Propuesta pedagogica.indd


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA
PARA TRANSFORMAR




Director Ejecutivo:


Eduardo De León


Director Administrativo y Financiero:


Paul Bernal Menchú


Coordinador del Área de Educación:


Wielman Cifuentes


Coordinador del proyecto Laj Molonel:


Mario Salazar


Primera edición 2009.


Equipo de elaboración de materiales:


Jaime Francisco Carrillo López
Loyda Eunice Tizol Gramajo
Mario Adolfo Quim Xol
Sonia Salomé Raymundo González


Equipo de apoyo:


Edviges Marta Chocooj Jolomná
Ixkusamil María Estela Alonzo Guaján


Diagramación e ilustraciones:


Editorial Maya Na’oj




Indice


DEDICATORIA  6


PRESENTACIÓN  7


INTRODUCCIÓN  8


ANTECEDENTES  11
El Contexto Educativo Guatemalteco  11
La Formación de Formadores  15
El Profesorado de Enseñanza Media en Educación


para Contextos Multiculturales  17


CAPÍTULO 1
METODOLOGÍA EDUCATIVA  19


1.1 La Esencia político-ideológica
de las Metodologías Educativas  19


1.2 Domesticación versus construcción colectiva
del conocimiento   22


CAPÍTULO 2
LA EDUCACIÓN POPULAR APLICADA   26


2.1 De Freire a nuestra realidad   26
2.2 Los modelos educativos a la luz de la educación popular   28


CAPÍTULO 3
LA COMPLEMENTACIÓN FILOSÓFICA   30


3.1 La búsqueda de los vínculos entre la cosmovisión maya
y la dialéctica   30


3.2 Las reivindicaciones culturales y políticas   33


CAPÍTULO 4
LA PROPUESTA PEDAGÓGICA   35




Justificación   35
La experiencia que da vida a la propuesta pedagógica   36
4.1 Herramientas conceptuales   38


La espiral del ciclo del conocimiento   38
La memoria histórica, una brújula para la sociedad   40
La valorización de lo cotidiano   41
Conocemos cuando transformamos   42
El posicionamiento político en la educación   44
La transformación de la realidad   45


4.2 Metodología a emplear   47
Primer momento   47
Segundo momento   48
Tercer momento   49
Cuarto momento   50
Quinto momento   50


CAPÍTULO 5
PRINCIPIOS QUE DEBEN ESTAR PRESENTES
EN EL PROCESO   53


5.1 El tiempo en la cosmovisión maya   53
5.2 El conocimiento como herramienta política de cambio   54
5.3 Explicación crítica de la vida   54
5.4 El fortalecimiento de la identidad cultural   55
5.5 La vinculación con la comunidad   55
5.6 Cumplir el rol histórico de transformar   56


CAPÍTULO 6
LA EVALUACIÓN   57


6.1 Evaluación personal   58
6.2 Evaluación del grupo de trabajo   58
6.3 Evaluación de todo el colectivo   58


CAPÍTULO 7
LOS GRANDES RETOS   60


LAS GUÍAS METODOLÓGICAS   62




5


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


INDICE   63


PRESENTACIÓN   64


INTRODUCCIÓN   65


UNA NUEVA HERRAMIENTA   67


ESTRUCTURA DE LAS GUÍAS   69
Proceso comparativo   69


ESTRUCTURA DEL MATERIAL IMPRESO   70


CARACTERÍSTICAS METODOLÓGICAS DE LAS GUÍAS   72
Desarrollo de las unidades temáticas   72
Las carpetas   72
Descripción de las carpetas   74


BIBLIOGRAFÍA   78




FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


6


DEDICATORIA


Dedicado a las y los educadores


que luchan combativamente por la libertad de todos


desde las trincheras de la educación.





7


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


PRESENTACIÓN


El material que hoy presentamos a su juicio crítico es producto del esfuer-
zo de muchas compañeras y compañeros en el ámbito de la educación
formal e informal en Guatemala, así como de esfuerzos institucionales
por contribuir a la construcción de un nuevo modelo educativo, esfuerzos
desarrollados a lo largo de varios años ejecutando proyectos educativos
en el país, y también a esta construcción se suman apoyos solidarios del
campo internacional.


Es un libro en el cual se ha luchado por no expresar solamente buenas
intenciones y deseos por la superación de la educación en Guatemala, y sí
de compartir una larga y rica experiencia, con sus aciertos y limitaciones,
pero que va abriendo una brecha, y sobre todo, se ha hecho el esfuerzo
por convertir este cúmulo de experiencia social en pasos concretos y sis-
temáticos dentro de lo complejo del accionar educativo.


Se puede hacer el símil de este libro y las guías metodológicas que le
acompañan con una caja de herramientas destinada a las personas vin-
culadas a los procesos de enseñanza aprendizaje, que van mucho más
allá de recetas generales y teóricamente correctas para constituirse en
modelos concretos de aplicación que problematicen el conocimiento, que
abran nuevos horizontes y motiven a seguir con la construcción de un
nuevo o nuevos paradigmas educativos que realmente se constituyan en
pilares del desarrollo con equidad del país.





FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


8


INTRODUCCIÓN


La Fundación Rigoberta Menchú Tum y específicamente el Area de Edu-
cación de la misma ha hecho el esfuerzo por responder a las demandas de
los pueblos originarios de Mesoamérica por una educación con pertinen-
cia cultural, erradicando la política asimilacionista y racista del modelo
de educación implantado desde la invasión y conquista española.


En este proceso de substitución del modelo educativo tradicional, se
hace imprescindible la construcción de uno nuevo, y para mantener
la coherencia del proceso, este nuevo modelo tampoco puede ser otro
modelo impuesto, aunque se haga con todas las buenas intenciones del
mundo. A pesar de que se argumente que es mejor, es justo y otra serie de
calificativos, su implementación y desarrollo no debe ser la solución de
alguien en lo individual o un grupo en particular, sino una construcción
colectiva.


La única posibilidad de que realmente responda a los deseos, los sueños y
las necesidades de los diferentes pueblos que conforman nuestro país, es
construirlo entre todas y todos. Este material lo visualizamos como una
contribución más a ese gran esfuerzo nacional, interétnico, pluricultural
y multilingüe. Con las limitaciones que conlleva el contar únicamente
con el enfoque desde la cultura maya.


En un inicio queremos compartir la esencia de varios esfuerzos institucio-
nales desarrollados por la FRMT a lo largo de varios años, en los cuales se
fueron sentando las bases de nuevos criterios, técnicas y procedimientos
validados en la práctica, como lo fueron el Diagnóstico de la Realidad
Educativa de los Pueblos Indígenas de la Región Mesoamericana -DI-
REPI- realizado en el año de 1997, dos diplomados para la Formación de
Maestros y Promotores Educativos para hacer Educación en Contextos
Multiculturales, denominados FOMYPES, por citar los más importantes. 




9


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


Estos fueron evaluados colectivamente por los actores de los mismos,
no sólo desde los parámetros de sus formulaciones teóricas, sino de los
cambios actitudinales en los participantes, en la modificación de las rela-
ciones con la comunidad, en el fortalecimiento de la identidad cultural.
Es una memoria histórica del camino recorrido hasta ahora.


En el capítulo uno se desarrolla una caracterización, muy general, del
contexto educativo del país, en la etapa post conflicto armado interno
para una mejor ubicación del trabajo realizado y se hace un análisis de la
función de la educación desarrollada hasta ahora y sus raíces ideológicas.
Luego se desarrollan cuestionamientos básicos y nuevas propuestas en
relación al análisis metodológico desde un posicionamiento político. Se
argumenta esto como la base para desmitificar la supuesta apoliticidad
de la educación y más bien se reivindica el carácter político de la misma
y las posibilidades hacia el futuro a partir de este develamiento ideoló-
gico.


En el capítulo dos se reflexiona sobre la Educación Popular como una
base metodológica de construcción de conocimientos colectivos. Más allá
de una referencia a sus impulsores o a las experiencias internacionales se
aterriza en su aplicación concreta en la actividad educativa desarrollada
por la FRMT.


En el capítulo tres se desarrollan varios aspectos generales en la búsque-
da de interconexiones filosóficas entre la Cosmovisión Maya y la filosofía
occidental, en aras de las posibilidades de ir logrando una integración
filosófica como sustentación de un paradigma educativo que responda
a los intereses tanto del pueblo maya, como del ladino, garífuna y xinca.
Reconociendo las limitaciones en cuanto al manejo de aspectos filosófi-
cos de las cosmovisiones del pueblo garífuna y xinca. Pero tomando más
como una invitación a un trabajo mucho más profundo y extenso en el
tiempo, complejo pero necesario.


Es importante iniciar la construcción o complementación filosófica. Hay
que romper la práctica de buscar la comprensión de la Cosmovisión
Maya desde la visión occidental o viceversa. Busquemos más lo que nos
une en este campo y nos permite un trabajo conjunto como pueblos.


El capítulo cuatro es la concreción de los anteriores y se aportan pasos,
procedimientos y criterios concretos, aplicables a los procesos de cons-
trucción de conocimientos tanto en la educación formal, como en otros 




FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


10


procesos de concientización y de formación. Este capítulo constituye el
alma del material.


Los grandes retos, la parte final de este trabajo, son motivaciones para
continuar el proceso de construcción colectiva, de generar los espacios a
nivel nacional que consoliden los logros alcanzados y permitan de común
acuerdo establecer las metas futuras.


Al final se encuentra la bibliografía.





11


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


ANTECEDENTES


EL CONTEXTO EDUCATIVO GUATEMALTECO


En nuestro país, con algunas variantes de matiz, la estructura de poder
se ha mantenido intacta durante más de 500 años, con el breve paréntesis
del movimiento social del 44-54, que por lo corto en tiempo y su diversi-
dad político ideológica no logró transformar realmente la estructura del
país, a pesar de lograr avances en cuanto a reivindicaciones sociales.


Durante todos estos años el sistema social se ha caracterizado por es-
tar conformado para servir a los intereses de sectores minoritarios de
la población por encima de los intereses de la mayoría de los pueblos
que conformamos Guatemala. El estado, mediante el uso de la fuerza,
se consolidó históricamente en el país y ha logrado su reproducción no
sólo por el uso de la represión sistemática contra los sectores populares,
aunado al cierre de los espacios políticos durante los procesos electorales,
sino también a la acción de estructuras político ideológicas que le han
permitido su reproducción a través de los años.


Como en cualquier estado, la superestructura ideológica del mismo ha
cumplido esta función y dentro de ella la función educativa ha tenido un
papel de primer orden.


La transmisión sistemática y generacional de valores, esquemas, estereo-
tipos y modelos de pensamiento a lo largo del tiempo y el espacio van
conformando la cultura de una región o de un país. Máxime cuando esa
cultura se conceptualiza como la mejor, como la única válida, como el
requisito indispensable para obtener la aceptación social y la posibilidad
de ascender en la estructura de la misma, como ha sido el caso de la
cultura ladina. 




FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


12


Para no salir del marco de este trabajo, nos circunscribiremos a particula-
rizar algunos elementos del modelo educativo guatemalteco, importantes
para entender los desarrollos aquí planteados posteriormente.


Desde la época colonial, la educación estuvo directamente al servicio
de los conquistadores en alianza estratégica con la iglesia. Es así que la
educación casi de manera automática se dividió en la castellanización
de los indígenas bajo una concepción asimilacionista, la enseñanza de
algunos procedimientos artesanales para las clases bajas y, por otro, en
las primeras letras y conocimientos generales que se manejaban entonces
para los hijos de los peninsulares y criollos. Ya desde ese momento la
educación no se conceptualizaba como una herramienta para el desarro-
llo de una sociedad justa y equitativa, sino más bien en una herramienta
para reproducir una sociedad mantenedora de los privilegios de unos
sobre los otros. Se desarrolló una educación sin pertinencia cultural, asi-
milacionista en relación a la cultura de los pueblos originarios, racista y
excluyente.


No vamos a profundizar en este tema, que ha sido estudiado por un
sinnúmero de historiadores, pedagogos y demás, basta citar a Carlos
Guzmán Böckler, cuando dice: “muchas de las ocupaciones que aparejan
conocimientos científicos y técnicos -que fueran ejercitadas con antela-
ción por miembros esclarecidos de las castas vencidas- son puestas en
entredicho, a causa de sus posibles nexos con la hechicería. Ante tales
presiones, el gusto por la práctica de actividades científicas y culturales
decrece irremisiblemente. En este clima de suspicacia y de desgana cul-
tural, el creer pasa a ser superior al pensar. Los españoles que se van a
lanzar a la invasión de las nuevas tierras descubiertas para sus soberanos,
por sus navegantes y exploradores, marcharán imbuidos de tales recelos,
desconfianzas e incertidumbre pero si en el hecho de que desde un inicio
la base de la educación fue por un lado la represión y por otro la asimi-
lación mecánica de los contenidos considerados “buenos y necesarios”
para la formación de buenos ciudadanos1.


La educación que se imparte refleja el carácter de opresión y represión
de la sociedad y a esto se suma la influencia de los enciclopedistas en
relación a la concepción de cuáles debían ser los conocimientos generales


1 Cuando se quiebran los silencios. Bockler, Carlos Guzmán. Editorial Cholsamaj. 1ª edición.




13


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


que una persona culta debía poseer. Privilegiando la acumulación de in-
formaciones fragmentadas de las ciencias conocidas hasta el momento.


A lo largo de los años en nuestro país se cimentó de esa manera una edu-
cación bancaria, enciclopedista y memorística, en tanto se consideraba
al alumno como un recipiente vacío en donde el profesor depositaba los
conocimientos, socialmente aceptados como básicos para su formación
como “persona de bien” y al alumno le correspondía memorizar.


En lugar de propiciar procesos de análisis, se privilegia la acumulación
memorística de conocimientos, datos, fechas, nombres de personajes
históricos y accidentes geográficos. Este carácter represivo no se produce
solamente en el aula, durante la clase, sino que en toda la organización
vertical de la escuela.


El alumno confirma en la escuela su posición en la base de la pirámide y
la carencia de derechos que eso conlleva en relación a tener algún nivel
de opinión sobre el proceso pedagógico al cual está sujeto. Aprende a
obedecer automáticamente las indicaciones de preceptores, profesores y
directores, con lo cual no sólo cumple su papel asignado sino inclusive
puede ser premiado con una serie de categorías y premios físicos por su
obediencia.


Además en este proceso juega un papel importante la desvalorización de
los oficios manuales sobre los conocimientos intelectuales, ya no diga-
mos de las leyendas, tradiciones y demás elementos de la cultura de las
comunidades que son desvalorizadas como conocimientos. Europa será
por muchos años el ideal de la cultura y el conocimiento, en detrimento
de lo propio del país que sólo cabe dentro de lo folclórico, pintoresco o
anecdótico.


Los conocimientos vienen no sólo de otro contexto sino también son pro-
ducto de una etapa de desarrollo social más avanzado del que atraviesa
el país.


Con esto no se están negando los aportes que indudablemente el proceso
hizo a la construcción del país, pero estos no estaban ajenos a la iniquidad
social reinante. Y salvo excepciones que confirman la regla, soportaron y
desarrollaron las relaciones de explotación, discriminación y racismo de
la sociedad guatemalteca.





FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


14


Se basaba en estándares descontextualizados, y esta situación se repite
actualmente, máxime dentro de la coyuntura internacional caracterizada
por el avance de las posiciones neoliberales a nivel mundial y el rechazo,
negación o marginación de los aportes de nuevas corrientes educativas
surgidas de otras experiencias sociales. En las cuales la educación juega
un papel de primer orden en el proceso permanente de transformación
de la sociedad hacia horizontes de desarrollo y equidad social.


A partir de la firma de los Acuerdos de Paz y sobre todo en la última
administración gubernamental (2004-2007) se han producido iniciativas
alrededor de una preocupación por la educación en el país y a una pre-
ocupación por la calidad de la misma.


