Guía comunitaria para la salud ambiental por Jeff Conant y Pam Fadem Berkeley,...

Guía comunitaria para la
salud ambiental


por Jeff Conant y Pam Fadem


Berkeley, California, EE.UU.




Derechos reservados © Hesperian 2008. Todos los derechos reservados
por Hesperian.
Primera edición en español: junio de 2011


Impreso en Estados Unidos en papel 100% reciclado post-consumo, libre de
cloro y fabricado utilizando energía de biogas.


ISBN: 978-0-942364-59-0


La biblioteca nacional de EE.UU. (Library of Congress) se ha negado a
proveer la información para la catalogación en publicación (CIP data)
de este libro.


1919 Addison Street, #304
Berkeley, California 94704, EE.UU.


www.español.hesperian.org


Hesperian, editores de Donde no hay doctor, produce libros y materiales
de la salud popular que habilitan a la gente a tratar los problemas de salud
comunes en sus comunidades y a cambiar las condiciones que conducen a la
falta de buena salud. Nuestros recursos incluyen temas relacionados a la salud
de la mujer, el VIH, la discapacidad y la salud ambiental y han sido editados
en unos 88 idiomas, sirviéndole de ayuda a muchas comunidades alrededor
del mundo.


Hesperian invita a los demás a copiar, reproducir o adaptar todo o parte de
este libro, incluyendo las ilustraciones, de acuerdo con las necesidades locales,
siempre que se distribuyan las partes reproducidas en forma gratuita, sin
fines de lucro. Cualquier persona u organización que desee copiar, reproducir
o adaptar partes o la totalidad del libro con fines comerciales debe obtener la
autorización correspondiente de Hesperian.


Antes de comenzar cualquier traducción o adaptación de este libro, o de
su contenido, por favor comuníquese con Hesperian para obtener sugerencias
e información actualizada de su contenido, y para evitar la duplicación de
esfuerzos. Les rogamos enviar a Hesperian un ejemplar de cualquier material
en que se haya utilizado parte del texto o de las ilustraciones.




Traducción: Andrea Caracostis


Redacción y edición: Pablo Acevedo


Traducción y redacción adicional: Todd
Jailer, Miriam Lara, Dorothy Tegeler


Corrección del estilo: Luis Solano


Coordinación de la edición en español: Todd
Jailer y Dorothy Tegeler


Diseño y producción: Iñaki Fernández
de Retana, Jacob Goolkasian, Shu Ping
Guan, Leana Rosetti, C. Sienkiewicz,
Kathleen Tandy


Diseño de la portada: Jacob Goolkasian


Coordinación de la validación en español:
Dorothy Tegeler


Apoyo al proyecto: Gabriela Castillo, Susie
Colwick, Matthew Crimp, Miriam Lara,
Melody Segura, Jenny Shapiro


Construcción del índice: Francine
Cronshaw


Artistas: Roberto “Galo” Arroyo, Sara
Boore, Heidi Broner, Barbara Carter,
Rossina Cazali de Barrios, Gil Corral,
Raza Do, Regina Faul-Doyle, Victoria
Francis, Sandy Frank, Jesse Hamm,
Haris Ichwan, Mary Israel, Anna Kallis,
Delphine Kenze, Susan Klein, Elizabeth
Lopez, June Mehra, Mabel Negrete,
Jane Norling, Gabriela Nunez, Leana
Rosetti, Petra Rohr-Rouendaal, Mona
Sfeir, C. Sienkiewicz, Chengyu Song, Yoly
Stroeve, Oran Suta, Sally Sutton, Ryan
Sweere, Kathleen Tandy, Yakira Teitel,
Arunadha Thakur, Kjell Torstensson,
Bambi Tran, Yors de Waard, Sarah
Wallis, David Werner, Christine Wong,
Leah Wong, Mary Ann Zapalac


Fotografías de la portada: ADIPO,
Comitancillo, Guatemala (izquierda);
IDEX/DESMI, Cardenas, México (centro);
FMAM, Montañoso de Guamuhaya, Cuba
(derecho), Marion Lely (centro)


Permisos: Agradecemos a las siguientes
organizaciones por darnos permiso de
usar sus ilustraciones: Aquamor, IRC
International Water and Sanitation
Centre, CODEL/VITA, EAWAG/


SANDEC, PAN Asia/Pacific, People’s
Workbook Collective, Proyecto Zopilote,
Solidarity Center/AFL-CIO, Training
for Transformation, Urban Resource
Systems, Inc., World Neighbors,
Zimbabwe Natural Farming Network,
Unicef Nepal


Créditos adicionales para la
edición original en inglés
Gerente del proyecto: Sarah Shannon


Coordinación editorial: Pam Fadem, Todd
Jailer


Redacción y edición: Todd Jailer, Jane
Maxwell, Susan McCallister


Escritura e investigación adicional: Pratap
Chatterjee, Ann Hawkins, Todd Jailer,
Elaine Knobbs, Cynthia Knowles, Susan
McCallister, Tracy Perkins, Sarah
Shannon, Elizabeth Shapiro


Coordinación del arte: Mary Israel, Elaine
Knobbs, Tracy Perkins, Susan Quass,
Leana Rosetti


Coordinación de la validación comunitaria:
Jeff Conant, Pam Fadem, Mary Israel,
Elaine Knobbs, Tracy Perkins, Susan Quass


Apoyo al proyecto: Mary Israel, Elaine
Knobbs, Elena Metcalf, Tracy Perkins,
Susan Quass, Leana Rosetti, Maya Shaw


Apoyo adicional al proyecto: Kay Alton,
John Balquist, Shipra Bansal, Amy
Cantor, Kris Carter, Frances Chung,
Erin Donnely, Deanne Emmons, Leslie
Fesenmyer, Rachel Freifelder, Scott
Friedman, Yuri Futamura, Rachel
Golden, Kate Hahner, Sonja Herbert,
Sarah Hill, Casey Jackson, Lea Joans,
Liz Johnson, Aparna Kollipara, Leona
Kwon, Sherin Larijani, Sara Mahdavi,
Sandy McGunegill, Sumi Mehta,
Patricia Navarro, Liv Nevin, Victor M.
Polanco, Gregory Rowe, Devon Shannon,
Frederick Shaw, Sarah Shulman,
Sara Sloan, Jeremy Weed, Kytja Weir,
Agnes Wierzbicki, Tse-Sung Wu, Kirby
Zelgowski


CRÉDITOS




Colaboración en la edición en español
No es nada fácil que un libro que plasma los conceptos de la educación popular
ambiental se trasforme de un idioma a otro, y no hubiera sido posible sin la entrega
de muchas compañeras y compañeros de organizaciones de varias partes de América
Latina.


Argentina:
Frente Popular Darío Santillán
La Alianza Global por Alternativas a la
Incineración (GAIA)


Movimiento Barrios de Pie
Salud sin Daño


Bolivia:
Centro de Desarrollo en Energía Solar
(CEDESOL)


Fundación Abril
Red Vida/Food and Water Watch


Chile:
Fundación EPES


Colombia:
AIDA


Costa Rica:
CATIE
Laboratorio de Energía Solar,
Universidad Nacional


Cuba:
Estación Experimental “Indio Hatuey”,
Universidad de Matanzas


Ecuador:
Acción Ecológica
Defensa y Conservación Ecológica de
Intag (DECOIN)


Salud Pública Internacional


El Salvador:
CESTA
Equipo Maíz


Estados Unidos:
Aprovecho Research Center
Center for Environmental Research and
Children’s Health (CERCH)


Communities for a Better Environment-
LA (CBE)


Consejo Internacional de Tratados
Indios


Cultural Survival
Family Health Centers
Food First
Grassroots International


Green Empowerment
Migrant Health Promotion
PAHO/WHO
Planet Drum Foundation
WAGES


Guatemala:
Asociación para la Promoción de la
Salud Unidos para Vivir (APROSUVI)


Fundación para el Ecodesarrollo y la
Conservación (FUNDAECO)


Instituto para la Superación de la
Miseria Urbana (ISMUGUA)


Honduras:
Centro Nacional de Adiestramiento de
Recursos Humanos (CENARH)


CHF Honduras
Fundación Popol Nah Tun


México:
Centro de Desarrollo Integral
Campesino de la Mixteca (CEDICAM)


Centro de Innovación en Tecnología
Alternativa A.C. (CITA)


Consultoría en Agroecología,
Agricultura Urbana y Saneamiento
Ecológico Sustentable (CAAUSES)


Huicholes y Plaguicidas
Otros Mundos
Proyecto Integral de Salud y Tecnología
Apropiada (PISTA)


Sarar Transformación


Nicaragua:
La Asociación de Trabajadores de
Desarrollo Rural-Benjamin Linder
(ATDER-BL)


Programa de Fuentes Alternas de Energía


Paraguay:
La Coalición Mundial por los Bosques


Perú:
Foro Ciudades para la Vida


República Dominicana:
Instituto de Abogados para la Protección
del Medio Ambiente (INSAPROMA) Inc.




Hilary Abell


Cecilia Allen


Alexandra Almeida


Karen Anderson


César Añorve


Saulo Araújo


Francisco Arroyo y
Galván Duque


Steven Ault


Nikhil Aziz


Peter Berg


Laila Bernard


Tori Booker


Asa Bradman


Roland Bunch


Osmundo Antonio
Bustillo Fúnez


Betiana Cabrera Fasolis


Rosario Castillo


Gustavo Castro Soto


Anna Cederstav


Enrique Cifuentes


Euren Cuevas Medina


María Della Rodolfa


Patricia Díaz-Romo


Karen Aleida Dubois
Recinos


Ana Dumrauf


Jorge Faustino


Fernando R. Funes
Monzote


Heather Gardner


Anna Garwood


Orlando Gonzalez


Mike Hatfield


Eric Holt-Giménez


Genevieve Howe


Leonor Hurtado


Natalia Jimenez


David Kaimowitz


Meghan Kallman


Dennis Kalson


Josh Karliner


Maggie Keenan


Yuki Kidororo


Susan Kinne


Emily Kunen


Rebecca Leaf


Jesús Leon Santos


Lautaro López


Simone Lovera


José Luis Pacheco


Mercedes Lu


Daniel Madrigal


Adolfo Maldonado


Meriluz Mendoza


Liliana Miranda Sara


Bruno Morales Hudon


Catherine Murphy


Ricardo Navarro


Shyam S. Nandwani


Veronica Odriozola


Marcela Olivera


Paula Palmer


Fernando Palomino
Villanueva


Ida Peñaranda


Kevin Porter


José Ramón Valdez


Mariana Relli


Alicia Rivera


Roque Rivera


Claire Rosenfeld


José Ros Silvestre


Rosario Rubio


Tim Russo


Alberto Salamando


María Elvira Sanchez


Diana Santana


Ron Sawyer


Alec Sexton


María Sol Aliano


Luis Solano


Dean Still


Rommy Torres Molina


Rafael Urbaez


David Whitfield


Carlos Zorilla


Gracias a todas las personas que generosamente prestaron su tiempo, energía y apoyo
para lograr este libro en español:




Colaboradores de base y participantes en
la validación original
Este libro fue desarrollado en colaboración con organizaciones de base y grupos
comunitarios alrededor del mundo. Agradecemos de todo corazón a todas las
personas que compartieron sus perspectivas y contribuyeron su tiempo, experiencia y
compromiso con la salud comunitaria a la revisión de borradores. Es su esfuerzo el que
asegura que el libro les servirá a las personas de diversos países que enfrentan diferentes
problemas y viven en condiciones muy distintas.


Argentina:
El Alamo Cooperative


Bangladesh:
Center for Environmental Protection
and Arsenic Free Water


Gonoshashtaya Kendra (People’s
Health Centre)


Camerún:
Mbingo Baptist Hospital
Mutengene Tiko Health District


China:
Greenpeace
Pesticida Eco-Alternatives Center


Ecuador:
Acción Ecológica
Community of Amazanga
Frente por la Defensa de la Amazonia
Guacamayo Bahiatours
Intag Solidarity Network
Salud para el Pueblo


El Salvador:
Peace Corps El Salvador, Agroforestry
and Environmental Education
Program and Rural Health and
Sanitation Program


Etiopía:
Bale Region Dalo Health Center


Ghana:
Community Partnerships for Health
and Development


Ghana Coalition Against Water
Privatization


Sunkwa Clinic


Guatemala:
Association of Community Health
Services


Remedios


Guinea:
Rural Women Health Care Project


Honduras:
Community of Guadelupe Carney
Movimiento Campesino del Aguán
Pastoral Social de la Diócesis de Trujillo


India:
Centre for Resource Education
CHESS
Christian Medical Association
Community Health Cell
Community of Plachimada
Comprehensive Rural Health Project
Forum for Corporate Accountability and
Environmental Health


Foundation for Ecological Security
India Centre for Human Rights and Law
Gravis Centre for People’s Science for
Rural Development


HEDCON
K.E.M. Hospital Community Project
Manavi
Mumbai MedWaste Action Group
Occupational Health and Safety Center
Orissa Mines Area People’s Action
Network


SAMATA
Santulan
Sarvodaya Youth Organization
Shri J.G. Co-operative Hospital and
Research Institute LTD


Shrishti
Solutions in Action
St. Xavier’s Hospital
Thanal
Tibetan Community-in-Exile
Vipra Clinic
Zero Waste Kovalam


Indonesia:
Community IPM Program, Southeast
Asia


Jatam Mining Advocacy Network
The Institute for Coastal and Hinterland
Community Development


Tropical Forest Trust, Sulawesi Program
World Neighbors




Karakalpakstán:
Karakalpak Center for Reproductive
Health and Environment


Perzent


Kirguistán:
Tree of Life Human Development Center


Kenya:
Akyona Women’s Group
Green Towns
Ilima
Jasho Village Health Center
Kiambiu informal settlement, Nairobi
World Agroforestry Center


Malawi:
Kaluluma Rural Hospital
Kasungu District Hospital


Mali:
Association pour le développement
des activités de production et de
formation (ADAF Galle)


México:
Centro de Innovación en Tecnología
Alternativa, A.C.


Centro de Investigación y Capacitación
Rural, A.C.


Community of Vicente Guerrero
Desarrollo Económico y Social de los
Mexicanos Indígenas


Huicholes Contra Plaguicidas
Proyecto Zopilote
Sarar Transformación, S.C.


Mozambique:
ESTAMOS
United Nations Food and Agriculture
Organization, Junior Farmer Field
Schools


Nepal:
Asha/Nepal
Centre for Public Heath and
Environment Development


NGO Forum for Urban Water and
Sanitation


Nigeria:
Environmental Rights Action
Atiem Coalition for Environment


Pakistán:
Shirkat Gah Women’s Resource Centre


Filipinas:
Barangay Health Workers, Mindanao
Cabubuhan Rural Water and Sanitation
Association


CHESTCORE


Davao Doctors Hospital
EcoWaste Coalition
GAIA, Philippines
Mother Earth Foundation
The Philippine Center for Water and
Sanitation – International Training
Network Foundation (PCWS-ITNF)


Save the Abra River Movement
Streams of Knowledge Foundation


Somalia:
Horn of Africa Relief and Development
Organisation


Sudáfrica:
Capetown Department of Public Health
GroundWork
University of Capetown


Tanzania:
Safina Group
Tanzania Compassion Society


Tailandia:
Green Empowerment
Images Asia
Mea Tao Clinic


Togo:
COGESTEN


Uganda:
Centre for Environment, Technology,
and Rural Development


Climate and Development Initiatives
Gwalimutala Women’s Development
Group


Nakonte Community Development
Organization


Pro-biodiversity Conservationists


Estados Unidos y Canadá:
California Rural Legal Assistance
CHAMACOS
Clear Lake Pomo Tribe
International Indian Treaty Council
Migrant farmworkers, Arvin, California
Migrant Health Promotion
People’s Grocery
Pit River Tribe
University of New Mexico
Wintu Tribe
Yukon River Intertribal Watershed
Council


Vietnam:
National Institute of Occupational and
Environmental Health


Zimbabwe:
Aquamor




Hilary Abell
Al-Hassan Adam
Ferrial Adam
Anu Agarwal
Ravi Agarwal
Brahm Ahmadi
Azuibuke Akaba
Cecilia Allen
Laura Allen
Marceline Almojera
Miguel Altieri
Anton Alvarez
Ingvar Andersson
Annu
César Añorve
Patrick Apoya
Shobha Arole
Francisco Arroyo
Oral Atanyazova
Shailendra Awale
S.A. Azad
Christine Bachman
Sarita Bahl
Catherine Baldi
Davis Baltz
Rolando Barillas
Robin Barr
Andrew Kang
Bartlett


Nnimmo Bassey
Shenyu Belsky
Peter Berg
Wen Bo
Asa Bradman
Daniel Breneman
Lindsey Breslin
Ned Breslin
Kenny Bruno
Jacinto Buenfil
Robert Tumwesigye
Baganda


Roland Bunch


Beth Burrows
Timothy Byakola
Jayakumar C.
Alejandra
Caballero


Francisco
Caballero


Sandy Cairncross
Manny Calonzo
Chris Canaday
Lyn Capistrano
Joy Carlson
Andrea Carmen
Ryan Case
Robert Chambers
N.M.
Chandrashekar


Prabir Chatterjee
Eric Chaurette
Zafrullah
Chowdhury


Enrique Cifuentes
Tony Clarke
Mary Coalter
Gary Cohen
Carol Colfer
Joana N. Cooper
Gilles Corcos
Ramon Coyle
Mr. Daromar
Darlena David
Gopal Dayaneni
Dick de Jong
David de Leeuw
V. Ramana Dhara
Russ Dilts
Carol Djeddah
Catherine Doe
Brock Dolman
Amity Doolittle
Brendan Doyle
Valentine Doyle


Deepika D’Souza
Madhumita Dutta
Jorge Emmanuel
Robert Engleman
Jeroen Ensink
Rico Euripidou
Ianto Evans
Yael Falicov
Karl Flecker
Shirley Fronda
Ndong Joseph Fuoh
Gene Gallegos
Linthoin Gambi
Karen Garfinkle
Anna Garwood
Carmelo Gendrano
Ginger Gibson
Mickey Gimmel
Tracy Glynn
Lisa Goldman
Chris Graecen
Nelly Gram
Liza Grandia
Reuben Granich
Kristen Graser
Abebe Gulma
Cheryl Hackworth
Ross Hagan
Robert Hamm
Eva Harris
Alden Henderson
Jennifer Hinton
Wilbur Hoff
Philan Horo
Robert Hrubes
O. O. Imediegwu
Aviva Imhof
Regina P. Ingente
Gloria Iñíguez
Balu Iyer
Sarah Janssen
Selene Jaramillo


Ravi Jayakaran
Nityanand
Jayaraman


Harry Jeene
Manas Jena
Matt Jeschke
Apolonio Jiménez
Tunkaminyire
John


Paul Joicey
David Kaimowitz
Bhanumathi
Kallurim


Dennis Kalson
Rachel Kamande
Laila Iskandar
Kamel


Vijay Kanhere
Assetou Kanoute
Nalini Kant
Godfrey Kasozi
Susan Kegley
Christie Keith
Kate Kelly
Mamta Khanna
Sayokl’a Kindness
Misa Kishi
Eckhard Kleinau
Jamie Kneen
Ram Babu Koirala
Timothy Krupnik
Rongping Kuang
Dennis Kuklok
Satomi Lander
Shanna Langdon
Denny Larson
Allen Lassey
Anne Leonard
Stephen Lester
Ana Leung
John Limo
Elizabeth Linder


AGRADECIMIENTOS
Gracias a las muchas personas que generosamente prestaron su tiempo, energía,
ideas, sugerencias, inspiración y apoyo para lograr este libro. Por sus innumerables
contribuciones al libro en inglés, agradecemos a:




Chun Long
Jesús Lopez
Simone Lovera
Art Ludwig
Wanjira Maathai
James MacNeil
Firuzeh Mahmoudi
Siti Maimunah
Paul Maina
Hugh Mainzer
Irma Makalinao
Kelly Malahy
Adolfo Maldonado
Deepak Malik
Gnana Surabhi
Mani


Shyamala Mani
M.A. Mansur
Esperanza Martinez
Jacqueline Mason
Jakesh May
Kathy McAfee
John McCracken
Patrick McCully
Chris McGahey
Toby McGrath
Sandy McGunegill
Anne McKinnon
James McNeil
Glenn McRae
Nicola Meares
Regula Meierhofer
Hanna Melnitsky
Atutambire Melone
Sonia Mendoza
Gustavo Merten
Leslie Minot
Zini Mokhine
Kalia Moldogazieva
Robert Mollel
Rita Monroy
Julio Monsalvo
Alicia Montoya
Roger Moody
Monica Moore
Robert Moran
Peter Morgan
Marion Moses


Cynthia Muang
Santos Nelida
Murga-Gutierrez


Catherine Murphy
Innosanto Nagara
Anil Naidoo
Shibu Nair
Pratep Nayak
Joseph Ndong
Ashley Nelsen
Kara Nelson
Margaret Nelson
Dan Nepstad
Gila Neta
Nguyen Ngoc Nga
Lisa Nichols
Sherri Norris
Ms. Meher
Noshirwani


Mrs. Nyirenda
Mae Ocampo
Odigha Odigha
Elly Ongola Ogweno
C. Obichukwu
Onwudiwe


George Odindo
Opiyo


Peter Orris
Rikki Ott
Erlinda Palaganas
Cindy Parker
Prashant Pastore
Bobby Peek
Rebecca Perlmutter
Valentin Post
Dario Proano-
Leroux


L. D. Puranik
Rob Quick
Romeo Quijano
Cresenciano G.
Quintos


Ausaf Rahman
Narendra Rana
Y.E.C. Ratsma
Ravi Rebbapragada
D. Narasimha
Reddy


Margaret Reeves
Diana Reiss-Koncar
Bastu Rege
Pallavi Rege
Sarojeni Rengam
Maggie Robbins
Kim Rodrigues
Mario Rodríguez
Marni Rosen
Rob Rosenfeld
Fred Rosensweig
Andrea Rother
Rosario Rubio
Ram Charitra Sah
Alberto
Saldamando


Payal Sampat
Flavio Santi
Rafael Santi
Jorge Santiago
Santiago


Feliciano dos Santos
Satinath Sarangi
Atanu Sarkar
Alicia Sawyer
Ron Sawyer
Anne Scheinberg
Alexa Schirtzinger
Steve Scholl-
Buckwald


Cassandra Scott
Briony Seoane
Shalini Shah
Sarah Shamos
Devinder Sharma
Lonny Shavelson
Ang Rita Sherpa
Bob Shimeck
Mira Shiva
Marco Simons
Ratna Singh
Subrat Kumar
Singh


Jo Smet
Kirk Smith
David Sohail
Gina Solomon
Kevin Starr


Dean Still
Ginés Suarez
Sally Sutton
Brent Swallow
Susan Sykes
Rhoda Bafowna
Takyi


Fe Tan-Cebrian
Anelle Taylor
Michael Terry
Abou Thiam
Kalindi Thomas
Felix Thomson
Beverly Thorpe
Hope Traficante
Bambi Tran
Circe Trevant
Mrs. Shashi Tyagi
John Urness
Nora Urrutia
Aditi Vaidya
Angel Valencia
Arnold van de
Klundert


Isaac Vanderburg
Marcello Veiga
Kathleen Vickery
Rory Villaluna
Yerome Wambura
Tom Watson
Martin Wegelin
Merri Weinger
Emily West
Andy Whitmore
Dave Williamson
Monica Wilson
Scott Wittet
Hannah Wittman
Agung Wiyono
Cleo Woelfle-
Erskine


Kevin Woods
Stephanie Wright
Maglo Yao
Angelina Zamboni
Jeffrey Zayach
Lisa Ziebel




El apoyo de las siguientes
organizaciones ha sido imprescindible
al desarrollo del libro:
APROVECHO Research Institute,
CARE International, Center for Health,
Environment, and Justice, Cob Cottage
Company, DESMI, Global Alliance
for Incinerator Alternatives (GAIA),
HealthCare Without Harm, Indigenous
Environmental Network, International
Campaign for Justice in Bhopal,
International Development Exchange
(IDEX), London School of Hygiene and
Tropical Medicine, Pesticide Action
Network, People’s Health Movement,
Population Action International,
Program for Appropriate Technology in
Health (PATH), Project Underground,
Public Health International, Sambhavna
Trust, SANDEC, Solar Cookers
International, Tearfund, WASTE-
Netherlands, Water Aid UK, WELL,
World Neighbors


Agradecemos a las siguientes
fundaciones por su generosidad en
dar apoyo financiero a este proyecto:
Arntz Family Foundation, Campbell
Family Fund, Christensen Fund,
Conservation, Food and Health
Foundation, Edward S. Moore
Foundation, Ersa S. and Alfred C.
Arbogast Foundation, Flora Family
Foundation, Ford Foundation, Goldman
Environmental Prize, Grousbeck
Family Foundation, Harris and Eliza
Kempner Fund, Homeland Foundation,
International Foundation, Jenifer
Altman Foundation, Laura Jane Musser
Fund, Lawson Valentine Foundation,
Marisla Foundation, Mitchell Kapor
Fund, Moriah Fund, Mulago Foundation,
Overbrook Foundation, Panta Rhea
Foundation, Public Welfare Foundation,
Rockefeller Brothers Fund, Solidago
Foundation, Summit Foundation,
Swedish International Development
Agency, United Nations Development
Program, Unitarian Universalist
Service, Water Aid, West Foundation


A las siguientes fundaciones les
agradecemos su apoyo, que hizo
posible la edición del libro en
español:
Ford Foundation, Grousbeck Family
Foundation, International Foundation,
Kind World Foundation, Marisla
Foundation, West Foundation




CONTENIDO
1. La promoción de la salud ambiental comunitaria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1


2. Actividades para fomentar la organización comunitaria. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .11


3. La salud ambiental desde una perspectiva comunitaria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21


4. Derechos y justicia ambiental . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35


5. Problemas de salud por el consumo de agua no potable . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .45


6. La protección del agua comunitaria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .65


7. Construcción de sanitarios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103


Las promotoras de salud detienen el cólera . . 2
Trabajar juntos para lograr el cambio . . . . . . 3
¿Qué factores contribuyeron al logro
de la salud? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4


Cómo se fue ampliando la visión de la salud
ambiental . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5


Cómo se descubrieron las raíces del problema. 7
Cómo promover la salud ambiental. . . . . . . . 8


Empezar a organizarse por la
salud ambiental. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12


Los cambios tardan en llegar. . . . . . . . . . . . 13
Actividades y técnicas . . . . . . . . . . . . . . . . 14


Las mujeres deben ser incluidas en
el proceso de planificación . . . . . . . . . . . . 14


Guía para determinar las actividades
más útiles para cada situación . . . . . . . . . 19


El desastre del gas tóxico en Bhopal . . . . . . 36
Cómo ingresan al cuerpo las sustancias
tóxicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40


Una clínica diseñada para proteger
el medio ambiente. . . . . . . . . . . . . . . . . 40


La lucha por el cambio . . . . . . . . . . . . . . . 42
Exigir medidas de precaución . . . . . . . . . . 43


Suficiente agua y agua segura . . . . . . . . . . 46
La carga de las mujeres . . . . . . . . . . . . . . 46
Cómo los microbios y lombrices propagan
las enfermedades . . . . . . . . . . . . . . . . . 49


Enfermedades diarréicas . . . . . . . . . . . . . 51
Diarrea y deshidratación . . . . . . . . . . . . . 52


Lombriz de Guinea . . . . . . . . . . . . . . . . . 55
Parásitos trematodos . . . . . . . . . . . . . . . . 56
Contaminación tóxica del agua . . . . . . . . . 59
El derecho a suficiente agua potable . . . . . . 62
El embotellamiento y venta del
derecho al agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . .63


El agua y la salud comunitaria. . . . . . . . . . 66
Planificar mejoras en el suministro de agua . . 70
Planificación y la participación de
las mujeres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72


¿Qué obstáculos se oponen a las mejoras
en el suministro de agua? . . . . . . . . . . . . 73


Cómo proteger las fuentes de agua . . . . . . . 75
Pozos protegidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76
Mantenimiento del pozo . . . . . . . . . . . . . . 82


Cómo seleccionar la bomba adecuada . . . . . 83
Cómo proteger un manantial. . . . . . . . . . . 84
Cómo captar agua de lluvia . . . . . . . . . . . . 86
Transporte seguro del agua . . . . . . . . . . . . 88
Cómo almacenar el agua potable . . . . . . . . 90
Cómo purificar el agua para beber . . . . . . . 92
Filtrado del agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 94
Desinfección del agua. . . . . . . . . . . . . . . . 97
Aguas residuales como recurso . . . . . . . . . 100


La desigualdad: Causa y efecto de
los problemas ambientales . . . . . . . . . . . 22
El dominio de las grandes empresas
perjudica nuestra salud . . . . . . . . . . . . . 24
Desarrollo de instituciones comunitarias. . . 25
Crear comunidades sostenibles . . . . . . . . . 26
Respetar el tejido de la vida . . . . . . . . . . . . 27


Cómo podemos imitar los ciclos naturales . . . 31
Cómo la industria puede imitar los ciclos
naturales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31


La contaminación ataca al tejido de la vida. . 32
El principio de precaución. . . . . . . . . . . . . 32
Cambios en el clima . . . . . . . . . . . . . . . . . 33


Cómo promover el saneamiento . . . . . . . . . 104
Cómo planificar la construcción
de sanitarios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 106


Cómo facilitar el uso de los sanitarios . . . . . 111
Saneamiento para situaciones
de emergencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 113


Saneamiento en ciudades y pueblos . . . . . . 114


El problema de las aguas negras. . . . . . . . . 116
Opciones de sanitarios . . . . . . . . . . . . . . . 118
Sanitarios ecológicos . . . . . . . . . . . . . . . . 124
Sanitarios composteros y secos . . . . . . . . . 125
Cómo construir un sanitario seco . . . . . . . . 130
Abono de orina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134
Sanitario de sello hidráulico manual. . . . . . 136




8. Problemas de salud causados por zancudos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 141


9. Protección de las cuencas hidrográficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 155


10. Bosques . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 175


11. Rehabilitación de tierras y siembra de árboles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 199


12. Seguridad alimentaria de la comunidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 217


13. La falsa promesa de los alimentos transgénicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 237


14. Los plaguicidas son veneno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .249


¿Por qué se usan los plaguicidas?. . . . . . . . 250
Los plaguicidas causan problemas de salud . 252
Los niños y los plaguicidas . . . . . . . . . . . 253
Si los plaguicidas entran por la piel . . . . . . 256
Si los plaguicidas se tragan . . . . . . . . . . . 257
Si los plaguicidas se respiran . . . . . . . . . . 259
Efectos a largo plazo de los plaguicidas
sobre la salud. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 261


Efectos de los plaguicidas en la salud
reproductiva . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 263


Cómo reducir los daños por plaguicidas. . . 267
El equipo protector . . . . . . . . . . . . . . . . 267
Cómo guardar los plaguicidas . . . . . . . . . .269
Tenga cuidado al transportar los plaguicidas . 269
Si derrama el plaguicida . . . . . . . . . . . . . 270
Los plaguicidas en los alimentos. . . . . . . . . 271
Los plaguicidas dañan el medio ambiente . 272
Resistencia a los plaguicidas . . . . . . . . . . 273
Educación sobre plaguicidas . . . . . . . . . . 274
Las etiquetas de los plaguicidas . . . . . . . . 276


Funcionamiento de las cuencas hidrográficas . 156
El deterioro de las cuencas hidrográficas
afecta la salud . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 160


Protección y rehabilitación de las cuencas . . 161
Planificación de un proyecto comunitario
para mejorar la cuenca hidrográfica . . . . 164


Manejo del flujo de aguas . . . . . . . . . . . . . 167
Las cuencas hidrográficas en
pueblos y ciudades . . . . . . . . . . . . . . . . 168


Las represas grandes perjudican a la salud . 169
Alternativas a las represas grandes . . . . . . 172


Los bosques y la salud. . . . . . . . . . . . . . . . 177
Bosques, alimento, combustible y medicina . 180
La carga de las mujeres . . . . . . . . . . . . . . 180
Los bosques son un sustento vital . . . . . . . . 181
La agricultura en los bosques. . . . . . . . . . . 182
El ecoturismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 183
Destrucción de los bosques . . . . . . . . . . . . 185


Conflictos forestales . . . . . . . . . . . . . . . . 186
Uso sostenible de los bosques . . . . . . . . . . . 189
Elaboración de un plan del uso de
los bosques . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 192


Reservas forestales . . . . . . . . . . . . . . . . . 194
Reforestación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 196


Evitar la erosión . . . . . . . . . . . . . . . . . . 200
Rehabilitación de tierras dañadas . . . . . . 202
Sucesión natural . . . . . . . . . . . . . . . . . . 202
Siembra de árboles. . . . . . . . . . . . . . . . . 206
Selección de semillas o gajos . . . . . . . . . . 206
Cultivo de árboles en viveros . . . . . . . . . . 209
Tierra para sembrar . . . . . . . . . . . . . . . 210


Trasplante de los brotes . . . . . . . . . . . . . . 212
Trasplante de árboles a lugares difíciles . . . 213
Cuidado de los árboles jóvenes . . . . . . . . . . 213
Rehabilitación de los ríos, arroyos y
humedales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 214


Rehabilitación de las plantas . . . . . . . . . . . 215


Nutrición y seguridad alimentaria . . . . . . 222
Mejorar la seguridad alimentaria local . . . 225
Proyectos alimentarios de la comunidad . . 226
Almacenamiento seguro de alimentos. . . . 227
Seguridad alimentaria en las ciudades . . . 229


Causas sociales y políticas del hambre . . . . 231
Migración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 234
La soberanía alimentaria es un derecho
humano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 235


La mejora vegetal tradicional . . . . . . . . . .239
¿En qué se diferencian las plantas
transgénicas de las plantas
tradicionales? . . . . . . . . . . . . . . . . . . 240


Los alimentos transgénicos y la salud . . . . . 241


Alergias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 241
Problemas ambientales por
los transgénicos . . . . . . . . . . . . . . . . . 243


La “donación” de alimentos transgénicos . . 245


Cómo los zancudos causan enfermedades . . 143
Paludismo (malaria) . . . . . . . . . . . . . . . . 144
Fiebre del dengue. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 147


Fiebre amarilla . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 148
La comunidad controla de los zancudos. . . . 149
Uso de insecticidas . . . . . . . . . . . . . . . . . 150




15. La agricultura sostenible . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 279


16. El daño de los productos tóxicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 319


17. Un hogar saludable . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .349


18. Desechos sólidos: cómo convertir un riesgo para la salud en un recurso . . . . . . . . . . 387


19. Desechos médicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 419


Principios de la agricultura sostenible . . . . . 281
Mejoramiento de la tierra . . . . . . . . . . . . .282
Abono verde (de plantas) . . . . . . . . . . . . .285
Composta (abono orgánico) . . . . . . . . . . .287
Protección de terrenos contra la erosión . . .289
Utilice el agua conscientemente . . . . . . . . .294
Control de plagas y enfermedades de
las plantas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .296


Rotación de cultivos . . . . . . . . . . . . . . . . .300


Enfermedades de las plantas . . . . . . . . . . . 301
Conservación de semillas . . . . . . . . . . . . .303
Almacenamiento seguro de alimentos. . . . .305
Cría de animales . . . . . . . . . . . . . . . . . . .307
Piscicultura (granjas de peces) . . . . . . . . .309
Agricultura sostenible en la ciudad. . . . . . . 310
Comercialización de productos agrícolas. . . 313
Escuelas de campo de agricultores . . . . . . . 316


Cómo nos hacen daño los productos
tóxicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 321


El daño de los productos químicos para
los niños . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .322


Problemas de salud reproductiva . . . . . . . .325
Cáncer . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 327
Problemas pulmonares (respiratorios) . . . .330
Problemas del sistema nervioso . . . . . . . . .332
Problemas de la piel . . . . . . . . . . . . . . . . .332


Sensibilidad química múltiple (SQM) . . . . .333
La carga de tóxicos en el cuerpo . . . . . . . . .333
Mezclas tóxicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .334
Metales pesados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 337
Envenenamiento por mercurio. . . . . . . . . .338
Contaminantes Orgánicos Persistentes . . . .340
Radiación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .342
Atención por los daños causados por
químicos tóxicos . . . . . . . . . . . . . . . . . .345


Contaminación del aire interior . . . . . . . . .352
Humo del cigarillo . . . . . . . . . . . . . . . . . . 355
Tuberculosis (TB, tisis) . . . . . . . . . . . . . . .356
Alergias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 357
Estufas mejoradas . . . . . . . . . . . . . . . . . . 359
Combustible para cocinar y calentar . . . . .363
Protección contra incendios . . . . . . . . . . .365
Control de plagas . . . . . . . . . . . . . . . . . .366
Productos tóxicos en el hogar. . . . . . . . . . .368


Envenenamiento por plomo . . . . . . . . . . . .368
Asbesto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 371
Productos de limpieza para el hogar . . . . . .372
Preparación segura de alimentos . . . . . . . . 375
No traiga a casa cosas peligrosas
del trabajo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 376


Cómo construir una casa saludable . . . . . . 377
Construcción planificada por la
comunidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .384


Los desechos que no desaparecen . . . . . . . .389
Manejo inadecuado de los desechos
y desechos mezclados . . . . . . . . . . . . . .390


Limpiar la comunidad y recuperar recursos 391
Programa comunitario para el manejo de
desechos sólidos . . . . . . . . . . . . . . . . . .396


Cómo hacer composta . . . . . . . . . . . . . . 400
El reciclaje permite convertir los desechos
en recursos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .404


Cómo recoger, transportar y guardar
los desechos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 406


Cómo descartar los desechos sin peligro . . 409
Desechos tóxicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 410
Rellenos sanitarios . . . . . . . . . . . . . . . . . 412
Cómo reducir a cero los desechos . . . . . . . . 416
Los desechos y la ley. . . . . . . . . . . . . . . . . 417


Problemas de salud causados por los
desechos médicos . . . . . . . . . . . . . . . . .420
El problema de quemar los desechos . . . . . .423
Medidas para evitar los daños causados
por los desechos médicos . . . . . . . . . . . .424


Desinfección de los desechos . . . . . . . . . . .428
Tratamiento y descarte de objetos
punzocortantes . . . . . . . . . . . . . . . . . .434


Deshacerse de desechos infecciosos . . . . . .436
Programas de inmunización . . . . . . . . . . .437
Cómo enterrar los desechos médicos . . . . . .438
Cómo descartar los desechos químicos
sin peligro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 440


Realice una evaluación de desechos
médicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .443




20. Cómo prevenir y reducir el daño causado por los productos tóxicos . . . . . . . . . . . . . 449


21. La minería y la salud . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 471


22. Petróleo, enfermedad y derechos humanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .499


23. Energía limpia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 525


Anexo A: Seguridad y emergencias. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .544


Anexo B: El derecho a un medio ambiente sano y el sistema legal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 558


Vocabulario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 571


Recursos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 585


Índice. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 593


Otros libros de Hesperian. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 621


Evaluaciones del Impacto Ambiental (EIA) . 559
EIA de base comunitaria . . . . . . . . . . . . . 562
Juicios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 563
Uso del sistema legal internacional . . . . . . 566


Convenios sobre derechos humanos . . . . . . 567
Procedimientos especiales de la ONU . . . . . 569
Procedimientos frente la OEA . . . . . . . . . . 569


Problemas de salud de la minería . . . . . . . . 472
Problemas sociales . . . . . . . . . . . . . . . . . 474
Protección de las y los niños . . . . . . . . . . . 475
Enfermedades por el polvo . . . . . . . . . . . . 476
Tuberculosis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 481
Agua contaminada . . . . . . . . . . . . . . . . . 482
Evitar y reducir la contaminación del agua . 482
Drenaje ácido de mina . . . . . . . . . . . . . . . 484


Sustancias químicas usadas en la minería. . 485
Metales pesados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 487
Radiación de uranio . . . . . . . . . . . . . . . . . 491
Seguridad en las minas . . . . . . . . . . . . . . 492
Cuando una mina se cierra . . . . . . . . . . . . 495
Rehabilitar la tierra dañada . . . . . . . . . . . 496
¿Minería responsable? . . . . . . . . . . . . . . . 497


El petróleo y la salud de las comunidades . . 500
Las comunidades organizan un estudio
de salud . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 500


El petróleo causa graves problemas de salud . . 506
Quema de gas residual . . . . . . . . . . . . . . . 511
Refinerías petroleras . . . . . . . . . . . . . . . . 513


Derrames de petróleo . . . . . . . . . . . . . . . . 514
Haga un plan de seguridad para
emergencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 518


Rehabilitación de terrenos dañados
por el petróleo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 519


Justicia medioambiental . . . . . . . . . . . . . . 521


Cómo se produce la electricidad. . . . . . . . . 526
Problemas de salud de la energía
no renovable . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 527


Beneficios y costos de la energía limpia . . . . 528
Distribución de energía . . . . . . . . . . . . . . 530
Un uso más adecuado para la electricidad. . 532


Transporte . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 533
Pequeñas represas . . . . . . . . . . . . . . . . . . 534
Energía eólica (del viento) . . . . . . . . . . . . 536
Energía solar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 537
Biogás . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 540
La bicicleta generadora de energía. . . . . . . 543


Preparación de un plan de seguridad para
emergencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 545


El botiquín de primeros auxilios. . . . . . . . . 546
Equipo y ropa protectores. . . . . . . . . . . . . 548
Máscaras protectoras . . . . . . . . . . . . . . . 550


Derrames de productos químicos . . . . . . . . 552
Tratamiento del daño por productos químicos . 553
Tratamiento de quemaduras . . . . . . . . . . . 555
Choque . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 556
Respiración de rescate . . . . . . . . . . . . . . . 557


Evitar y controlar los productos tóxicos . . . 450
Podemos obligar a las empresas a que
limpien los contaminantes . . . . . . . . . . . 451


Costos ocultos: ¿quién los paga? . . . . . . . . 452
Contaminación del aire . . . . . . . . . . . . . 454
Producción limpia . . . . . . . . . . . . . . . . . 458


Pequeños negocios más limpios . . . . . . . . 459
Descarte peligroso de desechos tóxicos . . . 463
Comercio de residuos tóxicos . . . . . . . . . . 465
Acuerdos internacionales sobre los
desechos tóxicos . . . . . . . . . . . . . . . . . 467




Las promotoras de salud detienen el cólera . . . 2


El desastre del gas tóxico en Bhopal . . . . . . . 36


La historia de Timoteo . . . . . . . . . . . . . . . . 47


La propagación de los microbios . . . . . . . . . 48


Arsénico en el agua “potable” . . . . . . . . . . . 61


Asociaciones mejoran el suministro de agua. . 62


La industria se apodera del agua de la
comunidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67


Los campesinos dan una lección a los
asesores técnicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . 74


Captación comunitaria de agua de
lluvia en el desierto . . . . . . . . . . . . . . . . . 87


Hombres y mujeres hablan del agua . . . . . . . 89


¿Sanitarios equivocados? . . . . . . . . . . . . . 107


Saneamiento en una comunidad urbana . . . 115


Una comunidad construye su propio
alcantarillado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 117


Los sanitarios secos favorecen la
economía local. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 126


El paludismo en la carretera
Transamazónica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 142


Detener los zancudos para detener
el dengue . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152


Deterioro de la cuenca del valle del río Aguán. . 159


Una gran represa causa enfermedades a
los yaqui . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 169


Una asociación entre tribus logra proteger
el río Yukon . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 173


El Movimiento del Cinturón Verde . . . . . . . 176


Proteger los bosques es proteger los medios
de vida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 182


Cosecha de plantas medicinales del bosque . . 184


La gente se une para proteger la selva
amazónica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 193


El bosque que sostiene tanto a la gente
como a los árboles. . . . . . . . . . . . . . . . . 195


Los trabajadores de la ONG aprenden de los
agricultores sobre la erosión . . . . . . . . . . 201


Una ayuda para que los árboles se
siembren solos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 205


Cambios en la agricultura. . . . . . . . . . . . . 218


El cambio de dieta afecta la salud de los
indígenas estadounidenses. . . . . . . . . . . 224


Escuela de agricultura para huérfanos por
el SIDA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 228


People’s Grocery (La Tienda del Pueblo). . . . 229


Recuperación de semillas para resistir
la sequía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 232


Vía Campesina promueve que el pueblo
controle los alimentos . . . . . . . . . . . . . . 235


Los agricultores se resisten contra el
algodón transgénico . . . . . . . . . . . . . . . 238


El arroz dorado en Asia . . . . . . . . . . . . . . 242


Semillas Madre en Resistencia . . . . . . . . . . 245


La gente del pueblo organiza el
intercambio de semillas. . . . . . . . . . . . . 246


Una aldea lucha contra el envenenamiento
por plaguicidas . . . . . . . . . . . . . . . . . . 254


Los médicos no siempre tienen la razón . . . . 265


Los agricultores se organizan para
mantener su independencia . . . . . . . . . . 274


Juan, Pedro y el huracán Mitch. . . . . . . . . . 280


Los muros de piedra evitan la erosión y
ahorran agua. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 295


La agricultura urbana florece . . . . . . . . . . 312


Los agricultores comercializan sus
productos cooperativamente . . . . . . . . . 315


Las escuelas de campo de agricultores . . . . 316


Contaminación toxica en Love Canal . . . . . 320


Organizar grupos contra el
envenenamiento por radiación . . . . . . . . 344


Mejorando la ventilación se solucionan
muchos problemas . . . . . . . . . . . . . . . . 353


Nuevas estufas con viejo sabor . . . . . . . . . . 359


La limpieza natural de la casa protege
la salud. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 374


Adolescentes producen materiales de
construcción mejoradas. . . . . . . . . . . . . 380


Construcción de casas y desarrollo de
comunidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 385


Historias


continúa




Cómo se propagan las enfermedades
diarréicas.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50


Detenga la propagación de la diarrea . . . . . . 54


¿Cómo entran los químicos tóxicos al agua? . . 59


Aunque el agua sea transparente es posible
que no esté limpia . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69


2 círculos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72


¿Cómo se contaminó el agua potable? . . . . . . 90


Cómo eliminar las barreras para que las
mujeres usen los sanitarios. . . . . . . . . . . 110


Cómo escoger el sanitario adecuado . . . . . . 138


Modelo de una cuenca hidrográfica . . . . . . 158


Planificación de un proyecto comunitario
para mejorar la cuenca hidrográfica . . . . 164


Sociodramas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 186


Aproveche el conocimiento de todos y
considere las necesidades de cada uno . . . .191


10 semillas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 221


¿Cómo entran los plaguicidas al cuerpo? . . . 260


Mapeo del cuerpo . . . . . . . . . . . . . . . . . . 266


Dibujo de soluciones para el problema
de los plaguicidas . . . . . . . . . . . . . . . . . 275


Lea y comprenda las etiquetas de los
plaguicidas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 276


Aprendiendo sobre los suelos . . . . . . . . . . . 284


Daños de la lluvia sobre un suelo desnudo . . 289


Vínculos mortales: los productos tóxicos
pasan de los animales a la gente . . . . . . . 336


Organizar una caminata de observación
de basura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 391


Realice una evaluación de desechos
médicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 443


El juego de Serpientes y Escaleras. . . . . . . . 468


¿Pueden mezclarse el agua y el aceite? . . . . . 514


Actividades


Eseng mejora sus condiciones de salud y
se gana el respeto de los demás . . . . . . . . 388


Una comunidad convierte los desechos
en dinero. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 395


Prohibición de las bolsas de plástico . . . . . . 397


Un caso de composta y reciclaje
comunitario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 401


Centros de recuperación de recursos . . . . . . 408


Enfrentando los problemas con los
desechos sólidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . 416


Filipinas prohíbe la incineración y adopta
leyes más estrictas sobre los desechos . . . 417


La historia de Sangu . . . . . . . . . . . . . . . . 421


“GroundWork”: una brigada del balde
en Sudáfrica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 456


Producción limpia en las curtiembres . . . . . 461


Probando la producción limpia . . . . . . . . . 462


Programa para Eliminar los Plaguicidas
Obsoletos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 463


No queremos sus desechos tóxicos. . . . . . . . 465


Bateando por la salud. . . . . . . . . . . . . . . . 466


Minería y enfermedad en los Dineh. . . . . . . 473


Escuela y nutrición para los niños mineros. . 475


Tratamiento para los mineros con silicosis. . 480


La acción comunitaria salva un río. . . . . . . 483


Las mujeres mineras organizan una
cooperativa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 493


Los mineros de asbesto ganan en la corte. . . 494


Las comunidades afectadas por el petróleo
organizan un estudio de salud . . . . . . . . 500


¡Las quemas de gas se pueden detener!. . . . . 512


Las tareas de limpieza de un derrame
causan enfermedades a los trabajadores . . 516


¿Un nuevo método para limpiar los
derrames de petróleo? . . . . . . . . . . . . . . 520


Las mujeres protestan contra la explotación
petrolera. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 521


El caso contra Texaco . . . . . . . . . . . . . . . . 523


Clínicas rurales con energía eléctrica solar . . 531


Las microcentrales hidroeléctricas crean
comunidades más unidas. . . . . . . . . . . . 535


El microcrédito ayuda a financiar la
energía solar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 539


El biogás da energía a la vida rural . . . . . . . 542


La energía a pedal de Maya Pedal. . . . . . . . 543


Las comunidades se oponen a la minería . . . 562


Victoria en la Comisión Interamericana . . . 570


Historias (continuación)




Cómo preparar el suero de rehidratación. . . . 53


Cómo fabricar un atrapamoscas con una
botella de plástico. . . . . . . . . . . . . . . . . . 57


Cómo fabricar un lavamanos artesanal. . . . . 58


Cómo hacer una cubierta de losa para un pozo. . 80


Cómo hacer un filtro de carbón . . . . . . . . . . 95


Cómo fabricar un filtro lento de arena
para el hogar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96


Cómo desinfectar el agua con la luz solar. . . . 98


Cómo hacer una plataforma de concreto
para el sanitario. . . . . . . . . . . . . . . . . . 121


Cómo hacer un marco de concreto . . . . . . . 122


3 métodos para construir un sanitario seco . . 130


Cómo hacer bolas de semillas . . . . . . . . . . 204


Cómo sembrar semillas o gajos en maceteros . . 211


Cómo leer las etiquetas de los plaguicidas . . 276


Cómo hacer un nivel con aparato A . . . . . . 290


Cómo marcar el centro del aparato A
antes de utilizarlo. . . . . . . . . . . . . . . . . 291


Cómo marcar las curvas de nivel . . . . . . . . 292


Cómo hacer un refrigerador natural . . . . . . 306


Cómo preparar un huerto con camas de
doble excavación . . . . . . . . . . . . . . . . . 311


Cómo examinarse los pechos . . . . . . . . . . . 329


Cómo preparar una solución de cloro . . . . . . 358


Cómo hacer una trampa sencilla para
las cucarachas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 367


Cómo preparar productos de limpieza
más seguros. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 373


Cómo preparar un repello natural con tierra . . 382


Cómo hacer composta con lombrices
de tierra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 400


Cómo producir composta lentamente . . . . . 401


Cómo producir composta rápidamente . . . . 402


Cómo hacer una solución desinfectante
de cloro al 5%. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 431


Cómo hacer una cubeta de cloro . . . . . . . . . 431


Cómo asegurarse de que los objetos
se desinfectan . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 432


Cómo fabricar una caja con una ranura para
descartar los objetos punzocortantes. . . . 434


Cómo lavar y desinfectar una jeringa con
aguja para volverla a utilizar . . . . . . . . . 435


Cómo construir una fosa para desechos
con una tapa de concreto . . . . . . . . . . . . 439


Cómo sellar con concreto dentro de
recipientes el material punzocortante . . . 439


Cómo limpiar los derrames de mercurio . . . 441


Cómo descartar sin peligro los
medicamentos vencidos. . . . . . . . . . . . . 442


Cómo hacer una retorta tipo tinaja. . . . . . . 489


Cómo hacer una retorta de tubo galvanizado. . 490


Qué poner en un botiquín de primeros
auxilios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 546


Cómo hacer una máscara de tela y
carbón activado . . . . . . . . . . . . . . . . . . 551


Instrucciones




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


en este Capítulo


Las promotoras de salud detienen el cólera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .2


Trabajar juntos para lograr el cambio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3


¿Qué factores contribuyeron al logro de la salud? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .4


Cómo se fue ampliando la visión de la salud ambiental . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5


Un cerro sin árboles es como una casa sin techo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .6


Cómo se descubrieron las raíces del problema . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7


Cómo promover la salud ambiental con eficacia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .8


la promoción de la salud
ambiental comunitaria1


Página




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


1


la promoción de la salud
ambiental comunitaria


Sabemos con claridad lo que significa mejorar la salud de un niño o de una familia.
Pero ¿cómo se mejora la salud del medio ambiente?


Por “salud ambiental” nos referimos a la manera en que el mundo que nos
rodea afecta nuestra salud, y también cómo nuestras propias actividades afectan
la salud del mundo que nos rodea. Si nuestros alimentos, el agua y el aire están
contaminados, pueden causarnos enfermedades. Si utilizamos descuidadamente
el aire, el agua y la tierra, podemos causarnos enfermedades a nosotros mismos
y al mundo que nos rodea. Al proteger nuestro medio ambiente, estamos también
protegiendo nuestra salud.


El mejoramiento de la salud ambiental generalmente comienza cuando la gente
se da cuenta de que hay un problema que está afectando no sólo a una persona o
grupo de personas, sino a toda la comunidad. Cuando la gente tiene un problema
común es más probable que trabajara conjuntamente para producir un cambio.


En este capítulo les contaremos la historia de un centro de salud de la localidad
de Manglaralto, Ecuador, donde las promotoras de salud detuvieron una epidemia
de cólera. Posteriormente la gente de la comunidad descubrió cómo trabajar
conjuntamente para solucionar también otros problemas de salud.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a promociÓn de l a salud ambiental comunitaria2


Las promotoras de salud detienen el cólera
En la costa del Ecuador, 6 meses del año son muy secos y 6 son muy húmedos. Esto
hace que sea difícil cultivar alimentos. Hay pocos mercados, y el gobierno hace
muy poco para proporcionar escuelas, clínicas de salud y otros servicios básicos
como agua potable y el tratamiento de aguas negras. En 1991, cuando el cólera se
presentó en esta región, la mayoría de las personas no estaba preparada y muchas
de ellas se enfermaron gravemente.


Día tras día la gente traía a los miembros de su familia al centro médico del
pueblo de Manglaralto. Llegaban débiles, temblando, con fiebre y sufriendo una
terrible diarrea líquida y deshidratación (pérdida excesiva de agua del cuerpo). Las
y los promotoras de salud se dieron cuenta de que se trataba de una epidemia de
cólera y mucha gente moriría si no reaccionaran rápidamente para detenerla.


Debido a que el cólera contamina el agua potable y se transmite fácilmente de
una persona a otra, las promotoras de salud sabían que no bastaba con tratar a las
personas enfermas. Para evitar que el cólera se propagara, tendrían que encontrar
la manera de que todos en Manglaralto y en los pueblos vecinos contaran con agua
potable y sanitarios seguros.


Las promotoras de salud comenzaron a organizar a los pobladores que aún
estaban sanos y pidieron ayuda a las organizaciones locales. Convencieron a una
organización que tenía contactos en otros países a contribuir dinero para iniciar un
programa de emergencia para proveer agua potable y sanitarios.


Las promotoras de salud llamaron al proyecto Salud para el Pueblo y
organizaron comités públicos de salud en cada pueblo. Los miembros del comité
seleccionaron a los “educadores de salud locales”, los cuales fueron capacitados
para enseñar a la gente la importancia del agua y el saneamiento (construcción
y mantenimiento de los sanitarios y lavado de las manos para prevenir la
propagación de los microbios). De esta manera las promotoras de salud permitieron
que los mismos pobladores se hicieran responsables de una parte importante de la
lucha contra el cólera y para la salud ambiental en sus comunidades.


Aunque teníamos dinero para
enfrentar el problema, y esto era
algo positivo, no era suficiente. Lo
que necesitábamos era que la gente
reaccionara y tomara ella misma
las medidas necesarias para evitar


que el cólera se propagara.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l as promotor as de salud de t ienen el cÓler a 3


Trabajar juntos para lograr el cambio
Lo primero que los promotores de salud locales hicieron fue enseñar a la gente
cómo el cólera y otras enfermedades que causan diarrea pueden propagarse (ver
páginas 47 a 54). Luego ayudaron a cada familia y a cada pueblo a asegurar
que el suministro de agua era seguro y potable (ver páginas 92 a 99). También
enseñaron a la gente cómo detener la deshidratación (la causa principal de la
muerte por diarrea) preparando un suero de rehidratación con azúcar, sal y agua
hervida y dándosela a beber a los niños y a cualquier otra persona con diarrea
(ver página 53). En las escuelas, iglesias, mercados, centros comunitarios y demás
espacios públicos enseñaban a prevenir el cólera haciendo que la gente se lavara las
manos y utilizara sanitarios seguros. Después de unas cuantas semanas el cólera
había casi desaparecido.


Sin embargo, los promotores de salud sabían que tenían más trabajo por hacer para
asegurarse de que el cólera no atacara de nuevo.


Con la ayuda de los ingenieros del lugar, la gente se reunió para construir un
sistema de distribución de agua entubada, para mejorar los sanitarios de fosa en
cada pueblo y para asegurarse de que cada hogar contara con suficiente agua para
bañarse. Los pobladores mismos hicieron el trabajo y aprendieron cómo limpiar
y mantener el suministro de agua y los sanitarios. También se aseguraron de que
los animales se mantuvieran cercados (para que los desechos no contaminen las
fuentes de agua) y que los recipientes de agua estuvieran cubiertos para evitar que
los zancudos, portadores de enfermedades, se propagaran.


A medida que el trabajo avanzaba, la gente de otros poblados se incorporó al
proyecto. Comenzando con 22 pueblos, Salud para el Pueblo alcanzó 100 pueblos al
poco tiempo de haber comenzado. Pronto no hubo más cólera en toda la región y se
habían reducido también otras enfermedades.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a promociÓn de l a salud ambiental comunitaria4


¿Qué factores contribuyeron al logro de la salud?
Salud para el Pueblo fue muy eficaz para detener el cólera y proseguir con la
solución de otros problemas. Esto pudo hacerse porque los promotores de salud:


• Trabajaron con la gente en sus hogares. Los trabajadores de Salud para el
Pueblo capacitaron a la gente casa por casa para que mantuviera limpias
las fuentes de agua. Esto ayudó a los equipos de salud a enterarse de otros
problemas y ganarse la confianza de
la comunidad.


• Hicieron que muchos grupos se unieran.
Organizaciones locales, el gobierno
local, organizaciones internacionales
y nacionales no-gubernamentales
(ONG), y el Ministerio de Salud, todos
trabajaron juntos. Esto permitió que
todos sus recursos y experiencias
estuvieran disponibles para ayudar
a detener la epidemia. Al trabajar
juntos evitaron el problema de que
una organización hiciera el mismo
trabajo que otra, o que trabajara en
contra de otra.


• Valoraron a la gente como el recurso más importante. No culparon a los
pobladores por los problemas de salud, y no dependieron sólo de la ayuda
externa a las comunidades. Se valieron más bien de
las propias experiencias
de las personas para
trabajar en busca de
un objetivo común.
Utilizaron juegos, títeres,
canciones, discusiones y
actividades de educación
popular para unir a
la gente y compartir
sus conocimientos y
habilidades. Estas
actividades motivaron
a los pobladores, ya
que vieron cómo su
propio conocimiento y
participación solucionaban
graves problemas de salud.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l as promotor as de salud de t ienen el cÓler a 5


Cómo se fue ampliando la visión de la salud ambiental
Con el tiempo, las promotoras de salud también se dieron cuenta de que los insectos
portadores de enfermedades se reproducían en la basura y en los basureros.
Realizaron reuniones comunitarias acerca de la necesidad de limpiar las calles y
de mejorar la forma de desechar la basura. En cada poblado se formó un grupo
de “promotores comunitarios de salud ambiental” que organizaban jornadas de
trabajo para que todos recogieran la basura. Con la ayuda de un ingeniero, las y
los promotores de salud ambiental convirtieron los basureros peligrosos en lugares
adecuados para recibir los desechos llamados rellenos sanitarios (ver página 412).
En los años que siguieron, los promotores consideraron la posibilidad de lanzar
un programa de reciclaje (ver página 404) para reducir la cantidad de basura en
los rellenos. Cuando una agencia internacional donó un camión grande, pudieron
transportar la basura al centro de reciclaje regional. El dinero que ganaron con el
reciclaje ayudó a pagar la gasolina y otros gastos de mantenimiento del camión.


En 1996, a 5 años de haberse iniciado, Salud para el Pueblo había construido
cientos de sanitarios, instalado varios sistemas de distribución de agua
entubada, cavado 2 rellenos sanitarios, iniciado un programa de
reciclaje, y había empezado a ayudar a la gente a
sembrar huertas comunitarias.


Más adelante, en 1997 se produjo un desastre. El llamado “Fenómeno del Niño”
desató numerosas tormentas de lluvia que golpearon las costas del Ecuador.
Durante 6 meses se produjeron vientos fuertes y lluvia casi a diario. Los vientos
arrancaron los árboles, las lluvias convirtieron los cerros en lodazales, los valles
se inundaron con la crecida de los ríos y pueblos enteros fueron destruidos. Los
sanitarios, las tuberías de agua y años de arduo trabajo fueron arrasados.


A medida que los cerros se desplomaban, el trabajo de Salud para el Pueblo
casi se desplomaba con ellos. Para comprender mejor la causa de estos sucesos, es
necesario que conozcamos la historia de la región.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a promociÓn de l a salud ambiental comunitaria6


Un cerro sin árboles es como una casa sin techo
Los cerros y montañas de las costas ecuatorianas estuvieron en una época cubiertos
de densos bosques tropicales. Los manglares crecían allí donde el agua de los ríos
se mezcla con el agua salada del mar. Los manglares protegían a la costa de las
tormentas y servían de refugio para diferentes tipos de peces y mariscos. Los
árboles de bambú crecían a lo largo de los arroyos, protegiendo los bancos de arena
para que éstos no se desgastaran o fueran arrasados por el agua (erosión). Los
bosques estaban colmados de ceibas gigantes que daban sombra, y sus profundas
raíces contenían el agua y la tierra. Los árboles de algarrobo crecían en las
montañas empinadas, manteniendo la tierra en su lugar y evitando que se deslizara
desde éstas. Las hojas de los árboles, que caían al suelo, enriquecían la tierra.


Las personas vivían en los bosques, junto
con venados, aves, insectos, lagartijas y
muchos otros animales. La gente construía
su casa de bambú y hojas de palmera. Había
animales para cazar, moras silvestres para
comer y agua y tierra fértil para los huertos
y pequeñas granjas.


Sin embargo, en el transcurso de los
últimos 100 años, muchos árboles fueron
derribados para construir la línea del
ferrocarril y para construir casas. Más
adelante una empresa japonesa vino y
derribó la mayoría de los árboles que
quedaba, utilizando el ferrocarril para llevar
la madera al puerto y embarcarla rumbo
al Japón. Como la madera de los bosques
tropicales es muy dura, la vendieron a buen
precio. Cuando los árboles desaparecieron, la
compañía también se marchó. El ferrocarril
terminó en malas condiciones y con el
tiempo quedó abandonado.


En la actualidad las montañas de las
costas ecuatorianas se han convertido en
una especie de desierto. Hoy son de color
café, sin sombra alguna. En la temporada
seca el viento sopla sobre la tierra y el aire
se llena de polvo. En la época de lluvias, el
suelo se convierte en lodazal y las laderas de
los cerros se derrumban. En 1997, cuando las
tormentas del Fenómeno del Niño llegaron,
no había árboles que pudieran proteger al
pueblo de su fuerza destructiva.


Antes


Después




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l as promotor as de salud de t ienen el cÓler a 7


Cómo se descubrieron las raíces del problema
Al ver que las lluvias habían arrasado poblados enteros (llevándose consigo los
nuevos sistemas de distribución de agua entubada y los sanitarios), los promotores
de Salud para el Pueblo entendieron que necesitaban hacer un trabajo diferente
para prevenir desastres como éste en el futuro. La construcción de sistemas de
distribución de agua y la promoción del saneamiento seguro sólo solucionaban una
parte del problema.


En la región hay un dicho que dice “una montaña sin árboles es como una casa
sin techo”. Esto significa que los árboles protegen las montañas y previenen la
erosión producida por el viento y la lluvia, del mismo modo que el techo protege a
la gente dentro de las casas. Los promotores de salud comenzaron a entender que
estimular la reforestación y proteger los recursos naturales era tan importante como
la promoción de salud ¡puesto que se trata de la misma cosa!


Con esto en mente los promotores lanzaron un proyecto de reforestación. Sin
embargo, algunos pobladores no querían sembrar árboles. Un hombre llamado
Eduardo se negó a participar en el proyecto.


“Demasiado trabajo” dijo Eduardo, “sólo quieren que trabajemos gratis”. Convenció
a otros habitantes del pueblo para que no apoyaran a los promotores de salud.


Una trabajadora de salud llamada Gloria, del mismo poblado que Eduardo, juntó
a la gente y organizó una actividad llamada “Pero, ¿por qué…?” para que todos
examinaran con más detalle por qué habían perdido sus sanitarios y el sistema de
distribución de agua entubada.


Porque se
los llevó la
tormenta.


¿Por qué se destruyeron
nuestros sistemas de
agua y saneamiento?


Pero, ¿por
qué se los
llevó la


tormenta?


Porque la lluvia convirtió las laderas
en lodazales y las casas se precipitaron
hasta los ríos, destrozando todas las


tuberías y los sanitarios.


Pero, ¿por qué
cedieron las
laderas?


Pero,
¿por qué cortaron
los árboles?


Porque
cortaron todos
los árboles y
los vendieron
como madera.


Porque la gente
necesitaba el
dinero que le


ofreció la empresa.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a promociÓn de l a salud ambiental comunitaria8


Preguntando varios “por qué”
Gloria hizo que los pobladores
entendieran las diversas maneras
en que sus problemas de salud se
relacionaban con el medio ambiente.
Al concluir la charla, la mayoría
de los pobladores aceptó que era
importante sembrar árboles para
prevenir la erosión y proteger el suelo.
Pero Eduardo aún no se convencía.


Cómo promover la salud ambiental con eficacia
Gloria regresó desalentada al centro de salud. “Aunque entienden la importancia de
los árboles, no quieren tomarse el trabajo de sembrarlos”, pensó. “¿Cómo los puedo
convencer?” Justo entonces una abeja entró al cuarto y la asustó. Gloria la espantó,
y luego la vio volar hacia afuera por la ventana hasta aterrizar en la flor roja de un
árbol de algarrobo. Esto le dio una nueva idea.


Al día siguiente, Gloria juntó a los pobladores otra vez. Hizo otra pregunta y
Eduardo fue el primero en contestar.


Ustedes necesitan ganar más
dinero para mejorar sus vidas


ahora, no en 10 años, y también
creen que es importante sembrar
árboles. ¿Hay alguna forma de
ganar dinero con los árboles?


¡Sembrar árboles
es mucho trabajo
cuando no tenemos
cultivos ni dinero,


necesitamos algo que
nos alimente ahora,


no en 10 años!


¡Ah! Claro: podemos
cortarlos y vender la


madera. Pero después de
10 años porque los árboles


crecen en ese tiempo.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l as promotor as de salud de t ienen el cÓler a 9


Después de pensarlo detenidamente, los demás pobladores sostuvieron la siguiente
conversación:


Gloria dijo, “Si sembramos árboles con flores que atraigan a las abejas, podemos
producir y vender miel. Las flores sólo tardan un año en florecer”. A los pobladores
les gustó la idea. Incluso Eduardo acordó que intentaría sembrar árboles si podía
aprender a producir miel.


Cuando Gloria se iba, Eduardo la detuvo y le dijo: “Cuando mi nieto estaba
enfermo con diarrea le preparamos un mate con las vainitas del árbol de algarrobo,
esto le sentó mejor que cualquier medicina del médico. Creo que sería una buena
idea sembrar árboles de algarrobo. Podemos hacer una bebida medicinal y utilizar
la miel que produzcamos para endulzarla”.


Gloria regresó al centro de salud muy entusiasmada con estos nuevos proyectos.
Después de reflexionar sobre las reuniones, entendió que las cosas nunca
funcionarían si ella les decía a los pobladores lo que tenían que hacer. Más bien, ella
tenía que escuchar sus ideas y comprender sus necesidades para poder convertir
sus propuestas en realidad y así convertirse en una promotora eficaz de la salud
ambiental.


Podemos hacer
artesanías
tallando los
frutos de la


manta de tagua.


Podemos criar
ganado que se
alimente de las


vainitas del árbol
de algarrobo.


Con el algodón
de las ceibas
(árboles de


algodón de seda)
podemos hacer
almohadas y
venderlas.


¡Son todas ideas
excelentes! Y nos
dan muchas más


razones para sembrar
árboles. Yo misma
tenía una idea que
quería comentarles.
¿A alguno de ustedes


le gusta la miel?




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


10


2


Empezar a organizarse por la salud ambiental . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12


Los cambios tardan en llegar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13


Actividades y técnicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14


Las mujeres deben ser incluidas en el proceso de planificación . . . . . . . . 14


Discusión dirigida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15


Mapas comunitarios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15


Cómo determinar las necesidades de la comunidad . . . . . . . . . . . . . . . . 15


Caminata de observación: ¿Cómo está mi comunidad? . . . . . . . . . . . . . 16


El cambio a través del tiempo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16


Actividades de dibujo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16


Encuestas comunitarias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17


Teatro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17


Guía para determinar las actividades más útiles
para cada situación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19


Páginaen este Capítulo


actividades para fomentar la
organización comunitaria




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


11


Actividades para fomentar la
organización comunitaria


Cuando Gloria y otros promotores de salud se dieron cuenta de que mucha gente
de Manglaralto y de las regiones aledañas se estaba enfermando, inmediatamente
supieron que se trataba de cólera, un problema de salud comunitario causado por un
factor ambiental: el agua contaminada. Los promotores de salud del pueblo fueron
casa por casa para informar a todos acerca del problema y las medidas que podían
tomarse. Gracias al éxito de los tratamientos básicos, se ganó la confianza de la
gente y la comunidad comenzó a atacar las causas del cólera y de otros problemas
de salud.


Al atacar las raíces del problema mediante la participación comunitaria y la
educación, la comunidad empezó a lograr muchas mejoras en la salud ambiental.
Con cada mejora, los pobladores ganaban mayor confianza en su capacidad para
cambiar sus propias vidas.


Para descubrir las causas de los problemas de salud, es necesario hacer muchas
preguntas y recopilar información de varias maneras. Con frecuencia, en una
comunidad se presentan conflictos graves cuya resolución requiere de un proceso
largo de discusiones y luchas. Aunque cada comunidad encontrará la forma de
hacer cambios y aplicar diferentes actividades a medida que se vaya organizando,
la experiencia de Salud para el Pueblo nos brinda algunos ejemplos de cómo
las comunidades pueden darse cuenta de los orígenes de los problemas de salud
ambiental y reaccionar para cambiarlos.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


ac tiv idades par a fomentar l a orGaniz aciÓn comunitaria12


Empezar a organizarse por la salud ambiental
Después de muchos años de pobreza y aislamiento, los pobladores de los cerros
lodosos de la costa ecuatoriana estaban desalentados. No sabían qué hacer para
mejorar sus vidas. Cada día era difícil, era imposible creer en el futuro, o hacer
planes para un futuro mejor.


Gracias a su trabajo para resolver el problema inmediato de salud (el cólera),
Gloria y los promotores de Salud para el Pueblo salvaron muchas vidas. Habían
logrado que los promotores de salud, las organizaciones locales y los pobladores
trabajaran juntos para detener la epidemia, y esto los motivó y preparó para superar
también otros problemas. Cuando la tormenta destruyó una gran parte de su trabajo,
pudieron recuperarse de los daños. Luego pudieron seguir adelante y resolver otros
problemas. Su trabajo para construir una comunidad saludable continúa, al tiempo
que mejoran las condiciones actuales y construyen para el futuro.


Trabajar para comprender el origen de los problemas de salud
Los problemas de salud tienen muchas causas:
microbios, sustancias químicas
tóxicas, accidentes, hambre,
exposición al frío o al calor
extremos, entre otros. Estos
son ejemplos de las causas
inmediatas de las enfermedades,
pero también hay causas más
profundas.


La identificación de los
orígenes, o raíces, de las
enfermedades nos puede
ayudar a establecer lo que se
puede hacer para resolver el
problema a largo plazo. Las
preguntas de la actividad
“Pero ¿por qué…?” que Gloria
hizo en una de las prácticas
(ver página 7) pueden servir
para comprender cómo un
solo problema puede tener
diferentes causas.


¿Por qué se
enfermaron de
cólera tantas
personas?


Ésta es una
causa física de la


enfermedad


Ésta es
una causa
ambiental


de la
enfermedad


Ésta es una causa
económica de la


enfermedad


Porque había
microbios en el


agua.


Porque no
tenemos dinero


para construirlos.


Porque no
tenemos sanitarios


para evitar
contaminación por


los microbios.


Pero, ¿por qué no
tenemos buenos


sanitarios?


Pero, habiendo tanta
riqueza, ¿por qué
nunca tenemos lo


suficiente?


Pero, ¿por
qué había
microbios
en el agua?




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


empe z ar a orGaniz arse por l a salud ambiental 13


Los cambios tardan en llegar
El mejoramiento de la salud ambiental no ocurre de forma rápida. En Manglaralto,
los trabajadores de salud trataron el cólera primero con suero de rehidratación
y luego, para evitar la propagación de la enfermedad, tomaron medidas para
mejorar la seguridad del agua. Posteriormente,
organizaron a la comunidad para construir un
sistema de distribución de agua y sanitarios
de fosa para evitar el cólera en el futuro. Sin
embargo, sólo después de que la tormenta
arrasara con todas estas mejoras comprendieron
que los problemas de erosión e inundación se
debían a la deforestación (pérdida de árboles).
Para lograr cambios duraderos, necesitaban
entender los orígenes del problema.


A veces debemos luchar y fracasar muchas
veces antes de lograr algo. A menudo, sólo tras
ver las cosas que no funcionan aprendemos a ver las que
sí funcionan, y por qué. Mejorar la salud ambiental demora
mucho porque generalmente se requieren 4 tipos de cambios:


• Cambios para mejorar el sistema de distribución de
agua, la vivienda y otras cosas que nosotros mismos
construimos (infraestructura).


• Cambios en nuestras compras habituales, por ejemplo, negándonos a
comprar comida chatarra, productos de limpieza tóxicos o productos
envueltos en plástico (consumo).


• Cambios en nuestras costumbres, tales como lavarse las manos con
frecuencia, separar la basura para poder reciclar más cosas, o cultivar en
nuevas formas (comportamiento).


• Cambios en la influencia de los pobladores locales, las empresas grandes, el
gobierno central y otros sobre la toma de decisiones que afectan al medio
ambiente (político).


Todos estos cambios demoran mucho y se relacionan entre sí mismos.


Trabajar con los jóvenes
Una forma de asegurarse de que los cambios duren es
trabajar con gente joven, ya que ellos aplicarán más
adelante los conocimientos adquiridos. Todos nosotros,
sin importar nuestra edad, podemos siempre adoptar
una actitud juvenil: estar siempre dispuestos a aprender
y ensayar cosas nuevas.


Las mejoras en la
salud ambiental
ocurren paso a
paso. Hay que


tener paciencia. A
veces los cambios
que se producen
rápidamente


también terminan
rápidamente.


Nosotros mismos debemos
ser el cambio que deseamos


ver en el mundo.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


ac tiv idades par a fomentar l a orGaniz aciÓn comunitaria14


Actividades y técnicas
Las actividades en grupo pueden ayudar a la gente a comprender los orígenes de los
problemas de salud y hacer planes para lograr un cambio. Las actividades que se
desarrollen dependerán de lo que se desee saber, de lo que se espere lograr, y de los
recursos que se tenga. Mediante estas actividades se puede:


• Reunir a toda la gente para identificar problemas comunes.


• Identificar las principales necesidades de los pobladores.


• Recopilar toda la información relacionada con las causas de un problema
de salud.


• Analizar los problemas para descubrir sus causas inmediatas y sus orígenes.


• Escuchar todos los diversos puntos de vista de la comunidad. Un proyecto
no puede tener éxito si no se incluyen las opiniones de todos. Las personas se
negarán a colaborar si no se sienten tomadas en cuenta.


La salud ambiental es siempre un asunto de la comunidad, y requiere que la gente
trabaje conjuntamente para introducir mejoras. Sea cual fuere la meta (reducir
el riesgo de una epidemia, sembrar una huerta comunitaria, mejorar la salud y la
seguridad de los residentes vecinos a una fábrica o de los mineros), cuantas más
personas comprendan el problema y compartan la responsabilidad de su solución,
mayor será el éxito.


Las mujeres deben ser incluidas en el proceso de planificación
Es importante garantizar oportunidades para que las mujeres puedan expresar sus
opiniones y participar en las actividades de planificación. En algunas comunidades,
puede ser que las mujeres y las niñas se sientan más cómodas expresando sus ideas
si se reúnen primero en un grupo aparte de los hombres, antes de presentar sus
ideas frente al grupo completo. Aun si no hay un grupo independiente, se deben de
abrir espacios para la participación de las mujeres y las niñas ya que sus ideas y
liderazgo enriquecen el proceso y fortalecen a la comunidad entera.


Para solucionar un problema se debe trabajar con la gente afectada por éste.


Los sanitarios
no son seguros
para los niños.


LOS SANITARIOS
Muy lejos de la casa.
Es mejor ir en los arbustos
No hay donde lavarse.


Tampoco son seguros
para nosostras depués del


anochecer.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


ac tiv idades y técnic as 15


Discusión dirigida
Para tener un entendimiento común acerca de un problema de salud es importante
intercambiar opiniones. La discusión dirigida es una forma de intercambiar
opiniones y encontrar respuestas específicas. La actividad ¿Pero por qué…? (ver
páginas 7, 12, 38, 48 y 422) es una forma de discusión dirigida. Los dibujos para
la discusión (ver páginas 59 y 260) y el mapeo del cuerpo (ver página 266) son
también una especie de discusión dirigida.


La persona que dirige la discusión recibe a veces el nombre de facilitador. La
mayoría de las actividades en este libro requieren de un facilitador para hacer que
todos y cada uno participe lo mejor que pueda, y para garantizar que la discusión o
la actividad conduzca a la acción.


Mapas comunitarios
La creación de mapas comunitarios es
una actividad en la que los participantes
dibujan un diagrama entre todos,
tomando como base lo que ven y conocen
acerca de su comunidad. Al dibujar un
mapa de salud de la comunidad se puede
determinar:


• dónde surgen los problemas.


• a quiénes afectan los problemas.


• cómo estos problemas de salud
pueden surgir debido a las
condiciones del medio ambiente.


Un mapa puede ayudar a las personas a descubrir los problemas de salud típicos,
a comenzar a establecer los orígenes de estos problemas y a observar la manera
en que las condiciones de la comunidad han cambiado a través del tiempo. Un
mapa también puede servir para identificar importantes recursos y puntos fuertes
de la comunidad, que hasta ese momento no han sido tomados en cuenta. La
creación de mapas también puede servir como un paso hacia la protección de sitios
tradicionales o sagrados (podrá ver un ejemplo de hacer mapas en las páginas 68,
164 y 443).


Cómo determinar las necesidades de la comunidad
Con frecuencia las opiniones sobre los problemas de la comunidad y la mejor
manera de solucionarlos son muy diversas. En una actividad conocida a veces como
“evaluación de necesidades” se concientiza a todos sobre la gama completa de
problemas y sus diversas causas, y se les ayuda a determinar cuáles problemas se
pueden resolver a corto y cuáles a largo plazo (encontrará ejemplos de actividades
de evaluación en las páginas 72, 110 y 221). Un buen proceso de evaluación de
necesidades es útil para asegurarse de que las necesidades y capacidades de todas y
todos sean tomadas en cuenta en la planificación.


Dibuje los mapas con bolígrafos o
píntelos en un papel, o dibuje en


la tierra, con piedrecitas, palitos y
cualquier otra cosa que encuentre.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


ac tiv idades par a fomentar l a orGaniz aciÓn comunitaria16


Caminata de observación: ¿Cómo está mi
comunidad?
Durante las caminatas de observación la
gente observa de cerca a su comunidad.
Trata de descubrir las causas posibles
de los problemas de salud, por
ejemplo fuentes inseguras de agua,
industrias contaminantes o falta
de leña. Cuando el grupo termina
la caminata, los participantes
intercambian opiniones sobre su
conocimiento de los problemas y
así pueden luego encontrar juntos
las soluciones correspondientes.
Cuanta más gente participe, mejor
(encontrará ejemplos de caminatas de
observación en las páginas 391 y 443).


El cambio a través del tiempo
Otra forma de comprender los problemas y las necesidades de la comunidad es
comparar las condiciones de hoy con las del pasado y reflexionar luego cómo le
gustaría que las cosas fueran en el futuro. Una forma de hacerlo es recogiendo las
experiencias de las personas que han vivido más años en la comunidad.


Si se estimula a los jóvenes de la comunidad para que dirijan estas actividades,
se fortalece el respeto y la comprensión entre las generaciones. También se
contribuye a preservar las tradiciones de la comunidad que todos quieren mantener.


Hacer una cronología de eventos de la comunidad puede facilitar la comprensión
de la forma en que ocurrieron los cambios de generación en generación y permitirle
tomar en cuenta los acontecimientos significativos como la pavimentación de un
camino, la apertura de una fábrica, la construcción de una represa, entre otros.
La ilustración de los cambios ambientales es otra forma de compartir el conocimiento
de la historia de la comunidad, creando dibujos o mapas secuenciales de los
cambios que tuvieron lugar a lo largo del tiempo en los campos, granjas, bosques,
asentamientos, ríos y lagos (encontrará un ejemplo en la página 164).


Actividades de dibujo
Dibujar y analizar los dibujos nos puede ayudar a ver las soluciones a problemas
que quizá no podamos ver de otra manera. Los dibujos se pueden utilizar para dar
inicio a las discusiones dirigidas, y pueden permitir expresarse a aquellas personas
que no saben leer o escribir bien y así aportar su capacidad de liderazgo al grupo
(encontrará ejemplos de actividades con dibujos en las páginas 50, 54 y 275).




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


ac tiv idades y técnic as 17


Algunas comunidades trabajan
conjuntamente para pintar en las
paredes de los edificios ilustraciones
(murales) que expresen sus problemas
y sus expectativas de un futuro mejor y
más saludable (podrá ver algunas ideas
sobre el uso de dibujos para educar a
la comunidad en el libro de Hesperian
Aprendiendo a promover la salud).


Encuestas comunitarias
Las encuestas comunitarias son una manera organizada de recopilar información.
Mediante las encuestas se puede averiguar los problemas de salud de las personas,
considerar las afinidades y las diferencias en sus opiniones y creencias o
determinar el apoyo que reciben los diferentes planes o acciones de la comunidad.


En las encuestas se hacen a todos los
participantes las mismas preguntas, de
la misma manera. Las encuestas pueden
realizarse en los hogares, los lugares de trabajo,
las escuelas, los lugares de culto, otros sitios de
reunión o incluso por teléfono o correo.


Las encuestas permiten a las personas
compartir su opinión en privado, sin tener que
asistir a reuniones u otros eventos públicos.
Pueden ser la mejor forma de participar para
aquellos que son tímidos o a los que no se les
permite participar en el proceso de toma de
decisiones de la comunidad, para así tomar en
cuenta sus preocupaciones e ideas (podrá ver
un ejemplo de una encuesta en las páginas 500
a 505, “Comunidades afectadas por el petróleo
organizan un estudio de salud”).


Muchas veces son las mujeres encuestadoras las que tienen una mejor
aceptación por la gente. Las encuestas ofrecen una buena oportunidad para
promover su participación y liderazgo.


Teatro
El teatro es una forma de explorar los problemas y proponer soluciones, y al mismo
tiempo entretener y divertir. La gente puede representar sus propias experiencias
e imaginar las experiencias de otros. Algunos problemas y conflictos pueden
encararse mejor si se los caracteriza en otro momento y en otro lugar (en las
siguientes páginas encontrará varias maneras de valerse del teatro).




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


ac tiv idades par a fomentar l a orGaniz aciÓn comunitaria18


Sociodramas
Los sociodramas nos permiten representar un problema y demostrar algunas de sus
causas y efectos. En las páginas 186 a 188 encontrará un ejemplo de aplicación del
sociodrama para tratar un conflicto sobre recursos forestales.


El sociodrama puede incitar
muchas emociones. Algunos
organizadores comunitarios piden
que al final los espectadores canten
juntos o realicen otra actividad
colectiva.


El teatro interactivo es una
especie de sociodrama en el que
todos los presentes son a la vez
espectadores y actores. Cualquier
persona del auditorio puede hacer
que los actores se detengan para
tomar el lugar de éstos y actuar
representando una solución distinta
al problema. Esto es especialmente
útil en situaciones en que la gente
hace turnos para desempeñar el
papel de la persona que tiene poco
o ningún poder.


Juego de roles
El juego de roles no requiere tanta preparación como el sociodrama, y puede ser
útil para explicar diferentes puntos de vista o resolver conflictos. Las personas
desempeñan diversos papeles en situaciones de la vida real para manifestar lo que
ellos harían en esa situación. Se puede discutir sobre una actuación y repetirla,
para comprender por qué la gente se comporta de cierta manera.


En el escenario es fácil transformar el comportamiento de los poderosos, algo que
sería difícil en la vida real. La utilización de un drama para ensayar la manera en que
nos relacionamos con las personas que tienen poder sobre nosotros sirve para que la
gente prepare diferentes formas de responder al poder en la vida real.


Títeres (Muñecos)
En un espectáculo de títeres, se utilizan
éstos en vez de personas para dramatizar
la historia del conflicto de una comunidad.
Los títeres hacen reír a la gente y pueden
ayudarlos a ver las cosas de manera
diferente a la que están acostumbrados.
Algunas personas se sienten más cómodas
hablando a través de un títere que actuando
en el escenario.


Cualquier historia puede adaptarse a un
sociodrama, siempre que tenga personajes y un


problema que resolver.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


Guí a par a de terminar l as ac tiv idades más út iles par a c ada situaciÓn 19


Guía para determinar las actividades más
útiles para cada situación
Las actividades que aparecen en los capítulos de este libro
son adecuadas para analizar los problemas particulares
de salud ambiental que se explican en el mismo
capítulo. También pueden ser útiles para avanzar en la
organización de la comunidad. Pueden servir:


• Para identificar problemas, o comenzar una
conversación acerca de un asunto en particular
(ver páginas 59, 69, 72, 260 y 468).


• Para que un grupo tome decisiones o escoja entre diferentes necesidades y
opciones (ver páginas 138 y 191).


• Para recopilar información, compartir
conocimientos y cambiar nuestras
ideas sobre el medio ambiente y sobre
nosotros mismos (ver páginas 50, 54,
90, 391 y 443).


• Para conocer ideas nuevas, profundizar
aquello que ya sabíamos, o retomar
las ideas tradicionales bajo una nueva
óptica (ver páginas 158, 284, 289, 336
y 514).


• Para comenzar a organizarse con el fin
de solucionar un problema en particular
(ver páginas 110, 164, 221 y 275).


• Para enseñar cosas difíciles o para
comprender y resolver conflictos (ver
páginas 110 y 186).


Algunas actividades pueden aplicarse juntas, por
ejemplo la creación de mapas comunitarios se
puede hacer durante o después de una caminata de
observación, o el juego de roles puede ser parte de una
actividad de evaluación. Cualquiera sea la meta, lo
más importante es que las actividades sirvan
a la gente para recopilar información,
compartir conocimientos y profundizar su
comprensión. Esto le ayudará a organizarse,
motivarse y trabajar para resolver las
causas a raíz de los problemas de salud de
la comunidad.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


20


en este Capítulo


la salud ambiental desde
una perspectiva comunitaria3


La desigualdad: causa y efecto de los problemas ambientales . . . . . . . . . . . . . 22


El dominio de las grandes empresas perjudica nuestra salud . . . . . . . . . . . . . 24


Desarrollo de instituciones comunitarias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .25


Crear comunidades sostenibles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26


Respetar el tejido de la vida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .27


Trabajar con la naturaleza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30


La contaminación ataca al tejido de la vida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .32


El principio de precaución . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .32


Cambios en el clima . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .33


Página




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


21


La salud ambiental desde
una perspectiva comunitaria


El empleo que damos a los recursos naturales afecta nuestra salud y la salud de
nuestras comunidades. Todos utilizamos los recursos naturales; por esto, todos
tenemos un papel que desempeñar en la protección, preservación y distribución de
estos recursos.


Desgraciadamente, los recursos naturales no se comparten equitativamente
entre todos, ya que los pobres utilizan una cantidad mínima y los ricos utilizan
la mayoría. Influyentes empresas, gobiernos, y fuerzas militares aprovechan por
lo general más recursos naturales que los demás. Incluso en el seno de una sola
comunidad, la gente más rica utiliza más recursos naturales que la gente pobre.
Con frecuencia los pobres se ven forzados a luchar entre sí para obtener lo que
queda. Esta distribución injusta de los recursos ocasiona graves problemas de salud.


Podríamos hablar todo el día acerca de la conservación de los recursos
naturales, pero mientras existan las desigualdades, la salud ambiental será sólo un
derecho de los pocos que tengan riqueza y poder y no de la multitud de personas
que necesitan de estos recursos para sobrevivir día a día. Como dijo el líder de la
India Mahatma Ghandi, “Hay suficiente para las necesidades de todos pero no para
la avaricia de todos”.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a salud ambiental desde una perspec tiva comunitaria22


La desigualdad: causa y efecto de los
problemas ambientales
Muchos de los problemas de salud ambiental que enfrentamos
cada día se relacionan a:


• La escasez (falta) de cosas esenciales que necesitamos para
vivir saludablemente, tales como aire y agua limpios, suelos
y bosques saludables, albergue seguro y cómodo y condiciones
laborales seguras.


• El exceso (abundancia) de cosas dañinas que no
necesitamos, tales como basura, productos químicos tóxicos, contaminación
y comida chatarra.


En el relato de Ecuador (ver Capítulo 1), la escasez de servicios básicos tales como
agua potable, sanitarios y árboles dio lugar a problemas de salud. En el relato de
Bhopal, India (ver Capítulo 4), un exceso de productos tóxicos envenenó a la gente.


En ambos relatos, la mejora de la salud ambiental dependió en que la gente evitara
las condiciones que causaban tanto la escasez de recursos esenciales para la vida
como la contaminación excesiva. Al proteger a nuestras comunidades y recursos
naturales estamos también protegiendo el futuro de las generaciones futuras.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a desiGualdad: c ausa y efec to de los problemas ambientales 23


¿Mucha gente para tan pocos recursos?
La cantidad de agua, árboles, minerales y otros recursos naturales de la tierra
es limitada, mientras que la población que utiliza estos recursos va aumentando
rápidamente. A pesar de esto, el problema no radica en el número de personas, sino
en la manera en que estos recursos naturales se distribuyen y se utilizan. Cada vez
que una persona o un grupo de personas utilizan más de lo necesario, o producen
una contaminación excesiva, crean un desequilibrio que puede dar lugar a un
problema de salud ambiental para los demás.


Algunos creen que lo mejor para evitar el daño ambiental es reducir la población,
un punto de vista que conduce a programas de “control demográfico”. Sin embargo,
estos programas no han logrado mejorar la vida de las personas en ningún lugar, ya
que no responden a las causas fundamentales de la destrucción ambiental, la pobreza
y la mala salud. Cuando las familias cuentan con los recursos necesarios para vivir
con salud y dignidad, muchas optan por tener menos niños. El llamado “problema
de la sobrepoblación” sólo será resuelto cuando las comunidades, los gobiernos y los
programas de desarrollo hagan planes para garantizar la supervivencia infantil y el
mejoramiento del estatus social, político y económico de las mujeres.


La reducción de la población mundial no responde al problema del uso desigual
de los recursos. La mejor manera de reducir los efectos dañinos que la gente produce
en el medio ambiente es que los ricos utilicen menos recursos, y que los utilicen
de tal manera que los conserven para el futuro, sin producir una contaminación
excesiva. Si cambiamos primero el comportamiento de aquellos que utilizan más
recursos, comenzaremos a asegurarnos de que haya suficiente para que todos y
todas podamos vivir saludablemente.


Así explica el hombre rico la
pobreza y la destrucción del
medio ambiente: hay mucha gente
para tan poca tierra y recursos.


Así explican los pobres la pobreza
y la destrucción del medio
ambiente: hay una distribución
injusta de la tierra y de los recursos;
hay mucho en manos de muy
pocos.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a salud ambiental desde una perspec tiva comunitaria24


El dominio de las grandes empresas perjudica nuestra salud
La crisis de salud en las costas ecuatorianas (ver Capítulo 1) surgió cuando una
gran empresa pagó a la gente del lugar para deforestar el bosque. La gente no sólo
perdió los árboles que mantenían la salud de los terrenos y brindaban protección
contra las tormentas; perdió también recursos importantes para su supervivencia
diaria, por ejemplo alimentos, leña, medicinas, fibras y otros productos esenciales.
Cuando se elimina y no puede reemplazarse un recurso como un bosque grande,
el resultado es como si se lo hubieran robado; robado a la naturaleza, a las
comunidades que dependían de él y a las generaciones futuras.


Mediante el control de los recursos (ya sea la madera, el petróleo, el agua, las
semillas o la fuerza laboral de la gente misma) las empresas ganan utilidades
para sí mismas, pero tienen muy pocos motivos para proteger o mejorar la vida
de las personas que necesitan de esos recursos para sobrevivir. Las empresas
pueden ofrecer trabajos temporales o ingresos, pero si su interés es sólo exportar
los recursos locales, también se irán cuando éstos se hayan agotado, y la gente del
lugar se quedara en una situación de mayor pobreza que antes.


Cuando hayamos cortado el último
árbol, contaminado el último río y
cocido el último pescado, entonces


nos daremos cuenta de que
¡no podemos comer dinero!




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


desarrollo de ins t ituciones comunitarias 25


Desarrollo de instituciones comunitarias
Para lograr un control justo y equitativo de los recursos naturales, en las decisiones
relacionadas con su uso y distribución, debe tomarse en cuenta la opinión de todas
y todos. Si bien es cierto que el control justo y equitativo puede hacerse de diversas
maneras, todas se basan en la educación y organización de las personas para
trabajar juntas por el cambio.


La salud ambiental es siempre un asunto comunitario. Las personas deben
trabajar juntas, unidas, para proteger los recursos comunes. Para garantizar que
el trabajo continúe en el largo plazo, las personas se organizan generalmente en
algún tipo de grupo o institución comunitaria.


Cuando la epidemia de cólera comenzó a propagarse en Ecuador, Salud para
el Pueblo organizó comités de salud para concientizar a las personas y llevarlas a
tomar medidas. Para responder mejor a la epidemia de cólera, los comités de salud
pública compartieron información (enseñando por ejemplo cómo preparar sueros
de rehidratación) y suministraron servicios (construcción de nuevos sanitarios y
sistemas de distribución de agua). También ayudaron a restablecer y fortalecer las
comunidades al mantener una clínica de salud y ofrecer educación y capacitación
para la salud en las escuelas, parques y hogares. Sirvieron de inspiración para
que otras personas se organizaran en grupos e
instituciones, por ejemplo los promotores de salud
ambiental y el programa de reciclaje.


Salud para el Pueblo también trabajó con
organizaciones externas a la comunidad con la
capacidad de brindar dinero, técnicas de
ingeniería, medicamentos y otros recursos.
Se aseguraron de que estos recursos fueran
utilizados y manejados por los pobladores mismos. Las comunidades se involucraron
en la planificación y toma de decisiones acerca de la ampliación del programa.


Si el gobierno no satisface las necesidades básicas de la población la
gente misma debe, como lo hizo Salud para el Pueblo, crear sus propias
instituciones para garantizar un futuro saludable. Con frecuencia, después
de que las comunidades se organizan, el gobierno responde y cumple con sus
responsabilidades ante la gente.


Las diferencias en el acceso a los recursos necesarios para hombres y mujeres,
trabajadores, agricultores, silvicultores, ganaderos, industrias, urbanistas y otros
pueden convertirse en fuente de conflicto en su comunidad y en su organización. A
veces los problemas pueden ser particularmente difíciles, como sucede cuando se
trata de establecer un equilibrio entre los ingresos a corto plazo y las necesidades
de salud a largo plazo. El desarrollo de instituciones comunitarias sólidas
generalmente toma mucho tiempo porque es difícil identificar soluciones a estos
conflictos. Si la salud en el largo plazo se fija como objetivo, y se busca la manera
de que todos trabajen juntos para lograr este objetivo, se pueden resolver conflictos
difíciles y desarrollar instituciones sólidas que protejan el bien común.


