¡Comermejor

¡Comer mejor
y moverse más,
para vivir mejor!






El Ecuador ha avanzado mucho a lo largo
de las últimas décadas en la reducción de la
mortalidad, especialmente relacionada con
las enfermedades infecciosas. Actualmente la
esperanza de Vida se ubica en 75,2 años, cuan-
do hace 20 años era de 55 años de edad, de
modo que los recién nacidos podrán Vivir, en
promedio, 20 años más que sus abuelos. Sin
embargo, es preocupante el incremento de
las enfermedades crónicas no transmisibles
(ECNT), el sobrepeso y la obesidad, producto,
algunas de ellas, de cambios en el consumo de
alimentos, la mayoría procesados, así como
una Vida sedentaria.


Así, es inquietante que los ecuatorianos engorden cada Vez a más temprana edad,
por lo que tenemos muchos niños pequeños para su edad, pero ya con sobrepeso.
De hecho, 6 de cada 10 ecuatorianos tenemos sobrepeso u obesidad, según los datos
de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición [ENSANUT - ECU), llevada a cabo por
el Ministerio de Salud Pública (MSP) y el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos
(INEC), justamente para averiguar el estado de salud, nutricional y alimentario de
la población ecuatoriana, así como las prácticas de lactancia materna y alimentación
complementaria de los niños y niñas más pequeños.




Enfermedades crónicas
no transmisibles - ECNT


Las enfermedades crónicas no transmisibles se refieren
a las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes
y las enfermedades respiratorias crónicas. Así como mane-
jar con exceso de velocidad es un factor de riesgo para un
accidente de tránsito, la alimentación no saludable, la inac-
tividad física, el consumo de cigarrillos en todas sus formas
y el abuso en el consumo de alcohol, son los cuatro factores
de riesgo relacionados directamente con las cuatro enfermedades no transmisibles que
determinan la mayor carga de enfermedad, discapacidad y muerte a escala mundial.


Las enfermedades crónicas y el conjunto de factores de riesgo tienen una asociación
directa con las palabras discapacidad y muerte, y son responsables de los altos costos
que el sistema sanitario debe considerar para su control, porque son causantes de la ma-
yor cantidad de consultas y egresos hospitalarios desde hace más de 2 décadas.


j


La prevalencia de diabetes en la población de 10 a 59 años es de 2.7%. Esa
proporción Va subiendo a partir de los 30 años de edad, y a los 50, uno de cada diez
ecuatorianos ya tiene diabetes.


¡Colesterol! Llevamos décadas escuchando esta palabra y relacionándola
con el consumo de grasas y azúcares, pero hay que hilar más fino. Uno de cada
cuatro ecuatorianos entre los 10 y 59 años de edad tiene el colesterol alto.
Y el problema avanza con la edad, de modo que en la cincuentena, algo más de la
mitad de los ecuatorianos presenta este problema, lo que los hace más propensos
a sufrir enfermedades cardiovasculares.


2




¿De qué se mueren los ecuatorianos?
En nuestro país, en el año 2011, las cuatro principales enfermedades crónicas no
transmisibles: diabetes, enfermedad cardiovascular, el cáncer y la enfermedad
pulmonar crónica, representaron el 4730/0 de las muertes entre personas de
30 a 70 años.
En ese mismo año la diabetes mellitus fue la segunda causa de muerte, después
de las enfermedades cardiovasculares (infartos cardiacos, enfermedades cere-
brovasculares, enfermedades debidas a la hipertensión y al colesterol elevado).
En 2011 la diabetes fue causante de 7,1°/o de las muertes, proporción que
había sido de 3,6°/o en 1997.
Según los datos de mortalidad del país, el riesgo de morir por diabetes que
tenemos los ecuatorianos
podría ser mayor que el re-
gistrado en varios países de
América Latina. Las enferme-
dades cardiovasculares cons-
tituyen el 1.90/0 de muertes
en el grupo de 30 a 70 años.


