Creciendo Sano Creciendo Sano MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA DEL ECUADOR ...

Creciendo Sano




Creciendo Sano


MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA DEL ECUADOR


DIRECCIÓN GENERAL DE SALUD — MSP


COORDINACIÓN NACIONAL DE NUTRICIÓN


SECRETARIA DE SALUD —MDMQ (SS)


AGREGADO DE COOPERACIÓN AL DESARROLLO


EMBAJADA DE BÉLGICA


REPRESENTANTE RESIDENTE CTB — ECUADOR


DIRECCIÓN METROPOLITANA DE SALUD (CMS)


CORPORACIÓN METROPOLITANA DE SALUD (CMS)


PROYECTO SALUD DE ALTURA






PRESENTACIÓN


Los primeros dos años de vida representan una "ventana crítica de
oportunidad" para promover el desarrollo óptimo de la salud y creci-
miento físico y mental.


Un 35% de la carga de morbilidad de los menores de 5 años se
asocia a la desnutrición. La alimentación del lactante y del niño pe-
queño es por tanto fundamental para mejorar la supervivencia infan-
til y fomentar un crecimiento y desarrollo saludables, reduciendo la
morbi-mortalidad y el riesgo de enfermedades crónicas, con la con-
secuente mejoría en el desarrollo general.


Uno de los objetivos del Plan Nacional del Buen Vivir es reducir la
malnutrición infantil, el Ministerio de Salud Pública a través de su es-
trategia de Desnutrición Cero, promueve prácticas de alimentación y
cuidado infantil apropiadas que contribuyan al logro de ese objetivo.


Como parte de las herramientas para la aplicación de estas prácticas
óptimas de alimentación infantil, la Coordinación Nacional de Nutri-
ción del Ministerio de Salud Pública una segunda edición del Manual
"Creciendo Sano" el que servirá de instrumento de apoyo para que
el personal de salud brinde consejería nutricional orientada a mejorar
las prácticas de lactancia materna, alimentación complementaria,
monitoreo de crecimiento y cuidados de higiene para el niño y la
niña en sus primeros años de vida.


Las autoridades del Ministerio de Salud, los técnicos de la Coordina-
ción Nacional de Nutrición agradecemos al Proyecto Salud de Altura,
del Distrito Metropolitano de Quito, a la Ing. Caroline Picard, Dr. Juan
Herteleer por permitirnos la reproducción de este valioso material y
a los funcionarios de Nutrición del Ministerio de Salud Pública en es-
pecial a la Dra. Flor Cuadrado quién realizó la revisión y actualización
del documento.


Dr. David Chiriboga Allnutt
MINISTRO DE SALUD PÚBLICA DEL ECUADOR




Creciendo Sano


El objetivo de esta publicación es brindar a
los profesionales de la salud, promotores
y educadores, una herramienta para mejo-
rar el conocimiento que la población tiene
sobre la lactancia materna, la alimentación
complementaria y los cuidados generales
en menores de dos años.


Este manual ante todo es ilustrativo, usa
fotografías y símbolos y se complementa
con un breve texto explicativo. Es una
herramienta para desarrollar la consejería
entre el personal de salud y las familias, y
promover un rol activo del padre y la ma-
dre en el cuidado de su hijo o hija‘. Permite
introducir un diálogo sobre temas impor-
tantes para el cuidado de niños durante los
dos primeros años de vida.


Por ejemplo se coloca:
- Una X en rojo para lo que no se debe
hacer.


- Un círculo blanco rodeando una acción
realizada correctamente.


- Un círculo rojo para advertir sobre una
situación peligrosa para el niño.


- Flechas y números para identificar una
secuencia de acciones.


- Colores diferentes para temas diferentes.


- Una línea de tiempo para saber a qué
edad se introducen los alimentos descri-
tos en la sección.


- Colores diferentes para cada tema (verde
- alimentación, azul - higiene, rosado se-
guridad, anaranjado - salud)


Los contenidos planteados
en el Manual son:


1. La lactancia y la alimentación comple-
mentaria


2. La higiene


3. Cómo deben dormir los bebés


4. La seguridad en los lugares de vida de
un niño pequeño


5. El aprendizaje del uso del servicio higié -
nico o bacinilla


6. Los chequeos médicos


7. Los problemas del retraso de crecimien-
to


8. El desarrollo psicomotor


En las páginas siguientes encontrará in-
formación que permite explicar mejor el
contenido de la publicación.


1 En este texto, utilizaremos el término ‘niño o hijo’ para referirnos tanto al género femenino como masculino.




Alimentación pag. 1 -21
La primera parte del manual trata sobre la
alimentación del niño desde el nacimiento
hasta cumplir 2 años, lapso de tiempo
considerado como una "ventana critica"
para promover un óptimo crecimiento y
desarrollo del niño, para que alcance al
máximo su potencial. La leche materna
es el mejor alimento para un niño
pequeño. La Organización Mundial de la
Salud recomienda lactancia materna exclu-
siva hasta los 6 meses por ser el alimento


Ipag.2—7Lactancia


completo, que aporta todos los nutrientes
y energía necesarios para el desarrollo del
niño, seguida por la introducción progresi-
va de alimentos y mantenimiento de la
leche materna hasta los 2 años y más.
Página 1: Aparece una tabla que res um e
la alimentación de un bebé durante el
primer año de vida. Lactancia exclusiva
los 6 primeros mes es de vida y a partir del
sexto mes, la introducción de nuevos
alimentos de acuerdo a la edad.


