GUÍAPARALAADECUACIÓNCULTURAL

GUÍA PARA LA
ADECUACIÓN CULTURAL


DE LOS SERVICIOS DE SALUD


2006


MSP DNSPI PRO-AUS BID




MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA DEL ECUADOR


BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO - BID


Cooperación técnica de apoyo a la preparación del
Programa de Aseguramiento Universal en Salud (PRO-AUS)


(EC-T1052)


Consultor: Armando Medina Ibáñez


Junio 2006




MSP DNSPI PRO-AUS BID
El documento fue preparado bajo la Dirección Técnica:
Armando Medina Ibañez — Consultor BID
Equipo Técnico de apoyo:
Julio Mayca Pérez
Germán Ochoa Dávila


Agradecimientos:


Ministerio de Salud Pública:
Dirección Nacional de Salud de los Pueblos Indígenas
Dr. Juan Nau/a Guacho


SODEM-AUS:
Ec. Jorge Orbe León
Dra. Anita Huachí
Dra. Nilda Villacrés


OPS:
Dra. RocI'o Rojas


BID:
Baudouin Duquesne
Ec. Marcelo Pérez Alfaro
Maria Victoria Arboleda


Revisión sintáctica:
Germán Ochoa Dávila


Cuidado de la edición:
Marco Antonio Pinedo Salazar


El documento es de propiedad intelectual del Banco Interamericano de Desarrollo.
Queda permitido reproducir este informe, parcial o totalmente, siempre y cuando sea
para fines no comerciales y se Io atribuya a sus autores y el BID




Contenido


Introducción 9


PRIMERA PARTE: EL PROGRAMA DE ASEGURAMIENTO
UNIVERSAL DE SALUD


1.1 ¿En qué consiste el Programa de Aseguramiento Universal de la Salud? 13
1.2 ¿En qué consiste el proceso de adecuación intercultural de los servicios
de salud ? 14
1.3 ¿Por qué trabajar con la estrategia intercultural? 14
1.4 ¿Qué se quiere lograr? 16
1.5 ¿Quiénes participan? 16
1.6 ¿Qué entendemos por estrategia intercultural de los servicios? 17
1.7 ¿De dónde surge el proceso de adecuación intercultural de los servicios? 18
1.8 ¿A quién va dirigido el proceso de adecuación intercultural de los servicios? 18
1.9 Prioridad en la intervención de la estrategia 19


SEGUNDA PARTE: IMPLEMENTACIÓN DE LA ESTRATEGIA


2.1 ¿Qué condiciones previas son importantes para la implementación? 22
2.2 ¿Cuáles son las funciones del personal de Salud en la implementación de Ia estrategia? 25


2.3 ¿Cómo seleccionar los establecimientos de salud, donde se
realizará la intervención? 25
2.4 ¿Cuáles son las fases de la implementación de la estrategia? 30


FASE 1. SENSIBILIZACIÓN 33


Paso1: ¿Cómo Sensibilizamos autoridades líderes y otros actores? 34
Paso 2: ¿Cómo Sensibilizamos a los Profesionales de la salud y a los agentes comunitarios de salud?


37


FASE 2. PLANIFICACIÓN 41


Paso 1: ¿Cómo realizamos el diagnóstico sociocultural? 43
Paso 2: ¿Cómo y para qué procesamos la información del diagnóstico? 44
Paso 3: ¿Cómo elaboramos el plan de implementación de la estrategia
intercultural? 45


o En los servicios e infraestructura 47
o En las prestaciones 50
o En el personal de salud 53
o En el sistema de información 57


FASE 3. EJECUCIÓN 61
3.1 ¿Quienes participan en la ejecución? 61
3.2 ¿Cómo realizaremos las actividades propuestas en el Plan? 62




FASE 4. SEGUIMIENTO, MONITOREO Y EVALUACIÓN
4.1 ¿Cómo se monitorea y evalúa la implementación de la estrategia
intercultural en los servicios de salud?
4.2 ¿Cómo se evalúa los progresos de la implementación de las estrategias
interculturales en los servicios de salud?
4.3 Desarrollo del sistema de difusión de la información


ANEXOS


Anexo 1: Sustento Jurídico para la Construcción de una Política de
Salud Intercultural
Anexo 2: Experiencias de Implementación de Estrategias Interculturales
En los Servicios de Salud de Otros Países
Anexo 3 El Conjunto Garantizado de Prestaciones
Anexo 4 Estrategia Integral para Reducir la Mortalidad Materna
en Áreas Rurales
Anexo 5 Glosario de Términos y Conceptos sobre Interculturalidad en Salud
Anexo 6: Participantes en los Talleres realizados en Ia ciudad de Quito
con la finalidad de elaborar la "Guía Adecuación Cultural de los Servicios"


BIBLIOGRAFIA


63


63


63
64


65


65


80
88


96
101


103


105




PRESENTACIÓN


El Ministerio de Salud Pública y la SODEM/PRO-AUS, con el auspicio del Banco
Interamericano de Desarrollo —BID—, presentan la siguiente ”Guía para la Adecuación
Cultural de los Servicios de Salud", instrumento metodológico que ha de orientar los
procedimientos de articulación de las demandas de la población diversa, con las
distintas modalidades de una oferta plural de los servicios, mediante procesos de
gestión o atención de la salud con pertinencia social y cultural, en los ámbitos de la
descentralización, los gobiernos locales y la constitución del Sistema Nacional de Salud.
Esta labor de adecuación permitirá promover los derechos ciudadanos y la
revaloración de la diversidad cultural ecuatoriana, constante, de manera explícita, en
diversos cuerpos jurídicos y normativos, suscritos o expedidos hasta el momentol por
el país.


La propuesta de adecuación cultural de los servicios, por otro lado, se halla inscrita no
sólo en el ámbito de las reformas legales o normativas para la garantía de la
participación ciudadana en torno a la promoción, prevención y rehabilitación de la
salud, sino en el desarrollo de un modelo de atención integral, que fortalece la red de
servicios, establece procesos de Iicenciamiento y acreditación de unidades operativas,
adapta su infraestructura a los diferentes requerimientos de los usuarios diversos,
profundiza las prestaciones interculturales, despliega el desarrollo del talento humano
y, por sobre todo, mejora de forma sostenida y constante la calidad, humanización y
equidad de las intervenciones, con el fin de disminuir las brechas de acceso a los
servicios de salud.


La presente Guía, una herramienta educativa de largo aliento, incorpora el
componente de interculturalidad, a través del desarrollo de varias fases de
implementación, siempre acompañada de sus correspondientes procesos
participativos, que permitirán, en último término, la generación de servicios
interculturales de salud.


Este ejercicio pedagógico parte del reconocimiento y respeto a la diversidad cultural,
tanto de usuarios como de los proveedores de las medicinas tradicionales, que a lo
largo de la historia ha demostrado un rol protagónico en el desarrollo económico,
social y cultural del país. Procura brindar una orientación que sensibilice la creación y
diseminación de cambios de comportamiento en los funcionarios y miembros de los
equipos de salud, la forja de estilos de vida y entornos saludables en el marco de las
políticas de promoción, de igual modo interculturales, que el Ministerio de Salud
promueve; contribuir a mejorar las interrelaciones de los equipos formales de salud
con los proveedores de las medicinas ancestrales y alternativas, con el fin de aportar a
la resolución de los problemas de salud y enfermedad.


1 Véase Anexo 2, Sustento Jurídico para Ia Construcción de una Política de Salud Intercultural.




Bajo las consideraciones descritas, y como aporte a la construcción de la rectoría del
Ministerio de Salud (la Autoridad Sanitaria Nacional), es que ha sido construida esta
"Guía para la Adecuación Cultural de los Servicios de Salud", instrumento pedagógico
de estructura secuencial y desarrollo por fases, que se ha de convertir, en la medida de
su uso y despliegue creativos, en un instrumento más de apoyo al personal de salud,
en su trabajo cotidiano con la comunidad y los usuarios de los servicios de atención.


INTRODUCCIÓN


La complejidad cultural del Ecuador vuelve necesario el que se aborde los problemas
de inequidad, pobreza y exclusión social mediante la implementación de estrategias
interculturales, que permitan contribuir a resolver las dificultades observadas entre
servidores de la salud y usuarios del sistema de servicios.


Existen experiencias de variado nivel de progreso relativas a procesos de
interculturalidad en la territorialidad donde operan las diversas culturas sanitarias, en
los ámbitos de la salud, la cultura y el desarrollo. Esta realidad torna necesaria la
elaboración de una "Guía para la Adecuación Cultural de los Servicios de Salud" que,
de algún modo, haya considerado las más provechosas, las haya sistematizado y
entonces halle la oportunidad de replicarlas en las circunscripciones territoriales
donde mayores posibilidades de éxito se tenga.


La interculturalidad constituye básicamente una ESTRATEGIA cuyo enfoque debe ser
introducido transversalmente en los programas de formación y desarrollo del talento
humano, y en los procesos de formulación y ejecución de planes, políticas y programas
de salud, como condición para el logro de la EQUIDAD.


En el marco del proceso de implementación de la estrategia intercultural debemos
tender hacia la articulación de las medicinas tradicionales y alternativas con la
académica u occidental, a fin de permitir no sólo una deseable complementariedad de
las acciones, sino la elección del sistema médico donde prefieran los usuarios ser
atendidos. De esta manera se procura una sana competencia y se abre la oportunidad
de lograr mejoras en la calidad de la atención.


La presente Guía está orientada a facilitar y mejorar el trabajo en los servicios de
salud. Como se comprenderá, las adaptaciones que consideremos prudente y
necesario impulsar, tendrán en cuenta, de manera imprescindible, la realidad
poblacional y liderazgos locales donde se desenvuelva nuestra actividad.


De esta manera la estrategia intercultural, es decir el respeto a la cultura de los
usuarios (sus percepciones, hábitos y costumbres respecto al proceso de salud
enfermedad), también un trato amable, cortés y humanizado, entre otras
consideraciones, viabilizará el proceso de fortalecimiento de los servicios, logrando
una mayor afluencia poblacional (incremento de coberturas).




Sin duda estos procedimientos aportarán a la necesaria y activa participación de los
líderes y sus comunidades en la promoción, prevención, curación y rehabilitación de la
salud. No de otro modo el lema: iLa salud es tarea de todos!, podrá realmente ser
objetivado.


Pautas para el uso de esta Guía


Antes de iniciar la lectura y aplicación de esta Guía, examinemos Io siguiente:


Para qué sirve esta Guía
Esta Guía ha sido elaborada para que el personal de salud, profesional, técnico, de
servicio o apoyo, reconozca los aspectos básicos a considerar en la adecuación cultural
de un servicio de salud, y de esta manera objetive los alcances y límites de sus propios
conocimientos en salud, frente a otras cosmovisiones, saberes y prácticas, que
proceden de culturas sanitarias diversas existentes en nuestro país.


Cómo usaremos esta Guía
Para facilitar el uso de la Guía, los contenidos han sido organizados en Partes, Fases y
Pasos. En cada una de ellos se sugiere algunas pautas a implementar. Sin embargo,
estos procedimientos deben ser trabajados en el contexto poblacional donde se
ejecuta la intervención, con la finalidad de establecer conjuntamente con los usuarios,
la estrategia y los elementos significativos que se han de consideran en el proceso de
"adecuar culturalmente los servicios de salud".


Cada una de las Partes, Fases y Pasos, contiene explicaciones e instrumentos
metodológicos que nos ayudarán a entender el proceso y desarrollar las actividades en
ellos implicados. Todos se encuentran ordenados de manera lógica y continua.


Cómo desarrollaremos la Guía
La Guía se desarrollará en reuniones acordadas entre el personal de salud, las
autoridades, los líderes y otros actores significativos de la comunidad. Juntos
planificaremos el número de reuniones necesarias hasta completar todos y cada uno
de los aspectos considerados, formulando tareas para la generación de
establecimientos de salud con adecuación cultural. Su cumplimiento dependerá de los
acuerdos que tomemos en conjunto, de los recursos, de las condiciones del
establecimiento (personal de salud, distancia del establecimiento, etc.) y de los
tiempos de los actores dela comunidad.




PRIMERA PARTE:


EL PROGRAMA DE ASEGURAMIENTO UNIVERSAL
Y LA ADECUACIÓN CULTURAL DE LOS SERVICIOS


1.1 ¿En qué consiste el Programa de Aseguramiento Universal?


El Programa de Aseguramiento Universal en Salud (PRO-AUS) tiene como objetivo
garantizar la protección financiera para las prestaciones de salud, mediante un
sistema de aseguramiento con prestaciones integrales, de calidad, eficientes y
equitativas, bajo una concepción de protección social y una lógica de aseguramiento
público, priorizando a los grupos sociales más vulnerables de los quintiles 1 y 2 de
pobreza según SELBEN, y con apertura a la participación contributiva de la población
de los quintiles 3, 4 y 5, de manera progresiva, a través de un Plan de Beneficios de
Salud Garantizado.


Contratará la prestación de servicios de salud públicos con los diferentes proveedores:
Ministerio de Salud Pública —MSP-, Instituto de Seguridad Social —IESS—, Seguro Social
Campesino —SSC-, Instituto de la Seguridad Social de las Fuerzas Armadas —ISSFA- y
otros, servicios que para tales efectos deberán estar lo suficientemente adecuados y
fortalecidos en la calidad de su oferta. Esta comprenderá la gestión de sus redes de
servicios y capacidad resolutiva, procesos de Iicenciamiento y acreditación, sistemas de
gestión y uso de medicamentos y la constitución de modelos interculturales de salud
mediante la adecuación cultural de los servicios y prestaciones; a si como de una
articulación apropiada con los proveedores de las medicinas tradicionales y
alternativas.


El PRO-AUS propiciará, además, la participación activa y directa de la ciudadanía en la
veeduría social, y rendición de cuentas, como una forma de control ciudadano sobre
los servicios de salud.


1.2 ¿En qué consiste el proceso de adecuación cultural de los servicios de
salud?


La adecuación cultural comprende un conjunto de acciones integradas y continuas,
orientadas a promover cambios de comportamiento del personal de salud, cambios en
los propios servicios y en las prestaciones, pero también en los estilos de vida de las
personas, las familias y las comunidades, considerando aspectos relacionados con la
cultura, tradición, idioma y conocimientos ancestrales de los usuarios de los servicios
de atención.


La adecuación cultural fomenta, de igual modo, la construcción de una cultura de
salud basada en la solidaridad, respeto, reciprocidad y complementariedad, es decir,




en el trabajo de valores y principios necesarios para el desarrollo y el
interrelacionamiento de los seres humanos.


Nos proponemos generar una oferta de servicios de salud más identificada con la
población de comunidades diversas (originarias y otras), de manera que haya una
mayor aceptación a los servicios que brindamos y el impacto de las intervenciones, por
tanto, resulte mayor.


Dividiremos la oferta en los siguientes componentes, o dimensiones claves, con el fin
de agrupar la serie de procesos contenidos en ellos:


Infraestructura y Servicios disponibles.
Conjunto de prestaciones.
Talento humano.
Sistemas de información.PPI"?


Componentes o dimensiones claves de la adecuación cultural, por otro lado,
amparados en un marco jurídico nacional e internacional explícito (Ver Anexo 2).


1.3 ¿Por qué trabajar con la estrategia intercultural?


Las poblaciones indígenas y afroecuatorianas, por ejemplo, situadas mayoritariamente
en zonas rurales y urbanas marginales, acusan los índices más elevados de pobreza,
exclusión social, enfermedad y muerte, en nuestro país. Esta realidad ha motivado un
considerable número de estudios, aportes y normativas relacionadas a la salud de los
pueblos originarios y otros, incluida la conservación de sus medicinas tradicionales.


Dichas poblaciones precisan un trato justo y particularizado por parte de nuestro
sistema de salud. Ello implica la generación de actividades encaminadas al
mejoramiento de su calidad de vida y salud, adoptando disposiciones específicas para
grupos de población vulnerables, brindando atención médica y sanitaria culturalmente
adaptada en sus métodos, técnicas y alcance socialz.


En nuestro país conviven 13 nacionalidades y 14 pueblos indígenas, pero también
pueblos afroecuatorianos, mestizos y otros, lo cual significa que el Ecuador es un país
multicultural y multilingüe. Cada una de las nacionalidades y pueblos tienen sus
propios sistemas médicos, es decir, sus propios recursos humanos y medicinales,
tecnologías, concepciones de la salud y la enfermedad, validados por su propia cultura
en el curso de su desarrollo histórico.


Por otro lado, tenemos el sistema médico oficial que también tiene sus mecanismos
de cómo tratar y comprender la salud y la enfermedad, conocimientos respaldados por
la investigación científica y los avances tecnológicos.


2 47“. Asamblea Mundial de la Salud: Decenio Internacional de las Poblaciones Indígenas del
Mundo, 12 mayo, 1994.


10




Las relaciones entre los diversos saberes médicos han estado signadas por la
imposición y el enfrentamiento.


Se plantea, por lo mismo, establecer una estrategia intercultural, que promueva,
mediante mecanismos de sensibilización y de toma de conciencia, así como de
ejercicios operativos necesarios y suficientes, al respeto de las diferencias entre los
distintos conocimientos y prácticas médicas, con el fin de fortalecer la colaboración
mutua en torno a la visión y misión institucionales de los servicios de salud.


De igual manera, mediante la estrategia intercultural se busca que tanto las
percepciones, saberes y prácticas de los usuarios diversos, como de los denominados
hombres y mujeres de sabiduría, o sanadores de las medicinas ancestrales, también de
los profesionales de las medicinas alternativas, sean considerados y asumidos por el
sistema oficial de salud en condiciones de respeto, indagación y diálogo, no sólo
porque lo manda el precepto constitucional sino, y por sobre todo, como lo exige la
pertinencia de una colaboración entre pares.


De esta forma, se espera lograr que:


o El personal de los establecimientos de salud adquiera conocimientos y
prácticas de los sistemas médicos tradicionales y de las medicinas alternativas.


o Los establecimientos de salud constituyan escenarios que favorezcan el
diálogo y la cooperación horizontal entre quienes ofertan y demandan
servicios, a la vez que promuevan un ejercicio cultural saludable mediante el
respeto, la equidad y una armónica convivencia social.


o Los miembros de los establecimientos de salud desarrollen habilidades para la
negociación e interacción con los usuarios, y faciliten el manejo de la
estrategia intercultural para lograr una adaptación exitosa de sus acciones
frente a los desafíos propios de cada grupo poblacional y sus particulares
requerimientos.


o Desplieguen un trabajo productivo con la comunidad y organizaciones
sociales, logrando respaldo y legitimidad de la población beneficiaria.


1.4 ¿Qué se quiere lograr?


o El desarrollo de actitudes de reconocimiento de la diversidad de sistemas
médicos en el contexto pluricultural del país.


o El establecimiento de diversos grados de interrelacionamiento provechoso
entre los sistemas médicos tradicionales y alternativos, y el sistema oficial de
salud.


o La participación activa del personal de salud, de líderes comunitarios y agentes
tradicionales de salud en el proceso de implementación de la estrategia
intercultural.


11




1.5 ¿Quiénes participan?


a. El nivel central del Ministerio de Salud Pública (y de las Direcciones Provinciales
de Salud), quien facilitará la implementación de políticas, procesos y productos
relacionados, y contribuirá a viabilizar la implementación de la estrategia, a
través de la Dirección Nacional de Salud de los Pueblos Indígenas (Subproceso
de Salud Intercultural).


b. El equipo técnico del Programa de Aseguramiento de Universal de Salud (PRO —
AUS).


c. Las Áreas de Salud y el personal de salud del primer nivel de atención (puestos,
subcentros y centros y de salud) quienes son los actores fundamentales en la
implementación de la estrategia intercultural en los servicios.


d. Los agentes comunitarios de salud y líderes comunales, quienes facilitan el
proceso de desarrollo de las capacidades del personal de salud contribuyendo a
mejorar sus conocimientos sobre la realidad cultural y sanitaria de la población
a intervenir.


e. Las organizaciones de base representativas de la comunidad en los ámbitos
territoriales de intervención.


1.6 ¿Qué entendemos por estrategia intercultural de los servicios?


Interculturalidad: Es el proceso de diálogo (entre diferentes pensamientos,
sentires, quehaceres; en suma, entre culturas), que permite no sólo mayores y mejores
niveles de entendimiento, sino de conjunción de esfuerzos para la superación de las
dificultades y el logro de propósitos comunes.


Por ejemplo: mestizos e indígenas, médicos formales y médicos tradicionales,
obstetrices y parteras, tienen variados conocimientos: los unos por sus estudios y
ejercicio técnico, y los otros por su propia experiencia y el conocimiento transmitido de
generación en generación. Por tanto si se escuchan e intercambian sus conocimientos,
destrezas y habilidades, pueden comprenderse mejor y articular esfuerzos para la
solución de los problemas de salud (individuales, familiares, comunitarios).


Adecuación cultural: Consiste en adaptar los procedimientos técnicos de la
intervención en salud, a las concepciones, actitudes y prácticas de las comunidades
culturalmente diversas, de modo que las atenciones brindadas sean más familiares a
sus costumbres y tradiciones propias.


12




También consiste en conjugar elementos culturales de los usuarios (población
indígena, afroecuatoriana, u otra), con los distintos elementos físicos y arquitecturales
presentes en los servicios.


De esta manera, en el usuario se genera un clima de confianza al verse reflejado e
identificado en los distintos procedimientos de las prestaciones y en los mismos
servicios de salud a los cuales acude.


Estrategia intercultural de lOS servicios: Es el proceso mediante el cual se
viabiliza la interacción de conocimientos, saberes y prácticas de un sistema de salud
determinado en contextos culturales diversos. Aquí, el recurso humano del sector
salud se halla en un proceso de búsqueda continua del bienestar físico, psíquico y
social de su población beneficiaria, por lo cual emprende procesos de construcción y
mantenimiento de condiciones favorables para fomentar su desarrollo, el respeto a su
cultura, dignidad, expectativas y necesidades, la promoción de un entorno saludable,
y el estímulo de valores y actitudes positivas para la vida.


El establecimiento de salud es aquel espacio físico donde se propicia condiciones
satisfactorias para los usuarios y la familia, mediante la consideración de los elementos
culturales de la población beneficiaria en los servicios y prestaciones establecidos.


1.7 ¿De dónde surge el proceso de adecuación intercultural de los
servicios?


La adecuación intercultural de los servicios surge desde los requerimientos de la
demanda, puesto que se requiere mejorar la calidad de atención a las poblaciones
culturalmente diversas, que acusan los índices mas elevados de pobreza, exclusión
social, enfermedad y muerte, en el país.


1.8 ¿A quién va dirigido el proceso de adecuación intercultural de los
servicios?


La adecuación cultural de los servicios va dirigida hacia el sistema de la oferta de
servicios.


Conviene reconocer que una de las barreras clásicas por las cuales la cobertura de los
servicios de salud no ha cumplido a cabalidad su cometido, se debe precisamente a no
haber contemplado los requerimientos de Ia demanda, en los órdenes que se señala
en el siguiente acápite (componentes o dimensiones claves de los servicios).


