocimiento, aportando nuevas teorías, nuevas visiones, hacer que las/os
educandos aprendan a ser críticos de si mismas/os, de los procesos que impulsan
y de los contextos en los cuales Viven, que puedan argumentar sus propuestas y
asumir responsabilidades para llevarlas a cabo. Solamente así podemos orientar
los procesos de construcción colectivo de las/os educandos y de sus
organizaciones populares hacia la transformación de esta realidad en una realidad
más justa y liberadora.


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTION DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


Bibliografía
. Acevedo J. y Acevedo P. (2000), Consejos para elpromotor de salud. CEIBA,


Guatemala, 55 pp.


. Alas H. (1979), Domesticación escolar. Una auto-educación antropológica comunitaria.
EDUCA, San José, 198 pp.


. Arríen J.B. (1997), Educación en Concertación. Para un proyecto educativo nacional.
PREAL-UCA, Managua, 223 pp.


. Asociación de Pedagogos de Cuba (1998), Selección de lecturas sobre Metodología de la
Educación Popular. CIE, La Habana, 73 pp.


. Asociación de Pedagogos de Cuba (1999), Selección de lecturas sobre Trabajo
Comunitario. CIE, La Habana, 117 pp.


. Assmann H. (198 l), Nicaragua triunfa en la alfabetización. MED _ DEI, Managua —
San José, 673 pp.


. Ayales I. y otras/os (1991), Haciendo camino al andar: guía metodológica para la acción
comunitaria. OEF — internacional, Washington D.C., 243 pp.


. Bamdt D. (1995-2), Para cambiar esta casa. La Educación Popular en el tiempo de los
sandinistas. INIEP, Managua — Nicaragua, 178 pp.


. Bosco Pinto J. (1987), La Investigación-Acción. Agencia canadiense para el desarrollo
internacional, Colombia, 123 pp.


. Bower B. y David W. (1962), Aprendiendo a promover la salud. Fundación Hesperian,
California, 622 pp.


. Burn D., Kart I. y Levin L. (2003-5), Hacia una gestión participativay eficaz. Manual
con Técnicas de Trabajo Grupalpara Organizaciones Sociales. Ediciones CICCUS,
Argentina, 272 pp.


. Bustillos G. y Vargas L. (1999), Técnicas Participativas para la Educación Popular.
Tomo 2. Editorial Popular, Madrid, 185 pp.


. CIAZO — Equipo Técnico y Administrativo (1996), Acción. CIAZO, San Salvador, 39 pp.


. Colectivo del libro de salud de las mujeres de Boston (1981-3), Nuestros cuerpos,
nuestras vidas. Un libroporypara las mujeres. The Boston womans Health book
colective, Boston, 383 pp.


. CUJAE (1997), Factor humano en el trabajo comunitario. Especialidad en Participación
Comunitaria y Gestión de Calidad de Servicios, La Habana — Cuba, 68 pp.


. de Wit T. y Gianotten V. (1983), Investigación Participativa en un contexto de Economía
campesina en Memoria del II seminario latinoamericano de investigación
participativa. CREFAL, México, p. 227-278.


139
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


. Durán Quiroz S. y Stuart Howay D. (1999), Propuesta metodológica de Educación desde
ypara el sector rural de Nicaragua. PREAL-UCA, Managua, 161 pp.


. Escobar G. M. (1985), Paulo Freirey la educación liberadora. Ediciones El Caballito,
México, 160 pp.


. Espinoza J. y Martínez M. (2002), Salud Comunitaria: conceptos, métodos,
herramientas. Acción Médica Cristiana, Managua, 563 pp.


. Fernández R. (2001), Metodología de Educación Popular entre Mujeres. Memoria del
III taller — Curso de Género entre mujeres desde la perspectiva de Educación
Popular. CANTERA, Managua — Nicaragua, 84 pp.


. Freire P. (1969), La educación como práctica de la libertad. Siglo XXI — Editores,
México, 151 pp.


. Freire P. (1970), Pedagogía del oprimido. Siglo XXI — Editores, México, 245 pp.


. Freire P. (1973), ¿Extensión o comunicación? La concientización en el medio rural.
Siglo XXI — Editores, México, 109 pp.


. Freire P. (1984), La importancia de leery elproceso de liberación. Siglo XXI — Editores,
México, 176 pp.


. Freire P. (1997), La educación en la ciudad. Siglo XXI — Editores, México, 168 pp.


. Freire P. (1997), Pedagogía de la Autonomía. Siglo XXI — Editores, México, 139 pp.