Si bien no pueden negarse aspectos positivos de dichas iniciativas, sobre
todo al abrir el espacio al debate sobre la educación que se imparte en el
país. Pero los mecanismos utilizados para la medición de la calidad edu-
cativa se enmarcan en una visión unidireccional de la educación en aras
de los grupos de poder en el país por encima de los intereses nacionales,
de los pueblos que conforman la nación y por lo tanto sus resultados no
pueden tomarse de primera mano como indicadores de la situación de
la educación, si no han sido previamente analizados y consensuados por
todos los actores que están involucrados a nivel nacional y sobre todo en
cuanto a sus objetivos políticos a largo plazo.


Mientras tanto en el país se han gestado una serie de experiencias edu-
cativas, sobre todo en el ámbito de talleres de capacitación utilizando
metodologías alternativas, produciendo material teórico respecto al
análisis del sistema educativo imperante así como a otras experiencias
internacionales. La debilidad fundamental de estos esfuerzos ha sido la
carencia de instancias orgánicas en donde las experiencias puedan siste-
matizarse y socializarse para una vuelta a la práctica.


En esa medida y tomando en cuenta el nivel de organización del movi-
miento popular y la carencia de instancias unitarias y proyectos políti-
cos de largo plazo que realmente apunten a transformaciones de fondo
del sistema, es entendible que estas experiencias educativas, por muy
positivos que sean sus resultados se queden aisladas o circunscritas a
los espacios que manejan las ONGS en el país y esto permite que in-
clusive proyectos educativos realizados por la iniciativa privada, dentro
del modelo tradicional, puedan maquillarse y disfrazarse con etiquetas





15


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


como metodologías activas, o participativas, que al final de cuentas más
contribuyen a la atomización y confusión metodológica.


En este panorama se hace impostergable aunar esfuerzos político orga-
nizativos para sistematizar toda esta experiencia acumulada y avanzar
en la construcción del nuevo modelo que responda a los retos históricos
de esta coyuntura y a la perspectiva a largo plazo de la reconstrucción
equitativa de nuestra sociedad.


LA FORMACIÓN DE FORMADORES


Este panorama educativo, descrito en términos muy generales en el
contenido anterior, ha hecho sumamente difícil y complicado la trans-
formación del modelo de Educación que impulsa el Sistema Educativo
Nacional.


Conscientes de las carencias del proceso y la urgente necesidad de iniciar
la transformación de la educación en el país, varias organizaciones como:
Prodessa, la Fundación Proyecto Lingüístico Francisco Marroquín y la
Fundación Rigoberta Menchú Tum, entre otras, han dedicado esfuerzos
a realizar una educación fuera de este contexto, en espacios de capacita-
ción tanto técnica como de concientización política.


En el caso de la Fundación Rigoberta Menchú Tum, llevamos a cabo el
Diagnóstico de la Realidad Educativa de los Pueblos Indígenas de Meso-
américa, producto del cual se visibilizaron una serie de reivindicaciones
culturales de los pueblos indígenas, que cuestionaban críticamente la
educación que recibían y demandaban una educación con pertinencia
cultural. A esta experiencia se agrega la de las Comunidades de Población
en Resistencia -CPR- y de la población organizada en los campamentos
de refugiados en la parte sur de México, en cuanto a la utilidad de la
educación popular en la lucha por la sobrevivencia en las montañas del
interior del país de las Comunidades de Población en Resistencia (CPR)
y en la lucha por el mantenimiento y formación de la identidad ante el
riesgo de la mexicanización de los niños y jóvenes en el refugio.


La -FRMT- se vincula a estos procesos y apoya el proceso de repatriación
de las comunidades y luego a la solución de la carencia de maestros para
atenderlas educativamente. Participa en el proceso de legalizar el trabajo
de los promotores educativos, tanto en las CPR como en los campamen-
tos de refugiados en México, para cumplir con los requisitos establecidos 




FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


16


por el Ministerio de Educación para que estas compañeras y compañeros
pudieran ejercer como maestros ya en los territorios de reasentamiento
en el país. La Fundación Rigoberta Menchú Tum, partiendo de esta com-
pleja realidad y por otro lado sobre la base de sus principios políticos y la
visión a largo plazo de una educación con pertinencia cultural, se enfoca
a la tarea denominada “Formación de Formadores”2.


La FRMT conceptualiza la educación como un pilar del desarrollo social.
Pero una educación con pertinencia cultural, incluyente, que facilite y
propicie el desarrollo justo y equitativo de todos los pueblos que con-
formamos la nación. Esto no es un planteamiento táctico ni coyuntural,
sino estratégico. Por cuanto apunta a las grandes transformaciones que
debemos realizar en el país en el plano económico y político.


Una de las problemáticas más difíciles de resolver es el círculo vicioso
que se forma cuando se encomienda a los maestros formados en el siste-
ma tradicional la aplicación de modelos que precisamente atentan contra
el paradigma en el cual fueron formados. Se les capacita sobre una con-
cepción política pedagógica que no es válida para ellos en ese momento,
y que además implica un aumento del trabajo tradicional del docente.


Los procesos de capacitación desarrollados generalmente por las insti-
tuciones gubernamentales, carecen del enfoque metodológico, político y
transformador necesario para que estos docentes sufran el proceso en
ellos mismos al inicio. Es decir que se diseñan capacitaciones que exigen
que los capacitados se encuentren ya inmersos en una visión de la educa-
ción y su nueva función social, cuando no es así, únicamente se asimilan
técnicas y/o procedimientos aislados y descontextualizados.


Estos procesos deben propiciar que las personas que participan puedan
cuestionar de fondo la metodología utilizada hasta el momento, las téc-
nicas y el trasfondo político ideológico de la enseñanza. Claro está que al
MINEDUC, como parte de la superestructura del estado, le es práctica-
mente imposible desarrollar procesos de formación de conciencia crítica
que cuestionen precisamente el orden establecido del cual el Ministerio
forma parte como institución del Estado.


2 Plan Estratégico del Área de Educación de la Fundación Rigoberta Menchú Tum. 2007




17


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


Entonces el reto queda para las instituciones y personas que al no estar
ligados al estado estructuralmente, tienen la posibilidad de transitar por
este nuevo camino.


EL PROFESORADO DE ENSEÑANZA MEDIA
EN EDUCACIÓN PARA CONTEXTOS
MULTICULTURALES


En este sentido, la FRMT diseña un diplomado para hacer educación en
contextos multiculturales, dirigido a profesores, muchos de ellos recién
graduados mediante el proceso de profesionalización, con el objetivo
de reforzar su formación y que estuvieran en la capacidad de ejercer la
docencia en sus comunidades.


El impacto y utilidad de ese diplomado, permitió una segunda réplica,
en la cual se incrementó el número de participantes y se cubrieron dos
departamentos más, de los dos originales (Huehuetenango y San Mar-
cos) contando con el aval Académico de la Universidad de San Carlos de
Guatemala, a través de sus sedes regionales y ejecutado por el Area de
Educación de la FRMT.


Estos diplomados tuvieron como objetivo fortalecer el desempeño de este
grupo de maestros no sólo en la aportación de elementos metodológicos
y político pedagógicos, sino también en el rescate y revalorización de
la Cultura Maya. El diseño curricular basado en la Cosmovisión Maya,
con elementos particulares de la Educación Popular como base metodo-
lógica, reforzó la identidad cultural de los participantes y les permitió
desarrollar una actividad con pertinencia cultural.


La opción por la Cosmovisión Maya y la Educación Popular no fue una
elección casual. Era importante posibilitar el fortalecimiento de la iden-
tidad cultural de los participantes, sobre todo desde una nueva óptica
crítica, en un redescubrimiento de la memoria histórica desde el punto
de vista de los vencidos.


La Educación Popular había sido utilizada por los compañeros en las CPR
y en el refugio, demostrando su viabilidad para construir conocimientos
útiles para la sobrevivencia de las comunidades y para resguardar y re-
producir los elementos culturales propios de los pueblos.





FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


18


Estas comunidades reivindicaron ésta metodología como útil y la impor-
tancia de que se continuara utilizando en los diplomados para maestros.


El éxito en la ejecución de estos diplomados motivó a los participantes a
solicitar a la Universidad de San Carlos la necesidad de convertirlos en
un Profesorado de Enseñanza Media, con validez académica para prose-
guir estudios hacia una licenciatura posteriormente.


Es así como la Fundación se aboca a la Universidad de San Carlos de
Guatemala, específicamente a la Escuela de Formación de Profesores de
Enseñanza Media –EFPEM- para iniciar el proceso de construcción del
diseño curricular de un profesorado, situación que se logra en septiem-
bre del 2004.


Con este paso se avanza significativamente en la línea de formación de
formadores, porque se está capacitando personal del magisterio y se es-
tán formando cuadros técnicos a nivel universitario.


Estos Profesores de Enseñanza Media, incidirán en el nivel medio al
aplicar la nueva metodología y llegarán a formar parte de las estructuras
del Ministerio a nivel departamental, lo cual puede significar un apoyo
directo a la Educación Bilingüe en el país. Para cumplir con el principio
de que cada quien tiene derecho a recibir educación de acuerdo con su
cultura.


La formación de formadores tiene ahora la perspectiva de continuar
hacia una licenciatura con lo cual, además de los logros mencionados
anteriormente, se estará capacitando a personas para que sean los docen-
tes del proceso, esto viene a contribuir a llenar vacío existente hasta el
momento en la educación superior del país. También lo es el de aportar
los diseños curriculares, los materiales de los cursos, la experiencia en la
capacitación del personal docente, el trabajo de complemento metodoló-
gico como insumos para el proceso de construcción de un nuevo modelo
de Educación.


Con esto la FRMT hizo una apuesta a la calidad educativa a través del
diplomado, buscando mejorar la enseñanza aprendizaje.





19


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


CAPÍTULO 1
METODOLOGÍA EDUCATIVA


1.1 LA ESENCIA POLÍTICO-IDEOLÓGICA DE LAS
METODOLOGÍAS EDUCATIVAS


Cuando se hace referencia a la Metodología Educativa, regularmente se
enfatiza en el enfoque desde un punto de vista puramente pedagógico.
Esto parte del supuesto de que es posible hablar de una metodología
educativa, de proporcionar definiciones de ella, de sus objetivos y sus
finalidades, estrictamente dentro del campo educativo, manteniendo
fuera de esto la política. Se estigmatiza la contaminación política del
proceso, se enfatiza lo negativo de politizar la educación y obviamente la
metodología que se utilice tiene que estar en ese mismo estado de pureza
ideológica.


Este supuesto teórico facilita hacer definiciones, plantear objetivos y
visualizar horizontes educativos cargándolos de calificativos y muchas
veces dotándolos de supuestas “sinergias” posibilitadoras de cambios
humanísticos y de bienestar común a la humanidad. Estos planteamien-
tos idealistas se hacen fáciles en la medida que se alejan de la realidad,
mientras más utópicos sean más podrá adjudicárseles su carácter mágico.
Menos estarán supeditados a las condiciones materiales de existencia de
las personas que conforman la sociedad.


Sin negar lo positivo de esos buenos deseos, también es importante evitar
formular elaboraciones teóricas en contradicción con las leyes del desa-
rrollo de la sociedad, o se corre el riesgo de escribir cuartillas con plan-
teamientos que nunca podrán pasar de ser eso, planteamientos teóricos
inaplicables por mucha voluntad y amor a la educación que se tengan.


Al hablar de educación no podemos sustraernos a la realidad que la
educación como proceso de transmisión de conocimientos dentro de una
sociedad determinada, va a tener una función política en relación a los





FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


20


grupos sociales o fuerzas que se enfrentan por el poder dentro de esa
sociedad.


Es imposible negar el carácter de clase del estado desde sus orígenes
y la educación forma parte de su superestructura ideológica, la cual lo
sustenta, lo explica y permite su reproducción. Entonces es importante
partir de esa definición de educación, aún y cuando no se vea exclusiva-
mente dentro de la estructura formal de la educación misma para buscar
y construir una metodología que permita a las personas participantes
interactuar libremente a la luz de la claridad de sus intereses de grupo.


Es importante tener claro, entonces, el tipo de educación en el cual desa-
rrollamos este proceso y y finalmente cómo hacerlo, esta última pregunta
es la que permite buscar y construir una metodología que facilite el pro-
ceso y permita cumplir con los objetivos.


Hay que romper el mito de que una vez claros los objetivos a conseguir
con la educación puede utilizarse cualquier metodología.


Si ya se tiene una concepción política clara del tipo de educación a desa-
rrollar obviamente la construcción de la metodología debe constituirse
en parte de la concepción inicial. No es lo mismo si se busca propiciar
la criticidad, la construcción colectiva y las perspectivas comunes de
cambio, que si se plantea reafirmar lo inalterable de las condiciones de
vida, el individualismo y la negación de los conocimientos propios y la
capacidad de construirlos en colectivo.


Por eso al hablar de Metodología educativa se debe hacer inmerso en
el campo de la ideología, pero también en el campo de la política que,
al final de cuentas, no es más que “la actividad práctica desarrollada
por el hombre para el ejercicio u obtención del poder en una sociedad
determinada”3.


Entonces, para hacer educación es imprescindible, previamente, posicio-
narse políticamente. Es preciso hacerlo, porque no es posible hacer una
educación apolítica, en la medida que toda actividad de la persona en la
sociedad es política. Y la educación es política y siempre será política. Lo
es en la medida que tiene como objetivo fundamental la transmisión de


3 El Materialismo Histórico y Dialéctico. Athuser. Editorial MIR. 1980.






21


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


los valores, normas y conductas que permitan la reproducción del siste-
ma político imperante. La educación que se recibe tradicionalmente en
las escuelas en nuestro país, pretende la aceptación de la injusticia social,
del racismo, del individualismo y otra serie de valores que hacen que las
nuevas generaciones continúen los pasos de las anteriores, no busquen
la transformación social sino más bien la perpetuación de las posicio-
nes y privilegios de unos pocos sobre los demás. Reduce el civismo a
la memorización de los símbolos de la patria, festeja la independencia
sin cuestionar ésta a la luz de los cambios que implicó para las grandes
mayorías del país y mucho menos a la dependencia política y económica
que padece nuestro país conjuntamente con los países del tercer mundo
en la actualidad.


Esto podemos encontrarlo en todas las asignaturas. Entonces la opción
es simple y a la vez compleja. Se hace educación a favor de este grupo
minoritario para mantener el sistema social, como está socialmente acep-
tado en la actualidad, o se hace educación a favor de los intereses de las
grandes mayorías del país, de sus necesidades, de sus reivindicaciones.
Una educación que devele la realidad, permitiendo conocer sus contra-
dicciones fundamentales y haciendo posible su transformación.


No es suficiente hacer una educación crítica y participativa. Si estos
análisis colectivos, profundos, se quedan ahí en los aspectos generales,
en conclusiones abstractas, continúan soportando el sistema injusto y
desigual.


Se podrá tener una visión y comprensión profunda de cómo funciona
la sociedad, cómo se articula, cómo se reproduce, pero continuará igual
a pesar del conocimiento logrado. Más bien este ejercicio puede tener
como efecto el pesimismo, la aceptación fatalista de esa realidad, la des-
movilización política.


Es la viabilidad de la transformación la que da una calidad diferente
al proceso. El análisis crítico y participativo tiene una proyección real
cuando diseña herramientas, procedimientos y técnicas que faciliten y
posibiliten el proceso de transformación. Un proceso que inicia muchas
veces en la conciencia del participante, en el proceso educativo y tras-
ciende progresivamente, circularmente, a sus actitudes, la relación con su
pareja, con sus hijos, con su familia, su comunidad y su país. Son cambios
progresivos que van profundizándose cada vez más. 





FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


22


Resumiendo, es fundamental posicionarse políticamente en relación al
problema de quién detenta el poder en la sociedad y al servicio de quién
hacemos educación, para generar un proceso educativo que vaya del
análisis colectivo y crítico de esta situación, al diseño de los instrumentos
necesarios para transformar la sociedad en su conjunto hacia un sistema
justo, con equidad y pertinencia cultural.