ïUlUÜÍU{”U¡
¿u r


Otro de los problemas que debemos conocer es la situación del “colesterol
bueno” o HDL que se encuentra en la sangre. El tener niveles bajos constituye
una condición de riesgo para enfermedades cardiovasculares, y actualmente afecta
a un poco más de la mitad de grandes y chicos, y se observa que tres de cada diez


adolescentes presentan este riesgo. Por este moti-
vo este dato es alarmante, porque los bajos nive-
les de HDL se asocian directamente con la falta de
actividad física y deporte, y estamos hablando de
gente muy joven.


Por otro lado, el LDL es el “colesterol
malo” que aumenta el riesgo de daño en las
arterias, esta presente en una de cada cinco per-
sonas del grupo de 10 a 59, quienes acarrean este
problema muchas veces sin saberlo.




Respecto de la presión alta, conocida como hipertensión arterial, la ENSANUT
registra que afecta al 2270/0 de la población de 50 a 59 años, siendo a nivel mundial el
factor de riesgo más importante en la mortalidad prematura de los adultos. La encuesta
reporta que este problema aparece cada vez desde edades más tempranas. Así, se
registra una elevada proporción de prehipertensión entre los jóvenes. Entre las causas
principales de la hipertensión está el consumo exagerado de sal que se encuentra en los
alimentos procesados y en las comidas servidas fuera del hogar.


El aumento de la circunferencia de la cintura, (medida de la panza o barriga),
junto con otros factores como la hipertensión y la glucosa elevada en la sangre incre-
mentan el riesgo de enfermedades crónicas no transmisibles.


k,
EN TRAS


f‘? Í Noïíïctlïy.
¡LAa gKcuNFERENoA


oe LACINTURA i
S¡GUE
SUSIENDO


a ENToDo
l


{L pAfsj É
,


Una Vez más se encienden las alarmas, pues, en el grupo de 50 a 59 años, 9 de cada
10 mujeres tiene una cintura más grande de lo que deberían tener.




Enfermedades
CRÓNICAS


Enfermedades crónicas
no transmisibles - ECNT:


Factores de riesgo para
las ECNT:


Consumo elevado de
alimentos poco nutritivos,
con alto contenido de
grasa, azúcar y sal


Cardiovasculares:
afecciones del aparato


circulatorio


Cáncer- inactividad física


Consumo de cigarrillos o
Diabetes cualquier tipo de tabaco


Enfermedades
E 7


Abuso en el consumo
respiratorias crónicas


v
de alcohol


. . . . .
.


. . . .
élntïleelgïgg lggecufiatorianoswnmnfimm


En el 2011:
La diabetes, la enfermedad
cardiovascular, el cáncer y
la enfermedad pulmonar
crónica, representaron el


4-7,8°/o
de las muertes
entre personas de


30 a 70 años


La presión
alta afecta al


2Z,7°/o
de la población de
50 a 59 años


5




Enfermedades
CRÓNICAS


El 78,Z 0/0
de las mujeres y el


57,10/0 de los hombres,
entre 3Ü y 39 años,


tienen una cintura
más grande de lo


que deberían
tener


Más de la mitad
de la población entre
50 y 59 años


presenta el
colesterol alto


3 de cada 10
adolescentes presenta
niveles inferiores de


“colesterol bueno”


Para reducir el riesgo de
enfermedades crónicas no
transmisibles debemos tener
una adecuada alimentación
(fomento de la lactancia
materna, consumo diario
de frutas y verduras, evitar
el consumo de productos
procesados con alto contenido
de sal, azúcar y grasas),
realizar actividad física
continua de acuerdo
a la edad; eliminación del
consumo de tabaco y evitar
el consumo de alcohol




Situación nutricional


La nutrición a lo largo de la Vida es uno de las principales determinantes de la
buena salud y del desempeño físico y mental. La malnutrición que resulta de la inges-
ta alimentaria deficiente y/o de enfermedades infecciosas repetidas, conduce a la
desnutrición.


Por otro lado, la malnutrición que resulta del consumo excesivo y no balanceado de
alimentos, conduce al sobrepeso y la obesidad.


Al investigar el estado nutricional de los
niños menores de 5 años, Vemos que el re-
tardo en el crecimiento (baja talla para la
edad) sigue representando un problema de
salud. Así, en el año 2012, uno de cada cuatro
niños en edad preescolar es pequeño para su
edad. Al mismo tiempo, uno de cada cinco ni-
ños en edad preescolar tiene riesgo de tener
sobrepeso.