. Freire P. y Macedo D. (1987), Alfabetización. Lectura de la palabra y lectura de la
realidad. Paidós, Buenos Aires, 176 pp.


. Geilfus F. (1997), 80 Herramientaspara el desarrollo participativo. IICA/Holanda, San
Salvador, 207 pp.


. Gómez M. G. y otras/os (2000), En el camino se arreglan las cargas. Guía Metodológica
para la capacitación y organización de asociaciones comunes # I. MAIZ, San
Salvador, 32 pp.


. Gómez M. G. y otras/os (2001), Metiendo la cuchara. Guía Metodológico para la
capacitación y organización de asociaciones comunes # 2. MAIZ, San Salvador, 28
PP-


. Gómez M. G. y otras/os (2002), Hablando se entiende la gente. Guía Metodológico para
la capacitación y organización de asociaciones comunes # 3. MAIZ, San Salvador,
40 pp.


. Herrera E. (2004), Seminario de Tesina. CURN-CICAP, Estelí — Nicaragua, 28 pp.


. Herrera E. y Van de Velde H. (2004), Autodiagnóstico Socio-Económico. CURN-CICAP,
Estelí — Nicaragua, 138 pp.


. Lacayo F. (1983), La investigación participativa en el contexto de la Educación de
Adultos en Nicaragua en Memoria del II seminario latinoamericano de investigación
participativa. CREFAL, México, p. 193-223.


. Lara de Iriarte N. (1994-3), Creatividad. DOCE # 6. SERCAP, Guatemala, 34 pp.


140
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


. Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional (marzo 1983 — año de la lucha por la paz y
la soberanía), Fines, Objetivos y Principios de la Nueva Educación. MED, Managua,
23 pp.


. Ministerio de Educación (1986), Formarpara Transformar. Cuadernos para una
Educación Popular. MED, Managua-Nicaragua, 48 pp.


. Moreno M. del P. y otras/os (1997), Educación Popular: una metodología. ICI, Panamá,
119 pp.


. Núñez H. C. (1992-2), Educarpara transformar, transformarpara educar. Una
perspectiva dialéctica y liberadora de educación y comunicación popular. IMDEC,
México, 272 pp.


. Ochoa M. y Van de Velde H. (2002), Técnicas de Educación Popular. Módulo y
Memoria. CICAP — Cruz Roja / Proyecto de Salud Comunitaria, Estelí — Managua,
20 pp. — 14 pp.


. Peresson T. M., Mariño S. G. Y Cendales G. L. (1983), Educación Populary
Alfabetización en América Latina. Editorial Dimensión Educativa, Bogotá, 415 pp.


. Pérez M. y Van de Velde H. (2004), Procesamiento de Datos. CURN-CICAP, Estelí —
Nicaragua, 68 pp.


. Preiswerk M. (1995), Un telarpara la educación. CELADEC, Brasil, 138 pp.


. Quiroz Durán S. y Suart Howay D. (1999), Propuesta metodológica de Educación desde y
para el sector rural de Nicaragua. UCA — PREAL, Managua — Nicaragua, 161 pp.


. Ramírez G. Ma. del S. (1972), Métodos de Educación de Adultos. Editorial Marsiega,
Madrid, 190 pp.


. Rivera H. (coordinador) (2004), Los derechos de la niña y el niño. Artículos del 1 al 41
de la Convención sobre los derechos del niño explicados. FESPAD, San Salvador,
88 pp.


. Rocha Y. (coord.) (2004), La educación popular ante la educación formaly los nuevos
desafíos. Memoria del Foro — IPADE. IPADE, Managua, 251 pp.


. Rodríguez Pérez R. y Van de Velde H. (2005_a), Dirección: Motivación, liderazgo y
trabajo en equipo. CURN-CICAP, Estelí — Nicaragua, 141 pp.


. Rodríguez Pérez R. y Van de Velde H. (2005_b), Dirección: Motivación, liderazgo y
trabajo en equipo. Anexos. CURN-CICAP, Estelí — Nicaragua, 83 pp.


. Romero E. (2000), Harinapara mi costaL Una experiencia de educación popular en El
Salvador. Equipo Maíz, San Salvador, 122 pp.


. Ruíz E. y Sánchez I. (1988), Elementospara el análisis y el seguimiento de una
coyuntura en Cuadernos de Educación Popular # 6. Centro de Estudios Ecuménicos,
México, p. 9-50.


. Ruíz Olabuenaga J.I., Morales P. y Marroquín M. (1975), Paulo Freire. Concientización
yAndragogía. Paidós, Buenos Aires, 260 pp.


