Educ Med Salud, Vol. 25, No. 2 (1991) E DUCACION PARA LA SALUD: ASPECTOS METODOLOGICOS...

Educ Med Salud, Vol. 25, No. 2 (1991)


E DUCACION PARA LA SALUD:
ASPECTOS METODOLOGICOS
María Eugenia Casas Donneys'


INTRODUCCION


El presente trabajo plantea una síntesis metodológica del proceso
educativo aplicado al área de salud, y tiene el propósito de difundir el
desarrollo metodológico de una propuesta de educación participativa para
adultos que ha sido ampliamente trabajada con personal de salud y grupos
comunitarios.


En 1982 en Cali, Colombia, un grupo de profesionales de las
ciencias sociales inquietos frente a su quehacer educativo iniciamos un
proceso de búsqueda de metodologías participativas en el área de la edu-
cación de adultos con base en el análisis de las experiencias educativas
utilizadas con grupos de estudiantes de medicina y con sectores populares.
Se logró esbozar una primera sistematización del proceso metodológico que
ha sido enriquecido en la confrontación con la práctica y hoy nos permite
esbozar un avance en los aspectos metodológicos de la educación de adultos.
Este primer intento ha repercutido positivamente en la conformación de
nuevos grupos de trabajo, en la ampliación de la labor educativa con adultos
en diferentes áreas del conocimiento y, específicamente, dentro del sector
salud.


Muchos grupos e instituciones han asumido como propia esta
metodología, la han enriquecido y la han utilizado como herramienta de
trabajo en su quehacer educativo.


En salud la hemos utilizado con estudiantes en formación, con
trabajadores de salud vinculados a los servicios, con grupos comunitarios
variados y de diferentes características socioculturales.


Los resultados favorables observados por cerca de un decenio,


Licenciada en Enfermería, Universidad del Valle, Master en Salud Pública I.D.S., Habana,
Cuba. Residencia en Salud Internacional, OPS, Washington, D.C. Enfermera de la Oficina
de Salud Comunitaria, Instituto de Seguros Sociales, Seccional.Valle, Cali, Colombia.


194




Educación para la salud: aspectos metodológicos / 195


con grupos heterogéneos, nos obligan a sistematizar el conocimiento ob-
tenido y a comunicarlo a personas, grupos e instituciones interesadas en
la educación de adultos.


Consideramos que es un proceso en desarrollo que debe difun-
dirse, aplicarse y enriquecerse con el propósito de transformar el quehacer
en la educación.


ANTECEDENTES


La educación de adultos es tan antigua como el hombre mismo
y su ejercicio se descubre en diferentes etapas del desarrollo social. En la
sociedad primitiva se hacía mediante la transmisión informal de conoci-
mientos en los que jugaban un papel importante los jefes de la tribu y los
consejos de ancianos. Esta se hacía por transmisión oral, a través de los
libros religiosos y códigos morales.


Cuando surge la sociedad de clases, la escuela fija normas y
establece métodos disciplinarios que inciden en la educación para la salud
y que prevalecen hasta nuestros días.


En el siglo XIX los aspectos económicos determinan el carácter
de la educación para la salud. Los países europeos fijan como centro co-
mercial su atención en los puertos de Africa y Latinoamérica. Con la ex-
pansión del mercado internacional europeo, la importancia de los puertos
en el intercambio comercial hace que se generen las primeras epidemias y
surja entonces la necesidad de centralizar las acciones sanitarias a nivel de
las naciones.


Se crean los servicios de sanidad y la educación para la salud,
igual que ellos, adquiere un carácter curativo y de beneficiencia, surgiendo
la imagen de la mujer como enfermera y educadora que prevalece en la
actualidad.


En el siglo XX como eventos económicos importantes aparecen
la gran depresión económica de los años 30 y la Segunda Guerra Mundial.
Hay una contracción del mercado externo y el capital se orienta al sector
industrial.


Para América Latina se adopta el modelo económico desarrollista
y los gobiernos promueven acciones en educación, salud y vivienda.