Por tal razón los usuarios al no encontrar en los servicios el trato debido, los horarios
convenientes, la identidad de sus costumbres, el reconocimiento de sus particulares
concepciones, saberes y prácticas, en torno a la salud y la enfermedad, no han vuelto
sus ojos sino al uso de sus propios recursos (saber popular —fami|iares, vecinos—,
conocimiento de las abuelas, de los sanadores, etc.), intentado, en la medida de lo
posible, no topar el espacio de las unidades operativas oficiales, a las cuales siempre


13




consideraron como algo ajeno a sí mismos y por lo mismo, no digno de ser
considerado.


1.9 Prioridad en la intervención de la estrategia.


En una primera etapa, la intervención priorizará poblaciones indígenas y
afroecuatorianas donde se haya iniciado un proceso de implementación de la
estrategia intercultural y su población se encuentre bajo los quintiles 1 y 2 de pobreza.
Luego se irá extendiendo a otros ámbitos poblacionales.


Para tales efectos, y de conformidad con sus fines operativos, hemos dividido los
servicios en los siguientes componentes, o dimensiones claves, y así facilitar el proceso
de intervención:


- Infraestructura y Servicios disponibles.
- Conjunto de prestaciones.
- Personal de salud.
- Sistemas de información.


14




SEGUNDA PARTE
IMPLEMENTACIÓN DE LA ESTRATEGIA


Antes de iniciar la implementación de la estrategia intercultural en los servicios, es
importante considerar algunos aspectos de la organización y condiciones de los
establecimientos de salud.


El proceso, en una primera etapa, se desarrollará con establecimientos de salud, que
ya hayan iniciado un proceso de adecuación cultural de sus servicios. Sus logros
obtenidos nos servirá como modelo para replicarlo en otras unidades operativas de su
circunscripción territorial, donde su población sea mayoritariamente indígena o
afroecuatoriana.


Previo a la implementación del proceso, se comprometerán acciones de
sensibilización a las autoridades, a las instancias de concertación comunal y a los
líderes, con el fin de asegurar la base social de apoyo para el éxito dela intervención.


El liderazgo institucional de los procesos se halla en manos del Proceso de Salud
Intercultural (Dirección Nacional de Salud de los Pueblos Indígenas), instancia técnico
administrativa del Ministerio de Salud, con equipos de trabajo en Planta Central y
dieciocho Direcciones Provinciales de Salud. Su creación es fruto del acuerdo entre la
autoridad sanitaria nacional y las organizaciones del movimiento indígena del país.


Salud Intercultural interviene en procesos de desarrollo institucional, de legalización y
legitimación de las medicinas ancestrales de las nacionalidades y pueblos, así como en
la constitución de horizontes de respeto y diálogo intercultural entre las redes plurales
de oferta de servicios y prestaciones, de todas y cada una de las culturas sanitarias
existentes, mediante estrategias de desarrollo del talento humano, de comunicación
alternativa, de proyectos, investigación y sistemas de información.


2.1 ¿Qué condiciones previas son importantes para la implementación?


Para implementar la estrategia intercultural en el ámbito de la infraestructura y otros
aspectos físicos de los servicios, es importante tomar en cuenta algunas condiciones
que se sugieren como necesarias, puesto que facilitarán el desarrollo de cada una de
las fases aquí contempladas.


Sin embargo, la falta de alguna de estas condiciones, no constituye un impedimento
para la implementación de la estrategia en el servicio. (Ver gráfico No. 1)


Definir un ámbito geográfico, seleccionar el establecimiento de salud, asignar un
responsable


15




Establecer un determinado ámbito geográfico y seleccionar inicialmente un
establecimiento de salud donde se realice alguna experiencia positiva de adecuación
cultural. Luego, y de forma progresiva, la estrategia se irá replicando en los
establecimientos de salud del Área, donde resulte posible y necesario, considerando
las particularidades culturales de la población beneficiaria.


El trabajo será conjunto entre e| personal de salud, los agentes comunitarios de salud
y otros actores sociales. Ha de resultar oportuno seleccionar un responsable
(coordinador) que represente a la población y un representante del establecimiento
de salud, como una forma de fomentar la corresponsabilidad en la implementación de
la estrategia y establecer nexos efectivos entre la comunidad y el establecimiento de
salud, a más de aportar a Ia sustentabilidad de las acciones.


Impulsar en el personal de salud la necesidad de un cambio en la infraestructura
y demás aspectos de los servicios


Es preciso que el personal de salud sea previamente sensibilizado sobre la existencia,
en el territorio nacional, de culturas sanitarias diversas, cuyo origen se remonta a los
albores de la historia y por lo mismo fundamenta los derechos colectivos de los
pueblos.


De igual manera el personal de salud deberá conocer las disposiciones jurídicas tanto
nacionales como internacionales relevantes que, surgidas de lo anterior, sirven de
marco y comprometen la necesidad de la adecuación cultural de los servicios (Ver
Anexo 2).


Finalmente, y en relación con lo señalado, será necesario que se reconozca los límites
y posibilidades del sistema de salud vigente, y examine críticamente las razones para
la existencia de las barreras de acceso a los servicios de salud.


Contar con la voluntad política del nivel central y de las organizaciones sociales
de base


La voluntad política es entendida como la disposición de las autoridades con poder
político y decisor, para el impulso técnico, administrativo y financiero a fin de llevar a
término la implementación de Ia estrategia.


El compartir el trabajo con las organizaciones sociales de base, a través de las cuales la
comunidad tenga una participación activa, es un elemento de carácter vital no sólo
para el éxito de proceso, sino para su correspondiente sostenibilidad en el curso del
tiempo.


Experiencia en cogestión de la salud


La cogestión de los servicios, es una forma concreta de participación de la sociedad
civil en la toma de decisiones sobre Io fines y la operatividad de los establecimientos
de salud.


16




Servicios de salud con estas características, tendrán mejores oportunidades de
alcanzar sus objetivos, metas e impacto.


Gráfico No 1


Condiciones Previas para la Implementación de la Estrategia
Intercultural


1'02
2.2 ¿Cuáles son las funciones del personal de Salud en la implementación
de la estrategia?


Todo el personal de salud debe conocer las funciones y aplicabilidad de la Guía, así
como la necesidad de conformar equipos técnicos en cada zona piloto. En general, en
dichas zonas el personal de salud tendrá una participación activa, debiendo asumir las
siguientes funciones relacionadas:


o Promover la participación del personal del establecimiento y de los
establecimientos cercanos.


o Establecer relaciones de respeto y amistad con los líderes comunitarios, sus
organizaciones, y los sanadores de las medicinas tradicionales y/o
alternativas.


o Fomentar la participación de la comunidad y sus líderes en las acciones de
salud.


o Impulsar el trabajo intersectorial con otros actores sociales, institucionales
y organizacionales para obtener acuerdos de apoyo en la adecuación
cultural de los servicios.


17




o Realizar el monitoreo y evaluación de las acciones propuestas en la
implementación dela estrategia.


o Llevar registros y consolidar información de las actividades realizadas.
o Capacitar y brindar apoyo técnico a los agentes comunitarios en salud.
o Conocer las percepciones, hábitos y costumbres de las comunidades, así
como sus particulares concepciones y prácticas del proceso de salud y
enfermedad, y visibilizarlos en la operación de los servicios y prestaciones.


Con este fin, se desarrollará acciones de capacitación en los diferentes ámbitos de la
adecuación cultural de los servicios de salud, como también en los temas de salud
familiar, educación y comunicación, implementando metodologías participativas.


Los responsables de la implementación de la estrategia (equipos técnicos y
funcionarios del Proceso de Salud Intercultural —Dirección Nacional de Salud de los
Pueblos Indígenas—) y /o consultores externos.


2.3 ¿Cómo seleccionar los establecimientos de salud donde se
desarrollará la intervención?


Según las experiencias desarrolladas en el país, se plantea escoger las zonas donde se
encuentre más afianzado el tema intercultural y la medicina tradicional y, a partir de
aquí, operar la estrategia, y luego ampliarla hacia los demás establecimientos del Área
de Salud, que dispongan de condiciones culturales semejantes.


El grupo de establecimientos a considerar, comprenderá circunscripciones territoriales
donde existan nacionalidades y pueblos afroecuatorianos indígenas, u otros,
preferiblemente en las tres regiones naturales del país.


De esta manera partiríamos con cinco o seis experiencias piloto, de donde se podría
obtener información suficiente, incluidos los mecanismos de articulación de las
medicinas tradicionales y alternativas con la occidental.


En base a cada una de estas experiencias delimitaríamos territorios accesibles, con
servicios de características epidemiológicas, prestaciones y recursos humanos
similares, donde replicar la experiencia exitosa (escogiendo un promedio de cuatro
establecimientos por cada experiencia y considerando al recurso humano de los
establecimientos periféricos para las capacitaciones respectivas).


18




Gráfico No 2


Proceso de Selección de los establecimientos de salud, territorio de
implementación de estrategias interculturales.


Centro de
salud n


. SubcentroAmbito
de de Salud


interven-
ción


Puestos
de salud


o Extrema Realidad local:
pobreza Rura|


o Exclusión Criterios Para la Urbano-
social Selección -


o Población ' ' 83'93"‘? dIndígena, ° apac! a
afroecuator. ¿’perauva y


o Altos índices ° S°C¡° 0793‘
de nizativa
morbimortali-
dad Servicio de


Salud
seleccionado
ingresar al
proceso de
implementa-


ción


Sensibilización
Planificacion


19




PROCEDIMIENTO:


Primero:
identificamos el ámbito de intervención:


Como punto de inicio, debemos delimitar el ámbito geográfico y poblacional donde proceda
la intervención. Es importante considerar que, en un primer momento, se elegirá dos
experiencias para cada tipo de población, considerando su pertenencia étnica:
afroecuatoriano, indígena, otros, su vulnerabilidad social, y la fortaleza organizativa local.


De esta manera partiríamos con seis experiencias (2 con población indígena andina, 2 con
población indígena amazónica y 1 con población afroecuatoriana) de las cuales se obtendrá
información suficiente y necesaria con respecto a la incorporación de los requerimientos de los
usuarios en los servicios, así como de los vínculos de la medicina tradicional y/o alternativa con
la occidental, y sus niveles de avance.


Con el soporte de cada experiencia desarrollada, delimitaríamos un territorio accesible donde
establecer una réplica (escogiendo un promedio de tres o cuatro establecimientos por cada
experiencia, y considerando al recurso humano de los establecimientos periféricos para las
capacitaciones respectivas), considerando, como se dijo, a la población adscrita con
características epidemiológicas similares, número de atenciones realizadas, servicios brindados
y recurso humano disponible.


Segundo:
Seleccionamos la prioridad según criterio sanitaria regional o local, y
grupos poblacionales


En el proceso de selección se puede incluir otros criterios según prioridades regionales o
locales, establecidas en los acuerdos de gestión, o según grupos poblacionales. Por ejemplo:


Prioridades:
o Extrema pobreza.
o Exclusión social
o Población Indígena
o Altos índices de morbimortalidad.


Grupos poblacionales:
o Niño.
o Adolescente.
o Mujer adulta y adulta mayor
0 Hombre Adulto y adulto mayor


Si a nivel de un Área de Salud existe el problema de salud materna, por ejemplo, es razonable
que nuestra estrategia deba contribuir a resolver dicho problema. Allí fortaleceremos el
trabajo en adecuación cultural según esa demanda (parto domiciliario con acompañamiento
profesional; parto institucional con acompañamiento de familiar y partera/o; construcción de
una casa de espera; adecuación del espacio y equipo para parto vertical, uso de recursos
etnobotánicos, etc.).


20




Tercero:
Selección del sector a intervenir, de acuerdo a caracteristicas
territoriales y poblacionales


La intervención podría darse en:


Zona rural andina
Zona rural amazónica
Zona rural afroecuatoriana
Zona urbana o urbano marginal.


En la zona de intervención se ejecutará las siguientes acciones:


o Identificar grupos poblacionales
o Establecer aspectos culturales propios en relación a la salud y la enfermedad
o Establecer percepción del usuario hacia el establecimiento de salud
o Reconocer nivel organizativo local y grado de participación social de la población


Cuarto:
Contar con la libre decisión del personal de salud y los actores sociales para
involucrase en la implementación de la estrategia:


Una vez identificados los establecimientos de salud elegibles, se realizarán acciones de
sensibilización, con la finalidad de informar acerca de los objetivos y la forma en que se
desarrollará el trabajo. Posteriormente, se planificará, conjuntamente con la población y con
representantes de la comunidad las acciones a realizar y se les invitará a adscribirse en el
proceso considerando su libre decisión y participación voluntaria.


2.4 ¿Cuáles son las fases de la implementación de la estrategia?
Se propone las siguientes fases a desarrollar para la implementación dela estrategia:


Fase 1: Sensibilización:
a. Constitución de los equipos trabajo. Partimos de seis experiencias (3 áreas


indígenas andinos, 2 áreas indígenas amazónicos, 1 área de la población
afroecuatoriana), con cada una de las cuales se conforma un equipo de trabajo,
de manera que se replique a no menos de tres establecimientos por cada una
de las experiencias de arranque, con lo cual en dos años tendríamos 24
establecimientos con sus servicios culturalmente adecuados.
Designación de responsable por sector y establecimientos; conocimiento de las
labores organizativas a realizar, tanto del equipo de trabajo como del equipo
técnico del proyecto.
Identificación de las principales
establecimientos interculturales.
Identificación de líderes, organizaciones e instituciones existentes en las
comunidades adscritas. Identificación del personal de salud a considerar en el
proceso.


acciones a realizar para construir


21




e. Desarrollo en conjunto (equipo técnico, equipo de trabajo y líderes
comunitarios) del plan de sensibilización (información inicial a brindar a los
participantes y líderes de la comunidad).


f. Inicio de Ia Sensibilización.


Fase 2: Organización y Planificación:
a. Discusión del plan a trabajar en cada zona (modificaciones de acuerdo a cada


realidad) en base a la propuesta general.
b. Concertación con la comunidad para el auspicio de Ia adecuación cultural.
c. Organización del establecimiento de salud con Ia comunidad.
d. Línea de base epidemiológica, cultural y tradicional de las comunidades


adscritas al proyecto.


Fase 3: Ejecución:
a. Ejecución del plan concertado para la estrategia de adecuación cultural de los


servicios.


Fase 4: Seguimiento, monitoreo y evaluación:
a. Desarrollo de sistemas de información en base a las prestaciones y servicios


interculturales.
b. Monitoreo de las actividades a partir del segundo semestre de iniciada las


actividades, con indicadores trimestrales de proceso y resultado.
c. Evaluación anual del proyecto.
d. Calificación por parte de la comunidad del proceso desplegado.


22




GRÁFICO No 3. FASES DE LA IMPLEMENTACION DE LA ESTRATEGIA INTERCULTURAL


SENSIBILIZACION


23




FASE 1. SENSIBILIZACIÓN


En la fase de sensibilización difundimos y socializamos lo que nos proponemos
realizar y obtener, mediante la implementación de la estrategia intercultural.
Explicamos al personal de salud del establecimiento seleccionado, líderes comunales,
autoridades y agentes comunitarios y otros actores involucrados en el desarrollo de Ia
comunidad, los objetivos planteados y Ia forma en que la estrategia se va a
implementar.


En esta fase, realizamos diversas actividades de comunicación e información, que
permitan despertar el interés, motivar Ia participación y lograr el compromiso de los
actores considerados fundamentales en la implementación.


¿Qué objetivos buscamos con la sensibilización?
I


nformar y dar a conocer sobre la implementación de la estrategia
intercultural en los servicios de salud, sus objetivos, y los resultados que se
procura alcanzar.


romover la participación del recurso humano del establecimiento de salud,
autoridades, líderes comunales y agentes comunitarios de salud, en el
proceso de implementación de la estrategia.


I


Lograr el respaldo de las autoridades, líderes y otros actores, al proceso de
implementación de la estrategia.


¿Cómo nos organizamos para esta fase?
Las tareas a desarrollar en esta fase son:


Preparación de las reuniones de sensibilización: EI personal de salud
responsable de la comunidad y/o sector deberá preparar con anterioridad las
reuniones de sensibilización. Para ello, es importante que organice previamente
los materiales que utilizará y Ia metodología a emplear, a fin de que los actores
que participen en cada reunión, puedan captar con claridad los mensajes que se
quieren transmitir. Así mismo, deberá ubicar en la comunidad el espacio
adecuado para realizar los encuentros.


Identificación de los agentes comunitarios en salud y sus organizaciones: se
contará con información procedente de las mismas organizaciones y de Ia
comunidad, sobre el número y las características de los agentes comunitarios
(por ejemplo, edad, sexo, ámbito de influencia, grado de instrucción, categoría
de especialidad, experiencia, entre otros). La información debe encontrarse
disponible en un listado en formato impreso o magnético


24




Coordinación con el agente comunitario en salud: el personal de salud en
coordinación con el agente comunitario elaborará un listado de los actores de Ia
comunidad, que estarán presentes en cada una las 3 reuniones de
sensibilización previstas en esta fase.


Los actores de Ia comunidad que deben participar en las reuniones de
sensibilización serán:


I EI personal del establecimiento de salud que pertenezca a Ia comunidad.
I Los agentes comunitarios en salud.
I Las autoridades y los líderes comunales: teniente político, autoridad


municipal, presidente de Ia organizaciones comunal (cabildo), presidente de
junta administradora de agua potable, etc., Iglesia, ONGs, clubes (deportivos,
sociales, etc).


Convocatoria para las reuniones: una vez identificados los actores que
participarán en las reuniones, el personal de salud en coordinación con las
autoridades comunales o Ia instancia de concertación comunal, elaborará una
invitación, la cual deberá se entregada por Io menos con una semana de
anticipación, debiendo indicar Ia hora de Ia reunión, el lugar, Ia fecha y los
objetivos de Ia misma.


Paso1: ¿Cómo sensibilizamos autoridades, líderes, y otros actores?


Uno de los objetivos de Ia primera fase de sensibilización es lograr el respaldo de
autoridades, líderes y otros actores de Ia comunidad, para la implementación de Ia
estrategia. De allí Ia importancia de identificarlos y sensibilizarlos a fin de contribuir al
logro de los objetivos propuestos.


La intersectorialidad y el desarrollo de alianzas, son importantes en la implementación
de Ia estrategia intercultural en los servicios de salud por Io que debemos tenerlo en
cuenta desde el inicio. Nuestro rol en las acciones intersectoriales, es el de facilitador
de procesos.


Para Ia implementación de la estrategia intercultural en los servicios, tendrá una
particular importancia considerar a los actores e instituciones vinculados a la salud, así
como de otros programas sociales de apoyo a las poblaciones más excluidas,
especialmente en los establecimientos donde se dará inicio a este proceso.


Será importante considerar también a las organizaciones sociales de base y comités
locales, a las instituciones educativas y a las organizaciones no gubernamentales
presentes en la zona.


Sesión de Sensibilización a autoridades, líderes comunitarios y otros actores


Objetivo: Lograr el respaldo de las autoridades, líderes comunitarios y otros
actores para Ia implementación de Ia estrategia intercultural.


25




Materiales:
Papelógrafos, papel bulki o reciclado, plumones y maskingtape, cartulinas, hojas
con las definiciones de: cultura, adecuación cultural, interculturalidad e
interculturalidad en salud


En la sesión procederemos de la siguiente forma:


Primero.
Llegaremos a la hora acordada y conversando amigablemente, esperaremos la
llegada de todos los participantes.


Segundo
Iniciaremos la sesión, agradeciendo su presencia y participación y explicaremos
el objetivo e importancia de la actividad. Realizaremos una dinámica de
presentación para motivar la integración e interrelación de los participantes.


Tercero
Promoveremos una lluvia de ideas en relación a cómo ven las autoridades y
líderes comunales la atención en los servicios de salud, y cómo les gustaría que
fuese en el futuro.


Cuarto
El facilitador ordenará las ideas y dará lectura a los aportes de los participantes,
en relación a cómo perciben el proceso de adecuación cultural de los servicios y
la implementación de la estrategia intercultural.


Quinto
Luego se presentan los conceptos de cultura, adecuación cultural,
interculturalidad y estrategia intercultural en salud, comparándose con los
conceptos elaborados por los participantes, enfatizando en el análisis, y la
importancia del trabajo para mejorar la calidad de la atención en los servicios de
salud.


Sexto
Realizaremos una breve presentación de la estrategia, para la cual podemos
preparar un papelógrafo, tomando como referencia las siguientes preguntas que
se contemplan en la primera parte de esta guía.


¿En qué consiste la estrategia intercultural?
¿Por qué trabajar con adecuación cultural?
¿Qué se quiere lograr?
¿Quiénes participan?


En el caso de disponer de avances u otras evidencias en el tema de
interculturalidad en salud, se sugiere que sean presentados como forma de
motivación a las autoridades, líderes y otros actores, e incluso invitarles ha
realizar una visita guiada.




Séptimo
Haremos una ronda de 2 preguntas clave, las cuales pueden estar listas en un
papelógrafo:


¿Cuál es su opinión sobre la implementación de Ia estrategia?
¿Cuál podría ser su participación en este proceso?


Recogeremos las opiniones y haremos un resumen de los aportes, definiendo el
compromiso de las autoridades, líderes y otros actores para tenerlos en cuenta
cuando iniciemos el proceso de implementación dela estrategia.


Octavo
Se finaliza la sesión, proponiendo la firma de un Acta de Reunión con los
compromisos asumidos por los participantes.


Noveno
Antes de despedirnos, agradeceremos nuevamente la participación de todos y
reiteraremos la importancia de los compromisos asumidos y de la coordinación
permanente entre el personal de salud y los participantes para la
implementación de la estrategia intercultural.


RECUERDA QUE:
Es necesario reconocer la importancia de iniciar el proceso con la sensibilización de los
actores claves, es decir, por un lado nuestras autoridades en salud y el personal de
salud que trabaja en nuestro primer nivel de atención, y por otro generar el
involucramiento de la comunidad a través de sus líderes y organizaciones
participativas comunales, que permitan un acercamiento con la comunidad de manera
que ellos reconozcan como suyos los procesos de adecuación cultural propuestos.


Se propone el desarrollo de actividades comunicacionales que muestren la
importancia y validez de la estrategia a implementar, considerando los públicos
objetivos propuestos. Así por ejemplo se dispondrá de presentaciones, documentos
informativos, trípticos, rotafolios y otras propuestas a considerar según sean
requeridas.


Paso 2: ¿Cómo Sensibilizamos a los Profesionales de la salud y a los
agentes comunitarios en salud?


En el proceso de implementación de la estrategia intercultural trabajaremos
principalmente con el personal de salud y los agentes comunitarios en salud, para
generar comportamientos y actitudes compartidas.


Durante la sensibilización, buscamos, en primer lugar, que el personal de salud y los
agentes comunitarios en salud, dispongan de la información adecuada para


27




fortalecer su rol y sus capacidades técnicas en el proceso de implementación de la
estrategia.


Debemos considerar sus expectativas en la participación de este proceso, para que los
compromisos resultantes giren alrededor de intereses comunes. Por ello la
sensibilización del personal de salud y de Ios Agentes Comunitarios en Salud, estará
orientada a mostrar la importancia de trabajar con los enfoques y las estrategias de Ia
interculturalidad


Sesión de Sensibilización


Objetivo: promover la participación y el compromiso del personal de salud y los
agentes comunitarios en el proceso de la implementación de la estrategia
intercultural.