Cuando en cada
población se formó un
comité de promotores
de salud, pudieron


decidir qué problemas
de salud eran más


importantes resolver.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a salud ambiental desde una perspec tiva comunitaria26


Crear comunidades sostenibles
Para ser sostenible, una institución, recurso, proceso de desarrollo o comunidad
debe satisfacer las necesidades diarias de la gente ahora, a la misma vez que
planea poder satisfacer las necesidades de las generaciones futuras. En nuestras
vidas y en este libro podemos ver ejemplos de sistemas sostenibles y también de
los que no son sostenibles, ya sean instituciones comunitarias, como una clínica
de salud o un programa de reciclaje, o recursos naturales como lo son los bosques,
campos o arroyos.


Uno de los grandes retos actuales para todos nosotros es tratar de satisfacer
nuestras necesidades diarias sin perjudicar el medio ambiente que nos alimenta,
nos cobija y nos viste, nos da agua, energía y medicamentos, y que es la fuente
misma de nuestra supervivencia.


Es común que los políticos y las empresas grandes digan que están
comprometidos a un desarrollo ‘sostenible’. Pero en la mayoría de casos, solamente
usan la palabra ‘sostenibilidad’ para lograr aumentar sus ganancias y poder
político. Terminan acabando con los alimentos saludables, el aire y el agua limpia
y los medios de vida seguros, mientras que nos regalan más contaminación,
deforestación y enfermedades.


En las siguientes páginas hay información y métodos con los cuales varias
comunidades están tratando de ser más sostenibles. Es nuestra esperanza que
esta información les ayude a organizar proyectos sostenibles en sus propias
comunidades.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cre ar comunidades sos tenibles 27


Respetar el tejido de la vida
El mundo natural se compone de una gran variedad de organismos vivos. La
diversidad de personas, plantas, animales e insectos que pueblan la tierra se conoce
científicamente como biodiversidad. Mucho antes de que los científicos le dieran
este nombre a la variedad de organismos vivos, la gente educaba a sus hijos sobre el
tejido de la vida. Del mismo modo que la telaraña se refuerza gracias a la multitud
de hilos conectados entre sí que la componen, la biodiversidad depende del tejido de
la vida que conecta a todos los seres vivos.


Por ejemplo: las personas recogen frutos comestibles que contienen nutrientes,
y estos nutrientes los mantienen saludables. Dichos frutos crecen en árboles y
arbustos polinizados por los insectos. Sin la polinización, los frutos no crecerían. Las
aves comen insectos, y a su vez los zorros cazan a las aves. Para que se mantenga
el equilibrio del tejido de la vida es necesario que haya la cantidad justa de flores,
insectos, aves y zorros necesarios para que todos vivan en la zona. Si los humanos
dan muerte a demasiados zorros, quizá porque están comiéndose sus gallinas,
podría aumentar mucho el número de aves haciendo que
éstas consuman demasiados insectos. Lo anterior
significa que si matamos demasiados zorros
podríamos terminar con menos frutos.


Desgraciadamente, el mundo se enfrenta a una gran pérdida de la biodiversidad:
cada año desaparecen muchas plantas y animales. La biodiversidad no sólo es
valiosa por sí misma, sino también por las diversas maneras en que el tejido de la
vida protege la salud humana.


Un aspecto importante para proteger la salud humana, ahora
y en el futuro, consiste en proteger el tejido de la vida.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a salud ambiental desde una perspec tiva comunitaria28


Los daños al tejido de la vida causan nuevas enfermedades
La pérdida de la biodiversidad causa una disminución en la variedad de plantas
y animales, haciendo que se rompa el equilibrio natural entre plantas, animales y
personas. Esto puede ocasionar nuevas enfermedades. Veamos estos dos ejemplos
de cómo la pérdida de la biodiversidad por la deforestación dio origen a nuevas
enfermedades:


• En algunos áreas de África donde se ha cortado el bosque tropical para la
agricultura y para establecer poblados se produjeron brotes de leishmaniasis,
tripanosomiasis y fiebre amarilla. Son enfermedades propagadas por los
insectos y parásitos, cuyos números aumentaron mucho porque el agua se
había estancado al no ser absorbida por la tierra y porque los animales que se
comen a los insectos habían perdido sus refugios en el bosque.


• Cuando se derribaron muchos árboles en América del Norte, creció el número
de ratones de patas blancas gracias al aumento en su suministro de alimentos
y a la disminución en el número de animales que los cazaban. Estos ratones
portaban la llamada enfermedad de Lyme,
que luego se propagó a las personas.


La medicina natural depende de la biodiversidad
La mayor parte de las medicinas se elaboran
a partir de plantas. Cuando se cortan los
bosques, y los ríos y las tierras húmedas
se secan, perdemos muchas de estas
plantas. También perdemos el conocimiento
tradicional de cómo usar estas plantas en
la curación. Si protegemos la biodiversidad
y el tejido de la vida estamos también
protegiendo a nuestras culturas y a nuestra
medicina tradicional.


Una dieta saludable depende de la biodiversidad
Para mantenernos en buen estado de salud debemos consumir diversos alimentos
tales como frutas, verduras, granos y alimentos silvestres como fresas, pescado
y animales de caza. Cuando perdemos la biodiversidad, perdemos muchos de los


alimentos en los que dependemos para consumir una dieta
saludable. Debido a esto, comunidades enteras se enfrentan
a problemas de salud causados por la mala nutrición.


Gloria, la promotora de salud de Salud para el Pueblo
entendía el funcionamiento del tejido de la vida; las abejas
necesitaban de las flores para producir la miel, y a su vez los
árboles con flores necesitaban de las abejas para poder dar
frutos. Por esto, sembrar árboles y criar abejas contribuyó
para que la comunidad pudiera al mismo tiempo producir
alimentos y reparar el tejido de la vida.


Con frecuencia las personas que utilizan las
plantas medicinales también las cultivan y


las cuidan, protegiendo así la biodiversidad
y las tradiciones.


Sembrar una variedad de
cultivos promueve tanto


la biodiversidad como una
dieta saludable.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cre ar comunidades sos tenibles 29


La biodiversidad mejora el rendimiento de las cosechas
A lo largo de miles de años, todos los cultivos alimenticios incluidos el arroz, el maíz
y el trigo se cultivaron a partir de plantas silvestres. Estos cultivos aún dependen de
los insectos y de otros organismos animales para crecer adecuadamente.


La agricultura industrial utiliza maquinaria agrícola pesada y productos
químicos tóxicos, y promete cultivos de mayor rendimiento. Sin embargo, estos
productos químicos destruyen las plantas e insectos útiles y hacen daño a la tierra.
Si la producción aumenta, generalmente es sólo la de un cultivo, y sólo por poco
tiempo. Después de algunos años, habrá menor cantidad y menos variedad de los
alimentos necesarios para mantener un buen estado de salud.


Si las granjas aplican métodos sostenibles, pueden producir más cultivos y sufrir
menos problemas de plagas. Estos métodos favorecen la vida saludable de insectos y
animales, enriquecen la tierra con fertilizantes naturales y la protegen con árboles
y plantas (ver Capítulo 15). La diversidad de cultivos hace posible una nutrición
superior y una mejor salud para todos.


La biodiversidad protege a los recursos de agua
Tanto la deforestación como la agricultura industrial ocasionan la pérdida de
la humedad del suelo, haciendo que éste se seque durante la estación seca. Los
fertilizantes químicos y los plaguicidas se filtran fuera de las granjas y contaminan
los ríos y lagos.


La biodiversidad protege a las comunidades
Son muchas las vidas que dependen de los recursos naturales. Cuando estos
recursos desaparecen, aumenta la pobreza. En áreas agrícolas, la agricultura
industrial incrementa la deuda de algunos y a muchos otros les quita sus tierras.


La agricultura sostenible depende de la biodiversidad y la protege.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a salud ambiental desde una perspec tiva comunitaria30


Reparar el tejido de la vida
En el tejido de la vida, la muerte de un ser vivo afecta a muchos otros, incluidos
los humanos. En el relato del Capítulo 1, cuando los habitantes de Manglaralto
perdieron el bosque perdieron también una fuente de alimentos e ingresos. Más
adelante, cuando se desató la tormenta, perdieron también sus hogares. Pero
cuando comenzaron a sembrar árboles, los habitantes entendieron que además de
evitar la erosión y producir miel, estaban también renovando la tierra. Su trabajo
de rehabilitación de los terrenos a un estado saludable hizo que volvieran a surgir
muchas plantas y animales importantes para la salud de sus comunidades.


Las nubes producen la lluvia, envían agua a la tierra...
El agua se evapora para formar nubes...


Los agricultores que
siembran en forma


sostenible se valen del
ciclo de nutrientes para
mantener la fertilidad


del suelo.


El fertilizante
alimenta el suelo


El suelo sirve para que
los cultivos crezcan


Los cultivos se
convierten en


alimento


El alimento
se convierte
en estiércol


El estiércol se
puede convertir
en fertilizante
(abono)


Trabajar con la naturaleza
En la naturaleza no se pierde nada:
todo se utiliza o tiene un propósito. El
funcionamiento circular o cíclico
es una de las maneras en que la
naturaleza reutiliza sus recursos sin
perder nada.


Desgraciadamente, los seres
humanos y la industria han
interrumpido los ciclos naturales, y esto
ha dado lugar a serios problemas de
salud ambiental. Un ejemplo de lo que
ocurre cuando los ciclos naturales son
interrumpidos es el cambio climático
(ver página 33).




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


tr aba jar con l a natur ale z a 31


Cómo podemos imitar los ciclos naturales
Los promotores de salud ambiental
de las Filipinas tienen un dicho:


Si entendemos la importancia
de devolver a la tierra lo que
viene de ella, podemos imitar a la naturaleza y
proteger nuestros recursos naturales y nuestra salud.
Los procesos cíclicos que establecemos en nuestros
hogares, comunidades y fábricas son pequeños pasos
que damos para mejorar la salud ambiental. La composta o la reutilización
o reciclaje de las botellas de vidrio o latas, por ejemplo, son posibilidades
para imitar el ejemplo de la naturaleza ya que con ellas creamos un ciclo
en vez de un basurero.


Lo que viene de
la tierra debe
volver a ella.


Cómo la industria puede imitar los ciclos naturales
Los promotores de la salud ambiental
en Filipinas tienen otro dicho:


La industria es el mayor productor de
contaminantes tóxicos. A pesar de esto, incluso
la industria podría aprender de los ciclos naturales a reutilizar
la energía y los materiales aplicando un proceso conocido como
producción limpia. Como primer paso, la industria tendría que hacerse cargo de
todos los desechos que produce. Si los desechos, por ejemplo los productos tóxicos,
no pueden ser reciclados, la industria debe deshacerse de ellos sin peligro y con
el tiempo suprimir su uso. Para que la industria pueda tener cabida en un futuro
sostenible, debe basar sus métodos en la prevención, la precaución y el derecho a la
salud para todas y todos, y no en el derecho a beneficiarse a costa del vertimiento
de desechos y de exponer a los demás al peligro y las enfermedades.


Lo que viene de
la fábrica debe
volver a ella.


Si la industria utilizara menos
recursos y reciclara y reutilizara
los que ya usa, podría reducir el


daño a la salud ambiental.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a salud ambiental desde una perspec tiva comunitaria32


La contaminación ataca al tejido de la vida
La contaminación es el daño a las personas y al medio ambiente causado por un
exceso de substancias tóxicas provenientes de las actividades humanas, más que
todo los desechos industriales, el transporte y la agricultura. La contaminación
tóxica se propaga a través del medio ambiente en el aire, el agua y el suelo.


La mayor parte de la contaminación proviene de las cosas que usamos o a que
nos exponemos cada día. Las maneras más comunes de exposición a tóxicos son:


• El humo de lo que quemamos, especialmente la quema de plásticos. Respiramos
el humo, y las cenizas contaminan el agua de beber y las tierras agrícolas.


• El humo de las fábricas que contamina el aire, el agua y la tierra.


• Los productos químicos utilizados en las fábricas, la minería y las
perforaciones y extracciones petroleras, que son echados en las fuentes de
agua y contaminan además el aire y la tierra.


• Las plaguicidas que se usan o manipulan cerca de los alimentos, las fuentes
de agua y en el hogar. Cuando se rocían, el aire los esparce lejos y ocasionan
mucho daño.


• Los productos químicos ingredientes de las baterías y pilas, pinturas, tintes y
los provenientes de la producción de aparatos electrónicos, que hacen daño a
los trabajadores de dicha industria.


• El humo de escape de los motores que contaminan el aire, el agua y la tierra.


La contaminación tóxica causa graves daños a las personas, las plantas y los
animales, no sólo en el sitio donde se emite sino lejos de la fuente. Un aspecto
importante para garantizar la sostenibilidad consiste en protegerse del daño
causado por la contaminación y las sustancias tóxicas (ver páginas 42, 368, 410,
440, y Capítulos 14, 16 y 20 al 23).


El principio de precaución
En su búsqueda de nuevos productos y mayores ganancias, las empresas han
creado miles de productos químicos que nunca habían existido en la naturaleza. La
mayoría de estos productos químicos no han sido puestos a prueba para determinar
si son seguros. Sin embargo, son utilizados en los productos que nos venden a diario.
Incluso cuando la gente cree que algunos de estos productos químicos pueden
ser dañinos, si no pueden comprobar con certeza que en efecto lo son, no podrán
sacarlos del mercado ni de nuestros cuerpos.


Algunos líderes comunitarios y científicos aplican el llamado
principio de precaución para guiar sus decisiones. Según el principio
de precaución, si existe alguna razón para creer que algo puede causar
daño, incluso si no lo sabemos con seguridad, es mejor evitarlo que
correr el riesgo de causar daño.


En la actualidad, este principio se opone a la manera de proceder de la mayoría
de los gobiernos. Hoy en día, para poder detener el uso de un producto o actividad
es necesario demostrar primero que es dañino, una situación que nosotros hemos
llamado el “principio del conteo de cadáveres”.


Más vale prevenir
que lamentar.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


c ambios en el clima 33


Cambios en el clima
En todo el mundo se están observando drásticos cambios al clima que están
provocando un mayor número de desastres naturales y problemas de salud para las
personas. En algunas partes ahora hay más lluvia, más inundaciones y tormentas
graves y, en otras, ya casi no llueve y ahora hay más sequías.


Este problema, llamado cambio climático, es realmente un conjunto de problemas
ambientales, incluyendo la deforestación, la contaminación del agua y aire y la
pérdida de la vida silvestre, que están causando cambios permanentes al clima del
planeta. El cambio climático (a veces llamado calentamiento global) se refiere a las
pequeñas variaciones en la temperatura del planeta que, aunque no muy visibles, han
causado importantes cambios en el clima.


Son estos cambios que están causando los desastres que han afectado a muchas
personas en el mundo—el fenómeno del niño y las tormentas fuertes e inundaciones
que destruyen casas y cosechas; la sequía y hambruna; y la propagación de
enfermedades por el desplazamiento de insectos y animales portadores.


Causas del cambio climático
El medio ambiente tiene la habilidad natural de absorber cierta cantidad de
contaminación. Lamentablemente, no puede absorber toda la que estamos
produciendo. Desde que empezamos a extraer y quemar grandes cantidades de
combustibles fósiles, como el petróleo y el carbón en los últimos 2 siglos, la cantidad
de contaminación liberada en el medio ambiente ha aumentando rápidamente. A
la misma vez, otros productos químicos inventados para los procesos de fabricación
están contaminando el aire y no pueden ser absorbidos por el medio ambiente,
contribuyendo también al cambio climático.


A su raíz, el cambio climático, como casi todos los problemas de salud ambiental,
es el producto de la utilización injusta, desigual e insostenible de los recursos
naturales. Los países que ahora son los ricos, como Estados Unidos y los países
europeos, llegaron a su presente nivel de vida a través de la contaminación y el uso
de los recursos de todo el mundo, así iniciando los cambios en el clima. Cuando los
países que ahora son pobres comenzaron a seguir los mismos pasos de sobreconsumo
y contaminación para aumentar el nivel de vida en sus países, se volvió muy claro
que este tipo de desarrollo sólo conduce hacia un desastre ambiental global.


Pero abandonar este tipo de desarrollo no significa que
los países pobres no puedan seguir luchando para mejorar
el nivel de vida en sus comunidades. No sólo es posible,
sino necesario para detener el cambio climático, que
construyamos un desarrollo basado en la igualdad y en la
salud y bienestar de la mayoría, no sólo de los ricos, y que
dejemos de depender en los combustibles fósiles y los químicos
tóxicos, desarrollando otras fuentes de energía y producción
limpia (ver Capítulos 20 y 23). Todos debemos participar en
cambiar nuestras sociedades, y los que tienen más recursos
deben contribuir más al proceso.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


34


Página


derechos y justicia
ambiental


El desastre del gas tóxico en Bhopal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .36


La lucha por los derechos y la justicia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .37


Cómo ingresan al cuerpo las sustancias tóxicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40


Una clínica diseñada para proteger el medio ambiente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40


La lucha por el cambio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .42


¿Riesgo aceptable? ¿Para quién? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .43


4


En este Capítulo




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


35


derechos y justicia
ambiental


Los integrantes de todas las comunidades tienen derecho a la salud y a un medio
ambiente seguro y saludable. Desgraciadamente estos derechos con frecuencia no
se respetan. Muchas personas sufren graves problemas de salud debido a la escasez
de servicios básicos y al exceso de contacto con sustancias dañinas. Las más
vulnerables son las personas de bajo nivel social debido a su raza, origen étnico,
religión, sexo, clase social, casta, pobreza u otra razón. Son las personas que sufren
primero y de más.


Como los poderosos no respetan debidamente los derechos de la gente de la
comunidad, a la lucha para vivir en un ambiente saludable, seguro, productivo y
agradable se le conoce como la lucha por la justicia ambiental.


En todas partes del mundo se dan casos de comunidades que sufren injustamente
debido a un desastre medioambiental, pero también hay muchos otros casos de
personas que se organizan para proteger y defender su derecho a la salud y la
justicia medioambiental después de estos desastres. En este Capítulo relatamos uno
de estos casos.





Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


derechos y jus t icia ambiental36


El desastre del gas tóxico en Bhopal
La noche del 2 de diciembre de 1984, en la ciudad de Bhopal, India, pasó un
desastre terrible. En una fábrica de plaguicidas ubicada en un barrio atestado
y pobre de Bhopal ocurrió una fuga de varias toneladas de gas venenoso que se
esparció por el aire. El sistema de alarma de la fábrica estaba apagado y otros
sistemas de seguridad no funcionaban, por lo que los residentes de la comunidad
no escucharon ninguna clase de alarma.


Una de las sobrevivientes, Aziza Sultan, recuerda:


Otro sobreviviente, Champa Devi Shukla, recuerda:


Esa noche, el gas venenoso mató a muchas personas. Al cabo de 3 días habían
muerto 8 mil personas. Y no era el final del desastre: era sólo el comienzo.


Durante los siguientes 20 años, más de 25 mil personas murieron a causa
del veneno que quedó en sus cuerpos. Muchas más contrajeron enfermedades
terribles, incluyendo dolor y problemas para respirar, tos continua, fiebre, pérdida
de sensación en las piernas y los brazos, debilidad, miedo, depresión y cáncer. Los
niños y los nietos de los sobrevivientes sufren graves defectos de nacimiento, incluso
extremidades enflaquecidas, crecimiento lento, y muchos problemas de los sistemas
reproductivo y nervioso. Más de 150 mil personas en Bhopal han sufrido daños por
la fuga del gas venenoso de una sola noche.


Esa noche me despertó mi bebé tosiendo
fuertemente; el cuarto estaba lleno de


una nube blanca. Escuché que
la gente gritaba “corran, corran...” Luego
comencé a toser cada vez que respiraba,
como si estuviera respirando fuego…


Sentía como si
alguien me hubiera
llenado el cuerpo con
ajíes rojos, me salían
lágrimas de los ojos
y mi nariz chorreaba,
me salía espuma por


la boca.


La gente se levantaba y
corría como estaba, algunos


no tenían ninguna ropa
encima, sólo intentaban


correr y salvar sus vidas y las
de sus seres queridos.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a lucha por los derechos y l a jus t icia 37


Justicia para Bhopal


La lucha por los derechos y la justicia
Hasta la fecha, los responsables nunca limpiaron el sitio de la fuga de gas tóxico
y la fábrica abandonada permanece allí como un recuerdo fatal del desastre.
Montones de productos tóxicos siguen expuestos al aire libre, y el agua subterránea
de la ciudad está envenenada. Mucha gente nunca recibió el tratamiento médico
necesario para solucionar sus problemas de salud. Por esto, para los residentes de
Bhopal el desastre no es algo que ocurrió en el pasado; lo consideran un desastre
permanente al que deben enfrentarse a diario.


La fábrica de plaguicidas era propiedad de una corporación multinacionál
(una empresa grande que trabaja en muchos países) llamada Union Carbide.
Los sobrevivientes sabían que no era justo que el desastre le hubiera hecho tanto
daño a sus vidas. Los afectados no tenían dinero para tratar sus enfermedades o
para cuidar de los familiares que ya no podían trabajar. Querían que la empresa
asumiera su responsabilidad. Sin embargo, Union Carbide alegaba que el desastre
lo había causado un empleado de la fábrica, y se negó a asumir cualquier
responsabilidad aunque era el diseño de su fábrica que causó el desastre.


Como otras personas que luchan por el derecho y la justicia, los perjudicados por
el desastre de Bhopal sabían que su pobreza no sólo empeoraba su problema, sino
que era primero que todo uno de los motivos que habían conducido al desastre.


¡No más desastres
químicos!


¡Nunca
más


Bhopal!




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


derechos y jus t icia ambiental38


¿Por qué ocurrió el desastre?
El desastre de Bhopal fue y sigue siendo un caso espantoso que nunca debería haber
ocurrido. Pero a pesar de lo espantoso que fue, no es sorprendente. La actividad
“¿Pero porque…?” puede ayudarnos a comprender las causas fundamentales del
desastre de Bhopal.


En todo el mundo las grandes empresas construyen sus fábricas contaminantes,
amontonan basureros tóxicos y desarrollan otros proyectos industriales peligrosos
en los lugares donde viven aquellos más oprimidos por la pobreza y discriminación
social. De esta manera los países y las comunidades pobres se convierten en
depósitos de productos industriales tóxicos y contaminantes. Por esto, la protección
de la salud ambiental no es sólo cuestión de que cada uno de nosotros cambie los
productos que utilizamos y la forma en que nos deshacemos de ellos, sino que todos
nosotros debemos desafiar la forma en que los poderosos abusan del poder y cómo
la gente más vulnerable sufre las consecuencias en carne propia.


Porque allí sus
ganancias eran


más altas.


Porque pueden pagar
menos a los trabajadores y
además hacerle poco caso
a la salud y seguridad de
éstos y la de la gente de


los alrededores.


Porque la fábrica
estaba ubicada en
un barrio pobre y
atestado de gente.


Porque a la
empresa y al


gobierno no les
importaba la


seguridad de la
gente pobre.


¿Pero por
qué estaba
la fábrica
ubicada
allí?


¿Por qué sufrió
tanta gente por el


desastre?


Pero, ¿por qué fabricaba
plaguicidas en la


India una compañía
estadounidense?


¿Y por qué
pueden


ganar más
allí?


Pero, ¿cómo es posible
que el gobierno de los
Estados Unidos y de
la India no imponga


sanciones a la empresa?




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a lucha por los derechos y l a jus t icia 39


Campaña internacional por la justicia en Bhopal
Los sobrevivientes de la fuga de gas trabajaron juntos para
llamar la atención a su desgracia y para hacer que la
empresa asumiera su responsabilidad. Organizaron
huelgas de hambre y se negaron a comer hasta que
se los escuchara. Marcharon 750 kilómetros hasta
la capital departamental, sin alimento y sin
agua. También marcharon a la capital
del país para pedir justicia. Las
mujeres armaron una carpa frente
a las oficinas del principal ministro
del departamento. Acamparon allí
por 3 meses. Todos los días desde
el amanecer hasta el anochecer
cantaban sus peticiones.


Muchos años después del desastre,
un tribunal ordenó a Union Carbide
pagar $470 millones al gobierno de la India. Fue una
victoria importante, pero no fue suficiente. La mayor parte del dinero nunca llegó a
los sobrevivientes.


Poco después Dow Chemical, otra multinacional, compró a Union Carbide. Dow
Chemical también se negó a asumir responsabilidades o a ayudar a las personas
afectadas para que éstas fueran tratadas. Ni el gobierno de la India, donde ocurrió
el desastre, ni el gobierno de Estados Unidos, donde ambas empresas tienen su
sede, están dispuestos a procesar ante la justicia a los directivos de la empresa
responsables del desastre.


Los sobrevivientes organizaron una campaña internacional para continuar su
lucha por la justicia. Consiguieron el apoyo de estudiantes, grupos ambientalistas y
organizaciones de derechos humanos. Con el apoyo de personas de todo el mundo,
los sobrevivientes de Bhopal presentaron sus demandas de justicia ante las sedes
de Union Carbide y Dow Chemical y frente a los gobiernos de la India y Estados
Unidos . Los sobrevivientes fueron fuente de inspiración para que otras personas
protagonizaran huelgas de hambre y tomaran medidas para generar interés sobre
el sufrimiento que padecían. A lo largo de todo este proceso, han brindado apoyo a
sus familias, organizado su propio cuidado de salud (ver página 345), apoyado a las
víctimas de otros desastres tóxicos y han sobrevivido.


El grito de acción de la campaña por la justicia en Bhopal es “Bhopal, ¡nunca más!”.
Su meta es evitar desastres ambientales semejantes en el futuro. Al internacionalizar
su lucha, ellos enseñaron a todo el mundo una lección importante sobre los efectos de la
exposición a tóxicos en el largo plazo. Los sobrevivientes de Bhopal demostraron que los
accidentes industriales pueden ocurrir en cualquier momento, y que los pobres siempre
resultan los más afectados. Su lucha por los derechos y la justicia se ha convertido en
un modelo para los organizadores comunitarios en todas partes.


¡Nunca
más!




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


derechos y jus t icia ambiental40


Cómo ingresan al cuerpo las
sustancias tóxicas


Al comer y beber (ingestión) Al respirar
(inhalación), y


A través de la piel
(absorción)


Cuanto más se exponga el cuerpo (en contacto directo) a un producto químico
tóxico, mayor será el daño. En Bhopal, más de 500 mil personas fueron expuestas
simultáneamente al inhalar el gas y a través del contacto con la piel, en lo que
fue el desastre inmediato. Más adelante, como el desastre no se limpió enseguida
y los productos químicos se esparcieron rápidamente por toda el área vecina a la
fábrica, el veneno ingresó en los terrenos y el agua subterránea, por debajo de la
ciudad. En la actualidad, muchos años después, la gente continúa bebiendo el agua
envenenada, lo que constituye la continua permanencia del desastre.


No importa si se trata de una exposición a productos tóxicos en gran escala
como en Bhopal, o a sustancias tóxicas como pinturas, disolventes u otros productos
corrientes: lo primero que se debe hacer es alejarse de los productos químicos, o
alejarlos del cuerpo de modo que la exposición no sea prolongada. Después de hacer
esto, haga lo posible para evitar otras exposiciones en el futuro (en el Capítulo
16 encontrará más información sobre los problemas de salud causados por los
productos tóxicos).


Una clínica diseñada para proteger el medio ambiente
Los residentes de Bhopal luchan por la justicia medioambiental a la vez que hacen
todo lo posible por recuperarse del desastre. Los sobrevivientes y otros voluntarios
inauguraron la Clínica Sambhavna para ofrecer atención médica a toda la
comunidad sin importar que los pacientes puedan pagar o no por los servicios, y
sin distinciones por su religión o casta. En idiomas sánscrito e hindi la palabra
sambhavna significa “posibilidad”.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cÓmo inGresan al cuerpo l as sus tancias tÓxic as 41


La Clínica Sambhavna es un modelo para la salud ambiental. Se construyó y se
gestiona de la manera más segura y sostenible posible. Veamos algunos ejemplos:


• Sólo se utiliza agua caliente y jabón para limpiar la clínica, para asegurarse
que nadie sufra daños por el uso de productos tóxicos de limpieza.


• Los trabajadores de la clínica sembraron una huerta de plantas medicinales,
en el que no se utiliza ningún producto químico. Los pacientes que reciben
tratamiento en la clínica ayudan en el huerto recolectando las hierbas
necesarias para su tratamiento.


• Cuando se necesita ampliar las construcciones, sólo se utilizan materiales de
construcción no-tóxicos. Se utilizaron materiales locales en los edificios, y
éstos fueron diseñados para dejar pasar la luz natural y el aire.


• Durante la época de lluvias se recolecta agua de los tejados y se almacena en
tanques subterráneos para tener agua durante la temporada seca.


• El agua de lavado se canaliza hasta un estanque y posteriormente se utiliza
para regar la tierra y la huerta de
plantas medicinales.


• La electricidad se obtiene
a través de paneles
solares, lo que
produce muy poca
contaminación.


En la Clínica Sambhavna se ha demostrado que para lograr la salud para
todas y todos es necesario no sólo tratar a las personas enfermas, sino en
primer lugar evitar las enfermedades. En las escuelas, el comercio, las oficinas
gubernamentales y nuestros hogares podemos seguir el ejemplo de la clínica
para reducir los daños que producen las sustancias tóxicas. Pero a pesar de
que modificamos nuestras prácticas en hogares e instituciones para que sean
más saludables y sostenibles, todos nosotros, en particular los más vulnerables,
seguiremos exponiéndonos a un riesgo mientras las industrias continúen
produciendo y utilizando substancias tóxicas (encontrará más información sobre
la Clínica Sambhavna en la página 345).




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


derechos y jus t icia ambiental42


La lucha por el cambio
Al organizar a la comunidad para que luchara por su salud y bienestar a largo
plazo, los sobrevivientes de Bhopal han inspirado a la gente de todo el mundo a
luchar por sus derechos y la justicia ambiental. Los siguientes principios han
resultado útiles para reducir el daño causado por los productos tóxicos:


• Evitar los productos tóxicos en la vida diaria. Utilice productos no tóxicos para
la limpieza de la casa, de las instituciones comunitarias y del lugar de trabajo
(ver páginas 372 a 374). No utilice plaguicidas o fertilizantes químicos en el
jardín, consuma alimentos cultivados sin productos químicos y lave las frutas
y verduras cuidadosamente antes de consumirlas (ver Capítulo 14). Es probable
que en nuestras propias comunidades estemos expuestos a sustancias tóxicas,
por lo que debemos presionar a los gobiernos para que no permitan que las
empresas expongan a las personas, especialmente a las más vulnerables.


• Organizarse para prevenir la contaminación. Podrá valerse de diferentes
actividades para evitar los desastres tóxicos, incluidas las huelgas de hambre,
paros y marchas, y de dramatizaciones populares, medios
informativos, internet y otros métodos para educar a las
personas. Si una fábrica está contaminando, estudie otras
alternativas laborales para que los trabajadores ganen su
sustento, ya que la gente necesita trabajo e ingresos.


• Obligue a las compañías a limpiar. Aunque es muy difícil
lograrlo, una de las principales tareas de cualquier lucha
por los derechos ambientales es exigir a la empresa
limpiar sus desechos tóxicos. Aunque las propias
empresas no estén de acuerdo, la gente considera
que las empresas deben asumir su responsabilidad
para evitar causar daños y para reparar cualquier
daño que hayan causado. Las demandas exitosas
que obligan a las empresas a asumir los costos de
limpieza hacen más probable que éstas tomarán
mejores medidas de seguridad en el futuro.


• Presionar a los gobiernos para que adopten y
hagan cumplir mejores normas de seguridad.
Desgraciadamente, la mayoría de los gobiernos prefieren proteger las
ganancias de las empresas en vez de proteger a la gente. Esto propicia la
injusticia ambiental y conduce a desastres porque las empresas consideran
la seguridad como un costo evitable y no como una responsabilidad que
deben asumir. Los gobiernos deben cambiar sus prioridades para asegurar la
protección de todas las personas, especialmente las más vulnerables.


• Cambiar la forma en que la industria fabrica sus productos. La fábrica de Union
Carbide en Bhopal fabricaba plaguicidas para controlar las plagas de las
cosechas. Pero hay mejores formas de controlar las plagas que los productos
tóxicos; de hecho, existen métodos menos dañinos y más eficientes para
prácticamente todo. ¿Por qué permiten que la industria nos envenene, pero no
nos permiten decidir la manera en que se deben hacer las cosas?


Si nuestros gobiernos
nos protegieran y


protegieran el medio
ambiente del mismo
modo en que yo


protejo a mi familia,
mejoraría la salud
para todos y todas.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cÓmo inGresan al cuerpo l as sus tancias tÓxic as 43


¿Riesgo aceptable? ¿Para quién?
Con frecuencia la industria y los gobiernos justifican el riesgo de daños
ambientales, incluso los desastres como el de Bhopal, discutiendo que cierta
cantidad de riesgo es aceptable pues equivale al “costo del desarrollo”. Esto
generalmente significa que se sacrificará a los más vulnerables para que las
ganancias de las empresas se mantengan como de costumbre; es una situación
inaceptable para casi todos. La búsqueda de ganancias no puede justificar que se
cause tanto daño y se violen los derechos humanos de las personas a la salud y a un
medio ambiente saludable.


Si Union Carbide o el gobierno indio se hubieran guiado por el principio de
precaución (ver página 32), quizá el desastre del gas tóxico de Bhopal no
habría ocurrido.


Exigir medidas de precaución
Las medidas de seguridad pueden reducir los daños. Pero incluso si éstas se aplican,
existirá siempre algún tipo de riesgo en las fábricas industriales. Si no es posible
evitar los riesgos, éstos deben al menos distribuirse equitativamente en lugar de
afectar sólo a las personas y comunidades más pobres.


A largo plazo, para que nuestra seguridad sea tan alta como posible, las
industrias deben organizarse de tal manera que la seguridad y la sostenibilidad
se valoren más que las ganancias. Para lograrlo debemos pedir a las empresas
desarrollar métodos de operación más seguros y justos, y pedir a los gobiernos que
responsabilicen a las empresas redactando y exigiendo el cumplimiento de leyes
para la protección de la salud y del medio ambiente. Para promover la justicia
ambiental para todos podemos exigir a nuestros líderes, y a aquellos con poder de
decisión, que se guíen por el principio de precaución.


Una fábrica humeante... ...puede convertirse en una pistola humeante.


¡Exija medidas de precaución!




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


44


Página


Problemas de salud por el
consumo de agua no potable


Tener suficiente agua es tan importante como tener agua segura . . . . . . . . 46


La carga de las mujeres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46


¿Qué hace que el agua no sea potable?. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .47


La historia de Timoteo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .47


Una historia sencilla acerca de la propagación de los microbios . . . . . . . . . 48


Actividad: Cómo se propagan las enfermedades diarréicas . . . . . . . . . . . 50


Enfermedades diarréicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51


Tratamiento de las enfermedades diarréicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51


Cómo preparar el suero de rehidratación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .53


Actividad: Detenga la propagación de la diarrea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54


Lombriz de Guinea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .55


Parásitos trematodos (esquistosomiasis, bilharzia) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .56


Evite la propagación de microbios y lombrices . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .57


Contaminación tóxica del agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .59


Dibujo para discusión:
¿Cómo entran los químicos tóxicos al agua? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .59


Evitar la contaminación tóxica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60


Historia: Arsénico en el agua “potable” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61


El derecho a suficiente agua potable . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .62


Historia: Asociaciones logran mejorar el suministro de agua . . . . . . . . . .62


El embotellamiento y venta del derecho al agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .63


5


en este Capítulo:




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


45


Problemas de salud por el
consumo de agua no potable


Nadie puede vivir sin agua; para mantener un buen estado de salud las personas
necesitan suficiente agua y necesitan que ésta sea potable. El agua no es potable
si se contagia con microbios y lombrices intestinales provenientes de los desechos
humanos y animales (orina y excrementos). Los microbios y lombrices intestinales
pueden transmitirse a través del agua o directamente de una persona a otra,
causando muchos problemas graves de salud y afectando a toda la comunidad.


Los productos químicos de la agricultura, la industria y la minería junto con
los basureros pueden hacer que el agua se vuelva insalubre y causar enfermedades
como sarpullido, cáncer y otros problemas graves de salud.


La falta de suficiente agua para beber, cocinar y lavar puede ocasionar
enfermedades, sobre todo cuando no hay forma de lavarse las manos después
de usar el sanitario y las enfermedades diarréicas se propagan rápidamente de
persona a persona. Del mismo modo, la escasez de agua para el aseo personal
puede causar infecciones de los ojos y la piel. La falta de agua puede dar lugar a la
deshidratación (pérdida excesiva de agua del cuerpo) y la muerte.


La escasez de agua puede ser el resultado de sequías (falta de lluvia por un
periodo prolongado), el alto costo del agua o su mala conservación.


La contaminación del agua puede empeorar los efectos de su escasez, del
mismo modo que la escasez de agua puede agravar la contaminación. Encontrará
más información sobre la protección y suministro de agua segura y potable en el
Capítulo 6, así como información sobre un saneamiento seguro en el Capítulo 7.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud por el consumo de aGua no potable46


Tener suficiente agua es tan importante como
tener agua segura
Muchas personas no tienen suficiente agua para
satisfacer sus necesidades cotidianas. Cuando no hay
suficiente agua para lavarse, es posible que la gente
contraiga infecciones como sarna y tracoma. La falta de
suficiente agua para beber y lavarse puede causar
infecciones en la vejiga y los riñones, especialmente en
las mujeres (encontrará más datos sobre estas
enfermedades en Donde no hay doctor, Donde no hay
doctor para mujeres, u otro manual general de salud). En
los hospitales y centros de salud, si no hay suficiente
agua para lavarse, las infecciones pueden propagarse de
persona a persona. Para los niños, la falta de suficiente
agua puede causar la deshidratación y la muerte.


La carga de las mujeres
Cuando el agua es escasa las personas que la recogen y la
llevan, mujeres y niños, tienen que desplazarse distancias
largas con cargas pesadas, y esto le puede resultar en
daño al cuello, a la espalda y a las caderas. Recoger agua con frecuencia requiere
de tanto tiempo y esfuerzo que la familia utiliza una cantidad mucho menor del
agua que consumiría si ésta fuera abundante. El transporte del agua puede tomar
tanto tiempo que impide a las mujeres realizar las labores para proteger la salud de
la familia, el cuido de sus hijos y de los cultivos.


El agua puede prevenir y tratar muchas enfermedades
El agua se usa para bajar la fiebre y limpiar heridas e infecciones de la piel.
Tomar mucha agua ayuda a evitar la diarrea, las infecciones urinarias, la tos y el
estreñimiento. Lavarse las manos con agua y jabón después de usar el sanitario
y antes de comer o preparar alimentos contribuye también a evitar muchas
enfermedades.


Limpiar las heridas con
jabón ayuda a prevenir


las infecciones.


Trate las quemaduras
pequeñas sumergiendo


la parte afectada en
agua fría.


Los baños de agua caliente
y las compresas tratan los


abscesos, forúnculos, dolores
musculares y rigidez de las


articulaciones.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


¿Qué hace Que el aGua no se a potable? 47


¿Qué hace que el agua no
sea potable?
El agua no es potable cuando contiene microbios, lombrices o sustancias tóxicas
(encontrará más información sobre las sustancias tóxicas en los Capítulos 19 y 20).
Los microbios (organismos vivos tan pequeños que son invisibles y causantes de
diversas enfermedades) y los parásitos como la lombriz látigo, las uncinarias y los
ascárides, causan enfermedades graves.


Los microbios y las lombrices viven en los excrementos
humanos y el estiércol (orín y heces) y pueden causar
enfermedades graves y prolongadas cuando:


• No hay una buena forma de descartar los
excrementos humanos y el estiércol.


• No se protegen ni se mantienen limpias las provisiones
de agua.


• No hay suficiente agua para lavar.


Algunas de las enfermedades causadas por microbios y lombrices, por ejemplo el
cólera, se propagan rápidamente y pueden causar muchas muertes; otras pueden
durar muchos años y producir o empeorar otros problemas de salud, tales como
deshidratación, infecciones, anemia (debilidad de la sangre), y desnutrición. La seña
más común de las enfermedades causadas por microbios y lombrices es la diarrea;
por eso a veces se las llama enfermedades diarréicas.


La deshidratación por enfermedades diarréicas es la causa más común de la
mortalidad infantil. En la página siguiente continúa la discusión de las diferentes
causas de la diarrea.


La historia de Timoteo
Ñoki vivía en la aldea con su pequeño hijo Timoteo. Al igual que sus vecinos, ella
sacaba el agua de un pozo entubado que un grupo de trabajadores de desarrollo
rural había construido muchos años antes. En ese entonces, cuando se descomponía
alguna parte de la bomba, los trabajadores traían los repuestos nuevos para
repararla. Pero una vez que los trabajadores se fueron de la región, nadie sabía
cómo reparar la bomba o dónde comprar los repuestos, y en cualquier caso no
habrían tenido dinero para comprarlos.


Cuando la bomba se descompuso, las mujeres tuvieron que ir hasta un pozo
en las afueras del pueblo para buscar agua. En este pozo también abrevaban los
animales; el agua estaba contaminada con lombrices y microbios. Después de tomar
agua de ese pozo Timoteo se enfermó gravemente con diarrea líquida. Se debilitó
cada vez más. Ñoki no tenía dinero para llevar a su hijo al centro de salud, que
estaba a muchas horas de distancia. En pocos días, Timoteo murió.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud por el consumo de aGua no potable48


Una historia sencilla acerca de la propagación de los microbios


2. El perro come
las heces del
hombre.


3. El niño juega con el
perro y se unta las
manos con heces.


1. Un hombre
tiene diarrea y
defeca afuera.


4. El niño comienza a llorar, su
madre lo consuela y él se limpia
las manos en su falda.


Para comprender las causas de la muerte de Timoteo
La actividad del “¿Pero por qué…?” (ver páginas 7 y 12) puede servir para explorar
las diferentes causas de la enfermedad y muerte de Timoteo.


¿Qué causó la muerte de Timoteo? La diarrea y la deshidratación.


Pero, ¿por qué le dio diarrea? Tomó agua con microbios.


Pero, ¿por qué había microbios en el agua? El pozo no estaba protegido y el agua
estaba contaminada con microbios y lombrices.


Pero, ¿por qué Timoteo bebió agua de un pozo no protegido?
La bomba de agua se había descompuesto.


Pero, ¿por qué no la hicieron reparar?


Timoteo muere


Continúen con la “cadena” hasta que
no haya más preguntas. También


pueden regresar a un eslabón anterior
y hacer más preguntas para descubrir
otras posibles causas. Por ejemplo:


A Timoteo
le da


diarrea


No hay
suero de


rehidratación
No


hay dinero
para ir al


doctor


No hay leña
para hervir
el agua


La bomba se
descompone


Estiércol
de


animales
en el
agua


Pero, ¿por qué Ñoki no hizo algo para purificar el agua? Había poca leña
para hervir el agua y no había dinero para desinfectarla con cloro.


Las preguntas “¿Pero por qué?” continúan hasta que la gente
proponga motivos que expliquen la muerte de Timoteo. A dibujar
una cadena de razones sobre un papel o en un pizarrón, o hacerla de
cartulina o tela, se puede mostrar cómo cada una de las causas está
conectada con las demás. Por cada causa que se proponga, se agrega
un eslabón a la cadena. De esta manera, la gente puede comprender
las diferentes causas que llevan a la enfermedad, y cómo estas causas
pueden evitarse.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


¿Qué hace Que el aGua no se a potable? 49


Cómo los microbios y lombrices propagan las enfermedades
Con frecuencia es fácil saber donde se encuentran los microbios y las lombrices:
están principalmente en materia sucia como las heces, los alimentos podridos y los
sanitarios sucios. Pero en ciertas ocasiones están también presentes en lugares que
parecen limpios como en el agua clara, o en las manos.


Los microbios y las lombrices pueden transmitirse (pasar) de una persona a
otra a través del tacto, del aire, con el polvo, o cuando la gente tose y estornuda.
Se pueden propagar a través de los alimentos y el agua para beber, o a través
de las moscas, otros insectos y animales. También pueden vivir en los alimentos
crudos o mal cocidos. Algunas lombrices pueden transmitirse al pisarlas, al beber
agua contaminada o lavarse con ella, o al comer mariscos o plantas no cocidas
que provienen del agua contaminada. Las lombrices y los microbios que causan la
diarrea viajan por estas rutas:


Heces


Líquidos


Moscas


Dedos


Boca


Campos


Alimentos


Puede recordar cómo viajan los microbios si recuerda la frase: “ano-mano-boca”.


6. La familia come
los alimentos.


5. La madre cocina. Los
microbios de su falda pasan
a sus manos. Ella sirve los
alimentos con sus manos.


7. Después, toda la familia
tiene diarrea.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud por el consumo de aGua no potable50


bcnbxncbCómo se propagan las enfermedades diarréicas












esta actividad ayuda a mostrar cómo los microbios que causan la diarrea se
transmiten de una persona a otra. los participantes hacen dibujos que recolectan
para contar una historia.


Tiempo: 1 a 1 ½ horas


Materiales: papel de dibujo pequeño, papel de dibujo grande, bolígrafos
de colores o marcadores, cinta adhesiva, muestras de dibujos.


cada uno de los participantes muestra al grupo pequeño el
dibujo que ha hecho. las demás personas del grupo explican lo
que ellos ven. esto se hace para que todos entiendan los dibujos.


cada grupo pone los dibujos en el mismo orden en que ocurren
los diferentes pasos de propagación de los microbios. si el
grupo ve que faltan dibujos, se hacen otros para completar la
historia. cuando los dibujos ya están en orden, podrá pegarlos
en una hoja grande de papel. dibuje flechas entre los dibujos
para crear una serie que narre la historia de cómo los microbios
se propagan.


cada grupo muestra su serie de dibujos a los demás grupos. el
grupo que muestra sus dibujos narra la historia de cómo la diarrea
se transmite de una persona a la otra.


todo el grupo discute la actividad. ¿es la historia de cada grupo la
misma? ¿en qué se diferencian? ¿por qué? hable de las diferentes
formas de propagación de la diarrea. ¿cómo pueden las condiciones
económicas y sociales poner en riesgo a las personas? ¿Qué
comportamientos y convicciones ponen en riesgo a las personas?
¿de qué otra manera, no ilustrada en esta actividad, se propagan las
enfermedades?


forme grupos de 5 a 8 personas. cada persona hace un dibujo
que explique en parte cómo cree que la gente se enferma de
diarrea, mostrando sólo uno de los pasos de propagación de
la diarrea. si el participante se le dificulta dibujar, podrá escribir
una palabra en lugar de dibujar, o pedirle a alguien que lo ayude.
podría ser útil mostrar dibujos de ejemplo para estimular la
discusión en grupo.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


¿Qué hace Que el aGua no se a potable? 51


Enfermedades diarréicas
La mayor parte de las enfermedades diarréicas se deben a la falta de agua
para el aseo personal, a la falta de limpieza y mantenimiento de sanitarios,
y al consumo de agua y alimentos contaminados.


Señas
La seña más común de la enfermedad diarréica es defecaciones frecuentes y
líquidas. Otras señas incluyen fiebre, dolor de cabeza, temblores, escalofrío,
debilidad, retortijones estomacales e intestinales, vómitos y barriga hinchada.
El tratamiento depende del tipo de diarrea que tenga la persona.


Estas señas ayudan a determinar cuál enfermedad diarréica tiene la persona:


• Cólera: diarrea como agua de arroz, dolor y retortijones intestinales, vómitos.


• Tifoidea: fiebre, dolor y retortijones intestinales agudos, dolor de cabeza,
estreñimiento o diarrea espesa como sopa de arvejas (chícharos).


• Giardia: diarrea de apariencia grasosa, que flota y huele mal, dolor intestinal,
fiebre baja, vómitos, gas y eructos algunas veces con olor a huevos podridos.


• Disentería bacteriana (shigella): diarrea con sangre de 10 a 20 veces al día,
fiebre, dolor y retortijones intestinales agudos.


• Disentería amibiana: diarrea de 4 a 10 veces al día e inmediatamente después de
comer, generalmente con moco blanco, fiebre, dolor y retortijones intestinales.


• Ascaris (lombriz grande redonda): barriga hinchada, debilidad, lombrices
grandes, rosadas o blancas, que salen con las heces o por la boca o nariz.


• Uncinaria (lombriz de gancho): diarrea, debilidad, anemia, palidez. Es posible
que los niños con infección por uncinaria comen tierra.


• Tricocéfalo (lombriz de látigo): diarrea, lombrices delgadas, rosadas o grises, en
las heces.


Encontrará más información acerca del tratamiento de las enfermedades diarréicas
y de las infecciones con lombrices en los Capítulos 12 y 13 de Donde no hay doctor.


Tratamiento de las enfermedades diarréicas
El mejor tratamiento para la diarrea es dar al enfermo abundantes líquidos y
comida. En la mayoría de casos, pero no todos, no es necesario dar medicamentos.
Consulte a un promotor de salud.


• Disentería amibiana: el mejor tratamiento es con medicamentos.


• Tifoidea: el mejor tratamiento es con antibióticos. La enfermedad puede durar
semanas y terminar en la muerte.


• Cólera: el mejor tratamiento es tomar suero de rehidratación, muchos líquidos
y comida fácil de digerir, para reponer los nutrientes perdidos por la diarrea
y el vómito. Los medicamentos evitan que el cólera se propague.


Si una persona tiene diarrea con sangre o fiebre, o está muy enferma, debe ir a un
centro de salud inmediatamente.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud por el consumo de aGua no potable52


Diarrea y deshidratación
Son muchas las personas que mueren por enfermedades
diarréicas. Con frecuencia los niños mueren al
deshidratarse.


Las personas de cualquier edad pueden deshidratarse,
pero los niños pequeños se deshidratan muy rápidamente y
la deshidratación es más peligrosa para ellos.


Cualquier niño con diarrea líquida está en peligro
de deshidratación. Es necesario darle gran cantidad de
líquidos y cuando se presenten señas de deshidratación,
llevarlo a un centro de salud inmediatamente.


Señas de deshidratación


Sed y resequedad en
la boca


Poco o nada de
orina, u orina
amarilla oscura


Ojos hundidos y sin
lágrimas


Hundimiento de la
mollera en los bebés


Pérdida
súbita de peso






Levante la piel con
los dedos (así)


Si la piel no
vuelve a su lugar
enseguida es seña
de que el niño está
deshidratado


Pérdida de la elasticidad de la piel


Cómo prevenir o tratar la deshidratación
Cuando un niño tiene diarrea líquida o diarrea y vómitos, no espere a que
aparezcan las señas de deshidratación: tome medidas de inmediato.


• Hágale beber gran cantidad de líquidos como gachas de avena o cereal
aguadas, sopa, agua o suero de rehidratación (ver página siguiente).


• Siga dándole alimentos. Tan pronto como el niño enfermo (o adulto) pueda
comer, déle alimentos que le gusten, y hágalo con frecuencia. Si es un bebé,
continúe amamantándolo frecuentemente y con preferencia a otros alimentos
o bebidas.


• El suero de rehidratación ayuda a prevenir o tratar la deshidratación. No cura
la diarrea pero puede ayudar al enfermo hasta que la diarrea se detenga.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


¿Qué hace Que el aGua no se a potable? 53


bcnbxncbCómo preparar el suero de rehidratación


IMPORTANTE: Si la deshidratación empeora, o aparecen otras señas de peligro,
busque asistencia médica.


el suero de rehidratación se puede preparar de dos maneras. si es posible, agregue
media taza de jugo de fruta, agua de coco, o banana madura aplastada. estas frutas
contienen potasio, mineral que ayuda a los enfermos a tolerar mejor los alimentos
y bebidas.


haga beber al niño unos sorbos de esta bebida cada 5 minutos, día y noche, hasta
que comience a orinar normalmente. una persona mayor necesita 3 o más litros al
día. un niño pequeño generalmente necesita por lo menos 1 litro al día, o 1 vaso
por cada heces aguada. siga dándole la bebida con frecuencia y en pequeños
sorbos. aunque la persona vomite no devolverá todo el líquido. después de un día,
descarte la bebida y prepare una nueva mezcla, si es todavía necesario.


y 8 cucharaditas colmadas de
cereal en polvo.


en 1 litro de aGua limpia ponga
media cucharadita de sal,


CUIDADO: pruebe la bebida cada vez que
la haga beber y asegúrese de que no se
haya echado a perder. en climas cálidos, las
bebidas de cereal pueden descomponerse
en pocas horas.


hierva de 5 a 7 minutos hasta
que se formen gachas o un
caldo espeso. enfríe la bebida
rápidamente y comience a
darla al enfermo.


Bebida preparada con cereal en polvo y sal.
(el arroz en polvo es lo mejor, pero se puede
utilizar también maíz finamente molido, harina
de trigo, sorgo, o papas cocidas y aplastadas).


y 8 cucharaditas, al ras, de
azucar. mezcle bien.


CUIDADO: antes de agregar el
azúcar, pruebe la bebida para
asegurarse de que es menos salada
que las lágrimas.


Bebida preparada con azúcar y sal
(se puede usar azúcar cruda,
amarilla o blanca, o melaza)


en 1 litro de aGua limpia ponga
media cucharadita de sal,




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud por el consumo de aGua no potable54


Detenga la propagación de la diarrea










en esta actividad nos valemos de las historias de “cómo se propagan las enfermedades
diarréicas” (página 50) para demostrar cómo evitar que la diarrea se propague.


Duración: de 30 minutos a 1 hora


Materiales: una hoja grande de papel de dibujo, bolígrafos de color o
marcadores, cinta adhesiva, los dibujos de la actividad “cómo se propagan las
enfermedades diarréicas” (página 50).


trabaje con los mismos grupos pequeños de la actividad anterior, “cómo se
propagan las enfermedades diarréicas”. en esta ocasión cada grupo observa los
dibujos de la actividad anterior y luego los integrantes conversan sobre
las medidas que se pueden tomar para detener la propagación de la
enfermedad: lavarse las manos, utilizar sanitarios, proteger los alimentos
y el agua, etcetera. cada una de estas medidas sirve de barrera para
detener la propagación de la diarrea.


cuando la gente se ha puesto de acuerdo y ha determinado qué
barreras detienen la propagación de los microbios, pida a cada grupo crear
dibujos que muestren las diferentes medidas que detienen la propagación
de las enfermedades diarréicas.


el grupo luego conversa para determinar cómo transformar
la historia, pasando de “cómo se propagan las enfermedades
diarréicas” a “cómo detener la propagación de la diarrea”.
¿dónde encajan los nuevos dibujos dentro de la historia
anterior, de manera que se pueda detener la propagación
de la enfermedad? los nuevos dibujos se pegan en su lugar
correspondiente dentro de la serie anterior, demostrando así
cómo es posible cambiar el desenlace de los eventos.


cada grupo muestra la nueva historia modificada. todo el
grupo conversa sobre las barreras que aplican (o no) para detener las
enfermedades. ¿son todas las barreras efectivas todo el tiempo? ¿por qué? o
¿por qué no? ¿por qué es tan difícil aplicar algunas de estas barreras? ¿cómo puede
la comunidad trabajar unida para asegurarse de que las enfermedades diarréicas
no se propaguen?




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


¿Qué hace Que el aGua no se a potable? 55


Lombriz de Guinea
La lombriz de Guinea es una lombriz larga y delgada que vive bajo la piel y causa
una dolorosa herida en el cuerpo. La lombriz, que parece un hilo blanco, puede
medir más de un metro de largo. La lombriz de Guinea se encuentra en zonas de
África, India y Medio Oriente.


Señas
Una hinchazón dolorosa en el tobillo, la pierna u otra parte del cuerpo. Después
de unos días, se forma una ampolla que luego se revienta y deja una llaga. Esto
generalmente sucede al bañarse o permanecer dentro del agua. Se puede ver la
punta de la lombriz de Guinea saliendo de la herida como un hilo. En el curso de la
semana siguiente, la lombriz va saliendo del cuerpo. Cuando la herida está sucia y
se infecta, o si la lombriz se rompe al tratar de sacarla, el dolor y la hinchazón se
agravan hasta el punto de no poder caminar.


La lombriz de Guinea se propaga de persona a persona de esta manera:


Para tratar la lombriz de Guinea, consulte a un promotor de salud o algún libro
de salud, como Donde no hay doctor. Tome además precauciones para evitar el
contacto con estas lombrices en el futuro.


Para evitar la lombriz de Guinea, proteja las fuentes de agua (ver páginas 75
a 85) y filtre el agua (ver páginas 94 a 97). Si nadie se mete o se baña en el
agua destinada para beber, la infección no podrá transmitirse y, con el tiempo,
desaparecerá del lugar.


1. Una persona
infectada, con una
llaga abierta, entra
en un pozo de agua.
La lombriz se asoma
por la llaga y pone
sus huevos en el
agua.


2. Unas diminutas pulgas
acuáticas se comen
los huevos de la
lombriz.


3. Otra persona bebe
el agua y se traga las
pulgas con los huevos
de la lombriz.


4. Algunos de los huevos
se convierten, poco
a poco, en lombrices
bajo la piel. Después de
un año, se forma una
llaga cuando la lombriz
rompe la piel para
poner sus huevos.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud por el consumo de aGua no potable56


Parásitos trematodos (esquistosomiasis, bilharzia)
Esta infección es causada por un gusanito que entra en la sangre a través de la
piel cuando una persona camina, se baña o nada en aguas contaminadas. La
enfermedad puede causar serios daños al hígado y riñones, y conducir a la muerte
después de meses o años. Las mujeres corren un riesgo de infección mayor por los
parásitos trematodos, ya que permanecen mayor tiempo en o alrededor del agua
cuando recogen agua, lavan ropa y bañan a los niños.


Muchas veces no ocurren señas tempranas de la enfermedad. En algunas zonas,
una seña común es sangre en la orina o las heces. También puede causar llagas
genitales en las mujeres. En zonas donde la enfermedad es muy común, la gente
debe tener un examen aunque sólo tenga señas leves de dolor abdominal.


Tratamiento
Es mejor tratar los parásitos trematodos con medicamentos. Para saber qué
medicamento usar, consulte a un promotor de salud o un libro de salud general,
como Donde no hay doctor. Las llagas genitales y la sangre en la orina son
también señas de infecciones de transmisión sexual (ITS). Algunas mujeres no
buscan tratamiento porque temen que se las culpe de tener una ITS. La falta de
tratamiento puede causar otras enfermedades graves y volver estéril a la mujer
(incapacitarla para quedar embarazada).


Prevención
Los parásitos trematodos no se transmiten directamente de persona a persona.
Los gusanitos que causan la enfermedad deben pasar parte de su ciclo vital
dentro de cierto tipo de caracol de agua. Aunque se pueden organizar programas
comunitarios para exterminar los caracoles y así evitar los parásitos trematodos,
estos programas sólo tendrán éxito si las personas cumplen con la medida
preventiva más básica: no orinar ni defecar nunca en el agua o cerca de ella.


1. Una persona infectada
orina o defeca en el agua.


2. La orina o las heces
contienen huevos de
gusanitos.


4. Los gusanitos salen de
los caracoles y penetran
en una persona.


5. De este modo se infectan las personas que se lavan o nadan en el
agua donde ha orinado o defecado una persona infectada.


3. Después de que los
huevos han incubado,
los gusanitos penetran
en los caracoles.


Los parásitos trematodos se propagan de la siguiente manera:




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


e v ite l a propaGaciÓn de microbios y lombrices 57


Evite la propagación de microbios y lombrices
Los microbios y las lombrices se encuentran en todas partes; sin embargo, todos
podemos aplicar ciertas medidas sencillas para evitar las enfermedades. Para
detener la propagación de lombrices y microbios:


• Proteja las fuentes de agua y use agua limpia para beber y lavar. A menos que
esté seguro que el agua es potable, será mejor tratarla (ver páginas 92 a 99).


• Lávese siempre las manos después de usar el sanitario y antes de tocar la comida.
Si hay agua limpia y jabón, úselos; si no, use arena limpia o ceniza. Córtese
las uñas bien cortas para también mantener sus manos limpias.


• Use un sanitario para evitar que los microbios y lombrices entren en
contacto con la gente. Si no hay sanitarios, es mejor defecar lejos de las
fuentes de agua, en un lugar donde las heces no entren en contacto con
la gente o los animales. Cubra las heces con tierra para evitar que las
moscas se posen sobre ellas.


• Prepare y guarde los alimentos de manera limpia y segura. Lave la fruta y
las verduras, o cocínelas bien antes de comerlas. Alimente a los animales
con las sobras y los residuos de alimentos, o arrójelos en la pila de composta
(abono orgánico) o al sanitario. Deshágase de la comida podrida, mantenga
la carne y los pescados separados de los demás alimentos, y asegúrese de
que la carne, los huevos y el pescado estén bien cocidos antes de comerlos.
Lave los platos, las superficies para cortar y los utensilios con agua caliente
y jabón después de utilizarlos, y deje que se sequen bien, si es posible al sol.


• Mantenga a los animales lejos de los alimentos de la casa y de las fuentes
de agua de la comunidad.


• Póngase calzado para evitar que las lombrices entren por los pies.


• Fabrique atrapamoscas y cubra los alimentos para evitar que las moscas
propaguen los microbios. Los sanitarios bien mantenidos también
controlan las moscas y evitan que éstas se propaguen (ver Capítulo 7).


bcnbxncbCómo fabricar un atrapamoscas con una botella de plástico









corte y separe la parte superior de la botella de plástico.


ponga un alambre o cuerda a la botella para poder colgarla luego.


ponga algún cebo, por ejemplo azúcar o fruta, dentro de la botella.


coloque de nuevo la parte superior en la botella, pero con el pico hacia abajo.


las moscas podrán entrar, pero no podrán salir.


cuando la botella esté llena, vacíela en un sanitario o en la composta.
asegúrese de que todas las moscas estén muertas antes de vaciar la trampa.


para reducir la cantidad de moscas, cuelgue estas trampas cerca de los sanitarios y
lugares donde se prepara la comida.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud por el consumo de aGua no potable58


bcnbxncb


llene la botella con agua y póngale
la tapa. cuando la tapa esté bien
cerrada, no saldrá agua por el tubo. al
desenroscar la tapa, el agua fluye en un
flujo constante. después de comprobar
que funciona debidamente, cuélguelo
o colóquelo en una repisa, donde las
personas puedan usarlo para lavarse
las manos. mantenga un jabón
cerca, o ensarte un jabón con una
cuerda y átelo a la botella.


Lavarse las manos
Una de las medidas más eficaces para evitar los problemas de
salud causados por los microbios es lavarse las manos con agua
y jabón después de defecar o limpiarle el trasero al bebé y antes
de preparar alimentos, alimentar a los niños o comer.


Mantenga una fuente de agua limpia cerca de la casa para facilitar el lavado
de las manos. Tenga en cuenta que no basta con lavarse las manos sólo con agua:
utilice siempre jabón para eliminar la suciedad y los microbios. Si no hay jabón
disponible, utilice arena, tierra, o ceniza.


Frótese las manos con jabón y agua proveniente de una bomba de agua, del
grifo, o de un lavamanos artesanal. Utilice un platón para lavar o palangana si no
hay agua corriente.


Enjabónese (o frótese con arena o ceniza) bien las manos y cuente
hasta 30 mientras se las frota. A continuación frótese las manos bajo
el agua para enjuagarlas. Séquelas con un paño limpio, o al aire.


El lavamanos artesanal: un artefacto sencillo para lavarse las manos
El lavamanos artesanal permite lavarse las manos con poca agua. También permite
frotarse ambas manos juntas mientras corre el agua sobre ellas. El lavamanos
artesanal se fabrica con materiales fáciles de conseguir y se puede instalar en
lugares donde las personas necesitan lavarse las manos, por ejemplo, cerca de la
estufa, del sanitario o en el mercado.


Cómo fabricar un lavamanos artesanal






➍ ➎


para fabricar este lavamanos necesitará: 1) una botella de plástico con tapa de rosca
(del tipo que llevan las botellas de soda), y 2) una pajita para beber (popote, pajilla), o
el tubo de un bolígrafo, o cualquier tubo pequeño, hueco y rígido. entre más grande
sea la botella, mejor, porque no se debe llenarla tan frecuentemente.


limpie la botella.


con un alambre caliente, perfore un agujero pequeño en la parte inferior de la botella.


si no tiene una pajita, limpie el interior del tubo de un bolígrafo. córtelo en ángulo, y
empújelo a través del hueco de la botella. el tubo debe quedar firme en el agujero.


para utilizar el lavamanos
artesanal: desenrosque
la tapa sólo lo suficiente
para hacer que fluya el
agua. mójese las manos,
enjabónelas y frótelas
juntas debajo del agua
hasta que estén limpias.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


contaminaciÓn tÓxic a del aGua 59


Contaminación tóxica del agua
Las industrias tales como la agricultura, la minería y la petrolera arrojan desechos
químicos en las fuentes de agua haciendo que el agua no sea potable ni segura para
preparar alimentos, bañarse o regar los campos.


En algunos lugares, el agua puede estar contaminada por sustancias tóxicas
que ocurren de manera natural en la tierra, por ejemplo arsénico (ver página 61)
y fluoruros (una sustancia que causa manchas café en los dientes y debilidad
grave en los huesos). A medida que el agua subterránea se agota, los químicos
tóxicos naturales se concentran en el agua que queda y el riesgo aumenta.


Estas sustancias químicas, ya sean industriales o de la propia tierra,
generalmente son invisibles y muy difíciles de detectar. Puede ser útil entregar
una muestra del agua a un laboratorio, quizás de una universidad, para detectar
los químicos tóxicos naturales y las sustancias tóxicas industriales. Si es posible,
se debe entregar la muestra al laboratorio hasta 6 horas depués de recolectarla.


bcnbxncbdibujo para discusión: ¿Cómo entran los químicos tóxicos al agua?


Preguntas para discutir:
• ¿cómo ve usted que las sustancias tóxicas ingresan al agua?
• ¿ Qué se puede hacer para proteger el agua de la


contaminación tóxica?


• ¿ cómo afectaría nuestra salud si bebiéramos dicha agua o
comiéramos pescado proveniente de ella?




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud por el consumo de aGua no potable60


Evitar la contaminación tóxica
La única manera de asegurarse de que el agua se mantenga libre de sustancias
tóxicas es evitar que se contamine desde su origen. Si sospecha que el agua que
consume está contaminada, usted puede organizar a su comunidad para hacer
un mapa de las fuentes de agua y de su contaminación, descubrir los problemas
de suministro de ésta (ver páginas 68 a 70), y luego tomar medidas para detener
la contaminación. Sin embargo, la única manera de saber exactamente cuáles
sustancias químicas contiene el agua es haciendo un análisis de laboratorio (ver
página 70).


IMPORTANTE: Recuerde que la eliminación de microbios y lombrices del agua
NO eliminará de ella las sustancias químicas, del mismo modo que proteger el agua
de las sustancias químicas no eliminará de ella los microbios y lombrices.


Para evitar la contaminación con sustancias tóxicas:


• Las calles y los puentes pueden diseñarse con cunetas de drenaje para arrastrar
los contaminantes de los automóviles y camiones lejos de los canales y ríos.


• Se deben sembrar árboles a lo largo de los caminos para evitar parcialmente
la contaminación de las fuentes de agua, ya que los árboles absorben parte
de la contaminación del aire.


• La industria debe contaminar menos. Las fábricas deben hacerse
responsables del tratamiento de sus desechos, y la pequeña industria podría
usar métodos de producción limpia (ver página 458).


• La industria minera y petrolera no se debe establecer en lugares donde
pueda poner en riesgo la calidad del agua (ver Capítulos 21 y 22).


• Los agricultores deben reducir o eliminar el uso de plaguicidas y abonos
químicos y asegurarse de que las sustancias químicas no ingresen en
las fuentes de agua. Las sustancias químicas pueden reemplazarse con
productos naturales para el control de plagas y con abonos naturales (ver
Capítulo 15).


• Los gobiernos deben fijar normas para evitar la contaminación industrial de
las fuentes de agua y garantizar que estas normas se cumplan. En
el Anexo B encontrará los acuerdos internacionales sobre
protección del agua.


El control de la contaminación del
agua requiere la acción de la
comunidad, de los gobiernos,
y de la industria. Para mayor
información sobre la forma de
evitar y reducir el daño de las
sustancias tóxicas, consulte el
Capítulo 20.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


contaminaciÓn tÓxic a del aGua 61


Arsénico en el agua “potable”
Durante varios siglos, la mayoría de la gente en Bangladesh bebía el agua de estanques
cuidadosamente protegidos, pero se bañaba y lavaba los platos y ropa en ríos, acequias
y otras fuentes de agua no protegidas. Esta agua muchas veces estaba contaminada
por microbios que causaban diarrea, cólera, hepatitis y otros problemas de salud. Por
esto el gobierno, con el apoyo de agencias internacionales, construyó pozos entubados
en todo el país. Las campañas de salud pública alentaban a la gente a utilizar el agua
“potable” de los pozos entubados, en vez del agua superficial.


A pesar de esto, hacia 1983 se presentaron informes sobre la presencia de
un gran número de envenenamientos tóxicos. Muchas personas empezaron a
sufrir graves problemas de salud, lesiones en la piel, cáncer, daños en los nervios,
enfermedades del corazón y diabetes. Muchas murieron. Nadie sabía qué era la
causa de las enfermedades. En 1993 los científicos descubrieron que había arsénico
en las aguas subterráneas y que esta sustancia química estaba causando las
enfermedades. Nadie había analizado el agua en búsqueda de arsénico, pero en casi
la mitad de los pozos entubados la concentración del arsénico era demasiada alta.


¿Cómo ingresó el arsénico en el agua? Si bien el arsénico existía antes de manera
natural en el agua subterránea, la cantidad que la gente consumía debe haber
aumentado para que se enfermara gravemente.


La misma tecnología que extrajo agua “potable” en las aldeas también hizo
posible el riego en grandes extensiones de tierra y el desarrollo de la gran industria
agrícola. El uso excesivo del agua para riego hizo que el arsénico se concentrara
en el agua subterránea. También, aumentó el uso de abonos químicos (que
generalmente contienen arsénico) y los campos se fumigaron con varios plaguicidas.
El envenenamiento empeoró a medida que los desechos tóxicos de las curtiembres de
cuero y de otras fábricas también se descargaban en los canales y ríos.


En la actualidad, aproximadamente 40 mil personas están enfermas en
Bangladesh por envenenamiento con arsénico, la mayoría mujeres, gente pobre
y trabajadoras domésticas. Los problemas de salud relacionados con el arsénico
tardan años en desarrollarse, lo que significa que aún hay mucha gente por
enfermarse. La única forma de tratar los problemas de salud relacionados al
arsénico es disponer de mejor agua.


Este desastre empeoró con el tiempo, no se hicieron estudios y no se trató de
remediarlo porque la gente afectada es entre la más pobre del mundo; si el agua
estuviera contaminada (no lo está) en Dacca, la capital del país, o en un país rico,
rápidamente se habrían tomado las medidas necesarias para solucionar el problema.


Cómo eliminar el arsénico del agua para beber
En Bangladesh se ha desarrollado un filtro simple que utiliza clavos de hierro para
sacar el arsénico del agua (vea la página 97 y Recursos). Esto reduce el número de
envenenamientos, pero no resuelve en todo el problema del agua contaminada.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud por el consumo de aGua no potable62


El derecho a suficiente agua potable
La gente de todo el mundo se está organizando para garantizar su derecho a la
salud, incluido su derecho a un suministro adecuado de agua potable. Las empresas
privadas sostienen que pueden ofrecer un servicio superior al del gobierno y a pesar
de esto obtener ganancias. Sin embargo, cuando las empresas privadas toman el
control de los servicios de agua (privatización del agua), a menudo aumentan el
precio de ésta obligando a las personas a usar menos agua de la que necesitan para
mantenerse en buen estado de salud. Como consecuencia de lo anterior, muchas
personas se ven obligadas a obtener agua en sitios donde no tienen que pagar por
ella, aunque esté contaminada con lombrices y microbios, o sustancias tóxicas. Esto
da lugar a graves problemas de salud.


Los gobiernos y las comunidades deben trabajar juntos para mejorar y ampliar
los sistemas para suministrar suficiente agua potable, especialmente a aquellas
personas que más lo necesitan.


Asociaciones logran mejorar el suministro de agua
En Ghana, un país de África Occidental, los grupos comunitarios han asumido
el control de la distribución de agua. En el pequeño poblado de Savelugu, la
Compañía Estatal de Agua de Ghana abastece el agua por tubería a la comunidad.
Varios miembros de la comunidad se encargan de fijar las tarifas, distribuir el
agua y reparar el sistema de tuberías. Esto es una colaboración entre el gobierno y
la comunidad.


Dado que la comunidad es responsable
de administrar el agua, el suministro
suficiente de agua potable se garantiza a
través de la decisión popular. Si algunas
personas no pueden pagar el costo del
agua, la comunidad cubre el pago hasta
que puedan hacerlo. Las necesidades de
las personas se satisfacen no sólo cuando
tienen dinero para pagar sino por el simple
hecho de ser integrantes de la comunidad.
La Compañía de Agua de Ghana se
beneficia porque la comunidad siempre les
paga por el servicio de abastecimiento de agua.


El sistema de Savelugu, basado en el sistema comunitario está siendo utilizado
como modelo en toda la República de Ghana. Al administrar su propio sistema
de agua, la gente de Savelugu ha demostrado que la privatización no es la única
forma de suministrar el agua. Desde que la colaboración entre el gobierno y la
comunidad se hizo cargo del agua, han disminuido las enfermedades y todos
cuentan con agua suficiente.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el derecho a suficiente aGua potable 63


El embotellamiento y venta del derecho al agua
Cuando la gente cree que el agua del grifo (llave) no es potable, los que pueden
compran agua embotellada. Si el agua del grifo contiene microbios, la mejor manera
de evitar las enfermedades es beber agua embotellada y segura. Sin embargo, el
hecho de que el agua se venda embotellada no significa que sea potable. En muchos
casos, el agua embotellada es sólo agua del grifo que la gente pone en botellas y
vende a un precio mucho más alto. La mejor forma de apoyar la salud tanto de
las personas como del medio ambiente es mejorar la calidad y la confiabilidad del
agua, mejorando su sistema público de distribución.


Si consideramos los problemas de salud relacionados con la fabricación de las
botellas de plástico en las que se vende el agua, el envasado, transporte y descarte
de botellas, concluiremos que el costo del agua embotellada resulta mayor que el
costo de suministrar agua potable para todos.


Las empresas venden agua embotellada porque es un negocio
rentable. Con frecuencia en los anuncios comerciales de sus
productos hacen creer a la gente que el
agua del suministro público no
es saludable o es de calidad baja.
Las empresas multinacionales
que venden agua, como Coca
Cola, perjudican con frecuencia
la economía local porque hacen
quebrar a las empresas locales de
refrescos. A veces utilizan tanta
agua que perjudican a la gente,
ya que causan una escasez de
agua potable, de agua para uso
doméstico, para riego de cultivos
y otras actividades locales (ver página 67).


El agua potable saludable y segura obtenida a través de
los sistemas de distribución por tubería, es uno de los medios
más importantes para mejorar la salud de todos. En Europa
y Estados Unidos los sistemas de agua potable son la base
fundamental de la salud pública. Nada justifica que la gente de los
países menos ricos deba sufrir la falta de agua potable y se vea obligada a
comprarla embotellada a un alto costo.


Un suministro suficiente de agua limpia para vivir una vida saludable es un
derecho humano. El derecho al agua se garantiza y satisface mejor mediante un
sistema de distribución de agua administrado públicamente, o controlado por la
comunidad. Para asegurarse que el gobierno proporcione un servicio adecuado, los
miembros de la comunidad participan cada vez más activamente en la supervisión
de los servicios de provisión de agua y esto contribuye para que los administradores
de dichos servicios den prioridad a la salud de las personas.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


64


Página


la protección del
agua comunitaria


El agua y la salud comunitaria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66


Historia: La industria se apodera del agua de la comunidad . . . . . . . . . .67


Concientizar a la comunidad sobre los problemas del agua . . . . . . . . . . . . . . 68


Actividad: Aunque el agua sea transparente es posible
que no esté limpia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .69


Planificar mejoras en el suministro de agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70


Planificación y la participación de las mujeres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .72


Actividad: 2 círculos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .72


Historia: Los campesinos dan una lección a los asesores técnicos . . . . .74


Cómo proteger las fuentes de agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .75


Pozos protegidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .76


Medidas para proteger charcas y pozos superficiales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .77


El pozo familiar protegido . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .79


Cómo bombear agua de los pozos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .83


Cómo proteger un manantial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 84


Cómo captar agua de lluvia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86


Historia: Captación comunitaria de agua de lluvia en el desierto . . . . .87


Transporte seguro del agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 88


Historia: Hombres y mujeres hablan del agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .89


Cómo almacenar el agua potable . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90


Actividad: ¿Cómo se contaminó el agua potable? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90


Cómo purificar el agua para beber . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .92


Cómo asentar el agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .93


Filtrado del agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 94


Desinfección del agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .97


Aguas residuales: ¿Un problema o un recurso? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 100


6


en este Capítulo




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


65


la protección del
agua comunitaria


El agua es esencial para la vida. Todas las personas, animales y plantas
necesitamos agua para vivir y crecer. Sin embargo, en muchos lugares del mundo,
la gente no cuenta con el agua necesaria para cuidar su salud. Mucha gente tiene
que recorrer grandes distancias para recolectar agua, y muchas veces el agua
disponible no es potable.


La salud de todos mejora si toda la comunidad puede acceder de manera fácil
y segura al agua potable. Cuando se liberan a las mujeres y las niñas de la tarea
diaria de acarrear y purificar el agua, tendrán más tiempo para ir a la escuela
y participar en las actividades comunitarias. El bienestar de toda la familia
mejorara. Si hay suficiente agua potable los niños crecen más sanos y sufren menos
enfermedades diarréicas causadas por el consumo de agua contaminada.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria66


El agua y la salud comunitaria
El agua es un regalo de la naturaleza y la seguridad del agua (el acceso permanente
a suficiente agua potable) es un elemento indispensable de la salud comunitaria.
Cuando las personas deciden conjuntamente cómo recolectar, almacenar y utilizar
los recursos acuíferos comunales, se puede garantizar un suministro seguro de agua
para la comunidad.


La mayoría de las personas están dispuestas a pagar un precio justo por el
suministro de agua potable. Sin embargo, en muchos lugares el agua que la gente
necesita para beber está contaminada con microbios, lombrices o químicas tóxicas,
ha sido primero utilizada en la industria y en la agricultura o se vende a un precio
que la gente no puede pagar. Al tomar las decisiones sobre el costo del agua y la
manera de protegerla, conservarla, distribuirla y utilizarla, se debe dar mayor
importancia al agua que la gente necesita para sobrevivir y mantener la salud.


Todos y todas necesitamos el agua




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el aGua y l a salud comunitaria 67


La Industria se apodera del agua de la comunidad
Plachimada es una pequeña aldea de agricultores de arroz y coco en el
sur de la India. Los campesinos en Plachimada siempre han podido vivir
bien, gracias a la abundante lluvia y al suelo fértil. Sin embargo, hace
algunos años todo esto comenzó a cambiar, cuando la empresa Coca-Cola
construyó una embotelladora de refrescos en las afueras de la aldea.


La empresa perforó pozos profundos para sacar el agua subterránea con la cual
preparar sus refrescos. La empresa llegó a utilizar 1,5 millones de litros diarios de
agua. Cuando la fábrica completó 2 años de operaciones, los campesinos constataron
que sus cultivos se secaban y los pozos de sus casas tenían menos agua que antes.
Cuando cocinaban arroz con el agua, ésta se ponía color marrón y tenía mal sabor.
Cuando bebían agua o se bañaban, esto les causaba salpullido, calvicie, dolor en
las articulaciones y problemas nerviosos. Se dieron cuenta de que la empresa había
contaminado el agua subterránea con sustancias tóxicas. Los campesinos empezaron
a recolectar agua lejos de sus hogares para proteger su salud.


Durante todo un año no hubo lluvias. Sin embargo, Coca-Cola continuó sacando
agua durante la sequía. Los pobladores observaban día a día cómo los camiones
partían de la fábrica llevándose el precioso líquido que una vez les había dado la
vida a ellos y a sus cultivos. Se secaron incluso las fuentes de agua lejanas al pueblo.
A medida que se enfermaba un número mayor de personas, varias de ellas se
reunieron para discutir sobre las opciones que tenían para evitar que Coca-Cola se
llevara su agua.


Después de la reunión, más de 2 mil manifestantes pacíficos se dirigieron a la
fábrica de Coca-Cola para exigir que la empresa se fuera y pagara a los campesinos
por la pérdida del agua. La empresa respondió enviando un camión cisterna a
la aldea todos los días. No obstante, esta agua no era suficiente para cubrir las
necesidades diarias de la comunidad. Después de 50 días de protesta, la policía
detuvo a 130 hombres y mujeres. Varios meses después, mil personas marcharon
hasta la fábrica y la policía detuvo de nuevo a muchas de ellas.


El conflicto fue muy duro para la gente de Plachimada, pero también los
unió para exigir su derecho al agua potable. Después de varios años, el gobierno
local comenzó a apoyar a la gente y ordenó que la empresa dejara de sacar el
agua subterránea en época de sequía. Sin embargo, el gobierno estatal apoyó
a la empresa para que siguiera usando dicha agua. El conflicto llegó hasta los
tribunales, donde finalmente la gente de Plachimada ganó el caso y la fábrica de
Coca-Cola se cerró.


Cuando la gente de Plachimada luchó por su derecho al agua su campaña llamó
la atención en toda la India y en el mundo. Su lucha ha inspirado a muchos otros.
En un mundo donde mucha gente no tiene suficiente agua potable, es absurdo
utilizar este valioso recurso para preparar lujosas bebidas endulzadas, sobre todo
cuando las personas se enferman como consecuencia de esto.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria68


Concientizar a la comunidad sobre los
problemas del agua
Cuando una mujer tiene que cargar agua todos los días por largas distancias, ella
sabe que es un trabajo muy arduo. Pero es posible que ella no crea que tenga la
posibilidad de cambiar esta situación.


Cuando las personas toman conciencia de que la
falta de un sistema seguro de provisión de agua
es un problema común a todos, entonces pueden
empezar a trabajar juntos para lograr el cambio.
Con frecuencia el primer paso consiste en juntarse
con un grupo de personas y tomar varias medidas
para concientizarse.


Hable con la gente encargada del agua
¿Hay alguien en la comunidad responsable de
pozos, tuberías u otros sistemas de suministro
de agua? ¿Hay alguien en la comunidad responsable
del saneamiento? ¿Qué grupos o personas recolectan,
cargan, purifican y almacenan con mayor frecuencia el agua?


Junto con los responsables del agua, haga una lista de todas las fuentes de
agua de la zona. Tome nota de lo que la gente dice sobre la calidad y cantidad del
agua potable. Puede hacer preguntas como estas: ¿Cuánta agua se usa a diario?
¿Se usan diferentes fuentes de agua para beber, cocinar, bañarse, dar de beber a
los animales, regar y otras necesidades? ¿Hay suficiente agua para todas estas
necesidades? ¿Hay alguna fuente o depósito de agua para emergencias?


Visite todos los lugares donde la gente recolecta el agua
Distintas fuentes de agua pueden tener problemas y soluciones diferentes. Visite
manantiales, pozos, aguas superficiales (ríos, arroyos, lagos y lagunas) y sitios de
captación de agua de lluvia. En cada fuente de agua, inicie un diálogo sobre cómo
se usa esa agua y si alguien piensa que podría estar contaminada (no potable).


Haga un mapa de las fuentes locales de agua y de las fuentes de
contaminación
Un mapa de la comunidad puede mostrar dónde se encuentran
las fuentes de agua, en relación con los hogares de las personas
y las fuentes de contaminación. Las fuentes de agua potable
y las fuentes de contaminación se pueden marcar con colores
diferentes.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


concientiz ar a l a comunidad sobre los problemas del aGua 69


bcnbxncb


¿Cómo saber si el agua es potable?
Resulta difícil determinar si el agua es potable o no. Algunas de las características
causantes de problemas de salud pueden notarse fácilmente al observar, oler o
probar el agua. Otras sólo se registran si se hace un análisis del agua. Al entender
cómo se contamina el agua, y seguir los pasos para evitar que se contamine, se
pueden evitar muchos problemas de salud (ver Capítulo 5).


Aunque el agua sea transparente es posible que no esté limpia










esta actividad ayuda a las personas a comprender cómo el agua puede ser nociva,
incluso si esta característica no puede verse, olerse o probarse.


Duración: de 15 a 30 minutos


Materiales: 4 botellas transparentes, lodo, sal, azúcar, agua purificada


antes de la actividad, llene 4 botellas transparentes con agua hervida, tratada con
cloro o purificada de alguna otra forma. agregue una cucharada de lodo a una de
las botellas; a otra, una cucharada de azúcar, y a otra, una cucharada de sal. agite
bien las botellas. no agregue nada a la cuarta botella. presente las botellas al grupo.


pida a las personas del grupo que huelan el agua de todas las botellas. después,
invítelos a probar el agua de cualquiera de las botellas. es casi seguro que nadie va a
beber el agua con lodo, pero muchos beberán de las otras 3 botellas.


después de que varias personas hayan probado el agua, pregúnteles por qué no
tomaron del agua turbia. después pregúnteles qué sabor tenía el agua y qué creen
que tenía. ¿alguien bebió del agua que no tenía nada?
pregúnteles cómo supieron que se trataba de sólo
agua y que no contenía elementos que no pudieran
ver, oler o saborear.


comience una discusión sobre los diferentes
elementos que podrían contaminar el agua y volverla
no potable. puede mencionar los microbios causantes
de diarrea, las lombrices que causan esquistosomiasis,
y los plaguicidas u otras sustancias químicas. ¿existen
motivos para creer que éstos se encuentran en el
agua? ¿existe otro método, además de ver y oler el
agua, para determinar si es potable o no?




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria70


Analizar el agua para ver si es potable
El análisis de calidad generalmente se hace en un laboratorio donde se
examinan las muestras de agua. Estas pruebas muestran el tipo y la cantidad de
contaminación que presenta el agua. Sin embargo, pueden ser costosas. Aunque
se trata de algo útil, el análisis de la calidad del agua generalmente es menos
importante que concientizar a la comunidad sobre los asuntos relacionados con el
agua y proteger cuidadosamente a las fuentes de agua
(ver página 75).


Ciertos equipos de prueba pueden utilizarse en
el campo para determinar si el agua contiene
microbios. Un ejemplo es la prueba H2S,
que no es muy costosa (5 pruebas cuestan
aproximadamente 1 dólar) y produce
resultados rápidamente. Pero dicha prueba
a veces genera errores. Ciertos organismos
vivientes inofensivos se confunden con
microbios, y además no logran determinar
si el agua contiene sustancias químicas o
huevos de parásitos.


Planificar mejoras en el
suministro de agua
Antes de tratar de crear un nuevo sistema de
suministro de agua, quizás sea más fácil hacer que
las fuentes de agua actuales produzcan agua más
abundante y pura. Al elaborar un plan para mejorar
el suministro de agua, comience haciendo una lista
de los recursos locales, incluidas las fuentes de
agua, los materiales de construcción y ante todo los


recursos humanos; incluya a las personas que sepan construir pozos, tanques o
instalar tuberías, a las personas que puedan organizar las actividades en grupo y
los equipos de trabajo y las personas mayores que recuerden cómo se recolectaba el
agua hace algunos años.


Identificar soluciones posibles
Las acciones que la comunidad decida tomar dependen, en primer lugar, de cuáles
son los problemas más urgentes o más fáciles de resolver. Lo importante es hacer
un plan que tome en cuenta las causas que originan los problemas y que además
responda a las necesidades de toda la comunidad.


Las pruebas de calidad del agua
sólo indican si el agua estaba


contaminada en el momento y en el
lugar donde se tomó la muestra.


Prueba de H2S




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


pl anific ar me jor as en el suminis tro de aGua 71


Decida el uso que se va a dar a cada una de las fuentes de agua, especialmente si
el agua es escasa y difícil de obtener. Construir tanques de captación de agua de
lluvia, tanques de almacenamiento o un sistema de distribución de agua por tubería
contribuirá a traer el agua más cerca a la comunidad (ver páginas 86 a 91). Si no es
posible, la comunidad puede todavía tratar de que haya agua para todos:


• Compartir el trabajo de recolección del agua.


• Mostrar a todos cómo mantener el agua libre de microbios (ver páginas 92
a 99).


Si ya hay un sistema de distribución agua, la comunidad puede:


• Mejorar los métodos de recolección de agua.


• Reparar tuberías o bombas descompuestas.


• Proteger mejor las fuentes de agua río arriba.


• Descubrir y aplicar nuevas medidas para proteger y ahorrar agua.


Si existe la posibilidad de que el agua esté contaminada por sustancias tóxicas, use una
fuente de agua diferente hasta que se realice una prueba de la calidad del agua. Si
la prueba demuestra que el agua está contaminada, debe seguir usando otra fuente
de agua y tomarse medidas para detener la contaminación. Trate de evitar la
contaminación del agua. Exigir a las industrias que se deshagan de sus desechos de
manera segura y apliquen métodos de producción más limpios. A los agricultores,
pídales que utilicen menos los plaguicidas y abonos químicos.


Las promotoras de salud y las promotoras de seguridad del agua pueden
ayudar a la comunidad a mejorar la protección del agua.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria72


esta actividad ayuda a las mujeres a reflexionar acerca del agua que necesitan y
los obstáculos a los que deben enfrentarse para satisfacer esta necesidad.


Duración: de 45 minutos a 1 hora
Materiales: papel grande para dibujar, lápices de dibujo


divida a los participantes en grupos de no más de 10 personas cada uno. dé a
cada grupo papel y lápices de dibujo.


cada grupo dibuja 2 círculos en el papel: un círculo pequeño dentro de otro más
grande.


cada persona dibuja dentro del círculo grande alguno de los problemas con el
agua, saneamiento y salud que afectan a toda la comunidad. dentro del círculo
más pequeño, se dibujan los problemas que afectan especialmente a las mujeres.
si alguien se le dificulta dibujar, puede escribir sus ideas.


para iniciar la discusión, reúna a todos los participantes en un solo grupo y pregunte:


¿en qué se diferencian los problemas dibujados en los 2 círculos? ¿en qué se
parecen? ¿existen soluciones para los problemas de ambos
círculos? ¿cómo podemos asegurar que se dé la debida
atención a los problemas de las mujeres?


esta actividad también se puede hacer con mujeres y
hombres juntos. si participan los hombres, organice un
grupo sólo de hombres y pida que cada grupo dibuje 2
círculos pequeños dentro del círculo grande. uno de los
círculos pequeños representa los problemas que afectan
particularmente a las mujeres y el otro, los problemas que
afectan a los hombres.


cuando los grupos se vuelvan a reunir, pida a los hombres que piensen cómo
podrían ellos mejorar las condiciones que afectan a las mujeres. como posibles
medidas podrían incluirse la construcción de sanitarios más cerca de los hogares,
hacer que los hombres carguen agua, pasar más tiempo con los hijos, etcétera.
Quizás sea conveniente que las mujeres hablen sobre sus asuntos en privado,
antes de que los hombres hablen de los suyos, en especial en comunidades
donde hay fuertes diferencias de opinión entre hombres y mujeres.


Planificación y la participación de las mujeres
Las necesidades de las mujeres en materia de agua son diferentes a las de los hombres.
Son por lo general las mujeres las encargadas de recolectar y purificar el agua para
toda la familia, aunque son los hombres quienes, con frecuencia, se encargan de
construir y mantener los sistemas de distribución de agua. Debido a estas diferencias
entre las necesidades y las labores de hombres y mujeres, resulta muy útil organizar
actividades de planificación que garanticen la participación de las mujeres.


2 círculos











Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


pl anific ar me jor as en el suminis tro de aGua 73


¿Qué obstáculos se oponen a las mejoras en
el suministro de agua?
Son muchos los motivos que pueden explicar que una comunidad no tenga agua
potable, por ejemplo falta de dinero, falta de conocimientos sobre la construcción
de sistemas de distribución de agua, falta de apoyo del gobierno o falta de
participación comunitaria. Para alcanzar la meta de asegurar el acceso al agua
potable, se deben identificar los obstáculos para superarlos uno por uno. Es más
probable que las personas mejoren y mantengan el sistema de distribución de agua
si como resultado tienen:


• Beneficios inmediatos para la comunidad, tales como: más agua, más fácil
acceso a ella o menos enfermedades.


• Agua a bajo costo.


• Sólo cambios mínimos en su rutina diaria.


• Mejoras en el ambiente local, menos lodo, menos zancudos o más agua para
los huertos familiares.


Un proyecto sostenible de suministro de agua debe eliminar las barreras físicas
y sociales y beneficiar a todos los miembros de la comunidad por igual.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria74


Los campesinos dan una lección a los asesores técnicos
Un grupo de asesores técnicos para el desarrollo comunitario llegó a una aldea
en la sierra colombiana para ayudar a los habitantes a combatir la diarrea con
un proyecto para proteger sus recursos de agua. Cuando visitaron el manantial
de la aldea, vieron que el ganado y la erosión lo estaban dañando. Los asesores
sugirieron 2 soluciones sencillas: poner una cerca de alambre de púas para proteger
el manantial, o llevar el ganado a pastar a otra parte.


Los campesinos no estaban convencidos con estas ideas. Podían prever que
alguien robaría el alambre de púas en poco tiempo, y no tenían suficiente tierra
ni dinero para hacer pastizales adecuados para su ganado. Sin embargo, al
reconocer el problema, se les ocurrió una
solución que podría funcionar. Fijaron
un día para que todos en la aldea
salieran a sembrar plantas espinosas
río arriba del manantial, obligando
al ganado a beber agua del río abajo
del manantial y resolviendo así el
problema de la aldea.


Busque soluciones dentro de la propia comunidad
A lo largo de la historia, en todas las culturas se han inventado medios para
encontrar, transportar y proteger el agua. Las personas se han valido de varas
(varitas de zahorí) para localizar el agua, han inventado aparatos para extraerla
y transportarla, construido muchos tipos de estructuras de captación de agua de
lluvia y sembrado árboles para proteger las fuentes de agua y las cuencas. También
han suscrito convenios para contribuir a que las comunidades vecinas compartan
el agua. Al proteger el agua y evitar los conflictos se puede conservar este recurso
para las futuras generaciones, aun a medida que aprendemos nuevas formas de
recolectar y purificar el agua para asegurarnos de que sea potable y abundante.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cÓmo proteGer l as fuentes de aGua 75


Cómo proteger las fuentes de agua
Mucha gente depende del agua superficial (de ríos, arroyos, lagos y estanques) o
del agua subterránea (agua que se acumula bajo tierra y sale por las vertientes
o pozos). Como el agua superficial a menudo está contaminada, no debe usarse
para beber si no se purifica antes (ver páginas 92 a 99). El agua subterránea
con frecuencia no contiene microbios porque se purifica al filtrarse a través de
la arena y la tierra. Sin embargo, el agua subterránea puede estar contaminada
con minerales naturales como el fluoruro o el arsénico (ver página 61), con
infiltraciones de fugas de alcantarillas, fosas sépticas y sanitarios, escorrentías de
basureros o sustancias químicas industriales y agrícolas.


Cuando la tierra y los acueductos no se mantienen debidamente, la cantidad de
agua subterránea también puede disminuir a un nivel peligroso. Cuando se han
cortado los árboles y se ha eliminado la vegetación, la lluvia que antes entraba a la
tierra y se almacenaba como agua subterránea ya no lo hace y se escurre a los ríos
y al mar.


La mejor manera de resguardar el agua superficial y el agua subterránea es:


• Practicar la agricultura sostenible (ver Capítulo 15).


• Construir y mantener sanitarios seguros (ver Capítulo 7).


• Proteger la zona donde el agua se acumula, llamada cuenca o zona de
captación (ver Capítulo 9).


A medida que aumenta el número de personas que vive alrededor de una fuente de
agua y la utiliza, se hace más difícil protegerla. En los lugares donde hay mucha
actividad industrial, es posible que se utilice demasiada agua o que se introduzcan
contaminantes en ella, sin que la gente que más la necesita tenga los medios
necesarios para evitar el problema. Estos problemas sólo se pueden resolver cuando
la comunidad se organiza para garantizar la protección del agua y presiona a los
gobiernos para que hagan cumplir las normas a la industria.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria76


Pozos protegidos
Existen diversos tipos de pozos para extraer agua subterránea. El más simple es el
pozo cavado a mano, conocido a veces como pozo superficial. El pozo más costoso,
llamado pozo perforado o tubular, es un tubo angosto dentro de una perforación
profunda, con una bomba en la parte superior para sacar el agua.