1.2 DOMESTICACIÓN VERSUS CONSTRUCCIÓN
COLECTIVA DEL CONOCIMIENTO


Los experimentos del célebre investigador ruso Pavlov, sentaron la base
para entender la conformación de los reflejos condicionados en la corteza
cerebral.


Este descubrimiento proporcionó la explicación material (anatomofisio-
lógica) del proceso, aunque éste ya era conocido empíricamente por los
domesticadores de animales que apoyándose en el premio castigo (éste
muchas veces cruel) producía modificaciones en la conducta natural de
los animales y les “enseñaba” trucos determinados.


La investigación de Pavlov y sus experimentos de laboratorio permitieron
conocer cómo es que este proceso de domesticación alteraba el funciona-
miento del cerebro de los animales. Cómo estas nuevas redes creadas en
las células cerebrales de la corteza (engramas) establecidas a voluntad
del domesticador con la metodología del premio-castigo, se apoyaban
en conexiones establecidas por herencia en los animales. El premio
castigo, la dualidad placer-dolor estaba profundamente interconectada
con la función de sobrevivencia. El organismo es afín al placer, que en
última instancia es la confirmación de la existencia, del estar bien. Y por
el contrario rechaza el dolor que es una advertencia sobre un peligro a
la existencia que puede llevar a la muerte. “Este sistema es básico para
la existencia de la vida. Y funciona en toda la escala de la vida animal e
inclusive vegetal”4.


En nuestro caso el desarrollo de la civilización, con todo y su carga de
inequidad, ha permitido que el ser humano compense la fragilidad de


4 Reflexología. Pavlov. Enciclopedia de Psicología. Editorial Mir, Moscú 1975






23


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


su vida durante sus primeros años y que socialmente se garanticen los
servicios mínimos para su crecimiento y desarrollo.


Pero esta situación no ha anulado el sistema de alerta del organismo, si
bien el recién nacido no se ve en peligro constante como las crías de los
animales salvajes, si existe ese sistema de sobrevivencia que rechaza el
dolor y favorece el placer.


Sin hacer una aplicación mecánica de esta situación, sí vemos como el
niño tiene una predilección natural hacia aquellas actividades que le
proporcionan placer, comer, beber, jugar y de rechazo a aquellas en las
cuales está presente el dolor. Esta situación es utilizada frecuentemente
por los padres en el seno de la familia para acentuar actitudes y com-
portamientos valorados socialmente y por otro lado para castigar las
conductas valoradas como incorrectas.


Esto es general a todos los conglomerados humanos, sobre todo si se rela-
ciona con la concepción errada sobre la escasa o nula capacidad de razón
y análisis de que padecen los niños. Cómo razonar con un niño para que
no realice una actitud incorrecta, por ejemplo hacer berrinche o gritarles
a los adultos, para que el efecto sea rápido por no decir casi instantáneo.
Obviamente el proceso de razonamiento y análisis llevará un tiempo du-
rante el cual el comportamiento inadecuado seguirá haciéndose aunque
vaya bajando de intensidad, es más lento en el tiempo.


Ante esa necesidad de corregir la conducta incorrecta se recurre al otro
extremo de la dualidad placer-dolor y se castiga, como el niño es muy
pequeño para aplicarle un castigo racional, se le chantajea sentimen-
talmente o se le golpea. El golpe resulta un método efectivo que hace
innecesario el largo proceso de convencimiento.


A través de la historia de la humanidad los castigos físicos (con una casi
infinita variedad y calidad) han sido valorados socialmente: los reglazos,
los coscorrones, pellizcos, hincarse sobre piedras, quemar las manos por
citar algunos de los más comunes.


La Escuela como una continuidad del proceso de socialización de la
persona, una continuidad de la familia, no ha podido estar fuera de esta
práctica.






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


24


Desde los primeros grados el niño en la escuela se ve sometido a la presión
para que adopte procedimientos, acepte normas y grabe conocimientos,
internalice valores y desarrolle actitudes basadas en la dualidad placer-
dolor. Si lo hace correctamente es premiado, desde el chantaje afectivo-
colectivo en el aula al ser nombrado mejor alumno, ejemplo para los
demás, alumno modelo, hasta la humillación colectiva, las reprimendas
de maestros y directores, incluidos los golpes físicos, muchas veces más
crueles que los recibidos en la familia.


Cómo establecer entonces la diferencia entre la domesticación de un ele-
fante para que se pare en dos patas para evitar los castigos y recibir las
manías o bananas de premio, sin entender para qué sirve el hacer eso,
y el niño que automáticamente se para cuando entra el profesor en el
aula o recita de memoria páginas enteras del libro de texto, para recibir
un estímulo moral sin que necesariamente entienda lo memorizado o el
ponerse de pie sea realmente una forma de saludo o de reconocimiento
ante otras personas.


Esta prisa social por demostrar la eficacia de los procedimientos de co-
rrección de lo incorrecto es entendible dentro del marco de la problemáti-
ca de las nuevas generaciones para cualquier sociedad. Los padres deben
demostrar que son buenos padres y madres de familia porque corrigen
rápidamente las actitudes incorrectas, hay un reforzamiento ideológico
a esto, hasta expresiones de sabiduría popular como “árbol que crece
torcido, jamás su tronco endereza”


La escuela también debe corregir a los denominados rebeldes, malcria-
dos e insolentes de forma rápida, eficaz y demostrable. De lo contrario
perdería una de sus razones de ser.


Esta realidad nos lleva a la siguiente pregunta: ¿Existe otra forma de
corregir estas actuaciones socialmente incorrectas como no sea con el
premio-castigo? La respuesta no es tan sencilla como decir si la hay o no
la hay. En primer lugar habrá que razonar sobre lo que estamos enten-
diendo por socialmente incorrectas.


Si lo incorrecto se reduce a no cumplir con las normas de trato entre las
personas sobre la base de la posición social, de la profesión, del lugar en
donde se vive, en lugar de hacerlo por respeto, solidaridad, o equidad
al final de cuentas el mensaje que interpreta el alumno es: sólo me están 





25


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


preparando para comportarme de acuerdo al nivel o clase social al que
pertenezco.


Pero dejando esta parte del análisis para otro momento y centrando la
búsqueda en una alternativa al condicionamiento de respuestas actitu-
dinales sobre la base del premio castigo. La interrogante que parece sin
respuesta, tiene una solución bastante sencilla: es tratar a la otra persona
como persona, aunque parezca un simple juego de palabras. Al tratar
como persona al interlocutor en un proceso de aprendizaje significa re-
conocer en él los mismos derechos que yo tengo y las mismas responsa-
bilidades. Significa que el trato hacia la persona debe ser con respeto a su
calidad humana independientemente del color de la piel, sexo o religión,
idioma o grupo étnico. y añadiríamos edad y posición política. Demos-
trarle que valoramos sus saberes, su experiencia, su pasado histórico y
el de su comunidad, su cultura, su arte. Que estamos aprendiendo junto
con ella.


La comunicación la estableceremos mediante el dialogo, con empatía,
con sencillez y con el más profundo deseo de participar en el desarrollo
del otro, en la búsqueda y construcción de su verdad. Nuestra mayor
experiencia de vida debemos de ponerla al servicio de esa persona, sin
chantajes afectivos, sin doble intención, sin discriminación.


Sea un niño, un joven, un adulto o un anciano debe encontrar en nosotros
la disposición de apoyar su construcción de conocimientos, pondremos
a su disposición nuestra experiencia, nuestros criterios políticos, cultura-
les, científicos, artesanales, para su proceso.


Podemos decir que ésta es una alternativa a la domesticación, no será la
única válida pero si es la que mejores resultados nos ha dado en el cam-
po de la formación. La que hemos llevado a la práctica y la que nos ha
permitido colectivamente crecer junto con las compañeras y compañeros
con quienes hemos compartido procesos de formación.


La construcción colectiva de conocimientos permite al ser humano desa-
rrollarse como persona, desarrollar su criterio, su opinión sobre lo que
le rodea. Este proceso le permite apoyarse en otras experiencias con la
libertad de elegir lo que considere útil para él y el colectivo social del
que forma parte. Atreverse a transformar la realidad con todo el derecho
a equivocarse y a rectificar, es un paso valioso para enfrentar modelos
educativos domesticadores.






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


26


CAPÍTULO 2
LA EDUCACIÓN POPULAR APLICADA


2.1 DE FREIRE A NUESTRA REALIDAD


Desde que se inició el trabajo con la Educación Popular mucho se ha
escrito sobre la misma y se han hecho diversas aplicaciones. Son innu-
merables los países que han enriquecido la aplicación práctica de esta
metodología en sus diferentes contextos, sus características culturales
particulares y las coyunturas políticas. Lamentablemente no siempre
esas puestas en práctica se han sistematizado lo suficiente.


En este caso, partiendo de estas referencias históricas, no haremos una
disertación sobre Paulo Freire, sin ninguna intención de desvalorizar su
aporte político pedagógico, tampoco sobre su experiencia y ni siquiera
sobre experiencias desarrolladas en el país.


El lector se preguntará entonces: ¿Sobre qué van a hablar entonces? Y la
respuesta es sencilla, se expondrán las razones para desarrollar procesos
de formación y de capacitación con una metodología fundamentada en
la Educación Popular combinados con la particular situación del Pueblo
Maya y su cultura, en una sociedad con un estado racista y discriminador
al servicio de los grupos minoritarios del país.


Aunque la respuesta es larga no es complicada. Guatemala, al igual que
una gran parte de los países que conforman América Latina fueron in-
vadidos por países europeos, entre ellos España y luego sometido por
medio de la fuerza, en la mayoría de los casos con brutalidad, como se
diría en estos tiempos: con uso inmoderado de la fuerza. Fueron saquea-
dos en todos los aspectos y luego se organizaron estados que, por un lado
servían de soporte para el proyecto de dominación colonial y por el otro
apuntalaban el poder de la iglesia como una recompensa a los servicios
prestados en la justificación ideológica de la guerra de sometimiento.






27


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


A lo largo del proceso de independencia de la metrópoli española y la
conformación de estados, la participación política, organizativa y electoral
estuvo circunscrita a las personas pertenecientes a los grupos en el poder
o eventualmente a sus representantes. Los estados fueron estructurados
sin tomar en cuenta la multiculturalidad de los pueblos latinoamericanos
originarios y las diferencias culturales fueron utilizadas como forma de
poder y control social dando lugar a un modelo económico para nuestros
pueblos.


Ya en capítulos anteriores desarrollamos el tema del contexto educativo,
por lo que no lo haremos nuevamente acá pero sí es importante pun-
tualizar que el modelo imperante no sale del marco de las estructuras
mantenedoras y reproductoras del sistema injusto imperante.


Es fundamental crear un nuevo modelo de educación que propicie y
facilite la construcción de herramientas para transformar esta sociedad.
Sin ese nuevo modelo educativo las buenas intenciones planteadas tan-
to oficial como extraoficialmente, se quedarán sólo en eso, en buenas
intenciones y en la frustración de generaciones de docentes y alumnos
comprometidos con el cambio profundo de las estructuras del país.


Es aquí en donde la Educación Popular en su teoría y práctica nos aporta
elementos metodológicos dentro de una concepción política pedagógica
del hecho educativo. Entonces de Freire y su experiencia en Brasil hemos
tomado lo que hemos considerado útil y además lo hemos enriquecido
con la problemática de nuestro contexto.


Desde hace muchos años los pueblos indígenas han expresado su males-
tar y descontento con la educación hegemonizante del sistema, que no
han tomado en cuenta su Cosmovisión, sus tradiciones y costumbres.


Nosotros en el proceso de diseño curricular de la carrera de Profesorado
y luego el de la licenciatura, hemos diseñado un eje de Rescate y Reva-
lorización de la Cultura Maya que transversaliza el desarrollo de los 34
cursos de que consta la carrera del profesorado ylos 24 de la licenciatura.
Esto garantiza que la preocupación por esta reivindicación se mantenga
como una constante de la actividad educativa, rescatándola de la margi-
nación de que ha sido objeto y revalorizándola con los valores deposita-
dos en los ancianos de las comunidades, en sus dirigentes y sus liderezas
y líderes. Hemos desarrollado una práctica educativa involucrando a la
comunidad maya, pero no para ser usada en encuestas y otro tipo de






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


28


actividades, sino abriendo el espacio para su participación, tanto en el
planteamiento de sus problemas y necesidades, como en la organización
para luchar por su consecución.


Estamos logrando en la práctica que la cosmovisión maya no sea anta-
gónica a la visión occidental, como lo ha sido por siglos, sino más bien
contribuir a la búsqueda de los elementos que pueden ser comunes y
complementarios en un mismo proceso formativo, cuyo objetivo sea la
formación de la persona, de la familia y la comunidad con equidad.


Esto no hubiera sido posible si no tomamos los principales aspectos me-
todológicos de la Educación Popular, pero tampoco podríamos hacerlo
si mecánicamente quisiéramos aplicar la experiencia de Paulo Freire, Frai
Beto y otros en Brasil y de otras compañeras y compañeros salvadoreños,
nicaragüenses, por citar algunos, mecánicamente en nuestra realidad.


2.2 LOS MODELOS EDUCATIVOS A LA LUZ
DE LA EDUCACIÓN POPULAR


Uno de los principales problemas para cambiar o modificar el modelo
educativo utilizado por el Ministerio de Educación en el país, se debe a la
reducción del problema al marco de discusiones teóricas con relación al
modelo y sus desventajas a la luz de otras propuestas, pero que no pasan
del ámbito de reuniones y declaraciones de prensa.


Este modelo educactivo utilizado en nuestro país empieza a ser cuestio-
nado como efecto de las proyecciones a largo plazo del neoliberalismo
en los países del área y los tratados de libre comercio establecidos por
los Estados Unidos con los países de la región. La perspectiva de proveer
mano de obra barata para las ensambladoras a instalarse en nuestros paí-
ses, cuestiona la calidad académica de los egresados de los últimos años
de la educación diversificada e inclusive de la universitaria del país.


Desde la óptica de la Educación Popular se hace imprescindible una
transformación de la educación y no sólo una reforma. No es suficiente
con reformar los postulados básicos del proceso, y maquillarlos técni-
camente. Es indispensable modificar las bases políticas pedagógicas del
proceso, ubicarla como uno de los fundamentos para que las grandes
mayorías del país construyan los conocimientos necesarios para la cons-
trucción de un país multinacional.




29


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


El modelo educativo debe ser producto de un proceso de construcción
colectiva. Debe ser representativo, pero no basado únicamente en la
presencia física de personas provenientes de los cuatro pueblos que
conforman Guatemala, sino mediante un proceso nacional de consulta
popular tomando, rescatando y construyendo las reivindicaciones polí-
tico culturales de estos pueblos. Esta construcción debe orientarse hacia
la refundación de una Guatemala con equidad social, respetuosa de las
diferencias étnico-culturales pero al mismo tiempo sobre una proyección
a largo plazo del país en la región y el mundo.


La Educación Popular no es un modelo en sí misma, propone un nuevo
paradigma a construir en la práctica, un nuevo paradigma, y no se reduce
exclusivamente a los buenos deseos. La Educación Popular proporciona
métodos, criterios y técnicas para el proceso de construcción.


Serán los pueblos quienes con este arsenal deben construir el nuevo pa-
radigma. Este material trata de hacer aportes al respecto, desde nuestra
experiencia educativa, que alimenten este proceso.






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


30


CAPÍTULO 3
LA COMPLEMENTACIÓN FILOSÓFICA


3.1 LA BÚSQUEDA DE LOS VÍNCULOS ENTRE
LA COSMOVISIÓN MAYA Y LA DIALÉCTICA


En este capítulo trataremos de ordenar varias ideas sobre la relación filo-
sófica entre la Cosmovisión del Pueblo Maya y la dialéctica.