En la sesión procederemos de la siguiente forma:


Primero.
Llegaremos a la hora acordada y conversando amigablemente, esperaremos la
llegada de todos los participantes.


Segundo
Iniciaremos la sesión, agradeciendo su presencia y participación y explicaremos
el objetivo e importancia de la actividad. Realizaremos una dinámica de lluvia de
ideas de cómo están los servicios en la actualidad y cómo nos gustaría que
fueran en el futuro.


Tercero
Finalizada la dinámica, procederemos a ordenar las ideas y recogeremos las
ideas relacionadas con el proceso de adecuación intercultural de los servicios.


Cuarto
Luego se presentan los conceptos de cultura, adecuación cultural,
interculturalidad y estrategia intercultural en salud, comparándose con los
conceptos elaborados por los participantes, enfatizando en e| análisis, y la
importancia del trabajo para mejorar una calidad de atención en los servicios de
salud.


Quinto
Presentaremos los objetivos
siguientes aspectos:
I Cómo trabajaremos con la adecuación cultural de los servicios e


infraestructura?
I Cómo trabajaremos con el equipo de salud?
I Cómo trabajaremos en las prestaciones?
I Cómo trabajaremos con el sistema de información?


de la estrategia intercultural, orientando los


28




Explicaremos que las acciones de la estrategia intercultural, incluyen procesos
educativos y participativos, en los cuales el personal de salud y los agentes
comunitarios adquieren conocimientos, desarrollan habilidades y prácticas
culturales, que pueden ser canalizadas adecuadamente en los servicios de salud.


No se debe olvidar, que la dinámica sobre el personal de salud, ha de girar en
relación con sus roles y funciones, especificadas ya en los respectivos manuales
de Áreas de Salud, y sobre aquellas nuevas responsabilidades surgidas del
ejercicio de la interculturalidad.


Sexto
Finalizada la presentación de los objetivos del programa, pasaremos a hablar del
rol de los agentes comunitarios en salud, en el trabajo con las familias y la
comunidad. Para el efecto, usaremos la dinámica de lluvia de ideas, con la
participación de los asistentes, y luego escribimos en un papelote las
responsabilidades acordadas.


Séptimo
Al final de la sesión, les agradeceremos su participación, resaltando la
importancia de sus acciones y su compromiso en apoyar los trabajos de
implementación de la estrategia intercultural.


RECUERDA QUE:
El trabajo con el personal de salud será el más amplio, pues de ellos depende que se
tenga una adecuada implementación de la adecuación. Se sensibilizará en diversas
oportunidades brindándoles información suficiente que les permita entender
claramente el proceso. Desde presentaciones prácticas hasta bibliografía especializada
sobre el tema.


FASE 2. PLANIFICACIÓN


En esta fase procedemos a realizar el "diagnóstico cultural” de la población a
intervenir.


El diagnóstico consiste en recoger y analizar la información que se obtiene de dos
fuentes: la Observación Participante y las Fichas de Entrevistas a Profundidad.


La Observación Participante es una metodología de trabajo de campo que nos
permitirá reconocer de manera vivencial los comportamientos culturales de la
población y conocer de cerca lo que se considera más apropiado para una buena
atención en los servicios de salud.


La Entrevista a Profundidad, nos permitirá conocer cuál es la percepción de Ia
población acerca de un buen servicio de salud. Para ello abordaremos las preguntas de
acuerdo a los siguientes ejes temáticos:


29




o Infraestructura y Servicios
o Conjunto de prestaciones
o Personal de Salud
o Sistemas de Información


Una vez realizado el diagnóstico y el análisis de las percepciones de la población, se
elaborará el Plan de implementación de las estrategias interculturales en los servicios
de salud, incorporando y dando preeminencia, en la medida de lo posible, aquello que
le ha de significar al servicio un aporte significativo dirigido hacia el cambio, y que, por
lo mismo, ha de ser percibido, en última instancia, como un mejoramiento de la
calidad.


¿Qué objetivos buscamos con la planificación?


o Elaborar el "diagnóstico cultural" de la población
o Realizar el análisis del diagnóstico cultural y de las percepciones de la


población acerca de calidad de un buen servicio de salud


Gráfico No. 4. Proceso del Diagnóstico Cultural


Servicios e
infraestructura


Análisis de los
problemas
pflorúados Personal deSalud


. , . . Elaboración
D'a9"°3t'°° P’°°.‘*Sa""e“.‘9 del Plan de - .cuuura]


E>
de la Informacion


Eí> lmplementació
r Prestaciones


n de las
estrategias


interculturales Sstema
de información


¿Cómo nos organizamos para esta fase?


En la fase de planificación, es importante que se definan las actividades y
responsabilidades al interior del establecimiento, dado que se necesita la participación
del equipo de salud, los agentes comunitarios y otros actores de la comunidad.


Las tareas en esta fase son:


30




o Realizar el FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debílidades y Amenazas) del
establecimiento de salud.


o Organización para el "diagnóstico cultural": el personal de salud elaborará un
cronograma de acciones que permitan cumplir con el trabajo planteado.


o El personal de salud identificará los aliados estratégicos de la comunidad para
poder involucrase en el proceso de conocimiento de la realidad cultural de la
población a intervenir, así como de cuál es su percepción de una buena calidad
de atención en un servicio de salud.


o Procesamiento de la información: se procederá a una reunión del equipo del
establecimiento de salud, donde se analiza la información recogida, y procede
a elaborar una propuesta de cómo implementar la estrategia intercultural.


o Consolidación de la información y elaboración del plan concertado entre el
personal de salud, agentes comunitarios y líderes comunales, respecto a la
implementación de la estrategia intercultural.


o Presentación del plan a las autoridades, líderes de la comunidad e instancias de
concertación comunal, y definición de acuerdos sobre la articulación del plan
de implementación de la estrategia intercultural en los servicios de salud.


RECUERDA:
Es importante y prioritario contar con una línea base sobre el estado actual de la
interculturalidad y el uso de la medicina tradicional en nuestro país. Si bien
reconocemos diversas experiencias al respecto, no tenemos suficiente información
válida y concreta, de modo que podamos partir de un punto inicial y avanzar hacia el
desarrollo de los diversos procedimientos, debidamente estandarizados.


Paso 1: ¿Cómo realizamos el diagnóstico sociocultural?
El diagnóstico sociocultural es un proceso de levantamiento de información que nos
permite conocer la realidad cultural de la población a intervenir.


Objetivo:
Disponer de información sobre la población a intervenir, sobre sus comportamientos y
actitudes hacia el establecimiento de salud y sus percepciones en relación a la salud y
la enfermedad.


La aplicación de las Guías de Entrevistas a Profundidad debe desarrollarse en un clima
de confianza, para lo cual, el personal de salud responsable, establecerá un diálogo
amable con las personas, propiciando un acercamiento antes de iniciar las preguntas.
Es importante explicar a los entrevistados cuál es el objetivo de Ia entrevista y cómo se
va a manejar esta información, enfatizando que la información obtenida, servirá como
insumo para diseñar la estrategia intercultural y elaboración de un plan de
intervención en los servicios, donde se tomará en cuenta de sus requerimientos
culturales.


¿Cómo recogemos la información?


31




Como se ha señalado, el "diagnóstico cultural" consta de la aplicación de dos
instrumentos, Ia Observación participante y la entrevista a profundidad en algunos
casos se aplicara la técnica de Grupos Focales.


RECUERDA:
La implementación de esta estrategia parte de tener un diagnóstico socio cultural
(donde se incluye, además, las características epidemiológicas y poblacionales), que
permite conocer la diversidad poblacional adscrita a los establecimientos. Se ha de
escoger la metodología diagnóstica más adecuada de las varias existentes. Si bien
partiremos de establecimientos con reconocida actividad intercultural, deberemos
conocer, asimismo, el entorno situacional de los establecimientos cercanos.


Paso 2: ¿Cómo y para qué procesamos la información del diagnóstico?
Luego de realizar el diagnóstico cultural de la población, procederemos a realizar una
priorización de los requerimientos de la demanda, con lo cual estaremos listos para
materializar un documento operativo que facilite la intervención.


Para el efecto elaboraremos una tabla de resumen de las demandas hechas por los
beneficiarios del servicio de salud (Tabla No 1), de acuerdo a cada uno de los
componentes señalados: infraestructura y servicios, personal de salud, prestaciones,
sistemas de información, u otros.


De esta forma:
I Realizaremos una priorización de las demandas de atención en los servicios


de salud que Ia población considera importante.
* Realizaremos una priorización del proceso de adecuación cultural del


servicio según componentes.
I Obtendremos también información sobre otros cambios deseables y


susceptibles de ser implementados en los servicios de salud.


Tabla 1. RESUMEN DE PROBLEMAS Y DEMANDAS RECURRENTES DE LA
POBLACION BENEFICIARIA


32




RECUERDA:
Hemos identificado ya las necesidades y demandas de Ia población en torno a cómo
les gustaría ser atendidos, y visualizar los cambios sustanciales a realizarse en los
servicios de salud.


Paso3: ¿Cómo elaboramos el plan de implementación de la estrategia
intercultural?


En este paso, llegamos a la definición del plan de implementación de la estrategia
intercultural en los servicios de salud. Para su elaboración utilizaremos una matriz que
será Ilenada con los datos obtenidos en las reuniones anteriores y con Ia información
obtenida mediante la aplicación de las metodologías propuestas.


¿Cómo llenaremos la matriz del Plan?
Procederemos de la siguiente forma (ver Matriz 2)


Primero
¿Cuál es el problema priorizado?
Llenaremos la segunda columna correspondiente a los problemas en relación a
los servicios de salud que han sido priorizados por los participantes y el personal
de salud. Asimismo registraremos los cambios deseables y consensuados con
respecto a los servicios.


Segundo
¿Qué actividades realizaremos?
En Ia tercera columna, escribiremos en forma precisa cada una de las acciones
propuestas.


Por ejemplo:
o Realizar la adecuación cultural de la sala de parto
o Implementar un botiquín de plantas medicinales


Tercero
¿Qué queremos lograr?
Definiremos las condiciones o metas que queremos alcanzar, de acuerdo al
problema analizado. Estas metas servirán como punto de referencia para Ia
evaluación del plan. En los casos en que sea posible cuantificarlas se utilizarán
unidades o porcentajes, que nos permitan medir, en el proceso de monitoreo y
evaluación, si estamos alcanzando lo que nos hemos propuesto.


Cuarto
¿Quién será el responsable?


33




En el Plan se tendrá en cuenta que las acciones a realizar deben tener un
responsable por cada uno de los ámbitos de intervención: infraestructura y
servicios, personal de salud, prestaciones, sistema de información u otros. Sin
embargo, es conveniente mencionar que el responsable debe actuar más como
un facilitador, puesto que el trabajo y la responsabilidad es compartida por todos
los miembros del establecimiento de salud.


Entre las personas que laboran en el establecimiento de salud, se elegirá un
responsable o coordinador general, quien será el referente y dará cuenta de las
actividades para el monitoreo y evaluación del Plan.


Quinto
¿Quién lo financiará?
Es necesario que se precise cómo y quién financiará la inversión de Ia actividad.
Los involucrados directos serán: Ministerio de Salud Pública, Gobierno Local,
Comunidad, otros (ONG, empresas, etc.).


Sexto
Costo Total
Se especificará el monto total que demandará la inversión de Ia actividad a
realizar.


Sétimo
¿Cuándo se realiza?
Estableceremos un cronograma para la ejecución del plan en el curso de un año,
en cada una de las actividades planteadas; registraremos con una X o un aspa el
mes en que se ha previsto su realización.


CONSIDERACIONES A TENERSE EN CUENTA EN EL PROCESO DE IMPLEMENTACIÓN
DE LA ESTRATEGIA


El plan de implementación de la Adecuación Cultural de Servicios de Salud se realizará
con la participación y aprobación de los grupos involucrados ya mencionados, de
manera que haya una concertación que permita el cumplimiento de los objetivos
propuestos. La primera etapa tendrá una duración de dos años y se espera obtener no
menos de 20 establecimientos de salud que cuenten con infraestructura idónea para
la atención intercultural, incluso de las áreas adscritas a dichos establecimientos, así
como profesional capacitado en prestaciones adecuadas culturalmente, y buenos
niveles de relación con las distintas categorías de sanadores de las medicinas
tradicionales y/o alternativas.


o En los servicios e infraestructura
La adecuación de los servicios debe responder a las expectativas de Ia población, y
es en este espacio donde buscaremos Ia mejor manera de adaptarlos


34




culturalmente de conformidad a las costumbres y tradiciones de los usuarios. Este
cambio permitirá generar en ellos un clima de confianza y familiaridad.


Para adecuar los servicios debemos tener en cuenta las
consideraciones:


siguientes


a. Cómo adaptar la infraestructura:
La infraestructura es el espacio físico en el que se producirá el encuentro entre los
equipos de salud y los usuarios. Este es el primer reflejo visible que el usuario tiene
del establecimiento de salud. Consideraremos entonces los siguientes aspectos:


La Arquitectura intercultural: consiste en buscar los elementos culturales que
identifiquen a la población. Por ejemplo:


- Elementos decorativos, artesanías, tipo de iluminación, colores del
establecimiento y demás elementos simbólicos que formen parte del contexto
del área de intervención; para lograr este proceso es necesario que se haga
participe a la población de las modificaciones posibles.


- Diseños arquitectónicos, son las formas de distribución espacial que se preveen
en el establecimiento de salud al momento de hacer construcciones o
remodelaciones. Como dijimos, es pertinente tomar en cuenta las opiniones de
la población. Ejemplo: en algunas poblaciones es importante que sus
ambientes tengan formas circulares; otras consideran importante la
orientación de las ventanas y puertas hacia el este (por donde sale el sol);
otras, que los ambientes maternos deban ser construidos de adobe puesto que
son mas cálidos y no permiten el paso del frío.


- Casas de espera, son construcciones donde se ha de tomar en cuenta las
características habitacionales de la población con la finalidad de crear un
espacio en la cual la madre y los familiares sientan mayor familiaridad. En estas
construcciones debe participar activamente la comunidad con la finalidad de
empoderarla y hacerla sentir que estos espacios les pertenece.


b. Adaptación del mobiliario:
Consiste en buscar mecanismos de adecuar los elementos utilitarios que la
comunidad utiliza, con la finalidad de crear un ambiente mucho más familiar
principalmente en los siguientes espacios:


1.- Sala de espera
Es uno de los espacios más importantes puesto que en él permanecerán los
usuarios un buen período de tiempo. Es necesario que se la adecue con
elementos de la comunidad como por ejemplo: sillas de madera, bancos que
ellos mismos elaboran, u otros elementos que Ia población considere
relevante.


2.- Sala de parto


35




Este espacio debe tener características especiales pues la mujer, durante este
proceso, necesita una mayor seguridad emocional, y los elementos simbólicos
crean este clima, acercándolas al espacio familiar. Para tales efectos, se
podrían incorporar hamacas, bancos de madera. En el caso del parto vertical
debieran considerarse: la cuerda de sostén, el trapecio, tablas, colchoneta,
camas de madera, cobijas o sobrecamas de colores, y demás elementos que la
población considere importante, de acuerdo con su idiosincracia cultural.


3.- Casa de espera
La casa de espera es el espacio del cual los familiares y la mujer embarazada
hacen uso durante su permanencia temporal, días antes del parto y durante los
primeros días del puerperio, sobre todo las usuarias que proceden de lugares
distantes. Entonces resultará necesario que los utensilios y mobiliarios lleven la
marca de la costumbre local. De nuevo, para implementarlo es necesario hacer
partícipe a la población, a las parteras y a los promotores de salud.


c. Insumos / recursos etnobotánicos:
Los establecimientos de salud debieran disponer de una alternativa terapéutica en
relación a los tratamientos, preferentemente medicalizados, del sistema oficial.
En relación a ello, se podría implementar algunos elementos culturalmente
adecuados, que faciliten la alternativa terapéutica, como por ejemplo:


- Jardines botánicos de plantas medicinales
Donde se cultiven las principales plantas medicinales que la población usa, y
que al mismo tiempo tengan el reconocimiento de los agentes de la medicina
tradicional (yachaks, uwishines, ponelas, etc., curanderos, parteras, sobadores
y otros). Tales espacios deberían estar cerca del Establecimiento de Salud.


— Herbario de plantas medicinales
Este espacio debe ser construido con la participación de los agentes
comunitarios, y se instalará dentro del Establecimiento de Salud. Consiste en
disponer de conjuntos significativos de plantas medicinales secas, de acuerdo
las necesidades del perfil epidemiológico. De esta manera, se podría disponer
de ellas ante cualquier eventualidad, cuando los usuarios lo soliciten.


Ya hemos mencionado la necesidad de adaptar nuestra infraestructura,
mobiliario e insumos según la realidad cultural poblacional, considerando los
aspectos propios de su cosmovisión en salud. Otro tema importante aquí es lo
relacionado con la adopción de un sistema de transporte. Son conocidas las
dificultades para movilizar a los enfermos en nuestras comunidades y zonas
rurales, pues hay pocos medios para ello (y también de comunicación). En
general tampoco los establecimientos de salud cuentan con medios idóneos de
transporte.


Los comités locales y grupos comunitarios, entonces, debieran disponer de
sistemas de respuesta a las emergencias en salud para la movilización de los
pacientes, trabajando en conjunto con el personal de salud, los gobiernos


36




locales, organizaciones no gubernamentales y demás entidades, que puedan
apoyar la resolución de este problema.


El trabajo colectivo mejora la empatía y comunicación entre sus actores, tan
necesaria en Ia mejora de la calidad de vida de nuestra población.


o En las prestaciones


La Ley Orgánica del Sistema Nacional de Salud, contempla el diseño de un Plan
Integral de Salud cuyo conjunto de acciones y prestaciones de salud se lleve
adelante a través de la red de proveedores, mediante la coordinación concertada de
acciones de las entidades integrantes del Sistema, dentro de una estrategia de
protección social basada en el derecho universal a la salud.


El denominado "Conjunto Garantizado de Prestaciones" definido contiene (ver
Anexo No.3):


A.
Un grupo de prestaciones individuales (personales) de prevención, detección,
diagnóstico, recuperación (curación) y rehabilitación de la salud, lo cual incluye la
provisión de servicios, medicamentos e insumos necesarios en los diferentes niveles
de complejidad del Sistema, para resolver problemas de salud de la población
conforme el perfil epidemiológico nacional, regional y local;
B.
Acciones de prevención y control de los riesgos y daños a la salud colectiva,
especialmente relacionados con el ambiente natural y social; y
C.
Acciones de promoción dela salud, destinadas a mantener y desarrollar condiciones
y estilos de vida saludables, individuales y colectivas, las cuales son de orden
intersectorial.


Los grupos de edad delimitados para las atenciones ambulatorias son los siguientes:
- Niños menores de 5 años
- Niños de 5 a 9 años
- Adolescentes de 10 a 19 años
- Mujeres en edad fértil (10-49 años)


Adultos 20 a 39 años
Adultos 40 a 64 años, y
Adulto mayor: más de 65 años


En relación a ello se plantea tres aspectos dentro de las prestaciones a considerar
en el proceso:
- Priorización de las atenciones maternas e infantiles.
- Personal de salud capacitado.
- Tipos de atenciones, insumos y equipos incorporados en los establecimientos,


relacionados con la medicina tradicional.


37




Recordemos que nuestra oferta de servicios brinda atenciones diferenciadas de
conformidad a procesos de promoción y prevención de la salud, o de curación y
rehabilitación en consulta externa, emergencia u hospitalización. Parte de estas
prestaciones ya han sido ampliamente relacionados con la medicina tradicional,
incorporando diversos aspectos en la atención, muchos de ellos vinculados con los
aspectos de la oferta que describimos en esta Guía.


Las prestaciones de promoción y prevención son las que mejor se prestan a la
"adecuación cultural", pues ellas no podrían desenvolverse de manera positiva sin
contar, con los conocimientos de las percepciones, de los hábitos y costumbres de
las comunidades en torno a los procesos de salud enfermedad. Igual con las
prestaciones de curación y rehabilitación, sobre todo en los procedimientos que
interrelacionan médico y paciente y en donde, asimismo, relaciones de respeto, de
afecto, la consideración de circunstancias particulares, la comprensión de los
saberes culturales por parte de quienes ofertan servicios, provee de un valor
sustancial al acto terapéutico y su resolución.


De igual modo, una relación apropiada con las diversas categorías de sanadores de
las medicinas tradicionales, aportaría un peso inestimable al conjunto de
prestaciones, pues no sólo se trataría del conocimiento y aplicación de otras
terapias, sino de las posibilidades de referencia y contrarreferencia de usuarios, su
complementariedad y contribución a la cura y promoción de la salud.


También resulta menester en los servicios reconocer y contar con el personal de
salud básico, que conoce el idioma nativo y mantiene una adecuada comunicación
con la población local. Su aporte, de igual modo, en gran medida resultará útil a lo
objetivos considerados.


En suma, las atenciones que convendría privilegiar serian las siguientes:
a. Controles prenatales, exámenes de laboratorio, atenciones obstétricas


en general, atenciones a la gestante.
b. Atenciones a niños: inmunizaciones,


diarreicas, salud infantil, etc.
infecciones respiratorias,


Con este punto de inicio incluiremos en nuestra estrategia las siguientes
prestaciones:


- Campañas preventivo — promocionales (cuidados del embarazo, parto, de EDA,
IRA, con enfoque intercultural).


- Del servicio ambulatorio o consulta externa en general: Esta atención la
realizan médicos generales, obstetrices, enfermeras y técnicos. Debe incluirse
participaciones compartidas con los agentes comunitarios de la medicina
tradicional o alternativa.


- Servicio de atención de parto vertical (tradicional); uso de casas de espera.
- Tratamientos con plantas medicinales y uso de tecnologías propias del saber


ancestral.


38




¿Como adaptar la prestación?
Sobre el sustrato de las formas y contenidos de la atención que posee el sistema
formal de salud, deberemos ir incorporando a nuestro modelo el conjunto de
atenciones basadas en las medicinas tradicionales y alternativas, que se practican
en la territorialidad de pueblos indígenas o afrecuatorianos (recordar que
debemos partir de experiencias reconocidas y de probada eficacia), de manera que
se incluyan como parte de dichas prestaciones, sean aceptadas por la población, y
se registren en los respectivos instrumentos diseñados para tales efectos.


Las experiencias de prestaciones culturalmente adaptadas, se han producido,
sobre todo, a nivel de niños y gestantes, alrededor de la oferta de las medicinas
tradicionales en comunidades indígenas. Si bien nuestro sistema de salud prioriza
a grupos poblacionales de zonas rurales con mayor pobreza, precisamente allí es
en donde mayor carencia existe de servicios y prestaciones. Por lo mismo, los
procesos de adecuación cultural cobran mayor importancia en dichos territorios, y
el escenario de oportunidad resulta altamente propicio para el relacionamiento
con los cultores de la medicina tradicional.