El pozo que más conviene a una comunidad depende de la profundidad a la
cual se encuentra el agua y de los recursos disponibles para cavarlo, perforarlo
y construirlo. Son muchos los casos en que un pozo sencillo y poco profundo, del
cual la gente saca el agua con cubos, puede ser mucho mejor que un pozo costoso
y profundo que necesita una bomba de extracción. Con frecuencia resulta mejor
tener varios pozos superficiales que un solo pozo profundo, ya que si uno de ellos
se seca, los demás seguirán dando agua.


Si las personas se paran en
el borde del pozo o usan
cubos sucios el agua se
puede contaminar.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


pozos proteGidos 77


Medidas para proteger charcas y pozos superficiales
Antes de cavar un pozo, asegúrese de que el tipo de pozo que quiere cavar sea el
que más conviene a las necesidades de todos. El agua de los pozos se contamina si
éstos se perforan en:


• Lugares demasiado cercanos a sanitarios, tubos de alcantarillado, basureros
o ganado: mantenga todo esto a una distancia mínima de 30 m del pozo.


• Cerca de actividades industriales como minería, pozos petroleros, terrenos
agrícolas donde se utilizan plaguicidas o abonos químicos o basureros
industriales.


• Lugares donde ingresan al pozo las aguas residuales o la escorrentía
superficial.


Los pozos poco profundos, cavados a mano, pueden producir agua adecuada y
potable, aunque el agua de éstos se puede secar o contaminar fácilmente. Durante
la temporada de lluvias, la escorrentía puede llegar hasta las charcas o pozos de
agua, llevando a la vez microbios y otros contaminantes. Las personas y animales
que utilizan el agua pueden introducir microbios en la charca a través de sus pies.
Los cubos de agua y las cuerdas cerca del borde del pozo también pueden acumular
microbios y contaminar fácilmente el agua cuando se bajan al pozo.


La contaminación se puede evitar mediante simples mejoras. Una de ellas, por
ejemplo, consiste en asegurarse de que sólo se bajen al agua cubos y cuerdas limpias.
Elevar la tierra alrededor del hoyo o revestir la parte superior con ladrillos o un
anillo de concreto, también protege el agua. Si el hoyo se reviste por dentro, se tiene
la ventaja adicional de hacer más difícil que el pozo se seque o colapse, y se puede
hacer un pozo más profundo para almacenar más agua (en los diagramas de la
página siguiente podrá ver algunos métodos para mejorar los pozos).


Antes de perforar nuevos pozos o hacer mejoras costosas a los sistemas de
agua, considere hacer mejoras pequeñas como éstas, para hacer las fuentes de
agua más seguras.


Construya escalones de piedra que
ingresen al pozo para que la gente
pueda sacar agua desde el último
escalón sin tener que mojarse,
apoyándose más bien siempre en
el último escalón seco. No se meta
nunca al agua.


Nivel bajo de agua


Nivel alto de agua


Mejoras a charcas o pozos abiertos




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria78


Mejoras a pozos básicos y superficiales


1. Pozo superficial sin mejoras. 2. La boca del pozo ha sido elevada para que no
entre la escorrentía.


3. La boca del pozo ha
sido sellada con un
cilindro y tapa.


4. La boca del pozo ha sido reforzada
con ladrillos y una pequeña
plataforma de drenaje.


5. Pozo simple protegido con una
plataforma de drenaje y un canal de
escorrentía.


6. Pozo simple protegido con una
plataforma de drenaje, un canal de
escorrentía y un jardín.


IMPORTANTE: Nunca beba agua directamente de una charca. Se pueden
eliminar algunos microbios si el agua se filtra a través de tela y se deja asentar
antes de beberla. Otros métodos de purificación del agua se explican en las páginas
92 a 99.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


pozos proteGidos 79


El pozo familiar protegido
En muchas comunidades existen pozos entubados o perforados que fueron
construidos por el gobierno o por alguna agencia de cooperación local o
internacional. Este tipo de pozo profundo y encerrado protege mejor el agua de la
contaminación causada por personas y animales. Sin embargo, tras años de servicio,
muchos de estos pozos ya no se pueden usar porque la bomba se descompone, los
repuestos ya no están disponibles o las personas que pueden resolver el problema
ya no viven en la comunidad, y se interrumpe así el suministro habitual de agua
potable. Las personas deben caminar largas distancias o recoger agua superficial
contaminada para satisfacer sus necesidades. En algunas zonas de África, los pozos
perforados y entubados están siendo remplazados por pozos familiares protegidos.


Un pozo protegido es un hueco cavado a mano dotado de un
revestimiento, una tapa de concreto, un torno para elevar el agua y una
plataforma de drenaje. Todos estos componentes sirven para proteger el
pozo. Si todos los elementos se encuentran debidamente en su lugar y el
agua se maneja con cuidado, el pozo familiar puede ser muy seguro.


¿Dónde se debe cavar el pozo?
Cuando se quiere cavar un pozo, la mejor seña de que habrá agua
es la presencia de otros pozos en los alrededores. Sin embargo, si
dichos pozos vecinos son pozos perforados profundos, es posible que el agua
subterránea esté demasiado profunda para llegar a ella cavando a mano. Otra
buena seña es la presencia, durante todo el año, de plantas que necesitan mucha
agua para sobrevivir. Es más probable que haya agua en las zonas bajas que en
las zonas altas. No obstante, si se cava un pozo en una zona baja, será necesario
protegerlo de la escorrentía causada por el agua de lluvia.


Revestimiento del pozo
En suelos muy firmes, puede parecer que el revestimiento del pozo no sea
necesario. Sin embargo, es conveniente revestir por lo menos los primeros 1 a 2 m
medidos desde la superficie para evitar que las paredes laterales se derrumben. Si
se reviste todo el pozo, se logrará que la fuente de agua sea más confiable, aunque
será más complicado profundizar el pozo en el futuro. Un pozo se puede revestir
con piedra, ladrillo cocido o concreto.


Revestimiento en los primeros 1 a 2 m Pozo completamente revestido




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria80


bcnbxncbCómo hacer una cubierta de losa para un pozo














una vez que el pozo se ha revestido, la siguiente medida de protección consiste
en ponerle una cubierta de losa de concreto. la cubierta ayuda a evitar que el
agua residual contaminada u otros objetos caigan al pozo. también permite
que el pozo sea más seguro para los niños y sea un lugar limpio, donde se
pueden poner los cubos mientras la gente recolecta el agua.


Herramientas necesarias: pala, sierra para metales, bloque de madera,
cubeta, cuerda.


la cubierta debe ajustarse bien a la parte superior del revestimiento. limpie
un lugar plano para vaciar el concreto de la losa y marque un círculo del
tamaño de la cubierta deseada, de modo que se ajuste al pozo. haga un
aro con ladrillos alrededor del círculo marcado. este aro servirá de molde
para formar la losa.


deje un hueco en la losa para pasar por él un cubo de agua o instalar
una bomba. el tamaño del hueco depende del tipo de bomba o cubo
de agua que se vaya a usar, aunque por lo general el hueco debe
ser lo suficientemente amplio para que un cubo de 10 litros pueda
pasar por él. se puede usar un tambor de lata como molde para el
hueco, de diámetro suficiente para que el cubo pase por él.


ponga varilla refuerzo de 3 mm dentro del molde de la losa para crear un
enrejado con las varillas espaciadas a 10 cm.


Quite el enrejado de varilla y haga una mezcla de concreto con 3 partes
de grava, 2 partes de arena de río y 1 parte de cemento. si no hay grava
disponible, utilice 4 partes de arena y 1 parte de cemento. vierta el
concreto dentro del molde y llene hasta la mitad. ponga el enrejado de
varilla encima del concreto húmedo. agregue el concreto restante y
nivele la losa con una pieza de madera.


deje que la losa se cure por 1 hora. Quite el tambor de lata y rellene el
hueco central con arena mojada. vuelva a poner el tambor encima de
la arena y haga un aro con ladrillos alrededor de él, dejando 75 mm de
espacio entre los ladrillos y el molde. llene con concreto el espacio
entre los ladrillos y el molde y deje que se cure por 1 hora.
después de 1 hora, quite los ladrillos y el molde y déle forma
al cuello protector. para que el cuello brinde toda la protección
posible, una tapa metálica debe ajustarse bien sobre él.


deje la losa terminada secarse por lo menos 3 días, manteniéndola
húmeda todo el tiempo. después de que se haya secado por más
o menos 7 días, ponga 4 bloques de madera, de 2 a 5 cm de alto,
debajo de los 4 lados de la losa para levantarla del suelo. ¡ahora,
baile sobre ella! una losa bien hecha no se romperá, aún con varias
personas bailando sobre ella. ponga una capa de mortero sobre el
borde del revestimiento del pozo y con cuidado ponga la cubierta
en su lugar.


Haga un molde para
la tapa.


Coloque el alambre de refuerzo
y un molde para el hueco.


Vierta el concreto para
la losa y forme el collar


protector.


Moldee el cuello protector.


Ponga la tapa en su lugar.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


pozos proteGidos 81


Torno, cubo de agua y cadena
Un torno es un eje dotado de una manija que facilita subir el cubo de agua y
permite enrollar la cuerda o la cadena de éste. Si más adelante se instala una
bomba de agua, el torno se puede quitar fácilmente. Amarre un cubo resistente
en el extremo de la cadena o cuerda. La cadena es mejor porque crecerán menos
microbios en ella, pero también es cara. La cuerda es más barata y se puede
cambiar fácilmente si se rompe.


Plataforma de drenaje
La plataforma de drenaje lleva la escorrentía lejos del pozo hasta una zona de
drenaje, evitando así que la zona cercana al pozo se vuelva fangosa y se convierta
en un criadero de microbios e insectos. Los microbios pueden crecer en las grietas, y
por esto es importante asegurarse de que la plataforma quede bien construida.


Plataforma de 2 m de diámetro


Canal de drenaje de 2 a 3
m de largo, si es posible


Torno


La cadena o cuerda del cubo de agua se
mantiene amarrada alrededor del torno


Tapa del pozo


El cubo de agua se
cuelga en la manija
para mantenerlo
limpio


Vierta concreto a una profundidad de 75 mm, con un borde exterior elevado a 150 mm de
altura. Para evitar que se agriete, toda la plataforma debe reforzarse con varilla de 3 mm.


Atraviese los postes con
pernos por encima del nivel
del torno para que éste se
mantenga en su lugar al girar.


Corte ranuras
en los postes
para sostener el
torno.


Afirme los postes en bases de
concreto a cada lado del pozo.


En el dibujo pueden verse los soportes del torno colocados en el suelo.
Los soportes pueden hacerse también de ladrillo.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria82


Mantenimiento del pozo
El agua del pozo se contamina fácilmente cuando se utilizan cubos de agua y cuerdas
sucias para sacar el agua. Para no ensuciar el agua, mantenga un cubo junto al pozo
y utilícelo sólo para llenar otros recipientes. Para evitar la contaminación del agua
del pozo también resulta útil lavarse las manos antes de sacar el agua y construir
una cerca alrededor del pozo, que mantenga alejados a los animales.


Podrá también proteger el agua del pozo tomando estas medidas:


• Mantenga la tapa del pozo en su lugar.


• Mantenga limpia la plataforma y el canal de escorrentía.


• Engrase el soporte de la manija regularmente para facilitar su uso.


• No deje que los niños jueguen en el pozo o con la bomba.


• Ponga una cerca para mantener alejados a los animales.


• Designe a alguien como encargado del pozo.


Escurra el agua residual de los pozos y grifos
Siempre que la gente recoge agua, ésta salpica. Cuando
el agua se acumula en charcas, se convierte en un
criadero de zancudos portadores de paludismo y otras
enfermedades. Los pozos, grifos y desagües de los tanques
de almacenamiento, y otros lugares de provisión de agua
necesitan un buen canal de escorrentía para que el agua
fluya lejos o se filtre en el suelo.


Para aprovechar el agua que se escurre, siembre un
árbol o un huerto donde el agua se drena. Si no puede
sembrar un árbol o un huerto, haga un hoyo en la tierra
y rellénelo con piedras, grava y arena para que el agua se
filtre. Este hoyo, conocido como “pozo de drenaje”, ayudará
a evitar la propagación de los zancudos.


Grifo comunitario
dotado de drenaje


Pozo de drenaje


Piedras grandes


Grava


Arena




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


pozos proteGidos 83


Cómo bombear agua de los pozos
Se necesita una bomba para subir el agua del pozo y extraerla. Existen muchos
tipos de bombas, incluidas las que usan electricidad, gas, energía solar o energía
humana para sacar agua. Si la bomba es difícil de usar o se descompone con
frecuencia, las personas volverán a recolectar agua en fuentes contaminadas.


Cómo seleccionar la bomba adecuada
Todas las bombas de agua tienen algo en común: si se descomponen, ya no hay
agua. Para la mayoría de la gente, la mejor bomba es una que ellos mismos pueden
fabricar, operar y reparar, o que pueda ser reparada por mecánicos confiables del
mismo lugar. Para seleccionar una bomba, considere las siguientes características:


• ¿Podrán usarla fácilmente hombres y mujeres? ¿Podrá satisfacer las
necesidades de ambos? ¿Participaron las mujeres en la selección de la bomba?


• ¿De qué tipo de fuente de energía se dispone? Si la bomba requiere
electricidad o combustible caro o difícil de obtener, entonces no sirve.


• ¿Es la bomba fácil de reparar y hay repuestos disponibles? Decida cuál
situación sería mejor: ¿Instalar una bomba que, si bien se descompone
fácilmente, también es muy fácil de reparar localmente?, o ¿una bomba que
sólo se descompone tras muchos años de servicio pero no se puede reparar
localmente?


La bomba de soga:
un medio económico
y fácil para sacar agua


La bomba de soga (bomba de
mecate) se basa en un antiguo diseño
chino, y sirve para sacar agua de
pozos perforados de hasta 15 m de
profundidad, con un esfuerzo mínimo.
A medida que la persona hace girar
la rueda, el agua sube y sale por un
surtidor en la parte superior del pozo.


Esta bomba cuesta poco y es
fácil de reparar. La cuerda es la
pieza que más se rompe y, aunque
se remiende en vez de cambiarla, la
bomba puede seguir funcionando. En
muchas partes del mundo, la gente
ha cambiado el diseño para adaptarlo
a sus necesidades y a los materiales
disponibles. En Guatemala, incluso se
han ajuntado a la rueda una bicicleta,
transformándola en “bicibomba”.


La bomba de soga se hace de materiales durables de bajo costo.


Nivel del
suelo


Nivel del
agua


Cubo de agua


Rueda de
bicicleta o polea
con manija


Tubería de
4 cm


Tubería de 4 cm


Soga
(déjela algo floja)


Discos de goma
cortados para
acomodarse bien
dentro de la tubería


Unión en T de
4 cm


Tirantes de
goma (para
sostener en su
lugar la guía de
la cuerda)




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria84


Cómo proteger un manantial
Los manantiales son lugares donde el agua subterránea sale a la superficie en
forma natural. Como el agua de manantial se filtra en las rocas y el suelo y
circula rápidamente, puede considerarse potable siempre que no se contamine
en la superficie. Para saber si un manantial es potable, busque la fuente real del
manantial (el lugar donde sale de la tierra) y averigüe lo siguiente:


• ¿Es ésta la fuente original, o hay un arroyo u otra agua superficial que
ingresa al subsuelo cuesta arriba del manantial? Si es así, lo que parece ser un
manantial puede ser en realidad agua superficial que fluye a corta distancia
por debajo del suelo. En ese caso, probablemente esté contaminada o puede ser
que sólo fluya durante la temporada de lluvias.


• ¿Hay grandes huecos en las rocas arriba del manantial? De ser así, observe
el agua del manantial después de un fuerte aguacero; si parece muy turbia o
lodosa, es probable que esté contaminada por la escorrentía superficial.


• ¿Existe la posibilidad de contaminación cerca o justo arriba del manantial? Las
fuentes de contaminación pueden ser pastizales para ganado, sanitarios, fosas
sépticas, utilización de plaguicidas o abonos u otra actividad humana.


• ¿Está muy suelto o arenoso el suelo en un círculo de 15 m alrededor del
manantial? Esto puede permitir que la escorrentía superficial contaminada
ingrese al agua subterránea.


Proteja el área alrededor del manantial
Proteger un manantial es más barato que cavar o perforar un pozo. Y una vez que
un manantial está protegido, es relativamente fácil instalar tubería desde éste
hasta un lugar más cercano a la comunidad. Para proteger el área que rodea al
manantial, ponga una cerca alrededor de éste y cave una zanja de drenaje para
desviar la escorrentía superficial y los residuos. Esto también mantendrá a los
animales alejados del lugar.


Siembre árboles nativos cerca del manantial para protegerlo aún más. Los árboles
evitan la erosión y hacen del lugar un sitio más agradable para recoger agua.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cÓmo proteGer un manantial 85


Construya un tanque de captación de agua
Un tanque de captación cubierto, hecho de piedra, ladrillo o concreto, también
ayuda a proteger el manantial de contamiación. Además, el tanque de captación
facilita recolectar el agua en el manantial o transportarla a través de tuberías
hasta los grifos comunitarios o tanques de almacenamiento. El tipo de tanque de
captación más adecuado dependerá de la ubicación del terreno y de los materiales
disponibles.


Partes de un tanque de captación


La tubería y los tanques de captación deben limpiarse con frecuencia
Los tanques de captación deben examinarse constantemente para asegurar que
el manantial continúe produciendo agua potable. Sedimentos, hojas, animales
muertos y otras cosas pueden acumularse en los tubos y en el tanque, y pueden
bloquear los tubos o contaminar el agua. Al poner malla milimétrica en el tubo de
acceso al tanque se evita que entren contaminantes por los tubos. Para asegurar
un flujo estable de agua, es necesario limpiar la malla de vez en cuando.


Tapa desmontable para ver
y limpiar por dentro


Tubo de desbordamiento
con malla milimétrica para
que no entren los insectos


Nivel del agua


Tubo de salida


Malla milimétrica para no dejar
pasar la arena ni la tierra


Tubo de vaciado


Grava o arena


el agua
fluye


desde
aquí


En el dibujo puede verse un tipo de tanque de captación, con vista de
corte transversal del cerro para mostrar el interior.


Canal de drenaje que evita que el
agua fluya sobre el tanque




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria86


Cómo captar agua de lluvia
La captación de agua de lluvia es uno de los medios más seguros y eficaces para
recolectar agua. El agua de lluvia es potable, excepto en zonas donde el aire está
muy contaminado. La captación de agua de lluvia es una buena solución para
solucionar la escasez del agua y garantizar su seguridad.


Pueden colocarse tanques sobre el suelo, junto a la casa, para recibir el agua
de lluvia que cae del techo y se ha desviado hasta ellos. Los techos de lata o metal
corrugado son los mejores para captar el agua de lluvia. Los techos de paja no
sirven porque atrapan mucha tierra que puede ensuciar el agua. Los techos de
plomo, asbesto o alquitrán contienen sustancias químicas que contaminan el
agua. Asegúrese de que el tanque esté limpio y que nunca haya sido utilizado para
almacenar sustancias tóxicas como aceite o plaguicidas.


Los depósitos superficiales se usan para captar el agua que escurre sobre el suelo.
Para construir un depósito simple se cava un hoyo en la tierra y se apisona la
tierra o se reviste con arcilla, azulejo, concreto o plástico. Estos depósitos sirven
para darles agua a los animales o para tener agua para bañarse. Si un depósito
se usa para almacenar agua para beber, debe cercarse para mantener fuera los
animales. Además, antes de tomar el agua, ésta debe purificarse para hacerla
potable, aplicando los métodos descritos en las páginas 92 a 99.


El agua recolectada en techos o en depósitos también se puede enviar a
cisternas subterráneas para su almacenamiento. Es un buen medio para mantener
el agua fresca y tapada. También podría resultar más económico que construir o
comprar tanques superficiales.


Un techo de lámina sirve para captar agua de lluvia.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cÓmo c aptar aGua de lluvia 87


Convierta el agua de lluvia en agua potable
Para que sea potable, el agua recolectada debe mantenerse libre de contaminación.
Para garantizar que el agua de lluvia captada sea potable:


• Limpie el tanque, el tubo de entrada, el techo y los canales de desagüe antes
de la temporada de lluvias.


• Nunca recoja agua en recipientes que hayan sido utilizados para aceites,
plaguicidas u otras sustancias tóxicas.


• Deje que la primera lluvia de cada año escurra por el tanque de captación
para que lo limpie.


• Tape el tanque y cubra los tubos de entrada con una malla milimétrica
para impedir que entren insectos, hojas y tierra. Esto también evitará la
proliferación de zancudos.


• Si es posible, saque el agua sólo por medio de grifos. Si el agua se retira
mediante cubos u otros recipientes que se sumergen dentro del tanque,
compruebe que estos estén limpios.


• Para mayor seguridad, agregue cloro al tanque (ver página 99) o conecte un
filtro de agua al tanque (ver página 96).


• Trate de no agitar o mover el agua para que la tierra o microbios (si los hay)
se mantengan asentados en el fondo.


• Barra el techo de vez en cuando para que el agua de lluvia se mantenga limpia.



Captación comunitaria de agua de lluvia en el desierto


Uno de los medios para captar agua de lluvia en el desierto de Rajastán, India,
consiste en el uso de estanques comunitarios llamados “naadi”. Cualquier habitante
del pueblo, o incluso las personas que están de paso, puede usar agua del naadi.


Todos los habitantes del pueblo trabajan para cuidar el
naadi. Leyes antiguas prohíben cortar cualquier árbol cerca
de los bordes del naadi, o en la zona donde el agua de lluvia se
acumula y escurre hacia el naadi. El ganado se mantiene alejado
del naadi, y a las personas no se les permite orinar o defecar en
sus alrededores. Una vez al mes, en los días sin
luna, el pueblo entero trabaja para sacar
la arena y los sedimentos que se hayan
acumulado en el naadi. Este trabajo
hace más profundo el estanque y ayuda
a eliminar los microbios que se hayan
depositado en el fondo. Después de limpiar
el naadi, los habitantes del pueblo dejan
que el agua se asiente para que se vuelva
a aclarar. De esta forma, la comunidad se
une para proteger su agua.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria88


Transporte seguro del agua
Se debe tener cuidado para mantener el agua protegida y sin contaminantes
mientras se transporta desde su fuente hasta el lugar donde la gente la necesita.
Acarrear agua es uno de los trabajos más pesados en cualquier comunidad y a
menudo son las mujeres y las niñas quienes lo hacen. Transportar pesadas cargas
de agua sobre la espalda o con una cinta en la cabeza puede causar frecuentes
dolores de cabeza y espalda, y deformaciones de la columna. Las mujeres
embarazadas pueden incluso perder sus bebés a causa del esfuerzo.


Los proyectos para mejorar el abastecimiento de agua pueden reducir esta
carga. Bajo ciertas circunstancias será posible facilitar el transporte del agua
con unos cambios muy sencillos. Se pueden construir sistemas de distribución de
agua para que no sea necesario transportarla a grandes distancias, o se pueden
construir las casas más cerca de la fuente de agua. La salud de la comunidad
mejoraría si los hombres comprendieran la importancia de esta tarea para la vida
familiar y compartieran el trabajo de recoger y transportar el agua.


Agua entubada
Los sistemas entubados para transportar agua presentan muchas ventajas. Al
entubar el agua se reduce el riesgo de contaminación y se crean menos criaderos
de zancudos y caracoles. Sin embargo, cuando un sistema de agua entubada se
construye mal y no se utiliza eficientemente, el agua podría contaminarse mucho
más que cuando no había sistema alguno. Un sistema de agua entubada debe
planearse cuidadosamente, tomando en cuenta la cantidad de agua que se necesita,
la cantidad disponible y la cantidad que se necesitará en el
futuro tomando en cuenta el crecimiento de la comunidad.


Se puede entubar el agua de casi cualquier fuente,
pero los manantiales y represas son las más comunes.
La fuente menos costosa es la que se encuentra cuesta
arriba de la comunidad, de tal forma que el agua fluya
hacia abajo por gravedad, conduciendo el agua a un
gran tanque de almacenamiento. Se puede aplicar cloro
al tanque o poner un filtro para purificar el agua. El
agua se entuba desde el tanque de almacenamiento
hasta la toma de agua domiciliaria o los grifos públicos
de distribución alrededor de la comunidad.


Un sistema de agua entubada necesita un
mantenimiento continuo. Si se lleva un registro de
dónde se instalan los tubos, podrán evitarse accidentes
y se facilitará la búsqueda y reparación de tubos rotos. Las fugas pueden
desperdiciar mucha agua, hacer que ésta se contamine con aguas negras u otro
tipo de contaminación del suelo, y crear pozos donde se multiplican los zancudos
y caracoles. Si los tubos se reparan con yute, cáñamo, algodón o cuero, los
microbios pueden crecer en este material y contaminar el agua.


En cualquier sistema de agua
entubada es muy importante


asegurarse de que haya alguien
responsable de reparar los daños


causados a las tuberías.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


tr ansporte seGuro del aGua 89


Hombres y mujeres hablan del agua
Cuando el comité de agua
de un pequeño poblado
mexicano planificaba
entubar agua de un
manantial grande hasta
el pueblo, decidió que
tenía dinero suficiente
para instalar una toma
de agua compartida
por cada 2 casas. En la
asamblea del pueblo, los
hombres del comité de
agua anunciaron que las tomas
se usarían para suministrar agua
para beber y cocinar. Sería bueno para el
pueblo, dijeron, porque ahora las mujeres no pasarían
todo el día acarreando agua del río e hirviéndola para hacerla potable.


Una mujer en la asamblea se puso de pie y preguntó: “¿Y qué hacemos para lavar
la ropa?”. Uno de los hombres del comité dijo: “Pueden seguir lavando la ropa en el
río como siempre lo han hecho”. Otra mujer se levantó y preguntó: “¿Y dónde vamos
a bañar a los niños?”. El hombre dijo: “Pueden seguir bañando a sus hijos en el río
como siempre lo han hecho”. Nuevamente se levantó una mujer y preguntó: “¿Y qué
hacemos con nuestros huertos? Necesitamos agua para cultivar nuestras hortalizas”.


Las mujeres sintieron que sus opiniones no se habían tomado en cuenta.
Dijeron que no había una sola mujer en el comité de agua, y por esto las
necesidades de las mujeres no iban a ser atendidas. Las mujeres exigieron que las
integraran al comité de agua para ayudar a trazar un nuevo plan. El cuerpo de la
asamblea estuvo de acuerdo.


El nuevo comité de agua propuso un nuevo plan. En lugar de un grifo por cada
2 casas, instalarían un grifo y un lavadero por cada 6 casas. Aunque tendrían
que caminar para recolectar agua, también podrían lavar ropa, bañar a sus hijos
y limpiar el maíz ahí mismo, en el pueblo. El grifo se usaría para distribuir agua
potable y el lavadero para todo lo demás. Esto ayudaría a mantener la pureza del
agua potable, y permitiría aprovechar el agua jabonosa del lavadero para regar
las hortalizas.


El plan también tuvo aceptación entre los hombres porque les daría un lugar
para lavar sus herramientas todos los días, al regresar de sus milpas. De esta
manera, los habitantes del pueblo satisficieron muchas de sus necesidades al
mismo tiempo.




L a protección deL agua comunitaria90


bcnbxncb


esta actividad le ayudará a investigar cómo el agua de un pozo, manantial o grifo
se contamina antes de ser consumida. La actividad puede realizarse con 4 o más
personas.


Duración: media hora


el facilitador explica al grupo que, para la actividad, deben desempeñarse como si
fueran detectives de la salud, y a continuación les explica lo que tienen que hacer.
por ejemplo: 10 familias recogen agua potable del pozo. durante los siguientes días,
uno de los niños de la familia se enferma por haber tomado agua contaminada en
la casa. Las otras familias están bien. La tarea de los “detectives” es averiguar cómo
se contaminó el agua después de sacarla del pozo.


el facilitador pide 2 ó 3 voluntarios, que se retiran hasta un lugar donde el resto
del grupo no los pueda oír, y el facilitador les explica que su tarea será dar “pistas”
mientras el grupo les hace preguntas para tratar de descubrir cómo se pudo
contaminar el agua. más adelante, antes de que el grupo se junte de nuevo, el
facilitador puede explicarles a los voluntarios (o pedirles que decidan rápidamente)
cómo fue que el agua se contaminó.


el grupo luego pregunta por turno a los voluntarios, que responden sólo con pistas
hasta que alguien pueda adivinar correctamente cómo se contaminó el agua.


Si el grupo es grande, se puede dividir en varios equipos. Limite el número de
preguntas, permitiendo por ejemplo a cada equipo o persona hacer hasta 4
preguntas. el primer equipo o persona en adivinar correctamente será el ganador.


repita la actividad varias veces cambiando los motivos por los que
se contaminó el agua. más adelante, el facilitador podrá


dirigir una discusión para investigar las diferentes
formas en que el agua
potable se puede
contaminar. explique las
medidas que pueden
tomarse para mantener
limpia el agua potable y
cómo lograrlo en el hogar
y en toda la comunidad.


Cómo almacenar el agua potable
Para garantizar que sea potable, el agua debe manejarse con cuidado mientras se
transporta y debe almacenarse en recipientes que la protejan de una contaminación
posterior. El agua almacenada en tanques descubiertos, o en tanques con paredes
agrietadas, o con tapas sueltas o mal hechas, se contamina fácilmente con residuos
animales y microbios.


Historia policiaca: ¿Cómo se contaminó el agua potable?









¿Estaba la jarra
cubierta todo el


tiempo?


Estaba cubierta
después de traerla


a casa.


guí a comunitaria par a L a SaLud ambien taL – 2011




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cÓmo almacenar el aGua potable 91


Mantenga limpios los recipientes de agua
El agua almacenada se puede contaminar cuando la gente la toca con las manos
sucias, cuando se pone en un recipiente sucio, cuando le cae tierra o polvo y
cuando se usan vasos sucios. Para evitar que el agua de su hogar se contamine,
haga lo siguiente:


• Lávese las manos antes de recolectar o transportar agua.


• Lave y cubra el recipiente que usa para transportar el agua.


• Limpie a menudo el recipiente donde almacena el agua en su casa.


• Evite poner los recipientes de agua sobre el piso, y manténgalos fuera del
alcance de animales.


• Vierta el agua sin tocar la boca del recipiente o
utilice un cucharón limpio y de mango largo para
sacar el agua del recipiente.


• Lave todos los vasos que se usan para beber.


• Nunca almacene agua en recipientes que hayan
sido usados con plaguicidas o sustancias químicas
peligrosas, incluso si los ha limpiado.


• De ser posible, no purifique más agua de la que
necesita a diario, normalmente menos de 5 litros
por persona por día para beber y cocinar.


Tape los tanques y las cisternas
Las cisternas y tanques cerrados
son más seguros para almacenar agua que los estanques
abiertos porque los zancudos y los caracoles no pueden vivir
en tanques cerrados. Al cubrir las cisternas también se reduce
la pérdida de agua por evaporación. Si el agua se acumula en
estanques o zanjas, cavando más profundo se evitará que el
agua se evapore en el aire y así se reducirá la evaporación.


Las cisternas deben ubicarse lo más cerca posible del lugar
donde se usan.


Repare las goteras de agua
Una gran cantidad de agua se puede perder por goteras, evaporación (cuando el
aire seca el agua) o infiltración (cuando el suelo absorbe el agua). Para conservar
agua, repare o cambie los tubos, tomas de agua y tanques
rotos en cuanto aparezcan goteras. Las goteras también
son una seña de posible contaminación, porque los
microbios y la suciedad entran en los tanques y tubos a
través de las grietas.


Los recipientes con boca
estrecha son los más seguros


para almacenar agua.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria92


Cómo purificar el agua para beber
Es mejor proteger y usar una fuente de agua segura que purificar agua de una
fuente contaminada, como un río o una charca. Sin embargo, el agua debe
purificarse si se ha contaminado, si la gente no quiere beberla a causa de su color
o sabor, o si se transporta y almacena en el hogar (el agua de tuberías, tanques y
pozos también debe purificarse antes de su consumo, si existe la posibilidad de que
haya sido contaminada).


Los métodos que usted elija para purificar el agua dependerán de cuánta
agua necesite, del tipo de contaminante, de cómo la almacenará y de los recursos
disponibles. Independientemente de cómo se purifique, lo mejor es filtrar el agua o
dejar que se asiente y vaciarla en otro recipiente antes de desinfectarla (ver página
94). De este modo se eliminan los sedimentos (partículas de tierra), y al hacerlo la
desinfección será más fácil y eficaz.


Los métodos que explicamos a continuación no podrán hacer el agua potable si
ésta contiene sustancias tóxicas. El agua contaminada con sustancias tóxicas nunca
es segura para beber, bañarse o lavar ropa. Puede provocar cáncer, salpullido,
abortos espontáneos y otros problemas de salud.


Para eliminar los microbios del agua, siga estos 2 pasos: filtrar y desinfectar.


Como primera medida, deje que el agua se asiente por algunas horas y vacíela en un
recipiente limpio, o fíltrela usando


en las páginas 93 a 97 podrá ver los métodos para asentar y filtrar el agua.


A continuación, desinfecte el agua usando uno de estos métodos:


Un filtro de tela o... Un filtro de carbón...


Arena


Agua filtrada


Arena gruesa
Carbón


Hirviéndola ... o ... mediante desinfección
solar


... o ... añadiéndole
cloro


añadiéndole jugo
de lima o limón


... o ...







Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cÓmo purific ar el aGua par a beber 93


Cómo asentar el agua
Cuando el agua se asienta, el lodo y otros sólidos, así como los microbios y lombrices
que causan enfermedades, se depositan en el fondo del recipiente. Al almacenar agua
por 5 ó 6 días, se reduce el número de microbios que contiene. Sin embargo, algunos
microbios, como la giardia no desaparecen aunque el agua se almacene por mucho
tiempo, y por esto lo mejor es usar otro método después de asentar el agua, filtrarla,
agregarle cloro o desinfectarla con luz solar.


El método de las 3 vasijas
El método de las 3 vasijas asienta el agua y permite que los microbios y el material
sólido se depositen en el fondo. Este método es más seguro que asentar el agua en una
vasija, aunque no elimina los microbios por completo. Después de usar el método de
las 3 vasijas, el agua tendrá que desinfectarse (ver página 97).


Cada 3 ó 4 días, lave la vasija de agua clara (vasija 3) con agua hervida. Si usa
una manguera flexible limpia como sifón para pasar agua de una vasija a la otra, se
revolverán menos los sedimentos que si vertiera el agua.


Uso de plantas
En muchos lugares la gente se vale de las plantas para potabilizar el agua. En África
oriental se usan las semillas de moringa. En las Filipinas la moringa se conoce como
malunggay, en India como árbol de rábano picante o árbol de palillo, y árbol de
benceno en Haití y República Dominicana. Para usar semilla de moringa:


Día 1, de mañana: llene la vasija 1 con agua. Tápela y deje que el agua se asiente por
2 días.


Día 2, de mañana: llene la vasija 2 con agua. Tápela y déjela reposar durante
2 días. La tierra de la vasija 1 ya habrá empezado a asentarse.


Día 3, de mañana: vacíe el agua clara de la vasija 1 en la vasija vacía 3,
asegurándose de no revolver los sedimentos que quedaron al fondo de la
vasija 1. El agua de la vasija 3 está ahora lista para desinfectarse. El agua
sucia que queda en el fondo de la vasija 1 se puede tirar. Lave la vasija 1 y
llénela con agua. Tápela y déjela asentar por 2 días (el agua se sacará y
estará lista para desinfectarse el día 5).


Día 4, de mañana: vacíe el agua clara de la vasija 2 a la vasija 3 para
desinfectarla. Lave la vasija 2 y llénela con agua.


1. Deje secar las semillas por 3 días.


2. Muela las semillas
hasta hacerlas polvo. Se
necesitan 15 semillas de
moringa molida para
aclarar 20 litros de agua.


3. Mezcle el polvo con un poco de agua
para hacer una pasta y agréguela al
agua que quiere aclarar.


4. Para disolver la pasta, revuelva
de 5 a 10 minutos. Mientras más
rápido se revuelve, menos tiempo se
necesita.


5. Tape el recipiente y déjelo reposar
para asentar el agua. Después de
1 ó 2 horas, vacíe el agua en un
recipiente limpio, dejando los sólidos
en el primer recipiente.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria94


Filtrado del agua
Hay muchas formas de filtrar el agua para quitarle los microbios. Algunos filtros,
como los de cerámica que se muestran más abajo, requieren equipos especiales.
Otros no necesitan dichos equipos y pueden filtrar un volumen grande o pequeño de
agua antes de desinfectarla.


Filtros de tela
Se puede utilizar filtros con tela natural de tejido muy fino para eliminar los


microbios del cólera del agua potable. El microbio del cólera se adhiere
a menudo a un animal diminuto que vive en el agua, por lo que al
filtrar estos animales también se filtra la mayoría de los microbios
del cólera. Con este método se logra además filtrar las lombrices
de guinea.


Se puede construir un filtro de tela a partir de pañuelos,
manta, lino u otra tela. La tela vieja funciona mejor que
la nueva porque las fibras gastadas tienen los poros más
pequeños y son mejores para filtrar.


1. Deje que el agua se asiente en un recipiente, de tal forma que los sólidos se
depositen en el fondo.


2. Doble la tela 4 veces y estírela o átela sobre la boca de otro recipiente o
jarrón de agua.


3. Vierta el agua lentamente del primer jarrón al segundo, pasando a través de
la tela del segundo recipiente o jarrón.


Utilice siempre el mismo lado de la tela. Si le da vuelta, los microbios entrarán al
agua. Después de usar la tela, lávela y déjela al sol para que se seque. Esto destruye
los microbios que quizás quedaron en la tela. Durante la temporada de lluvias,
desinfecte la tela con cloro. Asegúrese de lavar el recipiente que usa para poner el
agua filtrada, por lo menos cada 2 ó 3 semanas.


Filtros de cerámica
Se puede fabricar un filtro pequeño y efectivo con barro cocido, recubierto con
plata coloidal (una sustancia que mata los microbios). Después de una capacitación
básica, un alfarero local podrá construir fácilmente estos filtros (encontrará más
información en la sección de Recursos).


Filtro de cerámica recubierto
con plata coloidal


Tapa de plástico


Grifo de plástico


Filtro de cerámica
dentro un cubo de
plástico


Cubo de plástico




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cÓmo purific ar el aGua par a beber 95


bcnbxncbCómo hacer un filtro de carbón












este filtro es fácil de construir y funciona bien para atrapar la mayoría de los
microbios que se encuentran en pequeñas cantidades de agua.


Materiales: 2 cubos de plástico o de metal, 1 martillo y 1 ó 2 clavos grandes, un
cubo de arena gruesa (no arena de mar), un cuarto de cubo de carbón vegetal.


perfore agujeros en la base de uno de los cubos. lave el cubo, que será ahora el
cubo de filtración.


limpie la arena enjuagándola en agua y escurriendo hasta que el agua salga limpia.


muela el carbón en pequeños trozos. el carbón activado es mejor, pero el carbón
vegetal (de madera común) también funciona. nunca use carbón en briquetas
¡es venenoso!


ponga una capa de arena lavada de
5 cm de espesor en el cubo de filtración
y vierta agua sobre ella. el agua debe
salir a través de los agujeros. si no sale
nada de agua, agrande los agujeros.
si la arena se escurre, los agujeros
son demasiado grandes. si esto
ocurre, retire la arena y coloque
una tela delgada sobre los agujeros
y vuelva a poner la capa de arena
en su sitio.


coloque una capa de carbón
molido, de aproximadamente
8 cm, por encima de la arena. a
continuación llene el cubo con
arena hasta que ésta quede
10 cm por debajo del borde
superior del cubo.


coloque 2 palos sobre el segundo
cubo y coloque el cubo de filtración encima de los palos. ponga agua limpia en
el cubo de filtración varias veces hasta que el agua salga limpia. el filtro estará
entonces listo para usarse.


para usar el filtro, deje que el agua que ha recogido se repose antes de hacerla
pasar por el filtro. el agua potable se acumula en el cubo inferior. para mayor
seguridad desinfecte el agua después de filtrarla (ver páginas 97 a 99).


los microbios filtrados pueden crecer en el carbón por lo que, si el filtro se usa a
diario, es importante quitar y limpiar con frecuencia el carbón, o cada vez que el
filtro se deje de usar por algunos días.


Abertura de 10 cm


Arena
8 cm de carbón


5 cm de arena


Cubo recolector limpio


Cubo de filtración




Palos para sostener
el cubo




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria96


bcnbxncb


es uno de los métodos más eficaces y económicos para filtrar el agua del hogar.
con este filtro se puede filtrar suficiente agua para una familia pequeña (por lo
menos 50 litros diarios).


limpie un recipiente a prueba de agua de 200 litros, por ejemplo un bidón o un
tanque, y desinféctelo con cloro en polvo. asegúrese de que el recipiente no haya
sido usado para guardar materiales tóxicos.


perfore un agujero a una distancia de 1/3 de la parte superior del recipiente, para
colocar la válvula o el grifo. el diámetro del agujero debe ser igual al del grifo (por
ejemplo, si el grifo tiene un diámetro de 12 mm, el agujero tendrá también 12 mm
de diámetro).


ajuste el grifo en el agujero y fíjelo con masilla que se endurezca. si utiliza un
recipiente de ladrillo, la válvula o grifo se puede fijar en la pared del recipiente con
cemento.


prepare la manguera colectora, perforando con un taladro o clavo muchos agujeros
pequeños en sus primeros 35 cm; selle la punta de la manguera y póngala en un
círculo en el fondo del recipiente, con los agujeros perforados hacia abajo.


conecte el otro extremo de la manguera (el que no tiene agujeros) al grifo. selle los
acoplamientos del tubo con abrazaderas o alambre.


ponga una capa de grava limpia, de 7 cm de espesor, en el fondo del recipiente,
cubriendo la manguera colectora. cubra la grava con una tela fina y llene el
recipiente con arena de río limpia hasta un punto 10 cm por debajo del grifo. a
continuación cubra la arena con otra tela fina.


fabrique la tapa del recipiente, con un agujero para verter el agua. coloque una
piedra plana o un plato debajo del agujero para evitar que la arena se revuelva
cuando vierta el agua.


purgue completamente el filtro con agua. una vez que el filtro esté limpio, estará
listo para uso diario.


Grifo


Tapa


Piedra
plana


Arena
lavada


Grava
lavada Manguera flexible de


20 mm de diámetro


Tela fina


Vierta el agua aquí


Cómo fabricar un filtro lento de arena para el hogar

















Recipiente de 200 litros




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cÓmo purific ar el aGua par a beber 97


Cómo usar y mantener el filtro lento de arena
Después de algunos días de uso, una capa de lama verde (bacterias y algas) crecerá
encima de la arena. Esta capa ayuda a purificar el agua, así que no la retire. Para
que esta capa sea eficaz, la arena debe mantenerse siempre cubierta de agua (esto
explica que el grifo se coloque por encima del nivel de la capa de arena). Llene
el filtro cada día y saque el agua en pequeñas cantidades. Si el filtro se vacía
completamente, perderá su efectividad y deberá limpiarse y volverse a llenar.


Deje que los sólidos se asienten en el agua antes de verterla en el filtro; así no
será necesario limpiar el filtro con tanta frecuencia, ya que el agua que ingresa
en él estará más limpia. Si vierte el agua dejándola caer desde arriba, como una
cascada, podrá airearla a medida que ingresa, lo que le dará un mejor gusto.


Cuando el agua empiece a salir lentamente por el grifo, tendrá que limpiar el
filtro. Vacíe toda el agua del filtro y quite la lama junto con 1 cm de la capa superior
de arena. Después de limpiarlo varias veces, cuando más de la mitad de la arena se
haya retirado, reemplace toda la arena y la grava con materiales nuevos y limpios, y
empiece de nuevo el proceso. Será necesario reemplazarlas 1 ó 2 veces al año.


Filtrado de arsénico
Para filtrar el arsénico del agua, agregue un recipiente lleno de clavos de hierro
en la parte superior de un filtro lento de arena. Ponga entre 3 y 5 kg de los clavos
más pequeños en el recipiente. No utilice clavos galvanizados, ya que se necesita
que los clavos se oxiden para que puedan filtrar el arsénico. El arsénico se adhiere
al óxido de los clavos de hierro y así se elimina del agua potable (encontrará más
información en la sección de Recursos).


Desinfección del agua
Al desinfectar el agua se eliminan los microbios de ella; si la operación se hace
correctamente, el agua queda totalmente potable. Los métodos más efectivos son
hervir el agua, desinfectarla con luz solar o aplicarle cloro.


IMPORTANTE: Estos métodos NO eliminan las sustancias tóxicas del agua.


Hervir el agua
Hervir el agua por 1 minuto elimina todos los microbios. Ponga el agua a
hervir a fuego fuerte. Una vez que empiece a hervir, deje que hierva por
1 minuto completo antes de retirar la olla para enfriarla. En zonas
montañosas, el agua debe hervir por 3 minutos para eliminar los
microbios, ya que el agua hierve a una temperatura más baja
en lo alto de las montañas.


Al hervir, el agua cambia de sabor. Una vez que el agua
hervida se haya enfriado, viértala en una botella y agítela
vigorosamente. Esto agrega aire al agua y mejora su sabor.


Hervir el agua en lugares donde la leña es escasa puede ser difícil. Es mejor
hervir el agua después de preparar la comida, pero antes de que el fuego se apague;
de esta manera se utilizará menos leña.


Al hervir el agua por 1 minuto se
eliminan los microbios.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria98


Cómo desinfectar el agua con la luz solar










la desinfección solar es una manera muy efectiva para purificar el agua valiéndose
sólo de la luz del sol y una botella. si el agua se filtra o se deja asentar primero,
se aclarara más y por lo tanto se desinfectará más rápido. la desinfección solar
funciona mejor en países tropicales, donde es más fuerte la luz solar.
mientras más al norte o al sur esté de la línea ecuatorial, mayor será
el tiempo necesario para realizar la desinfección solar.


limpie una botella transparente de plástico o vidrio, o una bolsa de
plástico. las botellas de plástico pet son más eficaces.


llene la botella hasta la mitad y agítela por 20 segundos. esto
agregará burbujas de aire al agua. sigue llenando la botella. las
burbujas de aire ayudarán a desinfectar el agua más rápido.


coloque la botella en un lugar abierto donde no haya
sombra y donde no la puedan alcanzar las personas o
los animales (por ejemplo, en el techo de la casa). deje la
botella al sol por lo menos 6 horas en un día soleado o 2 días si
está nublado.


beba directamente de la botella. esto evitará una posible contaminación por
contacto con las manos u otros recipientes.


la desinfección solar se puede hacer más rápido y más completamente poniendo
la botella en una cocina solar (ver página 364).


Jugo de lima o limón
Al añadir el jugo de un limón a 1 litro de agua para beber y dejar
asentar el agua por 30 minutos se elimina la mayoría de microbios
del cólera y algunos otros microbios. Aunque este método no hace el
agua completamente potable, es mejor aplicarlo que no darle ningún
tratamiento al agua en zonas donde el cólera es una amenaza. Si se
añade jugo de lima o limón al agua antes de aplicar la desinfección
solar o el método de las 3 vasijas el agua será más segura.


Cloro
El cloro es barato y fácil de usar para eliminar la mayoría de los microbios del
agua para beber. Pero si se aplica muy poco el cloro, no elimina los microbios, y si
se aplica demasiado el agua tendrá mal sabor. Resulta más práctico utilizar el cloro
en sistemas comunitarios de distribución de agua ya que sería difícil que un solo
consumidor la aplicara correctamente todas las veces. Para utilizar el cloro en la
desinfección del agua en un hogar, siga las instrucciones de la página siguiente.


En cantidades excesivas, el cloro es peligroso tanto para la gente como para el
medio ambiente, aunque las cantidades utilizadas para desinfectar el agua en el
hogar y en la comunidad son seguras. Es mejor desinfectar el agua con cloro que
arriesgarse a sufrir problemas de salud debido a los microbios.


Use 1 lima o limón
por cada litro de


agua.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cÓmo purific ar el aGua par a beber 99


¿Cuánto cloro se debe agregar al agua?
La cantidad de cloro necesaria para desinfectar el agua depende de la
contaminación que está presente (el número y tipo de microbios que tiene). Mientras
más microbios haya en el agua, mayor cantidad de cloro se necesitará para
eliminarlos. Es importante aplicar suficiente cloro para que una parte quede en el
agua después de eliminar los microbios. El cloro que queda se llama cloro libre, y
seguirá eliminando a cualquier microbio nuevo que entre al agua. Si el agua tiene
cloro libre, tendrá un leve olor y gusto a cloro. Esto indica que el agua es potable. Si
tiene demasiado cloro, el olor y el sabor serán muy fuertes y desagradables.


Para aplicar la cantidad adecuada de cloro, necesita saber la concentración de
la solución que va a utilizar. El cloro se consigue en distintas formas: gas, en polvo,
hipoclorito de alta concentración (HTH) y soluciones líquidos para el hogar. El cloro
para el hogar es lo más común, y explicaremos cómo desinfectar el agua con él.


Las soluciones de cloro vienen en distintas concentraciones. Las más comunes son
del 3,5% y del 5%. La manera más simple de medir la cantidad de cloro necesario es
hacer primero una solución base (aproximadamente 1% de cloro) y después agréguela
al agua que desea desinfectar. Hágalo así:


1. Agregue 1 taza de cloro a una botella de 1 litro vacía y limpia.


2. Llene la botella con agua limpia.


3. Agite la botella durante 30 segundos.


4. Déjela reposar durante 30 minutos. La solución base estará lista.


Si hay mucho material sólido en el agua, el cloro será menos efectivo. Para aumentar
la eficiencia del cloro, podrá filtrar el agua (ver página 94), o dejar que el agua se
asiente. Vacíe el agua clara en un recipiente limpio y agregue el cloro a continuación.


Para 1 litro


Para 4 litros


Para 20 litros


Para un barril de
200 litros


AGUA SOLUCIÓN BASE DE CLORO


3 gotas


12 gotas


1 cucharadita


10 cucharaditas


Añada estas cantidades de la solución base al agua clara y espere por lo menos
30 minutos antes de beberla. Si el agua está turbia, necesitará el doble de la


solución de cloro. Si no tiene gotero, se puede meter una cuchara en el cloro y
deje que las gotas caigan una por una de un lado.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a protecciÓn del aGua comunitaria100


Aguas residuales: ¿un problema o un recurso?
La cantidad de agua presente en el planeta se mantiene constante, y es utilizada una
y otra vez. Sin embargo, el agua que se escurre y la que se usa para lavar, en terrenos
agrícolas, en el saneamiento o en la industria, con frecuencia contiene microbios y
sustancias químicas que la hacen inadecuada para beber, bañarse o lavar.


El agua no contaminada con sustancias tóxicas o excrementos puede usarse de
nuevo tras un tratamiento muy sencillo. El método que mejor se adapte a su hogar
o comunidad depende de la cantidad de aguas residuales que debe tratarse, el tipo
de contaminantes que contienen, el uso al que se destinará, y el tiempo, espacio y
trabajo que usted puede apartar para las tareas de tratamiento.


Soluciones para las aguas grises
Las aguas grises son aquellas que han sido utilizadas para lavar y para otras tareas
domésticas en el hogar, pero no contienen excrementos. Mientras no contengan
jabones tóxicos o cloro (ver en la página 373 cómo preparar productos de limpieza
no tóxicos), las aguas grises, después de un sencillo tratamiento, podrán volver a
utilizarse para los huertos o descartarse sin tratamiento alguno en el suelo.


IMPORTANTE: Las aguas grises nunca son potables y no deben beberse.
Existen diferentes tipos de sistemas de aprovechamiento de aguas grises (ver la


sección de Recursos). Todos los sistemas son adecuados siempre que:


• Sean fáciles de construir y mantener.


• Puedan mantener el agua sin grasa, cloro
concentrado, disolventes y otras sustancias
químicas.


Humedales construidos para filtrar las aguas grises
Un medio para tratar las aguas grises es imitar la manera en que la naturaleza
lo hace, al filtrarlas a través de varias capas de plantas, tierra y piedra. Los
nutrientes de las aguas grises alimentan a las plantas y las plantas agregan oxígeno
al agua, ayudando a limpiarla. Los humedales construidos también:


• Proveen agua para el riego de cultivos alimentarios.


• Sirven para cultivar otras plantas útiles como el bambú o la caña.


• Reemplazan las aguas estancadas sustituyéndolas con jardines atractivos.


IMPORTANTE: Los humedales construidos no pueden purificar los excrementos
humanos (heces).




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


aGuas residuales: ¿un problema o un recurso? 101


Cómo construir un humedal
Para planificar la construcción de un humedal debe tomar en cuenta los
siguientes factores:


• El espacio que necesita y la profundidad que debe tener. Cuanta más agua
fluya por el sistema, mayor será su tamaño y más profundo tendrá que
hacerse para que pueda filtrar las aguas grises adecuadamente. Si el agua
fluye demasiado rápido, el lecho de cañas no podrá efectuar debidamente la
limpieza.


• ¿Está la fuente de agua a una altura superior que el humedal? Como el agua
debe fluir en toda la extensión de éste, debe provenir de una fuente superior,
o de lo contrario debe bombearse.


• ¿Hacia dónde fluirá el agua que ha sido limpiada?, ¿Puede almacenarse en un
tanque o conducirse hasta un jardín?


Los humedales se pueden construir en cualquier lugar donde haya un espacio
suficiente; si no es así, podrán construirse en un recipiente encima del suelo, por
ejemplo en un barril de 200 litros. En lugares donde se cuenta con un suelo bien
drenado o aguas subterráneas elevadas, excave un pozo y revístalo con un plástico
grueso o cemento. En áreas con suelo de arcilla no se necesita revestimiento.


Cómo mantener un humedal construido


Las necesidades de cada humedal construido serán distintas, dependiendo de la
cantidad de agua, tipo de tierra, plantas, y otras condiciones. Experimente hasta
averiguar la mejor manera de hacer eficaz el humedal.


• Si las plantas se secan o mueren, esto significa que el agua que fluye no es
suficiente: se deben añadir fuentes de agua al sistema, el pozo se puede hacer
más pequeño o menos profundo, o se pueden añadir otras plantas.


• Si el agua no fluye bien, trate de ponerle piedras más grandes y menos arena,
o ponga el tubo de salida más abajo.


Un humedal excavado en el suelo puede purificar grandes cantidades de aguas grises


Plantas de humedal disponibles
en el lugar


Arena áspera y grava pequeña (máx. 2 cm de
circunferencia) en el lecho del humedal


Tubería de ingreso
(aguas grises


provenientes de la casa)


Tubos de salida (4 a
5 cm de circunferencia),
a un máximo de 15 cm
por debajo del nivel del
tubo de entrada


7 a 8 cm de mantillo
orgánico para evitar los
olores y la propagación de
zancudos


Piedras grandes (4 a 5 cm de
circunferencia) alrededor del
tubo de salida


Piedras pequeñas (2 a 4 cm
de circunferencia) alrededor


del tubo de entrada


Hoyo de 30 a 70 cm de profundidad




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


102


en este Capítulo


Construcción de sanitarios 7


Página


Cómo promover el saneamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .104


¿Qué espera la gente de los sanitarios? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .105


Cómo planificar la construcción de sanitarios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .106


Las necesidades de los hombres y de las mujeres no son las mismas . . . . .108


Actividad: Cómo eliminar las barreras para
que las mujeres usan los sanitarios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 110


Cómo facilitar el uso de los sanitarios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111


Sanitarios para niños . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112


Saneamiento para situaciones de emergencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 113


Saneamiento en ciudades y pueblos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 114


Historia: Saneamiento en una comunidad urbana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 115


El problema de las aguas negras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 116


Historia: Una comunidad construye su propio alcantarillado . . . . . . . . 117


Opciones de sanitarios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 118


Cómo seleccionar el lugar de instalación del sanitario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119


Sanitario de fosa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 120


Sanitario de fosa mejorado con ventilación (VIP) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .123


Sanitarios ecológicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 124


Sanitario compostero simple para sembrar árboles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .126


Sanitario compostero de fosa alterna . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .128


Sanitario seco con desviación de orina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .129


3 métodos para construir un sanitario seco . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .130


Abono de orina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .134


Sanitario de sello hidráulico manual . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .136


Actividad: Cómo seleccionar el sanitario adecuado . . . . . . . . . . . . . . . . . . .138




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


103


Construcción de sanitarios


Los desechos humanos (heces y orina) pueden contaminar el agua, los alimentos y
el suelo con microbios y lombrices que producen problemas de salud (ver páginas
51 a 58). Deshacerse de los desechos humanos de manera segura (saneamiento)
mediante la construcción y mantenimiento de sanitarios, y lavarse las manos
previene la propagación de los microbios y es necesario para la buena salud.


Ya sea que la comunidad utilice sanitarios de fosa, sanitarios que convierten
los desechos en abono (saneamiento ecológico), sanitarios que vacían los desechos
humanos mezclados con agua (aguas negras) u otro tipo de sanitario, lo importante
es evitar que los desechos humanos contaminen el agua potable, los alimentos o
nuestras manos. Es importante contar con sanitarios seguros y cómodos, al igual
que disponer de un medio para lavarse las manos después de usarlos. Si se dispone
de sanitarios seguros y la gente se lava debidamente las manos podrán evitarse la
mayoría de enfermedades que producen los microbios en los desechos humanos.


Los sanitarios y los sistemas de tratamiento de aguas negras mal construidos
son una causa principal de las enfermedades y de la contaminación de las aguas
subterráneas; por esto, a medida que el agua potable se vuelve más escasa, se hace
más importante deshacerse de los desechos humanos de manera que no contaminen
el agua.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


104 cons trucciÓn de sanitarios


Cómo promover el saneamiento
Algunos creen que los problemas de salud y muerte por mal saneamiento se pueden
evitar sólo si la gente cambia sus hábitos personales o “comportamiento” para
mantener su limpieza. Sin embargo, esta idea generalmente conduce al fracaso
porque no considera las barreras a las que la gente se enfrenta diariamente como
la pobreza, la falta de acceso al agua segura o a sanitarios adecuados. Cuando la
gente no cambia de comportamiento, se la culpará por su mal estado de salud.


Expertos buscan soluciones técnicas, tales como sanitarios modernos que no
utilizan agua o costosos sistemas de tratamiento de aguas negras. Sin embargo,
el hecho de que estas soluciones técnicas hayan tenido éxito en un lugar no quiere
decir que sean adecuadas para las tradiciones o condiciones de otra comunidad;
es posible que algunas de las letrinas y sanitarios que se describen en este libro
no sean apropiados para ciertas comunidades. Proponer soluciones técnicas sin
comprender la cultura de las personas, sus condiciones de vida y necesidades reales
puede crear más problemas que soluciones.


Las enfermedades causadas por el mal saneamiento continuarán si se culpa a
la gente de su mala salud o si se promueven soluciones técnicas que no toman en
cuenta las condiciones locales. Para promover la salud de manera permanente, los
promotores de salud deben escuchar cuidadosamente a la gente de la comunidad
y trabajar con ella para desarrollar soluciones basadas en sus necesidades,
habilidades y deseo de cambio.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


¿Qué esper a l a Gente de los sanitarios? 105


¿Qué espera la gente de los sanitarios?
La salud no siempre es la principal motivación para que la gente mejore el
saneamiento. La gente también quiere:


• Privacidad: un sanitario puede ser muy simple y consistir sólo en un hoyo
profundo cavado en el suelo. Pero la necesidad de tener privacidad exige que
el sanitario se construya con una caseta adecuada y con puerta. Las mejores
casetas son simples y se construyen con materiales locales.


• Seguridad: para que un sanitario sea seguro debe estar bien construido y
ubicado en un lugar seguro. Si un sanitario está mal construido puede ser
peligroso. Si está lejos del hogar, o está en un lugar aislado, las mujeres podrían
arriesgarse a una agresión sexual al utilizarlo.


• Comodidad: es más probable que la gente utilice el sanitario si éste es cómodo
para sentarse o ponerse de cuclillas, y la caseta es suficientemente alta para
ponerse de pie. También es más probable que utilicen el sanitario si éste se
encuentra cerca de la casa y está protegido contra el viento, la lluvia y la nieve.


• Limpieza: si el sanitario está sucio y huele mal, nadie lo utilizará.
Historicamente las tareas de la limpieza han recaido en mujeres o personas de
bajos ingresos, pero resulta más justo si todos contribuyen con las tareas de
limpieza, haciendo que los sanitarios se utilicen adecuadamente y se les preste
el debido cuidado.


• Respeto: un sanitario bien mantenido trae prestigio y respeto a su
propietario, y éste puede ser uno de los principales motivos por los que
la gente está dispuesta a invertir el dinero y esfuerzo necesario para
construir uno.


SANEAMIENTO
SALUDABLE


Un lugar seguro para hacer sus
necesidades (orinar y defecar)


Asegurarse de que el
sanitario se mantenga
limpio y seguro


Alimentos y agua que no han sido
contaminados con orina o heces


Convertir la orina y los heces
en un recurso saludable


+


+ +


+ =


Una manera de
lavarse después




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios106


Cómo planificar la construcción de sanitarios
Cada persona y comunidad tiene su propia manera de
ocuparse de los desechos humanos, incluso si lo único
que hacen es ir detrás de un arbusto o al monte
para orinar o defecar. No todas las personas
del pueblo utilizan el mismo método, y no
todos se deshacen de sus desechos de la misma
manera cada vez que lo hacen. Es posible que
algunas personas estén dispuestas a cambiar
de costumbres y otras no. Ya sea construir un
nuevo tipo de sanitario, mejorar el acceso a
sanitarios seguros, o hacer otro tipo de cambio,
casi todos los métodos de saneamiento pueden
mejorarse.


Es más fácil avanzar mediante cambios
pequeños, paso a paso, en lugar de hacer
cambios grandes de una vez. Algunos cambios
pequeños que pueden tener un gran impacto
en la salud, la seguridad y la comodidad incluyen:


• Mantener agua y jabón cerca del sanitario.


• Abrir un agujero de ventilación tapado con malla milimétrica en la fosa,
para permitir el flujo de aire pero sin que entren las moscas.


• Instalar una plataforma durable sobre una fosa destapada.


Al planificar o hacer cambios para el saneamiento del hogar o la comunidad, tenga
en cuenta que todos los métodos de saneamiento deben tener estas características:


• Prevenir enfermedades: deben mantener los desechos e insectos portadores
de enfermedades alejados de las personas y alimentos, tanto en el lugar del
sanitario como en las casas cercanas a éste.


• Proteger las fuentes de agua: no deben contaminar el agua potable, el agua
superficial, o el agua subterránea.


• Proteger el medio ambiente: los sanitarios que convierten los desechos
humanos en abono (realizando así un saneamiento ecológico) pueden
conservar y proteger el agua, evitar la contaminación y hacer que los
nutrientes regresen al suelo. (Ver páginas 124 a 135).


• Ser simples y baratos: deben ser fáciles de limpiar y mantener, y debe ser
posible construirlos con materiales y mano de obra locales.


• Ser aceptables para la cultura del lugar: deben adaptarse a las costumbres,
creencias y necesidades locales.


• Funcionar para todos: deben resolver las necesidades de salud de los niños y
los adultos, mujeres y hombres, así como de las personas mayores de edad y
las personas con discapacidad.


No lograrán evitarse las enfermedades en la
comunidad si no se incluyen sanitarios adaptados


para el uso de las mujeres u otro grupo.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cÓmo pl anific ar l a cons trucciÓn de sanitarios 107


¿Sanitarios equivocados?
En 1992, el gobierno de El Salvador gastó más de $10 millones de dólares para construir
miles de nuevos sanitarios con los que se pretendía convertir los desechos humanos
en abono. Los sanitarios que se instalaron necesitaban mayor cuidado y limpieza que
los sanitarios a los que la gente estaba acostumbrada. No se capacitó a la gente para
que aprendiera a utilizarlas, y el gobierno no invitó a la comunidad a participar en el
proyecto. El resultado fue que la gente no sabía cómo funcionaban.


Después de terminar el proyecto, el gobierno estudió el uso que se estaba
dando a los sanitarios. Descubrieron que un gran
número de los sanitarios no se utilizaban
debidamente, y que algunos ni siquiera
se habían utilizado.


Las decisiones sobre el saneamiento son comunitarias
Si las personas que emplearán los sanitarios participan en la toma de decisiones
relacionadas con la construcción de éstos, será más probable que se satisfagan las
diferentes necesidades de saneamiento de cada uno. Además, como las decisiones
relacionadas con el saneamiento del hogar, el vecindario y la comunidad pueden
afectar a las personas río abajo, es necesario que las comunidades vecinas trabajen
juntas para mejorar la salud de todos.


La participación de la comunidad puede significar la diferencia entre el éxito y
el fracaso cuando el gobierno o alguna institución externa llega y trata de mejorar
el saneamiento local.


Cuando la gente participa en las actividades de planificación, es más
probable que el resultado se acomode a sus necesidades.


El gobierno nunca
nos preguntó si los


queríamos.


Hubiera sido
mejor que primero
construyeran sólo
unos cuantos de


prueba.


¡Claro le pagaron
a alguien para


hacer este
mamarracho!


Los sanitarios
sí funcionan, ¡el
problema es que
no los usamos
correctamente!


¡Estos
sanitarios


no
funcionan!




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios108


Alguien debe limpiar el sanitario
A nadie le gusta limpiar el sanitario. Pero alguien
tiene que hacerlo.


Con frecuencia se considera que el trabajo
de planificar, construir y reparar los sanitarios
es trabajo de los hombres, o de un especialista.
Pero el trabajo menos agradable y más constante,
que es el de limpiar los sanitarios, recae en las
mujeres o en la gente de clase social más baja. Es
injusto que las tareas que son imprescindibles pero
desagradables siempre recaigan en aquellos que
no tienen voz en la toma de decisiones.


Compartir entre todos los trabajos
desagradables, aunque cause conflictos en la
comunidad, es una manera de garantizar que
estos trabajos se hagan.


Las necesidades de los hombres y de las
mujeres no son las mismas
Las mujeres y los hombres tienen diferentes necesidades y costumbres cuando se
trata de usar el sanitario. Los hombres pueden estar más cómodos que las mujeres
cuando hacen sus necesidades en público o en espacios abiertos. La falta de
sanitarios seguros que ofrecen privacidad es un
factor más que dificulta la participación de las
mujeres en asuntos comunitarios.




Generalmente es más fácil para los hombres hacer sus necesidades que para las mujeres.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l as necesidades de los hombres y de l as mujeres no son l as mismas 109


Planificar sanitarios que toman en cuenta las necesidades
de las mujeres
Si se deja a las mujeres por fuera al planificar las tareas de saneamiento éstas se
expondrán a un riesgo mayor de sufrir problemas de salud, puesto que es menos
probable que se satisfagan sus necesidades sanitarias. Si se quiere que mejore la
salud de todos, al hacer cambios en el saneamiento de la comunidad es necesario
que los hombres tengan en cuenta también las necesidades de las mujeres.


Para facilitar la participación de las mujeres en la planificación de las tareas
de saneamiento comunitario (y sin que esto implique sencillamente que aumente su
carga de labores) se podrá:


• Organizar reuniones a horas en que las mujeres pueden participar.


• Asegurarse de invitar a las mujeres a hablar y sentirse
cómodas al hacerlo.


• Realizar reuniones separadas para mujeres si esto
facilita una discusión abierta y fácil.


• Hacer que todos participen en la toma de
decisiones.


Por lo general, son las mujeres las encargadas de
enseñar y cuidar a los niños y por esto, cuando
no se satisfacen sus necesidades, es más
probable que tampoco se satisfagan las de los
niños. Cuando no se incluye a las mujeres
en la planificación de las tareas de
saneamiento del hogar y de la comunidad,
toda la comunidad se perjudicará.


Si educas a un solo hombre,
estarás educando a una persona.
Pero si educas a una mujer,
educarás a toda la nación.
—Proverbio africano.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios110


bcnbxncb


esta actividad ayuda a la gente a hablar de algunos aspectos que pueden impedir
que las mujeres tengan acceso a sanitarios limpios y seguros. el objetivo es decidir
qué cambios son necesarios para mejorar la salud de todos. después de realizar esta
actividad sólo con las mujeres, se podrá organizar una sesión con hombres y mujeres.


Duración: 1 a 1 hora y media.


Materiales: una hoja de papel periódico grande, bolígrafos, cinta adhesiva.


en un trozo grande de papel, escriba diferentes frases relacionadas con los sanitarios.
lea al grupo lo que ha escrito, y pregunte a todos si están de acuerdo o no (pida que
los que estén de acuerdo levanten la mano). por cada respuesta afirmativa ponga una
marca al lado de la frase correspondiente.


podrá utilizar las siguientes frases, u otras que considere apropiadas:


cuente las marcas que están a cada lado de cada frase. seleccione los problemas que
fueron más mencionados y comience una discusión acerca de ellos. ¿cuál es la causa del
problema? ¿Qué enfermedades pueden producirse? ¿Qué se puede hacer para mejorar
la situación? ¿cuáles son las barreras para mejorar la situación?


termine con una discusión en la que el grupo decida las medidas específicas que tanto
los hombres como las mujeres pueden tomar para que se satisfagan las necesidades
de todos.


Cómo eliminar las barreras para que las mujeres usen los sanitarios








Tampoco son
seguros para


nosotras después
del anochecer.


Los sanitarios no
son seguras para


los niños.


El sanitario está muy lejos de
mi casa.
Es más seguro ir detrás de un
arbusto que usar el sanitario.
No hay forma de lavarse las
manos después de usar el
sanitario.


El sanitario está sucio y me
toca limpiarlo.
No quiero que me vean entrar
o salir del sanitario.
Las letrinas no son seguras
para los niños.
Cuando están sucios,
los sanitarios atraen a
los insectos.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l as necesidades de los hombres y de l as mujeres no son l as mismas 111


Cómo facilitar el uso de los sanitarios
Se pueden tomar varias medidas para facilitar la utilización del sanitario
por parte de los niños y los adultos con discapacidad. Las personas
necesitan diferentes adaptaciones de acuerdo con sus habilidades, y por esto
resulta conveniente hacer que las personas con discapacidad participen en
las tareas de planificación. Sea ingenioso a la hora de encontrar soluciones
que se acomoden a las necesidades de todos.


Si una persona tiene dificultad para ponerse de cuclillas,
construya un soporte para las manos o construya una silla alta.
Si el sanitario está a nivel del suelo, coloque encima de él una
silla o banqueta con un agujero en el medio.


Si una persona tiene dificultad para controlar su cuerpo,
construya un soporte para su espalda, costados y piernas, y un
cinturón o barra de seguridad.


Utilice una soga o baranda para guiar a las personas ciegas
desde la casa hasta el sanitario.


Si la persona tiene dificultad para manipular la ropa, adapte su ropa y hágala
más suelta y elástica. Construya un lugar limpio, seco, para que la persona se
pueda echar y vestir.


Si la persona tiene dificultad en sentarse, puede utilizar un pasamanos y gradas
desmontables.


Caseta de tamaño suficiente
para que quepa la silla de


ruedas


Puerta ancha con
apertura hacia afuera
para facilitar el acceso


La manija de la
puerta está dotada
de una cuerda


Una campana o algo que
haga ruido, en caso de


necesitar ayuda


Soporte para la espalda al sentarse


Baranda para facilitar trasladarse
de la silla al sanitario


El asiento del sanitario y de la silla de
ruedas deben tener la misma altura


El camino hasta el
sanitario es uniforme y de
fácil acceso desde la casa


Recuerde que las personas con discapacidad necesitan y deben
tener la misma privacidad que cualquier otra persona.


En caso necesario, puede
instalarse una barra
desmontable en la parte
delantera.


Sanitarios adaptados para sillas de ruedas




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios112


Sanitarios para niños
En los niños, es muy alto el riesgo de enfermarse por mala sanidad. Mientras que
los adultos pueden vivir con enfermedades diarréicas y parásitos, los niños mueren
por estas enfermedades (ver página 51).


Si los niños tienen sanitarios, usarlos los hace sentir seguros y les facilita
mantenerse limpios, y como resultado de esto se enferman menos. Los sanitarios
de fosa pueden ser peligrosas y causar miedo a los niños pequeños debido a
la oscuridad y al tamaño de la fosa. Muchos niños, especialmente las niñas,
abandonan la escuela porque no cuentan con sanitarios y condiciones saludables.


Si se permite a los niños ayudar en la construcción de los sanitarios y se los
educa sobre las enfermedades causadas por el saneamiento malo, crecerán con
hábitos saludables.


Cómo ayudar a los niños a mantenerse limpios
Todos los excrementos contienen microbios peligrosos, y su manipulación puede
causar graves enfermedades en niños y adultos. En áreas rurales los padres pueden
ayudar a los niños muy pequeños a usar el sanitario, haciendo un hueco cerca de la
casa y cubriendo el hueco después de cada uso. También es importante:


• Lavar a los bebés y a los niños pequeños después de la defecación.


• Lavarse las manos después de manipular el excremento del bebé.


• Enterrar los excrementos o depositarlos en un sanitario seguro.


• Lavar la ropa manchada lejos de las fuentes de agua potable.


Enseñe a los niños y a las niñas a limpiarse o lavarse cuidadosamente,
y a lavarse las manos después de usar el sanitario. Se debe enseñar a
las niñas en especial a limpiarse de adelante hacia atrás. Si se limpia
de atrás adelante, se pueden propagar los microbios hacia la apertura
urinaria y la vagina, causando infección de vejiga y otros problemas de salud.


En todas las escuelas debe haber sanitarios
seguros y medios para que los niños se laven las


manos después de utilizarlos.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


sane amiento par a situaciones de emerGencia 113


Saneamiento para situaciones de emergencia
Cada vez son más las personas que se ven forzadas a vivir bajo situaciones de
emergencia debido a guerras, desastres naturales y otros motivos que los convierten
en desplazados. En los asentamientos de emergencia, como los campos de
refugiados, el saneamiento es una prioridad principal.


La letrina de zanja
Las zanjas de defecación pueden construirse rápidamente
utilizando materiales locales. Una zanja con una
caseta para cada familia o pequeño grupo de
familias permitirá un uso cómodo.


Las letrinas de zanja deben ser situadas en la parte baja de una cuesta, lejos de
las fuentes de agua, pero suficientemente cerca de los asentamientos, para que las
personas no tengan que caminar largas distancias para usarlas.


Una letrina de zanja cuenta con apoyos laterales para los pies, por lo que es más
fácil de usar que una zanja simple. La letrina de zanja debe hacerse tan profunda
como sea posible (hasta 2 m), pero puede ser menos profunda si no se cuenta
con suficiente mano de obra para excavar. Tras defecar, cada usuario cubre sus
excrementos con una pequeña cantidad de tierra. Cuando la zanja esté casi llena,
cúbrala completamente con tierra. Las plantas y los árboles se beneficiarán del
suelo abonado.


Se puede construir una caseta portátil sobre la zanja para dar privacidad y
proteger a los usuarios de la lluvia. Podrán hacerse cortinas de tela, caña u otros
materiales disponibles en el lugar. Se debe tener un cuidado especial de asegurar la
privacidad y la seguridad de las mujeres y niños.


Caseta para letrina de zanja, parcialmente terminada


Apoyos de madera
para los pies y vigas
para el piso.


Marco liviano de
madera o tubería de
plástico


Las cortinas
dan privacidad


Se puede poner un
techo para protegerse
de la lluvia


Lavamanos artesanal (ver
página 58) para lavarse
las manos




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios114


Saneamiento en ciudades y pueblos
En las ciudades y pueblos los problemas de salud pueden propagarse rápidamente y
es difícil mejorar los servicios de sanidad sin la ayuda del gobierno local o nacional,
ONG u otros organismos. En este libro sólo ofrecemos algunas recomendaciones que
le ayudarán a pensar en posibles soluciones.


Las barreras que más impiden un buen saneamiento en las ciudades son:
• Físicas: muchas veces sólo se toma en cuenta el saneamiento después de que los
barrios y asentamientos tienen calles, electricidad y agua. Es mucho más difícil
planificar y construir servicios de saneamiento después de que la ciudad ya
está construida.


• Económicas: los sistemas de saneamiento y los sanitarios públicos son costosos
de construir y mantener. Si no se cuenta con la ayuda del gobierno es difícil
disponer de servicios de saneamiento.


• Políticas: es posible que los gobiernos locales no deseen dotar de servicios a los
asentamientos informales y barrios pobres, o que existan leyes que no permitan
a las personas planificar y construir sus propios sistemas de saneamiento.


• Culturales: con frecuencia los habitantes y funcionarios de las ciudades desean
instalar sanitarios con descarga de agua y costosos sistemas de tratamiento
de aguas negras, lo que hace más difícil ponerse de acuerdo sobre otras
alternativas más baratas y sostenibles.


Soluciones creativas para lograr ciudades más saludables
Todos los tipos de sanitarios, incluidos los que se describen en este libro, pueden
construirse y utilizarse en las ciudades. Si los servicios de saneamiento se combinan
además con parques, agricultura urbana (ver página 310), servicio de recolección de
basura y reciclaje (ver Capítulo 18), y energía limpia (ver Capítulo 23), las ciudades
podrían ser lugares más saludables y más agradables para vivir.
Cuando los gobiernos municipales trabajen con los
grupos comunitarios o vecinales para encontrar
soluciones creativas, las ciudades serán lugares
más limpios y saludables.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


sane amiento en ciudades y pueblos 115


Saneamiento en una comunidad urbana
No hace mucho, Yoff era un pueblo de pescadores típico del África Occidental, en las
afueras de Dakar, capital de Senegal. Las familias vivían en complejos conectados
por senderos y espacios abiertos. Pero a medida que Dakar crecía, fue absorbiendo a
Yoff para convertirse en una amplia zona urbana con un aeropuerto internacional y
mucho tráfico vehicular.


A medida que el pueblo crecía, en muchas casas se instalaron sanitarios, que
se vaciaban en estanques descubiertos donde se acumulaban las aguas negras,
propagando las enfermedades. Las personas demasiado pobres para instalar
sanitarios hacían sus necesidades en espacios abiertos de arena. Pero al haber tanta
gente viviendo tan estrechamente, la situación se convirtió en un problema de salud.


Se reunió el comité de desarrollo para resolver estos problemas.
Comenzaron por ver los recursos con que contaban:
lazos comunitarios muy fuertes, constructores
calificados y gente
comprometida con
las actividades del
pueblo. También
tenían algunas ideas
novedosas acerca
del saneamiento
ecológico.


En el pueblo
las casas estaban
agrupadas alrededor
de áreas comunes donde la
gente se podía juntar y hablar. Después de hablar con muchos pobladores,
el comité hizo un plan para utilizar el espacio abierto instalando en él un sistema
de saneamiento que lo convirtiera en un lugar más atractivo, sin afearlo. En vez de
promover inodoros en las casas y tanques subterráneos de aguas negras, decidieron
promover el saneamiento ecológico.


El comité trabajó con los residentes para construir sanitarios secos con
desviación de orina. Cada juego de sanitarios sería compartido por todo el complejo.
La orina correría a través de cañerías hasta lechos de juncos. Los excrementos,
después de secarse, se utilizarían para fertilizar los árboles. Todo esto ayudaría a
mantener verde el pueblo. Se contrataron albañiles y constructores locales para
construir sanitarios y prestarle mantenimiento a las áreas comunales.


Este proyecto de saneamiento urbano no sólo evitó problemas de salud, sino que
ayudó a conservar la forma de vida de la gente de Yoff.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios116


El problema de las aguas negras
Los sistemas de tratamiento de aguas negras utilizan agua para mover los
desechos por las cañerías. Estos sistemas pueden mejorar la salud de la comunidad,
especialmente en las áreas urbanas densamente pobladas. Sin embargo, para evitar
los problemas de salud, las aguas negras deben ser tratadas antes de volver a su
cauce y utilizarlas otra vez sin peligro.


El tratamiento de las aguas negras es costoso y con frecuencia éstas se expulsan
sin haber sido tratadas. Esto propaga los desechos y todos los microbios, lombrices
y sustancias químicas presentes en ellas, ocasionando problemas de salud tales
como hepatitis, cólera y tifoidea en los lugares donde se arrojan las aguas .


Incluso si se hace un costoso tratamiento de las aguas negras, la utilización del
agua para acarrear los desechos resulta con frecuencia un método no sostenible que
puede causar problemas como:


• Contaminación de las fuentes de agua potable en las partes bajas.


• Contaminación de la tierra donde la gente vive y cultiva.


• Pérdida de nutrientes (fertilizantes) para la agricultura.


• Contaminación de los recursos de agua potable, para consumo, aseo
y agricultura.


• Malos olores.


Los sistemas de tratamiento de aguas negras
también pueden causar problemas de salud cuando
se mezclan diferentes tipos de desechos, como ocurre
cuando las fábricas arrojan sustancias tóxicas en
las alcantarillas. Esta contaminación hace que el
tratamiento y reciclaje de las aguas negras
sea muy difícil.


La forma más segura y menos costosa
de manejar las aguas negras es tratarlas
cerca del lugar donde se producen, y
luego dejar que el agua se absorba en el
suelo y sostenga las plantas. La forma más
común de hacerlo es valiéndose de un tanque
séptico (un tanque grande enterrado en el
suelo donde se recolectan y descomponen los
desechos sólidos) y un campo de absorción
(donde los líquidos fluyen y penetran en el suelo). Sin embargo, este método requiere
de una planificación técnica más allá del propósito de este libro (encontrará más
información en la sección de Recursos).


Los sistemas de tratamiento de aguas negras utilizan grandes cantidades de
agua para tareas que podrían hacerse con muy poca agua, o incluso sin agua. Las
comunidades que tienen poca agua, o que no pueden tener un sistema de aguas
negras, podrían beneficiarse con otro tipo de sanitario.


Los más perjudicados por las aguas negras
no tratadas son los residentes de los lugares


en las que éstas se arrojan.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el problema de l as aGuas neGr as 117


Una comunidad construye su propio alcantarillado
El poblado de Orangi es un asentamiento de 900 mil personas en Karachi, Pakistán.
Durante muchos años, Orangi no tenía agua potable o servicios de saneamiento.
Las aguas residuales corrían por zanjas abiertas que servían de criadero a moscas
y zancudos, causando enfermedades. En 1980, el Dr. Katar Hameed Khan lanzó el
Orangi Pilot Project, o OPP, para ayudar a la gente a identificar sus problemas de
salud y proponer soluciones.


Los residentes de Orangi decidieron que instalar un sistema de tratamiento de
aguas negras con alcantarillado subterráneo sería lo más apropiado para mejorar
su calidad de vida. Al comienzo esperaron que el gobierno se hiciera cargo de la
construcción, pero el Dr. Khan sabía que el gobierno de Karachi no les daría dinero
para construir un sistema de tratamiento de aguas negras. Tras debatirlo mucho,
los residentes de Orange decidieron construir ellos mismos el sistema de aguas
negras, aunque no tuvieran dinero para hacerlo.


El primer paso fue crear organizaciones comunitarias.
Se organizaron hileras, de 20 a 30 casas para construir
el alcantarillado y solicitaron la ayuda del OPP. El OPP
hizo el levantamiento de las hileras y preparó los planos.
La organización de vecinos recaudó dinero de la gente
para construir el sistema de alcantarillado.


Al comienzo muchas personas no sabían cómo mezclar el concreto o cómo
excavar fosas para aguas negras planas y uniformes, de modo que algunos trabajos
no se hicieron bien. En 2 años muchas alcantarillas se construyeron mal y muchas
otras ni se habían construido. Los organizadores del OPP se dieron cuenta de que
no habían capacitado bien a los pobladores, y decidieron realizar cursos adicionales
de capacitación, incluyendo ahora en ellos a las mujeres y niños. El trabajo mejoró,
y se hicieron cambios en los planos a fin de servir mejor a la comunidad, reducir
costos y terminar el trabajo más rápido.


Después de unos cuantos años, cada hilera de casas contaba con un sistema de
aguas negras para sacar los desechos fuera de los hogares. Las condiciones de salud
mejoraron y Orangi se convirtió en un sitio más agradable para vivir. Sin embargo,
seguía el problema de falta de apoyo gubernamental y de los recursos para
construir las correspondientes plantas de tratamiento de aguas negras. El gobierno
se negó a darles el dinero necesario. Sin embargo, muchos años después el gobierno
encontró una solución más económica y decidió financiarla. Conectaron la red de
alcantarillado a un sistema de filtrado que purificaba las aguas negras a medida
que éstas se desplazaban corriente abajo.


Al trabajar juntos en la construcción de su propia red de alcantarillado, la
comunidad había dado el primer paso. El OPP mostró al gobierno y a muchos
expertos que la salud de la comunidad mejoraría con la construcción de un sistema
local de tratamiento de aguas negras por alcantarillado, adecuado tanto a las
necesidades como a las habilidades de la comunidad.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios118


Opciones de sanitarios
Ningún tipo de sanitario es adecuado para todas las comunidades u hogares, y
por esto resulta importante comprender las ventajas que cada opción presenta. Los
sanitarios conectados a sistemas de tratamiento de aguas negras por alcantarillado
son complicados de construir; en este libro describiremos solamente los sanitarios
que utilizan poca o nada de agua (la actividad en la página 138 le ayudará a
seleccionar el tipo de sanitario más adecuado para su comunidad).


Sanitarios que usan poca o nada de agua


Sanitario seco con desviación
de orina
Es el más adecuado para los lugares
donde la gente utiliza como abono
los excrementos humanos tratados y
donde además el agua subterránea
está a un nivel alto o hay riesgo de
inundaciones (ver página 129).


Sanitario de fosa mejorado
con ventilación (VIP)
Apropiado para lugares con
aguas subterráneas profundas
sin riesgo de inundación
(ver página 123).


Sanitario de fosa cerrada
Apropiado para lugares
donde existen aguas
subterráneas profundas sin
riesgo de inundación (ver
página 120).


Sanitario de sello hidráulico
manual Apropiado para
lugares con aguas subterráneas
profundas y donde la gente
se limpia el ano con agua (ver
página 136).


Sanitario compostero
simple para sembrar árboles
(sanitario de huerto)
Apropiado para lugares donde
la gente desea sembrar árboles
y puede manejar un sanitario
móvil (ver página 126).


Sanitario compostero de
fosa alterna
Es el más adecuado para
los lugares donde la gente
utiliza como abono los
excrementos humanos
tratados (ver página 128).


Nota: en las imágenes los sanitarios aparecen sin puertas ni tapas en el asiento para
permitir ver su interior. Todos los sanitarios deben tener puertas, y los hoyos de los
sanitarios deben taparse cuando éstos no estén en uso. Además, los sanitarios deben
hacerse de modo que todos los miembros de la comunidad puedan utilizarlos (ver
página 111).




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


opciones de sanitarios 119


Cómo seleccionar el lugar de instalación del sanitario
Cuando decida el lugar donde construirá el sanitario, asegúrese de no contamine
los pozos de agua o el agua subterránea. El riesgo de contaminación depende de


las condiciones locales, tales como el tipo
de suelo, la humedad del área


y la profundidad del agua
subterránea. Pero con


algunas reglas se
podrá asegurar que
las condiciones sean
seguras.


El fondo de la fosa
(si es un sanitario de
fosa) o la cámara (si
es un sanitario seco
o compostero) debe
quedar por lo menos
2,5 metros sobre el
agua subterránea. Si
cava una fosa para


el sanitario y la tierra es muy húmeda, o si la fosa se llena de agua, éste es un mal
lugar para instalar un sanitario. Tome en cuenta que los niveles de agua son mucho
más altos en la temporada de lluvias que en la temporada seca. No construya
sanitarios de fosa en terrenos que se inundan.


Si existe el riesgo de que el sanitario de fosa contamine las aguas subterráneas,
considere la opción de construir un sanitario elevado sobre el terreno (por ejemplo
el sanitario seco que aparece en la página 129).


El agua subterránea circula cuesta abajo. Si la única opción disponible es
construir el sanitario en un lugar donde existe el riesgo de que contamine el agua
subterránea, ubíquelo cuesta abajo de los pozos de agua potable cercanos.


más de 20 m de distancia del pozo
de agua


Los sanitarios deben ubicarse al menos a 20 m de las fuentes de agua


Como el agua subterránea circula cuesta
abajo, debe ubicar los pozos de agua cuesta


arriba de sanitarios de fosa.


Las aguas negras del
sanitario de fosa ingresan al
agua subterránea


Agua potable de pozo


más de 20 m de
distancia del tanque
de captación


más de 20 m de
distancia del río




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios120


Sanitario de fosa
El sanitario de fosa tiene una plataforma con un hueco y una tapa
para tapar el hueco cuando ésta no se está utilizando. La plataforma
puede hacerse de madera, concreto o troncos cubiertos de tierra. Las
plataformas de concreto mantienen el agua por fuera y duran muchos
años. El sanitario de fosa también debe tener un revestimiento o
marco de concreto para evitar que la plataforma o la fosa misma
se derrumben (encontrará las instrucciones para construir una
plataforma y marco de concreto en las páginas 121 y 122).


El sanitario de fosa mejorado con ventilación que se ve en la
página 123 se vale de un conducto de ventilación para reducir el olor
y las moscas.


El problema con los sanitarios de fosa es que una vez que la fosa está llena,
el sanitario no se puede usar. Una forma de aprovechar los desechos de las fosas
llenas es sembrar un árbol en el lugar. Para hacerlo, retire la plataforma, el anillo
de concreto y la caseta y cubra los desechos con 30 centímetros (2 palmos) de
tierra mezclada con plantas secas. Espere varios meses para que los desechos se
asienten, llene con más tierra y siembre el árbol.


Otra opción es añadir tierra frecuentemente en la fosa durante el período
de utilización del sanitario y dejarlo asentar por 2 años hasta que los desechos
se descompongan. A continuación se excava para utilizar este
residuo como abono y volver a utilizar la fosa. Lávese siempre
las manos después de manipular y excavar la tierra
alrededor de los sanitarios.


Cómo construir un sanitario de fosa
1. Excave un hueco de menos de 1 metro de diámetro


y 2 metros de profundidad como mínimo.


2. Ponga piedras, ladrillos, concreto
u otro material alrededor
del borde superior de la
fosa para soportar la
plataforma y evitar que
la fosa se derrumbe. Un
marco de concreto es lo
más apropiado (ver
página 122).


3. Fabrique la plataforma y la caseta que pondrá encima
de la fosa. Una plataforma de concreto es lo más
apropiado, pero también se pueden usar materiales
locales, como troncos o bambú, o barro. Si hace una
plataforma de troncos, utilice madera resistente a las
termitas, que no se pudra fácilmente.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


opciones de sanitarios 121


ponga un plástico o bolsas de cemento
vaciadas en un terreno plano y


coloque encima el molde, hecho
con ladrillos y tablas, de 120 cm
de largo, 90 cm de ancho y 6 cm
de alto.


coloque el molde de madera con
forma de cerradura en el centro para
darle forma al hueco de sanitario.
podrá también usar ladrillos para
que no entre cemento en el hueco, y
darle al hueco su forma después de vaciar el
concreto.


haga una mezcla de concreto de 1 parte
de cemento, 2 partes de grava, 3 partes


de arena y suficiente agua
para crear una mezcla bien
humedecida pero consistente.
vacíe el concreto en el molde
llenándolo hasta la mitad.


coloque las varillas de refuerzo de
3 mm de diámetro por encima
del concreto húmedo. ponga de
4 a 6 varillas en cada dirección.
con varilla de 8 a 10 mm, fabrique
4 manijas y colóquelas en el
concreto, en las 4 esquinas.


Mejoras en la plataforma
Los microbios y los lombrices pueden acumularse cerca al hueco. Al instalar
2 soportes para los pies puede reducir el riesgo de generar problemas de
salud. Si las personas prefieren sentarse para hacer sus necesidades, haga un
hueco redondo y un asiento de concreto (ver la próxima página).


➊ ➋


➌ ➍


➎ ➏


una plataforma de concreto bien hecha durará muchos años. una bolsa de cemento de 50
kilos es suficiente para hacer 4 plataformas o 2 plataformas y 2 marcos de concreto (ver página
siguiente). necesitará varilla de refuerzo, ladrillos y tablas para hacer el molde, y un trozo de
madera cortado en forma de cerradura, que servirá de molde para el hueco. la plataforma
puede hacerse cuadrada o redonda.


Herramientas necesarias: pala, sierra para metales, bloque de madera.


➐ ➑


vacíe el resto del concreto y nivélelo con
un bloque de madera.


retire el molde con forma de cerradura
cuando el concreto empiece a endurecerse
(después de 3 horas). si usó un molde de
ladrillos, retire el ladrillo y moldee el hueco
para darle su forma definitiva de cerradura.
cubra la losa con sacos húmedos, un trapo
húmedo o un plástico durante toda la noche.
humedézcala varias veces al día para
mantenerla húmeda durante 7 días. mantener
el cemento húmedo permite que se seque
lentamente para que endurezca bien y sea
resistente.


cuando el concreto esté completamente
duro, coloque la plataforma sobre la fosa.
para que la fosa sea más segura, utilice un
marco de concreto (ver la página siguiente).


con concreto o madera, fabrique a una tapa para
el hueco. podrá ponerle una manija, o diseñarla
para ser desplazada con el pie, evitando así el
contagio de microbios en las manos.


Cómo hacer una plataforma de concreto para el sanitario




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios122


bcnbxncb


el marco de concreto es una pieza cuadrada fundida en un molde, con una
abertura en el centro. sostiene la plataforma y la caseta, y evita que las paredes
de la fosa se derrumben. el marco que se describe a continuación puede usarse
juntamente con la plataforma (ver página 121) en todos los sanitarios de fosa.


Herramientas necesarias: pala, sierra para metales, bloque de madera.


extienda un plástico o bolsas de cemento en un terreno plano.


fabrique un molde con ladrillos o tablas (o ambos elementos). para una
plataforma de 120 x 90 cm, el marco medirá 130 cm x 1 m en sus bordes
exteriores y 1 m x 70 cm en los interiores.


prepare una mezcla de concreto con 1 parte de cemento,
2 de grava, 3 de arena y suficiente agua para crear una
mezcla bien humedecida pero consistente. vacíe el
concreto hasta llenar la mitad de molde.


coloque 2 piezas de varilla de refuerzo de 3 mm sobre
el concreto húmedo, en cada uno de los costados del
marco. si lo desea, puede instalar manijas hechas de
varilla de 8 a 10 mm de grosor, y acomodarlas en el
concreto, cerca de las esquinas.


vacíe el resto del concreto, y nivélelo con un bloque
de madera.


cubra el concreto con bolsas de cemento húmedas, un
trapo húmedo, o un plástico y déjelo así toda la noche.
humedézcalo varias veces al día, por 7 días, para
mantenerlo húmedo.


cuando el marco esté sólido, llévelo al lugar de instalación
del sanitario. nívele el suelo, coloque el marco y cave
una fosa dentro del mismo. apisone la tierra
alrededor de la parte exterior del marco para
acomodarlo.


coloque sobre el marco la plataforma del
sanitario y a continuación construya la caseta.


Cómo hacer un marco de concreto

















Para hacer un molde para el asiento use 2 cubetas de diferente tamaño, y
ponga una dentro de la otra. Deben quedar varios centímetros de espacio
entre la cubeta de afuera y la de adentro. Ponga piedras dentro de la
cubeta interna para que se mantenga en el fondo y vierta el concreto en
el espacio entre ambas cubetas.


Un molde para el marco


Vaciar el concreto


Varilla de refuerzo




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


opciones de sanitarios 123


Sanitario de fosa mejorado con ventilación (VIP)
El sanitario de fosa mejorado con ventilación (VIP) es un tipo de
sanitario de fosa cerrada que reduce los olores y las moscas.


Funcionamiento
Al circular por encima del conducto de ventilación, el viento se lleva los
malos olores. Como la caseta mantiene el sanitario oscura las moscas
en la fosa vuelan hacia la luz de la parte superior del conducto, donde
quedan atrapadas por una malla milimétrica y mueren.


Cómo construir el sanitario de fosa mejorado con ventilación
1. Cave una fosa de 2 m de profundidad y 1,5 metros de ancho, y revista su parte


superior con ladrillo o con un marco de concreto de tamaño adecuado para
la fosa (ver página 122). Si la caseta es muy pesada (es de ladrillos, concreto
o de madera pesada), revista toda la fosa, excepto la base. Deje espacios
vacíos entre los ladrillos para que puedan circular los líquidos.


2. Fabrique una plataforma (ver la página 121)
de 1,5 x 1 m, con 2 agujeros en ella. El
segundo agujero, cerca del borde de
la plataforma, es para el conducto de
ventilación y debe tener como mínimo
11 cm de diámetro.


3. Construya la caseta sobre la fosa y la
plataforma.


4. Inserte el conducto de ventilación, de por lo
menos de 11 cm de diámetro, ajustadamente en el agujero más pequeño.
Pinte el conducto de ventilación de negro para que absorba el calor y
mejore la circulación del aire. Cubra el extremo del conducto con malla
metálica (la de aluminio o acero inoxidable durará más). Haga que el conducto
sobresalga por lo menos 50 cm más arriba del techo,
de modo que el viento pueda extraer los malos olores.