141
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


. Saenz de Aldana I. (2003-5), Trabajo con grupos. Dinámicas de integración. DOCE # 12.
SERCAP, Guatemala, 113 pp.


. SCEP (1999), Manual del Equipo Municipal de Planificación. La Comunidady sus
proyectos. Participación activa de la comunidad en su desarrollo. INFOM-GTZ-
SCEP, S.L., 81 pp.


. Snyders G. (1981), ¿Puede haber una actitud de izquierda en Pedagogía? Cartago de
México s.a., México D.F., 49 pp.


. Torres M. V. y otras/os (2002), Concepción del Desarrollo, Cultura y Participación desde
la Concepción Metodológica de la Educación Popular con perspectiva de Género.
Curso metodológico de Educación Popular, Desarrollo y Poder local. CANTERA,
Managua — Nicaragua, 57 pp.


. Torres Novoa C. (1978), Entrevistas con Pablo Freire. Ediciones Gernika, México, 107
PP-


. Torres Novoa C. (1979), Paulo Freire en América Latina. Ediciones Gernika, México,
207 pp.


. Torres R.M. (1985), Nicaragua: Revolución Popular, Educación Popular. Editorial
Línea, México, 205 pp.


. Tünnerrnann Bernheim (1983), Pensamiento Pedagógico de Sandino. Materialpara
alfabetizadores. MED, Managua, 32 pp.


. Ulloa A. L. y otras/os (S.F.), ¿Cuál es la nota de los Cipotes? Una experiencia de
Educación Popular entre los niños y la comunidad. CANTERA, Managua —
Nicaragua, 99 pp.


. Van de Velde H. (2002), ¿Cómo transformar datos en información? (dentro del marco
de una investigación cualitativa) CICAP, Estelí — Nicaragua, 28 pp.


. Van de Velde H. (2004_a), Aspectos administrativos, planificación estratégica y
operativa. CURN-CICAP, Estelí — Nicaragua, 95 pp.


. Van de Velde H. (2004_b), Construyendo una Cultura Emprendedora de Calidad, desde
un Enfoque Integral de Desarrollo Local en la Ciudad de Estelí — Nicaragua. Plan
de Accio'n para la promoción de y el seguimiento a iniciativas de construcción de
‘buenas prácticas’ educativas y laborales. CICAP, Estelí — Nicaragua, 85 pp.


. Van de Velde H. (2004_c), Procesos de Facilitación. CURN-CICAP, Estelí — Nicaragua,
105 pp.


. Van de Velde H. (2005), Formulación y Gestión de üllicro-)Proyectos. CURN-CICAP,
Estelí — Nicaragua, 156 pp.


. Vargas L. y Bustillos de Núñez G. y Marfán M. (1998-3), Técnicas participativas para la
educación popular. Editorial Popular, Madrid, 284 pp.


. Vice-Ministerio de Educación de Adultos (1983), Caminemos. ¡Sólo elpueblo educa al
pueblo! Revista de Educación Popular Básica N° I. MED, Managua — Nicaragua, 81
PP-


142
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




Módulo 4 — Curso E—DC-4.1.: Metodología y Técnicas de Educación Popular Abril 2005


. Villarreal M.E. y otras/os (1997), Trabajo infantil en Centroamérica: El Salvador,
Guatemala y Nicaragua. Radda Bamen, San Salvador, 39 pp.


. Warner R. y Bravo L. (1995), Testimonios de Brigadistas. Cruzada Nacional de
Alfabetización. INIEP, Managua — Nicaragua, 130 pp.


. Zamora Rivas A. (1999), Higieney Agua. Guía Metodológico. Módulo 3. MAÍZ, San
Salvador, 35 pp.


. Zamora Rivas A. (1999), Más valeprevenir... Guía Metodológica. Mo'dalo 1. MAÍZ,
San Salvador, 52 pp.


. Zamora Rivas A. (1999), Mente sana en cuerpo sano. Guía Metodolágica. Módulo 2.
MAIZ, San Salvador, 32 pp.


. Zamora Rivas A. (1999), Somos lo que comemos. Guía Metodológico. Módulo 4. MAÍZ,
San Salvador, 32 pp.


. Zarco C. (1988), Elementospara el análisis de la realidad en Cuadernos de Educación
Popular # 6. Centro de Estudios Ecuménicos, México, p. 53-105.


. Zhukovskaia R.I. (1987), Eljuego y su importancia pedagógica. Editorial Pueblo y
Educación, La Habana, 140 pp.


143
PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ‘GESTIÓN DEL DESARROLLO COMUNITARIO’
CURN / CICAP - Estelí, Nicaragua




CURSO_E-DC-4.1.
Share