Lactancia temprana y clampeo oportuno del cordón
Los primeros pasos para asegurar un
estado saludable del bebé, empiezan
mucho antes de nacer. No obstante, hay
un evento muy importante de considerar
al nacimiento es esperar que el cordón
umbilical deje de latir para cortarlo, esto se
llama el clampeo oportuno.


- El clampeo oportuno facilita la transfe-
rencia de sa ngre de la madre por medio de
la placenta al recién nacido, unos 80 ml en
promedio. Este volumen proporciona una
reserva de hierro equivalente a lo que el
recién nacido podría absorber en 45 dias
de lactancia materna y disminuye la proba-
bilidad de anemia en más del 50%.


La técnica del clampeo oportuno es senci-
lla y requiere simplemente del compromi-
so y paciencia de la persona que atiende el
parto. Después del nacimiento, se coloca
al bebé al nivel del periné materno para
que la sangre del cordón pueda circular
más fácilmente. Cuando el cordón deje de
latir, se pinza y se corta.
- La lactancia materna temprana consis-
te en iniciarla de manera rápida, a más
tardar en la primera hora después del naci-
miento. Los procedimientos rutinarios
como limpiary pesar al niño, pueden reali-
zarse sin que deban interferir con la lactan-


cia precoz. Es mejor no sacar la grasa que
cubre el cuerpo del bebé pues es una
protección para su piel.
Para la madre, la lactancia materna tem-
prana estimula las contracciones uterinas,
disminuyen el sangrado y por lo tanto el
riesgo de anemia. Al niño, la primera leche
proporciona energía y lo protege de la
hipoglicemia o falta de azúcar, un riesgo
real tanto en niños des nutridos y prema-
turos como en los niños con sobrepeso o
nacidos de madres diabéticas. La primera
leche materna (calostro) contiene,
además, una gran cantidad de inmunoglo-
bulinas, anti-cuerpos que protegen de las
infecciones.


La lactancia materna temprana es
también el momento oportuno para
fomentar el vinculo con la madre, quien a
su vez se sentirá tranquilo y seguro, perci-
biendo el calor y los latidos del corazón de
su mamá. Es importante compartir estos
momentos inolvidables con el papá y
familiares cercanos.


Continuar con la lactancia materna tiene
múltiples ventajas. En el niño, promueve
el desarrollo neurosensorial y la agudeza
visual; disminuye la incidencia de infeccio-
nes, en especial las digestivas y respirato-
rias; reduce en un 50% la posibilidad de




otitis media aguda, y las alergias; protege
la piel del bebé por su contenido de ácido
Iinoléico; asegura el desarrollo de la estruc-
tura máxilo-facíal adecuada, también dismi-
nuye el riesgo de desarrollar enfermeda-
des, principalmente crónicas, en la edad
adulta. En la madre, reduce el riesgo de
cáncer de mama y de ovarios, mantiene la


amenorrea, evitando otro embarazo, con
lo que la madre puede brindar al niño
todos los cuidados necesarios para asegu-
rar su supervivencia. Promueve la pérdida
de peso materno acumulado durante el
embarazo."Para ambos, las ventajas afec-
tivas son enormes".


Consejos para una lactancia exitosa


- Un buen agarre del seno materno es
importante para un amamantamiento
correcto. La boca del bebé debe estar
bien abierta, agarrando el pezón y parte
de la areola, con el labio inferior hacia
afuera. El mentón o barbilla del bebé
debe tocar el seno de la madre. Se hace
igual con todo tipo de pezones y tanto en
niños grandes como pequeños.


- Amam antar y vaciar ambos senos es
importante. Se le debe permitir al bebé
que se desprenda de la primera mama
cuando él quiera, antes de cambiarlo a la
otra. El bebé puede querer alimentarse
por más tiempo de una mama, es impor-
tante porque extrae más grasa de la leche
postrera. Se debe dar el pecho hasta que
el bebé no quiera más, ofreciéndole el
otro, aunque no siempre lo acepte. Pero
es importante empezar la siguiente lacta-
da por el seno con que se acabó de dar de
Iactar.


- Una buena posición es aquella en la
que tanto la madre como el niño están en
una postura cómoda. Amama ntar no
debe doler y debe ser un acto placentero.
El bebé debe estar cómodo, sin tener que
hacer un esfuerzo para Iactar. Su boca
debe quedar a la altura del pecho para
que no tenga que tirar del seno hacia
abajo o hacia un lado. La barriga del bebé
debe estar en contacto con su mamá. La
oreja, hombro y cadera del bebé forman
una linea recta. Todo el cuerpo del bebé
debe estar alineado.


- La producción de leche materna
depende de la succión del bebé: mien-
tras más succione, más leche obtendrá.
Es un reflejo donde hay intervención
hormonal. La succión genera un estimu-
lo al cerebro para liberar dos hormonas:
la prolactina, que como su nombre lo
indica, promueve la producción de leche,
y la oxitocina, que favorece la salida de la
leche.