Se crea la Organización Mundial de la Salud y la Unión Inter-
nacional para la Educación Sanitaria y aparece el primer Parlamento de
Educadores. La educación para la salud pone énfasis en la organización
técnica. Los medios, métodos y los contenidos se orientan a amortiguar los
problemas de salud generados por el modelo económico, haciendo hincapié
en la salud mental y el saneamiento básico. Se ha generado en Latinoa-
mérica un desequilibrio urbano/rural, redundancia de la mano de obra en
las ciudades que son incapaces de generar el sustento de los emigrantes




196 / Educación Médica y Salud · Vol. 25, No. 2 (1991)


rurales. Se comienza a vislumbrar los cordones de miseria en las grandes
ciudades y se inicia el desplazamiento del campo a la ciudad.


En 1959 el triunfo de la revolución cubana pone de presente
que los desequilibrios sociales pueden alcanzar consecuencias políticas.


A nivel económico surgen los programas de la Alianza para el
Progreso, se incrementa el endeudamiento para América Latina y se pro-
mueve la reforma agraria para volver a estimular la producción agrícola.


La educación para la salud se dirige a producir un cambio sin
violencia. Los conten.idos se orientan a atenuar los problemas sociales que
se han agudizado con deterioro para algunos indicadores, como en el caso
del paludismo, la tuberculosis, la salud oral, etc. Se busca disminuir ten-
siones.


En 1962 se difunde en Latinoamérica la falacia de la explosión
demográfica, cuyo objetivo es reducir la natalidad. El interés educativo se
vierte hacia la educación sexual y se incorporan los avances tecnológicos
en materiales audiovisuales para apuntalar cambios de conducta en la po-
blación.


En 1980 en el nivel económico se reduce el capital invertido en
la industria, y en Latinoamérica aumenta desproporcionadamente la deuda
externa al punto de ser declarada impagable. Sobreviene la crisis de ali-
:mentos y se comienzan a reducir los presupuestos de salud, tendencia que
lhoy se mantiene. Centroamérica se vuelve el centro de conflictos, triunfa
la revolución nicaragüense y se agudiza el conflicto en El Salvador.


Frente a esta situación surgen las propuestas internacionales para
el Tercer Mundo. Se propone la meta de Salud para todos en el año 2000
con sus dos estrategias básicas: atención primaria y participación comuni-
taria.


La educación para la salud busca cambios de comportamiento
para mejorar las condiciones de vida. Los contenidos se orientan al auto-
cuidado y al bienestar. A nivel tecnológico se emplean los medios masivos
de comunicación con el propósito de incrementar las coberturas.


Esto y la democratización del Cono Sur, a partir de la superación
de los gobiernos militares dle hecho, hace que surjan como alternativas la
educación participante y la educación permanente, concepto acuñado y
desarrollado en este decenio. A nivel tecnológico se incorporan a la edu-
cación los avances de la computación y de sistemas y se promueve la edu-
cación no presencial, la teleconferencia y la educación a distancia., que son
el reflejo de los avances tecnológicos alcanzados.


La educación para la salud abarca al personal en formación, a
los trabajadores de salud vinculados a los servicios y a la comunidad.




Educación para la salud: aspectos metodológicos / 197


¿COMO SE GENERA EL CONOCIMIENTO EN LA EDUCACION
PARA LA SALUD?


El conocimiento en educación para la salud pretende reemplazar
el saber popular por el saber médico; sin embargo, no brinda herramientas
para interpretar la realidad y transformarla.


Los programas de educación para la salud parten de un diag-
nóstico técnico-estadístico de la enfermedad, buscan desarrollar conductas
individuales frente a la patología, no hacen un diagnóstico científico social
que permita identificar factores causales, se refieren fundamentalmente a
la historia natural de la enfermedad, desconociendo su historia social, en-
focan el problema y las acciones como cuestiones institucionales para fi-
nalizar culpando al individuo y responsabilizándolo de su propia salud.


Sin embargo, existen prácticas diferenciales de la educación para
la salud. En la medicina privada esta se orienta a crear un modo de conducta
que genere nexos permanentes con el paciente. Se promueve una depen-
dencia médico/paciente, fundamentada en razones económicas.


