PLANTILLA COLOR





PLAN DE MOVILIDAD URBANA SOSTENIBLE DE IRÚN


Propuestas de actuación DE22












PLAN DE MOVILIDAD URBANA SOSTENIBLE DE IRÚN


Propuestas de actuación DE22




1.1 Plan de mejora de la seguridad vial (MSV)


Actualmente, Irún no cuenta con un Plan de Seguridad Vial propio, que


permita establecer una serie de criterios de evaluación y objetivos para


reducir la siniestralidad vial.


La base de datos de la accidentalidad no es homogénea, y los criterios para


rellenar un atestado, aunque siguen los procedimientos establecidos, no


recogen suficiente información. Además, es necesario realizar un


seguimiento de las víctimas de los accidentes, para permitir una mejor


clasificación del tipo y causas de las lesiones producidas.


La creación de un procedimiento estándar, identificando claramente el lugar


del accidente, la causa y las víctimas, permite asentar las bases de una


actuación.


Es por este motivo que, aunque dentro del PMUS no se desarrolla


propiamente dicho Plan (debe tener un carácter independiente), se han


abordado las directrices y criterios más adecuados a la situación actual del


municipio, para que, posteriormente, se pueda desarrollar un Plan de


Seguridad Vial completo, que junto con la Ordenanza de Tráfico y


Aparcamiento regulen la circulación de personas y vehículos del municipio.


A su vez, para aumentar la seguridad vial, especialmente en los colectivos


más sensibles (peatones y ciclistas), se han propuesto recomendaciones para


el templado de tráfico dentro del municipio, como medidas complementarias


a otras actuaciones encaminadas al fomento de modos de transporte más


sostenibles.


Programa 1: Plan Municipal de Seguridad Vial (MSV1)


Objetivo y justificación


La evolución del número total de víctimas en accidentes de tráfico en zona


urbana en España muestra una tendencia a la baja en los últimos años,


descendiendo prácticamente un 3% anual. Sin embargo, comparando estos


datos con el contexto europeo, comparando el número de muertos en vía


urbana por millón de habitantes, España ocupa el decimotercer lugar en la


Europa de los 25 en este tipo de accidentes.


Es por lo tanto labor de las Administraciones públicas y demás agentes


sociales y económicos intervenir desde su ámbito territorial ejercitando las


competencias que tienen atribuidas mediante diversas acciones (formación,


normativas, diseño vial, etc.), para encontrar soluciones a la elevada


accidentalidad de tráfico a escala local.


Las indicaciones recogidas en este Plan de Movilidad pretenden avanzar


alguna línea sobre la definición de objetivos comunes y estableciendo y


consensuando procedimientos y metodologías que permitan analizar los


problemas de seguridad vial que afectan a Irún, de acuerdo con los objetivos


planteados en el Plan Estratégico de Seguridad Vial 2005-2008 elaborado por


la Dirección General de Tráfico.


Descripción de acciones


Las acciones encaminadas a la reducción de la accidentalidad se han


desarrollado en el Anejo correspondiente, y aquí sólo se han incluido las


referencias a las propuestas planteadas.


En total, se han analizado doce propuestas encaminadas a la mejora de la


seguridad vial:








PLAN DE MOVILIDAD URBANA SOSTENIBLE DE IRÚN


Propuestas de actuación DE22




- Propuesta 1: Estudio, mejora de la red vial urbana y jerarquización


viaria.


- Propuesta 2: Ordenación y regulación más sostenible y segura del


tráfico.


- Propuesta 3: Mejora de la señalización vertical y horizontal.


- Propuesta 4: Protección vial de los colectivos ciudadanos más


vulnerables.


- Propuesta 5: Atención de la seguridad vial en las empresas y en la


movilidad profesional.


- Propuesta 6: Mejora de la seguridad de los usuarios de motocicletas


y ciclomotores.


- Propuesta 7: Fomento del transporte público colectivo urbano.


- Propuesta 8: Creación de instrumentos y mejora de la información


sobre prevención de accidentes.


- Propuesta 9: Mejora de la atención a las víctimas de accidentes.


- Propuesta 10: Creación e implantación de sistemas de información


sobre accidentalidad vial urbana.


- Propuesta 11: Difusión de las actuaciones municipales en materia de


movilidad y seguridad vial.


- Propuesta 12: Incremento del control policial de las infracciones y


seguimiento de la aplicación de las sanciones.




Cada una de ellas se ha englobado dentro de uno o varios ámbitos,


permitiendo detectar que agentes o colectivos deben desarrollarlas y/o


beneficiarse. En total, atendiendo a las indicaciones generales en este tipo de


planes, existen diez ámbitos, que pueden ser ampliados o reducidos según las


necesidades particulares del municipio.


