Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo Catalogación por la...

Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de
campo




Catalogación por la Biblioteca de la OMS:


Primera ayuda psicológica: guía para trabajadores de campo.


1.Intervención en la crisis (Psiquiatría) – métodos. 2.Desastres. 3.Servicios médicos de urgencia.
4.Adaptación psicológica. 5.Primeros auxilios – psicología. 6.Trastornos de estrés traumático -
psicología. 7.Manuales.


I.Organización Mundial de la Salud. II.War Trauma Foundation. III.Visión Mundial Internacional.


ISBN 978 92 4 354820 3 (Clasificación NLM: WM 401)


© Organización Mundial de la Salud, 2012


Se reservan todos los derechos. Las publicaciones de la Organización Mundial de la Salud están
disponibles en el sitio web de la OMS (www.who.int) o pueden comprarse a Ediciones de la OMS,
Organización Mundial de la Salud, 20 Avenue Appia, 1211 Ginebra 27, Suiza (tel.: +41 22 791 3264;
fax: +41 22 791 4857; correo electrónico: bookorders@who.int). Las solicitudes de autorización
para reproducir o traducir las publicaciones de la OMS - ya sea para la venta o para la distribución
sin fines comerciales - deben dirigirse a Ediciones de la OMS a través del sitio web de la OMS
(http://www.who.int/about/licensing/copyright_form/en/index.html).


Las denominaciones empleadas en esta publicación y la forma en que aparecen presentados
los datos que contiene no implican, por parte de la Organización Mundial de la Salud, juicio
alguno sobre la condición jurídica de países, territorios, ciudades o zonas, o de sus autoridades,
ni respecto del trazado de sus fronteras o límites. La mención de determinadas sociedades
mercantiles o de nombres comerciales de ciertos productos no implica que la Organización
Mundial de la Salud los apruebe o recomiende con preferencia a otros análogos.


La Organización Mundial de la Salud ha adoptado todas las precauciones razonables para verificar
la información que figura en la presente publicación, no obstante lo cual, el material publicado
se distribuye sin garantía de ningún tipo, ni explícita ni implícita. El lector es responsable de la
interpretación y el uso que haga de ese material, y en ningún caso la Organización Mundial de la
Salud podrá ser considerada responsable de daño alguno causado por su utilización.


Referencia sugerida: Organización Mundial de la Salud, War Trauma Foundation y Visión
Mundial Internacional (2012). Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo.
OMS: Ginebra.


Para observaciones o preguntas sobre aspectos técnicos de esta publicación, por favor contacte:


• DrMarkvanOmmeren,DepartamentodeSaludMentalyUsodeSustancias,Organización
Mundial de la Salud, 20 Avenue Appia, 1211 Ginebra 27, Suiza (email: vanommerenm@who.int,
tel: + 41-22-791-2111);


• DrLeslieSnider,AsesorPrincipaldePrograma,WarTraumaFoundation,Nienoord5,1112XE
Diemen, Holanda (email: l.snider@wartrauma.nl, tel: +31-20-6438538);


• AlisonSchafer,AsesorPrincipaldePrograma,SaludMentalyApoyoPsicosocial,Equipode
Asuntos Humanitarios y de Emergencia, Visión Mundial Australia. 1 Vision Drive, Burwood
East, Victoria, 3151, Australia (email: alison.schafer@worldvision.com.au, tel: +61-3-9287-2233).


Este document ofrece guía técnica para la implementación del OMS Programa de Acción Mundial
para Superar las Brechas en Salud Mental (mhGAP, por sus siglas en inglés).




G
u


ía
d


e Pa
P


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de
campo




PRÓLOGO
Cuando en nuestras comunidades, países o en el mundo ocurren hechos traumáticos,
queremos tender la mano a los que se han visto afectados. Esta guía trata de la primera ayuda
psicológica, un modo práctico y humano para ayudar y apoyar a nuestros semejantes en graves
situaciones de crisis. Se ha pensado para personas que se tienen la posibilidad de ayudar a
otras que han experimentado un hecho extremadamente angustiante. Proporciona un marco de
trabajo para apoyar a las personas respetando su dignidad, cultura y capacidades. A pesar de su
nombre, la primera ayuda psicológica se ocupa tanto del apoyo social como del psicológico.


QuizásUd.seencuentreencalidaddetrabajadorovoluntarioenunacatástrofe,oenelescenario
de un accidente donde ha habido heridos. Puede que sea un profesor o forme parte del personal
sanitario que tenga que hablar con alguien de su comunidad que acaba de presenciar la muerte
violenta de un ser querido. Esta guía le ayudará a conocer las cosas más útiles para decir y hacer con
personas que se encuentren en situaciones muy angustiosas. También le proporcionará información
sobre cómo enfrentarse con una nueva situación de manera segura y sin que sus acciones resulten
perjudiciales.


Se ha recomendado el uso de las técnicas de primera ayuda psicológica por varios grupos de
consenso y expertos nacionales e internacionales, incluyendo el Comité Permanente entre
Organismos(IASC)deNacionesUnidasyelProyectoEsfera.Laprimeraayudaesunaalternativa
a las denominadas intervenciones psicológicas breves (“debriefing”). En 2009, el Grupo de la OMS
para la Elaboración de la Guía mhGAP evaluó los datos disponibles comparando la primera ayuda
psicológica y la intervención psicológica breve (“debriefing psicológico”). Llegaron a la conclusión
de que a las personas muy angustiadas por haber estado expuestas recientemente a una situación
traumática había que ofrecerles primera ayuda psicológica y no “debriefing psicológico”.


Con esta guía se ha buscado llegar a un consenso amplio para disponer de materiales sobre
primera ayuda psicológica para utilizar sobre todo en países de desarrollo económico medio o
bajo. La información que proporcionamos aquí es tan solo un modelo. Tendrá que adaptarse al
contexto local y a la cultura de las personas a las que haya que asistir.


Esta guía - avalada por un gran número de agencias internacionales - refleja el estado actual de
conocimientos y un consenso internacional sobre cómo apoyar adecuadamente a las personas
en el periodo inmediatamente subsiguiente a hechos fuertemente angustiantes.


Shekhar Saxena
Director


Departamento de Salud Mental y
Abuso de Sustancias


Organización Mundial de la
Salud


Stefan Germann
Director


Aprendizaje y Asociaciones,
Equipo Global de Salud


Visión Mundial Internacional


Marieke Schouten
Director




War Trauma Foundation


ii Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




PRÓ
LO


G
O


&
a


G
R


a
d


eC
IM


IeN
TO


S


Editores y redactores
Leslie Snider (War Trauma Foundation, WTF), Mark van Ommeren (Organización Mundial de la Salud, OMS) y Alison
Schafer (Visión Mundial Internacional, VMI).


Comité directivo (por orden alfabético)
Stefan Germann (VMI), Erin Jones (VMI), Relinde Reiffers (WTF), Marieke Schouten (WTF), Shekhar Saxena (OMS),
Alison Schafer (VMI), Leslie Snider (WTF) y Mark van Ommeren (OMS).


Equipo Artístico
Dibujos por Julie Smith (PD Consulting). Arte y diseño por Adrian Soriano (VMI) y Ian Pugh (Blue Apple Design).
Coordinación Artística por Andrew Wadey (VMI).


Traducción al castellano:
Ruth Guajardo, María José Ibor, Julio Quijano, Alfonso Ribot, Paloma Guridi, Marisa Condurso de Nohara, Juan Gaviria
(Médicos del Mundo – España) y Lukas B. Cheney (OMS).


Supervisión técnica de la traducción:
Dévora Kestel (OPS/OMS) y Pau Pérez-Sales (GAC/MdM).


Financiación
Visión Mundial Internacional y La Iglesia Sueca.


Patrocinadores
Este documento ha sido patrocinado por 23 agencias internacionales (sus nombres y logos están en la portada y en la
contraportada) así como por Médecins Sans Frontières (MSF).


Contribuidores y Asesores
Numan Ali (Baghdad Teaching Hospital, Iraq), Amanda Allan (Mandala Foundation, Australia), Abdalla Mansour Amer (United Nations
Department of Safety and Security), Mary Jo Baca (International Medical Corps, Jordan), Nancy Baron (Global Psycho-Social Initiatives, Egypt),
Pierre Bastin (Médecins Sans Frontières, Switzerland), Nancy Beaudoin (Consultant, France), Endry van den Berg (War Child Holland, the
Netherlands), Elsa Berglund (Church of Sweden, Sweden), Sandra Bernhardt (Action Contre le Faim, France), Cecile Bizouerne (Action Contre le
Faim, France), Margriet Blaauw (War Child Holland, the Netherlands), Martha Bragin (CARE, USA), Maria Bray (Terre des Hommes, Switzerland),
Chris Brewin (University College London, United Kingdom), Melissa Brymer (National Center for Child Traumatic Stress, USA), Susie Burke
(Australian Psychological Society, Australia), Sonia Chehil (Dalhousie University, Canada), Eliza Cheung (Chinese University of Hong Kong,
People’s Republic of China), Tatyana Chshieva (Dostizhenia Achievements Foundation, Russian Federation), Laetitia Clouin (Consultant, France),
Penelope Curling (UNICEF), Jeanette Diaz-Laplante (University of West Georgia, USA), Annie Sophie Dybdal (Save the Children, Denmark),
Tonka Eibs (CARE, Austria), Carina Ferreira-Borges (WHO, Republic of the Congo), Amber Gray (Restorative Resources, USA), Lina Hamdan
(World Vision, Jordan), Sarah Harrison (Church of Sweden, Sweden), Michael Hayes (Save the Children, USA), Takashi Isutzu (United Nations
Department of Management), Kaz de Jong (Médecins Sans Frontières, the Netherlands), Mark Jordans (HealthNet TPO, Nepal), Siobhan Kimmerle
(WVI, Jordan), Patricia Kormoss (WHO, Switzerland),UnniKrishnan(Plan International, United Kingdom), Ronald Law (Department of Health,
Philippines), Christine McCormick (Save the Children, United Kingdom), Amanda Melville (UNICEF), Fritha Melville (Mandala Foundation,
Australia), Kate Minto (Mandala Foundation, Australia), Jonathan Morgan (Regional Psychosocial Support Initiative - REPSSI, South Africa), Kelly
O’Donnell (NGO Forum for Health, Switzerland), Patrick Onyango (Transcultural Psychosocial Organization, Uganda), Pau Perez-Sales (Médicos
del Mundo, Spain), Bhava Nath Poudyal (International Committee of the Red Cross, Nepal), Joe Prewitt-Diaz (American Red Cross, Puerto Rico),
Megan Price (WVI, Australia), Robert Pynoos (National Center for Child Traumatic Stress, USA), Nino Makhashvili (Global Initiative on Psychiatry,
Georgia), Miryam Rivera Holguin (Consultant, Peru), Sabine Rakotomalala (Terre des Hommes, Switzerland), Gilbert Reyes (National Center for
Child Traumatic Stress, USA), Daryn Reichterer (Stanford University, USA), Chen Reis (WHO, Switzerland), Khalid Saeed (WHO, Egypt), Louise
Searle (WVI, Australia), Marian Schilperoord (United Nations High Commissioner for Refugees, Switzerland), Guglielmo Schinina (International
Organization for Migration, Switzerland), Merritt Schreiber (University of California Los Angeles, USA), Renato Souza (International Committee of
the Red Cross, Switzerland), Alan Steinberg (National Center for Child Traumatic Stress, USA), Susannah Tipping (Mandala Foundation, Australia),
Wietse Tol (HealthNet TPO, Nepal), Iris Trapman (Mandala Foundation, Australia), Patricia Watson (National Center for Child Traumatic Stress,
USA), Inka Weissbecker (International Medical Corps, Gaza), Mike Wessells (Columbia University, USA), Nana Wiedemann (International
Federation of the Red Cross, Denmark), Richard Williams (Glamorgan University, United Kingdom), M Taghi Yasamy (WHO, Switzerland), Rob Yin
(American Red Cross, USA), William Yule (Children and War Foundation, United Kingdom), Doug Zatzick (University of Washington, USA).