En la medicina de los trabajadores la actividad educativa se re-
duce para que no afecte la producción. Los mensajes se dirigen a la pro-
tección del ambiente, al establecimiento de juicios, a la no desviación de la
norma y a reducir el riesgo individual. Las técnicas educativas empleadas
tienden a aumentar la velocidad y la cobertura para no afectar la produc-
.ción. No es coincidencia que en salud ocupacional circulen gran cantidad
de afiches, folletos y mensajes.


En la medicina comunitaria la educación se orienta a modificar
conductas y a modificar el ambiente mediante técnicas más variadas, como
las reuniones, exposiciones, demostraciones, etc.


A nuestro juicio la medicina comunitaria puede adquirir un ca-
rácter transformador que apoye el cambio social; sin embargo, la mayoría
de las veces se dirige a la patología, a vender servicios y a incorporar a la
población al mercado médico.


FUNDAMENTOS DE LA EDUCACION PARA LA SALUD


La educación para la salud debe considerar:


* Las experiencias, criterios e intereses de los distintos grupos en
cuestiones sanitarias e higiénicas.


* Las leyes de las ciencias pedagógicas y psicológicas que servirán
de orientación para conocer el sujeto-el método y los conte-
nidos.


* La necesidad de una selección y aplicación científica de conte-
nidos, métodos y medios que permitan elevar su efectividad.


* Para esto es necesario saber que la educación para la salud es




198 / Educación Médica y Salud * Vol. 25, No. 2 (1991)


un trabajo en equipo multidisciplinario, en el que confluyan las
diferentes cierncias en que basa su fundamentación, a saber:


a) Fundamentos filosóficos: Que orientan y dirigen el proceso
educativo. Se debe abocar la unidad o desintegración de los factores bio-
lógicos y sociales.


b) Fundamentos económicos y legales: Aquí es importante la
consideración de la salud como un derecho de los ciudadanos y, en con-
secuencia, la educación y comunicación deben mostrarla como responsa-
bilidad del Estado.


c) Fundamentos sociológicos y socialpsicológicos: Que permi-
tan identificar fenómenos que influyen en la salud y en la cultura y aplicar
los métodos, los conocimientos y las técnicas de estas ciencias al proceso
educativo.


d) Fundamentos pedagógicos y psicológicos: Son los que nos
permiten perfilar métodos., contenidos, medios y particularidades de la
conducta y las motivaciones.


e) Fundamentos médicos: Los conocimientos médicos consti-
tuyen la base del contenido de la educación para la salud.


Teniendo presente que la educación para la salud es una acti-
vidad condicionada socialmente, su concepción y su abordaje debe ser am-
plio y multidisciplinairio.


Finalmente, debemos reconocer que la educación es un medio
para promover y fortalecer las organizaciones sociales y propiciar el de-
sarrollo de procesos de participación comunitaria. La relación docente-
estudiante debe estar basada en la interacción sujeto-sujeto que permita
emprender conjuntamente acciones para transformar la realidad..


REFLEXIONES PARA LA. CONSTRUCCION DE UN NUEVO
MARCO CONCEPTUAL DE LA EDUCACION PARA LA SALUD


La educación para la salud es la combinación de actividades
informativas, formativas y de propaganda orientadas al fomento, cons-
trucción, conservación y restablecimiento de la salud y de la capacidad de
rendimiento del hombre y a alargar una vida con calidad humana.


La educación para la salud parte de la formación ideológica y
cultural de los grupos para crear una conciencia científica que se preocupe
tanto por la salud individual como social. No es un asunto personal sino
un deber social y se orienta a estimular la acción de amplias capas de la
lpoblación hacia la protección de la salud como un bien social.


Sus objetivos son: Formación de una personalidad armónica e
integral: formar hombres conscientes, activos y capaces, saludables y cultos
para transformar la sociedad y a sí mismos.


Conseguir una elevada cultura en salud orientada a:




Educación para la salud: aspectos metodológicos / 199


* Mejorar las condiciones físicas y mentales.
* Evitar conductas perjudiciales.
* Participar activamente en el mejoramiento de las condiciones de


vida, laborales y comunitarias.
* Restablecer la salud.
* Aprovechar las posibilidades de asistencia social y sanitaria.
* Desarrollar conocimientos que permitan asumir conductas cons-


cientes.