Gráfico 1. Ámbitos de actuación de un Plan de Seguridad Vial.




Fuente: DGT.








PLAN DE MOVILIDAD URBANA SOSTENIBLE DE IRÚN


Propuestas de actuación DE22




Índices de Evaluación


Los criterios de evaluación del Plan de Seguridad Vial deben ser definidos


dentro del mismo, mediante el establecimiento de una serie de indicadores,


que, a lo largo del tiempo, permitan comparar las cifras de accidentalidad y


concluir si las medidas aprobadas han permitido reducir el número de


siniestros y su gravedad.


Algunos de los indicadores pueden ser:


Gráfico 2. Indicadores de referencia para evaluar la acción del PSV.




Fuente: DGT.


Programa 2: Medidas de templado de tráfico (MSV2)


Objetivo y justificación


Como medidas complementarias a otras actuaciones en el municipio de Irún,


es necesario introducir elementos reguladores del tráfico, que mantengan la


velocidad de los vehículos dentro de los límites razonables de la zona por la


que circulan.


En especial, se debe prestar atención a la convivencia con otros modos de


transporte, sobre todo la bicicleta y el peatón, que deben ser protegidos para


fomentar sus desplazamientos, penalizando los recorridos en vehículo


privado.


Itinerarios peatonales, carriles compartidos con la bicicleta, inmediaciones de


centros deportivos o de ocio, accesos a rotondas, son solo algunos de los


ejemplos que pueden necesitar medidas de protección para disminuir y evitar


la accidentalidad y concienciar al conductor de que el espacio público es


compartido por más modos de transporte.


A continuación se resumen qué medidas de templado de tráfico son las más


habituales. El grueso de la información se ha extraído de la Instrucción de la


Vía Pública del Ayuntamiento de Madrid, tomada como referencia en otros


municipios por aglutinar las propuestas más habituales en medidas de


templado de tráfico.


Descripción de acciones


Se entiende por templado de tráfico el conjunto de medidas encaminadas a


reducir la intensidad y velocidad de los vehículos hasta hacerlos plenamente


compatibles con las actividades que se desarrollan en el viario sobre el que se


aplica.








PLAN DE MOVILIDAD URBANA SOSTENIBLE DE IRÚN


Propuestas de actuación DE22




La utilización de medidas de templado de tráfico tiene por objeto la mejora


de la calidad de vida de las áreas con un interés especial como las


residenciales, educativas, etc., al reducir sustancialmente el número de


accidentes, mejorar las condiciones ambientales del entorno y facilitar el uso


en condiciones de seguridad de los espacios públicos.


Existe una gran variedad de medidas para adecuar el tráfico a las condiciones


del entorno. En general, las que suelen considerarse propiamente de


templado de tráfico consisten en actuaciones sobre el trazado (cambios de


alineación), la sección transversal (estrechamientos, introducción de isletas),


el perfil longitudinal (badenes, elevaciones de la calzada), las intersecciones


(obstáculos que impiden ciertos movimientos), la anchura de calzada y


carriles, la pavimentación (cambios de materiales, color), la incorporación de


hitos, masas vegetales, etc., que disminuyan las perspectivas lineales de los


viales, entre otros objetivos.


No obstante, la forma más eficaz de garantizar que en un área o elemento


viario no se superarán determinados umbrales de intensidad o velocidad de


circulación, es introducir estos como objetivos funcionales en el proyecto. De


esta forma, desde su concepción, la propia composición y organización de la


red, la jerarquización de sus elementos, la localización y distancia entre


intersecciones y conexiones con la red principal, la disposición y longitud de


los tramos, la utilización de fondos de saco o de calles cerradas al tráfico,


pueden convertirse en verdaderos instrumentos del templado de tráfico.


De la misma manera, la ordenación del tráfico en un área, el establecimiento


de los sentidos de circulación, la regulación de preferencias de paso y puntos


de acceso, pueden constituirse, también, en métodos eficaces de templado


de tráfico.


Es importante romper física o visualmente el efecto pantalla o monotonía en


el trazado de una calle, mediante obstáculos que diferencien el carácter de


los distintos tramos de la misma. Esto se puede conseguir de diferentes


formas: reordenando el aparcamiento en línea y disponiéndolo en batería,


mediante cambios en el pavimento, iluminación, isletas, mobiliario o


plantaciones.


Debe tenerse en cuenta que el efecto individual de una medida de templado


sobre la velocidad de los vehículos se mantiene durante un limitado tramo de


calle, por lo que éstas deben sucederse a un cierto ritmo si se pretende


limitar eficazmente la velocidad a lo largo de un itinerario o área.