Para esto es preciso arrancar desde el inicio de la etapa colonial, en la
cual se estructuró un sistema educativo basado en el modelo imperante
en España en ese momento histórico.


España era, en ese siglo, uno de los países más atrasados de Europa en
sentido general, la inquisición campeaba en toda la sociedad española,
ejerciendo su influencia en la educación. Es un tema ya conocido y abor-
dado cómo el proceso de conquista se sustentó en justificaciones racistas,
con una alta contribución de la iglesia católica. Las cuales se proyectaron
a todo el proceso de colonización, al justificar la esclavización de hecho
de los indígenas del país, el saqueo de sus tierras y el vedar sus derechos
culturales y políticos.


En términos generales, salvo poquísimas excepciones, no se ha hecho el
esfuerzo por comprender la cultura de los pueblos y mucho menos de
incluirla en el inventario cultural de la colonia. Hubiera sido imposible el
establecimiento de la colonia y sus instituciones, si se hubieran tomado
en cuenta los derechos de los pueblos indígenas y su participación en la
organización colonial.


En la población mestiza se desarrolló la idea del rechazo al indígena
como una forma de diferenciarse, como una opción de identidad, que le
permitiera ubicarse en la estructura social en una mejor situación.


Era imprescindible negar al indígena, sus costumbres, su vestuario, su
idioma para confirmar que se era diferente y se podían obtener mejores






31


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


condiciones de vida en el sistema colonial. Aún perduran dichos po-
pulares que reflejan esto como: soy pobre pero no indio, por citar un
ejemplo.


Se ha escrito sobre esto desde la óptica del mestizo o ladino, explicando
muchas veces muy críticamente el fenómeno. Pero desde unos años para
acá se han elaborado análisis o ensayos desde la óptica del pueblo maya,
desde su propia forma de concebir el mundo, fijando posiciones con res-
pecto a la que se ha denominado “cultura occidental”


En la actualidad, la Cosmovisión Maya aparece en la palestra nacional rei-
vindicando sus bases filosóficas, su voluntad de aportar a la construcción
de una cultura guatemalteca para ocupar el lugar que le corresponde.


Conociendo los antecedentes históricos este proceso se convierte en algo
sumamente complejo, no se trata sólo de contraponer valores, costum-
bres y tradiciones indígenas a sus contrapartidas “occidentales”. Porque
no se pretende desvalorizar las culturas sino tomar lo mejor de cada una
de ellas para una nueva construcción.


Este proceso puede derivar en fetichizar la cultura occidental como ne-
gativa perdiendo las perspectiva de las raíces históricas y políticas del
fenómeno. Es importante develar que lo criticable es la situación actual
de explotación, opresión y discriminación que sufren las grandes mayo-
rías de la población, que favorecen a los grupos enquistados en el poder,
muchos de los cuales tienen sus raíces históricas en el proceso de coloni-
zación del país.


Este problema de identidad cultural tiene muchas aristas no suficiente-
mente investigadas o esclarecidas. Por ejemplo la explotación en el país
que se manifiesta en bajos salarios, carencia de prestaciones a los traba-
jadores, legislación insuficiente e inoperante, por citar algunos casos no
es parte de la “cultura ladina”, obedece a un sistema mucho más global
de producir los bienes materiales y su distribución social. Al igual que la
exclusión de las grandes mayorías, entre ellas del pueblo maya, xinca, ga-
rífuna y ladino, de los beneficios del desarrollo, de la educación gratuita
y de la salud, entre los principales.


No es la cultura la que sustenta estas manifestaciones sociales, sino la
estructura económica del país. La inequidad presente en la distribución
de la riqueza social.






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


32


En la “cultura occidental”, término demasiado extenso y hasta cierto
punto vago, también existen una gama de concepciones del mundo, del
universo y del hombre que coinciden en muchos aspectos con los que
componen la Cosmovisión de los pueblos indígenas de América. Así
como el enfoque integral de todo lo existente no es ajeno totalmente a
posiciones de grupos y persona ladinas de nuestra sociedad respecto a
la integralidad del conocimiento, de la redefinición de los conceptos. La
relación del hombre con todo lo que lo rodea. Estas posiciones cuestionan
a fondo la concepción de la superioridad del hombre sobre las otras for-
mas de vida presentes en el cosmos, incluida la explicación religiosa de
creación del mundo y la puesta a su servicio de todo lo demás, incluida
la mujer.


El hecho de que la ideología predominante en nuestra sociedad obedezca
a la forma de producción capitalista, con la sublimación del capital por
encima de cualquier otro elemento social, permite entender este fenóme-
no.


Pero a la vez permite visualizar a la Cosmovisión como una interpreta-
ción global del Cosmos, como una filosofía. Por lo tanto esta concepción
filosófica es susceptible de contraponerse a otras filosofías, de buscar sus
semejanzas y sobre ellas trazar elementos comunes.


Para citar un ejemplo, cuando hablamos de la salud y la enfermedad,
del equilibrio que existe entre estos dos aspectos y cómo la ruptura del
equilibrio provoca la enfermedad, podemos encontrar similitudes con
la explicación dialéctica de la unidad y lucha de contrarios. Si bien no
significan exactamente lo mismo si tienen aspectos comunes como con-
cepciones filósoficas.


En el desarrollo de la carrera del Profesorado de Enseñanza Media,
mencionado con anterioridad hemos logrado ir haciendo esto. No con-
traponer las concepciones filosóficas sino buscar en cuando pueden
complementarse y ampliar la visión de los fenómenos.


Esta es la esencia de este aspecto que planteamos acá, este esfuerzo debe
seguirse haciendo porque es indispensable para la nueva construcción
nacional sobre la base de todos los puntos afines.






33


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


3.2 LAS REIVINDICACIONES CULTURALES
Y POLÍTICAS


En la historia de la humanidad, el desarrollo de la multiculturalidad ha
sido un proceso largo, complejo y plagado de problemas de equidad
cultural, vinculadas estrechamente al desarrollo político de los países,
aunque realmente lo es al ejercicio político entre los grupos sociales que
los conforman.


Hay bastantes antecedentes en la historia que evidencian lo difícil y com-
plejo de la construcción de una multiculturalidad nacional despegada de
los procesos políticos de ejercicio del poder. Es prácticamente imposible.


En el caso de Guatemala, es necesario tomar en cuenta este aspecto cuan-
do hablamos de la cultura maya, por no decir la garífuna y la xinca. Por lo
tanto tampoco podemos hablar de procesos educativos consecuentes con
la multiculturalidad del país sin que estos estén imbuidos y sean partici-
pes de la lucha reivindicativa de estos pueblos alrededor de su idioma,
sus expresiones intelectuales y artísticas, sus costumbre y tradiciones.


En nuestro caso no podemos reducir la problemática política ideológica
de la educación exclusivamente a la inequidad en la distribución de la
riqueza social, o en otros términos, a la explotación, opresión y discrimi-
nación, resultantes de la forma de producción del país.


No es factible pensar en una nueva educación guatemalteca que integre
los mejores valores de la visión occidental y la visión del pueblo maya,
en una nueva, mientras la cultura maya dependa de los espacios que los
gobiernos de turno permitan. La experiencia desarrollada en el Profeso-
rado ha sido el desarrollar un proceso educativo de educación superior
basado en la cultura maya. Reafirmando una ubicación del idioma en
todos los niveles de la educación, inclusive la educación superior.


Este es un paso que valoramos como importante, pero que aún adolece
de la limitación de verse enmarcado en un concepto de educación que si
bien puede ser avanzado, no es producto de la experiencia colectiva de
los pueblos que conforman el país.


Con esto queremos decir que este proceso desarrollado con profesionales
mayas debe servir de alimentación a proyecciones a más largo plazo, mu-
cho más profundas e institucionales a nivel del estado, que posibiliten los






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


34


procesos políticos de conformación del país. De refundar un estado que
sí realmente represente a los pueblos que conforman la nación. No de
partidos políticos electoreros tradicionales, sino de realmente expresio-
nes político organizativas de los pueblos guatemaltecos.


Estas limitantes a la experiencia que desarrollamos no le restan valor ni
vigencia, pero si evitan que se tome como una meta, cuando realmente es
un paso más en esa senda.






35


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


CAPÍTULO 4
LA PROPUESTA PEDAGÓGICA


JUSTIFICACIÓN


La Propuesta que desarrollamos a continuación tiene como origen
la puesta en práctica de la carrera técnica “Profesorado de Enseñanza
Media en Educación para Contextos Multiculturales y la Licenciatura en
Educación para Contextos Multiculturales con Énfasis en la Enseñanza
de los Idiomas Mayas”, ejecutadas por los integrantes del Área de Educa-
ción de la Fundación Rigoberta Menchú Tum, con el aval académico de la
Escuela de Formación de Profesores de Enseñanza Media –EFPEM- de la
Universidad de San Carlos de Guatemala, cuyos alumnos en la primera
cohorte fueron fundamentalmente maestros en servicio.


La ejecución de la carrera fue y es, porque se desarrolla actualmente una
segunda promoción, una tarea grande y compleja, dado el paradigma que
manejamos sobre la educación superior para pueblos indígenas, aunado
a las innovaciones metodológicas puestas en práctica, por primera vez en
una carrera universitaria. El trabajo abarcó el diseño curricular de ambas
carreras, la capacitación sistemática durante toda la carrera del personal
docente y de los tutores de las sedes, a razón de un taller mensual; el
monitoreo al desarrollo de las clases presenciales en las sedes del mismo;
la revisión de los planes de clase presencial y las memorias respectivas
semanalmente y las reuniones técnico docentes con el personal de la EF-
PEM, por citar las más relevantes, proporcionaron una rica experiencia
que permitió verificar y enriquecer las nuevas iniciativas metodológicas
planteadas.


El desarrollo exitoso de la primera cohorte del profesorado validó en la
práctica muchos de los criterios utilizados. Los diferentes procesos fue-
ron modificándose en su aplicación, perfeccionándose cada vez más y
demostrando su validez en los procesos de transformación planteados
inicialmente. 





FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


36


Al elaborar la sistematización del desarrollo de la primera promoción
del Profesorado nos dimos cuenta que se habían acumulado una serie
de conocimientos, métodos y técnicas que posibilitaban su aplicación en
otros niveles educativos, pero se necesitaba, para esto, un proceso de es-
tructuración de esos nuevos conocimientos, que facilitaran su aplicación,
no sólo en el nivel de educación superior sino inclusive en otras activi-
dades como capacitaciones y talleres de concientización. De ahí surge
este material, en un intento de ordenar esa experiencia de tal forma que
permita su aplicación para continuar mejorándolo. Como buen material
educativo, nunca estará totalmente terminado, mientras se nutra de la
práctica transformadora.


LA EXPERIENCIA QUE DA VIDA
A LA PROPUESTA PEDAGÓGICA


En 1997 un año después de la firma de los Acuerdos de Paz, que con-
virtieron el tema de los pueblos indígenas, en parte importante de la
Agenda Nacional, la Fundación Rigoberta Menchú Tum, realizó un
Diagnóstico de la Realidad Educativa de los Pueblos Indígenas de la Re-
gión Mesoamericana, en el cual se consultó a 174 comunidades indígenas
de la región, respecto a su realidad y demandas educativas. Este Diag-
nóstico evidenció que la educación impartida por el sistema educativo
nacional está fuera del contexto sociocultural, lingüístico y pedagógico
de las comunidades indígenas. Asimismo la urgencia de profesionalizar
a maestros y maestras indígenas del área rural poniendo atención al co-
nocimiento, práctica y valoración de la cultura propia como condición
necesaria para construir relaciones sociales interculturales.


Para responder a lo evidenciado en el Diagnóstico, la FRMT a través del
Área de educación le apostó a tres objetivos estratégicos con el fin de in-
cidir significativamente en el proceso de transformación de la educación
en nuestro país.


El primero de ellos se relaciona con la formación de cuadros a nivel comu-
nitario, técnico y de educación superior, esto con el convencimiento de
que el pueblo maya debe participar directamente en el proceso de inves-
tigación, creación y puesta en práctica de las transformaciones necesarias
para que el proceso educativo sea realmente una vía de desarrollo para
todos los pueblos que habitamos el país, con equidad y justicia social.





37


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


Esta propuesta sólo será posible cuando el espacio ganado a través de la
lucha de tantos años sea ocupado por cuadros con identidad maya y una
visión crítica sobre el desarrollo del país.


El segundo, es que también es imprescindible fundamentar la educación
en una metodología crítica, participativa y sobre todo transformadora
que posibilite la creación de diseños educativos con pertinencia cultural.


Y el tercero, se refiere a ocupar un papel beligerante en las decisiones a
nivel nacional referentes a la Educación, esto en la medida de que se ha
adquirido un respeto hacia su trabajo con la divulgación a nivel nacional
y por otro que se ha ocupado un espacio dentro de las instancias vincula-
das a la educación a nivel nacional.


Es así que para alcanzar éstos tres objetivos estratégicos se proyectaron
tres acciones, de las cuáles, 2 se han ejecutado con apoyo internacional, y
la tercera acción esta en proceso de aprobación, éstas acciones son:


1º. Dos Diplomados denominados Formación de Maestros y Promoto-
res para hacer Educación en Contextos Multiculturales -FOMYPE 1 y
FOMYPE 2-


2º. Los Proyectos “Laj Awinel”, que significa “El Sembrador” en el Oc-
cidente y “APOYO A LA EDUCACIÓN SUPERIOR DE LOS PUEBLOS
INDÍGENAS”, en las Verapaces, los cuales contienen la propuesta de una
carrera a nivel técnico superior de Profesorado de Enseñanza Media.


3º.- El Proyecto “Laj Molonel” que significa “El Cosechador” y el Pro-
yecto “Apoyo a la Educación Superior de los Pueblos Indígenas IV” que
contienen la propuesta de una carrera a nivel superior de Licenciatura en
Educación para Contextos Multiculturales con énfasis en la enseñanza de
los Idiomas Mayas y el inicio de una segunda cohorte de Profesorado de
Enseñanza Media en Educación para Contextos Multiculturales en Occi-
dente (7 sedes), en en área Norte del País (3 sedes) y en las Verapaces (2
sedes) respectivamente.


El primer Diplomado se ejecutó de marzo 1999 a junio 2000, en el Depar-
tamento de Huehuetenango, Cabecera Departamental y en el Municipio
de Barillas, con una cobertura de veintidós municipios de los treinta y
uno que tiene Huehuetenango, beneficiando a 150 maestras, maestros
y promotores educativos, de las comunidades Lingüísticas: Mam, Qán-






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


38


jobal, Chuj, Poptí, Textiteko, Awakateco, Akateco y Castellano, con el
Aval Académico de la Universidad de las regiones de la costa Caribe
Nicaragüense (URACCAN).


El segundo Diplomado se ejecutó del 2001 al 2002, en los departamentos
de Huehuetenango, San Marcos y Sololá, departamentos que se caracte-
rizan por contar con una población mayoritariamente indígena con altos
niveles de analfabetismo, afectados por el conflicto armado. Se benefició
a 150 maestras, maestros y promotores educativos, de las comunidades
Lingüísticas: Mam, Qánjobal, Chuj, Poptí, Textiteko, Awakateco, Akate-
co, K'iche', Tzutujil, Kaqchikel y Castellano, con el Aval Académico de
la Universidad San Carlos de Guatemala a través de sus centros regio-
nales5.


4.1 HERRAMIENTAS CONCEPTUALES


Para esta construcción es necesaria la utilización de nuevas herramientas
conceptuales que nos permitan decir lo que realmente queremos decir
y al mismo tiempo aportar a acepciones alternativas que nos posibiliten
expresar las nuevas relaciones que establecemos en el proceso.


La espiral del ciclo del conocimiento


El desarrollo del conocimiento es una actividad inherente a la vida. Ésta
es una verdad presente en todo el cosmos. Aún más, el conocimiento
permite y facilita el proceso de la vida, su desarrollo, su interacción con
el medio, los procesos de transformación que evidencian el desarrollo de
la materia existente en el universo.