Para lo anterior se requiere una pedagogía que:
1. Se oriente a consolidar las organizaciones autónomas.
2. Que emplee los medios de comunicación en donde los gru-


pos produzcan mensajes y contenidos.
3. Que tome la realidad y el diálogo como punto de partida


del proceso educativo.
4. Que permita romper el silencio en que han vivido los sectores


marginados y les permita tener aprecio por sus opiniones.
5. Que permita a los sectores populares penetrar en su propia


realidad, visualizar sus necesidades y emitir sus propios mensajes.
6. Que permita a los grupos educarse a través de su práctica


social e ir construyendo y asimilando el conocimiento a medida que refle-
xionan sobre su propia práctica.


METODOS APLICABLES A LA EDUCACION PARA LA SALUD


La educación para la salud admite dos tipos de categorías, formal
y no formal. Sin embargo, es preciso tener en cuenta:


* Las enseñanzas en salud para ser efectivas deben ser simples:
"Si lo oigo lo olvido, si lo miro lo recuerdo, si lo hago, lo sé".


* Aprender haciendo.
* Aprendizaje por descubrimiento.
* Aprendizaje mutuo.
* Aprendizaje por confrontación.
* Autodirección del proceso.


METODO DE EDUCACION PARTICIPANTE


Los principios que guían esta educación son los siguientes:
* Comunicación dialogística.
* Interacción educando-educador.
* Rescate y valoración de costumbres y expresiones populares.




200 / Educación Médica y Salud * Vol. 25, No. 2 (1991)


* Conocimiento a partir de las experiencias de vida, de trabajo y
el transmitido a través de generaciones.


* Creatividad.
* Integración de la medicina popular e institucional.
* El conocimiento surge de la práctica y regresa a la práctica.
* Debe basarse en la pregunta, la reflexión y la crítica.
* No se centra en contenidos sino en el proceso.
* El alumno es el centro de la labor educativa.
* El educando es un producto de un medio social, económico y


cultural.
* Es un proceso democrático y liberador.


Las cinco fases del proceso consisten en:
1. Percepción subjetiva: Mediante ella se confronta al alumno


con el tema, fenómeno o situación.
2. Problematización: Permite confrontar la variedad de opi-


niones en el grupo.
3. Instrumentación: Se incorporan nuevos elementos y meto-


dologías.
4. Reinterpretación: Nueva forma de ver el fenómeno.
5. Planeamiento de una nueva práctica: Permite confrontarnos


con el quehacer y emprender acciones para transformar la realidad.


MOVIMIENTOS DENTRO DEL PROCESO EDUCATIVO


En el proceso educativo confluyen movimientos que es necesario
tener en cuenta. Estos son:


* La vida del sujeto: Es necesario retomar los elementos de la vida
concreta del sujeto, su comunicación, su lenguaje, sus circuns-
tancias e intereses, etc.


* Momento pedagógico: Es el espacio y tiempo de que disponemos
para sistematizar experiencias y compartirlas.


* Seguimiento: Dar continuidad a la realización de acciones em-
prendidas para transformar el quehacer y la realidad.
Los métodos que hemos encontrado de mayor efectividad son:
1. Trabajo individual y trabajo colectivo: El1 trabajo individual


permite reafirmar al individuo y el colectivo confrontarlo en la construcción
de un mensaje común.


2. El juego: A través del juego los niños aprenden a caminar,
¡a hablar, a conocer el mundo y cuando son adultos esta posibilidad es
castrada socialmente. El incorporar elementos lúdricos al proceso educativo
es recuperar algo propio del ser humano y es abrir posibilidades de com-




Educación para la salud: aspectos metodológicos / 201


partir y de incorporar actitudes dinámicas. Favorece el conocimiento, el
intercambio y es un aporte positivo en la construcción del conocimiento.


3. Diálogo: El lograr un verdadero diálogo entre docente y
estudiantes favorece la construcción de un mensaje común.


4. Producción y utilización de material educativo: El grupo
debe participar en la producción y selección de material educativo para
que este consulte su realidad sociocultural y pueda ser asimilado.


5. El trabajo: Cada experiencia educativa debe permitir for-
mular un trabajo concreto que modifique el quehacer y pueda transformar
la realidad. En esta forma se vincula el conocimiento con la práctica.