Es necesario mencionar, de otro lado, que si bien el Sistema Nacional de Salud, o el
PRO-AUS, no han determinado aun la incorporación al conjunto de prestaciones de
aquellas provenientes de las medicinas tradicionales o alternativas, ha de ser
necesario ir creando las condiciones para que aquello ocurra en el menor tiempo
posible.


Se debe avanzar, por lo mismo, en la protocolización de las prestaciones de las
medicinas tradicionales, así como en su costeo, todo lo cual llevará la marca, de
igual modo, de lo intercultural o de su pertinencia cultural, pues se ha de
comprender que tales procedimientos de ninguna manera se los podría realizar
bajo el modelo o paradigma de la medicina científica u occidental.


o En el Personal de Salud
La preparación de nuestro recurso humano es fundamental para brindar una
atención humanizada y de calidad. Sin embargo, carecemos de una serie de
herramientas culturales y comunicacionales que nos permitan generar una
empatía ideal con la población en un corto plazo.


Apuntando hacia dicha necesidad revisaremos este componente basándonos en
cinco criterios básicos:


a. Adaptación de las capacitaciones y actividades promocionales en salud:


Resulta deseable y necesario que el recurso humano en salud maneje tanto la
medicina occidental como la tradicional, y de esta manera se encuentre mejor
preparado para responder a las necesidades de la población. Por lo mismo
conviene llevar adelante diversos procesos de capacitación dirigido al personal


39




profesional y no profesional según regiones o áreas geográficas donde las
comunidades tengan costumbres similares.


Se propone generar capacitaciones relacionadas con los aspectos culturales que
identifican a cada población, reconociendo que gran parte de las mismas manejan
su propio idioma, costumbres, aspectos comunicacionales y medicina tradicional.


- Medicina tradicional:
Disponer de propuestas de cursos de capacitación en relación a aspectos
tradicionales como son el uso de las plantas medicinales y terapias alternativas,
validados en un inicio con las evidencias en la literatura y luego con la comunidad y
sus especialistas (sanadores, vegetalistas, parteras, sobadores, entre otros).


- Idioma:
Generar guías de traducción de palabras, expresiones médicas o sanitarias propias,
habitualmente usadas en la consulta, que permitan al personal asistencial conocer y
entender mejor el idioma de la comunidad. Recordemos que en su mayoría el
personal en salud arriba a una zona que desconoce y donde encuentra dialectos que
le impiden comunicarse mejor con la población, necesitando de tiempo y estudio
para lograr el entendimiento necesaria que le permita socializar mejor con sus
pacientes. Es necesario que el sistema disponga de personal bilingüe, sensibilizado,
capacitado, comprometido con el trabajo, y dispuesto creativamente a usar la
medicina indígena y occidental.


- Costumbres:
Desarrollo de estudios socioantropológicos, étnicos y culturales, de búsqueda activa
de información relacionada, que involucren al personal en salud y que permitan
brindar los conocimientos necesarios sobre las raíces étnicas y costumbres de cada
comunidad.


Es necesario brindar al personal de salud la posibilidad de acceso a información de
este tipo, disponible a nivel regional a través de bibliotecas, por ejemplo, o su acceso
virtual.


Aquí debemos considerar la heterogeneidad de las personas, sus creencias, cultura,
cosmovisión. Cada comunidad tiene sus propias características, las cuales deben ser
respetadas por el personal de salud. Se entiende que para ello habría que conocerlas
y entenderlas primero.


- Aspectos comunicacionales:
Desarrollo de estrategias de comunicación (spots radiales, afiches, trípticos,
programas, campañas, edición de cartillas, etc.), que involucren tanto al personal de
salud, de educación, como a la comunidad, teniendo como fin la mejora de la calidad
de vida. Tener presente que nuestro sistema de comunicación debe incluir tanto el
dialecto o idioma de la zona, como el castellano.


40




El otro tema a considerar es el desarrollo de las actividades de promoción de la
salud, muchas veces centralizadas o de poca validez a nivel rural. Es necesario Ia
revisión y adaptación de la información obtenida con el fin de que su aplicación
permita un mayor acercamiento hacia la comunidad.


La generación y mantenimiento de actividades de tipo preventivo, promocionales
(campañas de salud, visitas domiciliarias, talleres participativos con la comunidad),
que relacionen al personal de salud y la comunidad de una manera más eficiente,
pasa por reconocer los aspectos clave de esta relación y utilizar herramientas de
lenguaje y comunicación entendidas y compartidas por ambas partes.


b. Inserción en los programas académicos de los conceptos de interculturalidad
en salud.


Es necesario que el personal profesional y no profesional (nivel técnico), tenga
oportunidad de acceder a cursos de especialización, o cursos de pregrado o
postgrado relacionados con el tema cultural y la medicina tradicional y alternativa.
Si bien existen algunas experiencias en programas universitarios o de otras
instituciones educativas, éstas deberían ampliarse y tener mayor difusión.


Las currículas de estudios en salud deberían involucrar cursos relacionados con la
medicina tradicional, la construcción de modelos interculturales o la adecuación
cultural. Esto permitirá a los nuevos profesionales involucrarse con parte de la
cultura ancestral, promover el rescate de saberes y costumbres necesarios para Ia
mejora en salud de la comunidad.


Introducir este tipo de cursos y a su vez incentivar la conformación de equipos
multidisciplinarios a nivel de los establecimientos de salud, que generen
información válida y posible de replicar y sistematizar, requiere del compromiso de
diversos sectores y decisores políticos para sus respectivos diseño, aplicación y
mantenimiento a lo largo del tiempo.


Además, convendría proponer una política de incentivos al recurso humano
relacionada con la oferta de mayor educación y especialización en temas como los
señalados, lo cual permitiría mejorar tanto aspectos prácticos como teóricos del
ejercicio profesional.


Si bien resulta difícil mantener un recurso humano capacitado a nivel rural y con
un ingreso económico que no cubre sus expectativas, se podría gestionar mejoras
de su capacidad académica, al tiempo que aportar con otros incentivos, de manera
que perciba, en cierta medida, una retribución mayor por su trabajo realizado.


La capacitación y sensibilización en la interculturalidad debiera comprender todo
nivel educativo y actor involucrado (educación primaria, media, cursos de
pregrado y posgrado; equipos de salud, promotores, etc.). Por lo mismo, no sólo se
ha de considerar la capacitación de nuestro personal, que labora en comunidades
de zonas rurales o urbano marginales, sino de los líderes comunitarios, de los


41




sanadores y otros, puesto que es necesario que todo el sector se involucre en el
tema y pueda aportar colectivamente a los propósitos expuestos.


c. Disponibilidad de personal de salud competente en temas interculturales.


Es conocido las dificultades de contar con un recurso humano suficientemente
capacitado en el primer nivel de atención, sobre todo en zonas de difícil acceso
geográfico. La resolución de este problema significa la acertada aplicación de una
política de recursos humanos, que debe ir dela mano con la adecuación cultural.


También advertimos las dificultades de contar con recurso humano profesional a
este nivel, pues existen varios establecimientos de salud donde solamente
contamos con personal técnico, quienes mayormente, en contraste con el
personal profesional, conforman o se relacionan mejor con la comunidad pues
forman parte de ella, en algunos casos.


El sistema no siempre reconoce al personal técnico o a los promotores sanitarios,
no se diga a los líderes locales y agentes comunitarios de salud, por lo que los deja
de lado del sistema. De aquí Ia importancia de que ellos también se integren al
modelo de salud y puedan participar, de igual manera, de los procesos de
capacitación.


Otro asunto a considerar se relaciona con la validación comunitaria para el
reconocimiento o certificación de los promotores y de los sanadores de las
medicinas tradicionales. Hacerlo significaría dar un paso adelante en el proceso de
estandarización cultural de las prestaciones ancestrales (de sanación, curación y
purificación), que han sido reconocidos y validados según experiencias descritas en
Ia literatura.


Una vez estandarizados una serie de procedimientos teóricos y prácticos del
ejercicio médico tradicional (por pueblos y nacionalidades, de conformidad a los
derechos colectivos), éstos podrían incluirse dentro de las capacitaciones a
proponer para el personal de salud.


d. Establecimiento de protocolos y guías de atención con adaptación cultural.
Es importante, en el ámbito de la adecuación cultural, establecer protocolos
complementarios de atención, que consideren la calidez, el idioma, y la identidad
cultural (humanización de los servicios). Recordemos que los protocolos existentes
se basan en la medicina occidental y no se adaptan en muchos casos a algunas
realidades propias de las comunidades o poblaciones culturalmente diversas
presentes en el territorio nacional.


Debemos disponer de protocolos con información entendible por nuestro
personal, que les facilite su puesta en práctica y que no quede como un
conocimiento archivado por incomprensible y oscuro, lo que usualmente sucede
con las guías y protocolos validados sólo a nivel urbano, que no incluyen


42




comúnmente los aspectos culturales provenientes de la zona urbano marginal o
rural.


Es prioritario que este tipo de documentos, una vez construidos, tengan su
validación a nivel de los establecimientos de salud del primer nivel de atención,
relacionados con las zonas de mayor pobreza y exclusión social. Se propone
además la realización de reuniones de discusión e intercambio entre personal de
salud y comunidad, donde se evidencie los elementos positivos de la adecuación
intercultural lograda, y así pasen formalmente a ser documentadas en nuestras
Guías.


Así por ejemplo, parte de las experiencias de las parteras y su trabajo en conjunto
con el personal de salud, podría ser considerado, pues son ellas quienes manejan
diversos insumos comunes para la atención del parto en zonas rurales
(concepciones, procedimientos y recursos), los que complementarían lo conocido
en la medicina occidental.


o En el sistema de información
No hay una difusión adecuada de la información proveniente de los procesos
de salud intercultural y medicina tradicional o alternativa en nuestro país.
Consideramos necesario la sistematización de esta información, de manera
que sea asequible al personal de salud y que a su vez se integren las
atenciones con medicina tradicional y/o alternativa a los diversos registros
propios de nuestro sistema de salud.


Para adaptar nuestros sistemas de información debemos considerar los
siguientes criterios:


a. Información válida y confiable.
Es necesario disponer de información objetiva relacionada con la experiencia
intercultural y de las atenciones realizadas por las medicinas tradicionales y
alternativas, de manera que esto facilite el reconocimiento de la provisión
plural de los servicios.


Por otro lado, se vuelve necesario brindar información de las diversas
experiencias válidas presentes en la literatura, relacionada con las medicinas
tradicionales y con los aspectos socioculturales de las poblaciones de las zonas
de reconocida diversidad cultural. Esta información debería ser revisada y, a
partir de aquí, generar procesos de sistematización y adaptación que permitan
réplicas posibles mediante la construcción de manuales de usos (documentos
técnicos) al alcance del personal de salud del primer nivel.


Deberían, asimismo, recuperarse de primera fuente los conocimientos propios
de los pueblos (a través de estudios cualitativos, socioantropológicos) para
evitar la perdida de la sabiduría ancestral. Existen buenos ejemplos de
experiencias de esta naturaleza en nuestro país, las cuales convendría
considerarlas y aplicarlas según nuestra realidad, recolectando la información


43




necesaria con metodologías idóneas, que permitan, a la postre, la validación
del esfuerzo realizado.


Otro elemento fundamental reside en el hecho de que no existe notificación
desagregada por pueblos indígenas, afroecuatorianos u otros, posibles de
obtener del sistema común y general de información. Por ello, ha de ser
necesario incluir la variable nacionalidad o pueblo (según los derechos
colectivos, constante en la normativa jurídica actual) en los registros
existentes, con la finalidad de conocer su real situación de salud.


b. Monitoreo de la información.
Se debe contar con un sistema de monitoreo y vigilancia de las atenciones
interculturales realizadas, estratificándolas y jerarquizándolas por tipo de
procedimiento, tipo de medicina utilizada, nivel de complejidad, etc. El
monitoreo debe incluir además a los grupos de pacientes atendidos (menores
de 5 años, gestantes, etc.) y a los grupos de profesionales o personal que
realiza dicho servicio.


De este monitoreo debe responsabilizarse el nivel central (nacional y
provincial), generando un sistema que permita tener indicadores de proceso y
resultado relacionados con la adecuación cultural, para así disponer de un
adecuado seguimiento y observar la marcha del proceso en el curso del
tiempo.


No hay que olvidar, además, que se puede monitorizar los insumos utilizados
(por ejemplo: plantas medicinales, sus dosificaciones y formas de
presentación). Debemos comprender que nuestro sistema de salud debe
incorporar las diversas atenciones realizadas en base a la medicina tradicional
o alternativa, y no solamente los aspectos hasta ahora enunciados
(infraestructura, equipamiento, recurso humano, comunicación, prestaciones),
de tal forma que podamos contar con registros integrales del proceso en
cuestión.


c. Compilación y sistematización de la información.
Se han desarrollado diversas experiencias a nivel nacional en el campo de la
adecuación cultural de la atención a la salud, las que deben ser descritas y
conocidas para su uso en otras áreas (sociales, antropológicas, etc), y zonas del
país. Esto pasa por la estandarización de dichos procedimientos, lo cual
permitirá su mejor relación y comprensión, su sistematización y análisis, su
retroalimentación y colaboración dialogada.


Aquí hemos observado el poco acceso de los usuarios a información relevante
sobre interculturalidad o medicinas tradicionales, lo que ha generado un
peligro de pérdida de los conocimientos y sabiduría ancestral. No se tiene una
propuesta clara de sistematización y análisis de las experiencias interculturales
en salud, lo que amerita compilar y poner al alcance del personal de salud


44




bases de datos con procedimientos y recursos de las medicinas tradicionales
locales.


Como se dijo, sería importante incluir en los sistemas de información de salud
actuales, variables culturales (etnias, patologías, georeferenciación
comunitaria) para orientar la toma de decisiones y la vigilancia común.


45




MATRIZ 2. PLAN DE IMPLEMENTACION DE LA ESTRATEGIA INTERCULTURAL


Ambitos de
intervencion


¿CUÁL ES EL PROBLEMA
PRIORIZADO EN EL 55.?


¿QUÉ ACTIVIDADES
REALIZAREMOS


¿QUÉ
QUEREMOS
LOGRAR?
(Metas)


¿QUIÉN ES
RESPONSABLE?


¿QUIÉNES LO FINANCIARAN?


MSP Gob. Co Otros
local m.


COSTO TOTAL
CRONOGRAMA DE IMPLEMENTACIÓN


3 4 5 6 7 8 9 10 11 12


Infraestructura y
servicios


Recursos


Humanos


Prestaciones


Sistema de
información


Otros


46




FASE 3. EJECUCIÓN


3.1. ¿Quienes participan en la ejecución?
La ejecución estará a cargo de equipos técnicos de los niveles:


- Central
- Provincial y
- Local


Conformados por el personal técnico y operativo de:


- La Dirección Nacional de Salud de los Pueblos Indígenas (Planta Central y
Direcciones Provinciales de Salud).


- Los Procesos o Subprocesos relacionados (según la actual estructura sistémica
del Ministerio de Salud).


- Los profesionales del PRO-AUS y consultores externos involucrados en la
propuesta.


De igual modo, podrán conformar los equipos técnicos, personal capacitado y
comprometido de:


- Organizaciones no Gubernamentales con experticia en proyectos de
interculturalidad.


- Organizaciones locales de diverso grado de las nacionalidades y pueblos
(indígenas, afroecuatorianos, otros).


- Gobierno Locales
- Otros


Los equipos no sólo estarán involucrados en la implementación de Ia propuesta, sino
que participarán de manera sistemática en el seguimiento y monitoreo de las
actividades.


Se comprende que, de igual modo, se procederá en el caso de otras instituciones
prestadoras de servicios como el Seguro Social Campesino.


3.2. ¿Cómo realizaremos las actividades propuestas en el Plan?


El plan propuesto para la realización del proceso de adecuación cultural de los
servicios de salud, se realizará mediante la concertación colectiva de la agenda
propuesta, sobre la base de las actividades que se ejecutan en el primer nivel de
atención, observando la disponibilidad del personal de salud para Ias capacitaciones
grupales, los períodos de tiempo requeridos, así como lo propio en lo relacionado con
los actores comunitarios y organizacionales locales.


FASE 4. SEGUIMIENTO, MONITOREO Y EVALUACIÓN


47




4.1 ¿Cómo se monitorea y evalúa la implementación de la estrategia
intercultural en los servicios de salud?
Los responsables de los servicios trabajarán una matriz de indicadores para la
realización de un monitoreo trimestral de las actividades. A su vez, los representantes
de los equipos técnicos conformados, visitarán los establecimientos seleccionados
periódicamente para realizar monitoreo de actividades ¡n situ. Se plantea evaluaciones
anuales del trabajo realizado. Todos los establecimientos podrán contar con el
seguimiento de los indicadores y observar así en cuáles se debe mejorar o incidir.


Recordemos que el Plan desarrolla objetivos, metas e indicadores, están
contemplados dentro de un modelo lógico que cuenta como insumos a los recursos
humanos y económicos que se invertirán en esta Estrategia, las capacitaciones, y el
desarrollo de Ia infraestructura y equipamiento respectivos, esperando obtener
resultados de corto, mediano y largo plazo, los cuales podrán ser medidos según los
tiempos previstos.


4.2. ¿Cómo se evalúa los progresos de la implementación de la
estrategia intercultural en los servicios de salud?
Se espera encontrar indicadores positivos a partir del primer año de inicio de su
implementación. Debido al monitoreo y seguimiento del trabajo realizado de manera
trimestral, se espera identificar y corregir las posibles necesidades o defectos de la
implementación, según el problema observado (recordemos que nos centramos en:
infraestructura, prestaciones, personal de salud y sistema de información).


4.3. Desarrollo del sistema de difusión de la información
Parte del plan propuesto define la generación de una estrategia comunicacional que
permita la mejor difusión de la información relacionada con la adecuación cultural de
los servicios de salud, a nivel de nuestros dos públicos objetivos: el personal de salud y
los actores de la comunidad.


Se difundirá las actividades y logros obtenidos en torno a la adecuación cultural y
medicinas tradicionales y/o alternativas, según se procese la información relacionada
al monitoreo de indicadores. Además se fomentará el intercambio de información a
través de seminarios y talleres que permitan consolidar la estrategia intercultural a
nivel del personal de salud.


Los medios de comunicación social y las editoras de textos son otros mecanismos por medio
de los cuales podremos difundir las experiencias desarrolladas.


48




AN EXOS


ANEXO N°1


SUSTENTO JURÍDICO PARA LA CONSTRUCCIÓN DE UNA


POLÍTICA DE SALUD INTERCULTURAL


Tanto la Constitución Política del Estado ecuatoriano (1998), la Ley Orgánica del Sistema Nacional de
Salud, la Ley de Maternidad Gratuita y Atención a la Infancia, así como las suscripciones del país a los
Convenios y Acuerdos internacionales —Iniciativa SAPIA OPS, 1993); los Decenios de las Poblaciones
Indígenas del Mundo: 1994-2004 / 2004-2014; el Convenio 169 de la OIT, 1989-, el Informe de la
Secretaria (A56/18, 31 de marzo del 2003) de la 56 Asamblea de la OMS, o los Acuerdos de la
Comisión Andina de Salud Intercultural, que serían insumo para la Resolución REMSAA XXVII/417 de
los Ministros de Salud del Área Andina (suscrito el 31 de marzo, 2006), incluyen formulaciones y
llamados a los países miembros hacia el respeto y desarrollo de las medicinas tradicionales y sus
recursos diagnósticos y terapéuticos, especialmente el de los recursos fitofarmacológicos, hacia la
constitución de modelos interculturales de salud y la adecuación cultural de los servicios y
prestaciones, hacia la generación de instituciones propiamente indígenas para el desarrollo de
políticas, planes y programas de intervención en salud para poblaciones nativas, hacia la
participación social en la gestión y atención de los servicios, entre otros.


Sin embargo, no existe una política explícita que, integrando todos y cada uno de los aspectos
señalados en las Resoluciones, Acuerdos y Convenios, pudiera significar una política de Estado,
propiamente intercultural para el Ministerio, Direcciones Provinciales y Áreas de Salud, pero también
para la intersectorialidad y la cooperación, las academias e instituciones formadoras de recursos,
organizaciones no gubernamentales y de las nacionalidades y pueblos indígenas en el Ecuador, así
como las de los sanadores de las medicinas ancestrales y tradicionales.


De cualquier modo, lo hasta hoy obtenido es un insumo importante para dicho fin. A continuación, se
cita el cuerpo jurídico suficiente y necesario para emprender la formulación de una política
intercultural, que promueva un interrelacionamiento productivo de las culturas sanitarias diversas
existentes, y que en el marco del respeto de sus diferentes cosmovisiones, paradigmas, principios y
valores, halle la oportunidad y estímulo a la disminución constante, hasta su definitiva cesación, de
todos aquellos hábitos, costumbres y conductas de discriminación, racismo y maltrato, que
históricamente se ha vivido en la atención de los servicios de salud, provocando índices decrecientes
de cobertura en las zonas rurales, pero también que promueva el conocimiento de los aportes al
desarrollo, la cultura y la salud, que históricamente los sanadores de las medicinas tradicionales y
ancestrales han ofrecido al país.


Políticas internacionales:


— Convenio 169 de Ia OIT (1989), Sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países
Independientes, aprobado y suscrito por nuestro país (Registro Oficial no. 304, abril de 1989)
declara en su Parte Quinta: Seguridad Social y Salud; Art. 25:


49




1. Los Gobiernos han de poner a disposición de los Pueblos interesados, servicios de
salud adecuados, o proporcionar a dichos Pueblos los medios que le permitan
organizar y prestar tales servicios bajo su propia responsabilidad y control, a fin de
que puedan gozar del máximo nivel posible de salud física y mental.


2. Los servicios de salud deberán organizarse, en la medida de lo posible, a nivel
comunitario. Estos servicios deberán planearse y administrarse en cooperación con
los pueblos interesados y tener en cuenta sus condiciones económicas,
geográficas, sociales y culturales, así como sus métodos de prevención, prácticas
curativas y medicamentos tradicionales.


3. El sistema de asistencia sanitaria deberá dar preferencia a la formación y al empleo
de personal sanitario de la comunidad local y centrarse en los cuidados primarios
de salud (...).


Septiembre de 1993: Gobiernos miembros de la OPS (Organización Panamericana de la
Salud) expiden: ”lníciativa de Salud de los Pueblos Indígenas de las Américas". Resolución V:
reconocer, valorar y rescatar la riqueza cultural y la sabiduría ancestral de los pueblos
autóctonos; promover actividades encaminadas al mejoramiento de su calidad de vida y
salud.


OPS - 1995: en vigencia plan: dar un trato justo y particularizado a pueblos y nacionalidades
indígenas, a la vez que:


- El establecimiento de un equipo profesional de alto nivel en el que participen también
representantes de los pueblos indígenas para la formulación de políticas y estrategias
en salud dirigidas hacia las poblaciones indígenas;


- El fortalecimiento de la capacidad técnica, administrativa y gerencial de las
instituciones nacionales y locales responsables dela salud de los pueblos indígenas;


- El desarrollo de la promoción de las culturas sanitarias y de sus modelos rituales, que
forman parte del eje conceptual y metodológico de los Sistemas Locales de Salud, en
base al ejercicio de los derechos colectivos indígenas;


- La construcción del denominado Modelo de Atención Integral de Salud con Enfoque
Intercultural, que considera el ejercicio de la Medicina Tradicional y la investigación
sobre su inocuidad y calidad en el entorno biodiverso.