AI contrario, cuando se dan leches artifi-
ciales u otros líquidos, el bebé succiona-
rá menos y la mamá tendrá menos
leche. Así que el mejor estímulo para
tener mucha leche es poner el bebé al
pecho y querer darle de Iactar.


- La frecuencia de amamantamiento
no sigue un esquema definido pero
depende de la demanda del bebé. Cada
bebé tiene su propio ritmo y es normal
que lacte también por la noche. La
madre debe dar el seno tantas veces
como su bebé lo desee, sin horarios ni
tiempos. El niño terminará su lactancia
cuando se sienta saciado.


- Cuando la madre trabaja o por alguna
razón no pueda estar todo el tiempo con
su bebé, es posible seguir con la lactan-
cia exclusiva gracias a los métodos de
extracción y de almacenamiento de la
leche.


Para la extracción de la leche, existen
distintas alternativas: algunas madres




prefieren la extracción manual, por ser el
método más sencillo y efectivo, otras
prefieren las bombas extractoras entre
los cuales están las eléctricas. No es
posible dar recomendaciones universales
para su uso; cada madre debe probar y
evaluar la solución más conveniente en
su caso.


- Para una adecuada extracción manual
de la leche se debe preparar los utensi-
lios y lavarse las manos y el pecho solo
con agua. Es importante estar motivada,
estar tranquila y masajearse todo el seno
desde las costillas hacia el pezón, incli-
nándose hacia delante. La aplicación de
compresas calientes en el seno puede
ayudar a la extracción.


Se coloca el pulgar encima del seno y los
otros dedos bajo el mismo en las costi-
llas. Encerrando suavemente en forma de
C se desplaza hacia atrás y presiona el
pezón. Se debe repetir este movimiento
rítmicamente, cambiando la posición de
la mano para hacer bajar la leche de otras
partes del seno. Se puede usar ambas
manos en cada pecho.


- Existe una gran diversidad de extracto-
res, pero los modelos no son equi-
valentes. Es importante escoger el
extractor adaptado a sus necesidades
específicas. El primer criterio a la hora de
elegir un extractor es definir para qué se
va a usar. Esto determinará la frecuencia
de su uso y el modelo (sencillo o doble).


Un buen extractor permite vaciar comple-
tamente el seno y estimular la producción
de leche. Debe ser fácil de limpiar, de
usar y no causar daño a los delicados
tejidos del pezón y la areola.


- La conservación de la leche es muy
fácil. Puede usarse recién extraída, o
conservarla en la refrigeradora o congela-
dor. Se debe utilizar un frasco estéril para
cada extracción (los frascos de cristal con


tapa plástica son adecuados) pero de no
tenerlo, se puede usar un frasco limpio
que se tenga en casa y que sea de boca
ancha para esterilizarlo, hierva agua y
retire del fuego sumerja el frasco por 5
minutos más y deje secar y esta listo
para usar. No mezcle la leche de varias
extracciones en un mismo recipiente.


La leche al ambiente (sin que este
expuesta a altas temperaturas), puede
conservarse durante 8 horas sin proble-
mas. Si se refrigera, puede mantenerse
hasta 3 días. Congelada puede conser-
varse hasta 3 meses. Es conveniente
rotular los envases con las fechas.


- Para preparar la leche refrigerada o
congelada tiene que calentarse a baño
maría, sin llegar a la ebullición. La leche
congelada debe ser descongelada
previamente en Ia refrigeradora. No es
recomendable dejarla descongelar a
temperatura ambiente. No se puede
verter directamente en una olla. Tampo-
co se puede calentar en microondas, ya
que se destruyen algunos componentes
de la leche materna.


Antes de dar la leche al bebé, es impor-
tante verificar la temperatura poniendo
unas gotas en el antebrazo. No se reco-
mienda el uso de biberón porque puede
causar infecciones si no se lava y esterili-
za adecuadamente, la alternativa en
niños pequeños es dar la leche con un
gotero y en niños mayores a 6 meses en
una taza o con una cuchara.


Si el bebé no toma toda la leche, no se
debe volver a calentar, solo se le podrá
dar a temperatura del medio ambiente,
dentro de las 2 horas siguientes. De lo
contrario hay que botarla, no se puede
mezclar la leche que sobra con leche
nueva.


- Una buena higiene y esterilización
de los recipientes que contendrán la




leche permite evitar enfermedades del
bebé. Es recomendable evitar el uso de
biberones para la administración de la
leche extraída por la principal razón de
que son una fuente de proliferación de
bacterias.


Cuidados de la madre


- La alimentación de la madre durante
la lactancia es muy importante. Los
alimentos deben ser los adecuados para
que le proporcionen los nutrientes nece-
sarios para la producción de leche.
Cuando los nutrientes necesarios no son
proporcionados por la alimentación, el
organismo usa los elementos de reserva
que hay en el cuerpo de la madre. Con el
paso del tiempo, la madre puede llegar a
alcanzar un estado carencial de alguna
proteína, vitamina, o mineral necesario
para la buena salud. Son frecuentes en
estos casos el adelgazamiento, la caída
del cabello, las alteraciones de la piel.