Además, agradecemos la participación de 27 encuestados anónimos en un estudio sobre la necesidad de desarrollar este documento.


aGRadeCIMIeNTOS


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo iii




iv Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




PROLOGO ii


aGRadeCIMIeNTOS iii


CaPíTuLO 1 COMPReNdeR La PRIMeRa aYuda
PSICOLÓGICa (PaP) 1


1.1 ¿Cómo afectan las situaciones de crisis a las personas? 2


1.2 ¿Qué es la Primera Ayuda Psicológica? 3


1.3 Primera Ayuda Psicológica: ¿Quién, cuándo y dónde? 4


CaPíTuLO 2 CÓMO aYudaR de FORMa ReSPONSaBLe 7


2.1 Respetar la seguridad, la dignidad y los derechos 8


2.2 Adaptar la propia acción a la cultura de la persona 9


2.3 Considerar otras medidas de respuesta a la emergencia 11


2.4 Cuidarse a uno mismo 12


CaPíTuLO 3 PReSTaNdO La PRIMeRa aYuda PSICOLÓGICa 13


3.1 Buena comunicación 14


3.2 Prepararse: conocer la situación 16


3.3 Principios de actuación de la Primera Ayuda Psicológica: observar,
escuchar y conectar 18


3.4 Poner fin a su ayuda 29


3.5 Personas que probablemente necesiten atención especial 30


CaPíTuLO 4 CuIdaRde uNO MISMO Y de LOS COMPaÑeROS 37


4.1 Prepararse a ayudar 38


4.2 Gestionar el estrés: hábitos de trabajo y vida saludables 39


4.3 Descanso y reflexión 40


CaPíTuLO 5 PRaCTICaR LO aPReNdIdO 41


5.1 Caso 1: Desastre natural 42


5.2 Caso 2: Violencia y desplazados 47


5.3 Caso 3: Accidente 51


PRIMeRa aYuda PSICOLÓGICa: Guía de BOLSILLO 55


ReFeReNCIaS Y FueNTeS 57


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo v


IN
d


IC
e




CaPíTuLO 1
COMPReNdeR La PRIMeRa aYuda
PSICOLÓGICa


1 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




eN eSTe CaPíTuLO HaBLaReMOS de:
1.1 ¿CÓMO aFeCTaN LaS SITuaCIONeS de CRISIS a LaS PeRSONaS?


1.2 ¿QuÉ eS La PRIMeRa aYuda PSICOLOGICa?


1.3 PRIMeRa aYuda PSICOLOGICa: ¿QuIÉN, CuÁNdO Y dÓNde?


1.1 ¿CÓMO aFeCTaN LaS SITuaCIONeS de
CRISIS a LaS PeRSONaS?


En el mundo suceden diferentes tipos de acontecimientos angustiantes como guerras, desastres
naturales, accidentes, incendios y violencia entre personas (por ejemplo, violencia sexual).
Pueden resultar afectados individuos, familias o comunidades enteras. Las personas pueden
perder sus hogares o sus seres queridos, pueden ser separados de su familia o su comunidad, o ser
testigo de violencia, destrucción o muerte.


Aunque todo el mundo resulta afectado de una manera u otra en estas circunstancias, hay
una amplia gama de reacciones y sentimientos que cada persona puede tener. Mucha gente
puede sentirse abrumada, confundida o muy insegura acerca de lo que está sucediendo. Puede
tener mucho miedo o encontrarse muy ansiosa, o insensible e indiferente. Algunas personas
experimentan reacciones leves, mientras que otras pueden reaccionar de forma más grave. Esto
depende de muchos factores, por ejemplo:


» la naturaleza y gravedad del / de los acontecimientos que experimentan;
» su experiencia con acontecimientos angustiantes anteriores;
» el apoyo de otras personas en su vida;
» su salud física;
» su historia personal y familiar de problemas de salud mental;
» su cultura y tradiciones; y
» su edad (por ejemplo, los niños de diferentes edades reaccionan de distinta manera).


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 2


C
a


PíTu
LO


1




1 OMS (2010) y Esfera (2011) describen el “debriefing psicológico” como promoción de la ventilación emocional pidiendo a
la persona que describa breve pero sistemáticamente sus percepciones, pensamientos y reacciones emocionales durante
el acontecimiento traumático. No se recomienda esta intervención. Es diferente al “debriefing” operativo de rutina de los
trabajadores humanitarios utilizado por algunas organizaciones al final de sus misiones o tareas de trabajo.


Todas las personas tienen recursos y capacidades para poder afrontar desafíos que la vida
presenta. Sin embargo, algunas son particularmente vulnerables en situaciones críticas
y pueden necesitar ayuda adicional, por ejemplo por su edad (niños, mayores), por su
discapacidad mental o física o por pertenecer a grupos marginales o expuestos a la violencia. La
sección 3.5 ofrece orientaciones para ayudar a las personas vulnerables.


1.2 ¿QuÉ eS La PRIMeRa aYuda PSICOLÓGICa?


Según Esfera (2011) y IASC (2007), la primera ayuda psicológica (PAP) describe una respuesta
humana, de apoyo a otro ser humano que está sufriendo y que puede necesitar ayuda. La PAP
trata los siguientes temas:


» brindar ayuda y apoyo prácticos, de manera no invasiva;
» evaluar las necesidades y preocupaciones;
» ayudar a las personas a atender sus necesidades básicas (por ejemplo, comida y agua,


información);


» escuchar a las personas, pero no presionarlas para que hablen;
» reconfortar a las personas y ayudarlas a sentirse calmas;
» ayudar a las personas para acceder a información, servicios y apoyos sociales; y
» proteger a las personas de ulteriores peligros.


eS IMPORTaNTe TaMBIÉN eNTeNdeR LO Que NO eS PaP:
» No es algo que solo pueden hacer los profesionales.
» No es asesoramiento profesional.
» No es “debriefing psicológico” 1, puesto que la PAP no entra necesariamente en la


discusión de los detalles del acontecimiento que ha causado la angustia.


» No es pedir a alguien que analice lo que le ha sucedido o que ordene los acontecimientos.
» Aunque la PAP supone estar disponible para escuchar las historias de las personas, no se


trata de presionarles para que cuenten sus sentimientos y reacciones ante la situación.


3 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




La PAP es una alternativa al “debriefing psicológico” que se ha probado no efectivo. Por el
contrario, la PAP incluye factores que parecen ser de gran ayuda para la recuperación de las
personas a largo plazo (según varios estudios y el consenso de muchas entidades de ayuda
humanitaria 2). Estos factores pueden ser:


» sentirse seguro, conectado con otros, en calma y con esperanza;
» tener acceso a apoyo social, físico y emocional; y
» sentirse capaz de ayudarse a sí mismos como individuos y comunidades.


1.3 PaP: ¿QuIÉN, CuÁNdO Y dÓNde?


¿PaRa QuIÉN eS La PaP?
La PAP está dirigida a personas angustiadas afectadas recientemente por un acontecimiento
crítico grave. Se puede proporcionar ayuda tanto a niños como a adultos. Sin embargo,
no todos los que experimentan una situación de crisis necesitarán o querrán PAP. No se
deber forzar la ayuda en aquellos que no la quieren, sino estar disponible para aquellos que
puedan desear apoyo.


2 Véase Hobfoll, et al. (2007) y Bisson y Lewis (2009) en Referencias y Fuentes


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 4


C
a


PíTu
LO


1




Pueden darse situaciones en las que la persona necesite apoyo mucho más avanzado que
tan solo PAP. Es importante conocer los propios límites y buscar la ayuda de otros, como
personal sanitario (si está disponible), compañeros u otras personas de la zona, autoridades
locales o líderes comunitarios o religiosos. En la siguiente tabla presentamos una lista de
personas que necesitan mayor apoyo experto inmediato. Las personas que están en estas
situaciones necesitan ayuda médica o de otro tipo como prioridad para salvar la vida.


PeRSONaS Que NeCeSITaN MaYOR aPOYO eXPeRTO
INMedIaTO:


» personas con lesiones graves que ponen en riesgo la vida y que necesiten atención
médica urgente


» personas que están tan alteradas que no pueden ocuparse de sí mismas o de sus hijos
» personas que pueden hacerse daño a sí mismas
» personas que pueden hacer daño a otros


¿CuÁNdO Se PROPORCIONa La PRIMeRa aYuda
PSICOLÓGICa?
Aunque las personas puedan necesitar acceder a ayuda y apoyo durante mucho tiempo después
de una situación de crisis, la PAP se centra en ayudar a las personas que han sido afectadas
recientemente por un acontecimiento de este tipo. Puede facilitar PAP tan pronto como
establezca contacto con personas que están en situación de angustia. Normalmente esto será
durante o inmediatamente después del acontecimiento. Sin embargo, a veces puede ser días o
semanas después, dependiendo de cuánto ha durado el acontecimiento o de cuán grave ha sido.


5 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




¿dÓNde Se Puede PROPORCIONaR PRIMeRa aYuda
PSICOLÓGICa?
Puede ofrecer PAP dondequiera que se esté lo suficientemente seguro para poder
hacerlo. Con frecuencia se da esta situación en lugares comunitarios, como la
escena de un accidente, o lugares donde se atiende a las personas afectadas como
centros de salud, refugios o campamentos, escuelas y lugares de distribución de
comida y otros tipos de ayuda. Lo ideal sería proporcionar PAP en un lugar donde
exista cierta privacidad para hablar con la persona cuando se considere oportuno.
Para personas expuestas a ciertos tipos de acontecimientos críticos, como violencia
sexual, la privacidad es esencial para la confidencialidad y el respeto de la dignidad
de la persona.


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 6


C
a


PíTu
LO


1




CaPíTuLO 2
CÓMO aYudaR de FORMa
ReSPONSaBLe


7 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




La aYuda ReSPONSaBLe ReQuIeRe CuaTRO aSPeCTOS
PRINCIPaLeS:


2.1 ReSPeTaR La SeGuRIdad, La dIGNIdad Y LOS deReCHOS


2.2 adaPTaR La PROPIa aCCIÓN a La CuLTuRa de LaS PeRSONaS


2.3 CONSIdeRaR OTRaS MedIdaS de ReSPueSTa a La eMeRGeNCIa


2.4 CuIdaRSe a uNO MISMO


2.1 ReSPeTaR La SeGuRIdad, La dIGNIdad Y
LOS deReCHOS


Cuando se asume la responsabilidad de prestar ayuda en situaciones en las que la gente ha sufrido
una experiencia angustiosa, es importante comportarse con respeto a la seguridad, la dignidad
y los derechos de las personas a las que se está ayudando3. Los siguientes principios se aplican
a cualquier persona u organismo involucrado en la respuesta humanitaria, incluyendo a los que
prestan PAP:




3 Para mayor información, consultar el Capítulo de Protección de Esfera, del Proyecto Esfera (2011)


aSPeCTOS de La PeRSONa Que deBeN ReSPeTaRSe


Seguridad » Evitar que nuestras acciones provoquen mayor peligro o daño a las
personas.


» Asegurarnos, hasta donde nos sea posible, de que los adultos y niños a los
que ayudamos estén a salvo, y protegerlos de daños físicos o psicológicos.


Dignidad » Tratar a la gente con respeto y de acuerdo con sus normas culturales y
sociales.


Derechos » Asegurar que la gente pueda acceder a la ayuda de forma justa y sin
discriminaciones.


» Ayudar a la gente a reclamar sus derechos y a acceder a la ayuda disponible.
» Actuar únicamente en el mejor interés de cualquier persona que encuentre.


Tenga bien presente estos principios en todas sus acciones y con toda la gente que conozca, sea cual
sea su edad, sexo u origen étnico. Considere lo que significan estos principios en su propio contexto
cultural. Conozca y cumpla con los códigos de conducta de su organización en todo momento si
trabaja o es voluntario en una organización que cuenta con dichos códigos.


A continuación ofrecemos una lista de lo que debe y no debe hacerse desde un punto de vista
ético, como orientación para evitar causar mayores daños a la persona, para proporcionar el
mejor cuidado posible, y para actuar únicamente en su interés.


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 8


C
a


PíTu
LO


2




» Sea honrado y digno de
confianza.


» Respete el derecho de la gente a
tomar sus propias decisiones.


» Sea consciente de sus propios
prejuicios y preferencias, y
manténgalos al margen.


» Deje claro a la gente que incluso
si rechazan la ayuda ahora, podrá
recibirla en el futuro.


» Respete la privacidad y mantenga
la historia de la persona
confidencial, salvo imperativos.


» Compórtese de forma adecuada
teniendo en cuenta la cultura,
edad y género de la persona.


» No se aproveche de su relación
como persona que ayuda /
cooperante.


» No pida a la persona dinero o
favores a cambio de ayudarle.


» No haga falsas promesas o provea
información no contrastada.


» No exagere sus habilidades.


» No fuerce ayuda en la gente, y no
sea entrometido o prepotente.


» No presione a la gente para que le
cuente su historia.


» No comparta la historia de una
persona con otras personas.


» No juzgue a la persona por sus
acciones o sentimientos.




2.2 adaPTaR La PROPIa aCCION a La
CuLTuRa de La PeRSONa


Siempre que se produce una crisis, lo normal es que entre la población afectada se encuentren
personas de diferentes culturas, incluyendo minorías u otros grupos con riesgo de ser
marginados. La cultura determina cómo nos relacionamos con la gente, y lo que se puede decir
y hacer, y lo que no. Por ejemplo, en algunas culturas no es costumbre que una persona hable
de sus sentimientos con alguien que no es de la familia. O podría darse que las mujeres sólo se
comuniquen con otras mujeres, o que se le dé gran importancia a ciertas formas de vestirse o
cubrirse el cuerpo.


Es posible que tenga que trabajar con personas cuyas vidas y experiencias tengan muy poco
que ver con las suyas. Como persona que apoya es importante ser conscientes de sus propios
antecedentes y creencias culturales, para dejar al margen sus propios prejuicios. Ofrezca ayuda
de la forma más adecuada y cómoda para la gente a la que va a apoyar.


Cada situación de crisis es única. Adapte esta guía al contexto, teniendo en cuenta las normas
sociales y culturales locales. En el cuadro siguiente se incluyen varios aspectos a tener en
cuenta para proporcionar Primera Ayuda Psicológica en diferentes culturas.