Cabe destacar que el retardo en el crecimiento muestra una fuerte tendencia a
aumentar cuanto menor es el nivel económico: uno de cada tres niños del quintil
pobre es demasiado chico. Y los niños indígenas muestran más retardo en el creci-
miento que los demás grupos étnicos.




En cuanto al sobrepeso, se triplica de manera alarmante en los ni-
ños de edad escolar pues tres de cada diez tienen sobrepeso u obesidad.
Las cosas empeoran en los adultos de 19 a 60 años, grupo en el que
casi dOS de cada tres ecuatorianos presenta sobrepeso u obesidad.
En los cincuentones, la proporción ha subido, pues tres de cada
cuatro compatriotas .
tiene exceso de peso. Eso
es demasiado por donde
se lo mire. Y constituye un l


problema de salud pública ‘


que debe ser enfrentado
con decisión por el Estado
y la ciudadanía, pues las
consecuencias son, literal-
mente, fatales.


Las adolescentes y las mujeres mal nutridas traen niños al mundo con bajo peso y a
menudo desnutridos, pues ya fueron desnutridos desde cuando estaban en el Vientre
de sus madres. Estos niños no solo tienen mayor riesgo de muerte neonatal, sino
de contraer enfermedades, una menor capacidad de aprendizaje y probablemente se
hallen menos equipados para resistir las infecciones.


Durante la niñez temprana, la alimentación inadecuada, más las frecuentes infec-
ciones exacerba los efectos negativos provenientes del retardo en el crecimiento fetal,
particularmente en los dos primeros años de Vida. Enfermedades tradicionales como
la diarrea y la neumonía presentarán cuadros más severos, que pueden conducir a la
muerte. Para colmo, la desnutrición se superpone a la obesidad, encaminando a niños/
as de la edad escolar hacia las enfermedades crónicas que hemos Visto.


Si la adolescente que tiene
retardo en talla y sobrepeso,


es además anémica y se
embaraza, la posibilidad de
que su niño nazca con bajo


peso es alta, perpetuando así
el círculo vicioso.




| Deficiencia de micronutrientes
La deficiencia de micronutrientes (hierro, zinc, vitamina A) puede presentarse en


personas que aparentemente no tienen afectación en su peso o incluso en las personas
obesas.


La deficiencia de hierro afecta a todos los grupos de edad, pero los más vulnera-
bles son los niños menores de 5 años y las mujeres en edad fértil. En Ecuador, 1 de
cada 4 niños y niñas en edad preescolar sufre de anemia, con mayor
prevalencia entre los más pobres. Esto es grave pues la deficiencia de hierro disminuye
la capacidad de aprendizaje, el coeficiente intelectual y el desarrollo psicosocial.


No es solo el hierro el responsable de este panorama sombrío, también lo es el zinc,
pues casi tres de cada diez preescolares tienen falta de este mineral. La deficiencia de
zinc es responsable del retardo en el crecimiento de los infantes y altera la respuesta
inmune; esto se manifiesta en el aumento de las diarreas y las enfermedades respi-
ratorias, azotes tradicionales de la infancia.


La anemia por deficiencia de hierro afecta hasta el 15.0°/o de las mujeres en edad
fértil, entre 12 y 4-9 años. La deficiencia de zinc es mucho más alta y alcanza a un poco
más de la mitad de mujeres de esas edades.


Del zinc pasamos a la carencia de vitamina A, que es un problema porque altera
las defensas aumentando el riesgo de sufrir infecciones, especialmente respiratorias.


Todos estos problemas nutricionales están
asociados a la mala calidad de la dieta, caracte-
rizada por un bajo consumo de frutas, verduras,
leguminosas, cereales complejos como la quinua
y la cebada, fibra vegetal y cárnicos (aves, vacuno,
pescado, entre otros).