Para usar y mantener un sanitario VIP
• Mantenga la fosa tapada cuando el sanitario no se
esté utilizando.


• Mantenga oscuro el interior de la caseta.


• Mantenga el sanitario limpio y lave la plataforma con frecuencia.


Si el conducto de ventilación se tapa con telarañas, vierta agua
dentro de él para destaparlo.


Un sanitario VIP puede presentar los siguientes problemas
Si la caseta no es suficientemente oscura, o si se deja la fosa
descubierta, las moscas no quedarán atrapadas en el conducto
de ventilación. Si no se le pone techo a la caseta, o si la malla
milimétrica se rompe o se desprende del extremo del conducto,
no podrán controlarse las moscas.


Haga el agujero
para el conducto de
ventilación del mismo
diámetro que el
conducto.


Cambie la malla milimétrica
de inmediato si se rompe o
se desprende de su lugar.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios124


Sanitarios ecológicos
Los sanitarios ecológicos convierten los excrementos y la orina en abono y
acondicionador de suelos. Pueden mejorar la salud y el medio ambiente ya que
evitan que los microbios se propaguen y al mismo tiempo convierten los desechos en
algo útil.


Como sólo se necesita agua para lavarlos, los sanitarios ecológicos permiten
también proteger y conservar los recursos acuáticos. Son más seguros para las
aguas subterráneas que cualquier otro sanitario ya que se instalan por encima del
suelo o usan fosas poco profundas.


Los sanitarios ecológicos pueden construirse y emplearse en las ciudades,
pueblos o aldeas. Requieren mayor mantenimiento que los sanitarios de fosa (pero
no tanto como los sanitarios con descarga de agua), y por esto es importante que
la gente entienda bien su funcionamiento.


Cómo convertir los desechos en abono
Un suelo rico y saludable necesita materia orgánica (los restos de plantas y otros
organismos vivos en descomposición después de que mueren). El proceso natural
para convertir la materia orgánica en tierra de cultivo se conoce como composta
(ver página 287).


El saneamiento ecológico convierte los desechos en recursos.


El abono
alimenta el suelo


Los cultivos crecen en
el suelo


Los cultivos
se convierten
en alimentos


Los desechos humanos pueden
convertirse en abono


Los alimentos se
convierten en
desechos humanos




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


sanitarios ecolÓGicos 125


Los agricultores producen composta a partir de los restos de comida y estiércol,
y lo añaden al suelo para mantenerlo lleno de nutrientes para producir cosechas. Del
mismo modo que las personas necesitan los nutrientes de los alimentos para poder
crecer fuertes y saludables, las plantas necesitan los nutrientes del suelo para crecer
fuertes y dar frutos.


El abono también puede producirse a partir de los desechos humanos. Los
desechos humanos contienen nutrientes que pueden utilizarse para mejorar el suelo.
Sin embargo, también son portadores de microbios que causan enfermedades, y por
esto la producción de abono a partir de desechos humanos exige tener más cuidado
que la que se hace mediante convertir el estiércol y restos de comida en composta.


Las heces no deben utilizarse nunca frescas, pero después de convertirlas en
abono contribuyen al desarrollo de árboles y otros cultivos sin abonos químicos.


La orina contiene menos microbios y más nutrientes que las heces. Esto la hace
más segura de manipular y muy útil como abono. Pero es demasiado fuerte para el
uso directamente en las plantas y requiere un manejo especial (ver página 134).


Sanitarios composteros y sanitarios secos
Los sanitarios ecológicos se dividen en 2 tipos principales: los “sanitarios
composteros” y los “sanitarios secos”. Ambos pueden producir abonos seguros.
Muchas personas llaman a ambos tipos “sanitarios composteros”, aunque existen
importantes diferencias entre ellas.


En ambos tipos de sanitario la mezcla estará lista después de 1 año para mezclarse
en una pila de composta o vaciarse en una fosa poco profunda para sembrar árboles.


En los sanitarios composteros:


• Las heces y la orina van a un
recipiente que no gotea en el agua
subterránea, por ejemplo una fosa no
profunda o una caja de concreto.


• El usuario agrega una mezcla de
materia seca como paja, hojas,
aserrín, tierra y ceniza después
de cada uso. Esto reduce los olores
y ayuda a que los desechos se
conviertan en composta.


• Con el tiempo, casi todos los microbios
morirán, incluidos los huevos de
lombrices grandes redondas.


• Después de dar a la mezcla tiempo
suficiente para eliminar los microbios
(generalmente 1 año), la materia seca
se recoge para utilizarla como abono.


En los sanitarios secos:


• La orina se mantiene separada de las
heces (ver página 129) y se recolecta,
procesa y utiliza como abono.


• Las heces van a un recipiente que no
gotea en el agua subterránea, por
ejemplo una caja grande de concreto
o un recipiente de plástico movible.


• El usuario agrega tierra mezclada
con plantas secas y ceniza después
de cada uso. Esto reduce los olores y
hace que los desechos se sequen.


• Los heces nunca se mezclan con agua.
Una mezcla seca matará a casi todos
los microbios, incluidos los huevos de
lombrices grandes redondas.


• Los excrementos se almacenan hasta
por 1 año, hasta que adquieran la
textura de tierra seca.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios126


Los sanitarios secos favorecen
la economía local
En varias poblaciones de Morelos, México, mucha
gente utiliza sanitarios ecológicos secos. En el
barrio de La Ciénega, por ejemplo, los sanitarios
secos son particularmente necesarios ya que dicha
vecindad se encuentra en un lugar bajo y húmedo
donde los sanitarios de fosa se inundan. Para resolver este problema, los
miembros de la comunidad compraron una clase especial de taza sanitaria
que separa la orina de los excrementos. Estas tazas se fabrican en talleres pequeños
del lugar, donde laboran varios empleados locales. Estos empleados dictan cursos
prácticos para enseñar a los grupos comunitarios cómo emplear estas nuevas
tazas sanitarias.


Muchas personas de La Ciénega viven de la venta y del cultivo de árboles
frutales y otras plantas. Las primeras personas del lugar que usaron sanitarios
secos descubrieron que podían usar la orina y la composta de los sanitarios para
abonar los árboles. Cuando los vecinos vieron como sus árboles crecían grandes y
sanos, también quisieron probar estos nuevos sanitarios para producir abono gratis.


En la actualidad casi todas las familias de La Ciénega utilizan estos sanitarios. El
taller local se mantiene ocupado fabricando sanitarios y la comunidad se ha vuelto
más sana y más rica.


Sanitario compostero simple para sembrar árboles
Este sanitario produce abono para sembrar árboles. También se conoce como el
sanitario de huerto. Es fácil de construir y se hace de manera que la caseta pueda
trasladarse a otro lugar cuando la fosa se llene.


Este sanitario es apropiado para lugares donde se cuenta con espacio y se desee
árboles. Es también adecuada para lugares donde hay aguas subterráneas altas ya
que la fosa no es muy profunda. Al cubrir la fosa de sanitario con tierra y sembrar
un árbol allí mismo se contribuye a la descomposición de los desechos.


Es un medio excelente para establecer una huerta de árboles frutales u otros
árboles útiles. Si no tiene previsto sembrar árboles, utilice otro tipo de sanitario.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


sanitarios ecolÓGicos 127


Cómo construir un sanitario compostero simple para sembrar árboles
Nivele el suelo y coloque un marco de concreto (ver página 122) en el lugar donde
desea instalar el sanitario. Dentro del marco de concreto cave una fosa de 1 metro
de profundidad y asegure el marco en su lugar. Fabrique una plataforma para
cubrir la fosa, construya una caseta liviana que pueda mover fácilmente.


Para utilizar este sanitario y prestarle mantenimiento


• Antes de usar ponga hojas secas o paja en
la fosa. Esto ayudara a descomponer los
excrementos.


• Añada dos puñados de tierra con ceniza u
hojas secas, después de cada uso.


• Cuando el montón esté muy alto, revuélvalo
con un palo.


• Barra y lave la plataforma frecuentemente
(tenga cuidado de no poner mucha agua en
la fosa).


• Cuando el hueco esté casi lleno, mueva la
caseta, la plataforma y el marco de concreto.


• Llene el hueco con 15 cm de tierra mezclada
con material vegetal. Después de varias
semanas los desechos se asentarán. Añada
más tierra y material vegetal, agua y plante un árbol. Los árboles frutales
crecen bien y producen fruta segura y abundante.


• Mueva la caseta, así como la plataforma y el marco de concreto. Cave otro
hueco y repita el proceso.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios128


Sanitario compostero de fosa alterna
Como sucede con el sanitario compostero simple, el sanitario
compostero de fosa alterna se utiliza para sembrar árboles, sólo
que en vez de sembrar un árbol en la fosa la composta se retira y
se utiliza en huertos o cultivos. En comparación con los sanitarios
de fosa tradicionales, este tipo de sanitario tiende a ser más seguro
para aguas subterráneas ya que los desechos se mezclan con tierra
en una fosa poco profunda, y antes de sacarlos se espera a que estén
secos, lo cual elimina los microbios.


Para construir un sanitario compostero de fosa alterna
Cave dos fosas de 1 a 1,5 m de profundidad,
1 m de ancho, y 30 cm aparte. Añada un
revestimiento o marco de concreto a ambas
fosas (ver página 122). Coloque una plataforma
y una caseta simple sobre la fosa y cubra la
segunda fosa con una tapa de concreto o madera. Utilice la primera fosa hasta que
esté casi llena; una familia de 6 personas llenará la fosa en aproximadamente 1 año.


1. Cuando la primera fosa esté casi llena, cúbrala con 30 cm de tierra y tápela
con una tabla o tapa de concreto. Mueva la plataforma y la caseta a la otra
fosa y úsela hasta que esté casi llena.


2. No toque el contenido de la primera fosa. O, después de que se haya asentado
por 2 meses, añádale más tierra y siembre en la fosa alguna legumbre, por
ejemplo tomate. Como los excrementos están aún procesándose, será mejor no
sembrar verduras que crecen bajo la tierra como lo son zanahorias o papas.


3. Cuando la segunda fosa esté llena, vacíe la primera con una pala.
Póngase guantes y lávese las manos cuando termine.


4. Guarde el contenido de la fosa en bolsas o cubetas para utilizarlo
más adelante, añádalo a una pila de composta o a la huerta (en
la página 133 se explica cuándo podrá utilizar el contenido).
Mueva la plataforma y la caseta de nuevo a la primera fosa,
mientras el contenido de la segunda fosa se
asienta, y así sucesivamente.


Para mantener el sanitario compostero de
fosa alterna


• Mantenga una cubeta con mezcla de
tierra y material vegetal seco en la
caseta; arroje 1 ó 2 puñados en la fosa
después de cada uso.


• Cuando la pila esté muy alta revuélvala con
un palo.


• Barra y lave la plataforma frecuentemente.
Tenga cuidado de no dejar caer mucha agua
en la fosa.


30 cm
1 metro 1 metro


Después de 1 año, el contenido del
sanitario compostero de fosa alterna será


probablemente seguro para mezclarlo en la
tierra de la huerta como abono. Sin embargo,


es mejor que se ponga guantes y zapatos
para manipularlo.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


sanitarios ecolÓGicos 129


Sanitario seco con desviación de orina
En los sanitarios secos no se utilizan fosas. Están construidos en la superficie, lo
que facilita extraer su contenido. También tienen una taza sanitaria con cámaras
que mantienen la orina y las heces separadas. Esto ayuda a que el contenido del
sanitario se mantenga seco, que mata los microbios y reduce los olores, y permite
utilizar la orina como abono. Debido a su construcción sobre la superficie y al
revestimiento de su base, estos sanitarios, si se construyen correctamente, no
contaminarán el agua subterránea.


Los sanitarios secos son más costosos de construir que los sanitarios de fosa.
Utilizarlos con seguridad requiere una capacitación, ya que su uso es distinto al
de los sanitarios de fosa y el de los sanitarios con descarga de agua. También
se necesita algo de trabajo para mantenerlos. Sin embargo, son ideales si desea
producir abono a partir de los desechos. Son una buena opción en lugares donde:


Sanitarios secos de doble cámara
Este sanitario seco tiene 2 cámaras donde las heces se descomponen para
convertirse en abono seguro. Mientras uno de los lados se utiliza, en el otro las
heces se secan y descomponen. Una taza sanitaria especial separa la orina hacia
una manguera que va a un recipiente fuera del sanitario. Después de 1 año, las
heces secas pueden retirarse y añadirse a la composta, o utilizarse en los campos
o huertas. Se puede mezclar la orina con agua para utilizarla como abono (ver
página 134).


Puertas pequeñas en la
parte de atrás, para retirar
el excremento seco.


Vista trasera del sanitario


Partes de un sanitario seco de doble cámara


Caseta para brindar
comodidad,
privacidad y para
mantener seco el
sanitario.


Recipiente para
recolectar la orina
del sanitario y el
urinario.


Dos cámaras de ladrillo,
concreto u otro material
durable: mientras una se
utiliza como sanitario,
los excrementos se
secan y descomponen
en la otra.


Manguera
utilizada para


desviar la orina
del urinario y la


taza al recipiente
de orina.


Vista frontal del sanitario


Urinario.


Esta taza sanitaria seca permite separar la
orina de los excrementos. Los dispositivos
caseros para recolectar la orina también
funcionan muy bien (ver página 130).


• El agua subterránea es muy alta
para los sanitarios de fosa.


• Hay inundaciones frecuentes.


• El suelo es muy duro para cavar.


• La gente desea un sanitario fijo
dentro o cerca de su casa.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios130


Para
ponerse de
cuclillas.


Deje un espacio
en la división de la
pared para colocar
un separador de orina
que sirva a ambas
cámaras.


CÓMO SEPARAR LA ORINA


Corte la parte inferior de una botella de 20
litros. Colóquela con el pico hacia abajo en el
espacio que divide a ambas cámaras. Conecte
una manguera al pico para transportar la
orina; asegúrese de que no haya goteras entre
la botella y la manguera. Coloque una malla
milimétrica sobre la botella para evitar que los
excrementos u otra materia caigan en ella.


Corte la parte inferior y los lados de una
botella plástica. Conecte una manguera
al pico de la botella para separar la orina.
Coloque una malla milimétrica sobre la
botella para evitar que los excrementos u
otra materia caigan en ella.


en los 3 se usa una
base de concreto,
ladrillo u otro material
impermeable.
se componen de las
siguientes partes:


Con taza
sanitaria para
sentarse.


Cubra la base con una
plataforma uniforme de
madera o concreto, con un
hueco sobre cada cámara.


Las tazas sanitarias que separan la orina pueden
fabricarse o, en algunos lugares, comprarse.
Si están disponibles, es muy fácil instalarlas y
utilizarlas.


CÓMO FABRICAR LA BASE


Un conducto de ventilación.


2 cámaras


2 puertas pequeñas


Un hueco a cada lado, o
por delante, para sacar de
la cámara la manguera del
separador de orina.


Un hueco para el
conducto de ventilación.


➋ Con banco para sentarse.


3 métodos para construir un sanitario seco


tipos de sanitarios







Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


sanitarios ecolÓGicos 131


CÓMO TERMINAR LA BASE


Construya una plataforma con un hueco alargado, adecuado
para ponerse de cuclillas con los pies a lado y lado. La orina entra
en la botella recortada y los excrementos pueden caer en alguna
de las dos cámaras que se encuentran a cada lado del hueco.
Cubra con una tapa la mitad del hueco, sobre la cámara que no se
esté usando.


Instale un separador de orina en la parte frontal de
cada uno de los huecos, y ponga tazas sanitarias
sobre ellos.


para los 3 tipos de sanitario, construya una caseta y gradas. coloque
puertas en la parte de atrás (los bloques de cemento fijados en su
lugar con mortero de cal funcionan muy bien). saque la manguera
o tubo de orina por el agujero en la parte inferior del sanitario, hasta
que alcance el recipiente de orina, fosa de drenaje o el jardín para
fertilizar la tierra.


CÓMO CONSTRUIR LA CASETA


Coloque una taza sanitaria con separador
de orina sobre uno de los huecos y cubra
el otro hasta que esté listo para usarse.


La orina se
recoge en un
recipiente para
utilizarla como
abono (ver
página 134)...


...o se envía por
una manguera
hasta una fosa
donde se resume
(ver página 82).




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios132


• Asegúrese de que no ingrese agua a la cámara de excrementos del sanitario.


• Si el contenido del sanitario se moja, añada más material seco.


• Si el sanitario huele mal, añada más material seco y asegúrese de que el tubo de
ventilación esté limpio.


• Si la pila es muy alta, presiónela hacia abajo con un palo.


• Cuando el recipiente de orina esté lleno, vacíelo y haga abono (ver página 134).


• Cuando se llene una de las cámaras, utilice la otra y asegúrese de cubrir la
cámara que no se esté usando.


• Es mejor dejar que los excrementos se asienten por 1 año, antes de vaciar la
cámara. Después de1 año, o cuando la segunda cámara esté llena, vacié la
primera cámara y repita el proceso.


Recipiente con una mezcla de
tierra, cenizas y material vegetal
seco. Arroje dos puñados de esta
mezcla en la parte seca de la
taza sanitaria después de cada
uso y a continuación baje la tapa
de la taza.


Mantenga
limpia
la malla
metálica del
separador de orina. Si se tapona,
tendrá que retirarla, limpiarla y
volverla a colocar en su lugar.


Mantenga un recipiente de agua
en la caseta. Para controlar el olor,
ponga un poco de agua en el urinario
y el separador de orina de la taza,
después de cada uso.


Mantenga tapada la cámara que
no se esté utilizando.


Fabrique un urinario con una botella
plástica y una manguera para
llevar la orina hasta el recipiente de
almacenamiento o fosa de drenaje.


Papel


Cómo utilizar y mantener el sanitario seco con desviación de orina


Coloque instrucciones
para ayudar a la gente
a usar y mantener el
sanitario.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


sanitarios ecolÓGicos 133


No arroje basura en el sanitario.
Para que los sanitarios ecológicos
funcionen correctamente, deben utilizarse
sólo para excrementos humanos. Aunque
las mujeres pueden utilizar sin problema
los sanitarios ecológicos durante la regla
(menstruación), no deben arrojar en ellas
toallas higiénicas y otros productos.


Los sanitarios ecológicos no pueden utilizarse para poner en ellos materiales que
no se descomponen como latas, botellas, plásticos, tampones o grandes cantidades
de papel. Pueden absorber pequeñas cantidades de papel, hojas, aserrín y material
vegetal, ya que éstos se descomponen en la tierra.


Cómo determinar el momento en que el abono sólido podrá utilizarse con seguridad
El contenido de un sanitario seco estará listo para retirarse cuando esté seco,
presente poco o ningún olor, y el aspecto de tierra ordinaria. Para que esto suceda,
los excremento deben mantenerse secos dentro de la cámara del sanitario por lo
menos durante 1 año.


Cuando estime que el contenido está listo para retirarlo, abra la cámara. Si la
pila se ve húmeda, añada material vegetal seco o una mezcla de tierra con ceniza
y deje que asiente por varias semanas más. Si está seca y no huele mal, la pila está
lista: retírela con una pala.


Después de 1 año de secado, morirá
la mayoría de los microbios y el material
podrá manipularse sin riesgo, añadiéndolo
directamente a la tierra del huerto. Sin
embargo, en caso de dudas, los desechos
pueden almacenarse en bolsas abiertas
o cubetas y guardarse en una zona
soleada y seca, o echarse sobre la pila
de composta.


No arroje basura en el sanitario.


x
Recoja el material seco para utilizarlo como abono.


Es importante ponerse guantes y calzado para
manipular los desechos humanos, y lavarse


muy bien después de vaciar el sanitario.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios134


Abono de orina
Algunos agricultores utilizan como abono la orina mezclada con agua,
aprovechando que ésta contiene valiosos nutrientes como nitrógeno y fósforo, que
contribuyen al crecimiento de las plantas. Es mucho más seguro manipular orina
que manipular excrementos. Sin embargo, estos mismos nutrientes que hacen de
la orina un buen abono también pueden contaminar las fuentes de agua y causar
esquistosomiasis (ver página 56). Por esto, es importante no arrojar orina en las
fuentes de agua, o cerca de donde la gente toma agua o se baña.


Cómo producir abono a partir de la orina
Almacene la orina en un recipiente cerrado por unos pocos días antes de utilizarla,
para eliminar los microbios que contenga y evitar que los nutrientes escapen al aire.


Para hacer abono, mezcle la orina con agua: 3 recipientes de agua por 1 de
orina. Las plantas pueden abonarse unas 3 veces por semana con orina diluida.


Las plantas abonadas con orina pueden
crecer tan bien como aquellas abonadas
con abono químico, y necesitan menos
agua. Las plantas de hojas comestibles
como la espinaca, crecen mejor. Lávese
siempre las manos después de
manipular la orina.


Cómo producir abono a partir de orina fermentada
Si se añade composta a la orina y se espera a que esta mezcla se pudra y fermente
podrá obtenerse un nuevo suelo para sembrar.


1. Recolecte la orina de los sanitarios secos. Por cada litro de orina añada
1 cucharada de tierra enriquecida o composta.


2. Deje la mezcla destapada por 4 semanas; como tiene mal olor, déjela en un
lugar alejado de la gente. La mezcla se fermentará y se volverá color café.


3. Llene un recipiente grande con hojas secas, paja, u otro material vegetal.
Forre el recipiente con un plástico grueso para evitar que el agua se filtre a
través de los agujeros de la base.


4. Agregue orina fermentada. La mejor mezcla contiene 7 partes de material
vegetal por 1 parte de orina (aproximadamente 3 litros de orina por cada
30 centímetros cúbicos de material vegetal).


5. Cubra con una capa fina de tierra (no más de 10 cm). Siembre las semillas o
arbolillos.


6. Riegue cada 2 días con una mezcla de 1 parte de orina por 10 partes de
agua (es una mezcla menos fuerte que la sugerida más arriba, puesto que se
utilizará en contenedores cerrados en vez de huertos o campos abiertos). La
materia vegetal seca se convertirá en tierra enriquecida en un período de
10 a 12 meses.


La nueva tierra puede utilizarse para sembrar.


orinaaguaaguaagua


3 bidones de agua más 1 bidón de orina = abono seguro




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


sanitarios ecolÓGicos 135


Sanitarios secos mejorados y adaptados
Los sanitarios que presentamos en este libro son sólo algunas de las opciones
disponibles para lograr un saneamiento ecológico. Estos sanitarios pueden
mejorarse y adaptarse para satisfacer las necesidades de las diferentes
comunidades. Algunos factores que contribuyen al
funcionamiento adecuado de un sanitario seco son:


• El calor del sol ayudará a descomponer los
desechos. Construya el sanitario de manera
que las puertas de la cámara queden de
frente al sol, y píntelas de negro. Esto hará
que las cámaras se calienten, que mejore
la ventilación y que los microbios mueran más
rápido.


• El aumento del flujo de aire contribuirá también a que
los desechos se descompongan. Coloque sobre el piso de
la cámara bambú, tallos de maíz, ramas u otro material
vegetal seco antes de usarla; esto permitirá que el aire
circule a través de los heces para que se sequen más rápido.


Sanitario para lavarse equipado con lecho de plantas
En la India, la gente ha adaptado los sanitarios secos para que
el agua, tanto de la orina como del lavado, escurra hasta un lecho
de plantas.


Las cámaras ubicadas debajo del sanitario se revisten con paja
antes de usarlas, para que absorban la humedad y sean una
buena base para la composta. Cada vez que se usa el sanitario
se debe arrojar 1 ó 2 puñados de tierra o ceniza. De vez en
cuando, se arroja además algún material vegetal seco para
hacer que el material se seque y descomponga. Después de
1 año de uso, se abre la primera cámara y se pone el material en
composta o en el suelo para sembrar.


El lecho de plantas que recibe las
aguas negras y la orina se rellena
con arena y grava. En él se pueden
sembrar junco o cualquier otra
planta no comestible. Cuando las
plantas crecen, se cortan y arrojan
en el sanitario.


Agujero para los excrementos


Agujero para la orina


Agua para lavarse


Cubeta de ceniza
El lavado se hace
sobre un hueco que
desagua en el lecho
de plantas




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios136


Sanitario de sello hidráulico manual
En estos sanitarios se arroja agua manualmente de un recipiente para
hacer correr los excrementos hasta la fosa. Estos sanitarios son comunes
tanto en áreas urbanas como rurales, donde se usa agua para lavarse el
ano. No son mucho más costosos que los sanitarios de fosa. Si están bien
hechas y evitan los olores, se pueden construir cerca del hogar o dentro
de él.


Los sanitarios de sello hidráulico manual se componen de una
taza de plástico, fibra de vidrio o cemento, o un recipiente para
ponerse de cuclillas, fijados sobre una plataforma de concreto. La
taza o recipiente generalmente tiene un “cierre hidráulico” que
evita el escape de los olores y la reproducción de insectos en las
fosas. La plataforma de concreto se coloca directamente sobre la
fosa, o se puede conectar la plataforma por
tubería hasta 1 ó 2 fosas.


Cómo utilizar el sanitario de sello hidráulico manual
Si el sanitario tiene 1 fosa, deberá
usarse hasta llenarla; la fosa tendrá
que vaciarse antes de seguir usando
el sanitario. Si tiene 2 fosas, se
instala una caja de empalme que
dirige los desechos hacia la fosa que
está en uso; cuando esta fosa esté
casi llena, los desechos se desvían
hacia la segunda fosa.


Cierre hidráulico


Cierre hidráulico instalado
en la plataforma


Una fosa revestida de 2 m de
profundidad. Una familia de 5
llenará esta fosa en unos 5 años.


La cámara sobre el suelo dirige las aguas negras hacia las fosas. Con
mantenimineto habitual, no se llenará por muchos años.


Sanitario de sello hidráulico
manual y 1 sola fosa


Flujo de desechos.


La tubería hacia la fosa que no está en
uso se sella con un ladrillo, con arcilla,
o con un tapón de tela.


Un canal de
concreto dentro
de la caja de
empalme
desvía las aguas
negras.


Caja de empalme


La caja de empalme
se hace con ladrillos
en la parte exterior
y mortero suave de
cemento por dentro.


Sanitario de sello
hidráulico manual y 2 fosas




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


sanitario de sello hidr áulico manual 137


Consejos para la construcción de sanitarios de sello hidráulico manual y 2 fosas
Los sanitarios de sello hidráulico manual no deben nunca situarse a menos de 3 m
de los pozos de agua y deben situarse aún más lejos dependiendo de las condiciones
del suelo y del nivel del agua subterránea. En terrenos húmedos los sanitarios deben
situarse al menos a 20 m de los pozos de agua.


Mantenimiento del sanitario de sello hidráulico manual
Se debe echar agua después de usar el sanitario. También es conveniente echar un
poco de agua antes de usarla para mantener limpia la taza. Limpie diariamente
el sanitario. Para limpiar la losa para acuclillarse, utilice detergente en polvo y un
cepillo de mango largo. Tenga en cuenta que las fosas pueden rebosarse:


• Si el cierre hidráulico del agua se tapa. Si esto ocurre, el sanitario dejará de
funcionar.


• Si el agua subterránea está a menos de 3 m de profundidad, existe el riesgo
de contaminación del agua subterránea.


Cómo vaciar la fosa
Si las fosas están bien construidas y las condiciones del suelo y la humedad son
favorables, los desechos se absorberán lentamente y sin problema en la tierra de los
alrededores, y no habrá necesidad de vaciar las fosas.


Si los desechos no se descomponen ni se absorben en el suelo, habrá que vaciar
la fosa. Destape la fosa, agregue una capa de tierra de unos 30 centímetros
(2 palmadas) de profundidad, y vuelva a tapar. Después de 2 años se puede vaciar
el contenido con una pala y utilizarlo como abono.


Las fosas deben
taparse con una losa
de concreto, piedra
o madera. La losa
de concreto descrita
en la página 121, sin
el agujero, puede
convertirse en una tapa
adecuada para la fosa.


La fosa debe
revestirse
con ladrillo o
piedra, dejando
espacios entre
los elementos
para que
puedan salir los
líquidos.


La distancia mínima entre las
fosas debe ser como mínimo igual
a la profundidad de éstas. Por
ejemplo, si las fosas son de 1 m de
profundidad, la separación entre
ellas debe ser también de 1 m.


Forma: la fosa puede
hacerse de cualquier forma;
sin embargo, las fosas
circulares son las menos
costosas y más estables.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cons trucciÓn de sanitarios138


Cómo escoger el sanitario adecuado










cada método de saneamiento puede mejorarse; ningún sanitario es apropiado para todas
las situaciones. esta actividad ayuda a la gente a reflexionar sobre los sanitarios disponibles
y a decidir cuál es el que más les conviene.


Duración: 1 a 2 horas


Materiales: papel de dibujo pequeño, papel
de dibujo grande, bolígrafos de colores o
marcadores, cinta pegante.


forme grupos de 5 ó 6 personas. cada persona
dibuja todo tipo de sanitarios o los
métodos para eliminar los excrementos
que conoce. deben dibujar sus propios
sanitarios, aquellos que sólo han visto,
o incluso dibujar cómo las personas
hacen sus necesidades cuando no
tienen sanitarios. el propósito es que el
grupo dibuje varias opciones que van
desde los métodos más simples hasta los más modernos.


cuando los dibujos estén listos, cada grupo ordenará los suyos poniendo en orden
ascendente desde el peor método hasta el mejor según ellos; los dibujos se pegan con
cinta en las hojas grandes de papel.


cada grupo muestra sus dibujos y explica el orden que escogieron. ¿cuáles factores hacen
de un método el “mejor” y de otro el “peor”? todos los miembros del grupo explicarán
además el tipo de sanitario que utilizan en sus hogares y el tipo que les gustaría tener.


después de que todos hayan mostrado sus dibujos, el grupo conversará sobre las
diferencias entre los distintos métodos.


haga preguntas, como por ejemplo:


• ¿se pusieron todos de acuerdo sobre cuál es el peor y el mejor sanitario?


• ¿hay alguno que todos consideran el mejor? ¿por qué? ¿tiene que ver con la salud, el
costo u otra razón?


• ¿hay algunos sanitarios que nadie en el grupo utilice? ¿por qué?


esto dirigirá la charla hacia los motivos que explican la preferencia de cada uno.


• ¿cuáles son las ventajas para la salud más importantes?


• ¿cuáles son las ventajas ambientales más importantes?


• ¿será necesario cambiar las condiciones locales o la manera de pensar de la gente para
poner en práctica las mejoras de saneamiento que la gente desea? ¿pueden tomarse
medidas muy sencillas para mejorar los elementos actuales?


• si en el grupo hay hombres y mujeres, ¿fueron distintas sus respuestas?




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cÓmo escoGer el sanitario adecuado 139


presente otros sanitarios posibles
que la gente quizá no conozca.
podrá presentar simples mejoras
a los sanitarios actuales (por
ejemplo añadir conductos de
ventilación) o nuevos tipos de
sanitarios (podrá incluir todas las
opciones de este libro, y otras que
conozca). el grupo conversará
sobre estos nuevos métodos.


facilite una conversación sobre las diferentes opciones, pidiendo a los participantes
hacer preguntas como las que se sugieren en el cuadro más abajo. todos en el grupo
expresarán su opinión sobre los beneficios y desventajas de cada sanitario, calificando
su opinión en una escala de (por ejemplo) 1 a 5, siendo 5 lo mejor y 0 lo peor. marque
en el cuadro la opinión de cada persona y sume los totales para determinar cuál fue la
opción favorita.


el grupo hace otros dibujos basándose en la charla sobre
los diversos beneficios de cada opción y los nuevos
métodos que conocieron. los dibujos se pegan
a una hoja grande de papel, poniendo primero
las peores opciones y después las mejores. para
terminar, comparan el orden en el que han
colocado ahora los dibujos con el orden que
habían escogido antes.


• ¿Qué diferencias existen?


• ¿Qué ideas o información hicieron que las
personas cambiaran de opinión sobre los
peores o mejores sanitarios?


el grupo podrá basarse en esta discusión para
seleccionar el sanitario o las mejoras que más le convienen.








Para determinar los
cambios necesarios,
seleccione primero
los beneficios más
importantes para la salud
y el medio ambiente.


Para determinar los
cambios posibles,
seleccione los sistemas
de saneamiento que la
gente desea y puede
costear.




Sin sanitario


Sanitario de fosa


Sanitario de fosa mejorada con
ventilación (VIP)


Sanitario compostero


Sanitario seco


Sanitario de sello hidráulico manual


¿Beneficios para la salud? ¿Beneficios para el medio
ambiente?


¿Costo? ¿Trabajo para limpiarla
y mantenerla?


La comunicación entre hombres y mujeres es
importante para poder seleccionar sanitarios


seguros y saludables.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


140


Problemas de salud
causados por zancudos8


Historia: El paludismo en la carretera Transamazónica . . . . . . . . . . . . . .142


Cómo los zancudos causan enfermedades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .143


Paludismo (malaria) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .144


Un tratamiento para todos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .146


Fiebre del dengue . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .147


Fiebre amarilla . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .148


La comunidad controla de los zancudos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .149


Uso de insecticidas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .150


Historia: Detener los zancudos para detener el dengue . . . . . . . . . . . . . . .152


Páginaen este Capítulo




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


141


Los zancudos son portadores de enfermedades graves tales como el paludismo (la malaria), el
dengue y la fiebre amarilla. Estas enfermedades se propagan rápidamente de una persona a
otra. Los zancudos se crían en el agua que no está en movimiento, es decir, agua estancada.


Para evitar las enfermedades transmitidas por los zancudos debemos:


• Reducir el riesgo de picaduras. Instale mallas milimétricas en las ventanas, repelentes
seguros, espirales contra zancudos y un mosquitero para la cama tratado con
insecticida. Póngase ropa que cubra todo el cuerpo.


• Tratar las enfermedades para evitar su propagación. Asegúrese que las personas contagiadas
obtengan un tratamiento rápido y efectivo: no importa si pueden pagar o no.


• Eliminar los sitios de reproducción de los zancudos. Los barriles de agua, las cisternas y
demás depósitos de agua de la casa y de la comunidad deben mantenerse cubiertos.
Mantenga un drenaje adecuado en los grifos, pozos y canales por donde corre el agua.


• Evite que se formen focos de reproducción de zancudos mediante un manejo cuidadoso
del agua y de la tierra.


Los rápidos cambios en el uso de la tierra tales como el corte excesivo de árboles, la
construcción de represas y el desvío de ríos y la extracción de la vegetación en amplias
extensiones de tierra crean condiciones que dan lugar a la reproducción de zancudos.


Las enfermedades propagadas por los zancudos se propagan incluso más rápido durante
situaciones de emergencia tales como guerras, desplazamientos masivos de personas y
desastres naturales, cuando es difícil tomar medidas regulares de prevención.


Problemas de salud
causados por zancudos




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud c ausados por z ancudos142


El paludismo en la carretera Transamazónica
Durante muchos años, el gobierno de Brasil trabajó con las comunidades de todo el
país para prevenir y tratar el paludismo. Tras años de trabajo, éste había sido casi
eliminado del país. Sin embargo, los cambios en el uso de la tierra y una falta de
servicios y promoción de la salud hicieron que con el paso del tiempo el paludismo
regresara.


En 1970, el gobierno comenzó a construir una nueva carretera a través de la selva,
la Carretera Transamazónica. El gobierno construyó casas y granjas a lo largo de
la nueva carretera y trasladó gente de los lugares más pobres y poblados de Brasil,
para que se asentaran allí. La construcción de la carretera a través de la selva causó
la destrucción de millones de árboles y dejó grandes extensiones sin su cobertura
natural del suelo. El agua de lluvia se estancó en zanjas y charcos, lo que creó focos
para la reproducción de los zancudos. Los animales y las aves que normalmente se
alimentaban de los zancudos fueron destruidos o huyeron de la zona de construcción.
Además, habían pocas clínicas o promotores de salud para atender al personal de
construcción y a las personas que empezaban a mudarse a los nuevos asentamientos.


El paludismo seguía la ruta de construcción de la carretera. Gran parte del personal
de construcción se contagió con la enfermedad. Muchos de ellos, y muchas de las
personas asentadas a lo largo de la carretera, murieron de paludismo. Los nuevos
asentamientos sufrían mucho porque la tierra no era suficientemente rica para la
agricultura y las lluvias deterioraban el camino, dificultando el transporte. La pobreza
y el aislamiento empeoraron los problemas de salud. Una vez más el paludismo se
convirtió en la primera causa de muerte de todo el país.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cÓmo los z ancudos c ausan enfermedades 143


Cómo los zancudos causan enfermedades
Tres de las enfermedades graves que
causan los zancudos son el paludismo,
el dengue y la fiebre amarilla. Cada
una de estas enfermedades presenta
señas diferentes y se propaga por
un diferente tipo de zancudo con
diferentes hábitos de reproducción
(encontrará información sobre el
paludismo en la página 144, sobre
el dengue en la página 147 y sobre la
fiebre amarilla en la página 148). No
obstante, todas estas enfermedades se
pueden prevenir de la misma manera
ya que se trata de enfermedades
transmitidas de los zancudos a
las personas.


Evitar la picadura de zancudos
Todas las enfermedades transmitidas por los
zancudos pueden evitarse si se evitan las picaduras.
Para evitar que los zancudos se reproduzcan, vea la
página 149. Para reducir el peligro de picaduras:


• Póngase ropa que le cubra completamente
los brazos, piernas, cabeza y cuello (mangas
largas, pantalones, faldas y un sombrero).


• Utilice espirales contra zancudos y repelentes
como la citronela, el aceite de nim y las hojas
de albahaca. Los repelentes son especialmente
importantes para los niños porque pueden
evitar las picaduras de zancudos incluso si no
se han tomado otras medidas de prevención.


• Instale mallas milimétricas en puertas
y ventanas.


• Instale mosquiteros para cama, tratados con insecticida, para evitar las
picaduras mientras usted o sus hijos duermen. Asegure los bordes del
mosquitero debajo del colchón o de la cama, de modo que no haya aberturas.
En muchos lugares los programas de maternidad ofrecen a las mujeres y
niños pequeños mosquiteros para cama económicos o gratis. Para que los
mosquiteros mantengan su efectividad deben tratarse cada 6 a 12 meses.
Utilice el mosquitero también cuando duerma afuera.


Nota: los mosquiteros para cama son más eficaces contra el paludismo que contra el
dengue o la fiebre amarilla. Vea la página 146.


Cómo se propagan las enfermedades
producidas por zancudos


Este mismo zancudo pica
a una persona sana.


Un zancudo pica a una
persona con paludismo,
dengue o fiebre amarilla.


Este zancudo pica a otras
personas y propaga la
enfermedad.


Un zancudo pica
a la persona


que contrajo la
enfermedad.


La persona sana contrae
la enfermedad.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud c ausados por z ancudos144


Paludismo (malaria)
El paludismo es una infección de la sangre. Provoca fiebre alta y escalofríos.


Es causada por un parásito (llamado plasmodium) que cierto tipo de
zancudo (que pica generalmente de noche) transmite a las personas.
Millones de personas mueren de paludismo cada año, y muchos
millones más viven con la enfermedad.


El paludismo es especialmente peligroso en los niños menores de
5 años, las mujeres embarazadas y las personas con VIH. El embarazo disminuye
la capacidad de la mujer para luchar contra las enfermedades y las infecciones.
Si una mujer se enferma con paludismo, también puede desarrollar una anemia
grave (sangre débil) lo que aumenta las posibilidades de muerte durante o después
del parto. El paludismo durante el embarazo también puede ocasionar la pérdida
del bebé (aborto espontáneo), el nacimiento prematuro o el nacimiento de un bebé
demasiado pequeño. El bebé puede incluso nacer muerto.


Hay diferentes tipos de paludismo. La gente puede vivir por muchos años con
ciertos tipos de paludismo, la mayoría de las cuales pueden curarse. Sin embargo,
el paludismo cerebral (Plasmodium falciparum o P. falciparum) puede ocasionar
la muerte 1 ó 2 días después de haber contraído la infección. En las regiones donde
existe el paludismo cerebral es muy importante que la persona se haga un análisis y
se someta de inmediato a un tratamiento si sospecha que puede tener paludismo.


Generalmente el paludismo causa fiebre cada 2 ó 3 días, aunque al comienzo
puede causar fiebre todos los días. Todas las personas que sufran de fiebre sin
motivos aparentes deben hacerse un análisis de sangre para detectar el paludismo,
disponible en muchos centros de salud. Si el análisis de sangre resulta positivo para el
paludismo, o si no es posible hacerse el análisis, hágase tratar inmediatamente.


¿Su hijo tiene fiebre, sin diarrea
ni tos? Esto es paludismo. Lleve
al niño al hospital y déle los
medicamentos desde el primer
día. Continué por 2 días más.


Cuando se mejore, déle
comida extra 3 veces
al día. Haga esto por
2 semanas, para que el
niño viva muchos años
más.


Canción del paludismo (Mozambique)




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


paludismo (mal aria) 145


Señas de la enfermedad
El ataque de paludismo tiene 3 etapas:


1. La primera seña consiste en escalofríos y generalmente dolor de cabeza. La
persona tiembla de 15 minutos a 1 hora.


2. Al escalofrío le sigue una fiebre alta. La persona se siente débil y por
momentos no está en sus cabales (delirio). La fiebre puede durar horas o días.


3. Finalmente la persona comienza a sudar y la fiebre baja. Después de que baja
la fiebre, la persona se siente débil.


Tratamiento
Si fuera posible, hágase hacer un análisis de sangre. Comience el tratamiento
tan pronto como aparezcan las primeras señas. Como el paludismo se transmite
de persona a persona a través de los zancudos, al tratar a una persona enferma
también se protege a las otras personas porque se evita que sean infectadas.
Después de haber recibido el tratamiento, los zancudos que lo piquen no
transmitirán el paludismo a los demás.


Averigüe cuáles medicamentos para el paludismo recomiendan las autoridades
de salud locales. En muchas regiones, el parásito del paludismo ha desarrollado
resistencia a los medicamentos. Esto quiere decir que los medicamentos que antes
eran efectivos para prevenir o tratar el paludismo, ya no lo son. Los medicamentos
que curan el paludismo en una región quizás no puedan curarlo en otra.


En la actualidad hay muchos medicamentos nuevos o combinados para tratar
el paludismo en diferentes regiones. Uno de estos, artemisina (utilizado por muchos
años en China), se toma generalmente junto con otro medicamento antipalúdico o
con un antibiótico. En ciertas regiones la cloroquina (el medicamento más común
por muchos años) sigue siendo efectiva. La única manera de confirmar cuáles
medicamentos son efectivos en su región es verificando con las autoridades de
salud locales.


La mujer que se
tomó todas los
medicamentos


mejoró.


La mujer que no se terminó los medicamentos sigue enferma y en cama.


IMPORTANTE: Tome el medicamento todos los días
recomendados, incluso si se siente mejor. Si deja de
tomar el medicamento a su plazo completo es posible
que éste pierda su efecto y que el paludismo regrese.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud c ausados por z ancudos146


Prevención
El paludismo ocurre con frecuencia en época de lluvias, cuando hace calor,
ya que los zancudos portadores se reproducen en agua caliente estancada.
Sin embargo, en algunas áreas del mundo el paludismo también ocurre en la
estación seca, cuando los zancudos se reproducen en pequeños charcos de agua
estancada. Como sucede con el dengue y la fiebre amarilla, la mejor manera
de prevenir el paludismo es evitar las picaduras de zancudos (ver página 143) y
hacer que la comunidad tome medidas para controlarlos
(ver páginas 149 a 153).


Dormir bajo un mosquitero tratado con insecticida es una buena forma de
prevenir y controlar el paludismo. Estos mosquiteros son tratados con el insecticida
llamado “piretinas” que es relativamente seguro; utilizarlo es una opción preferible
a enfermarse con paludismo. El mayor peligro de los mosquiteros tratados con
insecticida es cuando se meten en el insecticida (lo que da lugar a exponerse
a través de la piel), cuando los niños los chupan o mastican (lo que da lugar a
exponerse por ingestión), y cuando se lavan (el agua del enjuague puede contaminar
las fuentes de agua y hacer daño a los peces, insectos, animales y a la
gente que vive en la parte baja).


Los mosquiteros de cama sólo protegen si se
repara rápidamente cualquier agujero o rasgadura.
El insecticida también deja de ser efectivo después de
6 a 12 meses, o antes, si se lo lava con frecuencia. En
algunos lugares, se han introducido mosquiteros con
marco de ‘largo plazo’ que son efectivos por más
de 1 año. Si el mosquitero está todavía en buenas
condiciones, se puede mezclar un nuevo plaguicida
y volver a aplicárselo, pero si el mosquitero tiene
muchas rasgaduras o roturas, puede ser mejor
reemplazarlo. Cuando vuelva a aplicar el plaguicida,
utilice guantes y siga las instrucciones con cuidado.


Un tratamiento para todos
El paludismo es más común entre la gente pobre y el número de muertes aumenta
cada año. Las personas que no tienen recursos suficientes para pagar por los análisis
de sangre y los medicamentos o que no tienen acceso a los servicios de salud, se ven
obligadas a vivir y a morir con esta enfermedad. Basta con que una sola persona
contraiga el paludismo para que la infección se propague a los demás.


El paludismo ocurre con frecuencia en comunidades pobres, donde no hay justicia
social. Para que las campañas de prevención tengan éxito es necesario atacar de
raíz la pobreza y la injusticia, y hacer que todos y todas puedan tener acceso al
tratamiento.


Los zancudos que transmiten el
paludismo pican de noche.


Para prevenir el paludismo, duerma bajo
un mosquitero tratado con insecticida.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


fiebre del denGue (fiebre rompehuesos) 147


Fiebre del dengue (fiebre rompehuesos)
La causa de la fiebre del dengue es un virus propagado por un zancudo negro con rayas de
puntos blancos, que a distancia parecen franjas blancas. Sus patas también tienen rayas.
Se le conoce también como el “zancudo de la fiebre amarilla” ya que puede ser portador
de ésta (ver página 148). El dengue generalmente ocurre cuando hace calor, en la época de
lluvias. Es más común que ocurra en las ciudades, en los sitios donde se estanca el agua y
donde no hay un buen drenaje de agua.


La primera vez que una persona se enferma con dengue, generalmente se puede
recuperar si descansa y toma muchos líquidos. Pero cuando una persona se enferma
por segunda vez o más, puede ser más peligroso e incluso puede causarle la muerte.


Señas de la enfermedad
Cuando una persona se enferma por primera vez, experimenta súbitamente fiebre
y escalofríos, fuertes dolores corporales (a veces se conoce al dengue como “fiebre
rompehuesos”), dolor de cabeza y dolor de garganta. La persona se siente muy enferma
y débil. Después de 3 a 4 días, el enfermo generalmente se siente mejor por unas pocas
horas, hasta por 2 días. Luego la enfermedad regresa por 1 ó 2 días más y con frecuencia
la persona desarrolla un sarpullido que comienza en las manos y los pies. El sarpullido se
expande a los brazos, las piernas y el cuerpo (pero generalmente no a la cara).


Los bebes y los niños pequeños, la gente mayor o la gente con bajas defensas (por
ejemplo, las personas con VIH) sufren un riesgo particularmente alto de contraer una
forma grave de dengue, el dengue hemorrágico, que causa sangrado de la piel y puede llevar
rápidamente a la muerte.


Tratamiento
No existen medicamentos para curar el dengue, ni vacunas para prevenirlo. En la mayoría
de los casos el dengue se trata en casa, si se mantiene en cama y descansa, bebe muchos
líquidos y toma ibuprofeno o paracetamol (no aspirina) para reducir el dolor y la fiebre.


IMPORTANTE: El dengue hemorrágico puede tratarse sólo si reemplaza rápidamente los
fluidos corporales y la sangre. Vaya al hospital inmediatamente si la persona comienza a
sangrar por la piel, no puede comer o beber, o actúa en forma confusa (como resultado de la
fiebre, debilidad e incapacidad para mantenerse despierto). Es también importante buscar
ayuda inmediatamente si el enfermo es un bebé, un niño pequeño, una persona mayor o
persona con otra enfermedad grave tales como diabetes, enfermedad del corazón o VIH.


Prevención
El zancudo que propaga el dengue se produce en agua limpia estancada. A diferencia del
zancudo del paludismo, el zancudo del dengue pica generalmente durante el día. Por esta
razón, los mosquiteros no son muy efectivos, excepto para los niños pequeños o para los
mayores que duermen durante el día. El zancudo del dengue generalmente permanece en la
sombra, en lugares oscuros, bajo las mesas o las camas o en las esquinas oscuras.


Para prevenir el dengue, evite la picadura de zancudos (ver la página 143) y participe en
las actividades comunitarias para el control de los zancudos (ver las páginas 149 y 153).




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud c ausados por z ancudos148


Fiebre amarilla
La fiebre amarilla es transmitida por zancudos en África y en algunas partes de
América del Sur. Existen dos clases de fiebre amarilla, que se propagan de manera
diferente:


La fiebre amarilla selvática se propaga de un zancudo infectado a los
monos y nuevamente de los monos a los zancudos. La gente se infecta
a través de zancudos que han picado a los monos. La fiebre amarilla
selvática es rara y afecta más que todo a las personas que trabajan en
bosques tropicales.


La fiebre amarilla urbana es la causa de la mayoría de brotes de fiebre amarilla
y de las epidemias. Como el paludismo y el dengue, la fiebre amarilla urbana se
propaga cuando un zancudo pica y chupa la sangre de una persona infectada, y
luego pasa la infección a la próxima persona que pica.


La fiebre amarilla urbana se propaga por el mismo zancudo negro que propaga
el dengue, un insecto con puntitos blancos en la espalda y las patas. Estos zancudos
viven y se crían en el agua estancada de las ciudades, pueblos o aldeas.


Señas de la enfermedad
La fiebre amarilla causa fiebre, escalofrío, dolores musculares
(especialmente dolor de espalda), dolores de cabeza, pérdida del
apetito, náusea y vómitos, fiebre alta y pulso lento. En la mayoría de
las personas la enfermedad dura de 3 a 4 días.


En otras personas, sin embargo (1 de cada 7), la fiebre vuelve
24 horas después de que las primeras señas desaparezcan.
La ictericia, el dolor abdominal y los vómitos pueden estar seguidos
de sangrado por la boca, nariz, ojos y estómago. La muerte puede ocurrir en los
siguientes 10 a 14 días, aunque la mitad de las personas infectadas con el segundo
tipo de fiebre amarilla sobrevive sin mayor daño a su salud.


Tratamiento
El mejor tratamiento para la fiebre amarilla es descansar en
cama y beber muchos líquidos. La mayoría de las personas se
recupera completamente después de un tiempo y desarrolla
una resistencia a la enfermedad. Unas cuantas personas
sufren una recaída antes de recuperarse por completo del
primer ataque, aunque por lo general también se recuperan.


Prevención
Como en el caso del paludismo y dengue, la mejor manera
de prevenir la fiebre amarilla es evitar las picaduras de
zancudos (ver página 143) y controlar los zancudos (ver
páginas 149 y 153). La forma más segura de prevenir la
fiebre amarilla es vacunándose, pero es posible que no haya
vacunas disponibles o que sean muy caras.


Para prevenir la fiebre
amarilla elimine los sitios de
propagación de los zancudos


y mantenga los recipientes
de agua bien tapados.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a comunidad control a de los z ancudos 149


La comunidad controla de los zancudos
Los zancudos ponen sus huevos en aguas estancadas. Se necesitan 7 días para que incuben
los huevos de los zancudos. Deshaciéndose de las aguas estancadas una vez a la semana,
o haciendo que el agua corra y no se acumule, se puede interrumpir la incubación de los
zancudos y evitar que vivan para propagar las enfermedades. Para evitar que los zancudos
se reproduzcan:


• Deshágase de los lugares donde se acumula el agua (agua estancada), como en las
llantas viejas de automóviles, maceteros, barriles de aceite, zanjas, recipientes de
agua descubiertos y cualquier agua estancada dentro la casa.


• Use la tierra de manera que se evite la acumulación de agua, haciendo que la tierra
la absorba.


• Asegúrese de que los acuíferos estén protegidos de manera que se mantenga la
corriente en ellos (ver el Capítulo 9).


Mantenga tapados los recipientes de agua.


Asegúrese que el drenaje de los pozos, de las
pilas y de los grifos no esté obstruido.


Limpie las zanjas de drenaje de manera
que el agua pueda fluir libremente.


Retire las latas viejas, llantas,
ollas rotas y otros objetos que
acumulan agua. Rellene las zanjas.


En ciertos lugares se aplican controles biológicos tales como el BTi, una
bacteria, que eliminan los zancudos jóvenes sin perjudicar el medio
ambiente (para mayor información acerca del BTi, vea Recursos).


Instale mallas milimétricas
en puertas y ventanas.


Elimine los focos de reproducción de zancudos alrededor de la casa y en la comunidad:




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud c ausados por z ancudos150


Otras actividades comunitarias para el control de los zancudos son:


• La cría de peces que se alimentan de zancudos en estanques y granjas. Los
zancudos pueden controlarse mediante peces como el pez mosquito
(gambusia), los peces guppy de América del Sur, la tilapia, la carpa y otros
peces. Estos peces tienen diferentes nombres comunes en
diferentes lugares, pero generalmente se los conoce como
“peces come-zancudos”.


• Asegurarse de que el agua fluya y que los
campos absorban el agua. Restaurar los
cauces naturales, construir canales de
drenaje y llenar las canales de riego si están
abandonados y lagunas. Drene los arrozales una
vez por semana durante 2 ó 3 días para eliminar
los zancudos jóvenes sin dañar la producción de
arroz.


• Sembrar árboles para albergar a las aves, murciélagos
y otros animales que comen los zancudos. Hay
árboles, por ejemplo los de nim de África y la India,
que alejan a los zancudos y sus hojas se pueden
usar como medicina.


Uso de insecticidas
En los lugares donde los zancudos se producen sólo durante cierta época del año,
estos pueden ser rápidamente eliminados con insecticidas. Hace unos años se
usaba mucho el DDT para eliminar los zancudos transmisores del paludismo, y
se fumigaba fuera de los hogares, en los focos de cría de zancudos. Sin embargo,
el DDT es un veneno muy nocivo para las personas y los animales y puede causar
cáncer y defectos de nacimiento (ver Capítulo 16). El aire y el agua pueden
transportar el DDT a grandes distancias, y éste puede permanecer en el medio
ambiente por muchos años, volviéndose más peligroso a medida que pasa el tiempo y
acumulándose en el medio ambiente. Por esto, la mayoría de los países recomiendan
en la actualidad emplear actividades comunitarias de prevención, usar insecticidas
menos tóxicos y eliminar de manera segura las reservas de DDT existentes.


La piretrina es un insecticida que a largo plazo resulta menos dañino para las
personas, los animales y la tierra. Otra ventaja de la piretrina, en comparación con
el DDT o el malatión (otro plaguicida común pero dañino), es que se necesita una
menor cantidad para rociar un área similar.


Aunque la piretrina no se acumula en el medio ambiente, es tóxica cuando la
gente se expone a ella, por lo que debe manipularse con cuidado. La piretrina irrita
la piel y los ojos, causa sarpullidos y dificultad para respirar. Se debe evitar el
contacto directo con este insecticida. Los niños y las mujeres embarazadas o que
estén amamantando deben en particular mantenerse alejadas de éste. La piretrina
es muy tóxica si penetra las fuentes de agua. Nunca use productos con piretrina cerca
de las fuentes de agua o de los estanques.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a comunidad control a de los z ancudos 151


Ahora se recomienda el uso restringido de cierto insecticidas a ambientes
interiores, con un método llamado Rociado Residual Intradomiciliario (RRI),
que consiste en rociar pequeñas
cantidades de insecticidas dentro
las paredes de la casa para matar
los zancudos que aterrizan allí. Este
método utiliza menos veneno en
un área pequeña, evita el ingreso
a las fuentes de agua, y reduce la
posibilidad de que los zancudos se
vuelvan resistentes.


Todos los insecticidas son venenosos.
Si utiliza cualquier insecticida:


• Siga las instrucciones y rocíe
con cuidado.


• Use siempre equipo de
protección cuando rocíe (ver
Anexo A).


• Aplique la cantidad mínima
posible del producto químico.
Rocíe sólo el sitio por donde los
zancudos ingresan a la casa, y el
sitio donde viven o descansan.


• Nunca rocíe cerca de los niños o
mujeres embarazadas o que estén amamantando.


• Asegúrese de que los niños no chupen o masquen los mosquiteros tratados
con insecticida, y que toquen el mosquitero lo menos posible.


• Cuando lave los mosquiteros tratados con insecticida, utilice un recipiente y
vacíe el agua del lavado en una fosa donde se absorba (ver página 82) para
proteger los canales y las fuentes de agua.


El uso excesivo de cualquier insecticida puede hacer que los zancudos se vuelvan
resistentes y que el insecticida ya no les afecte (encontrará más información sobre
los peligros de los plaguicidas y sobre su utilización segura en el Capítulo 14).


El rociado con insecticida es una medida de emergencia para un control rápido
de los zancudos. Los insecticidas sólo reducen las enfermedades causadas por
zancudos si se aplican como parte de un programa que incluya un tratamiento
para todas las personas, eliminación o control de los zancudos y programas de
educación comunitaria.


Los insecticidas son una medida
de control de zancudos a corto
plazo. Si tiene que utilizarlos,


póngase equipo de seguridad.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud c ausados por z ancudos152


Detener los zancudos para detener el dengue
Durante los últimos 25 años han aumentado los casos de contagio con fiebre del
dengue en Managua, Nicaragua. El dengue se propaga ampliamente cuando un
gran número de personas se traslada a las ciudades tropicales sin agua potable ni
sistemas de tratamiento de aguas residuales, porque los zancudos propagadores de
la enfermedad viven en focos de agua cercanos a las casas.


La gente de Managua junto con científicos, ONG y el Ministerio de Salud
trabajaron para reducir y prevenir el dengue en 10 barrios. Lo primero que
hicieron fue buscar evidencia de la propagación del dengue. Los niños recogieron
muestras de agua con zancudos en diferentes etapas de crecimiento, y los
científicos analizaron la saliva de los niños para verificar cuántos habían sufrido
picaduras de zancudos infectados con el dengue. Los miembros de la comunidad
hicieron visitas domiciliarias
a sus vecinos para averiguar
qué sabían y qué pensaban
acerca del dengue.


Se llevaron a cabo
reuniones vecinales, se
imprimieron afiches y se
realizaron sociodramas para
compartir lo que habían
aprendido acerca del dengue.
En juegos con piñatas que
representaban al zancudo
del dengue, los niños las
golpeaban fuertemente,
esparciendo los dulces que
contenían. Varios jóvenes,
incluso algunos miembros
de pandillas, escribieron y
ejecutaron canciones de estilo
popular haciendo alusión a la
prevención del dengue.


Cada barrio desarrolló su
propio programa de control
de zancudos. Como sabían
que los zancudos se crían en
llantas descartadas, un grupo
decidió recolectar todas las




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a comunidad control a de los z ancudos 153


llantas usadas, las llenaron con tierra y las utilizaron para hacer gradas en las
pendientes. Así se deshicieron de los criaderos de zancudos y facilitaron la bajada y
subida de las cuestas. Otras llantas se utilizaron como maceteros.


En otro barrio un grupo fabricó tapas para los barriles de almacenamiento
de agua y las vendió a bajo costo. De esta manera se puso fin a los criaderos de
zancudos y al mismo tiempo se recaudó algo de dinero para la comunidad.


Hasta hoy, el programa de prevención del dengue de la comunidad continúa. No
solamente hay menos personas que se enferman de dengue, sino que el programa ha
producido otros beneficios:


• Se logró que los jóvenes, incluso los miembros de
las pandillas, participaran en actividades
benéficas para sus vecindades. Esto hizo
que la comunidad se uniera más.


• Los músicos compusieron canciones
populares para educar a la gente,
logrando que la prevención del
dengue fuera algo divertido.


• Diferentes agrupaciones religiosas
y políticas pusieron de lado sus
diferencias para trabajar juntas en un
proyecto común.


• A los activistas de salud locales se les
pidió formar parte del comité ejecutivo de
centros de salud y clínicas del Ministerio de Salud.


En la actualidad la gente de estas 10 vecindades está ayudando a otras
comunidades a organizarse para detener el dengue y mejorar la vida comunitaria.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


154


Páginaen este Capítulo


Protección de las
cuencas hidrográficas 9


Funcionamiento de las cuencas hidrográficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .156


El ciclo del agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .156


Cómo las cuencas hidrográficas protegen el agua y la tierra . . . . . . . . . . . . .157


Actividad: Modelo de una cuenca hidrográfica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .158


Historia: Deterioro de la cuenca del valle del Aguán . . . . . . . . . . . . . . . . . .159


El deterioro de las cuencas hidrográficas afecta la salud . . . . . . . . . . . . . . . . .160


Protección y rehabilitación de las cuencas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 161


El desarrollo sostenible protege las cuencas hidrográficas . . . . . . . . . . . . . . . 161


Los beneficios de proteger las cuencas hidrográficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .162


Historia: Mejoramiento de la salud en el valle del Aguán . . . . . . . . . . . . .163


Actividad: Planificación de un proyecto comunitario para
mejorar la cuenca hidrográfica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .164


Manejo del flujo de aguas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 167


Las cuencas hidrográficas en pueblos y ciudades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .168


Las represas grandes perjudican a la salud . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .169


Historia: Una gran represa causa enfermedades a los yaqui . . . . . . . . .169


Las represas causan problemas río arriba y río abajo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .170


Alternativas a las represas grandes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .172


Historia: Una asociación entre tribus logra proteger el río Yukon . . . .173




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


155


Protección de las cuencas
hidrográficas


Estemos donde estemos, en una zona urbana o rural, siempre nos encontramos
dentro de una cuenca hidrográfica. Una cuenca hidrográfica, o simplemente cuenca,
es el territorio donde toda el agua de lluvia y de la nieve se drena cuesta abajo
hasta una sola masa de agua, por ejemplo un arroyo, un río, lago o humedal. Una
cuenca también se conoce como zona de captación, porque el terreno alto y corriente
arriba “recoge” toda el agua que luego fluye cuesta abajo y río abajo.


Las cuencas pueden ser muy grandes y extenderse miles de kilómetros, o pueden
ser tan pequeñas como un solo valle. Dentro de una cuenca grande, en la que el
agua de las montañas altas fluye hacia los valles (como sucede en una cordillera)
hay muchas cuencas pequeñas (arroyos y otros canales que fluyen cuesta abajo
hacia los ríos y el mar). Ver la página siguiente para un dibujo de una cuenca.


Una cuenca saludable protege el abastecimiento de agua, alimenta los bosques,
las plantas y la vida silvestre, mantiene el suelo fértil y respalda la autosuficiencia
de las comunidades. Los cambios grandes y repentinos que ocurren cuando se
cortan los árboles, se eliminan los matorrales, se vacían desechos y se construyen
caminos, casas y represas pueden dañar las cuencas y sus recursos de agua,
alterando la capacidad de los terrenos para sostener comunidades saludables, lo
que puede dar lugar a problemas de salud, hambre y migración. Si se planifican
debidamente para los cambios en el flujo del agua a través de las cuencas y el
desarrollo y utilización que se dará al agua y a los terrenos podrán evitarse
problemas en el futuro.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


protecciÓn de l as cuenc as hidroGr áfic as 156


Funcionamiento de las
cuencas hidrográficas
Si dañamos una cuenca perjudicaremos
la salud de todos. Para comprender la
importancia de las cuencas, podemos
comparar los ríos y los arroyos en la tierra
con las venas de los seres humanos, que
llevan y mueven el agua a través de la tierra
del mismo modo en que nuestras venas
conducen la sangre a través del cuerpo. Así
como nosotros dependemos de la sangre
para vivir, el medio ambiente depende
del agua para mantenerse con vida.


El ciclo del agua
El agua está siempre en movimiento. A veces, como en el caso de los ríos, fluye, y
a veces se transforma del estado líquido (agua) al gaseoso (vapor) al sólido (hielo
o nieve). Pero la cantidad total de agua en el mundo nunca cambia. Toda el agua
que hay cae del cielo a la tierra, se entra en ella y fluye luego en los ríos, lagos y
océanos para evaporarse de nuevo y subir hasta el cielo. Este movimiento se conoce
como el ciclo del agua.


Estas cuencas
pequeñas... ... son parte


de una cuenca
más grande.


Las cimas y las crestas de las serranías forman
las fronteras de todas las cuencas hidrográficas.


El calor del sol hace que el agua
se evapore de la superficie de los
lagos, ríos y el mar, hacia el cielo.


Las plantas y el suelo también
liberan agua.


El agua entra en el suelo y alimenta las plantas y los árboles. Luego penetra hasta el subsuelo,
donde se almacena como agua subterránea, fuente de agua de pozos y manantiales.


Las nubes transportan el agua y la
sueltan de nuevo sobre la tierra como
lluvia y nieve.


El agua corre a través
de la superficie de
la tierra en arroyos,
lagos y ríos.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


funcionamiento de l as cuenc as hidroGr áfic as 157


Cómo las cuencas hidrográficas protegen el agua y la tierra
La mayor parte del agua de una cuenca no está en los ríos y lagos, sino en el suelo
mismo. Una cuenca saludable tiene un buen abastecimiento de agua limpia y una
tierra rica en nutrientes. Los árboles y plantas, especialmente los pastos ubicados
en la parte más alta de la cuenca y a lo largo de las riberas de los ríos y arroyos,
mejoran la calidad y cantidad de las aguas subterráneas.


Si protegemos y conservamos el agua, las plantas y la tierra, estaremos protegiendo
también la cuenca hidrográfica.


Los humedales, que
generalmente están al pie de
las cuencas, filtran y limpian el
agua a medida que ésta fluye. Los
humedales pueden incluso filtrar
algunos contaminantes tóxicos.


Si el agua ingresa lentamente a los
ríos a través del suelo, habrá más agua
en ellos durante el período entre una
lluvia y otra, y se producirán menos
inundaciones durante las tormentas.


Los ríos y los arroyos son el sustento
de la gente, peces y animales.


Las plantas y los árboles
hacen que el flujo de la lluvia
sea más lento, sirven para
que el agua se extienda y se
absorba en la tierra, y evitan
que arrastre demasiada tierra.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


protecciÓn de l as cuenc as hidroGr áfic as 158


bcnbxncbModelo de una cuenca hidrográfica













esta actividad ayuda a la gente a comprender el funcionamiento de las cuencas
y la importancia de todos los elementos de éstas para mantener la salud de la
población que vive en la región.


Duración: 30 a 45 minutos


Materiales: para cada grupo, una hoja grande de papel, un recipiente u olla, agua y
lápices de color o bolígrafos de color a base agua.


divida a los participantes en grupos de 3 a 5 personas.


cada grupo coge su hoja grande de papel, la arruga y luego la aplana ligeramente,
asegurándose de dejar algunas arrugas y lugares salientes.


el grupo colorea los diferentes elementos geográficos de la cuenca de papel:
las crestas de las serranías se colorean de marrón, los valles de verde, los ríos y
corrientes de agua de azul. a continuación se ponen en colores diferentes los
elementos que las personas han añadido a la cuenca: los basureros (vertederos de
basura) se colorean de rojo, los plaguicidas, la gasolina y otras sustancias químicas
de negro, etcétera.


coloque el papel en la olla o recipiente y arregle la forma de modo que se parezca
a una cuenca hidrográfica en la que los pliegues salientes se asemejan a las
serranías y las depresiones representan los valles.


los miembros del grupo se humedecen los dedos y rocían agua ligeramente sobre
este modelo de cuenca hidrográfica hasta que los colores comiencen a desteñirse y
a escurrir sobre el papel. analice con cada grupo lo que está sucediendo a medida
que los colores se destiñen y escurren hacia la parte baja de la cuenca hidrográfica.


reúna a los grupos para conversar sobre lo que han observado y cómo este
modelo representa lo que sucede en una cuenca hidrográfica real. note las
distancias que pueden recorrer las manchas y la forma en que los diferentes
elementos se mezclan dentro de la cuenca.


Preguntas para la discusión:


• ¿Qué problemas de salud pueden surgir para los habitantes río abajo a
causa de la escorrentía de los basureros (en rojo) y de los plaguicidas
(en negro)?


• ¿Qué cambios cree que su comunidad sufrirá si se dañan las cuencas
hidrográficas?


• ¿Qué medidas podría tomar su comunidad para proteger o rehabilitar
la cuenca?




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


funcionamiento de l as cuenc as hidroGr áfic as 159


Deterioro de la cuenca del valle del río Aguán
Hace 40 años las montañas sobre el río Aguán tenían árboles. El valle era una de
las regiones más fértiles de Honduras, y era una buena fuente de sustento para
muchas poblaciones y granjas. Muchos arroyos pequeños y claros corrían por la
montaña hasta desembocar en el río Aguán. El río corría por el centro del valle
hasta llegar al Mar Caribe.


Luego la gente comenzó a cortar los árboles para obtener tierras para la
agricultura y campos de pastoreo. Llegaron grandes compañías frutícolas
y cortaron más árboles para sembrar bananos. Las familias comenzaron a
trasladarse a las montañas porque las mejores tierras de los valles habían sido
ocupadas por los ricos terratenientes. Por último, la mayoría de los árboles fue
derribada y más gente se fue a vivir a la ladera de las montañas. El agua de los ríos
y arroyos comenzó a disminuir y ya no venía clara.


La gente del valle del Aguán sabía que las cosas habían cambiado, pero hizo
falta que llegara un huracán para hacerles comprender hasta qué punto la cuenca
había sido dañada. Las lluvias torrenciales causaron derrumbes en los cerros.
Muchas casas y hasta pueblos enteros fueron arrastrados por las aguas. Mucha
gente murió y muchos más se enfermaron.


Al trabajar juntos en las tareas para recuperarse de la tormenta, la gente
comenzó a entender que la pérdida de los árboles en las laderas de las montañas,


los derrumbes y sus problemas de salud estaban relacionados. El ganado
había contaminado las aguas, causándoles diarrea y otras


enfermedades a los niños. Las cosechas empeoraron
porque la tierra ya no retenía el agua en la
estación de lluvias y los campos se secaban
rápidamente. Más adelante, cuando llegaron las


lluvias de invierno, éstas arrastraron consigo
la tierra. Las cosechas eran tan malas


que la gente siempre tenía hambre y
el hambre hizo que empeoraran
los problemas de salud.


Los pobladores
empezaron a entender
que para mejorar su salud
tenían que proteger la
cuenca hidrográfica.


la historia del valle del río aguán continúa en la página 163 después de “los beneficios
de proteger las cuencas hidrográficas”.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


protecciÓn de l as cuenc as hidroGr áfic as 160


El deterioro de las cuencas
hidrográficas afecta la salud
Si se cortan los árboles y las plantas
(deforestación) la tierra retiene menos
agua y los pozos y arroyos se secan.
Los períodos secos se prolongan y se
hacen más frecuentes, dando lugar a
problemas de salud relacionados con
la falta de agua (ver Capítulo 5). La
deforestación también causa la pérdida
de los suelos (erosión, ver página 200),
haciendo que el cultivo de alimentos
sea más difícil y produciendo hambre
y migración.


Cuando se destruyen los humedales
ya no se puede filtrar la contaminación
tóxica del agua, lo que resulta en
mayor contaminación. El deterioro
de los humedales y la deforestación
producen inundaciones, lo que resulta en
lesiones, muertes y un aumento de las
enfermedades diarréicas.


Los cambios en las cuencas hidrográficas
aumentan las enfermedades causadas
por zancudos
Los zancudos (mosquitos) se crían en el agua estancada y el agua que se mueve
lentamente. Cuando se producen cambios grandes o repentinos en el uso de la tierra
y el flujo del agua a través de las cuencas, generalmente se crean las condiciones
para que los zancudos proliferen. Los cambios se producen por:


• Excavar en las cabeceras de los ríos para sacar materiales de construcción
como grava y arena y minerales preciosos como oro; con frecuencia da lugar
a la formación de charcos de agua estancada.


• Construir represas en los ríos, lo que hace que el agua se estanque y cambie
de curso (ver página 170).


• La construcción de caminos, que puede bloquear el flujo del agua
y crear charcos.


Si el agua se mantiene en movimiento, los
cambios en la cuenca no tendrían que ocasionar
un aumento de las enfermedades transmitidas
por la picadura de zancudos, tales como el
dengue, el paludismo y la fiebre amarilla. En el
Capítulo 8 encontrará información sobre cómo
prevenir enfermedades causadas por zancudos.




La deforestación
hace que la tierra se
erosione y que las
inundaciones sean
más dañinas.


La destrucción de los humedales
para construir edificaciones o por el
asfaltado de las calles da lugar a más
inundaciones y contaminación del agua.


Las explotaciones petroleras y mineras, la agricultura
industrial y las fábricas producen sustancias tóxicas que
contaminan el agua.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


protecciÓn y rehabil itaciÓn de l as cuenc as 161


Protección y rehabilitación de las cuencas
Dado que la tierra en las cuencas generalmente es propiedad de diferentes personas,
puede ser difícil obtener la cooperación de todos para rehabilitar y mejorar la
cuenca. Sin embargo, dado que la cuenca incluye a todo el mundo, es importante que
en las tareas de protección de ésta participen tantas personas como sea posible.


El desarrollo sostenible protege las cuencas hidrográficas
Algunos cambios en las cuencas, tales como la construcción de caminos, la
construcción de represas en los ríos para riego o generación de energía eléctrica o el
drenaje de las cuencas para reducir la producción de insectos, se realizan con la
esperanza de mejorar la vida de las personas. Sin embargo, si estos cambios se hacen
sin tomar en cuenta el movimiento natural de las aguas a través de las cuencas,
pueden causar más daños que beneficios.


Las vueltas
naturales del
río reducen las
inundaciones.


Los bosques hacen
que el agua escurra
lentamente y se
extienda en los terrenos
inundables .


Las casas y los
negocios se
construyen lejos
de las orillas de
los ríos.


Los humedales filtran
la contaminación y
absorben las aguas de
las inundaciones.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


protecciÓn de l as cuenc as hidroGr áfic as 162


Son muchas las medidas que se pueden tomar para mejorar las condiciones de
vida sin deteriorar las cuencas, manteniéndolas saludables para la gente, ahora y en
el futuro.


• Asegúrese de que el suministro de agua y los proyectos de saneamiento estén
bien administrados para el beneficio de las comunidades locales y del medio
ambiente (ver Capítulos 6 y 7).


• Trabaje para mantener saludables los bosques (ver Capítulo 10).


• Aplique siempre métodos sostenibles para mantener la tierra arable, rica y
fértil (ver Capítulo 15).


• Elimine los desechos de manera segura y estudie cómo producir menos basura
(ver Capítulos 18 y 19).


• Construya casas, caminos y asentamientos sin cambiar el curso natural de las
aguas que fluyen por las cuencas y sin causar erosión; de este modo se evitarán
las inundaciones periódicas.


Los beneficios de proteger las cuencas hidrográficas
Con frecuencia la protección de
cuencas implica resolver conflictos
sobre propiedad de tierras, delimitar
las propiedades, planificar el flujo
de aguas, establecer convenios entre
vecinos sobre la utilización de tierras
y agua, y recaudar y compartir los
recursos necesarios para realizar las
tareas necesarias.


En muchas comunidades no es
fácil llevar a cabo estos proyectos.
Es posible que los gobiernos locales
y regionales se involucren en la
resolución de los conflictos, a veces
para bien y otras para mal.


No obstante, si las personas logran cooperar para proteger la cuenca, podrán
disponer de más agua. Como la escasez de agua origina o empeora los conflictos,
tener más agua podría mejorar las relaciones entre los vecinos y al mismo tiempo
proteger la salud de la comunidad.


Algunos de los beneficios que se obtienen al proteger las cuencas son:


• Aumento de la cantidad y calidad del agua en los pozos y manantiales.


• Mejor rendimiento de las cosechas, incluso en la época seca.


• Ganado más sano.


Con más agua, se producen más cultivos. Esto aumenta los ingresos de las personas
y hace que permanezcan en el lugar en vez de irse a otra parte en busca de trabajo.


Si las comunidades trabajan para proteger las
cuencas, habrá más agua para todos.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


protecciÓn y rehabil itaciÓn de l as cuenc as 163


Mejoramiento de la salud en el valle del río Aguán
El huracán que devastó a Honduras afectó a todos en la cuenca del río Aguán,
así que todos estaban dispuestos a trabajar juntos para recuperarse. La gente
de los pueblos y aldeas de todo el valle comenzó a reunirse. Se habían producido
derrumbes por todos lados y muchas personas perdieron sus viviendas. Con la
ayuda de la Iglesia Católica, comenzaron a debatir cómo resolver sus problemas de
manera permanente.


A medida que reconstruían sus comunidades, se dieron cuenta que la protección
de la tierra dependía de la forma en que sembraban. Los agricultores podrían
mejorar el suelo y evitar la erosión sembrando en hileras alrededor de los cerros
(en curvas de nivel), en vez de hacerlo de arriba hacia abajo. Las zanjas de drenaje,
los muros de piedra y otras barreras que hicieron podrían proteger sus laderas.
Los agricultores se alegraron de poder aprender nuevas medidas para proteger
sus tierras, aunque sabían que los principales causantes de los daños eran los
hacendados que criaban ganado y los propietarios de las plantaciones.


Los pobladores y los agricultores comenzaron a visitar a las familias
propietarias de extensas plantaciones bananeras o haciendas con mucho ganado
y hablaron con los grandes terratenientes acerca de la importancia de proteger el
agua para todos. “No solamente los pobres sufren los efectos del daño de la tierra y
de la contaminación del agua” les dijeron. “Se trata de todos nosotros”.


Con el tiempo, incluso los terratenientes más ricos del valle comenzaron a
colaborar con las tareas de recuperación. Algunos estuvieron de acuerdo con poner
un cercado en los arroyos y manantiales para mantener fuera al ganado. Otros,
propietarios de tierras en los cerros, permitieron que los propietarios de tierras
en la parte baja sembraran árboles en las laderas de los cerros. Los agricultores
de los valles se pusieron en contacto con los propietarios de las tierras altas y les
ofrecieron cambiar parte de su tierra por
el permiso de cercar y proteger las tierras
altas. Para los hacendados resultaba mejor
tener tierras en los valles para su ganado y
para la comunidad era mejor mantener el
ganado fuera de la cima de los cerros, de
modo que el plan fue útil para todos.


Después del huracán los pobladores del
valle del río Aguán comenzaron a establecer
buenas relaciones entre ellos; antes ni
siquiera se hablaban. Entendieron que si
protegían la cuenca hidrográfica mejoraría
la calidad del agua y sus hogares serían más seguras para ellos y para sus hijos. Se
trataba de un plan benéfico para la cuenca y para la comunidad.


la historia de la página 159 continúa aquí.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


protecciÓn de l as cuenc as hidroGr áfic as 164


Planificación de un proyecto comunitario para mejorar la
cuenca hidrográfica
El equipo de protección de la cuenca del valle del
río Aguán dio los siguientes pasos para comenzar
su trabajo:


1. Investigar en qué condición se encuentra la cuenca
En un grupo, conformado por líderes de la
comunidad, profesores y otras personas,
visite y vea los lugares importantes para
la salud de la cuenca. Dependiendo del
tamaño de la cuenca, estas tareas pueden
durar un día o varias semanas.


Visite las principales corrientes de agua
y ríos y determine si están conectadas entre
sí. Tome nota de quiénes viven allí, en qué
lugar de la cuenca y cómo se utilizan la
tierra y los recursos en las diversas zonas.
Visite los lugares donde la gente recoge
el agua, así como aquellos donde el agua
puede haberse contaminado (por ejemplo
cerca de las fábricas, pastizales y lugares
donde se acumulan los desechos) y otras
áreas que considere importantes.


Hable con la gente acerca de los cambios que ellos han notado a través del
tiempo. Los cazadores y los pescadores son los que saben dónde están los animales,
y dónde acostumbraban a estar en diferentes épocas del año. Encontrará en su
propia comunidad a gente que conoce muy bien la cuenca hidrográfica.


2. Haga un mapa o un dibujo de la cuenca
hidrográfica


Después de estas visitas, hable sobre lo
aprendido y determine la mejor manera
de divulgar la información a toda la
comunidad. Analice las cosas que pueden
causar daño a la tierra y al agua. Podría
ser muy útil elaborar un mapa de la cuenca
hidrográfica y marcar los lugares que
causan preocupación. Las personas mayores
pueden ayudar haciendo mapas de cómo
eran las cosas antes y de cómo cambiaron
(encontrará más información sobre mapas en
la página 15).


¿Por qué
cree que el
río está tan


contaminado?


El agua de la
parte baja del río,
junto a la fábrica,
está más caliente
que antes. Las
rocas, donde mi
marido se ponía
a pescar, están


cubiertas de limo.


casas fuente
de agua


sanitario ganado fábrica


río


cerros




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


protecciÓn y rehabil itaciÓn de l as cuenc as 165


3. Organice una reunión comunitaria
Organice una reunión con la gente de todas las comunidades de la cuenca. Es
importante invitar a los promotores de salud, los responsables del agua y el
saneamiento, los dueños de terrenos, los comerciantes y los que recogen agua.


Utilice el mapa o los dibujos que hizo para explicar los problemas encontrados.
Estimule a las personas a hablar sobre los problemas de salud que les preocupan y
conversar sobre cómo dichos problemas hayan sido causados por la contaminación
del agua, la deforestación, la erosión de los suelos y otros problemas de la cuenca.
Recuerde de hablar no sólo del agua superficial, sino también del agua subterránea.


El propósito es comenzar a movilizarse a partir de la identificación de los
problemas para lanzar un proceso de resolverlos. A medida que se trate cada
asunto, pregunte: ¿Cómo comenzamos a resolver este problema inmediatamente?
¿Necesitamos apoyo técnico, dinero u otros recursos? ¿Quiénes quieren participar?


4. Creación de asociaciones
Las reuniones y las caminatas por la cuenca hidrográfica sirven para estimular las
relaciones entre los diferentes habitantes. Organice reuniones con los habitantes
de la parte baja de la cuenca, y separadamente con los habitantes de la parte alta.
A continuación organice reuniones con los representantes de los diferentes grupos.
Identifique las metas comunes y determine cómo pueden trabajar para lograr estas
metas, de manera que todos salgan beneficiados.


A veces resulta difícil crear asociaciones, especialmente si la cuenca es grande.
Puede ser que haya que coordinar entre diversos grupos locales y también comités
municipales o regionales. Con frecuencia los diversos grupos tienen sus propias ideas
sobre lo que debe suceder y podría ser difícil comprender o aceptar las necesidades
e ideas de los demás. Las diferencias en el poder, los recursos y la influencia pueden
causar serios conflictos. Pero si respetan las necesidades y el aporte de todos, no sólo
de los ricos o los de alta posición social, se pueden crear asociaciones muy sólidas.
La franqueza y la honestidad desarrollan la confianza mutua. Si todos los socios
contribuyan a la asociación, todos puedan beneficiarse de ella.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


protecciÓn de l as cuenc as hidroGr áfic as 166


Piense en los acuerdos que hicieron en el valle del Aguán: un grupo sembró
árboles en tierras de otros; los rancheros cercaron los arroyos y manantiales; y
algunos incluso intercambiaron sus tierras. La determinación, la paciencia y las
ventajas de tener agua abundante y limpia permitieron el éxito de las asociaciones.


5. Haga un plan de acción
Establezca unas metas claras y haga un plan de acción. Una meta puede ser tener
árboles que crezcan cerca de todas las fuentes de agua en 5 años. Otra podría ser
proteger un río de modo que pueden beber de sus aguas dentro de 50 años.


En el plan de acción puede incluirse la protección de algunas tierras, no
utilizándolas en absoluto, especialmente aquellas que estén cerca de los arroyos o
en la cima de las montañas. Ponga unos letreros que digan “Reserva de la cuenca
hidrográfica. Se prohíbe utilizar estos terrenos”, o marque los árboles con pintura.


Los primeros en beneficiarse de la protección de la cuenca son generalmente los
habitantes de la parte baja de ésta ya que empiezan a tener más agua disponible y
mejores suelos. Incluya en su plan de acción las necesidades de los habitantes de la
parte superior de la cuenca, que sólo se beneficiarán más adelante. Si todos en la
comunidad trabajan juntos será más probable que el plan tenga éxito.


Estas medidas pueden servir de modelo para cualquier proyecto comunitario de
protección de cuencas. Lo más importante es involucrar a la mayor cantidad
posible de personas en convenios que beneficiarán a todos a largo plazo.


Plan de acción para la cuenca hidrográfica del valle del río Aguán


1. No corte la vegetación cerca de las fuentes de agua.


2. Cuide los árboles jóvenes y reforeste las zonas con pocos
árboles, en particular cerca de las fuentes de agua.


3. Instale viveros comunitarios para la reforestación.


4. Organice grupos encargados del control de incendios forestales. Enseñe a los
agricultores del lugar a no quemar sus campos, o a controlar los fuegos.


5. Cerque las fuentes de agua y ponga letreros que digan “Área protegida”.


6. Pida a los agricultores a usar abonos ecológicos, sembrar en curvas de nivel,
reciclar los residuos y construir muros de contención para conservar el suelo.


7. Desestimule el uso de plaguicidas y fertilizantes químicos.


8. Trabaje con el gobierno local y las comisiones del agua para trasladar
los sanitarios, los sistemas de tratamiento de aguas negras y las áreas de
lavandería a lugares alejados de las fuentes de agua.


9. Organice la recolección de basura, y evite que se vacíe en los arroyos o ríos.


10. Traslade el ganado lejos de las fuentes de agua, y marque las áreas donde el
ganado no debe pastar.


11. Asegúrese de que las personas recién integradas a la comunidad y los negocios
nuevos estén informados sobre la cuenca y cómo pueden colaborar en cuidarla.


PLAN dE ACCIÓN




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


mane jo del flujo de aGuas 167


Manejo del flujo de aguas
Se entiende por drenaje el flujo de las aguas dentro de los
terrenos o corrientes de agua. Si el drenaje es adecuado se
reduce el peligro de las inundaciones y la erosión, y
aumenta la cantidad de agua que penetra en la tierra. Un
drenaje inadecuado causará la erosión de los suelos y
la formación de charcos de agua estancada.


Lo mejor para mejorar el drenaje es
modificar las condiciones del terreno de manera
que después de un aguacero el agua superficial
(la “escorrentía”) se disipe gradualmente en vez
de hacerlo en un torrente, de modo que circule
más lentamente, se esparza y se sumerja dentro del
terreno. Para lograrlo:


• Evite cortar las plantas y los árboles,
especialmente en las pendientes y a lo largo de
los arroyos y ríos.


• Dirija el agua superficial hacia las plantas, las zanjas de riego y las tierras
bajas. Se pueden poner huertos o construir estanques para peces en los
lugares donde se acumula el agua (ver página 309).


• Construya barreras vivas, muros de contención bajos y otras estructuras
de control de la erosión para detener y dirigir el agua superficial
(ver página 293).


• Mejore los suelos aplicando métodos agrícolas sostenibles, de modo que el
agua penetre en el suelo (ver páginas 282 a 289).


• Dirija el agua de los grifos y los pozos hacia las zanjas de drenaje o hacia
los pozos de absorción (ver página 82).


• Recoja el agua de
lluvia de los techos en
cisternas y recipientes
para su consumo (ver
página 86), o diríjala
hacia los estanques, los
campos o los huertos.


• Cuide las plantas que
haya a los costados
de los caminos o
construya canales de
drenaje a lo largo de
éstos, prestándoles
mantenimiento para que
no se obstruyan.


La limpieza habitual de los canales de drenaje
evita las inundaciones y enfermedades.


Haga que el agua de lluvia se convierta en un recurso para el hogar.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


protecciÓn de l as cuenc as hidroGr áfic as 168


Las cuencas hidrográficas en pueblos y ciudades
Cuando se construye un pueblo o una ciudad, se alteran los cauces de los ríos y el
curso del agua que fluye a través de la cuenca hidrográfica. El desarrollo urbano
trae consigo superficies duras como calles, pavimentos y techos que causan la
escorrentía del agua, haciendo que el agua se acumule y estanque. Esto da lugar a
focos de proliferación de los zancudos, y puede además causar inundaciones.


En los sitios densamente poblados con una industria en desarrollo, se producen
mayores contaminantes del agua. En las ciudades, es importante dar un buen
mantenimiento a los humedales y riberas de los ríos, algo difícil pero muy
importante ya que los humedales evitan que las aguas contaminadas se acumulen y
contaminen las plantas y los animales perjudicando la salud humana.


Para proteger el sector de la cuenca hidrográfica que les corresponde, los
habitantes de pueblos y ciudades pueden:


• Descartar higiénicamente los desechos humanos y las sustancias tóxicas
para evitar que éstos contaminen las fuentes de agua y bloquen el flujo del
agua (ver Capítulos 7, 16 y 20).


• Rehabilitar las riberas de los ríos, los arroyos y los humedales convirtiéndolos
en parques dentro la ciudad. En algunas comunidades se siembran jardines
a lo largo de las calles para hacer que el agua penetre en el suelo, en vez de
drenarla en las alcantarillas.


• Crear campañas para que los gobiernos municipales adjudiquen viviendas en
sitios seguros a las personas que viven en lugares que se inundan.


• Presionar a los comerciantes y a las industrias para que asuman sus
responsabilidades por los desechos que producen.


• Participar, a través de los gobiernos municipales y las organizaciones cívicas,
en la planificación regional para asegurar un desarrollo sostenible.


Aunque las cuencas hidrográficas en las ciudades y pueblos se
contaminan fácilmente, pueden protegerse.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l as represas Gr andes per judic an a l a salud 169


Las represas grandes perjudican a la salud
Una represa es un muro que se construye transversalmente (de un lado a otro)
de un río. Las represas se construyen para detener el flujo de agua del río y
formar una especie de lago artificial que recibe el nombre de embalse. El agua
que se almacena en los embalses puede utilizarse para controlar las inundaciones,
suministrar agua para riego y uso doméstico, generar electricidad y para la
recreación.


Las represas han contribuido al desarrollo de las ciudades modernas y al
mejoramiento de muchas vidas. Sin embargo, las represas grandes, de más de
15 metros de altura y a veces hasta de 250 metros, pueden por diversos motivos ser
perjudiciales para las personas y la tierra.


Una gran represa causa enfermedades a los yaqui
Hace muchos años el pueblo yaqui vivía de la
agricultura en el clima caluroso y seco del norte
de México. El río Yaqui, su río, les suministraba
agua suficiente para la agricultura, para beber
y para satisfacer sus necesidades todo el año.


Todo esto cambió cuando se construyó una
represa en su río. El gobierno mexicano aceptó
que la mitad del agua de la represa pertenecía a
los yaqui. Pero los yaqui pronto se dieron cuenta
de que el agua no llegaba a sus poblados. Todo el río había sido canalizado en un
canal gigante para regar enormes terrenos agroindustriales de trigo y algodón. En
poco tiempo estos grandes complejos agroindustriales habían rodeado al pueblo
yaqui y la gente se quedó sin agua para sus cosechas.


Para cultivar trigo y algodón en el desierto seco la tierra necesita mucha agua,
fertilizantes químicos y plaguicidas. Se rociaba con plaguicida hasta 45 veces durante
los meses que transcurrían entre la siembra y la cosecha. Todo este veneno terminó
en los canales de riego. Como el río se había desviado y los yaqui no tenían ninguna
otra fuente para abastecerse de agua, se vieron obligados a consumir el agua
contaminada de los canales y con el paso del tiempo se enfermaron.


Después de beber agua contaminada por muchos años, los niños yaqui
comenzaron a tener dificultades para aprender, razonar, crecer y jugar. Muchos
niños presentaban también graves problemas de salud como cáncer de la sangre
(leucemia) y defectos de nacimiento, tales como las extremidades atrofiadas y los
huesos blandos. Estos problemas de salud probablemente eran el resultado de beber
agua contaminada y respirar aire envenenado con plaguicidas.


Los problemas de salud de los yaqui comenzaron cuando se construyó la represa
en su río.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


protecciÓn de l as cuenc as hidroGr áfic as 170


Las represas causan problemas río arriba y río abajo
Primero que todo, las represas crean problemas para las personas que viven río
arriba del lugar donde se construirán.


Desplazamiento y pobreza
La construcción de represas desplaza a las personas y éstas se ven obligadas a
migrar, muchas veces a tierras pobres o a barrios marginales urbanos. Si bien es
posible que a los desplazados les ofrezcan dinero u otras tierras, con frecuencia
las autoridades locales nunca les entregan el dinero. Es frecuente que sólo aquellos
con títulos legales de propiedad de las tierras que serán inundadas por la represa
reciban compensación. A veces la tierra que les dan no sirve para la agricultura.


Los pueblos inundados por una represa no reciben fondos del gobierno para
rehabilitación y desarrollo, y el consecuente descuido hace que las escuelas, los
caminos y los servicios de salud se deterioren. Algunos pueblos se quedan así por
mucho tiempo antes de que los inunden.


Las represas destruyen a las comunidades.
Las familias que viven en el área de la represa
pierden sus hogares, sus tierras y su sustento.
Generalmente los desplazados no se vuelven a
reagrupar en un mismo sitio y se vuelven más
pobres después del desplazamiento.


Los obreros trabajan en las represas bajo condiciones
agobiantes e inseguras. Generalmente residen en alojamientos
poco dignos, comen mal y tienen poco acceso a los servicios
de salud. Estas condiciones son propicias para propagar
enfermedades como la tuberculosis y VIH. Después de construir
la represa, deben buscar otro lugar para vivir y trabajar.


Con frecuencia las represas están contaminadas. Los plaguicidas,
fertilizantes y residuos industriales pueden acumularse en el agua
y volverla tóxica.


Las represas crean otros problemas de
salud. Enfermedades como el paludismo y los
trematodos de la sangre aumentan ya que las
represas sirven para criar zancudos y otros
insectos portadores de enfermedades.


Las represas matan los peces y destruyen las pescaderías
porque cambian el flujo y calidad de los ríos. La gente que
depende de los peces para sus alimentos e ingresos sufre.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l as represas Gr andes per judic an a l a salud 171


Las represas destruyen el flujo natural de los ríos. Dependiendo del tipo de
represa, éstas ocasionan un aumento o una disminución del flujo de agua. El
ciclo natural de inundación y sequía puede trastornarse, afectando a todo el río y
dañando grandes extensiones de tierra.


Nuevos sitios de proliferación de los zancudos
Los zancudos se crían en las aguas poca profundas y soleadas, en los canales
de riego y en las orillas de las represas. La subida y bajada regular del nivel del
embalse puede matar a los zancudos jóvenes, aunque los encargados del manejo de
la represa generalmente no hacen caso de esta posibilidad.


Las moscas negras que propagan la ceguera del río (oncocercosis) ponen sus
huevos en las aguas de corriente rápida, como las que salen de la represa. Las aguas
estancadas en la represa y los proyectos de riego son sitios de cría de caracoles
portadoras de las larvas causantes de los parásitos trematodos (ver página 56).


Erosión de las riberas de los ríos y de los terrenos inundables
Cuando una represa detiene el curso de un río, los fragmentos de tierra y roca
arrastrados por el agua (el aluvión) se acumulan en el fondo del río y del embalse,
en vez de en las riberas del río. Cuando se suelta el agua del embalse ésta viene
sin aluvión, y como éste es parte del material que enriquece las tierras de cultivo
río abajo, éstas se deterioran. Además, el agua que sale de la represa arrastra el
aluvión y sigue erosionando la tierra a medida que va cavando más profundamente
en el lecho de río.


Las represas captan el agua de las comunidades
rurales. El agua que antes utilizaban agricultores
y pescadores se utiliza ahora para generar
electricidad para las ciudades
y la industria.


Las represas sueltan aguas contaminadas
que causan enfermedades a las personas y
animales que viven río abajo.


El rendimiento de los cultivos disminuye. Las
represas inundan las tierras agrícolas productivas
y detienen el aluvión haciendo que éste ya no
fluya río abajo para fertilizar los cultivos. El agua
que se suelta de las represas puede arrasar las
plantas y árboles de las riberas del río.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


protecciÓn de l as cuenc as hidroGr áfic as 172


Alternativas a las represas
grandes
Si existen planes para construir una
represa, lo primero que hay que
preguntarse es: ¿Es necesario?
Las represas se construyen para
controlar las inundaciones, producir
electricidad, para el riego y provisión de agua para
las ciudades. Son servicios que podrían obtenerse de otra manera menos perjudicial.


La segunda pregunta sería ¿Quién se va a beneficiar? En todo el mundo ha
habido casos de comunidades que al ver que corrían el peligro de sufrir daños por
la construcción de una represa se opusieron a aceptar su construcción. En muchos
casos han propuesto alternativas, y han tenido éxito.


Control de inundaciones. Si es posible, se debe evitar construir en los terrenos
inundables naturales y en los humedales. Mejore los sistemas de alerta para ayudar
a la gente a prepararse para las inundaciones. Si se conserva el flujo natural de los
ríos se pueden evitar las inundaciones de manera más eficaz que construir represas.