No es un atributo o cualidad exclusiva de los hombres y mujeres, sino
de todos los seres, de todas las formas de manifestación de la materia
universal y su interacción constante, cambiando y transformándose, en
el eterno ciclo del desarrollo.


Tener esta claridad es fundamental para entender cómo se manifiesta y
se produce el conocimiento en la conciencia y pensamiento del ser hu-
mano.


5 Sistematización del Profesorado en Educación para Contextos Multiculturales. FRMT. 2008






39


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


En este caso particular es importante entender como el conocimiento se
produce desde el momento de engendrar al ser humano, en su desarro-
llo, nacimiento y crecimiento. La interacción con el medio fija procesos
y procedimientos, seleccionando los más eficaces y descartando aquello
evidenciado por la práctica como ineficaz, o poco rentable.


Por lo tanto cuando hablamos del conocimiento de una persona, estamos
abarcando todo su alrededor, todas sus interacciones: con sus padres, con
su familia, con su barrio, su comunidad, con la naturaleza y el cosmos.
Un momento de este desarrollo lo ocupa la escuela.


La educación formal y no formal, en sus múltiples variantes, no puede
abarcar, por sí misma, todos los procesos del conocimiento. Nosotros
vemos en ese proceso varios componentes, los cuales sin un orden y je-
rarquía naturales, se hacen presentes e inciden significativamente en los
derroteros del proceso, sus conclusiones y consecuencias.


En esta propuesta entendemos tres diferentes tipos de conocimiento para
lograr una conciencia crítica.


1. El conocimiento social: El que adquiere una persona en el proceso
de la vida.


2. El conocimiento comparado: Es el producto de confrontar el cono-
cimiento propio o colectivo con otras concepciones teóricas en aras
de completarlo y mejorarlo.


3. El conocimiento transformador: Es cuando, como resultado de la
confrontación del conocimiento producto de la vida con otras teo-
rías o visiones, se plantea la transformación de la realidad.


Es una espiral que al cerrar el ciclo sube a un nivel superior. Esto debe
entenderse así porque en la medida que cumplimos el ciclo y hemos
transformado la naturaleza, la comunidad y a nosotros mismos ya no
podríamos llegar al punto de inicio del ciclo, porque ya no somos los
mismos, no pensamos igual, la comunidad y la naturaleza cambiaron
también. Por eso no puede ser un círculo cerrado, sino una espiral que
avanza.






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


40


La memoria histórica, una brújula para la sociedad


La memoria histórica la entendemos como el efecto en el presente de lo
acontecido, de lo pasado, de lo experimentado, lo vivido, lo oído, lo visto,
lo analizado y lo transformado. Es una concepción mucho más amplia
que la referencia a los hechos históricos recientes del país, en nuestro
caso a pensar en el Conflicto Armado Interno. Se refiere a la memoria his-
tórica propia, personal, familiar, comunitaria y de pueblo. Una memoria
histórica interconectada como un todo.


Es importante retomar críticamente y con un posicionamiento político la
historia que hasta ahora ha sido presentado como la única. La historia de
nuestro país está vinculada íntimamente con la historia del pueblo maya.
Pero no con la versión que se nos ha dado a conocer, sino la historia de
ese pueblo, de su desarrollo histórico antes de la invasión, para entender
como se truncó su desarrollo como sociedad.


La violencia utilizada por los expedicionarios españoles al implantar por
la fuerza una estructura social ahistórica en la medida que no era pro-
ducto del desarrollo de las fuerzas productivas de la civilización maya,
sino una estructura jurídica y social diseñada para facilitar y justificar
el saqueo material y el sojuzgamiento político e ideológico del pueblo
maya tuvo una profunda repercusión en ese pueblo. Fue satanizada su
religión, su visión del mundo. Le fue negado totalmente el acceso al po-
der y a las manifestaciones políticas. Se condenó el uso del idioma, de las
costumbres. Esa situación hay que entenderla, analizarla y conocer sus
repercusiones para entender la situación actual, las reivindicaciones del
pueblo maya e incidir y participar en ese proceso y en la construcción del
futuro de ese pueblo en interacción con otros.


Por lo tanto la memoria histórica es la relación de causa y efecto, presente
en todos los procesos, en los cambios en la naturaleza (deforestación o
reforestación, falta de lluvias, terremotos, inundaciones, plagas) en la
comunidad (migración, nuevas colonias, abundancia o falta de agua) en
la familia (nacimientos, muertes, casamientos, crecimiento demográfico,
movimientos sociales) y en los procesos de educación, tanto formal como
no formal, los antecedentes de los temas, los avances y limitaciones con
grupos anteriores.


Si el conocimiento se reduce a conocer o memorizar informaciones, per-
demos el hilo conductor de la historia. Nos estatizamos, nos colocamos






41


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


fuera del desarrollo del tiempo. Y entonces tenemos que aceptar como
verdadera la información que se nos presenta. La historia como fenóme-
no social la hacen los pueblos, la construyen con sus luchas, sus triunfos
y sus fracasos, sus sueños y sus niveles de organización.


Si no comprendemos la realidad de hoy, sobre la base de lo actuado,
seremos incapaces de plantear y proponer modificaciones o planes para
el futuro y mucho menos de luchar para alcanzarlos.


La valorización de lo cotidiano


La vida se compone de una serie de acciones en las cuales utilizamos
una diversidad de conocimientos, bajo las formas de procedimientos,
esquemas lógicos, costumbres, tradiciones y hábitos. Esas acciones nos
permiten sobrevivir, reproducirnos, alimentarnos, crear, construir, pro-
ducir bienes. Sin embargo ese quehacer cotidiano ha sido desvalorizado
por la educación de la categoría de conocimiento, independientemente
de la validez que le confiere la práctica diaria.


Todo el quehacer del hombre y la mujer tiene procedimientos, algunos
más complicados, otros más simples, pero todo cumple ciertos procesos,
con un por qué y un para qué. En la vida diaria se utilizan estos para
procesar los alimentos, para ejecutar los trabajos, para sembrar, por men-
cionar algunos, cuyos resultados han sido perfeccionados con la práctica.
Han sido elaborados a partir de la práctica y permiten reproducir los
procesos.


Por esa razón, lo cotidiano es un principio pedagógico en la construcción
colectiva de conocimientos. Cuando se le niega en función de la infor-
mación escrita en libros o programas de cursos, estamos utilizando un
concepto estrecho del conocimiento. Y no sólo estrecho sino estático en el
tiempo, estaríamos negando por ejemplo los nuevos descubrimientos


La realidad no puede circuscribirse exclusivamente a nuestra práctica,
también la conforman nuestros pensamientos, los objetivos que nos tra-
zamos, nuestros sueños y utopías.


Pero además, revalorizar lo cotidiano también tiene una importancia po-
lítica. Al hacerlo estamos devolviendo al pueblo la certeza de que posee
conocimientos útiles, reales, científicos, desmitificando la supuesta igno-
rancia de los sectores populares en función de los grados de educación






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


42


formal que hayan aprobado. Con esta revalorización estamos potenciando
la capacidad del pueblo de construcción de conocimientos colectivos, de
ser transformadores sociales. Reafirmar la confianza individual, colectiva
y como pueblo de los saberes atesorados por los ancianos, dirigentes y
especialistas de las comunidades. También valorizar a nivel de sociedad
los logros de la lucha y organización popular.


Una particularidad del conocimiento cotidiano dentro de la Cosmovi-
sión Maya es que éste se desarrolla dentro del marco de una concepción
holística. Esto aunque pareciera no decir mucho, si lo dice en la medida
que todas las interacciones que realiza la persona la hace en el entendido
de que es una parte del todo, una parte que recibe los efectos de las in-
teracciones de todas las formas de vida y a la vez produce acciones que
repercuten en otros. Entendiendo la vida como la forma de existencia de
la materia, tanto en las flores como en las piedras, los animales, los ríos y
montañas, los microbios y las nubes.


Cuando se trasladan generacionalmente conocimientos llevan implícita
esta visión, no son conocimientos, experiencias, enseñanzas, individuales
aisladas sino contextualizadas en esta concepción del universo.


Conocemos cuando transformamos


Es imposible conocer sólo con la contemplación, de hacerlo así no pasa-
ríamos de tener una imagen superficial de la realidad, una imagen que
estará afectada por nuestros deseos, nuestras necesidades, el grupo social
al que pertenezcamos, nuestra cultura y muchos aspectos más. Veríamos
la realidad por fuera pero sin entrar a su interior y mucho menos con la
capacidad de transformarla.


Porque realmente conocemos, cuando transformamos o iniciamos el
proceso de transformación de la realidad. Es decir que estamos hablando
de un conocimiento mucho más profundo del significado corriente de la
palabra. Porque para transformar necesitamos conocer el interior de los
fenómenos, las causas que producen los efectos, los aspectos contradic-
torios y complementarios que lo forman, de dónde vino o surgió y hacia
dónde se dirige.


Además es fundamental vernos nosotros mismos como parte de todo el
cosmos, de lo que se encuentra a nuestro alrededor, como todo el am-
biente que nos rodea (la naturaleza, la familia, la comunidad, la socie-






43


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


dad) rompiendo el criterio antropocéntrico, de que todo lo que nos rodea
está subordinado a nosotros, a nuestro servicio. Nosotros mismos somos
una parte de ese conjunto y los cambios que realicemos en él repercuten
también en nosotros. Así como los cambios que suceden en el cosmos
influyen en nosotros.


El conocimiento entonces adquiere la calidad de herramienta para trans-
formar. Es un nivel superior a la acumulación de información. Tiene la
capacidad de penetrar en sus interacciones y activar los mecanismos o las
reacciones necesarias para ese cambio fundamental.


El conocimiento es y debe ser una herramienta para el cambio social, esa
construcción colectiva debe estar al servicio de los pueblos, de su derecho
a la libertad, la democracia, la equidad social. Es en esa medida que el
conocimiento adquiere su valor histórico.


Para analizar e interpretar los fenómenos o cambios nos basamos en
la teoría dialéctica que tiene como uno de sus principios que las cosas
pueden cambiar de calidad y cantidad generando nuevas situaciones,
cuando se hierve el agua y le subimos el fuego a la llama, el agua hierve
más rápido y se transforma en vapor, esto es un cambio cualitativo y lo
mismo pasa con las organizaciones de personas, cuanto hay más perso-
nas organizadas con claridad política en sus reivindicaciones, hay más
fuerza para accionar y lograr los cambios que se necesitan.


Otro principio de la dialéctica es la existencia de contradicciones que
generan cambios en la realidad y provocan nuevas potencialidades, por
ejemplo al discutir un tema en un grupo donde varias personas expresan
sus puntos de vista, aunque los mismos sean contrarios, permite conocer
mejor el tema y hacer mejores planteamientos.


Las contradicciones entre grupos de diferentes intereses también provo-
can una organización para defender nuestros derechos.


Entendemos como dialéctica a la Ciencia que trata de las leyes más ge-
nerales del desarrollo de la naturaleza, de la sociedad y del pensamiento
humano.6 Obviamente el proceso de transformar implica el conocimiento
de las leyes de desarrollo, pues sin ese conocimiento no podría hacerse.


6 Diccionario Soviético de Filosofía. Ediciones Pueblos Unidos, Montevideo 1965. Pags 118-121






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


44


El posicionamiento político en la educación


Todo el quehacer de las personas es político. No es necesario inscribirse
en un partido político y participar en algún evento electoral para que su
actividad sea política.


Es política porque siempre estará relacionada con el poder, con su bús-
queda o su permanencia en él, con la utilización del poder para imponer
sus intereses a otros grupos sociales. O en la búsqueda de otras formas de
ejercicio del poder para beneficio de la mayoría.


En este trabajo se toma la definición de política desde el punto de vista
del accionar social como: la acción humana dentro del contexto de las
relaciones de poder de una sociedad.


En este caso, tomando como base la sociedad en general, podemos dife-
renciar dos grandes grupos en los cuales uno tiene el poder político sobre
otro. El primero impone una relación de poder favorable a sus intereses
como grupo por encima de los intereses del otro.


Por lo mismo el accionar humano en un contexto social va a estar determi-
nado en gran medida por esa imposición política de ideas, concepciones,
leyes y procedimientos determinados por uno de los grupos. Pero tanto
los del grupo que impone, como a quienes se impone ese poder, accionan
dentro del mismo, dentro de esa telaraña de relaciones políticas.


También es innegable la necesidad de un marco de ideas para lograr el
mantenimiento y reproducción de ese sistema, un marco que lo justifique
y lo haga aceptable. Y una serie de instituciones sociales, desde la familia
hasta el marco jurídico y sus instituciones.


En el caso de nuestro país, desde la invasión española se inició la confor-
mación de un marco de ideas justificadoras de la violencia aplicada a los
pueblos originarios. En esto jugó un papel importante la iglesia católica.
Ese marco de ideas sirvió para justificar el robo, el saqueo, las violaciones
y asesinatos. Esta situación, con variantes de matices, ha seguido siendo
utilizado para ejercer su poder en la sociedad.


Sin entrar acá en un análisis histórico-político, sí es importante develar
esta situación para entonces optar por una posición política ante el mismo,
por una práctica política. Una práctica social coherente con las aspiracio-






45


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


nes de justicia social de la mayoría de la población, en la cual el pueblo
maya representa por lo menos la mitad del mismo. Una práctica que no
excluye la educación como una de las formas de obtener conocimiento.


Sin ese posicionamiento que redefine los marcos conceptuales de inter-
pretación de la realidad imperante, no es posible conocer a fondo las
concepciones, criterios, estructuras e instituciones como inherentes a esa
posición de dominación.


El análisis crítico del acontecer histórico, la valoración del conocimiento
popular, y la construcción de herramientas de análisis de esta situación
pueden permitir, entonces estar en la capacidad de afrontar el gran reto
de la transformación social.


Sin un posicionamiento político es imposible realizar un aprendizaje sig-
nificativo para las comunidades, pertinente a las diferencias y diversidad
cultural, transformador de la situación de injusticia social del momento
histórico.


Volvemos al punto cuando se dice que para conocer es básico el transfor-
mar, y por lo mismo sólo podemos transformar las estructuras sociales
cuando conocemos sus interioridades y construimos las herramientas
para dar coherencia a esta posición.


Es imprescindible sobre estas bases el diseño metodológico que posibilite
el hecho educativo como un hecho político-pedagógico transformador.


La transformación de la realidad


La transformación no puede hacerse realmente si no nos posicionamos
críticamente frente a la realidad social. Pero este es un concepto amplio
y complejo, porque abarca, de forma integral, también a la persona, sus
concepciones sobre la historia, sus sentimientos y valores, sobre si misma,
la familia, las relaciones que se establecen entre sus miembros, las estruc-
turas de poder dentro de la misma y los roles, por citar los principales.


En cada uno de estos aspectos es en donde se producen transforma-
ciones, se substituyen visiones deformadas de la realidad, se cambian
valores individuales por valores colectivos, se entiende la historia desde
la identidad cultural. 





FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


46


Con esta aclaración no se están desvalorizando estos términos, ni la
ideología que lo sustenta, pero si es necesario entender que transforma-
mos cuando logramos que un fenómeno, una cosa, una conducta o un
pensamiento dé un salto de calidad, en un proceso dinámico de cambio
significativo del estadio original.


En este caso cuando hablamos de transformación estamos abarcando
todas las posibilidades, partiendo de lo simple a lo complejo, de lo pe-
queño a lo grande, del interior al exterior, de la persona a la comunidad
y viceversa.


Además es vital mantener la coherencia entre los análisis y conclusiones
de nuestra práctica. Ya que por un lado esa práctica validará las herra-
mientas construidas, los conocimientos elaborados, pero también hará
posible nuestra transformación. Recordando que conocer es transformar,
si nosotros realmente transformamos en ese mismo proceso nos transfor-
mamos a nosotros mismos.