La
malnutriclon


0 Ingesta alimentaria deficiente:
desnutrición


0 Consumo excesivo y no balanceado
de alimentos: sobrepeso y la obesidad


É niñas de 6 a 11 meses def


. los pueblos indígenas (0 — 5 años)


(baja talla para la edad)........................................................ ..
y un 300/0 de riesgo""""""""""""""""""""""""""""" ’° de sobrepeso


3 de cada 10 ................................... ..
niños en edad escoiar presenta _


sobrepeso y obesidad
. . . . . . . .Mmmm.-----------------------------------------------------


.......................................... .,
2 de Cada 3


19 y 59 años
presenta


sobrepeso y obesidad,
lo que constituye un serio
problema de salud pública


10




Deficiencia de micronutrientes:
hierro, ZlIlC, vitamina A


1 50/0
de las mujeres


en edad fértil, entre
12 y


presentan
anemia por 5 5 deficiencia de hierro


deficiencia de hierro 5 '-.................................... ..
E.
....


E Más (191500/0
de las mujeres en edad fértil,


N g 5 deficiencia deentre 12 y 49 anos, E 5 vitamina A
tienen deficiencia de zinc ‘


3 de cada 10
preescolares tiene
falta de zinc ' zinc Pr°V°°a
. . . . ¡


retardo en el


E @.w.G.w.fi. E infantes y altera la
Ï


w G w w w


5 respuesta inmune


La deficiencia de




Cambios en el patrón alimentario


I Lactancia materna
¿Hay algo mejor en los primeros dos años de vida


que la leche materna? La respuesta es un rotundo ¡No!.
La leche de la madre es ideal e insustituible porque es
el alimento propio de la especie humana. Fuente de to-
dos los nutrientes, contiene anticuerpos que ayudan
a proteger al niño de las diarreas y las enfermedades
respiratorias, además fortalece el vínculo entre la ma-
dre y el niño; y sus beneficios alcanzan hasta la edad
adulta porque disminuye la tendencia a la obesidad.


La Organización Panamericana de la Salud —
OPS/OMS recomienda que durante los primeros
6 meses de vida, la leche materna sea el único ali-
mento que el niño consuma de manera exclusiva. A partir de los seis meses
hasta los 2 años, se debe combinar la leche materna con alimentación adecuada
y oportuna a la edad del niño.


Sin embargo, en nuestro país la lactancia materna exclusiva presenta cifras alarman-
temente bajas: al mes de vida 52.4170 de los niños se alimentan exclusivamente con
leche materna (debería ser el 100%) y a los 4-5 meses la proporción de lactancia ma-
terna exclusiva baja a 34370/0. Dicho de otra forma, casi la mitad de los niños entre
cero y un mes ya consumió líquidos distintos a la leche materna, entre los que la leche
de fórmula ocupa el primer lugar. Y muchos reciben alimentos antes de los seis meses.


I Consumo de productos procesados, no nutritivos,
cargados de sal, azúcar, grasas y aditivos
La forma de vida en nuestro país ha venido cambiando drásticamente, estimulando


el consumo de productos procesados, no nutritivos, cargados de sal, grasa, azúcar y
aditivos. Y el asunto no para allí, pues el desarrollo de las ciudades, donde reinan
el automóvil, las pantallas de televisión, las computadoras, lleva a disminuir la ac-
tividad física. En lugar de estar jugando fútbol y sudando en la cancha del barrio,
los muchachos se sientan ante una pantalla y devoran snacks, ejercitando solo los
músculos de la mandíbula.


12




Grave, porque si al se-
dentarismo sumamos el
consumo elevado de ali-
mentos procesados, poco
nutritivos, con alto con-
tenido de calorías, grasa,
azúcar y sal, y de yapa el
cigarrillo, estamos au-
mentando el riesgo de las
enfermedades crónicas no
transmisibles, el sobrepeso
y la obesidad.


7
En cuanto al consumo excesivo de carbohidratos, tres de cada diez ecuatorianos


superan la recomendación de la FAO y OMS para mantener la salud. Para agravar el
asunto, otra Vez se refleja la desigualdad social de un modo negativo, pues los más
pobres consumen el triple de carbohidratos que las personas de mayores ingresos
económicos.