Electricidad. Anime a los gobiernos y a los planificadores a promover la energía
eólica (del viento), solar, o proyectos pequeños de generación de energía
hidráulica (del agua) ubicados en el lugar en que ésta se utilizará. La
energía administrada y controlada localmente es más
sostenible para los habitantes de las ciudades y pueblos,
así como en áreas rurales (ver Capítulo 23).


Riego. Los proyectos locales de desarrollo permiten dar
más seguridad de contar con agua que una represa
grande. En el estado de Gujarat en la India
se han construido miles de pequeñas represas
de control (ver página 293) para recolectar el
agua de lluvia y utilizarla en la estación seca,
y reabastecer el agua subterránea. El gobierno
y los pobladores compartieron los costos de
construcción de las represas de control. Muchos
pobladores que antes tenían agua para regar
sólo medio año pueden ahora hacerlo durante
todo el año.


Si se ha propuesto construir o ya se ha construido una represa en su cuenca hidrográfica
Las comunidades de todo el mundo han estado resistiéndose a la construcción
de nuevas represas y proponiendo que se destruyan las antiguas. Han exigido
compensación tanto monetaria como en tierras por los daños sufridos como
consecuencia de las represas. Algunas comunidades también exigieron cambios
en los métodos de control de las represas a fin de hacer que los ríos fluyan de
forma más natural y reduzcan el daño que las represas causaron (encontrará más
información en la sección de Recursos).


… para otros.


… para otros.


… para otros.


¿Y qué se
hizo el agua?




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l as represas Gr andes per judic an a l a salud 173


… para otros.


… para otros.


… para otros.


Una asociación entre tribus logra proteger el río Yukon
En Alaska y en el Territorio del Yukon, en la frontera entre Estados Unidos y
Canadá, el magnífico río Yukon fluye a lo largo de 3.700 kilómetros y atraviesa
muchas poblaciones y aldeas. La amenaza de la contaminación ha llevado a 60
comunidades indígenas a firmar un tratado poniéndose de acuerdo para trabajar
juntos como socios en las tareas para mantener el río limpio para las generaciones
futuras. Las tribus formaron una alianza conocida como Comité Intertribal de la
Cuenca del Río Yukon.


El comité no comenzó tratando
de limpiar el río entero sino más
bien con proyectos pequeños y
objetivos claros. Uno de sus primeros
programas fue prohibir el uso de
las bolsas de plástico en los pueblos
que se extienden a lo largo del río.
Al prohibir las bolsas de plástico, la
gente se dio cuenta de que asumir una
responsabilidad personal marcaba
una gran diferencia en las tareas para
proteger la cuenca.


Una vez que la prohibición de las bolsas de plástico tuvo éxito, las comunidades
comenzaron a recoger pilas usadas, aceites y autos viejos. Cada una de las
comunidades de la cuenca construyó un depósito y colocó un basurero para las
pilas, manteniendo así las sustancias tóxicas lejos del agua y de la tierra. Luego se
dedicaron a convencer a todas las aerolíneas pequeñas, a las compañías navieras
y a las bases militares del lugar para que se deshicieran de manera segura de las
pilas usadas, los automóviles y el aceite.


En la actualidad los gobiernos tribales de Yukon está mejorando los sistemas
de tratamiento de aguas negras y los basureros y creando programas para
reciclar y reutilizar la basura. Enseñan a los jóvenes a verificar la calidad del
agua y reconocer los signos de contaminación.


El Comité Intertribal de la Cuenca del Río Yukon estableció relaciones con los
gobiernos tribales, estatales, locales y nacionales en Canadá y los Estados Unidos,
con grupos ambientalistas y de varias cuencas hidrográficas, con agencias de
cooperación (donantes) y asesores externos. Por reunir a todos estos grupos,
el comité pudo elaborar un plan que incluyera a todos implicados en la cuenca
hidrográfica y recaudar suficientes recursos para realizar las tareas necesarias.


Empezando con pequeñas medidas y dando luego pasos más grandes, el
comité estimula los cambios lentos pero efectivos. Uno de los miembros del comité
dijo: “cuando era niño, bebía agua directamente del río, en 50 años, podremos
volver a hacerlo”.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


174


Página


bosques10


en este Capítulo


Historia: El Movimiento del Cinturón Verde . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 176


Los bosques y la salud . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 177


La carga de las mujeres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .180


Los bosques son un sustento vital . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 181


Historia: Proteger los bosques es proteger los medios de vida . . . . . . . . .182


El ecoturismo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .183


Productos forestales no madereros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .183


Historia: Cosecha de plantas medicinales del bosque . . . . . . . . . . . . . . . . .184


Destrucción de los bosques . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .185


Conflictos forestales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .186


Actividad: Sociodramas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .186


Uso sostenible de los bosques . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .189


Actividad: Aproveche el conocimiento de todos y
considere las necesidades de cada uno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 191


Elaboración de un plan del uso de los bosques . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .192


Asociaciones para proteger los bosques . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .193


Historia: La gente se une para proteger la selva amazónica . . . . . . . . . .193


Reservas forestales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .194


Historia: El bosque que sostiene tanto a la gente
como a los árboles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .195


Reforestación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .196


¿Es siempre una buena idea sembrar árboles? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .196




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


175


bosques


Los bosques proporcionan recursos esenciales tales como alimentos, leña, materiales
de construcción, alimento para el ganado y medicinas. Los árboles y los bosques
también sostienen un medio ambiente sano: hacen que el aire y el agua se
mantengan limpios, evitan la erosión y las inundaciones, enriquecen el suelo, dan
cobijo a las aves, los animales y las plantas, dan sombra y embellecen nuestras
comunidades. Así sirven para estabilizar el clima y reducir el cambio climático.


Para que los bosques continúen proporcionando recursos y sosteniendo un
ambiente sano es necesario cuidarlos bien, manejarlos de una manera justa y
utilizarlos sabiamente. Pero como los recursos de los bosques se necesitan en
las comunidades dentro y fuera de los bosques y también son codiciados por la
industria, y como la tierra de los bosques se desea para otros usos, los bosques de
todo el mundo están siendo explotados con tanta rapidez que no tienen el tiempo
necesario para renovarse. A veces las empresas madereras y otras industrias que
cortan árboles, como la industria de la construcción, ofrecen a la gente una fuente
de ingreso que necesitan desesperadamente, pero es sólo de corto plazo.


Se debe encontrar un equilibrio entre la necesidad de utilizar la tierra y sus
recursos, y la necesidad de proteger estos recursos para el futuro. Si un recurso
se utiliza en exceso se produce un daño amplio y de larga duración. Muchas
comunidades que han vivido del bosque por generaciones saben el perjuicio que se
sufre por una explotación desmedida o la excesiva tala de árboles del bosque.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


bosQues176


El Movimiento del Cinturón Verde
Wangari Maathai, una mujer del África occidental, de Kenia, dice que el monte
Kenia solía ser una montaña tímida, siempre escondida entre las nubes. Esta
montaña es sagrada para su gente porque muchos ríos fluyen de los bosques que
una vez cubrieron sus laderas. Ahora el monte Kenia ya no es tímido. Las nubes
que lo rodeaban han desaparecido y también ha desaparecido el bosque. Y con la
pérdida de los bosques y las nubes, los ríos también han comenzado a secarse.


Cuando Wangari crecía pudo observar cómo la deforestación hizo que el suelo
se erosionara, que los recursos de agua desaparecieran y que la leña escaseara.
Comenzó a comprender que la deforestación causaba pobreza y sequía. Así que
Wangari comenzó a sembrar árboles.


Wangari organizó un grupo de mujeres para sembrar árboles cerca de sus casas
y terrenos en hileras o “cinturones”, y por esto su movimiento empezó a conocerse
con el nombre de Movimiento del Cinturón Verde (¨Green Belt Movement )̈. Las
mujeres de este movimiento comenzaron a enseñar a otras personas a sembrar
árboles y a explicarles cómo la deforestación afectaba sus vidas. Les trajeron
árboles frutales a los agricultores y los sembraron en las laderas de los cerros
para evitar la erosión. Sembraron árboles en las ciudades y los pueblos para crear
espacios verdes, dar sombra y abastecer de leña, y así demostraron que a través
de la siembra de árboles se podían resolver muchos problemas. El Movimiento
del Cinturón Verde también cultivó huertos, construyó pequeñas represas para
captar el agua de lluvia y realizó talleres para ayudar a la gente a comprender la
necesidad de tener bosques sanos.


En asumir las responsabilidades por su medio ambiente, el Movimiento del
Cinturón Verde se dio cuenta de que necesitaba el apoyo del gobierno para cuidar
el medio ambiente como un bien común de todos los kenianos. Sembrar árboles se
convirtió en una consigna del movimiento por la paz y la democracia en Kenia.
Cuando surgieron conflictos entre diferentes comunidades, los “árboles de la paz”
ayudaron a unir a las partes en conflicto.


Como la mujer que siembra árboles, Wangari se convirtió en héroe de su país.
Pero también se enfrentó a muchos problemas, como el abandono de su marido,
quien fue incapaz de vivir con una mujer tan fuerte. El gobierno, por su parte,
la detuvo por estar organizando a los pobres. No obstante, gracias a su coraje y
al trabajo de miles de kenianos, el Movimiento del Cinturón Verde pudo sembrar
millones de árboles.


En el 2004, a Wangari Maathai le otorgaron el
Premio Nóbel de la Paz, uno de los reconocimientos más
respetados del mundo. Ella fue galardonada por promover
la paz mediante un desarrollo sostenible que incluya
la democracia, los derechos
humanos y la igualdad para
las mujeres. ¡Y todo comenzó
sembrando árboles!




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los bosQues y l a salud 177


Los bosques y la salud
Los bosques sostienen la salud de la gente en todas partes y estabilizan el clima.
Incluso aquellos que viven lejos de los bosques, o en áreas donde los bosques fueron
degradados o dañados gravemente, dependen de todo aquello que los bosques
producen. Cuando los bosques son degradados o destruidos, se atropella la salud
comunitaria porque no se realizan los funciones que anteriormente llevaron a cabo
los árboles y los bosques en apoyo de la salud.


Medicinas


Fruta y otros
alimentos


Da sombra cuando hace sol


Protege
cuando llueve


Es el refugio de
plantas y animales


Madera para
combustible y vivienda


Las hojas alimentan
el suelo


Las raíces
sostienen la tierra
en su lugar y
retienen el agua
en el suelo


Los árboles y los bosques apoyan la salud comunitaria de diversas maneras.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


bosQues178


Los bosques y el agua
Algunas personas creen que los árboles atraen
la lluvia y mantienen el agua cerca de la tierra.
Otros creen que los árboles utilizan más agua de
la que producen y que compiten con los cultivos.
Dependiendo del tipo de árboles y del sitio en que
crecen, y de otras condiciones, ambas opiniones
pueden ser ciertas.


Los suelos ricos de los bosques y las raíces
profundas de los árboles actúan como filtros de
agua. Cuando los plaguicidas, los metales pesados,
y otras sustancias tóxicas contaminan el agua
superficial y el agua subterránea, los bosques ayudan
a filtrarlas. Las aguas filtradas alimentan nuestros
pozos, arroyos y lagos, y mantienen saludables
nuestras cuencas hidrográficas y a la gente que vive
en ellas. Sin bosques que protejan las fuentes de agua
disminuiría el agua limpia para el consumo y el aseo
personal. Por todo esto, resulta generalmente mejor mantener los árboles en vez de
talarlos, especialmente si el agua disponible es limpia y abundante.


Sin embargo, ciertos tipos de árboles, especialmente aquellos que se desarrollan
rápido y no son nativos del lugar (ver página 202), pueden absorber mucha agua.
Antes de decidir qué clase de árboles quiere sembrar, es importante que los
agricultores y otras personas que desean proteger el agua sepan la manera en que
las diversas clases de árboles utilizan o retienen el agua.


Los bosques y el clima
Los bosques tienen efectos importantes en el estado del tiempo y el clima
(el estado del tiempo en un lugar durante un período largo). Ayudan
a que el clima sea menos extremo ya que hacen que el aire caliente no
lo sea tanto y sea más húmedo, y que el aire frío no lo sea tanto y sea
más seco. Los árboles protegen las viviendas y los cultivos de los vientos
fuertes y del sol caliente, y de las fuertes lluvias.


A mayor escala, los bosques combaten el cambio climático (ver
página 33) por absorber una parte de la


contaminación, lo que ayuda a mantener
moderado el clima y saludable el aire y
agua. Cuando perdemos grandes áreas
de bosque, aumenta la amenaza de
desastres naturales como huracanes,
sequías y olas de calor.


En los sitios donde se han cortado los
árboles, el clima se vuelve extremo.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los bosQues y l a salud 179


Los bosques evitan la erosión y reducen las inundaciones
Los árboles evitan la erosión y reducen las inundaciones porque van agregando
hojas al suelo, dan sombra a las plantas que crecen debajo de los árboles y con sus
raíces mantienen el suelo en su lugar. Hacen que el agua de lluvia corra lentamente
y se esparza por todo el suelo, de modo que se absorba en la tierra en vez de
convertirse en escorrentía.


Si se destruyen los bosques la tierra es arrastrada hacia los ríos y arroyos.
Cuando llegan las tormentas, el suelo ya no tiene la capacidad de absorber y
contener el agua de lluvia, y por consiguiente el agua fluye más
rápido por toda la tierra, causando inundaciones. Una medida
importante para proteger el flujo natural del agua a través
de la cuenca hidrográfica es mantener los árboles y los
bosques intactos (en la página 289 encontrará una
actividad que demuestra las consecuencias de la
lluvia en suelos deforestados).


La diversidad de los bosques es
importante para la salud
En los bosques es fácil observar el tejido de
la vida (ver página 27) porque un bosque
sano contiene muchos tipos de plantas
y animales. Esta diversidad de vida
protege la salud de la gente de diferentes
maneras. Las abejas y otros insectos que
viven en los árboles polinizan los cultivos,
de modo que puedan florecer y producir
frutos. Las avispas y las hormigas se comen
los insectos que atacan a los cultivos. Los
murciélagos y las aves se comen los zancudos
que causan paludismo, fiebre amarilla y otras
enfermedades. Otros animales de los bosques
controlan las ratas, pulgas, moscas y garrapatas
porque las cazan o compiten con ellas por los alimentos,
y evitan así la propagación de enfermedades.


Generalmente cuando se producen asentamientos
humanos en o cerca de los bosques degradados, el número
y la variedad de animales disminuye porque disminuyen y
alteran sus fuentes de alimento y refugio. Los animales que
quedan se ven forzados a vivir cerca de la gente, lo que facilita
la transmisión de enfermedades de los animales a la gente.
Si mantenemos bosques que puedan sostener una variedad de
plantas y animales, estaremos protegiendo la salud humana.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


bosQues180


Bosques, alimento, combustible
y medicina
Los bosques contienen una gran variedad de
frutas, nueces, semillas, raíces, insectos y animales
que la gente utiliza como alimentos y medicina. Cuando se degradan
los bosques, generalmente se produce hambre, desnutrición y
enfermedad. La gente que depende de estos recursos debe encontrar
otras formas para sobrevivir. Cuando los alimentos y medicinas de un
bosque se pierden, el conocimiento sobre su preparación y uso también
se pierde. De esta manera, la pérdida de bosques significa la pérdida
de los conocimientos y las tradiciones importantes.


En lugares donde los recursos son escasos, la gente a veces se ve
forzada a escoger entre mantener el bosque o cortar los árboles para sembrar
cultivos. Pero mantener algunos de los árboles es importante, incluso para los
agricultores que los talan para sembrar sus cultivos. En áreas donde la agricultura
compite con los bosques, es importante tratar de mantener un equilibrio entre
ambos (encontrará más información sobre
los bosques y la agricultura en las
páginas 182 y 302).


La carga de las mujeres
Las mujeres y las niñas con frecuencia
están a cargo del trabajo pesado de
recoger y llevar la leña que se usa como
combustible. Hacer este trabajo por muchos
años puede causar problemas de salud. A
medida que se destruyen los bosques, la
gente debe viajar distancias más largas
para recoger la madera. Esto les quita el
tiempo necesario para hacer otras labores
y para ir a la escuela.


Las mujeres y las niñas pueden ser
victimas de violencia física y sexual en el
camino para recoger la madera, y por esto
en ciertos lugares las mujeres y las niñas
van en grupo a recoger la leña, durante el día. Si siembra y mantiene árboles para
producir leña cerca de la casa, protega la seguridad y la salud de las personas que
recogen la leña.


¿Cómo podemos
cocinar si se dio


fin a los alimentos
y la leña de los


bosques?


Llevar cargas pesadas tras grandes
distancias puede ocasionar dolores de
cabeza, dolores de espalda y, para los


niños, problemas de la columna.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los bosQues son un sus tento v ital 181


Los bosques son un sustento vital
Los bosques son un importante medio de vida. Algunos gobiernos y organizaciones
internacionales dicen que la gente pobre es la que causa mayor daño a los bosques
porque corta los árboles para sembrar cultivos o para buscar otras maneras de
ganarse el pan de cada día. Sin embargo, si se llega a una situación en la cual las
personas no tienen suficientes alimentos, ingresos u otros medios para satisfacer
sus necesidades básicas, la necesidad de sobrevivir se vuelve más importante que la
de preservar los bosques. A veces la gente no tiene otra alternativa que cortar los
árboles, ya sea para habilitar tierras para los cultivos, o para recolectar madera
y leña. Es raro que la culpa por la destrucción de los bosques se la atribuyan a las
industrias que sacan enormes cantidades de madera y desbrozan los bosques para
realizar actividades de minería, explotaciones petroleras, plantaciones industriales
o grandes obras de infraestructura.


Si las necesidades diarias de la gente se satisfacen, éstas estarán en mejores
condiciones para pensar en el futuro y podrán incluso pensar en cómo cuidar del
medio ambiente. La gente que vive en los bosques y cuida de ellos sabe que hay
muchas posibilidades para ganarse la vida con los bosques, sin causar mucho daño.


Las injusticias que causan la pobreza también causan la deforestación,
y se refuerzan mutuamente.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


bosQues182


La agricultura en los bosques
En muchos lugares los agricultores despejan sólo sectores del bosque para sembrar
sus cultivos, dejando intacto el bosque circundante. Cultivan en dichos sectores
hasta que las yerbas comienzan a competir con sus cultivos, y en ese momento
pasan a despejar otro sector; el bosque vuelve a crecer en el primer sector y así
los suelos pueden restaurarse. Esta práctica se conoce a veces con el nombre de
“agricultura de corte y quema”.


La agricultura de corte y quema se practicó durante miles de años. Sin
embargo, a medida que las poblaciones iban creciendo y asentándose en otras
zonas, se fueron reduciendo los bosques disponibles para aplicar esta técnica
agrícola. Tampoco hay suficientes terrenos disponibles para permitir que el bosque
se vuelva a apropiar de las tierras cultivadas. La agricultura de corte y quema se ha
vuelto insostenible, tanto para el agricultor como para el bosque. Las comunidades
que labran la tierra en áreas forestales podrán obtener mejores resultados y
permanecer en su tierra por más tiempo si aplican métodos agrícolas sostenibles
(ver Capítulo 15).


Proteger los bosques es proteger los medios de vida
Los habitantes del estado de Andra Pradesh, India, desbrozan sectores de los
bosques locales para sembrar sus cultivos. Sin embargo, en los meses en los que
las parcelas agrícolas no producen casi alimentos, mucha gente depende de lo que
puede obtener del bosque. En algunas aldeas recogen y venden madera para leña,
mientras que en otras usan la madera para hacer herramientas que luego venden.
La utilización de los recursos del bosque está reglamentada por los vecinos que se
organizan en grupos conocidos como “comités del bosque comunitario”.


Cuando los comités descubrieron que el uso excesivo estaba dañando a la zona,
fijaron reglas para reducir la cantidad de madera que se podía extraer. Las reglas
eran muy estrictas, y la supervivencia de mucha gente se vio amenazada. La gente
que sobrevivía vendiendo leña y haciendo herramientas había perdido esos ingresos.
Durante los meses de escasez de alimentos estas familias sufrieron mucho.


Los miembros del comité de bosques pertenecían a estas mismas comunidades,
y les interesaba por lo tanto encontrar una solución para que los miembros de la
comunidad no pasaran hambre, sin dejar de proteger el bosque. Después de varias
reuniones, se llegó a una decisión. En vez de cambiar la nueva reglamentación sobre
el uso del bosque, el comité ayudaría a mejorar las tierras agrícolas mediante la
construcción de barreras muertas en las curvas de nivel, logrando
así que el agua corra más lentamente y evitando la erosión.
Esto haría el suelo más fértil y daría más agua a los
cultivos, lo que mejoró la producción. De este modo
habría más alimentos disponibles para todos sin
poner en peligro el bosque.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los bosQues son un sus tento v ital 183


El ecoturismo
El ecoturismo permite ganar dinero de los
visitantes que vienen a ver la belleza natural
de un área, o que vienen a estudiar las
plantas y animales que viven allí. Algunos
proyectos de ecoturismo están dirigidos sólo
al disfrute de la belleza natural, mientras que
otros incluyen un programa de convivencia
con la gente del lugar para informarse sobre
las tareas de protección del medio ambiente.
En otros casos se invita incluso al turista a
participar activamente en la protección del
medio ambiente.


El ecoturismo puede ser un medio
adecuado para que las comunidades del
lugar generen ingresos. Sin embargo, la
organización y manejo de un proyecto es
algo costoso que necesita de una cuidadosa planificación. Los turistas requieren
alimentos, comodidad, alojamiento, guías y mucha paciencia para lidiar con las
diferencias culturales. Pueden ocurrir accidentes que requieran atención médica. Para
que vengan los turistas se necesita primero promocionar el lugar y poner anuncios en
revistas o en internet, imprimir folletos y emplear otros medios de publicidad.


Los proyectos ecoturísticos no siempre son sostenibles. Los deben administrar
cuidadosamente de modo que el dinero que dejan beneficie a la comunidad y
no solamente a los agentes ajenos a la comunidad o a los comerciantes, o sólo
a algunas familias. Los proyectos ecoturísticos más prósperos y sostenibles son
generalmente aquellos en los que se limita el número de turistas que visitan el
lugar, con el fin de ejercer menos presión en la comunidad y hacer menos daño al
medio ambiente.


Productos forestales no madereros
Los productos forestales no madereros son aquellos que pueden recogerse y venderse
sin causar daño al bosque. Estos incluyen nueces, frutas, plantas medicinales y
fibras. Las comunidades que han prosperado vendiendo productos no madereros se
han dado cuenta de la importancia de tomar las siguientes medidas:


• Establecer reglas claras para determinar quién puede cosechar y vender
el producto y cómo se debe cosechar en forma sostenible. Una vez que un
producto obtiene éxito comercial, ya está en peligro de ser sobreexplotado. Se
debe recoger sólo lo suficiente, sin que esto impida al fruto seguir creciendo y
reproduciéndose.


• Encuentre o desarrolle un mercado para el producto. No vale la pena
cosechar el producto si no se puede vender o utilizar.


Un manejo cuidadoso del ecoturismo
puede proteger los bosques.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


bosQues184


Cosecha de plantas medicinales del bosque


Cerca de la Bahía de Bengala, en la India, mucha gente recurre a los curanderos
tradicionales cuando se enferma. Estos curanderos producen medicinas a partir de
las plantas que recolectan en el bosque. Un día, los miembros de una organización
no-gubernamental (ONG) llegaron al pueblo para enseñarles a los locales cómo
obtener ingresos recogiendo estas plantas medicinales para venderlas en la ciudad. Al
vender las plantas medicinales a través de la organización, contribuyeron para que la
comunidad obtuviera ingresos a partir del bosque, pero sin cortar los árboles.


Los pobladores estaban contentos de haber encontrado un nuevo medio para
producir ingresos; muchos comenzaron a recoger y vender las plantas medicinales.
Sin embargo, no preguntaron a los curanderos cómo recoger las plantas sin
dañarlas y no tuvieron cuidado en calcular la cantidad que debían recoger.


En su entusiasmo por ganar dinero, algunos pobladores destruyeron los árboles
de donde obtenían las plantas. En vez de cavar alrededor del árbol para recoger
algunas raíces, algunos derribaban todo el árbol. En poco tiempo, la mayoría de
las plantas medicinales había desaparecido del bosque, dejando a los curanderos
tradicionales sin plantas para sus curaciones, y consecuentemente la gente del
lugar, cuando se enfermaba, gastaba mucho en comprar medicamentos de las
farmacias. Al final, la salud de la gente y de los bosques se vio afectada por la
cosecha indiscriminada de las plantas, que no tuvo en cuenta su preservación para
el futuro.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


des trucciÓn de los bosQues 185


Cuando los bosques se convierten en productos
comerciales, las empresas y los gobiernos rara


vez consideran el efecto que esto tendrá para la
salud y el sustento humano.


Destrucción de los bosques
La mayor parte de los bosques son destruidos por las empresas madereras y
otras empresas que obtienen utilidades mediante la utilización insostenible de los
recursos. Después de destruir un bosque, las empresas grandes simplemente se
trasladan a otro. Sin embargo, los habitantes del lugar o de los alrededores del
bosque destruido generalmente no tienen a dónde ir.


La gente que no vive del bosque directamente se vale sin embargo de muchos
productos forestales ya que utiliza diarios, materiales de construcción, alimentos,
carne, soya y aceite de palma provenientes de las plantaciones del bosque, y
minerales extraídos del subsuelo de éste. La gente rara vez considera la necesidad
de reponer los bosques cuyos productos están consumiendo de esta manera.


Cómo los bosques se degradan y destruyen
Si los recursos forestales no se usan y manejan de manera sostenible, para que
sigan desarrollándose y produciendo, pronto todos los bosques desaparecerán.
Dentro de las causas del daño a gran escala de los bosques podemos mencionar:


• La tala rasa (cuando la mayoría de los árboles del área se tala para producir
tablones) compacta la tierra y la erosiona, destruye la vida silvestre y llena
de sedimentos los canales de desagüe.


• La agricultura comercial a gran escala, para la cría de ganado y las plantaciones
industriales de árboles, generalmente tala toda la vegetación de las tierras y
los bosques.


• La producción de agrocombustibles, tales como etanol (caña de azúcar) y
aceite de palma (palma africana), utiliza grandes extensiones de tierra y
resulta en la destrucción de bosques enteros.


• Los criaderos de camarones se construyen en pantanos, talando los manglares
y demás tipos de vegetación que crece en las costas. Generalmente deja sin
trabajo a las pequeñas comunidades de pescadores y contamina el agua, lo
que resulta en un aumento de las enfermedades, la pobreza y la desnutrición.


• Las fábricas de papel dejan residuos
tóxicos que contaminan la tierra, el
agua y el aire.


• Las empresas mineras, petroleras y de
gas desbrozan los bosques y dejan
desechos tóxicos que contaminan el
agua, la tierra y el aire.


• Los proyectos de represas grandes
inundan grandes áreas del bosque.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


bosQues186


Sociodramas


los sociodramas permiten valerse del teatro para hacernos reflexionar sobre los
conflictos y sus causas. los sociodramas también pueden ser útiles para que la
gente considere la posibilidad de adoptar medidas para lograr cambios (en la página
17 encontrará más información sobre los sociodramas; vea también el libro de
hesperian, Aprendiendo a promover la salud).


Divida a los participantes en grupos de 5 personas y entregue a cada grupo
una breve descripción de la situación que puede dar lugar a conflictos sobre los
recursos forestales. invente una situación que sea creíble para todos, pero evite
situaciones locales que podrían avergonzar o hacer enojar
a los implicados. los dramas serán más realistas si los
participantes se ponen disfraces sencillos o usan objetos
especiales relacionados con los papeles que interpretan.


Pida a cada grupo que pase unos 15 a 20 minutos
preparando un sociodrama de 5 minutos. anime
a todos a desempeñar sus papeles. cada grupo
representa ante los demás el papel que le corresponde.
cuando terminé el sociodrama, se hacen comentarios
acerca de los conflictos y las soluciones. también se puede esperar hasta que todos
los grupos hayan actuado y hacer un comentario general.


¿Cómo se sintió? después de presentar el sociodrama y antes de la conversación
(ver página 189) pregunte a cada participante cómo se sintió representando
el papel que le correspondía. pregunte a las personas que vieron la actuación
qué sintieron durante cada sociodrama, cómo se sintieron cuando los actores
representaron el conflicto.


Conflictos forestales
Los recursos forestales son limitados y esto genera conflictos entre las partes que
desean utilizarlos de distintas maneras. Los conflictos también surgen entre las
comunidades locales que dependen del bosque, y entre las industrias ajenas a la
comunidad que desean explotar los recursos de los bosques.






El facilitador debe estar al tanto
de los conflictos de la comunidad
y ser sensible a las diferentes


reacciones de los miembros ante las
discusiones. Durante el sociodrama
tenga cuidado de crear un ambiente
seguro y abierto en el que la gente


no tema expresarse.





Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


conflic tos fores tales 187


Sociodramas (continuación)


Escoja algunas de las historias que se dan abajo para hacer un sociodrama acerca
de los conflictos forestales. o invente un sociodrama basado en conflictos reales de
su comunidad.


Situación 1. personajes: un hombre y su
ganado; varios recolectores de hierbas
medicinales; varios participantes de las
reuniones comunitarias.


después de pasar varios años fuera de la
comunidad, un hombre regresa con 10
cabezas de ganado y comienza a pastarlas
en el bosque comunitario. cuando otros
miembros de la comunidad van al bosque a buscar hierbas medicinales y paja, se dan
cuenta de que el ganado ha acabado con todo y queda muy poco que recoger. se
convoca entonces una reunión para discutir el problema. el propietario del ganado
insiste en que tiene todo el derecho de pastar su ganado, sin importar cuánto
consumen las reses. los demás miembros de la comunidad no están de acuerdo.
¿Qué sucede a continuación?


Situación 2. personajes: un hombre joven que corta árboles;
trabajadores municipales; mujeres recogiendo leña.


varios jóvenes cortan árboles en tierra comunal sin permiso
y venden la madera a los trabajadores municipales, que
la cargan a un camión y se van. una mujer va al sitio
donde acostumbra recoger leña y encuentra a varios
jóvenes cortando árboles, entre ellos su hijo. ella vuelve a
la comunidad y avisa a las madres de los demás jóvenes. al
día siguiente, la mujer va al bosque a pedir a los jóvenes que
dejen de cortar los árboles. el hijo de la primera mujer contesta que necesita el
dinero de la venta de los árboles para comprar medicamentos para su hijita, la nieta
de la mujer. ¿Qué sucede a continuación?


Situación 3. personajes: miembros de la comunidad con hachas y un buey,
empleados del gobierno con sierras y un camión; miembros del comité de vecinos.


durante varias generaciones la gente cortaba los árboles con hachas
para arrastrarlos luego con bueyes. ahora los empleados del
gobierno han estado viniendo con sierras de cadena,
cortando los árboles y diciendo que el bosque es
propiedad del estado. un día los funcionarios del
gobierno aparecieron con buldózer y equipo
pesado. Querían construir un camino hasta
el interior del bosque para extraer los árboles
más grandes. un grupo de hombres de la
comunidad va al bosque para confrontarlos.
¿Qué sucede a continuación?




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


bosQues188




P. ¿Qué ocasionó el conflicto?


P. ¿Por qué creía el hombre que tenía
derecho a pastar su ganado en el bosque?


P. ¿En qué forma afecta a la comunidad el
daño que se hace al bosque?


P. ¿Cuáles son entonces las necesidades que
dan origen al conflicto?


P. ¿Hay algún modo de satisfacer ambas
necesidades?


P: ¿Cuándo resolvemenos este conflicto,
habrá más justicia?


R. Un hombre quería mantener su ganado
allí, pero el ganado estropea el bosque.


R. No hubo ningún acuerdo sobre quién
podía utilizar el bosque y para qué fines.


R. No más medicinas ni paja.


R. La necesidad de tener productos del bosque
y la necesidad de pastar el ganado.


R. El ganado podría pastar en áreas distintas
a aquellas donde están las plantas que la
comunidad necesita.


R: El dueño del ganado podría construir una
cerca.


R: El dueño del ganado podría renunciar a su
derecho de recoger productos del bosque a
cambio del derecho de pastar su ganado,
y luego negociar los productos del bosque
cuando los necesite.


si la discusión da lugar a muchos
desacuerdos, es importante terminar de
manera que todos estén unidos. cantar
una canción o hacer otra actividad en
grupo podría ser útil para que la gente
se vaya con buenos sentimientos.


Sociodramas (continuación)


Analizar cada sociodrama
pida a los actores dejar sus objetos o
disfraces en un sitio junto a la puerta
y volver a unirse al grupo. luego haga
preguntas que ayuden al grupo a:


• explicar lo que ocurrió en el sociodrama.


• identificar las actividades que producen conflicto.


• identificar las diferentes necesidades que dieron lugar al conflicto.


• sugerir posibles soluciones para resolver el conflicto a largo plazo.


repita este proceso con cada sociodrama. Quizás sea conveniente que el facilitador
escriba las ideas más importantes en un papel grande o en la pizarra.


Si insiste a los actores
abandonar el papel que
han interpretado antes
de comenzar la discusión,
puede evitar que la gente


comience a identificar a uno
de los participantes como
el villano y al otro como
la víctima. Es importante
no confundir a la persona


con el papel que está
desempeñado.





Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


uso sos tenible de los bosQues 189


Uso sostenible de los bosques
Un uso sostenible de los bosques implica utilizarlos y cuidarlos de manera que se
puedan satisfacer las necesidades y al mismo tiempo protegerlos para el futuro.
Los métodos sostenibles no son los mismos en todos los lugares. Cada comunidad
debe averiguar el más adecuado para sí misma y para la preservación del bosque.


Hacer un plan del uso sostenible es útil para que la comunidad decida la mejor
forma de utilizar su bosque. También puede servir para resistir a las amenazas
contra el bosque por parte de la industria y del gobierno. En ciertas ocasiones
es posible vender los productos del bosque a mejor precio si se demuestra que
provienen de una producción sostenible. Sin embargo, lo más importante en
cualquier plan del uso sostenible de un bosque es que sirva para que la gente del
lugar trabaje en grupo para utilizarlo y protegerlo.


Para utilizar y al mismo tiempo proteger el bosque se pueden aplicar entre otras
las siguientes medidas:


• Si se talan las plantas trepadoras, otras plantas y árboles para despejar
se permite el ingreso de más luz solar en el bosque, para que crezcan las
plantas que desea.


• Siembras de enriquecimiento significa sembrar árboles o plantas nuevos,
debajo de los árboles antiguos, o sembrar en espacios despejados pequeños
donde la vegetación no se haya recuperado espontáneamente.


• Volver a sembrar después de cortar es una manera de asegurar que habrá
nuevos árboles y semillas para reemplazar lo que se ha cortado.


• La quema controlada puede reducir los matorrales que crecen bajo los árboles,
liberar nutrientes en el suelo y eliminar las plagas perjudiciales para los
árboles. Las quemas controladas deben planificarse cuidadosamente porque
los incendios pueden descontrolarse y expandirse rápidamente.


• La tala selectiva significa cortar sólo algunos árboles, y mantener los árboles
jóvenes y algunos árboles antiguos que estén saludables para así evitar
la erosión y proporcionar las semillas necesarias para que los bosques
continúen desarrollándose.


Para despejar
el bosque es
necesario talar
ciertos árboles
de modo que
los que queden
puedan crecer más
frondosos y sanos.


La tala selectiva protege
algunos árboles para
el futuro, y permite
que los bosques sigan
desarrollándose.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


bosQues190


• Recoger y vender productos del bosque distintos a los madereros en vez de
vender la madera es un medio para cuidar el bosque y al mismo tiempo
obtener ingresos.


• Pagar a los rancheros para que mantengan su ganado fuera del bosque, y
pagar a los agricultores para que no corten árboles en sus terrenos puede
contribuir a mantener el bosque sano y también evitar los conflictos.


• Conservar corredores de vida silvestre (áreas del bosque conectadas entre sí
o con la selva) permite a los animales salvajes vivir y desplazarse por una
región.


• Sembrar zonas verdes, sembrar árboles en áreas pequeñas donde la mayoría
de los árboles fue derribada, o en sitios donde el bosque ya no existe, permite
mejorar el suelo, el agua y el aire, incluso en ciudades y pueblos con alta
densidad de población.


• Apoyar la reproducción natural de los bosques, limitar el uso de áreas donde ya
se cortaron demasiados árboles es una forma de recuperar los bosques.


• Valerse de animales para retirar los troncos es menos dañino que usar
buldózer u otra maquinaria pesada.


• Recortar la corteza y las ramas de los árboles caídos antes de sacarlos del
bosque, así se evita destrozar otras plantas cuando se tiene que retirarlos.
La corteza y las ramas se pudren y se convierten en un buen abono para
el suelo.


• El ecoturismo obtiene ingresos porque muestra a los visitantes las bellezas
naturales del bosque, sin tener que cortar los árboles ni dañar el medio
ambiente.


Hay muchas maneras de utilizar los bosques de modo que
en el futuro los árboles se mantengan sanos.


Los animales
compactan


menos el
suelo de los


bosques que
las máquinas.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


uso sos tenible de los bosQues 191


esta actividad ayuda a la comunidad a considerar cómo utilizar y cuidar
los recursos forestales de manera que todos se beneficien. la actividad
se puede realizar hasta con 25 personas, divididas en 3 grupos
pequeños. es importante incluir a todos los que se verán afectados por
las decisiones que se tomen respecto al uso de los recursos del bosque.


Duración: de 3 a 6 horas (o en más de una sesión, siempre que se guarden los mapas).


Materiales: bolígrafos, lápices, 3 hojas grande de papel con mapas de su región y
cinta pegante. los mapas no tienen que ser exactos; bastará con que la gente pueda
reconocer lo que se trata de mostrar.


entregue 1 mapa a cada grupo. pida a cada persona que dibuje en sus
papeles lo que hace en el bosque (cortar leña, pastar ganado, recoger frutas
y plantas, cazar, etcétera).


dentro de cada grupo, cada persona explica lo que dibujó y su significado.
a continuación 1 ó 2 personas dibujan en el mapa grande los lugares y las
maneras en que ellas utilizan el bosque personalmente.


junte a los grupos para conversar sobre los dibujos que hicieron en los
mapas. ¿algunos sectores del bosque se utilizan más que otros? ¿los hombres,
mujeres y niños y la gente mayor utilizan el bosque de manera diferente?
¿hubo alguna manera sorpresiva de utilizar el bosque?


el facilitador dirige la discusión sobre la salud del bosque haciendo
preguntas como esta: ¿proporciona el bosque los mismos recursos que
antes? ¿hay menos aves, animales y plantas que antes? ¿hay sectores
donde se hayan cortado todos los árboles? ¿Qué ocurre ahora en esos
lugares?


haga que 1 ó 2 personas de cada grupo marquen sus
mapas utilizando diferentes colores o símbolos para
mostrar los lugares donde el bosque está sano, y
donde ha sido degradado o ha desaparecido.


reflexione sobre las diferentes áreas del bosque
y discuta los cambios que la gente quiere que se
hagan. dibújelos o escriba
una referencia a ellos en
el mapa. en la siguiente
página encontrará algunas
preguntas que pueden
servir para la discusión.


Aproveche el conocimiento de todos y considere
las necesidades de cada uno















Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


bosQues192


Elaboración de un plan del uso de los bosques
Después de desarrollar la actividad de la página 191, considere estas preguntas:


• ¿Qué beneficios y recursos nos da el bosque? ¿Qué árboles, plantas y animales se
utilizan? ¿Cuánto se utiliza en cada estación? ¿Hay áreas donde estos recursos
han escaseado o desaparecido?


• ¿Cómo sostenemos el bosque? ¿Siembra la comunidad árboles? ¿Protege ciertas
áreas? o ¿Tienen otra forma de garantizar que el bosque permanezca sano?


• ¿Debería protegerse el uso de algunas partes del bosque? Si lo hacemos, ¿cómo
afectaría esto a la gente que utiliza esas partes del bosque?


• ¿Se deben aplicar los métodos sostenibles en algunos sectores? ¿Qué conocimiento
tiene la comunidad sobre el cuidado de los bosques que serviría para estos
cambios?


• ¿Qué técnicas son necesarias para que el manejo sostenible de los bosques tenga
éxito? ¿Si no contamos con esas técnicas, podríamos aprenderlas? ¿Tendríamos
que depender de otras organizaciones? ¿Cómo podríamos desarrollar alianzas
sólidas con organizaciones en las que confiamos, para adquirir mayores
conocimientos y técnicas?


• ¿Cómo podría nuestra comunidad mantener el control de nuestros proyectos
forestales? Las comunidades bien organizadas que presentan a los de fuera un
mensaje sólido y claro acerca de lo que quieren, generalmente reciben mayores
beneficios de los proyectos forestales sostenibles.


• ¿Cómo podremos hacer llegar nuestros productos al mercado? A veces es más
costoso hacer llegar productos a los mercados nacionales o extranjeros que
venderlos localmente. Los precios locales son más bajos pero los costos de
vender localmente son también bajos.


• ¿Cuánto podríamos cobrar por nuestros productos forestales? Si usted no está
seguro de recibir un precio justo por sus productos, puede ponerse en contacto
con algunas organizaciones de comercio justo (ver la sección de Recursos).


• ¿Qué cambios traerá el nuevo plan? ¿Limitará el nuevo plan de administración
la capacidad de algunas personas para usar los recursos del bosque? ¿En qué
forma podría la comunidad ayudarlos para compensar?


Si cosechamos
demasiada madera
este año, quizá
no tengamos


suficientes plantas
medicinales el
próximo año.


Y debemos
proteger nuestros


árboles para
leña, para que
duren hasta el
final de la época


de lluvias.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


uso sos tenible de los bosQues 193


Asociaciones para proteger los bosques
Es necesario establecer asociaciones con la mayor parte de los grupos que se
benefician de los bosques para asegurarse de que éstos se exploten según las
necesidades de cada uno. Las asociaciones con gente de fuera de la comunidad
también pueden ser útiles para proteger los derechos de las personas.


La gente se une para proteger la selva amazónica
La gente de Amazanga no siempre vivía donde vive ahora. Un derrame de
petróleo obligó a los miembros de una tribu quechua a abandonar su tierra
ancestral en el Amazonas. Cuando sus nuevas moradas se vieron amenazadas
por la deforestación y la agricultura industrial, los pobladores decidieron que la
mejor manera de proteger sus tierras era gestionando los terrenos como lo habían
hecho tradicionalmente: mediante la pesca, la caza y la recolección de plantas
alimenticias y medicinales.


Sin embargo, para permitir esta forma de vida necesitaban más tierras.
Los amazangas pidieron al gobierno un territorio para vivir del mismo modo
que sus antepasados. “No podemos vivir de un pedazo de tierra como si fuera
de un pedazo de pan”, les dijeron. “Se trata del territorio y del derecho a vivir
bien valiéndonos del bosque”. Cuando el gobierno del Ecuador no hizo caso de su
demanda, pidieron ayuda a grupos ambientalistas internacionales para volver a
comprar sus tierras ancestrales y así recuperarlas.


Los pobladores invitaron a sus socios internacionales a sacar fotos y hacer
videos en los que demostraban las costumbres tradicionales de utilización del
bosque, para mostrarlas a la gente de sus países. Tras varios años, los amazangas
reunieron suficiente dinero para comprar 2 mil hectáreas de bosque.


Sin embargo, la compra de esta extensión de tierra dio lugar a sospechas
entre los shuar, una tribu vecina. Cuando los shuar reclamaron sus derechos
a la propiedad de la misma tierra, la gente de Amazanga comprendió que
había cometido un error. Había establecido asociaciones con organizaciones
internacionales, ¡pero se había olvidado de establecer convenios con sus vecinos!
Los shuar estaban tan enojados que surgió la amenaza de violencia. Después
de varias reuniones, los amazangas y los shuar acordaron compartir el bosque
bajo ciertas reglas. Como los quechua y los shuar tenían conocimientos similares
acerca del uso del bosque, pudieron formar una alianza.


Decidieron hacer que las tierras se declararan reserva forestal y convinieron
en establecer un plan del uso de los bosques para evitar la tala de árboles y
la construcción de caminos. La tierra fue declarada “Patrimonio de las Tribus
Indígenas del Amazonas” y protegida para las futuras generaciones. Gracias al
establecimiento de contactos dentro y fuera de su región, la gente de Amazanga
puede ahora proteger el bosque, conservar su cultura y ayudar a otros a proteger
sus propias viviendas en el bosque.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


bosQues194


Reservas forestales
La creación de parques y reservas forestales puede ser una forma de conseguir
apoyo de organizaciones gubernamentales e internacionales para proteger los
bosques y promover el ecoturismo. Sin embargo, los gobiernos y los grupos de
conservación a veces creen que la única manera de proteger y conservar un bosque
es mantener a la gente fuera del lugar. En muchos casos están equivocados, porque
la gente que habita en los bosques sabe cómo usarlos y cuidarlos. Si la gente del
lugar permanece en los bosques y administra ella misma los parques y reservas
forestales, estará más capacitada para proteger estos recursos que el gobierno o los
grupos conservacionistas.


En algunas reservas forestales las comunidades mantienen el acceso a los recursos
mediante convenios con el gobierno y otras asociaciones locales, para manejar estos
recursos en forma conjunta, un esquema que se conoce como “comanejo”.


El comanejo permite a los pobladores continuar con el uso tradicional y
sostenible de los bosques y de sus productos. Las comunidades que administran
las reservas forestales pueden también educar a otras comunidades sobre la
importancia de proteger los bosques.


¡Pero nosotros
siempre hemos
venido aquí
a recolectar
medicinas!


Tenemos que
hablar con
el gobierno
sobre esto




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


reservas fores tales 195


El bosque que sostiene tanto a la gente como a los árboles
En la selva amazónica del Brasil, con frecuencia surgen conflictos entre las
empresas madereras, los ganaderos y otros trabajadores que obtienen utilidades de
la tala de árboles, y los agricultores que viven en el bosque de las labores agrícolas,
extrayendo goma y fabricando artesanías. Sólo después de haber destruido grandes
extensiones de la selva, los trabajadores y los indígenas finalmente convencieron al
gobierno de crear “reservas extractivas”: grandes extensiones de selva protegidas de
la destrucción pero en las cuales se permite un uso restringido.


Desgraciadamente se negó el derecho de usar las reservas extractivas aún a
aquellas personas que siempre habían habitado los bosques. Resultaba ahora que los
mismos bosques por los que habían luchado ya no les proveerían sustento.


Los habitantes de la Reserva Forestal de la Comunidad de
Tapajos tradicionalmente se ganan la vida mediante la siembra,
la pesca, la caza y la utilización de los productos del bosque
para fabricar canastas, canoas y otras artesanías. Pero también
necesitan medicamentos, herramientas, combustible, electricidad
y otras cosas para las cuales precisan ganar dinero. Con ayuda
financiera construyeron el taller de carpintería Caboclo para el
pueblo del mismo nombre, mezcla de gente indígena, afrodescendiente y de origen
europeo. Valiéndose sólo de árboles talados para despejar las tierras agrícolas,
comenzaron a fabricar muebles para vender en los mercados locales y nacionales.


Estos ingresos les abrieron la posibilidad de fabricar más productos de madera
y aumentar aún más sus ganancias, pero no se les permitió cortar ningún árbol a
menos que contarán con un “inventario forestal” y un “plan de manejo sostenible”
aprobado por el Ministerio de Medio Ambiente.


Para cumplir con estos requisitos, tendrían que recolectar información acerca
de la cantidad de madera que existía en los bosques y la cantidad de madera
nueva que se producía cada año. El gobierno no creía que los pobladores podrían
hacerlo puesto que muchos no sabían ni leer ni escribir. Pero se trataba de todo lo
contrario: los pobladores eran los expertos natos del bosque. Durante muchos años
habían servido de guía a científicos ambientalistas, recorriendo todo el bosque,
enseñándoles las características de las plantas y los animales. Ahora los científicos
les enseñaban a ellos a utilizar una herramienta sencilla para medir y calcular la
producción forestal. Los pobladores lanzaron un proyecto para fabricar productos
de alto valor como tablones y banquetas para carniceros, limitando el uso de la
madera a la cantidad de árboles que crece cada año.


El Ministerio de Medio Ambiente aceptó su proyecto y ahora el taller de
carpintería Caboclo permite generar ingresos sin abusar de los recursos forestales.


Los pobladores de la selva de la carpintería Caboclo han logrado lo que muchos
científicos, economistas y expertos en desarrollo habían luchado por lograr:
el establecimiento de un plan del uso sostenible de los bosques tanto para las
comunidades como para el bosque.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


bosQues196


Reforestación
Los bosques antiguos (bosques que nunca han sido talados ni gravemente
dañados) son cada vez más escasos. Una vez que un bosque antiguo desaparece,
nunca más vuelve a recuperarse ni a producir nuevamente la variedad de plantas
y animales de antes. Pero los bosques secundarios (bosques que fueron dañados
pero que volvieron a rehabilitarse) pueden proporcionar muchos de los mismos
recursos que los bosques antiguos daban, siempre que se den los factores para
que se desarrollen y mantengan su biodiversidad. Los bosques sembrados y bien
gestionados por los miembros de la comunidad pueden también brindar muchos
recursos que respaldan la salud comunitaria.


Si bien un bosque sano tarda mucho tiempo en desarrollarse, se pueden tomar
ciertas medidas para comenzar bien, por ejemplo controlar la erosión, preparar
bien el suelo y sembrar árboles nativos o árboles ya adaptados al lugar - aquellos
que favorecen el buen desarrollo del bosque. También, seguir el orden natural de
crecimiento de los árboles logrará el desarrollo sano del bosque (ver Capítulo 11).


¿Es siempre una buena idea sembrar árboles?
Antes de comenzar un proyecto de reforestación compruebe que éste se adapta a
las necesidades de la comunidad y del medio ambiente local. Los árboles pueden
competir con los cultivos por el agua y la tierra. A veces es demasiado trabajo
cuidar de los árboles jóvenes en un medio ambiente inhóspito. Sembrar árboles en
lugares donde no es posible cuidarlos o donde no se cuidarán sólo produce árboles
muertos y hace que el proyecto fracase.


Si su comunidad depende de los productos del bosque como la madera o la fruta,
sembrar árboles puede ser un buen medio para recuperar rápidamente los recursos
forestales. Si su comunidad depende del bosque para los terrenos de caza, o para
proteger el suelo, el aire y el agua, resultará entonces más provechoso proteger los
terrenos para evitar utilizarlos mientras los árboles vuelven a crecer por sí mismos.


Los bosques no son apropiados para todos los lugares. En el desierto crecen
naturalmente pocos árboles, también en los pantanos o en los pastizales. Pero en
otros lugares donde hay pocos árboles como en las ciudades y los pueblos, sembrar
árboles a los costados de los caminos, cerca de las fábricas y en los parques, podría
mejorar mucho la salud y el bienestar de la comunidad.


¿Quién es el dueño de la tierra y cuáles son las leyes?
Si desea reforestar terrenos para utilizar sus productos posteriormente, asegúrese
de que podrá utilizar el bosque después de que éste haya crecido. Resulta
imprescindible saber quién es legalmente el propietario de la tierra y tener un
permiso antes de sembrar árboles, para evitar problemas posteriores. La tierra
que antes era mala y árida puede convertirse en tierra valiosa una vez que esté
cubierta del bosque sano. Además, en algunos lugares existen leyes que prohíben a
las personas cortar o usar ciertos árboles, aunque ellos mismos los hayan sembrado.
Averigüe si en el sitio donde vive existen leyes al respecto.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


refores taciÓn 197


Diferentes árboles satisfacen diferentes necesidades


La gente debe decidir el tipo de árboles que quiere sembrar, y tomar en cuenta los
deseos y las necesidades de la comunidad.


Pero nosotros
también queremos
proteger nuestras
fuentes de agua…


…entonces
sembremos
una variedad
de árboles
cerca de la


casa.


¿Y qué hay
de la leña,
madera o


forraje para la
comunidad?


Podemos sembrar
un surtido de


árboles en la tierra
comunitaria, para
que todos la usen.


Yo quisiera
tener alimentos,


medicina y
forraje para los


animales…


…debemos
sembrar árboles


que den sombra en
un lugar público,
como un parque.


Con tiempo y paciencia, aprovechando el
conocimiento de todos y tomando en cuenta las
necesidades de cada uno, podemos elaborar un


buen proyecto para la comunidad entera.


¿Y si queremos
un sitio para
descansar y
disfrutar?…


Necesitamos
evitar la
erosión…


… entonces debemos
sembrar árboles de
crecimiento lento a
lo largo de los ríos
y alrededor de los


manantiales.


…podemos sembrar
árboles con raíces


profundas en los cerros
pelados donde el bosque


ha sido destruido.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


198


Páginaen este Capítulo


Rehabilitación de tierras y
siembra de árboles 11


Evitar la erosión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 200


Historia: Los trabajadores de la ONG aprenden de
los agricultores sobre la erosión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 201


Rehabilitación de tierras dañadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 202


Sucesión natural . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 202


Cómo hacer bolas de semillas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 204


Historia: Una ayuda para que los árboles se siembren solos . . . . . . . . . . 205


Siembra de árboles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 206


Cultivo de árboles en viveros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 209


Rehabilitación de los ríos, arroyos y humedales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 214




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


199


Rehabilitación de tierras y
siembra de árboles


Las comunidades saludables dependen de un abastecimiento continuo de agua
potable, de tierras fértiles y, generalmente, de los árboles y de la biodiversidad y
los recursos que éstos proporcionan y protegen. Para mantener y mejorar la salud
de las comunidades, es importante aprender cómo restaurar la tierra deteriorada
y cómo utilizarla en forma sostenible. Cuando la tierra ha sido deteriorada, los
árboles cortados, y el suelo se ha perdido con la erosión del viento o del agua, se
pueden tomar varias medidas para que la tierra se recupere y se vuelva productiva
de nuevo.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


rehabil itaciÓn de t ierr as y siembr a de árboles 200


Evitar la erosión
La pérdida de tierra, o erosión, se produce cuando el viento y el agua la
desgastan y se la llevan. Si protegemos la tierra contra la erosión, especialmente
en las laderas empinadas, aumenta la capacidad de ésta para sostener los
cultivos, protegemos los recursos de agua en los terrenos bajos y evitamos los
deslizamientos de tierra. Los agricultores observan tres principios para evitar la
erosión y la escorrentía del agua de la superficie:


1. Reducir el flujo del agua creando barreras naturales desde la parte superior de la
cuenca hidrográfica hasta los terrenos más bajos.


2. Repartir el agua creando canales para dividirla y dirigirla donde fluye.


3. Rehabilitar la tierra para que pueda absorber mejor el agua.


Las señas de erosión a veces son difíciles de reconocer, e incluyen una disminución
en la producción de las cosechas, un aumento de lodo en los ríos (especialmente
después de las tormentas) y terrenos menos densos.


En los sitios donde la erosión aún no ha comenzado ésta podrá evitarse manteniendo
la mayor cantidad posible de plantas y árboles y dirigiendo el flujo de agua
superficial hacia las zanjas, lagunas, ríos y arroyos. En lugares donde la erosión ya
es grave, todavía es posible detenerla y rehabilitar los terrenos. Con tan sólo colocar
una hilera de piedras o construir un muro bajo de piedra a lo largo de las curvas
de nivel de la ladera se podrá evitar que la tierra se escurra cuesta abajo, y crear
lugares fértiles para árboles y plantas. Los métodos agrícolas sostenibles como el
estiércol natural, la rotación de cultivos, el abono y la siembra de árboles juntamente
con los cultivos son también formas de proteger el suelo y conservar los recursos de
agua (ver Capítulo 15).


Esta grieta erosionada está comenzando a formarse... ...y pronto se verá así.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


e v itar l a erosiÓn 201


Esta grieta erosionada está comenzando a formarse... ...y pronto se verá así.


Los trabajadores de la ONG aprenden de los agricultores
sobre la erosión


En Karnataka, India, una ONG trabajó con los agricultores para evitar la erosión
de sus terrenos. Los agricultores tradicionalmente construían barreras altas de
piedra que retenían la mayor parte
de la tierra, pero tenían aberturas
en la parte baja para dejar que el
agua pase, aún en época de lluvias
torrenciales.


Los trabajadores de la ONG
observaron que las barreras de
piedra permitían que se perdiera
un poco de tierra que iba a dar
a los campos de abajo. Cuando
se construyeron barreras altas en los bordes inferiores de los terrenos, algunas
de las piedras se caían y había que recogerlas para volverlas a poner en su lugar.
Propusieron la construcción de barreras sólidas de piedra que detuvieran toda la
pérdida de tierra y así evitarían la reparación constante.


Los agricultores dijeron que a ellos no les importaba tener que reemplazar
unas cuantas piedras de vez en cuando, algo que resultaba ilógico para los
trabajadores de la ONG; las barreras de piedra de los agricultores no sólo eran
más difíciles de construir sino que dejaban pasar la tierra, evitando el control
total de la erosión. Propusieron entonces un experimento. En algunos campos
construirían paredes de piedra, bajas y sólidas. En otros los agricultores
construirían sus barreras tradicionales.


Al final de la estación, los agricultores y los trabajadores de la ONG se
reunieron y compararon los resultados. Muchos agricultores cuyos campos estaban
debajo de las paredes sólidas nuevas estaban descontentos; el ganado se saltaba las
paredes bajas hasta los sembradíos y después de los monzones estos agricultores
tenían menos tierra nueva y menos agua que antes para los arrozales.


Estos problemas dieron lugar al cruce de argumentos entre los propietarios de
los campos de abajo y los de arriba. El experimento demostró a los agricultores que
sus propias barreras tradicionales funcionaban mejor que las paredes “mejoradas”.
Los agricultores explicaron a los trabajadores de la ONG que las paredes sólidas
de piedra causaban muchos problemas. Con esta experiencia los trabajadores
de la ONG entendieron que las barreras tradicionales de los agricultores no sólo
evitaban la erosión del suelo, también evitaban que el ganado se perdiera. Al
permitir que salga un poco de tierra y agua se evita también que se erosionen
las buenas relaciones entre los vecinos, ¡y esto justifica para los agricultores el
esfuerzo adicional!




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


rehabil itaciÓn de t ierr as y siembr a de árboles 202


Rehabilitación de tierras dañadas
A veces la tierra está tan dañada que parece imposible rehabilitarla hasta un estado
saludable. En lugares donde la tierra buena se ha convertido en desierto, o donde las
sustancias químicas en el suelo imposibilitan el crecimiento de las plantas, la tierra
podría tardar cientos de años en restaurarse. Sin embargo, en muchos casos, gracias
a un trabajo cuidadoso, podemos ayudar a que se recupere.


Nadie puede forzar a la tierra a ser productiva. Aun los fertilizantes químicos
son efectivos sólo durante cierto tiempo, hasta que la tierra ya no produce más.
Sin embargo, si prestamos atención a los ciclos naturales, podemos ayudar a crear
las condiciones que la tierra necesita para que se restaure ella misma a un estado
saludable y fértil.


Sucesión natural
A veces la mejor manera de rehabilitar la tierra es dejarla como está, o ayudarla
a recuperarse aplicando medidas sencillas. Se puede hacer mucho para la
recuperación de la tierra si construye cercas, coloca avisos para mantener a la
gente fuera del lugar o reduce el ganado que pasta en los terrenos. Cuando se
protege a la tierra y las condiciones son apropiadas para que la vida retorne, las
plantas vuelven a crecer de acuerdo con su orden natural, una situación que se
conoce como sucesión natural. Este proceso puede tardar muchos años, incluso
varias generaciones.


La sucesión natural NO restaurará la tierra si:


• No hay fuentes de semillas o de plantas nativas en los alrededores.


• Las plantas que se propagan rápidamente han invadido y ahogan a las
plantas buenas.


• La tierra está tan degradada o contaminada que no crece nada en ella
(vea en la página 520 la historia sobre la rehabilitación de tierras tras
un derrame de petróleo).


Plantas y árboles nativos y no nativos
Las plantas nativas (plantas del lugar) crecen fácilmente en las condiciones
locales. También preservan la biodiversidad porque atrae y cobija los
insectos, aves y animales nativos.


A veces las plantas y los árboles no nativos se vuelven populares porque
crecen rápido, producen buena madera o mejoran el suelo. Árboles como el
eucalipto, pino, teca, nim y leucaena se han sembrado en todo el mundo.


Pero la siembra de árboles y plantas no nativos puede ocasionar problemas
ya sea porque utilicen demasiada agua subterránea, compitan por el agua
y los nutrientes con los cultivos y los árboles nativos, se diseminen fuera
del lugar donde uno los desea, o hagan que los animales y los insectos
busquen otros lugares para vivir. Cuando las plantas no nativas se
establecen, es difícil restaurar la tierra mediante la sucesión natural.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


rehabil itaciÓn de t ierr as dañadas 203


1. Tierras degradas con suelos
empobrecidos y sin plantas vivas.


2. Plantas pequeñas y resistentes conocidas como
pioneras crecen de nuevo, primero en los lugares donde
se acumula la tierra. Las plantas pioneras retienen agua
y atraen insectos y aves.


3. El agua se asienta en
pequeños estanques
formados por las
plantas pioneras,
trasfiriendo semillas
y nutrientes. Las aves
traen más semillas.


4. Crecen plantas más grandes
y árboles. Las raíces de las
plantas rompen la tierra
compactada. La tierra se
acumula y retiene más agua. 5. Vuelven a crecer plantas más grandes y


arbustos y la tierra se rehabilita.


Sucesión natural




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


rehabil itaciÓn de t ierr as y siembr a de árboles 204


Cómo hacer bolas de semillas


un método simple para rehabilitar la vida de las plantas en un sitio erosionado
consiste en utilizar bolas de semillas. recoja cada año semillas silvestres. los niños
son muy buenos para recoger semillas, y es una actividad educativa divertida.


junte la mayor cantidad posible de semillas de diferentes tipos de las plantas nativas
del lugar. con estas semillas y con un poco de tierra, prepare unas bolitas.

mezcle:


mezcle las semillas con material de composta (abono orgánico) o con tierra para la
siembra y a continuación añada arcilla. añada sólo la cantidad necesaria de agua
para que la mezcla esté húmeda. si se añade demasiada agua las semillas
se abrirán demasiado rápido. prepare las bolitas con esta mezcla y
deje que se sequen al sol durante unos cuantos días.


justo antes, o durante la época de lluvias, vaya al lugar donde quiere
restaurar las plantas y arroje allí las bolitas. haga primero unos surcos
a lo largo de las curvas de nivel de las laderas o construya algún tipo de
barrera (ver página 290) para dirigir la escorrentía de agua y ayudar a las semillas a
germinar y crecer.


las semillas germinarán cuando llueva. la composta brinda los nutrientes y la arcilla
evita que las semillas se sequen y los ratones o las aves se las coman, o que el viento
se las lleve. después de un año, las nuevas plantas producirán sus propias semillas, y
muy pronto crecerán plantas nuevas. la tierra se acumulará alrededor de las plantas,
evitando la erosión. pronto aparecerán otros tipos de plantas. si no se perturba el
lugar, después de muchos años los terrenos estarán rehabilitados.


1 parte de
semillas


mezcladas.


2 partes de
composta cernida o
tierra para plantas.


3 partes de
arcilla, cernida


hasta que
no contenga


piedras.


Un poco
de agua.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


rehabil itaciÓn de t ierr as dañadas 205


Una ayuda para que los árboles se siembren solos
En Somalia, África del Este, hay pocos árboles
porque el clima es muy seco, desértico. La
cantidad de árboles ha disminuido más aún
porque los pocos que crecen se han cortado para
hacer carbón. Parte de éste carbón lo utilizó la
gente somalí, aunque la mayor parte se vendió a
otros países. Cuando Fátima Jibrell se dio cuenta
de este problema, lanzó una campaña para evitar
la venta de carbón a otros países. “Si no tenemos
suficiente para nosotros mismos”, dijo, “no
podemos darnos el lujo de dejar que otros exploten
nuestros recursos”.


Aunque la campaña de Fátima tuvo éxito, para
entonces ya no quedaban más que unos cuantos
árboles. Así que ella lanzó otra campaña para


estimular la siembra de árboles nuevos en Somalia. Creía que lo mejor para reducir
la pobreza extrema de sus compatriotas era reforestar para que Somalia volviera a
tener árboles.


La tierra en Somalia es muy caliente y seca, por lo que es difícil sembrar
árboles. Además, la mayor parte del pueblo en Somalia se desplaza de un sitio a
otro según la época del año, así que no era posible esperar que la gente
sembrara los árboles y se ocupara de ellos. Tomando
esto en cuenta, Fátima comenzó a enseñar a la
gente para que construyeran cercas de piedra
de poca altura a medida que recorrían el
país. Aunque la tierra es muy plana, Fátima
creía que el agua encontraría la forma de
fluir a los lugares más bajos para que
germinara allí la vida. Durante la
corta estación de lluvias, gracias
a estas cercas de piedra, el suelo
pudo desarrollar nutrientes
y las plantas y los árboles
comenzaron a crecer por
sí solos. Ahora crecen
más árboles en
Somalia que hace
muchos años.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


rehabil itaciÓn de t ierr as y siembr a de árboles 206


Siembra de árboles
Bajo condiciones adecuadas, sembrar árboles sirve para restaurar las tierras
dañadas y obtener leña, madera, medicinas y alimento para la gente y para
los animales. Si sembramos árboles podemos hacer que la tierra árida y pobre
vuelva a ser fértil. Sin embargo, los árboles que se siembran en condiciones
difíciles necesitan mucho cuidado para crecer bien. Sembrar árboles trae
muchos beneficios, pero no siempre es algo bueno en todas partes o en todas las
comunidades (en la página 191 hay una actividad para decidir si conviene o no
sembrar árboles).


Los árboles se pueden sembrar de diversas maneras:


• Sembrar semillas o gajos (cortes de árbol) directamente en el suelo (ver
página 207)


• Recoger y transplantar brotes silvestres (ver página 208).


• Hacer crecer las semillas en un vivero y luego
transplantarlas al suelo (ver página 209).


• Injertar un gajo que se escoja en el portainjerto de
otro árbol (el injerto se aplica generalmente a los
árboles frutales y es un tema que no tratamos en
este libro).


El método que escoja depende del tipo
de árboles que se desea sembrar, y de las
semillas o gajos disponibles.


Selección de semillas o gajos
Mucha gente tiene dichos como “de tal palo
tal astilla” para dar a entender que el
niño se parece al padre. Por ejemplo,
si los padres son altos, es probable
que el hijo también lo sea. Un brote,
cuyo “padre” tiene un tronco recto,
adecuado para madera, o que produce
medicinas, probablamente tendrá
esas mismas características. Por esto,
es importante recolectar las semillas
o gajos de árboles “padre” que sean
sanos y tengan las características que
uno quiere. Si no logra recolectar las
semillas en el lugar donde usted reside,
quizá pueda conseguirlas a través de un
intermediario, o de un vivero o jardín en el pueblo vecino.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


siembr a de árboles 207


Preparación de semillas para sembrar
Algunas semillas, generalmente aquellas con cáscara blanda y que no son pastosas
o jugosas, deben sembrarse lo antes posible, después de recogerlas. Otras deben
almacenarse muchos meses antes de sembrarlas (en la página 303 encontrará más
información sobre cómo guardar las semillas).


La mayor parte de las semillas necesitan agua para
germinar. Si la semilla tiene una cáscara gruesa y dura,
quizá sea necesario ablandarla o cortarla para que el agua
pueda penetrar en ella. Algunas semillas necesitan más
tratamiento que otras antes de sembrarlas.


• Si la cáscara no es muy dura (puede morderla o
romperla con la uña) y tampoco es muy gruesa (no
más gruesa que la tapa de éste libro), siembre la
semilla directamente en el suelo húmedo.


• Si la cáscara es dura pero delgada, envuelva las semillas
en un trozo de tela. Remójelas 1 minuto en agua muy
caliente, que no se pueda tocar, pero que no hierva
(80°C). Sáquelas del agua caliente y rápidamente
remójelas en agua fresca durante toda la noche.
Siémbrelas al día siguiente.


• Otra forma de tratar las cáscaras de semilla muy duras pero delgadas es
remojarlas en agua fría todo 1 día y luego cubrirlas con
una tela húmeda otras 24 horas. Repita este procedimiento
durante 6 días y siembre la semilla el séptimo día.


• Si la cáscara es dura y gruesa, raspe las semillas con una
piedra áspera o con lija hasta que aparezca la parte interior
blanda de la semilla. Tenga cuidado de no raspar demasiado
profundo y dañar la semilla.


• Si la cáscara de la semilla es suave pero gruesa,
corte una tira delgada de la cáscara, teniendo
cuidado de no cortar la parte blanda (¡ni la
mano!).


• Para algunas semillas con cáscara dura es mejor tratarlas remojándolas
toda la noche en agua mezclada con estiércol de vaca, y luego dejando
que se sequen al sol durante 1 día. Repita este proceso durante 3 ó 4 días.
Las buenas semillas germinarán y estarán listas para ser sembradas. Las
semillas que no brotan pueden descartarse.


Algunas semillas necesitan de un tratamiento más complicado, tales como
calentarlas a fuego lento, congelarlas, o hacer que las coman y las eliminen los
animales. Hay que experimentar para averiguar lo más conveniente; después de
varios ensayos uno se vuelve experto en hacer germinar las semillas de los árboles.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


rehabil itaciÓn de t ierr as y siembr a de árboles 208


Preparación de gajos
Algunos árboles crecen mejor con tan sólo poner un gajo
en el suelo y echarle agua hasta que desarrollen las raíces
y hojas. Los árboles que crecen de gajos generalmente
producen frutos o semillas más
rápido que los árboles que crecen de
semillas.


Algunos gajos pueden sembrarse
directamente en el suelo donde uno
quiere que se desarrolle el árbol.
Otros deben sembrarse en un vivero
hasta que les hayan salido muchas
hojas, tengan raíces y puedan
sobrevivir por sí mismos.


Corte gajos en la mitad de una rama donde la madera no se doble demasiado
pero que tampoco sea muy rígida. Seleccione un pedazo de 6 a 10 “nudos”
(protuberancias de la rama donde crece la hoja o donde debería crecer).
Suavemente quite las hojas, teniendo cuidado de no dañar los nudos. Corte la rama
en ángulo no recto, para hacer que las raíces se formen adecuadamente.


Ya sea que los gajos se planten en un vivero o directamente en el suelo, asegúrese
de que tengan bastante agua y de que estén protegidos de las plagas hasta que las
raíces hayan crecido lo suficiente para captar agua por sí mismas.


Transplantar los brotes silvestres
Otra forma de crear un bosque es sacar los
brotes de las semillas que están bajo tierra y
volverlos a sembrar en el lugar que se escoja.
Encuentre árboles sanos y escoja los brotes que
estén creciendo cerca o debajo de ellos.


Extraiga cuidadosamente los brotes pequeños
para no dañar la raíz principal. Si se daña
esta raíz, el árbol no crecerá bien. Escarbe
circularmente alrededor del retoño hasta una
profundidad donde crea que se encuentra la raíz
principal. Saque el retoño con las manos o con
una herramienta, sin sacudir mucho la tierra
unida a las raíces.


Mantenga la tierra húmeda alrededor de las
raíces de los brotes del árbol hasta sembrarlos.
Continúe regando hasta que las raíces se
hayan desarrollado en el nuevo lugar y puedan
encontrar agua por sí mismas.


3 o 4 nudos
bajo tierra


Las raíces crecen
a partir de los
nudos, bajo tierra


Siembre los
gajos en éste
ángulo


Recolección de brotes en el bosque
para transplantarlos




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


siembr a de árboles 209


Cultivo de árboles en viveros
Los viveros de árboles son una buena forma de dar un sano comienzo a los árboles
antes de transplantarlos a otros lugares. Pero crear y mantener un vivero puede dar
mucho trabajo. Vale la pena tener un vivero si:


• Las semillas o los cortes del árbol que se quiere sembrar son escasos.


• Las plagas pueden dañar a los árboles jóvenes si no se los protege.


• La gente tiene suficiente tiempo para cuidar del vivero.


Sembrar árboles directamente es más fácil que cultivarlos en un vivero para luego
trasplantarlos. Sin embargo, muchos más brotes mueren cuando se usa el método
directo que cuando se hacen desarrollar primero en el vivero.


Cuándo sembrar árboles
La época del año en que se siembre dependerá del lapso de tiempo que los árboles
deben permanecer en el vivero. Si en su localidad hay una estación seca y una
húmeda, siembre justo cuando comienza la estación húmeda, de modo que no tenga
que regar mucho. La mayoría de los árboles requieren de 3 a 4 meses en el vivero
antes de desarrollarse lo suficiente como para sembrarlos fuera.


Dónde ubicar un vivero de árboles
Un vivero debe estar ubicado en un lugar accesible y estar disponible durante el
periodo en que los brotes estén creciendo y siendo trasplantados.
También debe estar accesible para las personas que
trabajan allí. Cada vivero debe contar con lo
siguiente:


Iguale el suelo o construya
terrazas si se encuentra en


una pendiente


Una fuente de agua, y
donde almacenarla


Espacio para los brotes


Una cerca para evitar que
entren animales y vándalos


Cubierta para proteger del
exceso de sol, lluvia y viento


Un lugar donde se pueda mezclar
la tierra y llenar los maceteros


Un lugar seguro para guardar las
herramientas




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


rehabil itaciÓn de t ierr as y siembr a de árboles 210


Desarrollo de los brotes en maceteros
Cultivar brotes en recipientes facilita el transporte y la siembra. Los recipientes
deben ser suficientemente anchos y profundos como para que los brotes desarrollen
una bola de raíces y tierra (cepellón), pero no tan grandes que resulten pesados o
absorban más agua de la que el árbol necesita.


Cuanto más tiempo sea necesario que el brote permanezca en el vivero, más
grande tendrá que ser el recipiente. Un buen tamaño para la mayoría de los árboles
es más o menos 15 cm de ancho en la boca por 23 cm de profundidad. Deben ser
bastante sólidos para mantenerse firmes cuando se los llene con tierra, y deben
tener huecos para que salga el exceso de agua.


Los brotes deben estar protegidos de mucho sol. Algunos crecen mejor en la sombra
cuando el día es muy caliente.


Tierra para sembrar
La tierra para sembrar debe ser suelta, de modo que
las raíces de los árboles jóvenes no se pudran. La
tierra debe ser rica en nutrientes (ver página 282)
de modo que el árbol crezca bien. La tierra de las
selvas o de las curvas de ríos o arroyos es muy
buena para los árboles jóvenes.


Los recipientes que se pueden pudrir (periódicos, hojas, cartones) pueden sembrarse
directamente en el suelo, junto con los brotes. Los recipientes de plástico, vidrio o madera


deben sacarse antes de sembrar y se los puede volver a usar varias veces.


La tierra de siembra se cierne.


2 partes
de arena


del río


1 parte de
tierra rica
y negra o
composta


2 partes
de tierra
corriente+ +




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


siembr a de árboles 211


Riego de los brotes
El riego de los brotes es una de las actividades más importantes en el
mantenimiento del vivero. Riegue sus árboles de manera delicada de modo que
el rociado caiga como si fuera lluvia y no como un chorro de grifo, lo que podría
arrastrar la tierra y descubrir las raíces.


La cantidad de agua que los brotes necesiten depende de cuán profundas se han
desarrollado las raíces. Riegue los brotes tan pronto como sus hojas comiencen a
inclinarse. Pero es mejor no esperar a que esto ocurra porque significa demasiado
esfuerzo para la planta.


Hasta que los brotes tengan 2 ó 3 hojas, riegue cada vez que la superficie de la
tierra se seque.


Luego, hasta que tengan 5 ó 6 hojas, riegue cuando la tierra se
seque a una profundidad igual a la uña del dedo pulgar.


Luego, hasta que las raíces empujen la base del recipiente, riegue
cuando la tierra esté seca hasta la primera articulación del pulgar.


Quitar las yerbas y fertilizar
Las yerbas compiten por la luz, agua y nutrientes de la tierra con los
brotes. Unas cuantas yerbas en el recipiente no harán mayor daño,
pero si hay muchas, córtelas desde la base, no remueva la tierra.


Si la tierra es fértil, los brotes absorberán lo que necesitan. Si
se necesita fertilizante, aplique un fertilizante natural de estiércol,
composta u orina (ver Capítulo 15).


Este árbol
necesita
agua.


Este árbol
tiene
suficiente
agua.


Cómo sembrar semillas o gajos en maceteros









riegue la tierra que utilizará un día antes, de modo que esté húmeda pero no
mojada. prepare las semillas antes de sembrarlas, pero no con mucha anticipación
porque pueden comenzar a germinar o pudrirse (ver página 304). llene los
maceteros con tierra.


para sembrar semillas muy pequeñas, rasque la superficie de la tierra, esparza
5 ó 10 semillas, y cúbralas ligeramente con tierra, rascando el suelo otra vez,
con una rasqueta o un palo.


para sembrar semillas grandes, haga un hoyo en el centro de la tierra
aproximadamente 2 a 3 veces más profundo que el ancho de la semilla.
si lo desea puede sembrar más de una semilla en cada recipiente.
cubra las semillas con tierra y presione ligeramente. presionando la
tierra se eliminan los bolsones de aire donde podrían crecer hongos.


riegue el recipiente después de sembrar. si las semillas son muy pequeñas, tiene
que tener cuidado para que no se escurran con el agua.


cuando las semillas han hecho brotar 1 ó 2 hojas, escoja el brote que parezca más
fuerte y corte los demás, dejando un solo brote en cada recipiente. si corta los brotes
que no se desean, en lugar de arrancarlos, evitará dañar las raíces que se dejan.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


rehabil itaciÓn de t ierr as y siembr a de árboles 212


Trasplante de los brotes
Cuando las raíces de los brotes
comienzan a empujar la base
del recipiente (generalmente 3
a 4 meses después de sembrar)
es hora de trasplantarlos.
Si no puede sembrar en ese
momento, pode las raíces una
vez por semana. Esto permite que
el árbol forme una bola de raíces en
el recipiente y evita que eche raíces en
el suelo.


Un mes antes de sembrar,
gradualmente retire la sombra que cae
sobre los brotes hasta que reciban la
misma cantidad de sol que habrá en el lugar donde los sembrará.


El día antes de sembrar riegue los brotes de manera que el recipiente esté
húmedo. Llévelos con cuidado, asegurándose de no dañar las raíces. Marque el sitio
donde quiere sembrar cada brote. La distancia entre árboles depende del tipo de
árbol que se quiera sembrar y la razón para hacerlo. Como regla general, siembre
árboles de modo que sus ramas apenas se toquen cuando estén completamente
desarrollados.


Limpie el arbusto alrededor del sitio de siembra, 1 metro a la redonda, para
evitar que dé sombra a los brotes o compita por el agua. Hágalo siempre bien
temprano, o al atardecer cuando ha refrescado para proteger del sol a los árboles.
Evite dañar las raíces o hacer que éstas se sequen el momento de sembrar.


Sembrando en forma triangular se logra sembrar
muchos árboles en un área pequeña.


Distancia
entre


árboles


Excave hoyos cuadrados 1 ½ veces
más profundos que el recipiente. Los
hoyos redondos impiden a las raíces


extenderse por el suelo.


Llene el hoyo con tierra de modo que la base del
tronco quede al mismo nivel que el suelo después
de rellenar el hoyo. Quizás convenga añadir unos


cuantos puñados de composta o tierra negra y
rica para ayudar a que el árbol comience a surgir.


Después de sembrar riegue la tierra alrededor del
brote hasta que quede empapada.


Distancia
entre


árboles


Distancia entre
árboles




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


siembr a de árboles 213


Cuidado de los árboles jóvenes
Un árbol necesita protección durante su primer año de
desarrollo. Muchos proyectos de siembra de árboles fracasan
porque nadie cuida de los árboles jóvenes.


Si el clima es caliente y seco, los brotes deben regarse al
comienzo una vez al día, y luego cada 2 ó 3 días. Después de
algunas semanas lo más probable es que las raíces del árbol
encuentren el agua que necesitan. Sin embargo, si el clima
sigue caliente y seco, riegue cuando sea necesario.


Corte las yerbas malas hasta que la planta crezca por
encima de ella. Si existe el riesgo de que los animales o los
niños los maltraten, construya cercas alrededor de
los árboles.


Si un árbol no está creciendo bien, o si las hojas están
amarillas, o no se ven bien, es posible que se necesite rociar un
fertilizante natural (ver página 287) en un círculo de la extensión
de las ramas del árbol.


En lugares secos haga pequeños hoyos
alrededor de los árboles para captar agua.


En las laderas haga unos surcos de
tierra, en forma de V, hacia abajo, para


retener el agua de lluvia.


En laderas muy inclinadas haga una
pequeña terraza para cada árbol.


Excave un círculo de 1 metro de
diámetro, formando una terraza
plana donde se sembrará el árbol.


Construya una pequeña
barrera para evitar que la
terraza se deslice.


Construya un cerco para
proteger a los árboles


jóvenes.


Trasplante de árboles a lugares difíciles




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


rehabil itaciÓn de t ierr as y siembr a de árboles 214


Rehabilitación de los ríos, arroyos
y humedales
Las plantas y árboles que crecen a
lo largo de las riberas de arroyos
y ríos y en los humedales (terrenos
húmedos o que se inundan todo el año)
cumplen diversas funciones para la cuenca
hidrográfica: controlan las inundaciones,
limpian el agua, hacen que el agua superficial
penetre en el suelo, y albergan una variedad de vida
animal y vegetal.


Los arroyos y ríos en las ciudades y pueblos
generalmente se encauzan en línea recta para controlar las
inundaciones y construir edificaciones a lo largo de ellos.
Pero cuanto más recto sea el curso de un arroyo o río
más rápido correrá el agua por él. Cuando el agua corre
aceleradamente, ocasiona mayor erosión en los lechos
y riberas del río y es más probable
que cause inundaciones en la
parte baja. Las inundaciones
arrastran piedras grandes y
troncos, de modo que incluso en
la época seca se puede prever si un
río puede causar inundaciones; basta
con observar el tamaño de las piedras
y de los troncos de su lecho. Si un
río poco profundo y lento
tiene piedras grandes en
su lecho durante la época
seca, quiere decir que en
época de lluvias hay el
peligro de inundaciones
peligrosas que arrastren
corriente abajo estas
piedras grandes.
Ver el Capítulo 9 para
más información sobre la
rehabilitación de las cuencas hidrográficas.


Este río correrá rápido y puede causar
erosión e inundaciones río abajo.


Este río correrá lentamente, haciendo que el agua se resuma en el suelo.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


rehabil itaciÓn de los r íos, arroyos y humedales 215


Rehabilitación de las plantas
Las plantas que crecen a lo largo de los ríos ayudan a reducir el flujo del agua de
lluvias, repartirla y absorberla en el suelo, mientras mantienen la tierra en su lugar.


Una forma de detener la erosión de la tierra a lo largo de los arroyos y ríos es
sembrar árboles a lo largo de éstos. Sembrar en una franja de 20 a 50 metros de
ancho a cada lado del río generalmente reduce la erosión.


Los árboles de raíces húmedas crecen fácilmente de los gajos. Siembre 2 o más
hileras de gajos, y luego apile ramas o arbustos entre las hileras,
con el fin de sostener el suelo en su lugar y comenzar a crear las
condiciones para que otras plantas y animales regresen.


Los árboles, arbustos y
pastos pueden comenzar
a crecer por sí mismos
una vez que las riberas
del río o del arroyo se han
estabilizado. Si no lo hacen,
tendrá que sembrarlos. Si es
posible, cerque el área
para protegerlos de los
animales y para evitar
que la gente recoga leña
por ese lugar hasta que
los árboles hayan crecido
completamente.


Agua de lluvia Agua de lluvia


Área restaurada:
las plantas y los árboles hacen que el agua de


lluvia penetre dentro la tierra, de modo que
fluya menos agua en el río.


Área erosionada:
el agua de lluvia corre por


la superficie y arrastra tierra
a la corriente.


Preservar y restaurar los humedales es una medida
importante para proteger las cuencas hidrográficas.


río




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


216


Páginaen este Capítulo:


Historia: Cambios en la agricultura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 218


¿Qué se entiende por seguridad alimentaria? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 220


Actividad: 10 semillas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .221


Nutrición y seguridad alimentaria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 222


Cuando los cultivos cambian, cambia la alimentación . . . . . . . . . . . . . . . . . . 223


Historia: El cambio de dieta afecta la salud de
los indígenas estadounidenses . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 224


Mejorar la seguridad alimentaria local . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 225


Proyectos alimentarios de la comunidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 226


Historia: Escuela de agricultura para huérfanos por el SIDA . . . . . . . . 228


Seguridad alimentaria en las ciudades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 229


Historia: People’s Grocery (La Tienda del Pueblo) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 229


Para desarrollar la seguridad alimentaria en las ciudades
el gobierno debe prestar su apoyo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 230


Políticas alimentarias sostenibles en las ciudades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 230


Causas sociales y políticas del hambre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .231


El control de las grandes empresas acaba con
la seguridad alimentaria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .231


Historia: Recuperación de semillas para resistir la sequía . . . . . . . . . . . 232


La soberanía alimentaria es un derecho humano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 235


Historia: Vía Campesina promueve que el pueblo
controle los alimentos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 235


12 seguridad alimentaria de la comunidad




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


217


seguridad alimentaria de
la comunidad


Para mantenerse saludable, la gente necesita comer alimentos nutritivos. Si no
podemos cultivar o intercambiar suficiente alimento para nuestras familias y para
nosotros, enfrentaremos hambre, desnutrición y muchos otros problemas de salud.


La seguridad alimentaria significa que todos tengan alimentos suficientes,
seguros y nutritivos durante todo el año para llevar una vida activa y saludable.
También significa que los alimentos se produzcan y distribuyan de tal manera
que se promueva un medio ambiente saludable, comunidades autosuficientes y
alimentos suficientes para todos los integrantes de la comunidad.


El hambre tiene muchas causas. Algunas se originan en el medio ambiente, tales
como pobreza del suelo, cambios en el clima y falta de agua. El hambre resultante
de estas causas puede remediarse mediante la agricultura sostenible (ver Capítulo
15) y el mejor uso de las tierras y el agua (ver Capítulos 6, 9, 10 y 11).


Otras causas de hambre son políticas tales como precios injustos, falta de tierras
para cultivar alimentos, y un control de los mercados y de los sistemas alimentarios
por parte de las grandes empresas. El hambre originada por estas y otras causas
políticas puede solucionarse haciendo que la comunidad se organice.


Para producir alimentos se necesitan tierras, agua, herramientas, semillas y
conocimientos agrícolas. Para asegurarse de que todos tengan suficiente alimento,
necesitamos una distribución justa, precios que estén al alcance de todos, mercados
locales y seguridad alimentaria. Para lograr esto debemos trabajar por un mundo
más justo y sostenible. Sólo trabajando hacia a un medio ambiente saludable y por
la justicia social se puede garantizar la seguridad alimentaria de todos y todas.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


seGuridad alimentaria de l a comunidad218


Cambios en la agricultura
Desde tiempos inmemoriales, en Prey Veng, Cambodia, la gente ha cultivado
suficiente arroz para alimentarse. Junto con el arroz, tradicionalmente comían
verduras silvestres, pescado, anguilas, serpientes y otros animales de los
arrozales, así como frutas, nueces y raíces del bosque además de la carne de
los animales que cazaban. Esta dieta los mantenía en buena salud todo el año,
excepto en tiempos de guerra o inundaciones.


Hace más de 40 años, el gobierno comenzó a promover nuevos métodos
agrícolas para aumentar la producción de algunos cultivos importantes, como
el arroz, para exportación. Estos nuevos métodos fueron parte de un cambio en
la agricultura a nivel mundial, la llamada (engañosamente) Revolución Verde.
La Revolución Verde alentaba el uso de plaguicidas químicos y fertilizantes para
producir más arroz que con los métodos tradicionales. También utilizaban grandes
sistemas de riego y maquinarias para sembrar y cosechar.


Cuando comenzaron a utilizar estos nuevos métodos agrícolas, la gente de
Prey Veng pudo producir grandes cantidades de arroz para vender. El dinero se
utilizó para mejorar sus casas, construir caminos y comprar artículos personales
tales como ropa y radios. Los pobladores dejaron de utilizar el estiércol animal,
dejaron de lado la práctica de la rotación de arroz con cultivos de la estación
seca y también abandonaron otros métodos tradicionales de cultivo.


Los nuevos métodos funcionaban muy bien para el cultivo de grandes áreas
con un solo cultivo, y aumentaron la cantidad de arroz disponible. Pero con
el tiempo, descubrieron que su tierra y sus costumbres alimentarias habían
cambiado. Los herbicidas mataron los vegetales silvestres que los pobladores
comían antes. El pescado y otros alimentos silvestres escasearon. Año tras año
gastaban más dinero en los abonos químicos y no tenían nada para comer sino
arroz. No pasó mucho tiempo para que la tierra de sus campos no pudiera ya
sostener cultivos saludables, y el rendimiento del arroz comenzó a bajar.


Los pobladores se reunieron para discutir sobre el hambre creciente y
recordaron cómo se cultivaba antes, con técnicas como cultivos combinados,
la rotación de cultivos y los fertilizantes naturales para permitir el desarrollo
de los cultivos durante todo el año. Se dieron cuenta de las muchas ventajas
que tenían los métodos tradicionales y decidieron cambiar de nuevo. También
comenzaron a probar nuevos métodos como la siembra de plantas de arroz con
menos espacio entre sí y la siembra de diferentes cultivos en el mismo campo.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


seGuridad alimentaria de l a comunidad 219


Pasaron años de hambre antes de que la tierra recuperara la fertilidad, tras
el exceso de productos químicos que se habían utilizado. Sin embargo, en la
actualidad los pobladores de Prey Veng tienen más alimentos. Tienen menos arroz
para vender pero mayor variedad de alimentos para comer. Meas Nee, un anciano
del lugar, lo resume así: “porque cultivamos los alimentos como lo hacían nuestros
antepasados, ellos están más felices, los campos están más felices y nosotros
estamos más sanos”.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


seGuridad alimentaria de l a comunidad220


Buena salud. La gente necesita tener
una buena salud para absorber los


nutrientes de los alimentos. Cuando la
gente está débil por


enfermedades ocasionadas
por agua no potable o las


enfermedades crónicas
como paludismo o


VIH, no podrá producir
alimentos para ellos y


para su comunidad.


¿Qué se entiende por seguridad alimentaria?
Para comprender los problemas de una comunidad para obtener alimentos
suficientes y saludables, hay que considerar diferentes factores, ya que el conjunto
de todos ellos constituyen la seguridad alimentaria.


Los alimentos contaminados por plaguicidas, sustancias tóxicas, microbios o los
alimentos transgénicos (genéticamente modificados) (ver Capítulo 13) pueden
estar disponibles pero no constituyen una dieta sana y segura. Además, sin contar
con un espacio apropiado, ni tiempo suficiente, ni combustible para cocinar, la
gente generalmente come muchos alimentos procesados, lo que puede dar origen a
problemas de salud.


Producción de alimentos. El acceso a la
tierra, semillas y agua, conocimientos
agrícolas, y encontrar el equilibrio
adecuado entre alimentos cultivados
para la venta y alimentos cultivados
para consumo familiar.


Almacenamiento de alimentos. Las comunidades
frecuentemente necesitan almacenar alimentos por 3
ó 4 meses de modo que puedan durar hasta la época
seca o la época de lluvias, o períodos largos de frío o


sequía. El almacenamiento de alimentos también debe
estar protegido contra las plagas. Si las ratas se comen


la mitad de los alimentos, habrá hambre.


Transporte de alimentos y
distribución. Medios para
transportar los alimentos a
los mercados, y la gente a los
mercados, para que se surtan de
alimentos.


Dinero, ahorro y crédito. La gente
necesita dinero para comprar
por lo menos algo de
sus alimentos. Los
productores de
alimentos necesitan
crédito para comprar
las semillas y otras
necesidades, especialmente en los
años en que los cultivos fracasan.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


¿Qué se entiende por seGuridad alimentaria? 221


10 Semillas












esta actividad puede servir para que la gente se ponga de acuerdo acerca de los
problemas de seguridad alimentaria más urgentes, y luego estimularlos a hacer
cambios que mejoren la seguridad alimentaria de la comunidad.


Duración: 2 horas


Materiales: 10 semillas para cada grupo, lápices de colores o marcadores, hojas de
papel grande


organice grupos de 8 a 10 personas. pida a cada grupo que hable acerca de
las diferentes factores que contribuyen a la seguridad alimentaria, tales como
producción de alimentos, almacenamiento de alimentos, crédito, almacenes y
mercados para vender alimentos saludables y buena tierra para cultivarlos. los
problemas de seguridad alimentaria de las comunidades rurales que cultivan, cazan
y pescan serán distintos a los de las comunidades de la ciudad. en una hoja grande
de papel escriba o dibuje gráficos que representen los diferentes componentes de la
seguridad alimentaria donde usted vive.


reparta 10 semillas a cada grupo y pídales que digan qué aspectos de la seguridad
alimentaria le están causando problemas a su comunidad, poniendo más semillas
donde haya más problemas. por ejemplo,¿algunas familias tienen hambre porque
el almacenamiento de alimentos es malo? ¿o porque no hay transporte para llevar
los alimentos al mercado, o no hay mercado? ¿o debido a las plagas, pobreza de
los suelos o falta de agua? esto ayudará al grupo a identificar las deficiencias de su
seguridad alimentaria. diferentes personas tendrán diferentes problemas. asegúrese
de tomar en cuenta los problemas de todos.


después de que cada grupo identifica sus problemas urgentes, hable sobre
los recursos locales disponibles. si la producción de alimentos es el mayor
problema, ¿hay alguna persona que tenga conocimientos y práctica en la
instalación de huertos familiares?, ¿o en mejorar las prácticas agrícolas? si
el mayor problema es el almacenamiento de alimentos, ¿qué soluciones
podrían aplicarse? si no hay mercados, ¿podría abrir una tienda cooperativa
para vender alimentos saludables?, ¿o comprar, o compartir un camión para
traer alimentos a la comunidad? todas las ideas son bienvenidas.


después de discutir las posibles soluciones, haga que en otro papel grande el grupo
dibuje o escriba las soluciones que parecen más prácticas. luego divida las 10
semillas entre estas soluciones, poniendo más semillas cerca de las soluciones que
son más factibles de llevar a cabo.


después de que cada grupo decide cuáles son los problemas y soluciones reúna a
todos en un grupo grande. utilice las 10 semillas otra vez, o votar alzando la mano,
para elijar las 2 soluciones más populares. discuta cómo ponerlas en práctica. ¿Quién
debe participar? ¿Qué recursos puede aportar la comunidad? ¿cuándo puede
comenzar el trabajo? establezca metas a largo plazo, tales como “después de 2 años,
nadie en la comunidad pasará hambre”. también establezca metas a corto plazo
tales como “juntamos los recursos suficientes para abrir una tienda en 3 meses” o
“preparamos la tierra para sembrar al comienzo de la época de siembra”.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


seGuridad alimentaria de l a comunidad222


Nutrición y seguridad alimentaria
Cuando la gente se enferma o está desnutrida, es
menos activa y no está en condiciones de producir
alimentos, acarrear agua o limpiar la casa y mantener
un ambiente saludable. Sin embargo, si hay alimentos
disponibles en el mercado y producidos de forma
sostenible, las personas podrán llevar una dieta más
saludable y variada. No comer bien puede debilitar el
cuerpo y causar varios problemas:


• Diarrea grave, especialmente en niños.


• El sarampión infantil puede ser más peligroso.


• Embarazos y nacimientos difíciles y bebés que
nacen demasiado pequeños o con discapacidades
de aprendizaje o comprensión.


• Anemia, especialmente en mujeres.


• Tuberculosis más frecuente y de rápido
empeoramiento.


• Diabetes, enfermedad causada cuando el cuerpo no
puede usar azúcar adecuadamente, se vuelve más
común.


• Problemas secundarios como catarros más
frecuentes y más graves, con peligro de neumonía y
bronquitis.


• La gente con VIH o SIDA se enferma más
rápidamente y sus medicamentos pierden su
eficacia.


• La silicosis, asma, envenenamiento por metales
pesados y otros problemas causados por el contacto
con productos tóxicos (ver Capítulos 16 y 20) se
vuelven más comunes y más graves.


Los niños desnutridos crecen lentamente y tienen problemas de aprendizaje en la
escuela, o están demasiado débiles para ir a la escuela.


La desnutrición es particularmente un problema para los niños pequeños y debe
ser tratada inmediatamente. Podrá informarse más sobre estos problemas y sobre
la manera de evitarlos mediante una nutrición adecuada consultando un libro de
medicina general, por ejemplo Donde no hay doctor.


Desnutrición seca:
el niño se vuelve piel y huesos.