Un primer nivel es transformar nuestro pensamiento, pasar de saber que
algo es cierto a sentirlo como cierto y a motivarnos a su consecución. Al
lograr esto no podemos abstraer nuestra práctica familiar, las relaciones
de poder establecidas entre sus miembros, los marcos de ideas sobre la
equidad de género, el uso de los idiomas maternos y la aplicación de
la cultura. Si partimos de que la conciencia es “el reflejo de la realidad
en nuestra mente” al transformar nuestro pensamiento, se modifica el
reflejo de la realidad en él y eso nos implica también cambios en nuestra
práctica.


Esto abarca naturalmente la realidad comunitaria, su interpretación crí-
tica y el posicionamiento frente a ella. La comunidad como fuente del
conocimiento y a la vez como escenario de la práctica transformadora. Y
por supuesto el marco del país y del mundo.


Esto como un proceso, como un ciclo en el cual nos transformamos en la
medida que transformamos y al transformar conocemos y nos conoce-
mos nosotros en la constante dinámica de cambio y transformación de
todo el cosmos.






47


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


4.2 METODOLOGÍA A EMPLEAR


La metodología a emplear es la siguiente:


Primer momento


El primer paso será partir de un inventario sobre los conocimientos que
los participantes tienen del tema o problema a estudiar. Con esta activi-
dad cumplimos con varios objetivos principales:


1. Socializar el conocimiento que tienen los participantes sobre la
temática o problema a resolver, el cual estará en dependencia de
su particular experiencia de vida. Esto facilita que el aprendizaje
pueda ser significativo para los participantes y no se base sólo en
definiciones o concepciones ajenas a su existencia, sin vínculo con
ella. Esta percepción parte de su realidad familiar o comunitaria,
del trabajo, de las relaciones con sus amigos.


2. Posibilitar la transformación del conocimiento que ya se tiene, tanto
para modificar las percepciones previas al proceso de construcción
colectiva para ratificarlas o para llenar vacíos de conocimiento de
los participantes. De una forma u otra estamos transformando ya
su visión, su enfoque.


3. Expresar y valorizar el conocimiento que tienen, estamos ya par-
tiendo de la vida, revalorizando el conocimiento, que se adquiere a
diario, su práctica empírica.


4. Además al hacerlo en colectivo, sin un conocimiento “correcto”
como único parámetro, también logramos que se socialice esa
construcción en un plano horizontal. Es una práctica democrática
de educación, el facilitador únicamente problematiza el proceso,
señala incoherencias, contradicciones, puntos oscuros, busca ge-
neralizar experiencias muy particulares y llegar a nuevos conoci-
mientos.


5. La toma de acuerdos en la construcción es por consenso, buscamos
que todos se convenzan de una u otra forma del producto de la dis-
cusión, del análisis realizado. No sólo hacemos del conocimiento
construido colectivamente algo valedero para los integrantes del 




FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


48


grupo, sino que también sentamos las bases de la posibilidad de
una democracia real en el proceso de conocer.


Esta situación así como parte de un problema o tema, también lo puede
hacer de los temas que componen cursos de un diseño curricular deter-
minado. Es decir que en este caso las necesidades del curso de que se
trate se convierten en la base de discusión de los alumnos sobre lo que
saben o conocen del mismo.


Segundo momento


Aquí es de gran importancia que los participantes discutan sobre la
posición política desde la cual están analizando sus vivencias y conoci-
mientos.


El proceso puede generarse sobre la base de lograr un consenso sobre
lo que significa política, porque usualmente sólo se ubica el término en
relación a la actividad partidaria en las contiendas electorales. También
se visualizan a los partidos políticos electoreros como la única práctica
política posible. Debe discutirse esto a la luz de las relaciones de poder en
la sociedad y cuáles de estos elementos se están manifestando en nues-
tros juicios.


Es importante analizar la práctica de dirigentes comunitarios, de las
mujeres de la comunidad, ubicando estas actividades dentro del proceso
global social de ejercicio del poder.


También debe jugar un papel fundamental, y nuestra experiencia lo ha
demostrado, el análisis crítico de la historia. Romper con el criterio de que
la historia es únicamente la que se encuentra escrita en los libros y por el
contrario, comprender que lo consignado en los libros no necesariamente
refleja la realidad y sí muchas veces solamente expresa el punto de vista
del autor y del grupo de poder con el cual se identifica.


Es muy útil hacer ejercicios de interpretación de hechos y situaciones
vividas por la comunidad haciendo el esfuerzo de verlas y enjuiciarlas
desde diferentes puntos de vista: de la mujer; de la mujer ladina e in-
dígena; del patrón y del trabajador; del comprador y del vendedor;del
policía y del manifestante. Pueden hacerse ejercicios con las noticias de
los periódicos para identificar la posición desde la cual se escribe la noti-





49


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


cia. Qué alternativas o soluciones propone. Cuáles son los intereses que
defiende.


El paso siguiente es identificar esta situación en la versión de la historia
de la patria que nos han vendido hasta ahora como la única historia,
como la versión imparcial y apolítica7 de lo que sucedió en el pasado.
Hay que facilitar y propiciar esa recuperación de la historia como base
para el enjuiciamiento y comprensión de la realidad que vivimos hoy, a
la luz del proceso que se ha sufrido antes. Este proceso transforma a la
persona, al hacerla poseedora de su historia, de su interpretación política
del pasado y al develarle el presente para entenderlo, porque para enten-
derlo hay que plantearse su transformación.


En este proceso hay que tener claro que el conocimiento que se está
construyendo no se refiere únicamente al tema en cuestión, sino a sus
interacciones, a los actores y beneficiarios, a todo el entorno.


Tercer momento


Es importante que el grupo pueda discutir y opinar sobre la aplicación
político pedagógica. Para esto es importante tomar en cuenta los aspectos
siguientes:


1° Se están rompiendo las bases fundamentales del paradigma tra-
dicional, por un lado no hay un experto que tiene el conocimiento
científico del tema y es la persona quien decide unilateralmente lo
correcto o incorrecto. No existe bibliografía con “aval científico”
que contiene los conceptos, las definiciones, los contenidos. No se
tiene como base la memorización de datos, fechas, nombres.


2° Deben recuperarse las técnicas utilizadas, esto quiere decir que
se comparten con los participantes los objetivos del proceso, las
razones para utilizar las técnicas, los criterios, es decir que también
se están capacitando para ser a su vez facilitadores de otros proce-
sos.


7 La negrilla es del autor.






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


50


3° La carencia de una estructura rígida permite que todos y cada uno
puedan enriquecer lo practicado con otros criterios, con nuevas
experiencias, con particularidades de sus familias y comunidades.
Con costumbres y tradiciones de su comunidad. Con experiencias
de lucha de organizaciones comunitarias.


Cuarto momento


Esta construcción colectiva se enriquece más adelante con la búsqueda
de otras informaciones que pueden ir desde las tradiciones de la comu-
nidad, la opinión de dirigentes de las mismas, desde guías espirituales,
hasta libros, conferencias con técnicos, visitas a instituciones, utilizando
la terminología apropiada.


Es un proceso muy rico de conocimiento y relacionamiento entre las
diferentes informaciones y la complementación que se encuentre entre
ellas, De tal manera que el conocimiento construido no sea sólo parte de
la experiencia práctica sino también tome lo útil de otras experiencias y
conocimientos.


Este momento puede concluir ahí en dependencia de las necesidades del
grupo y los objetivos que se plantearon.


Ahora bien, bajo esta concepción el grupo construye un conocimiento
partiendo de su vivencia, de su experiencia, pero al final de cuentas se
ha construido un conocimiento que responde a necesidades, proyectos o
sueños de la comunidad y por lo tanto es un conocimiento que no conclu-
ye con su elaboración teórica sino que debe ser utilizado y aplicado.


Quinto momento


La verdadera razón del conocimiento es la transformación. En la sabidu-
ría popular se refleja esta posición en refranes como: lo que no se ve no
se cree, de las palabras al hecho hay un buen trecho o más vale pájaro
en mano que ciento volando, por citar algunos de los dichos que reflejan
una posición de desconfianza hacia los planteamientos teóricos no sus-
tentados con hechos prácticos.


Esto debe valorarse desde la memoria histórica de las comunidades en
relación a la solución de sus problemas, y a los ofrecimientos o promesas
demagógicas de que han sido objeto por partidos y personas, sobre todo






51


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


en procesos electorales, que no han resuelto nada. Y cómo los resultados
objetivos logrados han estado muchas veces marcados por las acciones
concretas y prácticas que las comunidades han desarrollado para conse-
guirlas.


La vida es eminentemente práctica. Los problemas diarios de las perso-
nas, familias y comunidades son prácticos, comer, movilizarse, trabajar,
producir. Todos esos problemas requieren de soluciones concretas, a
pesar de los procesos teóricos de pensar cómo, de proponer, la solución
es eminentemente práctica. De ahí una de las debilidades de la educa-
ción tradicional cuando se “aprenden” fechas, datos, cifras, accidentes
geográficos cuya utilidad únicamente se puede concretar en la respuesta
a los exámenes.


En la vida diaria son muy pocos los conocimientos adquiridos en el
proceso educativo que tienen una aplicación práctica en la vida diaria
de los educandos. En este caso los conocimientos construidos deben ser
llevados a la práctica, confrontados por el saber y la práctica comunitaria,
la experiencia de los ancianos y líderes y con otras teorías científicas.


Esto enriquece el conocimiento, lo reelabora a la luz de su corrección, de
su aplicabilidad, de los efectos favorables o desfavorables que produjo,
Esta reelaboración forma parte del proceso de transformación de este
conocimiento inicial que se modifica en la medida que se aplica.


Esta reelaboración posibilita el descubrir leyes, principios presentes en la
realidad, conocerlos, profundizar en ellos y utilizarlos. En esto es de gran
ayuda el papel que juega el facilitador o facilitadores del proceso. Y se
está logrando un proceso global de transformación.


Un primer momento de transformación está en la mentalidad del estu-
diante, en sus concepciones sobre si mismo, su familia, su comunidad y el
cosmos, lo cual se traducirá en cambios actitudinales, visibles en primer
lugar en su familia.


Un segundo momento se produce en su actividad productiva, la nueva
forma de concebir su entorno, los nuevos conceptos de equidad, de jus-
ticia social, de revalorización de su cultura se reflejarán en su actividad
laboral y productiva. En el caso de las y los compañeros que son docentes
o facilitadores de talleres, se producirá una multiplicación de esa nueva
concepción.






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


52


Un tercer momento será en el ámbito comunitario, en donde la revalori-
zación de la comunidad y del papel de cada uno de sus integrantes, a la
luz de la comprensión real de los derechos que se tienen como personas
y las responsabilidades gubernamentales en la prestación de servicios, el
cumplimiento de la legislación general del país, conllevan a una toma de
conciencia que se traducirá en la participación en las luchas reivindicati-
vas de la comunidad.






53


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


CAPÍTULO 5
PRINCIPIOS QUE DEBEN ESTAR


PRESENTES EN EL PROCESO


5.1 EL TIEMPO EN LA COSMOVISIÓN MAYA


El paradigma de la Educación Maya se basa en Ciclos de tiempo, se desa-
rrolla circularmente y abarca la totalidad para la existencia de un elemen-
to, por eso decimos que la persona humana es síntesis del todo, porque
cada uno de los elementos inciden inevitablemente para su desarrollo
espiritual, mental, físico y biológico.


Esta influencia esta sincronizada en el calendario sagrado de 260 días y
13 niveles de energía, ya que en ella descubrimos ¿quiénes somos?, ¿para
qué hemos venido a vivir en esta tierra? y ¿cuál es nuestra misión que
debemos cumplir y practicar?


El calendario sagrado consta de 20 días y 13 niveles de energías, lo que
quiere decir que si tenemos 20 días con 13 niveles, tenemos como resulta-
do 260 variedades de personas.


“El día de nacimiento determina en cierto modo la conducta de la perso-
na y el desarrollo de habilidades, capacidades y competencias básicas.”
(Alvarado u Jacinto en Usaqil K'olem)


La generación de aprendizajes esenciales desde la visión cosmogónica
del pueblo maya, implica manejar pedagógica, didáctica y metodológica
la lógica holística,cíclica, integrada, tangible e intangible del proceso de
convertirse en jun winaq, es decir, en una persona completa, en este caso
la oportunidad de conformarse se da desde el primer ciclo vital ( de 0 a
13 junaa')


El calendario solar y lunar influyen en la cotidianidad de las mujeres y
hombres desde la niñez, siendo que la abuela luna es la que más influencia






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


54


ejerce en la personalidad de las personas, el desafío es el conocimiento, la
vivencia y la potenciación del choq'iij'.


5.2 EL CONOCIMIENTO COMO HERRAMIENTA
POLÍTICA DE CAMBIO


Todos los elementos que nos rodean interactúan unos con otros, in-
cluidos nosotros, a mayor o menor velocidad, inmediatamente o siglos
después se manifiestan sus reacciones. Todo esto permite la vida en sus
múltiples e infinitas manifestaciones, es imposible la vida sin el sustrato
colectivo. Es imposible aprender algo sin una contraparte que interactuó
con nosotros.


Es imposible también conocer sin penetrar en la esencia de las cosas, es
necesario pasar de la apariencia a la esencia. De lo que vemos, oímos o
sentimos a lo que realmente vamos a conocer, sólo conociendo su interior,
los elementos en equilibrio y desequilibrio de su constitución podemos
interactuar realmente con él, sólo cuando conocemos sus potencialidades
de cambio podemos frenarlas, mediatizarlas o acentuarlas, pero en ese
mismo momento estamos también desarrollando nuevas conexiones
cerebrales, nuevos circuitos neuronales que también modifican la estruc-
tura de nuestra corteza cerebral.


Es decir, el conocimiento no se circunscribe a acumular datos, cifras e
imágenes. Tampoco a memorizar procesos o procedimientos. Ni a la
adquisición de las habilidades para reproducir procesos químicos, físi-
cos o sociales. Si bien lo anterior no encierra lo complejo y dinámico del
proceso del conocimiento, tampoco es totalmente ajeno al mismo, más
bien son procesos que se articulan para conocer. Entonces vemos como al
proceso de saber es inherente el hacer.


5.3 EXPLICACIÓN CRÍTICA DE LA VIDA


El conocimiento es completo, y es real cuando explica críticamente los
procesos y fenómenos de la vida, en su concepción más amplia y total.


Ahora bien, cuando decimos que explica críticamente, nos estamos refi-
riendo al resultado de la aplicación de nuestro posicionamiento político
ante la vida. Solamente si nos ubicamos en una de las dos posiciones
posibles (Ver el Ciclo del Conocimiento) es posible buscar el equilibrio






55


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


o desequilibrio interno de las cosas, las relaciones de causa y efecto, de
principio y fin, de cantidad y de calidad.


Ahora bien, si logramos una explicación real, sobre todo en los aspectos
sociales vamos a encontrar una situación de inequidad, de injusticia, de
opresión y discriminación ejercidas contra las mayorías de la población y
esto no sólo a nivel nacional sino de todo el mundo. Y eso nos lleva a la
pregunta de ¿A favor de quién? ¿Para quién? éstas pueden ser resueltas
de dos formas. Igualmente válidas en dependencia de la ubicación de la
persona en la sociedad, del daño o beneficio de ese posicionamiento y la
coherencia con el grupo social al que pertenezca.


Desde lo anterior podemos afirmar que la estructura social actual hace
imposible un tercer camino, más que como un disfraz que durante cierto
tiempo y en ciertas y determinadas circunstancias ocultará la posición
asumida.


5.4 EL FORTALECIMIENTO DE LA IDENTIDAD
CULTURAL


Cuando desarrollamos el proceso de conocimiento estamos inmersos en
un contexto familiar, comunitario y a la vez pertenecemos a un determi-
nado grupo social, con el cual compartimos costumbres, tradiciones, una
cosmovisión, cuentos, leyendas, creencias y generalmente el idioma.