"Llegado el momento, la calidad de la
leche materna se verá afectada, principal-
mente en su contenido de grasas
(especialmente ácidos grasos esenciales)
y algunas vitaminas, por ser nutrientes
sensibles a la dieta de la madre. De la
misma manera, el organismo no podrá
producir la cantidad necesaria para las


Problemas frecuentes


- Senos demasiado llenos: Puede darse
el caso cuando se tarda en iniciar la
lactancia, hay mal agarre del pezón, el
niño está separado de su madre, si se
imponen horarios estrictos en la lactancia
o al usar biberones con leche de fórmula.
Para solucionar este problema es impor-
tante dar de mamar al niño cada vez que
lo pide en una buena posición, extraerse
la leche si no se está con el bebé, poner-
se paños de agua tibia antes de dar el
seno y paños de agua fría despues.


exigencias del bebé. "Es importante que
la madre consuma líquidos a libre
demanda (agua, leche, aguas aromáti-
cas, ca|dos).”


- Se debe evitar el consumo de: alcohol,
drogas, tabaco, café, té, y medicinas
durante la lactancia.


- El descanso de la madre es aconseja-
ble para lograr una lactancia exitosa. Es
el momento en que el padre debe involu-
crarse en el cuidado diario de su bebé.


Durante el embarazo y la lactancia, el
vínculo entre la madre y el bebé es estre-
cho. El padre igualmente aporta afecto,
cariño y seguridad a su bebé realizando
actividades como cargar al bebe, cam-
biar el pañal, atender al bebé tanto de día
como de noche o bañarlo. La madre se
sentirá apoyada y comprendida. Se men-
ciona que el estímulo de la voz del padre,
en el momento de la lactancia ayuda a
una succión más fuerte por parte del
bebé.
- La higiene de la madre es importante
durante la lactancia. Se debe lavar los
senos con agua y sin jabón. Para evitar
problemas en los pezones, es preferible
no aplicar ninguna crema sobre los
senos. No se aconseja desinfectar con
alcohol.


- Grietas en el pezón: El pezón está
enrojecido, doloroso, lastimado; puede
aparecer una grieta y a veces sangrar.
Las causas son una mala postura al ama-
mantar, un agarre deficiente del pezón o
el uso de jabones, lociones y cremas
irritantes. Para evitar este problema es
importante amamantar en una posición
correcta, no usar jabones, cremas o
lociones y, al terminar la toma, aplicar
unas gotas de leche materna y dejarlas
secar. Cuando se presenta este proble-




ma, es aconsejable iniciar la lactancia con
el seno menos lastimado. Si los dos
senos están muy lastimados, es mejor
extraerse la leche. En ciertos casos, el
médico le podrá aconsejar algún trata-
miento específico.


- Mastitis: La infección del seno o masti-
tis se manifiesta con un aumento de tem-
peratura en el seno, se torna rojo y ado|o-
rido; es posible que haya malestar gene-
ral o fiebre. Para prevenir la mastitis es
importante dejar que el niño succione de


o DE LOS 6 A 8 MESES, el alimento princi-
pal del niño sigue siendo la leche materna
a libre demanda, pero es el momento de
introducir de forma progresiva nuevos
alimentos. Las necesidades nutricionales
del bebé van aumentando y las condicio-
nes necesarias para comer alimentos
sólidos se están desarrollando. Después
de los 6 meses, las concentraciones de
hierro y zinc de la leche materna no son
suficientes para cubrir los requerimientos
del niño. En caso de que la alimentación
complementaria introducida sea deficien-
te en alimentos de origen animal, se debe
estimular el consumo de suplementos y
de alimentos fortificados.


En esta etapa, el bebé logra sostener la
cabeza y el reflejo por medio del cual la
lengua empuja los alimentos sólidos
hacia afuera de la boca desaparece
progresivamente. Iniciar la alimentación
complementaria antes del sexto mes no
tiene sentido porque la leche materna
cubre todas las necesidades nutricionales
del bebé. Además iniciar la alimentación
con sólidos antes puede dar como resul-
tado diarreas frecuentes, alergias en
edades posteriores, y problemas nutricio-
nales como desnutrición u obesidad.


La forma para introducir los alimentos es
haciendo papillas. Las primeras papillas


manera seguida el seno inflamado para
vaciarlo completamente. Si se observa la
formación de un absceso con pus, es
preferible la extracción manual, eliminar
esa leche, y amamantar solo del otro
seno. Se puede colocar compresas
calientes con agua de jengibre o de man-
zanilla en el seno inflamado y consultar a
un médico. Es posible que el médico le
recete un antibiótico, con el cuidado de
que sea uno permitido durante la lactan-
cia. La mastitis no es una razón para
suspender la lactancia materna.


b) Alimentación complementaria l pag. 8 - 21
serán de cereales sin gluten (arroz, maíz o
quinua), luego de frutas no cítricas
(guineo, papaya, manzana) yde verduras
(zanahoria, zapallo). Cuando ya está
acostumbrado a estas papillas, se
puede introducir tubérculos como papa,
yuca y zanahoria blanca, así como la
yema de huevo.


Debe tenerse siempre en cuenta que la
alimentación con sólidos es un proceso
progresivo y que debe iniciarse con
pequeñas cantidades para incrementar-
las diariamente. En el caso de las frutas
deben darse crudas y sin la adición de
miel o azúcar, las verduras siempre
deben darse cocidas al vapor y sin sal.