Un mayor consumo de grasas, azúcar y sal está vinculado a la
inclusión en la alimentación de bebidas gaseosas azucaradas, snacks,


golosinas, hamburguesas y papas fritas, entre otros.


Solamente una persona de cada mil come la cantidad recomendada de fibra, que
se encuentra especialmente en frutas, verduras y leguminosas. Eso es imperdonable
en un país como el nuestro, que produce todo tipo de frutas, Verduras y leguminosas
a lo largo del año.


Por ello, para prevenir enfermedades
y estar bien nutrido, la Organización


Mundial de la Salud (OMS) recomienda el
consumo mínimo de 400 gramos de frutas y
Verduras diarios, lo que se satisface en cinco
porciones de frutas y Verduras distribuidas


a lo largo del día.


¡QUÉ Rico;


La gran industria alimentaria ofrece productos comestibles gustosos al paladar,
de relativo bajo precio y los dirige a aumentar la dependencia del consumidor, sobre


13




todo infantil y juvenil, con una publicidad que asocia las bebidas azucaradas y snacks
con juegos, alegría y diversión.


Cuatro de cada cinco adolescentes entre los 10 y los 19 años consumen be-
bidas azucaradas, como gaseosas, bebidas energizantes y jugos procesados,
que apenas Contienen frutas naturales; por otra parte, se destaca el alto consumo
de golosinas, galletas dulces cargadas en grasa y azúcar, y cereales que apenas contie-
nen sus productos originales. Y cinco de cada diez adolescentes suele comer comida
rápida como papas fritas, hamburguesas, salchipapas, hot dogs, pizzas y productos pa-
recidos. El porcentaje de consumidores sube si añadimos los snacks salados y dulces.


Ojo con los azúcares, la sal, las grasas procesadas y trans


Tan malo como el azúcar en exceso, es el
jarabe de maíz, rico en fructosa que
están en muchos productos procesados como las
gaseosas, jugos, salsa de tomate y muchos otros,
porque es más dulce, dura más y cuesta menos.
Pero resulta que este ingrediente es muy tÓXÍCO
y causa adicción de manera similar a otras
drogas. Entre otros efectos, genera hipertensión,


eleva el colesterol, a la larga afecta al hígado y aumenta el riesgo de subir de
peso y desarrollar diabetes.


Por otro lado, el EXCESO de sal retiene líquidos en el cuerpo, eleva la
presión arterial y empeora el funcionamiento del corazón, favoreciendo los
infartos y la insuficiencia cardíaca, por lo que, para evitar la hipertensión, no se
debe ingerir más de 5 gramos al día de sal (un poco menos de 1 cucharadita).


Las grasas trans, o aceites vegetales parcialmente
hidrogenados, se encuentran en la margarina, en galletas, repostería
comercial, papas fritas procesadas y en general en los snacks. Disminuyen el
colesterol “bueno” (HDL) y elevan el “malo” (LDL), aumentando el riesgo de
ateroesclerosis e infartos cardiacos. Incluso son más nocivas que el consumo
excesivo de grasas saturadas de origen animal, que terminan bloqueando las
arterias.


La gran mayoría de la población no tiene idea de la gran cantidad
de sal que incluyen los alimentos procesados. No deben sorprender
entonces los índices de hipertensión con sus dolorosas consecuencias.


14




I La publicidad y los cambios en el patrón alimentario
La publicidad incide en las decisiones que tomen adultos y niños sobre los productos


que se consumen. Más aún, la publicidad tiene una enorme capacidad de persuasión
que multiplica su efectividad si es dirigida a niños. La inversión de la publicidad de pro-
ductos comestibles es millonaria y utiliza muchas Veces figuras engañosas, que violan
los principios de ética.


A principios del 2013, la OPS en Ecuador realizó con el Ministerio de Salud Pública
un estudio sobre los anuncios publicitarios de productos comestibles y bebidas no
alcohólicas en la televisión. Estos alimentos fueron clasificados de acuerdo con la
concentración de azúcar, sal y grasas saturadas.


Para Guayaquil, de un total de 15 450 anuncios emitidos en febrero del 2013, ¡11 O84
(71,7%) fueron de productos no saludables, algo más de tres de cada cuatro anuncios!