En el interior de los recintos, es recomendable mantener las siguientes


distancias máximas entre dos medidas de templado consecutivas:


Tabla 1. Distancia máxima entre reductores de velocidad.


Distancia máxima entre reductores de velocidad en
recintos de templado de tráfico


Velocidad de referencia
(Km/h)


Distancia (m)


30 75


20 30




Como criterio general, se recomienda la utilización combinada de diversas


medidas, articuladas en una concepción de conjunto, que permita elegir la


más adecuada a cada localización y aproveche el efecto de su utilización


conjunta. En estos casos, debe cuidarse especialmente la armonía del








PLAN DE MOVILIDAD URBANA SOSTENIBLE DE IRÚN


Propuestas de actuación DE22




conjunto de los elementos de la vía (pavimentación, vegetación, alumbrado,


etc.).


Las medidas de templado de tráfico no deben aparecer repentina o


inesperadamente ante los conductores. Deben percibirse con la adecuada


antelación, contar con una buena visibilidad e ir precedidas de la


correspondiente señalización.


Para conseguir una buena adecuación del régimen de conducción a las


condiciones del entorno, es conveniente que éstas sean plenamente


perceptibles. De ahí que sea conveniente reforzar la visibilidad de todos


aquellos elementos que caracterizan el ambiente atravesado: intersecciones,


puntos de generación de tráfico, accesos, etc.


En calles con presencia de líneas regulares de transporte público, o con una


apreciable circulación ciclista, debe estudiarse cuidadosamente la utilización


de ciertas técnicas de templado de tráfico, por las incomodidades y peligros


que les puede acarrear. En esos casos, debe considerarse la utilización de


diseños especiales que eviten los efectos negativos sobre autobuses o


bicicletas.


Las medidas de templado de tráfico deben, en cualquier caso, respetar las


funciones y elementos de la vía, tales como los pasos de peatones, las


paradas de autobús, el drenaje, los accesos a edificios y parcelas, etc., y


garantizar el acceso fácil de los servicios de emergencia.


Al proyectar medidas de templado de tráfico debe tenerse en cuenta que, en


algunos casos, llevan aparejada una reducción en la disponibilidad de plazas


de estacionamiento en superficie. Su implantación, por tanto, en áreas donde


exista déficit de estacionamiento deberá estudiarse detalladamente o


completarse con medidas complementarias al respecto. Además se debe


garantizar el acceso fácil de los vehículos de emergencia. En este sentido


deberán respetarse las condiciones requeridas para el acceso y


maniobrabilidad de los vehículos del Cuerpo de Bomberos.


Al seleccionar las medidas de templado de tráfico más adecuadas a cada


situación, debe valorarse el aumento del ruido de circulación que algunas de


ellas pueden provocar. Dado que este en general aumenta con los cambios


en la velocidad y régimen de circulación, se recomienda garantizar en lo


posible la uniformidad de estos. También deben estudiarse los posibles


efectos sobre la emisión de ruido de la utilización de algunos tipos de


pavimentos (adoquinados) y de los cambios en el perfil longitudinal de la


calle (badenes).


En general, las medidas de templado de tráfico implican la introducción en la


vía pública de elementos físicos, algunos especialmente conspicuos, por lo


que, en todo proyecto que las incluya, debe considerarse su posible efecto


sobre la estética de la calle.


Se han ensayado una gran variedad de medidas para el templado del tráfico.


Sin prejuicio de otras que pudieran proponerse, que precisaran una


justificación de la experiencia existente sobre ellas, se recogen a continuación


las que la Instrucción de la Vía Pública del Ayuntamiento de Madrid acepta


por considerarse consagradas en la experiencia española e internacional:


- Badenes y elevaciones de la calzada.


- Estrechamientos.


- Cambios de alineación.


- Franjas transversales de alerta.


- Obstáculos en intersecciones.


- Puertas.


- Cambios en el pavimento.


- Introducción de vegetación.








PLAN DE MOVILIDAD URBANA SOSTENIBLE DE IRÚN


Propuestas de actuación DE22




El diseño de los tramos viarios objeto de un cambio de alineación deberá


contemplar que tanto los obstáculos laterales como centrales sean


montables, de forma que se garanticen las condiciones de acceso a los


edificios establecidas. Ello no sería necesario en el caso de facilitar dicho


acceso mediante otros tramos viarios anexos a la edificación.


Índices de Evaluación


La evaluación de esta medida es complementaria al del resto de propuestas,


por lo que su inclusión afectará a los indicadores de tráfico y seguridad vial.





PLANTILLA COLOR
Share