12 de mayo, 1994: 479. Asamblea Mundial de la Salud: Decenio Internacional de las
Poblaciones Indígenas del Mundo. Objetivos:


- Fortalecer la cooperación internacional para solución de los problemas de salud de
pueblos indígenas.


— Adoptar disposiciones específicas para grupos de población más vulnerables.
— Reconocer la experiencia y conocimientos de las medicinas tradicionales indígenas.
— Atención médica y sanitaria culturalmente adaptada en sus métodos, técnicas y


alcance social.
- Establecer en los países: puntos focales de enlace con el Centro de Derechos Humanos,


los gobiernos y las poblaciones indígenas para desarrollar y mejorar programas de
beneficio.


- Establecer grupos consultivos de representantes indígenas con conocimiento sobre
necesidades de recursos sanitarios en las comunidades.


E insta a los gobiernos:


50




A que incrementen su cooperación entre la Organización Mundial de la Salud (OMS) y
otras Agencias, incluido el Centro de Derechos Humanos para atender las necesidades
sanitarias de los pueblos indígenas.
A que presten su apoyo para acelerar la ejecución de programas en pueblos indígenas.
A que ayuden a gobiernos y pueblos indígenas en el abordaje de sus necesidades
sanitarias desde un enfoque intercultural.
A que examinen la contribución de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para
fomentar los conocimientos y tradiciones de la medicina indígena, en especial de sus
recursos etnobotánicos.
A que velen porque sus proyectos se ejecuten en poblaciones indígenas.


2004: lI Decenio Internacional de las Poblaciones Indígenas del Mundo.


2003: 56 Asamblea de la OMS, Informe de la Secretaria (A56/18, 31 de marzo del 2003):
Informe que pasa revista al uso creciente de la medicina tradicional (medicinas tradicionales
y alternativas) por los países, y recomienda una estrategia para su desarrollo y valoración.
Sus objetivos y respectiva aplicación consideran:


Integrar los aspectos pertinentes de Ia medicina tradicional en los sistemas nacionales
de atención de salud, formulando políticas nacionales y programas de aplicación: La
política debe incluir la definición del papel del gobierno en desarrollo de la medicina
tradicional dentro del sistema de atención de salud e indicar una misión con metas y
objetivos;
Fomentar la seguridad, la eficacia y la calidad de la práctica de la medicina tradicional
facilitando orientación sobre los patrones de reglamentación y la garantía de calidad:
Establecer comité nacional de expertos; formular reglamentación nacional; dispensar
autorizaciones para el ejercicio de Ia medicina tradicional y facilitar apoyo a la
investigación.
Incrementar su acceso y acequibilidad: puesto que se ha demostrado que sus
tratamientos son costos eficientes en enfermedades comunes y son asequibles para la
mayor parte de las comunidades. Condición para su acceso: Protección de los
conocimientos y la utilización sostenible de las reservas de plantas medicinales;
compilar un inventario nacional de recursos etnobotánicos; tramitación de solicitudes
de patentes.
Promover su uso racional: Por los practicantes de la medicina tradicional y los médicos;
fortalecer su comunicación; crear programas de formación adecuados; preparar
programas de educación y formación a consumidores sobre la utilización correcta de
sus recursos.


2006: Resolución REMSAA XXVIl/417, 31 de marzo, 2006): Los Ministros de Salud del Área
Andina, reunidos en Bogotá a últimos de marzo del 2006, acogieron los Acuerdos formulados
por la Comisión Andina de Salud Intercultural, establecida en Lima en noviembre del 2005. La
Resolución suscrita por los Ministros de salud del Área Andina contempla:


Expresar su beneplácito por el trabajo de la Comisión Andina de Salud Intercultural y
ratificarla.
Desarrollar políticas institucionales que garanticen la incorporación del enfoque
intercultural en todas las acciones vinculadas a la salud.
Avanzar en la construcción de modelos de atención con enfoque intercultural, y de
sistemas de información y seguimiento sobre salud intercultural y situación de salud de
pueblos indígenas.


51




- Desarrollar mecanismos de participación de los pueblos indígenas en la formulación,
ejecución y evaluación de políticas públicas en salud.


- Solicitar al Secretaría del ORAS-CONHU coordinar el Plan Andino de Trabajo en Salud
Intercultural y articularlo con las Políticas Públicas de Salud, al tiempo que fortalecer el
desarrollo de RRHH con competencia en salud intercultural.


Política nacional:


— 1994: Ley de Maternidad Gratuita y Atención a Ia Infancia: Prácticamente un Programa de
subsidiariedad a la madre y el niño, es decir a la demanda, articulando para el efecto a
diferentes proveedores de servicios.


— Art. 2-A (Art. Agregado por Ley No. 129; agosto 1998). (...) Podrán participar, previa
acreditación por el Ministerio de Salud, entidades prestadoras de servicios de salud sin
fines de lucro, incluyendo las de la medicina tradicional.


— Art. 5 c) Confórmese el Comité de Gestión de los Fondos Solidarios Locales de Salud, que
estará constituido por el Alcalde o su representante legal, el o lo Jefes de Áreas de Salud
en representación del Director Provincial de Salud, un representante de la comunidad
organizada, una representante de las organizaciones de mujeres, y, en el área rural, un
representante de las organizaciones de campesinos o indígenas.


- 1998: Carta Política del Estado:


Art. 1: El Ecuador es un Estado (...) pluricultural y multiétnico.


Art. 44: El Estado (...) reconocerá, respetará el desarrollo de las medicinas tradicional y
alternativa, cuyo ejercicio será regulado por la ley e impulsará el avance científico y
tecnológico en el área de salud, con sujeción a principios bioéticos.


Art. 84: 3.3 Mantener, desarrollar y fortalecer su identidad y tradición en lo espiritual,
cultural, lingüístico, social y político. —Y los numera|es:-


9. A la propiedad intelectual colectiva de sus conocimientos ancestrales; a su
valoración, uso y desarrollo conforme a la ley.


12. A sus sistemas, conocimientos y prácticas de medicina tradicional, incluido el
derecho a la protección de los lugares sagrados, plantas, animales, minerales y
ecosistemas de interés vital desde el punto de vista de aquella.


13. Formular prioridades en planes y proyectos para el desarrollo y mejoramiento de
sus condiciones económicas y sociales; y a un adecuado financiamiento del
Estado.


14. Participar, mediante representantes, en los Organismos oficiales que determine la
Ley.


— 2002: Ley Orgánica del Sistema Nacional de Salud:


— Capítulo I:
- Art. 2, Finalidad y Constitución del Sistema: El sistema Nacional de Salud (...) estará


constituido por las entidades (...) comunitarias (...).


52




Art. 3: Objetivos. 5: Incorporar la participación ciudadana en la planificación y
veeduría en todos los niveles y ámbitos de acción del Sistema Nacional de Salud.
Art. 4: Principios. 5: Pluralidad Respetar las necesidades y aspiraciones diferenciadas
de los grupos sociales y propiciando su interrelación con una visión pluricultural.


— Capítulo II: Del Plan Integral de Salud
Art. 5: Para el cumplimiento de los objetivos propuestos, el Sistema Nacional de
Salud implementará el Plan Integral de Salud (...) y mantendrá un enfoque
pluricultural.
Art. 6. Modelo de Atención: El Plan Integral de Salud, se desarrollará con base en un
modelo de atención con énfasis en la atención primaria y promoción de la salud (...).
Se desarrollará en los ambientes familiar, laboral y comunitario, promoviendo la
interrelación con la medicina tradicional y medicinas alternativas.


Capítulo III: Integración del Sistema
Art. 7. Integrantes del Sistema Nacional de Salud: 12. Servicios Comunitarios de Salud
y agentes dela medicina tradicional y alternativa.


Capítulo IV: Funcionamiento del Sistema
Art. 13. Función de financiamiento: (...) El financiamiento del Plan Integral de Salud
(...) será destinado a garantizar las acciones de salud de la población con mayor
riesgo y vulnerabilidad epidemiológica y bio-social.


Capítulo VI: De los Recursos Humanos
Art. 26. El Ministerio de Salud Pública, con el apoyo del consejo Nacional de Salud,
propondrá a las entidades formadoras la política y el plan nacional para el desarrollo
integral de los recursos humanos en salud (...) con enfoque pluricultural, conforme a
las necesidades dela población y mercado de trabajo.
Art. 29: El Ministerio de Salud Pública, con el apoyo del Consejo Nacional de Salud y
la participación del FUNDACYT, impulsará una política de investigación orientada a
las prioridades nacionales y el desarrollo y transferencia de tecnologías adaptadas a
la realidad del país manteniendo el enfoque pluricultural, que incluya la promoción y
desarrollo de la medicina tradicional y alternativa.


2004. El Modelo de Atención Integral, estatuido mediante Acuerdo Ministerial 0553 del 13
de mayo del 2004, explicita:


3.2 Objetivo General: el Modelo de Atención Integral será ofertado por "otros
proveedores de servicios de salud" (se comprende el referido a las medicinas
tradicionales y alternativas).


3.3 Bases Conceptuales: El Modelo de Atención Integral, se desarrollará con bases en
la Atención Primaria y Promoción de la Salud con enfoque familiar (...). Se
desarrollará en los ambientes familiar, laboral y comunitario, promoviendo la
interrelación con la medicina tradicional y medicinas alternativas. Considera la
estrategia del enfoque intercultural que ha de garantizar la vigencia y práctica de los
conocimientos provenientes de un rico patrimonio cultural, superando prejuicios e
incorporando modelos que expresen Ia complementariedad, la reciprocidad y la
diversidad de las culturas en salud.


53




— 5. Conjunto de Prestaciones Básicas: (...) será accesible y de cobertura obligatoria
para toda la población por medio de la red pública y privada de proveedores y
mantendrá un enfoque pluricultural.


— 7. Estrategias para el Desarrollo del Modelo de Atención Integral:


(...) Garantizar la adopción intercultural de aspectos conocidos de la atención:
Investigación y validación de prácticas alternativas de salud; aplicación y
normatización de las prácticas validadas.
- Fortalecimiento y coordinación con la red comunitaria (se comprende la red


socio organizativa —cabildos; organizaciones de primero y segundo grado—,así
como las redes de sanadores de las medicinas tradicionales).


- Coordinar las medicinas tradicionales y complementarias, reconociendo y
respetando las diferentes prácticas que las etnias ecuatorianas utilizan para
atender sus necesidades prioritarias de salud.


- Realizar visitas integrales comunitarias bimensuales con promotores,
voluntarios de salud o líderes cívicos.


- Iniciar un proceso de capacitación dirigido a todo el personal de las
instituciones y organizaciones de salud, mediante el cual los funcionarios
conozcan y comprendan los principio, características y contenidos del
modelo de atención.


2004. EI II Congreso por La Salud y La Vida (septiembre, 2004) generó varios mandatos con el
fin de establecer las reformas estructurales que el Ecuador precisa:


Desarrollar un modelo de atención de salud de aplicación obligatoria por todas las entidades
que conforman el Sistema Nacional de Salud con las siguientes características: integral eco-
bio-psico—socio-cultural y espiritual, integrado, continuo, participativo, intersectorial,
eficiente, eficaz, cálido, no discriminatorio, intercultural, coordinado, descentralizado,
sustentable (política y económicamente), con enfoque de género, intergeneracional,
interétnico, solidario y dinámico.


Recrear los mecanismos necesarios y suficientes para atender a la diversidad de la población
ecuatoriana con la medicina tradicional, ancestral, alternativa y complementaria.


Esta estrategia incluye las siguientes líneas de acción:


— Construcción de modelos interculturales de salud articulando los sistemas de salud
formal, tradicional y alternativa, en los servicios de salud.


— Profundización de procesos de descentralización y participación social a través del
desarrollo del modelo intercultural de salud en el contexto de la territorialidad,
relacionando la distribución geográfica parroquial y los consejos cantonales de salud.


— Incorporación de los fundamentos epistemológicos, teóricos, metodológicos y técnicos
(para la construcción) de los modelos interculturales y pluriétnicos, en el pensar
académico de las universidades e instituciones formadores de talentos humanos en
salud.


— Promoción de la investigación científica de lo tradicional, de lo multiétnico, multicultural
e intercultural, a través del equipo de salud integral en la salud urbana y rural.


Y en cuanto a las políticas financieras propone:


54




- ”Estructurar, financiar e implementar, progresivamente, un sistema de acceso universal
en salud, que garantice la protección integral (familiar, comunitaria y medioambiental)
basado en la solidaridad, equidad y eficiencia, atendiendo con prioridad a grupos
vulnerables en todo el ciclo vital mediante el enfoque intercultural y de género, con
participación de lo público y privado".


2005. El Plan Nacional de Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos y el Plan Nacional
para la Reducción de la Mortalidad Materna del Ministerio de Salud, reconocen Ia
necesidad de contar con el enfoque intercultural en los servicios de atención maternal.
Recoge, asimismo, un conjunto de preceptos legales correlativos, en donde se establece "el
derecho a realizar un plan de procreación con asistencia técnica o de una partera reconocida
en un hospital o en un ambiente alternativo".
5. Fundamentos Estratégicos. 5.6 Reforma del Sector Salud para el
Acceso Universal a Servicios de Salud Sexual y Salud Reproductiva y Humanización de los
Servicios de Salud: (...) "entendida como poner en práctica la cultura (...), las adaptaciones
culturales, técnicas, de procedimientos (...), el reconocimiento de los saberes y prácticas de
las nacionalidades y pueb|os...".


5.9.7 (...) — Desarrollar la articulación de los servicios de salud con la medicina tradicional y la
adaptación cultural de los mismos.


— Integrar a la red de servicios a la medicina alternativa y tradicional con todos sus
conocimientos ancestrales, dotándoles de facilidades y recursos.


— Y un conjunto significativo de Artículos que disponen mecanismos para la
capacitación y participación social en la gestión y planeación de los servicios de salud
materna, es decir, para la conformación de Veedurías sociales eficaces y oportunas.


Los Ejes de Acción 4 y 5 del Plan de Reducción de la Mortalidad Materna, contemplan el
fortalecimiento de la movilización social y cultural para el cuidado del riesgo obstétrico, y el
conocimiento y ejercicio de los derechos de salud sexual y reproductiva, pero también la
dinamización de las instituciones comunitarias con el fin de construir o fortalecer las redes
sociales solidarias presentes en los pueblos indígenas para tales fines.


Estado de situación en la formulación de polI'ticas de salud desde la Confederación de
Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE)


La CONAIE dispone de un documento de política intercultural en salud y derechos sexuales de
la CONAIE (1.998), cuyo eje central de políticas de salud lo constituye el desarrollo de sistemas
interculturales de salud, el desarrollo de los derechos a la salud sexual y el acceso a los
servicios de la medicina formal. De igual modo, establecer un diálogo entre las "múltiples
medicinas" existentes en el país y repensar el modelo, en función de una relación "de equidad
entre las diversas formas profesionales de ejercer la medicina".


Para ello cabría conocer las estructuras de pensamiento indígena y el complejo de salud
enfermedad para este sistema, así como establecer una red de transferencia entre los
conocedores de las diversas medicinas. En cuanto al desarrollo de los sistemas interculturales
de salud, se parte por establecer los principios generales de la política de salud: Respeto a la
diferencia; Tolerancia recíproca; Solidaridad fundamentada en la sensibilidad; y Participación
con representación, consenso, consulta y convergencia de objetivos comunes.


El modelo de salud intercultural propuesto en el documento debería contener los siguientes
elementos:


55




Creación de sistemas mixtos y/o tradicionales puestos al servicio de todas las personas.
El sistema de salud debe ser preferencial, es decir que las personas tengan la libertad
de elegir entre un servicio tradicional y uno formal.
El servicio ofertado debe ser diferencial, es decir, debe responder a la diversidad
cultural, a las necesidades y cosmovisiones particulares de los pueblos.
El modelo debe ser universal.
Se debe sostener sobre una red de referencia que alude a la remisión de las personas
entre los trabajadores de salud de los dos sistemas.
La planificación, programación y administración deben desarrollarse con la
intervención de la comunidad y sus profesionales de la salud, no solo como usuarios,
sino como entes capaces de tomar decisiones, manejar y responsabilizarse de sus
propios sistemas de salud.


Y de manera paralela, el desarrollo de los sistemas de salud indígena mediante un sistema de
planificación comunitaria, que parta de la conformación de un grupo pluridisciplinario de
expertos de las nacionalidades, grupo que debe ser capacitado en planificación y gestión de
proyectos para que se responsabilice de las siguientes áreas:


Seleccionar las necesidades de la población, determinar los problemas prioritarios y las
acciones por privilegiar.
Coordinación con los servicios ofertados por el sistema de salud formal.
Prever la asignación permanente de recursos financieros.
Elaborar los mecanismos de evaluación de los resultados obtenidos durante el
desarrollo de los sistemas de salud tradicional o mixto.


En cuanto a la organización de los sistemas de salud indígenas y/o mixtos se propone lo
siguiente:


Un plan de organización de servicios tradicionales de salud.
Las Nacionalidades definirán de forma concertada las necesidades de su población,
los recursos a su disposición, la potencialización de los conocimientos tradicionales y
el aprovechamiento de los servicios de salud formal.
La gestión de los proyectos y programas de salud es responsabilidad local. Esto
significa el compromiso de respetar el plan de salud indígena intercultural, la
imputabilidad de los presupuestos que le han sido confiados, el mantenimiento del
equilibrio presupuestario, así como la obligación de dar cuenta de su gestión.


Para lograr el desarrollo y consolidación de estos sistemas, se proponen como áreas que
requieren fortalecimiento las siguientes:


.°°


NPWPPN!"


Paradigma de la salud intercultural.
Recuperación de las categorías de los técnicos o agentes tradicionales.
Redes comunitarias de fitofarmacias.
Microempresas para la producción de medicamentos.
El desarrollo de la tecnología tradicional.
Innovación de la dieta diaria con productos de la zona.
Implementación de programas para la conservación, uso y manejo de las plantas
medicinales en cada nacionalidad.
Creación de bancos genéticos.
Inclusión en cada uno de estos programas de componentes de educación, difusión y
consolidación de las microempresas.


56




EI Plan Estratégico de Salud de Ia CONAIE, busca dar respuesta a los siguientes problemas:
I Coexistencia del sistema de salud indígena y del sistema formal de una manera aislada,


fragmentada e incluso contrapuesta.
I Ausencia de políticas de salud para los pueblos indígenas.
I Ausencia de estrategias a nivel nacional para atender a los pueblos indígenas.
I Multiplicidad de propuestas e iniciativas de trabajo en salud en las organizaciones de


base no suficientemente registradas y sistematizadas.
I Carencia de un modelo culturalmente adaptado de atención en salud a los pueblos


indígenas.
I Inexistencia de una instancia interna de discusión, análisis y orientación sobre las


políticas, estrategias y acciones de salud en la CONAIE.
I Inexistencia de una instancia a nivel nacional de relacionamiento con el sistema formal


de salud y de ejecución de planes y programas de atención al sector indígena en salud.


El Objetivo General del Plan es mejorar y garantizar la salud de los Pueblos y Nacionalidades
Indígenas a través de:


I La definición de una política de salud de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas.
I La implementación y fortalecimiento del Sistema de Salud Intercultural.
I El fortalecimiento dela institucionalidad dela CONAIE en salud.
I El fortalecimiento del Sistema de Salud Indígena.


A. LA INTERCULTURALIDAD EN LA ESTRUCTURA POR PROCESOS SISTEMICOS DEL MINISTERIO DE
SALUD PÚBLICA DE ECUADOR:


La Dirección Nacional de Salud de los Pueblos Indígenas —DNSPI— (Subproceso de Medicina
Intercultural), una instancia del Ministerio de Salud, creada gracias a las movilizaciones de los
pueblos indígenas en torno a la defensa de sus derechos colectivosl interviene en procesos de
desarrollo institucional, de legalización y legitimación de las medicinas ancestrales de las
nacionalidades y pueblos, así como en la constitución de horizontes de respeto y diálogo intercultural
entre las redes plurales de oferta de servicios y prestaciones, de todas y cada una de las culturas
sanitarias existentes en el país, mediante estrategias de desarrollo del talento humano, de
comunicación alternativa, de proyectos, investigación y sistemas de información.


Ha construido su Mapa Estratégico 2005-20092 instrumento de la planificación donde se describe la
situación de salud de los pueblos indígenas y sus sistemas de salud, las debilidades del modelo
biomédico vigente y a partir allí, expone su visión y misión institucionales, los factores de restricción
que limitan el despliegue dela interculturalidad en el ámbito institucional, define líneas constructivas
de modelos de salud interculturales, caracteriza sus roles en la nueva estructura sistémica, traza los
lineamientos de la política, concibe un plan estratégico bajo escenarios de oportunidad, y finalmente,
compila 11 estrategias y 66 productos a ser alcanzados en el quinquenio previsto, alrededor de los
términos arriba descritos.


El Mapa Estratégico caracteriza los roles previstos de la interculturalidad en la nueva estructura
sistémica del Ministerio de Salud:


A. En los Procesos Gobernantes:


' Mantiene procesos de descentralización y desconcentración técnica, administrativa y
financiera.


1 Creada el 13 de septiembre de 1999, mediante Acuerdo Ministerial No. 01642
2 Reingeniería Técnica y conceptual del Mapa Estratégico DNSPI 2002-2006


57




' Es flexible, pero se halla en interrelacionalidad con todos los procesos del Ministerio de Salud
y del Sistema Nacional de Salud.


' Direcciona la planeación financiera con el fin de considerar procesos, subprocesos, productos
y actividades anteriormente no contemplados.


' Mejora el costo de oportunidad de la oferta con la Cooperación Internacional.
' interactúa con el desarrollo de la gobernabilidad y la generación de políticas saludables en


los procesos locales.
' Desarrolla propuestas para la obtención de otras fuentes de financiamiento.
' No crea más burocracia y dispone de perfiles gerenciales adecuados conforme a las


necesidades del Modelo de Gestión que demanda la nueva estructura con enfoque
intercultural.


' Refleja las demandas de la diversidad cultural.
' Incorpora a su oferta modelos de atención dinámicos, con prestaciones diferenciadas de


medicina tradicional y medicinas alternativas.
' Facilita alianzas con el fin de establecer reformas académicas pertinentes, así como para el


mejoramiento continuo de procesos de certificación y acreditación de los recursos


B. En los Procesos Habilitantes de Apoyo y Asesoría y del Macro Proceso de Valor Agregado:


' Genera estrategias y productos para la definición de Modelos Interculturales de Salud con la
incorporación de las Medicinas Tradicionales Indígenas al Sistema Nacional de Salud.


' Acompaña en la definición de Modelos Interculturales de Salud en los procesos
desconcentrados.


' Promueve la legalización y legitimación de los saberes y prácticas de las medicinas
tradicionales en los ámbitos político, académico e institucional.