En ese contexto iniciamos nuestro proceso social de conocimiento, y a la
vez se conforma nuestra personalidad, nuestro marco de entendimiento
social, las normas que sentimos válidas. Entonces nuestra práctica social
debe estar en consonancia con este marco, debe ser coherente con él y
en un doble ciclo, devolver acciones y prácticas que al transformar las
relaciones sociales, retroalimenten ésta.


En esa medida el proceso de conocimiento fortalece la identidad cultural.
Ya que a la práctica de vida se agrega el posicionamiento político, vincu-
lándose ambos.


5.5 LA VINCULACIÓN CON LA COMUNIDAD


Este proceso surge desde antes del nacimiento, y se da en un entorno de
pertenencia como lo es en primera instancia la familia y en un segundo






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


56


entorno la comunidad con vínculos fuertes y directos. Sin embargo el
largo proceso de “educación formal” con la traslación jerárquica y mecá-
nica de informaciones, disfrazadas de conocimiento, más los procesos y
procedimientos memorizados mecánicamente, regularmente desfasados
y descontextualizados de la realidad el educando, logran romper estos
vínculos fuertes con la comunidad, con la familia, con la cultura y son
substituidos por un proceso alienante, supuestamente “apolítico”, repre-
sivo y castrante de la rebeldía, la curiosidad, la pregunta, el cuestiona-
miento y la alegría por la vida.


Por eso para que el proceso de conocimiento se dé, es vital que sean las
interrogantes, necesidades, problemáticas y sueños de la comunidad
los que demanden el proceso, alrededor de los cuales gire el mismo, los
nutra con su riqueza y luego concluya en procesos de transformación,
políticamente válidos, que promuevan el desarrollo integral, equitativo
y justo de la comunidad.


5.6 CUMPLIR EL ROL HISTÓRICO DE TRANSFORMAR


En nuestro campo, el conocimiento debe ser un agente transformador,
que juegue su papel histórico. Debe transformar en la medida que al
profundizar en la realidad y sus manifestaciones, en la parte esencial
de la misma, al descubrir sus leyes y principios está en la capacidad de
poner esos conocimientos al servicio de los miembros de su cultura, de
su comunidad, de su grupo social.


Sólo puede jugar su papel histórico de transformar si participa, si incide
en el desarrollo. En la creación de nuevas formas de pensamiento, de
analizar la realidad, de comportarse en la familia, de valorar su cultura
y respetar las otras, de participar activamente en el desarrollo justo y
equitativo de la comunidad






57


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


CAPÍTULO 6
LA EVALUACIÓN


La evaluación también sufre cambios dentro de esta Propuesta Pedagógi-
ca. Obviamente no puede reducirse a medir cuántos datos, procedimien-
tos, fechas ó nombres ha logrado memorizar de lo visto en el proceso por
la persona.


En nuestro caso, en primer lugar, no planteamos realizar una evaluación.
Nuestra propuesta es hacer una valoración del desarrollo del proceso.
Entendiendo ésta como la interacción de los intereses comunitarios con
los trabajos desarrollados por los participantes en lo individual y en la
interacción entre ellos.


De este proceso no podemos excluir los procesos de cambio que se han
desarrollado en los planos de las ideas, las concepciones, las actitudes y
el afianzamiento de aspectos ideológicos como la identidad cultural, la
compenetración sobre la problemática de género, por ejemplo.


Por esta razón se plantean tres niveles de valoraciones, los cuales, si bien
se pueden aplicarse en diferentes momentos en el tiempo, están íntima-
mente vinculados entre si.


Cuando nos referimos a una valoración también estamos modificando el
criterio clásico sobre la objetividad de las pruebas. Esta preocupación par-
te nuevamente del criterio técnico-científico que descarta las opiniones,
valores o sentimientos en el momento de evaluar. Este criterio enfatiza
la validez de las conclusiones que pueden formularse a partir de datos
concretos, generalmente numéricos y que evitan las interpretaciones per-
sonales de los resultados. Situación que en la práctica ha demostrado su
inconsistencia pedagógica innumerables veces.


Nosotros valoramos las opiniones y sentimientos de los participantes del
proceso, porque estamos haciendo una educación de la vida y para la vida
y en ese concepto de vida están incluidas todas las personas involucradas,






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


58


afectadas en el proceso con sus conocimientos, habilidades, sentimientos
y opiniones. Esto no significa que se descarten completamente las prue-
bas o resultados con valoraciones numéricas, como complementos de las
valoraciones efectuadas, como respaldo de las mismas, como insumos
para la toma de decisiones.


Las diferentes evaluaciones que se interrelacionan en este proceso son:


6.1 EVALUACIÓN PERSONAL


Entonces la valoración se va a realizar en un plano personal, en la cual
el participante expresa sus opiniones sobre lo realizado, los nuevos co-
nocimientos construidos, su confrontación con otros conocimientos o
teorías, los resultados obtenidos en su aplicación práctica, los problemas
enfrentados y las soluciones puestas en práctica.


No es imprescindible resumirlo en un término como aprobado o desapro-
bado, la valoración no se realiza para hacer un dictamen de aprobación
o desaprobación, sino para hacer un alto, valorar lo hecho, aprender las
lecciones de los errores cometidos y hacer las proyecciones para mejorar
los resultados obtenidos.


6.2 EVALUACIÓN DEL GRUPO DE TRABAJO


Esta valoración la realiza el grupo o grupos de trabajo en relación a la
actividad de sus integrantes, la cooperación y solidaridad manifestada,
le equidad o inequidad observada, la distribución del trabajo y el cum-
plimiento de las obligaciones hacia el colectivo. El funcionamiento como
grupo y los criterios y procedimientos utilizados para ir resolviendo los
conflictos presentados. Los resultados obtenidos, los problemas encon-
trados, las proyecciones hacia el futuro. Esto tiene un primer resultado
en favorecer la cohesión del grupo, profundizar en el conocimiento de
todos, a conformar una visión colectiva sobre las capacidades como gru-
po y las limitaciones a que se enfrenta.


6.3 EVALUACIÓN DE TODO EL COLECTIVO


Otra valoración es la que se realiza de la consecución de los objetivos que
se planteó todo el colectivo cuando inició el proceso, o la etapa a evaluar.
En esta valoración juega un papel importante el facilitador apoyándose






59


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


en las memorias de las actividades, las fechas de entrega. Su papel en el
colectivo le permite hacer valoraciones que muchas veces escapan a los
demás.


Entonces al reunir las valoraciones personales, de grupo de trabajo y
como colectivo, se posibilita una visión global de todo el proceso, es un
producto colectivo de la suma de críticas, observaciones y propuestas de
todos. Contrariamente a lo que pareciera este carácter colectivo, en lugar
de permitir que las deficiencias individuales se diluyan entre el colectivo,
se logra profundizar más en las causas de las mismas y se colectivizan las
posibles soluciones y apoyos para resolverlas.


Estas valoraciones constituyen un valioso material para la sistematiza-
ción de las experiencias educativas. Un aspecto bastante descuidado en
términos generales que nos permite generar materiales que retroalimen-
ten el proceso






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


60


CAPÍTULO 7
LOS GRANDES RETOS


Lo anterior nos plantea grandes retos hacia el futuro, los cuales son:


a- Incorporar a la construcción de un nuevo modelo educativo del país,
el posicionamiento político del quehacer educativo y el objetivo de la
transformación de la realidad. La Educación Popular, como base metodo-
lógica, aporta significativamente a la construcción de este nuevo modelo
educativo para el país.


b- Generar un modelo educativo que en lugar de tomar en cuenta las
culturas del país, parta de ellas, posibilitando la articulación de las di-
ferencias de los pueblos que conforman Guatemala para construir una
cultura nacional. Esto tiene una coincidencia histórica con la búsqueda
de un modelo educativo en el país que responda a los intereses de las
grandes mayorías de la población


c- Concretar el posicionamiento político es vital en la conformación de
este modelo. Solamente enjuiciando a nivel nacional el papel domestica-
dor, alienante, ahistórico de la educación desarrollada hasta el momento,
dejando bien claro a cuáles intereses políticos a favorecido hará posible
la construcción del nuevo modelo. Reivindicando a nivel nacional el ca-
rácter político de la Educación.


De lo contrario solamente se harán modificaciones superficiales al mo-
delo actual. Es vital romper el temor de los grupos dominantes a que el
pueblo desarrolle una conciencia crítica sobre la situación del país, sobre
los grandes retos que se tienen como nación, de la impostergabilidad de
llevar a la práctica los Acuerdos de Paz.


Es urgente transformar a nivel nacional, la visión oligárquica de ver
a Guatemala como una gran finca y aceptar el derecho político de las
grandes mayorías a participar en su diseño y construcción, como un país
multicultural y plurilingüe e insertarlo en el mundo como un país que
lucha por el desarrollo social con equidad y justicia.






61


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


d- Unir esfuerzos en la construcción del nuevo paradigma educativo, no
sólo de las organizaciones que hacen o promueven educación con perti-
nencia cultural, sino también del gremio magisterial llevando a su seno la
discusión y análisis político pedagógico de la educación a nivel nacional.
Fuera de posiciones político partidistas, de ambiciones personales o gre-
miales, de servilismo político.


Hay que lograr un reconocimiento autocrítico a nivel nacional, sobre el
enorme divisionismo que afrontamos y la urgente necesidad de buscar
la unidad en el consenso democrático, en la convergencia de intereses de
los diferentes pueblos, respetando la visión de cada uno.


La transformación debe partir de un enjuiciamiento global del proceso
educativo que se ha desarrollado hasta ahora, para luego llegar a las
etapas, fases, ciclos que lo conforman. De lo contrario sólo estamos par-
chando la educación formal, maquillando un cadáver que ya demostró su
inoperancia y centrando el análisis de la educación únicamente al campo
de la educación formal, lo cual sólo empobrece la visión del proceso en
su conjunto.


d- Llevar este planteamiento de construcción del nuevo paradigma edu-
cativo a la discusión también de las instituciones gubernamentales, para
que asuman realmente su responsabilidad a nivel nacional, e involucrar
a la sociedad en el proceso de aporte y fiscalización del proceso.


Es imperativo que el modelo educativo sea construido socialmente y no
partiendo únicamente de las mentes privilegiadas o de la copia y aplica-
ción mecánica de modelos utilizados en otros contextos. Es fundamental
involucrar también a organismos internacionales que puedan apoyar el
proceso de construcción, no sólo financieramente sino también facilitando
el intercambio de experiencias y los cuadros técnicos que se requieran.






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


62


LAS GUÍAS METODOLÓGICAS


Cuando construimos colectivamente conocimientos


es cuando realmente hacemos educación.


El problema fundamental no es: ¿cómo debe ser la educación?


sino dar ejemplos concretos de cómo se ha hecho y se está haciendo.






63


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


INDICE


INDICE   63


PRESENTACIÓN   64


INTRODUCCIÓN   65


UNA NUEVA HERRAMIENTA   67


ESTRUCTURA DE LAS GUÍAS   69
Proceso comparativo   69


ESTRUCTURA DEL MATERIAL IMPRESO   70


CARACTERÍSTICAS METODOLÓGICAS DE LAS GUÍAS   72
Desarrollo de las unidades temáticas   72
Las carpetas   72
Descripción de las carpetas   74


BIBLIOGRAFÍA   78






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


64


PRESENTACIÓN


Este documento tiene como finalidad explicar la relación entre la pro-
puesta pedagógica desarrollada en la primera parte de este libro con
las once guías metodológicas que lo acompañan, con la intención de su
comprensión y aplicación.


La propuesta plantea varios retos a los facilitadores que, reconociendo
las bondades de la propuesta, desarrollen el proceso.


No es suficiente con la identificación política-pedagógica con el plantea-
miento general, sino se logra la claridad de su aplicación y se tienen las
herramientas concretas para hacerlo.


Esta situación se ha constituido, lamentablemente, en el talón de Aquiles
de muchas propuestas, planteamientos y talleres, que si bien logran hil-
vanar argumentos convincentes, en el plano teórico, sobre mejoras edu-
cativas o aplicación de nuevos modelos, adolecen de las herramientas
diseñadas para su aplicación, quedando sin respuesta el problemático y
fundamental ¿Cómo?


Entiéndase entonces este material como el esfuerzo por dar respuesta a
esta interrogante, con la claridad de que el material puede tener deficien-
cias, pero sí traza una dirección y propone herramientas que el trabajo
práctico debe pulir y mejorar.






65


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


INTRODUCCIÓN


La elaboración de las guías metodológicas se fundamenta en la Propuesta
Pedagógica para Transformar, diseñada por el equipo del Area de Edu-
cación de la Fundación Rigoberta Menchú Tum, en tanto las guías son
aplicaciones de esa propuesta.


Su elaboración se fundamenta en dos aspectos, el primero, en un diseño
metodológico basado en los principales fundamentos de la Educación
Popular y por otro en el desarrollo de temas de la Cultura Maya. En
un inicio se describe el proceso de creación de las guías como resulta-
do de la búsqueda y construcción de una herramienta coherente con el
planteamiento general acerca de la construcción del nuevo paradigma
educativo. Una herramienta que si bien facilite la construcción colectiva
de conocimientos también proponga nuevos enfoques, más vivos, más
concretos y sobre todo ágiles en cuanto a facilitar el acceso, con inde-
pendencia entre ellas. Al mismo tiempo que dan la posibilidad de armar
procesos complejos de conocimientos mediante su combinación.


Para la elaboración de estas herramientas se realizó, como primer paso,
una revisión comparativa con guías elaboradas por otras instituciones.
Se buscaron elementos comunes y diferencias, contraponiéndolas a las
necesidades que planteaba el nuevo modelo a aplicar.


Se explica luego la estructura general de las guías, con orientaciones
concretas de aplicación, sobre la base de que no se están proporcionando
recetas o esquemas a seguir, sino que se proponen y desarrollan posi-
bilidades de abordaje. Las cuales deberán ser contextualizadas por los
colectivos que las desarrollen.


A continuación, se describen las características de éstas en cuanto a su
desarrollo temático, sus características metodológicas y la descripción






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


66


detallada de las nuevas herramientas que se presentan. incluyendo su
nombre, características, iconos y funciones.


Para finalizar se formulan algunas recomendaciones generales para los
facilitadores que apliquen las guías.


A este primer volumen compuesto por la Propuesta Pedagógica y este
manual, se acompañan once guías metodológicas.






67


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


UNA NUEVA HERRAMIENTA


En la primera parte de este libro se desarrolla una propuesta pedagógica
como un aporte a la construcción del nuevo paradigma educativo nacio-
nal. Un proceso de construcción bastante complejo si se desea integrar
las diferentes culturas presentes en el país en un nuevo modelo sin exclu-
siones y el cual, tomando partes esenciales de las mismas, de pie a una
construcción nueva, integradora e incluyente.


A esa complejidad se agrega la actual situación de injusticia, discrimina-
ción, racismo y explotación que sufren las grandes mayorías del país. Por
esa razón valoramos como necesario no sólo la exposición de esta pro-
puesta con su fundamentación política-pedagógica sino el acompañarla
con once guías metodológicas que encaran la aventura de su aplicación.


Para su elaboración se tuvo como una referencia general el diseño del
Profesorado en Enseñanza Media en Educación para Contextos Multi-
culturales ejecutada por el Área de Educación de la Fundación Rigoberta
Menchú Tum en los años 2004-2006 y en la cual se graduaron 174 profe-
sores.


Esta referencia brindó los criterios para seleccionar los temas que se
desarrollan, los programas de esos cursos aportaron enfoques, técnicas
aplicadas, actividades sugeridas y aspectos bibliográficos.


Pero este modelo propuesto, corría el riesgo de quedarse en un plano
teórico sin los instrumentos concretos de aplicación que no sólo sirvieran
para comprobar las aseveraciones teóricas formuladas en la propuesta,
sino, lo más importante, la posibilidad de continuar aportando a la cons-
trucción metodológica en la medida que la práctica lo evidenciara.