Cuando el niño esté ya acostumbrado a
las papillas de frutas, verduras y tubércu-
los, se puede introducir un poco de
carne cocida en agua hervida y picada en
pequeños pedazos. Es preferible iniciar
con carne blanca de aves. El pescado
puede ser introducido poco a poco en las
zonas cercanas a las áreas de pesca, ya
que un pescado en mal estado puede
causar intoxicaciones graves para los
bebés.


Durante el primer año de vida se debe
evitar las frutas cítricas (naranja, manda-
rina, limón, toronja, la piña) y la fresa,




sobre todo si en la familia hay anteceden-
tes de alergias alimentarias.


La preparación de los alimentos debe
realizarse en un lugar y con utensilios
limpios, hay que asegurarse que tanto el
cuidador encargado de la preparación del
alimento, como el niño tengan las manos
limpias antes de manipular los alimentos.
Es importante tener un cuidado especial
para los ingredientes. Hay que lavar las
frutas y las verduras sobre todo si se van
a usar crudas.


El bebé tiene que acostumbrarse a la
textura sólida de los alimentos por eso es
importante aplastarlos con un tenedor y
no Iicuarlos. La administración de la
comida se hace en un plato y no en un
biberón. Para evitar problemas de salud
las papillas no pueden ser endulzadas,
saladas ni condimentadas.


El niño debe recibir su comida en su
propio plato y cucharita; y debe llevar una
pequeña cantidad de alimento cada vez.
El niño debe estar sentado, con apoyo
corporal seguro, con sus manos descu-
biertas.


Es recomendable que se alimente al niño
en un ambiente agradable y tranquilo. No
es recomendable que la televisión esté
prendida en el horario de comidas. La
persona que proporciona la comida debe
conversarle al bebé e incentivarle a
comer.


En caso de que el niño no quiera comer
más, se debe vigilar si es por saciedad, si
no le agrada el alimento o si está enfer-
mo. Si rechaza un alimento en especial,
es importante esperar un poco y volver a
ofrecérselo o cambiar la forma de prepa-
ración.


La temperatura ideal del alimento es más
o menos 37°C (temperatura corporal),
pero puede ser menor. Para enfriar los
alimentos, éstos no deben ser soplados,


ni tampoco deben ser probados con el
mismo cubierto que se utilizará para
darles la comida, ambas actitudes
pueden producir contaminación del
alimento. Es preferible servir el alimento
inmediatamente después de que ha sido
preparado para evitar la propagación de
bacterias.


A esta edad el bebé puede empezar a
recibir agua en una taza o con una cucha-
ra. Es aconsejable evitar el uso del bibe-
rón ya que puede causar enfermedades
por la falta de higiene.


El niño debe recibir alimentos adaptados
a su edad. Las probadas (alcohol, gaseo-
sas, pasteles...) están absolutamente
prohibidas.


Se recomiendan entre 2 y3 comidas a/ dia ya
que el bebé se alimenta también con leche
materna. Cada comida debe consumir de 2 a
3 cucharadas cada vez.


ENTRE 9 y 11 MESES, el bebé continúa
recibiendo leche materna a demanda,
papillas y comida espesa. A esta edad se
añaden las leguminosas (fréjol, lentejas,
habas y garbanzos) cocidos y aplastados.
También puede recibir cereales con
gluten cómo avena o trigo. Es mejor
darles el pan remojado. A esta edad es
aconsejable agregar pedacitos de carnes
de pollo, cerdo, pavo, res y pescado
fresco a las papillas de verduras. La
comida del bebé tiene que ser variada.


Es el momento para que empiece a
aprender a alimentarse solo aunque no
lo pueda hacer perfectamente. Es impor-
tante dejar que el bebé manipule sus
alimentos para que aprenda a llevar
comida a su boca.


Se recomiendan entre 3 y4 comidas a/ d/ía ya
que el bebe’ se alimenta también con leche
materna, el niño debe comer 3M partes de una
taz .




o DESDE EL AÑO, el niño continúa la
lactancia y puede recibir todos los alimen-
tos. Se le puede proporcionar frutas,
verduras, granos, cereales, carne, pesca-
do, huevos enteros, leche de vaca y otros
lácteos. La alimentación de preferencia
debe ser semisólida y en trocitos.


A esta edad, el infante tiene que recibir
las 3 comidas (desayuno, almuerzo y
merienda) y se le puede dar entre una y
dos colaciones entre las comidas. Se
deben evitar los caramelos, las papas
fritas y las gaseosas como colación ya
que disminuyen el apetito además
pueden causar problemas de sobrepeso,
obesidad y caries dental. Dentro de las
colaciones aconsejadas están las frutas,
eI pan, queso, yogurt.


El niño debe comer solo su comida
picada en pequeños pedazos. Es impor-


tante que coma con los otros miembros
de la familia. El niño debe consumir una
taza en cada comida.


Suplementación con Micronutrientes
y fortificación de alimentos


Por suplementación con micronutrientes
se entiende la ingesta de cantidades
extra de uno o varios nutrientes en
forma de preparados farmacológicos.
Para prevenir la anemia por deficiencia
de hierro, los niños a partir de los 6
meses hasta los 36 meses deben consu-
mir Chispaz que es un sobre con una
mezcla de micronutrientes que la madre
debe agregar a una de las comidas,
luego de los seis primeros meses de
vida, los niños recibirán 2 veces al año
por 3 meses.