Anuncios publicitarios de alimentos y bebidas en la televisión según
clasificación nutricional. Guayaquil, febrero de 2013.


* “'W+"— ü?O 0


Guayaquil


8,3%
6,2% Clasificación de los productos


9,1% 2 No saludables
- Comidas rápidas
2 Poco saludables
|:| Agua
2 Ingredientes de cocina


4,6%


1'."
-:


15




En Quito, en agosto del mismo año, la medición arrojó resultados muy parecidos:
un 7639/0 de los anuncios caía dentro de la categoría No saludables. Si a ello se aña-
den los anuncios clasificados como Poco saludables, en Quito sube al 86,1°/o y en
Guayaquil al 80,8 "/0.


En el horario de 5 pm a 9pm, que concentra la mayor cantidad de programas Vistos
por niños de 3 a 11 años, el canal con mayor número de avisos en Guayaquil, trasmite un
total de 739 avisos de productos no saludables al mes, en promedio 6 avisos por hora.


Para tener una idea de la inversión publicitaria, si en Quito sumamos Comida rápi-
da a las dos categorías mencionadas, obtenemos una inversión mensual en televisión
que supera levemente los 9 millones de dólares. Con semejante bombardeo publi-
citario las tradiciones culinarias basadas en alimentos naturales cocinados en casa,
afectadas ya por el Vértigo modernizador, se derrumban ante los ojos pasivos de la
teleaudiencia.


Anuncios publicitarios de alimentos y bebidas en la televisión según
clasificación nutricional. Quito, agosto de 2013.


...."'"’:__ -—-—- ______
Fo".


1,4% 63%
9,8% Clasificación de los productos


j No saludables
2 Comidas rápidas
2 Poco saludables
I:I Agua
j Ingredientes de cocina


5,7%


76,3%


1'."
-:




_ Patrón _
alimentario


5240/0
de los niños y niñas
menores de un mes


se alimentan
exclusivamente


con leche materna,
¡debería ser
el 100°/o! A los


4-5 meses,
la proporción de lactancia


materna exclusiva
bmaa3%7H


‘ consume ¡a cantidad
adecuada de fibra, que


Se encuentra especialmente É É distribuidas a lÜ largÜ del día


en frutas y Verdura5_
En contraste se evidencia un


alto consumo de °
'


El sedentarismo y el consumo de productos procesados, no nutritivos,
cargados de sal, azúcar, grasas y aditivos, aumentan el riesgo de diabetes, 5


enfermedades cardiovasculares, cáncer, sobrepeso y obesidad E




Azúcar Grasas...
Sal


Las grasas trans, o aceites Vegetales
parcialmente hidrogenados:
margarinas, galletas, papas fritas


procesadas y en los snacks,
disminuyen el colesterol “bueno” HDL


y elevan el “malo” LDL,
aumentando el riesgo de


ateroesclerosis e infartos cardiacos


Exceso de sal:
retiene líquidos,
eleva la presión
arterial, favorece
los infartos y la
insuficiencia
cardíaca


El
carbohidratos (arroz, azúcares, pan, etc.), convirtiéndose en un factor de
riesgo para la obesidad y las enfermedades cardiovasculares E




La publicidad incide en
las decisiones de la población


sobre el consumo de productos


71,7°/o
Guayaquil


USS 6,2 millones
de inversión publicitaria en


Guayaquil, en agosto del 2013.
Productos no saludables, poco »
saludables y comidas rápidas


(11.084) anuncios
publicitarios en la


_ televisión, de productos


emitidos en Guayaquil, en febrero
del 2013, fueron de productos


¡NO SALUDABLES! ’
a 0 o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o


co’
o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o oo




Actividad física


Las personas físicamente activas y que
practican algún deporte gozan de mejor
salud que las personas sedentarias, y lo-
gran un mejor control sobre la presión
arterial y el peso corporal.


La actividad física debe ser metódica
y constante (como mínimo cuatro veces
por semana). Se debe promover la movi-
lización en bicicleta o a pie, juegos activos,
práctica del deporte desde edades tempranas, baile, etc. Para que la actividad
física produzca efectos positivos en la salud, es preciso cumplir con los requisi-
tos de intensidad, duración y frecuencia, de acuerdo a la edad.