Desnutrición mojada:
el niño se vuelve piel,


huesos y agua.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


¿Qué se entiende por seGuridad alimentaria? 223


La comida chatarra no es saludable
Cuando la gente no tiene tierras para cultivar alimentos, vive en ciudades
congestionadas, no puede comprar alimentos saludables en el mercado, o pierde
las tradiciones culturales que le ayudan a comer alimentos saludables, termina
comiendo “comida chatarra” que contiene poco valor nutritivo. Con frecuencia
estos alimentos son refinados
con técnicas que le quitan todo
lo nutritivo, procesados
con sustancias químicas,
fritos en aceite y
contienen demasiada
azúcar o sal. En pequeñas
cantidades, estos
alimentos no son dañinos.
Pero cuando la gente los
come regularmente en
lugar de los alimentos
más nutritivos, no se
logra obtener la nutrición
que necesitamos.


A medida que la gente
come más comida chatarra,
es más probable que engorde y
sufra problemas de salud como presión
alta, enfermedades del corazón, derrames
cerebrales, cálculos en la vesícula biliar, diabetes y
algunos cánceres. Por eso la gente puede estar desnutrida y tener sobrepeso a la vez.


Cuando los cultivos cambian, cambia la alimentación
En todas partes del mundo los agricultores están siendo expulsados de sus tierras.
En los campos que producían alimento para las comunidades ahora crecen cultivos
para exportación. Las grandes empresas controlan cada vez más la tierra, las
semillas, los mercados y las modalidades de distribución de alimentos, lo que no
sólo perjudica a los agricultores, sino también a todos nosotros.


Los alimentos saludables se hacen cada vez más difíciles de conseguir. En
muchas ciudades es más fácil comprar comida chatarra, alcohol y drogas ilegales
que frutas y verduras frescas. Esto ha causado grandes cambios en nuestras
dietas en tan sólo pocas generaciones; mientras que nuestros abuelos consumían
principalmente alimentos preparados con ingredientes frescos, la gente ahora
come alimentos demasiado procesados y refinados que no sólo no son nutritivos
sino que contienen conservantes, saborizantes, colorantes y grandes cantidades de
edulcorantes (azúcares y miel de maíz), sales y grasas. Así que, si comemos más
que en el pasado, los alimentos que comemos son menos saludables que antes.


Teníamos más y mejores
alimentos cuando nuestros
abuelos estaban vivos.
Desde que murieron, ya


nadie en mi familia cultiva
alimentos.


Lo sé, es
una pena.
Pero ¡estas
papas fritas
están tan
ricas!




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


seGuridad alimentaria de l a comunidad224


El cambio de dieta afecta la salud de los
indígenas estadounidenses


Hace sólo unas generaciones, los indígenas estadounidenses consumían alimentos
saludables puesto que cazaban, cultivaban y recolectaban plantas comestibles en
sus bosques. Cuando escaseaba la comida, las verduras y la fruta, podían entonces
recolectar “alimentos para sobrevivir” tales como raíces, semillas, cortezas de
árbol y pequeños animales.


Hace aproximadamente 100 años, el gobierno de los Estados Unidos forzó a
los indígenas del país a vivir en reservas donde no pueden cazar o pescar. En vez
de proporcionarles los alimentos a los que estaban acostumbrados, el gobierno les
suministraba principalmente harina blanca, azúcar blanca y manteca de cerdo.
En la actualidad muchos indígenas estadounidenses siguen consumiendo estos
alimentos suministrados por el gobierno. En muchas reservas, el único alimento
disponible es comida chatarra frita. Incluso aquellos que no reciben alimentos del
gobierno se alimentan mal ya que tienen pocas opciones disponibles.


Obligados a consumir alimentos poco nutritivos, y sin disponer de los
alimentos que sus organismos necesitan, muchos indígenas estadounidenses sufren
de sobrepeso, enfermedades del corazón y otros problemas relacionados con una
mala dieta. La diabetes es ahora una de las causas principales de muerte entre los
indígenas estadounidenses.


Este problema ha llevado a que muchos indígenas estadounidenses comiencen
a recuperar su cultura y la buena salud volviendo a sus alimentos tradicionales.
Están sembrando maíz, fríjol y calabaza, recolectando arroz silvestre, pescando
y criando búfalos para obtener carne. Richard Iron Cloud, un promotor de salud
indígena de la nación Lakota dice: “el cambio en las tradiciones culturales, en
los estilos de vida y en los hábitos alimentarios son causas de que la diabetes
aumente. El retorno a las prácticas alimentarias ancestrales puede hacer que
desaparezca esta enfermedad”.


Las tradiciones agrícolas, como el cultivo combinado de diferentes
cultivos, pueden asegurar una buena salud y proteger a la tierra para las


futuras generaciones.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


me jor ar l a seGuridad alimentaria loc al 225


Mejorar la seguridad alimentaria local
Todos los gobiernos deben tratar de asegurarse de que la gente no pase hambre.
Los gobiernos nacionales pueden implementar políticas para promover el uso de
la tierra para granjas familiares, evitar la contaminación de las tierras, facilitar
créditos justos a los agricultores y ayudarles a resolver sus problemas.


Algunos gobiernos nacionales ofrecen subsidios (dinero para apoyar a los
agricultores, a los compradores de alimentos, o a ambos) en un esfuerzo por
mejorar la seguridad alimentaria. Estos subsidios incluyen: precios de garantía para
ayudar a los agricultores a establecer un precio más alto de mercado para los
alimentos que producen, y control de los precios para los compradores de alimentos
(consumidores) para asegurar que los alimentos importantes sean accesibles.


Generalmente el gobierno concede su apoyo a grandes empresas propietarias
de extensas granjas industriales o empresas que producen y distribuyen alimentos
no saludables. Cuando el apoyo del gobierno se corrompe así por la presión de las
grandes empresas, generalmente el resultado es mayor hambre y desnutrición.


Pero con o sin apoyo del gobierno, la gente puede tomar muchas medidas
para mejorar la seguridad alimentaria local. Desde cultivar un huerto familiar
pequeño hasta organizar un mercado local, los cambios que mejoren la seguridad
alimentaria pueden con frecuencia ofrecer cambios rápidos y motivar a la gente a
hacer mucho más.


Los alimentos locales son más saludables, frescos, y apoyan la
cultura y economía locales.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


seGuridad alimentaria de l a comunidad226


Proyectos alimentarios de
la comunidad
La seguridad alimentaria es mejor
cuando los alimentos son producidos
y distribuidos localmente. Los
alimentos cultivados localmente
son frescos y, por lo tanto, más
nutritivos. Desarrollan la economía
local porque hacen circular el
dinero de los agricultores y de los
comerciantes del lugar. Y ayudan
a estimular las relaciones entre
las personas, aumentando así
la influencia y la salud de las
comunidades. Para las comunidades
pobres, que generalmente tienen
poca tierra y pocos alimentos comerciables, recuperar el control de la producción y la
distribución de los alimentos es especialmente importante.


Posibilidades para cultivar más alimentos localmente
La mayoría de estos proyectos se pueden iniciar con poca tierra o dinero, y sirven
para que las comunidades tengan más alimentos frescos.


• Huertos familiares: añaden verduras y frutas saludables a la comida de la
familia.


• Huertos escolares: pueden proporcionar alimentos frescos para los niños
y ayudan a mantener a los niños en la escuela mediante la provisión de
alimentación. Además, sirven para enseñar a los niños a cultivar alimentos,
asegurándose de que este conocimiento importante siga vivo.


• Huertos comunitarios: proporcionan alimentos y un lugar para que la gente
se reúna, aunque no sean dueños de tierras. Los huertos comunitarios
también sirven para que la gente aprenda a producir alimentos, mejore sus
técnicas y emprenda nuevos negocios tales como restaurantes y mercados.
Incluso un pequeño huerto puede marcar una gran diferencia en la seguridad
alimentaria.


• Grupo de consumo solidario: es decir, cuando los agricultores venden
directamente a los consumidores. Estos grupos funcionan de diferentes maneras
y bajo diferentes nombres, pero generalmente la gente paga a los agricultores
antes de que siembren los cultivos, y luego reciben frutas, vegetales y otros
alimentos frescos durante la época de cosecha. Haciendo esta inversión, los
consumidores ayudan a los agricultores a permanecer en la tierra y en sus
actividades y al mismo tiempo reciben alimentos nutritivos y confiables.


• Programa de conservación de semillas sirve para asegurar la disponibilidad de
semillas tradicionales. Contar con una variedad de semillas es la base de una
agricultura sostenible y una comunidad autosuficiente (ver el Capítulo 15).


Los programas de alimentos de la comunidad sirven
para mantener nuestra cultura.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


me jor ar l a seGuridad alimentaria loc al 227


Disponibilidad de alimentos saludables a precios justos
En la actualidad la producción mundial de alimentos es más que suficiente para
alimentar a todos, pero todavía hay hambre. Esto se debe en parte a que los precios
de los alimentos generalmente son tan altos que la gente no puede comprarlos, y los
alimentos saludables con frecuencia no están a disposición de los pobres. Para
asegurarse que los precios sean justos tanto para los compradores como
para los vendedores de alimentos, es importante contar con el apoyo del
gobierno. También puede valerse entre otras cosas de lo siguiente:


• Los mercados comunitarios: son mercados o puestos donde
los productores locales venden sus cultivos directamente al
consumidor, lo que reduce los precios de transporte y la necesidad
de intermediarios. En algunos lugares, estos mercados, a veces
llamado mercados campesinos, mercados al aire libre o tianguis
orgánicos, ocurren en días específicos, o en un lugar diferente
de los mercados administrados por comerciantes que no son
productores. Facilitan el encuentro entre consumidores y productores.


• Las cooperativas de alimentos: son tiendas de propiedad parcial o total de los
trabajadores y del pueblo que allí se surte. Los miembros de la cooperativa
pagan parte de su cuenta de consumo trabajando en la tienda. La mayoría
de las cooperativas intentan de comprar y vender alimentos producidos
localmente.


• Las cooperativas agrícolas: ayudan a los agricultores a obtener mejores precios
por sus productos sin encarecerlos para el consumidor.


Almacenamiento seguro de alimentos
El almacenamiento seguro es tan importante como la habilidad de cultivar
alimentos o de tener acceso a ellos. Las sequías, tormentas, inundaciones, plagas
o enfermedades pueden dejar a una familia o a una comunidad sin suficiente
alimento para comer y sin nada que vender. Los programas comunitarios de
almacenamiento de alimentos pueden contrarrestar estos problemas (encontrará
información sobre el almacenamiento de alimentos y la protección contra plagas en
la página 305; y cómo evitar que se los dañen en el hogar en la página 375).


Por ejemplo, en la isla Temotu del Pacífico, los huracanes destrozan las cosechas
con frecuencia. Para mejorar la seguridad alimentaria, las comunidades construyen
fosas comunes enormes para almacenar yuca fermentada, plátanos no maduros y
bananas. Todos contribuyen para excavar y llenar las fosas. Cuando se destrozan
los cultivos y la gente tiene hambre, consume estos alimentos almacenados.


Los bancos de alimentos son lugares donde se recolectan los alimentos para
luego repartirlos a las personas que más los necesitan. Son de ayuda en épocas de
hambruna. Pero como existe la posibilidad de que la gente empiece a depender de
ellos, no son una solución a largo plazo para garantizar la seguridad alimentaria.


Cuando regiones enteras sufren de hambre, la ayuda alimentaria de agencias
internacionales puede ayudar a salir de la crisis. La ayuda alimentaria es una
solución a corto plazo para garantizar la seguridad alimentaria, pero no soluciona
a largo plazo la necesidad de soberanía alimentaria (ver página 235).




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


seGuridad alimentaria de l a comunidad228


Escuela de agricultura para huérfanos
por el SIDA


En Mozambique, como en muchas
partes del África, miles de niños
son huérfanos porque sus padres
murieron de SIDA. Los niños
huérfanos de las áreas rurales
corren un riesgo particularmente
alto de sufrir desnutrición,
enfermedades, abuso y
explotación sexual. Tras la muerte
de sus padres, muchos niños se
vuelven cabeza de hogar y tienen
que buscar cómo ganar dinero,
algo difícil en las áreas rurales donde
hay pocas oportunidades de trabajo. Aunque
provienen de familias de agricultores, muchos de estos niños no pueden hacer
labores agrícolas porque sus padres estaban demasiado enfermos para transmitir
sus conocimientos antes de morir.


Con la ayuda del Programa Mundial de Alimentos y la Organización para la
Agricultura y la Alimentación, ambos de las Naciones Unidas, se formaron ¨Junior
Farmer Field and Life Schools ,̈ escuelas agropecuarias para jóvenes huérfanos por
el SIDA. En estas escuelas los jóvenes entre 12 y 18 años viven y trabajan juntos, y
aprenden agricultura, nutrición, plantas medicinales y habilidades para la vida.


Los jóvenes aprenden métodos agrícolas tradicionales y modernos, que incluyen
preparación de la tierra, siembra y trasplante, quite de las yerbas, riego, control
de plagas, uso y conservación de recursos, procesamiento de alimentos cultivados,
cosecha, y almacenamiento y comercialización de alimentos. Bailar y cantar los
ayudan a tener confianza y desarrollar habilidades sociales. Se usa el teatro y la
discusión en grupo para hablar acerca de habilidades importantes para la vida,
tales como la prevención del VIH y paludismo, igualdad de género, y derechos de
los niños.


En la actualidad hay en Mozambique 28 de estas escuelas, y muchas más
en Kenia, Namibia, Zambia, Swazilandia y Tanzania. Miles de huérfanos han
sido capacitados como agricultores. Después de graduarse, los niños continúan
cuidando de su propia granja pequeña, con dinero obtenido de la venta de sus
cultivos. Un trabajador de la escuela dice: “Cuando lanzamos estas escuelas,
los niños no tenían ningún futuro. La mayoría de ellos quería crecer para
ser camioneros porque era la única opción que veían. Ahora ellos quieren ser
profesores, agrónomos, agricultores e ingenieros”.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


seGuridad alimentaria en l as ciudades 229


People’s Grocery (La Tienda del Pueblo)
Como sucede en muchas zonas urbanas de Estados Unidos,
en West Oakland (California) hay muchas tiendas que
venden alcohol y comida chatarra, en lugar de comida
saludable y fresca. Los precios en los lugares que venden
alimentos saludables son demasiado altos para la mayoría
de las personas, por lo que muchas de ellas en West
Oakland están desnutridas o sufren de sobrepeso. Los
problemas de alcoholismo, drogas y violencia hacen de
esta comunidad un lugar peligroso para vivir. Casi 1 de cada 4 personas de West
Oakland depende de los programas de alimentación de emergencia.


Conscientes de este problema, varias personas se unieron para traer alimentos
saludables a la comunidad, a precios que la gente pueda pagar. Comenzaron por
recolectar dinero para comprar un camión. Pintaron el camión con colores brillantes
y le pusieron un sistema de sonido que tocaba música popular. Cada semana iban
a mercados en diferentes lugares de la ciudad y compraban verduras y fruta. Se
estacionaban en las esquinas de las calles donde la gente se junta, tocaban la música
para atraer a la gente y vendían los alimentos frescos a precios bajos. A medida que
vendían los alimentos, explicaban la importancia de consumir una dieta saludable.


Al camión le dieron el nombre de People’s Grocery (La Tienda del Pueblo) e
invitaron a la gente de la comunidad a participar. Algunos crearon un huerto
comunitario para sembrar cultivos. Otros sembraron huertos familiares, y en poco
tiempo una escuela y un centro comunitario también montaron sus propios huertos.
Jóvenes y ancianos trabajaron y aprendieron juntos y la mayoría de los cultivos se
vendieron del camión.


Después de tener éxito en la comunidad, pidieron al gobernador que les diera una
sede, financimiento y publicidad. Con algo de apoyo gubernamental pensaban que su
proyecto podría alimentar a mucha más gente.


La Tienda del Pueblo continúa desarrollando el sistema y la economía local de
alimentos, mejorando la seguridad alimentaria de todos en West Oakland. La tienda
dice que nadie debe vivir sin alimentos saludables sólo por ser pobre o vivir en la
ciudad. Dicen: para tener seguridad alimentaria, ¡necesitamos justicia alimentaria!


Seguridad alimentaria en las ciudades
La mayoría de la gente en el mundo ahora vive en las ciudades y sus alrededores,
muchos en campos de refugiados u otras comunidades informales. Para mejor su
seguridad alimentaria, la gente en las ciudades necesita trabajo, dinero y vivienda
segura para que pueda comprar y comer mejores alimentos, cocinar y guardar
alimentos e incluso cultivar alimentos en huertos urbanos.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


seGuridad alimentaria de l a comunidad230


Para desarrollar la seguridad alimentaria en las ciudades el
gobierno debe prestar su apoyo
La historia de People’s Grocery (La Tienda del Pueblo) demuestra cómo la gente de
las comunidades urbanas pobres está dedicada a resolver sus propios problemas de
seguridad alimentaria. El programa que desarrollaron ha servido a mucha gente,
pero no ha resuelto completamente los problemas de seguridad alimentaria.


• ¿ Por qué la gente de West Oakland no tenía alimentos
saludables?


• ¿Cómo hizo La Tienda del Pueblo que la gente se interesara en
alimentos saludables?


• ¿Cómo pudo el gobierno local participar para apoyar este tipo
de proyecto?


• ¿Con qué otros grupos o instituciones podría trabajar La Tienda
del Pueblo para ayudar al proyecto?


• ¿ Cómo podría usted ayudar a promover la seguridad alimentaria
en su comunidad?


Políticas alimentarias sostenibles en las ciudades
Para lograr una seguridad alimentaria duradera, se deben analizar todos
los aspectos de la vida y desarrollo de la ciudad. La gente responsable de la
planificación, transporte, educación y empleo, y desarrollo de nuevas viviendas y
asentamientos, debe tomar en cuenta cómo la gente de la ciudad obtiene alimentos.
La dotación de tierras para huertos comunitarios, el transporte a los mercados y la
capacitación sobre seguridad alimentaria y nutrición en las escuelas, son algunas
de las ideas que los gobiernos locales pueden aplicar para ayudar a la gente y
asegurar al mismo tiempo una mejor seguridad alimentaria en el futuro.


Las tiendas pueden vender alimentos saludables a precios razonables para
apoyar la salud comunitaria.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


c ausas sociales y polít ic as del hambre 231


Causas sociales y políticas del hambre
El hambre aparece por muchas causas, tales como tierras pobres, cambios de
clima y falta de acceso al agua. Pero en la mayoría de las comunidades,
el hambre es también causada por la pobreza. Cuando
los agricultores tienen poco o ningún ingreso, o poco
dinero para comprar alimentos, la gente comienza a
padecer de hambre. Para comprender las raíces
del problema de la
pobreza y el hambre
en una comunidad, es
necesario considerar
los problemas de
seguridad alimentaria
que afectan a cada
comunidad.


El control de las grandes empresas acaba con
la seguridad alimentaria
Cuando el alimento es tratado como un producto más que se puede comprar
y vender, en lugar de algo que la gente necesita y a lo cual tiene derecho,
las ganancias por la venta de alimentos llegan a ser más importantes que la
alimentación misma y consecuentemente se perjudica la salud de la comunidad.
Mucha gente compra alimentos producidos por grandes empresas, que han sido
cultivados en tierras de propiedad de éstas con semillas, fertilizantes y plaguicidas
producidos también por ellas.


El control que las grandes empresas ejercen sobre todos los aspectos de la
seguridad alimentaria obliga a los agricultores a abandonar el negocio y sus
tierras. Cuando las grandes empresas utilizan la tierra para cultivar alimentos que
venden fuera de la región, la gente que vive y trabaja en estas comunidades se ve
obligada a consumir alimentos comprados fuera, si es que tienen suficiente dinero
para comprarlos.


Las grandes empresas ganan gracias a la “inseguridad” alimentaria ya que
las comunidades y países enteros se vuelven dependientes del mercado global de
alimentos. Cuando el mercado fracasa en satisfacer las necesidades alimentarias
del pueblo, la gente pasa hambre y las empresas obtienen aún mayores ganancias
vendiendo alimentos a los gobiernos para que los distribuyan como ayuda alimentaria.


Hasta que la gente no controle ella misma su seguridad alimentaria, el hambre
será el mayor producto de las grandes empresas que controlan la producción y
distribución de alimentos.


Causas sociales y políticas del hambre




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


seGuridad alimentaria de l a comunidad232


Recuperación de semillas para resistir la sequía
En Zimbabwe los agricultores una vez
sembraron muchas clases de granos. Durante
la Revolución Verde de la década de 1960,
el gobierno y las agencias internacionales
compraron un nuevo tipo de maíz para que
los agricultores sembraran. A los agricultores
les gustaba el maíz híbrido porque sus
granos eran más grandes, crecía más
rápido y era fácil de vender. El gobierno
compró gran cantidad de los cultivos y
luego los revendió a otros países y a las ciudades
de Zimbabwe, donde el alimento era escaso. Después de un tiempo
el maíz se volvió el alimento más común que se comía en Zimbabwe, y la mayoría
de los agricultores lo cultivaba en grandes cantidades.


Luego vinieron los años de sequía. Llovió muy poco en Zimbabwe y otros países
sudafricanos. El maíz ya no crecía bien y no había otra cosa que comer. Muchas
familias habían almacenado los granos para épocas de hambre pero gran cantidad
de sus depósitos de maíz se pudrieron, lo cual fue como una sorpresa porque el mijo
y el sorgo que sembraban antes duraban muchos años almacenados.


Cuando finalmente llovió, no fueron lluvias sino fuertes tormentas que
arrancaban los cultivos de raíz y arrastraban la preciosa tierra de los campos
secos. El hambre cundió tan gravemente en Zimbabwe que el gobierno se vio
forzado a pedir ayuda alimentaria de las Naciones Unidas. Grandes embarques de
maíz llegaron por avión y fueron distribuidos a la gente hambrienta en todo el país.
Pero la ayuda alimentaria y las nuevas semillas híbridas no resolverían el problema
del hambre y de seguridad alimentaria a largo plazo.


Los agricultores entendieron que ellos no podían atraer más lluvias, pero
sí podían cambiar las prácticas agrícolas para aprovechar mejor la lluvia. Los
agricultores comenzaron a recoger y sembrar semillas de pequeños cultivos de
grano como sorgo y mijo que siempre habían crecido bien en Zimbabwe. Sembraron
todo tipo de semillas que podían obtener. Si la sequía destruía un cultivo las otras
seguramente sobrevivirían. Algunos agricultores dejaron que se pudrieran en el
campo los rastrojos de sus cultivos después de la cosecha, protegiendo así el suelo
para que no fuera arrastrado por las fuertes lluvias. Al llegar la siguiente estación,
el suelo estaba todavía suave y era adecuado para sembrar. Algunos agricultores
sembraron frijol dolichos o lablab después de la cosecha de granos, de modo que
siempre hubiera algo creciendo. El frijol dolichos servía para alimentar al ganado y
las plantas de frijol también servían para mantener y enriquecer el suelo.


En Zimbabwe aún llueve menos que antes, pero algunos agricultores ya no
dependen de semillas no nativas o ayuda alimentaria. Han aumentado su capacidad
de evitar el hambre mediante la siembra de cultivos que puedan sobrevivir la sequía.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


c ausas sociales y polít ic as del hambre 233


Métodos agrícolas de la Revolución Verde
Desde la “Revolución Verde” de los años 60, las grandes empresas y las agencias
internacionales han pregonado que pueden “alimentar al mundo” con “semillas
mejoradas”, fertilizantes químicos y plaguicidas. Aunque han tenido éxito en obtener
el control de los terrenos agrícolas, del suministro de semillas y de los sistemas de
comercialización y distribución, no han logrado erradicar el hambre del mundo: en
ocasiones incluso han hecho que empeore.


Acceso deficiente al agua
Los cultivos necesitan agua para crecer. A medida que las grandes propiedades
agrícolas utilizan más y más agua, los agricultores pequeños disponen cada vez de
menos. Cuando el agua está contaminada o es de propiedad privada, el derecho
al agua se ve amenazado (ver Capítulo 6). Aunque existen diversas maneras de
preservar los recursos de agua (ver Capítulos 9 y 15), estos métodos deben ser
protegidos y promocionados por los gobiernos y las agencias internacionales.


Pérdida de la tierra
Cuando la mayor parte de la tierra está en manos de pocas personas o de las
grandes empresas, surgen muchos problemas en la alimentación. Muchos agricultores
pequeños se ven forzados a dejar sus tierras y migrar a las ciudades, o trabajar en las
plantaciones o en las fábricas. Sin tierras para producir sus alimentos ni dinero para
comprarlos, se vuelven víctimas del hambre y la desnutrición.


Generalmente las grandes propiedades agrícolas y las grandes empresas
siembran sólo un cultivo, emplean menos gente y utilizan más maquinaria, más
fertilizantes químicos, plaguicidas y herbicidas, y venden el producto lejos de donde
se produce; muchas lo envían a otros países. Esto crea menos variedad de alimentos,
desnutrición, menos ingresos para los trabajadores, más daño al medio ambiente
y menos alimentos disponibles localmente. Esto también perjudica las culturas
locales porque la gente ya no puede mantener sus formas tradicionales de cultivo de
alimentos y de cuidado de la tierra.


Acceso deficiente al crédito y a los mercados
Como la agricultura depende del clima y de los precios del mercado, los agricultores
a veces necesitan prestarse dinero hasta la época de cosecha o hasta que el
mercado mejore. Los bancos muchas veces no quieren prestar dinero a los pequeños
agricultores, mientras que sí prestan a los productores grandes y más poderosos.
Esto provoca hambre en las familias y comunidades de los pequeños agricultores. En
muchos casos los obliga a renunciar a sus tierras.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


seGuridad alimentaria de l a comunidad234


La causa del hambre es la falta de alimentos. La falta de alimentos se debe
con frecuencia a la injusticia.


Migración
Cuando la gente se ve forzada a dejar su tierra, también puede perder el
conocimiento de cómo producir alimentos. Si la gente joven se va a las ciudades
antes de aprender las prácticas agrícolas, nunca podrá enseñar a sus propios hijos
la forma de labrar la tierra, y la pérdida de los terrenos familiares se convertirá en
permanente.


Enfermedades epidémicas
A medida que las enfermedades tales como el VIH, tuberculosis y paludismo matan
a millones de personas en todo el mundo, el hambre y la desnutrición aumenta. Las
familias y las comunidades están perdiendo generaciones completas, generalmente
aquellos que participaban más activamente en el cultivo de alimentos. La
producción de alimentos baja a medida que los agricultores mueren, y con ellos
su conocimiento de cómo cultivarlos. La prevención y el tratamiento de estas
enfermedades no sólo previenen el hambre y la desnutrición resultante, sino que es
importante para la seguridad alimentaria de toda la comunidad.


Falta de conocimiento
En muchos lugares, la gente ha perdido el conocimiento tradicional de cómo
producir alimentos. Además, debido a las condiciones de cambio rápido como la
sobrepoblación de las comunidades, la disminución de la tierra fértil y el cambio
de clima, muchas veces los métodos antiguos ya no son eficaces. Cuando la gente
no sabe cómo producir alimentos el resultado es hambre y falta de seguridad
alimentaria. Una solución a este problema es mantener, transmitir y mejorar el
conocimiento a través de escuelas de agricultura, programas de educación de
agricultor a agricultor, y servicios de extensión agrícola (ver página 316 y la sección
de Recursos)




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a sober aní a alimentaria es un derecho humano 235


Vía Campesina promueve que
el pueblo controle los alimentos


Muchos agricultores pequeños no obtienen precios justos por sus cosechas. Una
de las razones es que las reglas del comercio internacional benefician a los
países ricos y a los grandes terratenientes. Con frecuencia los agricultores no
pueden obtener precios justos, aun en los mercados locales, porque los alimentos
importados son más baratos. Esto les obliga a vender a precios más bajos, lo que
los somete a mayor deuda, pobreza y hambre.


En respuesta a este problema, los agricultores de muchos países se han
reunido para formar un movimiento llamado Vía Campesina. Este movimiento
reúne a varias organizaciones de agricultores para fortalecer la habilidad de
los campesinos para obtener precios justos, preservar la tierra y los recursos de
agua, y tener control sobre los métodos de producción y distribución de alimentos.
Para Vía Campesina la seguridad alimentaria sólo se puede obtener mediante
la soberanía alimentaria, es decir, cuando los agricultores y los campesinos
tengan derecho a decidir qué alimentos producir y qué cantidad vender, y los
consumidores tengan derecho a decidir lo que consumen y a quién le compran.


A veces Vía Campesina presiona a los políticos y a las grandes empresas a
responder a las demandas de los gremios de agricultores locales. En otros lugares
apoya a las personas sin tierra que toman las tierras no utilizadas. También
ayuda las instituciones que surgen para distribuir alimentos a los más necesitados.


Despúes del terremoto y tsunami en Indonesia en 2005, los más afectados
fueron los agricultores y los pescadores. Vía Campesina les dio ayuda, pero en vez
de simplemente traer alimentos y otros materiales del exterior, trabajaron con las
organizaciones locales para comprar alimentos, herramientas y otros materiales
de los pequeños productores. Trataron asuntos importantes como el origen de
la ayuda alimentaria (si era local o importada), la manera de reconstruir la
agricultura (ya sea apoyando a las familias o a las grandes empresas) y cómo
fortalecer las organizaciones locales (no hacerlas dependientes de la ayuda).


La mayor parte del dinero que Vía Campesina recolectó se destinó a la
reconstrucción a largo plazo, por ejemplo la reconstrucción de casas y de botes
de pesca, fabricación de nuevas herramientas para agricultores y pescadores
y rehabilitación de las tierras agrícolas para la producción. Enfocándose en la
autosuficiencia de los afectados por el desastre, Vía Campesina promocionó no sólo
la recuperación a corto plazo sino también la soberanía alimentaria a largo plazo.


La soberanía alimentaria es un
derecho humano
Todos tenemos derecho a los alimentos seguros, saludables y aceptables en su
cultura. La soberanía alimentaria es el derecho a determinar nuestro propio sistema
alimentario y asegurarse que cada comunidad tenga seguridad alimentaria.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


236


Páginaen este Capítulo


13 la falsa promesa de los alimentos transgénicos


Historia: Los agricultores se resisten contra el algodón transgénico . 238


La mejora vegetal tradicional, o selección de semillas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 239


¿En qué se diferencian las plantas transgénicas
de las plantas tradicionales? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 240


El alto costo de los cultivos transgénicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 240


Los alimentos transgénicos y la salud . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .241


Historia: El arroz dorado en Asia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 242


Problemas ambientales por los cultivos transgénicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 243


Más vale prevenir que lamentar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 244


¿Cómo se sabe si las semillas y los alimentos son transgénicos? . . . . . . . . . 244


Historia: Semillas Madre en Resistencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 245


La “donación” de alimentos transgénicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 245


Bancos comunitarios de semillas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 246


Historia: La gente del pueblo organiza el intercambio de semillas . . . 246




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


237


la falsa promesa de los
alimentos transgénicos


Tomates que no se pudren después de ser cosechados… trigo, soya y maíz resistentes
a grandes cantidades de plaguicidas… semillas que eliminan las plagas en el suelo:
nada de esto es natural, sin embargo existen.


Esta nueva clase de plantas se conoce como alimentos transgénicos, o alimentos
genéticamente modificados (GM). No todos opinan que estos nuevos cultivos sean
sanos. Las grandes empresas que los producen declaran que mejorarán la seguridad
alimentaria y ayudarán a alimentar al mundo. Al referirse a los biocombustibles
o agrocombustibles (ver página 533) nos prometen que éstos terminarán con la
dependencia en el petróleo. Otros opinan que los organismos transgénicos son
nocivos para las personas y el medio ambiente. Pero, sin importar lo que usted
opine, lo cierto es que el presente y el futuro de la agricultura, y la seguridad
alimentaria de todos nosotros, están cambiando debido a estos nuevos cultivos.


Contrariamente a lo que alegan sus inventores, la mayoría de los cultivos
transgénicos no ha logrado aumentar la producción, mejorar la nutrición ni
beneficiar la salud. Y, hasta ahora, los cultivos transgénicos no han ayudado a
los pobres, ni han solucionado el problema del hambre. La mayoría de los cultivos
transgénicos fue inventado para vender más plaguicidas y fertilizantes fabricados
por las mismas empresas que producen y venden las semillas transgénicas.


Los alimentos transgénicos ofrecen una solución técnica (semillas costosas
artificiales) para un problema social: el hambre. Pero los agricultores se vuelven
dependientes de la compra de estas semillas y de los plaguicidas y fertilizantes que
se necesitan para producir estos cultivos, y esto hace que el hambre aumente, no
que disminuya. El resultado es menos seguridad y soberanía alimentaria.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a fal sa promesa de los alimentos tr ansGénicos 238


Los agricultores se resisten contra el algodón transgénico
Basanna es un agricultor de algodón en el estado de Karnataka,
India. Hace varios años, cuando los cultivos transgénicos
eran muy nuevos, unos empleados de la empresa Monsanto
le ofrecieron una nueva variedad de semillas de algodón. Le
dieron las semillas gratis, junto con los fertilizantes necesarios
para mejorar el cultivo. Le dijeron que vendrían después de
algunas semanas para ver los cultivos y para fumigar el campo.
A Basanna todo esto le pareció un buen negocio. Obtendría gratis una cosecha de
algodón y la empresa se encargaría de hacer la mayor parte del trabajo.


Basanna no sabía que se trataba de un experimento de ingeniería genética de
Monsanto. El personal de Monsanto venía con frecuencia a rociar los campos con
plaguicidas, pero los cultivos seguían teniendo gusanos y otras plagas. Basanna se
preguntaba qué tipo de algodón era éste, que a pesar de necesitar tanto plaguicida
no crecía bien.


Pronto se enteró de que otros agricultores estaban cultivando también el nuevo
algodón. Además se enteró de que a la Asociación de Agricultores del Estado de
Karnataka no le gustaba ese algodón, ni la empresa que lo estaba promoviendo.
Basanna asistió a una reunión de estos agricultores y se enteró de otros detalles.


Basanna supo por ejemplo que el nuevo algodón necesita más productos químicos
que los que él había utilizado antes, y que éstos productos disminuirían la fertilidad
de los suelos. También se enteró de que este algodón quizá no sea más productivo
que el algodón anterior. Basanna escuchó que no se le permitiría volver a sembrar
las semillas de algodón porque la compañía tenía los derechos sobre ellas. Y lo peor
de todo: averiguó que el polen de estas plantas podía ser transportado con el viento
y afectar los cultivos de los vecinos. Si los cultivos de los vecinos se polinizaban con
este nuevo algodón, no podrían volver a sembrar sus semillas el próximo año.


Cuando Basanna entendió que el algodón transgénico era una amenaza para
sus tierras y para toda la comunidad, se afilió a la Asociación de Agricultores
del Estado de Karnataka. Unidos, miles de agricultores hicieron un plan para
comunicar a todo el mundo lo que pensaban del algodón transgénico. Programaron
una actividad y luego, el día antes de la protesta, enviaron una carta a los diarios
de todo el país que decía:


Los campos de Karnataka se convertirán en cenizas el sábado. Los
activistas ya se han puesto en contacto con los propietarios de estos
campos para explicarles las medidas que se tomarán y los motivos que las
justifican, mencionando que se les pagará por las pérdidas que puedan
sufrir. El sábado a medio día miles de agricultores ocuparán y quemarán
los campos frente a las cámaras, abiertamente, en un acto anunciado de
desobediencia civil.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a me jor a veGe tal tr adicional 239


Al día siguiente se llevó a cabo lo prometido. El primer campo quemado pertenecía
a Basanna. Sin embargo, él apoyó la quema porque estaba enfurecido con Monsanto
ya que la empresa no le había explicado con sinceridad que el algodón transgénico
causaría tanto daño a sus campos y a los de sus vecinos. Con el dinero que la
Asociación de Agricultores le pagó por el campo quemado, compró las semillas de
algodón tradicionales y volvió a sembrar esta variedad que le había dado buenos
resultados en el pasado.


Preguntas para debatir


• ¿Ha sabido de algún agricultor que haya destruido sus
propios cultivos? ¿Qué pudo haber pasado para llegar a ese
extremo? ¿Qué haría falta para que usted lo hiciera?


• ¿Se le ocurre pensar en algo más que los agricultores de
Karnataka podrían haber hecho para demostrar su fuerte
oposición a los cultivos transgénicos?


• ¿Qué beneficios se obtienen sembrando semillas transgénicas?
• ¿Cuáles son los costos ocultos al usar semillas transgénicas?
• ¿Qué más sabe sobre las semillas transgénicas?


La mejora vegetal tradicional, o selección de semillas
Todos los organismos vivos contienen partes diminutas llamadas genes.
Los genes determinan la manera en que cada planta, animal o persona
crece y en qué se convierte; de una semilla a una planta, de un huevo a
un pollo, de un niño a un adulto.


A medida que reaccionan a las condiciones de calor, frío, aire
y calidad de la tierra, los genes en las plantas determinan cómo
crecerán éstas. Características tales como color, forma y tamaño de
las plantas, velocidad de crecimiento (rápido o lento), la época en que
producirán flores y frutos o los nutrientes que contendrán; todo esto
está determinado por los genes de cada planta.


Al final de cada cosecha los agricultores seleccionan
y guardan las semillas más grandes de maíz para
sembrarlas al año siguiente. Como el gen de las
semillas grandes se transmite de una cosecha a la
otra a través de muchos años, finalmente el gen de las
semillas pequeñas desaparece. Así funciona la mejora
vegetal. Es un proceso lento en el que se selecciona y
se favorece el desarrollo de las características de la
planta más útiles para el agricultor.


Al seleccionar las semillas de las plantas más
sanas estará ayudando a que la cosecha de la


próxima estación sea más fuerte.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a fal sa promesa de los alimentos tr ansGénicos 240


¿En qué se diferencian las plantas transgénicas de
las plantas tradicionales?
La ingeniería genética no es igual a la mejora vegetal. Los científicos aplican
métodos de laboratorio para modificar los genes de las plantas o de los
animales más drásticamente que la mejora vegetal tradicional. Para obtener las
características que uno desea en una planta, se pueden juntar los genes de dos
tipos de plantas completamente diferentes (por ejemplo arroz y maíz). También
pueden mezclarse genes de plantas con genes de animales. Por esto se conoce como
“ingeniería genética”. Como si fuera un ingeniero, un científico experto en plantas
“construye” nuevos tipos de plantas y animales que nunca se producirían por sí
mismos en la naturaleza.


Las plantas transgénicas no sólo son nuevas variedades con mejores
características. Son una nueva especie de plantas que nunca existieron antes. Las
grandes empresas gastan miles de millones de dólares cada año para inventar
nuevas combinaciones, tales como árboles que crecen rápidamente y tienen madera
blanda para hacer papel, tomates que permanecen frescos cuando se los almacena
por largo tiempo, soya, trigo y algodón resistentes a grandes dosis de plaguicidas y
animales, como peces o cerdos, que alcanzan un tamaño superior al normal.


El alto costo de los cultivos transgénicos
La siembra de cultivos transgénicos es más costosa que la siembra tradicional
sostenible. En vez de guardar las semillas de la cosecha anterior, los agricultores
generalmente deben comprar semillas transgénicas cada año, además de
fertilizantes y plaguicidas costosos. Los cultivos transgénicos también tienen
muchos otros costos ocultos. Pueden ser menos nutritivos y pueden dañar el medio
ambiente (ver página 243). Antes de sembrar los cultivos transgénicos tome en
cuenta estos costos “ocultos”.


Si los consumidores
prefieren las


variedades antiguas,
quizá no compren lo
que cultivamos ahora.


No producen más que
nuestras variedades


antiguas… y con frecuencia
producen menos.


La compañía de
semillas no nos
permite volver a


sembrar las semillas
que cosechamos.


Estos cultivos
necesitan


productos químicos
para crecer.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


241los alimentos tr ansGénicos y l a salud


Los alimentos transgénicos y la salud
Algunos de los efectos de los alimentos transgénicos en la salud son conocidos
porque la gente se ha enfermado después de comerlos. Se sospecha, aunque no se ha
comprobado aún, que existen otros problemas de salud también.


Las oficinas del gobierno de los Estados Unidos y de otros países que desarrollan
cultivos transgénicos se niegan a analizar los posibles efectos de éstos para la salud.
Las grandes empresas productoras hacen todo lo posible para que sus cultivos no
sean analizados. Los cultivos transgénicos y los alimentos que se elaboran con ellos
generalmente no llevan etiquetas y se mezclan con los cultivos y alimentos comunes.
Todo esto hace que sea difícil saber si un alimento transgénico es peligroso o si alguien
se ha enfermado después de comer alimentos provenientes de cultivos transgénicos.


Problemas de salud por los cultivos transgénicos
Para saber con certeza los efectos de los cultivos transgénicos se requieren muchos
años de estudio. Los científicos han hecho ya algunos estudios para demostrar que
los cultivos transgénicos probablemente causan problemas de salud.


Alergias
Los alimentos elaborados con cultivos transgénicos contienen cosas que nunca se
habían comido antes, y algunas personas podrían reaccionar mal al ingerirlos.
Como no podemos saber con anticipación qué sustancias de los cultivos
transgénicos nos causarán alergias, es posible que las personas se vuelvan alérgicas
a varios de los alimentos que consumen con frecuencia.


Incremento del envenenamiento por plaguicidas
La mayoría de los cultivos transgénicos crecen bien sólo cuando se les pone una
gran cantidad de productos químicos. Algunas semillas transgénicas incluso fueron
diseñadas para contener plaguicidas. El uso limitado de algunos plaguicidas puede
beneficiar a los agricultores, pero el uso en exceso produce envenenamiento por
plaguicidas, tanto de la gente como del medio ambiente (ver Capítulo 14).


Cáncer y daño a los órganos del cuerpo
Los animales que alimentaron con papas y tomates transgénicos sufrieron cambios
en sus estómagos que podrían causar cáncer, daño de los riñones y otros órganos,
y deficiencia del desarrollo cerebral. Pero como los alimentos transgénicos no han
sido puesto a prueba es casi imposible determinar si los daños se deben a ellos.


No hay forma de saberlo porque las
empresas no indican nada en las etiquetas.
Pero casi toda la leche en polvo para bebé
se produce con soya, ¡uno de los cultivos


transgénicos más difundidos por todos lados!


De todos modos, sería mejor
darles el pecho a los bebes.
¿Quieres que hable con


tu mujer?


¿Cómo puedo saber
si la fórmula que
le estamos dando
a nuestro bebé
contiene cultivos
transgénicos o no?




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a fal sa promesa de los alimentos tr ansGénicos 242


Resistencia a los antibióticos


Como resultado de la ingeniería genética, ciertos alimentos transgénicos
presentan ahora genes resistentes a los antibióticos. Algunos científicos temen que
debido al consumo humano de alimentos con estos genes, las bacterias desarrollen
resistencia a los antibióticos en los estómagos humanos y más adelante, cuando
una persona tome antibióticos para resolver algún problema de salud, éstos no
tendrán ningún efecto.


Medidas para resolver los problemas de la desnutrición
Como vemos en la historia del arroz dorado, con frecuencia se ha intentado
resolver problemas sociales (en este caso la ceguera causada por la pobreza y la
desnutrición), con una solucion técnica (los cultivos transgénicos). Sin embargo,
existe otra solución.


La fruta fresca, las verduras de hoja verde oscuro y otros alimentos contienen
grandes cantidades de vitamina A (podrá informarse más sobre una nutrición
adecuada consultando un libro de salud general como Donde no hay doctor). Las
verduras de hoja verde crecían antes silvestres en los arrozales y en los campos
hasta que el uso exagerado de herbicidas acabó con ellas.


El arroz dorado en Asia
En todo el mundo, millones de personas sufren de ceguera debido a la falta de
vitamina A en sus dietas. Para resolver este problema, se desarrolló un nuevo tipo de
arroz transgénico que contiene vitamina A, llamándolo arroz dorado. La empresa
fabricante de este arroz tiene previsto venderlo a los agricultores de toda Asia, donde
el arroz es el principal alimento, y donde la ceguera por falta de vitamina A es un
grave problema. La empresa espera que los agricultores cultiven el arroz dorado en
vez de las variedades tradicionales de arroz.


Sin embargo, el arroz dorado no evita que la gente
se vuelva ciega. El tipo de ceguera que se intenta
curar con el arroz dorado se debe no sólo a la falta
de vitamina A, sino al consumo de dietas sin
variedad suficiente de alimentos saludables que
contengan vitamina A en su estado natural. Si
una persona consume arroz dorado la vitamina A
no lo alimentará a menos que consuma al mismo
tiempo otros alimentos que le brinden los demás nutrientes vitales necesarios.


En lugar de aplicar soluciones técnicas como el arroz transgénico para evitar
la ceguera y otros problemas del hambre generalizada, sería mejor perfeccionar la
seguridad alimentaria. Los inventores del arroz dorado no atacaron los verdaderos
problemas, que son la pobreza y la desnutrición y, por lo tanto, no evitarán que siga
habiendo nuevos casos de ceguera.


Una dieta saludable también incluye
verduras y frutas




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


243problemas ambientales por los tr ansGénicos


En el país de Bangladesh la gente organizó huertos familiares para asegurarse
de que los niños consuman suficientes alimentos nutritivos. Con la ayuda de la
organización Helen Keller International, se sembraron 600 mil huertos familiares
para ayudar a evitar la ceguera y otros problemas de salud resultantes de la
desnutrición. Los huertos familiares son un medio para mejorar la nutrición y
la seguridad alimentaria sin recurrir a soluciones técnicas costosas como los
alimentos transgénicos que, de todos modos, podrían no solucionar nada.


Problemas ambientales por los transgénicos
Cuando las grandes empresas producen y venden sólo unas cuantas variedades
de semillas y luego convencen a los agricultores de todo el mundo para que sólo
utilicen estas semillas, se pueden perder muchas clases de plantas, perjudicando
la seguridad alimentaria. Pero el efecto más dañino de los cultivos transgénicos al
medio ambiente es la pérdida de la biodiversidad (ver página 27), que es esencial
para la salud del medio ambiente.


Pérdida del control natural de plagas. Algunos cultivos transgénicos se elaboran
con plaguicidas que están dentro de ellos. Cuando los plaguicidas se usan sin un
control cuidadoso, las plagas que deben exterminar pueden volverse resistentes a
ellos (ver página 273).


Daño a la vida silvestre y al suelo. Los plaguicidas de los cultivos transgénicos
matan a los insectos y bacterias que son útiles y que viven en la tierra. También
pueden ser dañinos para las aves, murciélagos y otros animales que ayudan en la
polinización de plantas y control de plagas.


Efectos en las plantas cercanas. El polen de los cultivos transgénicos vuela con el
viento y se dispersa a otras plantas similares. Como las plantas transgénicas son
nuevas, nadie sabe los posibles efectos que esta situación tendrá en el largo plazo.


Los agricultores sufren cuando los cultivos transgénicos dañan el medio ambiente.


pérdid
a de cu


ltivos


tradicio
nales


daño a
la vida




silvestr
e


tierras contaminadas


por plaguicidas




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a fal sa promesa de los alimentos tr ansGénicos 244


Más vale prevenir que lamentar
Un proverbio africano dice: “Si quieres averiguar la profundidad del río, mete
primero sólo una pierna en el agua para que no corras el riesgo de ahogarte”. Con
esto se resalta que es prudente actuar con precaución, y seguir el llamado principio
de precaución (ver página 32). Si tenemos previsto utilizar nuevas invenciones y
sustancias, es mejor saber primero si éstas son seguras, en lugar de correr el riesgo
innecesario de sufrir daños.


Sin embargo, las grandes empresas y los gobiernos siguen probando diariamente
los alimentos transgénicos, obligándonos a sembrarlos y consumirlos sin saber
con seguridad el daño que pueden causar. ¡Nos están forzando a “averiguar la
profundidad del río” metiendo las 2 piernas en vez de una!


¿Cómo se sabe si las semillas y los alimentos son transgénicos?
La mayoría de las semillas genéticamente modificadas no lo parecen, ya que no
huelen ni saben distinto a las demás semillas. Esto significa que los agricultores
podrían sembrarlas sin saber lo que son. Monsanto, la mayor empresa productora
de productos transgénicos, se ha negado a poner etiquetas en sus alimentos
declarándolos como transgénicos, de manera que la gente que los consume no
sabe que se trata de este tipo de alimentos. La única manera de determinar si las
semillas y los alimentos son transgénicos es probar su estructura genética. En
Estados Unidos y Europa se dispone de estuches de prueba, pero son costosos.


Pruebe estas
semillas


mejoradas.
¿Cuáles
serán los
efectos a


largo plazo?


No creo que
sea lo que
más nos
convenga.


¿Podremos
comer los
cultivos sin
peligro?




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a “donaciÓn” de alimentos tr ansGénicos 245


Semillas Madre en Resistencia
En Chiapas, México, los agricultores están preocupados de que el polen de los
cultivos transgénicos afecte sus cultivos de maíz. Con ayuda internacional,
encontraron una forma de hacer pruebas para ver si sus cultivos han sido afectados
de alguna manera. El proyecto se llama “Semillas Madre en Resistencia”.


Las semillas son analizadas con un estuche de prueba que se compra en Estados
Unidos o Europa. Averiguando si sus cultivos han sido o no contaminados por el maíz
transgénico, se puede comunicar a las comunidades y a sus gobiernos el problema,
y lograr a evitar que siga propagándose. Haciendo el análisis ellos mismos, los
agricultores han podido controlar el proceso, un control que habían perdido por no
saber verdaderamente qué contienen los cultivos que están sembrando.


Al recuperar el control de sus cultivos, los agricultores de Chiapas están
protegiendo su seguridad alimentaria al mismo tiempo que practican la soberanía
alimentaria a largo plazo.


La “donación” de alimentos transgénicos
Muchos países no permiten que los alimentos transgénicos se
cultiven o compren dentro de sus fronteras. Pero incluso en ellos, los
alimentos transgénicos podrían encontrar la manera de difundirse
en el suministro de alimentos. En los países pobres, los alimentos
transgénicos pueden introducirse en los mercados y campos mediante
la ayuda alimentaria.


Cuando los países se enfrentan a casos de hambruna, generalmente
reciben granos de ayuda de Naciones Unidas o de ciertos países. Generalmente,
cuando los países donantes producen los granos transgénicos, los dona como
ayuda alimentaria. Esto obliga a los agricultores, a la población hambrienta y los
gobiernos a escoger entre los alimentos transgénicos o la inanición.


Pero a veces, a pesar de los desastres, los gobiernos mantienen firmemente su
postura. Por ejemplo, en el invierno del 2002, cuando se produjo una hambruna
grave, Zambia y Zimbabwe recibieron una oferta de maíz transgénico como ayuda
alimentaria. Zambia rechazó esta ayuda. Después de esta decisión, los donantes
extranjeros contribuyeron con dinero en efectivo para comprar alimentos de otros
países africanos que habían producido alimentos de más. Algunos países europeos
donde los alimentos transgénicos son ilegales respondieron ofreciéndoles ayuda
alimentaria con granos no transgénicos.


El gobierno de Zimbabwe también sintió la presión de mucha gente hambrienta.
Zimbabwe aceptó la asistencia de alimentos transgénicos, pero sólo después de
firmar un convenio para que el maíz fuera molido antes, de modo que no se pudiera
sembrar después y no causara problemas en el futuro.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a fal sa promesa de los alimentos tr ansGénicos 246


La gente del pueblo organiza el intercambio de semillas
Los habitantes de Vicente Guerrero, un pueblo mexicano, estaban preocupados por
la pérdida de sus semillas tradicionales. Los más viejos recordaban la época en que
había muchas variedades de maíz e incluso una mayor variedad de frijoles. Ahora
sólo había 2 variedades de maíz y 4 de frijoles. Sabían que las empresas productoras
estaban creando nuevos tipos de semilla que sólo pueden usarse durante un año,
o que necesitan costosos productos químicos para crecer. Ante esta situación,
decidieron tomar acción.


Invitaron a la gente de la región a una gran fiesta pidiendo a todos traer
alimentos para cocinar y además sus semillas favoritas. La gente podría
intercambiar las semillas entre sí, preparar platos con sus ingredientes vegetales
favoritos y charlar sobre el origen de estos cultivos, explicando de donde vinieron y
cómo crecieron. A esta reunión la llamaron el “intercambio de semillas”.


Algunos agricultores trajeron variedades de maíz y frijoles que otros no habían
visto en muchos años. Repartieron las semillas para que los demás pudieran
sembrarlas. Ese año, en la reunión de intercambio, se presentaron 5 clases de maíz
y 8 de frijoles. Al año siguiente, la noticia del intercambio de semillas se había
propagado en toda la región y los agricultores compraron semillas que ni sus
abuelas habían visto desde que eran niñas.


Bancos comunitarios de semillas
En todo el mundo las comunidades están respondiendo
a la amenaza de los cultivos transgénicos. Algunas
personas exigen que los gobiernos pongan etiquetas a
los alimentos transgénicos de manera que se pueda
evitar la compra y consumo de éstos. Otros rechazan
que se permita la siembra de cultivos transgénicos
en sus regiones. Muchas comunidades han vuelto
a sus prácticas tradicionales de almacenaje de
semillas y a un control comunitario de semillas.


Cuando la comunidad toma el control de las semillas, guarda una variedad de
semillas para sembrar en el futuro y mantiene un registro cuidadoso de éstas. De
esta manera las comunidades mantienen vivos importantes recursos de semillas y
protegen la biodiversidad. También pueden evitar que la gente de fuera reclame los
derechos de propiedad sobre sus semillas tradicionales.


Los gobiernos pueden y deben mantener bancos o reservas nacionales de semillas
para garantizar la conservación de diferentes cultivos y evitar que las variedades
de cada planta escaseen o desaparezcan. Mantener el control de la provisión de
semillas es un paso esencial para garantizar la seguridad y soberanía alimentaria.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a “donaciÓn” de alimentos tr ansGénicos 247


Después de unos años, los pobladores habían recolectado más de 20 clases de maíz
y más de 40 de frijoles. La variedad de semillas asegura que cada año crezcan
algunos tipos de maíces o frijoles, ya que cada una de ellas se adapta para crecer
mejor en diferentes circunstancias, algunos en terrenos con mucha pendiente y
secos, otras en valles húmedos, otras variedades crecen mejor en planicies, etcétera.
Muchos habitantes de Vicente Guerrero comenzaron a sembrar estos cultivos y
ahora ya no temen perder el control de sus semillas. El consumo de una variedad de
plantas también ha logrado que mejore su dieta.


En la actualidad otros pobladores de la región también organizan los
intercambios de semillas, y gracias a esto muchos cultivos anteriores se están
recuperando. Los agricultores de Vicente Guerrero dicen que al sembrar los cultivos
tradicionales no sólo mejora su seguridad alimentaria, ¡sino que esto también les
brinda la oportunidad de hacer una gran fiesta!




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


248


Página


los plaguicidas son veneno14


en este Capítulo


Los plaguicidas causan problemas de salud . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 252


Los niños y el envenenamiento por plaguicidas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 253


Proteger a los niños contra los plaguicidas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 254


Historia: Una aldea lucha contra el envenenamiento
por plaguicidas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 254


Tratamiento en casos de envenenamiento por plaguicidas . . . . . . . . . . . . . . 256


Dibujo para discutir: ¿Cómo entran los plaguicidas al cuerpo? . . . . . . 260


Efectos a largo plazo de los plaguicidas sobre la salud . . . . . . . . . . . . . . . . . . .261


El envenenamiento por plaguicidas puede parecerse a
otras enfermedades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 264


Historia: Los médicos no siempre tienen la razón . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 265


Actividad: Mapeo del cuerpo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 266


Cómo reducir los daños por el uso de plaguicidas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 267


Los plaguicidas en los alimentos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .271


Control de plagas en el hogar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .271


Los plaguicidas dañan el medio ambiente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 272


Resistencia a los plaguicidas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 273


Educación sobre plaguicidas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 274


Historia: Los agricultores se organizan para
mantener su independencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 274


Actividad: Dibujo de soluciones para el problema
de los plaguicidas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 275


Actividad: Lea y comprenda las etiquetas de los plaguicidas . . . . . . . . 276




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


249


los plaguicidas son veneno


Los plaguicidas son productos químicos utilizados para matar insectos, roedores
y yerbas que dañan los cultivos y la salud. Sin embargo, los plaguicidas pueden
también envenenar y exterminar a otros seres vivos tales como plantas, insectos y
animales benéficos, y a las personas. Además, los plaguicidas pueden desplazarse
muy lejos del lugar donde se aplican y contaminar la tierra, el agua y el aire.


En este Capítulo utilizaremos la palabra plaguicidas para referirnos a todos los
productos químicos que se utilizan para controlar las plagas, que incluyen:


• Insecticidas para matar insectos.


• Herbicidas para eliminar yerbas y plantas no deseables.


• Fungicidas para controlar los mohos.


• Veneno para ratas (rodenticidas) para matar ratas, ratones y otros roedores.
Los agricultores no siempre utilizaron plaguicidas y muchos cultivan con resultados
excelentes sin utilizarlos. En lo posible, es mejor evitar los plaguicidas porque
no son sanos ni para el agricultor ni para la tierra. Los plaguicidas nunca son
seguros. Pero para los trabajadores agrícolas, los trabajadores de las plantaciones
y cualquier otra persona que se ve obligada a utilizar plaguicidas, se pueden aplicar
medidas para reducir el daño y protegerse lo más posible.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas son veneno250


¿Por qué se usan los plaguicidas?
Los plaguicidas no son sanos ni para los alimentos, ni para el agricultor, ni para el
trabajador agrícola o el medio ambiente. Entonces, ¿por qué se usan?


A menudo los plaguicidas
son parte de la agroindustria
caracterizada por el uso de
maquinaría agrícola, enormes
sistemas de riego, trabajadores mal
pagados y subsidios del gobierno,
para producir cultivos que se pueden
vender a menor precio. Los plaguicidas
pueden exterminar todo lo que pueda
reducir el rendimiento de los cultivos
o dar una apariencia menos atractiva
a los alimentos, así que las grandes
empresas agrícolas los utilizan como
parte de un sistema cuyo objetivo es
vender más alimentos.


Las familias que tienen granjas
pequeñas, con frecuencia creen que para
poder competir con las grandes empresas agropecuarias también deben utilizar
plaguicidas. Cuando un agricultor pobre está luchando por alimentar a su familia
en el presente, tal vez no reflexione sobre las consecuencias para su propia salud o
la de su familia en el futuro. No obstante, cultivar de esta manera tiene altos costos
para la salud de las personas y del medio ambiente.


Con el tiempo, los plaguicidas causan gran daño. Después de muchos años de
fumigación, las plagas pueden volverse resistentes a los productos químicos (ver
página 273). Los plaguicidas eliminan también a muchos insectos y aves que no
son dañinos y que controlan las plagas en las cosechas. Cuando esto sucede, los
plaguicidas ya no reducen las pérdidas ocasionadas por las plagas, la productividad
de los cultivos baja y las familias se empobrecen. Lo peor es que los plaguicidas matan
a miles de personas cada año y causan enfermedades a muchas más.


Las empresas productoras de plaguicidas dicen que sus productos ayudarán
a los agricultores a “alimentar al mundo”. Pero lo que estas empresas realmente
quieren es alimentar sus propias ganancias sin considerar el daño que causan a
largo plazo. Los plaguicidas son parte de un sistema injusto y dañino que enriquece
a unos pocos y enferma a todos los demás.


Los dueños de las
plantaciones llaman


medicina a los plaguicidas,
¿pero lo son?


No, son un veneno que
mata los insectos y las
yerbas y que puede
incluso envenenar a


las personas.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas son veneno 251


Hay muchas clases de plaguicidas
Hay muchos tipos y marcas de plaguicidas, y se conocen con nombres diferentes en
diferentes países. Los plaguicidas más peligrosos, prohibidos en algunos países, se
venden libremente en otros.


Los plaguicidas vienen en diferentes presentaciones tales como polvos para
mezclar con agua y rociar, gránulos y polvos para espolvorear, líquidos para rociar,
recubrimientos para semillas y bolitas para matar roedores. Las espirales contra
zancudos y los venenos para ratas son venenos comunes para eliminar las plagas
en el hogar.


Los plaguicidas se venden en diferentes envases: enlatados, en botellas, en
bidones, bolsas y otros. Con frecuencia los plaguicidas se guardan en recipientes
distintos a los originales. Pero no importa el tipo de plaguicida ni su forma o
envase: ¡todos los plaguicidas son veneno!


Aunque sé que los plaguicidas
son venenosos, tengo que ir a
trabajar a las plantaciones de


plátanos para ganar dinero para
mi familia. Cuando regreso a casa,
a veces me siento enfermo. ¿Cómo
puedo saber si es a causa de los


plaguicidas que usamos?




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas son veneno252


Los plaguicidas causan problemas de salud
Una persona expuesta a los plaguicidas puede mostrar más de una seña de enfermedad.
Algunas señas se presentan en cuanto una persona se expone al plaguicida. Otras señas
aparecen después de varias horas, días e incluso años más tarde (en el Capítulo 16
podrá ver otros efectos de los productos tóxicos en la salud).


Muchas personas están expuestas a los plaguicidas pero no lo saben: las
lavanderas, los trabajadores encargados de recoger la basura y reciclarla, y otros que
tienen contacto directo con plaguicidas pueden estar en igual o mayor peligro que
los trabajadores agrícolas. Deberían saber que los plaguicidas están en su entorno
laboral para que tomaran las mismas precauciones que los trabajadores agrícolas.


Si tiene cualquiera de estos problemas mientras trabaja con plaguicidas, aléjese
inmediatamente del lugar de trabajo. No espere hasta sentirse peor. ¡Aléjese de los
plaguicidas y vaya inmediatamente al hospital o a una clínica!


El envenenamiento grave puede ser mortal.


Señas de envenenamiento grave:
pérdida de conciencia, pérdida del
control de la vejiga y los intestinos,
labios y uñas azulados, temblor.


Señas de envenenamiento por plaguicida


Brazos y piernas:
calambres o dolor, contracciones


musculares


Cabeza y ojos:
dolor de cabeza, problemas de la
vista, pupilas pequeñas, lágrimas


Manos:
uñas quebradizas, pérdida de


sensación y picazón en los dedosOtras señas de envenenamiento
por plaguicida son:
confusión, debilidad, dificultad para
caminar, dificultad para concentrarse,
tic muscular, inquietud, ansiedad,
dificultad para dormir y pesadillas.


Nariz y boca:
escurrimiento de nariz, babeo


Pupilas pequeñas
(como punta de alfiler)


Estómago:
dolor, diarrea, náusea y vómitos


Pecho y pulmones:
dolor, problemas para respirar, tos


Piel:
picazón, sarpullido, hinchazón,


enrojecimiento, ampollas, ardor,
exceso de sudor




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los niños y el envenenamiento por pl aGuicidas 253


Los niños y el envenenamiento
por plaguicidas
Los plaguicidas son más peligrosos para los niños que para los adultos. Los niños,
al ser más pequeños y estar aún desarrollándose, se enferman con cantidades
pequeñas de plaguicidas que no afectarían a un adulto. La cantidad de plaguicida
que enfermaría a un adulto podría ser mortal para los bebés y los niños.


Señas de envenenamiento por plaguicida en los niños
Incluso pequeñas cantidades de plaguicida afectan la habilidad del niño para
aprender y crecer, y pueden causar alergias y problemas de respiración que podrían
durar toda su vida.


Las señas comunes de envenenamiento en los niños son:


Las señas que pueden aparecer meses o años después de que el niño se expuso a los
productos químicos incluyen:


Los plaguicidas también pueden causar defectos de nacimiento (ver página 324). En
la página 322 encontrará más información sobre cómo los químicos tóxicos afectan
a los niños.


• Cansancio
• Diarrea
• Dolor de estómago
• Sarpullido en la piel


• Exceso de tos
• Convulsiones (“ataques”) y
temblores


• Pérdida del conocimiento


• Alergias
• Problemas respiratorios
• Dificultad en el
aprendizaje


• Crecimiento lento
• Cáncer
• Otros problemas de salud
pueden agravarse




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas son veneno254


Una aldea lucha contra el envenenamiento por plaguicidas
Los habitantes de Padre, una aldea del estado de Kerala, India, llegaron a creer que
se trataba de una maldición. Los jóvenes presentaban graves problemas de salud
como epilepsia, daño cerebral, cáncer y no crecían normalmente. Muchas mujeres
no podían dar a luz y muchos bebés nacían sin brazos ni piernas. ¿Si no se trataba
de una maldición, cuál era la causa de estas enfermedades?


La aldea de Padre era famosa por sus plantaciones de marañón (nuez de
la India). Muchos años antes, la empresa propietaria de las plantaciones había
empezado a fumigar con un plaguicida llamado endosulfán. Poco tiempo después,


los pobladores notaron la desaparición de abejas, sapos y peces de
la región. Mucha gente pensó que habían muerto a consecuencia del
endosulfán, aunque no podían probarlo.


Shree Padre, un agricultor y periodista del lugar, vio cómo sus
terneros nacían con las patas deformes. Como habían fumigado


muchas veces con endosulfán cerca de sus terrenos, él se
preguntaba si los defectos de nacimiento se debían al
plaguicida. Shree Padre habló con un médico que había


Proteger a los niños contra los
plaguicidas
Los niños deben mantenerse alejados de los plaguicidas. Los niños:
• No deben jugar, utilizar ni tocar los envases usados de


plaguicidas.


• No deben jugar con el equipo de la granja que ha sido
utilizado para rociar plaguicidas.


• No deben meterse al agua ni nadar en las acequias de
riego o canales..


• No deben entrar a jugar en los campos recién tratados.


Los adultos pueden proteger a los niños contra los plaguicidas si:
• Lavan la ropa de trabajo y los zapatos, y se lavan las


manos antes de entrar a la casa y antes de tocar a los
niños.


• Lavan la ropa de los niños por separado, sin mezclarla con la ropa de los
padres.


• Lavan las frutas y legumbres con cuidado antes de que alguien las coma.
• Evitan el uso de plaguicidas en la casa, especialmente dentro de ella.
• Guardan los envases de plaguicidas y el equipo fuera del alcance de los niños.


Olanike, espera un
momento hasta que
me cambie la ropa y


me lave.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


proteGer a los niños contr a los pl aGuicidas 255


observado problemas de salud parecidos en las personas. Después de comunicarse
con mucha gente en la India, llegaron a la conclusión de que casi todos los
problemas observados eran efectos conocidos del endosulfán.


Las visitas de otras organizaciones confirmaron lo que Shree Padre y el
doctor habían averiguado. Corrió la voz de que las enfermedades que la gente
experimentaba se debían al endosulfán.


Los pobladores se reunieron en las oficinas de la plantación y exigieron que se
dejara de fumigar. Los empleados de la plantación, la industria de los plaguicidas
y algunas autoridades locales negaron que el endosulfán fuera la causa de los
problemas. Llegó la policía y puso fin a las protestas.


La prensa y la televisión difundieron la historia. Muy pronto, toda la gente de
la India y del mundo supo de los problemas de salud causados por el endosulfan. El
gobierno aprobó una ley prohibiendo el uso del endosulfán en Kerala.


Pero la industria de los plaguicidas insistió en que el endosulfan no era
dañino. Pagaron a doctores y científicos para que declararan que los problemas
de salud no se debían al endosulfán. Poco tiempo después, debido a la presión de
la industria de plaguicidas, se levantó la prohibición y se volvieron a fumigar las
plantaciones en Padre.


Los agricultores, los médicos y la población del lugar exigieron al gobierno
estudiar el problema. Finalmente, el gobierno reconoció ante la gente de Padre que
el endosulfán era un veneno mortal. Se dictó una ley prohibiendo para siempre su
uso en este estado de la India.


Sin embargo, el endosulfán se sigue utilizando en otras regiones de la India y en
otros países. En unos lugares las leyes lo califican como veneno, mientras que en otros
se considera inofensivo. Los venenos como el endosulfán se prohíben sólo cuando la
gente se une para presionar a la industria y al gobierno, exigiendo el cambio.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas son veneno256


Tratamiento en casos de envenenamiento
por plaguicidas
Como sucede con otros productos tóxicos, los plaguicidas pueden envenenar a la
gente de diferentes formas: a través de la piel, de los ojos, de la boca (al tragar),
o del aire (al respirar). Cada tipo de envenenamiento necesita un tratamiento
diferente.


Si los plaguicidas entran por la piel
La mayoría de envenenamientos por plaguicidas se absorben a través de
la piel, cuando se derraman mientras son transportados, al salpicarse
cuando se los mezcla, cuando se fumiga, o al tocar los cultivos
recientemente fumigados. Los plaguicidas pueden también entrar en la
piel a través de la ropa, o cuando se lava la ropa contaminada con éstos.


Una de las primeras señas de envenenamiento son sarpullido
e irritación en la piel. Los problemas de la piel pueden tener
diversas causas, por ejemplo reacciones a las plantas, picaduras
de insectos, infecciones o alergias, y por esto es difícil saber
si el problema se debe o no a los plaguicidas. Hable con otros
trabajadores para saber si el cultivo con el que están trabajando


causa este tipo de reacción. Si trabaja con plaguicidas y le aparece un sarpullido
inesperado, es mejor tratar el problema como sí la causa fueran los plaguicidas.


Tratamiento
Si el plaguicida cae en el cuerpo de usted u otra persona:


• Quítese rápido la ropa con plaguicida.
• Lávese inmediatamente con jabón y agua fresca para quitarse el


plaguicida de la piel.


• Si le penetró en el ojo, lávese el ojo con agua limpia
durante 15 minutos.


Si se quema la piel con los plaguicidas:


• Enjuáguese bien con agua fría.
• No retire nada que se haya pegado a la quemadura.
• No se aplique ninguna loción, grasas o mantequilla.
• No reviente las ampollas.
• No pele la piel.
• Cubra la quemadura, en lo posible, con una gasa estéril.


• Si continúa el dolor, ¡acuda al médico! Lleve la etiqueta del
envase del plaguicida o los nombres de los plaguicidas.


Los plaguicidas se pueden pegar a la piel, cabello o ropa, aun si no se los ve o huele.
Lávese siempre con jabón después de usar plaguicidas.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


tr atamiento en c asos de envenenamiento por pl aGuicidas 257


Si los plaguicidas se tragan
La gente puede tragar plaguicidas cuando come, bebe o
fuma mientras trabaja con plaguicidas en los campos, o
cuando bebe agua contaminada con plaguicidas. A veces
los niños beben o comen plaguicidas, especialmente si éstos se
guardan en envases que antes fueron utilizados para alimentos,
o que fueron dejados al descubierto, o en el suelo.


Tratamiento
Si usted u otra persona traga plaguicidas:


• Si la persona está inconsciente, acuéstela de costado y
asegúrese que respire.


• Si la persona no está respirando, rápidamente aplique
respiración de boca a boca (respiración de rescate).
La respiración de boca a boca puede exponerle a
residuos de plaguicidas, así que use una máscara
de bolsillo, un pedazo de tela o un plástico grueso
con un hueco en el medio, antes de comenzar la
respiración de boca a boca (ver página 557).


• Encuentre el paquete de plaguicida y lea la etiqueta
inmediatamente. La etiqueta debe indicar si se debe
hacer vomitar a la persona o no.


• Si la persona puede beber, déle gran cantidad de
agua limpia.


• Busque asistencia médica. Siempre lleve la etiqueta del plaguicida o el
nombre del producto, si los tiene.


No vomite si la etiqueta indica no hacerlo. No vomite nunca después
de tragar un plaguicida que contenga gasolina, queroseno, xileno u otro
líquido a base de petróleo, ya que empeoraría el problema. Nunca haga
vomitar o beber a una persona si está inconsciente, confundida o tiembla
mucho.


Si está seguro que vomitar le hará bien, déle a la
persona:


• Un vaso de agua salada —o—
• 2 cucharadas de alguna planta machacada,


comestible, de sabor fuerte (puede ser apio,
albahaca, u otra hierba del lugar), seguidas
de 1 ó 2 vasos de agua tibia.


Haga que la persona se mueva. Esto le puede ayudar
a vomitar más rápido.


Una vez que haya vomitado, el carbón activado o carbón en polvo (ver la próxima
página) puede ayudar a absorber cualquier veneno que todavía esté en el estómago.


Los alimentos que han
sido fumigados con
plaguicidas pueden


enfermar a la gente que
los come.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas son veneno258


Mezcle ½ taza de carbón activado o
1 cuchara de carbón en polvo con agua
tibia en un vaso grande o en una jarra.


El carbón en polvo se puede hacer de
madera quemada y pulverizada o incluso
de un pan o tortilla quemada. No es tan
bueno como el carbón activado, pero sirve.
NUNCA use el carbón empaquetado tipo
“briqueta”: ¡es veneno!


Después de que la persona vomite, y aún si no lo hace,
usted puede retardar la propagación del veneno hasta conseguir un doctor,
dándole de beber: la clara de un huevo crudo o un vaso de leche de vaca.


La leche NO evita el envenenamiento por plaguicida. Sólo retarda la
propagación del veneno.


Si una persona traga plaguicida y no siente dolor agudo de estómago,
puede tomar sorbitol o hidróxido de magnesio (leche de magnesia). Estos
medicamentos causan diarrea, lo que ayuda a eliminar el veneno del cuerpo.


Cuando usar atropina
La atropina es un medicamento para el tratamiento de
envenenamiento por ciertos plaguicidas llamados organofosforados
y carbamatos. Si en la etiqueta del recipiente del plaguicida se
recomienda utilizar atropina, o se menciona que el plaguicida es “inhibidor
de la colinesterasa”, use la atropina de acuerdo con lo indicado. Si la etiqueta no
indica el uso de atropina, no la use.


¡La atropina sólo se usa para el
envenenamiento con plaguicidas
organofosforados o carbamatos!


La atropina no evita el
envenenamiento con plaguicidas.
Sólo demora los efectos.
La atropina nunca se debe
tomar antes de fumigar.


IMPORTANTE: NO use las siguientes drogas para
tratar casos de envenenamiento con plaguicidas:


Pastillas para dormir (sedantes) morfina, barbitúricos, fenotiazinas, aminofilina,
u otras drogas que retarden o disminuyan la respiración, ya que podrían detener
la respiración por completo.


En todas las granjas donde se apliquen plaguicidas debe haber un botiquín
con medicamentos y todo lo necesario para usar en caso de envenenamiento.
Consulte la página 546 para ideas sobre qué incluir en un botiquín de emergencia.


ó


+
carbón


activado
agua o jugo
de fruta


agua o jugo
de fruta


+
carbón en polvo




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


tr atamiento en c asos de envenenamiento por pl aGuicidas 259


Si los plaguicidas se respiran
Cuando los plaguicidas se liberan en el
aire, los respiramos a través de
la nariz y la boca. Una vez en
nuestros pulmones, se meten
rápidamente en la sangre, y la
sangre lleva el veneno por todo
el cuerpo.


Como algunos plaguicidas
no tienen olor, es difícil saber si están en el aire. Los plaguicidas más comúnmente
esparcidos por el aire son los fumigantes, aerosoles, nebulizadores, bombas de humo,
cintas pegajosas, aspersores y residuos de aspersores. También existe el riesgo de
inhalar polvo de plaguicida en el lugar donde éste se almacena, cuando se aplica en
un lugar cerrado como un invernadero, o durante su transporte a los campos.


El polvo de los plaguicidas puede desplazarse por el
aire y contaminar lugares a muchos kilómetros del
área donde se aplica. El polvo de plaguicida ingresa
fácilmente dentro de las casas.


Si piensa que ha inhalado plaguicida, ¡aléjese
inmediatamente del plaguicida! No espere hasta
que se sienta peor.


Tratamiento
Si usted u otra persona aspira plaguicidas:


• Aleje a la persona del lugar donde aspiró el
veneno, especialmente si se trata de un lugar
cerrado.


• Haga que respire aire fresco.
• Aflójele la ropa para facilitar la respiración.
• Siéntela con la cabeza y los hombros elevados.
• Si la persona esta inconsciente, acuéstela de costado y asegúrese de que nada


le bloquee la respiración.


• Si la persona no está respirando, rápidamente aplique respiración de boca a
boca (ver página 557).


Busque ayuda médica. Lleve la etiqueta o nombre del plaguicida.


Si tiene dudas, ¡aléjese!




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas son veneno260


dibujo para discutir: ¿Cómo entran los plaguicidas al cuerpo?


Preguntas para la discusión:


• ¿de qué forma puede este hombre causarse daño con lo que
está haciendo?


• ¿Qué podría hacer para protegerse?


• ¿Qué otra persona puede sufrir por su actividad?


• ¿por qué cree que el hombre no está haciendo todo lo
posible para protegerse?




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


efec tos a l arGo pl a zo de los pl aGuicidas sobre l a salud 261


Efectos a largo plazo de los plaguicidas
sobre la salud
La mayoría de los envenenamientos por plaguicidas se deben a la exposición
durante varias semanas, meses o años, no por una sola exposición. Las personas
pueden no enfermarse por los plaguicidas hasta muchos años después de entrar
en contacto con ellos. En los adultos podrían pasar 5, 10, 20, 30 años o más antes
de enfermarse debido a la exposición continua. El tiempo que la enfermedad
tarda en manifestarse depende de muchos factores (ver página 321). Con los niños
generalmente toma menos tiempo. Las enfermedades causadas por plaguicidas
pueden comenzar aun antes del nacimiento del bebé si la madre embarazada entra
en contacto con plaguicidas.


Cuando una persona tiene contacto con plaguicidas por largo tiempo, es difícil
saber si sus problemas de salud son causados por éstos. El contacto por largo
tiempo puede causar daños a largo plazo tales como cáncer, daños al sistema
reproductivo, al hígado, el cerebro y otras partes del cuerpo.


Es difícil detectar muchos de los efectos de los plaguicidas a largo plazo, ya
que en las zonas agrícolas las personas se exponen a muchos productos químicos
diferentes y porque los trabajadores agrícolas a menudo se mudan de un sitio a otro.


Cuando alguien se enferma de cáncer o de otras enfermedades los médicos
y científicos tal vez expliquen que la enfermedad se produjo por casualidad, o
por problemas ajenos a los plaguicidas o a la contaminación. Es posible que nos
digan que no se puede culpar a los plaguicidas ni a otros productos tóxicos. A
veces los vendedores o promotores de plaguicidas mienten sobre los efectos porque
no quieren responsabilizarse por los problemas de salud de los demás. Pueden
afirmar que son seguros ya que generalmente resulta imposible probar en forma
fehaciente que una enfermedad que duró mucho tiempo en desarrollarse fue
originada por un plaguicida en particular o por algún otro producto tóxico.


Juan trabajó en las plantaciones bananeras... ...y 10 años más tarde se enfermó de cáncer.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas son veneno262


Señas de enfermedades a largo plazo debido a plaguicidas
Los plaguicidas y otros productos tóxicos pueden causar muchas enfermedades a
largo plazo (crónicas). Algunas señas de las enfermedades crónicas son: pérdida
de peso, debilidad constante, tos constante o con sangre, heridas que no sanan,
entumecimiento de las manos o los pies, pérdida del equilibrio, pérdida de la vista,
latidos del corazón muy lentos o muy rápidos, cambios súbitos de humor, confusión,
pérdida de memoria y dificultad para concentrarse.


Si tiene cualquiera de estas señas, avísele a su médico o al promotor de salud.
Asegúrese de explicarles todas las maneras en las que pudo haber tenido contacto
con plaguicidas, y si fuera posible identifíquelos.


Algunos efectos de los plaguicidas para la salud a largo plazo
Daño a los pulmones: es posible que las personas expuestas a los
plaguicidas sufran una tos constante que no desaparece o sientan una
fuerte presión en el pecho. Estas pueden ser señas de bronquitis, asma u
otra enfermedad de los pulmones. Cualquier daño en los pulmones puede
dar lugar al cáncer de pulmón. Si usted tiene señas de daño pulmonar, ¡no
fume! Fumar empeora la enfermedad pulmonar.


Cáncer: la gente que se expone a los plaguicidas tendrá más
probabilidades de enfermarse de cáncer. Si bien esto no significa que al
trabajar con plaguicidas la persona contraerá cáncer, sí que corre un
mayor riesgo de contraer la enfermedad (consulte más datos sobre el
cáncer en la página 327).


Se sabe, o se cree, que cientos de plaguicidas e ingredientes de plaguicidas
causan cáncer, y hay muchos otros que aún no han sido estudiados. Los
tipos de cáncer más comunes causados por plaguicidas son cáncer de la
sangre (leucemia), linfoma no-Hodgkin y cáncer del cerebro.


Daño al hígado: el hígado ayuda a limpiar la sangre y
eliminar los venenos. Los plaguicidas son venenos fuertes,
y el hígado a veces no logra eliminarlos. El hígado puede
sufrir un daño grave después de un envenenamiento serio,
o después de trabajar con plaguicidas por muchos meses
o años.


Hepatitis tóxica: es una enfermedad del hígado
que afecta a las personas que están expuestas a los
plaguicidas. La hepatitis tóxica puede causar náusea,
vómitos y fiebre, piel amarilla, y puede destruir el hígado.


Daño al sistema nervioso: los plaguicidas dañan el
cerebro y el sistema nervioso. Exponerse por mucho
tiempo a los plaguicidas puede causar pérdida de memoria,
ansiedad, cambios en el carácter y dificultad para
concentrarse.


Dado que
el alcohol


puede dañar
el hígado...


...tomar alcohol empeora el
envenenamiento por plaguicidas.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


efec tos a l arGo pl a zo de los pl aGuicidas sobre l a salud 263


Daño al sistema inmunológico: algunos plaguicidas debilitan el sistema
inmunológico que protege el cuerpo contra enfermedades. Cuando el sistema
inmunológico está débil por mala nutrición, por plaguicidas o por enfermedades
como VIH, es más fácil contraer alergias e infecciones y más difícil curarse de
enfermedades comunes.


Efectos de los plaguicidas en la salud reproductiva
Los plaguicidas tienen muchos de los mismos efectos en la salud
reproductiva que los químicos tóxicos (ver página 325). Pueden afectar la
capacidad de las personas para tener bebés o la capacidad de los bebés
para crecer sanos.


Los productos químicos pueden entrar al cuerpo de una mujer y luego
aparecer en la leche de pecho que da a su bebé. Son tantos los plaguicidas
diferentes que se usan en todo el mundo, que incluso en la leche de madres
que nunca los han usado aparece algún tipo de químico tóxico.


Sin embargo, incluso si cree que su leche de pecho podría tener plaguicidas,
los beneficios de dar pecho son muchos mayores que la posibilidad de daño por
plaguicidas en la leche. La leche de pecho es el mejor alimento para ayudar al bebé
a crecer sano y fuerte.


Algunos de los efectos de los plaguicidas
en la salud reproductiva
Esterilidad: muchos hombres trabajadores agrícolas en todo el mundo no pueden
procrear después de haber trabajado con ciertos plaguicidas porque ya no
producen esperma.


Defectos de nacimiento: cuando una mujer embarazada se expone
a los plaguicidas, puede causar daño al bebé que espera. Estar
expuesta a los plaguicidas no quiere decir que su bebé tendrá
defectos de nacimiento. Simplemente quiere decir
que su bebé tiene mayor riesgo de tener defectos de
nacimiento, dificultades de aprendizaje, alergias y


otros problemas de salud (encontrará
más información sobre los defectos de
nacimiento en la página 324).


Daño a las glándulas
productoras de hormonas: Las
hormonas controlan muchas
actividades del cuerpo, como el crecimiento y la reproducción.
Muchos plaguicidas dañan las glándulas que producen hormonas.
Esto puede causar problemas de nacimiento y reproducción.


Una mujer expuesta a plaguicidas antes de estar embarazada
puede sufrir un aborto espontáneo o dar a luz a un bebé muerto a


causa de la exposición previa.


¡El pecho hace más
provecho!


Los plaguicidas en la ropa pueden
afectar a cualquier persona que entre


en contacto con ella.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas son veneno264


Nota para el promotor de salud:
Para saber si los problemas de salud tienen
que ver con los plaguicidas, haga preguntas
simples como:


El envenenamiento por plaguicidas puede
parecerse a otras enfermedades
El envenenamiento por plaguicidas presenta diferentes señas, y es fácil
confundirlas con la gripe, paludismo, reacción alérgica o enfermedades del
pulmón. Rara vez se tiene una sola seña. La mayoría de las veces se presentan
varias señas a la vez. Puede ser difícil darse cuenta de que alguien fue envenenado
porque las señas se manifiestan muy lentamente.


¿Trabaja en una granja?
¿Ha estado en contacto con
plaguicidas últimamente?
¿Han fumigado los campos
cerca de donde usted vive?


¡También el
paludismo!


¡Y también
la resaca! ¡Y estar


embarazada!


¿Cómo se sabe si un problema de salud es
causado por plaguicidas?
Una manera de saber si una enfermedad es causada por plaguicidas es hablar
con las personas que tienen la misma enfermedad o que trabajan con los mismos
plaguicidas. Cuando las personas comparten las mismas señas de envenenamiento
y si se usan plaguicidas cerca, puede ser que estén enfermos a causa de éstos.


¿Cuáles son
las señas de


envenenamiento
por plaguicidas? Dolor de


cabeza y
mareos. Vómitos, sudor y diarrea.


Pero la gripe
también causa


vómitos y
sudor.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el envenenamiento por pl aGuicidas puede parecerse a otr as enfermedades 265


Los médicos no siempre tienen la razón
Carolina trabajaba en una plantación de fresas.
Un día le empezó a arder los ojos y a doler el
estómago. Dejo de trabajar y fue a hablar
con su jefe. El jefe le dijo que fuera a ver al
médico de la empresa.


Cuando llegó al consultorio del médico,
él no fue amable ni la tomó en serio.
Carolina pensó que quizá los plaguicidas
le habían hecho daño, pero era muy tímida
para decírselo al médico. El médico no le
preguntó nada sobre el trabajo, ni por qué
ella pensaba que estaba enferma.


Le hizo preguntas que la hicieron sentir culpable por su enfermedad: ¿Qué
comió hoy? ¿Fuma usted o bebe mucho alcohol? ¿Qué hizo después del trabajo ayer?
¿Durmió bien?.


Al final el doctor le dijo que era floja y que sólo quería un permiso para no ir a
trabajar. ¡Hasta le dijo que tal vez estaba enferma por borracha!


Finalmente, el doctor le dio algunas pastillas para el dolor de cabeza. Ella no
estaba segura de que las pastillas la ayudarían, pero las aceptó de todas maneras.
Mientras regresaba a casa pensaba si debería regresar al trabajo al día siguiente. De
hecho, después de ver al médico se sentía peor que antes.


¿Qué hubiera podido hacer Carolina para que la atendieran mejor?
Quizás habría recibido mejor atención si hubiera llevado la etiqueta del plaguicida que
usaba en el trabajo y si le hubiera dicho al médico que eso era lo que la enfermaba.


Pero aunque hubiera hecho eso, el médico quizás no le habría ayudado. El médico
trabajaba para la empresa propietaria de la plantación de fresas. Con frecuencia los
médicos de la empresa no admiten que los plaguicidas puedan causar enfermedades a
los trabajadores. El tratamiento de las enfermedades causadas por plaguicidas puede
ser difícil y costoso. La empresa prefiere contratar a nuevos trabajadores en vez de
dar un tratamiento apropiado a los trabajadores enfermos que tiene.


Quizá Carolina pudiera haber visto a un médico que no trabajara para la
empresa, pero esto sería caro y tendría que haber pasado más tiempo fuera del
trabajo. Y la mayoría de los médicos no saben mucho sobre plaguicidas.


Este es un problema muy difícil para Carolina y para todos los trabajadores
agrícolas. La mejor manera de lograr un mejor tratamiento para las personas como
Carolina es unirse para que todos juntos puedan cambiar las condiciones que les
causan enfermedades.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas son veneno266


Mapeo del cuerpo








esta actividad puede ayudar a las personas a compartir sus experiencias con los
efectos de los plaguicidas. cuando dibujan el perfil del cuerpo humano y marcan
los lugares afectados por los plaguicidas (mapa del
cuerpo) los participantes pueden empezar a hablar
sobre los peligros comunes que enfrentan en el trabajo.
esta es una actividad de dibujo y discusión en grupo.


Duración: de 1 a 2 horas


Materiales: papel grande, bolígrafos o lápices, tachuelas
o cinta adhesiva.


Dibuje un cuerpo grande. use un papel del tamaño de
una persona, o muchas hojas de papel más pequeñas
pero pegadas. una persona se puede acostar sobre el
papel, mientras la otra traza el contorno de su cuerpo.
pegue el papel a la pared para que todos puedan ver. si
lo desea podrá hacer 2 dibujos, 1 para el cuerpo de frente y
otro el cuerpo de espaldas.


Muestre las partes de su cuerpo que fueron afectadas por los
plaguicidas. cada persona del grupo marca en el papel con una x una
parte de su cuerpo que ha sido afectada por los plaguicidas. si el grupo
es pequeño, cada persona puede decir en voz alta cuál fue el efecto
sobre su salud. por ejemplo: ¿fue dolor de estómago, sarpullido en la piel o mareos?
puede decir también la causa de este problema de salud: ¿fue un derrame, un
accidente durante la mezcla, una corriente (dispersión en el aire), su trabajo normal
u otra cosa?


si el grupo es grande, será más fácil que una persona facilite la discusión sobre los
efectos en la salud una vez que todos hayan puesto sus marcas en el dibujo. el líder
de la actividad puede apuntar a cada marca y preguntar qué efecto representa.
lo importante es que cada persona use este dibujo para mostrar sus propias
experiencias con los efectos del plaguicida.


Haga preguntas para ayudar a la gente a hablar acerca de los plaguicidas. sería
conveniente que otra persona tome notas en una hoja grande que todos puedan
ver. la discusión puede ser más útil si se limita a 3 preguntas principales, tales
como: ¿Qué efectos del plaguicida ha sentido la gente? ¿Qué actividades o qué
condiciones produjeron esos efectos? ¿Qué plaguicidas causaron esos efectos?


el mapa del cuerpo muestra cómo la gente siente los daños causados por los
plaguicidas. las discusiones y las anotaciones son una buena forma de registrar
las experiencias de las personas y mostrar cuáles daños son los más comunes para
prevenirlos en el futuro. como tema, también se puede incluir la forma de evitar
exposiciones en el futuro.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cÓmo reducir los daños por el uso de pl aGuicidas 267


Cómo reducir los daños por el uso
de plaguicidas
Si usted trabaja con plaguicidas, úselos con mucho cuidado. Sea agricultor o
trabajador, puede proteger su propio bienestar, el bienestar de los demás y del
medio ambiente. Las siguientes son algunas cosas que puede hacer:


¡Hace mucho calor
para usar mi


equipo protector!


El equipo protector puede ser incómodo pero puede salvarle la vida
Para hacer que la ropa protectora sea menos incómoda, fumigue temprano en la
mañana o al atardecer, cuando el sol no es tan fuerte. Descanse en la sombra y tome
mucha agua limpia para no indisponerse por el calor. Para informarse más sobre la
ropa protectora y el equipo, vea el Anexo A. Para prevenir o tratar el golpe de calor,
vea Donde no hay doctor u otro libro de medicina.


Sí, es incómodo, pero sin
ropa protectora te puedes


envenenar.


• Controle las plagas sin utilizar
plaguicidas (ver Capítulos 15 y 17).


• No trabaje a solas con los plaguicidas.
• Use el plaguicida sólo en el cultivo
para el cual está indicado.


• Use la cantidad mínima posible.
Mayor cantidad no quiere decir mejor.


• No mezcle diferentes plaguicidas.
• Mantenga los plaguicidas fuera de su
cuerpo y de otras personas.


• Mantenga los plaguicidas alejados de
las fuentes de agua.


• No use plaguicidas cuando hace
viento, cuando llueve, o está por llover.


• Asegúrese que su ropa lo cubra
completamente.


• Trate de no tocarse los ojos, la cara o
el cuello cuando maneje plaguicidas.


• Lávese las manos antes de comer,
beber o tocarse la cara.


• Mantenga bien cortadas las uñas de
manos y pies para que los plaguicidas
no se acumulen en ellas.


• Use ropa y equipo protectores.
• No ingrese a campos recién
fumigados hasta que pase el peligro y
no corra riesgo (ver página 269).


• Lávese bien después de usar
plaguicidas.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas son veneno268


Si trabaja en los campos
Asegúrese que su equipo funcione bien
Para mayor seguridad revise el equipo antes de usarlo.
Asegúrese de que los aplicadores de plaguicidas no estén
dañados y que el equipo no gotee sobre usted. No use
un rociador roto o rajado, o guantes rotos o rajados. Si
usa un respirador, cambie los filtros cada día. Respirar
cualquier plaguicida sin el respirador puede afectar su salud.


La mayoría de los
agricultores y trabajadores
no puede conseguir equipo


protector que les sirva. Es
una de las razones por las


que usar los plaguicidas no
es seguro.


Los propietarios de granjas deben facilitar sitios para lavarse
Si un trabajador agrícola usa plaguicidas, es responsabilidad de los propietarios
de las granjas asegurarse de que haya lugares donde los trabajadores puedan
bañarse y lavar su ropa y equipo, también deben darles suficiente
jabón y agua limpia.


Lávese bien y con frecuencia
Lávese las manos con agua y jabón antes de comer, fumar, beber, mascar
chicle o tabaco, tocarse los ojos, la nariz, o la boca, y antes de ir al baño.


Después de trabajar y antes de lavarse, límpiese las uñas, tanto de
las manos como de los pies. Luego báñese todo el cuerpo con jabón y agua.


Lave la ropa con cuidado después de trabajar con plaguicidas
El lavado de la ropa de trabajo es una de las cosas más importantes que se debe
hacer para prevenir el envenenamiento con plaguicida. Cuando se vuelve a poner la
ropa de trabajo sin lavarla, se expone la piel al plaguicida que quedó en la ropa.


Después del trabajo, cámbiese con ropa limpia y guarde su ropa en una bolsa de
plástico o un recipiente especial para proteger a la persona que tiene que lavar
esta ropa (incluso si es usted mismo).


Use jabón y agua limpia, y guantes para proteger sus manos. No
lave la ropa cubierta de plaguicidas en los ríos. ¡Nunca se bañe ni lave


nada en las acequias! Trate de no tocar la ropa sin guantes, y lávese
las manos después. Arroje el agua sucia en el campo, lejos de las
fuentes de agua potable.


Lave cada vez cantidades pequeñas de ropa. Vuelva a lavar
si quedan manchas o el olor del plaguicida en la ropa. También
lave las botas, guantes y sombreros con agua y jabón.


Lave siempre la ropa de trabajo
separada de la ropa de uso


diario y de la ropa de la familia.


Los respiradores y guantes están hechos
para hombres. No les quedan bien a los
cuerpos de las mujeres o de las personas


jóvenes. Las mujeres usan plaguicidas tanto
o más que los hombres y el equipo protector
debería protegerlas a ellas también. Si no
les queda bien, no puede protegerlas.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cÓmo reducir los daños por el uso de pl aGuicidas 269


Cuelgue a secar la ropa lejos de las fumigaciones. No seque la ropa al aire libre
cuando se esté fumigando en los campos cercanos o desde aviones que sobrevuelan.


Antes de lavar otra ropa en el lavadero, enjuáguelo con agua limpia y detergente.


Guarde siempre la ropa de trabajo separadamente, no la mezcle con otra ropa.


No ingrese a un cultivo recién fumigado
Antes de ingresar a un sitio recién fumigado espere hasta que se haya
secado y el polvo se haya asentado. Averigüe qué plaguicidas se usaron y
no ingrese a un cultivo hasta que sea seguro. Lea las indicaciones de la
etiqueta para saber cuánto tiempo tiene que esperar antes de ingresar al
cultivo (ver página 276).


Cómo guardar los plaguicidas
Los plaguicidas deben guardarse en un sitio seguro y seco. Muchas veces los
plaguicidas se dejan guardados por mucho tiempo y los envases se gastan y gotean.
Si se encuentran gatos, pájaros y otros animales muertos alrededor del sitio donde
se guardan plaguicidas, quiere decir que los productos químicos han comenzado a
filtrarse en el suelo y el agua.


Mantenga los plaguicidas en sus propios envases
No guarde los plaguicidas en bolsas de forraje, botellas de bebida o bidones de
agua. Asegúrese de que los envases estén firmemente cerrados, y guárdelos parados.
Verifique que no tengan rajaduras, filtraciones o partes que se puedan quebrar.


Ponga etiquetas en los envases
Si compra pequeñas cantidades de plaguicidas y las pone en otros
recipientes, ponga etiquetas al recipiente con el nombre del plaguicida y
un dibujo que indique “peligro”, por ejemplo, una calavera y unos huesos
en cruz. No use esos envases para nada más. Almacene


los plaguicidas fuera del alcance de los niños, en un armario o
envase con llave, lejos de la comida o el forraje.


Tenga cuidado al transportarlos
Cuando transporte o mueva plaguicidas, ponga el envase en la
parte trasera de la camioneta o en la maletera del automóvil.
Amarre el envase de modo que no se pueda mover o caer. No
lleve los plaguicidas en la cabeza ni en las canastas donde lleva
alimentos. No deje que los niños compren o carguen plaguicidas.