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


68


Fue necesaria la creación de herramientas de abordaje de la temática que
facilitara su comprensión, pero no como una guía didáctica que da una
receta a aplicar, sino un tipo de instrumento acorde a la metodología de
la educación popular planteada en la propuesta, que presente más op-
ciones que recetas, permitiendo el abordaje del proceso del conocimiento
desde diferentes ángulos, posibilitando básicamente su aplicación en el
nivel diversificado y el nivel superior. No descartando la posibilidad de
ser utilizadas en talleres de capacitación y concientización.


El proceso de desarrollo de cada una de ellas puede parecer complejo
en la medida de que su razón de ser es constituirse en una invitación
a la construcción político pedagógica, al abandono de puntos de apoyo
tradicionales para enfrentarse al hecho educativo como una aventura
colectiva a construir.






69


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


ESTRUCTURA DE LAS GUÍAS


PROCESO COMPARATIVO


Para proponer una estructura para este material fue necesario revisar al-
gunas guías elaboradas en otras instituciones, en esa revisión se buscaba
hacer una comparación de las estructuras tradicionalmente usadas para
estos materiales.


Y dentro de esta comparación, más que los aspectos de forma y presen-
tación sí nos interesaba conocer la aplicación metodológica que se hacía
en cada una de ellas.


En general nos encontramos con que el esquema general que se aplica
está basado, con diferentes variantes, en el llamado Método Científico.
O sea una serie de pasos que van desde la percepción inicial del fenó-
meno u objeto de estudio y pasan por una serie de pasos para ubicarlo y
delimitarlo para luego hacer hipótesis sobre el mismo y diseñar o aplicar
instrumentos para verificar éstas.


Es decir que plantea un proceso de conocimiento largo y en buena medi-
da complicado, pero sobre todo que limita la posibilidad para los parti-
cipantes de, valga la repetición, participar en la construcción del proceso
de conocimiento. De diseñar éste acorde a sus intereses, sus saberes y
prácticas comunitarias.


Esta comparación nos permitió visualizar la necesidad del diseño de una
guía que posibilitara lo mencionado anteriormente y cuyos procesos de
conocimiento fueran mediados, críticos y participativos.


Se presenta en el recuadro siguiente un resumen de esta comparación
efectuada.






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


70


ESTRUCTURA DEL MATERIAL IMPRESO


La estructura básica de las guías es la siguiente:


1. Carátula.


2. Créditos


3. Indice


4. Presentación de la guía


5. Objetivo general


6. Objetivo específico


7. Temas y contenidos


8. Ubicaciones temáticas


9. Bibliografía


Es importante detenernos en el séptimo aspecto, “El Desarrollo de los
Temas”. Ya que es aquí en donde se encuentra la nueva propuesta de
abordaje.


Hemos conformado varias unidades de abordaje temático con una nueva
concepción, que está estrechamente vinculada a los criterios político-
pedagógicos desarrollados en la Propuesta Pedagógica de la primera
parte de este libro. A esas unidades de abordaje temático les hemos de-
nominado Carpetas.


La idea central de las mismas es romper el esquema de abordaje de te-
mas o problemas sobre la base del método científico o cualquier otro que
proponga la realización de una serie de pasos, generalmente teóricos,






71


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


encadenados en secuencia que obligadamente necesitan ser concluidos
para obtener resultados.


Esto no sólo implica un mínimo manejo del esquema a utilizar y una
serie de técnicas que alejan el proceso de compañeras y compañeros con
poca o ninguna educación formal, y es un proceso largo y complejo que
muchas veces desmotiva a los participantes, cuando lo que se requiere es
un abordaje concreto, corto en tiempo y con resultados entendibles por
todos.


En un esfuerzo por cumplir con estos requerimientos nos planteamos
una forma de abordaje de los temas interesante, dinámica, práctica,
constructiva, y factible de aplicar por distintos grupos de personas, con
diferente nivel académico, cultural, ubicación geográfica y otras varia-
bles presentes cuando se desarrollan procesos de conocimiento fuera del
marco de la educación formal.


Estas Carpetas nos permiten abordar el mismo tema o problema desde
diferentes ángulos, que pueden ser o no independientes unos de otros y
será el facilitador quien elija aquellas Carpetas que faciliten llegar a los
objetivos de construcción colectiva de conocimiento que se hayan plan-
teado en la actividad.


Se convierten así en un conjunto de cinco herramientas aplicables con
diferentes grupos participantes, dependiendo del tema a conocer o de
los objetivos políticos a lograr. Ya que un elemento general a todas las
Carpetas es el posicionamiento político, claro y definido desde el cual se
aborda y desarrolla el proceso. Contrario al falso criterio de apoliticidad
de la educación utilizado generalmente para evitar el cuestionamiento
político de la realidad.


LAS CINCO CARPETAS CONSTRUIDAS SON:


Carpeta Individual


Carpeta Colectiva


Carpeta Lúdica


Carpeta de Herramientas


Carpeta Valorativa




FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


72


CARACTERÍSTICAS METODOLÓGICAS
DE LAS GUÍAS


DESARROLLO DE LAS UNIDADES TEMÁTICAS


El proceso de elaboración de la guías se basa en el Diseño Curricular de
los programas de Profesorado de Enseñanza Media en Educación para
Contextos Multiculturales.


Esta selección no fue antojadiza, sino que partimos de los resultados
positivos de la sistematización de esa experiencia, la cual evidenció la
consecución de los objetivos tanto pedagógicos como políticos.


Por un lado lograr procesos críticos y con pertinencia cultural de inves-
tigación y aplicación comunitaria de conocimientos de la carrera, así
como un porcentaje de graduación por arriba del 90% y en lo político en
los resultados observados en el proceso de reafirmación de la identidad
cultural de los participantes, que a su vez ratificó la importancia de man-
tener el rescate y revalorización de la Cultura Maya como uno de los ejes
transversales del diseño a la par del eje de Equidad de Género, así como
en la proyección comunitaria lograda.(Ver Sistematización del Profeso-
rado de Enseñanza Media en Educación para Contextos Multiculturales,
FRMT• 2009)


LAS CARPETAS


La parte medular de las guías son los carpetas, se proponen varias para
seleccionar las que favorezcan el desarrollo de los distintos temas. Las
carpetas son una especie de espacios que agrupan elementos en una for-
ma lógica. Estas además de agrupar técnicas y/o actividades, también 





73


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


llevan propósitos, instrucciones y desarrollo de la actividad seleccionada,
las carpetas se identifican con íconos.


Las carpetas en cada guía podrán ser diferentes y tendrán también un
contenido distinto de acuerdo a los temas de la guía que se esté desarro-
llando.


Cada una de las carátulas de las guías lleva una identificación particular
en dependencia del tema que se aborde. En su interior aparecen los crédi-
tos, el índice respectivo, la hoja de presentación de la guía, sus objetivos,
el desarrollo de los temas a través de la aplicación de varias carpetas y la
bibliografía.


Del tema general en cada guía se han desarrollado varios contenidos, sin
pretender con eso abordar la totalidad del tema, sino más bien como una
propuesta de abordaje. Esto tampoco es una receta y puede variar.


Para cada contenido se han elegido varias Carpetas para su abordaje,
estando claros de que esa elección puede y debe variar en dependencia
de las condiciones particulares del colectivo, del lugar, de la procedencia
y otras características específicas de la actividad.


Al inicio se presentan y se proponen objetivos del proceso a desarro-
llar. A continuación aparece el icono de una carpeta determinado y en
dependencia de eso se proponen actividades. Insistimos en que es una
manera de abordarlo que no descarta el aplicar otra carpeta o varias en
dependencia de la situación concreta de aplicación.


Por citar un ejemplo, si la carpeta propuesta presenta dificultades para
aplicarla por el colectivo en donde se trabaja, no hay ningún problema en
utilizar otra. Cada carpeta tiene su icono que la identifica.






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


74


DESCRIPCIÓN DE LAS CARPETAS


CARPETA LÚDICA


Esta Carpeta reúne actividades y/o técnicas que se caracterizan por mo-
tivar al estudiante, romper el hielo, romper la rutina, presentar un tema
serio en forma agradable e interesante, provocar curiosidad, relajamien-
to, creatividad, interés de los participantes, etc .


Objetivos:


• Incluir el humor en el proceso de enseñanza aprendizaje.


• Hacer que las acciones educativas sean amenas, atractivas y satis-
factorias.


• Contextualizar el tema


Actividades/técnicas: dinámicas, telecartón, películas, canciones, juegos,
chistes, bailes, dibujos, adivinanzas, poemas, rompecabezas, anécdotas,
historias, lluvia de ideas, fantasías.


CARPETA INDIVIDUAL


Esta Carpeta reúne las actividades y/o técnicas que se caracterizan por
hacer una solicitud personal al participante, normalmente habrá alguna
tarea que hacer en forma individual, ya sea que seleccione su actividad o
con guías de trabajo elaboradas con anterioridad por el facilitador.


Objetivos:


• Desarrollar la responsabilidad individual.


• Propiciar la libertad de selección de actividad.


• Motivar en el participante el enfrentamiento individual con el
proceso de conocimiento, valorando los criterios que utilice para
seleccionar sus temas o enfoques.


• Proporcionar guías de trabajo a los estudiantes.


• Dotar al participante de una variedad de caminos para abordar un
problema o una temática.





75


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


Actividades: tomar notas, mapa conceptual, cuadro sinóptico, diagrama
de flujo, análisis, resumen, síntesis, diagnósticos, comentarios, opinión
personal, recuerdos, ideas principales, explicación, argumentación,
reflexiones, oposición, diario, ilustración, texto paralelo, sentimientos,
ensayos, monografías, investigación, tarjetas, lecturas, guías de estu-
dio, hojas de trabajo, noticias, preguntas para responder, sugerencias,
invitaciones, cartas, anónimos, mensajes, telegramas, opiniones, fichas,
formatos, evaluación, bibliografía.


CARPETA COLECTIVA:


Esta carpeta reúne las actividades y/o técnicas que se caracterizan por
favorecer el trabajo grupal, desarrollar valores colectivos, respetar los
distintos puntos de vista, descubrir el beneficio de trabajar en equipo y
desarrollar la responsabilidad individual al interno de un grupo.


Objetivos:


• Favorecer el ejercicio del liderazgo


• Valorar los beneficios de trabajar en equipo y organizados.


• Desarrollar valores colectivos.


• Dar a conocer los valores individuales.


• Facilitar la confrontación de ideas y estilos de trabajo de los parti-
cipantes para que con la ayuda de las actividades sugeridas logren
consensos y optimicen tiempo y recursos.


Actividades: sesiones, lluvia de ideas, organización, planificación, eva-
luación, solución de problemas, proyectos, proposición, fiestas, funda-
mentación, sociodramas, exposiciones, presentaciones, dramatizaciones,
manifestaciones, convivios, vivencias, giras educativas, talleres, congre-
sos, ejercicios, resumen, consultas, ceremonias, conversatorios, diagnós-
ticos, visitas, murales, foda.






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


76


CARPETA DE HERRAMIENTAS


Esta carpeta se caracteriza por sugerir bibliografías, nombres de perso-
nas, lugares, instituciones, direcciones de la Internet en donde encontrar
insumos para el desarrollo de un tema.


Objetivos:


• Proporcionar herramientas al facilitador para el desarrollo de los
temas


• Suministrar al participante, listados de libros y autores , paginas
web, cuya consulta le facilite insumos y criterios. pueden contem-
plarse test u otro tipo de herramientas de evaluación o medición.


Instrucciones: Se darán de acuerdo al tema.


Actividades: lectura, investigación, localización de bibliografías, locali-
zación de personas, localización de instituciones.


CARPETA VALORATIVA


Esta carpeta reúne las actividades y/o técnicas que se caracterizan por
valorar, evaluar y acompañar los procesos de abordaje de cada uno de los
temas; la aplicación de los aprendizajes; la conducta de los aprehendien-
tes, la metodología de los facilitadores, los recursos utilizados, la utilidad
de los temas desarrollados, bibliografía utilizada, etc.


Objetivos:


• Observar la facilitación de los temas, incluyendo metodología,
recursos, bibliografía, etc.


• Acompañar, orientar, reorientar, apoyar el proceso.


• Valorar los efectos de los procesos de conocimientos en el aprehen-
diente






77


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


Actividades:


• Monitoreos


• Valoraciones orales o escritas, individuales o colectivas


• Autoevaluaciones, coevaluaciones


• Heteroevaluaciones


• Aplicación de los aprendizajes.


• Solución de problemas


• Desarrollo de proyectos


• Proyección hacia la comunidad






FUNDACIÓN RIGOBERTA MENCHÚ TUM


78


BIBLIOGRAFÍA


• Aldana Carlos, Hacia una pedagogía para transformar la vida.
Editorial Saqil Tzij. Esedir Mayb’al.


• Aldana Carlos, La Pedagogía Crítica. Editorial


• Aldana Mendoza, Carlos, Desafíos de la Paz. Editorial Universita-
ria.


• Aldana Mendoza, Carlos, El Educador Popular en Guatemala.
SERVIPRENSA.


• Aldana Mendoza, Carlos. Pedagogía General Crítica. SERVIPREN-
SA


• Arredondo. Perez Rivera. Aguirre, Didáctica General. Editorial
LIMUSA.


• B. Scott, Patrick Introducción a la Investigación y Evaluación Edu-
cativa. USAC. Guatemala 2000.


• Centro de Investigación y Educación Popular. “Aprendiendo Algo
Nuevo Cada Día” Editado y publicado por CIEP, Guatemala.


• Diccionario de la Real Academia Española


• Diccionario de Sinónimos Larousse.


• Diccionario Enciclopédico Larousse.


• Diccionario Filosófico


• Diccionario Pedagógico




79


UNA PROPUESTA PEDAGÓGICA PARA TRANSFORMAR


• Duque, Vilma. Forjando Educación para un nuevo milenio. FRMT


• Enciclopedia LAROUSSE


• Freire, Paulo. Pedagogía del Oprimido. Editorial siglo XXI.


• García Laguardia, Jorge Guía de Técnicas de Investigación. Publica-
ciones Cruz O.S.A. México 1979.


• Hernandez Sampieri, Roberto. Metodología de la Investigación.
Editorial Mc Graw Hill. México 2000.


• Leis Raúl, El Arco y la Flecha. “Apuntes sobre Metodología y
Práctica Transformadora” Tercer Edición, mayo 1989. Editado por
ALFORJA, San José Costa Rica.


• Material que se tiene de los módulos del FOMYPE II, del Profesora-
do en Educación para Contextos Multiculturales y del Profesorado
de PRODESSA.


• Núñez, Carlos. La revolución Ética. 1° Edición, IMDEC.A.C. Méxi-
co, octubre 1998. Tenemos la fotocopia


• Olmedo España y otros. Cuadernos Pedagógicos No. 20 Educación
y Utopías. MINEDUC.


• Paulo Freire, La Pedagogía del Oprimido. SIGLO XXI


• Piloña Ortiz, Gabriel Alfredo. Métodos y Técnicas de Investigación
Documental y de Campo. Litografía CIMGRA. Guatemala, 2004.


• Raxché Demetrio Rodriguez y otros. Cuadernos Pedagógicos No. 6
Educación y Poder Compartido. MINEDUC


• Roncal Martínez, Federico. Educar para cambiar y comunicar para
transformar. Editorial Saqil Tzij. Esedir Mayb’al.


• Tecnología de Evaluación Educativa Módulo No. 6. Diplomado en
Innovación Educativa. PRODESSA


• U.R.L. Facultad de Ciencias Políticas y Sociales . Metodología de la
Investigación. Guatemala 2002.


• Vargas Vargas, Laura. Técnicas Participativas para la Educación
Popular. IMDEC








Propuesta pedagogica.indd
Share