' Facilita la organización dela red de servicios y prestadores de las medicinas tradicionales.
' Establece protocolos de prestaciones de las medicinas tradicionales indígenas, en los ámbitos


de la sanación y purificación individual, familiar, comunitaria y del entorno medioambiental.
' Construye los valores epistemológicos de las medicinas tradicionales indígenas y desarrolla


espacios saludables desde la biodiversidad.
' Dispone de Códigos de Ética de las medicinas tradicionales indígenas que permitan


desarrollar la normativa cultural.
' Vigila mediante un subsistema de información e indicadores estandarizados el subsistema de


las medicinas tradicionales indígenas.
' Define modelos dinámicos de gestión de las medicinas tradicionales indígenas en la


diversidad.
' Define, norma, regula y controla modelos interculturales de salud.
' Fortalece las medicinas tradicionales indígenas y los modelos interculturales de salud


mediante el desarrollo de la investigación, la ciencia y la tecnología aplicadas, en la
biodiversidad.


' Promueve el desarrollo del talento humano mediante la construcción de valores y la
educación continua en la diversidad.


' Promociona estilos saludables de vicla en la biodiversidad mediante la comunicación
alternativa e intercultural.


' Optimiza el costo oportunidad de la cooperación.
' Favorece las Veedurías ciudadanas para un control social efectivo.
' Garantiza la participación social en la construcción de los modelos interculturales de salud.


Mientras que las líneas de una política general para dicha estructura, han de promover e impulsar:


58




' El desarrollo de la interculturalidad en los procesos de la nueva estructura y en la
intersectorialidad.


' La inclusión de la interculturalidad en los ámbitos políticos y técnicos del Sistema Nacional de
Salud.


' La garantía de una oferta universal, integral e intercultural de salud.
' Los derechos colectivos de las nacionalidades y pueblos relacionados con la biodiversidad, y


con los conocimientos y prácticas de sus medicinas tradicionales en el marco de la
construcción de modelos integrales bajo el Sistema Nacional de Salud.


' La construcción de ciudadanía en salud desde un Estado plurinacional, pluricultural y
multiétnico.


' El redimensionamiento de la oferta de la cooperación en el contexto de la salud intercultural.
' La generación de una propuesta nacional de carácter intercultural tendiente a establecer


nexos de intercambio con los sistemas de salud del área andina


En el nuevo modelo intercultural de salud allí propuesto, las medicinas tradicionales son recursos que
deben ser revalorizados por dos vías: su legitimación mediante la formalización de lo informal
(institucionalización de las medicinas tradicionales en las Unidades Operativas de Medicina
Intercultural —con distintos grados de aproximación entre los distintos sistemas médicos—); y su
legitimación, mediante la aprobación por el Congreso Nacional de la Ley de las Medicinas
Tradicionales de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas3, así como las correspondientes reformas a
los Códigos de la Sa|ud4, Penal y Civil, actualmente contrarios a la Constitución Política del Estado, en
relación con los derechos colectivos de los pueblos (puesto que penalizan los saberes y prácticas de
las medicinas tradicionales).


Propuesta elaborada con las bases del movimiento indígena y de sanadores de las medicinas tradicionales y presentada al
Congreso Nacional para su discusión en el 2002.


4 Reforma presentada al Congreso en el 2004, esperando la segunda ronda de debates.


59




ANEXO N°2


EXPERIENCIAS DE IMPLEMENTACION DE ESTRATEGIAS INTERCULTURALES EN LOS SERVICIOS DE
SALUD DE OTROS PAÍSES:


PERÚ:


Se ha diseñado un conjunto de estrategias para la incorporación del enfoque de interculturalidad en
la oferta de servicios de salud en poblaciones indígenas (ESN), especialmente las amazónicas, para la
coordinación y monitoreo de las acciones adecuadas a las diferentes culturas (Comisión Nacional de
Salud de los Pueblos Indígenas). La estrategia comprende la adecuación de los servicios y en el
tiempo se verá los niveles de interrelacionamiento entre las medicinas tradicionales y el sistema
formal de salud.


De igual manera se observa dichos principios en el componente de Salud del Plan Integral de
Protección de los Pueblos es Aislamiento Voluntario y Contacto Inicial de la Reserva Nahua-
Kugapakori en Camisea. Para el efecto se constituye una estructura funcional para la coordinación de
las actividades de salud comunitaria y medioambiental, que entre otras, comprenden la elaboración
de guías de atención para personal de salud, de comunicación, para la selección de personal, y un
programa de Aseguramiento Universal Comunitario de los pueblos indígenas de la Reserva.


El Programa de Apoyo a la Modernización del Sector Salud en una Región (AMARES), en la región
centro sur del Perú, una región pobre, cuya población indígena ha mostrado rechazo a los planes de
salud y a los servicios, contempla un programa de formación-acción mediante el Diplomado de Salud
Intercultural.


El Centro Nacional de Salud Intercultural (CENSI, 2002) se crea con la finalidad de articular los
conocimientos y prácticas de las medicinas tradicionales y alternativas con la medicina académica,
para lo cual cumple tareas de investigación científica y tecnológica, la docencia, capacitación,
extensión educativa, promoción, difusión y desarrollo de programas de salud y propuestas
normativas con enfoque intercultural.


La Dirección General de Promoción de la Salud del MINSA ha incorporado el enfoque intercultural en
las acciones de promoción de la salud en su Guías de municipios, escuelas, comunidades y familias
saludables, y ha dispuesto una norma técnica para la atención del parto vertical (octubre, 2005).


Igualmente, UNICEF apoya la ejecución de proyectos en poblaciones rurales, indígenas y amazónicas
con enfoque de género, interculturalidad, derechos, abogacía y participación comunitaria, que
comprende para nuestro caso, la construcción de casas de espera para madres que están en proceso
de dar a luz, capacitación a parteras y promotores sobre riesgo e interculturalidad, la instalación de
paneles solares, y construcción de ambulancias acuáticas y la promoción del uso de plantas
medicinales en APS.


BOLIVIA:


60




El municipio de Ancoraimes (provincia Omasuyos, La Paz) ha desarrollado un modelo intercultural
que comprende una red municipal de servicios de salud integrada, participación protagónica de la
comunidad, el reconocimiento de la medicina tradicional, la humanización y adecuación cultural de
lo servicios, y en lo político, la adopción de ordenanzas sobre salud intercultural.


El Seguro Básico Materno Infantil entrega la placenta a la madre que lo desee, y también el parto
vertical, algunos hospitales permiten el ingreso de yatiris (curanderos) junto a los pacientes.
Hospitales indígenas (Huancoyo, Curva y Amarete) ofertaron servicios de medicina occidental junto a
servicios de medicina tradicional (experiencias que, sin embargo, no fueron sustentables y
sostenibles).


Se han desarrollado varios proyectos para la integración de las medicinas tradicional y occidental, así
como (en el marco de la cooperación de OPS con Bolivia y Cuba) inventarios de plantas medicinales y
farmacopeas tradicionales, estudios sobre regulación a la fabricación, registro sanitario y utilización
de productos naturales medicinales, y un programa para el aseguramiento de la calidad de los
productos naturales de uso medicinal.


La Dirección Nacional de Medicina Tradicional e Intercultural registra las plantas medicinales, y
trabaja para el reconocimiento de las medicinas tradicionales en la Constitución Política del Estado.
La Ley de Medicamento y la Ley del Seguro Universal Materno Infantil (SUMI) reconocen a las
medicinas tradicionales pero no se aplica por falta de reglamentación. En el Departamento de Potosí,
un programa de formación de RRHH, ”Wil|aqkuna", prepara al personal de salud de pueblos
quechuas y aymaras sobre interculturalidad y modelos y sistemas médicos, investigación y proyectos
y farmacopea indígena.


En el Departamento de Chuquisaca se capacita a las parteras en ”parto limpio", y se ha llevado a
cabo investigaciones sobre la percepción de las gestantes para incorporarlos en la adecuación de los
servicios. En conjunto los estudios muestran que el problema de la "incomunicación" (lenguas
diferentes del personal de salud y los pacientes, provoca la desconfianza y alejamiento de los
servicios de salud por parte dela demanda.


COLOMBIA:


En los pueblos de Pijao y Páez de Tolima se desarrolla un programa de fortalecimiento y promoción
de la medicina tradicional con la participación del Consejo Regional de Tolima. Una institución
prestadora indígena The Wala, administra los recursos del régimen subsidiado, mediante la
formación de huertos de plantas medicinales, el uso de medicamentos naturales, un modelo de
atención bicultural, una escuela de formación de promotores y gestores culturales para difusión de
todos os aspectos del modelo en las comunidades.


Otra experiencia similar la constituye la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, la cual
utiliza las prestaciones de los distintos sanadores de las medicinas tradicionales: sabios, parteras,
sobanderos y pulseadores, a escala local y zonal, para la atención básica de salud. La Universidad del
Cauca envía estudiantes de pregrado hacia comunidades indígenas guambianas y páeces para
conocer su penamiento cultural.


61




Experiencias de promoción de la salud en las comunidades indígenas de Purace (Cauca) y paéces de
Tierradentro han abordado, en su orden, la formación de huertos integrales, y el abordaje
intercultural de la mortalidad materna.


CHILE:


La Universidad de Chile ha realizado investigaciones en la región del pueblo indígena mapuche para
determinar su territorialidad, su cosmovisión, conocimiento de plantas medicinales y elaboración de
un glosario intercultural y manuales educativos.


El Programa Orígenes, con auspicio del BID, promueve el mejoramiento de las condiciones de vida y
el desarrollo con identidad de los pueblos aymara, atacameño y mapuche (regiones de Tarapacá,
Antofagasta, Bio Bio, Araucanía y Los Lagos), de igual modo, mediante la eliminación de las barreras
culturales y la participación comunitaria. Sus áreas de trabajo incluyen el desarrollo y validación de
modelos de atención intercultural, la sensibilización y capacitación de funcionarios y quipos de salud,
el reconocimiento de la medicina tradicional y proyectos de recuperación y fortalecimiento, y
mejoramiento del acceso y capacidad resolutiva de la red de servicios interculturales.


En la IX Región de Salud se ha diseñado una propuesta de salud donde sanadores de las medicinas
tradicionales participan en la oferta de servicios y prestaciones en APS. Sirvió de base para proponer
un Seguro de Salud Indígena. Se incorporó en la formación de pregrado, para los estudiantes que
hacían su pasantía en la región mapuche, un módulo de pediatría intercultural.


El "Proyecto de Fortalecimiento de la Medicina Casera", llevado a cabo por ONGs y organismos
privados con el fin de enfrentar mediante el autocuidado patologías simples en comunidades
mapuches. Comprendió mesas de trabajo, capacitación a mujeres, botiquines, y la edición de
manuales de medicina casera.


Estudios, como el de Alarcón et a|., muestran que el proceso de interculturalidad contempla niveles
relacionados con las acciones o actividades de relación entre diferentes medicinas, y el de la cultura
que sustenta los modelos médicos, lo cual requiere transformaciones estructurales de largo plazo, y
responsabilidades que sobrepasan a los actores del sistema de salud; ellas implican as estructuras del
Estado y los pueblos indígenas. Las estrategias, así, comprenden la comunicación intercultural
(disminución de barreras entre equipos de salud y usuarios) y procesos de validación y negociación
cultural entre pacientes y profesionales según contextos culturales.


BRASIL:


A fines de los 90, se implementa el Distrito Especial de Salud Indígena en el Distrito de Xapeco,
Estado de Sta. Catarina, y luego en Manos, Río Negro y Pernambuco. Básicamente, es el apoyo del
Estado a las propuestas de salud, propias de las comunidades indígenas y la contratación de equipos
multidisciplinarios para la atención de salud. Sin embargo la prefectura escoge al personal sin contar
con el criterio de las comunidades indígenas. El Ministerio brinda estímulos financieros al personal
que trabaja en dichas comunidades.


Otro estudio es el de la comunidad Caboclo, bajo Amazonas, respecto a las cosmovisiones de salud y
enfermedad. Garnelo y Sampaio (2003) proponen bases socioculturales de control en salud indígena


62




mediante consejos locales, y una política de relacionamiento entre el Estado y las organizaciones
indígenas; discute por otro lado los riesgos de la tercerización de los servicios de salud indígena y los
riesgos sociales de tales prácticas.


De otro lado, Calavia (1992-1994) investigó las tradiciones culturales propias que se abandonan
aceleradamente entre los Yaminawa quienes prefieren la medicina occidental por considerarla más
agradable", en contra de las medicinas etnobotánicas y sus prácticas difíciles como dietar, por
ejemplo. Otro estudio realizado en los Servicios de Salud de Natal, Río Grande del Norte, muestra el
problema clásico de la falta de humanización de la atención, cuyo sustento es la débil construcción
de la conciencia sanitaria de una práctica social y su dimensión cultural e ideológica.


MÉXICO:


El fortalecimiento de la medicina tradicional es una política del Gobierno Federal frente a la demanda
de los pueblos indígenas manifestada en el I Congreso indigenista de médicos indígenas tradicionales
auspiciado por el Instituto Nacional indigenista en 1974, y al reconocimiento de la medicina
tradicional en Ia legislatura del Estado de Oaxaca (2001). De esta manera la Dirección de Medicina
Tradicional y Desarrollo Intercultural fomenta estrategias de coordinación y complementariedad ente
las prácticas sanitarias diversas, su respeto, la apertura de la medicina occidental a los médicos
indígenas, la elaboración participativa de propuestas conjuntas, la satisfacción del usuario (por el
reconocimiento en el servicio de los valores y prácticas culturales del usuario, la investigación del
modelo intercultural.


Resumiendo, las estrategias mayores comprenden: 1. Concertación interinstitucional para la
conformación de grupos de trabajo; 2. Incorporación del enfoque intercultural y sensibilización y
capacitación al personal de salud; 3. Diagnóstico situacional y programa de acción; 4. Promoción y
adecuación del servicio con sensibilidad cultural (organización, gestión, atención de los servicios;
referencia y contrarreferencia); 5. Fortalecimiento de la Medicina Tradicional (sistematización de
cosmovisiones, saberes y prácticas; intercambio de conocimientos; autorregulación mediante
cuerpos colegiados de médicos tradicionales; esquemas organizativos entre médicos tradicionales y
formales).


La promoción de la salud en una situación de interculturalidad (Otawa, 1986) se define como
"proporcionar los medios para que la población tenga el control de su vida y su salud". Aquí se
plantea las siguientes líneas de acción: 1. Políticas Públicas Saludables; 2. Creación de ambientes
saludables; 3. Reorientación de los servicios de Salud; 4. Reforzamiento de la participación
comunitaria (especialmente de mujeres); 5. Desarrollo de aptitudes personales.


La política sanitaria y legislación en materia de medicina indígena tradicional en México surge del
proyecto "Opiniones y Propuestas de Dos Organizaciones de Médicos Indígenas Tradicionales en
Trono a Procesos de Legislación en Materia de Medicina Tradicional", del Estado de México y del de
Chiapas, obtenido mediante dos talleres en 33 comunidades de Chiapas para documentar sobre la
tradición médica indígena y proporcionar capacitación jurídica con el fin de legislar en materia de
medicina tradicional.


Sin embargo, el Art. IV, "De los Auxiliares de Fomento a la Salud", en al Ley de Salud del Estado de
Chiapas, surge son consulta a los médicos tradicionales. De ahí que su acreditación surja del haber


63




"recibido entrenamiento suficiente en materia de fomento a la salud o en actividades elementales de
primeros auxilios y atención médica simplificada en cualquier institución del sector salud", lo cual
implica una medicalización de la práctica médica tradicional.


El Programa de Salud para Pueblos Indígenas, es una propuesta de interculturalidad para los servicios
de salud. Considera la formación de personal institucional que se capacite como facilitador cultural, y
personal comunitario como enlace intercultural, tanto del paciente como del personal de salud en su
actividad, reportando, por ejemplo, las enfermedades de filiación cultural hacia las unidades de
salud.


ESTADOS UNIDOS:


El Departamento de Salud y Servicios Humanos convocó a una reunión de expertos para señalar los
roles de personal con competencias interculturales en servicios que precisan de estas cualidades.
Cinco fueron las recomendaciones del Grupo de Trabajo: 1. Educación en competencia intercultural
(entrenamiento basado en evidencias de competencias culturales); 2. Monitoreo, seguimiento y
evaluación en los programas de atención (atención según etnias, clases sociales, lengua del usuario);
3. Certificación y acreditación; 4. Generar tableros de mando para la práctica clínica (de proveedores,
decidores, intérpretes, población, curanderos, etc.); 5. Promoción de la diversidad de mano de obra
(temática intercultural en programas de formación de recursos humanos) (American Journal of
Manager Care, sept. 2004).


En relación con los procesos de capacitación, se recomienda las siguientes estrategias: 1. Provisión de
recursos financieros para la generación de programas públicos de salud a comunidades pobres y
nativas; 2. Mejorar los presupuestos de los gobiernos para la formación e incentivos; 3. Provisión de
subsidios a instituciones prestadoras en poblaciones vulnerables; 4. Generar normatividad para que
las redes de atención cuenten con proveedores nativos con competencias culturales y lingüísticas; 5.
Campañas de difusión por los medios sobre los derechos de las minorías étnicas.


El rol de la comunicación intercultural para el cambio de conducta de los profesionales en servicios
culturalmente competentes incluye: 1. Incorporación de conocimientos culturales dentro de las
instituciones decisoras de políticas públicas, así como en la infraestructura y en la práctica de la
atención; 2. Proveer entrenamiento y evaluación constante de las competencias culturales (lo que
debería observar mejoramiento de la accesibilidad a los servicios); 3. Recolección de datos sobre
aspectos étnicos; 4. Recolección de información sobre lenguaje primario de los pacientes para
generar guías de comunicación; 5. Incrementar provisión de servicios de traslado de pacientes; 6.
lnvolucrar a la comunidad y sus líderes en el diseño de programas y servicios.


En Omaha, en el 2005, Cook publica un estudio que muestra los mejores índices de satisfacción de
pacientes cuando son tratados por profesionales de su misma etnia y cultura. Igual a lo encontrado
por el estudio de Cooper et a|., en el año 2003. Y la Academia Americana de Pediatría considera
importante tratar los conceptos de efectividad cultural, sensibilidad cultural y competencia cultural
para el entrenamiento médico de pregrado, postgrado y en la educación médica continua. Murguía
et a|., en el Distrito de Columbia, estudia la relaciones de los equipos de salud con pacientes
centroamericanos, muestra la necesidad de aproximarse al uso e implicaciones etnomédicas, así
como entender e integrar las influencias espirituales y observar sus efectos en la efectividad de la
atención.


64




OTRAS EXPERIENCIAS:


En Nicaragua, una evaluación del Decenio Internacional de Salud de los Pueblos Indígenas del
Mundo, en el 2005, reporta casos de complementariedad en la atención de médicos tradicionales y
occidentales en casos de mordeduras de serpientes, en casos de atención del parto por parteras y
médicos occidentales, atención por equipos mixtos de salud de pacientes indígenas Siknis en las
riberas del río Coco. Modelos de atención con enfoque intercultural por las ONGs: Acción Médica
Cristiana y Horizonte 3000. La Cruz Roja produce material educativo en lengua miskita validado por
sus comunidades. La OPS con el Ministerio de Salud ha elaborado cartillas sobre dengue en creole,
miskitu y mayagna, escuelas promotoras en 11 comunidades indígenas de Matagalpa, eventos
internacionales sobre medicina tradicional, adecuación cultural de normas de TBC, entre otras. El
Instituto de Medicina Tradicional y Desarrollo Comunitario promociona el uso de estas medicinas y
realiza cursos de capacitación para el personal de salud.


Durie muestra en Nueva Zelanda, asimismo, Ia necesidad de reconocer la significancia de una
adecuada comunicación intercultural en la atención del pueblo Maorí. Kiata y Kerse, por otro lado,
tratan la adecuación cultural de las residencias de pacientes adultos (incluido asuntos como el
racismo, y atención culturalmente pertinente).


En Australia, un estudio en Darwin, Territorio Norte, en el 2002, encontró las limitantes de la
comunicación en pacientes aborígenes con enfermedad renal y los trabajadores de la salud: 1. Falta
de control por el paciente; 2. Restricciones en el modelo de discurso (pregunta — respuesta); 3.
Dominancia del modelo biomédico (non considera alimentación y dieta aborigen); 4. Distancia
cultural y lingüística; 5. Falta de entrenamiento del equipo médico en comunicación intercultural.


Las dificultades debido a procesos equívocos de comunicación intercultural han sido igualmente
observados en estudios realizados en Sudáfrica (área rural de la provincia de Limpopo); en los Países
Bajos (Van Wiringen et al.); o el trabajo de London et a|., que muestra que tan sólo 17 artículos sobre
educación médica observan elementos de diversidad étnica de un total de 1456 estudios.


ANEXO N° 3


EL CONJUNTO GARANTIZADO DE PRESTACIONES Y LA INTERCULTURALIDAD


1. Prestaciones trabajadas por Ia Subcomisión de Prestaciones del CONASA:


La Ley Orgánica del Sistema Nacional de Salud (2002), contempla el diseño de un Plan Integral de
Salud cuyo conjunto de acciones y prestaciones de salud se lleva adelante a través de la red de


65




proveedores, mediante la coordinación concertada de acciones de las entidades integrantes del
Sistema, dentro de una estrategia de protección social basada en el derecho universal a la saludl.


El denominado "conjunto garantizado de prestaciones" definido contiene:


o un grupo de prestaciones individuales (personales) de prevención, detección, diagnóstico,
recuperación (curación) y rehabilitación de la salud, lo cual incluye la provisión de servicios,
medicamentos e insumos necesarios en los diferentes niveles de complejidad del Sistema,
para resolver problemas de salud de la población conforme el perfil epidemiológico nacional,
regional y local;


o Acciones de prevención y control de los riesgos y daños a la salud colectiva, especialmente
relacionados con el ambiente natural y social; y


o Acciones de promoción de la salud, destinadas a mantener y desarrollar condiciones y estilos
de vida saludables, individuales y colectivas, las cuales son de orden intersectorial.


La Subcomisión de Prestaciones del Consejo Nacional de Salud (CONASA), que ha venido trabajando
desde el año 2004, presentó la "Definición de Prestaciones de Atención Ambulatoria" (primer nivel),
en octubre del 2005; en noviembre concluyó la redacción del documento final que incluye los
fundamentos conceptuales y metodológicos. En diciembre del año anterior se realizó el Taller sobre
Prestaciones de Atención Hospitalaria (segundo y tercer nivel) que concluyó en mayo de este año con
el consenso de las instituciones representadas en el CONASA. Para el tercer trimestre del 2006 se
tiene previsto protocolizar las prestaciones ya definidas y establecer su respectivo costeo.


Los grupos de edad delimitados para las atenciones ambulatorias son los siguientes:
— Niños menores de 5 años
— Niños de5a9años
— Adolescentes de 10 a 19 años
— Mujeres en edad fértil (10-49 años)
— Adultos 20 a 39 años
— Adultos 40 a 64 años, y
— Adulto mayor: más de 65 años


En el marco conceptual que sostiene el documento del CONASA, se afirma que el listado de
prestaciones lleva incluidos los nuevos enfoques de "género, derechos humanos, interculturalidad y
sistemas alternativos". De igual modo se menciona la interculturalidad al hablar de la promoción,
prevención y recuperación de la salud, tanto como en la metodología usada para definir las
prestaciones, enfatizando el hecho de que el desarrollo y normatización de las prestaciones "debe
poner especial interés en el contexto socio-cultural", así como ”incorporar en el proceso a las
organizaciones sociales para mejorar la situación de salud".