Deshágase de los envases vacíos de plaguicida
Nunca use los envases de plaguicida vacíos para beber,
lavar, almacenar alimentos o cualquier otro uso. No use
los envoltorios plásticos de los plaguicidas para hacer un
impermeable o para cualquier otro uso personal. Lo mejor
que se puede hacer con los envases de plaguicidas vacíos es
hacerles unos huecos y enterrarlos. Así nadie volverá a usarlos.


Nunca use el envase de un
plaguicida para llevar agua


para beber o lavar.


¡NO!




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas son veneno270


Cuando mezcle y cargue plaguicidas
Use ropa protectora
Cuando mezcle plaguicidas y los cargue en un aplicador, use
protector de ojos, guantes de goma y delantal, así como otra
ropa protectora que use normalmente (ver Anexo A).


IMPORTANTE: Nunca mezcle plaguicidas con las manos.


Tome precauciones
Abra las bolsas de plaguicida con un cuchillo afilado o tijeras,
de modo que no salpique el polvo. Lave el cuchillo o las tijeras
después de cada uso, márquelas con una etiqueta y úselas sólo
para los plaguicidas.


Si añade agua al plaguicida, nunca ponga la
manguera directamente en la mezcla de plaguicidas.
Mantenga la manguera limpia por si alguna persona la
utiliza para tomar agua o para lavar.


Siga las indicaciones de medidas. Use las cantidades
indicadas en la etiqueta. ¡Nunca mezcle, cargue o
limpie el equipo cerca de los ríos, arroyos, acueductos o
fuentes de agua!


No permita que los plaguicidas toquen su boca
Para destapar una boquilla (tobera) de aplicador atascada, sople a través de
una pajilla o cañita, y marque el extremo que tocó la boquilla del aplicador para
reconocerlo luego y no tocarlo con su propia boca en caso de usarlo de nuevo. Para
sacar el plaguicida de un aplicador o transferir plaguicidas o combustibles de un
recipiente a otro, no chupe nunca de una manguera con la boca. Tenga cuidado
siempre de no respirar los venenos.


No toque o pruebe los plaguicidas o las semillas recubiertas de plaguicida. No
coma nada de los cultivos sin lavarlos muy bien.


No fume, beba o coma mientras esté mezclando o aplicando plaguicidas. Deje la
comida, goma de mascar y tabaco en recipientes cerrados, en lugares que no hayan
sido tratados con el plaguicida. El tabaco y la comida absorben los plaguicidas, así
que no los lleve mientras trabaja.


Si derrama el plaguicida
Antes de limpiar un plaguicida que se ha derramado, protéjase usted mismo, a las
personas de alrededor y a las fuentes de agua. Si hay alguien que sepa más sobre
cómo limpiar un derrame de plaguicida (una persona capacitada para hacer este
tipo de trabajo), llámela y pida ayuda. Siempre use ropa protectora para hacer este
trabajo (en el Anexo A encontrará más información sobre cómo limpiar un derrame
de plaguicidas y otros productos químicos).




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas en los alimentos 271


Los plaguicidas en los alimentos
Cuando compramos frutas y verduras que fueron cultivadas con
el uso de plaguicidas, introducimos estos plaguicidas a nuestro
hogar. La carne, leche y huevos a menudo se contaminan con
plaguicidas que se usan con los animales, o que el ganado
come en su pasto o forraje.


Cuando la gente come o bebe pequeñas cantidades
de plaguicidas día tras día, el veneno se va acumulando
en el cuerpo, de modo que estas pequeñas cantidades se


suman y pueden causar problemas
de salud a largo plazo.


Para reducir el monto de residuos
de plaguicidas, lave bien las frutas
y las verduras en agua con jabón
(no use detergentes), en agua salada
(5 cucharadas de sal en 1 litro de agua) o en agua con
bicarbonato de soda (2 cucharadas de bicarbonato de soda en
1 litro de agua), luego enjuáguelos en agua limpia.


Los alimentos orgánicos (que se cultivan sin plaguicidas)
son más seguros y sanos, tanto para la gente que los cultiva
como para la gente que los consume. Pero en muchos lugares
estas alimentos cuestan más y son difíciles de obtener (en el
Capítulo 15 encontrará más información sobre el cultivo de
alimentos sin productos tóxicos).


Control de plagas en el hogar
En todas partes la gente usa venenos en el hogar,
para matar zancudos, hormigas, moscas, cucarachas,
termitas, pulgas, ratas y otras alimañas. Pero muchos
de los venenos que se usan para matar a las plagas
también pueden hacer daño a la gente.


Los trabajadores agrícolas a menudo llevan a la casa los plaguicidas
que usan en los cultivos para matar las alimañas de la casa. Pero es aún
más peligroso usar plaguicidas en áreas cerradas. Por eso, hay que dejar
en el campo los productos químicos que se usan en la agricultura, y usar otros
métodos para controlar las plagas en el hogar.


Existen muchas formas de controlar las plagas sin necesidad de productos
químicos. Estos métodos son menos peligrosos y menos costosos que los plaguicidas
y pueden ser igualmente efectivos (en el Capítulo 17 podrá informarse sobre otros
medios para evitar el uso de productos químicos en el hogar).


No coma las hojas
exteriores de las verduras
frondosas como el col y la
lechuga, porque éstas son


las partes que absorben
más plaguicidas.


Los alimentos de cáscara
suave como los pepinos y
manzanas deben pelarse


antes de comerlos.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas son veneno272


Si usa plaguicidas en el hogar:
• Lea la etiqueta y siga las instrucciones.
• No aplique plaguicidas en lugares cerrados. Abra puertas y ventanas.
• Use un plaguicida sólo para las plagas para las cuales está indicado.
• Mantenga los plaguicidas fuera del alcance de


los niños.


• Nunca rocíe los plaguicidas sobre colchones o
duerma en colchones que han sido fumigados
con plaguicida.


• No rocíe los plaguicidas cerca de los platos o de
los cubiertos.


• Nunca guarde plaguicidas en envases sin marca.
• Deseche los plaguicidas de forma segura.


Los plaguicidas dañan el medio ambiente
Los plaguicidas no sólo envenenan a la gente y a las plagas, también hacen daño a
otros componentes del medio ambiente.


Los plaguicidas envenenan a los animales cuando éstos comen, beben y respiran, tal
como sucede con los seres humanos. Los plaguicidas se absorben en sus cuerpos y
cuando los animales grandes se comen a los más pequeños la cantidad de veneno
almacenado también aumenta.


Los plaguicidas envenenan la tierra ya que matan los insectos, gusanos, hongos y
bacterias que crean los nutrientes necesarios para mantener el terreno vivo y fértil.


Los plaguicidas envenenan el agua. Si los plaguicidas corren hasta los ríos y arroyos,
matan a los peces y hacen daño a los animales y a las personas que toman esa
agua.


Los plaguicidas envenenan el aire cuando son arrastrados por el aire. Los
plaguicidas pueden llegar a muchos kilómetros de distancia del lugar donde se
aplicaron.


Una lechuza agarró al
sapo y luego se sentó en
un árbol a disfrutar de
su comida. Diez minutos
más tarde, la lechuza


cayó muerta.


Un día fumigué en el
campo de algodón unas
termitas con endosulfán.
Después, un sapo se comió


las termitas muertas.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas dañan el medio ambiente 273


Resistencia a los plaguicidas
Siempre hay algunas plagas que no mueren
a pesar de ser fumigadas con plaguicidas
porque son más fuertes o producen sustancias
que bloquean el plaguicida. Estas plagas se
reproducen dando lugar a otras que tampoco son
afectadas por los plaguicidas. Esta situación se
conoce como resistencia a plaguicidas. Cada vez
más plagas nacen con esta resistencia, hasta que
hay una población entera de plagas resistentes
que no pueden ser eliminadas con los mismos
productos químicos.


Las empresas productoras de plaguicidas
crean nuevos plaguicidas más potentes para
matar a estas plagas resistentes. Los agricultores
compran los nuevos productos químicos, gastando
más dinero cada temporada. Cada año, el medio
ambiente se envenena con más productos químicos,
más plagas se vuelven resistentes y las empresas de
plaguicidas obtienen más ganancias.


Aunque los plaguicidas sean efectivos durante
una estación o dos, a la larga envenenan a la gente,
a los animales, a la tierra y al agua. El único
beneficio a largo plazo es para las empresas que
fabrican y venden productos químicos.


Los plaguicidas matan a los insectos útiles
No todos los insectos son plagas, muchos son
beneficiosos para los agricultores. Las abejas
polinizan las plantas y hacen miel. Las mariquitas
atacan los insectos que dañan los cultivos. Hay
más insectos útiles que “plagas”. Pero los
plaguicidas generalmente matan tanto a los
insectos “buenos” como a los insectos “malos”.


Por ejemplo, cuando se fumiga un campo para
matar pulgones, el veneno también mata a las
arañas y mariquitas que se comen a los pulgones. Sin arañas ni mariquitas que los
controlen, en la siguiente temporada habrá más pulgones.


Pronto todas las plagas se vuelven resistentes
y los plaguicidas ya no son efectivos.


Las plagas que sobreviven dan
nacimiento a más plagas resistentes.


El plaguicida mata la mayoría de
las plagas, pero algunas sobreviven


porque son más resistentes.


Cómo las plagas se vuelven
resistentes a los plaguicidas




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas son veneno274


Educación sobre plaguicidas
Si mañana todos dejaran de aplicar plaguicidas, podríamos dar fin a la epidemia de
envenenamiento con plaguicidas y comenzar a restaurar la tierra, el aire y el agua.
Educándonos a nosotros mismos y a la comunidad sobre el daño que ocasionan
los plaguicidas y aprendiendo cómo cultivar alimentos sin productos químicos,
podríamos hacer que esto suceda. El primer paso será reunir a todas las personas,
de las aldeas o de la vecindad y hablar sobre sus experiencias con los plaguicidas.


Una vez que se hayan reunido, decidan qué asuntos son más importantes para
su comunidad. ¿La salud personal? ¿La contaminación del agua con plaguicidas? ¿El
costo de los plaguicidas? Después de que más o menos se comprenden los problemas,
el próximo paso sería decidir el o los objetivos. Quizá la gente quiera organizar
un curso de capacitación sobre el uso adecuado de plaguicidas, o aprender cómo
cultivar sin plaguicidas.


Nosotros
sabemos que
los plaguicidas
son peligrosos,
Pero aun así los
usamos todos
los días. ¿Qué


podemos hacer?


¡Podemos
simplemente


negarnos a usar
plaguicidas!


¡Así perderíamos
nuestro trabajo, yo
necesito alimentar a


mis hijos!
Lo que debemos


hacer es
informarnos sobre
cómo nos afectan
los plaguicidas
y encontrar una
solución todos


juntos.


Los agricultores se organizan para
mantener su independencia


Un grupo de agricultores de Bangladesh se reunió para lanzar un
programa de charlas sobre los plaguicidas que usaban y la empresa a
la cual se los compraban. Sus objetivos eran practicar el uso seguro de
plaguicidas y ahorrar dinero en los cultivos.


Se dieron cuenta que el banco local estaba trabajando con la gran
empresa agropecuaria Monsanto, aliándose para que los préstamos del
banco pudieran ser usados exclusivamente para la compra de productos de
Monsanto. Esto obligaría a los agricultores a usar plaguicidas y semillas de
Monsanto, y no les permitía obtener préstamos para comprar otras cosas
como animales o semillas orgánicas.


Cuando estos agricultores se enteraron de la alianza entre Monsanto y
el banco, organizaron a sus comunidades para que expresaran su opinión.


Estos agricultores protestaron frente al banco y se negaron a sacar nuevos
préstamos. Después de muchas protestas el banco dejó de trabajar con Monsanto.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


educ aciÓn sobre pl aGuicidas 275


bcnbxncbDibujo de soluciones para el problema de los plaguicidas










Duración: de 2 a 3 horas


Materiales: papel de dibujo, bolígrafos o lápices de colores, tachuelas o cinta
adhesiva.


si la gente ya está consciente de que los plaguicidas son dañinos, esta actividad les
ayudará a pensar en soluciones. es muy útil que una
persona dirija la actividad.


Hablar acerca de los problemas con plaguicidas
hable de cómo la gente de la comunidad se expone
a los plaguicidas.


Dibujar los problemas de los plaguicidas
cada persona dibuja una de las posibles situaciones
en que las personas se exponen a los plaguicidas.
se pegan estos dibujos a la pared con la cinta
adhesiva o las tachuelas. luego, el grupo ve los
dibujos y decide cuáles son los 3 ó los 5 problemas
más comunes que ven en ellos. después el grupo
comienza a hablar acerca de las posibles causas de
estos problemas. ¿por qué son tan comunes estos problemas? ¿por qué son tan
difíciles de resolver?


Dibujar soluciones
en grupos, la gente analiza las posibles
soluciones y hacen dibujos de sus
ideas. por ejemplo, si el problema
es que el plaguicida escapa de los
fumigadores de espalda, las soluciones
a corto plazo incluyen la reparación de
las goteras y el uso de ropa protectora.
las soluciones a largo plazo pueden incluir
la compra de un nuevo equipo o el cambio
a cultivos orgánicos. un grupo puede dibujar
una o todas estas soluciones. a menudo una
solución resuelve más de un problema.


pegue en otra pared los dibujos de las soluciones.


Hablar de soluciones
hable de las diferentes soluciones que la gente dibujó. ¿cuáles soluciones pueden
lograrse pronto? ¿cuáles soluciones necesitan más tiempo? puede cambiarse el
orden de los dibujos de modo que se vean primero las soluciones más prácticas
y más fáciles de lograr a corto plazo. hable sobre cómo lograr estas soluciones
y luego trabajar hacia las soluciones a largo plazo también. ¿Qué puede hacer el
grupo para que estas soluciones se cumplan?




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


los pl aGuicidas son veneno276


Lea y comprenda las etiquetas de los plaguicidas
Una parte importante de la educación sobre plaguicidas es ayudar a la gente a
entender las etiquetas de los plaguicidas. Todos los trabajadores agrícolas tienen
derecho a saber a qué productos químicos se exponen, los peligros de cada producto,
y cuál es la protección que necesitan. Se supone que los paquetes de plaguicidas
tienen etiquetas para que la gente sepa usarlos correctamente. Estas etiquetas
indican qué tipo de veneno contiene, cómo mezclarlo y medirlo, cómo tratar el
envenenamiento, cuán tóxico es el producto, y cuánto tiempo se debe esperar antes
de ingresar a los cultivos después de aplicarlo.


Muchas etiquetas de plaguicida son difíciles de leer. Es posible que estén escritas
en un lenguaje técnico difícil de entender. O que no estén escritas en el idioma local.
Como la mayoría de los trabajadores agrícolas ni siquiera saben qué plaguicidas
están usando, las etiquetas no siempre sirven para asegurar que los productos se
manejen de manera segura.


aquí se indica el tipo de protección que
usted necesita ponerse cuando usa este
plaguicida.


aquí se indica qué hacer en caso
de envenenamiento. es importante
porque se explica si hay que
hacer vomitar o no a una persona
envenenada.


aquí se indica el nivel de peligro del plaguicida;
se emplean entre otras estas palabras:
PELIGRO, VENENO, ”DANGER”: son los
plaguicidas más peligrosos. esta imagen:
junto a la palabra Advertencia, Veneno,
o Peligro, significa que incluso una cantidad
muy pequeña es mortal
ADVERTENCIA: muy venenoso.
PRECAUCIÓN, “WARNING”: estos son los
plaguicidas menos venenosos, ¡ pero pueden
causar graves problemas de salud!


Ingredientes activos: son los productos
químicos que matan las plagas.


Esta es una etiqueta de plaguicida de ejemplo.
Aunque las demás etiquetas pueden parecer
diferentes, generalmente contienen el
mismo tipo de información. Sin embargo,
recuerde que aunque siga las instrucciones
perfectamente, los plaguicidas pueden
causarle daño a usted y al medio ambiente.


Empresa Química ABC
ANTIPLAGA
PLAGUICIDA


Reg. No. M7485


INGREDIENTES ACTIVOS
Daltation (1,2 fosfo-(5)-4 clorometano)
......................................................................................... 50%
INGREDIENTES INERTES .................................... 50%
TOTAL .......................................................................... 100%


MANTENGA FUERA DEL ALCANDE DE LOS NIÑOS


ADVERTENCIAS


Peligroso para los humanos y los animales domésticos


Al manipular este producto utilice ropa con mangas largas y panta-
lones largos, protección para los ojos y guantes protectores. Lávese
las manos y la cara antes de comer o utilizar tabaco. Báñese al finali-
zar el día de trabajo, lavándose todo el cuerpo y el cabello con agua
y jabón. Cámbiese de ropa diariamente. Lave bien la ropa contami-
nada antes de volverla a usar.


EXPLICACIÓN DEL TRATAMIENTO PRÁCTICO


Si se ingiere: no induzca el vómito. Contiene solventes de petróleo
aromático. Llame inmediatamente al médico o al centro de control
de envenenamiento. Si se introduce en los ojos: Lave con mucha
agua por lo menos durante 15 minutos. Llame al médico. Si entra
en contacto con la piel: Lávese con abundante agua y jabón. Llame
al médico si continúa irritada la piel. Si se inhala: Trasládese
inmediatamente a un lugar bien ventilado. Busque atención médica.


PELIGRO VENENO


PELIGRO




Educ ación sobrE pl aguicidas 277


¿Lo comprarías
acaso si la etiqueta
fuera clara y dijera
“Producto venenoso:
si lo usa mal podría


morir”?


¿Por qué son tan
difíciles de entender
las etiquetas de los


plaguicidas?


Esta restricción significa que sólo las personas
capacitadas pueden comprar o utilizar este plaguicida.
sin embargo, las tiendas de productos agrícolas lo
venden a cualquier persona que pueda pagar por él.


El Intervalo de Entrada Restringida (REI)
es el lapso de tiempo que debe pasar
después de aplicar el plaguicida hasta
que la gente pueda entrar sin peligro
a los cultivos. Este lapso generalmente
varía entre 4 horas y 3 días.


cómo mezclar, cargar, aplicar,
almacenar y desechar este plaguicida.


información para el médico acerca
de las señas de envenenamiento
y su tratamiento; por eso es muy
importante llevar siempre la
etiqueta al médico si va por un
problema de envenenamiento.


Código de colores:
la etiqueta del
envase es impreso
con un color que
indica cuán venenoso
es. Estos códigos
pueden variar pero
generalmente:


• rojo: es extremadamente tóxico
• amarillo: es altamente tóxico
• azúl: es moderamente tóxico
• Verde: es ligeramente tóxico


ADVERTENCIA SOBRE EL INGRESO AL ÁREA TRATADA
No ingrese o deje que ingrese ningún trabajador al área
tratada durante los intervalos de entrada restringida (REI)
de 12 horas. Se debe dar advertencia oral y escrita a los
trabajadores que ingresarán en el área tratada..


NOTA PARA LOS MÉDICOS:


PELIGROS PARA EL MEDIO AMBIENTE
Este producto es extremadamente tóxico para los peces y la vida
silvestre. No aplique directamente al agua o a la tierra húmeda
(pantanos, ciénegas y baches).


“Antiplaga” es un inhibidor de la colinesterasa. Trate
sintomáticamente. Si se expone, los análisis de la colinesterasa en
plasma y células rojas pueden indicar el grado de exposición (los datos
de base son útiles). El antídoto es la atropina inyectable únicamente.


INSTRUCCIONES PARA SU USO
Utilice una dosis específica de ANTIPLAGA de acuerdo con el tipo
de cultivo descrito en el cuadro. Agregue al tanque la mitad de la
cantidad de agua indicada en el cuadro y comience a agitarlo.
Agregue la cantidad necesaria de ANTIPLAGA. Agregue el resto del
agua y agite la mezcla.


ALMACENAJE Y DESECHO
Guarde sólo en el envase original. Mantenga cerrado el envase
y de pie. Evite exponerlo a temperaturas extremas. En caso de
derrames o filtraciones, seque con material absorbente como
arena, tierra, etc. Deseche como otros desechos químicos.


Para desechar los envases, enjuáguelos 3 veces, poniendo el
agua de enjuague en el tanque de fumigar. Luego
perfórelos en diferentes partes y deséchelos de acuerdo
con las normas expedidas por las autoridades locales.


PLAGUICIDA DE USO RESTRINGIDO
Sólo para la venta al por menor a aplicadores certificados o a
personas que estén bajo su supervisión directa, y únicamente para los
usos establecidos por la certificación de Aplicadores Certificados.


si la etiqueta menciona la atropina, es
otra indicación de que el plaguicida es
muy peligroso.


guí a comunitaria par a l a salud ambiEn tal – 2011




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


278


la agricultura sostenible


Historia: Juan, Pedro y el huracán Mitch . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 280


Agricultura para mejorar la salud y la vida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 281


Mejoramiento de la tierra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 282


Actividad: Aprendiendo sobre los suelos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 284


Abono verde (de plantas) y cultivos de cobertura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 285


Cobertura muerta (mantillo) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 286


Estiércol . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 287


Composta (abono orgánico) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 287


Protección de terrenos contra la erosión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 289


Actividad: Daños de la lluvia sobre un suelo desnudo . . . . . . . . . . . . . . . . 289


Barreras en curvas de nivel . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 290


Utilice el agua conscientemente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 294


Historia: Los muros de piedra evitan la erosión y ahorran agua . . . . 295


Control de plagas y enfermedades de las plantas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 296


Enfermedades de las plantas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .301


Sembrar árboles y cultivos juntos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 302


Conservación de semillas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 303


Almacenamiento seguro de alimentos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 305


Cría de animales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 307


Piscicultura (granjas de peces) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 309


Agricultura sostenible en la ciudad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .310


Historia: La agricultura urbana florece . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .312


Comercialización de productos agrícolas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .313


Historia: Los agricultores comercializan sus
productos cooperativamente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .315


Escuelas de campo de agricultores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .316


Historia: Las escuelas de campo de agricultores
desarrollan las habilidades y la confianza . . . . . . . . . . . . . . . . . . .316


15


Páginaen este Capítulo




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


279


La agricultura sostenible significa cultivar de forma en que se preserve la salud
de la gente y de la tierra a largo plazo. Los agricultores que aplican métodos
sostenibles tratan de producir los alimentos nutritivos que sus familias y la
comunidad necesitan y al mismo tiempo conservar el agua, mejorar los suelos y
guardar las semillas para el futuro.


La mayor parte de los alimentos provienen de la tierra, pero mucha gente
no tiene suficiente o nada de tierra para producir los alimentos saludables que
necesita. La agricultura sostenible, la comercialización cooperativa de alimentos
(ver página 313) y la distribución justa de alimentos pueden enfrentar estas
dificultades.


Los agricultores son los guardianes de la tierra y son expertos en lo que hacen.
Los agricultores desarrollan métodos de agricultura sostenible y los modifican
según las necesidades de sus comunidades y las condiciones de la tierra en la que
trabajan. La agricultura sostenible en las ciudades y pueblos, o en áreas que han
sido labradas por generaciones, es útil para resolver los problemas del hambre, la
migración, la pérdida de suelos valiosos y la contaminación de las fuentes de agua.


Los métodos de agricultura sostenible no sólo son para los agricultores;
también pueden dar buenos resultados en los huertos familiares, para los
trabajadores de salud, expertos en desarrollo, y personas que deseen instalar un
huerto comunitario o una granja urbana para mejorar la nutrición, la seguridad
alimentaria y la salud de la comunidad.


la agricultura sostenible




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible280


Juan, Pedro y el huracán Mitch
Hubo un tiempo en que el abuelo de Juan cultivaba
alimentos suficientes para vivir bien en el valle de
Honduras. Más adelante, cuando una empresa frutícola
compró sus tierras, el abuelo se trasladó a las montañas.
Allí enseñó a su hijo, Aurelio, el padre de Juan, a despejar
de árboles las laderas del cerro y a quemar los tocones.
Después de cada cosecha, quemaban las cañas de maíz
y las ramas de frijol para hacer más ceniza con la cual
fertilizar la tierra.


Aurelio enseñó a Juan a labrar de la misma manera. Pero cuando Juan llegó
a su adolescencia la tierra estaba agotada y las cosechas eran malas. Juan no
podía despejar nuevos terrenos porque toda la tierra cercana pertenecía a otros
agricultores, a las empresas frutícolas y a los ganaderos.


Juan cortó todos los árboles de las laderas y sembró todo el maíz, frijol y
legumbres que pudo. Sin embargo, el maíz produjo una sola mazorca y los insectos
atacaron el frijol. Como muchos de sus vecinos, Juan compró fertilizantes químicos
para mejorar sus cultivos y roció plaguicidas para exterminar los insectos.
Conseguir dinero para los plaguicidas fue difícil, especialmente porque la tierra
seguía produciendo escasamente lo necesario para alimentar a su familia.


Cuando una gran tormenta produjo lluvias torrenciales y vientos fuertes durante
4 días, las laderas de los cerros se convirtieron en ríos de lodo y las casas se
deslizaron hasta el campo. Los cultivos y la casa de Juan se arruinaron, el suelo fue
arrastrado, dejando sólo piedras. Juan tuvo que volver a comenzar desde cero.


Pedro, el vecino de Juan, sobrevivió a la tormenta mejor que él. Pedro cultiva el
maíz, el frijol y las legumbres en medio de árboles que producen fruta, sombra y
forraje para sus animales. Pedro no quema las cañas de maíz ni las ramas del frijol,
sino que las corta después de la cosecha y las deja encima del suelo. Pedro también
sembró barreras vivas de agave y de otras plantas para mantener el suelo y evitar
que el agua lo arrastre. Después de la tormenta, las raíces de los árboles sostuvieron
en su lugar la mayor parte del suelo y las barreras que hizo retuvieron el resto.


“Las diferentes plantas se ayudan entre sí para enriquecer el suelo”, dice Pedro.
“Ni siquiera nos dimos cuenta de que había pasado una tormenta por aquí. El agua
pudo absorberse mejor en mis terrenos porque son parecidos a los del bosque”.


Con la ayuda de Pedro, Juan comenzó a restaurar sus campos. Comenzó por
sembrar un cultivo de frijol como abono verde para restaurar la fertilidad del suelo.
También sembró barreras vivas y una variedad de árboles. Pronto, otros vecinos
comenzaron a hacer lo mismo con la esperanza de que estos métodos de agricultura
sostenible les permitirán a sus familias sobrevivir otras tormentas.


Cuando ve cómo crecen sus plantitas y árboles Juan piensa en sus hijos, que
utilizarán este pedazo de tierra para sostener a sus propios hijos en los años venideros.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


aGricultur a par a me jor ar l a salud y l a v ida 281


Agricultura para mejorar la salud y la vida
Los métodos de agricultura sostenible no sólo proveen de alimentos; también
aumentan la fertilidad de los suelos, protegen el agua, resguardan las semillas
valiosas, mantienen la biodiversidad y aseguran que la tierra pueda sostener la
vida de las generaciones futuras. Aplicando métodos de cultivo sostenible los
agricultores podrán producir más en espacios más pequeños y sin tener que utilizar
plaguicidas ni fertilizantes químicos. De este modo aumentará la disponibilidad de
mejores alimentos para consumir y vender y además podrán reducirse los costos de
producción de los alimentos así como la contaminación del aire, del agua, la tierra
y nuestros cuerpos. La agricultura sostenible mejora nuestra salud ya que:


• Reduce la amenaza de sequías porque conserva el agua.


• Reduce la dependencia en los productos químicos, permite ahorrar dinero y
desarrolla la confianza en uno mismo. La agricultura sin productos químicos
evita los problemas de salud que dichos productos causan a los agricultores,
trabajadores agrícolas, a los consumidores de alimentos producidos con
plaguicidas o a la gente que toma agua del lugar.


• Disminuye el trabajo que se requiere para producir alimentos. Esto es
especialmente importante cuando la migración, VIH y otros problemas
dificultan las labores agrícolas.


La agricultura sostenible hace que la tierra sea más productiva, de modo que menos
gente se vea forzada a abandonar el campo para migrar a la ciudad. Contribuye
también al mejoramiento del suelo, la conservación del agua y la preservación de
semillas que sostienen el campo y las comunidades agrícolas.


Principios de la agricultura sostenible
La agricultura sostenible es más
eficaz si los agricultores aprenden a
trabajar bajo las condiciones locales
y comparten lo aprendido con otros
agricultores. Algunas guías para una
agricultura sostenible son:


• Para crecer sanas las plantas necesitan una
tierra sana. En las páginas 282 a 288 se
explica cómo utilizar los fertilizantes
naturales para mejorar la calidad del
suelo. En el Capítulo 11 y en las páginas
289 a 293 se explica cómo proteger los
suelos contra la erosión.


• Ahorre agua y proteja las fuentes de agua.
Los métodos para conservar el agua se
explican en las páginas 294 a 295.


El abono verde
que sembramos la
temporada pasada


de verdad que
mejoró la tierra.


¡Las plantas
de maíz


crecieron más
y las mazorcas
fueron más
grandes que


antes!


Y no tuvimos
que quitar
las yerbas
tanto


porque los
terrenos se
mantuvieron
con cultivos
todo el año.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible282


• Guarde semillas del cultivo para sembrarlas la próxima estación. En las
páginas 303 y 246 a 247 se explica cómo guardar las semillas.


• Control natural de plagas y de enfermedades de plantas. En las páginas 296 a
301 podrá informarse sobre los métodos naturales para controlar las plagas
y las enfermedades.


• Siembre cultivos diversos. Siembre cultivos mixtos y cambie cada año el lugar
de la siembra. Esto mantiene los nutrientes en la tierra y mejora la salud de
la gente proporcionándoles una variedad de alimentos para comer. También
sirve para controlar las plagas y las enfermedades (ver página 300).


• Comience con cambios pequeños. La mayoría de los cultivos han ido
mejorando a través de cientos y aún miles de años gracias a los agricultores,
que experimentaban nuevos métodos. Pero no siempre los nuevos métodos
dan resultados. Experimente con las nuevas ideas primero en sectores
pequeños o en el jardín. Si fracasan, tendrá al menos los alimentos
producidos en el resto de los terrenos.


Mejoramiento de la tierra
Los agricultores saben que es necesario tener una tierra
sana para lograr una buena cosecha. Muchos agricultores
enriquecen la tierra con fertilizantes naturales como
estiercol (de animales), abono verde (de plantas) y
composta. Los fertilizantes naturales son más sanos
para la tierra, las plantas, el agua, el aire y la
gente, que los fertilizantes químicos y producen
todos los nutrientes que las plantas necesitan
gratis o a un costo muy bajo.


Para conocer los terrenos
La tierra es una mezcla de arena, sedimentos, arcilla y materia orgánica (por
ejemplo, insectos, bacteria, hojas verdes, plantas en descomposición y abono). La
proporción de cada componente y los métodos agrícolas que usted aplique afectarán
la textura de la tierra (gruesa o fina), su fertilidad (cuán rica es para cultivar) y su
estructura (como el suelo se mantiene junto). Un suelo de buena textura y fertilidad
hace que el aire, el agua, los nutrientes y las raíces tengan espacio para moverse
libremente. Esto mejora la capacidad de la tierra para sostener los cultivos y resistir
la erosión.


Además, los suelos pueden ser alcalinos (también llamados “básicos” o “dulces”)
o ácidos (también llamados “agrios”). El “pH” de la tierra (si es dulce o agria) se
puede determinar haciendo la prueba o simplemente probando si el sabor es dulce o
agria. La mayoría de las plantas crecen mejor en tierras que no son ni muy dulces ni
muy agrias. Se agregan nutrientes específicos para endulzar o agriar más la tierra
(ver página 288). Agregar la materia orgánica se tiende a mejorar todos los suelos.


En la agricultura sostenible no sólo se cultivan
alimentos, también se cultiva un suelo fértil con
todos los nutrientes que las plantas necesitan.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


me jor amiento de l a t ierr a 283


Utilizando equipo pesado para arar, remover, o cavar, la tierra se puede
compactar (se presiona a tal punto que no queda espacio ni aire). Es difícil que el
agua o las raíces de las plantas ingresen en la tierra compactada. También es difícil
que las plantas obtengan los nutrientes que necesitan si la tierra está compactada.


Para evitar que la tierra se compacte, retire la materia extraña y revuelva la
tierra cuando no esté demasiado húmeda ni demasiado seca, sino húmeda como
cuando se exprime una tela. Muchos agricultores revuelven la tierra lo menos
posible, agregan estiércol y desechos de la cosecha, y se valen de métodos como los
hoyos para sembrar (ver página 295) o el abono verde (ver página 285) para que la
tierra se afloje para sembrar.


Los fertilizantes químicos pueden ser útiles ahora, pero hacen daño después
Los fertilizantes químicos son costosos tanto para el agricultor
como para la tierra porque dañan la tierra, contaminan el agua y
crean la necesidad de comprar más productos químicos. En la bolsa
de los fertilizantes generalmente aparecen las letras N-P-K, que
representan los principales nutrientes que las plantas necesitan (N
es Nitrógeno, P es fósforo y K es Potasio o Potasa). Los fertilizantes
químicos tienen cantidades concentradas (muy fuertes) de estas
sustancias químicas. Si estos nutrientes concentrados se escurren
desde los terrenos hasta las aguas subterráneas y los ríos y acueductos, el agua se
vuelve peligrosa para beberla, lavarse y bañarse.


El mayor problema para el desarrollo de cultivos con fertilizantes químicos es que
los agricultores que los utilizan con frecuencia dejan de agregar a la tierra materia
orgánica como el estiércol, y como consecuencia la tierra pierde rápidamente sus
nutrientes y se vuelva compacta, lo que da lugar a problemas de plagas, malas
cosechas, pérdida de agua, y mayor dependencia en los fertilizantes químicos. Si
utiliza fertilizantes químicos, es importante añadir también fertilizantes naturales.


Fertilizante químico


Fertilizantes naturales




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible284


Aprendiendo sobre los suelos














Propósito: esta actividad sirve para mostrar cómo las
diferentes prácticas agrícolas afectan a la tierra.


Duración: 3 horas


Materiales: herramientas para escarbar, 3 tablones o
cartones, agua, papel y lápiz o marcador.


elija 3 parcelas de tierra agrícola que se hayan
utilizado para diferentes usos. por ejemplo, escoja un
campo de maíz o un campo seco de arroz, una huerta o huerto familiar, y un lote
que haya sido utilizado como pastizal por muchos años. los lotes deben estar a
corta distancia uno del otro para poder ir caminando de uno a otro.


con un grupo de agricultores, vaya a cada uno de los lugares. cruce de arriba abajo,
observando todos los factores que podrían afectar el terreno. ¿Qué indicios nos
permiten determinar el uso que se ha dado a la tierra? ¿hay indicios de erosión?
(por ejemplo, ¿hay barrancos, lugares rocosos o descubiertos, tierra más rica al pie
del cerro que en la cima?) ¿las plantas se ven sanas?


converse con los labradores de cada uno de los terrenos para averiguar qué
prácticas han aplicado durante los últimos 5 a 10 años. ¿las observaciones del
grupo coinciden con lo que averiguó de los agricultores?.


excave un hueco pequeño de 50 cm de profundidad en cada parcela. corte una
de las paredes del hueco de manera vertical y uniforme. con una pala plana o
un machete largo corte una tajada de 3 cm de ancho de esta pared y colóquela
cuidadosamente sobre una tabla o sobre una superficie plana. ponga una etiqueta
a la muestra para identificar el sitio de donde proviene.


cuando haya tomado las muestras de suelo de los 3 lugares, llévelas al lugar
de reunión donde el grupo pueda examinarlas. ¿Qué diferencias hay entre las
diferentes muestras? mire cuidadosamente para ver las diferencias en color, textura,
estructura, olor y presencia o ausencia de gusanos e insectos. Quizá pueda probar
un poquito de cada tierra para comparar el ph. ¿es dulce o agria? haga que cada
persona coja en sus manos un poco de tierra de las diferentes muestras. ponga un
poco de agua en cada muestra y vea si es pegajosa, áspera, suave, o se quiebra.


discuta cuáles diferencias pueden haber sido ocasionadas naturalmente por el
viento y el clima, y cuáles por el uso dado a la tierra.


tomando en cuenta el conocimiento de la gente, las indicaciones de este libro y la
información de otras fuentes, discuta las posibles medidas para proteger o mejorar
la tierra en los lugares donde se desea cultivar. estas medidas tal vez incluyen el uso
de fertilizantes naturales (ver páginas 285 a 289), proteger la tierra contra las erosión
(ver páginas 289 a 293), aplicar prácticas de pastoreo sostenible (ver páginas 307 a
308) y otras prácticas agrícolas.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


me jor amiento de l a t ierr a 285


Abono verde (de plantas) y cultivos de cobertura
Para el abono verde se emplean aquellas plantas que sirven para
fertilizar la tierra. Estas mismas plantas se usan para proteger los


cultivos y sofocar las yerbas. Muchas plantas sirven para
ambas tareas y por eso se las conoce por ambos nombres,
“abonos verdes” y “cultivos de cobertura”.


Muchos de los abonos verdes son de la familia de las
leguminosas (plantas con semillas en vainas,
por ejemplo arvejas, frijoles y árboles de
tamarindo). Las plantas leguminosas
agregan nitrógeno a la tierra. Si
uno arranca una planta de frijoles,


o se fija en la raíz de algún árbol,
verá unas bolitas pequeñas que se forman


en las raíces. Estas pequeñas bolitas retienen el
nitrógeno del aire y lo ponen en la tierra para


hacerla más fértil.


Frijol dólichos
dolichos lablab


Chinapopo
phaseolus coccineus


Frijol abono
mucuna pruriens


Haba
vicia faba


Sorgo
sorghum


Los abonos verdes brindan muchas ventajas:
• Cubren la tierra, protegiéndola de la erosión y ayudando a retener el agua.


• Agregan materia orgánica a la tierra, haciéndola más fértil.


• Después de usar abono verde por muchos años, es más fácil trabajar la tierra.


• No hay gastos de labor o de transporte porque los abonos verdes crecen justo en
el campo donde se utilizarán.


• Cuando se siembran con otros cultivos, controlan las yerbas y las plagas de
insectos.


Los abonos verdes tienen otros usos además de mejorar la tierra. Algunos producen
alimento, por ejemplo avena, amaranto, centeno y frijoles. Otros producen forraje
para los animales, por ejemplo la alfalfa y el trébol. Las plantas como el pasto
Sudán y otras de la familia de la mostaza evitan las enfermedades de los cultivos.
Los árboles utilizados como abono verde pueden servir para leña.


Las pequeñas bolitas
(nódulos) presentes
en las raíces de las
leguminosas agregan
nitrógeno a la tierra.


Alfalfa
medicago sativa




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible286


Tres usos comunes del abono verde
• Cultívelo junto con los cultivos principales tales como maíz, mijo y yuca
(mandioca).


• Siembre las plantas del abono verde cuando se va a dejar descansar la tierra
(barbechar); un año de barbecho con abono verde mejora la tierra y elimina
las yerbas igual que un barbecho de cinco años sin abono verde.


• Cultívelo durante la estación seca, después de cosechar el cultivo principal.


El mejor cultivo de cobertura es una mezcla de plantas. Un grano que crece
rápidamente para desarrollar una planta alta podría agregar materia orgánica a
la tierra, mientras que un cultivo de frijoles agregará nitrógeno y al mismo tiempo
cubrirá el suelo. Hable con otros agricultores de la región para averiguar lo más
conveniente para sus tierras.


Cobertura muerta (mantillo)
Es mejor mantener la tierra cubierta, incluso durante la temporada de cultivo.
Se entiende por cobertura muerta cualquier elemento que se utiliza para cubrir
las tierras de cultivo. La cobertura muerta, o mantillo, ayuda a retener el agua,
controla las yerbas y evita la erosión. Los desechos de plantas, tales como cañas
de maíz, tallos de frijol o pastos son los más adecuados para producir la cobertura
muerta puesto que se pueden sencillamente dejar pudrir en el lugar y de este
modo añaden materia orgánica a la tierra. Las yerbas se pueden usar de la misma
manera, pero deben cortarse antes de que produzcan semillas, para evitar que
vuelvan a crecer.


La cobertura muerta no debe ser de más de 10 cm de grosor. Una cobertura muy
gruesa puede retener demasiada humedad y ocasionar enfermedades a las plantas.


La paja y los restos de pasto son buena cobertura
muerta porque se degradan lentamente.


No deje que
la cobertura
muerta toque
los tallos de las
plantas. Puede
hacer que se
pudra.


Cultive el producto
hasta la cosecha. Use los
frijoles o granos para


alimentarse o alimentar
a los animales, y luego


corte los tallos.


Limpie los espacios
del cultivo de
cobertura y


siembre su próximo
cultivo en ese sitio.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


me jor amiento de l a t ierr a 287


Estiércol
El estiércol da a las plantas todos los nutrientes necesarios, y con el tiempo mejora
la textura, la estructura y la fertilidad de la tierra. Los fertilizantes químicos, por el
contrario, dan a los cultivos sólo 2 ó 3 nutrientes y no mejoran la tierra.


Se debe tener cuidado al utilizar el estiércol como abono. Si se usa mucho,
podrían acumularse demasiados nutrientes en el suelo y además podrían
contaminarse las fuentes de agua. El estiércol fresco también contiene microbios
que pueden ocasionar enfermedades. No ponga estiércol fresco cerca de las zanjas
de drenaje, ríos, arroyos o acueductos. Lávese siempre las manos y lave bien su ropa
después de manejar el estiércol.


Fertilización con desechos humanos
La orina humana puede convertirse en fertilizante y las heces, después de un
tratamiento adecuado, pueden añadir materia orgánica al suelo. Sin embargo, los
desechos humanos contienen microbios peligrosos y pueden causar enfermedades
si no se manejan adecuadamente (en el Capítulo 7 se explica
cómo utilizar los desechos humanos sin peligro para mejorar el
rendimiento de los cultivos).


Composta (abono orgánico)
La composta, o abono orgánico, es un fertilizante natural
hecho de los desperdicios de comida, restos de cultivos,
yerbas y estiércol. Al añadirlo a la tierra se
pueden devolver a ella sus nutrientes. Sin
embargo, como sería muy difícil producir
suficiente composta para todo un terreno, la
composta se aplica generalmente en parcelas


pequeñas (en las páginas 400 a
403 se explica cómo preparar
la composta).


Tierra


Composta


La composta puede aplicarse de diferentes maneras:
• Ponga una pala llena de composta en el fondo del
agujero, antes de sembrar un árbol de fruta.


• Mezcle un puñado de composta con la tierra del
agujero cuando siembre las semillas.


• Esparza una capa de composta por encima de la
tierra antes de darle vuelta.


• Cuando las plantas estén creciendo ponga un
círculo con composta alrededor de su tallo. Si se
trata de un árbol, el diámetro del círculo debe ser
aproximadamente igual al borde de la sombra del
árbol a medio día. Cúbralo con un poco de tierra. La
planta se alimentará lentamente, a medida que el
agua lleva los nutrientes hasta las raíces.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible288


Té de composta (abono orgánico líquido)
La composta se puede utilizar para producir un abono líquido para
las plantas y así ayudar a controlar las plagas. Envuelva un poco de
composta en un pedazo de tela y ciérrelo con un nudo creando un
saquito. Póngalo en una cubeta de agua durante 7 a 14 días. Cuando
el agua se vuelva café, retire el saquito y esparza los restos de la
composta en los terrenos. Rocíe o riegue el agua (“té de composta”) en
las hojas de las plantas. Asegúrese de lavarse las manos después de
manejar esta agua .


Otros métodos para añadir nutrientes a la tierra
Se pueden agregar otros materiales para cambiar el pH y agregar nutrientes a
la tierra (ver página 282). La piedra caliza, ceniza de madera, huesos y conchas
molidos hacen bajar la acidez del terreno, mientras que las hojas secas y las agujas
de pino la hacen subir. La caña de azúcar que se ha dejado pudrir por lo menos
durante un año y la pulpa del café molida y seca añaden nutrientes. De este modo los
residuos de cultivos pueden utilizarse como fertilizantes.


El mejoramiento de la tierra ayuda a controlar las yerbas
Todos los métodos de mejoramiento de la tierra con materia orgánica como el
abono verde, la composta y los cultivos de cobertura también sirven para controlar
las yerbas. Cuando la tierra está sana, las yerbas en pequeña cantidad no afectan
el rendimiento de los cultivos.


Las yerbas pueden también controlarse si se
siembra las plantas muy cerca la una de la otra de
modo que no haya espacio para la yerba, y si se deja
que los animales se coman la yerba. Los cultivos
nativos del área tienden a resistir mejor al daño de las
yerbas locales. Después de muchos años, los cultivos
localmente desarrollados se adaptan al clima, a las
yerbas y a las plagas, y sobreviven mejor que otros
cultivos u otras variedades del mismo cultivo.


Las cenizas de la madera
quemada pueden enterrarse


en la tierra del jardín para
hacerla menos ácida.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


protecciÓn de terrenos contr a l a erosiÓn 289


Propósito: mostrar la importancia de mantener la
tierra protegida para que el agua no la arrastre.


Duración: 15 minutos


Materiales: 2 pedazos de papel limpio o tela, una
regadera, o una lata vieja con huecos en la base para
regar haciendo que el agua caiga como lluvia.


reúna al grupo en una parcela de terreno sin plantas
ni yerbas (un sitio descubierto).


coloque un pedazo de papel limpio o tela sobre el suelo. riegue para producir una
especie de lluvia sobre el suelo al lado del papel o tela.


vea cuántas áreas enlodadas se formaron en el papel o la tela cuando salpicó el
agua sobre la tierra. lo mismo sucede cuando la lluvia golpea el suelo descubierto.
el suelo desnudo no puede conservar el agua y el agua lo arrastra.


con un nuevo pedazo de papel limpio o tela, repita el experimento en el lugar
donde el terreno está cubierto de pasto, yerbas o cobertura muerta. el segundo
papel o tela seguramente mostrará menos áreas enlodadas que en el primero
porque las plantas conservan el agua y hacen que se filtre en el suelo.


dirija la discusión conversando con el grupo sobre lo que sucedió y la
importancia de mantener el suelo cubierto.


Protección de terrenos contra
la erosión
Cuando la tierra no está protegida, el viento y el agua
pueden erosionarla o dañar la capa delgada que la
cubre (capa superior del suelo) y hacer que el suelo
pierda agua. La tierra que generalmente queda es
compacta, falta nutrientes y no es buena para cultivar.
Evitar la erosión y conservar la tierra y el agua es uno
de los trabajos más importantes de los agricultores (ver
Capítulo 11).


Cuando la lluvia golpea el suelo
descubierto, se lleva la tierra.


Daños de la lluvia sobre un suelo desnudo









Después de esta actividad quizá sea conveniente hacer un experimento en el campo
para mostrar cómo la cobertura muerta (mantillo) resguarda el suelo. Prepare una
pequeña parcela demostrativa y cúbrala con cobertura muerta después de sembrar.
Siembre otra parcela con el mismo producto pero sin cobertura muerta. Al término
de la época de siembra compare los resultados.





Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible290


Barreras en curvas de nivel
Cuando trazamos una senda a lo largo del
contorno horizontal de una ladera para viajar
de un extremo a otro pero manteniéndonos a
la misma altura, estamos siguiendo lo que se
conoce como curva de nivel, o contorno de la
loma. Las barreras que se construyen siguiendo
las curvas de nivel pueden ser “muertas”, por ejemplo los muros de contención, pilas
de tierra o surcos, o “vivas”, por ejemplos las hileras de pasto o arbustos. Ambos
barreras evitan que la tierra sea arrastrada por el viento y la lluvia. También
retardan el movimiento del agua hacia abajo, haciendo que ésta se distribuya sobre
todo el terreno y penetre en la tierra. Al arar a lo largo de la curva de nivel en
lugar de hacerlo en declives de arriba abajo se retarda también la escorrentía y se
dirige el agua hacia los cultivos. Una herramienta sencilla, conocida como un nivel
de aparato A le permitirá determinar las curvas de nivel del terreno para construir
las barreras en las curvas de nivel a lo largo de ellas.


Cómo hacer un nivel con aparato A







el nivel de aparato a es una herramienta que le puede ayudar a delinear las
curvas de nivel horizontales de las laderas. podrá construir uno con los siguientes
materiales:


• 2 palos firmes de aproximadamente 2 m de largo y 2 cm de espesor para formar
los pies, y 1 palo de aproximadamente 1 m de largo para el travesaño.


• 3 clavos suficientemente largos para atravesar los 2 palos y sobresalir un poco
por el otro lado.


• 1 botella con tapa o corcho, o 1 piedra para usar como peso (½ kilo)


• 1 cordón de 2 m de largo con un nudo en uno de sus extremos.


• un lápiz o bolígrafo, un martillo o piedra, un machete o sierra, y
una cinta métrica.


asegure las 2 patas juntas en 1 de sus extremos para formar un
triángulo, con aproximadamente 2 m entre pie y pie. si utiliza un
clavo, deje que la cabeza de éste sobresalga un poco ya que la
utilizará más adelante.


asegure el travesaño a las 2 patas.


asegure el peso (la botella o la piedra) a la cuerda. amarre
un extremo de la cuerda a la cabeza del clavo, de modo
que el peso quede colgando a unos 2 cm por debajo
del travesaño. si la botella es de plástico, llénela con
agua, arena o tierra y tápela. esta cuerda con el peso
unido a uno de sus extremos es la plomada.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


barrer as en curvas de nivel 291


Cómo marcar el centro del aparato A antes de utilizarlo








coloque el nivel de aparato a en un lugar casi plano. marque el punto donde
cada pata toca el suelo. compruebe que la plomada puede moverse libremente
y a continuación sujétela para detenerla. una vez que la cuerda haya dejado de
moverse, marque el lugar exacto donde la cuerda se cruza con el travesaño.


invierta la posición del aparato de modo que la pata derecha quede donde estaba
la pata izquierda y viceversa. marque el lugar exacto donde la cuerda cruza el
travesaño. en este momento el travesaño tendrá 2 marcas.


estire una cuerda entre las 2 marcas y dóblela por la mitad para determinar el punto
central entre ambas marcas; marque este punto central con una tercera marca.


ponga el aparato a un lugar plano donde la plomada cuelgue justo encima de la
marca central del travesaño. cuando la plomada esté en la marca central las 2 patas
del aparato estarán a la misma altura. invierta la posición del aparato de modo que
la pata derecha quede donde estaba la izquierda y viceversa. la cuerda debe seguir
sobre la marca central; si no es así, repita este proceso hasta que lo haga.




Decida dónde colocar las barreras
Una vez que se ha fabricado el nivel de aparato A, decida aproximadamente a qué
distancia construirá las barreras entre sí. La primera barrera debe quedar cerca
de la cima del terreno, para detener el agua de los campos de arriba. La ubicación
de las otras dependerá de la pendiente de la ladera. Para las pendientes fuertes,
las barreras deben quedar aproximadamente a 10 m de distancia entre sí. Para las
pendientes moderadas, deje 15 m de distancia y para las pendientes suaves, 20 m.
Si el cerro es muy empinado, es mejor hacer terrazas individuales para cada árbol,
o agujeros individuales para sembrar, o terrazas pequeñas para cultivos, en vez de
arar o excavar zanjas.


También considere el tipo de suelos. Las tierras arcillosas no absorberán agua
fácilmente, de modo que las barreras deben estar más cerca la una de la otra.
Si la tierra es arenosa o tiene mucha materia orgánica, absorberá agua
fácilmente y las barreras pueden estar más separadas.
Cuando tenga una idea de la distancia que debe haber
entre barreras, coloque estacas en el suelo para
marcar dónde irán.


Podrá tomar las medidas
con el nivel de aparato A,


con la cinta métrica, o
contando sus pasos.


Pendiente
fuerte


Pendiente
moderada


Pendiente suave


20 m


15 m


10
m




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible292


Guía para la construcción de barreras en curvas de nivel
Una vez que las curvas de nivel se han marcado, y usted está decidiendo qué clase
de barreras son mejores para su terreno, tenga en cuenta las siguientes guías:


• Preserve o siembre árboles y plantas. Si la pendiente es muy fuerte, los árboles
que ya están allí o los árboles que usted sembrará evitarán los derrumbes.
Los pastos y las plantas con raíces fuertes ayudarán a sostener la tierra.


• Retardar el agua pero mantenerla corriendo. Es importante mantener el agua
corriendo, ya sea hacia abajo o en el suelo mismo. Las barreras mal hechas
pueden hacer que el agua se estanque, lo que daría lugar a la proliferación de
zancudos y a la propagación del paludismo y otras enfermedades.


• Arregle los problemas tan pronto como aparezcan. Las tormentas fuertes pueden
hacer que las zanjas de contorno se caigan, o que los muros de contención se
rompan. Arréglelas inmediatamente para evitar mayor erosión.


• Comience desde arriba. El agua corre cuesta abajo. Comenzando de arriba,
uno protege todo lo de abajo y puede usar las barreras pequeñas que sean
necesarias.


bcnbxncbCómo marcar las curvas de nivel











el siguiente paso para preparar la construcción de barreras
en contorno es hallar las curvas de nivel.


en la cima de la ladera, donde quiere poner la
primera barrera, coloque el nivel de aparato a de modo
que sus brazos se abran horizontalmente a través de la loma
(no de arriba abajo). ponga una de las patas del nivel en el lugar
donde desea comenzar la curva de nivel. mueva la otra pata del nivel
hasta que la cuerda de la plomada marque exactamente la marca del centro; con la
plomada en esta marca, la distancia de la primera a la segunda pata corresponde al
primer segmento de la curva de nivel.


ponga una estaca junto a la segunda pata del nivel.


dé vuelta al nivel girando sobre la segunda pata para encontrar el siguiente
punto de la curva de nivel a lo largo de la loma, y repita el primer paso.
continúe hasta el final del terreno o ladera, clavando una estaca cada
2 m para marcar el sitio.


desplácese cuesta abajo hasta el siguiente punto donde
quiere la próxima barrera (10 a 20 metros loma abajo) y
repita el procedimiento.


cuando termine de marcar todas las curvas de nivel,
póngase de pie en un extremo de cada línea y mire la fila
de estacas. verifique si cada curva de nivel está en una curva uniforme o no. puede
que tenga que mover un poco algunas de las estacas para crear una curva uniforme.


Curvas de nivel marcadas con estacas




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


barrer as en curvas de nivel 293


Represas de control con arbustos,
piedras o fardos de paja, colocados en
las quebradas y en las áreas erosionadas
donde corre el agua; deje que el agua
fluya, pero lentamente.


muros de 30 cm de ancho y de por lo
menos 25 cm de alto, hechos de piedra,
tierra, fardos de paja u otros materiales
que retardan la corriente y contribuyen


para que el agua penetre en la tierra.


las zanjas de inflitración son pequeñas
barreras de tierra con un surco a un costado
de la cima del cerro. La tierra escarbada para
hacer un surco es acumulada hacia abajo
para formar un cúmulo de barro. Haga el
surco de un ancho 3 veces más grande
que su profundidad, de modo que
no se caiga. Se pueden sembrar
árboles y arbustos en los
surcos para aprovechar el
agua, o en el barro para
mantenerlo en su lugar.


Zanjas o surcos que dirigen
el curso del agua a un área
determinada. Para hacer que
el agua se resuma en la tierra,
construya barreras pequeñas cada
8 ó 10 metros dentro del surco.


los gaviones son cajas grandes de
alambre que se llenan con piedra
para retener y sostener la tierra, y
que se aseguran a los costados de
las barrancas.


barreras vivas hechas
de árboles, arbustos,


pastos u otras plantas
sembradas a lo largo de


las curvas de nivel;
retienen el agua y


la tierra.


Diferentes tipos de barreras vivas y muertas en curvas de nivel
Utilice la barrera que sea más fácil de construir y funcione mejor en su terreno.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible294


Los huecos pequeños
en las tuberías o
mangueras dejan que
el agua gotee en el
suelo lentamente.


Utilice el agua conscientemente
Todos los agricultores necesitan agua. Si usted vive en lugar seco, la mejor manera
de conservar el agua es cultivar plantas nativas del lugar o plantas que necesitan
agua sólo durante la estación de lluvias. El abono verde y la cobertura muerta
ayudan a mantener el agua en la tierra; las barreras en las curvas de nivel también
ahorran agua ya que evitan que ésta se escurra. Otros métodos para ahorrar agua
en el campo son:


• El riego por goteo
proveniente de tubos
tendidos encima o
debajo del suelo, lo que
utiliza menos agua y
hace menos daño a la
tierra que el agua que
cae a chorros desde
arriba.


• Sembrar árboles de sombra que protejan las plantas y la tierra para que no se
sequen al sol. Algunos árboles sacan agua desde lo más profundo del suelo,
que las plantas de raíces superficiales podrán absorber.


• Sembrar cultivos muy cerca el uno del otro para dar sombra a la tierra y evitar
que ésta se seque. El aire entre las plantas que están muy cerca la una de la
otra, retiene un poco de humedad de modo que las plantas no se marchitan.
Esta práctica funciona mejor cuando se siembra una variedad de cultivos o
un abono verde junto con las otras plantas.


• Siembra en hileras (sembrar diferentes cultivos combinados a lo largo de
las curvas de nivel) para hacer que los cultivos compartan humedad.
Para lograrlo, se siembra un cultivo de cobertura cerro arriba, a
partir de la curva de nivel, y debajo se siembra un cultivo que
sólo proporciona un poco de cobertura. El agua se acumula en
el cultivo de cobertura y fluye hacia los cultivos de abajo.


• Reciclaje del agua de lavado para regar el jardín cerca de la
casa (ver página 100).


• Proteger las áreas de acumulación de agua para abastecer de
más agua a la gente y a los cultivos (ver Capítulo 9).


Siembra en hileras




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


util ice el aGua conscientemente 295


Haga hoyos para sembrar
Los hoyos para sembrar retienen el
agua para que las plantas se puedan
desarrollar aun en condiciones de
extrema sequía. Si siembra diferentes
cultivos en el mismo hoyo se puede
utilizar mejor el agua. Los cultivos que
necesitan más agua crecen mejor en los
hoyos al pie del cerro. Los cultivos que
pueden crecer con menos agua lo hacen
bien en el lado más alto de la ladera.


El segundo año siembre en el mismo
hoyo, o excave nuevos hoyos entre los
hoyos anteriores. Si hace nuevos hoyos,
con el paso de los años toda el área se
fertilizará.


Los muros de piedra evitan la erosión y ahorran agua
En la planicie central del país africano Burkina Faso se alternan terrenos planos
con suaves declives. Aquí las lluvias siempre han sido escasas, pero en los últimos
años lo han sido más aún, perjudicando la tierra y causando sufrimiento a las
personas. Para conservar agua y evitar la erosión, los agricultores construyen muros
de contención de piedra, de poca altura, en todos los campos. Los muros retardan el
flujo de agua, dando tiempo para que el suelo se empape. Los muros también evitan
que el viento se lleve la tierra o que el agua la arrastre lejos y retienen la tierra que
se ha erosionado en las laderas más altas.


Los agricultores también excavan grandes
hoyos para sembrar. Llenan los hoyos con
composta o estiércol para fertilizar los cultivos
y retener el agua.


Allí donde se ha formado un barranco, la
gente lo rellena con piedras. Si el barranco
es demasiado profundo para llenarlo, se
construyen muros de piedra a través de
éste. Justo igual que en el campo, el muro de
piedra retarda el flujo del agua y evita que el
barranco se vuelva más grande. Con el tiempo,
la tierra vuelve a rellenar el barranco.


Aplicando estos métodos, los agricultores de Burkina Faso han enriquecido la
tierra y mejorado el rendimiento de sus cultivos pese a la falta de lluvias. La salud
de la gente ha mejorado gracias al aumento en la disponibilidad de alimento.


Haga hoyos de
unos 15 cm de
profundidad,
durante la
estación seca.


Apile la tierra de
los hoyos en el
costado inferior
de la ladera
para formar un
pequeño muro.


La distancia entre
hoyos es 1½ veces
el ancho de éstos.


Agregue
estiércol o
material de
composta a
cada hoyo.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible296


Control de plagas y enfermedades de
las plantas
Las plagas, las enfermedades de las plantas y las yerbas pueden ser una amenaza
grave para los cultivos. Las empresas de productos químicos dicen que la única
solución es rociar plaguicidas frecuentemente. Pero esto puede causar más problemas
que soluciones (ver Capítulo 14). La agricultura sostenible, por el contrario, trabaja
sin perjudicar la naturaleza para mantener el equilibrio entre los cultivos, plagas,
enfermedades, yerbas y tierra, en un esquema conocido como control natural de
plagas o manejo integrado de plagas (MIP).


El control natural de plagas evita los problemas con las plagas y enfermedades de
las plantas, y mantiene los productos químicos dañinos fuera de nuestros cuerpos y del
medio ambiente. También evita los problemas de dependencia en los productos químicos
y la resistencia a los plaguicidas (ver página 273; en las páginas 298 y 299 podrá ver
también varios métodos de efecto inmediato para resolver problemas de plagas).


Pero incluso si uno está dispuesto a usar plaguicidas, es importante determinar
primero si hay plagas que estén dañando a los cultivos, cuánto daño están causando,
y si los organismos naturales benéficos ya están controlando las plagas. Después,
podrá decidir si debe utilizar productos químicos, cuándo hacerlo y qué tipo utilizar.


Para controlar las plagas y enfermedades, mantenga las plantas sanas.


• Desarrollar una tierra sana. Como los seres humanos, las plantas pueden
protegerse mejor contra las enfermedades cuando tiene un balance de
nutrientes. También, los insectos benéficos tienden a mantenerse más en los
terrenos sanos contribuyendo así a evitar muchas enfermedades de las plantas.


• Sembrar variedades de plantas resistentes. Hable con los agricultores o agentes
de extensión sobre las semillas y compruebe que las que ha escogido son
resistentes a las plagas y enfermedades comunes.


• Espaciar correctamente las plantas. Sembrar los cultivos demasiado cerca limita
la exposición al sol y al aire que llega a las hojas, y facilita el
avance de las enfermedades. Sin embargo, sembrar cultivos muy
separados deja espacio para las yerbas y hace que el suelo
se seque; la cosecha podría disminuir. Experimente con el
espaciado entre las plantas hasta determinar el mejor
para cada cultivo.


• Sembrar una variedad de cultivos y cambiar donde los
siembra. Las grandes extensiones con sólo 1 clase de
cultivos atraen a las plagas que les gusta este tipo de
planta (ver página 300).


• Regar desde abajo. Regar desde arriba puede dar lugar a que las enfermedades
que viven en la tierra salpiquen a las plantas, ya que las hojas y ramas
húmedas son los lugares perfectos para que surjan las enfermedades. Mediante
el riego por goteo (ver página 294) o riego por inundación (anegando los
terrenos) se pueden mantener sanas las hojas y ramas.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


control de pl aGas y enfermedades de l as pl antas 297


Encuentre las plagas
Los insectos que comen plantas son parte normal de la
agricultura y causan poco daño a los cultivos siempre que
su número esté equilibrado con el de otros tipos de insectos,
especialmente aquellos que se comen plagas.


Examine sus cultivos regularmente. Esto le ayudará a determinar
cuándo dejar que los insectos benéficos hagan su trabajo, y
cuándo consideraría rociar con plaguicidas naturales o tomar
otras medidas. Para buscar plagas y enfermedades pregúntese:


• ¿Se están comiendo los insectos segmentos de la planta?


• ¿Está aumentando el daño? ¿Podría afectar el rendimiento de la cosecha?


• ¿Están los insectos benéficos manteniendo las plagas bajo control?


¿Se trata de una plaga, de un insecto benéfico, o de uno inofensivo?
A veces son los insectos más fáciles de ver los que se comen las plagas y protegen a
las plantas. O, es posible que la planta se encuentre en una etapa de crecimiento en
la que puede resistir algún daño causado por plagas y permanecer sana.


Las lombrices son importantes para mantener sano el suelo. Las abejas, las
arañas y la mayoría de los insectos que vive en el agua son benéficos y ayudan a
controlar las plagas. Las pequeñas avispas o moscas con conductos largos y finos
en la espalda son probablemente benéficas. Es mejor no molestar a los insectos
benéficos para que puedan hacer su tarea y ayudar a los cultivos.


Observe cuidadosamente los insectos para determinar si se trata de plagas o de
insectos benéficos o inofensivos. Si no está seguro del tipo de insecto, póngalo en una
cajita junto con algunos trozos de planta y obsérvelo durante varios días. Si aparecen
huevos de insectos y salen pequeños gusanitos o larvas, podría tratarse de plagas. Si
los insectos que salen vuelan, se trata por lo general de insectos benéficos.


Las plagas pueden causar daño a los cultivos principalmente chupando el
líquido de las plantas o comiéndoselas.


• Dentro de los chupadores de savia se encuentran los áfidos, insectos de
escama, cocos, saltamontes, moscas blancas, trips, ácaros y nemátodos.


• Los insectos que se comen las plantas incluyen las orugas, babosas, caracoles,
ciertos escarabajos, perforadores y barrenadores de plantas, vainas y semillas.


Si se trata de una plaga, ¿cómo se puede librar de ella?
Una vez que se sepa cómo las plagas están dañando los cultivos, se pueden aplicar
plaguicidas naturales (ver página siguiente) específicos para ese tipo de plaga.


Una vez que sepa cuándo llega la plaga y qué hace, podrá aplicar medidas
físicas para controlarla (ver página 299). Responda a las siguientes preguntas
para determinar cómo controlar las plagas: ¿De dónde viene? ¿En qué momento
daña los cultivos? ¿Aparece en un primer estado y luego cambia a otro (como las
orugas, que se convierten en polillas y mariposas)? ¿Es alimento para las aves,
para otros insectos, o para los animales del campo?


Observe lo que hacen los insectos
para ver si están dañando o


ayudando a sus cultivos.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible298


Rocíe con plaguicidas naturales
Los plaguicidas naturales evitan dañar las cosechas y hacen menos daño a la gente
y el medio ambiente que el rociado de productos químicos. Son fáciles de preparar y
cuestan menos que los plaguicidas químicos.


Pero incluso los plaguicidas naturales deben aplicarse con cuidado. No utilice
nunca más de lo necesario. Lávese siempre las manos después de manejarlos. Lave
siempre los alimentos antes de comerlos o venderlos. Es posible que un plaguicida
natural dé buenos resultados bajo ciertas condiciones, pero no bajo otras. Si un tipo
de plaguicida no le da resultados, ensaye otro.


Plaguicidas naturales contra insectos que comen plantas (insectos herbívoros)
Los insectos que comen plantas pueden controlarse mejor con plaguicidas hechos
de plantas de olor fuerte tales como ajo, cebolla, ají o chile, hojas de flor de muerto,
semilla de higuerilla y citronela.


1. Recoja la planta que desea usar, déjela secar, y muélala seca
hasta hacerla un polvo.


2. Remoje el polvo en agua durante una noche (1 puñado de polvo
por 1 litro de agua).


3. Cuele la mezcla en un cedazo o tela para eliminar los
sedimentos sólidos.


4. Agregue un poquito de jabón suave para que el plaguicida se pegue a
las plantas.


5. Rocíe o riegue las plantas con esta mezcla. Haga la prueba primero en 1 ó 2
plantas; si le parece que daña a las plantas, quizás sea muy fuerte. Agregue
más agua y haga la prueba de nuevo hasta obtener una mezcla adecuada.


6. Repita la aplicación según se requiera y después de que llueva.


Plaguicidas naturales contra los insectos chupadores de savia
Los insectos chupadores de savia pueden eliminarse si se rocían las plantas con
agua de jabón suave o mezclada con aceite vegetal para taponar sus orificios de
respiración. No utilice detergentes o jabones fuertes ya que éstos hacen daño a las
plantas, la tierra y los insectos.


Otros plaguicidas naturales
La orina diluida en agua y regada en las plantas mata las plagas. Mezcle 1 taza
de orina con 10 tazas de agua. Deje reposar durante 10 días en un envase cerrado.
Después de 10 días, riegue los cultivos con esta mezcla.


El tabaco mata muchas plagas. Hierva 1 taza de hojas de tabaco o colillas de
cigarrillos en 5 litros de agua. Cierna las hojas o las colillas, agregue un poco de
jabón y rocíe las plantas. Tenga cuidado de no aplicar el tabaco en tomates, papas,
pimientos y berenjena ya que le haría daño a estas plantas y además el tabaco no
logra matar la mayoría de plagas que atacan a estos cultivos.


IMPORTANTE: ¡El agua de tabaco es venenosa! Evite untarse la cara o la ropa
con agua de tabaco. Evite aspirar el vapor mientras hierven las hojas de tabaco.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


control de pl aGas y enfermedades de l as pl antas 299


Métodos físicos para controlar las plagas
Existen muchos métodos para controlar las plagas
o para incitar a los depredadores y parásitos a que
actúen, tomando en cuenta sus hábitos y ciclos vitales.
Converse con otros agricultores para averiguar los
métodos que ellos aplican.


Animales e insectos
Muchas aves, murciélagos, insectos y víboras se
comen las plagas y polinizan los cultivos. Se puede
determinar lo que las aves comen observando el tipo
de pico que tienen y las actividades que realizan
en los terrenos. Para espantar a los pájaros que
se comen los cultivos, algunos agricultores cuelgan cerca de los cultivos cosas
brillantes como papel brillante, cintas viejas de casetes y restos de metales.


Aunque casi todos los murciélagos comen zancudos, algunos comen fruta y
otros pican a otros animales. Si se observa lo que comen, o mira los residuos de su
comida bajo el sitio donde duermen, podrá saber si están comiéndose la fruta de
sus árboles o los insectos que pican a las personas o que se comen los cultivos.


Algunos métodos físicos para controlar las plagas
Para controlar la mosca de la fruta ponga alguna fruta que se esté pudriendo en una
botella de plástico con huecos del mismo tamaño de las moscas. Cuélguela del árbol
de fruta que quiere proteger unas 6 semanas antes de que la fruta madure (cuando
las moscas comienzan a poner sus huevos en la fruta). Las
moscas entrarán volando a la botella y no podrán salir.


Muchas avispas pequeñas se alimentan de polen y
atacan las plagas. Es posible cultivar plantas que florecen y
producen abundante polen para atraer a este tipo de avispas,
que a su vez protegerán a los cultivos contra las plagas.


Los árboles altos que siembre en el campo pueden detener
a las langostas o hacer que éstas pasen de largo. También
sirven de refugio para los insectos benéficos.


Las hormigas son depredadores feroces. Si el gorgojo
ataca los cultivos, rocíe las ramas o las cosechas de
tubérculos con agua azucarada. Las hormigas vendrán
atraídas por el agua azucarada ¡y se quedarán para comerse
los gorgojos!


Muchos insectos voladores ponen sus huevos en los
cultivos. Los huevos luego incuban en plagas de gorgojos y
orugas. Si cuelga una antorcha o lámpara sobre un balde o
hueco revestido lleno de agua, la luz atraerá a los insectos
voladores, que caerán en el agua y se ahogaran, resolviendo
así el problema antes de que pongan los huevos y éstos incuben.


Trampa para las moscas de
la fruta


Perfore
algunos


agujeros en
la botella.


Observe los animales de sus terrenos para
ver si están controlando las plagas.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible300


Cambie el lugar y la mezcla de los cultivos
Los cultivos pertenecientes a la misma familia de plantas pueden contraer las
mismas plagas y enfermedades. Por ejemplo, si se siembran siempre papas en
el mismo campo, los escarabajos de las papas pueden instalarse y propagarse
en ese terreno. Si por el contrario cada 3 años se siembra algo que no puedan
comer los escarabajos, éstos se irán o morirán. El cultivo del tercer año no debe
ser de la familia de las papas, por ejemplo tomates o pimientos, sino una planta
completamente diferente, por ejemplo maíz. Esta técnica se conoce como rotación de
cultivos. Para evitar las enfermedades y plagas, se pueden hacer 2 cosas: rotar los
cultivos, o bien sembrar diferentes cultivos combinados.


Rotación de cultivos
La rotación de cultivos (cambiar los cultivos que se siembran en un campo
específico) sirve para controlar las enfermedades y las plagas porque las priva de
su alimento. También mejora la tierra ya que le añade diferentes nutrientes. Si por
ejemplo se rotan los cultivos pasando de granos en una estación a frijoles en la
próxima, se enriquecerá la tierra. Los granos crecerán más alto y proporcionarán
materia orgánica, mientras que los frijoles añadirán nitrógeno a la tierra.


Siembre varios cultivos combinados
Sembrar diferentes tipos de
cultivos da a los insectos
benéficos entornos para vivir y
dificulta a las plagas encontrar
el cultivo que les gusta comer.
La siembra de diferentes tipos
de cultivos también mejora la
seguridad alimentaria ya que si
un cultivo fracasa habrá otros
que se puedan usar. La siembra
de diferentes cultivos uno cerca
del otro protege contra las plagas
de 3 maneras:


• Ciertas hierbas y verduras
de olor fuerte alejan a las
plagas.


• Ciertas flores atraen a los depredadores que se comen las plagas.


• Es posible distraer a las plagas con ciertas plantas; en este caso se trata
de todo lo contrario, de mantener las plagas alejadas. Si planta algo más
atractivo para las plagas que el cultivo mismo, las plagas se quedarán en
esta planta de distracción y no atacarán a su cultivo.


Los agricultores también siembran árboles cerca de los animales y cultivos para
aumentar los beneficios de cada uno (ver página 302).


El cardo mariano atrae los
áfidos dañinos.


Las cosechas comestibles cercanas
presentan pocos áfidos.


Las plantas distractoras atraen a las plagas,
manteniéndolas lejos de los cultivos




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


enfermedades de l as pl antas 301


Enfermedades de las plantas
Las enfermedades de las plantas se pueden reconocer
por efectos tales como el cambio en el color de las
hojas, que se marchitan, o el crecimiento extraño de
partes de la planta. Los hongos, bacterias o virus
pueden causar enfermedades a las plantas;
todas se pueden controlar aplicando métodos
naturales.


Lo mejor para evitar las enfermedades
de las plantas es mantener la tierra sana y
aplicar los demás principios de agricultura
sostenible (ver página 281). Si está seguro que una
enfermedad afecta a sus cultivos, podrá evitar que se
extienda a las demás plantas así:


• Destruya las plantas enfermas. Las plantas infectadas
pueden transmitir enfermedades o plagas a las siembras futuras. Si se trata
de enfermedades que matan a toda la planta o reducen drásticamente la
producción, elimine toda la planta y quémela tan pronto como descubra
señas de la enfermedad. No utilice estas plantas como composta ya que
algunas de las enfermedades podrían sobrevivir incluso tras la composta.


• Limpie las herramientas que se usaron con las plantas
enfermas. Las enfermedades de las plantas pueden
esparcirse si el cuerpo de la persona, las
herramientas y la ropa entran en contacto
con la planta infectada y luego con las
plantas sanas. Lave todo con agua tibia y
jabón antes de tocar las plantas sanas.


• Controle los chupadores de savia. Muchas
enfermedades son transmitidas entre las
plantas por los chupadores de savia (en la
página 298 se explica el uso de plaguicidas
naturales contra los chupadores de savia).


• Leche. La leche elimina las enfermedades de
hongos, los huevos de orugas y los ácaros araña. Mezcle 1 litro de leche con
15 litros de agua y rocíe los cultivos. Para las enfermedades de hongos, repita
el proceso durante 10 días. Para los huevos de las orugas, repita después de
3 semanas.


• Cenizas. Las cenizas eliminan las enfermedades de hongos. Si siembra
las semillas junto con las cenizas podrá evitar algunos hongos. Rocíe los
cultivos con una mezcla cernida de cenizas y agua para contrarrestar una
enfermedad al final de la estación en los cultivos de tomate o papas.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible302


Siembre cultivos que necesitan
mucho sol con árboles jóvenes que no
dan mucha sombra a los cultivos. Si cada año
siembra una nueva sección, esto le permitirá
cosechar cultivos y árboles anualmente.


Sembrar árboles y cultivos juntos
Cuando la tierra es escasa, algunos agricultores cortan árboles para sembrar
cultivos. Sin embargo, si se siembran árboles y cultivos juntos (agroforestería) se
puede aumentar la productividad de los terrenos y producir cosechas más abundantes
y variadas.


Para la agroforestería es necesario seleccionar con cuidado los árboles adecuados
y sembrarlos en los lugares donde resulten más útiles. Algunos agricultores se guían
por las siguientes recomendaciones:


• Los árboles no deben competir por agua, sol o espacio con los cultivos.


• Cada árbol debe satisfacer más de una necesidad, por ejemplo brindar
alimento, forraje, medicina, sombra, leña, material para techado o madera.


Los árboles que se
siembran en hileras
en el lado ventoso de
un cultivo o pastizal
pueden servir de
abrigo contra el
viento.


Una mezcla de
árboles que crecen


a diferentes alturas,
tales como el


café, coco y cacao,
aumenta la variedad


de los cultivos.


Los árboles que se siembran
apartados en diversos puntos
de la granja pueden producir
madera, fruta, forraje y otros
productos, dejando al mismo
tiempo que el sol llegue a
los cultivos.


Los árboles en los pastizales
dan sombra, forraje y sirven
para albergar a los pájaros e
insectos que se comen
las plagas.


Los árboles y arbustos a lo largo
de las curvas de nivel y en la parte


superior de las laderas ahorran
agua y protegen la tierra.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


conservaciÓn de semill as 303


Conservación de semillas
Muchos agricultores producen sus propias semillas dejando que algunas plantas
maduren para luego recoger sus semillas. La conservación de semillas permite al
agricultor cultivar plantas con las características que le convengan. El cultivo de
plantas locales para mejorarlas, y el almacenamiento de semillas, son importantes
para conservar la biodiversidad y promover la seguridad alimentaria (encontrará
más información sobre la mejora vegetal en el Capítulo 12).


Selección de semillas
Para asegurarse de tener buenas semillas, tómelas de:


• Plantas fuertes, sin plagas ni enfermedades.


• Plantas adaptadas al lugar. Por ejemplo, si vive en
una zona fría donde crece cierto tipo de plantas,
pero ha recogido semillas de plantas que crecen
en una zona más caliente, es posible que éstas no
sobrevivan al clima frío.


• Plantas del tamaño, sabor, resistencia a la sequía,
etcétera, que usted desea.


• Plantas que hayan crecido a cierta distancia de otras variedades, para
asegurarse de que las diferentes variedades de plantas no se cultivan juntas.


No recoja semillas que se han caído por sí mismas. Barra debajo de las plantas
para retirar las semillas que han caído, y luego sacuda la planta o el árbol para
retirar las semillas frescas. En seguida limpie las semillas rápidamente después de
recogerlas, y escójalas para retirar las semillas que se hayan podrido o dañado.


Cómo almacenar las semillas
Para determinar cuánto tiempo debe guardar las semillas, considere las condiciones
que deben tener para crecer. Por ejemplo, las semillas de zonas con estaciones frías
o secas generalmente pueden guardarse durante meses o años porque necesitan de
las condiciones apropiadas para germinar. Será más difícil almacenar las semillas
de zonas cálidas y lluviosas la mayor parte del año, ya que dadas las condiciones
pueden germinar en cualquier momento.
Las semillas de cáscara dura
generalmente se pueden guardar
más fácilmente y por mayor
espacio de tiempo que las
semillas de cáscara suave.


Ponga las semillas de cáscara
dura en un recipiente de agua.


Las semillas que flotan no
germinarán. Las semillas que se


hunden pueden sembrarse.


La mayor parte de las semillas deben almacenarse en un
lugar frío, seco y oscuro, con algo de aire que fluya entre


ellas, de otro modo se descomponen.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible304


Germinación de semillas
Ciertas semillas necesitan un tratamiento especial para germinar (ver página 207).
Sin embargo, todas las semillas necesitan:


• Agua. Remoje las semillas durante toda la noche antes de sembrarlas. Si
utiliza agua muy caliente (pero no hirviente), podrá eliminar muchas
enfermedades y plagas que transmiten las semillas. Esto también ayudará a
germinar al tipo de semilla que generalmente sólo germina después de pasar
por los estómagos de los animales. Para asegurarse de que germinarán,
ensaye primero con sólo unas cuantas semillas, antes de sembrar todas.


• Aire. Si la tierra está compactada o anegada, las semillas no germinarán
porque no hay suficiente aire.


• Luz del día. Algunas semillas, especialmente aquellas de
las zonas del norte donde el clima cambia según la
época del año, sólo germinarán cuando haya la
cantidad de luz apropiada.


• Temperatura correcta. Cada cultivo tiene su
propia estación; las diferentes semillas germinan
mejor a diferentes temperaturas y en diferentes
épocas del año.


Cómo sembrar las semillas
Es común sembrar las semillas primero en viveros o directamente en la tierra. Para
determinar cuál de estos métodos le conviene, tendrá que determinar primero el
cultivo que desea sembrar, las condiciones climáticas y si tiene suficiente espacio
para crear un vivero (ver las instrucciones en la página 209).


Sembrar directamente en el campo
Las semillas grandes es mejor sembrarlas directamente en el
campo porque sus raíces crecen rápidamente y se dañan fácilmente
si se trasplantan. Haga los hoyos para sembrar, de una
profundidad 2 ó 3 veces el tamaño de la semilla. Arroje 1, 2 ó
3 semillas en cada hoyo y cúbralas.


Las semillas pequeñitas deben arrojarse al terreno para
que se dispersen ampliamente sobre el área de cultivo. Si
mezcla las semillas con arena evitará que se peguen unas con
otras al arrojarlas. A continuación cubra el área de la siembra
con una capa delgada de cobertura muerta o tierra. Podrá
también, para ayudarlas a germinar, utilizar un rodillo
para presionar las semillas dentro del suelo.


Sembrar las semillas primero en un vivero
Sembrar semillas en un vivero facilita la germinación ya que se puede controlar
mejor la temperatura, el agua y las plagas. Los brotes trasplantados a terrenos donde
recientemente han quitado las yerbas aprovechan mejor la tierra y el agua disponible.


Hojas definitivas


La mayor parte de las verduras pueden
transplantarse una vez que tengan sus


primeras hojas definitivas.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


almacenamiento seGuro de alimentos 305


Almacenamiento seguro de alimentos
Es trágico pensar que en las comunidades productoras de alimentos una
gran cantidad de ellos se pierde debido al clima, las plagas y otras causas. El
almacenamiento seguro de alimentos es tan importante como la capacidad de
producir alimentos.


Proteja los granos almacenados contra las plagas
Después de la cosecha, muchos granos se pierden a causa de las ratas, de las plagas
o porque se pudren. Para proteger los granos almacenados:


• Seque y almacene los granos tan pronto como hayan sido cosechados,
para evitar las pérdidas en los campos. Los granos debidamente secos
deben ser suficientemente suaves como para romperse de un mordisco y
suficientemente secos como para que crujan al hacerlo.


• Almacene los granos secos en un envase limpio y bien cerrado, en un lugar
seco, protegido de la humedad y de las plagas.


• Para matar las plagas ahume los granos antes de almacenarlos.


• Aleje los insectos (pero no los roedores) con ceniza de madera y plantas
como el ají, eucalipto y otras plantas de olor fuerte (si el grano ya está
infectado de plagas, esta protección no servirá). Seque las hojas de eucalipto,
las semillas de ají u otra planta, y muélalas hasta convertirlas en polvo.
Mezcle un puñado de este polvo por cada kilo de grano o frijoles, para
mantener los insectos alejados. Tenga cuidado de no aspirar el polvo. Si
aplica estas medidas tendrá que dedicar tiempo más adelante para lavar el
grano antes de consumirlo, pero también habrá más grano.


Los roedores se mantienen alejados de
los espacios abiertos. Quite las yerbas
en el área y quite cualquier cubierta que
tenga. los roedores son atraídos por los
residuos de alimentos y por áreas
oscuras protegidas, donde
pueden hacer sus nidos.
elimine estos sitios.


Los perros y gatos
asustan a los roedores;
mantenga perros y gatos
en el lugar.


Los roedores pueden trepar.
despeje cualquier cosa que


esté en contacto con el
granero. instale collarines en


las patas del granero.


Los roedores pueden
introducirse a través de
huecos muy pequeños.


mantenga los graneros
bien sellados y repare


inmediatamente cualquier
hueco que aparezca.


Los roedores pueden
saltar. almacene el grano en
graneros bien elevados sobre
la superficie del terreno.


Los graneros mantienen fuera a los roedores como ratas, ratones y ardillas.


Collarines




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible306


Almacenamiento de frutas, vegetales, carne y leche
Las frutas, verduras, carne y leche son muy húmedos, y
humedad es lo que necesitan las bacterias y los hongos
que causan la descomposición. Al mantener los alimentos
fríos o congelados se logrará retardar el proceso de
descomposición. Si no es posible almacenar los alimentos
en frío, podrá preservarlos aplicando estas técnicas:


• Secado. Los alimentos pueden secarse al sol, en un
horno bajo calor moderado o poniéndolos en sal. Si
los mantiene alejados de las plagas y la humedad,
los alimentos secos podrán guardarse por largo
tiempo.


• Ahumado. Los alimentos que se exponen al humo del fuego se preservarán
tanto por el secado como por el humo. Las carnes generalmente se preservan
ahumadas.


• Fermentación. La fermentación, como la descomposición, es un proceso que
permite que las bacterias y hongos se desarrollen, pero de una manera
controlada. El queso y ciertos tipos de pan amargo son ejemplos de alimentos
fermentados. Los alimentos fermentados pueden ser más nutritivos y más
fáciles de digerir que los alimentos a partir de los cuales se hicieron.


• Escabechado y conservado en frascos. Las frutas, verduras y carnes se remojan
en vinagre y se mantienen en un recipiente cubierto o cerrado. El vinagre
impide que las bacterias y hongos se desarrollen. Para preservarlas, las
frutas se pueden cocinar en almíbar y guardar en frascos hervidos.


Almacenamiento de tubérculos (plantas de raíz comestible)
Las raíces comestibles pueden durar mucho tiempo si se almacenan en lugares
oscuros, secos, frescos y protegidos de las plagas. Colocarlas en hileras sobre paja
o aserrín de modo que no se toquen unas con otras ayuda a mantenerlas frescas.


El sol y el calor de la cocción secarán
el maíz colocado sobre el techo.


Cómo hacer un refrigerador natural


mohammed bah abba, un profesor nigeriano, es el
creador del “pot-in-pot” (una vasija dentro de otra),
un sistema de 2 vasijas para almacenar alimentos
en lugares sin electricidad.


mantenga el “pot-in-pot” en un lugar seco y
despejado. a medida que el aire seco pasa a su
alrededor, el agua de la arena atraviesa la capa
externa de la vasija más grande, haciendo que
la vasija pequeña permanezca fresca. cuando el
agua sale de la arena, la vasija pequeña se enfría,
destruyendo los microbios dañinos y conservando
los alimentos. el único mantenimiento que hay que
prestarle es cambiar la arena de vez en cuando.


Este tipo de refrigerador
natural funciona mejor en


climas calientes y secos.


2 vasijas de arcilla de
diferentes tamaños, una
dentro de la otra.


El alimento o bebida
se coloca dentro
de la vasija más


pequeña y se cubre
con una tela húmeda.


El espacio entre las
vasijas se llena con
arena que se debe
mantener siempre


húmeda.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


crí a de animales 307


Cría de animales
Además de producir alimento, los animales son muy
provechosos para la granja. Y al igual que sucede
con las plantas, es más conveniente para la
granja y el agricultor mantener una variedad
de animales.


Abejas. Las abejas producen miel comestible y
además polinizan las flores.


Pollos, gansos y patos. Se comen las yerbas, las
semillas de las yerbas y las plagas, y su estiércol sirve
para fertilizar la tierra. También revuelven la tierra
cuando la rasgan para comer. Deje que los pollos corran
y escarben en un sector durante un mes, antes de pasarlos
al siguiente. Pase el rastrillo y siembre en el primer sector.
Los pollos quitarán las yerbas y revolverán la tierra con
sus patas.


Cerdos. Los cerdos revuelven la tierra cuando cavan, y
se comen las raíces de las yerbas. Fabrique un corral
pequeño que pueda cambiar de lugar a través de la
huerta, igual que con los pollos.


Cabras. Las cabras despejan la tierra ya que se
comen los matorrales. Sin embargo, como se
comen todo, es necesario amarrarlas cerca del
matorral que se desea eliminar.


Animales de pastoreo
Dependiendo del manejo que se les dé, los animales de pastoreo, al igual que las
vacas, ovejas y cabras, pueden hacer daño o ser útiles para la tierra. Si estos
animales se ponen a pastar en pastizales frondosos, reducen las yerbas y abonan
la tierra, pero si se comen todo el pasto, la tierra se seca y se forma una capa dura
sobre ella. Cuando viene la lluvia, el agua escurre llevándose la tierra. Si la tierra se
erosiona debido al sobrepastoreo, no crece nada en ella.


Mantenga los animales encerrados cerca de la casa para protegerlos y para
utilizar su estiércol. Tenga en cuenta que si los mantiene en un corral muy
pequeño los animales se enfermarán fácilmente porque las moscas, los parásitos
y las enfermedades se propagan en el estiércol. Limpie los corrales regularmente,
especialmente en la estación húmeda para evitar que los animales y la gente se
enfermen. El estiércol se puede añadir a la pila de compost y utilizarse luego
como fertilizante.


Mantenga sólo el número de animales que la tierra pueda sostener, ya sea en un
corral o sueltos y libres para pastorear.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible308


Haga que los animales cambien de pastizal
a pastizal
Si deja que sus animales pasten donde
quieran, terminarán con los pastos
arrancándolos de raíz y al año siguiente
esas plantas no crecerán de nuevo. Cambie
a los animales de pastizal cuando se hayan
comido la mitad de las hojas de las plantas.


Si puede hacer cercas, divida su pastizal
en pequeños sectores de acuerdo con el tipo de
plantas que tengan. Mueva a los animales de un
sector al otro. Si pastea ganado, aun los cercos
bajos de piedra evitarán que merodee entre
los pastos. Si por el contrario los animales se
manejan en rebaños, no se necesitan cercas.


Tenga cuidado de que el ganado no paste cerca de las fuentes de agua para
consumo humano. Si el estiércol se introduce en el agua que la gente bebe o con la
que se baña, o donde nada o pesca, las enfermedades se pueden propagar. Haga
una zanja desde el arroyo hasta un abrevadero para los animales.


¿Con qué frecuencia debo cambiar a los animales de terreno?
El tiempo que los animales deben permanecer en un pastizal antes de pasarlos
a otro sitio dependerá del número de animales y del tamaño y calidad de los
pastizales. Permita que todos los años uno de los sectores del terreno descanse
completamente, sin ningún animal. Esto evitará que la tierra se compacte y
permitirá a los pastos crecer de nuevo.


Por ejemplo, si divide el terreno en 3 o más pastizales, los animales pasan el
año en todos los sectores excepto en uno, que se deja descansar. Deje que otro de
los sectores descanse el año que sigue. Podrá permitir que el ganado ingrese, pero
sólo después de cada cosecha, para que se coma los tallos de las plantas, la yerba
y los granos que caen al suelo. Los animales limpiarán el terreno y esparcirán su
estiércol en él.


¿Cuántos animales puede sostener mi terreno?
Los animales son una protección para épocas
difíciles ya que la gente los puede vender o
comer. También brindan prestigio. Sin embargo,
si se tienen más animales de los que la tierra
puede sostener con el fin de ganar más prestigio
y seguridad, se perjudica a los animales y a los
terrenos. El espacio de tierra necesario para los
animales dependerá de la cantidad de plantas
presente y la humedad del lugar. En tierras
secas se necesita mayor extensión de terreno
para pastar que en las zonas más verdes.


Haga un abrevadero para los animales
de modo que éstos no pasten cerca de


los arroyos o lagunas.


Pastoreo rotativo


Pastoreo
normal


No pastar
por 1 año


Pastoreo después
de que las semillas
del pasto hayan
madurado




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


piscicultur a (Gr anjas de peces) 309


Piscicultura (granjas de peces)
Una laguna pequeña de peces puede producir una buena cantidad de alimento en
un espacio pequeño y además almacenar agua para riego. En una laguna o arrozal
se puede producir:


• Peces y camarones comestibles como la carpa,
tilapia, cangrejo de río y camarones de agua dulce.


• Plantas comestibles como la azucena de
agua, las raíces de loto, el taro, el arroz
y la castaña de agua.


• Plantas que sirven de material, por
ejemplo los juncos y el bambú.


• Algas para usar como alimento humano y
animal, y como fertilizante.


• Tierra fértil para el huerto.


Las lagunas con peces y aves evitarán la
propagación de zancudos y proporcionarán


alimento y agua para los humanos y la tierra.








antes de comenzar, compruebe que el terreno reúne las condiciones apropiadas
para criar peces. se necesita suficiente agua para mantener un flujo constante. si el
agua no se mueve, los zancudos se multiplicarán.


también se necesita el tipo de tierra que impide la filtración del agua; lo mejor es
emplear un fondo de arcilla. si no hay arcilla disponible, para evitar que el agua se
filtre podrá revestir la laguna con arcilla de otro lugar, con concreto o con plástico.
otra posibilidad es revestirla con pasto tejido o bambú sellado con brea u otra
resina vegetal.


el mejor lugar para ubicar la laguna es la base de una colina, de modo que el agua
escurra hasta ella, a por lo menos 10 m de distancia de las fuentes de agua potable.
si la laguna se va a alimentar del flujo de un arroyo, construya una represa temporal
para detener el agua mientras la construye.


excave un hueco de por lo menos 1 metro de profundidad, con la mayor
circunferencia posible. podrá cultivar algas y peces pequeños para enriquecer su
dieta, incluso en lagunas pequeñas (de 1 ó 2 m de diámetro). si cuenta con espacio
suficiente, haga varios estanques, cada uno de por lo menos 3 m de ancho. de este
modo será más fácil cavarlos y cosechar el pescado.


comprima el revestimiento de arcilla del fondo caminando sobre él. si se trata
de un estanque grande, pida ayuda a sus vecinos. para compactar la base del
estanque podrá también traer las vacas y otros animales grandes; su estiércol
ayudará además a sellar el estanque.


una vez que el estanque se haya llenado de agua, las algas y otras plantas
comenzarán a crecer. si hay lagunas y arroyos vecinos traiga plantas y animales de
ellos para cultivar en su estanque. es posible que necesite comprar algunos peces
vivos para comenzar la cría en su estanque.


Cómo construir un estanque para peces




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible310


Agricultura sostenible en la ciudad
Cada vez es más frecuente que la gente de las ciudades prepare espacios para el
cultivo de huertos familiares para alimentarse, crear empleos y mantener vivos
los conocimientos y tradiciones de labranza. Al crear espacios verdes con cultivos
y árboles también se mejora el aire de las ciudades y se reducen las enfermedades
causadas por la contaminación de éste, como el asma. Al convertir los espacios
vacíos, que con frecuencia se vuelven basureros, en sitios de cultivo y huertos
familiares, se contribuye además al embellecimiento y salud de la ciudad.


Adapte los métodos de labranza a espacios pequeños
• Cultive plantas que se expanden verticalmente sobre estacas, muros u otros
soportes. El costado de los edificios puede ser un lugar muy bueno para las
plantas trepadoras.


• Cultive plantas comestibles en las azoteas y balcones, en cubetas, bolsas,
llantas, latas y canastas viejas. Se puede utilizar cualquier envase que
tenga un hueco para que salga el agua. Las hortalizas de hoja verde como
la espinaca y la lechuga, y las legumbres como los tomates, pimientos y
berenjena crecen bien en maceteros. Las bananas, higos, dátiles pigmeos,
piña, cítricos enanos y mango enano, también crecen bien en maceteros.


• Las camas de siembra, de 20 cm de profundidad, pueden llenarse de materia
orgánica como cortezas de maíz, arroz o cáscaras de cacao, hojas y hasta
papel rasgado. Siembre brotes con una pequeña porción de tierra en huecos
hechos en la materia orgánica y sus raíces se esparcirán. Con el tiempo,
la materia orgánica se
convertirá en tierra.


• Para hacer las camas de
siembra elevadas aplique
la técnica de excavación
doble (ver página siguiente)
o apile 1 m de tierra sobre
el concreto dentro de un
recipiente grande.


• Siembre o ponga los brotes
muy cerca el uno del otro. Las
plantas que crezcan así se
adaptarán con el tiempo a la
estrechez del espacio.


• Cultive juntos, en un pequeño
espacio, más de un tipo de
planta.


• Vuelva a sembrar un nuevo
cultivo inmediatamente
después de cosechar el
anterior.