Es alarmante que 7 de cada 10 adolescentes son poco activos, y en las muje-
res esta proporción es aún mayor pues 8 de cada 10 adolescentes mujeres son
poco activas. Así mismo, 7 de cada 10 adultos que viven en áreas urbanas del
país pasan más de 150 minutos al día desplazándose en un vehículo automotor.
Por otra parte, apenas 1 de cada 4 adultos que viven en áreas urbanas hacen
actividad física en su tiempo libre y 1 de cada 10 adultos ecuatorianos que viven
en áreas urbanas (ciudades), usan la bicicleta como medio de transporte.


I Tabaco y consumo nocivo de alcohol


El tabaco en todas sus modali-
dades de presentación, ya sea fu-
mado o no fumado, es otro enemigo
de la salud identificado hace rato.
Gracias a la información con la que
contamos hoy, el tabaco cada vez
más tiene la imagen que se mere-
ce: altamente dañino y asociado a
las principales causas de muerte en


Z0




el mundo (cánceres, enfermedades cardiovasculares,
enfermedades respiratorias crónicas). Sin embargo, a
pesar de los importantes pasos para combatir el consu-
mo del tabaco, el problema persiste: un 1450/0 de los
adolescentes dijo haber fumado el tabaco alguna Vez y
cerca de la mitad de este grupo inició el consumo antes
de los 16 años. Hoy 3 de cada 1Ü compatriotas
de entre 20 y 59 años son fumadores habituales y quie-
nes más fuman son los cincuentones cuya adicción les
impide dejar el tabaco.


Pasando a otra droga, la ENSANUT registró
que en el Ecuador el 250/0 de los adolescentes
de 10 a 19 años declara haber consumido alcohol
en los últimos 30 días. Un hallazgo de la mayor
gravedad, considerando que el alcohol constituye
uno de los principales factores de riesgo para el
desarrollo de enfermedades del hígado, trastor-
nos del corazón, los lípidos, diabetes y es causa
de trastornos afectivos y mentales.


21




Actividad
física


Se recomienda:
Adolescentes: 1 hora de actividad física diaria
Adultos: 2 horas y media a la semana de actividad física


para gozar de mejor salud,
controlar la presión arterial y el peso corporal


VIERNES SÁBADO DOMINGO
í


JUEVES


7°?
MARTES


7°?
MIÉRCOLES


fri-ii1’rii*ii1i friim-iiiri
7 de cada 10 Uno de cada 10


adolescentes son poco
É E adultÜS ECUEIÍOFIHÏIOS


que
° E viven en areasactivos, y en las mujeres esta


proporción es aún
mayor pues


urbanas (ciudades),
usan la bicicleta


8 de cada
adolescentes ¡La television y de transporte _


mujeres 105 videoiueg“ l
...................................


son poco activas son CÓmpIÍCES de -----------------------------' g o o oz-.................................. .. sedentarismo‘-


Apenas


en su tiempo libre


5 o o o o o 5
i '


5


que viven en áreas urbanas
del país pasan más de


1:62 Ïggfildtgsse 2313313
h,p


l t t
E preocupante de inactividad yVe ¡Cu o a“ omo Or _: sedentarismo en los ecuatorianos




Tabaco y consumo
nocivo de alcohol
14,5% de los
adolescentes
dijo haber fumado
alguna Vez


en el último mes


= de este grupo inicio grupo reporta haber
el consumo antes iniciado su
de los 16 años mnsum”antes de los


16 años


‘ de los adolescentes de


3 haber consumido bebidas que
Casi 4 de Cada
hombres y mujeres = ‘
entre Z0 y 59 años
son fumadores habituales


E
°
ï por


2135
3 ‘ embriagado alguna vez


gs ...................................................




¿Cómo afrontar estos problemas?


Para enfrentar las enfermedades crónicas no transmisibles, el sobrepeso y la
obesidad, es necesario atacar los cuatro factores de riesgo, es decir la dieta no
saludable, la inactividad física, el consumo de cigarrillos y el abuso en el consu-
mo de alcohol.