Sin embargo, y hasta el presente, tan sólo se cuenta con el listado de prestaciones, listado que, por
otro lado, no permite entrever la existencia de "prestaciones interculturales", como tales.


De cualquier modo, ha de esperarse, que en la protocolización y correspondiente normatización de
las prestaciones, intervenga el cuerpo y espíritu de lo intercultural, advirtiendo, de manera explícita,
que varios de los procedimientos para llevar a cabo prestaciones de prevención, curación o
rehabilitación de la salud, y más aún, en las prestaciones de la promoción colectiva (en especial la


Conjunto de Prestaciones del Sistema Nacional de Salud. Subcomisión de Prestaciones,
Consejo Nacional de Salud (CONASA), 2005.


66




referida a procesos de comunicación), debieran considerar las percepciones, usos, costumbres,
lengua, saberes y prácticas, de usuarios culturalmente diversos existentes en Ecuador.2


En efecto, de qué modo podrían ofertarse prestaciones (de nuevo, en la promoción) relativas al
desarrollo de Ia actoría y autoestima, en los niños indígenas shuar, o éperas, chachis, záparas o
tsáchilas, por ejemplo. Y en éstos, o en otros pueblos, Ia prestación a problemas sicoemocionales, al
proyecto de vida, al desarrollo del liderazgo en jóvenes y adolescentes, a los riesgos ambientales de
conformidad a la presencia de ecosistemas disímiles, o a la planificación familiar y atención del parto,
comprendida la ritualidad subyacente, de la mujer indígena, por poner algunos casos.


A continuación, y a modo de ejemplo, se presenta la estructura y conjunto de prestaciones de los dos
primeros grupos de edad, definido por la Subcomisión de Prestaciones del CONASA. Mentalmente,
podríamos hacer el ejercicio de imaginar cómo a tal prestación la podríamos convertir en
"intercultural":


LISTADO DE PRESTACIONES PRIMER NIVEL
PRESTACIONES DEL SISTEMA NACIONAL DE SALUD


PRIMER NIVEL DE ATENCIÓN (Atención Ambulatoria)


NIÑOS MENORES DE 5 AÑOS


Promoción


1. Comunicación, educación y consejería en:
o Atención del recién nacido


Derechos y deberes de la niñez
Lactancia materna
Seguridad Alimentaria: alimentación, nutrición y micro nutrientes
Actividad física, juego y recreación de acuerdo al contexto urbano o rural
Estimulación del desarrollo psicomotor
Vinculo afectivo
Salud sexual
Salud buco dental integral
Aceptación de discapacidades
Seguridad Familiar
Hábitos saludables
Ambientes saludables
Higiene, seguridad y manejo de emergencias en el hogar, centros de cuidado y centros
educativos


o Educación comunitaria sobre riesgos ambientales y sus efectos en salud.


Según los derechos colectivos de los pueblos indígenas, están consignados por ley 13
nacionalidades indígenas, una de las cuales, la nacionalidad kichwa, contiene a 14 pueblos
indígenas.


67




Prevención


2. Reconocimiento del recién nacido de riesgo
3. Control de crecimiento y desarrollo:
o Monitoreo de crecimiento y desarrollo
o Fomento de la lactancia materna
o Estimulación para el desarrollo integral
o Prevención de parasitosis
o Prevención del maltrato
o Prevención de accidentes
o Prevención y detección de discapacidades, deficiencias sensoriales y mentales
4. Complementación alimentaria
5. Inmunizaciones (vacunación)
6. Salud buco dental integral
7. Prevención de riesgos ambientales
8. Profilaxis a niños que han estado en contacto con casos de Bacilo Koch positivo


Recuperación


9. Reanimación del recién nacido
10. Atención de la morbilidad general y por especialidades
11. Atención de las enfermedades por deficiencias alimentarias, nutricionales y


endocrinas
12. Atención buco dental integral
13. Atención de emergencias según capacidad resolutiva
14. Atención de niños con VIH-SIDA e hijos de madres infectadas
15. Detección y tratamiento precoz de deficiencias y discapacidades
16. Atención en desastres naturales
17. Referencia y contrarreferencia


Rehabilitación


18. Rehabilitación apoyada en la familia y sectores de la comunidad
19. Rehabilitación con terapia psicofísica, prótesis y órtesis
20. Integración familiar y social


NIÑOS DE 5 A 9 AÑOS


Promoción
Comunicación, educación y consejería en:


Derechos y deberes de la niñez
Seguridad alimentaria: alimentación, nutrición y micro nutrientes
Estimulación del desarrollo sicomotor
Actividad física, juego, deporte y recreación de acuerdo al contexto urbano o rural
Vinculo afectivo
Salud sexual y reproductiva
Salud mental
Salud buco dental integral
Aceptación de discapacidades e integración a la sociedadO


O


O


O


O


O


O


O


O


l-‘


68




Seguridad familiar
Seguridad vial
Hábitos saludables
Ambientes saludables
Desarrollo de autoría y autoestima.
Desarrollo de habilidades y destrezas individuales y grupales
Higiene, seguridad y manejo de emergencias en el hogar, centros de cuidad, centros


educativos y de recreación
Educación comunitaria sobre riesgos ambientales y sus efectos en salud


Prevención
2. Control de crecimiento y desarrollo:
o Monitoreo de crecimiento y desarrollo
o Estimulación para el desarrollo integral
o Prevención de las enfermedades alimentarias, endocrinas y nutricionales
o Prevención de parasitosis
o Prevención del maltrato
o Detección de deficiencias sensoriales y mentales y prevención de discapacidades
o Prevención sobre el uso de substancias psico-estimulantes y tóxicas.
3. Inmunización (vacunación)
4. Salud buco dental integral
5. Prevención de riesgos ambientales
6. Prevención con medidas de seguridad e higiene en lugares escolares y centros de


cuidado.


Recuperación
7. Atención de la morbilidad general y por especialidades
8. Atención de las enfermedades por deficiencias alimentarias, endocrinas y


nutricionales
9. Atención buco dental integral
10. Intervención en causas relacionadas con el bajo rendimiento escolar, conductas


depresivas y otras patologías mentales relacionadas.
11. Atención de niños con VIH-SIDA
12. Atención de emergencias según capacidad resolutiva
13. Detección y tratamiento de discapacidades
14. Atención en desastres naturales
15. Referencia y contrarreferencia


Rehabilitación
16. Rehabilitación apoyada en la familia y sectores de la comunidad
17. Rehabilitación con terapia psicofísica, prótesis y órtesis
18. Integración familiar e inclusión social
19. Rehabilitación oral.


69




2. EI Plan de Beneficios garantizados y explícitos de prestaciones de servicios de salud y
medicamentos del PRO-AUS”:


El documento en mención fue trabajado entre el Ministerio de Salud Pública (proyecto MODERSA -
Modernización de los Sistemas de Atención-) y el Consorcio Care-Bloomberg School of Public Health
de la Universidad Johns Hopkins, documento presentado en julio del 2005, el cual es una revisión de
la propuesta ”Conjunto Garantizado de Prestaciones de Salud (CGPS) — Contenido, Costos y
Financiación, Ecuador, Septiembre 2004", elaborado por el CONASA y auspiciado por la OPS.


La elaboración del Conjunto Garantizado de Prestaciones de Salud significó la aplicación del enfoque
analítico desarrollado por la OPS en el "Conjunto de Prestaciones de Salud, Objetivos, Diseño y
Aplicación" (Rovira et a|., 2003), fundamento de la consistente base conceptual y metodológica de
este trabajo, que, por lo demás, permitió reunir a los principales actores del sector de la salud
aglutinados en el CONASA.


Este documento de consultoría implica un estudio pormenorizado del trabajo previo realizado por el
CONASA en el ámbito de tres escenarios de implementación (completo, intermedio, básico),
considerando las etapas de desarrollo del diseño del Aseguramiento Universal. Considera, asimismo,
criterios de ajustes posteriores puesto que el Conjunto de Prestaciones de Salud para el
Aseguramiento Universal de Salud (PBAUS), deberá adaptarse paulatinamente a los perfiles de
morbilidad y mortalidad que se presente en el futuro. Este producto caracteriza el contenido del
conjunto garantizado de prestaciones para el aseguramiento universal, tanto en cobertura médica
como en medicamentos.


Contiene un catálogo de prestaciones, ajustado por niveles de complejidad obtenida luego del
análisis del conjunto de prestaciones del CONASA, de realizar una comparación internacional
(Oregon, USA; países de la Comunidad Económica Europea —Holanda, Nueva Zelanda, Suecia,
España—; Latinoamérica —Chi|e, México, Colombia, Bolivia—), considerando criterios económicos
(costo-beneficio), técnicos y epidemiológicos (mayor carga de enfermedad, perfiles nacionales,
regionales o locales), de principios (dignidad humana, solidaridad, calidad de vida), de derechos
(jurídico políticos), y de estimación de costos según escenarios de corto plazo (1 año), y de mediano
plazo (5 años).


En el último acápite se objetiva una serie de recomendaciones agrupadas en tres items relativos al
posicionamiento del tema en la agenda pública, las características del plan de beneficios (CGPSU) de
acuerdo a las fases de implementación previstas, el tema de medicamentos y fármacos, y sobre la
medicina tradicional y plantas medicinales.


3. La Adecuación Cultural de los Servicios y Prestaciones, y las Medicinas Tradicionales del
Ecuador.


El camino natural que se ha de recorrer para llegar a la constitución de verdaderos modelos
interculturales de salud, pasa en primer lugar por la generación de políticas públicas, relativas a la
humanización y adecuación cultural de los servicios, una toma de conciencia cada vez más productiva
en torno al cambio de paradigmas médicos y sanitarios en los equipos de salud, y un papel creciente
y relevante de las comunidades en la regulación y control de los servicios y prestaciones, en el


8 Contrato de servicios de consultoria No. MSP/MODERSA/CS/201/04- Servicios de
Consultoria para el Diseño e Implementación de un Modelo de Aseguramiento Universal en
Salud para la República del Ecuador, julio 2005.


70




diagnóstico y formulación de planes sanitarios de intervención, en la revalorización y legitimación de
sus propios sistemas médicos, y todo ello enhebrado alrededor de las categorías de salud, cultura y
desarrollo.


Esto nos lleva a recordar, que el subsistema de las medicinas tradicionales de las nacionalidades y
pueblos indígenas del Ecuador (denominado por la DNSPI "culturas sanitarias diversas"), se halla
sustentado en cuerpos integrales que comprenden sus respectivas cosmovisiones, cuerpos
metodológicos para la promoción y prevención de la salud, para el diagnóstico, sanación, curación y
rehabilitación, bajo los principios de solidaridad, reciprocidad, complementariedad,
interdimensionalidad y correspondencia. La salud para los pueblos indios significa el "Buen Vivir" o
"Gran Vivir", donde la medida de dicho estado es el equilibrio del ser, consigo mismo, con su familia,
con la comunidad, con el medioambiente y con Ia divinidad.


Por lo mismo las medicinas ancestrales de las 13 nacionalidades y 14 pueblos indígenas en el
Ecuadorg precisarían que sus servicios y prestaciones, por categorías de sanadores, alcanzaran a
mostrar de manera suficiente y necesaria los ámbitos de intervención mediante sus propios
protocolos en la siguiente matriz:


CATEGORÍA DE SANDORES DE LA MEDICINA TRADICIONAL


Sabio Curandero Sobador Partera Promotor Otros
(hierbatero)


Prevención
PRESTA- .,


CIONESDE LAS P’°m°C'°"
MEDICINAS
TRADICKJ- Diagnóstico
"MES Tratamiento


Rehabilitación


Sin duda una por cada una de las nacionalidades y pueblos existentes. Y entonces, una vez
comprendidos por el sistema oficial de salud los términos de la horizontalidad, el respeto y la
alteridad hacia otras culturas sanitarias, se estaría ante la posibilidad de encontrar variedades,
modos y estilos creativos de conjugarlas, interrelacionarlas, o articularlas, en lo que para el efecto se
denominaría un "modelo intercultural de salud", tantos como en verdad pudieran crearse, o
recrearse, de conformidad con las particularidades sociales, espirituales o mentales de todos sus
actores, al interior de cada suceso humano, comunitario y territorial.


9
Casta: Nacionalidades Chachi y Epera; y pueblo Manta-Huancavilca; Sierra: Nacionalidades Awa y T'sáchila; Pueblos de


la Nacionalidad Kichwa en la región intcrandina: Caranqui, Natabuela, Otavalo, Cayampi, Kiyu-kara, Panzaleo, Salasaca,
Chibuleo, Quisapincha, Puruhá, Waranka, Cañari, Saraguro, Palta; Amazonía: Kichwas de la amazonía; Nacionalidades
Siona, Cofán, Huaorani, Shuar, Achuar, Shiwiar, Zápara.


71




ANEXO 4


ESTRATEGIA INTEGRAL PARA REDUCIR LA MORTALIDAD MATERNA EN AREAS RURALES


RESISTENCIAS A LA ATENCIÓN INSTITUCIONAL DEL PARTO
Temor al corte
Temor al frío
Pudor
Temor a la camilla (alta y angosta)
Maltrato, discriminación
Lenguaje técnico
Códigos culturales diferentes
Exigencias de levantarse rápido


RIESGOS EN LA ATENCIÓN TRADICIONAL DESDE LA VISIÓN MÉDICA
Falta de higiene e iluminación
Falta de concepto de riesgo/complicaciones
No control del trabajo de parto
"Manteada"
Muchas personas en el parto
Corte con elemento sucio
Desgarros frecuentes, no control de sangrado
Falta de atención inmediata del recién nacido
Limpieza insuficiente de ojos
Tardío contacto con el bebé


QUÉ HACER:


PUDOR:
Posición vertical, en los casos indicados
Batas para cubrirlas adecuadamente
"Pantalón" con cobertor en caso de posición litotómica
Evitar exceso de personal en el ambiente del parto
Luz tenue o indirectas
Informar sobre procedimientos (tacto) y comunicar resultados


TEMPERATURA:
Cubrir ventanas con cortinas
Doble vidrio
Estufa
Ambientes no tan amplios
Abrigo adecuado (cubiertas)
Nunca lavar a la parturienta con líquidos fríos (calentar soluciones)


ACOMPAÑAMIENTO:
Permitir el ingreso de partera
Acompañamiento del esposo u otro familiar en el momento del parto (mecanismo de
premio)
Mayor flexibilidad en la visitas (horarios) en áreas rurales
Redes sociales de apoyo


72




POSICIÓN:
I Permitir cambios de posición durante el trabajo de parto (evitar endovenosos "preventivos")
I En caso de que no haya contraindicación, permitir durante el expulsivo la posición que elija la


gestante.
I La posición vertical, es más factible en caso de multíparas y mujeres sin riesgo aparente.
I Uso de Colchonetas en el piso o sillas bajas (junto a elementos para el sostén de la


parturienta)


PLACENTA:
I Informar a la gestante y/o familiar, que si lo desean se les puede hacer entrega de la placenta
I En caso de que el servicio de salud elimine la placenta, nunca mostrar que se ha eliminado a


un tacho de basura, chata, etc.


LÍQUIDOS:
I Después del parto, permitir el consumo de líquidos (infusiones) que la gestante o familiar


elija
I La partera puede decidir el tipo de líquido a administrar
I Disponer de cocina para calentar los líquidos
I Las parteras pueden suministrar las plantas medicinales que habitualmente se administra a la


parturienta
I Podrá organizarse un pequeño botiquín con estas plantas medicinales


AMBIENTE:
I Evitar ambientes muy amplios, privacidad
I Evitar excesiva luz en el ambiente, especialmente durante el trabajo de parto.
I Hacer uso de luz indirecta.
I Evitar ropa de cama blanca. La gente andina prefiere colores intensos.
I Evitar objetos metálicos en el ambiente(mesas de noche, camas)


ALIMENTACIÓN:
I Permitir el consumo de alimentos que culturalmente estén indicados, siempre y cuando no


hayan contraindicaciones médicas.
I Evitar ayunos prolongados, especialmente después del parto.
I Es preferible dar alimentos calientes


TRABAJO DE PARTO Y PARTO NORMALES


AVANCES EN SALUD MATERNO NEONATAL
Basado en la evidencia


Sistematización de la estrategia integral en salud materno perinatal (Año 2001)


APOYO A LA MUJER:
I Ofrecer toda la información y explicación que ella desee
I Proporcionar atención durante el trabajo de parto y el parto en un nivel en que la mujer se


sienta segura y confiada
I Proporcionar apoyo empático durante el trabajo de parto y el parto
I Facilitar la buena comunicación entre los proveedores de atención, Ia mujer y sus


acompañantes


73




I El proporcionar apoyo físico y empático continuo se asocia con el trabajo de parto más corto,
menor necesidad de medicamentos y de analgesia epidural, y menor número de partos
quirúrgicos


WHO, 1999


PRESENCIA DE UN FAMILIAR DURANTE EL TRABAJO DE PARTO: CONCLUSIÓN
contar con el apoyo de un familiar durante el trabajo de parto mejora los resultados del mismo.


Madi et al, 1999


MEJORES PRÁCTICAS: TRABAJO DE PARTO Y PARTO
Utilizar métodos no invasivos y no farmacológicos para aliviar el dolor durante el trabajo de
parto (masaje, técnicas de relajación, etc.)
- Menor uso de la analgesia; típica razón de probabilidad: OR de 0,68 (IC 0,58—0,79)
- Menor número de partos vaginales quirúrgicos: OR de 0,73 (IC del 95% 0,62—0,88)
- Menor incidencia de depresión postparto a las 6 semanas: OR de 0,12 (IC 0,04—0,33)


Ofrecer líquidos por vía oral durante todo el trabajo de parto y el parto
Neilson 1998.


Posición durante el trabajo de parto y el parto:
o Permitir libertad de posición y de movimiento durante el trabajo de parto y el parto
o Promover cualquier posición no supina:


— Acostada de lado
— De cuclillas
— De manos y rodillas
— Semisentada
— Sentada


o Permitir el uso de la posición erguida o lateral en contraste con la posición supina o
litotómica se asocia con:


— Duración más corta del segundo período del trabajo de parto (5,4 minutos; IC del
95% 3,9-6,9)


— Menor número de partos instrumentados (OR de 0,82; IC 0,69—0,98)
— Menor número de episiotomías (OR de 0,73; IC 0,64—0,84)
— Menor número de informes de dolor severo (OR de 0,59; IC 0,41— 0,83)
— Menor incidencia de patrones anormales de frecuencia cardíaca fetal (OR de 0,31; IC


o,11—o,91)
— Mayor incidencia de desgarros perineales (OR de 1,30; IC 1,09— 1,54)
— Pérdida de sangre > 500 ml (OR de 1,76; IC 1,34—3,32)


Gupta and Nikodem, 2000


PRÁCTICAS DE RUTINA PERJUDICIALES:
I Uso de enema: en posición incómoda, puede lesionar el intestino, no altera la duración del


trabajo de parto, incidencia de infecciones neonatales o infecciones de heridas perinatales
I Afeitado de la región púbica: molestias al recrecer el vello, no reduce las infecciones, puede


aumentar la transmisión del VIH y la hepatitis
I Lavado del útero después del parto: puede ocasionar infecciones, trauma mecánico o shock


74




I Exploración manual del útero después del parto, igual


Nelson 1998; WHO 1999


OTRAS PRÁCTICAS PERJUDICIALES:
- EXÁMENES:


- Examen rectal: incidencia similar de infección puerperal, incómodo para Ia mujer
- Uso rutinario de la pelvimetría radiográfica: aumenta Ia incidencia de leucemia en Ia


infancia


- POSICIÓN:
- Uso rutinario dela posición supina durante eI trabajo de parto
- Uso rutinario de la posición litotómica con o sin estribos durante el trabajo de parto


' ADMINISTRACIÓN DE OXITOCINA EN CUALQUIER MOMENTO ANTES DEL PARTO DE TAL MANERA QUE
NO PUEDA CONTROLARSE SU EFECTO


' ESFUERZOS MATERNOS CONTINUOS Y GUIADOS DE PUJAR DURANTE EL SEGUNDO PERÍODO DEL
TRABAJO DE PARTO


' MASAJE Y ESTIRAMIENTO DEL PERINEO DURANTE EL SEGUNDO PERIODO DEL TRABAJO DE PARTO
' PRESIÓN FÚNDICA DURANTE EL TRABAJO DE PARTO


Eison et al 2000


PRÁCTICAS INAPROPIADAS:


- RESTRICCIÓN DE LOS ALIMENTOS Y LÍQUIDOS DURANTE EL TRABAJO DE PARTO
- INFUSIÓN INTRAVENOSA RUTINARIA DURANTE EL TRABAJo DE PARTO
- EXÁMENES VAGINALES REPETIDOS o FRECUENTES, ESPECIALMENTE POR MÁS DE UN PROVEEDOR DE


ATENcIóN
- TRASLADO RUTINARIO DE LA MUJER PARTURIENTA A UNA HABITACIÓN DIFERENTE AL INICIARSE EL


SEGUNDO PERÍODO
- INSTAR A LA MUJER A QUE EMPUJE AL DIAGNOSTICARSE LA DILATAcIóN TOTAL o CASI ToTAL DEL


CUELLO UTERINO, ANTES DE QUE ELLA SIENTA EL DESEO DE PUJAR
- ADHESIÓN RÍGIDA A cIERTA DURAcIóN ESTIPULADA PARA EL SEGUNDO PERÍODO DEL TRABAJo DE


PARTO (POR EJEMPLO, 1 HORA) SI LAS CONDICIONES MATERNAS Y FETALES SON SATISFACTORIAS Y SI
SE OBSERVA PROGRESO EN EL TRABAJo DE PARTO


- USO LIBERAL o RUTINARIO DE LA EPISIOTOMÍA
- USO LIBERAL o RUTINARIO DE LA AMNIoToMíA


Nielson 1998; Ludka and Roberts 1993


PRÁCTICAS UTILIZADAS POR INDICACIONES CLÍNICAS ESPECÍFICAS
- CATETERISMO DE LAVEJIGA
- PARTO QUIRÚRGICO
- CONDUCCIÓN coN oxITocINA
- CONTROL DEL DOLOR MEDIANTE AGENTES SISTÉMICOS
- CONTROL DEL DOLOR MEDIANTE ANALGESIA EPIDURAL
- MoNIToREo ELECTRÓNICO CONTINUO DEL FETO


75




ESTRATEGIAS PARA SUPERAR BARRERAS:


- CULTURAL
- DISTANCIAS
- FALTA DE PRIORIDAD A LA MATERNIDAD
- ECONÓMICA


LOGROS:
I Parturientas mas satisfechas por el trato brindado: "se sienten como en su casa"
I Nueva actitud del personal de salud, hay mayor satisfacción por mayor demanda
I Se ha fortalecido el trabajo con parteras tradicionales
I Se establece una relación mas "horizontal" entre el proveedor y el usuario, que impacta


sobre el conjunto del servicio


PROCESO DE IMPLEMENTACIÓN:
I Reuniones de consulta con diversos públicos


Gestantes y madres lactantes
Personal de salud
Parteras Tradicionales


I Sensibilización y capacitación del personal
I Cambios en el ambiente físico
I Cambios en las rutinas de atención


CONDICIONES PARA EL ÉXITO:
I Trabajo en equipo
I Sistematizar, evaluar y socializar la experiencia
I Incorporar información y comunicación social
I Recoger permanentemente opinión de usuarios y agentes comunales
I Compromiso de autoridades
I Trabajo extensivo


LIMITACIONES:
I Resistencias del personal de salud
I Falta de trabajo en equipo
I Rotación continua del personal
I Reducción de horas de trabajo
I Limitado apoyo de autoridades
I Escasa difusión del proceso


TRABAJO CON PARTERAS TRADICIONALES:
I El objetivo es promover el parto atendido por profesional


- Aliadas(os) del establecimiento de salud
- Promoción del Control Pre natal. Referencia de casos.
- Capacitación en el reconocimiento de signos de alarma
- Referencia oportuna al establecimiento con capacidad resolutiva


I Acompañamiento en la atención en el establecimiento de salud
- Capacitación en la atención del ”parto limpio" y atención inmediata del recién nacido, en


ciertas condiciones(distancias, no riesgos, no complicaciones)


76




BARRERA GEOGRÁFICA:
"CASAS DE ESPERA MATERNAS"


lnstaladas en áreas rurales con escaso acceso a servicios de salud


- No son una extensión del servicio de salud.
- Condición: participación social.


lnstaladas próximas a un establecimiento de salud con capacidad de resolver complicaciones o
referir a otros establecimientos con mayor capacidad


PARTICIPACIÓN COMUNITARIA:


I Monitoreo en el servicio y comunidad
- Mapeo de gestantes.
- Radar de gestantes.
- Registro de seguimiento por comunidades..