9 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo





TeNGa eN CueNTa LaS SIGuIeNTeS PReGuNTaS CuaNdO
Se PRePaRe PaRa OFReCeR PRIMeRa aYuda PSICOLÓGICa
eN CuLTuRaS dIFeReNTeS a La SuYa:


Vestimenta » ¿Tengo que vestirme de cierta forma para mostrar respeto?
» ¿Necesitarán los afectados algunas prendas de vestir para mantener


su dignidad y sus costumbres?


Idioma » ¿Cuál es la forma usual de saludar a la gente en esta cultura?
» ¿Qué idioma hablan en casa?


Sexo, edad y
poder


» ¿Es necesario que sólo las mujeres cooperantes se acerquen a las
mujeres afectadas?


» ¿A quién puedo dirigirme? (En otras palabras, ¿ A quién es la
cabeza de la familia o de la comunidad?)


Contacto y
comportamiento


» ¿Cuáles son las costumbres en relación con tocar a las personas?
» ¿Es aceptable darle la mano a alguien o tocarle el hombro?
» ¿Hay algo especial que haya que tener en cuenta en cuanto al


comportamiento hacia ancianos, niños, mujeres u otras personas?


Creencias y
religión


» ¿Cuáles son los diversos grupos étnicos y religiosos entre las
personas afectadas?


» ¿Qué creencias o prácticas son importantes para las personas
afectadas?


» ¿Cómo pueden comprender o explicar lo que ha ocurrido?


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 10


C
a


PíTu
LO


2




2.3 CONSIdeRaR OTRaS MedIdaS de
ReSPueSTa a La eMeRGeNCIa


La Primera Ayuda Psicológica es parte de una respuesta más amplia a las grandes
emergencias humanitarias (IASC, 2007). Cuando los afectados son cientos o miles de
personas, pueden existir diversos tipos de respuesta a la emergencia que es necesario
llevar a cabo, como operaciones de búsqueda y rescate, asistencia sanitaria de emergencia,
refugio, distribución de alimentos, y actividades de localización de familias y protección de
menores. Lo más frecuente es que los cooperantes y voluntarios tengan dificultades para
saber exactamente qué servicios están disponibles y dónde. Esto ocurre tanto en grandes
catástrofes como en lugares donde no se dispone de una infraestructura funcionante para los
servicios de salud u otras áreas.


Trate de informarse de los servicios y apoyo que pueden estar disponibles, para poder compartir
la información con las personas a las que se ayuda, y decirles cómo acceder a la ayuda práctica.


11 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




SIeMPRe Que Sea POSIBLe eN ReSPueSTa a uNa
SITuaCIÓN de CRISIS:


» siga las indicaciones de las autoridades competentes a cargo de la gestión de la
crisis;


» infórmese de las respuestas de emergencia que se están organizando, y de los
recursos disponibles – si existieran – para ayudar a las personas;


» no estorbe al personal de búsqueda y rescate o al personal médico de emergencia; y
» sea consciente de su rol, y de los límites de su rol.



Para ofrecer Primera Ayuda Psicológica, no es necesario tener experiencia o formación en trabajo
“psicosocial.” Sin embargo, si desea ayudar en situaciones de crisis, le recomendamos que trabaje
a través de una organización o grupo comunitario. Si actúa de forma independiente, puede
ponerse en peligro, puede perjudicar el trabajo de coordinación, además de que es poco probable
que pueda poner en contacto a las personas afectadas con los recursos y la ayuda que necesitan.


2.4 CuIdaRSe a uNO MISMO


Ayudar de forma responsable significa
también cuidar su propia salud y bienestar.
Como cooperante, puede verse afectado por
sus experiencias durante una crisis, o bien
puede verse involucrado directamente en los
acontecimientos,tantoUd.comosufamilia.
Es importante prestar una atención especial
al propio bienestar, y asegurarse de que se es
capaz, física y emocionalmente, de ayudar a
otras personas. Cuídese para poder ocuparse
de los demás en condiciones adecuadas. Si es
miembro de un equipo, preocúpese también
del bienestar de sus compañeros. (Véase el
Capítulo 4 para mayor información sobre
cuidados a los que cuidan).


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 12


C
a


PíTu
LO


2




CaPíTuLO 3
PReSTaNdO La PRIMeRa aYuda
PSICOLOGICa’


13 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




eN eSTe CaPíTuLO HaBLaReMOS de:
3.1 COMuNICaCIÓN adeCuada CON LaS PeRSONaS aNGuSTIadaS


3.2 PRePaRaRSe a aYudaR


3.3 PRINCIPIOS de aCTuaCIÓN de La PRIMeRa aYuda PSICOLÓGICa: OBSeRVaR,
eSCuCHaR Y CONeCTaR


3.4 PONeR FIN a Su aYuda


3.5 PeRSONaS Que PROBaBLeMeNTe NeCeSITeN aTeNCIÓN eSPeCIaL eN uNa
SITuaCIÓN de CRISIS


3.1 COMuNICaCIÓN adeCuada


La manera de comunicar con una persona angustiada es muy importante. Las personas que
hayan vivido una situación de crisis pueden estar muy alteradas, ansiosas o confundidas.
Algunas personas pueden culparse a sí mismas por cosas que han ocurrido durante esa crisis.
Mantener la calma y demostrar comprensión puede ayudar a que la persona angustiada se
sienta más segura y a salvo, comprendida, respetada y atendida de forma apropiada.


Alguien que ha pasado por un episodio de este tipo quizás quiera contarle su historia. Escuchar esa
historia puede suponer una gran ayuda. Sin embargo, es muy importante no presionar a nadie para
que les cuente por lo que ha pasado. Algunas personas quizás no quieran hablar de lo que les ha
ocurridonidesuscircunstancias.Noobstante,esposiblequeesapersonavalorequeUd.sequede
a su lado en silencio; hágale saber que ahí está si quiere hablar, puede también ofrecerle apoyo
práctico, como una comida o un vaso de agua. No hable demasiado, deje lugar para el silencio.
Mantener el silencio durante un rato puede dar a la persona el espacio y el valor necesarios para
compartir su historia con usted si lo desea.


Para comunicar bien, preste atención no sólo a sus palabras sino también a su lenguaje corporal
(expresiones faciales, el contacto visual, los gestos y cómo se coloca usted junto a la persona, ya
sea sentado o de pie). Cada cultura tiene sus propias formas de comportarse que son apropiadas
y respetuosas. Hable y compórtese teniendo en cuenta la cultura, la edad, el género, las
costumbres y la religión de la persona.


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 14


C
a


PíTu
LO


3




A continuación se presentan una serie de recomendaciones acerca de lo que hacer y decir, así
como de lo que no decir nihacer.LomásimportanteesqueseaUd.mismo,queseagenuinoy
sincero a la hora de ofrecer su ayuda y sus cuidados.




» Intente encontrar un lugar tranquilo
para hablar, minimizando las
distracciones externas.


» Respete la privacidad y mantenga la
confidencialidad de la historia salvo
razones de fuerza mayor.


» Sitúese cerca de la persona pero
guardando la distancia apropiada
según su edad, género y cultura.


» Hágale entender que está escuchando,
p. ej. asintiendo con la cabeza o
diciendo “hmmm...”.


» Tenga paciencia y mantenga la calma.


» Ofrezca información concreta en
caso de que disponga de ella. Sea
honesto acerca de lo que sabe y de lo
que no sabe. “No lo sé, pero intentaré
averiguárselo”.


» Dé la información de un modo en que
la persona la pueda entender; es decir,
de forma simple.


» Hágale saber que comprende cómo
se sienten y que lamenta sus pérdidas
y lo que les ha pasado, como haberse
quedado sin hogar o haber perdido
a un ser querido. “Lo siento mucho.
Imagino que esto es muy triste para
Ud.”.


» Hágale saber que reconoce sus
fortalezas y la manera en que se
están ayudando a sí mismos.


» Deje espacios para el silencio.


» No presione a la persona para que
le cuente su historia.


» No interrumpa ni apure a la persona
mientras cuenta su historia (por
ejemplo, no mire la hora, ni hable
demasiado rápido).


» No toque a la persona si no está
seguro de que sea apropiado.


» No juzgue lo que hayan hecho o
dejado de hacer ni sus sentimientos.
No diga cosas como “No debería
sentirse así”, “Debería sentirse
afortunado de sobrevivir”.


» No invente cosas que no sabe.


» No utilice expresiones demasiado
técnicas.


» No cuente la historia de otra persona.


» No le hable de sus propios problemas.


» No haga falsas promesas ni dé
falsos argumentos tranquilizadores.


» No piense ni actúe como si
tuviera que resolver todos los
problemas de la persona en su
lugar.


» No le quite su fortaleza, su sensación
de poder cuidarse a sí mismo/a.


» No hable de otras personas
en términos negativos (por
ejemplo llamándoles “locos” o
“desorganizados”).


Mantenga presente la buena comunicación mientras observa, escucha y conecta (principios
de actuación de PAP que se tratan en las próximas páginas).


15 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




3.2 PRePaRaCIÓN - INFORMaRSe aCeRCa de
La SITuaCIÓN


PRePaRaR
» Informarse acerca de lo ocurrido.
» Informarse acerca de los servicios y apoyos disponibles.
» Informarse acerca de los posibles riesgos de seguridad.


Las situaciones de crisis pueden resultar caóticas y a menudo requieren acciones urgentes. De
todos modos, antes de acudir al lugar de la crisis conviene siempre que sea posible conseguir
información exacta acerca de dicha situación. Deben considerarse las siguientes preguntas:


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 16


C
a


PíTu
LO


3




aNTeS de aCudIR aL SITIO de La CRISIS, INFORMaRSe
aCeRCa de LO SIGuIeNTe:


Preguntas importantes


La situación
de crisis


» ¿Qué ha ocurrido?
» ¿Cuándo y dónde ha sucedido?
» ¿Cuál es el número probable de personas afectadas y quiénes son?


Servicios
y apoyos
disponibles


» ¿Quién proporciona servicios básicos como la atención a urgencias
médicas y provisión de alimentos, agua, refugio o la búsqueda de
familiares?


» ¿Dónde y cómo pueden los afectados tener acceso a esos
servicios?


» ¿Quién más está prestando ayuda? ¿Participan en la respuesta a la
crisis personas de la comunidad local?


Cuestiones de
seguridad


» ¿Ha acabado la situación de crisis? ¿O continúa, como ocurre p. ej.
con la réplica de un terremoto o con un conflicto continuado?


» ¿Qué peligros puede haber en el ambiente, como p. ej. presencia
de rebeldes, minas o infraestructura dañada?


» ¿Hay zonas en las que debemos evitar entrar porque no son
seguras (p. ej. por peligros físicos evidentes) o porque el acceso no
nos está permitido?


Estas importantes preguntas preparatorias pueden ayudar a entender la situación en la que se
está adentrando, a prestar Primera Ayuda Psicológica más eficazmente y a ser más conscientes
de su seguridad.


17 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




3.3 PRINCIPIOS de aCTuaCION de La PRIMeRa
aYuda PSICOLÓGICa: OBSeRVaR,
eSCuCHaR Y CONeCTaR


Los tres principios básicos de actuación de PAP son observar, escuchar y conectar; estos principios
sirven de orientación a la hora de contemplar una situación de crisis y de adentrarse en ella, a acercarse
a los/as afectados/as y entender sus necesidades y a ponerles en contacto con apoyo e información
prácticos (véase el siguiente cuadro).


OBSeRVaR


» Comprobar la seguridad.
» Comprobar si hay personas con evidentes necesidades


básicas urgentes.


» Comprobar si hay personas que presenten reacciones
graves de angustia.


eSCuCHaR


» Diríjase a quienes puedan necesitar ayuda.
» Pregunte acerca de qué necesitan las personas y qué


les preocupa.


» Escuche a las personas y ayúdeles a tranquilizarse.


CONeCTaR


» Ayude a las personas a resolver sus necesidades
básicas y a acceder a los servicios.


» Ayude a las personas a enfrentarse a los problemas.
» Brinde información.
» Ponga en contacto a los afectados con sus seres


queridos y con las redes de apoyo social.






OBSeRVaR


» Comprobar la seguridad.


» Comprobar si hay gente con evidentes necesidades
básicas urgentes.


» Comprobar si hay personas que presenten
reacciones graves de angustia.






Las situaciones de crisis pueden cambiar rápidamente, de modo que lo que encuentre sobre el
terreno puede diferir de lo que había averiguado antes de llegar al lugar de la crisis. Por ese motivo


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 18


C
a


PíTu
LO


3




OBSeRVaR PReGuNTaS MeNSaje
IMPORTaNTe


Seguridad » ¿Qué peligros ve en la zona, como
p. ej. un conflicto activo, carreteras
dañadas, edificios inestables,
incendios o inundaciones?


» ¿Puede estar en ese lugar con cierta
seguridad de no sufrir daños ni causar
daños a otros?


No acuda al lugar de la crisis
si no está convencido/a
de que es seguro. Intente
conseguir ayuda para
los afectados. Si fuera
posible, comuníquese con
los afectados desde una
distancia segura.