Uno de los pilares básicos constituye la edu-
cación en salud y alimentación, empezando
por la importancia de la lactancia materna, el
consumo diario de frutas y verduras, la dismi-
nución del consumo de alimentos procesados,
cargados de sal, azúcar y grasas y la promoción
de la actividad física. El fomento del consumo
de agua en vez de bebidas azucaradas y jugos


procesados es una acción prioritaria, incluso un punto de partida simbólico:
volver al agua.


Sin embargo, esto no es suficiente, el Estado debe favorecer entornos más
saludables mediante políticas públicas que promuevan la alimentación saluda-
ble, el ejercicio físico, eviten el consumo de cigarrillos y alcohol. En este sentido
son muy importantes las recomendaciones para abordar el problema de la mal
nutrición en el marco de los derechos humanos, emitidos por el relator especial
de Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación, O. de Schutter, quien re-
comienda cinco acciones prioritarias:


1. Gravar impuestos a alimentos no saludables.
¡QUÉ
BUENAS
¡Dem!


2. Establecer regulaciones legales a alimentos ricos en
grasas saturadas, sal y azúcar.


3. Prohibir o restringir la publicidad de “alimentos no
saludables”, especialmente los destinados a los niños.


4. Revisar los subsidios a determinados productos
agrícolas.


5. Estimular y apoyar la producción local de alimentos
para que los consumidores tengan acceso a alimen-
tos frescos, nutritivos y saludables.


Z4




En este sentido son muy impor-
tantes las políticas saludables im-
pulsadas por el Estado ecuatoriano CONÏENÏDO
relacionado con el etiquetado de los DE
alimentos para explicar el contenido
de grasas, sal y azúcar en los alimen-
tos procesados. Se destaca también
las orientadas a lograr el expendio
de alimentos saludables en los bares
escolares. Por otra parte, son muy
significativas las políticas para combatir desde su raíz el sedentarismo como la
implementación de 1 hora diaria de educación física en las escuelas, así como el
fomento de parques seguros, ciclovías, entre otros aspectos.


GRASASJ


La lucha mundial y del Ecuador contra el consumo de cigarrillos ha sido
pionera, pero debe seguirse fortaleciendo este trabajo, tanto en el ámbito de
las políticas públicas como las ordenanzas de espacios libres de humo, y la
educación fundamentalmente a los adolescentes sobre los efectos nocivos del
tabaco en todas sus formas y el alcohol.


Es necesario atacar los cuatro factores de riesgo que generan las enferme-
dades crónicas no transmisibles. Uno de los pilares básicos constituye la edu-
cación alimentaria y de salud, pero no es suficiente, el Estado debe favorecer
ambientes más saludables a la ciudadanía, para que las opciones sean más
fáciles y atractivas.


25




26




Bibliografía básica utilizada


Freire W.B., Ramírez M]., Belmont P., Mendieta M]., Silva MK., Romero N.,
Sáenz K., Piñeiros P., Gómez LF., Monge R. 2013. RESUMEN EIECUTIVO.
Tomo I. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del Ecuador. ENSANUT-
ECU 2011-2013 Ministerio de Salud Pública/Instituto Nacional de Esta-
dística y Censos. Quito. Ecuador. Buena parte de este folleto se basa en
los datos de esta encuesta.


Estudio de Carga Mundial de Enfermedad. Institute for Health Metrics
and Evaluation. www.healthmetricsandevaluation.org


OMS. Estrategia Mundial sobre régimen alimentario, actividad física y
salud, 2004.


Peña, Manuel y Bacallao, Iorge, “Introducción" y “La obesidad en la pobreza:
un problema emergente en las Americas". En OPS/OMS, La obesidad en
pobreza: un nuevo reto para la salud pública, Publicación científica N. 576,
OPS, Washington, 2000.


Simopoulos AP., Bourne PG., Faergeman 0., Bellagio. Report on Healthy
Agriculture, Healthy nutrition, Healthy people. Rev. Panam Salud Pública,
2013; 33(3):230-6


27




28


¡COMER Maio}?y MovERSE ms.
¡Maa vwlR MEJOR!








¡Comermejor
Share