Tabla de ingesta diaria de alimento
complementario por edad


Cantidad de alimento
Ingesta calórica


total recomendada“complementario
Calorías provenientes


, Calorías de la lechede alimento materna“
requerido“ complementario“


6-8 meses 137-187 g/día 613 kcal/día 200 kcal 413 kcal


9-11 meses 206-281 g/día 679 kcal/día 300 kcal 379 kcal


12-23 meses 378-515 g/día 896 kcal/día 550 kcal 346 kcal


*depende de la cantidad total de leche m aterna ingerida y complementada por el alimento complementario ofrecido


** Valores aproximados




Cantidades de alimentos que deben ofrecerse:


6-8 meses


TEXTU RA


Papillas blandas de: arroz,
maiz o quinua, luego de frutas
no cítricas: guineo, papaya,
manzana y de verduras:
zanahoria, zapallo.
Tubérculos como: papa, yuca y
zanahoria blanca, así como la
yema de huevo.


FRECUENCIA


Dos veces al día,
además de tomas de
leche materna.


CANTIDAD EN CADA COMIDA


Después de los 6 meses iniciar
con 2-3 cucharadas a los 8 meses
aumento gradual hasta 2/3 de
una taza de 250 ml en cada
comida.


9-11 meses Leguminosas: fréjol, lentejas,
habas y garbanzos cocidos y
aplastados. También puede
recibir cereales con gluten
cómo avena o trigo, alimentos
triturados o cortados en trozos
pequeños, y alimentos que el
bebé pueda agarrar.
A esta edad es aconsejable
agregar pedacitos de carnes


Tres comidas más un
refrigerio entre comidas,
además de tomas de
leche materna.


3A de una taza de 250 ml.


E?»
de pollo, cerdo, pavo, res y. kpescado fresco a las papillas


V‘;de verduras. ‘


%


12-23 meses Alimentos de la familia, Tres comidas más 3A partes de una taza de 250 ml
cortados o triturados en dos refrigerios entre llena.
caso necesario. comidas, además de


tomas de leche materna. 5°
0 Pautas de alimentación durante y después de una enfermedad


Durante la enfermedad se recomienda incrementar el consumo de líquidos, mantener e
incluso aumentar el consumo de leche materna e incentivar la ingesta de alimentos
complementarios suaves.


Después de una enfermedad se debe incentivar al niño a comer con mayor frecuencia
para recuperar cualquier peso perdido durante la enfermedad.




2. Higiene pag. 22 - 26


o El baño del bebé debe hacerse diaria-
mente.


La piel de los bebés es frágil por eso el
jabón debe ser suave (por ejemplo de
glicerina) para prevenir problemas de
sequedad y dermatitis. Es importante
bañar al bebé en un lugar cálido, sin
corrientes de aire. La tina debe ya estar
lista con agua tibia, a temperatura del
codo.


Se empieza con la cabeza del bebé y se
puede usar un shampoo suave. Luego
se continúa con la cara del bebé y se
usa una toallita húmeda sin jabón. Des-
pués se lava todas las partes del
cuerpo. Hasta que el cordón umbilical
se haya caído, no se puede sumergir al
bebé en el agua. Cuando ya no hay el
cordón se pone el bebé en la tina para
enjuagarlo. Es importante agarrar
correctamente al bebé antes de ponerlo
en el agua. Cuando se saca el niño de la
tina, se lo seca con una toalla y se pone
una atención especial en secar los
dedos, los pies, las axilas y los genitales
tanto de la niña cómo del varón. Se
pueden usar esponjas antideslizantes
dentro de la tina, para evitar accidentes.


El baño es un momento de comunica-
ción importante entre los padres y el
bebé. Es importante hacer de esta
actividad un momento agradable.


0 El cordón umbilical se seca y cae en
un período variable de hasta 3 sema-
nas. La limpieza del ombligo se hace
con algodón y alcohol siguiendo una
dirección circular de adentro hacia
afuera. No debe sentirse el temor de
que le va a doler al bebé. Es muy impor-
tante vigilar el enrojecimiento o mal
olor, pues pueden ser signos de infec-
cion.


0 El pañal debe cambiarse con frecuen-
cia para evitar irritaciones. Es preferible
cambiarlo luego de cada deposición u
orina. La limpieza se hace con agua
tibia de preferencia o con los pañitos
húmedos sin alcohol que se venden en
el mercado. En las niñas la limpieza se
hace de adelante hacia atrás en la zona
de la vulva. Cuando hay irritaciones, se
debe usar una crema con óxido de zinc
para curar las zonas afectadas.


0 Para limpiar la nariz y las orejas se debe
usar algodón, nunca cotonetes. Estos
pueden dañar la nariz o las orejas si el
bebé se mueve durante la limpieza.




3. Donnu


La buena posición es boca arriba sin almoha-
da y, si posible, con la cabeza elevada unos
30° (esto se logra colocando una almohada
debajo del colchón de la cuna). El niño debe
dormir en un espacio seguro, es decir en
una cuna de la cual no pueda caer o quedar
atascado en las rejas.