I Comités Comunitarios de Apoyo


I Traslado de casos


información — Educación — Comunicación:


I Comunicacióninterpersonal
I Estrategias masivo comunicacionales: Animación cultural


RESULTADOS:


El 75% de mujeres entrevistadas percibe que la calidad de atención en los servicios en la provincia
de Paruro ha mejorado. La calidad se ha definido como "buen trato" y respeto a sus costumbres.


77




ANEXO N° 5


GLOSARIO DE TERMINOS Y CONCEPTOS SOBRE
INTERCULTURALIDAD EN SALUD


ARTICULACION: Conjunto de prácticas y procesos continuos de acercamiento, dialogo y respeto de
las personas a fin de fortalecer nuestros conocimientos y prácticas.
COMUNIDAD: Es la agrupación de personas que comparten un mismo espacio las mismas creencias y
costumbres, son poblaciones pequeñas y buscan objetivos comunes, y tienen un jefe común por
ejemplo el APU
COMUNICACIÓN EN SALUD: Es una estrategia que permite informar al público sobre asuntos de
salud y promover estilos de vida saludables
COSMOVISIÓN: Es la manera de cómo las personas comprendemos, interpretamos y vemos el
mundo que nos rodea en relación hombre —naturaleza
ENFERMEDAD: Es el desequilibrio que se produce en nuestro cuerpo y como respuesta nuestro
cuerpo se manifiesta a través del dolor/ es la alteración de la plenitud y armonía de la vida del ser
humano consigo mismo, con otro ser humano (familia, comunidad, pueblo), con la naturaleza, y con
el principio genésico o creado
ETNOCENTRISMO: Acto de entender y evaluar otra cultura acorde a los parametros de nuestra
propia cultura.
IDENTIDAD: Es la capacidad de sentirse orgulloso de lo que somos, conocer y practicar nuestras
costumbres sin avergonzarnos.
IDIOMA: Lengua de un pueblo o nación
LENGUAJE: Es un conjunto de signos estructurados que dan a entender unas cosas, también lo
utilizamos como vehículo para la comunicación de las ideas.
LENGUA: Manera en que un grupo o sociedad utiliza el lenguaje verbal acorde a su región, forma de
vivir y comportarse, es el modo de decir o nombrar las cosas.
MEDICINA TRADICIONAL: Son los conocimientos que usan en la comunidad para curar las
diferentes enfermedades siendo respaldadas en las experiencias compartidas a través del tiempo.
MEDICINA TRADICIONAL INDÍGENA: es el conjunto de diversos conocimientos ancestrales, sustentado en
cosmogonías y cosmovisiones propias de las distintas nacionalidades y pueblos, organizados en sistemas de
diagnóstico y tratamiento, en espacios de recuperación. Sus preparados y técnicas de curación, incluidas las
ceremonias rituales, no causan daño, estimulan y aceleran reacciones bioquímicas y bioenergéticas del
organismo, con lo cual se alcanza el equilibrio físico, mental y espiritual.
MEDICINA ACADEMICA: Se le denomina a los conocimientos y prácticas que se han adquirido a
través de la formación académica y/o Universitaria, como resultados de investigaciones.
PROMOCION DE LA SALUD: Es juntar los esfuerzos de la comunidad, agentes de la medicina
tradicional, promotores y personal de salud para mejorar la salud y el bienestar de las personas que
viven en nuestra comunidad.


SALUD: Depende de la particular cosmovisión y cultura de cada nacionalidad o pueblo. Sin embargo, resulta
posible destacar en común, las siguientes líneas generales vinculadas a este concepto: la plenitud y armonía
de Ia vida del ser humano consigo mismo, con otro ser humano (familia, comunidad, pueblo), con Ia
naturaleza, y con el principio genésico o creador.


SISTEMAS DE MEDICINAS TRADICIONALES DE LAS NACIONALIDADES Y PUEBLOS INDÍGENAS: varios
conjuntos de conocimientos, tecnologías y recursos humanos propios, fundamentados en la sabiduría
ancestral y colectiva, organizados en torno a particulares cosmovisiones del mundo y legitimados por sus
propios pueblos y nacionalidades. Sus prácticas diagnósticas, de tratamiento de las enfermedades, de


78




promoción, prevención y recuperación de la salud, se desenvuelven en un marco de interrelación de
elementos naturales, éticos, espirituales y cósmicos, en un tiempo y espacio sacralizados.


ANEXO N°6


PARTICIPANTES DE LOS TALLERES QUE SE REALIZARON EN LA CIDAD DE QUITO CON LA FINALIDAD DE
COSNTRUIR LA GUIA


"ADECUACIÓN CULTURAL DE LOS SERVICIOS DE SALUD"


Dra. Nilda Villacrés, PRO-AUS
Dra. Anita Huachi,PRO-AUS
Dra. Mirian Conejo, Jambi Huasi, de Otavalo
Dr. Guillermo Barragán, DNSPI
Dr. Antonio Orquera, Dirección Provincial Salud Tungurahua
Dr. Amilkar Albán, Director proyecto RIOS.
Dr. Wilfrido Torres, Departamento de Salud Indígena Provincial, Pastaza.
Dr. Raúl Mideros, Universidad Andina Simon Bolivar
Dr. Fernando Calderón, Director Área de Salud de Guamaní, Quito
Dr. Didier Lacaze, Fundación Flora Sana — PROMETRA (Puyo, Pastaza).
Dr. Manuel Cujilema, Coordinador regional, Subsecretaria Regional de Salud Costa Insular.
Dra. Luz Marina Vega, Comité MTI del CIS Gobierno local de Cotacachi
Dra. Teresa Jaramillo, Directora Cantonal de Salud, Cotacahi
Lic. Cepeda Dolores, Salud Intercultural DPS Guayas
Lic. Matilde Farinango, S.I. DPS Pichincha
Lic. Anita Montufar, Hospital Chimborazo
Lic. Manuela Mercedes, DPS Imbabura
Lic. Maria de Lourdes Freire, Dirección Provincial de Tungurahua
Tayta Jaime Pilatuña, Coordinador del Cto. Munay Yachay, Universidad Intercultural Amantay Wasi.
Sr. German Rodríguez, MSP.
Sr. Marcos Brawn Cabeza, CODAE
Sr. Víctor Tapia, Subsecretaria Regional Costa Insular.
Sr. Kar Atamaint, becario OACNUDH
Sra. Sara Constante — RELACAHUPAN (Red Latinoamericana y del Caribe para la Humanización y
Atención del Parto Natural).
Sr. Mario Gallo, DNSPI


79




10.


11.


12.


13.


14.


15.


16.


17.


18.


BIBLIOGRÁFIA


Alarcon AM, Vidal A, Neira Rozas J. Salud intercultural: elementos para la construcción de sus
bases conceptuales. Rev Med Chil. 2003;131(9):1061-5.
Athias R, Machado M. [Indigenous peoples‘ health and the ¡mplementation of Health Districts
in Brazil: critical issues and proposals for a transdisciplinary dialogue]. Cad Saude Publica.
2001; 17(2):425-31. [Portuguese]
Bedoya E, Galarza, Glave M, Grande V. Amazonas: Lineamientos Estratégicos de Desarrollo.
Plan Binacional del Desarrollo de la Región Fronteriza Perú — Ecuador, 2003.
Cass A, Lowell A, Christie M, Snelling P, Flack M, et al. Sharing the true stories: improving
communication between aboriginal patients and healthcare workers. MJA 2002; 176: 466-70.
Centro Latinoamericano de Perinatología y Desarrollo Humano. CLAP-OPS/OMS, Montevideo —
Uruguay, División Internacional DID — Universidad de Calgary — Canadá. Manual de Salud
Materno Perinatal para Promotores Comunitarios. Segunda Edición. Canadá. 1998.
Committee on Pediatric Workforce. Ensuring culturally effective pediatric care: implications for
education and health policy. Pediatrics 2004; 114: 1677-85.
Cook CT, Kosoko-Lasaki O, O'Brien R. Satisfaction with and perceived cultural competency of
healthcare providers: the minority experience] Natl Med Assoc 2005 Aug; 97(8): 1078-87.
CODENPE. Consejo de Desarrollo de las Nacionalidades y Pueblos del Ecuador: Reconstitución
de las Nacionalidades y Pueblos para el Fortalecimiento de las Circunscripciones Territoriales
Indígenas —CTl—. Quito. (s/f).
CONAIE. Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador. Políticas de Salud para
Pueblos Indígenas. Doc. Interno. Quito, 2006.
CONAIE. Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador. Plan Estratégico de Salud.
Mímeo, Quito, 2003.
Consejo Nacional de Salud: Conjunto de Prestaciones del Sistema Nacional de Salud.
Documento interno. Quito, octubre 2005.
Culma C. Fortalecimiento y promoción de Ia medicina tradicional de los pueblos Pijao y Paéz
del Tolima — Colombia. La Iniciativa de la Comunicación; Diciembre 2005. En:
http://comminit.com/la/descrpciones/lapdscolom
Davinson G, Jélvez l, Yánez S. Investigación del diseño de un programa de salud intercultural
para indígenas. Bases para una propuesta de un seguro indígena. Fundación de Desarrollo
Educacional La Araucania y la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena. Santiago de Chile
1997.
Deruyttere A. Pueblos indígenas, recursos naturales y desarrollo con identidad: riesgos y
oportunidades en tiempos de globalización. [fecha de acceso: mayo 2006] Disponible en:
Desarrollo Humano: Desarrollo sostenible en el Río Santiago. Línea Base. Plan Binacional de
Desarrollo de la Región fronteriza Perú-Ecuador. Lima, Septiembre 2003.
Diehl EE. [Health problems among the Kaingang (Xapeco Indigenous Reserve, Santa Catarina)
and the health care system]. Cad Saude Publica. 2001;17(2):439-45. [Portuguese]
Dirección General de Planeación y Desarrollo en Salud. Fortalecimiento y desarrollo de la
medicina tradicional mexicana y su relación intercultural con la medicina institucional.
Secretaría de Salud — Dirección de Medicina Tradicional y Desarrollo Intercultural. México,
2002.
Dirección General de Planeación y Desarrollo en Salud. Propuesta acortada: ‘Aporte de la
antropología médica y el enfoque intercultural en Salud en la formación de estudiantes de
ciencias de la salud’. Secretaría de Salud México. Documento de trabajo. 2004.


80




19.


20.
21.


22.
23.


24.


25.


26.


27.


28.


29.


30.


31.


32.


33.


34.


35.


36.


37.


38.


39.


40.


41.


Dirección Nacional de Salud de los Pueblos Indígenas DNSPI, Ministerio de Salud Pública.
Proyecto de Ley: Las Medicinas Tradicionales de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas del
Ecuador. NINA Comunicaciones. Quito-Ecuador. 2001.
El Cantón Cotacachi. CIS-Fundación Sembrando. Cotacachi, Ecuador.2002
Duarte-Gomez MB, Brachet-Marquez V, Campos-Navarro R, Nigenda G. Políticas nacionales de
salud y decisiones locales en México; el caso del Hospital Mixto de Cuetzalan, Puebla. Salud
Pública Mex. 2004; 46(5):388-98.
Durie M. Providing Health Services to indigenous peoples. BMJ 2003 Oct 25; 327(7421): 988.
El Jambi Huasi, Área de Salud de la FICI, Dra. Myriam Conejo, Directora Ejecutiva,
jambihua@im.pro.ec
Fernández, G. Salud e Interculturalidad en América Latina: Perspectivas Antropológicas. Agosto
2004. Ediciones Abya — Yala, Quito — Ecuador.
Garnelo L, Sampaio S. [The sociocultural basis for indigenous peoples‘ health advocacy:
problems and issues in the Northern Region of Brazil]. Cad Saude Publica. 2003; 19(1):311-7.
[Portuguese].
Gattinara BC, Lbacache J, Puente CT, Giaconi J, Caprara A. [Community perception on the
quality of public health services delivery in the Norte and lchilo districts of Bolivia]. Cad Saude
Publica. 1995; 11(3):425—38. [Portuguese]
Horner R, Salazar W, Geiger J, Bullock K, Corbie-Smith G, et al. Changing healthcare
professionals’ behaviors to eliminate disparities in healthcare: What do we know? Who might
we proceed?. Am J Manag Care 2004; 10:sp 12-19.
Informe Técnico Final. Comunidades Nativas Puerto Galilea y Chapiza. Tercera Intervención.
Programa sostenible de Promoción de la Salud en Comunidades Amazónicas. UNICEF-
INS/CENSI. Lima, Mayo 2003.
Kirkham SR. The politics of belonging and intercultural health care. West J Nurs Res. 2003;
25(7):762-80.
La Interculturalidad en el Sistema Cantonal de Salud. Habilitación de Parteras Indígenas.
Ecuador 2005
Lacaze D. Medicina tradicional de los pueblos indígenas. Experiencia en unidades operativas
del oriente ecuatoriano. En: http://arutam.free.fr/Etnomedx.htm
Lacaze, Didier. Experiencias de Articulación en la Amazonía Ecuatoriana. Presentado en
"Seminario Internacional de Etnomedicina" Bogotá, Ju|io—Agosto del 2002.
Lavadenz F, Schwab N, Straatman H. Redes públicas, descentralizadas y comunitarias de salud
en Bolivia. Rev Panam Salud Publica 2001; 9(3): 182-8.
London RF, Anderson PM, Gill PS, Greenfield SM. Educating medical students for work in
culturally diverse societies. JAMA 1999; 282: 875-80.
Mashego TA, Peltzer K. Community perception of quality of (primary) health care services in a
rural area of Limpopo Province, South Africa: a qualitative study. Curationis. 2005; 28(2):13-21.
Mayca J, Medina A, Niño de Guzmán A, Silva J. Promoción de la salud en comunidades
nativas, una experiencia en poblaciones awajum y wampis. Revista Peruana de medicina
experimental y salud pública (supl.) Lima 2003.
Medina A, Mayca J, Wong L. Embarazo, parto y puerperio en comunidades nativas awajum y
wampis. Revista peruana de medicina experimental y salud pública (sup.) Lima 2003.
Medina A. Guía de comunicaron intercultural Castellano Awajun, Gobierno Regional de
Amazonas- PARSaIud, Jaen Perú — Enero 2006
Medina A. Comunicación Intercultural Castellano Wampis, UNICEF — (mimeografiado), Lima
Octubre 2006
Médicos Sin Fronteras- España, MSP- Ecuador, Unión de Organizaciones Campesinas de
Cotacachi, Mendizábal Tannia, Medicina Tradicional e Interacción de Sistemas Médicos en las
Comunidades Andinas del Cantón Cotacachi. Ecuador. 1998.
Ministerio de Salud — Instituto Nacional de Salud. Taller Internacional: Camisea y la Protección
de la Salud en los Pueblo Indígenas. Cuzco — Perú, Mayo 2005.


81




42.


43.


44.


45.


46.


47.


48.


49.


50.


51.


52.


53.


54.


55.


56.


57.
58.


59.


60.


61.


62.


63.


Ministerio de Salud Pública de Ecuador. Proyecto de Ley: Las medicinas tradicionales de las
nacionalidades y pueblos indígenas de Ecuador. Marzo 2006.
Ministerio de Salud Pública del Ecuador- MSP-, Fondo de Población de Naciones Unidas
UNFPA, Organización Panamericana de la Salud, OPS, Organización Mundial de la Salud OMS,
USAID, UNICEF, PROANDES. Manual de Capacitación de la Partera Tradicional. Edición
MSP/UNICEF. Ecuador. 1995.
Ministerio de Salud Pública del Ecuador, Organización Panamericana de la Salud —OPS-. Inicio
del Proceso de Acreditación de Hospitales en el Ecuador. Ecuador. 2001
Ministerio de Salud Pública. Unidad Ejecutora del Programa de Maternidad Gratuita y
Atención a la Infancia. institucionalización del Mejoramiento continuo de la Calidad en el
PMGYAI. Ecuador. 2002.
Ministerio de Salud Pública — Consejo Nacional de Salud: Marco General de la Reforma
Estructural de la Salud en el Ecuador. Abya Yala, julio, 2005.
Ministerio de Salud Pública — Proyecto MODERSA: Manual de Normas de Licenciamiento de los
Servicios de Salud. Quito, abril, 2004.
Ministerio de Salud Pública — Dirección Nacional de Áreas de Salud: Manual de Organización y
Funcionamiento de las Áreas de Salud. Quito, julio, 2000.
Ministerio de Salud Pública — Dirección Nacional de Salud de los Pueblos Indígenas: Mapa
Estratégico 2005-2009 de la DNSPI. En prensa.
Ministerio de Salud Pública — Proyecto MODERSA: Manual
Contrarreferencia de Pacientes y Usuarios. Quito, abril, 2004.
Ministerio de Salud Pública — OPS/OMS — MODERSA: Modelo de Atención Integral de Salud.
Quito, junio, 2004.
Ministerio de Salud Pública. Política Nacional de Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos
(Decreto Ejecutivo No. 2717, Registro Oficial No. 566, 15 abril, 2005.
Ministerio de Salud Pública — Dirección de Normatización del Sistema Nacional de Salud: Plan
Nacional para la Reducción de la Mortalidad Materna en el Ecuador. Quito, septiembre, 2005.
Ministerio de Salud Pública — OPS/OMS - Proyecto MODERSA: Programa de Extensión d
Cobertura en Salud. Quito, mayo 2004.
MotherCare USAID. Lograr la Maternidad sin Riesgos, la Experiencia de MotherCare en
Guatemala, Bolivia y Ecuador- 1989-1993. Oficina de la Salud, Agencia de los Estados Unidos
para el Desarrollo Internacional-USAID. Guatemala. 2000.
Nigenda G, Mora-Flores G, Aldama López S, Orozco-Nuñez E. La práctica de la medicina
tradicional en América Latina y el Caribe: el dilema entre regulación y tolerancia. Salud
Pública de México 2001; 43(1): 41-51.
OPS/OMS: Conferencia Sanitaria Panamericana. Washington D.C. EUA. Septiembre 2002.
Organización Panamericana de la Salud. [monografía en internet]. Sistematización e
intercambio de experiencias en la organización y gestión de servicios de salud descentralizados
para poblaciones indígenas. Proyecto CTP 2004-05 N9 32. [fecha de acceso: 11 de mayo 2006].
disponible en: www.paho.org/spanish/d/csu/IF-COLECU-200405—32.pdf.
Oyarce AM. [Medical systems which coexist in the Novena region of Chile: a general
description]. Enfoques Aten Prim. 1988; 3(3):37-45. [español]
Page JT. Política sanitaria y legislación en materia de medicina indígena tradicional en México.
Cad Saude Publica. 1995; 11(2):202-11.
Pedersen D. La Medicina Tradicional en el Sistema formal de Salud, Documento presentado
en II° Congreso Internacional de Medicina Tradicional, Lima, Julio de 1988.
Programa de Organización y Gestión de Sistemas y Servicios de Salud. Organización
Panamericana de la Salud. Perfil del sistema de servicios de salud de Ecuador. Noviembre
2001. [fecha de acceso: mayo 2006] Disponible en:
Robalino, María Elena, Hermida, Jorge. Sistema de Mejoramiento .Contínuo de la Calidad de
las Prestaciones que contempla la Ley de Maternidad Gratuita y Atención a la Infancia.


para la Referencia y


82




64.


65.


66.


67.


68.


69.


70.


71.


72.


73.


Estándares e Indicadores. Ministerio de Salud Pública. Quality Assurance Project. Quito-
Ecuador. Diciembre 2002.
Santarelli C. Individuos, Familias y Comunidades. Iniciativa ”Reducir los Riesgos del Embarazo".
OMS. Ginebra. Noviembre 2002.
Smith SE. increasing transcultural awareness: the MacMaster—Aga Khan-CIDA Project
Workshop Model. J Transcult Nurs 1997 Jan —Jun; 8(2): 23-31.
Sistema Cantonal Descentralizado de Salud — Consejo Cantonal lntersectorial de Salud: Plan
Cantonal de Salud de Cotacachi 2005-2011.
Sistema Cantonal Descentralizado de Salud — Consejo Cantonal lntersectorial de Salud: La
Interculturalidad en el Sistema Cantonal de Salud, Habilitación de las Parteras Indígenas.
Cotacachi, 2005.
Taylor S, Lurie N. The role of culturally competent communication in reducing ethnic and racial
healthcare disparities. Am J Manag Care 2004; 10: sp1-4.
Traverso-Yepez M, de Morais NA. [Demanding respect for the subjectivity of public health
system clients: towards humanization of health care]. Cad Saude Publica. 2004; 20(1):80-8.
[Portuguese].
Ugalde A. Las dimensiones ideológicas de la participación comunitaria en los programas de
salud en Latinoamérica. Soc Sci Med 1985;21:42-53.
Ulrey KL, Amason P. Intercultural communication between patients and health care providers:
an exploration of intercultural communication effectiveness, cultural sensitivity, stress, and
anxiety. Health Commun. 2001;13(4):449-63.
Van Wieringen JC, Harmsen JA, Bruijnzeels MA. Intercultural communication in general
practice. EurJ Public Health 2002; 12(1): 63-68.
Zambrana RE, Molnar C, Munoz HB, Salas Lopez D. Cultural Competency as it intersect with
racial/ethnic—|inguistic, and class disparities in manager healthcare organizations. Am J Manag
Care 2004; 10: sp 37-44.


83




GUÍAPARALAADECUACIÓNCULTURAL
Share