Personas
con evidentes
necesidades
básicas
urgentes


» ¿Hay alguien que parezca
gravemente herido y que requiera
asistencia médica urgente?


» ¿Hay que rescatar a alguien, p. ej.
alguien que esté atrapado o en
peligro inminente?


» ¿Hay alguien con evidentes
necesidades básicas urgentes,
como p. ej. no estar a resguardo de
las inclemencias del tiempo, ropa
desgarrada?


» ¿Quiénes pueden requerir ayuda
para acceder a servicios básicos o
atención especial y pueden sufrir
discriminación o violencia por ello?


» ¿Quién más en la zona está disponible
para ayudar?


Sea consciente de su rol e
intente conseguir ayuda para
quienes necesiten asistencia
especial o quienes tengan
evidentes necesidades
básicas urgentes. Derive
a los heridos graves al
personal médico o a otras
personas con conocimientos
de primeros auxilios físicos.


Personas con
reacciones
de angustia
grave


» ¿Hay personas muy alteradas, que no
puedan moverse por sí mismos, que
no respondan o que estén en estado
de shock?


» ¿Dónde está el mayor número de
personas angustiadas y quiénes
son?


Considere a quién puede
resultarle útil la PAP y cuál es
la mejor manera de ayudar.


es importante dedicar un tiempo (aunque sean unos instantes) para “observar” lo que le rodea
antes de ofrecer ayuda. En caso de que se encuentre repentinamente en medio de una situación
de crisis sin tiempo para prepararse, esa observación puede consistir simplemente en un vistazo
rápido. Esos instantes le darán la posibilidad de calmarse, estar a salvo y reflexionar antes de
actuar.


En la siguiente tabla figuran distintas preguntas y mensajes importantes que debe considerar al
“observar” lo que le rodea.


19 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




Distintas personas pueden reaccionar de formas diferentes ante una
crisis. A continuación se presenta una lista de posibles ejemplos de
respuesta de angustia a una situación de crisis:


» síntomas físicos (p. ej. temblores, dolores de
cabeza, sensación de agotamiento, pérdida de
apetito o achaques y dolores)


» llanto, tristeza, decaimiento de ánimo, pena
» ansiedad, miedo
» estar “en guardia” o nervioso
» temer que algo terrible va a ocurrir
» insomnio, pesadillas
» irritabilidad, enfado
» culpa, vergüenza (de haber sobrevivido, p. ej., o


de no haber ayudado o salvado a otros)


» estar confuso, emocionalmente inerte, tener
sensación de irrealidad o aturdimiento


» estar encerrado en sí mismo o muy quieto (sin
moverse)


» no responder cuando se le habla, no hablar en
absoluto


» desorientación (por ejemplo, no saber su propio
nombre, de dónde es, qué ha ocurrido)


» no estar en condiciones de cuidarse a sí mismo
o a sus hijos (p. ej. dejar de comer o de beber,
no poder tomar decisiones sencillas)


Algunas personas pueden estar solo ligeramente angustiadas
o no sentirse nada angustiadas.


La mayoría de las personas se recuperan adecuadamente con
el paso del tiempo, sobre todo si consiguen cubrir sus
necesidades básicas y recibir el apoyo necesario, ya sea por parte de quienes le rodean y/o
de PAP. No obstante, es posible que quienes sufran una angustia grave o de larga duración
necesiten más apoyo que el que se brinda a través de PAP, sobre todo si no consiguen funcionar
en su día a día o si son un peligro para sí mismos o para otros. Asegúrese de que las personas
gravemente afectadas no se queden solas e intente que estén a salvo hasta que su reacción haya
pasado o hasta que pueda conseguir ayuda de personal sanitario, de líderes de la zona o de
otros miembros de la comunidad.


Asimismo es importante buscar a las personas de la población afectada que probablemente
necesiten más atención en lo que respecta a cuidados y a seguridad:


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 20


C
a


PíTu
LO


3




PeRSONaS Que PROBaBLeMeNTe NeCeSITeN uNa aTeNCIÓN
eSPeCIaL eN uNa SITuaCIÓN de CRISIS (VÉaSe La SeCCIÓN
3.5):


» Los niños - incluyendo a los adolescentes - sobre todo los que han quedado
separados de sus tutores, pueden necesitar protección contra abusos o explotación.
Probablemente necesitarán cuidados de quienes les rodean y ayuda para cubrir sus
necesidades básicas.


» Las personas con problemas de salud o con discapacidades físicas o mentales
pueden necesitar ayuda especial para encontrar un lugar seguro, para conseguir
protección contra abusos y para tener acceso a servicios médicos y de otros
tipos. Este grupo incluiría a las personas de avanzada edad más frágiles, a las
embarazadas, a personas con graves trastornos mentales y a quienes sufran
problemas de visión o audición.


» Personas que puedan ser objeto de discriminación o
violencia, como p. ej. las mujeres o los miembros
de ciertos grupos étnicos, quizás necesiten
protección especial para estar seguros
en el lugar de la crisis o
ayuda para tener
acceso al apoyo disponible..






eSCuCHaR


» Diríjase a las personas que puedan necesitar apoyo.


» Pregunte qué necesitan las personas y qué les
preocupa.


» Escuche a las personas y ayúdeles a tranquilizarse.




Es fundamental escuchar a las personas a las que se está ayudando para entender su situación y sus
necesidades, para ayudarles a tranquilizarse y para poder ofrecerles la ayuda adecuada. Aprender a
escuchar con:


» Los ojos ›› prestando a la persona toda su atención
» Los oídos ›› escuchando sus preocupaciones de verdad
» El corazón ›› siendo atento y respetuoso


21 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




1. dIRíjaSe a LaS PeRSONaS Que PuedaN NeCeSITaR
aPOYO:


» Diríjase a las personas con respeto y teniendo en cuenta su cultura.
» Preséntese con su nombre y el de su organización.
» Pregúnteles si puede ser de ayuda.
» Dentro de lo posible intente encontrar un lugar tranquilo y seguro para hablar.
» Ayude a la persona a que se sienta cómoda;


por ejemplo, ofrézcale agua si fuera posible.


» Intentar mantener a la persona a salvo.
» Aleje a la persona de peligros


inminentes, si resulta seguro
hacerlo.


» Intente proteger a la persona de
los medios de comunicación para
salvaguardar su privacidad y su
dignidad.


» Si la persona está muy angustiada,
intente que no se quede sola.


2. PReGuNTe QuÉ NeCeSITaN LaS PeRSONaS Y QuÉ LeS
PReOCuPa:


» Aunque algunas necesidades parezcan
evidentes, como una manta para cubrir
a alguien que tiene la ropa desgarrada
pregunte siempre qué necesitan y qué
les preocupa.


» Averigüe qué es más importante para
ellos en ese momento y ayúdeles a
establecer sus prioridades.


3. eSCuCHe a LaS PeRSONaS Y aYúdeLeS a
TRaNQuILIzaRSe:


» Permanezca cerca de la persona.
» No la presione para que hable.
» Escuche si decide contarle lo ocurrido.
» Si la persona está muy angustiada,


ayúdele a calmarse e intente asegurarse
que no se quede sola.


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 22


C
a


PíTu
LO


3




aYúdeLeS a TRaNQuILIzaRSe
Algunas de las personas que sufren una situación de crisis pueden tener un alto grado
de ansiedad o estar muy alteradas. Pueden sentirse confusas o sobrepasadas por los
acontecimientos, y pueden presentar reacciones físicas como temblar o tiritar, tener
dificultades para respirar o sentir el ritmo del corazón muy acelerado.


A continuación se presentan una serie de técnicas para ayudar a personas muy
angustiadas a calmar su mente y su cuerpo:


» Hable con un tono de voz tranquilo y suave.
» Si es culturalmente apropiado, intente mantener contacto visual con la persona


mientras habla con ella.


» RecuérdelequeUd.estáallíparaayudarle.Recuérdeletambién,siescierto,que
está a salvo.


» Si la persona tiene sensación de irrealidad o de desconexión con lo que le rodea,
una posible ayuda consiste en que contacte con su entorno actual y consigo mismo.
Para ello puede pedirle que:


» Ponga los pies en el suelo y note ese contacto.
» Repiquetee con los dedos o las manos en el regazo.
» Observe elementos tranquilizadores del entorno que le rodea, como cosas


que pueda ver, oír o sentir, pidiéndoles que nos describan lo que ven y
oyen.


» Estimule a la persona a que centre la atención en su respiración y que
respire despacio.


23 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo





CONeCTaR


» Ayude a las personas a resolver sus necesidades básicas
y a acceder a los servicios.


» Ayude a las personas a enfrentarse a los problemas.


» Brinde información.


» Conecte a las personas con sus seres queridos y con las
redes de apoyo social.


A pesar de que cada situación de crisis es única, la mayoría de las personas afectadas suele
necesitar los elementos contenidos en el siguiente cuadro.


NeCeSIdadeS FReCueNTeS:
» Necesidades básicas, como refugio, alimentos, agua y condiciones higiénicas.
» Servicios de salud para los heridos o para aquellos con enfermedades crónicas (de larga


duración).


» Información correcta y fácil de entender sobre lo ocurrido, sobre sus seres queridos y
sobre los servicios disponibles.


» Poder ponerse en contacto con sus seres queridos, amigos y otro tipo de apoyo
social..


» Acceso a apoyo específico relacionado con la propia cultura o religión.
» Ser consultado e involucrado en la toma de decisiones importantes.



Después de un episodio de este tipo, las personas pueden sentirse vulnerables, aislados o
impotentes. En algunas situaciones, sus vidas cotidianas quedan interrumpidas. En algunos
casos no tienen acceso a sus fuentes de apoyo habituales o se encuentran de repente viviendo en
condiciones estresantes. Poner en contacto a las personas con fuentes de apoyo práctico es una
parte muy importante de la Primera Ayuda Psicológica. Recuerde que la PAP supone a menudo una
intervenciónpuntualyqueUd.podrá
ofrecer ayuda por un periodo breve.
Las personas afectadas tendrán
que usar sus propios recursos
para hacer frente a sus problemas
y recuperarse a la larga.


Ayudemos a las personas
a ayudarse a sí mismas y
a recuperar el control
de la situación.


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 24


C
a


PíTu
LO


3




1. aYude a LaS PeRSONaS a aTeNdeR SuS NeCeSIdadeS
BaSICaS Y a aCCedeR a LOS SeRVICIOS


Al ayudar a las personas a atender sus necesidades básicas, tenga en cuenta lo siguiente:


» Inmediatamente después de una situación de crisis, intente ayudar a las personas
angustiadas a atender las necesidades básicas que requieran, como alimentos, agua,
refugio e higiene.


» Averigüe qué necesidades específicas tienen las personas, como asistencia médica, ropa
o artículos para alimentar a los niños pequeños (tazas, biberones), e intente ponerlos en
contacto con los medios de ayuda existentes.


» Asegúrese de que son tenidas en cuenta las personas vulnerables o con riesgo de ser
marginados (ver sección 3.5).


» Haga un seguimiento de las personas si les ha prometido hacerlo.


2. aYude a LaS PeRSONaS a ReSOLVeR SuS PROBLeMaS


Las personas angustiadas pueden sentirse abrumadas por preocupaciones y temores. Ayúdelas
a centrarse primero en sus necesidades más urgentes, en cómo establecer prioridades e intentar
resolverlas. Por ejemplo, se les puede pedir que distingan entre lo que necesitan solucionar
inmediatamente y lo que puede esperar para luego. A medida que vayan resolviendo algunos
problemas irán adquiriendo un sentido de mayor control de la situación y reforzarán su propia
capacidad de respuesta. Recuerde lo siguiente:


» ayude a las personas a identificar apoyos en su vida, como amigos y parientes, que
puedan ayudarles en la situación en la que se encuentran;


» haga sugerencias prácticas para que las personas puedan atender a sus propias
necesidades (por ejemplo, explique cómo se pueden registrar para recibir ayuda
alimentaria o asistencia material);


» pida a la persona que recuerde cómo se desenvolvieron en situaciones difíciles en el
pasado, y reafirme su capacidad para hacer frente a la situación actual; y


» pregunte a la persona qué les ayuda a sentirse mejor. Anímele a aplicar estrategias de
respuesta positivas y a evitar las negativas (ver tabla siguiente).


25 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




eSTRaTeGIaS de ReSPueSTa
Todo el mundo tiene recursos naturales para enfrentarse a los problemas. Hay que animar
a las personas a usar sus propias estrategias positivas, evitando las negativas. Esto les
ayudará a sentirse más fuertes y a recuperar el sentido de control de las circunstancias. A
continuaciónsepresentansugerenciasqueUd.tendráqueadaptaralaculturadelapersona
y a lo que se puede hacer en cada situación de crisis en particular.


Fomentar las
estrategias de
respuesta positivas


» Descansar lo suficiente.
» Comer con regularidad y beber agua.
» Hablar y pasar tiempo con la familia y los amigos.
» Hablar de los problemas con alguien en quien confíe.
» Realizar actividades que le ayuden a relajarse (caminar,


cantar, rezar, jugar con los niños).


» Hacer ejercicio físico.
» Encontrar maneras seguras de ayudar a otros en la crisis y


participar en actividades comunitarias.