Es importante colocar las cobijas por debajo
de los brazos del bebé para que no se asfixie
con ellas. La temperatura del cuarto tiene
que ser templada para que el bebé no tenga
frío pero tampoco calor. El baño nocturno


Lasegundad
Este capítulo presenta situaciones peli-
grosas para los niños pequeños y posibles
medidas preventivas. La primera ilustración
presenta los peligros a los cuales los niños
son expuestos con un círculo de color. La


Iralbaño pag.34
Desde el año y medio de edad, se inicia el
proceso de aprendizaje para dejar los pa-
ñales y usar la bacinilla o el inodoro equi-
pado para los niños. El aprendizaje debe ser
progresivo y se seguirán usando pañales du-
rante la noche.


Es importante preguntar frecuentemente al
niño si necesita ir al baño para que empiece


Loschequeosrnédkos
Los niños tienen que ser examinados por
un médico durante el primer año de vida
cada mes y en el segundo año cada dos
meses, para verificar si goza de buena sa-


pag.27—28
ayuda a que el niño duerma mejor.
Por cuestiones de higiene pero también de
seguridad, en recién nacidos, es mejor evitar
los peluches y los protectores de las paredes
de la cuna. Está prohibido fumar en el cuarto
del bebé para evitarle problemas de salud.


El bebé tiene que dormir en su cuna y no en
la cama de los papás. Es importante que se
acostumbre desde pequeño a dormir sepa-
rado de sus padres, aunque duerma en el
mism o cuarto.


pag.29-33
segunda ilustración presenta el mism o es-
cenario pero seguro. Los temas tratados
son situaciones en la pieza, en la cocina,
en el baño, en el carro y en la calle.


a controlar la sensación. Niños y niñas deben
sentarse en la bacinilla o sobre el inodoro,
asegurándose de que haya un adecuado
soporte de los pies sobre un banquito. No
debe dejarse al bebé más de 5 minutos y
mucho menos castigarlo y obligarlo a ir al
baño, ya que esto ocasiona tensión y difi-
culta el control de esfínteres.


Iud y para recibir consejos y detectar enfer-
medades. Es importante también seg uir el
calendario de vacunación para proteger al
bebé de enfermedades prevenibles.




7. Desnutrición crónica
Es importante controlar el peso, la talla y la
relación entre ambas medidas. Se consi-
dera:


oEl peso para la edad: Refleja la masa
corporal en relación con la edad cronológi-
ca. Este indicador permite establecer la
insuficiencia ponderal o "desnutrición
global", lo que da una visión general del
problema alimentario nutricional del indivi-
duo.


o La talla para Ia edad: El crecimiento lineal
continuo es el mejor indicador de una dieta
adecuada y del estado nutricional a largo
plazo. Es importante considerar que es un
parámetro muy susceptible de errores de
medición, y que por lo tanto, debe ser
repetida, con una diferencia no mayor a
5mm entre dos mediciones. Este indica-
dor permite detectar el retardo del creci-
miento "desnutrición crónica" que hace


pag. 36 - 39
referencia a la historia de deprivación
nutricional en la que ha vivido el individuo.


o El peso para la talla: Es un buen indica-
dor de estado nutricional actual y no
requiere un conocimiento de la edad. Es
útil para el diagnóstico, tanto de desnutri-
ción como de sobrepeso y obesidad. Su
uso como único parámetro de evaluación
puede no diagnosticar como desnutridos
a algunos niños que efectivamente lo son
(algunos casos de retraso global de creci-
miento).


oEl IMC para la edad: Es la relación del
peso con la talla, se basa en el cálculo del
peso en kilogramos dividido por el
cuadrado de la talla en metros (Kg/mz).
Fórmula para el cálculo de IMC: se utiliza
para identificar el sobrepeso y la
obesidad. 2IMC: peso Kg. / (talla/longitud m)


La tabla a continuación permite interpretar las curvas de las páginas 36 y 37 del manual
Puntuaciones


Z( DE)
TALLA/ EDAD PESO/EDAD PESO/TALLA IMC


Arriba de 3 Bien alto Obeso Obeso
Arriba de 2 Sobrepeso Sobrepeso


. Posible riesgo de Posible riesgo deA b d 1m a e
N°’ma' sobrepeso sobrepeso


o
Medlana Normal Normal Normal


Bajo de -1


Bajo de -2 Baja talla Bajo peso Emaciado/flaco Emaciado/flaco


Bajo de -3 Baja talla severa Bajo peso severo severamente Severameme
Emaciado Emaciado


Fuente: patrones de crecimiento del Niño de Ia OMS. Módulo C. interpretando los indicadores abril 2007


Desarrollo psicomotor
En los dos primeros años de vida el niño
tiene una capacidad de aprendizaje alta y
es importante estimularla. En la páginas
40 y 41, se encuentran unos parámetros
de acuerdo a la edad que permiten con-
trolar fácilmente si el desarrollo psicomo-
tor es adecuado. En la segunda columna
se encuentran actividades de apoyo y de


estimulación. Su médico también puede
aplicar distintas pruebas de evaluación del
desarrollo psicomotor. Establecido según
la prueba de Denver (De Frankenburg,
W.K. Ladoca Publishing Foundation, Den-
ver, Colordo, 1978).