CONFRONTACION DE ESTILOS EDUCATIVOS


Característica


Enfasis


Concepción
Pedagogía
Educando
Eje
Relación


educador-
educando


Objetivo evaluado
Función educativa


Características


Docente
Participación
Crítica
Error
Recursos de apoyo


Valor


Objetivo
Filosofía


Método tradicional


En contenidos y resultados


Bancaria y manipuladora
Exógena al sujeto
Objeto
Texto, profesor y examen
Autoritaria y paternalista


Entrenar-demostrar-repetir
Transmitir conocimiento y


modificar conductas
Transmitir, informar,


persuadir
Vertical
Instructor
Mínima
Bloqueada, evitada
Falla
Se basa en la tecnología y


medios
Obediencia, competencia,


lucro y utilitarismo
Acatamiento
Adaptación
Reproducción social


Método participativo


En el proceso de
enseñanza-aprendizaje


Transformadora
Endógena
Sujeto
Sujeto educativo y grupo
Auto-gestión


Pensar-transformar
Reflexión


Diálogo


Horizontal
Facilitador, animador
Máxima
Estimulada
Se asume
Se usan como generadores,


motivadores
Solidaridad, cooperación


Transformar


Cuestionar el ¿por qué? y
el ¿para qué?


BIBLIOGRAFIA


Barreiro, J. Educación popular y proceso de
concientización, 6a ed. Mexico, Siglo XXI,
1979.


Cardaci, D. Educación para la salud: Evolución
histórica, Tomo 1. Santo Domingo, Colec-
ción Sespas, 1980.


Casas, M.E. Análisis conceptual y dificul-
tades de la educación para la salud. Cali,
Colombia, 1985.


Casas, M.E. Educación para la salud. Po-
nencia presentada a la Primera Jornada
Científica en Conmemoración del Día de
la Enfermera. Cali, mayo de 1986.




'202 / Educación Médica y Salud V


Cirigliano, G. y Paldao, C. La educación de
adultos: Hipótesis y perspectivas. Educ Méd
Salud 12(2):105-115, 1978.


Crespo, V. y Pérez E. Programa para el me-
joramiento de la educación, la salud y el
ambiente promesa. CINDE-Medellín,
Colombia, 1979.


Educación comunitaria en salud: Evalua-
ción de los programas actuales, nuevas
orientaciones y estrategias. Discusiones
Técnicas de la XXVII Reunión del Con-
sejo Directivo de la OPS. Bol Ofic Sanit
Panam XC(4):283-303, 1981.


Gallardo, L.D. Algunas tendencias de la
educación y participación comunitaria en
salud en América l.atina. Bol Ofic Sanit
Panam 96(4):314-325, 1984.


Gimenez, G. Notas para una teoría de la
comunicación popular. Documento mi-
meografiado, s.d.


Mejía, M.R. Educación popular. Aportes para
la discusión. CINEP. Documento Ocasio-
nal No.28, Bogotá, Colombia, 1985.


Ministerio de Salud Pública de Colombia.
Encuentro Nacional de Promotoras de
Salud. Fusagasugá, Colombia, 1985.


Ministerio de Salud Pública de Cuba. Dic-
cionario terminológico de educación para
la salud. La Habana, Cuba, 1984.


Ministerio de Salud Pública de Cuba. Ma-
nual de educación para la salud. La Ha-
bana, Cuba, 1985.


Organización Panamericana de la Salud. La
Salud del niño en las Américas. Compro-
miso de los Pueblos y sus Gobiernos.
Washington, D.C., 1984.


Rice, M. Educación en salud. Cambio de
comportamiento, tecnologías de comu-
nicación y materiales educativos. Bol Ofic
Sanit Panam 98(1):65-69, 1985.


Kaplun, M. El comunicador popular. Do-
cumento mimeografiado, s.d.


Viezzer, M. Si me permiten hablar... Tes-
timonio de Domitila. 5" ed., México, Siglo
XXI, 1980.


Werner, D. y Bower, B. Aprendiendo a pro-
mover la salud. California, Estados Uni-
dos de América, 1984.


ol. 25, No. 2 (1991)




Educ Med Salud, Vol. 25, No. 2 (1991) E DUCACION PARA LA SALUD: ASPECTOS METODOLOGICOS...
Share