Desaconsejar
las estrategias
de respuesta
negativas


» No consumir drogas, fumar o tomar bebidas alcohólicas.
» No dormir todo el día.
» No trabajar sin parar, sin ningún descanso o relajación.
» No aislarse de los amigos y seres queridos.
» No descuidar la higiene personal.
» No tener comportamientos violentos.


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 26


C
a


PíTu
LO


3




3. BRINde INFORMaCION
Las personas afectadas por una situación de crisis querrán recibir información sobre:


» lo sucedido
» la situación de sus seres queridos y de otros que han sido afectados
» su seguridad
» sus derechos
» cómo acceder a los servicios y cosas en general que necesitan


Puede ser difícil obtener información precisa tras un acontecimiento catastrófico. La situación
puede cambiar a medida que se van recibiendo nuevos datos sobre la misma y que se van
implementando medidas de socorro. Pueden circular rumores. Aunque no se conozcan todas
las respuestas en todo momento, siempre que sea posible:


» averigüe dónde se puede conseguir información correcta, y cuándo y dónde se podrá
actualizar;


» intente recabar toda la información posible antes de acercarse a las personas para ofrecer
apoyo;


» intente mantenerse actualizado sobre la situación de la propia crisis, los temas de
seguridad, servicios disponibles y el paradero y estado de las personas desaparecidas o
heridas;


» asegúrese de que se informa a las personas sobre lo que está sucediendo y sobre los
planes existentes;


» si hay servicios disponibles (de salud, búsqueda de familiares, refugio, distribución de
alimentos), asegúrese de que las personas los conocen y pueden acceder a ellos;


» proporcione a las personas detalles sobre el acceso a los servicios, o enviarles a ellos
directamente; y


» asegúrese de que las personas vulnerables también se enteren de la existencia de dichos
servicios (ver sección 3.5).


27 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




Al dar información a las personas afectadas:


» notifique la fuente de información que está transmitiendo y su fiabilidad;
» diga únicamente lo que se sabe, y nunca invente información ni dé falsas esperanzas;
» mantenga los mensajes simples y precisos, repitiéndolos para asegurarse de que las


personas los oyen bien y se enteran de la información;


» puede ser conveniente dar la información a grupos de personas afectadas, para que todos
reciban el mismo mensaje; y


» hágale saber si les va a seguir dando noticias, y en caso afirmativo, dónde y cuándo.


Al transmitir la información, hay que ser conscientes de que el portador de malas noticias puede
convertirse en objeto de la frustración y la ira de los afectados al no cumplirse las expectativas
deayudadepositadasenUd.oenotros.Anteesasituación,hayqueintentarmantenerlacalma
y ser comprensivos.


4. CONeCTe CON LOS SeReS QueRIdOS Y CON LaS FORMaS
de aPOYO SOCIaL Que Pueda TeNeR La PeRSONa


Se ha demostrado que las personas que se sienten con un buen apoyo social después de
una crisis reaccionan mejor que los que no se sintieron bien apoyados. Por esta razón, una
importante función de la persona que ayuda es conectar a la gente con sus seres queridos y con
el apoyo social existente.


» Ayudar a las familias a mantenerse unidas, y a que los niños permanezcan con sus padres y
demás seres queridos.


» Ayudar a la gente a ponerse en contacto con amigos y parientes para que puedan recibir su
apoyo, por ejemplo, ayudándoles a conseguir hablar con ellos por teléfono.


» Si alguien expresa que podría ayudarle la oración, las prácticas religiosas o el apoyo de líderes
religiosos, intentar ponerle en contacto con su comunidad espiritual. Para sugerencias sobre la
espiritualidad en situaciones de crisis ver el recuadro siguiente.


» Ayudar a que las personas afectadas estén juntas para que puedan ayudarse unos a otros. Se les
puede pedir, por ejemplo, que cuiden a los ancianos, o que pongan a las personas sin familia en
contacto con otros miembros de la comunidad.


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 28


C
a


PíTu
LO


3




CRISIS Y eSPIRITuaLIdad
En situaciones de crisis, las creencias espirituales o religiosas pueden ser muy importantes
para ayudar a sobrellevar el dolor y el sufrimiento, dando sentido y esperanza. La oración
y la práctica de ritos religiosos pueden ser de gran consuelo. Sin embargo, experimentar
una situación de crisis - en particular si se han sufrido terribles pérdidas - puede también
causar en la persona un cuestionamiento de sus creencias. Su fe puede ser resultar
cuestionada, fortalecida o modificada por la experiencia. A continuación se dan algunas
sugerencias:


» Conozca y respete el trasfondo religioso de la persona.
» Pregúntele qué le suele ayudar a sentirse mejor. Animarle a que haga cosas que le


ayuden a sobrellevar la situación, incluidas las prácticas espirituales si la persona las
menciona.


» Escuche respetuosamente y sin juzgar las creencias espirituales o las preguntas que
la persona pueda hacerse.


» No le imponga sus propias creencias o interpretaciones espirituales o religiosas
sobre la crisis.


» No exprese acuerdo ni rechace sus creencias o interpretación espiritual de la crisis,
aunque la persona así se lo pida.




3.4 FINaL de Su aYuda
¿Qué sucede a continuación?


Cuándo y cómo dejará de prestar ayuda
dependerá del contexto de la crisis,
de su papel y situación y de las
necesidades de las personas a las
que está ayudando.


Juzgue la situación lo mejor que
pueda, así como las necesidades
de la persona y las suyas propias.


Si adecuado, explique a la persona
que se está marchando, y si a partir
de entonces va a haber otros para ay
udarle, intentar presentárselos. Si ya
ha puesto en contacto a la persona con otros servicios, hágales saber a éstos con qué se van a
encontrar, asegurándose de darles los detalles necesarios para la continuidad. Sea cual sea la
experiencia que haya tenido con la persona, debe despedirse de manera positiva deseándole lo
mejor.


29 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




3.5 PeRSONaS Que PROBaBLeMeNTe NeCeSITeN
aTeNCION eSPeCIaL


LaS PeRSONaS Que PuedeN SeR MaS VuLNeRaBLeS Y
NeCeSITaR aYuda eSPeCIaL eN uNa CRISIS SON:


1. Los niños, incluyendo los adolescentes.


2. Personas con enfermedades o discapacidades.


3. Personas en riesgo de sufrir discriminación o violencia.


Recordemos que todas las personas tenemos recursos para hacer frente a situaciones de
crisis, incluso los más vulnerables. Ayude a las personas vulnerables a utilizar sus propios
recursos y estrategias.


1. NIÑOS, INCLuYeNdO adOLeSCeNTeS
Muchos niños – incluyendo adolescentes – son particularmente vulnerables en situaciones de
crisis. Estas suelen perturbar su mundo familiar, como las personas, los lugares y las rutinas diarias
que les hacen sentirse seguros. Los niños afectados por las crisis pueden llegar a ser víctimas de
violencia sexual, malos tratos y explotación, riesgos que se acrecientan en medio del caos que
producen las grandes crisis. Los más pequeños suelen ser particularmente vulnerables, ya que
no pueden atender sus propias necesidades básicas ni protegerse a sí mismos, y sus cuidadores
pueden estar abrumados por la situación. Los niños de más edad pueden ser objeto de tráfico,
ser usados sexualmente o reclutados por los ejércitos. Los riesgos son distintos para los niños
y las niñas. Generalmente son las niñas quienes corren más riesgo de sufrir violencia sexual y
explotación, y si ya han sido víctimas de abusos suelen estar estigmatizadas y aisladas.


Las reacciones posibles de los niños ante una crisis (por ejemplo, presenciar la destrucción,
ver heridos y muertos, estar expuestos a los elementos naturales, carecer de alimentos y agua)
depende de su edad y fase de desarrollo. También depende de la manera en que sus cuidadores
y otros adultos se relacionen con ellos. Por ejemplo, los niños pequeños pueden no entender
completamente lo que sucede a su alrededor, y necesitan de manera especial la ayuda de sus
cuidadores.


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 30


C
a


PíTu
LO


3




En general, los niños sobrellevan mejor estas situaciones si tienen a un adulto estable y
tranquilo a su lado.


Los niños y los jóvenes pueden experimentar reacciones de angustia similares a las de los
adultos (ver Sección 3.3). También pueden presentar algunas de las siguientes reacciones de
angustia4:


» Los niños pequeños pueden regresar a comportamientos anteriores (por ejemplo,
orinarse en la cama o chuparse el dedo), aferrarse a sus cuidadores, jugar menos o
realizar juegos repetitivos relacionados con el acontecimiento angustiante.


» Los niños en edad escolar pueden creer que ellos tienen la culpa de lo ocurrido,
desarrollar nuevos temores, mostrarse menos afectuosos, sentirse solos y preocuparse por
proteger y rescatar a otras personas en la crisis.


» Los adolescentes pueden “no sentir nada”,
sentirse diferentes de sus amigos o aislados de
ellos, o presentar comportamientos arriesgados y
actitudes negativas.


4 Véase Pynoos, et al. (2009) en Referencias y Fuentes


31 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




La familia y otros cuidadores son importantes fuentes de protección y de apoyo emocional
para los niños. Los que están separados de sus cuidadores pueden encontrarse durante la crisis
en lugares desconocidos y rodeados de personas extrañas, por lo que pueden sentir mucho
miedoyserincapacesdejuzgaradecuadamentelosriesgosypeligrosquelesrodean.Unprimer
paso muy importante es reunir a los niños – incluyendo los adolescentes – separados de los
suyos con sus familias o cuidadores. No debe tratar de hacerlo por sí mismo. Si se equivoca, la
situación del niño empeorará. Más bien hay que intentar contactar inmediatamente con alguna
organización reconocida de protección infantil que pueda iniciar el proceso de registrar al niño
y garantizar su cuidado.


Cuando los niños están con sus cuidadores, intente ayudar a éstos a cuidarles. A continuación
se dan sugerencias respecto a la manera de ayudar a niños en diferentes edades y fases de
desarrollo.


COSaS Que LOS CuIdadOReS PuedeN HaCeR PaRa aYudaR
a LOS NIÑOS


Niños
pequeños


» Tenerlos abrigados y en un lugar seguro.
» Mantenerlos alejados de ruidos fuertes y


de situaciones caóticas.


» Hacerles caricias, abrazarles.
» Si es posible, mantener un horario regular


de comidas y sueño.


» Hablarles con voz tranquila y suave.


Niños
en edad
escolar


» Dedicarles más tiempo y atención.
» Recordarles frecuentemente que están a salvo.
» Explicarles que no tienen la culpa


de las cosas malas que han sucedido.


» Evitar separarles de sus cuidadores,
hermanos y otros seres queridos.


» En la medida de lo posible, mantener
un horario regular para
sus rutinas diarias.


» Darles respuestas sencillas sobre lo
sucedido, evitando detalles que
puedan asustarles.


» Dejarles que permanezcan a su lado si tienen miedo o no quieren
separarse.


» Tener paciencia con los que muestren comportamientos impropios de
su edad, como chuparse el dedo u orinarse en la cama.


» Si es posible, darles ocasiones para jugar y relajarse.


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 32


C
a


PíTu
LO


3




COSaS Que LOS CuIdadOReS PuedeN HaCeR PaRa aYudaR
a LOS NIÑOS (CONTINuaCIÓN)


Niños mayores
y adolescentes


» Dedicarles su tiempo y atención.
» Ayudarles a realizar las tareas rutinarias.
» Presentarles los hechos y explicarles cuál es la situación en el


momento actual.


» Dejarles estar tristes. No esperar que sean duros.
» Escucharles cuando expresen sus pensamientos y temores sin


juzgarles.


» Ponerles normas y expectativas claras.
» Preguntarles qué peligros les acechan, apoyarles y hablar sobre


cómo pueden evitar sufrir algún daño.


» Animarles a ser útiles dándoles ocasiones de serlo.




Si el cuidador resulta herido, se encuentra mal o no puede cuidar de sus niños por cualquier otra
razón, puede conseguir ayuda y que alguien se ocupe de los niños. Si es posible, recurra a alguna
agencia o red de protección infantil fiable. Mantenga en cualquier caso juntos a los niños y sus
cuidadores, intentando evitar que se separen. Por ejemplo, si se llevan al cuidador a otro lugar
para recibir asistencia médica, intentar que los niños vayan también o anotar los datos del lugar a
donde se lleven para que puedan luego reunirse.


También hay que tener en cuenta que los niños pueden acudir al lugar donde se produce la crisis y
ser testigos de acontecimientos horribles, aunque ni ellos ni sus cuidadores resulten directamente
afectados. En medio del caos resultante, los adultos suelen estar demasiado ocupados para fijarse
en lo que los niños están haciendo, viendo u oyendo. Intente protegerlo de esas escenas.


33 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




COSaS Que deCIR O HaCeR CON LOS NIÑOS


Mantenerles
junto a
sus seres
queridos


» Siempre que sea posible, procurar que permanezcan junto a sus
cuidadores y a su familia. Intentar que no sean separados.


» Si no están acompañados, ponerles en contacto con una red o
agencia de protección infantil fiable. No dejarles desatendidos.