Un huerto en la azotea




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


aGricultur a sos tenible en l a ciudad 311


la doble excavación es una buena técnica para cosechar
lo máximo posible en un espacio pequeño, o para sembrar
en tierras o suelos duros con poca materia orgánica.


el ancho de la cama de siembra debe ser tal que 2 personas
hincadas justo en sus bordes puedan tocarse las manos en
la mitad. podrá hacer la cama tan larga como la necesite.


afloje la tierra superficial y esparza composta ya listo o estiércol sobre toda la cama.


comenzando desde un extremo, cave en sentido transversal a la cama una zanja
de 30 cm de profundidad por 30 cm de ancho.


utilice una pala o una horca de cavar para soltar la tierra en el fondo de la zanja y
agregue algo de composta o estiércol.


cave la segunda zanja en sentido transversal a la cama (de través). ponga la
tierra de la segunda zanja en la primera zanja. suelte la tierra del fondo y esparza
composta o estiércol.


continúe así hasta que haya cavado toda la cama de un extremo al otro. la tierra
suelta se acumulará sobre el terreno de los bordes. haga la cama pareja y plana,
con los bordes en ángulo de manera que el agua y la tierra no se escurran. agregue
una capa de composta listo y cernido sobre el fondo de la cama, que estará en ese
momento listo para recibir la siembra.


no caminar sobre las camas para no compactar la tierra. si aplica esta técnica de
doble excavación una vez y luego le pone fertilizante natural cada estación antes de
sembrar de nuevo, la tierra permanecerá sana y suelta por muchos años.


Cómo preparar un huerto con camas de doble excavación













estiércol


capa superior
del suelo




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible312


Tierras contaminadas
La tierra en las ciudades puede estar contaminada con sustancias tóxicas tales como
el plomo de las pinturas, la gasolina y las pilas usadas, que pueden causar graves
problemas de salud (ver Capítulo 16). Para determinar si están contaminadas:


• Averigüe para qué usos se destinó la tierra en el pasado. Si hubo alguna
fábrica, estación de gasolina, estacionamiento de vehículos o basurero,
probablemente esté contaminada.


• Si la tierra huele a productos químicos, probablemente esté contaminada.


• Las áreas por debajo de las paredes pintadas generalmente están
contaminadas con plomo.


Las muestras de suelos se pueden analizar en las universidades, agencias de
extensión agrícola, o laboratorios privados. Los análisis para detectar el plomo no
son costosos, pero detectar otros contaminantes generalmente es difícil y costoso.


Cómo sembrar sin peligro en tierra contaminada
Uno todavía puede sembrar alimentos sin peligro en tierras contaminadas. Puede
cubrir la tierra con una capa de arcilla compactada o concreto. Esto sella los
contaminantes. Siembre en recipientes o camas superficiales. No hay peligro en
sembrar frutas (como tomates) en tierra contaminada porque éstos absorben menos
toxinas que los cultivos de hoja (como espinaca) y raíces (como zanahorias y papas).


La agricultura urbana florece
La isla de Cuba produjo en una época enormes cosechas de azúcar y
tabaco para la exportación. Se aplicaban métodos agroindustriales
que dependían de combustibles y productos químicos derivados
del petróleo. Con el colapso de la Unión Soviética, Cuba perdió a
su mayor proveedor de petróleo y un gran comprador de azúcar y
tabaco. Debido a desacuerdos políticos, la mayor parte de los países
no vendía productos químicos a Cuba, ni compraba productos cubanos. Cuba se vio
obligada a descubrir otros métodos para producir alimentos.


Cuba hizo de la agricultura sostenible su nueva política nacional. Promovió los
métodos sostenibles con terrenos cedidos por el gobierno, mediante la educación
y el establecimiento de mercados locales. A medida que las nuevas técnicas se
desarrollaban y popularizaban, hubo más alimentos sanos para todos.


Como sucede en otros países, muchos cubanos se fueron del campo a las
ciudades. En la actualidad el gobierno alienta a la gente a cultivar alimentos en las
ciudades aplicando métodos sostenibles. La agricultura urbana promueve la buena
nutrición y proporciona trabajo y educación. La mayor parte de la producción de
verduras, aves, flores y plantas medicinales que se consumen en La Habana, capital
de Cuba, ahora se cultivan en o cerca de la ciudad. Las plantas medicinales que se
cultivan en La Habana se venden a bajo precio en las tiendas llamadas “farmacias
verdes”. Aunque su aparición se debe a la crisis, la agricultura sostenible ha
mejorado la calidad de vida de las personas.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


comercializ aciÓn de produc tos aGrícol as 313


Comercialización de productos agrícolas
Para vender sus productos, los agricultores necesitan caminos confiables, transporte
a los mercados y precios justos. El cambio de políticas gubernamentales para
respaldar a los agricultores puede tardar mucho tiempo en llegar. Sin embargo,
los agricultores pueden unir sus fuerzas de muchas maneras para obtener precios
justos y más apoyo del gobierno.


Mercados locales e internacionales
Los pequeños agricultores generalmente venden a
los intermediarios y obtienen poco dinero por sus
productos. Los gobiernos pueden ofrecer apoyo para
detener los cultivos de productos tradicionales
como el maíz y el arroz, y en su lugar cultivar
productos rentables como azúcar, café y
cacao para los mercados internacionales.
Sin embargo, las utilidades de los cultivos
comerciales son inciertas. Si los precios
internacionales bajan, quizás haya pérdidas y
usted no tendrá nada qué comer.


Para muchos agricultores, la producción de alimentos para vender localmente y
regionalmente puede ofrecer una fuente constante de ingresos.


Comercialización cooperativa
Una forma de asegurar precios buenos y seguridad alimentaria es la formación
de una cooperativa o una asociación de comercialización con otros agricultores.
Cuando los agricultores se unen para vender sus productos en forma conjunta,
pueden controlar mejor los precios que obtienen por sus cultivos, y reducir los costos
de transporte y comercialización. En la mayoría de los países existen normas que
rigen la creación de cooperativas o asociaciones.


Es importante trabajar con gente en la que uno confía para asegurarse del
cumplimiento de las responsabilidades de cada uno. También es importante ponerse
de acuerdo con las reglas que conceden a todos los miembros una participación
justa en las decisiones y en las ganancias.


Productos de valor agregado
Las empresas que procesan alimentos y productos agrícolas generan ganancias que
más bien podrían quedar con los agricultores. La producción de valor agregado se
hace cuando los agricultores procesan los cultivos y crean productos para la venta
como fruta seca (deshidratada), medicinas herbales deshidratadas y empacadas,
mermeladas y jaleas, miel de abejas, queso, canastas y muebles. Este tipo de
producción se denomina así porque se le agrega valor a los cultivos que se producen.


Comprar el equipo necesario para procesar alimentos y encontrar mercados
para los productos de valor agregado puede ser difícil, pero una cooperativa puede
facilitar hacerlo.


Las asociaciones de comercialización
comparten el trabajo y los gastos de hacer


llegar el producto a los consumidores, y
abaratar costos para todos sus miembros.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible314


Productos especiales y certificación
Las grandes empresas agrícolas tienen la capacidad de mantener los precios bajos y
aún obtener utilidades porque producen mucho y generalmente obtienen apoyo del
gobierno. Sin embargo, los agricultores que cultivan en pequeñas parcelas de tierra
(minifundios) pueden también beneficiarse de programas que promueven el cultivo
de productos aplicando ciertos métodos.


Varios programas de certificación son útiles para que los agricultores obtengan
mejores precios por sus productos. Un programa de certificación permite al
comprador saber que los cultivos fueron producidos sin aplicar sustancias
químicas, o que el agricultor obtiene un precio justo. Los 2 programas para la
comercialización internacional son la certificación orgánica y la certificación de
comercio justo. Antes de decidirse a solicitar la certificación, considere cómo tendrá
que cambiar la organización de su granja. Piense en cuánto tiempo y dinero se
necesitará para hacer los cambios, si hay mercado para los productos certificados
que usted producirá, y qué ganará teniendo esta certificación de sus productos.


Certificación orgánica
Los productos orgánicos son aquellos que se producen aplicando métodos
sostenibles, sin productos químicos ni semillas genéticamente modificadas (ver
Capítulo 13). Para obtener la certificación orgánica también se requiere que tras la
cosecha los productos se mantengan separados de aquellos que fueron cultivados
aplicando sustancias químicas. Las normas de certificación cambian de un país a
otro, pero en la mayoría de ellos se exige a los agricultores mantener un registro de
la manera en que cultivaron sus cosechas.


Certificación de comercio justo
La certificación de comercio justo se otorga a las cooperativas
agrícolas o a los trabajadores agrícolas que pertenecen a un
sindicato. Para ser un agricultor certificado en comercio


justo, el o los agricultores deben demostrar que aplican
prácticas laborales justas (sin trabajo forzado, sin
trabajo de niños y con salarios justos) y promueven
prácticas ambientales aceptables. Para permanecer
certificado, se debe demostrar que el trabajo y las
condiciones ambientales mejoran con el tiempo.
Hay becas para los grupos de agricultores que no
pueden pagar la certificación.


La certificación de comercio justo actualmente se concede a los pequeños
productores de café, té, cacao, bananas y otras frutas frescas. Es posible que
se hayan incluido otros cultivos en el momento en que usted lea este libro (en
la sección de Recursos encontrará más información sobre los programas de
certificación orgánica y de comercio justo).


La certificación orgánica y de comercio
justo sirve para que los agricultores


ganen más dinero.


CAFé




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


comercializ aciÓn de produc tos aGrícol as 315


Los agricultores
comercializan sus productos
cooperativamente
Los agricultores de la región de
Talamanca, Costa Rica, cultivan cacao
bajo la sombra de los bananales y de
otros árboles frutales. Antes vendían
bananos y fruta en los mercados locales.
Cuando se dieron cuenta de que podrían
ganar más dinero vendiendo el cacao en el mercado internacional, muchos
agricultores decidieron trabajar juntos para lograrlo.


Formaron una cooperativa, la Asociación de Pequeños Productores de Talamanca
(APPTA). Al comienzo tuvieron dificultades para encontrar compradores para
su cacao. Con lo que recaudaban de algunos compradores se lograba cubrir los
costos de producción, pero no los costos de procesamiento y transporte del cacao.
Era evidente que la APPTA tenía que obtener dinero para construir una planta
procesadora de cacao.


Después de varias visitas a la ciudad para hablar con los compradores de
cacao, los agricultores se enteraron de los programas de certificación orgánica
y de comercio justo que podrían incrementar los precios de sus cultivos. Como su
cooperativa era de pequeños agricultores, tenían derecho a pedir la certificación
de comercio justo. Si además obtenían la certificación orgánica podrían subir
sus precios lo suficiente como para generar fondos para construir la planta
procesadora. Sin embargo, aunque no aplicaban productos químicos, ninguno de
ellos podía costearse la certificación de sus tierras.


La APPTA negoció entonces con las organizaciones de certificación orgánica de
Europa y de los Estados Unidos la posibilidad de certificar a toda la cooperativa.
La cooperativa se aseguró de que no se utilizara ningún producto químico y que
cada granja aplicara las mismas normas de calidad y sanidad. Se capacitó a varios
miembros de la cooperativa para inspeccionar cada cultivo de cacao y hacer conocer
las normas de producción. La cooperativa sólo pagó una cuota por la certificación,
revisó los datos de sus socios y llenó sólo un formulario para cada organización
certificadora.


Una vez que la cooperativa fue certificada como “orgánica y de comercio justo”,
todos pudieron cobrar precios más altos. Obtuvieron un préstamo para construir
la planta procesadora de cacao. Pronto estaban vendiendo bananas y otras frutas
orgánicas, obteniendo buenos precios local e internacionalmente y elaborando
chocolate orgánico para vender en la ciudad.


Al formar una cooperativa, los agricultores y sus familias no sólo obtuvieron
mejores precios por sus productos, sino también mayor control sobre su trabajo y
mayores posibilidades para el futuro de sus familias.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a aGricultur a sos tenible316


Escuelas de campo de
agricultores
Las escuelas de campo de agricultores son
programas de enseñanza que ayudan a los
agricultores a encontrar soluciones a problemas
comunes. Junto con un moderador, los
agricultores hacen preguntas, experimentan,
y hablan acerca de lo que están
aprendiendo. Las escuelas de
campo de agricultores también
ayudan a los agricultores a
desarrollar su capacidad para
resolver problemas, organizarse
y ser líderes. Si se les estimula
a valorar sus propios conocimientos
y habilidades, los agricultores pueden
aprovechar mejor los métodos agrícolas tradicionales para que la agricultura sea
más sostenible.


Los agricultores encuentran soluciones a sus
problemas según sus propias experiencias.


Las escuelas de campo de agricultores
desarrollan las habilidades y la confianza


Hoa y Khanh viven en Dong Phi, un pueblo de Vietnam. Sus maridos les ayudan a
preparar la tierra para sembrar, y se encargan de recoger los cultivos al final de
la temporada. Sin embargo, el resto del año, cuando sus maridos trabajan fuera
del pueblo, Hoa y Khanh manejan solas los terrenos familiares. Cuando Hoa notó
que cada año la cosecha de arroz era más pequeña su marido sugirió comprar más
fertilizantes, pero Hoa sabía que no tenían dinero para comprarlos. Cuando un
agente agrícola del gobierno habló a los habitantes del pueblo sobre la escuela de
campo de agricultores, Hoa y su vecina Khanh decidieron participar.


Tan pronto como comenzaron a asistir a las clases, vieron que esta escuela era
diferente a todas las que conocían. Hoa y Khanh hablaron con otros agricultores
acerca de sus cultivos, de los insectos, el clima y la tierra. Experimentaron con
diferentes métodos agrícolas y seleccionaron los que les parecían mejor. Hoa invitó
a todos los agricultores a su parcela para que le ayudaran a descubrir por qué las
cosechas de arroz no producían tanto como antes.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


escuel as de c ampo de aGricultores 317


Khanh era tímida y nunca antes había hablado frente a un grupo. Pero después
de la primera sesión en la escuela agrícola, se sintió más confiada y trató de dirigir
algunos experimentos. Cuando ensayaba alguna técnica nueva en su parcela,
Khanh invitaba a los demás agricultores a visitarla. Les explicaba lo que hacía, y
por qué. Los demás agricultores la escuchaban, le hacían preguntas y contaban su
propias opiniones y experiencias.


A medida que Hoa y Khanh comenzaron a cambiar las prácticas agrícolas,
se dieron cuenta de que tendrían que enseñar a sus maridos también. Hoa dijo:
“Tenía que asegurarme de que mi marido no tuviera miedo de dejar de utilizar
plaguicidas químicos. Un día cuando volvió a casa del trabajo, lo lleve a la parcela
para mostrarle los diferentes insectos y hablarle acerca del control natural de
plagas”. Cuando el marido de Hoa comprobó
que aumentaba la producción de arroz, no
se opuso a las técnicas empleadas por
su mujer. Cuando ella compró
una motocicleta para la
familia con el dinero que
había podido ahorrar por
no utilizar los fertilizantes y
plaguicidas, él entendió que
las escuelas de campo de
agricultores habían sido en
realidad una gran ayuda.


Ahora Hoa y Khanh han
comenzado a capacitar a mujeres
agricultoras de toda la región.
Khanh dijo: “Yo creo que las mujeres
trabajan mejor en un grupo separado
de los hombres. Nuestras discusiones son
más abiertas y nos aseguramos de que
todas digan lo que ven en el campo y lo que
piensan acerca de lo que ven. El conocimiento
de las plagas, fertilizantes y cuidado de nuestros cultivos nos ayuda a tomar el
control de nuestras vidas. Es algo que me da mucha tranquilidad para dormir bien.
Si esto es bueno para mí, estoy segura de que puede ser bueno para todos”.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


318


el daño de los productos
tóxicos16


Páginaen este Capítulo


Historia: Contaminación tóxica en Love Canal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 320


Cómo nos hacen daño los productos tóxicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .321


El daño de los productos químicos para los niños . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 322


Problemas de salud reproductiva . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 325


Cáncer . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 327


Problemas pulmonares (respiratorios) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 330


Bronquitis crónica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .331


Asma . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .331


Asbestosis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 332


Problemas del sistema nervioso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 332


Problemas de la piel . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 332


Sensibilidad química múltiple (SQM) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 333


La carga de tóxicos en el cuerpo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 333


Mezclas tóxicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 334


Cómo se desplazan las sustancias tóxicas a través del medio ambiente . 335


Actividad: Vínculos mortales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 336


Metales pesados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 337


Envenenamiento por mercurio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 338


Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 340


Radiación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 342


Historia: Organizar grupos contra el envenenamiento
por radiación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 344


Atención por los daños causados por químicos tóxicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . 345


La Clínica Sambhavna . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 345




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


319


el daño de los
productos tóxicos


Con el crecimiento de la industria y de la agricultura industrial durante el siglo
20, los productos químicos se han vuelto parte de nuestra vida diaria. No todos
estos productos químicos son tóxicos, pero muchos sí lo son. La mayoría de estos
productos se empiezan a usar antes de comprenderse el daño que causan a las
personas y al medio ambiente. En la actualidad, no sabemos los posibles peligros de
todos los productos químicos y a veces ni sabemos a cuáles estamos expuestos en el
trabajo, en el hogar o en el medio ambiente. Por eso es importante tener cuidado con
todos los productos químicos que usamos.


Es posible que constatemos el daño de estos productos porque vemos y sentimos
la contaminación que nos rodea. Las fábricas, las explotaciones mineras, las
fundiciones y los vehículos emiten humo y gases que nos hacen toser y asfixiar. Los
acueductos y ríos cercanos a las zonas industriales y grandes explotaciones agrícolas
generalmente están llenos de desechos feos que huelen mal. La producción de
petróleo, los derrames de productos químicos y los basureros contaminan el agua, la
tierra y el aire, muchas veces en formas que se pueden ver y oler.


Sin embargo, en otros casos, la contaminación no se puede ver ni oler. Algunos
productos químicos llegan muy lejos del lugar donde se utilizan. Se desplazan a
través del aire y del agua, en los alimentos que comemos y en los cuerpos de las
personas, animales y peces. Muchos productos químicos que se utilizan en productos
ordinarios como botellas plásticas o vehículos, son parte de la vida diaria a tal
punto que ni pensamos en lo peligrosos que pueden ser.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el daño de los produc tos tÓxicos320


Contaminación tóxica en Love Canal
Love Canal es un barrio de Niagara Falls en el estado de Nueva York, Estados
Unidos. Love Canal recibió su nombre en honor a William Love, que comenzó a
excavar el canal para conectar 2 ríos. Aunque el canal nunca se terminó, una
compañía de productos químicos utilizó el canal parcialmente terminado como
fosa de desechos para verter 21 mil toneladas de productos químicos tóxicos. Una
vez que el canal se llenó, la compañía lo cubrió con tierra y luego vendió la tierra a
la ciudad por un dólar, bajo la condición de que la compañía no asumiría ninguna
responsabilidad por los problemas de salud que pudieran surgir.


Después de muchos años, se construyeron casas y escuelas junto a los desechos
enterrados. No pasó mucho tiempo para que los residentes de Love Canal
empezaran a sufrir graves problemas de salud. Lois Gibbs, uno de los residentes
sabía que algo andaba mal y dijo: “Sabíamos que entre nosotros se producían
demasiados casos de aborto espontáneo, defectos de nacimiento, problemas del
sistema nervioso, asma y otros problemas respiratorios”.


La señora Gibbs organizó a la comunidad y pidió al gobierno que investigara
estos problemas. Cuando descubrieron que los productos químicos tóxicos filtraban
en el suelo alrededor de las casas de los residentes, la comunidad exigió al gobierno
que pagara para reubicar a todos los residentes. Se reubicó a los residentes, pero
muchos de ellos ya estaban sufriendo graves problemas de salud. En la actualidad
un barrio vacío y muchas personas con enfermedades crónicas son un recuerdo y
además una advertencia del peligro de los desechos tóxicos en Love Canal.


Lois Gibbs luchó contra el daño ocasionado por la contaminación tóxica en otros
lugares. Su trabajo sirvió para presionar al gobierno de Estados Unidos para que
se publicaran leyes que obliguen a las compañías a limpiar sus desechos tóxicos.
Lo más importante fue que la señora Gibbs convenció a las personas de que ellas
mismas pueden enfrentarse a la industria química, exigir un medio ambiente sano
¡y ganar! En su libro Dying from Dioxin (Muerte por dioxina), escribió:


Podemos culpar a la víctima y hacer que
todos dejen de consumir leche, pescados y
carne y detener de dar pecho a los bebés.
O podemos averiguar cómo fue que las
personas se fueron volviendo impotentes
mientras las empresas iban adquiriendo
más poder. Tenemos que analizar por qué
nuestro gobierno protege el derecho a


contaminar en vez de proteger el derecho a
una vida saludable.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


cÓmo nos hacen daño los produc tos tÓxicos 321


Cómo nos hacen daño los
productos tóxicos
Si una persona sufre o no daños por los químicos tóxicos, y el tipo
de daño para su salud, dependerán:


• Del tipo de producto químico.


• De la cantidad a la que se expuso la persona.


• Del tiempo que duró la exposición.


• De la edad, peso, altura y sexo de la persona expuesta.


• Del estado general de salud en el momento de la exposición.


El peligro de los químicos tóxicos es mayor en los momentos
en que nuestros cuerpos se están desarrollando o cambiando
rápidamente:


• Cuando el bebé se está formando en el útero.


• Cuando un niño está creciendo rápidamente.


• Cuando un adolescente está experimentando cambios rápidos.


• Cuando una persona mayor ya no tiene suficiente capacidad física para filtrar
los venenos.


Los efectos de los químicos tóxicos en la persona pueden ser graves, tales como
defectos de nacimiento o cáncer. Otros efectos pueden ser más difíciles de ver,
tales como las dificultades de aprendizaje, crecimiento lento, alergias, dificultad en
embarazarse y enfermedades frecuentes.


Con frecuencia es difícil saber si la causa de un problema de salud o el deterioro
de una enfermedad se debe a los productos tóxicos. Aunque se ha probado que
los químicos tóxicos causan diferentes enfermedades, resulta muy difícil probar
que una exposición en particular sea la responsable de una enfermedad, dado que
estamos expuestos a tantas sustancias químicas bajo diferentes circunstancias. Sin
embargo, muchas enfermedades son más comunes en lugares donde la gente está
regularmente expuesta a productos tóxicos.


Incluso las cantidades pequeñas pueden hacer daño
Es tradicional que médicos y científicos se guíen por el concepto de que “la dosis
hace el veneno”. Esto significa que una mayor cantidad de una sustancia tiene un
efecto mayor, y una menor cantidad tiene un efecto menor. Por ejemplo, los venenos
tales como arsénico y cianuro son tóxicos únicamente si una persona los ingiere en
cantidades excesivas. Incluso en medicamentos como la aspirina, son útiles cuando
se toman en pequeñas dosis, aunque pueden ser dañinos en grandes cantidades.


Sin embargo, aun en pequeñas cantidades, algunos productos tóxicos pueden
ser muy dañinos. Algunos, tales como los COP (contaminantes orgánicos
persistentes) y los PCB (bifenilos policlorados) no son seguros del todo (ver
páginas 340 a 342).


Todos los miembros de esta
familia se ven perjudicados


por una fábrica de productos
químicos de su pueblo;
algunos más que otros.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el daño de los produc tos tÓxicos322


El daño de los productos químicos para
los niños
Los niños, especialmente los bebés, sufren más daños por los productos
químicos que los adultos:


• Los niños pequeños están más próximos al suelo y son los que
pueden comer, aspirar o tocar las sustancias
químicas que transporta el aire desde cerca y
se asientan en el suelo.


• Los niños respiran mucho más rápido que los
adultos y pueden enfermarse más fácilmente
con el aire contaminado.


• Los niños generalmente se meten a la boca las
manos, juguetes y otras cosas, así que es más
probable que coman cosas que les hacen daño.


• Algunas partes del cuerpo que protegen de los
químicos tóxicos a los adultos no están bien
desarrolladas en los bebés y niños.


• Cuando los órganos de un bebé
se están desarrollando, son
más vulnerable a los
productos químicos.


Los cuerpos de los niños son pequeños,
y por esto una cantidad de tóxicos que
sería inofensiva para un adulto puede


causarle graves daños a un niño.


Los químicos tóxicos en las
diferentes etapas del crecimiento
de los niños
Cuando el cuerpo está creciendo y
cambiando rápidamente (durante la
infancia, la niñez y la adolescencia) aun
pequeñas cantidades de productos químicos
pueden causar cambios duraderos y
peligrosos en el cuerpo de los niños.


Antes de la concepción
Si los sistemas reproductivos o genes de
la madre o del padre se dañan a causa de
los productos químicos, los bebés pueden
resultar afectados, incluso si la exposición
ocurre antes de la concepción del bebé.


Me pregunto si
tendremos un
niño sano.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el daño de los produc tos Químicos par a los niños 323


En la matriz (el útero)
Los productos químicos están ya en el cuerpo de la madre y pueden
transmitirse al bebé que se desarrolla durante el embarazo. Por ejemplo,
una mujer que se expuso al plomo cuando era niña puede todavía tener
el plomo en sus huesos. Cuando se embaraza, el plomo pasa al niño en la
matriz.


Muchos químicos tóxicos a los que la mujer embarazada se expone,
tales como los PCB, plomo, mercurio e insecticidas, pueden pasarse, a
través de la placenta, al feto que se está desarrollando y causarle daño.


El humo del cigarrillo, las drogas y el alcohol pueden también
hacer daño a un bebé en el útero; debe evitarse su consumo durante el
embarazo.


Desde el nacimiento hasta los 2 años
La piel de los niños y su sistema digestivo facilitan el paso de los productos
químicos en el cuerpo del bebé.


Algunos productos químicos a los que la madre se expone pueden
también retenerse en la leche del pecho y pasarse al bebé cuando ella
le da pecho. Los químicos tóxicos también se pueden transmitir a los
niños a través del agua contaminada, utilizada para mezclar la leche
de fórmula para bebé y las leches artificiales. La leche de pecho de
todos modos es el mejor alimento para el bebé y por esto, en vez de evitar el dar
pecho para mantener al bebé protegido contra los productos químicos, las mujeres
se están organizando en grupos de presión para mantener los productos tóxicos
fuera de la leche de pecho.


Los bebés y niños pequeños se llevan todo a la boca, por
lo que es fácil que puedan tragar sustancias peligrosas.


De los 2 a los 12 años
Cuando los niños comienzan a ir a la guardería o a la
escuela, pueden exponerse a muchas sustancias químicas
nuevas para ellos, por ejemplo, si los patios de la escuela
han sido rociados con plaguicidas. Los niños que trabajan
sacando brillo a los zapatos, que escarban la basura o hacen
otras cosas para ganar dinero, generalmente están
expuestos a productos tóxicos. Además de causar
enfermedades, los químicos tóxicos pueden también
afectar la capacidad de aprendizaje de los niños.


De los 12 a los 18 años
Los adolescentes están en una época de crecimiento y
cambio físico rápido causado por las hormonas (ver página 325). Las exposiciones
a productos tóxicos pueden afectar gravemente la capacidad de una persona joven
para tener niños sanos después.


¡El pecho hace más
provecho!


Los niños expuestos a los tóxicos
pueden aprender más lentamente, ser


más irritables e inquietos, o mostrar
otras señas de desarrollo lento.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el daño de los produc tos tÓxicos324


Defectos de nacimiento
Los defectos de nacimiento se deben al daño de los genes de una persona. Ya que los
genes se pasan de los padres a los hijos, el daño por productos tóxicos puede afectar
no sólo a la persona expuesta a un producto tóxico sino también a los hijos de esta
persona y a los hijos de sus hijos. No todos los defectos de nacimiento son causados
por los productos tóxicos, pero los defectos de nacimiento son más comunes en
áreas donde la industria usa o produce químicos o desechos tóxicos. Los defectos de
nacimiento pueden tener muchas formas, algunas muy benignas (como una marca
de nacimiento) y otras muy graves (como el cerebro que no desarrolla).


Si su niño nace con defectos de nacimiento
Si un niño nace con defectos de nacimiento, uno
puede sentirse aturdido y con dudas acerca de cómo
cuidar del niño. ¡Usted no está sólo!


Examine sus emociones. Los padres tal vez
experimenten una conmoción, negación, dolor y hasta
enojo. Exprese su pesar por la pérdida del niño sano
que pensó que criaría. Hable de sus sentimientos con la
gente que pueda comprenderlo y apoyarlo.


Busque el apoyo de la comunidad. Pregunte a la trabajadora
social o promotor de salud si conocen otros padres que
tengan niños en las mismas condiciones que el suyo en ese
sector. Únase o forme un grupo de apoyo con otros padres.
El niño y usted pueden descubrir una comunidad grande y
colaboradora.


Celebre su niño. Acuérdese de que tiene que disfrutar del
niño de la misma manera que cualquier padre lo haría:
arrullándolo, jugando con él y observando su desarrollo
y crecimiento bajo sus propias circunstancias. Comparta
su alegría con sus amigos.


Aprenda con su niño. Buscar información acerca de los
defectos de nacimiento puede darle valor, como también
lo puede ser el experimentar los cambios del niño a
medida que crece.


Los ejercicios físicos pueden ser útiles. Muchas
discapacidades pueden mejorar con los ejercicios y con otros métodos (encontrará
información sobre los ejercicios físicos y otras maneras de ayudar a los niños con
defectos de nacimiento y otras discapacidades en los libros de Hesperian El niño
campesino deshabilitado, Ayudar a las niños ciegos y Ayudar a los niños sordos.


Dentro y
fuera de su
comunidad
hay gente y
recursos para
ayudarlo.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud reproduc tiva 325


Problemas de salud reproductiva
Algunos productos tóxicos pueden dañar su capacidad para
dar a luz a un niño sano. Los problemas de salud reproductiva
afectan a muchas mujeres en edad de procreación, pero
también pueden afectar a los hombres y mujeres en
cualquier momento de sus vidas.


Algunos productos químicos causan abortos o
esterilidad (incapacidad de concebir) en hombres
y mujeres. Esto ocurre por su interferencia con las
hormonas, los productos químicos naturales que
el cuerpo produce para controlar el crecimiento
y otros procesos, como la menstruación y la
reproducción, en las mujeres, así como la fertilidad
y producción de esperma en los hombres. Otras
sustancias químicas actúan justo igual que las hormonas cuando se
introducen en nuestros cuerpos. Y pueden confundirse con las hormonas naturales
enviando mensajes falsos. Por esta razón estos productos químicos a veces se
denominan disruptores hormonales.


Cómo funcionan las disruptores hormonales
Las hormonas femeninas llamadas estrógeno y progesterona causan cambios en el
cuerpo de las niñas, durante el período conocido como pubertad. Esto hace que sus
ovarios liberen un huevo cada mes, detengan la regla (menstruación) durante el
embarazo y hacen que los pechos elaboren leche después del parto. Las hormonas
también determinan la forma de crecimiento del bebé
dentro del útero.


Los productos tóxicos interrumpen a las hormonas
Los productos químicos que interrumpen a las hormonas
hacen que una muchacha comience a menstruar más
temprano, que tenga la regla irregularmente, o que no la
tenga. La interrupción de las funciones normales de las
hormonas puede también hacer que una mujer desarrolle el feto
fuera del útero cuando se embaraza, un problema muy peligroso
que puede matar a la mujer.


Aun pequeñas cantidades de algunos productos químicos,
como los PCB, las dioxinas y algunos plásticos (ver páginas 323
y 340) pueden ocasionar daños graves en la salud reproductiva.
Muchos de estos productos químicos no se pueden ver ni oler.
Además, es posible que no causen daño en el momento de la
exposición, pero aun así pueden causar graves problemas de
salud muchos años después, o en la próxima generación.


La salud de
las próximas
generaciones


depende de que nos
protejamos hoy.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el daño de los produc tos tÓxicos326


Endometriosis
La endometriosis es una enfermedad grave que hace que el revestimiento de
la matriz crezca fuera de la matriz. Nadie está seguro qué es lo que causa la
endometriosis. Pero como es común en zonas industriales y lugares de gran
contaminación, es posible que una de sus causas sea la contaminación industrial.
La endometriosis puede ser muy dolorosa y también puede entorpecer el embarazo.


Señas
Las principales señas de endometriosis son dolor durante la regla y dolor en la
parte baja de la espalda y el abdomen. Otras señas son:


• La regla abundante o sangrados irregulares de la vagina.


• Dolor durante las relaciones sexuales.


• Evacuaciones dolorosas, generalmente con diarrea o estreñimiento.


• Hinchazón, vómitos, náusea, dolor en la parte baja de la espalda y
cansancio.


Todas estas señas pueden indicar otros problemas de salud. Para saber de qué
enfermedad se trata, consulte inmediatamente a un promotor de salud.


Sin embargo, muchos promotores de salud no están familiarizados con la
endometriosis, así que si usted tiene varias señas de esta enfermedad y el promotor
le dice que no tiene endometriosis, consulte a otro promotor de salud, si puede.


Prevención y tratamiento
Quizá pueda usar píldoras anticonceptivas para reducir el dolor y los sangrados
abundantes o irregulares. Hable con un promotor de salud. Uno también puede
reducir el dolor tomando medicamentos como ibuprofeno. Consulte un libro de salud
como Donde no hay doctor para mujeres para ver la forma de tratar el dolor.


Para algunas mujeres, cambiar lo que comen parece ayudar a reducir el dolor y
las señas de la endometriosis. Ya que la causa es el problema con el estrógeno, evite
alimentos que contengan estrógeno o substancias similares al estrógeno, tales como:


• Carne y productos lácteos de animales que hayan recibido hormonas o que
hayan sido alimentados con granos que contienen plaguicidas.


• Verduras y frutas que hayan sido rociados con plaguicidas.


• Soya y alimentos hechos de soya, maní y otras legumbres.


También puede ser útil evitar alimentos que hacen que el cuerpo produzca más
estrógeno, o efectos similares a los del estrógeno, tales como los de la familia de las
berenjenas, papas, tomates y pimientos, y café, chocolate, té y bebidas de cola.


Algunos alimentos pueden ayudar al cuerpo a combatir la endometriosis:


• Alimentos que contienen fibra, tales como frijoles y arroz y granos integrales.


• Alimentos con ácidos grasos Omega-3 (una grasa saludable) tales como
nueces, semillas de calabaza, y pescados grasos tales como salmón y caballa.


• Legumbres verdes, coliflor, brócoli, repollo, ajonjolí (sésamo), higos y almendras.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


c áncer 327


Cáncer
El cáncer es una enfermedad grave que puede afectar a muchas partes del cuerpo.
El cáncer comienza cuando algunas células comienzan a crecer muy rápido de
manera anormal, ocasionando crecimientos (tumores). Algunas veces los tumores
desaparecen sin tratamiento. Pero muchos tumores se expanden, causando
problemas de salud en varias partes del cuerpo. Esto es cáncer. La mayoría de
los crecimientos no se vuelven cáncer, pero algunos sí. Hace mucho tiempo, el
cáncer era poco común. Hoy en día es muy común.


¿Qué causa el cáncer?
Una causa del aumento del cáncer en el mundo es el aumento constante de
la contaminación industrial y de los productos tóxicos en nuestro medio
ambiente y en nuestro cuerpo. El número cada vez más elevado de
cáncer en la gente que vive en o cerca de áreas altamente
contaminadas debería alertar a los gobiernos a actuar
rápidamente para proteger la salud de la gente. El cáncer puede
reducirse regulando el uso de los diferentes tipos y cantidades
de productos químicos industriales, cómo se los debe usar y
cómo se los descarta.


Se sabe que los químicos tóxicos causan
varios tipos de cáncer, como el cáncer


de pulmones, vejiga, hígado, mama,
cerebro, sangre (leucemia), mieloma
múltiple, y linfoma no-Hodgkin.


La gente expuesta a productos tóxicos por largo
tiempo tiene mayor riesgo de contraer estos tipos
de cáncer que los que no estuvieron expuestos.
Conocer los riesgos puede ser útil para obtener un
tratamiento temprano.


La detección y el tratamiento temprano del cáncer
La detección temprana del cáncer frecuentemente
salva la vida de las personas, ya que la persona
puede seguir un tratamiento antes de que el cáncer
se expanda. Algunas señas que alertan el cáncer son
cansancio, pérdida crónica de peso, protuberancias
y dolor del cuerpo. Estos pueden también ser señas
de otras enfermedades. Una forma de averiguar si
una persona tiene cáncer es hacerse una prueba
que consiste en tomar unas cuantas células de lugar
afectado del cuerpo. La persona capacitada para
reconocer el cáncer examina estas células con un
microscopio.


No todos los cánceres
son ocasionados por la


contaminación industrial.
Pero allí donde hay


contaminación industrial,
allí está el cáncer.


Las señas de advertencia y si el
resultado de la prueba muestra
algo irregular no deben pasarse


por alto. Vea al promotor de
salud de inmediato para pedir


consejo y tratamiento.


PRUEBAS
PARA


CáNCER dE
MAMA


CAdA TARdE




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el daño de los produc tos tÓxicos328


Tratamientos tradicionales y modernos contra el cáncer
El cáncer afecta a la gente en diferentes formas, y no hay un tratamiento que
sea efectivo para cada persona. La medicina occidental, la medicina china, la
medicina ayurvédica (de la India) y las medicinas tradicionales de todo el mundo,
todas ofrecen tratamientos y formas de promover una mejor salud para la gente
con cáncer. Desgraciadamente, ninguna de ellas tiene una cura que sea efectiva en
todos los casos.


Los tratamientos contra el cáncer
que son mejores son los que promueven
la salud general y el bienestar e involucra
al paciente en su propio tratamiento.
Cuando necesite tratamiento vaya
donde un doctor u otro curandero que
conozca y en quien tenga confianza.


La gente que entiende mejor
el cáncer son aquellos que han
sobrevivido a esta enfermedad. Cada
sobreviviente de cáncer tiene su
propia historia acerca de lo que le
ayudó o no le ayudó.


El cáncer algunas veces requiere
de medicamentos muy fuertes
que pueden causar efectos fuertes
intolerables. El cáncer rara vez se cura
con sólo un tipo de tratamiento, ya sean
drogas, hierbas, dieta u otras terapias. El
mejor tratamiento combina tratamientos con medicamentos con la promoción del
bienestar mediante alimentos y comportamientos sanos. Mucha gente descubre que
el bienestar mejora mucho con el apoyo espiritual y emocional mediante los grupos
de apoyo, asesoramiento, oraciones o meditaciones.


Cuando el cáncer no puede curarse
Algunos casos de cáncer pueden curarse pero otros no, especialmente si el cáncer se
ha expandido a varias partes del cuerpo.


Con frecuencia, cuando el cáncer se diagnostica muy tarde, no hay cura y
es mejor quedarse en casa y aferrarse al cuido de la familia. Este período puede
ser muy difícil. Una persona con cáncer debe comer lo mejor posible y descansar
mucho. Los medicamentos para el dolor, la ansiedad y para los problemas de
insomnio pueden dar más comodidad a las personas con cáncer. Hablar con una
persona cercana puede ayudarle a prepararse para la muerte, y hacer planes para
el futuro de la familia. Las personas que cuidan del enfermo pueden a veces tener
apoyo y ayuda en una organización de ayuda a personas que están en las últimas
etapas de la vida.


Centro Comunitario de Salud
Grupo de apoyo a personas


con cáncer


Si usted tiene cáncer, busque la amistad
y el consejo de otros que tengan cáncer o


hayan sobrevivido el cáncer.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


c áncer 329


Cáncer de mama (cáncer de los pechos)
El cáncer de mama tiene muchas causas, incluyendo la exposición a químicos
tóxicos de los plaguicidas, petróleo, productos de limpieza y contaminación del
aire. Si la madre o las hermanas de una mujer tuvieron cáncer, ésta tiene mayor
probabilidad de tener también cáncer. El cáncer de mama es más común en mujeres
mayores de 50 años.


El cáncer de mama generalmente se desarrolla lentamente, y algunas veces
se cura si se detecta temprano. Las mujeres pueden vigilar las señas de cáncer de
mama examinando ellas mismas sus pechos. Observe los bultos o secreciones de los
pezones. Si una mujer hace esto una vez al mes, se acostumbrará a sentir y conocer
sus pechos y así se dará cuenta inmediatamente de los cambios.


bcnbxncb


mírese los pechos en el espejo. eleve sus
brazos sobre la cabeza. busque cualquier
cambio en la forma de los pechos, o
cualquier hinchazón o cambio en la piel o
en los pezones. luego ponga sus brazos a
los lados y verifique los pechos otra vez.


échese en la cama y, manteniendo sus
dedos planos, presiónese los pechos y
sienta si no hay bultos.


esté segura de palpar cada parte
de sus pechos. es muy útil hacer
lo mismo cada vez, como mover
los dedos en forma de espiral o en
hileras de líneas rectas.


Qué hacer si se encuentra un bulto
si el bulto es suave o áspero, y se mueve bajo la piel cuando se lo empuja con los
dedos, no se preocupe. pero si es duro, tiene una forma desigual y es indolora,
siga vigilándolo, especialmente si el bulto está presente sólo en un seno y no se
mueve aun cuando uno lo empuja. consulte con un promotor de salud si el bulto
sigue ahí después de su próxima regla. este puede ser una seña de cáncer. vea
a un promotor de salud si tuviera alguna secreción de los pezones que parezca
sangre o pus.


Cómo examinarse los pechos









Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el daño de los produc tos tÓxicos330


Problemas pulmonares (respiratorios)
La contaminación del aire debido a la quema de combustibles fósiles (carbón,
carburantes, diesel y gas natural) descarga muchos productos tóxicos y partículas
dañinas en el aire que respiramos. De acuerdo con la Organización Mundial de la
Salud, 3 millones de personas mueren por la contaminación del aire cada año.


Dos partes importantes de la contaminación del aire son un gas tóxico llamado
ozono (que es distinto de la capa de ozono) y partículas. Las partículas son
pequeñísimas porciones de hollín, humo, metales, químicos, polvo, agua y goma
de llantas. Las partículas más pequeñas son las más dañinas porque entran en lo
más profundo de los pulmones. La exposición a partículas puede causar ataques de
asma y bronquitis, y empeorar los resfríos, la gripe y otras infecciones respiratorias.
El ozono es un irritante fuerte que hace que las vías respiratorias de la persona
se endurezcan, forzando a los pulmones a trabajar con más fuerza y empeorando
los problemas pulmonares existentes. También pueden causar dolores de cabeza,
silbidos, dolor de pecho, náusea y fatiga, y hacer que la persona sea más vulnerable
a las infecciones pulmonares, incluyendo la tuberculosis o la neumonía.


Casi inmediatamente, el aire con humo o suciedad hace que los ojos
lagrimeen, que la garganta se seque, y se producen tos o silbidos. Los niveles
altos de contaminación también pueden hacer daño a los pulmones, empeorar los
problemas de corazón o de pulmones ya existentes, y hacer que el corazón y los
pulmones trabajen más para suministrar oxígeno al cuerpo, lo que da lugar a una
respiración difícil, fatiga y dolor de pecho.


Las exposiciones al aire contaminado a largo plazo hacen que:


• Los pulmones envejezcan más rápido.


• Se adquieran enfermedades pulmonares crónicas como asma, bronquitis
crónica, enfisema y cáncer de pulmón.


• Hay más muertes prematuras, generalmente de ataque al corazón o infarto.


La contaminación del aire es más peligrosa para las personas que ya han tenido
problemas de corazón o de pulmones, las mujeres embarazadas, los niños menores
de 14 años, cuyos pulmones están aún en desarrollo, y las personas que trabajan o
hacen ejercicio vigorosamente al aire libre.


Prevención y tratamiento
• Deje de fumar tabaco.


• Evite o trate de exponerse lo menos posible al humo del fuego, a los escapes
de los automóviles y a otros gases químicos.


• Evite las infecciones de pecho lavándose las manos y vacunándose.


• Los medicamentos para un alivio rápido de problemas respiratorios (ver
asma) y los jarabes para la tos (ver página 477) le pueden aliviar.


Algunos problemas de salud por la contaminación del aire no son curables, tales
como cáncer, enfisema y asma, aunque la gente puede vivir con estos problemas por
mucho tiempo. Alejarse del aire contaminado puede retardar el progreso de muchas
enfermedades pulmonares, aunque para muchas personas hacerlo es casi imposible.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas pulmonares (respir atorios) 331


Bronquitis crónica
La bronquitis crónica es una inflamación (hinchazón) de las principales vías
respiratorias de los pulmones. Las principales causas son fumar o ser fumador
pasivo (ver página 355) de tabaco, la contaminación de aire, gases químicos y polvo.


Cuando las vías respiratorias se irritan, se forma una capa densa de moco, que
causa obstrucción y dificulta la respiración. Unas señas de la bronquitis crónica
son tos que produce un moco amarillo-verduzco, dificultad en respirar, opresión en el
pecho, silbidos, fatiga, dolor de cabeza e hinchazón de los tobillos, pies y piernas.


Asma
El asma es una enfermedad crónica de niños y adultos. Las señas son
silbidos, tos, dificultad para respirar y opresión en el pecho. Estos
problemas ocurren cuando las vías respiratorias en los pulmones se
cierran y los pulmones se llenan de moco. La contaminación industrial
y los productos tóxicos son las causas comunes del asma, pero los
ataques de asma se deben a muchas otras razones.


Tratamiento
Para aliviarse del ataque de asma inhale medicamentos que abren
las vías respiratorias. Si no se dispone de estos medicamentos, tome
un café fuerte, té negro, efedra (belcho) o seudoefedrina. Algunas
personas respiran el vapor de hierbas. Los medicamentos de alivio
rápido controlan los efectos de un ataque de asma, aunque no lo evitan.


Prevención
El tratamiento a largo plazo puede evitar los ataques de asma, hacerlos menos agudos
y menos frecuentes. Si no se dispone de un medicamento a largo plazo, use nigella
sativa (ajenuz, neguilla) para evitar los ataques. Dos cucharaditas de semilla negra,
una vez al día, con miel o yogur fortalecerán los pulmones y el sistema inmunológico.


Para prevenir los ataques de asma evite o reduzca el contacto con lo que le
produce el ataque, incluidos:


• El humo del fuego o de la estufa y el tabaco.


• La contaminación del aire de las fábricas y automóviles. Cuando hay mucha
contaminación, es mejor quedarse adentro y no hacer trabajo físico.


• Los químicos de las pinturas, disolventes, plaguicidas, perfumes y limpiadores.


• Ácaros del polvo. Retire los peluches y otros juguetes de trapo y las alfombras
de los sitios donde se duerme (ver página 357).


• El pelo de animales y las plumas, incluido el pelo de mascotas.


• Las cucarachas y otras plagas de insectos (ver páginas 366 a 367).


• El moho (ver página 358).


• La tensión física y emocional que con frecuencia ocurre durante los cambios de
la vida, el exceso de trabajo y los ejercicios físicos fuertes.


Durante un ataque de asma,
siéntese hacia adelante, con
las manos sobre las rodillas,


saque la espalda, expanda el
pecho y trate de relajarse.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el daño de los produc tos tÓxicos332


Asbestosis
Asbesto (amianto) es un mineral que antes se utilizaba para proteger los edificios y
en algunos aparatos contra los incendios. El asbesto está hecho de fibras pequeñitas
que se meten en el aire y cuando uno respira, entran a los pulmones donde causan
daño permanente. El asbesto es tan peligroso que muchos gobiernos lo han prohibido.


La exposición al asbesto produce asbestosis y cáncer de pulmón.
Las primeras señas son tos, falta de aire, dolor de pecho, pérdida de peso y
debilidad. En la página 371 encontrará más datos sobre el asbesto.


Problemas del sistema nervioso
Muchos químicos tóxicos hacen daño al sistema nervioso. El
daño al sistema nervioso puede causar confusión, pérdida
de memoria, ataques (convulsiones) y otros problemas en el
cerebro. El daño al sistema nervioso puede también producir
daño a los sentidos del gusto y el olor, pérdida de la sensación
en el cuerpo, dificultad para caminar y mantener el equilibrio. Algunos
productos químicos pueden causar parálisis y hasta la muerte. Los disolventes
que se usan generalmente en la limpieza para sacar la grasa, tales como la acetona,
bencina, trementina y gasolina son tóxicos para el sistema nervioso.


Prevención y tratamiento
La mejor forma de prevenir el daño al sistema nervioso por estos productos tóxicos
es reducir su uso en el trabajo y en la casa. Si los tiene que usar, asegúrese que haya
buena ventilación y póngase guantes y máscara (ver Anexo A).


Problemas de la piel
La causa más común de los problemas y enfermedades de la piel es el uso
de productos químicos en el lugar del trabajo. La gente también adquiere
sarpullido, ampollas y quemaduras graves a causa de los productos
tóxicos a los que se expone por el aire o el agua contaminados con
sustancias químicas o desechos agrícolas e industriales.


Prevención y tratamiento
Protéjase de los productos químicos reduciendo la exposición y usando
equipo protector (ver Anexo A). Cuando se exponga a productos químicos,
lávese la piel enseguida, con agua fría y jabón. Evite el agua tibia o
caliente porque abre los poros. Si su piel está lastimada o se ha vuelto
muy sensible debido a la exposición a sustancias químicas, evite los rayos del sol. Si
tiene que estar expuesto al sol, mantenga cubiertos la cabeza y el cuerpo.


Algunas cremas para la piel reducen los dolores y los malestares. Sin embargo,
la única manera de evitar el problema es reducir el contacto con los venenos.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


sensibil idad Químic a múltiple (sQm) 333


Sensibilidad química múltiple (SQM)
Para algunas personas, los efectos combinados de muchos productos químicos o
las exposiciones prolongadas, aunque sea a una sola sustancia química, pueden
ocasionar la enfermedad conocida como sensibilidad química múltiple (SQM) o
enfermedad ambiental. Las personas con SQM sufren fuertes reacciones a toxinas
comunes de la pintura, los perfumes, los autos y las materiales de construcción.


Las señas de SQM pueden incluir escurrimiendo de la nariz, comezón en los
ojos, dolor de cabeza, irritación en la garganta, dolor de oídos, dolor en el cuero
cabelludo, confusión mental o cansancio, latido del corazón acelerado, dolor de
estómago, náusea, retortijones abdominales, diarrea y dolor de las articulaciones.


Ya que la gente muestra diferentes señas de SQM, muchos promotores de salud
no creen que sea una enfermedad de verdad, causada por los productos químicos.
Creen que se deben a preocupaciones emocionales. A la SQM también se la
confunde con alergias comunes (ver página 357) pero es diferente por estas razones:


• Las señas aparecen cada vez que la persona está expuesta a los químicos.


• Los efectos duran mucho (son crónicos) y no son sólo de temporada.


• Las señas aparecen con cada vez menos exposición.


• Las señas desaparecen cuando ya no están los químicos que las produjeron.


• Las señas aparecen en presencia de diferentes sustancias que no tienen
relación (tales como pintura y perfume, o plástico y humo de los cigarrillos).


Prevención y tratamiento
La mejor forma de prevenir la SQM es mantenerse fuera del contacto de los
productos químicos que puedan causarlo. Ya que cada persona reacciona de
diferente manera, el tratamiento de SQM depende de la persona que lo padece,
aunque todos mejoran cuando se retiran las toxinas de su entorno.


La carga de tóxicos en el cuerpo
Algunos productos químicos abandonan el cuerpo rápidamente después de que
una persona se expone. Otros permanecen en la grasa, sangre o huesos por mucho
tiempo. Por ejemplo, el arsénico generalmente se queda en el cuerpo sólo por 3 días
después de que uno se ha expuesto 1 vez. Pero el plaguicida DDT (ver página 150)
puede permanecer en el cuerpo por 50 años o más. La carga tóxica es la cantidad de
productos tóxicos que están presentes en el cuerpo en cualquier momento.


Sólo porque estos químicos estén en nuestros cuerpos no significa que cada uno
de nosotros se enfermará. Algunas pueden enfermarse aunque tengan pocos tóxicos
en sus cuerpos. Otros que tienen más químicos no se enferman (ver página 321).


Los niños muchas veces llevan una carga tóxica más pesada que los adultos. Es
posible que los períodos de exposición no hayan sido tan largos, debido a su corta
edad, pero sus cuerpos no se han desarrollado lo suficiente para protegerse de los
productos tóxicos o para eliminarlos de sus cuerpos.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el daño de los produc tos tÓxicos334


Mezclas tóxicas
Hay tantos químicos en nuestro ambiente que generalmente es difícil saber a cuáles
estamos expuestos y qué combinaciones nos pueden afectar. La mezcla de productos
químicos hace muy difícil rastrear los problemas de salud que cada uno de ellos
origina. Sin embargo, en la mayoría de los casos las mezclas químicas son más
dañinas que cada producto químico por sí mismo.


Los científicos estudian cada producto químico separadamente para ver cómo
pueden hacer daño a la salud de las personas. Pero muchos productos químicos,
tales como limpiadores, tinturas, plásticos, pinturas y pegantes, son una mezcla de
diferentes sustancias químicas. Los disolventes causan una serie de problemas de
salud y los pigmentos causan otro tanto. Mezclados todos, causan una tercera serie
de problemas de salud, incluidos aquellos que cada químico por sí mismo podría
no causar. La mayoría de los residuos de la industria, tales como el humo de una
chimenea o desechos químicos depositados en los acueductos o ríos, son también
una mezcla de muchos productos químicos.


… pero ellos
probablemente


le echarán
la culpa a mi


último cigarrillo.


De esta manera
nadie podrá decir
qué bala lo mató…




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


l a c arGa de tÓxicos en el cuerpo 335


Cómo se desplazan los productos tóxicos a
través del medio ambiente
Muchos productos tóxicos viajan lejos de sus fuentes a través
del aire, agua y alimentos y en los productos que utilizamos
cada día, tales como plásticos, limpiadores y plaguicidas.
Algunos de estos productos químicos permanecen en el medio ambiente
por largo tiempo. Cada persona de este planeta lleva productos tóxicos
en su cuerpo.


Los productos tóxicos se retienen en la grasa de la gente y los
animales, y en algunas plantas. Cuando la gente o los animales grandes
(tales como osos, lechuzas, águilas o peces grandes) se comen a los
pequeños peces o plantas, los productos tóxicos que éstos retienen pasan
a la cadena alimentaria o red alimentaria y se acumulan en los cuerpos de
los animales que se los comen.




Los productos tóxicos pueden llegar a nuestros
cuerpos por muchos caminos.


Los productos tóxicos
convierten el tejido de
la vida a la mortaja de


la muerte.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el daño de los produc tos tÓxicos336


bcnbxncbVínculos mortales: los productos tóxicos pasan de
los animales a la gente














en esta actividad, la gente personifica a diferentes animales para mostrar
cómo algunos tóxicos se transmiten de unos a otros. se necesitan por
lo menos 7 personas para este juego, cuanto más gente mejor.


Duración: de ½ a 1 hora


Materiales: 20 a 30 collares hechos de cuentas de color. casi la mitad
son de 1 color, puede ser amarillo, y la otra mitad tiene cuentas de 2 colores,
pueden ser amarillo y rojo.


cada persona personifica un animal. se tienen halcones, ratones y saltamontes,
pero se puede tener cualquier otro animal que les sea familiar. escoja un número
pequeño de halcones (1 ó 2), ratones (4 a 10), y montones de saltamontes. use
bandas en los brazos, signos u otras marcas para identificar a los diferentes
animales. el moderador coloca los collares de colores a la vista, alrededor de los
lugares donde se llevará a cabo el juego.


el moderador anuncia que los collares de color son el alimento de los saltamontes.
pero lo que no dice es que las cuentas rojas son químicos tóxicos que han
acumulado en el alimento. los saltamontes recogen su alimento poniéndose los
collares alrededor del cuello. cada saltamontes recoge la mayor cantidad posible
de alimento, recodando el número de collares que recoge en total.


seguidamente, suelte a los ratones en el escenario para cazar a los saltamontes.
siempre que un ratón coja un saltamontes, éste se pone todos los collares que los
saltamontes estaban usando y el saltamontes sale del juego. debe darse a cada
ratón tiempo para coger uno o más saltamontes y ponerse los collares que recoja.


suelte a los halcones en el juego para que cacen a los ratones, mientras que los
ratones están cazando saltamontes. cualquier ratón que sea cogido por un halcón
devuelve todos los collares y luego sale del juego.


una vez que los halcones hayan recogido todos los collares, todos los participantes
se ponen en círculo. pregunte a cada saltamontes y a cada ratón cuantos collares
recolectaron antes de ser comidos, y si alguno de estos collares tenían cuentas
rojas. luego pida a los halcones que muestren los collares que recolectaron.


comience la discusión explicando a los participantes que las cuentas rojas son
sustancias tóxicas presentes en los alimentos. explique que el halcón que tenga la
mayoría de las cuentas rojas muere porque ha acumulado en su cuerpo la mayor
parte de los tóxicos. otros halcones pueden sobrevivir, pero pondrán huevos con
cáscara delgada o incubarán pollos enfermizos. pida al grupo discutir cómo los
productos tóxicos se introducen en el agua o en los alimentos. ¿Qué alimentos
come la gente, que puedan tener químicos tóxicos? ¿Qué podemos hacer para que
los químicos tóxicos no se acumulen en nuestros cuerpos? ¿cómo los podemos
mantener fuera del medio ambiente?




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


me tales pesados 337


Metales pesados
Los metales pesados como el plomo, mercurio, cadmio y cromo son dañinos para la
gente, los animales y las plantas, incluso en proporciones minúsculas. Las diferentes
industrias, tales como petroleras, refinerías, mineras, fundiciones, curtiembres e
incineradores despiden metales pesados en el medio ambiente.


Los metales pesados son dañinos cuando la gente aspira o traga el polvo o los
humos, o se les pega en la piel o los ojos, y los absorben en la sangre. Los metales
pesados también pueden absorberse en las plantas y los animales y pueden hacer
daño cuando uno los come.


Señas de envenenamiento por metales pesados
La intoxicación por metales pesados generalmente no ocurre debido a una sola
exposición significante sino a la exposición gradual de pequeñas cantidades. Las
señas iniciales incluyen temblor, irritabilidad, dificultad en concentrarse, cansancio
y debilidad en las manos y los pies. Otras señas incluyen:


El envenenamiento por metales pesados puede también hacer daño a los riñones y
el sistema reproductivo, y producir otros problemas graves de salud a largo plazo.


IMPORTANTE: Si usted sospecha de envenenamiento por metales pesados,
vea al promotor de salud para que le practique una prueba inmediatamente. Si
está expuesto a metales pesados día tras día, el medicamento no solucionará
el envenenamiento. La única forma de detener el envenenamiento es dejar de
exponerse. Si sabe que tiene envenenamiento por metales pesados, es probable que
los otros miembros de su comunidad también lo tengan.


En las próximas páginas se analizará el problema del mercurio. Otros metales
pesados producen problemas similares. Podrá ver los problemas del plomo en las
páginas 368 a 370.


Dolores de cabeza, mareos, problemas en
dormir, pérdida de memoria (especialmente
debido a envenenamiento por mercurio)
dificultad para pensar.


Encías sangrantes, ampollas en la boca, dolor de muelas,
dolor en la mandíbula, sabor a metal en la boca.


Sarpullido, irritación de los ojos y de la nariz.


Latido del corazón acelerado, ansiedad y pulso muy
débil o muy acelerado.


Dolor de estómago, diarrea o estreñimiento, ganas
de orinar a cada rato.


Espasmos musculares, dolor y rigidez en las
articulaciones y músculos, manos y pies fríos.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el daño de los produc tos tÓxicos338


Envenenamiento por mercurio
El mercurio es un metal pesado que puede causar graves problemas de salud
cuando se introduce en el medio ambiente a través de la minería, especialmente
la minería de oro, la quema de carbón, la construcción de represas o cuando
los productos que contienen mercurio se convierten en desechos. El mercurio es
altamente tóxico.


Cuando el mercurio se acumula en los ríos, lagos y arroyos y se combina con
plantas en descomposición, puede convertirse en una forma más tóxica llamada
metil-mercurio. Aun en cantidades muy pequeñas el mercurio puede envenenar
a todos los peces de una laguna o río. El metil-mercurio en el medio ambiente
permanece tóxico por siglos.


Problemas de salud por mercurio
Respirar o absorber a través de la piel aun cantidades muy pequeñas de mercurio
puede causar daño irreversible al sistema nervioso, riñones, pulmones y cerebro, y
causar defectos de nacimiento. Los problemas de salud pueden aparecer después de
muchos años.


Envenenamiento leve por mercurio causa hormigueo en los labios, la lengua, dedos
y dedos del pie, y temblor en las manos y pies. En algunos casos, estas señas no
aparecen hasta mucho después de la exposición.


Envenenamiento grave por mercurio causa dolor de cabeza, pérdida de memoria,
dificultad en coordinar los movimientos y la visión, mareos, sabor de metal en
la boca, espasmos musculares, dolor y rigidez en las articulaciones y músculos,
latido del corazón rápido y pulso muy débil o rápido.


Los metales pesados viajan por el aire, entran al agua, a los peces y plantas en nuestros cuerpos.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


me tales pesados 339


Exposición de los hombres al mercurio puede conducir a la pérdida de la capacidad
de tener relaciones sexuales y a la esterilidad.


Exposición de las mujeres al mercurio puede conducir a la falta de la regla
(menstruación) y otros problemas relacionados con su capacidad de procrear.


En mujeres embarazadas, aun en pequeñas cantidades el mercurio puede hacer
que los bebés tengan problemas de desarrollo (ver páginas 322 a 324).


Mercurio en el pescado
El metil-mercurio se acumula en
el cuerpo de los peces, animales
y seres humanos. Los peces que
viven en las aguas contaminadas
pueden ser peligrosos de comer, aunque el
agua misma no sea peligrosa para bañarse.


Las cantidades pequeñas de mercurio pueden pasar
a través del cuerpo sin causar daño. Si dejamos de comer alimentos que contienen
mercurio, el cuerpo comienza a deshacerse del mercurio que había acumulado. Pero
cuando tomamos más mercurio del que el organismo puede eliminar, el mercurio
causa graves problemas de salud.


El pescado es un buen alimento, lleno de proteínas. El pescado a veces es
llamado “alimento del cerebro” porque tienen grasas que son buenas para el
cerebro. Es parte de la dieta tradicional de mucha gente. Pero si se pesca en aguas
donde desaguan las aguas de la mina, o donde se ha vertido mercurio, el pescado
podría contener cantidades peligrosas de mercurio.


El pescado y la seguridad alimentaria
Uno no puede saber si el pescado contiene mercurio con sólo mirarlo. Como el
mercurio se deposita en la carne del pescado, no hay forma de limpiarlo o cocinarlo
de modo que se evite la exposición. Algunos tipos de pescado pueden tener menos
mercurio debido a sus hábitos alimentarios o historial de vida, y pueden consumirse
sin peligro. Si usted vive en un área de desagües mineros,


Es más peligroso comer:
• Pescados grandes de tamaño y de edad.


• Peces que se alimentan en el fondo, como el bagre y carpa.


• Pescado como su dieta principal.


• Los órganos del pescado, especialmente el hígado.


Es más seguro comer:
• Pescados pequeños, jóvenes y pescados que se alimentan de insectos.


• Menos pescado y más carne, pollo, arroz y lentejas o frijoles, huevos, leche y
queso y otras fuentes de proteína.


• Pescado mezclado con alimentos como arroz o papas. Esto no reducirá la
cantidad de mercurio en el pescado, pero reducirá el monto de pescado que
come en sus alimentos.


Ya que los animales y peces grandes se
comen a los pequeños, el mercurio se va


acumulando en sus cuerpos.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el daño de los produc tos tÓxicos340


Tratamiento del envenenamiento por metales pesados
El envenenamiento por metales pesados es difícil de tratar. El principal
tratamiento, llamado quelación, utiliza hierbas y medicamentos para sacar el metal
del cuerpo. Es más efectivo para el envenenamiento causado por la exposición
súbita a una gran dosis de metales (envenenamiento agudo). Pero como la mayor
parte de las exposiciones a los metales pesados ocurre a través del
contacto diario durante un largo tiempo, este tratamiento puede
que no sea efectivo.


Una buena nutrición puede proteger el cuerpo
Cuando no tiene suficiente vitaminas, calcio, hierro o proteínas
en su dieta, la gente puede sufrir más por el envenenamiento por
metales pesados. El cuerpo utilizará metales tóxicos pesados para
llenar la carencia de nutrientes, causando graves enfermedades.


Los alimentos que ayudan al cuerpo a resistir el
envenenamiento por metales pesados incluyen frijoles, granos
integrales, carne, nueces, huevos, leche, verduras rojas, amarillas y
verdes, vegetales de hojas verde oscuro, cilantro, repollo y frutas.


IMPORTANTE: Las personas que sufren de bocio o que podrían
sufrir de envenenamiento crónico por cianuro deben evitar los
alimentos que agravan el bocio como el repollo y la yuca (mandioca).


Ningún alimento servirá para el tratamiento de un grave envenenamiento
por metales pesados u otros productos tóxicos. Sin embargo, si mejora la dieta,
se refuerza el tratamiento de la mayoría de las enfermedades, incluso las
enfermedades causadas por metales pesados. En las áreas donde la gente es muy
pobre y está expuesta a metales pesados y otros productos tóxicos, tales como
comunidades mineras, la mejor solución puede ser un programa de nutrición
comunitaria para asegurar que todos estén bien alimentados, fuertes y resistentes
a las enfermedades (en la página 475 podrá ver la historia de un programa de
nutrición en una comunidad minera).


Contaminantes Orgánicos Persistentes
Un grupo de productos químicos llamado contaminantes orgánicos persistentes (COP,
o POP por sus siglos en inglés) se vuelve más peligroso mientras que cada químico
pasa del aire o del agua para acumularse en los animales, peces y seres humanos.
Persistente significa que se quedan en el medio ambiente y en nuestros cuerpos por
un largo tiempo. Orgánico significa que pueden entrar y afectar a todos los seres
vivientes. Contaminantes significa que son peligrosos para el medio ambiente.


Los COP más comunes son las dioxinas (un residuo químico de las fábricas y los
incineradores), los PCB (un líquido químico utilizado en la electrónica y en muchos
productos del hogar) y muchas clases de plaguicidas, incluido el DDT.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


contaminantes orGánicos persis tentes 341


Los COP se desplazan a través del aire,
agua y tierra y se acumulan en los cuerpos
de los seres vivientes a medida que pasan por
la red alimentaria (ver página 335). Por esta
razón, los COP se encuentran en todas partes
del medio ambiente, incluso lejos del sitio
donde fueron producidos.


Las dioxinas son algunos de los COP más
tóxicos. La mayoría de dioxinas son emitidas
cuando una persona quema el plástico
PVC, los papeles blanqueados, carbón,
diesel y otras cosas que contienen cloro. La
dioxina también se libera de las fundiciones,
fábricas de cemento, fábricas de papel y
algunos plaguicidas. La dioxina liberada
en el aire y el agua tarde o temprano se
introduce en nuestros alimentos y en el agua
que bebemos. La dioxina causa cáncer.


El plástico PVC se utiliza comúnmente para hacer tubería para sistemas de
distribución de agua. El PVC también se utiliza para fabricar los biberones,
juguetes, envases para alimentos y otros productos de uso diario. A medida
que el plástico PVC envejece y se gasta, puede liberar
químicos tóxicos, causando enfermedades graves.
Cuando se queman plásticos PVC, se liberan dioxinas y
furanos venenosos.


El bifenilo policlorado (PCB, por sus siglos en inglés)
es un tipo de COP, antiguamente utilizado en equipos
eléctricos como transformadores e interruptores y
en productos tales como papel copia sin carbónicos
y tintes. Debido a que se sabe que son muy tóxicos,
los PCB están ahora prohibidos internacionalmente
y han sido reemplazados, en algunos casos, por otros
productos químicos, los polibromo difenil éteres (PBDE). Pero el PBDE también se
queda en nuestros cuerpos por mucho tiempo y también causa graves problemas de
salud, tales como daño al cerebro y al sistema nervioso.


Problemas de salud causados por los COP
Aun pequeñas exposiciones a los COP
causan problemas tales como esterilidad
y defectos de nacimiento. Algunos COP
hacen que el cuerpo también se vuelva más
sensible a otros químicos (ver página 333).


Reemplazar
un químico
tóxico por
otro no es


una solución
al problema.


Podemos comenzar
por dejar las cosas
que sabemos que
nos hacen mal,


como las dioxinas y
los PCB.


Los productos químicos
son transportados por
el viento y el agua, en
las plantas y animales
que comemos. Tenemos
venenos en nuestros
cuerpos, de los cuales
nunca hemos oído.


¡Pero
nosotros no
utilizamos
productos
químicos!




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el daño de los produc tos tÓxicos342


Cómo proteger a su comunidad contra los COP
Los COP son parte de muchos productos que se utilizan todos los días. La única forma
de evitar el daño es dejar de comprarlos, utilizarlos y fabricarlos.


• Evitar comprar productos de PVC. Los productos PVC
generalmente tienen un olor fuerte cuando se los usa la primera
vez o cuando se los expone al sol fuerte, y generalmente tienen la
marca de “3” o el símbolo “V” en la base del producto. Si tiene
que comprar plásticos, aquellos que tienen el número 2, 4, 5 y 1
son los más seguros.


• No use bolsas de plástico ni productos de papel desechables
(generalmente blanqueados). Más bien use bolsas de tela y platos y tazas
reutilizables.


• Evite quemar la basura, especialmente plásticos (ver
páginas 409 a 423).


• Siembre y compre alimentos sin plaguicidas químicos.
Apoye a los agricultores que utilizan métodos agrícolas
sostenibles (ver Capítulos 14 y 15).


• Pregunte a los promotores de salud si pueden obtener
y utilizar productos médicos que no sean fabricados de
plástico PVC.


• Apoye aquellas leyes que prohíben la incineración
de basura.


• Únase a las campañas para la eliminación total de los
COP (ver la sección de Recursos).


Radiación
La radiación es una energía invisible. Algunos tipos de radiación como la luz del sol
son buenos para nosotros. Pero la radiación de metales pesados como el uranio (ver
página 491) causa envenenamiento por radiación, cáncer, enfermedades de la piel y
defectos de nacimiento. Los materiales radioactivos envenenan la tierra y el agua
por muchas generaciones.


La mayoría de los materiales radioactivos son producidos por los militares y son
usados en la guerra. Le exposición a la radiación es muy común en los sitios donde
se fabrican armas, se las pone a prueba y se las usa, tales como las bases militares
y las zonas de guerra. Los materiales radioactivos utilizados por los militares a
veces son reciclados y transformados en otros productos metálicos, lo que causa
daño a la gente que no tiene forma de saber a lo que se exponen.


Los metales radioactivos son también utilizados en algunos productos como los
electrónicos, ocasionando daño a los trabajadores que se exponen a ellos. La gente
que trabaja en plantas de energía nuclear, minas de uranio, o vertederos de desechos
nucleares también se expone a un serio riesgo por exposición a la radiación.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


r adiaciÓn 343


Enfermedad por radiación
La radiación causa cáncer de pulmón, de tiroides y de la sangre, así como
enfermedades que afectan a los huesos, músculos, sistema nervioso, estómago y
sistema digestivo.


La mayoría de las exposiciones a la radiación ocurre en pequeñas cantidades
durante un período largo de tiempo, causando problemas de salud que evolucionan
lentamente. Los mineros del uranio, por ejemplo, pueden trabajar durante muchos
años sin tener señas de enfermedades. Después de muchos años pueden adquirir
cáncer de pulmón y otras enfermedades relacionadas con su trabajo con materiales
radioactivos (ver página 473).


Los soldados que manejan las carcasas de misiles radioactivos (carcasas
de uranio empobrecido) y la gente en las zonas de guerra donde se dejan estas
carcasas entre los escombros de la destrucción también están adquiriendo
enfermedades por radiación.


Los accidentes nucleares o explosiones pueden causar la muerte inmediata o
dentro de algunas semanas. La gente que sobrevive 6 semanas después de una
explosión puede recuperarse por un corto tiempo, pero años más tarde vuelve
la enfermedad.


La radiación se puede transmitir a los niños a través de la leche de pecho. La
enfermedad de radiación no se transmite de una persona a la otra, pero el daño
que causa puede pasarse de los padres a los hijos y a los nietos, como defectos de
nacimiento, cáncer y otros problemas de salud.


Señas
Las señas iniciales de la enfermedad por radiación incluyen náusea, vómitos,
diarrea y fatiga. Estas señas pueden estar seguidos de:


• Pérdida del cabello.


• Sensación de ardor en el cuerpo.


• Falta de aire.


• Hinchazón de la boca y garganta.


• Deterioro de las enfermedades de los
dientes y encías.


• Tos seca.


• Dolor en el corazón.


• Latidos rápidos del corazón.


• Oscurecimiento permanente de la piel.


• Puntos sangrantes debajo la piel.


• Palidez o transparencia de la piel, encías, y uñas (anemia).


• Muerte.


La abuela no
sabía qué era la
radiación hasta
que la radiación
mató al abuelo.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el daño de los produc tos tÓxicos344


Organizar grupos contra el envenenamiento por radiación
“Asian Rare Earth Company”, una empresa en parte propiedad de la corporación
Mitsubishi de Japón, operó durante 10 años en el poblado de Bukit Merah, Malasia
produciendo un metal raro utilizado para crear los colores rojos en las pantallas de
los televisores.


La fábrica depositó desechos radioactivos en la aldea; muchos pobladores
contrajeron cáncer y sufrieron defectos de nacimiento causados por la radiación.
La fábrica no había cercado el sitio de los desechos, ni había colocado avisos
advirtiendo del peligro. Tampoco había tomado medidas para reducir el daño a los
pobladores.


Los residentes de la comunidad demandaron a la empresa para que se cerrara
la fábrica. Juntamente con el juicio realizaron muchas protestas públicas que fueron
ampliamente difundidas por la radio local y televisión. Después de 7 años, un
juzgado de Malasia ordenó a la empresa de “Asian Rare Earth” cerrar su planta en
Bukit Merah y retirar todos sus desechos radioactivos y productos tóxicos.


Mediante la protesta pública, los medios de comunicación y el juicio, los pobladores
evitaron que los problemas de salud continuaran, forzando a la fábrica a cerrar.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


atenciÓn por los daños c ausados por Químicos tÓxicos 345


Atención por los daños causados por
químicos tóxicos
Los productos tóxicos están tan difundidos que puede parecer imposible librarse
de ellos y evitar y curar las enfermedades que ocasionan. Sin embargo, la gente
de todo el mundo está desarrollando nuevos tratamientos para los daños tóxicos,
combinando la medicina moderna con los métodos curativos tradicionales.


La Clínica Sambhavna
Desde los desastres químicos de 1984 en Bhopal, India, miles de personas viven allí
con problemas crónicos de salud como problemas respiratorios y fiebres, problemas
de reproducción, pérdida de visión, cáncer, y defectos de nacimiento en la siguiente
generación de niños (podrá informarse más sobre este desastre en el Capítulo 4).


Quizá las lecciones más importantes del desastre de Bhopal provienen de las
campañas que se hicieron para lograr justicia y salud. La Clínica Sambhavna fue
construida por los sobrevivientes del desastre y otros voluntarios, con el fin de
prestar atención de salud a toda la comunidad. En un esfuerzo por disminuir los
serios problemas de salud resultantes de la fuga de gas venenoso, los trabajadores
de salud descubrieron nuevos tratamientos médicos, demostrando que la clave para
curar las lesiones tóxicas es una atención buena y creativa.


Cómo funciona la clínica
La Clínica Sambhavna ha tratado gratis a más de 12 mil personas. La mitad
del personal de la clínica son sobrevivientes del desastre de Bhopal. La clínica
también lleva a cabo estudios que ayudan al mundo a comprender los efectos de los
productos químicos a largo plazo.


En sus propias palabras, estos son los principios que guían a la Clínica
Sambhavna:


¡Mediante la acción
creativa y colectiva


podemos armarnos de
esperanza en situaciones


de desesperación!


Los sobrevivientes del
desastre participan
en la vigilancia
de la salud de la


comunidad. Esto es
parte de la lucha por
la memoria, evitando


el olvido.


Nosotros mismos
manejamos


nuestra clínica
sin donaciones de
grandes empresas,
sin donaciones
de fundaciones
o asistencia del


gobierno.


La gente puede
y debería ser


un participante
activo de su


propia atención.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


el daño de los produc tos tÓxicos346


Tratamientos de la clínica
Los promotores de salud en Sambhavna usan diferentes tipos de
tratamiento para el cuepo, la mente y el espíritu, incluyendo la
medicina natural, yoga, y ejercicios físicos y de respiración. Cada
persona que viene a la clínica puede elegir la combinación de
tratamientos que desea. De esta manera, la clínica alienta a la
gente a participar en su propia atención, y los promotores de salud
saben cuáles de los diversos tratamientos tienen
efecto para diferentes personas.


Un promotor de salud mental está a cargo de los
problemas tales como ataques de pánico, problemas
para dormir, depresión, irritabilidad y deterioro de
la memoria. Se pueden dar drogas pero se evitan
las drogas con efectos dañinos. Se utilizan hierbas
medicinales, masajes y baños en agua caliente y se usan
aceites medicinales para desintoxicar el cuerpo (limpiarlo
mediante extracción de venenos).


El yoga ayuda a curar los órganos internos, a manejar el dolor y a controlar
el proceso de la enfermedad de cada persona. Aunque muchos sobrevivientes,
especialmente musulmanes, que tradicionalmente no practican yoga, al
comienzo tuvieron dudas, pero el yoga ha probado ser el tratamiento más útil,
particularmente para la gente que sufre de enfermedades crónicas.


Finalmente, la clínica prepara y provee las medicinas utilizando las hierbas
del lugar. Todas las medicinas son gratuitas y los trabajadores de la clínica
se encargan de explicar a los pacientes su uso, para asegurarse de que sepan
exactamente lo que están tomando. La clínica está construida y mantenida de tal
manera que reduce las exposiciones a productos tóxicos (ver página 40).


Una vela ilumina la oscuridad
La palabra sambhavna significa “posibilidad” en
sánscrito y en hindi. Generalmente la gente más
afectada por los desastres ambientales, como el de
Bhopal, tiene poca esperanza de recuperarse, de que
se haga justicia o de salud. Mediante la creatividad, el
cuidado y la fe en la capacidad de sanar, los promotores
de salud de Sambhavna han logrado que los pacientes
pasen de la desesperación a la esperanza.


Mucha gente practica yoga
para mejorar la salud del


cuerpo y de la mente.






Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


348


un hogar saludable17
en este Capítulo Página
Problemas de salud en el hogar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 350


Contaminación del aire interior . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 352


Historia: Mejorando la ventilación se solucionan muchos problemas . 353


Envenenamiento por monóxido de carbono . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 354


Humo del cigarrillo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 355


Tuberculosis (TB, tisis) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 356


Alergias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 357


El polvo y los ácaros del polvo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 357


Moho . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 358


Estufas mejoradas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 359


Historia: Nuevas estufas con viejo sabor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 359


Combustible para cocinar y calentar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 363


Protección contra incendios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 365


Control de plagas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 366


Productos tóxicos en el hogar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 368


Envenenamiento por plomo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 368


Asbesto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .371


Los tóxicos en los muebles y las telas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 372


Productos de limpieza para el hogar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 372


Historia: La limpieza natural de la casa protege la salud . . . . . . . . . . . . 374


Preparación segura de alimentos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 375


Cómo reducir las enfermedades por alimentos en el hogar . . . . . . . . . . . . . . 375


No traiga a casa cosas peligrosas del trabajo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 376


Cómo construir una casa saludable . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 377


Escoger buenos materiales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 379


Historia: Adolescentes producen materiales de construcción . . . . . . . . 380


Construcción planificada por la comunidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 384


Historia: Construcción de casas y desarrollo de comunidades . . . . . . . 385




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


349


El hogar ideal no es sólo un edificio para cobijarse: es también un lugar seguro que
respalda nuestro bienestar físico, mental y social, y nos brinda dignidad y sentido de
comunidad. Un hogar saludable nos protege contra el calor y el frío, la lluvia y el sol,
las plagas, el viento y los desastres naturales, la contaminación y las enfermedades.


Desgraciadamente, las condiciones del hogar de mucha gente no protegen
su salud, y pueden incluso causar enfermedades, o empeorar los problemas de
salud. Poco importa la densidad de la población: las viviendas inadecuadas, la
contaminación del aire interior en los hogares y otros edificios, las plagas y las
sustancias tóxicas de los productos caseros pueden causar muchas enfermedades.


A medida que un mayor número de personas se traslada de áreas rurales a
ciudades y pueblos, va cambiando la forma en que la gente vive y mantiene sus
hogares, generalmente empeorándose. Y los que sufren más son las personas que
pasan la mayor parte del tiempo en la casa, tales como los niños, las personas
mayores, las personas con discapacidad y las personas que tienen problemas de salud
crónicos como VIH.


Las medidas para hacer del hogar un lugar seguro y más cómodo dependen de
las tradiciones locales, de los materiales disponibles y del clima. Desgraciadamente,
también dependen de los ingresos y del tipo de posesión que se tenga sobre el
lugar. La gente que vive en casa alquilada generalmente tiene poco control sobre la
condición de su hogar y depende del dueño de casa para hacer mejoras. La gente que
vive en los tugurios, barrios marginales u otro tipo de asentamientos “provisionales”
(que con frecuencia se convierten en permanentes) generalmente vive en hogares que
no ofrecen seguridad ni comodidad. Pero sin importar que sea la dueña, que alquile o
viva en asentamientos informales, la forma más efectiva de mejorar las condiciones
de vida de su comunidad es cooperar con sus vecinos.


un hogar saludable




Un hogar salUdable350


Problemas de salud en el hogar
Nuestros hogares no están separados del medio ambiente. Dentro de ellos aparecen
los mismos problemas de salud que aquejan a nuestras comunidades y lugares de
trabajo. Cuando se planifica una nueva casa, o mejore la que tiene, podrá proteger
su salud si considera la manera en que se construirá y amueblará, y el tipo de
trabajo que se desarrollará en el hogar.


Los animales dentro la casa pueden ocasionar
alergias y asma (ver páginas 331 y 357), y sus
heces pueden causar lombrices intestinales y
otras enfermedades (ver Capítulo 5).


Las instalaciones con cables
eléctricos pueden ocasionar
incendios si no están bien
instaladas.


Las escamas de pintura que
contienen plomo, si se ingieren


o aspiran, causan daño al
sistema nervioso y al cerebro


(ver páginas 368 a 370).


Si abre completamente las
ventanas que no tienen mallas


milimétricas hará que entren
los zancudos portadores del


paludismo y dengue (ver
Capítulo 8).


Las alfombras y los muebles
pueden contener acabados,


selladores o pegamentos
que son dañinos para tocar
o aspirar. También pueden


convertirse en un lugar para la
reproducción de los insectos.


gUí a comUnitaria par a l a salUd ambien tal – 2011




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


problemas de salud en el hoGar 351


La quema de
combustibles sin
ventilación libera
monóxido de carbono
(CO) y otros gases
dañinos en el aire,
lo que conduce a
enfermedades graves
(ver página 354).


Las grietas de los cimientos,
pisos y paredes y los techos y
ventanas que no están bien
sellados ocasionan la pérdida
de calor y el aumento de la
humedad, haciendo que crezca
el moho en las paredes, la
cama y los muebles. El moho
puede ocasionar problemas
respiratorios, sarpullidos
y otras enfermedades (ver
página 358).


Los productos de limpieza,
plaguicidas y otros productos
químicos pueden causar
sarpullido, enfermedades
respiratorias y otros problemas
de salud a largo plazo (ver
página 372).


Los microbios que se
reproducen sobre los
alimentos o en las superficies
donde se preparan los
alimentos causan diarrea e
intoxicación alimentaria (ver
página 375).


Cocinar en fogones al aire libre produce
un humo peligroso que ocasiona
enfermedades de la nariz, garganta, ojos
y pulmones, y pueden además causar
quemaduras en el cuerpo e incendios de
casas (ver página 365).


Los ratas, zancudos y otros insectos pueden vivir
y propagarse en los techos de paja y en las grietas
de las paredes y pisos, propagando enfermedades
como la enfermedad de Chagas (ver página 367).


Especialmente en las ciudades, áreas industriales
y sitios donde se utilizan grandes cantidades de
plaguicidas, la contaminación del aire ocasiona asma y
otras enfermedades de los pulmones, nariz, garganta
y ojos.


El plomo de las
tuberías contamina
el agua para beber
y cocinar, lo que
produce defectos de
nacimiento y otros
graves problemas de
salud (ver páginas 368
a 370).




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


un hoGar saludable352


Contaminación del aire interior
Cuando la gente quema leña, estiércol, carbón, gas y
desechos de cosechas dentro la casa, ya sea para cocinar o
calentar, sin una buena ventilación, el humo llena la casa.
Este humo contiene gases dañinos y partículas diminutas (hollín)
que causan problemas respiratorios y otras enfermedades. A
los dolores de cabeza, mareos y fatiga generalmente les siguen
enfermedades graves como asma, neumonía, bronquitis o cáncer
de pulmón. La contaminación del aire interior en los hogares
y otros edificios por el humo de las llamas también aumenta el
riesgo de contraer tuberculosis (ver página 356).


Las mujeres y los niños son los que más se exponen a los
humos dañinos de la cocina. Cuando las mujeres embarazadas
se exponen a mucho humo todos los días, pueden estar
afectando al bebé, que nacerá muy pequeño, crecerá
lentamente, y después tendrá dificultades para aprender. En
algunos casos, es incluso posible que el niño nazca muerto.


Para reducir la contaminación del aire interior se puede:


• Mejorar la ventilación (ver páginas 352 a 264).


• Mejorar las cocinas (ver páginas 359 a 362 y la sección de Recursos).


• Utilizar combustibles más limpios (ver páginas 362 a 364 y el Capítulo 23).


• Utilizar productos de limpieza menos peligrosos
(ver páginas 358 y 372 a 374).


• Reducir la contaminación del aire de fuera (ver Capítulo 20).


La mala ventilación hace daño a la salud
La ventilación es la forma de hacer que el aire fresco entre en la habitación o en el
edificio y el aire contaminado salga. Si una casa tiene mala ventilación, el humo y la
contaminación permanecen dentro. La mala ventilación también atrapa la humedad
de la casa, causando humedad permanente y moho. La forma más fácil de reducir la
contaminación del aire dentro la casa es mejorar la ventilación. Para saber si su casa
está mal ventilada, observe estas señas:


• El humo se queda dentro y el cielo raso está negro por el humo de la cocina o del
calentador.


• La humedad se acumula en las ventanas o paredes.


• La ropa, la cama o las paredes tienen moho.


• El mal olor de los sanitarios o alcantarillas se queda en la casa.


Si cocina con gas y frecuentemente sufre de mareos y confusión, esto puede ser una
seña de mala ventilación o de una fuga de gas.


Cuando los hombres
cocinen más, se convertirán


en mejores cocineros y
quemarán menos la comida.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


contaminaciÓn del aire interior 353


Mejorando la ventilación se solucionan muchos problemas
Había un tiempo en que Ndito,
madre de 3 niños, comenzaba todas
las mañanas con un ataque terrible
de tos. Cuando encendía el fuego
en la cocina para calentar agua y
preparar los alimentos, la casa se
llenaba de humo, lo que se le hacia
difícil y doloroso respirar y producía
silbidos. El humo de la cocina de
Ndito le había causado asma y
debido a este problema de salud
ella y su esposo Refa decidieron
participar del proyecto La Salud y
el Humo en Kenya. Refa aprendió a
medir la contaminación del aire en
su casa y encontró que la cantidad
de humo era muy dañina. Refa y
Ndito decidieron hacer cambios para
reducir la contaminación del humo.


Los trabajadores del proyecto
ayudaron a Ndito a construir una
campana sobre el fogón, con una
chimenea para sacar el humo de
la casa. Refa también agrandó las
ventanas para mejorar la ventilación. Con menos humo en la casa, la familia se
reúne y pasan más tiempo juntos. Ahora que las ventanas son más amplias Ndito
también puede vigilar mejor a su ganado y además tiene más luz, así puede hacer
su trabajo de ensartar cuentas.


Antes de estos cambios, Refa se quedaba fuera de la cocina. Ahora se levanta
antes del amanecer para encender el fogón y poner a hervir el agua para el té.
Ndito ya no tiene que levantarse temprano y hacerlo todo ella misma. La nueva
campana y la chimenea para extraer el humo han reducido el hollín, así que ahora
ella tiene que limpiar menos. Sus ataques de tos son menos frecuentes ahora. Refa y
Ndito tuvieron que pagar por la campana, pero los cambios que hicieron mejoraron
la salud de Ndito y protegerán la salud de toda la familia. La mejora en su salud
mejoró su calidad de vida, de modo que el dinero gastado en la campana es una
inversión para su futuro.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


un hoGar saludable354


Envenenamiento por monóxido de carbono (CO)
Las cocinas o aparatos de gas natural, gas líquido de petróleo (gas LP), aceite,
queroseno, carbón, leña o madera, pueden producir monóxido de carbono (CO),
un gas venenoso que no tiene color, olor o gusto. El CO también lo producen los
automóviles.


La gente generalmente cierra muy bien la habitación para mantener el calor o
utilizar menos combustible, pero calentar sin ventilación puede ser peligroso. En un
espacio mal ventilado el CO puede causar enfermedades graves y hasta la muerte.


Señas
El envenenamiento por CO a veces se manifiesta como una gripe
pero sin fiebre. Las señas son dolor de cabeza, fatiga, falta de aire,
náusea y mareos.


Prevención
La mejor manera de prevenir el envenenamiento por CO es
asegurarse que su casa tenga buena ventilación. Revise las
chimeneas y los conductos para ver si tienen grietas, taponamientos,
si están oxidados o las conexiones están sueltas. No encienda
nunca carbón, gas, madera u otros combustibles dentro la casa,
los vehículos o las carpas que tengan mala ventilación. No utilice
aparatos a gas, tales como estufas, hornos o secadores de ropa para
calentar su casa. Evite utilizar herramientas y motores de gasolina
dentro la casa. Si tiene que utilizarlas, asegúrese de que haya
buena ventilación y coloque el motor de tal manera que el
humo del escape salga de la casa.


Si los fogones o
estufas se colocan


cerca de la ventana
será más fácil que el


humo salga.


Las aberturas entre
el techo y la pared
hacen que el aire


circule.


Las ventanas o puertas ubicadas
en lados opuestos de la edificación


facilitan la circulación de aire.


Cómo mejorar la ventilación




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


contaminaciÓn del aire interior 355


Humo del cigarrillo
Fumar tabaco puede causar muchos problemas de salud a
los fumadores y a otras personas expuestas al humo. Los
problemas de salud por fumar incluyen:


• Problemas pulmonares graves como el
cáncer de pulmón, enfisema y bronquitis
crónica.


• Enfermedad del corazón, ataque al corazón,
infarto y presión alta.


• Cáncer de la boca, garganta, cuello y vejiga.


Humo pasivo es la mezcla del humo que proviene de cigarrillos, pipas y cigarros,
además de la aspiración del humo que produce un fumador. El humo pasivo es
peligroso para aquellos que viven con un fumador, especialmente si se trata de niños.
Causa algunos problemas de salud, igual que cuando uno fuma.


Dejar de fumar o ayudar a alguien a que deje de fumar
La gente que fuma se vuelve adicta a una droga del tabaco conocida como nicotina.
Cuando no pueden fumar, los fumadores se sienten enfermos o nerviosos. Como
sabe cada fumador, es difícil dejar de fumar porque la nicotina es una droga
muy adictiva.


Como las compañías de tabaco comercializan sus productos agresivamente,
mucha gente comienza a fumar a temprana edad y continúa fumando porque se
vuelve adicta a la nicotina. Las compañías de cigarrillos dicen que fumar es una
decisión de cada uno, no una adicción. Esto no es cierto. Hay que comprender que
fumar es una adicción dañina y no “una decisión de cada uno”; éste es el primer
paso para dejar de fumar.


El decir a la gente “DEJA DE FUMAR” rara vez
funciona cuando uno trata de ayudar a los fumadores a
que dejen el cigarrillo. Algunas técnicas para evitar la
adicción y dejar de fumar son:


• Practicar la respiración profunda cada
vez que sienta deseos de fumar.


• Hacer ejercicios diariamente.


• Reemplazar el cigarrillo con un
hábito saludable como beber una
taza de té o caminar.


• Beber mucha agua para expulsar la
nicotina del cuerpo.


• Pedir ayuda a los amigos
y a la familia.


Pero cuando
fuma se


enferma. ¿Qué
tiene de bueno?


¡Qué bien
se ve ella
fumando!




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


un hoGar saludable356


Tuberculosis (TB, tisis)
La tuberculosis (TB) es una enfermedad que generalmente ataca los pulmones. Se
transmite fácilmente de persona a persona porque cuando alguien con TB tose, los
microbios pasan por el aire y viven muchas horas, haciendo que otras personas los
aspiren. La TB se propaga rápidamente en las casas y vecindarios con mucha gente,
en las fábricas, campos de trabajo, prisiones, campos de refugiados y otros lugares
donde la gente está en demasiada proximidad y hay poca ventilación.


¿Quiénes se enferman con los microbios de la TB?
Aunque muchas personas tienen los microbios de la TB en sus cuerpos, sólo 1 de cada
10 se enfermará con TB. Es más probable que la gente se enferme si está ya débil con
alguna enfermedad como asma, paludismo o VIH, o si son muy jóvenes, muy viejos o
desnutridos. Fumar tabaco y respirar aire contaminado aumenta el riesgo.


Señas
La tuberculosis se puede curar si se la trata a tiempo y completamente. Una persona
puede tener todas o algunas de las siguientes señas cuando comienza a enfermarse:


• Tos que dura más de 3 semanas y que generalmente empeora justo después de
despertar.


• Fiebre ligera y sudor en la noche.


• Dolor en el pecho y la parte superior de la espalda.


• Pérdida paulatina de peso y debilidad creciente.


Los niños tienen fiebre con frecuencia, pierden peso
paulatinamente, se les hincha el cuello o la barriga, o la piel se
les vuelve pálida.


Tratamiento
Si usted sospecha que tiene TB, cúbrase la boca al toser, tosa dentro de
su camisa cuando esté junto a otras personas y lávese las manos con
frecuencia. Vaya a la clínica inmediatamente. Si la promotora de
salud encuentra que tiene TB, tendrá que tomar medicamentos.
Para curar la TB la gente toma 3 ó 4 medicamentos distintos
todos los días durante 6 a 12 meses. Si alguien en la casa tiene TB:


• Toda la familia tiene que hacerse la prueba de TB y los que
están enfermos deben comenzar el tratamiento.


• Vacune a los niños contra la TB.


• La persona con TB debe dormir y comer separada de los niños, si está tosiendo.


El problema de la TB es menor en los hogares y sitios de trabajo bien ventilados. Pero
mientras la gente de la comunidad tenga los microbios de la TB, está enfermedad
seguirá siendo una amenaza. La reducción de la pobreza y la capacitación de la
gente para reconocer y tratar la TB es probable que sea la mejor solución para poder
detener la propagación de esta grave enfermedad. Para informarse sobre las señas
de la TB y las medidas para evitarla y tratarla, consulte a un promotor de salud o un
libro de cuidado de la salud como Donde no hay doctor.


Las personas con TB deben
cubrirse la boca cuando


tosen y no deben escupir
en el suelo.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


alerGias 357


Alergias
Las alergias son una seña de la reacción del cuerpo a las substancias que le
son difíciles de tolerar. Las alergias son generalmente difíciles de reconocer y
tratar porque causan las mismas señas que muchas enfermedades comunes. Las
reacciones alérgicas comunes incluyen dificultad para respirar, tos, comezón en la
garganta, escurrimiento de la nariz, cansancio, comezón y enrojecimiento de los
ojos y sarpullido.


Muchas cosas dentro del hogar pueden causar alergias: productos de limpieza,
productos químicos de las alfombras y los muebles, moho, polen, caspa de animales,
plumas, desechos, polvo y ácaros del polvo, cucarachas, ratas, ratones y otras plagas.
La exposición a los tóxicos puede dar lugar a la sensibilidad química múltiple (SQM),
una condición similar a las alergias (ver página 333). Algunas técnicas para prevenir
las reacciones alérgicas son:


• Mejorar el flujo de aire en la casa.


• Reducir el contacto con los contaminantes que le causan reacción alérgica.


• Mantener la casa limpia y sin polvo.


El polvo y los ácaros del polvo
Los ácaros de polvo son insectos diminutos e invisibles. Son los principales causantes
de las alergias en espacios interiores. Irritan los ojos y la nariz y ocasionan ataques
de asma (ver página 331). Los ácaros viven en lugares calientes y húmedos, llenos de
polvo, tales como almohadas, colchones, alfombras, peluches, ropa y muebles.


Como deshacerse del polvo y de los ácaros
La limpieza de los dormitorios y de las camas reduce el
polvo, los ácaros de polvo y el pelo de animales. Cubriendo
los colchones y las
almohadas con telas
tupidas o con plástico, y
lavándolos regularmente
en agua caliente ayudará
a deshacerse de los ácaros.
Si alguna persona de la
casa tiene alergia al polvo
o a los ácaros es mejor no
tener en la casa alfombras,
tapetes u otras telas.


El aireado y limpieza regular de materiales fuera, bajo el sol ayuda a
deshacerse del polvo y de los ácaros.




Guí a comunitaria par a l a salud ambien tal – 2011


un hoGar saludable358


Moho
El moho es un tipo de hongo, una planta simple que crece en la tierra y en otras
plantas. En la casa, crece en las paredes