Lactancia materna
Alumentacuón del bebé




Cambio


de
seno


Agarre


del
pezón


Lactanda


temprana


2 Clampeo oportuno 3 Apego inmediato


Sacar los gases


Buen agarre del seno




Lactancia materna


Posición


Proceso Más succión, más leche materna Biberón, menos leche materna


'| a libre demanda 2 cuando esté satisfechoFrecuencia
No hay un programa determinado, es según la demanda del bebé
(aproximadamente cada 3 — 4 horas)


c!
lazy/ü] l




u
No solamente aplastar el pezón No desllzar hacia adelante No estirar el pezón




rCaIentar por 1 a 2 min


\-.________ _ _


retirar del fuego


Er




La familia debe participar en el cuidado del bebé






AIÍITÏGHÍGCÍÓH dEl


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12




SeSem8a6ed


No endulzarNo en biberónNo Iicuar




AÍÍÏTÏGÑÏGCÍÓH ÓGI


>51‘ a
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12


Papillas de frutas: proporciones


Manzana


Guineo




de 6 a 8 meses


Zanahofla


Zapallo Espinaca Vainita


Papa nabo


Brócoli Coliflor Tomate Cebolla blanca




AÍÍÏTÏGHÍGCÍÓH del


a
l


8 9 10 11 12


Papilla


Berenjena Maduro


Embutidos y carne molida Mariscos Yema de huevo




de 6 a 8 meses


No endulzarNo condimentarNo Iicuar




1 100 gramos


o.
P


¿ccoo
mb
En


Ema


meus?


Egmg
mb
En


Ema


meus?


SeSemOOa6e¡ÜébebddÑ¡luCa¿Lne
.


m


_,,...


A




AIÍTTIGHÏGCÍÓH del
A.


X


Papilla


de
verduras


y
carne


-preparación




Alimentación del bebé


Garbanzo


Leguminosas
Fréjol blanco




17
AIÍYTÏGHÏGCÍÓH dGI


Cereales
Avena Fideos


¿Cómo


comer


solo?




AIÍÏTÏGHÏGCÍÓH del
(tien.




19
AIIÏTÏGÑÍGCÍÓÑ del


p ' ‘ele.




Chochos IVIorocho


LECHE
semldescremada


Leche entera Leche semidescremada


Colaciones


(máximo


3por
día)




desde los 12 meses


—>12




desde Ios 12 meses


¿fas .
—>12


Alimento 1-3 años Cantidades 3 — 6 años Cantidades


Líq”¡d°3 Ü‘ libre demanda libre demanda


Pan @ 1 pan 1-2 panes Q Q


Papas 1 — 2 unidades pequeñas 1 - 4 unidades pequeñas ‘gfiiïz
Arroz cocido 1 — 4 cucharadas grandes 1 - 5 cucharadas grandes


Verduras cocidas 1 — 3 cucharadas grandes (50 — 100 g) 2 - 6 cucharadas grandes (50 — 100 g) JJ/JJJ


Frutas 1- 2 unidades (100 — 200 g) 1 - 2 unidades (100 — 200 g) aÜ


Leche


Queso % 10g 1U»2Ug É


Carne, pollo, pescado


85g 65-100 g Q


50g 5c»75 g Q
Huevos a 1 por semana i por semana O
Granos/Leguminosas a


1-2 cucharadas grandes 3 cucharadas grandes


2-4 cucharadas grandes 3-5 cucharadas grandes f/f/f
Embutidos % 1 rodaja (10 g) 1 rodaja (10 -i5 g)


Margarina para el pan @ 1 cucharada pequeña por pan (5g) i cucharada pequeña por pan (5g) 0/’


Grasas para cocinar


g


Máximo 1 cucharada grande (159) Máximo 1 cucharada grande (15g)
0/-




En el baño


M
No usarjabón para adultos












c
f9
.9cn
O
D.
c0c
CD:3
m


Temperatura






Seguridad en Ia casa












11/2 año-2 años


Máximo 5 min.




A Ia consulta en el centro de salud




Crecer bien ii


Patrones de Crecimiento Infantil de Ia OMS - MSP




Crecer bien — Niñas


PESO/EDAD - NIÑAS MENORES DE 5 AÑOS
PEso (Kg)


TENDENCIA DE CRECIMIENTO


Señal de peligro Í '_ '
Debe comer por lo menos 5 E Much” PEHETU
veces a! día y acuda urgenle La mña puede estar enferma;


_La niña está crecrendo bien_ ala Umdad de Samd 1 ¡necesita curdados esecia\es_


TALLA/EDAD - NIÑAS MENORES DE 5 AÑOS
Talla/Edad (crn)


#0101


O30')\I


\I


como


coco


(nou-u


amoo-u


O01


om


Patrones de Crecimiento Infantil de Ia OMS — MSP




talla baja


aIos2años


alaño alaño
alnacer


¡+24 Cm +12 cm






Desarrollo del bebé






Creciendo Sano


o
¿Ji? IJIIITO


Bdgische Techmsche Cuuperatxe
Coupéramn Techmque Edge




Creciendo Sano Creciendo Sano MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA DEL ECUADOR ...
Share