» Si no se puede acceder a ninguna agencia de protección
infantil,ocúpeseUd.mismodeencontrarasuscuidadoreso
contactar con otra familia que pueda ocuparse temporalmente
de ellos.


Mantenerles
seguros


» Protegerles para que no sean testigos de escenas horripilantes,
como ver a heridos o destrucciones terribles.


» Impedir que escuchen relatos perturbadores sobre el suceso.
» Protegerles de los medios de comunicación o de personas que


quieran entrevistarles y que no formen parte del equipo de
respuesta a la emergencia.


Escuchar,
hablar y
jugar


» Estar tranquilos, hablarles suavemente y ser amables con ellos.
» Escuchar sus puntos de vista sobre su situación.
» Intentar hablar con ellos poniéndose a su nivel ocular y usando


palabras y explicaciones que puedan entender.


» Preséntese con su nombre y diciéndoles que está allí para
ayudar.


» Averiguar cómo se llaman, de dónde son, y cualquier otro dato
que sea de utilidad para buscar a sus cuidadores y a otros
miembros de su familia.


» Cuando estén con sus cuidadores, dar apoyo práctico a éstos en
el cuidado inmediato de sus niños.


» Cuando pase su tiempo con niños, intente que participen en
actividades lúdicas o en conversaciones sencillas sobre sus
intereses, de acuerdo con su edad.


Recordemos que los niños también tienen sus propios recursos para enfrentar
situaciones. Averigüe cuáles son y apoye sus estrategias positivas ayudándoles a evitar
las negativas. Los niños mayores y los adolescentes por lo general también pueden ser de
utilidad en situaciones de crisis. Encontrando una manera segura de que presten ayuda a
otros les ayudará a sentir que controlan mejor la situación.


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 34


C
a


PíTu
LO


3




2. PeRSONaS eNFeRMaS O CON dISCaPaCIdadeS FISICaS O
MeNTaLeS


Las personas que sufren enfermedades crónicas, con discapacidades físicas o mentales
(incluyendo los trastornos mentales graves), o aquellos de edad avanzada pueden requerir
ayuda especial. Pueden requerir ser llevados a un lugar seguro, entrar en contacto con medios
de apoyo básico o de asistencia sanitaria o para poder cuidar de sí mismos. Vivir una situación
de crisis puede empeorar ciertas enfermedades, como la hipertensión, las dolencias cardíacas,
el asma, la ansiedad y otros trastornos físicos o mentales. Las mujeres embarazadas y lactantes
pueden experimentar un estrés grave debido a la crisis, que puede afectar a su embarazo o
a su propia salud y la de su hijo. Las personas con problemas de movilidad, o los que tienen
trastornos de visión o de audición, pueden tener dificultades para encontrar a sus seres queridos
o para acceder a los servicios disponibles.


A continuación se presentan algunas cosas que se pueden hacer para ayudar a las personas
enfermas o con discapacidades:


» Ayudarles a llegar a un lugar seguro.
» Ayudarles a atender sus necesidades básicas, como comer, beber, conseguir agua limpia,


cuidarse a sí mismos o construir un refugio con materiales proporcionados por las
organizaciones.


» Preguntar a las personas si tienen alguna enfermedad o si están tomando alguna
medicación por algún problema de salud. Intentar ayudarles a conseguir la medicación o
a tener acceso a asistencia médica si fuera posible.


» QuedarseconlapersonaointentarasegurarsedequealguienlespuedaayudarsiUd.
tiene que ausentarse. Ponerles en contacto con alguna organización de protección u otro
tipo de apoyo con el fin de ayudarles a largo plazo.


» Darles información sobre la manera de acceder a los servicios existentes.


35 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




3. PeRSONaS eN RIeSGO de SuFRIR dISCRIMINaCION O
VIOLeNCIa


Las personas que corren riesgo de sufrir discriminación o violencia suelen ser mujeres,
personas de ciertos grupos étnicos o religiosos y los que padecen discapacidades mentales. Son
vulnerables porque pueden haber sido:


» olvidados en la provisión de servicios básicos;
» excluidos de las decisiones sobre ayuda, servicios o lugar de destino; y
» puestos en el punto de mira de actos violentos, incluida la violencia sexual.


Las personas susceptibles de sufrir discriminación o violencia pueden necesitar protección
especial para encontrarse seguras en las situaciones de crisis, así como ayuda especial para
cubrir sus necesidades básicas y acceder a los servicios disponibles. Hay que tener en cuenta a
estas personas y asistirlas de las siguientes maneras:


» ayudándoles a encontrar un lugar seguro donde estar;
» ayudándoles a ponerse en contacto con los suyos y con otras personas de su confianza; y
» dándoles información sobre los servicios disponibles y ayudándoles a tomar contacto


directamente con ellos cuando los necesiten.


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 36


C
a


PíTu
LO


3




CaPíTuLO 4
CuIdaRde uNO MISMO Y de LOS
COMPaÑeROS


37 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




eN eSTe CaPíTuLO, HaBLaReMOS de:
4.1 PRePaRaRSe a aYudaR


4.2 MaNejaR eL eSTRÉS: HÁBITOS de TRaBajO Y de VIda SaLudaBLeS


4.3 RePOSO Y ReFLeXIÓN


Puede que usted o su familia se hayan visto directamente afectados por la situación de crisis.
Aunque no se encuentre directamente involucrado, puede que le afecte lo que ve u oye mientras
está ayudando. Como alguien que está ofreciendo ayuda, es importante prestar especial
atención a su propio bienestar. ¡Cuide de sí mismo, para poder así cuidar mejor a los demás!


4.1 PRePaRaRSe a aYudaR


Reflexione sobre cómo puede prepararse mejor para ofrecer ayuda en escenarios de crisis.
Siempre que sea posible:


» Infórmese sobre situaciones de crisis, y
las funciones y responsabilidades de los
diferentes tipos de personas que están
ofreciendo ayuda.


» Tenga en cuenta su propia salud y
cuestiones personales o familiares
que puedan causarle altos niveles de
ansiedad mientras desempeña su labor
de ayuda a los demás.


» Decida sinceramente si está o no
preparado para ayudar en esta
situación determinada de crisis y en
este momento concreto.


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 38


C
a


PíTu
LO


4




4.2 MaNejaR eL eSTRÉS:
HÁBITOS de TRaBajO
Y de VIda
SaLudaBLeS



La principal causa de estrés para quienes están en en el lugar de la crisis ofreciendo ayuda es
el propio estrés del trabajo diario. Largas jornadas de trabajo, responsabilidades abrumadoras,
la falta de una descripción clara del trabajo, una gestión o comunicación pobres, y el trabajo
en áreas no seguras son ejemplos del estrés laboral que puede afectar a estos trabajadores.


Como persona que está ayudando, puede que se sienta responsable de la seguridad y el
cuidado de las personas. Es posible que sea testigo o incluso que experimente directamente
acontecimientos terribles como la destrucción, daños, violencia o muerte. Quizá escuche
historias sobre el dolor y sufrimiento de otras personas. Todas estas experiencias pueden
llegar a afectarle a usted y a sus compañeros de trabajo.


Estudie la mejor forma de manejar su propio estrés, para poder apoyar a sus compañeros y
beneficiarse igualmente de su apoyo. Las siguientes sugerencias pueden ser útiles en el manejo
de su estrés:


» Piense en lo que le ha ayudado a superar las dificultades en el pasado y en lo que
puede hacer para mantenerse fuerte.


» Intente tomarse tiempo para comer, descansar y relajarse, aunque se trate de periodos
breves.


» Intente mantener un horario de trabajo razonable de forma que no se agote
demasiado. Considere, por ejemplo, dividir el trabajo entre varios compañeros,
trabajando por turnos durante la fase aguda de la crisis y tomando periodos de
descanso regulares.


» Después de un desastre, la gente suele tener todo tipo de problemas. Puede que se
sienta incapaz o frustrado por no poder ayudar a las personas a resolver todos sus
problemas. Recuerde que usted no es responsable de resolver todos los problemas de
las personas. Haga lo que pueda para ayudar a cada persona a ayudarse sí mismos.


» Reduzca al mínimo su consumo de alcohol, cafeína o nicotina y evite los
medicamentos sin receta.


» Controle con sus compañeros para ver cómo están llevando la situación, y haga que
ellos controlen con usted. Encuentren formas de apoyarse mutuamente.


» Obtenga apoyo hablando con sus amigos, seres queridos, u otras personas en las que
confíe.


39 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




4.3 deSCaNSO Y ReFLeXIÓN


Es importante destinar tiempo al descanso y la reflexión una vez finalizada su papel de
proveedor de ayuda. Puede que la situación de crisis y las necesidades de las personas que
ha encontrado hayan resultado muy problemáticas, y que le sea difícil cargar con su dolor
y sufrimiento. Después de haber ayudado en una situación de crisis, tómese un tiempo
para reflexionar sobre cómo le ha afectado la experiencia y para descansar. Las siguientes
sugerencias pueden ser útiles para facilitar su propia recuperación:


» Comparta su experiencia ofreciendo ayuda en una situación de crisis con un supervisor,
un colega, u otras personas en las que confíe.


» Aprecie la ayuda que logró proporcionar, incluidos los pequeños gestos.
» Aprenda a aceptar y reflexionar sobre lo que hizo bien, lo que no salió demasiado bien, y


las limitaciones de lo que pudo hacer dadas las circunstancias.


» Tómese un tiempo, si es posible, para descansar y relajarse antes de retomar su trabajo y
los deberes de su vida normal.


Si le invaden pensamientos o recuerdos perturbadores sobre la experiencia, o se encuentra
muy nervioso o extremadamente triste, le cuesta dormir, o consume excesivas cantidades
de alcohol o medicamentos, es importante recibir apoyo de alguien en quien confíe. Hable
con un profesional médico, o, de ser posible, con un especialista en salud mental si dichas
dificultades persisten durante más de un mes.


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 40


C
a


PíTu
LO


4




CaPíTuLO 5
PRaCTICaR LO aPReNdIdO


41 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




LaS SIGuIeNTeS SITuaCIONeS FICTICIaS SON ejeMPLOS
de CRISIS CON LOS Que uSTed POdRía eNFReNTaRSe eN
Su PaPeL de aYuda. MIeNTRaS Lee eSTaS SITuaCIONeS,
IMaGINe:


1. ¿Qué necesitaría con mayor urgencia si algo así le sucediera a usted?


2. ¿Qué le parecería de mayor ayuda?


Tenga presente los principios de acción de PAP de observar, escuchar y conectar a medida
que imagina cómo respondería usted a las personas en cada simulacro. Para ayudarle a
pensar detenidamente qué tener en cuenta y las formas de responder, hemos incluido algunas
preguntas importantes.


5.1 CaSO 1: deSaSTRe NaTuRaL


Se ha enterado de que un gran terremoto ha sacudido repentinamente el centro de la ciudad. Es
un día laborable. Hay muchas personas afectadas y se han derrumbado edificios. Aunque usted
y sus colegas sintieron el temblor, se encuentran bien. No hay datos claros sobre el alcance del
daño. La organización para la que trabaja les ha pedido a usted y a sus colegas que ayuden a los
sobrevivientes, y que apoyen a toda persona gravemente afectada con la que se encuentren.


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 42


C
a


PíTu
LO


5




Mientras se prepara para ayudar, pregúntese lo siguiente:


» ¿Estoy listo para brindar ayuda? ¿Qué inquietudes personales podrían ser importantes?
» ¿De qué información dispongo sobre la situación de crisis?
» ¿Iré solo o junto con mis colegas? ¿Por qué sí o por qué no?


PuNTOS a CONSIdeRaR:
» Cuando va a prestar asistencia en una situación de crisis (en especial


inmediatamente después de una catástrofe masiva) tenga en cuenta las ventajas
de trabajar en equipo o en pares. Trabajar en equipo le ayudará a obtener
apoyo y respaldo en situaciones difíciles y es importante para su seguridad.
También puede lograr mayor eficacia en equipo. Por ejemplo, una persona
puede permanecer con alguien que está afligido mientras otra se concentra
en conseguirle ayuda, como atención médica, en caso de ser necesario. De
ser posible, trate de establecer un “sistema de dupla”, en la que usted y su
compañero de tarea puedan entrar en contacto recíprocamente para apoyarse y
ayudarse.


» Algunas organizaciones brindarán apoyo, mediante suministros, transporte,
equipo de comunicación, información actualizada sobre la situación o temas de
seguridad, y coordinación con otros miembros del equipo o servicios.



A medida que se desplaza por la ciudad, ¿qué debería observar?


» ¿Es suficientemente seguro estar en el sitio de la crisis?
» ¿De qué servicios y apoyo se dispone?
» ¿Hay personas con urgentes necesidades básicas obvias?
» ¿Hay personas con graves reacciones emocionales obvias?
» ¿Quién podría necesitar de ayuda especial?
» ¿Dónde puedo proporcionar Primera Ayuda Psicológica?




43 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




Cuando se acerca a las personas ¿cómo puede escuchar mejor sus inquietudes y consolarlas
si lo necesitan?


» ¿Qué necesidades básicas podrían tener las personas damnificadas?
» ¿Cómo me identificaré y me presentaré para ofrecer apoyo?
» ¿Qué significa en esta situación ayudar a mantener a salvo a las personas damnificadas?
» ¿Cómo le preguntaré a las personas sobre sus necesidades e inquietudes?
» ¿Cómo puedo apoyar y consolar mejor a las personas damnificadas?


ejeMPLO de uNa CONVeRSaCIÓN CON uN aduLTO
aNGuSTIadO
En esta conversación, usted se ha acercado a una mujer que está de pie fuera de los
escombros de un edificio derrumbado. Ella está llorando y temblando, aunque no
parece tener ninguna lesión física.


Usted: Hola. Me llamo __. Estoy trabajando con la organización __. ¿Puedo hablar
con usted?


Mujer: ¡Es terrible! Estaba entrando al edificio cuando ¡comenzó a temblar! ¡No
entiendo qué está sucediendo!


Usted: Sí. Fue un terremoto. Me imagino que debe de haber sido terrible para usted.
¿Cómo se llama?


Mujer: Me llamo Jasmina. Jasmina Salem. ¡Tengo mucho miedo! [tiembla, llora] ¿No
debería entrar y tratar de buscar a mis compañeros? ¡Vaya a saber si están
bien!


Usted: Srta. Salem, no es para nada seguro ingresar al edificio ahora. Podría
resultar herida. Si quiere, podemos conversar allá, donde el área es más
segura y puedo sentarme con usted un rato. ¿Le gustaría?


Mujer: Sí, por favor. [Se trasladan a un lugar más tranquilo a poca distancia
de la escena del edificio derrumbado donde está trabajando personal
médico y de rescate.]


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 44


C
a


PíTu
LO


5




Usted: ¿Le traigo agua? [De encontrarse disponible, ofrezca elementos básicos,
como agua o una manta.]


Mujer: Sólo quiero sentarme aquí un momento.


[Usted se sienta apaciblemente cerca de la mujer en silencio durante dos a
tres minutos, hasta que ella comienza a hablar nuevamente.]


Mujer: ¡Me siento tan mal! ¡Debería haberme quedado en el edificio para ayudar a
los demás!


Usted: Entiendo lo que me quiere decir.


Mujer: Salí corriendo. ¡Pero me siento tan mal por las otras personas!


Usted: Es difícil saber qué hacer en una situación como esta. Pero parece que su
instinto fue bueno al salir corriendo del edificio, de lo contrario, podría estar
ahora entre los heridos.


Mujer: Vi que sacaban un cuerpo de los escombros. ¡Creo que era mi amigo!
[Llorando]


Usted: ¡Cuánto lo lamento! Hay un equipo de rescate trabajando, y luego
averiguaremos cómo están las personas que estaban en el edificio.


[La conversación continúa durante 10 minutos más mientras usted escucha
lo que la mujer le cuenta y le pregunta cuáles son sus necesidades y
preocupaciones. La conversación concluye de la siguiente forma:]


Mujer: Necesito saber si mi familia está bien, pero perdí mi teléfono cuando
comenzó a temblar, y no sé cómo llegar a casa.


Usted: Puedo ayudarle a llamar a su familia, y después podemos pensar juntos
cómo puede reunirse con ellos.


Mujer: Gracias. Sería de mucha ayuda.




45 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




En este ejemplo de conversación, tenga en cuenta que usted:


» Se presentó diciendo su nombre y le dijo a la persona la organización para la que está
trabajando;


» Le preguntó a la persona si le gustaría hablar;
» Se dirigió a la persona por su nombre, utilizando en forma respetuosa el apellido;
» Protegió a la persona para que no sufriera más daño trasladándola a un lugar más seguro;
» Ofreció a la persona algo que le hiciera sentir un poco más cómoda (por ejemplo, agua);
» Escuchó y permaneció cerca de la persona, sin forzarla a hablar;
» Reflexionó sobre la forma en que la persona había actuado diciendo que fue la apropiada;
» Dedicó tiempo a escuchar;
» Identificó las necesidades e inquietudes de la persona;
» Reconoció la preocupación de la persona respecto de la posible pérdida de compañeros


de trabajo; y


» Ofreció ayuda para conectar a la persona con los miembros de su familia.


¿Qué puede hacer para conectar a las personas con fuentes de información y de apoyo
práctico?


» ¿Qué desafíos podrían presentarse en esta situación para poder encontrar recursos
(alimento, refugio, agua) o servicios disponibles para los damnificados?


» ¿Qué temores e inquietudes podrían asaltar a las personas? ¿Qué sugerencias prácticas
podría yo dar para ayudarles a encarar sus problemas?


» ¿Qué información querrán conocer las personas damnificadas? ¿Dónde encontraré
información actualizada y confiable?


» ¿Qué puedo hacer para conectar a las personas con sus seres queridos o con servicios?
¿Qué desafíos podría haber?


» ¿Qué necesidades podrían tener los niños y adolescentes o las personas enfermas? ¿Cómo
puedo ayudar a conectar a las personas vulnerables con sus seres queridos o con los
servicios?


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 46


C
a


PíTu
LO


5




5.2 CaSO 2: VIOLeNCIa Y deSPLazaMIeNTO


Están trayendo refugiados a una nueva localidad en camiones y se les dijo que de momento
vivirán en este nuevo lugar. Se los trasladó debido al conflicto bélico en el área donde vivían
previamente. A medida que descienden de los camiones, algunos de ellos están llorando, otros
parecen muy atemorizados, otros desorientados, mientras que algunos muestran señales de alivio.
La mayoría tiene miedo y duda de este nuevo lugar. No tienen idea de dónde dormirán, comerán o
recibirán atención médica. Algunos parecen aterrorizados cuando escuchan un ruido fuerte, pues
piensanquenuevamentesetratadedisparosdearmas.Ustedesvoluntarioenunaorganización
que distribuye alimentos y le han pedido colaboración en los puntos de distribución.


A medida que se prepara para prestar ayuda, piense qué querría saber sobre esta situación:


» ¿Quiénes son las personas a las que estaré ayudando? ¿Cuál es su contexto cultural?
» ¿Existen reglas de conducta o costumbres que debo seguir? Por ejemplo, ¿es más


apropiado que las voluntarias de sexo femenino hablen con las refugiadas de su mismo
sexo?


» ¿De cuán lejos provienen? ¿Qué sé del conflicto que están viviendo estas personas?
» ¿Qué servicios se están proporcionando en el lugar donde los refugiados están siendo


recibidos?


» Si estoy trabajando en equipo, ¿cómo nos organizaremos para ayudar en esta situación?
¿Qué tareas asumirá cada persona? ¿Cómo coordinaremos mutuamente y con otros
grupos de apoyo que podrían encontrarse allí?




47 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




Al encontrarse con el grupo de refugiados, ¿qué debería observar?


» ¿Qué necesitará la mayoría de los refugiados? ¿Estarán hambrientos, sedientos o
cansados? ¿Hay algún herido o enfermo?


» ¿Hay familias o personas del mismo pueblo dentro del grupo de refugiados?
» ¿Hay niños o adolescentes sin compañía? ¿Quién más podría necesitar ayuda especial?
» Los individuos del grupo de refugiados parecen estar experimentando diferentes tipos de


reacciones a la crisis. ¿Qué tipos de respuestas emocionales graves ve usted?


A medida que se acerca a la gente ¿cómo puede escuchar sus inquietudes y darles apoyo
emocional?


» ¿Cómo me presentaré para ofrecer apoyo?
» Las personas que experimentaron o presenciaron violencia podrían sentirse muy


atemorizadas y en peligro. ¿Cómo puedo ayudarles a tranquilizarse?


» ¿Cómo puedo descubrir las necesidades e inquietudes de las personas que podrían
necesitar ayuda especial, como por ejemplo las mujeres?


» ¿Cómo me acercaré y ayudaré a los niños y adolescentes que no están acompañados?


ejeMPLO de CONVeRSaCIÓN CON uN NIÑO Que NO eSTÁ
aCOMPaÑadO
A un lado del grupo de refugiados, usted nota a un niño de aproximadamente 10 años que
se encuentra solo y que parece muy atemorizado.


Usted: [en cuclillas para quedar a la altura de los ojos del niño] Hola. Me
llamo __. Soy de la organización __ y estoy aquí para ayudar. ¿Cómo te
llamas?


Niño: [cabizbajo y con voz muy tenue] Adam.


Usted: Hola, Adam. Has hecho un largo viaje para llegar aquí. ¿Tienes sed?
[Ofrezca algo para comer o beber u otras comodidades básicas como una
manta, si tiene una]. ¿Dónde está tu familia?


Niño: No sé. [comienza a llorar]


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 48


C
a


PíTu
LO


5




Usted: Entiendo que tengas miedo, Adam. Trataré de ayudarte y sé de unas
personas que te ayudarán a encontrar a tu familia. ¿Me puedes decir tu
apellido y de dónde eres?


Niño: Sí. Me llamo Adam Duvall. Vivo en __.


Usted: Gracias, Adam. ¿Cuándo viste a tu familia por última vez?


Niño: Mi hermana mayor estaba allí cuando los camiones llegaron para traernos
aquí. Pero ahora no puedo encontrarla.


Usted: ¿Cuántos años tiene tu hermana? ¿Cómo se llama?


Niño: Se llama Rose. Tiene 15 años.


Usted: Trataré de ayudarte a encontrar a tu hermana. ¿Dónde están tus padres?


Niño: Todos salimos corriendo del pueblo cuando escuchamos los disparos.
Quedamos separados de mis padres. [llora]


Usted: Lo siento, Adam. Debes de haber tenido mucho miedo, pero ahora estás a
salvo.


Niño: ¡Tengo mucho miedo!


Usted: [cálida y naturalmente] Te entiendo. Me gustaría ayudarte.


Niño: ¿Qué tengo que hacer?


Usted: Puedo quedarme contigo un rato, y podemos tratar de encontrar a tu hermana.
¿Te gustaría?


Niño: Si. Gracias.


Usted: ¿Hay algo más que te preocupe o que necesites?


Niño: No.


Usted: Adam, es importante que hablemos con las personas que están allá, pues
pueden ayudarte a encontrar a tu hermana o a tu familia. Iré contigo a
hablarles. [Es esencial ayudar al niño a que se inscriba en un sistema
de búsqueda de familiares o una organización de protección infantil, de
existir.]


49 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




En este ejemplo de conversación, tenga en cuenta que usted:


» vio a un niño sin compañía entre el grupo de refugiados;
» se agachó para hablar con el niño a la altura de sus ojos;
» le habló al niño con calma y amablemente;
» averiguó información sobre la familia del niño, incluyendo el nombre de su hermana; y
» permaneció con el niño mientras identificaba una organización confiable de búsqueda


de familiares que pudiera organizar un lugar seguro donde el niño se quedara hasta
encontrar a su familia.


¿Qué puede hacer para conectar a las personas con información y apoyo práctico?


» ¿Qué necesidades básicas podrían tener las personas? ¿Qué servicios sé que se encuentran
disponibles? ¿Cómo pueden las personas acceder a éstos?


» ¿Qué información precisa tengo sobre los planes de atención para estos refugiados?
¿Cuándo y dónde pueden las personas encontrar más información sobre lo que está
sucediendo?


» ¿Cómo puedo ayudar a proteger a las personas vulnerables, como las mujeres o los niños
que no están acompañados, de sufrir más daño? ¿Cómo puedo ayudar a conectar a las
personas vulnerables con su familia o con los servicios que se puedan estar organizando?


» ¿Qué necesidades especiales podrían tener las personas, incluyendo los que han estado
expuestos a la violencia?


» ¿Qué puedo hacer para conectar a las personas con sus seres queridos o con los servicios
de apoyo?


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 50


C
a


PíTu
LO


5




5.3 CaSO 3: aCCIdeNTe


Ustedseencuentraviajandoporunacarreteratransitadadeunpueblocuandoveunaccidente.
Al parecer, un hombre que cruzaba la calle con su esposa y su hija fue atropellado por un
automóvil que pasaba. El hombre está tirado en el suelo, sangrando y no se mueve. Su esposa
y su hija están a su lado. Su esposa está llorando y temblando, mientras que la hija está de pie,
inmóvil y en silencio. Algunas personas de la zona se están congregando en la carretera cerca
de la escena del accidente.


Usteddebereaccionarconrapidezenestasituación.Sinembargo,tómeseunmomentopara
mantener la calma y considerar los siguientes aspectos mientras se prepara para prestar
ayuda.


» ¿Existen aspectos de seguridad para mí o para los demás que sean motivos de
preocupación?


» ¿Cómo puedo responder ante la situación?
» ¿Qué debe hacerse con urgencia, sobre todo respecto al hombre que está gravemente


herido?


¿Qué se debe observar?


» ¿Quién necesita asistencia? ¿Qué tipo de asistencia se necesita?
» ¿Qué asistencia puedo proporcionar y qué clase de ayuda especial se necesita?
» ¿A quién puedo pedirle que me ayude? ¿Qué ayuda pueden prestar las personas que se


han conglomerado alrededor? ¿De qué manera podrían interferir o no ser de ayuda?



A medida que hace contacto con la gente involucrada en el accidente, ¿cómo les puede


51 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




escuchar y ofrecer consuelo?


» ¿Cómo puedo identificarme y presentarme con el fin de brindar apoyo?
» ¿De qué manera puedo ayudar para que las personas estén a salvo de ulteriores daños?


¿Existen consideraciones especiales para la hija, que ha presenciado el accidente de su
padre y parece estar confundida y en estado de shock? ¿Tiene su madre la capacidad de
cuidarla y consolarla en este momento?


» ¿Dónde puedo brindar una Primera Ayuda Psicológica de manera segura y con relativa
calma?


» ¿Cómo puedo preguntar a las personas sobre sus necesidades y preocupaciones en ese
momento?


» ¿Cómo puedo brindar consuelo y tranquilidad a las personas afectadas?


ejeMPLO de CONVeRSaCIÓN Y ReaCCIÓN: eMeRGeNCIa
MÉdICa
A medida que analiza rápidamente el accidente, se debe cerciorar de que puede abordar
la situación de manera segura. La carretera es bastante transitada y aún hay tráfico en
movimiento cerca de las personas afectadas y de los curiosos. También le preocupa que
el padre pueda estar seriamente herido.


Usted: ¿Alguien ha llamado a una ambulancia?


Vecinos: No.


Usted: [a una persona cerca de allí] ¿Podría llamar a una ambulancia de inmediato?


Vecinos: ¡Sí, inmediatamente!


Usted: [a otros curiosos] Necesitamos desviar el tráfico. ¿Puede alguien ayudar a
hacerlo?


[Algunos vecinos tratan de detener a los automóviles que transitan y desviar
el tráfico.]


[A medida que se acerca a las personas afectadas, se da cuenta de que uno
de los vecinos tiene la intención de mover al hombre herido.]


Usted: ¡Por favor, no lo mueva! Puede que tenga una lesión en el cuello. Ya se ha
llamado a una ambulancia.


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 52


C
a


PíTu
LO


5




[Si usted o alguien cercano está entrenado para ello, puede brindar los
primeros auxilios médicos al hombre herido. Verifique o pídale a alguien
cercano de asegurarse que la hija y la esposa no se encuentran heridas. Una
vez el herido sea atendido adecuadamente y haya verificado que las otras
personas afectadas no se encuentran gravemente heridas, brinde Primera
Ayuda Psicológica].


Usted: [a la esposa] Mi nombre es______. Ya hemos llamado a una ambulancia.
¿Tiene usted o su hija algún tipo de lesión?


Esposa: [sollozando y temblando]: No, no estoy herida.


Usted: [a la esposa, calmada y afectuosamente] ¿Cuál es su nombre?


Esposa: [llorando] Ana, puede llamarme Ana...Oh, ¡mi esposo! ¡Mi esposo!


Usted: Ana, comprendo que se sienta asustada. Ya ha sido llamada una
ambulancia para socorrer a su esposo. Me quedaré con usted un
momento. ¿Tienen usted y su hija algún otro tipo de necesidad o
preocupación en este momento?


Esposa: ¿Mi hija está bien?


Usted: Su hija no parece estar herida. ¿Puede decirme su nombre para poderle
hablar?


Esposa: [tomando la mano de su hija] Se llama Sara.


Usted: [afectuosamente y a nivel de la mirada de la niña] Hola Sara. Mi nombre es
__________. Estoy aquí para ayudarles a tu mamá y a ti.


[La conversación continúa y usted se da cuenta de que la niña no habla.
La madre comenta que es algo inusual de parte de ella, pero se mantiene
centrada en su esposo. La madre también manifiesta que quiere ir con su
esposo al hospital para acompañarlo. La hija está en riesgo de pasar la
noche sola en su casa].


Usted: Ana, sería mucho mejor si su hija se queda con usted o alguien de
confianza. Parece estar muy afectada por lo que acaba de pasar y lo
mejor para ella es que no la dejen sola en este momento. ¿Hay alguien de
confianza que pueda quedarse con ella?


Esposa: Sí, mi hermana podría ayudarme. Sara se siente a gusto con ella.


53 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




Usted: ¿Puedo ayudarle a llamar a su hermana?


Esposa: ¡Sí, por favor!


[Usted ayuda a la esposa a contactar a la hermana y queda acordado que la
hija se quedará con su tía esta noche. También le aconseja a la madre que
lleve a su hija al médico si sigue permaneciendo tan silenciosa durante los
próximos días.]


Usted: Cuando la ambulancia llegue, preguntaré hacia dónde llevan a su esposo
y les informaré si usted y su hija pueden ir con él.


[Cuando llega la ambulancia, usted pregunta cómo se puede hacer para que
la familia permanezca junta cuando llevan al herido al hospital.]




En este ejemplo de conversación y acciones, observe que usted:


» Primero, analizó rápidamente la situación de crisis para cerciorarse que era seguro intervenir y
ver quién estaba herido de gravedad;


» Se aseguró de que llamaran a una ambulancia de inmediato para atender al herido y evitó que
fuera movido por alguien que no estaba preparado y que podría dañarlo al hacerlo;


» Trató de manejar la situación de manera que se previniera ulteriores daños o peligros para
otros (por ejemplo, al tener cuidado con el tráfico en la carretera);


» Habló de manera respetuosa y amable a la esposa y a la hija;
» Se dirigió a la niña hablándole a nivel de su mirada;
» Ayudó a la esposa a tomar las medidas necesarias para cuidar de su hija; y
» Tomó medidas para ayudar a la familia a permanecer juntos cuando el herido fue llevado al


hospital.


¿Qué puede hacer usted para conectar a las personas con información y apoyo concreto?


» ¿Qué necesidades básicas pueden tener las personas que salieron ilesas pero
angustiadas por esta situación de crisis?


» ¿Qué angustias y preocupaciones puede estar pasando las diferentes personas
involucradas en esta situación?


» ¿Sobre qué querrán estar informados?
» ¿Qué puedo hacer para conectar a las personas con sus seres queridos quienes


podrían ser de ayuda en este momento?


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 54


C
a


PíTu
LO


5




OBSeRVaR:


» Comprobar la seguridad.
» Comprobar si hay personas con necesidades básicas


urgentes.


» Comprobar si hay personas con reacciones de angustia
profunda.


eSCuCHaR:


» Acérquese a las personas que puedan necesitar ayuda.
» Pregúntele a las personas sobre sus necesidades y


preocupaciones.


» Escuche a las personas y ayúdelas a que se calmen.


CONeCTaR:


» Ayude a atender las necesidades básicas de las personas y
a que tengan la posibilidad de acceder a los servicios.


» Ayude a las personas a hacer frente a sus problemas.
» Proporcione información.
» Conecte a las personas con sus seres queridos y el apoyo


social disponible..


¿QuÉ eS PRIMeRa aYuda
PSICOLOGICa?
La primera ayuda psicológica (PAP) se refiere
a la respuesta humana, de apoyo a otro ser
humano que está sufriendo y que puede necesitar ayuda.


Proporcionar Primera Ayuda Psicológica de manera
responsable significa:


1. Respetar la seguridad, la dignidad y los derechos.


2. Adaptar lo que hace para tener en cuenta la cultura de las personas.


3. Percatarse de otras medidas de respuesta ante la emergencia.


4. Cuidar de sí mismo.


aCCIONeS PRINCIPaLeS de La PaP:


PRePaRaRSe:
» Infórmese sobre el evento crítico.
» Infórmese sobre los servicios y sistemas de apoyo disponibles.
» Infórmese sobre los aspectos de seguridad.


Primera Ayuda Psicológica:
Guía de Bolsillo




PeRSONaS Que PuedeN NeCeSITaR OTRO TIPO de aYuda
aPaRTe de PRIMeRa aYuda PSICOLÓGICa:
Algunas personas tendrán otras necesidades aparte de PAP. Conozca sus límites y pida ayuda a
otros que puedan proporcionar asistencia médica u otro tipo de asistencia vital.


ÉTICa:
Las recomendaciones éticas de lo que debe hacerse y lo que no debe hacerse se ofrecen
como una guía para prevenir causar más daños a la persona, proporcionar el mejor cuidado
posible y actuar en el mejor interés de ésta. Proporcione ayuda de la manera más adecuada y
cómoda para las personas a las que se está apoyando. Considere lo que significa esta guía ética
partiendo de su contexto cultural.


PeRSONaS Que NeCeSITaN aSISTeNCIa eSPeCIaLIzada
INMedIaTa:


» Personas con lesiones graves que pongan en riesgo la vida y que necesiten atención
médica inmediata.


» Personas que están tan angustiadas que no pueden cuidar de sí mismas o de sus hijos.
» Personas que pueden herirse a sí mismas.
» Personas que pueden herir a otras personas.


» Ser honrado y digno de confianza.
» Respete el derecho de la gente a


tomar sus propias decisiones.


» Sea consciente de sus propios
prejuicios y preferencias, y
manténgalos al margen.


» Deje claro a la gente que incluso
si rechazan la ayuda ahora, podrá
recibirla en el futuro.


» Respete la privacidad y mantenga
la historia de la persona
confidencial, salvo imperativos.


» Compórtese de forma adecuada
teniendo en cuenta la cultura,
edad y género de la persona.


» No se aproveche de su relación
como persona que ayuda /
cooperante.


» No pida a la persona dinero o
favores a cambio de ayudarle.


» No haga falsas promesas o provea
información no contrastada.


» No exagere sus habilidades.
» No fuerce ayuda en la gente, y no


sea entrometido o prepotente.


» No presione a la gente para que le
cuente su historia.


» No comparta la historia de una
persona con otras personas.


» No juzgue a la persona por sus
acciones o sentimientos.


Pa
P G


u
ía


d
e BO


LSILLO




ReFeReNCIaS Y
FueNTeS
Bisson, Jl & Lewis, C. (2009), Systematic Review of Psychological First Aid. Commissioned by the
World Health Organization (available upon request).


Brymer M, Jacobs A, Layne C, Pynoos R, Ruzek J, Steinberg A., et al. (2006), Primeros Auxilios
Psicológicos: Guía de Operaciones Prácticas, 2da edición. Disponible en: http://www.nctsn.org y
http://www.ncptsd.va.gov.


Freeman, C, Flitcroft, A, & Weeple, P. (2003) Psychological First Aid: A Replacement for Psychological
Debriefing. Short-Term post Trauma Responses for Individuals and Groups. The Cullen-Rivers Centre
for Traumatic Stress, Royal Edinburgh Hospital.


Hobfoll, S, Watson, P, Bell, C, Bryant, R, Brymer, M, Friedman, M, et al. (2007) Five essential elements
of immediate and mid-term mass trauma intervention: Empirical evidence. Psychiatry 70 (4): 283-315


Comité Permanente entre Organismos (IASC) (2007). Guía del IASC sobre Salud Mental y Apoyo
Psicosocial en Situaciones de Emergencia. Ginebra: IASC.
http://www.who.int/mental_health/emergencies/iasc_guidelines_spanish.pdf


International Federation of the Red Cross (2009) Module 5: Psychological First Aid and Supportive
Communication. In: Community-Based Psychosocial Support, A Training Kit (Participant ś Book
and Trainers Book). Denmark: International Federation Reference Centre for Psychosocial Support.
Available at: www.ifrc.org/psychosocial


Pynoos, R, Steinberg, A, Layne, C, Briggs, E, Ostrowski, S and Fairbank, J. (2009). DSM-V PTSD
Diagnostic Criteria for Children and Adolescents: A developmental perspective and recommendations.
Journal of Traumatic Stress 22 (5): 391-8


El Proyecto Esfera (2011). Carta Humanitaria y normas mínimas para la respuesta humanitaria
Ginebra: El Proyecto Esfera. http://www.sphereproject.org


TENTS Project Partners. The TENTS Guidelines for Psychosocial Care following Disasters and Major
Incidents. Downloadable from http://www.tentsproject.eu


War Trauma Foundation and World Vision International (2010). Psychological First Aid Anthology of
Resources. Downloadable from: www.wartrauma.nl and www.interventionjournal.com


Organización Mundial de la Salud (2011). Guía de intervención mhGAP para los trastornos mentales,
neurológicos y por uso de sustancias en el nivel de atención de la salud no especializada. Ginebra:
Organización Mundial de la Salud. http://whqlibdoc.who.int/publications/2011/9789243548067_spa.pdf


57 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




N
O


Ta
S


NOTaS


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 58




NOTaS


59 Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo




N
O


Ta
S


NOTaS


Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo 60




Este manual ha sido respaldado por…


Action Contre la Faim


Cruz Roja Americana


CARE Austria


La Iglesia Sueca


HealthNet TPO


Comité Internacional
de la Cruz Roja


International Medical Corps


Organización Internacional
para las Migraciones


Médicos del Mundo - España


Mercy Corps


NGO Forum for Health


Oficina del Alto Comisionado para
los Derechos Humanos


Plan Internacional


Regional Psychosocial Support
Initiative – REPSSI


Terre des Hommes


UNICEF


Departamento de Gestión de
NacionesUnidas


Departamento de Seguridad y
ProteccióndelasNacionesUnidas


Alto Comisionado de las Naciones
UnidasparalosRefugiados


War Child




Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo Catalogación por la...
Share